Investigan en Praga una fosa circular de 7000 años de antigüedad.

Arqueólogos investigan en el barrio praguense de Vinoř los restos de una fosa circular de casi 7000 años de antigüedad en un excepcional estado de conservación. Se trata de uno los pocos yacimientos de este tipo en ser desenterrado casi en su totalidad.

Arqueólogos investigan en el barrio praguense de Vinoř los restos de una fosa circular de casi 7000 años de antigüedad|Foto: Archaeological Institute of the Academy of Sciences

La misteriosa obra circular procede de la época de una de las revoluciones humanas más importantes, la neolítica, cuando la gente empezó a dedicarse a la agricultura. La fosa circular en el barrio de Vinoř, situado al noreste de Praga, fue descubierta por expertos en la década de 1980 durante unas obras. La construcción tiene un diámetro de 55 metros y una planta inusual, ya que es una de las pocas fosas circulares con tres entradas. La función de su particular estructura sigue siendo una incógnita; mientras que unos especialistas se inclinan por la opinión de que servía como muros de defensa o para reunir ganado, otros sostienen que se usaba como lugar de comercio o incluso tenía fines rituales o astronómicos.

De acuerdo con Jaroslav Řídký, del Instituto de Arqueología de la Academia de Ciencias de la República Checa, esta fosa circular es una de las más antiguas de todo el territorio europeo.

Jaroslav Řídký|Foto: Neuron / YouTube

“Las obras megalíticas y los llamados henges, que aparecen en las islas británicas, tienen una antigüedad mucho menor. Incluso Stonehenge tiene 1500 años menos que nuestras fosas circulares”.

La fosa circular descubierta en Vinoř tiene una gran importancia porque los científicos la están examinando sistemáticamente en casi toda su área. El arqueólogo Řídký estima que se logrará desenterrar hasta el 90% de la construcción, lo cual es un éxito en el área de la arqueología, ya que en Europa solamente unas diez fosas circulares han sido desenterradas en casi toda su extensión. Esta investigación permitirá obtener muestras de diversas partes de la estructura original para análisis de datación y otras cuestiones.

Foto: Archaeological Institute of the Academy of Sciences

Una conservación inusual

Una gran sorpresa para los arqueólogos fueron los restos de las ranuras de la empalizada completamente conservados, a pesar de que el terreno original ha experimentado muchos cambios en el transcurso de los 7000 años. Durante los estudios anteriores, los arqueólogos descubrieron que al noreste del círculo se encuentra un asentamiento neolítico que estuvo habitado aproximadamente entre 300 y 400 años y hay muestras de otros asentamientos de fecha similar situados en un radio de cinco kilómetros.

Las investigaciones mostraron que las fosas empezaron a desaparecer de los asentamientos alrededor del 4600 a.C. Hasta ahora se han descubierto alrededor de doscientas fosas circulares en toda Europa, apunta Řídký.

Foto: Archaeological Institute of the Academy of Sciences

Foto: Archaeological Institute of the Academy of Sciences

“Los restos aparecen en un territorio bastante extenso, desde Alemania Occidental, atravesando la República Checa, Polonia hasta el suroeste de Eslovaquia, oeste de Hungría y Austria, esto es, más o menos toda Europa Central. Es interesante que aparecieran en territorios de varias culturas arqueológicas”.

De acuerdo con Řídký, el fin del uso de estas estructuras pudo haber sucedido tras un colapso cultural, intentos de tomar el poder o, simplemente, un cambio social.

Imagen de portada: Labrys

FUENTE RESPONSABLE: Radio Prague Internacional. 14 de septiembre 2022.

Arqueología/República Checa/Praga/Hallazgos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s