Cambio climático: expertos advierten que Argentina podría perder el 40% de sus playas.

Por favor profundiza esta entrada; cliqueando donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El informe fue publicado por Nature Climate Change. Se estima que unos 4.000 kilómetros de costa podrían desaparecer en los próximos 80 años.

Un informe internacional advirtió que para el año 2100, Argentina podría perder hasta el 40% de sus playas, como consecuencia del cambio climático. El impacto negativo de la contaminación afectaría de forma severa a varios lugares que son claves para el turismo, especialmente en vacaciones de verano.

El informe, publicado en la revista científica “Nature Climate Change”, reveló cuáles son los efectos del cambio climático. Llegó a varias conclusiones: una de ellas, estima que para el año 2100, varios países podrían perder hasta el 40% de sus playas.

En ese grupo de naciones que corren peligro de padecer una merma en sus costas se encuentra Argentina, ubicada dentro del top 10 de los países más afectados. También advirtió que en los próximos 30 años, las playas de nuestro país perderían 100 metros de arena.

“Se van a perder 4.000 kilómetros de costa en 78 años”, estimó el biólogo Fabricio Ballarini, quien profundizó sobre los detalles del informe hecho por la publicación científica Nature Climate Change.

En la Costa Atlántica bonaerense, una de las zonas más afectadas del país, se pierden hasta dos metros de playa por año. No obstante, los expertos en materia climática también advierten en el informe que el impacto puede golpear de lleno a distintos puntos de la provincia de Entre Ríos, por donde transcurren los ríos Ibicuy y el Paraná.

“La playa funciona como una especie de barrera de contención de tormentas y de la embestida del mar, mientras más extenso el terreno con arena menor será el impacto”, Ballarini consideró sobre los efectos de este fenómeno impulsado por el cambio climático.

El trabajo publicado por Nature Climate Change, reunió décadas de datos obtenidos por expertos de Estados Unidos y China. Las conclusiones han permitido a los científicos comprobar, por primera vez, que la Corriente Circumpolar Antártica (CCA) está sufriendo esa aceleración.

Para el estudio se usaron mediciones por satélite de la altura de la superficie del mar y datos recogidos por la red mundial de boyas oceánicas Argo (en pleno funcionamiento desde 2007), para detectar una tendencia en la velocidad de la capa superior del océano Antártico que había permanecido oculta para los científicos hasta ahora.

Imagen de portada: Playas del Atlántico. República Argentina.

FUENTE RESPONSABLE: Ámbito. Diciembre 2021

Cambio climático/Argentina/Turismo/Costa Atlántica.

Que es y que riesgos implica el «Glaciar del Juicio Final», que está en la Antártida.

Las grietas y fisuras avivan los temores de una ruptura que podría llevar a un aumento de mas de medio metro en el nivel global del mar.

Hace veinte años, un área de hielo que se pensaba pesaba casi 500 mil millones de toneladas se separó dramáticamente del continente antártico y se rompió en miles de icebergs en el mar de Weddell.

Se sabía que la plataforma de hielo Larsen B de 3250 km2 se estaba derritiendo rápidamente, pero nadie había predicho que tomaría solo un mes para que el gigante de 200 metros de espesor se desintegre por completo.

Esta semana, los científicos del hielo reunidos en Nueva Orleans advirtieron que algo aún más alarmante se estaba gestando en la capa de hielo de la Antártida occidental, una vasta cuenca de hielo en la península antártica.

Años de investigación por equipos de investigadores británicos y estadounidenses demostraron que se habían abierto grandes grietas y fisuras tanto en la parte superior como debajo del glaciar Thwaites, uno de los más grandes del mundo, y se temía que partes de él también pudieran fracturarse. y colapsar posiblemente dentro de cinco años o menos.

Thwaites hace que Larsen B parezca un cubito. Es aproximadamente 100 veces más grande, aproximadamente del tamaño de Gran Bretaña, y contiene suficiente agua por sí sola para elevar el nivel del mar en todo el mundo en más de medio metro. Contribuye con alrededor del 4% del aumento anual del nivel del mar en todo el mundo y ha sido llamado el glaciar más importante del mundo, incluso el glaciar del “día del juicio final”. Los estudios satelitales muestran que se está derritiendo mucho más rápido que en la década de 1990.

Thwaites es preocupante, pero hay muchos otros grandes glaciares en la Antártida que también retroceden, adelgazan y se derriten a medida que el Océano Austral se calienta. Muchos están siendo retenidos porque Thwaites actúa como un corcho, bloqueando su salida al mar. Si Thwaites se derrumbara, los científicos creen que los demás se acelerarían, lo que provocaría el colapso de toda la capa de hielo y un catastrófico aumento global del nivel del mar de varios metros.

