Memoria y lenguaje, indicadores clave en la enfermedad de Alzheimer.

En el curso de la enfermedad de Alzheimer pueden aparecer distintos síntomas cognitivos de manera progresiva. Éstos afectan el estado de salud del adulto mayor y son la principal causa de la pérdida de autonomía y, por consiguiente, de la mayor dependencia con respecto a los familiares o cuidadores.

Si deseas profundizar sobre los temas, cliquea por favor en lo subrayado o lo que está escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Entre los primeros indicadores de los síntomas cognitivos se encuentran las alteraciones en la memoria y en el lenguaje. Los problemas de memoria se caracterizan por la presencia de olvidos frecuentes, pérdida de objetos o colocación de los mismos en lugares inadecuados, repetición de preguntas e historias, esto se debe a que la primera región cerebral que se encuentra afectada con la enfermedad es el hipocampo, encargado de elaborar y almacenar nueva información.

La enfermedad de Alzheimer interfiere principalmente con la memoria de fijación y episódica, es decir, la capacidad de retener estímulos inmediatos y aprender nueva información, aunque la persona sí es capaz de recordar hechos más antiguos. También se observa un declive de la memoria de trabajo, que se encarga de almacenar y procesar estímulos provenientes de diversos medios de forma simultánea, en este sentido, la persona puede tener dificultades para seguir una conversación o la trama de una película o libro.

Estos olvidos generan gran estrés y frustración en los pacientes que son conscientes de los mismos, de manera que intentan ocultarlos o utilizar recursos compensatorios, como tomar notas. Si bien durante las primeras fases de la enfermedad, estos problemas de memoria pueden pasar desapercibidos para la propia persona que los padece, así como para sus familiares y amigos cercanos, pronto comienzan a interferir en la vida cotidiana, limitando la funcionalidad y la posibilidad de realizar las actividades diarias de forma independiente.

En etapas más avanzadas, se observan alteraciones en otros tipos de memoria que dependen de funciones más complejas, como la memoria semántica, encargada de procesar la información relacionada con palabras y conceptos. La persona que padece la enfermedad de Alzheimer tiene dificultades para definir o denominar objetos, asociar imágenes con palabras y responder a preguntas.

Además, las alteraciones de la memoria repercuten en la capacidad de orientación del adulto mayor, dificultando la ubicación en tiempo y espacio, en relación a sí mismo y al entorno. Esto se debe a que, para poder orientarse, la persona necesita procesar y retener información nueva que le permita adaptarse a los distintos contextos.  

Las alteraciones en la función viso-espacial se manifiestan a través de la confusión y desorientación en entornos familiares y la dificultad para aprender un camino nuevo, lo que puede hacer que el paciente se pierda y no encuentre el camino a casa, por lo que necesita salir acompañado. Además, también presenta dificultades para procesar la información visual del entorno, por lo que tiene limitaciones para calcular las distancias, reconocer y localizar objetos o incluso su propio cuerpo en el espacio, aumentando la posibilidad de caídas, golpes y accidentes. 

En la enfermedad de Alzheimer, la concepción del propio cuerpo, sus partes y posiciones se encuentra alterada. La persona tiene dificultades para moverse en el espacio, localizarse con respecto a las demás personas y a los objetos, y comprender los conceptos de izquierda-derecha, adelante-atrás y arriba-abajo.

 La capacidad de atención va disminuyendo a medida que progresa la enfermedad. Las personas con la enfermedad de Alzheimer padecen aprosexia, es decir, incapacidad para fijar la atención. Debido a esto, se distraen fácilmente ante estímulos provenientes de diversos medios, tienen dificultades para realizar tareas simultáneas o que requieran concentración durante tiempos prolongados.

Al igual que la memoria, el lenguaje es otra de las funciones que se encuentra afectada desde las primeras fases de la enfermedad, constituyendo uno de los primeros indicadores de la misma. Estas alteraciones se observan tanto en el lenguaje escrito como en el hablado y se manifiestan a través de una pobreza en la expresión, dificultades para encontrar las palabras adecuadas, sustitución de palabras por otras incorrectas o invención de palabras ya que la persona tiene problemas para recordar los nombres de los objetos o personas, pausas frecuentes en las oraciones, disminución del número de palabras empleadas para comunicarse. 

Al inicio de la enfermedad, la persona es capaz de comprender el lenguaje oral pero presenta alteraciones en la fluidez semántica, mientras que en las fases finales aumenta la anomia, aparece un mayor uso de parafasias, neologismos, ecolalias, muletillas, así como otras alteraciones de la comprensión, que ocasiona limitaciones para obedecer órdenes sencillas o recordar el propio nombre.

Los pacientes con Alzheimer también manifiestan un deterioro en la capacidad de razonamiento, juicio, abstracción y resolución de problemas, que lleva a que la persona tenga dificultades para tomar decisiones, identificar situaciones de riesgo, planificar, llevar a cabo tareas sencillas, hacer razonamientos lógicos o comprender el sentido figurado o irónico de una oración.

El cálculo también se encuentra afectado limitando la capacidad para resolver problemas complejos y realizar operaciones aritméticas simples, ya que los números pierden su valor simbólico.

A medida que progresa la enfermedad, también aparece la agnosia, es decir, la dificultad para reconocer o asociar lo que se percibe a través de los sentidos con su significado, sin que exista una afección física en la capacidad perceptiva. De esta manera, se produce una interferencia en la conexión entre lo que la persona percibe y la información almacenada en el cerebro, lo que limita la comprensión del entorno.

En esta misma línea, otro síntoma cognitivo común en el curso de la enfermedad de Alzheimer lo constituyen las apraxias, es decir, la dificultad para ejecutar correctamente, en cuanto a su precisión y secuencia, actos motores voluntarios, como comer, bañarse, vestirse o utilizar los cubiertos, sin que existan limitaciones en la movilidad física.

*Milagros Ferreyra y Martín Gabriel Jozami Nassif son miembros del equipo de Terapia Neurocognitiva

FUENTE: Mdz Neurociencias – Por Milagros Pereyra y Martín Gabriel Jozami Nassif.

