Quietud aparente

Engañosa quietud en las calles
displicencia en algunos, a quienes
no les interesa la otra gente.

Aislamiento en otros, que lo sufren
contra cara en otros que gozan haciendo
actividades para recuperar ese tiempo,
en que era de mayor valor, contemplar
que atropellarse en un mundo ciego.

Imbéciles que no les interesa el otro
como el que viajo con sospecha del virus 
desde la otra orilla, ejemplo de absurdo burgués
provocando que cuatrocientos pasajeros
se encuentren aislados, en un hotel del centro.

Como en estado de sitio, que me trae malos recuerdos
viviremos como podamos, porque esto recién comienza.
Estamos aun con temperaturas templadas,
a pesar de que el otoño ha comenzado.

No me sumo a todos aquellos que dicen,
que luego de que esto, la sociedad emergerá
con mayor solidaridad y misericordia,
por el solo hecho de que ni las guerras mundiales
o disruptivas regionales , nos han hecho cambiar.

Deseo con toda mi alma, equivocarme
por los que nos siguen, para regalarles
un mundo mejor, al caótico en que viven.

Es nuestro momento

Ven, ahora es nuestro tiempo
para recordar aquel momento
en que nos conocimos,
casi en secreto para todos
aquellos que nos conocían.

Ni siquiera percibían ellos
en aquellas reuniones,
nuestras miradas fugaces,
sutiles, con una sonrisa
cómplice en nuestros labios.

Ven, tendremos mucho que hacer
por nosotros mismos y por los otros,
invisibles a nuestros ojos
pero con la conciencia de cuidarlos,
hagamos todo aquello que dejamos
tu y yo de hacer, por nuestros trabajos.

Juguemos volviendo al momento,
en que nos seducíamos
volvamos a mirarnos y reírnos
como antes, que será bueno
para reforzar este ya, nuestro fuerte vínculo.

Regala sonrisas

MUCHAS GRACIAS ANABEL R C Comparto una maravillosa idea; esperando que llegue a las autoridades nacionales o provinciales para analizar si es viable, ya que seriamos solidarios con quienes se encuentran infectados y aquellos aislados por cuarentena por el COVID19. Por favor, familia y amig@s, hagan que circule. Codo a codo totales! Si te cuidas, cuidas al otro!

Anabel ®©

Teniendo en cuenta la situación actual, la cooperación de todos es la clave en estos días, por este motivo os pongo por escrito el mensaje que hoy hemos recibido en el grupo whatsapp  los voluntarios de Cruz Roja Juventud de esta ciudad.

Quiero aprovechar para dar las gracias a todos los trabajadores sanitarios, de seguridad y todos los sectores que estos días están prestando su servicio a la ciudadanía.

Gracias por vuestro incondicional compromiso.

Hola familia, os escribía para pedir ayuda con una iniciativa que se me ha ocurrido para poner en marcha en el hospital donde trabajo. La situación es bastante mala porque hay mucha gente ingresada e infectada y la UCI está sobrepasada. Os quería plantear un problema y una solución que se me ha ocurrido por si me podíais ayudar.

Uno de los mayores problemas que tienen los pacientes ingresados por el Coronavirus es que están en un…