Si pueden colapsar y con qué rapidez son algunas de las preguntas más importantes de la época. Los niveles del mar están aumentando rápidamente: la tasa anual de aumento se duplicó con creces de 1,4 mm a 3,6 mm entre 2006 y 2015 , y se aceleró. Unos pocos milímetros al año no suenan mucho, pero la pérdida de incluso una pequeña parte de Thwaites no solo ayudaría a acelerar esto aún más, sino que probablemente aumentaría la severidad de las marejadas ciclónicas.

Si todos los glaciares de la Antártida Occidental colapsaran alguna vez, no hay ciudad costera en el mundo que, con el tiempo, no se vea inundada con un costo ruinoso para la vida y la economía.

Imagen de portada: Gentileza de Continental. Argentina.

FUENTE RESPONSABLE: Continental. Actualidad.

Ciencia/Sociedad/Cambio Climático/Glaciares/

 

La producción desmedida de carne cobra miles de vidas al año por contaminación del aire.

El 80 % de las muertes por contaminación del aire están relacionadas a la producción de lácteos, huevos y carne para el consumo humano, según un estudio.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Tráfico. Quema de combustibles fósiles. Emisiones por parte de fábricas de diversas industrias. En la actualidad, una de las causas de muerte principales en Estados Unidos está relacionada con la contaminación del aire, que incide directamente en la salud de las personas. Un nuevo estudio revela que la producción de carne también está ligada a esta problemática global.

Más allá de una dieta poco equilibrada.

Foto: Getty Images

Cerca de 17 mil muertes anuales en Estados Unidos están vinculadas con el aire contaminado de cultivo y crianza de alimentos. De todas ellas, un alarmante 80 % son causadas por la producción de carne, lácteos y huevos.

El resto de los fallecimientos están relacionados con los productos derivados de los animales que los seres humanos no ingieren, como el cuero o la lana.

Según Nina Domingo, autora principal del estudio que se publicó en Proceedings of the National Academia of Sciences, la problemática sanitaria va mucho más allá de lo que nos llevamos a la boca:

«PASAMOS MUCHO TIEMPO PENSANDO EN CÓMO LOS ALIMENTOS QUE CONSUMIMOS AFECTAN NUESTRA SALUD, PERO LOS ALIMENTOS QUE COMEMOS TAMBIÉN AFECTAN A OTRAS PERSONAS».

De acuerdo con la investigación, la producción de carne en el mundo contribuye a que la calidad del aire sea letal. Particularmente para la crianza y transportación de ciertos alimentos, cuya huella de carbono ha incidido en la contaminación de la tierra, el agua y el aire durante más de diez años.

No sólo eso: el estudio es enfático en que nos concentramos demasiado en las consecuencias a futuro de la emergencia climática global, descuidando las que ya se viven en la actualidad. 

Además de contaminar el aire, la industria cárnica genera de manera indirecta asma, ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

Combustibles, fertilizantes y otros factores tóxicos.

Foto: Getty Images

El estudio ha generado revuelo entre los grupos de la industria cárnica. Por ejemplo, la Asociación Nacional de Ganaderos de Carne desestimó los resultados, considerando que la investigación está «basada en suposiciones erróneas y plagada de lagunas de datos«. Sin embargo, los autores revisaron la información a detalle en colaboración con Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, quienes confirmaron la veracidad de los datos.

Para analizar el impacto de este tipo de alimentos en la salud del ambiente y de los seres humanos, los científicos analizaron qué se necesita para producirlos. Fertilizantes para los cultivos, labrar la tierra y la quema de combustibles fósiles se encuentran entre los factores más dañinos, de acuerdo con Jason Hill, ingeniero de biosistemas de la Universidad de Minnesota:

“GRAN PARTE DE NUESTRA AGRICULTURA ESTÁ IMPULSADA POR LA GANADERÍA. NO SOLO POR LOS ANIMALES EN SÍ, SINO A LO QUE SE NECESITA PARA ALIMENTARLOS ”, DICE HILL.

Cuando los autores investigaron el número aproximado de muertes por producción de carne roja, descubrieron que los productos de res por sí solos causan 4 mil fallecimientos al año, ligados a la contaminación del aire. En términos del sector porcino y lácteo, la cifra se eleva dramáticamente a 9 mil 100 casos anuales, lo que corresponde a más del doble.

En contraste, los decesos por producción de vegetales contribuyen a 100 muertes. A pesar de que el estudio intentó no caer en nociones preconcebidas, resultó notable que el grueso de la mortalidad se encuentra entre unos cuantos grupos de alimentos. Y aún más específicamente, en la producción irresponsable que se emplea para obtenerlos.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC en Español. Por Andrea Fisher. Mayo 2021.

