El retrato de Mao Zedong que detonó la Revolución Cultural China.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; por favor cliquea adonde se encuentre escrito en “azul”. Muchas gracias.

La revolución cultural china fue de suma importancia para el país asiático. Todo empezó con el momento capturado en esa imagen.

Era 1966 y los rumores sobre el mal estado de salud de Mao Zedong eran cada vez más fuertes. Para probar su excelente condición, el líder comunista chino decidió zambullirse en el río Yangtze. Su fotógrafa personal tomó dos imágenes para probarlo.

Mao Zedong y el río Yangtze

Esta no fue la primera vez que Mao Zedong nadó en el río Yangtze. La historiadora Poon Shuk Wah dice que Zedong nadó en el río 11 veces entre el año 1956 y 1962. Y este era un augurio funesto.

En 1958, Mao Zedong había cruzado todo el río como símbolo de la fuerza de su régimen y con este acto inauguró una campaña que se conoció como el Gran Salto Adelante. Este periodo de la historia china fue fatídico. Se estima que alrededor de 55 millones de personas murieron por trabajar sin descanso.

El esfuerzo físico como símbolo

Para él, la condición física era de suma importancia. Tanto que escribió un ensayo sobre la educación física de los jóvenes. El ensayo fue divulgado en 1917 pero sus principios ideológicos se mantuvieron vigentes por décadas.

Mao en el río Yangtze. / Getty Images

«La educación física complementa a la educación en virtud y conocimiento. Es más, tanto virtud como el conocimiento residen en el cuerpo. Sin el cuerpo no habría ni virtud ni conocimiento,» escribió Mao en el texto.

Hacia al final de su vida, no sólo aumentaban los rumores de que su condición física se deterioraba, sino también su posición política se estaba tambaleando. Y así, con otro nado simbólico, anunció el inicio de la revolución cultural china.

La revolución cultural china.

Esta nueva campaña tenía como objetivo restaurar la imagen y el poder que Mao había tenido décadas antes. La estrategia consistía de varios puntos. El primero era deshacerse de los que nombró “los cuatro viejos”: las costumbres, mentalidad, cultura y tradiciones de la época de las dinastías. Quería eliminar a todos los burgueses que se habían infiltrado en las filas del régimen.

Pincha el siguiente link si deseas ver el vídeo

This photo triggered China’s Cultural Revolution

Su objetivo era perpetuar su imagen después de su muerte. No es de extrañarse, entonces, que el líder chino quisiera acercarse a la juventud. Y lo logró con su acto simbólico de nadar en el río Yangtze.

Los guardias rojos

En nombre de la revolución cultural china, millones de jóvenes chinos se unieron a una fuerza militar que llamaronlos guardias rojos”. Su propósito era claro: atrapar a toda oposición con el régimen de Mao. El grupo paramilitar se encargo de destruir gran parte de la herencia cultural china con el propósito de reescribir la historia, una historia donde Mao fuera protagonista.

Reunión de guardias rojos. / Getty Images

Mao sigue presente

A pesar de que el Partido Comunista Chino condenó las acciones de Mao, su figura siguió siendo un referente para la política china. Hasta décadas recientes, grupos de personas del país asiático han conmemorado el hecho histórico dirigiéndose al río Yangtze para sostener una imagen de Mao Zedong.

Imagen de portada: Mao Zedong

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. 11 de agosto 2022

Sociedad y Cultura/China/Historia/Mao Zedong/Revolución Cultural China

 

El creciente número de propietarios chinos que se niega a pagar sus hipotecas (y por qué causa alarma).

«La construcción se detiene, el pago de la hipoteca se detiene. ¡Entreguen las casas si quieren su dinero!».

Ese fue uno de los cánticos que un grupo de compradores de apartamentos de China corearon en junio, durante una protesta para exigir la culminación de sus viviendas. Pero las pancartas y las consignas no han sido las únicas formas en las que los propietarios han expresado su ira y descontento.

Cientos de ellos han dejado de pagar sus hipotecas, una medida radical para China, donde ningún tipo de disidencia es tolerada.

