Nada te detendrá

Se han marchado todas las hojas de los árboles
solo me queda un puñado de palabras ciegas,
en este gélido y sombrío invierno que se esfuma
para intentar detenerte en tu huida hacia el vacío.

Deviene tu mirada en una sombra inescrutable
como un monolítico portal que deseas cerrado,
el rencor te ciega sesgando toda posibilidad
de volver atrás sin pedir perdón a quien te ama.

Hoy cuando partas, partirán contigo todas las calles
así como los más largos crepúsculos compartidos,
se perderá tu nombre que fue nombre del invierno
quedando la tenue flama de la hoguera, la misma
que supo acompañarnos noche a noche en encuentros
únicos que se transformaran en caballos de silencio.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s