“Origins”: poderosas fotografías muestran cómo el planeta lucha por su preservación.

Hoy en día, no saber o no ser conscientes de las problemáticas que sufre nuestro planeta, es un acto totalmente voluntario porque todo se documenta y todo queda reflejado en imágenes que valen más que mil palabras.

Además, es fácil acceder a todos esos testimonios mudos que nos invitan a recapacitar y a tomar las riendas de una situación que hemos provocado y empeorado nosotros a través de pequeños y grandes actos.

Bubblegum” de Cristina Mittermeier

En esta serie de espectaculares y poderosas imágenes que componen la exposición titulada ‘Origins’ expuesta en el Hilton Asmus Contemporary de Chicago, los protagonistas son desde los gélidos aguaceros del archipiélago noruego de Svalbard hasta los retratos íntimos de la gente de Papúa en Nueva Guinea.

‘Origins’ estará disponible hasta el 2 de octubre, tanto de forma virtual como presencial.

Estas capturas no son otra cosa que un mensaje sutil y bello de los temas sobre los que giran los esfuerzos de conservación de hoy. La serie reúne el trabajo de artistas y biólogos marinos como Cristina Mittermeier y Paul Nicklen, que combinan sus prácticas creativas con su trabajo en la organización sin ánimo de lucro Sea Legacy.

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 2

“Megaptera” de Paul Nicklen

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 3

“Ice Waterfall” de Paul Nicklen

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 4

“Adrift” de Cristina Mittermeier

Cofundada por Mittermeier y Nicklen en 2014, la organización se dedica a preservar los océanos utilizando sus imágenes inspiradoras para convertir la apatía en acción e impulsar poderosas victorias de conservación en todo el mundo.

Como prueba de los paisajes y de los ecosistemas que vale la pena preservar, en los impresionantes trabajos expuestos, se muestran las crisis globales o momentos tiernos de personas y culturas de todo el mundo.

Una mujer Lisu en la provincia china de Yunnan que lleva a su pato mascota encima de la cabeza o los desmoronados icebergs de la Antártida, en cada una de las capturas se lanza un mensaje sobre esta belleza por la que es necesario seguir luchando para que siempre siga viva y no solo en nuestras retinas.

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 5

“Lady with the Goose II” de Cristina Mittermeierorigins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 6

“Frozen Highway” de Paul Nicklen

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 7

“Leap Of Faith” de Cristina Mittermeier

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 8

“Alone Together” de Cristina Mittermeier

FUENTE: CULTURA INQUIETA

  • CULTURA
  • ARTE – FOTOGRAFÍA /PLANETA TIERRA/PRESERVACION

Hoy hace 85 años que se extinguió el tigre de Tasmania y por primera vez podemos ver sus fotos en color.

El tigre de Tasmania se declaró en extinción en los 80, pero el último ejemplar murió en 1936, dejando solo unas imágenes en blanco y negro.

Tal día como hoy, hace 85 años, murió en un zoológico australiano Benjamin, el último ejemplar que quedaba vivo de tilacino. Este animal, más conocido como tigre de Tasmania, era el marsupial carnívoro más grande de su época y con su extinción dejó un gran vacío en la isla que le daba nombre. 

El único recuerdo que quedó de él fueron algunas fotografías y clips de vídeo. Evidentemente en blanco y negro, dada la época. Sin embargo, ahora podemos verlo en color, gracias al trabajo de alguien que ha querido homenajear así al desaparecido animal.

Se trata de Samuel-François Steininger, el director de Composite Films, un estudio especializado en la coloración y restauración de imágenes cinematográficas y de archivo.

Ha sido un gran trabajo, con el que por fin podemos hacernos una idea mucho más clara de cómo debieron ser estos animales, desaparecidos, ¿cómo no?, por la mano del ser humano.

El tormentoso fin del tigre de Tasmania

A pesar de conocerse como tigre de Tasmania, el tilacino (Thylacinus cynocephalus), llegó a vivir por toda Australia. Sin embargo, tuvo un primer coqueteo con la extinción cuando desapareció del continente. Las razones no están claras, aunque se cree que pudo ser por competencia con otros depredadores, como los dingos. 