 

MUJER – ¿Quieres entrenar el cerebro y mantenerlo en forma?

Apunta estos ocho ejercicios.

 

El cerebro es un músculo más de nuestro cuerpo que necesita que lo trabajes para preservar su salud. Si no haces ejercicios para activarlo, puede atrofiarse, acomodarse y perder capacidades. Por tanto, al igual que te esfuerzas para mantener tu cuerpo en forma, si quieres un cerebro joven, mejorar tu memoria, tu concentración, tu imaginación y creatividad y alcanzar un envejecimiento saludable, tienes que empezar a practicar estas actividades. 

Clickea por favor; el siguiente link. Muchas gracias. 

Test para saber si tienes pérdida de memoria

Cerebro en forma 

Se trata de un plan de entrenamiento o gimnasia cerebral conocida también como neuróbica. Como nos cuentan desde Herbalife Nutrition, todas estas actividades están enfocadas a mejorar y estimular el funcionamiento de los dos hemisferios del cerebro, permitiendo un aumento de la actividad neuronal. Son sencillos ejercicios que puedes practicar a diario que te ayudarán a tener más memoria, atención, concentración y mayores capacidades cognitivas ¡Toma nota!

Clickea por favor; el siguiente link. Muchas gracias. 

Los 8 alimentos que tu cerebro necesita para mejorar la memoria

Aprender, cambiar, mover 

Tu cerebro necesita acción o, de lo contrario, se relaja. Cada vez que aprendes algo nuevo, que cambias de lugar los muebles de tu casa o le das un aire nuevo a tu hogar, cuando cambias la ruta para ir al trabajo, cambias el reloj de muñeca, intentas manejar el ratón con la otra mano o utilizas la contraria para cepillarte los dientes estás obligando a tu cerebro a trabajar y a esforzarse, es decir, a mantenerse activo. 

Escribir a mano 

Estamos tan acostumbradas a utilizar las nuevas tecnologias  los teclados que hacemos muy pocas cosas a mano, algo que es necesario para que tu cerebro se mantenga en forma. Por lo tanto, escribir a mano es otro de los ejercicios fundamentales que deberías empezar a hacer para conservar una buena memoria y frenar el deterioro cogntivo. Puedes escribir un diario, algo que, además, te servirá para conectar con tus emociones, por ejemplo. 

Clickea por favor; el siguiente link. Muchas gracias. 

Todos los motivos por lo que deberías escribir un diario

Pasatiempos 

Son perfectos para un cerebro en forma. Esto es debido a que las actividades a las que estás acostumbrada, por ejemplo, las de tu trabajo o las tareas del hogar o, como no, ver la tele, no supone demasiado esfuerzo para tu cerebro. Pero si lo desafías, incrementarán el rendimiento, la coordinación, la concentración y la memoria. Ejercicios como los sudokus, encontrar las diferencias, crucigramas, cálculo mental, etc, son las actividades que tu cerebro necesita para que se creen nuevas conexiones neuronales. 

Leer 

Un estudio realizado por investigadores peruanos, en el que participó la Universidad Complutense de Madrid, vio que las personas que leen poco muestran un rendimiento cognitivo general inferior. Además, tienen menos velocidad de procesamiento, imaginación, atención, etc. Está claro que leer es una actividad muy completa y un hábito saludable, pues no solo mejora el pensamiento abstracto, sino también el funcionamiento y la reserva cognitiva del cerebro, es decir, la capacidad para mantener, a lo largo del tiempo, las actividades cerebrales.

Clickea por favor; el siguiente link. Muchas gracias. 

Los 15 libros más vendidos en España y en el mundo

El prestigioso neurocirujano Sanjay Gupta, autor del libro ‘Mantente alerta: construye un cerebro mejor a cualquier edad’, señala que conectar con los demás es otro de los ejercicios fundamentales para mantener la salud de este órgano. Asegura que uno de los secretos de las personas felices es tener unas buenas relaciones sociales y que ello ayuda a aumentar la capacidad para adaptarse y frena el deterioro cognitivo. 

Dieta sana y equilibrada 

La alimentación tiene una repercusión directa en la salud del cerebro, recuerdan los expertos de Herbalife Nutrition. Por eso, es importante, no solo evitar el consumo de alcohol y tabaco, que contribuyen al envejecimiento prematuro, sino llevar una alimentación saludable y equilibrada que permita mantener el cerebro joven y prevenir su deterioro cognitivo. Las frutas, verduras, hortalizas y el pescado aportan los beneficios nutritivos necesarios para mantener el cerebro a pleno rendimiento y prevenir su deterioro cognitivo. 

Clickea por favor; el siguiente link. Muchas gracias. 

Dieta sana: Alimentos buenos para tu memoria

Hacer ejercicio 

Para el Dr. Gupta, tanto el ejercicio aeróbico como el de fuerza mantienen una buena salud cerebral. Recomiendo actividades como caminar, andar en bici, correr al aire libre, etc, y cambiar las rutas y el terreno, o descubrir actividades nuevas que impliquen que nuestro cerebro trabaje, por ejemplo, baile, equitación, etc. 

Descansar 

Es esencial para la salud de tu cerebro. Mientras duermes, tu cerebro trabaja para eliminar la ‘basura’ del día y para fijar los recuerdos. Sin descanso, tu cerebro envejece, se deteriora. Por tanto, es importantísimo procurar dormir al menos 7 horas para una correcta salud cerebral. Los expertos recomiendan mantener un horario para levantarse y acostarse a la misma hora todos los días, evitar siestas largas que van más allá de media hora y no utilizar aparatos electrónicos antes de dormir. Para compensar, puedes hacer siestas cortas si no has dormido lo suficiente.

Clickea por favor; el siguiente link. Muchas gracias. 

Activa tus neuronas con este ejercicio: lograrás dormir bien

Imagen de portada: Gentileza de HOLA!

FUENTE: HOLA! HOME/Estar bien.

 

Ansiedad: ¿Qué es y qué la provoca?

