Acerca de

Que complicado y no menos difícil es escribir en primera persona; cuando se debe hacer una presentación en sociedad.

Solo decir que desde adolescente, he sentido pasión en escribir todo aquello que me emocionaba, con ideales tan propios de esa etapa de la vida. Debo decir a fuer de sincero, que sólo me considero un decidor de cosas simples, desde conversar con el amor, lo que me ha encantado siempre al igual que el desamor, hasta ese acervo crítico y tan nuestro que tenemos los argentinos, de ser opinólogos por naturaleza de aquellos temas de actualidad. 

Soy un escritor que no se ha formado en talleres literarios -no porque no quisiera, sino que no me daba el tiempo ni el dinero. Soy egresado de la Universidad de Buenos Aires; como Licenciado en Relaciones del Trabajo y me he desempeñado durante años en la actividad privada.

Me agrada y hace feliz las pequeñas cosas de la vida como aquellas “que me abren la cabeza” en el sentido más estricto de la frase, cuando tengo la fortuna de viajar y conocer las tradiciones y costumbres de otras sociedades. Los años como nuestro vino, me han mejorado y hecho más sensible a todo aquello que se muestra como una amenaza en sus múltiples variables, frente a un mundo hermoso pero más enfermo en el que nos toca vivir. 

Soy un agradecido de la vida, que me permite mantener esa  frescura que me regocija o engaña -sí así lo prefieren- por el solo hecho desandar el camino; haciendo lo que me gratifica y me hace sentir pleno.

Hoy que he recuperado mi libertad -como ven, sigo siendo un idealista y me miento a mí mismo- solo espero que aquellos que ingresen a este sitio, se sientan a gusto y si no lo fuera así;  permítanme  decirles “haz lo que tengas ganas de hacer siempre y sin obligación alguna”.

Bendiciones. Un saludo afectuoso

Daniel Edgardo Capurro