Espacio: Nozomi, la historia de un fracaso japonés en las investigaciones de Marte.

Cuando hoy el rover Perseverance y el helicóptero Ingenuity exploran Marte, toca también recordar una misión que no cumplió con el objetivo.

Si deseas profundizar  en esta entrada; cliquea por favor donde se encuentre escrito en “azul”. Muchas gracias.

La exploración y colonización de Marte es objetivo de la Tierra desde hace varios años. Hoy, el rover Perseverance y el helicóptero Ingenuity de la NASA están analizando al planeta rojo, y hay misiones de países como Emiratos Árabes Unidos y China trabajando en su órbita.

Pero también toca recordar una misiones que no cumplió con el objetivo. Nozomi, lanzada el 3 de julio de 1998 por la Agencia Japonesa para la Exploración Aeroespacial.

El proceso para su diseño, como explica el portal Kripkit, comenzó en 1992, basado en el éxito de la sonda Suisei en la exploración del Cometa Halley en 1985. Su lanzamiento, inicialmente, fue programado para 1996, pero se movió dos años por problemas en el desarrollo del cohete M-V.

Nozomi, “Esperanza” en japonés, tenía como meta el estudio de la atmósfera externa de Marte y su interacción con el viento solar. Le correspondió a la Universidad de Tokio su construcción, junto con la agencia nacional.

Una sonda de 258 kilogramos, fue lanzada a bordo del cohete M-V, entrando en una órbita geocéntrica con un perigeo (punto más cercano al centro de la Tierra) de 340 kilómetros y un apogeo (punto más alejado) de 400 mil kilómetros.

El fracaso de la misión japonesa a Marte

Luego de realizar dos sobrevuelos lunares para incrementar el apogeo de su órbita, una válvula de la nave tuvo problemas, perdiendo parte del combustible. Estaba previsto que acelerara para alcanzar la trayectoria, pero sin combustible, no pudo.

En palabras de El País en su edición del 10 de diciembre de 2003, “la nave se encontraba fuera de su trayectoria marcada, y sin apenas combustible, de forma que los investigadores japoneses tuvieron que usar las últimas gotas en el depósito para tratarla de colocarla en el rumbo correcto. Al fracasar, tuvieron que aceptar que la misión había concluido”.

Ilustración de la sonda japonesa Nozomi, con destino a Marte.

El objetivo era alcanzar Marte el 11 de octubre de 1999: luego se cambió el plan, para que permaneciera en una órbita heliocéntrica durante cuatro años.

Para el 21 de abril de 2002, durante una aproximación a la Tierra, las llamaradas solares dañaron los sistemas de comunicación y energía de la sonda.

Llegó a sobrevolar el planeta rojo, ya libre, pero se perdió en la inmensidad. Lo más curioso: la sonda continúa activa.

JAXA está trabajando con una misión denominada MMX (Martian Moon Explorer), para determinar el origen de las lunas marcianas. Su lanzamiento estaba previsto para 2022, y luego se movió para 2024.

Imagen de portada: Ilustración del planeta Marte (MARK GARLICK/SCIENCE PHOTO LIBRA/Getty Images/Science Photo Libra).

FUENTE RESPONSABLE: Fayer Wayer. Por Kiko Perozo. 3 de julio 2022.

Espacio/Marte/Japón/Ciencia/Tecnología

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s