Salud Mental

Se recomienda al lector, que en aquellos párrafos subrayados o en “negrita” si desea profundizar sobre el tema, cliquee sobre el mismo. Muchas gracias.

El trastorno de ansiedad generalizada y las fobias son más comunes en las mujeres, pero la ansiedad social afecta a hombres y mujeres por igual.

La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor e inquietud que puede hacer que la persona sude, se sienta inquieta y tensa, o tener palpitaciones, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Estados Unidos.

Una persona puede sentirse ansiosa cuando se enfrenta a un problema difícil en el trabajo, antes de tomar un examen o antes de tomar una decisión importante. Sin embargo, si bien la ansiedad puede ayudar a enfrentar una situación, además de darle un impulso de energía o ayudarle a concentrarse, para las personas con trastornos de ansiedad el miedo no es temporal y puede ser abrumador.

De hecho, la Biblioteca reveló que los trastornos de ansiedad son afecciones en las que la ansiedad no desaparece y puede empeorar con el tiempo. Los síntomas pueden interferir con las actividades diarias como el desempeño en el trabajo, la escuela y las relaciones entre personas.

Asimismo, la Sociedad Española de Medicina Interna explicó que existen varios tipos de trastornos de ansiedad, incluyendo:

  • Trastorno de ansiedad generalizada: Las personas con este trastorno se preocupan por problemas comunes como la salud, el dinero, el trabajo y la familia. Sus preocupaciones son excesivas y las tienen casi todos los días durante al menos 6 meses.
  • Trastorno de pánico: Las personas con trastorno de pánico sufren de ataques de pánico. Estos son repentinos y repetidos, con momentos de miedo intenso sin que exista un peligro aparente. Los ataques se producen rápidamente y pueden durar varios minutos o más.
  • Fobias: Las personas con fobias tienen un miedo intenso a algo que representa poco o ningún peligro real. Su miedo puede ser por arañas, volar, ir a lugares concurridos o estar en situaciones sociales (conocida como ansiedad social).
  • Trastorno obsesivo-compulsivo: incluye pensamientos o acciones no voluntarias que el paciente no puede dejar de pensar o hacer para no generar ansiedad. En todo caso, el sujeto reconoce el carácter absurdo de sus pensamientos o acciones. Por ejemplo: lavarse las manos de forma frecuente.
  • Trastorno por estrés post-traumático: se da en aquellos casos en los que se presentan secuelas psicológicas desagradables tras el impacto de un trauma emocional, una guerra, una violación, etc. Se caracteriza por los recuerdos persistentes del suceso traumático, un estado emocional con exaltada vigilancia y la reducción general de interés por los sucesos cotidianos.

Manzanilla y tomillo: así se pueden usar para bajar la fiebre de manera natural

Por su parte, Medlineplus señaló que los factores de riesgo para los diferentes tipos de trastornos de ansiedad pueden variar. Por ejemplo, el trastorno de ansiedad generalizada y las fobias son más comunes en las mujeres, pero la ansiedad social afecta a hombres y mujeres por igual.

No obstante, existen algunos factores de riesgo generales para todos los tipos de trastornos de ansiedad, incluyendo:

  • Ciertos rasgos de personalidad, como ser tímido o retraído cuando se está en situaciones nuevas o se conocen personas nuevas.
  • Eventos traumáticos en la primera infancia o la edad adulta.
  • Antecedentes familiares de ansiedad u otros trastornos mentales.
  • Algunas afecciones de salud física, como problemas de tiroides o arritmia.

Además, la fuente indicó que los diferentes tipos de trastornos de ansiedad pueden tener síntomas diferentes. Pero todos muestran una combinación de:

  • Pensamientos o creencias ansiosas difíciles de controlar, le hacen sentir inquieto y tenso e interfieren con su vida diaria. No desaparecen y pueden empeorar con el tiempo.
  • Síntomas físicos, como latidos cardíacos fuertes o rápidos, dolores y molestias inexplicables, mareos y falta de aire.
  • Cambios en el comportamiento, como evitar las actividades cotidianas que solía hacer.

Finalmente, la biblioteca reveló que los principales tratamientos para los trastornos de ansiedad son psicoterapia (terapia de conversación), medicamentos o ambos, son:

· La terapia cognitiva conductual es un tipo de psicoterapia que a menudo se usa para tratar los trastornos de ansiedad. Enseña diferentes formas de pensar y comportarse. Puede ayudar a cambiar cómo una persona reacciona ante las cosas que le causan miedo y ansiedad. Puede incluir terapia de exposición, la que se enfoca en confrontar sus miedos para que pueda hacer las cosas que ha estado evitando.

· Los medicamentos para tratar los trastornos de ansiedad incluyen medicamentos contra la ansiedad y ciertos antidepresivos. Algunos tipos de medicamentos pueden funcionar mejor para tipos específicos de trastornos de ansiedad. Se debe comunicar con un profesional para identificar qué medicamento es mejor para la salud.

FUENTE RESPONSABLE : SEMANA – Enfermedades/Estrés/Salud – 13-09-2021

Cinco libros ideales para iniciarse en la lectura.

Día de la Alfabetización

La red Alibrate presenta su ranking para iniciarse en la lectura con títulos emocionantes, que atrapan desde la primera página.  

Todos somos lectores, solo hace falta encontrar el libro indicado para satisfacer el interés de cada persona. Alibrate es una web donde los usuarios recomiendan libros y presentó los cinco mejores libros para iniciarse en la lectura, según su red de usuarios. A continuación, las reseñas de cada uno.

La casa de los espíritus – Isabel Allende

El libro que hizo saltar a la fama a la autora chilena, cuenta la historia de la familia Trueba a través de cuatro generaciones, y, a través de ellos, la historia de un país (posiblemente Chile, aunque nunca se lo menciona) en el siglo XX. 

Los fantasmas, el poder y el amor se mezclan en esta historia con tres potentes protagonistas mujeres.

Yo, robot – Isaac Asimov

Conjunto de relatos futuristas que cuentan la historia de la robopsicóloga Susan Calvin y su relación con un elenco singular de robots sorprendentemente humanos, quienes ajustan su conducta a las tres leyes de la robótica concebidas por Asimov. 

