Donde estás?

Las hojas crujen
bajo mis pies
al caminar
bajo la alameda.

El amarillo ocre
se detiene
al borde
del arroyo,
como si aquel
les dijera
a las hojas
cuando el viento
las lleva
sobre su lecho
que deben
acompañar,
sin deshacer
la armonía
del lugar.

Me detengo
y observo
el manto amarillo,
pienso en ti
recuerdo eterno,
cuando juntos
entrelazando
nuestras manos
caminábamos
por este
mismo lugar,
no puedo
evitar toda vez
que lo hago,
creer verte,
y así es
que una lágrima
como si
pareciera
un beso
dado al aire,
pretende
volver
a encontrarte.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s