Superfluo

Estoy en el bar de siempre,

muy cerca de Puerto Madero,

barrio paquete en que algunos

viven porque han estafado

la moral de tantos otros.

Vivimos con la filosofía

derrochando cada noche

frases a flor de labios,

pero inmunes somos

para cambiar aunque

mas no sea nuestra vida,

haciéndola más cercana

para aquellos 

que más lo necesitan.

Somos hidalgos miserables

con rumbo oscuro 

hacia un nuevo horizonte,

trimando tiempos y recuerdos

y seguimos sin encontrar el norte.

Debería venir una luz cegadora

esa que tememos porque creemos

que no es la aurora sino la señora

cumpliendo su tarea de limpieza.

Pero nada ya nos conmueve,

ya que la desgracia la tomamos

como una realidad de cada día,

razón por la que permanecemos

inmutables e impávidos

ante los dolores de los otros.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s