Estas normas, sin embargo, desencadenan múltiples conflictos. Así, encontramos a Cutie, el robot que desconoce la autoridad humana y venera al transformador de energía; o a Dave, guiando a sus subsidiarios en una siniestra marcha; o a Herbie, el robot telépata, más aficionado a las novelas sentimentales que a las matemáticas. 

“Yo, Robot” incita a reflexionar acerca de la condición humana en un mundo cada día más tecnologizado.

Tokio Blues – Haruki Murakami 

Murakami es una de las grandes figuras literarias, al punto de trascender fronteras e inyectarse en el mercado internacional con sus best sellers surrealistas.

Esta novela es el puntapié para interiorizarse en su obra: una novela de iniciación que cuenta la historia de un estudiante y su relación con dos mujeres, ambientada en los años ”60 en Tokio. Una historia nostálgica narrada por su protagonista que trata los temas de la pérdida y la sexualidad. 

Historias de cronopios y famas – Julio Cortázar

Un libro legendario de Julio Cortázar, escrito a base de fragmentos y cuentos cortos donde el surrealismo y la imaginación le dan una mirada poética a las miserias de la rutina y del sentido común.

Un libro que lucha contra el aburrimiento de lo cotidiano y logra un pacto de complicidad con sus lectores. 

La Sombra del Viento – Carlos Ruíz Zafón

Primera entrega de la saga Cementerio de Libros Olvidados, ambientada en una Barcelona misteriosa de 1945. 

Un padre lleva a su hijo, Daniel Sempere, a un lugar enigmático escondido en las entrañas de la ciudad: el Cementerio de los Libros Olvidados. Allí, Daniel encuentra un libro que lo hará atravesar todo tipo de situaciones y le cambiará la vida para siempre y lo llevará a descubrir secretos enterrados en el alma de la ciudad. 

Imagen de portada: Gentileza de ENTRELINEAS.

FUENTE: ENTRELÍNEAS – Cultura – Literatura –  Recomendados –

 

La salud en los libros

Cuánto tiempo se debe leer para beneficiar al cerebro

La neurocientífica y autora de “Bio Hack Your Brain” (Hackea tu cerebro) Kristen Willeumier explica que entretenerse pasando páginas puede mejorar el cerebro.  

Optimizar la salud de su cerebro requiere de ciertos hábitos. Se necesitan intervenciones diarias y un enfoque equilibrado y holístico para mantenerse en forma a lo largo de los años.

La neurocientífica y autora de “Bio Hack Your Brain” (Hackea tu cerebro) Kristen Wuilleumier, aseguró que “desde la comida hasta el ejercicio y la hidratación, puede mejorar la juego mental”.  

FOTO: Entrelíneas

Optimizar la salud de su cerebro requiere de ciertos hábitos. Se necesitan intervenciones diarias y un enfoque equilibrado y holístico para mantenerse en forma a lo largo de los años.

“Los cambios de estilo de vida muy simples, si se practican de manera constante, respaldan la salud de su cerebro durante toda la vida”, dijo para el podcast mindbodygreen. 

Uno de esos sencillos cambios es leer durante al menos 15 minutos al día y, según explica Willeumier, entretenerse pasando páginas puede mejorar el cerebro.

Cuánto se debe leer para tener una salud cerebral estelar

“La cosa número uno que creo que la gente necesita hacer más, es la lectura de formato largo, de 15 a 30 minutos, para leer cualquier tipo de libro”, dice Willeumier. 

Según la neurocientífica, la lectura es un arte perdido hace mucho tiempo. Si bien hoy en día se lee una buena cantidad de textos, entre redes sociales, noticias y artículos, normalmente estas son experiencias de corta duración. 

Para Willeumier, lo ideal es abrir un libro y sumergirse en las páginas: “Cuando el cerebro aprende, forma estos mapas cognitivos”, explicó. “Por lo tanto, cuanto más leas a medida que envejeces, tu cerebro se mantendrá en forma”.

Un estudio encontró que la lectura de novelas se asocia con la conectividad cerebral, tanto a corto como a largo plazo.

Otro, mostró que aquellos que se dedicaban a actividades estimulantes mentalmente como la lectura, tenían un deterioro cognitivo más lento durante su vejez. 

La investigación también encontró que aprender cosas nuevas (como sucede, por ejemplo, durante una lectura atrapante) puede mejorar la memoria. 

Willeumier dice que incluso se puede mejorar la velocidad cerebral “leyendo velozmente” o aprendiendo a escanear páginas más rápido.

Sin embargo, en todo momento habrá que ceñirse al mínimo de 15 minutos diarios: según Willeumier, es una lectura significativa y larga cada día lo que mejora la salud del cerebro. 

Cuatro formas en las que la lectura beneficia al cerebro

Leer es, más que un hobby, una medida que contribuye al bienestar mental. Desde Penguin Random House explican cómo este hábito beneficia desde lo mental, físico y emocional. 

Leer es sano para la salud desde lo físico, mental y emocional, según un informe realizado por Penguin Random House en colaboración con Mind Body Green. 

Ayuda a reducir el estrés

El hábito de lectura puede reducir hasta un 68% el estrés crónico, según un estudio de la Universidad de Sussex de 2009. Acurrucarse a leer un libro puede ser más efectivo incluso que otras actividades, como escuchar música o tomar té.

La explicación del estudio es que, cuando una persona lee, se desconcentra de su propio estrés para pasar a enfocarse en el mundo ficticio al que entra a partir de la lectura.

FOTO: Cuatro formas en las que la lectura beneficia al cerebro

Leer es sano para la salud desde lo físico, mental y emocional, según un informe realizado por Penguin Random House en colaboración con Mind Body Green. 

Ayuda a reducir el estrés

El hábito de lectura puede reducir hasta un 68% el estrés crónico, según un estudio de la Universidad de Sussex de 2009. Acurrucarse a leer un libro puede ser más efectivo incluso que otras actividades, como escuchar música o tomar té.

