Por qué el Departamento de Defensa de EE.UU. está escuchando atentamente los sonidos de los camarones.

Se cree que el sonar -una técnica que usa la propagación del sonido bajo el agua principalmente para navegar, comunicarse o detectar objetos- de barcos y submarinos es uno de los factores que contribuyen a los varamientos de ballenas, confundiendo su propio sonar y haciendo que se encallen en la orilla.

Sin embargo, esta tecnología hostil a las ballenas pronto podría tener un rival.

Lori Adornato, directora de proyectos de la agencia de investigación militar estadounidense DARPA, cree que podríamos detectar submarinos prestando más atención al sonido natural que emitiendo pulsos de sonar.

«En este momento tratamos todo este sonido natural como ruido de fondo, o interferencia, que tratamos de eliminar», dice Adornato. «¿Por qué no aprovechamos estos sonidos, vemos si podemos encontrar una señal?»

Su proyecto, Persistent Aquatic Living Sensors (PALS), escucha a escondidas a los animales marinos como una forma de detectar amenazas submarinas.

Las boyas actuales de sonar lanzadas desde el aire por los militares para detectar la actividad submarina del enemigo, solo funcionan durante unas pocas horas en un área pequeña debido a la duración limitada de la batería.

En cambio, el sistema PALS podría cubrir una amplia región durante meses.

Adornato dice que las especies que habitan en los arrecifes y en las que se puede confiar para permanecer en un lugar probablemente sean los mejores centinelas.

Peces territoriales

PALS está patrocinando a varios equipos que buscan diferentes enfoques utilizando especies de arrecifes muy diferentes.

Mero gigante

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Los meros gigantes emiten fuertes llamados para disuadir a los intrusos.

Laurent Cherubin es el investigador principal del equipo Guardia de Meros de la Universidad Atlántica de Florida, que trabaja con meros gigantes. Estos peces, que pueden pesar hasta 300 kg, emiten fuertes llamados para disuadir a los intrusos.

«Son territoriales y emitirán un sonido ante cualquier intruso en su territorio», explica Cherubin.

El equipo se está enfocando en las llamadas de alerta, que es como escuchar a un perro guardián que ladra a los intrusos, dice Cherubin. Distinguir estas llamadas de las demás no es fácil, por lo que han establecido algoritmos de aprendizaje automático para la tarea.

El algoritmo puede luego convertirse en un software que se ejecuta en un pequeño pero potente procesador integrado en un micrófono o hidrófono submarino.

Una matriz de estos hidrófonos puede cubrir un arrecife, escuchar las llamadas de los meros y seguirlos a medida que la causa del sonido se mueve de un territorio a otro.

Los más ruidosos de la Tierra

Escuchar las conversaciones de los peces puede parecer extravagante. El trabajo del equipo de PALS dentro de la empresa de defensa Raytheon, en cambio, es más tradicional. Sin embargo, tiene un giro.

Camarón

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Los camarones son criaturas extremadamente ruidosas.

«Estamos tratando de detectar los ecos que se crean cuando los ruidos de los camarones pistola rebotan en los vehículos», dice la científica de Raytheon, Alison Laferriere. «De la misma manera que un sistema de sonda tradicional detecta ecos del sonido que genera su fuente».

En otras palabras, funciona como un sonar normal pero usa el sonido generado por los camarones más que uno artificial.

Estos animales han sido descritos como las criaturas más ruidosas de la Tierra.

«La señal creada por un camarón pistola es de muy corta duración y de una banda ancha increíble», dice Laferriere. «Un chasquido de un solo camarón es mucho más silencioso que una fuente de sonar tradicional, pero puede haber miles de chasquidos por minuto».

Laferriere dice que el sonido varía con la hora del día y la temperatura del agua, pero una colonia de camarones nunca está en silencio.

Para entender el sonido que retorna, el equipo de Laferriere tuvo que crear modelos computarizados para determinar qué ecos provenían de objetos de fondo estacionarios y podían ignorarse.

Quitando estos objetos, se destacan los que se mueven por el entorno, pueden ser peces, submarinos o vehículos submarinos no tripulados.

Nuevamente, la solución final será una serie de hidrófonos inteligentes con computación integrada, capaces de procesar los sonidos de los camarones y determinar la ubicación de cualquier objetivo de interés en el área.

Dudas

«El enfoque de DARPA sería un avance verdaderamente importante, si se logra», dice Sidharth Kaushal, especialista en guerra naval del grupo de expertos de defensa de Reino Unido RUSI.

«Un ecosistema de sensores vivos dispersos que flotan permanentemente es atractivo en principio».

Esqueleto de ballena

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Esto en principio, pero no necesariamente en la práctica. Kaushal tiene dudas porque los proyectos anteriores que utilizaron vida marina para detectar submarinos no tuvieron éxito.

Los submarinos alemanes a veces fueron vistos por su efecto sobre el plancton bioluminiscente, que emite un brillo intenso cuando se lo perturba; uno en la Primera Guerra Mundial incluso se hundió supuestamente por ello.

Pero los intentos posteriores de usar este efecto de forma más amplia, con sensores especiales que buscaban fuentes de luz en un área amplia, progresaron poco.

«Los esfuerzos de la Guerra Fría tanto por parte de los soviéticos como de los estadounidenses para utilizarlos de manera sistemática no dieron resultado», dice Kaushal. «En parte porque no tenían forma de diferenciar los falsos positivos, como la reacción de una ballena que pasaba, de un objeto real».

Pruebas

Queda por ver qué tan bien PALS puede distinguir un submarino de un tiburón. Adornato cree que la combinación de organismos marinos y algoritmos inteligentes modernos proporcionará una «advertencia» confiable para guiar a los cazadores de submarinos más tradicionales a detectar a un posible intruso.

PALS ya completó la primera fase, que fue un estudio de viabilidad para los dos enfoques diferentes de escuchar cómo reaccionan las especies de arrecifes a los intrusos y el sonar de camarones pistola.

Mar

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. El océano es un mundo lleno de sonidos.

Adornato espera realizar pruebas de campo en 2023. Después de eso, si tiene éxito, la tecnología se transferiría a los usuarios (inicialmente la marina de EE.UU.) para que la desarrollen en un sistema de producción.

Después de eso, podríamos ver un cambio radical en la detección de submarinos, sin más bajas de ballenas causadas por el sonar.

Puedes leer versión original en inglés de esta historia en BBC Future.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Varios esqueletos de ballena montan guardia en la costa de Fuerteventura, en la Islas Canarias. Son un claro recordatorio de los efectos dañinos del sonar militar.

FUENTE RESPONSABLE: BBC Future. Por David Hambling. 22 de junio 2022.

Sociedad/Conservación/Naturaleza/Ciencia/Animales/Tecnología 

El espectáculo sexual submarino más extravagante de la naturaleza.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Gracias.

«La primera vez que vas y metes la cabeza bajo el agua y ves cientos y cientos de sepias en esa pequeño área, parece un caleidoscopio caótico», cuenta Bramley.

Como propietario de Whyalla Diving Services y defensor durante décadas de la sepia gigante australiana, Bramley ha observado durante años el apareamiento frenético y colorido de las sepias que se produce en el Parque Marino del Norte del Golfo Spencer, en el sur de Australia.

Solía ser sólo de interés para los pescadores y los buceadores locales, que corrían la voz unos a otros avisando que «llegaron las sepias».

Ahora, ese fenómeno marino atrae a turistas e investigadores de todo el mundo a la pequeña ciudad siderúrgica de Whyalla, en la península de Eyre, en el sur de Australia.

La Sepia apama, un tipo de invertebrado marino estrechamente relacionado con el pulpo, es un molusco inteligente que puede cambiar de color y textura al instante.

Se sabe que resuelven acertijos y pueden hipnotizar a sus presas convirtiendo su cuerpo en luces estroboscópicas, que emiten rápidamente colores a través de su piel para distraer y aturdir a un cangrejo o pez desprevenido.

Sus habilidades de camuflaje avergüenzan a los camaleones y hasta han atraído la atención del Ejército de Estados Unidos, que ha investigado las habilidades de cambio de color de las sepias con la idea de replicar sus técnicas para uso militar.

Si eso no es lo suficientemente inusual, sus comportamientos de apareamiento son extraños, por decir lo menos.