Se le acusó de devorar a las ovejas, por lo que se comenzó a cazar indiscriminadamente

Tras aquel episodio, únicamente los nativos de Tasmania conocían la existencia de este animal, que llamó poderosamente la atención de los colonos europeos a su llegada, en el siglo XIX. 

Se encontraron con animales parecidos a lobos, con una longitud de entre 100 y 180 centímetros, que incluía su larga cola. Tenían el cuerpo cubierto de pelo de color marrón amarillento y gris, con rayas más oscuras sobre el lomo.

Algunos colonos los describieron como hienas. Sin embargo, su cola tenía cierta similitud con la de los canguros. De hecho, pronto comprobaron que también era marsupial. Sin duda era un animal único. Uno que ellos mismos condujeron a la extinción.

Y es que estos colonos traían con ellos perros; que, al igual que los dingos, competían por comida y espacio con el tigre de Tasmania. Además, trajeron una gran cantidad de ovejas, que se convirtieron en presas fáciles para el tilacino. 

Esto generó un fuerte rechazo entre los pastores, que no tardaron en poner precio al animal, en busca de cazadores que les quitaran el problema de por medio. Si a todo eso le sumamos que su hábitat sufrió una gran erosión, que muchos de los animales de los que se alimentaban se extinguieron y que los canes de los colonos les contagian el moquillo, nos encontramos con un cóctel perfecto para la extinción. 

De ese modo, en las primeras décadas del siglo XX la población de tigres de Tasmania se encontraba muy reducida. Poco a poco fueron desapareciendo los ejemplares en libertad y quedaron solo los que se encontraban cautivos en zoológicos. El último fue Benjamin, el protagonista del vídeo del que hablamos hoy.

Clickea en el link y velo en color

Un trabajo preciso y complicado

Las imágenes más famosas de Benjamin, el animal que vivía en un zoológico de la ciudad australiana de Hobart, fueron tomadas en 1935. Sin embargo, según cuentan en IFLScience. Steininger consideró que esas no tenían calidad suficiente para restaurarse, por lo que recurrió a otras de 1933.

El pelo de los ejemplares disecados ya se habrá decolorado por el paso de los años

Colorear estas tampoco era una tarea fácil. En la imagen apenas había elementos más allá del tigre de Tasmania. Sin embargo, este contaba con muchos detalles, como un pelaje denso, que debía representarse con realismo. Y esto no era una tarea fácil. Se podía recurrir a los animales disecados que aún se conservan en algunos museos. Sin embargo, con el tiempo el pelo se decolora, por lo que copiar esos tonos no habría sido fiel a la realidad.

Esto llevó al especialista a sumergirse en un complejo trabajo de documentación, en busca de descripciones del animal en libros de la época en la que aún había ejemplares vivos. Así, logró las imágenes con las que pretende celebrar el 7 de septiembre. Y es que hoy no es un día cualquiera. No solo se cumplen 85 años desde la triste muerte de Benjamin. También es la jornada que se eligió en Australia para celebrar cada año el Día Nacional de las Especies Amenazadas. 

Por desgracia, aunque este país cuenta con una biodiversidad fascinante, también cuenta con muchísimas especies en grave peligro de extinción. Esto hace que se invierta mucho esfuerzo en promover campañas de concienciación y conservación de la flora y la fauna. 

Así, se intenta evitar extinciones como las de este animal; que, curiosamente, para algunas personas no está realmente extinto. 

Hay quien considera que aún puede haber algún ejemplar oculto entre las malezas, pues varias personas han asegurado haberlos avistado. Sin embargo, hasta que no se demuestre lo contrario, estos avistamientos no difieren de la pantera de Granada y el cocodrilo del Pisuerga y el Duero: imágenes que algunas personas creyeron ver, pero nunca pudieron demostrar. 

