Natalie Wood; caso abierto.

“ Quiero que se haga justicia con mi hermana, que Robert diga la verdad”

La muerte de la actriz sigue siendo uno de los grandes misterios de Hollywood. Cuando se cumplen 40 años, su hermana revisa el caso y aporta nuevas pistas. Ella misma nos lo cuenta.

Natalie Wood tenía 42 años cuando murió. Había debutado en el cine a los 4 y se había convertido en una estrella tras West Side Story y Esplendor en la hierba. Pero en noviembre de 1981 se encontraba en ese lugar difícil para cualquier actriz, como dice su hermana Lana, «atrapada en la cruel transición entre ser una ‘gran estrella’ y que pregunten ‘¿quién era?’».

En la última semana de noviembre, Wood y su marido, Robert Wagner, junto con el actor Christopher Walken, salieron a navegar frente a la costa de California en el yate de la pareja, Splendour. A primera hora de la mañana del 29 de noviembre, el cuerpo de la actriz fue encontrado flotando en una cala de la isla de Catalina.

Han pasado cuatro décadas y la muerte de Wood ha sido una fuente de especulación permanente. Libros, documentales y cientos de artículos han girado en torno a la misma pregunta: ¿fue un accidente? ¿Se cayó o la empujaron? Estas cuestiones han atormentado a Lana Wood. La hermana de la estrella acaba de publicar un libro, Little sister, donde trata de averiguar qué ocurrió y expone nuevas pruebas que han salido a la luz.

¿Se cayó o la empujaron?

  ¿Se cayo o la empujaron? Lana Wood, hermana de la actriz es quien      

  reclama que se aclare el caso en su libro “my little sister”.                                   

Lana ahora tiene 75 años, pero su rabia por la muerte de su hermana y por el hombre a quien cree responsable no ha disminuido.

Los padres de Natalie y Lana eran emigrantes rusos que se instalaron en Estados Unidos tras la revolución. Su padre, que trabajaba haciendo decorados en Hollywood, era un hombre atormentado por el exilio. Su madre, una mujer dominante que no se detenía ante nada con tal de convertir a Natalie en una estrella. Lana recuerda que, una noche, ella y su madre llevaron a Natalie al hotel Chateau Marmont. Mientras ellas esperaban en el coche, Natalie estuvo en una habitación donde la esperaba Kirk Douglas. Según Lana, su hermana volvió «despeinada y muy alterada». Años más tarde, Natalie le confesó que Douglas había abusado sexualmente de ella. Solo tenía 15 años.

Cuatro años después de esa sórdida noche, Natalie se casó con Robert Wagner. Corría el año 1957, y Los Angeles Times los describió como «la pareja más fotografiada y envidiada desde Wallis Simpson y Eduardo VIII». Un lustro más tarde, sin embargo, ella y Wagner se divorciaban después de que Natalie encontrara a su marido en lo que Lana describe como «una posición muy comprometida» con su mayordomo, una acusación que Wagner siempre ha negado.

Kirk Douglas abusó sexualmente de Natalie cuando tenía 15 años, según su hermana

Tras la ruptura, Natalie tuvo varias aventuras, hasta que en 1969 se casó con el productor Richard Gregson, con quien tuvo una hija y del que después se divorció.

En 1972, Natalie se casó por segunda vez con Wagner. «Cuando anunciaron que se volvían a casar, le dije a mi hermana: ‘¿Qué diablos está pasando?’. Y ella me contestó, con toda seriedad: ‘A veces lo malo conocido es mejor que lo bueno por conocer’. Le dije: ‘¡Eso no es razón para casarse!’. Sentí que estaba cometiendo un terrible error».

alternative text

Lo malo conocido.Robert y Natalie con sus dos hijas. La mayor es, en realidad, hija del anterior marido de la actriz. La pequeña nació cuando Natalie y Robert se casaron por segunda vez. Ante esas nuevas nupcias con él, Natalie le dijo a su hermana: «Más vale malo conocido…».