Una joven pareja que se mudó a la ciudad de Zhengzhou, en el centro de China, dijo a la BBC que, tras hacer el pago inicial el año pasado, el promotor se retiró del proyecto y la construcción de su vivienda se paralizó.

«He imaginado innumerables veces la alegría de vivir en un nuevo hogar, pero ahora todo parece ridículo», dijo la mujer, que no quiso ser nombrada.

GETTY IMAGES. Edificios de apartamentos inacabados como estos, ubicados en la ciudad de Hangzhou, se han vuelto parte del paisaje de las urbes chinas.

Otra mujer, de unos 20 años, que también compró una casa en Zhengzhou dijo a la BBC que ella también está dispuesta a dejar de pagar su hipoteca. «Cuando el proyecto se reanude por completo, seguiré pagando», condicionó.

Muchos de los hoy morosos pueden seguir pagando sus créditos, pero están optando por no hacerlo, para así presionar por la culminación y entrega de sus casas.

Esto revela que la situación en China hoy es diametralmente opuesta a la crisis de las hipotecas subprime registrada en EE.UU. en 2007, donde los bancos prestaron dinero a personas de alto riesgo que luego no pudieron seguir pagando sus empréstitos.

Los protagonistas de esta inusual protesta adquirieron viviendas en unos 320 proyectos de todo el país, según un cálculos obtenidos de Github, donde los propietarios han ido anunciado su decisión de cesar sus pagos. Pero no está claro cuántos dejaron realmente de pagar.

Cifras de miedo

Los préstamos afectados por esta protesta podrían ascender a US$145.000 millones, según estimaciones de la consultora S & P Global ratings. Otros analistas dicen el monto que podría ser incluso mayor.

Un grupo de edificios a medio construir en China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. El sector inmobiliario representa un tercio de la segunda economía del mundo y las propiedades suponen el 70% de la riqueza de sus ciudadanos.

La revuelta no solo ha sorprendido a las autoridades, sino que está poniendo el foco de atención en un mercado -el inmobiliario- que muestra signos de desaceleración y registra una grave escasez de efectivo.

Y lo que es más alarmante, está exhibiendo la creciente desconfianza de los consumidores chinos. La confianza era uno de los principales pilares en las que se asentaba la segunda economía del mundo.

«Los boicots hipotecarios, impulsados por el deterioro del sentimiento hacia la propiedad, son una amenaza muy seria para la posición financiera del sector», dijo la consultora Oxford Economics, en un reciente informe.

¿Por qué debe preocupar la crisis inmobiliaria china?

El sector inmobiliario chino representa un tercio de la economía del gigante asiático. En él se incluyen las viviendas, los servicios de alquiler e intermediación, las industrias que producen los electrodomésticos y los materiales de construcción.

En los últimos tiempos la economía china viene mostrando signos de ralentización: En el último trimestre sólo creció un 0,4% respecto al año anterior y algunos economistas esperan cierre el año en 0.

Una mujer pasa junto a una pantalla que muestra la evolución del índice bursátil chino.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La insólita decisión de un grupo de propietarios chinos no pagar sus hipotecas, hasta tanto no reciban sus viviendas, puede provocar un serio problema al sector bancario.

Esto se debe, en gran medida, a la dura estrategia de Pekín contra el covid-19. La política sanitaria china ha incluido repetidos confinamientos y continuas restricciones han afectado a los ingresos de las personas y de las empresas, así como el ahorro y la inversión.

El tamaño de la economía china implica que cualquier la perturbación de un mercado crucial -como el inmobiliario- repercutirá en el sistema financiero global.

Efecto cascada

Los expertos afirman que el principal riesgo hoy es que se produzca un efecto contagio y que los bancos dejen de prestar dinero a las constructoras si creen que el sector se está hundiendo.

«Todo dependerá de la política», afirmó Ding Shuang, jefe de investigación económica para China en el banco Standard Chartered. «A diferencia de lo que ocurre en otras partes del mundo, donde las burbujas inmobiliarias se rompen por culpa de los mercados, en este caso la culpa es del gobierno».

