Has venido…

Regalo inmenso me has hecho
con esta visita tan inesperada,
he de preguntarte si has vuelto
para quedarte nuevamente a mi lado
o solo es para despedirte al haberte
enterado de este mal que me aqueja.

Si es lo último lo que ha provocado
el volver a verte, por favor date la vuelta
déjame solo recordar aquellos días
en que fui feliz al jugar entre mis dedos
con tus cabellos tan rubios como trigal
transformado en un manto impenetrable
protector de miles de sueños compartidos.

No me regales una sola lágrima
no…no la merezco porque se que solo yo
he sido el imbécil que ha sabido perderte.

Déjame recordarnos imperturbables
caminando entre curvas de calles adoquinadas
llegando a “lo de Fidel” para bebernos dos raspa´o
entre las gentes que cantaban y bailaban alrededor

que para nosotros eran solo un rumor
casi invisible y molesto
para esos besos profundos que nos dábamos
después de cada sorbo
junto a ese palpitar
de corazones desenfrenados que deseaban
que nuestros cuerpos se penetraran
sin miramientos para toda la eternidad.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s