La muralla romana, mejor conservada del mundo.

Si deseas profundizar esta entrada; cliquea por favor donde este escrito en color “azul”.

Los más de 2.000 años que atesoran sus defensas parecen no ser nada cuando el viajero mira cara a cara a las murallas de Lugo. Ahí siguen, con su presencia de siempre, abrazando el casco histórico de una ciudad que nunca rehusó de este prodigio arquitectónico. Es más, durante estos dos milenios ha sido el principal rasgo urbanístico de una urbe que hasta le dedica grafitis premiados internacionalmente. Esta convivencia a lo largo de la historia se refleja en un dato: 71 de las 85 torres son las originales, mientras que las diez puertas que las cruzan siguen siendo las mismas que veían cruzar a los soldados y ciudadanos del Imperio.

Fundado en el año 13 a. C., Lugo tuvo un papel fundamental en la conquista del noroeste peninsular, de ahí que esta plaza se defendiera con un baluarte que, en su totalidad, mide 2.117 metros de circunferencia y 4,2 de grosor, llegando a alcanzar una altura de 12 metros en su parte más alta. Cuenta la leyenda que estos muros se levantaron para proteger un bosque sagrado que, por mucho que se otean desde su adarve, nunca se ha encontrado. Sea como fuere, esta joya romana no es solo una de las más destacadas de España, también de todo el mundo. No en vano, es patrimonio de la humanidad desde el año 2000.

Imagen de portada: 

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. Por Javier Zori del Amo. Director Digital de Viajes National Geographic. 11 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Imperio Romando/Lugo; España/Muralla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s