Sociedad y Cultura/Ecología/Cambio Climático/Carnes/Industria

Medio Ambiente/Salud/Muertes.

 

Las selvas de África demuestran que pueden desacelerar la emergencia climática: resisten el calor extremo y la sequía.

Las selvas de África que se han mantenido intactas purifican 1.1 mil millones de toneladas de dióxido de carbono en la atmósfera, según un estudio.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Desde el inicio de la actividad industrial, la temperatura del planeta ha aumentado. Los registros que se tienen al respecto de la crisis climática global hasta ahora alarman gravemente a científicos de diversas disciplinas. Sin embargo, parece que algunas selvas de África se han resistido a los obstáculos cada vez más difíciles de sortear decantados de esta problemática.

¿A qué se debe la resiliencia de las selvas de África?

Foto: Jorge Fernández/LightRocket via Getty Images

La resistencia de los bosques húmedos en el continente africano ha asombrado a los científicos que estudian el alza en la temperatura global a raíz de la crisis climática. Un estudio internacional reciente, publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, descubrió que las selvas que se han mantenido intactas siguen eliminando carbono de la atmósfera.

La purificación del aire no es la única funemo y la sequía, ción benéfica de los espacios vírgenes. Por el contrario, a pesar del calor extr100 selvas tropicales en 6 países diferentes eliminan un aproximado de 1.1 mil millones de toneladas de CO2 en la atmósfera a lo largo del año. Comparativamente, la cifra es tres veces superior al total de dióxido de carbono que emite el Reino Unido.

De acuerdo con la Dra. Amy Bennett, de la Escuela de Geografía de Leeds, a pesar de la muerte de los árboles por los cambios en el medio ambiente en otras partes del mundo, las selvas de África mostraron un comportamiento diferente:

«NO VIMOS UNA FUERTE DESACELERACIÓN DEL CRECIMIENTO DE LOS ÁRBOLES, NI UN GRAN AUMENTO EN LAS MUERTES DE ÁRBOLES COMO RESULTADO DE LAS CONDICIONES CLIMÁTICAS EXTREMAS. EN GENERAL, LA ABSORCIÓN DE DIÓXIDO DE CARBONO POR ESTAS SELVAS TROPICALES INTACTAS SE REDUJERON EN UN 36%, PERO CONTINUARON FUNCIONANDO COMO SUMIDEROS DE CARBONO, LO QUE RALENTIZÓ EL RITMO DEL CAMBIO CLIMÁTICO».

El estudio consideró a la República Democrática del Congo, Gabón, Camerún, Ghana, Liberia y la República del Congo, con respecto a cómo reaccionan los bosques tropicales a condiciones más cálidas y secas. Esta desaceleración, sin embargo, no es fortuita. Por el contrario, funcionó gracias a que los espacios se mantuvieron sin intervención de la actividad industrial humana, la agricultura o la caza ilícita.

Te sugerimos: 59 millones de hectáreas de bosque se regeneraron en los últimos 20 años

Un monitoreo cuidadoso de los bosques tropicales

Foto: Giles Clarke/UNOCHA via Getty Images

A pesar de las dificultades a las que Bennett y su equipo se enfrentaron, los resultados valieron la pena. De acuerdo con el autor principal del estudio, el profesor Simon Lewis, de la Escuela de Geografía de Leeds, «Las selvas tropicales africanas parecen más resistentes a un calentamiento y sequía adicionales en comparación con las selvas tropicales de la Amazonia y Borneo».

Los geólogos aseguran que las selvas de África han existido en condiciones más secas que las de otras partes del mundo, como la Amazonía y el Sudeste asiático. En el contexto de la crisis climática que enfrenta el planeta, esto les ha ganado un terreno considerable con respecto a otros bosques tropicales.

De acuerdo con Lewis, «Estos hallazgos muestran el valor de un monitoreo cuidadoso a largo plazo de los bosques tropicales. Los datos de referencia que se remontan a la década de 1980 nos permitieron evaluar qué tan bien estos bosques tropicales enfrentaron el calor y la sequía récord». Por esta razón, los autores incitan a los gobiernos locales a poner en primer lugar a las selvas de África en su agenda social, política y económica.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. Por Andrea Fisher. Mayo 2021.

África/Biodiversidad/Cambio Climático/Conservación/Crisis climática

Selva/ Ecología/Emergencia climática/ Planeta/ Restauración.

 

 

 

 

Así es la caja negra que registrará si la humanidad superó o sucumbió a la crisis climática.