La explicación del estudio es que, cuando una persona lee, se desconcentra de su propio estrés para pasar a enfocarse en el mundo ficticio al que entra a partir de la lectura.

Mejora las habilidades sociales y la empatía

Gran parte de la salud mental radica en la interacción con el entorno y las habilidades de manejo de las emociones. 

Si bien la lectura no es considerada una actividad muy social, tiene un impacto en el desarrollo de la empatía del lector. 

Otros estudios demuestran que acceder a otros “estados mentales” y perspectivas, como los de los personales de un libro, tiene un impacto directo en la capacidad de manejo de las relaciones sociales. 

Beneficia la memoria y a la salud integral del cerebro

Una de las claves para la salud del cerebro es mantener una estimulación mental constante. 

Cuando una persona lee, se activan en su cerebro cadenas de neuronas que permiten mantener las habilidades de pensamiento y la memoria durante más tiempo, especialmente a medida que se envejece.  

Mantener la mente activa y desafiarla a concentrarse son medidas centrales para garantizar mayor bienestar en la vejez. 

Mejora el procesamiento visual y la conectividad cerebral

El procesamiento visual es el término para asimilar y comprender lo que se observa alrededor, y está alojado en el lóbulo occipital del cerebro. Diversos estudios demostraron que los lóbulos occipitales de los lectores están más desarrollados, lo que mejora las habilidades de procesamiento visual.

Los estudios muestran también que la lectura aumenta la conectividad en la corteza temporal izquierda, incluso después de leer. 

Las neuronas de la corteza temporal izquierda son conocidas por lo que se llama “cognición fundamentada”, que puede permanecer intensificada incluso hasta la mañana después de una sesión de lectura sólida. 

Si te interesa podés leer los siguientes libros,  además si lo deseas cliquea en aquellos párrafos que están subrayados para profundizar sobre las obras ofrecidas.

“El último invitado”, un policial que se convirtió en best seller. 

“Mínimos Peces”, la historia de la hija no reconocida de Steve Jobs.

“El Cementerio de Praga”, el libro de Umberto Eco que resume el último siglo de Europa con una historia fascinante.

Por último; esta recomendación:

“Guía para sobrevivir al presente”, un libro de Santiago Bilinkis para aprender a cultivar hábitos que ayuden al bienestar en la era digital.

Imagen de la portada: Gentileza ENTRELINEAS

FUENTE: ENTRELÍNEAS – Literatura/Libros/Salud/Sociedad/Vida

MUJER / Tres ejercicios de meditación que te harán dormir en segundos, sí te lo propones.

El estrés y el insomnio van de la mano. Si deseas dormir y alcanzar un descanso de calidad, la meditación te ayudará.

El sueño es un proceso complejo en el que intervienen múltiples factores internos y externos. Para poder dormir y lograr que nuestro descanso sea de calidad es indispensable llegar a la cama relajados, por eso el estrés puede ser una de las principales causas del insomnio. 

Según la Organización Mundial de la Salud, los trastornos de sueño se han convertido en una epidemia en la sociedad actual. Es que, las presiones sociales, laborales o estudiantiles hacen que vivamos en un mundo mucho más ágil y dinámico que todo el tiempo nos demanda atención. A esto se le suma la gran influencia que tiene la tecnología.

FOTO: GETTY

Estar tenso, agobiado o ansioso hará casi imposible que podamos dormirnos y esto solo nos traerá aún más nerviosismo envolviéndonos en un círculo vicioso de difícil salida.

La importancia de la meditación

La meditación es una práctica que nos ayudará a aliviar la carga mental y sentimental, de esta forma podremos conciliar el sueño con éxito. No hace falta tomar clases o buscar ayuda profesional para hacerlo y tampoco conlleva efectos adversos que puedan poner en riesgo tu salud.

Si bien, al principio puede ser algo complicado, con la práctica podrás mejorar y obtener mejores resultados. La clave está en no frustrarse ni abandonar

En qué consiste meditar

La meditación es una técnica con la cual se busca entrenar la mente.

Durante muchos años, y en algunas culturas, se la asocia con el ámbito religioso o espiritual. Actualmente, se la considera una de las formas más efectivas para incentivar la relajación.

Aunque parezca un tanto extraño, esta práctica requiere de mucha concentración y esta debe estar orientada a no pensar en nada. Este estado es bastante difícil de conseguir debido a la aparición constante de pensamientos intrusivos, es por eso que se necesita de tiempo y constancia.

FOTO: PINTEREST

Métodos para meditar

Existe una gran cantidad de videos en internet que ofrecer meditaciones guiadas, estas son ideales para quienes están empezando.

Concentrarse en cómo el aire ingresa por nuestra nariz, recorre nuestro cuerpo y se exhala es otra de las formas más efectivas de meditar.

También se aconseja visualizar entornos seguros y agradables que nos ayuden a sentirnos relajados y a salvo, así se comienza a incorporar sentidos.

Imagen de portada: Gentileza Mdz

FUENTE: Mdz – Napsix- Mujer/Insomnio/Meditación/Dormir/Sociedad/Vida

UNA DE CADA 10 PERSONAS LO ES.

La relación genética entre ser zurdo y la asimetría cerebral

Aún no se comprende bien qué causa que la mano izquierda sea la predominante, pero ejerce tanta fascinación el misterio que varios estudios están dando nuevas respuestas.

Se estima que una de cada diez personas en el mundo es zurda, y corren muchas leyendas en torno a ellas: que son más creativas, que viven nueve años menos que los diestros, que son más inteligentes… 

Lo cierto es que se estudia mucho sobre ellas, quizá por la fascinación que ejerce el hecho de que, hasta hace poco tiempo, fuera prácticamente un tabú serlo (e incluso se castiga en algunos casos). Grandes genios, como Leonardo da Vinci o Picasso, lo fueron. 

Aunque aún no se comprende bien qué causa que una persona sea zurda o diestra (y eso que existen muchas teorías), hay una cosa evidente: las manos no tienen nada que ver. Es imposible saber si una persona es zurda o diestra con solo mirar sus manos, puesto que no hay diferencias obvias entre huesos, músculos o tendones. 