La noche de autos

El día de su muerte, el mar estaba agitado. También el ambiente a bordo. Por la noche, Natalie, Wagner, Walken y el patrón del barco –Dennis Davern– habían bajado a tierra para lo que, según se informó más tarde, fue una cena con mucho alcohol y mal humor. De vuelta al barco, Natalie y Wagner discutieron, supuestamente porque ella pasaba demasiado tiempo trabajando. 

Según el relato de Wagner, tras la pelea, Natalie se retiró a su camarote. Cuando él fue a buscarla, ella ya había desaparecido. También el bote auxiliar. La pequeña embarcación se encontró flotando cerca del cuerpo. La llave permanecía en el contacto y los remos, atados. Evidentemente, no se había utilizado.

Cuando se sacó el cuerpo del agua, Natalie llevaba un camisón de franela, calcetines de lana y un plumas rojo. El juez de Instrucción concluyó que Natalie, por la razón que fuera, había subido a cubierta y tratado de subir al bote, pero tropezó y cayó al agua. En menos de dos semanas, la investigación se cerró con la conclusión de «ahogamiento accidental».

Barco a la deriva.

Barco a la deriva.El bote inflable que, presuntamente, habría utilizado Natalie Wood la noche que murió. Fue encontrado en la costa a unos 180 metros de su cuerpo.

Lana se enteró de la muerte de su hermana por la radio. Wagner no la llamó. De hecho, no habló con él hasta el funeral. «Fue un accidente –le dijo–. Tienes que creerme, por favor, créeme». Recuerda que, cuando le presionó para que le diera una explicación, alguien la cogió del brazo y la alejó. Durante años, Lana se esforzó por pasar página. Aunque la versión oficial de lo ocurrido era, según ella, absurda. «Natalie tuvo miedo a ahogarse toda la vida y era una mala nadadora; nunca habría intentado subirse a un bote con el mar agitado».

Tampoco entendía el comportamiento de Wagner. Él y Walken fueron trasladados en helicóptero a tierra y dejó que el patrón del barco identificara el cuerpo. «¡No identificar su cuerpo!». La voz de Lana se eleva con rabia. Pero, por aquel entonces, a Lana le resultaba imposible contemplar la posibilidad de que Wagner fuera responsable de la muerte de su hermana. «Pensar que alguien a quien Natalie amaba hubiera hecho algo así era devastador. No quería creerlo, así que lo acepté y mantuve la boca cerrada». Hasta que en 1992 Lana recibió la primera llamada del patrón del barco…

La mala conciencia del patrón del barco

Tras la muerte de Natalie, el patrón del Splendour corroboró el relato de Wagner. Durante mucho tiempo estuvo viviendo en casa del actor, y este le encontró algún que otro trabajo como intérprete. Pero parece que su conciencia empezó remorderle.

«Contó que hubo una pelea, que habían tirado a Natalie al suelo. Y yo decía: ‘¿Qué pasó, Dennis?’, y él respondió: ‘No puedo decírtelo, es terrible’. Y colgaba. Pasaba el tiempo y volvía a llamar».

Davern no es el testigo ideal. En estos años ha contado partes de su historia a diarios sensacionalistas, programas de televisión y en un libro publicado en 2009. Pero su versión, según Lana, es la siguiente: desde el principio, Wagner no estaba contento con que Natalie hubiera invitado a Walken al barco. Tras una «tensa» cena en tierra, Wagner estalló, rompiendo una botella y gritando a Walken: «¿Quieres follarte a mi mujer? ¿Es eso lo que quieres?».

alternative text

Amigos y colegas.Natalie Wood con Christopher Walken, el actor con el que estaba rodando la película de ciencia ficción Brainstorm cuando falleció. Walken estaba en el barco el día del incidente mortal.

El actor se retiró a su camarote, donde pasó el resto de la noche. Natalie huyó al camarote principal. Wagner la siguió. Davern oyó gritos y golpes en la habitación. A eso de las once, la discusión se trasladó a cubierta, tan fuerte que Davern subió la radio para que los barcos cercanos no oyeran los gritos.