En el futuro, la caja negra de la Tierra revelará si logramos evitar la catástrofe climática o bien, si  fuimos incapaces de evitar el colapso global.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El tiempo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y evitar un aumento drástico de la temperatura global a causa de la actividad humana se agotó. Según las proyecciones más realistas, el mundo se dirige hacia un aumento de 2.7° C a finales de este siglo, impulsado por la falta de compromiso de países e industrias para disminuir los estragos de la crisis climática antropogénica.

Al ritmo actual, la temperatura global aumentará casi el doble de la meta de 1.5 ºC estipulada en el Acuerdo de París, trayendo consigo incendios forestales, pérdida de cosechas, sequías, inundaciones fluviales y olas de calor que afectarán tanto a las sociedades humanas como a la mayoría de seres vivos que habitan la Tierra.

En este contexto, un equipo de investigadores de la Universidad de Tasmania y distintos colectivos de artistas decidieron crear un dispositivo que, tal y como ocurre con las cajas negras de los aviones, almacenará datos actualizados de estudios científicos, mediciones, noticias, posteos de redes sociales y acuerdos tomados en foros globales como la COP26, con el objetivo de crear una memoria cronológica de la actuación humana ante la crisis climática.

La construcción de la caja negra de la Tierra (hecha con acero de 7 centímetros de esperos, apariencia monolítica y 10 metros de largo) concluirá a inicios de 2022, momento en el que será colocada en un punto recóndito de la costa oeste de Tasmania, uno de los sitios considerados más estables política y geográficamente.

En su interior, la caja negra de la Tierra tendrá enormes unidades de almacenamiento y una conectividad a internet permanente. Cada día, un algoritmo se encargará de elegir los datos y noticias relevantes a propósito de la crisis climática y creará un respaldo cronológico de ellos.

Aunque se trata de un ejercicio de reflexión más que de un dispositivo necesario, en el futuro la caja será un diario fiel del actuar humano ante la crisis climática. Según sus creadores, sus datos dejarán constancia de la decisión que tomó nuestra especie para superar (o bien, sucumbir) ante la mayor amenaza que ha enfrentado desde su aparición en el planeta.

«CÓMO ACABARÁ ESTA HISTORIA DEPENDE COMPLETAMENTE DE NOSOTROS. PERO UNA COSA ES CIERTA, CADA UNA DE NUESTRAS ACCIONES E INACCIONES ESTÁ SIENDO REGISTRADA EN ELLA», EXPLICAN.

Imagen de portada: Ilustración: Earth’s Black Box

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC en Español. Por Alejandro I. López. Diciembre 2021.

Sociedad y Cultura/Cambio climático/Crisis climática/Futuro

No, los carpinchos, jaguares y elefantes no nos invaden. Esto es lo que sucede en realidad.

Si deseas profundizar sobre esta entrada u otras relacionadas, cliquea por favor donde se encuentre escrito en “Negrita”. Muchas gracias.

CNN Español) — Cada vez más, los jaguares comen perros en México. Mientras tanto, los carpinchos «conquistan» terreno en la provincia de Buenos Aires. A miles de kilómetros de distancia, una manada de elefantes abandona su hogar en China y comienza una larga travesía. Y en los Andes, osos de anteojos bajan de la montaña para conseguir alimento. ¿Por qué están actuando así? Lo que les ha pasado este año a osos, jaguares, elefantes, carpinchos y otras tantas especies tiene una explicación: los seres humanos.

A lo largo y ancho del planeta, en este 2021 fuimos testigos de cómo animales a los que habitualmente solo veríamos en una reserva natural o un zoológico avanzan sobre nuestros entornos humanos. Y no se trata solo de aquellos momentos al comienzo de la pandemia cuando nos encerramos y vimos cómo andaban a sus anchas por calles y ríos. Se trata de animales que cada vez están más cerca de nosotros ahora que ya estamos en las calles nuevamente, algo que en algunos casos puede ser peligrosos si no sabemos gestionarlo.

¿Por qué sucede esto? Por la intervención de los seres humanos en los hábitats naturales, explican a CNN en Español María José Villanueva, directora de Conservación WWF México y líder de la Iniciativa Jaguar en América Latina, y Jeffrey Parrish, director general de Protección de los Océanos, las Tierras y el Agua de The Nature Conservancy.

¿Qué ves en esta foto?

(Crédito: Rhona Wise/AFP vía Getty Images)

“Un ciervo cruzando una carretera”. Probablemente esa sea tu respuesta si te preguntan qué ves en esta foto. Sin embargo, hay otra respuesta posible: “una carretera cruzando un bosque”.