Evento espectacular

De mayo a septiembre de cada año, cientos de miles de sepias gigantes australianas se reúnen en las aguas cercanas a Point Lowly, en la parte más septentrional del golfo de Spencer, con el único propósito de aparearse.

Faro de Point Lowly.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Faro de Point Lowly.

Es entonces cuando Whyalla se convierte en el escenario del show de sexo submarino más extravagante y uno de los eventos más espectaculares de la naturaleza: el desove de la sepia gigante australiana.

Las sepias más grandes del mundo se encuentran en las aguas del sur de Australia, pero solo en Whyalla se reúnen en grandes cantidades para aparearse.

«Una estimación del número de sepias que se concentraron en 2020 fue de 247.000, el más alto registrado», dijo el profesor Bronwyn M. Gillanders, un destacado investigador de sepias y director de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Adelaida.

«Ese es el número reportado, pero sabemos que es probable que sea una subestimación».

Según Gillanders, Whyalla atrae a las sepias debido a su paisaje marino único.

Sepias

FUENTE DE LA IMAGEN – CARL CHARTER

La Sepia apama es la sepia más grande del mundo, alcanzando los 50 centímetros de longitud. Tienen ocho tentáculos, más otros dos más largos para cazar, aparearse y defenderse.

La sección más norteña del golfo de Spencer ofrece muchos salientes rocosos que las hembras usan para poner sus huevos. Y, aunque las sepias se aparean en otros lugares, es aquí donde más lo hacen de todo el planeta.

No hay ningún otro lugar en el mundo donde se puedan observar comportamientos de apareamiento tan espectaculares y extraños en masa, incluidos cambios de color y machos que se disfrazan de hembras.

Nadie dijo que encontrar pareja fuera fácil —y estas sepias están solteros/as y sin compromiso—, pero lo primero que tienen que hacer es llegar a la fiesta.

Bramley explicó que algunas de las sepias fueron marcadas y descubrieron que algunas viajan desde al menos 65 kms al sur de la ciudad y otras 35 kms al norte para llegar a las zonas de reproducción en la zona septentrional del golfo de Spencer.

En primera fila

Buceadora observando sepias

FUENTE DE LA IMAGEN – CARL CHARTER

El desove masivo fue un fenómeno marino relativamente desconocido hasta principios de la década de 2000.

Para los buceadores, incluso para los que se sumergen sin oxígeno, con solo un tubo para respirar, es fácil observar los cefalópodos, pues se congregan justo frente a la costa, entre 2 y 6 metros.

Pero si bien el agua es calma, no es tibia.

«Realmente tienes que vestirte para la ocasión», dijo, riéndose, Bramley.

Con temperaturas del océano rondando los 10-16 grados centígrados, vine preparada con un traje de neopreno grueso, capucha, guantes y botines. Aún así, el frío me golpeó como una tonelada de ladrillos, pero una vez que en el agua, estuve en primera fila para el espectáculo más increíble de la ciudad.

Una vez que mis ojos se adaptaron, me di cuenta de que estaba rodeada de sepias que no parecían molestarse en lo más mínimo por tener a un humano observando sus momentos más íntimos.

Machos peleándose por una hembra.

FUENTE DE LA IMAGEN – SCIENCE PHOTO LIBRARY

Machos peleándose por una hembra.

Con arcoíris vibrantes y vibrantes de color púrpura, naranja, turquesa y rosa y tentáculos por todas partes, me tomó un tiempo entender sus ritual de seducción, pues las sepias tienen varias artimañas para conseguir pareja.

Astucia vs. fuerza

En un entorno en el que los machos pueden superar en número a las hembras en una proporción de 10 a 1, la competencia por transmitir los genes es feroz.

En la mayoría de las especies, el tamaño importa: los machos grandes y agresivos luchan contra sus rivales para ganar la oportunidad de aparearse. Esto también se ve en las sepias, y se sabe que los machos grandes luchan entre sí por el dominio en presencia de una hembra.

«Los machos más pequeños tienen un dilema en sus manos, porque saben que no pueden ganar contra los mucho más grandes», explicó Sarah McAnulty, bióloga de calamares de la Universidad de Connecticut.

«Han ideado un enfoque alternativo: hacerse pasar por hembras para evitar la batalla».

Sepia gigante australiana

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Pelear o disfrazarse?

En quizás el comportamiento de apareamiento más fascinante de cualquier especie, los machos más pequeños pueden desvanecer su coloración translúcida y cambiar a los granates moteados y blancos de una hembra, antes de meter sus brazos ondulantes en sus cuerpos.

Esto los hace parecer femeninos, y mientras los machos corpulentos están ocupados peleando y dejando a su pareja potencial sin vigilancia, los pequeños se lanzan veloces para tener acceso a la hembra y luego cambian rápidamente su color de nuevo al de los machos: una victoria para el desventajado astuto.

Cerebro vs. músculos

Si la hembra decide aparearse, el espectáculo hace que te preguntes si la sepia ha estado tomando notas de una película para adultos.

Durante la torsión enredada de los tentáculos, la sepia se conecta y el macho deposita su paquete de esperma en la boca de la hembra, utilizando un tentáculo especialmente diseñado para tal tarea, conocido como hectocotylus.

Luego, la hembra retiene el esperma hasta que está lista para poner sus huevos.

Sepias apareándose

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El momento anhelado.

La hembra se aparea con múltiples machos y puede usar una mezcla de diferentes depósitos de esperma para su nidada.

«Es la refutación definitiva a poner todos los huevos en una sola canasta», dijo McAnulty.

Curiosamente, las hembras prefieren a los machos más pequeños que a sus contrapartes fornidas, según McAnulty, lo que indica que están seleccionando cerebros sobre músculos.

«Los estudios incluso han demostrado que cuando las hembras van a poner sus huevos, le dan una mayor proporción de paternidad a esos machos astutos», dijo.

«Así que, cuando nos preguntamos cómo esos benditos cefalópodos se volvieron tan inteligentes, ¡pues, lo están seleccionando sexualmente!».

Sepia en primer plano

FUENTE DE LA IMAGEN – RICHARD LING

Sus cerebros y sus ojos son muy desarrollados.

El futuro

Si bien no hay escasez de acción clasificada X bajo el agua, no siempre ha sido así.

En las últimas décadas, la sobrepesca en la región redujo la población local de sepias y animó a los lugareños a tomar medidas.

Esto condujo a la creación de una zona de exclusión de pesca en 2013 a lo largo de la sección norte del golfo de Spencer durante la temporada de apareamiento.

A fines de la década de 1990, los números estaban en su punto más bajo, y Bramley estimó que apenas había 30.000-40.000 sepias presentes en 1999.

En un giro del destino, la disminución de la población de sepias atrajo la atención de los medios.

Imagen bajo el agua

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El lugar del festival anual de las sepias… y de los humanos.

Una vez que se corrió la voz sobre los increíbles cefalópodos de Whyalla, la región comenzó lentamente a atraer buzos y turistas a principios de la década de 2000, ilusionados por observar lo que entonces era un fenómeno marino relativamente desconocido.

En los últimos años, la temporada alta de sepia ha dado como resultado que los hoteles y restaurantes disfruten de su máxima capacidad, y la inyección de fondos para el turismo ha sido un impulso bienvenido para una economía que depende principalmente de la producción de acero.

Si bien se ha hablado de construir más hoteles para manejar la afluencia de turistas, la temporada de sepia solo dura de tres a cuatro meses. Entonces, ¿cómo se sustentan los operadores turísticos durante el resto del año?

Una solución que la ciudad espera que ayude es mejorar la infraestructura, con una subvención del Proyecto de Conservación y Turismo del Santuario de las Sepias de US$4 millones anunciada en 2021.

Esto ayudará a la ciudad a gestionar los visitantes adicionales cada temporada y promoverá Whyalla como un destino de turismo natural con playas de acceso fácil y senderos para caminar, mejor señalización, más vegetación nativa y mayor protección para los delicados ecosistemas del área.

Si bien el turismo de sepia en Whyalla está solo en su segunda década, la ciudad espera que se convierta en una fuente de ingresos viable a largo plazo.

En cuanto a las sepias, solo podemos esperar que continúen con sus travesuras ostentosas y sexis, demostrando que la vida puede ser tan colorida y salvaje como quieras.