Si no llega a demostrarse, el tilacino seguirá estando oficialmente extinto y estas imágenes serán el único recuerdo móvil y colorido que nos quedará de ellos.

Imagen de portada: Gentileza de Hipertextual

FUENTE: Hipertextual – Ciencia –  Técnicas en la cinematografía -por Azucena Martín

Revelan las impresionantes imágenes candidatas al premio Wildlife Photographer.

DOS ESPAÑOLES, ENTRE LOS FAVORITOS

La mirada desafiante de un lince ibérico, la angustiosa lucha de unos guepardos por sobrevivir a una inundación o la caricia a un murciélago son algunas de las más destacadas

Un zorro busca salmones en Alaska. (Jonny Armstrong/Wildlife Photographer of the Year).

El premio Wildlife Photographer of the Year reconoce, cada año, a los autores de las mejores imágenes de la naturaleza. Ya van 57 ediciones de este prestigioso certamen, organizado por el Museo de Historia Natural de Londres, pero ninguna defrauda. 

Con más de 50.000 publicaciones realizadas por fotógrafos de 95 países distintos, la de este año es la más disputada hasta la fecha, no sólo por la cantidad récord de participantes, sino también por la calidad de sus trabajos.

“Fue la calidad general de las imágenes lo que nos sorprendió. Con la mayoría de los planes de viaje cancelados durante el año pasado, los fotógrafos parecen haber dedicado más tiempo a valorar qué joyas enviarnos”, explica la presidenta del jurado, Roz Kidman Cox. 

“Hay imágenes destacadas de escenas y encuentros inolvidables, esos momentos salvajes únicos, hábilmente enmarcados, que son el resultado del conocimiento, la experiencia y la planificación, pero también de observaciones de la naturaleza cerca de casa o en primer plano”. 

El resultado es una colección de imágenes que, en los días grises de la pandemia, muestra el fascinante mundo de color que aguarda fuera de casa.

Las 100 instantáneas ganadoras se conocerán el próximo 12 de octubre y pasarán a formar parte de una exposición que se inaugurará el próximo 15 de octubre en la capital británica, para después emprender una gira internacional. 

Como forma de abrir boca, la organización del concurso ha compartido una selección de las más destacadas:

Miles de arenques muertos. (Audun Rikardsen/Wildlife Photographer of the Year)

Cuatro guepardos tratan de sobrevivir a una inundación. (Buddhilini de Soyza/Wildlife Photographer of the Year)

Un murciélago huérfano recibe caricias de su cuidador. (Douglas Gimesy/Wildlife Photographer of the Year)

Entre las imágenes más impactantes, sobresale la del fotógrafo noruego Audun Rikardsen, que muestra una enorme concentración de arenques muertos y que fue utilizada como prueba en un juicio contra el propietario de un barco pesquero. 

Otra de las más sobrecogedoras es la obra de Buddhilini de Souza, que captó la lucha de cuatro guepardos macho para sobrevivir a las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias de 2020 en Masai Mara, Kenia. 

Los murcielagos no tienen buena prensa, pero se ven con otros ojos después de echar un ojo a la enternecedora escena capturada por el australiano Douglas Gimesy. El “Pteropus poliocephalus o zorro volador es un mamífero volador de gran tamaño cuya supervivencia se considera amenazada. La imagen de Gimesy muestra los cuidados que recibe un ejemplar huérfano de esta especie mientras disfruta de su almuerzo en un refugio.

Un lince ibérico en un pajar abandonado de Sierra Morena. (Sergio Marijuán/Wild Life Photographer of the Year)

Una pepsini o avispa caza tarántulas arrastra una araña sobre un frigorífico en Quito, Ecuador. (Jaime Culebras/Wildlife Photographer of the Year)

Una leona con la cara llena de sangre tras devorar a su presa en el Serengueti, Tanzania. (Lara Jackson/Wildlife Photographer of the Year)

Dos fotógrafos españoles se cuelan en la muestra de Wildlife Photographer.

Uno es Sergio Marijuán, que ha conseguido la espectacular toma de un lince ibérico enmarcado en la puerta de un antiguo pajar de Sierra Morena. 