Este ejemplo (que Villanueva tomó de un colega) “sirve mucho para ilustrar lo que está pasando con la vida silvestre”, dice. “A medida que el ser humano ha ido conquistando fronteras, hemos estado perdiendo estos espacios naturales y las especies necesitan de esa dinámica de los ecosistemas para poder desarrollar su ciclo de vida”, explica.

Lo que está sucediendo con estas especies no es, como muchos dicen, que están invadiendo nuestros espacios, sino lo contrario. En palabras de Vilanueva, “el fenómeno que explica esta interacción es que (los humanos) estamos invadiendo estos espacios naturales”. Jeffrey Parrish utiliza otro verbo: interviniendo. Estamos interviniendo sus hábitats y estas especies los necesitan para desarrollarse.

Las cifras abundan y hablan por sí solas. Aquí, una que resume bastante el panorama: solo el 3% de los ecosistemas permanece intacto, según un estudio publicado este año.

Jaguares que comen perros

Villanueva pone el ejemplo de una colega que compró un terreno en Quintana Roo, México, y allí un jaguar se comió a su perro.

¿Por qué? Los jaguares tienen cada vez menos espacios para cazar. Los jaguares tienen cada vez menos presas, ya que se cazan para el consumo humano. Y los perros, lentos y en abundancia, son como un “manjar” para los jaguares, que están hambrientos.

El resultado es que cada vez más los usan como fuentes de alimento y para enseñar a sus crías a cazar.

Detrás de esto, lo que sucede es que los jaguares han perdido cerca del 50% de su hábitat original “y “esto ha llevado a que procesos en los que ellos se movían grandes extensiones para buscar pareja, para buscar alimento, ya no lo pueden hacer porque ya tienen una carretera o tienen un complejo turístico (en medio)”, dice Villanueva.

Elefantes superinteligentes

¿Piensas que los elefantes que hacen largas travesías están despistados? ¿Que por ahí no saben a dónde van? Todo lo contrario. “Los elefantes son super inteligentes y pueden pasar información de una generación a otra generación”, explica Parrish. Esto incluye una memoria sobre los movimientos que han hecho sus antepasados, que hace que los elefantes sigan recorriendo los mismos lugares que hace miles de años, con la diferencia de que esos lugares ahora están intervenidos.

En el caso de los elefantes particularmente, el conflicto con los humanos ha crecido en las últimas décadas, como explican en esta nota de CNN Jessie Yeung y Kocha Olarn.

Estos casos han llamado especialmente nuestra atención. Y no es para menos. Imagínate estar haciendo el café del desayuno, mirar por la ventana, y ver carpinchos donde antes solo había hormigas. O que tu perro se enfrente con un jaguar. O que un elefante se choque contra tu casa.

Sin embargo, explica Villanueva, lo cierto es que nosotros estamos constantemente en contacto con las especies: muchas veces los animales están ahí y simplemente no los vemos. Estos ejemplo, entonces, sirven como recordatorio: están ahí.

El factor cambio climático

A la intervención de los hábitats hay que sumar otro factor también causado por los humanos: el cambio climático.

“Algo más que complica la situación es que con el cambio climático están moviendo los hábitats, muy lentamente, pero se están moviendo los hábitats y los diferentes recursos que necesitan los animales”, explica Jeffrey Parrish, entonces los animales necesitan moverse hacia nuevos lugares para obtener los recursos necesarios para sobrevivir.

(En este contexto, cabe recordar que los científicos definieron que el calentamiento global debería limitarse a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales para evitar las peores consecuencias del cambio climático y que, pese a las múltiples advertencias, avanzamos hacia un aumento de 2,7 grados Celsius)

Sí, hay soluciones al nuestro alcance

Detener la degradación de los hábitats es fundamental. “El cambio en el uso de suelo debe parar”, dice Villanueva, “y no debemos seguir expandiendo nuestra marcha urbana”, lo que puede lograrse con una mejor planificación.

Además de conservar los hábitats, Parrish explica la necesidad de trabajar en los corredores que permitan a las especies desplazarse por donde encuentren conveniente.

“Tenemos que establecer corredores para que se puedan mover con seguridad. Esos corredores pueden ser, por ejemplo, un sendero para conectar dos núcleos de hábitats, como una autopista que conecta dos ciudades”, explica. Las especies necesitan lo mismo, especialmente en un país cada vez más cálido y más concurrido.

Villanueva apunta a esta misma solución con un ejemplo: si tenemos dos áreas protegidas donde habita el tapir y en el medio un cultivo agrícola, hay que trabajar para que cuente con la infraestructura adecuada para que el tapir pueda moverse de una zona a la otra.

