5 poemas de Una mujer en la garganta, de Marwan.

Una mujer en la garganta (Planeta) es una reivindicación de los amores pasionales y de la belleza, pero también una auto reivindicación poética, mundo en el que Marwán se siente un apátrida al no reconocerse dentro de ninguna tradición. Amores que caminan por el angosto filo de la insensatez y no acatan las normas, legiones de sentimientos, delitos que se cometen a espaldas de la rutina, sonetos, aforismos, reflexiones en torno al quehacer poético, el vuelo de un poeta llamado Ícaro. Eso es este libro. 

Zenda reproduce 5 poemas de Una mujer en la garganta, de Marwan.

DISCÍPULO DE ÍCARO

Me habría gustado ser discípula de Ícaro.

RAQUEL LANSEROS

El día que hayan de enterrarme

sean bondadosos

y al esculpir mi lápida

no me encierren en una sola frase,

hagan el esfuerzo:

Asiduo perdedor en asuntos de amor,

jamás tuvo un buen plan de desalojo para la tristeza.

Demasiado preocupado por gustarle a los demás,

fue un hombre sin más guerras que las propias,

pero un día consiguió moderar sus pleamares

y ya no se le vio por otros ojos.

Discípulo de Ícaro,

siempre prefirió la mirada de las mujeres

porque los hombres le recordaban demasiado

a sus defectos de montaje.

No se le conoció habilidad alguna para superar las decepciones

y en sus relaciones siempre prefirió un desengaño a la rutina

y la potencia a la extensión.

Sabía que ninguna red social podía albergar enteramente un corazón

y que la canción de autor sin poesía es un pájaro con un ala rota.

Nunca estuvo en venta

y siempre sintió un odio visceral por las brújulas,

por no señalar la dirección de la utopía.

Compasivo con casi todos,

solía olvidar a la hermana Compasión al hablarse por las tardes.

Un día al parecer lo logró

y se perdonó no haberse sabido perdonar.

Veloz para el amor y lento para olvidar,

prefirió sentir a comprender

y se hizo tan adulto que se pasó el resto de su vida

tratando de volver a ser pequeño, tratando de pintar igual que un niño.

EL CABALLO DE TROYA

Dicen que el amor es una fortaleza.

Y claro que lo es.

Lo que sucede es que el desamor

espera paciente su momento

y encuentra la manera de penetrar

llevándose todo por delante.

Nos dicen que el amor es una fortaleza

y eso lo tenemos claro.

Lo que nadie nos explica

es que el desamor

es el Caballo de Troya.

COVID-19

Antes

a todo joven

que osaba

asomarse a la realidad

para lanzar, un rato después,

piedras de juventud

contra toda cabeza visible del sistema,

le soltaban

la misma basura de siempre:

Sois una generación

nacida sobre sábanas de seda,

no habéis tenido

que luchar por nada,

no sabéis del hambre

ni las guerras,

no habéis leído libros prohibidos

a la luz de una vela,

no habéis sufrido,

qué derecho tenéis de quejaros.

Aquí tenemos nuestra guerra,

nuestro búnker,

la ansiedad entre paredes,

los abrazos pospuestos,

la fatal incertidumbre por el padre,

la risa bulímica de la tarde,

el temor sin apellidos,

los muertos sin velatorio,

el trabajo que se fuga entre las manos.

Y antes también

el bolsillo aullando en los inviernos,

las vidas en centímetros cuadrados,

el gris perpetuo de las fábricas,

MERITOCRACIA

Tanta gente con talento sin contactos.

Tanta gente con contactos sin talento.

LA DESCONFIANZA

Crecerá como un tumor silencioso,

hasta que la duda acabe ocupando toda la casa

con su gas amarillo.

El idioma de los malentendidos

llenará de rumores la partitura de la tarde

y los restos de aquella intimidad

colgarán como un cuerpo ahorcado

en el árbol del pasado.

La sombra de la traición

susurrará nuestros nombres

por los vanos pasillos del futuro

y no habrá ya hechos suficientes para desmentirla.

Nadie encontrará ya las sensaciones perdidas

ni será capaz de apagar el altavoz de los oscuros pensamientos.

El silencio dejará su metal helado sobre la mesa

y eso bastará.

Una vez inoculado el veneno

no hay antídoto que nos devuelva la suave bruma de la calma.

Hay que aceptarlo: la desconfianza es un puñal clavado

en el costado de lo irreversible.

—————————————

Autor: Marwán. Título: Una mujer en la garganta. Editorial: Planeta. Venta: Amazon

Imagen: Cubierta de “Una mujer en la garganta”

FUENTE RESPONSABLE: Zenda. Apuntes, Libros y Cía. Por Laura Di Verso. Editor: Arturo Pérez-Reverte. 11 de abril 2021.

Sociedad y Cultura/Literatura/Poesía.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s