Cuando volvió a ver a Wagner, explicó que el actor parecía «sudoroso, sonrojado, nervioso y desaliñado». Robert dijo: «Natalie ha desaparecido» y le ordenó que registrara el barco. Cuando el capitán regresó, Wagner le comentó que la embarcación auxiliar había desaparecido. Davern intentó pedir ayuda por radio, pero Wagner, sirviendo un par de copas, le ordenó que no lo hiciera, que «podía empañar su imagen». Davern tardó otras dos horas en convencer a Wagner de que pidiera ayuda. No fue hasta la una y media de la madrugada cuando se notificó al puerto local la desaparición, y hasta las tres y media no se informó a los guardacostas.

El recuerdo de Wagner de la noche es diferente. En un libro contó que discutió con Walken por la carrera de Natalie. Ella, aburrida, los había dejado. La última vez que la vio, ella se estaba peinando en el baño.

Wagner no informó a Lana de la muerte de su hermana. no lo vio hasta el funeral. «Fue un accidente -le dijo-. Tienes que creerme»

Se reabre la investigación

En 2011, tres décadas después de la muerte de Natalie, Lana se unió a una campaña para reabrir la investigación. Al año siguiente, una autopsia complementaria cambió la causa de la muerte de ahogamiento accidental a «ahogamiento y otros factores indeterminados».

Lana conoció a un policía retirado, al que solo identifica como Frank, que repasó el informe original de la autopsia, deteniéndose en un dato: la vejiga de Natalie contenía 300 centímetros cúbicos de orina, mucho para una mujer de su constitución. El impacto de la caída en el agua fría debería haber hecho que su vejiga se vaciara, pero estaba llena. La causa de la muerte fue ahogamiento, pero es posible, según Frank, que estuviera inconsciente antes de caer al agua.

alternative text

Hermanas de película. Natalie Wood con su hermana Lana, ocho años menor, en 1956. Hijas de inmigrantes rusos, su madre las introdujo en el mundo del espectáculo desde niñas. La carrera de Natalie fue más brillante, pero Lana participó en veinte películas –fue ‘chica Bond’ en Diamantes para la eternidad– y cientos de series, como El fugitivo o Bonanza.

En febrero de 2018, la Policía anunció que nuevas pruebas hacían reclasificar la muerte de Wood como «sospechosa». Nuevos testigos atracados cerca del Splendour afirmaban haber oído una discusión entre Wagner y Natalie. Wagner se negó a ser entrevistado para la nueva investigación.

La teoría de Lana sobre lo que ocurrió está en su libro. Cree que, tras la discusión con Walken, Wagner bajó furioso al camarote de Natalie. Ella huyó a cubierta y él la siguió. La discusión continuó, culminando con Wagner dándole un golpe y derribándola. Presa del pánico, tiró a Natalie al agua. Todo lo que hizo después, escribe Lana, fue para encubrir que «en un momento de embriaguez, celos y rabia había acabado con la vida de Natalie Wood».

Wagner tiene ahora 91 años. En 2020 apareció en un documental producido por Natasha Gregson Wagner (hija de Natalie con Richard Gregson, que fue criada por Wagner). En él, ambos intentaban desterrar la «tontería» de que Wagner pudiera haber sido el responsable. Lana se negó a aparecer en la cinta. «Todo el asunto es un intento de encubrimiento», dice.

La versión de los hechos de Christopher Walken ha sido la misma a lo largo de los años. Al volver al barco después de la cena, él y Wagner se enzarzaron en una discusión sobre la carrera de Natalie tras la cual él se retiró a su camarote. No supo más y la Policía nunca ha dudado de él.

Por su parte, Lana concluye: «Lo que quiero es que Wagner tenga el valor de contar la verdad. Me gustaría que fuera lo suficientemente fuerte como para decir: ‘Esto es lo que hice y me arrepiento hasta el alma’. Me gustaría que se hiciera justicia».


@ The Telegraph Group

Imagen de portada: Fotografía de Steve Schapiro 

FUENTE RESPONSABLE: ABC XL Semanal. Por Mick Brown. 5 de diciembre 2021.

Sociedad y Cultura/Leyendas del cine/Natalie Wood.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s