Lo que sí se sabe a día de hoy es que en los zurdos la cortera motora en el lado derecho es dominante, o por decirlo de una forma más simple: el lado izquierdo del cuerpo está controlado por el derecho y viceversa. Es imposible saber si una persona es zurda o diestra con solo mirar sus manos, puesto que no hay diferencias entre huesos o músculos 

Este hallazgo llevó a los investigadores a una intrigante profunda: ¿Podrían las asimetrías en la estructura del cerebro ser relevantes para las asimetrías en la función cerebral, produciendo estas diferencias zurdo-diestro? Un nuevo estudio se centró en responder esta pregunta observando las diferencias estructurales cerebrales entre zurdos y diestros, así como el vínculo genético entre la mano y la estructura cerebral. 

Según informa “Psychology…Today” , los investigadores analizaron datos de imágenes cerebrales de 28.802 diestros y 3.062 zurdos de Reino Unido (provenientes del Biobanco, un gran conjunto de datos psicológicos y de neuroimagen obtenidos de voluntarios). 

En el estudio, los investigadores analizaron las asimetrías en la estructura del cerebro en todo el cerebro para su conjunto de datos, así como la variación genética relacionada con la mano y la estructura del cerebro y la superposición entre los dos.

La investigación

Lo que descubrieron fue que los zurdos mostraban un cambio hacia la derecha en las asimetrías hemisféricas estructurales en el área de la superficie cortical de ocho áreas del cerebro y un cambio hacia la derecha en las asimetrías hemisféricas estructurales del grosor cortical en dos áreas del cerebro. 

Este desplazamiento hacia la derecha de las asimetrías de los zurdos  sugiere que el ser zurdo está asociado con un desplazamiento de los recursos neuronales hacia el hemisferio derecho motor dominante (el lado derecho del cerebro controla el lado izquierdo del cuerpo y viceversa). 

Funcionalmente, estas áreas del cerebro estaban vinculadas a funciones motoras, pero también a las llamadas funciones ejecutivas, por ejemplo, una gama de habilidades cognitivas superiores como la toma de decisiones, la visión y el lenguaje. 

Los zurdos muestran un desplazamiento de las asimetrías cerebrales hacia su lado derecho de dominio motor.

Luego, se propuso investigar qué factores genéticos estaban relacionados con las asimetrías en la estructura del cerebro en las áreas que muestran diferencias entre zurdos y diestros. 

Descubrieron que para dos regiones del cerebro, el aumento de la disposición genética para ser zurdos se asoció significativamente con un cambio hacia la derecha en las asimetrías cerebrales, lo que sugiere un vínculo genético entre la zurda y las asimetrías en la estructura del cerebro. 

Curiosamente, seis de los genes asociados con las ubicaciones identificadas en el genoma fueron funcionalmente relevantes para los llamados microtúbulos, los cuales juegan un papel en el desarrollo temprano del cerebro. 

En conclusión, el estudio mostró que la mano izquierda y las asimetrías en la estructura del cerebro están relacionadas. Los zurdos muestran un desplazamiento de las asimetrías cerebrales hacia su lado derecho de dominio motor. 

Los análisis genéticos sugieren que los procesos de desarrollo que determinan los lados izquierdo y derecho del sistema nervioso representan el vínculo funcional entre la izquierda y las asimetrías en la estructura del cerebro.

FUENTE: Por Alma, Corazón y Vida – Cerebro – Consciencia – Habilidades

El cerebro lucha contra la depresión incluso cuando está inactivo.

Las neuronas desencadenan una dinámica antidepresiva en el cerebro incluso en ausencia de actividad: generan la producción de proteínas que afectan a la función de células y circuitos neuronales.

Investigadores de la Universidad de Vanderbilt, en Estados Unidos, han descubierto que el cerebro desarrolla mecanismos de neurotransmisión orientados a detener los efectos de la depresión incluso sin presencia de actividad concreta. Las neuronas «dormidas» ponen en acción de forma espontánea procesos celulares e inician la transcripción de genes.

Se trata de algunos pocos genes que se dinamizan, pero que luego activan a otros y desarrollan así diferentes procesos. La transcripción genética permite que la información contenida en los genes se transfiera hacia las proteínas u otros componentes, en forma de órdenes o mecanismos a poner en marcha, en este caso con una función antidepresiva.

Según una nota de prensa, los resultados de este nuevo estudio podrían poner a la ciencia un paso más cerca de comprender la fisiología de la acción antidepresiva en el cerebro. Aunque en la actualidad existe una gran cantidad de fármacos y tratamientos que buscan combatir la depresión, la realidad indica que son ineficaces en alrededor de la mitad de los casos.

Causas que interactúan

La depresión se ha convertido en una de las enfermedades con mayor impacto en la actualidad, y que promete ir en aumento a lo largo del siglo XXI. Hoy afecta a 264 millones de personas en todo el mundo, con el añadido de una peligrosa predisposición al suicidio en los casos sin tratamiento efectivo.

Aunque habitualmente se indica que la depresión es causada por un desequilibrio químico en el cerebro, en realidad su origen puede provenir de múltiples factores. Una regulación defectuosa del estado de ánimo, la vulnerabilidad y predisposición genética a este tipo de patologías, los acontecimientos vitales estresantes, la acción de algunos medicamentos y otras enfermedades relacionadas, son fuerzas que interactúan para provocar la depresión.

Neuronas dormidas que activan genes

Sin embargo, la nueva investigación, publicada recientemente en la revista Cell Reports, parece indicar que la forma de detener a la depresión puede encontrarse en la propia dinámica cerebral.

En un mecanismo que los científicos han denominado «neurotransmisión excitadora espontánea», las neuronas inactivas ponen en marcha y regulan a pesar de su letargo la expresión génica relacionada con la proteína BDNF. Esta proteína se encuentra implicada en diferentes procesos antidepresivos, y es así que fármacos como la ketamina se orientan a impulsar su actividad para reducir los efectos de la depresión.