* Esta historia fue publicada originalmente en BBC Travel.Lee aquí el artículo en inglés.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Sepias gigantes australianas apareándose.

FUENTE RESPONSABLE: BBC Travel. Por Katie Dundas. Marzo 2022.

Australia/Ciencia/Animales

 

 

 

Encuentran más de 220 nuevas especies de animales y plantas en la región del Gran Mekong.

Se trata de docenas de reptiles, anfibios, peces y 155 especies de plantas.

Una serpiente babosa, incluida en la última actualización del Fondo Mundial para la Naturaleza.World Wildlife Foundation / AP.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) ha incluido en su catálogo 224 nuevas especies de fauna y flora descubiertas en la región asiática del Gran Mekong, entre las que se incluyen un mono con ojeras blancas, un tritón nudoso y la única especie de bambú suculenta conocida, informa AP.

Fueron descubiertas en el 2020, pero la presentación de su informe se suspendió el año pasado debido a la pandemia del covid-19. El mono de ojeras blancas, catalogado como ‘Popa langur’, fue encontrado en las laderas de un volcán extinto de Birmania y es el único mamífero en la nueva lista. También fueron registrados docenas de reptiles, anfibios, peces y 155 especies de plantas en dicha zona de gran biodiversidad que se extiende por Birmania, Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam.

Un mono Popa langur.World Wildlife Foundation / AP

La región del Gran Mekong es un punto crítico de biodiversidad y hogar de miles de especies, subraya WWF, apuntando que desde 1997 en esa zona han sido encontradas más de 3.000 nuevas especies. Algunas de estas especies ya podrían encontrarse en peligro de extinción, entre ellas la citada nueva especie de mono, de la que podrían quedar entre 200-250 ejemplares.

Un tritón nudoso.World Wildlife Foundation / AP

La caza, la deforestación y la minería se encuentran entre los factores que amenazan la existencia de estas nuevas especies. Gran parte de la citada región aún no está explorada y cada año se encuentran decenas de nuevas especies, señala WWF, instando a los gobiernos locales a tomar las respectivas medidas para proteger la biodiversidad.

Una rana cabezona.World Wildlife Foundation / AP

FUENTE RESPONSABLE: RT en vivo. Enero 2022

Sociedad/Hallazgos/Animales/Asia/Medio Ambiente.

 

 

Pez Tequila: el curioso caso del pez «extinto» que volvió a la vida en los ríos de México.

El pez Tequila es pequeño, alcanza como máximo los 7 cm.

Un pequeño milagro vuelve a recorrer los ríos del suroeste de México.

El pez Tequila, «desaparecido» desde 2003, ha sido devuelto a la naturaleza después de haber sido declarado extinto.

«Es solo un pececito, no muy colorido, no hay mucho interés en términos de conservación global», explica Gerardo García, conservacionista del zoológico de Chester, en Reino Unido.

Sin embargo, el programa que ha reintroducido el pez es un ejemplo de cómo se pueden salvar especies y ecosistemas de agua dulce, uno de los más amenazados de la Tierra, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Reintroducción en Jalisco, suroeste de México

FUENTE DE LA IMAGEN – CHESTER ZOO

El sitio de reintroducción en Jalisco, el suroeste de México.

Y en el proceso ha sido crucial la comunidad local, en Jalisco, México.

El éxito de la operación ha tenido mucho que ver con las personas que viven cerca del sitio de liberación de peces de Tequila, están desempeñando un papel clave al monitorear la calidad del agua de los ríos y lagos.

«Esta es la primera vez que una especie extinta de peces ha sido reintroducida con éxito en México, por lo que es un verdadero hito para la conservación», dijo Omar Domínguez, de la Universidad Michoacana de México, cuyo equipo lideró el experimento.

«No podríamos haber hecho esto sin la gente del lugar, ellos son los que permiten que la conservación sea a largo plazo», añadió.

Científicos en Jalisco

FUENTE DE LA IMAGEN – CHESTER ZOO

Los científicos liberaron inicialmente 1.500 peces, pero la población está aumentando.

¿Cómo renació un pez que parecía extinto?

Una asociación entre conservacionistas en México y el Reino Unido que se remonta a décadas ha permitido que se liberen ahora 1.500 peces, que ya se expanden por el sistema fluvial.

Pero el proyecto data de 1998. Ahí es cuando comenzó todo.

Ese año científicos de la Unidad de Biología Acuática de la Universidad Michoacana de México recibieron cinco pares de peces enviados desde el zoológico de Chester, en Reino Unido.

Estos 10 peces fundaron una nueva colonia en el laboratorio de la universidad, que los expertos mantuvieron y expandieron durante los siguientes 15 años.

Antes de devolverlos al río, 40 machos y 40 hembras de la colonia fueron liberados en grandes estanques artificiales en la universidad.

Tequila fish

FUENTE DE LA IMAGEN – CHESTER ZOO

Este paso fue esencial para entrenar a los peces criados en cautiverio a vivir en un entorno salvaje con recursos alimenticios no constantes, potenciales competidores, parásitos y depredadores.

Después de cuatro años, se estimó que esta población aumentó a 10.000 individuos y se convirtió en la fuente de reintroducción a la naturaleza.

«Esto demuestra», dice Gerardo García, «que los animales pueden readaptarse a la naturaleza cuando se reintroducen en el momento adecuado y en los entornos adecuados».

Imagen de portada: Gentileza de Chester Zoo

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021.

Medio Ambiente/Ciencia/Animales

Así es el pez robot creado para controlar a otras especies invasoras.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El pez robot es idéntico a una lubina negra, el depredador natural del pez mosquito, considerado una de las especies invasoras más nocivas del mundo.

El pez mosquito (Gambusia affinis) es originario del Golfo de México. Con un tamaño máximo de siete centímetros y una cola abierta en forma de abanico, se trata de una especie que difícilmente resalta del resto de su familia; sin embargo, posee una característica que lo ha llevado a ser introducido por la mano humana a todo el mundo: 

Especializado en rondar justo debajo de la superficie en busca de alimento, el pez mosquito (también conocido como gambusina) es un depredador natural de larvas y pupas de mosquito que cuelgan bocabajo en la superficie de aguas estancadas. 

Esta habilidad, aunada a la necesidad de controlar al mosquito como vector de distintas enfermedades, provocó su introducción a Europa y el resto del mundo a inicios del siglo XX. Y aunque al principio la población de mosquitos se redujo drásticamente, su habilidad para adaptarse a distintas temperaturas y competir con peces y anfibios nativos los llevó a convertirse en una de las 100 especies exóticas invasoras más nocivas del mundo, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Foto: NOZO / Wikimedia

Un siglo después, un grupo de científicos de la Universidad de Australia Occidental desarrolló una solución novedosa para reducir el efecto de las gambusinas en los ecosistemas donde fue introducido: 

Se trata de un pez robot que nada, se comporta y posee una apariencia idéntica a la lubina negra (Micropterus salmoides), una especie que multiplica el tamaño de la gambusina y se considera uno de sus principales depredadores en su hábitat natural.

Durante las pruebas en laboratorio, el equipo dispuso de doce tanques con seis peces mosquito en cada uno, además de un renacuajo de Litoria moorei, una especie nativa de Australia que es habitualmente presa del pez mosquito. Cada vez que una gambusina se acercaba a morder al renacuajo, el pez robot la atacaba para provocar su huida.

Después de analizar el comportamiento de los peces mosquito en los tanques donde se introdujo el pez robot y compararlo con las peceras donde no se introdujo, los investigadores concluyeron que la presencia del robot provocó cambios físicos, en el comportamiento y la reproducción del pez mosquito que se prolongaron durante semanas después del experimento.

En presencia del robot, los peces mosquitos decidieron nadar juntos en lugar de explorar el tanque y por lo tanto, sus ataques hacia el renacuajo se redujeron drásticamente. Además, todos los individuos que compartieron tanque con el robot mostraron una pérdida ligera de peso (probablemente debido al estrés y temor que causaba el pez robot). 

Más aún: la habilidad reproductiva de los peces mosquito se redujo significativamente. Tras analizar la calidad y cantidad de espermatozoides de los machos de tanques con y sin robot, el equipo descubrió que las células sexuales de los individuos expuestos al pez robot disminuyeron en aproximadamente 50 % comparado con el resto de peces mosquito.

