8 poemas de e.e. cummings

Edward Estlin Cummings, más conocido como e.e. cummings, fue un poeta nacido en Cambridge (Massachusetts) en 1894. Escribió algunas obras de narrativa y teatro y un libro de crítica, I: six nonlectures, que recopilaba las lecciones que impartió en la cátedra de poesía Charles Eliot Norton de la Universidad de Harvard. Publicó una docena de libros de poesía entre 1923 y su muerte en el año 1962. La recopilación póstuma de sus Complete Poems abarca más de mil páginas. Su poesía se caracteriza por un componente rupturista y experimental, rebelde, personal e inclasificable, tanto que no fue bien entendida ni acogida por la crítica pero sí, en cambio, por los lectores y otros autores, que llegaron a considerarlo un referente fundamental y único a la hora de concebir la poesía norteamericana del mitad del siglo XX. Presentamos una selección de poemas de Buffalo Bill ha muerto (Antología poética 1910-1962) (Hiperión, 1996), con traducción de José Casas.

***

N

SIETE POEMAS

VII

¿quién sabe si la luna no es

un globo que ha partido de una profunda ciudad

en el cielo –repleto de personas hermosas?

(y si tú y yo

nos subiésemos a él, si

nos aceptaran a ti y a mí en su globo,

entonces

nos elevaríamos con todas esas hermosas personas más alto

que las casas, los campanarios y las nubes:

navegaríamos

y navegaríamos hasta una profunda

ciudad que nadie ha visitado jamás, donde

siempre

es

Primavera) y todo el mundo está

enamorado y las flores se cogen solas.

***

LVII

en algún lugar al que nunca he ido, gozosamente más allá

de toda experiencia, tus ojos tienen su silencio:

en tu gesto más delicado hay cosas que me rodean,

o que no puedo tocar porque están demasiado cerca.

tu mirada más leve me abrirá sin esfuerzo

aunque me haya cerrado como unos dedos,

tú siempre me abres pétalo a pétalo como abre la Primavera

(tocando hábil, misteriosamente) su primera rosa

o si tu deseo fuera encerrarme, yo y mi vida

nos cerraremos muy delicadamente, de repente,

como cuando el corazón de esta flor imagina

la nieve cayendo cuidadosamente por todas partes;

nada de lo que podamos percibir en este mundo iguala

el poder de tu intensa fragilidad: su textura

me domina con el color de sus países,

produciendo muerte y eternidad a cada latido

(no sé qué hay en ti que se cierra

y se abre; pero algo en mí comprende

que la voz de tus ojos es más profunda que todas las rosas)

nadie, ni siquiera la lluvia, tiene unas manos tan pequeñas

***

10

maggie y milly y molly y may

bajaron a la playa (a jugar un día)

y maggie descubrió una caracola de sones

tan melodiosos que se le olvidaron sus preocupaciones, y

milly ayudó a una estrella varada

cuyos rayos eran cinco lánguidos dedos;

y a molly la persiguió una horrible cosa

que corría de lado haciendo burbujas: y

may volvió a casa con una piedra lisa y redonda

tan pequeña como un mundo y tan grande como solitaria.

Pues sea lo que sea lo que perdamos (como un tú o un yo)

siempre nos encontramos a nosotros en el mar

***

44

los chicos de los que hablo no son refinados

salen con chicas que embisten y muerden

la suerte les importa un pito

se las tiran trece veces cada noche

uno cuelga un sombrero de la teta de una de ellas

otro graba una cruz en su trasero

la inteligencia les importa un bledo

los chicos de los que hablo no son refinados

van con chicas que muerden y embisten

que no saben leer ni escribir

que se ríen hasta reventar

y que se masturban con dinamita

los chicos de los que hablo no son refinados

no saben hablar de esto y aquello

el arte les importa un comino

matan como el que mea

dicen todo lo que se les pasa por la cabeza

hacen todo lo que les sale de los cojones

los chicos de los que hablo no son refinados

cuando bailan hacen temblar las montañas

***

X

cuando hayas recibido tu último aplauso, y

el telón final haga desaparecer el mundo,

sumiendo en el desaliento y en un sombrío silencio

ese escenario que no volverá a conocer tu sonrisa,

y quedes un momento mientras yo te miro

reflexiona en el triste papel que te permitirán representar;

ya veo los grandes labios encendidos, el rostro gris

y los melancólicos y silenciosos ojos de Magdalena.

Las luces han reído por última vez; afuera, la oscura

calle aguarda a aquélla cuyos pies han pisoteado

las necias almas de los hombres hasta convertirlas en polvo dorado:

se detiene en el umbral de la derrota,

su corazón se quiebra en una sonrisa- es el Deseo…

el mío también, pequeño poema pintado por dios

***

VIII

supongamos

que la Vida es un viejo que lleva flores en la cabeza.

 

la joven muerte está sentada en un café

sonriendo, con una mochila entre

el pulgar y el índice.

 

(le digo «comprará flores»

y «la Muerte es joven

la vida lleva pantalones de terciopelo

la vida se tambalea,la vida tiene barba» te

 

digo a ti que estás en silencio. -«¿Ves

la Vida?» está aquí y allí,

es eso,o esto

o nada o un viejo 3 tercios

dormido,con flores

en la cabeza,gritando siempre

a nadie algo sobre les

roses les bluets

sí,

¿comprará?

Les belles bottes -oh escuche

,pas chères»)

 

y mi amor respondió lentamente creo que sí.   Pero

creo que veo a alguien más

 

es una señora llamada Después

está sentada junto a la joven muerte, es delgada;

le gustan las flores.

***

IMPRESIONES 

IV

las colinas

como los poetas se visten

con pensamientos púrpura contra

el

magnífico clamor del

día

torturado

de oro,que en breve

deformado

se desploma

exhalando un alma roja en la oscuridad

así pues

maestro de pardos ojos

cruza

las dulces puertas

de mi corazón y

coge

la

rosa,

que perfecta

es

Con manos asesinas

***

XLVIII

ven un poco más lejos —por qué tener miedo—

ya despunta la primera estrella (¿tienes algún deseo?)

tócame

antes de que perezcamos

(créeme que nada de cuanto se ha

inventado podría arruinar esto o este instante)

bésame un poco:

el aire

se oscurece y está vivo—

vive conmigo en la parquedad de

estos colores;

que solos a duras penas

están siempre fuera del alcance de la muerte.

Imagen de portada: E.E.Cumming

FUENTE RESPONSABLE: Zenda. Apuntes, Libros y Cía. Por Juan Domingo Aguilar. Editor: Arturo Pérez-Reverte. 28 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Literatura/Poesía/Versátiles.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s