Poemas famosos de Arthur Rimbaud

Rimbaud escribió aproximadamente entre los 14 y los 19 años. Este periodo bastó para convertirse en el epítome de la poesía moderna. Un cometa que iluminó los cielos franceses por pocos años y cuya estela influye aún hoy todo intento artístico. En Espectáculos BCN recopilamos lo mejor de su obra y te presentamos aquí los poemas famosos de Arthur Rimbaud y las obras más importantes.

Si deseas profundizar esta entrada; cliquea por favor donde se encuentre escrito en “azul”. Muchas gracias.

Rimbaud es el quid para entender el derrumbe del romanticismo y el nacimiento del post romanticismo, que concentraría casi toda la vanguardia moderna. Su poesía sinestésica y rotunda es un eterno canto a lo diferente y lo subversivo. L´e enfant terrible no llegaría a los 40 años y en su periodo de poeta apenas llegó a la adolescencia.

Arthur Rimbaud, poemas famosos

Aun así, marcó a sus contemporáneos quienes le reconocieron como el axioma de la poética moderna. Los poetas en grupos tan diversos como los decadentistas, surrealistas y beat le reconocieron como precursor. Reconocido entre los poetas franceses más importantes de todos los tiempos. Sigue leyendo y descubre este genio y sus poemas mas famosos.

Antaño, si mal no recuerdo

Pertenece a una de sus obras representativas Una temporada en el infierno. Es un poema de estructura larga dividido en 8 cantos, en los primeros describe la infamia del personaje y su debacle personal. Rimbaud construyó este canto como una justificación para el resto de la historia del poema.

Diversas frases de este poema son famosas, pero la siguiente, sobre todo, demuestra la consistencia de su poesía. Y es que se convirtió en una declaración de principios y la columna de muchas de las corrientes literarias venideras:

“Una noche, senté a la Belleza en mis rodillas. —Y la encontré amarga.— Y la injurié”

Rimbaud se inscribe a grandes rasgos en la corriente postromántica que pretendió unificar los ideales románticos y los realistas. En Antaño, si mal no recuerdo enuncia las primeras líneas de lo que poco a poco transformaría el arte y es la rebeldía ante el concepto de belleza.

Rimbaud, como simbolista, nos presenta una realidad que debemos descifrar y usa las correspondencias para significar cada palabra. Pero, como precursor del surrealismo, quiere librarse de toda atadura social y moral. La poesía de Rimbaud suele hacer uso de un personaje que presenta con palabras agraciadas, las ruindades de su vida.

El baile de los ahorcados

El contexto histórico en el que vivió Rimbaud no dejó de influirlo. De hecho, en uno de sus muchos escapes de la vida ordinaria se enlistó en el ejército. El baile de los ahorcados, es un poema sombrío que dibuja, a través del símbolo, el desajuste sensorial que la guerra provoca en el individuo.

El uso de imágenes demenciales y demoniacas nos acercan a su impresión de la guerra en los uniformados serviles. También podemos notarlo en un satán que ordena una guerra que no se sabe si es batalla o danza. Lo cierto es que, Rimbaud atravesó su obra siempre también de un humor muy negro. Recursos como la antítesis poética eran recurrentes en su obra. En este poema hallamos versos melancólicos y críticos ante la guerra que se contraponen al baile y estructura rítmica del poema.

Arthur Rimbaud, el alma inquieta de un joven poeta francés.

El barco ebrio

Con este poema se presentó ante quien, a futuro, se convertiría en su amante y atacante, Paul Verlaine. Con apenas 17 años, Rimbaud le envió este poema a Paul Verlaine. Impresionado por el portento poético, Verlaine le convida a su casa, donde terminan por enamorarse y escapar juntos.

El barco ebrio, según algunos críticos, presenta una lectura casi profética de la obra y vida de Rimbaud. Un barco, el narrador, lleno de grandes aspiraciones, es liberado viviendo experiencias diversas, termina llenándose lentamente de agua, navegando ebrio.

Rimbaud, como el barco, deseó fervientemente librarse de las ataduras y las guías, para aventurarse solo. Pero los sucesos y desventuras lo colmaron hasta parecer andar sin rumbo. Finalmente, decidió alejarse definitivamente de la poesía, pues carecía ya del entendimiento que le dio en los primeros años.