Y aunque el resultado del estudio no pretende probar robots similares en la naturaleza, se trata de una muestra de que es posible desarrollar alternativas distintas a las usadas hasta el momento para minimizar el impacto de las especies invasoras:

“NUESTRO PLAN NO ES LIBERAR A CIENTOS DE MILES DE ESTOS ROBOTS EN LA NATURALEZA Y PRETENDER QUE RESUELVAN EL PROBLEMA, PERO PUEDE HABER MÁS DE UNA FORMA DE ASUSTAR A UN PEZ MOSQUITO. DARLE A LOS PECES UN OLOR SIMILAR AL DE SU DEPREDADOR, POR EJEMPLO, PODRÍA INDUCIR CAMBIOS SIMILARES”, EXPLICA GIOVANNI POLVERINO, ECOLOGISTA CONDUCTUAL Y AUTOR PRINCIPAL DEL ESTUDIO.

Imagen de portada: Gentileza de Giovanni Polverino

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC en Español. Por Alejandro I. López. Diciembre 2021.

Animales/Especies invasoras/Peces/Ciencia/Tecnología/Robot

 

Descubrimos la razón de que las serpientes se deslicen.

Hay una nueva explicación para el ágil movimiento de las víboras en gran variedad de terrenos.

Unos científicos han encontrado una explicación sorprendente para el ágil movimiento de las serpientes: una capa de lubricante graso, increíblemente delgada, incrustada en las escamas.

El hallazgo no solo explica la escalofriante habilidad de los reptiles, también apunta al desarrollo de nuevos lubricantes y recubrimientos industriales, por no hablar de las mejoras de diseño para robots inspirados en serpientes.

Recuerdas las competencias de cerdos ensebados en las ferias rurales, pregunta Joe Mendelson, herpetólogo del Zoológico de Atlanta, quien no intervino en el estudio. Estos hombres acaban de demostrar que las serpientes son como cerdos auto-ensebados.

Por divertido que parezca imaginar a una víbora resbalando, el descubrimiento es un gran paso para explicar qué hacen las serpientes cuando deslizan suavemente sus cuerpos sin extremidades sobre el terreno.

SON CAPACES DE TREPAR ÁRBOLES, ESCABULLIRSE POR EL DESIERTO CALCINANTE, NADAR Y HASTA VOLAR, PLANEANDO DE RAMA EN RAMA POR LOS ÁRBOLES.

Pero ninguno de esos movimientos asombrosos sería posible si sus escamas exteriores producto de millones de años de evolución- no pudieran resistir la paliza.

No obstante, hasta ahora, nadie ha podido explicar una de las características más evidentes de las escamas de serpiente: ¿Por qué las escamas del vientre son mucho más resbalosas y lisas que las del lomo?

No debe sorprender que las escamas del vientre sean resbalosas y lisas, ya que no pueden quedarse atoradas en los obstáculos. 

¿A qué se debe el complejo diseño en las serpientes?

Autor: Liz Langley Fecha: 2015-09-23

Nuestro lector Dave Patrington tuvo la idea de preguntar: “¿Por qué muchas serpientes tienen diseños y colores en el vientre?”. Si eres un reptil que se arrastra por el suelo, ¿no te parece un desperdicio de ornamentación?

Una panza llena de variaciones

La llamativa cuadrícula de la serpiente del maíz es un buen ejemplo de este tipo de decoración corporal. En su caso, imita una mazorca, posible razón de su nombre.

Sucede que “los patrones del vientre no son muy comunes en los reptiles”, informa Kate Jackson de Whitman College, en el estado de Washington. Por el contrario, los reptiles suelten presentar colores uniformes más pálidos o intensos en la parte superior.

Ese contraste se llama contrasombreado y es un tipo de camuflaje que “ocurre en la mayoría de los grupos animales”, agrega Whit Gibbons, autor y herpetólogo del Laboratorio de Ecología del Río Savannah en la Universidad de Georgia

Un ejemplo es la culebra verde lisa. La luz del sol hace que el verde oscuro de su lomo parezca más claro, de suerte que se fusiona con el verde claro de su vientre. El resultado es un color uniforme difícil de detectar, sobre todo en pastos verdes.

No obstante, hay otros colores que pretenden llamar la atención, “como rojo, anaranjado y amarillo. Son lo que llamamos ‘colores de advertencia’”, explica Jackson, porque suelen asociarse con especies venenosas. A veces, el contraste de colores –como el de las inofensivas serpientes de collar, que son negras por arriba y rojo claro por debajo- sirve como “coloración destellante” y confunde brevemente al depredador.

“Cuando un depredador descubre y perturba a la serpiente –digamos que la levanta o la hace rodar-, la sorpresa del vientre pálido o los colores de advertencia (amarillo/anaranjado) podría dar al reptil unos instantes para escapar”, dice Gibbons.

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Las víboras acuáticas también presentan combinaciones de color. Las serpientes acuáticas con bandas (Nerodia fasciata) tienen complejos patrones en el vientre y pasan mucho tiempo nadando. Sus patrones “pueden ser muy eficaces contra depredadores como tortugas mordedoras o peces grandes que las detectan desde abajo”, informa Gibbons.

En cambio, fieles a su nombre, las serpientes acuáticas de vientre simple (Nerodia erythrogaster) no presentan patrones complejos. Como pasan mucho tiempo en tierra sin mostrar el vientre, se benefician más del contrasombreado que de la coloración destellante.

Franjas de carreras

Lee Fitzgerald, herpetólogo de la Universidad de Texas A&M, dice que las vertiginosas variaciones de color de las serpientes también permiten el mimetismo.

Foto: Joel Sartore, National Geographic Creative

Las coloridas franjas de la venenosa serpiente de coral oriental es una advertencia para depredadores potenciales.

Por ejemplo, la serpiente de coral oriental es una víbora venenosa de coloridas franjas que anuncian su peligrosidad a depredadores potenciales. Aunque la serpiente rey escarlata es inofensiva, usa su color para hacerse pasar por una mortífera serpiente de coral. Las dos se parecen tanto que fue necesario inventar una rima para ayudarnos a recordar cuál es cada una.

Le pregunté a Gibbons por las brillantes franjas de la serpiente de liga de San Francisco, en parte porque son muy bonitas y en parte porque, ¿quién iba a imaginar que San Francisco tenía su propia serpiente de liga?

Las franjas crean una “ilusión óptica”, respondió Gibbons. Debido al patrón, el ojo no puede enfocar al animal moviéndose rápidamente, hasta que “de pronto, vemos la cola desapareciendo en la hierba”.

“Además”, agregó, “los californianos esperan que sus serpientes luzcan las modas más elegantes”.

Sin embargo, cuando los investigadores examinaron las escamas bajo microscopios de alta potencia, no lograron distinguir diferencias estructurales entre las escamas del vientre y las del lomo, lo que sugería que cualquier cosa que volviera resbaloso el vientre tenía que ser un recubrimiento superficial de algún tipo. Pero, ¿de qué estaba hecho?

Escurridizo

Para averiguarlo, el líder del estudio, Joe Baio, ingeniero químico de la Universidad Estatal de Oregón, hizo equipo con Tobias Weidner, del Instituto de Polímeros Max Planck, en Alemania, y juntos examinaron minuciosamente pieles mudadas de serpientes rey de California (Lampropeltis getula californiae).

Para ello, iluminaron con láseres toda la superficie de las pieles. El objetivo era observar cómo se reflejaban y dispersaban los rayos en las moléculas superficiales de las escamas, técnica que normalmente se utiliza para inspeccionar componentes microelectrónicos.

Fue una locura, recuerda Baio. Todos aquellos físicos nos vieron entrar con escamas de serpientes y nos miraron, como diciendo: ¿Qué hacen aquí esos tipos.

Cuando combinaron sus escaneos con otras pruebas, los investigadores encontraron que habían detectado una capa delgadísima de lípidos (cadenas de carbohidratos que componen las grasas) cubriendo el exterior de las escamas.

Según el estudio, publicado el 9 de diciembre en Journal of the Royal Society Interface, ese recubrimiento tiene apenas unos nanómetros de espesor, es decenas de miles de veces más delgado que un cabello humano.

Es más, parece que la serpiente rey usa dos lubricantes distintos en el vientre y la espalda, pues los lípidos de las escamas ventrales forman una capa mucho más resbalosa y ordenada que los de la espalda; un truco químico que hasta los ingenieros profesionales pasan las de Caín para lograr, según los autores.