Este nuevo conocimiento puede renovar la comprensión del proceso fundamental que se desarrolla en el cerebro relativo a la depresión. Gracias a esto, los científicos podrán avanzar en el desarrollo de fármacos más inteligentes, con el objetivo de ofrecer opciones de tratamiento más rápidas o más duraderas. Vale recordar que la efectividad de los tratamientos antidepresivos suele reducirse drásticamente a mediano y largo plazo.

A futuro, los investigadores estadounidenses piensan que la profundización en torno al proceso espontáneo que llevan adelante las neuronas, y que pone en marcha mecanismos antidepresivos, podrá permitir extender en el tiempo los efectos benéficos de la ketamina y otros fármacos. Además, hará posible reducir los efectos negativos que puedan estar relacionados con su aplicación en enfoques antidepresivos.

Referencia:

Si desea profundizar cliquee en el siguiente link

A subthreshold synaptic mechanism regulating BDNF expression and resting synaptic strength. Patricia M. Horvath, Natali L. Chanaday, Baris Alten, Ege T. Kavalali and Lisa M. Monteggia. Cell Reports (2021).DOI:https://doi.org/10.1016/j.celrep.2021.109467

Foto: un proceso que las neuronas realizan incluso al estar «dormidas» puede derivar en la activación de genes y la acción de proteínas con potencial antidepresivo. El mecanismo descubierto podrá iniciar el camino hacia un mejoramiento de la eficacia de fármacos y otros tratamientos que buscan combatir a la depresión, una de las enfermedades con mayor impacto global. Crédito: Gerd Altmann en Pixabay.

La depresión puede aliviarse en pocos minutos

Un novedoso enfoque de neuromodulación personalizada logra aliviar los síntomas de la depresión severa y resistente al tratamiento en cuestión de minutos. Se centra en las características individuales de cada paciente, a partir de su “firma eléctrica” cerebral.

Una nueva técnica de estimulación cerebral personalizada o neuromodulación permite reducir el impacto de los casos más severos de depresión, incluso cuando existe resistencia a los tratamientos, en sesiones de algunos minutos. La innovación, desarrollada por científicos de la Universidad de California en San Francisco, se basa en la firma cerebral de cada paciente, que determina características únicas de sus redes y conexiones neuronales.

Reinterpretando el esquema que se emplea para corregir circuitos cerebrales defectuosos en personas con epilepsia o enfermedad de Parkinson, los especialistas estadounidenses han creado un nuevo modelo de estimulación cerebral completamente personalizado. Según un comunicado, ya ha sido probado con éxito en un caso de depresión severa.

Para Katherine Scangos, autora principal del estudio, “tanto el cerebro como el corazón son órganos eléctricos, y teniendo en cuenta esto existe una creciente aceptación en el campo científico sobre el impacto de determinadas redes cerebrales defectuosas que causan depresión, al igual que en la epilepsia o la enfermedad de Parkinson. Dichas redes podrían pasar a un estado más saludable mediante la estimulación dirigida», explicó.

Técnicas personalizadas y dirigidas

La neuromodulación o estimulación dirigida, previamente adaptada a los síntomas distintivos de cada paciente, es una forma cada vez más común de corregir los circuitos cerebrales defectuosos en personas con epilepsia o enfermedad de Parkinson. Ahora, en esta nueva investigación publicada en la revista Nature Medicine, se demuestra que una técnica similar puede aliviar los síntomas de la depresión severa con resistencia al tratamiento en algunos pocos minutos. ¿Cómo se logra este avance?

El primer punto a tener en cuenta es que se trabaja a partir de la “firma eléctrica” cerebral de cada paciente, o sea un conjunto de características que identifican y personalizan a sus redes neuronales y a la manera en la que las mismas se conectan e integran. Posteriormente, una innovadora técnica de mapeo cerebral permite identificar sitios de estimulación terapéutica específicos, incrementando la eficacia de las intervenciones.

El equipo de investigadores probó su metodología empleando un enfoque mínimamente invasivo denominado estéreo-EEG, que consiste en colocar 10 cables de electrodos intracraneales en el cerebro. Mediante una estimulación eléctrica leve en una serie de regiones específicas del cerebro, los especialistas buscaron conseguir efectos positivos sobre el estado de ánimo de una paciente de 36 años que sufre depresión severa desde su infancia.

Resultados prometedores

Los investigadores encontraron que la estimulación de 90 segundos aplicada en varios sitios diferentes del cerebro producía una variedad de estados emocionales positivos en la paciente indicada. Incluso, hallaron que los efectos positivos duraban horas, mucho más que los 40 minutos que habían considerado como límite en su estudio.

En este caso particular, los síntomas mejoraron significativamente en el transcurso de un estudio de 10 días, lo que desembocó en una ausencia casi total de síntomas durante seis semanas. Los científicos se centraron en un área conocida como estriado ventral, que parecía conveniente para abordar mejor los síntomas primarios de baja energía y pérdida de placer en las actividades cotidianas.

Más allá de estos interesantes resultados, los investigadores saben que es necesario abordar la nueva técnica en otros contextos para poder comprobar su eficacia definitiva. Al respecto, expresaron que únicamente desarrollarán el tratamiento cuando la firma cerebral personalizada de un paciente deprimido indique que se necesita un abordaje terapéutico.

Sin embargo, creen que a futuro el esquema podrá aplicarse con éxito porque cada persona recibirá un tratamiento diferente y personalizado, en el cual se buscarán reducir las anomalías en las redes cerebrales que llevan a la depresión, y que se manifiestan de forma única en cada caso.

Referencia

Si desea profundizar cliquee en el siguiente link

State-dependent responses to intracranial brain stimulation in a patient with depression. Scangos, K.W., Makhoul, G.S., Sugrue, L.P. et al. Nature Medicine (2021).DOI:https://doi.org/10.1038/s41591-020-01175-8

Foto: Volkan Olmez en Unsplash.

FUENTE RESPONSABLE: TENDENCIAS – Ciencia – Cerebro, consciencia – Depresión – Red neuronal – Por Pablo Javier Piacente.

Confirman mecanismos cuánticos en el cerebro vinculados a la cognición y los movimientos conscientes.