Delirios I: La virgen loca y el esposo infernal

Es parte de Una temporada en el infierno y muchos de sus estudiosos piensan que es directamente asociable a su relación por Verlaine. Rimbaud, como el esposo infernal, y Verlaine la virgen loca. En la época era castigada la sodomía, Rimbaud, entonces, describió a una esposa, que tal vez fuese Verlaine. La virgen, acompañada por otras tantas, parecen una referencia a la parábola bíblica de las 10 vírgenes.

Y mientras esta parte del relato avanza, pueden encontrase cada vez más símbolos autobiográficos de la relación entre ambos. Es un texto denso y turbio, describe la relación tormentosa y dañina que se desarrolló entre ellos. Algunos estudiosos creen que podría, también, ser una forma de confrontarse ante dos aristas de su propia personalidad.

04 – Delirios I; La Virgen Loca, El Esposo Infernal – Una Temporada en el Infierno – Arthur Rimbaud

Arthur Rimbaud: obras más importantes

Rimbaud tuvo un periodo activo en la literatura muy corto, y poca obra poética. Pero, tan contundente son sus letras que marcaron un hito en la literatura, e impresionaron a los más grandes literatos. Entre las pocas obras que se publicaron de su trabajo están:

Una temporada en el infierno

La estructura de esta obra es similar a la de la Divina Comedia dantesca. Dividida en varios cantos, describe el viaje esotérico de un personaje que se interna en las profundidades de un infierno personal. El contenido de esta obra está enteramente inspirado en la temporada que pasó junto a Verlaine, su amante y compañero poeta. Ambos desarrollaron una relación complicada y violenta que inspiró “La virgen loca y el esposo infernal”.

La carga simbólica de texto la convirtió en la pionera del simbolismo, y a su vez del decadentismo. Esta es su producción poética más reconocida, lo llevo a la cumbre de los círculos intelectuales y bohemios de su época. Sin embargo, después de su escritura decidió alejarse para siempre de las letras. La escritura y la poesía ya no encarnaban la libertad y plenitud para su espíritu que antes sentía.

Cartas del vidente

Más que una obra poética, esta compilación de correspondencia y escritos personales se consagra dentro de la teoría literaria. Rimbaud expone su teoría del “Yo es otro”. Esta concepción de la otredad, de la empatía sinestésica del poeta dio forma a la poética moderna.

La compilación se conoció posteriormente como Cartas del vidente porque Rimbaud personifica al poeta como un vidente. Una especie de médium entre su propio yo y la otredad. La teoría que propone Rimbaud sobre el oficio poético considera que el poeta debe vivirlo y sentirlo todo. Esas experiencias deberán convertirse en una exaltación de los sentidos, que decante en el poeta como alquimista de la palabra. El alquimista/poeta, según Rimbaud, usará las sensaciones que la experiencia propia o empática de la otredad le permitan, para dirigirse a la perfección.

Las cartas contenidas en esta obra fueron compartidas por dos de sus amistades más cercanas: Demeny y Izambard. Sin embargo, la relación con Izambard terminó abruptamente después de la ultima correspondencia donde explicaba el proceso alquímico del poeta.  Izambar pensó que el poema adjunto a la misiva como ejemplo de su argumento era una burla. El corazón atormentado, poema usado por Rimbaud ejemplificando su argumento, es uno de las primeras creaciones simbolistas de la época.

Cartas del vidente: yo es otro

La cuestión de Rimbaud, su teoría poética, no debería ser entendida como una lucha entre razón y sensación. Más bien, como una cuestión de conocimiento de la realidad. El concepto del otro, de la “otredad”, en Rimbaud es una crítica a uno de los cimientos esenciales del pensamiento occidental moderno: el yo, el individuo.

Rimbaud cree que el “yo”, la esencia del ser, no es un don. No es una materia que cada uno posea desde el nacimiento, sino más bien una construcción. El individuo construye su propio yo a través de las experiencias que tiene y su propio autoconocimiento. Así, cree también Rimbaud, al mejor estilo sartreano, que convirtiéndose en el propio objeto de estudio puede convertirse a sí mismo en otredad. El poeta puede situarse fuera de su propia perspectiva y razón para observarse desde afuera, como quien mira a otro.

Imagen de portada: Gentileza de Espectáculos BCN

FUENTE RESPONSABLE: Libros y literatura. Por Aimara Villanueva. 6 de julio 2022

Sociedad y Cultura/Literatura/Poesía/En memoria/Arthur Rimbaud

Un comentario sobre “Poemas famosos de Arthur Rimbaud

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s