Margo Glantz recibió el premio Carlos Fuentes.

La escritora mexicana Margo Glantz (Ciudad de México, 1930) recibió el Premio Internacional Carlos Fuentes a la Creación Literaria en el Idioma Español 2022, que otorgan la Secretaría de Cultura y la Universidad Nacional Autónoma de México (Unam), durante un acto celebrado en la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes el viernes 11 de noviembre.

“No se escribe para ganar premios, pero es obviamente satisfactorio”, dijo la homenajeada. “Te exalta y te deprime al mismo tiempo, o por lo menos a mí. Quisiera tomármelo con más sentido del humor, sin solemnidad, como se lo tomó Nicanor Parra cuando le anunciaron que había sido el primero en obtener el premio Juan Rulfo”.

“Estaba segura de que no iba a venir nadie, porque a las 10 de la mañana todos están trabajando o durmiendo, pero estoy profundamente conmovida de que estén aquí”, dijo la autora al iniciar sus palabras en presencia de La periodista Silvia Lemus, viuda de Fuentes; la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero; el rector de la Unam, Enrique Graue Wiechers, y la escritora Liliana Weinberg, como representante del jurado.

“Cité a Parra cuando me dieron el mismo premio que a él veinte años después. Lo recito a manera de amuleto: ‘Los premios son como la Dulcinea del Toboso mientras pensamos en ellas, lejanas, sordas, enigmáticas’”, agregó Glantz, quien además advirtió que su discurso sería “muy largo”.

“Fui la tercera mujer en recibir este premio, también fui la tercera en recibir el Rulfo; sí, es cierto, pero me sorprende sobremanera que sea necesario subrayar que es una mujer la que lo recibe, cuando no lo es cuando se da la noticia de que ha sido un hombre quien lo ha recibido”, agregó.

Glantz consideró necesario citar el discurso de la escritora chilena Diamela Eltit, ganadora del galardón en 2020 y a quien mencionó como su “querida amiga”: “Pero aquí, ahora mismo, quiero detenerme en el campo literario. Efectivamente la literatura puede y debe ser entendida como un espacio de libertad. Sin embargo, más allá de la creación misma, en el afuera de la letra, en los lugares donde se centra el libro, persiste el binarismo, la vocación clasificatoria: literatura de mujeres y en otro espacio, literatura”.

“Y allí, en esa fórmula, se establece una biologización de la letra”, continuó Glantz citando a Eltit. “O el cuerpo autoral genitaliza la letra como marca indeleble. Y esta desigualdad es la que habría que pensar. Hoy termino diciendo que me parece indispensable democratizar el espacio literario, repito, desbiologizar la escritura. Lo subrayo, lo suscribo; si no lo hacemos, caemos en el tradicional esencialismo donde siempre se ha encasillado a la mujer”.

Posteriormente Lemus dijo que la homenajeada fue una amiga muy querida de Fuentes “y es un doble halago para Margo, la amistad, la literatura y la libertad los unió. Hoy festejamos el cumpleaños de Carlos Fuentes, que nos hace mucha falta, a mí, más que a nadie. Pero Carlos siempre decía: ‘Si quieren verme, si quieren hablarme, léanme, porque ahí está la coherencia de mi vida’. Y aunque Carlos nunca se imaginó tener un premio, estaría muy contento de entregárselo a sus amigos y amigas”.

Por su parte, Graue Wiechers señaló: “Margo Glantz no es sólo esa autora única y versátil. Su energía abarca múltiples facetas. Ahí está su inagotable labor académica en docencia y en investigación, su cercanía y generosidad con estudiantes y colegas, y su incansable obra de divulgación del patrimonio literario y cultural en español”.

Por último, Weinberg se refirió a Glantz como una portadora de curiosidad vital e intelectual, una genial y finísima lectora. “Reconocemos en Margo Glantz la inteligencia que cifra de su poética y su escritura, la centralidad que ha otorgado al quehacer literario a través de una vida y una obra tramadas con la literatura; la extrema, valiente, extraordinaria lucidez de quien se ha atrevido a atravesar y vincular mundos, géneros, discursos, saberes, a desafiar y someter a ironía convenciones y lugares comunes, a tender puentes entre la creación y la crítica y, en suma, a quien ha logrado hacer oír su voz, compartir sus pasiones y reflexiones para construir una literatura”.