Secretitos de la naturaleza

Pero si las serpientes han ensebado sus cuerpos durante mil millones de años, ¿por qué no nos habíamos dado cuenta?

A diferencia de otros animales como los caracoles de tierra, que alisan su camino segregando y dejando senderos de lubricante húmedo-, el lubricante de las serpientes permanece incrustado en las escamas, formando una capa resbalosa y duradera, parecida a la que mantiene lubricadas y flexibles nuestras articulaciones.

Y ya que el lubricante serpentino no se desprende, las personas que manipulan serpientes no se dan cuenta de que existe.

Como la serpiente rey de California no es particularmente rara, el equipo confía aunque con cierta cautela- en que sus resultados podrán confirmarse en muchas otras especies de serpientes.

Baio sospecha que distintas serpientes producen versiones de lubricantes específicas para su especie.

Entre tanto, los investigadores están muy emocionados con la posibilidad de reproducir el recubrimiento resbaloso usando materiales artificiales.

Por ejemplo, si logran replicarlo en el laboratorio, el lubricante serviría para que los robots de rescate operen más exitosamente o para mejorar pinturas de siguiente generación.

La naturaleza resolvió el misterio hace millones de años, dice Weidner. Podemos tratar de entender sus secretitos.

Imagen de portada: Gentileza de NATIONAL GEOGRAPHIC

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC

Animales/Reptiles/Serpientes/Deslizamiento/Escamas

Decide cuál es la mejor fotografía de naturaleza del año.

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Temas /Biodiversidad

Un año más, el Museo de Historia Natural de Londres ha invitado al gran público a elegir la mejor imagen del prestigioso Wildlife Photographer of the Year. Cualquiera puede votar por una de estas 25 impresionantes fotografías sobre la vida salvaje.

El concurso Wildlife Photographer of the Year, organizado por el Museo de Historia Natural de Londres, invita a los amantes de Naturaleza y la fotografía de vida silvestre de todo el mundo a votar en línea para decidir el ganador del premio People’s Choice Award que cada año selecciona el gran público.

Las 25 escenas inolvidables de este año, entre las que se incluyen un grupo de curiosos suricatos, un esquivo tapir o el rescate de un delfín del río Amazonas, fueron preseleccionadas por los jueces del Museo de Historia Natural entre las más de 50.000 fotografías presentadas a la competición por fotógrafos de 95 países diferentes.

Las imágenes podrán votarse en el portal web de la institución hasta el próximo 2 de febrero de 2022, y el ganador se exhibirá junto a las demás fotografías premiadas en el concurso hasta el cierre definitivo de la exposición de este año, programada para el 5 de junio. Las cinco mejores imágenes del premio People’s Choice Award también se mostrarán en su página web, uniéndose a los ganadores de la 57ª edición del Wildlife Photographer of the Year que os mostrábamos en este artículo.

La doctora Natalie Cooper, investigadora del Museo de Historia Natural y miembro del panel de jueces, declara que “el premio People’s Choice Award ofrece una visión sorprendente de la naturaleza y nuestra relación con ella, lo que despierta nuestra curiosidad y fortalece nuestra conexión con el mundo natural. Es un desafío increíble elegir solo una de estas imágenes, por lo que estamos ansiosos por descubrir qué momento emerge como el favorito del público». Por lo que parece, la gran responsabilidad queda en vuestras manos.

1/25 The eagle and the bear

Los cachorros de oso negro a menudo trepan a los árboles, donde esperan a salvo a que su madre regrese con comida. Aquí, en las profundidades de la selva tropical templada de Anan, en Alaska, este pequeño cachorro decidió tomar una siesta por la tarde en una rama cubierta de musgo bajo la atenta mirada de un águila calva juvenil. El águila había estado sentada en este pino durante horas y Jeroen Hoekendijk encontró extraordinaria la situación, por lo que rápidamente se dispuso a capturar la escena. Con cierta dificultad y mucha suerte, pudo posicionarse un poco más alto en la colina y tomar esta imagen mientras el oso dormía ajeno a todo. Foto: Jeroen Hoekendijk / Wildlife Photographer of the Year

2/25 Jaguar of ashes

El año 2020 fue un año de incendios en los humedales de El Pantanal, en Brasil; se produjeron más del doble en comparación con el año anterior. «Un año para nunca olvidar», explica Ernane Junior, el autor de esta fotografía. Más del 26% de la superficie total se vio afectada, y la situación en el Parque Estatal Encontros das Águas fue aún peor, con aproximadamente el 80% de las tierras calcinadas. El parque es conocido por su gran población de jaguares y el fotógrafo estaba allí documentando los incendios cuando este jaguar y su hermano cruzaron el río Três Irmãos. Después de llegar a la orilla opuesta, el jaguar rodó en la ceniza dejada por la desolación días antes. Con solo su rostro al descubierto, su cuerpo ahora negro reflejaba su entorno carbonizado. Foto: Ernane Junior / Wildlife Photographer of the Year

3/25 Dancing in the snow

En la Reserva Natural de Lishan, en la provincia de Shanxi, China, Qiang Guo observó cómo dos faisanes dorados machos intercambiaban continuamente posiciones en este tronco con unos movimientos que parecían una danza silenciosa coreografiada en la nieve. Las aves son nativas de China, donde habitan en los densos bosques de regiones montañosas. Aunque de colores brillantes, los faisanes dorados son tímidos y difíciles de detectar, pasan la mayor parte de su tiempo buscando comida en el suelo oscuro del bosque y solo vuelan para evadir a los depredadores o posarse en árboles muy altos durante la noche. Foto: Qian Guo / Wildlife Photographer of the Year

4/25 Shelter from the rain

Durante una visita a Maasai Mara, en Kenia, Ashleigh McCord capturó este tierno momento entre un par de leones machos. Había estado tomando fotografías de solo uno de ellos mientras la lluvia era tan solo una ligera salpicadura. De repente, el segundo león se acercó brevemente y saludó a su compañero antes de alejarse. Sin embargo, cuando la lluvia se convirtió en un fuerte aguacero, el segundo macho regresó y se sentó, posicionando su cuerpo como para proteger al otro. Poco después se frotaron las caras y continuaron sentados acariciándose durante algún tiempo. Ashleigh McCord se quedó observándolos hasta que la lluvia cayó tan intensamente que apenas eran visibles. Foto: Ashleigh McCord / Wildlife Photographer of the Year

5/25 Peek a boo Michiel Van Noppen tomó esta fotografía de Dantita, como se la conoce cariñosamente, en las estribaciones del Parque Nacional Braulio Carrillo, cerca de San José, en el centro de Costa Rica. El tapir de Baird o los apodados «jardineros del bosque» son extremadamente importantes para su hábitat natural, ya que algunas semillas del lugar solo germinan después de pasar por el aparato digestivo del animal. Pero debido a las amenazas de la deforestación y la caza, se estima que solo quedan 6000 individuos de la especie libres en la naturaleza, por lo que se han creado grupos de conservación como Proyecto Tapir Nicaragua y Nai Conservation para trabajar en estrecha colaboración con las comunidades locales y promover la importancia de preservar la tierra y proteger a esta especie en peligro de extinción. Foto: Michiel Van Noppen / Wildlife Photographer of the Year

6/25 Bonds of love Peter Delaney observó como una manada de elefantes cerró filas, empujando a sus crías al centro del grupo para protegerlas. Un gran macho había estado tratando de separar a un pequeño recién nacido de su madre. Delaney estaba fotografiando la manada en la Reserva de Elefantes de Addo, en Sudáfrica, cuando el recién nacido soltó un chillido. La manada reaccionó al instante, haciendo sonar fuertes llamadas, agitando las orejas y luego rodeando a los jóvenes y extendiendo sus cuerpos para tranquilizarles. Los elefantes crean vínculos que duran toda la vida, y pueden mostrar emociones desde el amor hasta la ira. Peter Delaney declara que «hay algo mágico y hermoso cuando observas elefantes: toca tu alma y tira de las cuerdas de tu corazón». Foto: Peter Delaney / Wildlife Photographer of the Year

