Hay un nuevo y gigantesco satélite en órbita. Y los astrónomos están que trinan. 

Este fin de semana el cohete Falcon 9 de SpaceX realizó un lanzamiento especial. Uno que incluía más satélites de su red Starlink —ya tiene 2.200 en órbita, más o menos la mitad de lo planeado— pero que sobre todo permitió poner en órbita al BlueWalker 3, un satélite de comunicaciones muy especial.

Gigantesco. Este satélite es de hecho un prototipo creado por la empresa americana AST Space Mobile. Su objetivo es crear una constelación de satélites de comunicaciones, y algunos de los modelos finales (los ‘Bluebirds’) podrían ser incluso dos veces más grandes que el Bluewalker 3, que pesa 1.500 kg y que una vez desplegado tendrá un área de 64 metros cuadrados.

El tamaño importa. Según sus creadores, ese satélite es tan grande porque «para poder comunicarse con un teléfono de bajo consumo y baja fuerza de señal necesitas una gran antena en uno de los extremos con un montón de potencia, así que eso es parte crítica de nuestra infraestructura». La idea, explicaban, es que su plataforma pueda funcionar con los smartphones actuales sin que estos tengan que actualizarse con nuevos componentes o diseños.

¿Es una estrella? ¿Es un planeta? No, es Bluewalker 3, pero ese tamaño podría hacer que fuese confundido con esos cuerpos celestes. Eso ha provocado que los astrónomos estén preocupados. John Barentine, astrónomo de Dark Sky Consulting, explicaba en New Scientist que este satélite «podría ser el objeto más brillante del cielo, potencialmente más brillante que el planeta Venus».

Y la cosa pinta aún peor para los astrónomos. No es solo su tamaño, sino la potencia de las ondas de radio que enviará para esas comunicaciones. Los astrónomos creen que eso podría interferir en los instrumentos que estudian el universo, pero es que este satélite es solo el primero de muchos de esa constelación, y ya había habido quejas con lo que la constelación de SpaceX —que ha tratado de minimizar el problema— iba a suponer para la astronomía.

¿Debemos limitar el tamaño de los satélites? Chris Johnson, consejero en temas de espacio, indicaba que no hay regulación que limite el tamaño máximo de los satélites, este lanzamiento podría hacer que se comenzara a debatir sobre el tema. Barentine, mientras tanto, explica que la comunidad de astrónomos acepta que lógicamente vaya a haber más con el paso del tiempo. Lo que quieren, explica «es una coexistencia pacífica».

Imagen de portada: Gentileza de Xataka.

FUENTE RESPONSABLE: Xataka. Por Javier Pastor. 16 de septiembre 2022.

Astronomía/Satélites/Space X

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s