¿Te parece lejano este problema? Sea que vivas en el quinto piso de un edificio de Miami o del centro de Caracas, hay algo que también puedes hacer, según Villanueva: moderar el consumo. “Esto no va a frenar si nosotros no dejamos de consumir a este nivel. Entonces hay que bajarle al consumo, producir mejor y conservar lo que nos queda”.

En definitiva, en palabras de Villanueva, se trata de un cambio de narrativa que impulse una manera diferente de actuar: “Tenemos que pasar de la narrativa ‘humano vs. naturaleza’ a ‘humano dentro de la naturaleza’ (…) Transformar el conflicto en coexistencia”.

Imagen de portada: Gentileza de CNN en Español

FUENTE RESPONSABLE: CNN en Español. Por Ángeles Reyes. Diciembre 2021

Sociedad y Cultura/Cambio Climático/Medio ambiente/Fauna y Naturaleza.

Cambio climático: detectaron un pez tropical en el Círculo Polar Ártico.

Suele habitar aguas templadas y tropicales.

El pez fue detectado en el Mar de Noruega y los investigadores creen que puede explicarse por un aumento de la temperatura del agua.

Un pez tropical, el malcarado de Parin (Diretmichthys parini), que vive en aguas profundas, fue detectado cerca del Polo Ártico. Según informó este jueves un organismo marítimo francés, su paradero podría estar vinculado al cambio climático.

«Parece estar relacionado con el cambio climático, ya que coincide con un reciente calentamiento de la temperatura del agua en esta zona tan septentrional», explicó Pierre Cresson, investigador del Instituto Francés de Investigación para la Explotación Marítima (Ifremer) .

Este pescado vive a profundidades de entre 500 metros y 2000 metros, y se alimenta de plancton. Medios científicos de países nórdicos habían mencionado su presencia desde mediados de los años 1990, pero el fenómeno parece haberse acelerado en los últimos años.

La última aparición detectada el pasado mes de octubre, cuando la prensa noruega informó de la captura de dos ejemplares en aguas justo en el límite del círculo polar, explicó Cresson en una videoconferencia del Ifremer.

«Parecería que este pez continúa subiendo con el calentamiento del agua», explicó Cresson. 

«Esta especie es rara y mal conocida», informaron desde el Ifremer. Aunque su hábitat natural son aguas cálidas, es capaz de navegar en aguas templadas para alimentarse. Para ello sube a la superficie para alimentarse de pláncton.

El malcarado de Parin es la especie Diretmichthys parini. Mide unos 40 cm y puede vivir decenas de años. «Es parecido al celacanto, un pez de aguas profundas, de crecimiento lento, lo que podría convertirlo en vulnerable», añadió Cresson.

Su rareza le permitió por el momento escapar a la pesca masiva, «lo que explica que no esté en las listas de especies amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza)», indica el experto.

Imagen de portada: Cambio climático: el malcarado de Parin, de la especie Diretmichthys parini, fue encontrado en el mar de Noruega.

FUENTE RESPONSABLE: Página 12. Diciembre 2021

Círculo Polar Ártico/Cambio climático/Medio Ambiente/Conservación de la fauna y naturaleza.

Cambio climático: la ONU confirmó el récord de calor en el Ártico.

38 grados fue la temperatura en junio del 2020.

El 20 de junio de 2020 en la localidad rusa de Verkhoyansk, en la región de Siberia, se registró una temperatura de 38 grados, lo que constituyó la mayor temperatura alcanzada por encima del círculo polar ártico, según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), organismo dependiente de la ONU que reconoció este miércoles oficialmente aquel registro. Una vez más, el organismo internacional habló de «encender las alarmas» por el cambio climático. 

Este martes en el que la OMM reconoció el récord registrado en Verkhoyansk, donde viven 1.200 personas a 16 horas de vuelo de Moscú, en Siberia, están ingresando en el invierno boreal y el termómetro registró -37 grados. El pico de temperatura registrado en el verano de 2020 es el primero que la OMM incluye como récord de calor en el Ártico en sus informes sobre condiciones meteorológicas extremas. 

«Este nuevo récord en el Ártico es parte de una serie de observaciones registradas en el Archivo de Fenómenos Meteorológicos y Climático Extremos de la OMM que enciende las alarmas sobre el cambio climático», señaló el jefe del organismo Petteri Taalas. 

Verkhoyansk está a 115 kilómetros al norte del círculo polar ártico y hay registros de las temperaturas desde 1885. El récord de 2020, que según la agencia de la ONU es «más propio del Mediterráneo que del Ártico», fue registrado por una estación meteorológica durante una ola de calor excepcionalmente prolongada en Siberia.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; por favor cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”.