Ver la entrada original 301 palabras más

Estupidez argenta…

Observo y absorto estoy, cavilando un poco sobre nosotros. ¿Qué cosas no entendemos los argentinos, solo al leer que el Gobierno Nacional público por Boletín Oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 260/2020 del 12 de marzo último; además de las resoluciones que a partir de allí se informa a la población.
Al aproximarse Semana Santa –fin de semana largo- los argentinos festejan la liturgia pero no por su fe católica, en tropel se apura en hacer las maletas y dirigirse a los distintos puntos turísticos del país, obviamente los más cercanos las localidades de la costa atlántica.
Mientras se han suspendido los vuelos de cabotaje e internacionales, se han cerrado las fronteras con Chile y Brasil e infinidad de información altamente fiable brindada a la población, todo ello no alcanza para detener esta irresponsabilidad bien argentina. No me vengan con la estupidez ,como ocurrió en su momento con Italia o bien España, que por ser latinos no le damos la verdadera importancia a esta pandemia. Eso es lo mas ridículo y brutal que he escuchado en mucho tiempo.
Ahí lo tenemos a Jair Bolsonaro-en cuarentena-; presidente del Brasil saliendo a saludar a sus seguidores sin barbijo y estrechándoles las manos, sin importarle la pandemia a la que en un primer momento la trato como “una mera fantasía”. También Donald Trump, personaje que se desempeña como presidente de los E.E.U.U. que habiéndose encontrado con el citado Bolsonaro y tener algunos de sus secretarios afectados por el virus, saludando también a sus seguidores ante las elecciones municipales, próximas a desarrollarse.
Ni que hablar de la inacción de López Obrador en México; o la imbecilidad del primer ministro inglés Boris Johnson, que le anticipa a la población que es un hecho estadística-mente probable, que muchos ingleses pierdan familiares muy cercanos. El mundo está verdaderamente; además de enfermo como sociedad, tristemente demente.
Pero volvamos a nosotros, los argentinos. Que es lo que no entendimos cuando leyendo las primeras recomendaciones del Decreto enunciado por el Gobierno actual, expresa claramente en algunos de sus artículos;
ARTÍCULO 17.- OBLIGACIONES DE LOS OPERADORES DE MEDIOS DE TRANSPORTE: Los operadores de medios de transporte, internacionales y nacionales, que operan en la República Argentina, estarán obligados a cumplir las medidas sanitarias y las acciones preventivas que se establezcan y emitir los reportes que les sean requeridos, en tiempo oportuno. 
ARTÍCULO 18.- EVENTOS MASIVOS: Podrá disponerse el cierre de museos, centros deportivos, salas de juegos, restaurantes, piscinas y demás lugares de acceso público; suspender espectáculos públicos y todo otro evento masivo; imponer distancias de seguridad y otras medidas necesarias para evitar aglomeraciones. A fin de implementar esta medida, deberán coordinarse las acciones necesarias con las autoridades jurisdiccionales correspondientes. 
ARTÍCULO 19.- COOPERACIÓN: Invitase a cooperar en la implementación de las medidas recomendadas y/o dispuestas en virtud del presente Decreto, a fin de evitar conglomerados de personas para mitigar el impacto sanitario de la pandemia, a las entidades científicas, sindicales, académicas, religiosas, y demás organizaciones de la sociedad civil.
Hemos aprendido de lo desconocido; primero de China y luego de Italia o España. Desistimos de la comunicación sobreabundante de la pandemia; porque sabemos que muchas veces o es falsa o tiene intencionalidad de cualquier tipo. Nos informamos a través de los voceros oficiales de la Nación o los Ministros de Salud de cada provincia, por ser el nuestro un país federal.
Entonces convoco a los inconscientes argentinos a dejar de ser brutos imbéciles e ignorantes, al poner en riesgo a los demás y defenderse con la declamación de la frase de siempre “a mí, no me va a pasar nada”…
Si nuestro país, que fue construido por una inmigración con vocación de trabajo y esfuerzo, para alcanzar una mejor calidad de vida tuviera en sus descendientes un mínimo de racionalidad, la maravillosa Argentina sería una de las potencias mundiales y no la menoscabada de siempre, tanto por la clase política como por su sociedad (en la que me incluyo), arrastrando una deuda “eterna” desde 1821.

https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/medidas-gobierno

Confinamiento día 4 – paranoia.

Mira que lucido eres amigo, para tomarlo con humor a pesar de que el medicamento que te han dado es de origen chino…les ha hecho el hisopado primero? Como me haces reír con tu vena literaria y eso es lo mejor en estos tiempos. Muchas gracias, Un abrazo “Los escritos de Xavier”

LOS ESCRITOS DE XAVIER

Ayer fui al médico, pues creía, con mi criterio de haber estado en la facultad de medicina una mañana, que tenía conjuntivitis en los ojos, claro está que dónde va a ser sino, no puedes tener conjuntivitis en la mano, sería manotuvitis, en la pierna, piernativitis, en el pito, penetivitis, y así sucesivamente hasta que la itis te coja por todo el cuerpo, todo esto es una auténtica estupidez, pero es para rellenar, estoy espeso por el maldito coronavirus. Y yo que pensaba que siendo Repúblicano no me afectaría, joder. Bueno pues de momento no lo tengo, mi sangre republicana me ha salvado hasta ahora.

Llamé a una ambulancia, pero me enviaron a la mierda. Me coji un taxi.

Pues ya en centro de atención primaria, cogí número para el médico del trasto ese que parece el de las pescaderías, tenía el 89, e iban por el 50, tenía delante…

Ver la entrada original 459 palabras más