“Lo subrayo, suscribo. Si no lo hacemos, caemos en el tradicional esencialismo en que siempre se ha encasillado a la mujer”, concluyó. Posteriormente la escritora recibió un ramo de flores y más de un minuto de efusivos aplausos para los que el público se puso de pie.

Escritora, académica, crítica y tuitera, Margarita Glantz Shapiro, mejor conocida como Margo Glantz, es la tercera mujer en obtener este galardón en su historia, luego de las autoras Diamela Eltit (2020) y Luisa Valenzuela (2019). Los otros ganadores han sido Mario Vargas Llosa (2012), Sergio Ramírez (2014), Eduardo Lizalde (2016) y Luis Goytisolo (2018).

La vasta obra de esta autora —hija de un matrimonio ucraniano-judío que emigró a México en la década de los años 20 del siglo pasado—, en la que conviven la literatura, el ensayo y los estudios académicos, refleja un interés por temas como el erotismo, la sexualidad y el cuerpo, además de la migración y la memoria.

Lectora voraz desde pequeña, a los catorce años leyó a Dos Passos, Faulkner, Kafka, Mann y Hesse. Estudió Letras Inglesas en la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la Unam y se doctoró en Letras Hispánicas en la Universidad de La Sorbonne, en París.

En 1958 inició su carrera docente en la FFyL de la Unam, institución de la que es profesora emérita. Ha dado clases en las universidades de Yale, Princeton, La Joya, Harvard, Berkeley, Menéndez Pelayo, en Santander, entre otras muchas.

Ha sido directora del Instituto Cultural Mexicano Israelí, del Centro de Lenguas Extranjeras de la Unam y de la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, y agregada cultural de la embajada de México en Gran Bretaña.

Entre su obra destacan las novelas Las genealogías (1981), Síndrome de naufragios (1984), De la amorosa inclinación a enredarse en cabellos (1984), El día de tu boda (1982), Apariciones (1996), Zona de derrumbe (2001), El rastro (2002), Historia de una mujer que caminó por la vida con zapatos de diseñador (2005) y Saña (2006), así como los libros de ensayos Narrativa joven de México (1969), Onda y escritura (1971), Repeticiones (1979), Intervención y pretexto (1981), La lengua en la mano (1984), La Malinche, sus padres y sus hijos (1994), Erosiones (1985), Borrones y borradores (1992), Esguince de cintura (1994), La desnudez como naufragio (2005) y La polca de los osos (2008).

Es una reconocida estudiosa de la vida y obra de la escritora novohispana sor Juana Inés de la Cruz, sobre quien ha escrito Sor Juana Inés de la Cruz, ¿hagiografía o autobiografía? (1995), Sor Juana Inés de la Cruz: saberes y placeres (1996) y Sor Juana: la comparación y la hipérbole (2000).

Miembro de Número de la Academia Mexicana de la Lengua desde 1995, Glantz publicó en 2018 el libro Y por mirarlo todo, nada veía, en el que da cuenta de su activa participación en la red social Twitter, donde interactúa con más de 70 mil personas.

Entre los diversos reconocimientos que ha recibido la autora se encuentran los premios Xavier Villaurrutia (1984), el Sor Juana Inés de la Cruz (2004), el Nacional de Lingüística y Literatura (2004), el FIL de Literatura en Lenguas Romances (2010) y el Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas (2015).

Fue beneficiaria de la beca Rockefeller en 1996 y de la Guggenheim en 1998, y ha recibido los doctorados honoris causa de la Universidad Autónoma Metropolitana (2005), la Universidad Autónoma de Nuevo León (2010) y la Universidad Nacional Autónoma de México (2011), entre los de otras universidades. Es investigadora emérita del Sistema Nacional de Investigadores desde 2004, y Creadora Emérita Honoraria del Sistema Nacional de Creadores desde 2005.

Imagen de portada: Glantz recibió largos aplausos al terminar el acto en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México. 

FUENTE RESPONSABLE: Letralia. Tierra de Letras. Por   . 12 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Literatura/Premio Carlos Fuentes/Margo Glantz.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s