Estructuras cerebrales implicadas en la cognición y las acciones voluntarias utilizan mecanismos cuánticos que, a través del transporte de electrones que no siguen las leyes físicas, permiten iniciar movimientos conscientes y otras facultades superiores.

Una investigación del Instituto de Tecnología e Ingeniería de Materiales de Ningbo, en China, ha descubierto mecanismos cuánticos en estructuras de ferritina de laboratorio que son similares a las que se encuentran en neuronas críticas del cerebro.

Estas neuronas críticas forman parte de estructuras cerebrales implicadas en los movimientos voluntarios conscientes y en los procesos cognitivos, lo que sugiere que al menos determinadas facultades mentales humanas tienen un sustrato cuántico.

El resultado de esta investigación evidencia la existencia de una función cuántica en las capas de proteína de ferritina que se encuentran en las células, incluidas las neuronas, por lo que esa función cuántica estaría ampliamente extendida por el organismo.

Procesos cuánticos

La nueva investigación descubre nuevos aspectos de los procesos biológicos cuánticos que hasta ahora se ha sugerido ocurren en la fotosíntesis, en la mutación del ADN, en el olfato o la visión, en la actividad enzimática, y en la magnetorrecepción que usan los animales para orientarse siguiendo el campo magnético terrestre.

Según investigaciones previas, procesos cuánticos como el efecto túnel o el entrelazamiento pueden estar produciéndose en estos procesos biológicos, señalando la profunda implicación del universo cuántico en los mecanismos de la vida.

Hay otra derivada de la biología cuántica, que se perfila también como posible fuente de los procesos cognitivos e incluso de la consciencia, tal como ha sugerido, por ejemplo, Roger Penrose.

La nueva investigación afianza esta línea de investigación porque plantea con toda claridad que los procesos cuánticos pueden estar implicados en procesos cognitivos y en la toma de decisiones conscientes que ocurren a nivel humano.

Cerebro cuántico

Esta investigación fue diseñada para estudiar el transporte de electrones en estructuras de ferritina desarrolladas en laboratorio, pero que son similares a las que se encuentran en la sustancia negra pars compacta (SNc) y en el locus coeruleus (LC), grupos de neuronas de regiones críticas del cerebro.

La pars compacta contiene neuronas dopaminérgicas implicadas en la fisiopatología de las conductas adictivas. El locus cerúleo es una región anatómica cerebral involucrada en la respuesta al pánico y al estrés.

La investigación sobre la enfermedad de Parkinson ha demostrado también que la destrucción de las neuronas del SNc da como resultado la pérdida de la capacidad de iniciar un movimiento voluntario consciente. Asimismo, que la destrucción de neuronas en el LC da como resultado un procesamiento cognitivo deficiente.

Los resultados de la nueva investigación sugieren que las capas de ferritina presentes en esas estructuras cerebrales podrían proporcionar una función de conmutación que coordine esos grupos de neuronas para realizar la selección de movimientos conscientes y el procesamiento cognitivo, respectivamente, según explica uno de los investigadores, Christopher Rourk, en la revista ScienceX Dialog.

Cuestión de ferritina

La ferritina sería la clave de estos procesos: es la principal proteína almacenadora, transportadora y liberadora de forma controlada de hierro. Se produce por casi todos los organismos vivos.

Anteriormente se había descubierto que la ferritina provoca el así llamado efecto túnel, mediante el cual un electrón supera una barrera infranqueable en la física clásica: se comporta como una onda, en vez de como una partícula. Es un efecto cuántico.

También recientemente se han observado acumulaciones de capas de ferritina en muchos tejidos, incluidos los del cerebro, los melanosomas (orgánulos de pigmentación) y el tejido placentario, espacios orgánicos donde también ocurrirían procesos cuánticos.

La nueva investigación, dirigida por el profesor Cai Shen, ha demostrado que las capas de ferritina no solo conducen electrones a distancias de hasta 80 micrones mediante el efecto túnel, sino que también pueden formar un Aislante de Mott para cambiar de un estado conductor a un estado no conductor.

Un aislante de Mott es un material que “debería” ser metálico (conductor), pero presenta un comportamiento aislante. Según la nueva investigación, este aislante tiene reflejo en la biología porque un estado que debía ser conductor, deja de serlo.

Misteriosa ferritina

Los investigadores plantean la necesidad de realizar investigaciones y pruebas adicionales de los tejidos donde se encuentran acumulaciones de ferritina, para confirmar si organismos vivos utilizan las funciones de transporte y conmutación de electrones para funciones biológicas tan importantes, tal como sugieren los experimentos de laboratorio.

Los autores de esta investigación plantean que la ferritina debe dejar de ser considerada «sólo» como una proteína de almacenamiento de hierro, ya que está dotada de un mecanismo de transporte de electrones mecánico cuántico que estaría implicado en procesos biológicos y cognitivos de gran alcance.

Si ese mecanismo existe y se utiliza para realizar la selección de acciones y el procesamiento cognitivo, podría tener importantes implicaciones para nuestra comprensión de cómo funciona el cerebro, destaca Rourk.

Biología cuántica

Muchos científicos están investigando actualmente la biología cuántica, que es la aplicación de la mecánica cuántica para investigar las funciones biológicas.

Recientemente se ha utilizado para conocer los mecanismos que están detrás de la fotosíntesis o de la forma en que las aves pueden percibir los campos magnéticos, entre otros campos.

Estos efectos biológicos cuánticos generalmente involucran electrones saltando o haciendo túneles a distancias de varios nanómetros, comportamiento que es incompatible con las partículas, pero que tiene sentido si se comportan como ondas siguiendo la dinámica cuántica, concluye Rourk.

Y parece que estos efectos biológicos cuánticos están por todas partes.

Imagen superior: sistema de partículas en 3D, que se construye mediante un flujo de cuerdas, generado en ondas. Richard Horvath, Unplash.

FUENTE: TENDENCIAS – Cerebro – Consciencia – Biología Cuántica – Investigación – Por Eduardo Martinez de la Fe (Periodista Científico)