El otro es Jaime Culebras, cuya imagen de una avispa pepsini o caza tarántulas haciendo honor a su nombre sobre la superficie de un frigorífico en Quito (Ecuador) no deja indiferente a nadie. 

Tampoco lo hace el primer plano de una leona con el hocico ensangrentado tras devorar a una presa. La autoría de esta fotografía corresponde a la británica Lara Jackson, que consiguió enfrentarse a la mirada más aterradora de la sabana en el Parque Nacional del Serengeti (Tanzania).

Una cotorra de Kramer alimenta a sus crías Gagana. (Mendis Wickramasinghe/Wildlife Photographer of the Year)

Miles de camarones narval en aguas del Mediterráneo francés. (Laurent Ballesta/Wildlife Photographer of the Year)

FUENTE: El Confidencial – Medioambiente – Naturaleza – Foto Arte

Los caracoles gigantes podrían salvar la Gran Barrera de Coral en Australia.

Una especie de caracoles gigantes antes considerada como una plaga, puede convertirse en el último recurso para salvar la Gran Barrera de Coral en Australia.

El caracol gigante africano (Achatina achatina) podría ser la clave para salvar la Gran Barrera de Coral, amenazada desde hace 27 años por el calentamiento global y especies marinas que la destruyen. Antes considerados como una plaga, esta especie de moluscos de tamaño considerable podrían ayudar a garantizar el bienestar de los corales.

En 1981, la UNESCO proclamó a este arrecife como Patrimonio de la Humanidad, por lo que las autoridades de Australia han unido esfuerzos con la comunidad científica para detener este fatal debilitamiento.

Durante años, esta especie de caracol fue considerada como una plaga en el país, porque se reprodujeron masivamente. Llegó un punto, incluso, en el que la gente los conservaba como mascotas, a pesar de ser moluscos silvestres.

¿Qué es la Gran Barrera de Coral?

La Gran Barrera de Coral en Australia es el arrecife de coral más extenso y rico del mundo. Se extiende hasta más de 344 mil kilómetros cuadrados, es el hogar de cerca de mil 500 especies de peces, así como de 411 especies de corales duros. El hecho de que esté en peligro es alarmante, ya que muchos animales marinos dependen de ellos para sobrevivir.

En los últimos 30 años, como consecuencia de la explotación de los mares y el calentamiento global, este ecosistema australiano ha perdido el 50 % de sus corales. El alza en las temperaturas provoca que los microorganismos que mantienen los colores vibrantes en los corales mueran, dejando así que la relación de ayuda mutua se pierda también.

caracol gigante

El fenómeno de blanqueamiento ha devastado a los corales australianos. Foto: Getty Images

Uno de los problemas más graves a los que se enfrenta este ecosistema marino es el fenómeno de blanqueamiento masivo, que se ha enfatizado en los últimos cinco años. Además de esto, se tiene registro de que el arrecife alcanzó temperaturas récord a principios de 2020, lo cual debilitó a las especies de corales que habitan ahí.

¿Cuál es la contribución de este molusco gigante?

Una especie de estrella de mar con espinas ha proliferado a raíz de la contaminación existente en la Gran Barrera de Coral en Australia. Conocidas como «estrellas de mar corona de espinas«, es una de las mayores amenazas al ecosistema, ya que se han convertido en una plaga.

caracoles gigantes

Estrella de mar corona de espinas aprovechándose de las propiedades de un coral. Foto: Getty Images

Se estima que el 42 % del daño a los corales ha sido consecuencia de la proliferación de esta especie nociva. Los caracoles gigantes sienten una predilección particular por estas estrellas, que utilizan como alimento algunas veces por semana sin ser afectados por el veneno que tienen en las espinas.

Sin embargo, el consumo de los caracoles es reducido. Por lo cual, las autoridades australianas están buscando maneras de hacer que los caracoles se reproduzcan más rápidamente. De esta manera, podrán construir un arsenal de caracoles que hagan frente al enemigo más letal del arrecife.