7/25 The ice bear cometh Hay un viaje de dos horas de helicóptero desde la ciudad más cercana hasta este lugar en el río Fishing Branch, en Yukón, Canadá; un lugar donde el río nunca se congela por mucho frío que haga. Aquí la carrera del salmón tiene lugar a finales del otoño y para los osos pardos de la zona estas aguas ofrecen una última oportunidad de darse un festín antes de hibernar. La temperatura media en la zona había rondado los -30 ºC, y Andy Skillen había estado esperando durante un largo rato a que una osa hembra en particular usara este tronco para cruzar el arroyo. Finalmente, hizo precisamente lo que el fotógrafo esperaba, y él obtuvo la imagen que había imaginado: su pelaje mojado por el agua se había congelado formando carámbanos que se podían escuchar tintinear mientras pasaba. Foto: Andy Skillen / Wildlife Photographer of the Year

8/25 All together Los achichiliques de Clark que frecuentaban el lago cercano a la casa del fotógrafo Ly Dan, en San Diego,California, no habían anidado en este durante unos años, y Dan no estaba seguro de si el clima inusualmente caluroso y seco que habían estado experimentando últimamente era el culpable. Luego, en 2017, California tuvo el doble de su precipitación anual normal. Con los lagos llenos, esta especie de somormujo comenzó a construir nidos flotantes en el borde de las aguas poco profundas, entre las cañas o juncos, y a poner huevos nuevamente. Esta foto fue tomada unos días después de una tormenta que tristemente arrasó con casi todos los nidos de la temporada. Dan había estado en un bote durante horas, escaneando la superficie, buscando achichiliques y, justo cuando la luz se desvanecía, los vio a ellos, algunos de los pocos supervivientes. Foto: Ly Dang / Wildlife Photographer of the Year

9/25 Lynx cub licking El lince ibérico es uno de los felinos más amenazados del mundo debido a la pérdida de hábitat, la disminución de las fuentes de alimento, los atropellos de automóviles y la caza ilegal. Pero gracias a los esfuerzos de conservación, la especie se está recuperando y se puede encontrar en pequeñas áreas de Portugal y España. Antonio Liébana capturó esta imagen mientras dirigía un proyecto de conservación basado en la fotografía en Peñalajo, Castilla La Mancha. Sabía que una familia de linces usaba este pozo de agua para beber, así que arregló un escondite cerca. Centrándose en este cachorro, tuvo la suerte de capturar el momento en que levantó la cabeza del agua, se lamió los labios y miró directamente a la cámara. Foto: Antonio Liébana Navarro / Wildlife Photographer of the Year

10/25 Dolphin hug Jaime Rojo observó cómo Federico Mosquera, un biólogo de la Fundación Omacha de Colombia, calmaba a un delfín del río Amazonas. Estos delfines son animales extremadamente táctiles y el contacto directo los calma, aunque mantenerlos hidratados cuando están fuera del agua también es extremadamente importante. El equipo de Omacha y WWF estaba transportando al delfín a una instalación veterinaria temporal en Puerto Nariño, Colombia, para instalar una etiqueta GPS en su aleta dorsal. El proyecto es parte de un intento científico para comprender el estado de salud y los patrones migratorios de los delfines de río Amazonas. Foto: Jaime Rojo/ Wildlife Photographer of the Year

11/25 Monkey cuddle Zhang Qiang  estaba visitando las montañas Qinling, en China, para observar el comportamiento del langur chato dorado​ de Sichuan. Los bosques templados de las montañas, amenazados por la explotación forestal, son el único hábitat de estos monos en peligro de extinción. A Qiang le encanta observar la dinámica del grupo familiar, y lo cercanos y amigables son estos monos entre ellos. Cuando llega el momento de descansar, las hembras y los jóvenes se apiñan para obtener calor y protección. Esta imagen captura a la perfección ese momento de intimidad. La inconfundible cara azul del joven mono se acurrucaba entre dos hembras, mientras su llamativo pelaje de color naranja dorado quedaba salpicado por la luz. Foto: Zhang Qiang / Wildlife Photographer of the Year

12/25 Hitching a ride Una hembra de oso hormiguero gigante estaba buscando comida alrededor de una enorme llanura abierta una tarde en El Pantanal, Brasil, cuando Wim van den Heever de repente notó que tenía un joven a la espalda. Instintivamente agarró su cámara y lentamente se arrastró hasta un montículo de termitas en la distancia que estaba en la dirección en los animales se movían. Sentado en silencio esperó, pero la luz se estaba desvaneciendo rápidamente, y comenzó a preguntarse si tendría tiempo para capturar la escena. Después de esperar bastante tiempo (los osos hormigueros caminan lentamente) y sosteniendo algunos equipos de cámara muy pesados, el fotógrafo fue recompensado por su paciencia. Foto: Wim van den Heever / Wildlife Photographer of the Year

13/25 Breath of an Arctic fox Marco Gaiotti estaba observando a este pequeño zorro ártico mientras llamaba incesantemente a otro cercano. Poco a poco, notó que el aliento húmedo del zorro se congelaba rápidamente en el aire después de cada llamada. Era finales del invierno en Spitsbergen, Svalbard, y el aire frío del Ártico era de -35 °C. Fotografiar zorros árticos a menudo es frustrante, ya que normalmente corren rápido en busca de comida, pero este estaba muy relajado y dejó que el fotógrafo se acercara lo suficiente como para enfocarse en él, con la luz brillando perfectamente en el fondo. Foto: Marco Gaiotti / Wildlife Photographer of the Year

14/25 Life in black and white Docenas de cebras se habían reunido para beber en el pozo de agua de Okaukuejo, en el Parque Nacional de Etosha, Namibia, un lugar en el que los animales de la zona habitualmente sacian su sed causada por el calor abrasador del sol. Apretadas, muy juntas y moviéndose como una sola, una cebra bajó la cabeza para beber agua y, casi de inmediato, la levantó robóticamente de nuevo para comprobar que estaba fuera de peligro. Esta sucesión de gestos continuó durante cinco minutos y las rayas de los animales le recordaron a Lucas Bustamante un código de barras vivo. Centrándose mucho, su objetivo era capturar a solo uno de estos ejemplares con la cabeza en alto. Justo antes de que la manada se fuera, obtuvo la imagen que cree que mejor muestra a estos icónicos animales a rayas en blanco y negro. Foto: Lucas Bustamante / Wildlife Photographer of the Year

15/25 Working together Había varios árboles grandes cerca del hotel de Minghui Yuan, cerca del Jardín Botánico Tropical Xishuangbanna de la provincia de Yunnan, en China, y el fotógrafo había notado la presencia de las hormigas rodeando una mancha verde en los troncos de los árboles. Estaba fascinado por el comportamiento de los insectos. Esta especie de hormiga construye su nido en la copa de los árboles, es feroz por naturaleza y buena atrapando todo tipo de insectos. Una mañana, el fotógrafo notó que un grupo de hormigas trabajaban juntas en perfecta unidad para contener a un saltamontes longicornio verde. Foto: Minghui Yuan / Wildlife Photographer of the Year

16/25 Building an egg case Mientras realizaba una caminata nocturna en la selva amazónica cerca de Tena, en Ecuador, Javier vio a esta pequeña araña del género Micrathena que construía delicadamente su nido de huevos. Colgando de un fuerte hilo, estas arañas hembra pasan horas aislando sus huevos en un capullo de seda, el cual puede contener hasta varios cientos de ellos. En esta noche oscura, el nido se parecía a una luna llena blanca perlada. Foto: Javier Aznar González de Rueda / Wildlife Photographer of the Year

17/25 Stay close Cuidar a un orangután joven requiere mucha energía. Maxime Aliaga pasó más de una hora observando a esta madre en la Reserva Natural Pinus Jantho, en Sumatra, tratando de mantener a su nervioso bebé junto a ella. Desde 2011, el Programa de Conservación de Orangutanes de Sumatra ha liberado más de 120 de estos grandes simios confiscados en la reserva. Su objetivo es establecer nuevas poblaciones de orangutanes silvestres como una red de seguridad contra el declive de la especie. Esta madre, llamada Marconi, una vez estuvo cautiva como mascota ilegal, pero fue atendida y tras recuperar su salud fue liberada en 2011. Foto: Maxime Aliaga / Wildlife Photographer of the Year