Una mujer pasa junto a unos rascacielos en Pekín

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. La economía china confió durante mucho tiempo en la construcción y el sector inmobiliario para crecer, pero ahora este modelo muestra signos de agotamiento.

Treinta empresas inmobiliarias ya han dejado de pagar su deuda externa. Evergrande, que incumplió el año pasado su deuda de US$300.000 millones, es la víctima más destacada. S & P ha advertido que si las ventas no se recuperan, más empresas podrían seguir su ejemplo.

La demanda de viviendas tampoco está aumentando, ya que China está experimentando un cambio demográfico con la urbanización y el lento del crecimiento de su población.

«La cuestión fundamental es que hemos llegado a un punto de inflexión en el mercado de la vivienda en China», aseguró Julian Evans-Pritchard, economista senior de China en Capital Economics.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

El sector inmobiliario representa alrededor del 70% de la riqueza personal en China, y los compradores de viviendas suelen pagar por adelantado proyectos que apenas están en planos y que no han comenzado a edificarse.

Estas «preventas» suponen entre el 70% y el 80% de las ventas de viviendas nuevas en el gigante asiático, explicó Evans-Pritchard, quien añadió que los promotores necesitan ese dinero, porque lo utilizan para financiar varios proyectos a la vez.

Un grupo de rascacielos chinos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los cambios demográficos y las consecuencias económicas de la pandemia parecen estar detrás del lento crecimiento en las operaciones inmobiliarias en China

Pero muchos jóvenes chinos de clase media ya no invierten en inmuebles, probablemente por la debilidad de la economía, el aumento del desempleo y los recortes salariales, y ahora el temor es que los promotores no terminen sus proyectos.

«Esto es parte del problema: los promotores contaban con la entrada de nuevos fondos, y esas nuevas ventas ya no se producen», dijo Evans-Pritchard.

Según el grupo bancario ANZ, más de US$ 220.000 millones en préstamos están vinculados a proyectos inacabados. Y el crédito -una importante fuente de liquidez en los años de bonanza- también se ha secado.

En 2020, el gobierno chino introdujo las «tres líneas rojas», medidas contables para limitar el volumen de los préstamos a los promotores. Esto cortó la financiación, y la subsiguiente falta de confianza en el mercado también ha afectado a la disposición de los bancos a prestar a las inmobiliarias y constructoras.

¿Qué está haciendo el gobierno?

Por un lado, Pekín está dirigiendo el problema hacia los gobiernos locales, los cuales están ofreciendo depósitos iniciales reducidos para la compra de casas, rebajas fiscales y subvenciones en efectivo a los compradores de viviendas, y fondos de ayuda a los constructores. 

Pero esto tiene un coste, ya que las arcas locales se verán afectadas, porque los promotores inmobiliarios comprarán menos terrenos.

El líder chino Xi Jinping en la asamblea del país.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Expertos económicos afirman que la protesta de los propietarios chinos puede suponer un serio riesgo para los planes del mandatario del país, Xi Jinping.

«Creo que es el momento de que el gobierno central y los reguladores intervengan», dijo Ding.

El diario económico Financial Times informó recientemente de que China emitió US$148.000 millones en deuda para ayudar a los promotores inmobiliarios, y Bloomberg informó que los titulares de hipotecas podrían ser eximidos de tener que pagarlas, sin que ello afecte a su récord crediticio.

Oxford Economics afirmó recientemente que cualquier intervención gubernamental en el sector inmobiliario y de las infraestructuras puede suponer un respiro a corto plazo, pero «no es ideal para el crecimiento de China a más largo plazo, ya que el gobierno y el sector financiero se ven obligados a ayudar a sostener una industria inmobiliaria improductiva (y que fracasa)».

Además, no se trata sólo de una crisis financiera. El boicot a las hipotecas corre el riesgo de convertirse en un grave problema social, dijo Ding.

Y eso podría volverse en un dolor de cabeza para el presidente Xi Jinping antes de un crucial Congreso del partido a finales de este año en el que se espera que busque un histórico tercer mandato.

¿Qué pasará después?