Consecuencias irreversibles.

El registro, ocurrido un año y medio atrás, coincide con el informe del Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) publicado en agosto pasado, en el que advirtieron que el planeta está camino a aumentar su temperatura en un 1,5 grados en 2030, una década antes de lo estimado. Los expertos indicaron que eso significará generar riesgos de desastres «sin precedentes» con consecuencias «irreversibles». 

Los expertos sostuvieron en el informe de agosto que es necesaria una «reducción fuerte, rápida y sostenida de las emisiones de gases de efecto invernadero para alcanzar la neutralidad de carbono», pero tres meses después, en la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático en Glasgow, conocida como COP 26, no se registraron compromisos de los Estados para revertir la situación de manera urgente. 

El promedio de las temperaturas en la zona del Ártico de Siberia subió 10 grados por encima de lo normal durante gran parte del verano boreal el año pasado, lo que atizó incendios y pérdidas masivas de hielo marino. Esta ola de calor también influyó en que 2020 fuera designado como uno de los tres años más cálidos desde que existen registros a nivel mundial.

La OMM todavía está verificando el récord de 54,4 grados que marcaron los termómetros tanto en 2020 como 2021 en el Valle de la Muerte en California; así como otro registro de 48,8 grados en Sicilia, que podría ser un nuevo máximo para Europa.

«El año pasado también se registró un máximo de temperatura en la Antártida», recordó Tallas y agregó que el organismo «nunca ha tenido tantas investigaciones simultáneas».

Imagen de portada: Gentileza de AP

FUENTE RESPONSABLE: Página 12. Diciembre 2021

Cambio Climático. COP26

Alarma en los océanos: se acelera la Corriente Circumpolar Antártica

La Corriente Circumpolar Antártica es la única corriente que circunnavega el planeta. Está sufriendo una importante aceleración debido al aumento de la temperatura generado por el cambio climático antropogénico.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

La aceleración de la Corriente Circumpolar Antártica podría provocar un significativo aumento de la tasa de deshielo del polo sur.

El cambio climático es bien conocido por la influencia que está generando en el incremento de las marcas térmicas a nivel planetario y sus consecuencias a nivel meteorológico y la interacción con el humano, incrementando la frecuencia de eventos extremos en todo el mundo. Pero ahora también se están encontrando influencias en los océanos, y no sólo con las alteraciones de los diferentes ecosistemas, sino además con la aceleración de las corrientes marinas.

Investigadores del Instituto Scripps de Oceanografía de la Universidad de California en San Diego, junto con el Instituto oceanográfico Woods Hole y la Academia China de Ciencias detectaron una tendencia en la aceleración de la velocidad de la circulación de la capa superior del Océano Austral, con la utilización de mediciones satelitales y datos de la red mundial de flotadores oceánicos denominada Argo.

La temperatura es el gran responsable

La Corriente Circumpolar Antártica (CCA) separa el agua fría del sur del agua subtropical más cálida hacia el norte. Esta parte más cálida del Océano Antártico es la que absorbe gran parte del calor que las actividades humanas están añadiendo a la atmósfera, por tal motivo, los científicos creen que es de vital importancia comprender su dinámica, para intentar predecir sus cambios y cómo estos pueden influir en el clima en otros sectores del planeta.

También te puede interesar leer:

Corriente del Golfo: presente y futuro de su singular debilitamiento

La CCA está influenciada por la intensidad del viento prevaleciente del sector oeste sobre esas latitudes, pero con este estudio se demostró que cuanto más se potencia el gradiente térmico, mayores son los cambios que se producen en su velocidad. Con los datos obtenidos del proyecto Argo, que consta de más de 4000 flotadores repartidos por los océanos del mundo desde 1999, pudieron establecer que esta tendencia se puede intensificar con el transcurso de los próximos años, y esta situación se deberá especialmente por la absorción del calor excedente debido al cambio climático.

Aceleración de los deshielos

Una de las primeras preguntas que surgen al encontrarse esta situación, es la de saber cuáles son los problemas que pueden surgir a partir de esta aceleración y la principal consecuencia es que, combinado con el aumento de la temperatura de los océanos, incitan a una mayor tasa de deshielo en la Antártida.

El equilibrio del Planeta Tierra otra vez puede estar en peligro por la aceleración de la Corriente Circumpolar Antártica.

Al producirse esta aceleración, y que la perspectiva sea que puede seguir intensificando este aumento en la velocidad de circulación, se pueden observar cambios en todos los aspectos, desde la temperatura del mar hasta la salinidad, cambios en las condiciones subsuperficiales, cantidad de carbono y otros tipos de intercambios de propiedades, alterando así los diferentes ecosistemas.