18/25 The jump Karl Samitsch estaba en Cairngorms, Escocia, con un amigo que lo llevó a un bosque donde las ardillas rojas estaban acostumbradas a ser alimentadas cuando tomó esta instantánea. Colocaron avellanas en las ramas opuestas de dos árboles y luego Karl colocó su cámara en un trípode entre las ramas mirando hacia la dirección en que una ardilla podría saltar. Configurando su cámara para el enfoque automático, esperó con equipo de camuflaje entre la maleza sosteniendo un control remoto. Menos de una hora después, aparecieron dos ardillas. Mientras saltaban entre las ramas, activó el modo de ráfaga de alta velocidad en su cámara y capturó perfectamente el momento. Foto: Karl Samitsch / Wildlife Photographer of the Year

19/25 Living together Para Dhritiman Mukherjee , Bután es un lugar increíble. Le encanta cómo la mayoría de la gente trata de vivir junto a la naturaleza. Los tragopanes sátiros, una especie rara de faisán asiático, son ampliamente cazados para obtener alimento y por sus plumas. Normalmente son asustadizos y muy tímidos, pero en este pueblo cerca de Punakha las aves parecen perfectamente relajadas en presencia de las personas que viven allí. Antes de capturar esta imagen, Mukherjee había estado tratando de fotografiar al sátiro tragopan en la India desde 2008, pero los pájaros siempre se escapaban en el momento en que lo veían. Al enterarse de que las comunidades de Bután coexisten armoniosamente con la especie, supo que tenía que presenciarlo por sí mismo. Foto: Dhritiman Mukherjee / Wildlife Photographer of the Year

20/25 The future in her hands Debido a la sobreexplotación -tala industrial y roturación de tierras para el desarrollo de plantaciones- las selvas tropicales de Borneo están desapareciendo rápidamente. Debido a esto, las especies endémicas como el orangután están sufriendo y muriendo debido a la pérdida de hábitat, quedando bajo seria amenaza. International Animal Rescue lleva a cabo la loable tarea de rescatar orangutanes huérfanos o heridos. Les dan la atención médica que necesitan y los preparan para la reintroducción en el medio cuando es posible. Aquí, en un recinto forestal, un cuidador cuida de los bebés orangután: se les anima a mezclarse con otros de una edad similar, hacer refugios y buscar comida. Foto: Joan de la Malla / Wildlife Photographer of the Year

21/25 Lake of Ice Santa Croce es un lago natural situado en la provincia de Belluno, Italia. En el invierno de 2019, Cristiano Vendramin notó que el agua estaba inusualmente alta y los sauces quedaban parcialmente sumergidos creando un juego de luces y reflejos increíbles. Después de tomar la imagen recordó a un querido amigo que había amado este lugar y ahora ya no está aquí, «Quiero pensar que me hizo sentir esto que nunca olvidaré. Por eso esta fotografía está dedicada a él» Foto: Cristiano Vendramin / Wildlife Photographer of the Year

22/25 Hope in a burned plantation Jo-Anne voló a Australia a principios de 2020 para documentar las historias de los animales afectados por los devastadores incendios forestales que arrasaron los estados de Nueva Gales del Sur y Victoria. Trabajando exhaustivamente junto a Animals Australia (una organización de protección animal) tuvo acceso a lugares quemados, así como áreas de rescates y misiones veterinarias. Este canguro gris oriental y su cría, fotografiados de cerca de Mallacoota, en Victoria, fueron afortunados. La canguro apenas quitó los ojos de Jo-Anne mientras esta caminaba tranquilamente hacia el lugar donde pudo obtener esta gran foto. Tuvo el tiempo suficiente para agacharse y presionar el disparador antes de que la canguro saltara a la plantación de eucaliptos quemados que les rodeaba. Foto: Jo-Anne McArthur / Wildlife Photographer of the Year

23/25 Barracudas Esta escuela de barracudas en Blue Corner, Palau, en el Pacífico occidental, llamó la atención de Yung sen Wu mientras buceaba. Había estado nadando con ellas durante cuatro días, pero su formación cambiaba constantemente de forma y no podía encontrar el ángulo perfecto. Al quinto día su suerte cambió cuando los peces parecieron aceptarlo en el grupo. Rodeado por las barracudas, comenzó a imaginar cómo un pez ve a otro mientras nada, y esta era la imagen que quería. Las barracudas eran rápidas y tenía que nadar con mucho esfuerzo para mantener su lugar en la escuela. Al final de unos agotadores 50 minutos, obtuvo su vista perfecta de «ojo de pez». Foto: Yung sen Wu / Wildlife Photographer of the Year

24/25 Blackbird backyard Jan tuvo el gran placer de ver a este mirlo desde la puerta principal de su casa, en Greifswald, Alemania. Era primavera y el mirlo había elegido una antigua cabaña de jardín en la que construir su nido. Silenciosa y secretamente crió a sus pollos en este idílico jardín. Con esta imagen Jan quería resaltar que no tenemos que ir muy lejos para experimentar la belleza de la naturaleza: a veces algo tan simple como un mirlo haciendo su hogar en una cabaña deteriorada es suficiente. Foto: Jan Leßmann / Wildlife Photographer of the Year

Meercats put on a pose .Este grupo de suricatas de la Reserva Tswalu Kalahari, en Sudáfrica, ha estado habituado a los humanos durante más de una década, y se sienten muy relajados alrededor de la gente. De hecho, demasiado preocupados por descansar, cazar, arreglarse y pelear, en su mayoría ignoraron por completo la presencia de Thomas Peschak, por lo que este pudo acercarse y usar una lente de gran angular para incluir la sabana árida y las montañas que los suricatos llaman hogar en su fotografía. Para capturar las características de los animales aplicó las  técnicas utilizadas para las personas en una sesión de retratos y luces de estudio. Foto: Thomas Peschak / Wildlife Photographer of the Year

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC España

Concurso fotográfico/Naturaleza/Animales/Animales silvestres/Biodiversidad/Animales en peligro de extinción

La madre conejo contra la serpiente.

Observa la estrategia de la coneja cola de algodón, para salvar a sus crías.

La serpiente pitón asesina no tiene nada que ver con esta valiente conejita.

En un nuevo video de YouTube, una madre coneja cola de algodón, o rabo blanco oriental, descubre que una serpiente asedia a sus bebés y orquesta un ataque implacable.

Mientras la serpiente ratonera intenta escapar, la coneja repetidamente la embiste con feroces mordidas, y, rodando sobre su espalda, hace que el reptil se retuerza mientras intenta destriparlo, explica Dana Krempels, bióloga de la Universidad de Miami en Florida.

?¿No son lindos y tiernos??, ríe Krempels, quien ha rescatado y rehabilitado conejos durante 30 años. Para sorpresa de muchos, ?los conejos no son unos animalitos tímidos?, dice.

Las conejas madre son muy celosas de sus bebés. Débiles, lentos, y desvalidos, los conejos recién nacidos ni siquiera abren los ojos hasta casi una semana después de su nacimiento, por lo que son una cena fácil para muchos depredadores: comadrejas, ratas, gatos y, por supuesto, serpientes, por nombrar unos cuantos.

La serpiente del video, aparentemente filmada en algún lugar en el este de Estados Unidos, es una serpiente ratonera negra, una serpiente común, no venenosa, que exprime a sus presas hasta la muerte. Aunque la constrictora dio muerte a dos de los pequeños conejos, el tercero saltó lejos, aparentemente ileso.

Observa el video, por favor: Muchas gracias.

Rabbit Vs Snake. Momma Rabbit save babies – Original Video

Serpiente en la hierba

Para evitar que depredadores de estos se dirijan al nido, una coneja madre merodea las cercanías durante el día regresando únicamente al anochecer y al amanecer para alimentar a los cachorros.

Si uno se fija, al principio del video se escucha un ruido un poco chirriante: Es el bebé que quedaba vivo haciendo un llamado de alarma, explica Krempels, y cuando la madre escucha el grito, llega a cobrar la factura.

La coneja madre no logró destripar la serpiente con sus patadas, pero no iba a dejarla escapar ilesa.

No se trata de venganza: su objetivo era tanto echar la serpiente fuera de su nido como herirla lo suficiente para que no pudiera regresar, explica Krempels.

En su mayoría, los conejos bebé son asesinados por depredadores cuando aún están en el nido, lo que los obliga a abandonarlo en tan sólo 10 a 12 días. Aun entonces, siguen alimentándose de su madre, por lo que permanecen cerca durante varias semanas más.