Los analistas afirman que los US$148.000 millones de dólares pueden no ser suficientes para rescatar al sector inmobiliario. Capital Economics estima que las empresas necesitan US$444.000 millones sólo para completar los proyectos paralizados.

Un billete de 100 dólares y otro de 100 yuanes chinos.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. China ha debido emitir deuda por casi US$ 150.000 millones para ayudar a las constructoras e inmobiliarias, pero firmas consultoras afirman que esta cifra podría no ser suficiente.

Tampoco está claro si los bancos -especialmente los rurales más pequeños- pueden absorber el coste de la huelga hipotecaria.

Incluso si la construcción se reanuda, muchos promotores no podrán sobrevivir, porque es poco probable que la venta de viviendas sea suficiente para cubrir sus costos. Las ventas de los 100 principales promotores de China cayeron un 39,7% en julio en comparación con el mismo periodo del año pasado, según la Corporación china de Bienes Raíces (CRIC).

Esta crisis es el indicio más claro de que la economía china se encuentra en una encrucijada.

«El gobierno está haciendo todo lo posible por encontrar nuevas fuentes de crecimiento, pero va a ser un reto porque la economía ha dependido mucho de los inmuebles, la inversión en infraestructuras y las exportaciones durante las últimas tres décadas», agregó el analista.

«La época de crecimiento rápido en China probablemente haya terminado y eso es evidente en el sector inmobiliario en este momento», zanjó.

China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Imagen de portada: REUTERS

FUENTE RESPONSABLE: Suranjana Tewari. BBC News, corresponsal de Negocios en Asia. 11 de agosto 2022.

China/Economía/Negocios/Derechos Humanos/Protestas

 

 

Yang Huiyan, la mujer más rica de Asia que ha perdido la mitad de su fortuna en un año (y qué dice de la economía de China).

Su fortuna ha sido durante años el centro de titulares, comentarios y cálculos más allá de China.

Y es que Yang Huiyan, de solo 41 años, no es solo la mujer con mayor fortuna de ese país, sino también la más rica de toda Asia.

Desde que heredó un imperio inmobiliario de su padre hace más de una década, su riqueza no había dejado de aumentar. Pero las cosas han cambiado en 2022: en el último año, ha sufrido una verdadera debacle.

Según cálculos del índice Bloomberg de multimillonarios, Yang vio caer su patrimonio neto en más de un 52% en el último año.

En 2021, Bloomberg estimaba la fortuna de la empresaria en unos US$33.900 millones, que cayeron a unos US$16.100 millones en las estimaciones de julio pasado.

Los analistas económicos lo han visto no solo como una señal poco halagüeña del estado del mercado de bienes raíces en China, sino también como una alerta importante sobre el futuro de la segunda economía más grande del mundo.

Y es que el sector inmobiliario del país ha presentado serios problemas con la caída de los precios de la vivienda, la disminución de la demanda de compradores y una crisis de incumplimiento de la deuda que ha afectado a algunos grandes desarrolladores desde el 2020.

La situación ha llegado a tal punto que incluso algunos bancos se han quedado sin efectivo, lo que ha provocado protestas en algunas ciudades del país asiático.

Y si bien Yang sigue siendo la mujer más rica de Asia, su posición ha comenzado a tambalearse.

Según Bloomberg, es seguida por la empresaria de fibras químicas Fan Hongwei, quien tiene un patrimonio valorado también en cerca de US$16.000 millones.

Pero ¿quién es Yang Huiyan y cómo logró una de las mayores fortunas del mundo?

La heredera

Nacida en 1981 en Shun Tak, un distrito de la ciudad de Foshan, en la provincia de Cantón, en el sur de China, Yang es hija del que fuera uno de los hombres más ricos del país asiático: Yang Guoqiang.

Criada dentro de una de las familias más poderosas de China, tuvo educación de excelencia y fue enviada a Estados Unidos durante su juventud. Se graduó en 2003 de una licenciatura en Artes y Ciencias en la Universidad Estatal de Ohio.

Tras su regreso a China, heredó de su padre en 2007 la mayoría de las acciones de Country Garden Holdings, el desarrollador inmobiliario más grande por ventas de China.