Imagen de portada: Gentileza de Meteored

FUENTE RESPONSABLE: METEORED. Por Leonardo De Benedictis. Noviembre 2021.

Cambio climático/Corrientes antárticas/

Circumpolar Antártica/Deshielo

Una cultura ancestral china fue víctima del cambio climático hace 5.000 años.

Una avanzada civilización china del Neolítico tardío desapareció súbitamente hace 5.000 años víctima del cambio climático: lluvias monzónicas anormalmente intensas e inundaciones masivas provocaron el éxodo de las personas que la habitaban.

Una antigua cultura china colapsó por causa de un intenso proceso de cambio climático hace 5.000 años: conocida como la Venecia de la Edad de Piedra de China, la cultura Liangzhu en el este del país asiático es uno de los testimonios más importantes de la civilización avanzada china temprana. Ahora, un nuevo estudio geológico realizado por un grupo internacional de investigadores ha comprobado que desapareció abruptamente debido a inundaciones masivas, provocadas por lluvias monzónicas anormalmente intensas.

Considerada como uno de los primeros ejemplos de comunidades altamente desarrolladas basadas en una infraestructura hídrica, Liangzhu disponía de un complejo sistema de canales. Sin embargo, como las ruinas de la ciudad central de esta cultura se descubrieron tardíamente, fue subestimada en su importancia histórica. En los últimos años, el sitio arqueológico se puso en valor y ahora se considera un registro bien conservado de esta civilización china, llevando a que Liangzhu fuera declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2019.

El secreto escondido en las cuevas

El colapso repentino de esta avanzada cultura ha sido un histórico tema de debate. Según una nota de prensa de la Universidad de Innsbruck, uno de los centros académicos que formó parte de la investigación, las excavaciones realizadas y el análisis de muestras permitieron concluir que Liangzhu colapsó debido a enormes inundaciones, que destruyeron la ciudad y provocaron el éxodo de las personas que la habitaban. Las conclusiones de los especialistas pueden encontrarse en un estudio publicado en la revista Science Advances.

Según los científicos, las cuevas y sus depósitos pueden transformarse en uno los archivos climáticos más importantes que existen. A partir de los elementos recuperados y del estudio de los detalles encontrados, es posible reconstruir las condiciones climáticas existentes sobre las cuevas incluso hasta más de 100.000 años en el pasado. Para desentrañar el misterio en torno a la cultura Liangzhu y su desaparición, los investigación trabajaron en cuevas ubicadas al suroeste del sitio arqueológico.

Los datos de las estalagmitas que se analizaron muestran claramente que entre 4.345 y 4.324 años atrás la región sufrió un período de precipitaciones extremadamente intenso. Los registros de isótopos de carbono así lo confirmaron, mientras que la datación precisa se realizó a través de análisis de uranio-torio. Con esta información, los especialistas se centraron en la hipótesis ambiental: la ausencia total de evidencias de causas humanas, como por ejemplo conflictos bélicos, hizo que esta idea se potenciara aún más.

Tema relacionado: El cambio climático podría dejarnos sin alimentos.

El agua arrasó con todo

Al parecer, un agudo proceso de cambio climático generó condiciones de extrema humedad, que incluso se habrían mantenido hasta 300 años después del abandono de Liangzhu por parte de sus habitantes. Las lluvias monzónicas masivas provocaron el desborde del río Yangtze y de todos los cursos de agua de la región: las presas y sofisticados canales creados por la cultura china ya no pudieron soportar estas gigantescas masas de agua, desembocando en la destrucción de la ciudad y obligando a las personas a migrar.

Pero las investigaciones históricas están intentando preservar el legado cultural de esta civilización. Se sabe, por ejemplo, que los canales dispuestos en la ciudad amurallada de Liangzhu hacían posible un sistema de riego que les permitió cultivar grandes superficies agrícolas durante las cuatro estaciones del año, a lo largo de casi un milenio de influencia en la región.

Referencia

Collapse of the Liangzhu and other Neolithic cultures in the lower Yangtze region in response to climate change. Haiwei Zhang et al.  ScienceAdvances(2021).   DOI:http://dx.doi.org/10.1126/sciadv.abi9275

Imagen de portada: las estalagmitas en las cuevas ubicadas al suroeste del sitio de excavación muestran una causa climática del colapso de la antigua cultura china Liangzhu. Crédito: Haiwei Zhang.

FUENTE RESPONSABLE: Tendencias. Por Pablo Javier Piacente. Noviembre 2021.

Sociedad y Cultura/Cambio Climático/Liangzhu/Neolítico tardío/China