Por si alguien se lo pregunta, los padres cola de algodón no tienen ningún papel en la crianza o en la protección? de sus crías, dice Krempels: La relación de estos machos con las hembras es algo así como: Con permiso, señorita, muchas gracias?.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC. Agosto 2018

Animales/Depredadores/Crias/Naturaleza

Serpientes de cascabel y otros animales obsesionados con la limpieza.

Desde aves que retiran los pañales sucios de sus crías hasta cuervos que guardan sus herramientas. La naturaleza está repleta de especies prolijas.

Presten atención: hasta las serpientes de cascabel mantienen limpios y ordenados sus entornos.

Un nuevo estudio informa que las cascabeles del oeste usan sus cabezas triangulares y musculosos cuellos para apartar la maleza de sus territorios de caza.

Nadie sabe por qué se toman la molestia. Pero un camino despejado para acceder a presas potenciales sería de gran ventaja para los reptiles, que no pueden cambiar de dirección durante un ataque.

Una cascabel que embiste solo tiene una oportunidad. No puede repetir el ataque dice Bree Putman, estudiante de posgrado de la Universidad Estatal de San Diego, y coautora del nuevo estudio publicado en The Southwestern Naturalist-. Es probable que sea beneficioso tener menos vegetación.

Durante su investigación, Putman observó solo a dos cascabeles machos que limpiaban sus escondites. Pero otros estudios demuestran que, al parecer, varias otras especies de cascabeles hacen lo mismo.

Se necesitan más experimentos para esclarecer porqué las serpientes apartan la maleza, señala Putman.

Si bien es admirable que un animal sin extremidades pueda poner en orden su escondite, hay muchos otros animales que hacen la limpieza.

Aves canoras

Estas especies musicales sacan del nido paquetes de popó de sus polluelos y dejan los bultos apestosos en otra parte.

Por ejemplo, se han visto azulejos adornando cables eléctricos, postes de cercados, y hasta postes de servicios públicos con los llamados sacos fecales.

Los nidos de los recién nacidos están bastante limpios, de hecho informa Mélanie Guigueno, ecóloga conductual de la Universidad McGill, Canadá-. Las aves son muy, muy estrictas en cuanto a eliminar los sacos fecales inmediatamente?.

Al sacar o a veces, ingerir- esos pañales sucios, los padres vuelven sus nidos menos visibles a los depredadores.

Las aves canoras también retiran de sus nidos los alimentos no consumidos, los polluelos muertos, y los cascarones, agrega Guigueno.

Hormigas

Muchas hormigas sacan los cadáveres de las colonias, en vez de dejar que se pudran en los túneles. Un estudio reciente demostró que las hormigas tienen más posibilidades de morir cuando algo les impide sacar los cadáveres, debido a la mayor probabilidad de adquirir enfermedades.

El nido de las hormigas saltarinas de la India incluye una cámara de basura repleta de hormigas muertas y desechos de presas, donde un equipo de depuración integrado por larvas come los desperdicios, y de esa manera [impide] que obstruyan la cámara, explica en un correo electrónico Bert Hölldobler, sociobiólogo de la Universidad Estatal de Arizona.

Ratas topo lampiñas

Estos roedores construyen sanitarios especiales en sus enormes madrigueras subterráneas.

Cuando los desperdicios obstruyen una letrina, las obreras la rellenan con tierra y excavan una nueva.

Las ratas topo lampiñas son muy melindrosas con sus túneles, y echan fuera raíces, piedrecillas, o cualquier basura que encuentren en sus pasadizos.

En un estudio, los científicos pusieron cables y un termómetro en una madriguera. El equipo de limpieza de la colonia retiró todo rápidamente.

Cuervos de Nueva Caledonia

Según un nuevo estudio, estos artesanos emplumados no solo hacen herramientas, sino que también las guardan cuando terminan alguna tarea.

Usan palitos para fabricar ganchos, con los que extraen presas del interior de las ramas.

Producir una herramienta lleva tiempo, y las aves que dejan caer sus herramientas se muestran notablemente frustradas, informa el estudio.

Cuando el ave termina de usar la herramienta, simplemente la coloca bajo una de sus patas.

Pero si el cuervo está cazando a gran altura, donde dejar caer su herramienta significa que, seguramente, la perderá para siempre, lo más probable es que la guarde en un agujero, lista para usarla otra vez.

Imagen de portada: Gentileza de NATIONAL GEOGRAPHIC

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC en Español. Agosto 2018.

Animales/Insectos/Aves/Curiosidades de la naturaleza.

Extinción de los dinosaurios permitió el gran paso evolutivo de las serpientes, revela un estudio.

La evolución de las serpientes ha sido tal que hoy contamos casi 4.000 especies sobre una gran parte de la faz de la Tierra. Conoce más.

Hace más de 60 millones de años que los dinosaurios dejaron de caminar por la Tierra. Este acontecimiento trajo diversas repercusiones no solo para la historia del planeta, sino para otros seres vivos. Ejemplo de ello son las serpientes. En el momento en que los grandes reptiles se extinguieron, la evolución de las serpientes se aceleró y dio un paso enorme.

La desaparición de los dinosaurios dio paso al periodo Cenozoico. En éste, las serpientes se diversificaron para dar lugar a las casi 4.000 especies que hoy en día se conocen. La clave de esa ramificación tuvo en la dieta una de las causas principales.

Dieta: fundamental en la evolución de las serpientes

Getty Images

«ENCONTRAMOS UN IMPORTANTE ESTALLIDO DE DIVERSIFICACIÓN DE LA DIETA DE LAS SERPIENTES TRAS LA EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS, Y TAMBIÉN ENCONTRAMOS QUE, CUANDO LAS SERPIENTES LLEGAN A NUEVOS LUGARES, A MENUDO EXPERIMENTAN ESTALLIDOS SIMILARES DE DIVERSIFICACIÓN DIETÉTICA», AFIRMA MICHAEL GRUNDLER, DE LA UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA, AUTOR DEL ESTUDIO JUNTO A DANIEL RABOSKY, DE LA UNIVERSIDAD DE MICHIGAN, AMBAS EN ESTADOS UNIDOS.

El estudio tomó datos recopilados después del análisis de las dietas de 882 especies de serpientes vivas. Éstos se compararon mediante complejos procesos matemáticos con la dieta de sus antepasados que sobrevivieron a la extinción masiva de los dinosaurios.

Cuando las serpientes compartían suelo con los grandes reptiles, su dieta era básicamente a base de insectos. Tras la fulminante desaparición de los dinosaurios, la dieta de las serpientes viró de manera drástica y comenzaron a consumir aves, peces y pequeños mamíferos, que también florecieron tras la extinción de los dinosaurios.

Las serpientes en el mundo actual

Getty Images

En la actualidad, las serpientes llevan una dieta bastante variada: ratones, lagartijas, insectos, peces, ranas e incluso huevos para sobrevivir. Se han dado casos de serpientes que han atrapado a presas del doble o triple de su tamaño, como es el caso de cocodrilos, caimanes o vacas.

Las serpientes habitan en todos los continentes a excepción de la Antártida, lo cual también refleja la adaptabilidad que tienen a diversos ambientes, climas y condiciones físicas.

Asimismo las hay de todos los tamaños: desde la más pequeña del mundo (la serpiente hilo) que mide alrededor de diez centímetros (el tamaño de una lombriz de tierra) hasta la pitón reticulada, que puede alcanzar los nueve metros de largo.

Un reptil amenazado

La serpiente es una especie que hoy tiene que luchar por su supervivencia, pues diversos factores amenazan su vida. Principalmente es la mano del hombre la que juega en su contra con el crecimiento de la población y la destrucción del hábitat de la serpiente.

La caza no reglamentada y clandestina también juega en contra de este animal, ya que la serpiente es buscada para venderse como mascota. Asimismo, existe un tráfico ilegal de piel de serpientes que se vende en el mercado negro.

La introducción por parte del hombre de especies exóticas, animales salvajes o domésticos introducidos por el hombre como el jabalí, perros, gatos, o  visones depredan gran cantidad de serpientes afectando sus poblaciones.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC en Español. Por Rodrigo Ayala. Octubre 2021

Animales/Dinosaurios/Evolución de las serpientes/Investigación