FUENTE: NATIONAL GEOGRAPHIC – Por Andrea Fischer

COVID-19, oportunidad para razonar sobre la importancia de la biodiversidad.

«El confinamiento muestra cómo responde la biodiversidad cuando no hay tránsito de gente». Esta es una oportunidad para razonar sobre su importancia.

El distanciamiento social provocado por la COVID-19 ha ocasionado mejoría en el ambiente y ha generado conciencia sobre la necesidad de aprovechar la naturaleza de manera sustentable y compartirla con las más de dos millones de especies que viven en el planeta, afirmó Alejandra Alvarado Zink. 

Él es responsable de Educación y comunicación ambiental, en la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC). Hay que preservar la biodiversidad.

En el marco del Día Internacional de la Diversidad Biológica, que se conmemora el 22 de mayo, consideró que las condiciones de aislamiento también deben propiciar una reflexión profunda sobre lo estresante que resulta para diversas especies de aves, peces y mamíferos estar encerrados.

COVID-19 biodiversidad animales

Foto: Cortesía de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP)

Debemos razonar la situación actual y tener mayor respeto hacia cualquier especie. Ya que, en los territorios que ahora habitamos, antes existieron ecosistemas que se transformaron para que viviéramos de acuerdo con nuestras necesidades.

“Hubo bosques o selvas tropicales que fueron arrasados para dar lugar a campos agrícolas o para ganado”, dijo.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la pérdida de la diversidad podría incrementar los casos de zoonosis (enfermedades transmitidas de los animales a los humanos), pero sí se conservan, podrían ser una herramienta en la lucha contra pandemias como las causadas por los coronavirus, precisó.

Biodiversidad es la riqueza de plantas, animales, microorganismos y ecosistemas.

Foto: Cortesía de la CONANP

La ONU indica que los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones:

  • Los peces proporcionan el 20% de las proteínas animales a unos 3 mil millones de personas.
  • Más del 80% de la dieta humana está compuesta por plantas.
  • Aproximadamente el 80% de las personas que viven en zonas rurales de países en desarrollo dependen de medicamentos tradicionales basados en plantas.

Mejoramiento del entorno Alvarado Zink señaló que debido al confinamiento, en el mundo se ha registrado mejoría en el ambiente; aunque ha sido relativamente poco tiempo, se ha reducido la contaminación en varias ciudades, y se ha documentado en fotos y videos que distintas especies llegan o regresan a lugares que estaban invadidos por personas.

venado ciervo UNAM

Foto: Cortesía de la CONANP

“Antes era difícil observar ballenas cerca de las costas de Acapulco o escuchar a los pájaros en nuestras casas por el ruido en las ciudades. En España se pudieron ver cerdos silvestres y cabras en las calles. Asimismo, en China se avistaron venados y en Estados Unidos a pumas», expresó.

«Esto es muestra de cómo responde la biodiversidad cuando no hay tránsito de gente”, agregó.

  • Día de diversidad biológica

Este 2020, la frase del Día Internacional de la Diversidad Biológica es “Nuestras soluciones están en la naturaleza”, un tema amplio que contempla desde la conservación de los ecosistemas hasta la alimentación.

Se pretende mostrar que la gente está interesada en conocer la biodiversidad y contribuir a su conservación. “Es una meta que puede lograrse con conocimiento; ahora las personas tienen más claro cuál es la situación y hacia dónde debemos ir”, consideró.

orquídeas UNAM COVID-19 biodiversidad plantas

Foto: Cortesía de la CONANP

Desde el año 2000 se han hecho esfuerzos para promover el conocimiento, valoración y buen manejo de la naturaleza; además, este 2020 se cumple una década de conmemorar esta efeméride internacional el 22 de mayo, pues antes se celebraba en diciembre.

Gracias a la biodiversidad podemos gozar de los distintos ecosistemas y espectáculos naturales, por ello es necesario reflexionar y aprender a convivir con otros seres vivos, reiteró Alvarado Zink.

FUENTE: National Geographic