Fundada en 1992 en Cantón, Country Garden Holdings se volvió un éxito tras su salida a bolsa en Hong Kong y recaudó alrededor de US$1.600 millones, casi lo mismo que Google tras su entrada en bolsa en 2004 en Estados Unidos.

Country Garden Holdings, el desarrollador inmobiliario más grande por ventas de China.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Country Garden Holdings es el desarrollador inmobiliario más grande por ventas de China.

Aunque es conocida por estar fuera del ojo público y llevar una vida discreta, Yang es el centro de numerosos titulares, tanto dentro como fuera de China.

Uno de los casos más sonados ocurrió en 2018, cuando la filtración de unos documentos legales conocidos como «Los papeles de Chipre», mostraron que había obtenido la ciudadanía chipriota en 2018, pese a que China no reconoce la doble nacionalidad.

Los problemas

Estudiosos del mercado chino han descrito a Yang como una mujer creativa y con ojo para los negocios.

En junio del año pasado, el International Hospitality Institute la reconoció en su ranking de las personas más poderosas en el sector mundial de la hostelería.

Sin embargo, su negocio ya comenzaba a mostrar para entonces síntomas de debilidad.

Y es que la situación del mercado de bienes raíces en el país se ha tornado más complicada desde 2020 , no solo por la pandemia de coronavirus, sino también porque las autoridades chinas trataron de poner freno al endeudamiento excesivo en el sector inmobiliario.

china

FUENTE DE LA IMAGEN – AFP. China vive una crisis en el mercado de bienes raíces.

Esto dejó a grandes constructoras expuestas a una batalla por hacer los pagos y las obligó a renegociar con sus acreedores.

La crisis se agravó cuando Evergrande, la empresa inmobiliaria más endeudada de China, dejó de pagar sus bonos en dólares a finales de 2021 tras meses de problemas de liquidez.

A raíz de eso y en lo que va de año, varios otros desarrolladores importantes, incluidos Kaisa y Shimao Group, también han buscado protección de los acreedores.

La crisis se complicó en las últimas semanas, luego de que se reportara una «huelga de compradores», luego de que miles de personas dejaran de pagar sus hipotecas por adelantado por las demoras que han tenido los comienzos de los obras para la construcción de las viviendas.

Todo esto ha llevado a que Country Garden, que se mantuvo a flote en los primeros tiempos de pandemia, enfrente también problema de liquidez, al punto que en julio pasado tuvo que vender acciones con un descuento de casi el 13% para recaudar fondos.

Y la situación a largo plazo no parece prometedora para Yang, su fortuna y la firma que representa.

En un informe en julio pasado, la agencia de calificación de riesgo S & P estimó que las ventas de propiedades en China podrían caer en un tercio este año debido a las huelgas hipotecarias.

Mientras, Capital Economics, una empresa de investigación económica independiente con sede en Londres, pronosticó que «sin ventas, muchos más desarrolladores colapsarán, lo que es una amenaza financiera y económica» para China.

Imagen de portada:ALAMY. Yang Huiyan (en el centro) es la mujer más rica de Asia.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Hace 4 horas.

Sociedad/China/Finanzas Personales/Mujeres/Economía

 

Más de 80.000 turistas están atrapados en el «Hawái chino» por un nuevo confinamiento por coronavirus.

Más de 80.000 turistas quedaron varados en un popular centro turístico en China después de que un brote de coronavirus provocara un confinamiento.

Las autoridades cancelaron todos los vuelos y trenes desde Sanya, conocido como el «Hawái de China», el sábado, un día después de que se confirmaran 263 casos positivos.

Los viajeros ahora deben presentar cinco pruebas de PCR negativas durante siete días antes de que se les permita salir.

China es la única economía importante que aún sigue una política de «cero covid».

Sanya

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Hainan

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El país ha registrado menos de 15.000 muertes desde que comenzó la pandemia, según la Universidad Johns Hopkins.

Sin embargo, las medidas adoptadas han generado preocupación por el impacto que tendrá en la economía las estrictas reglas, incluidas las pruebas masivas y los confinamientos locales.

Destino de surf

Las restricciones en Sanya, una ciudad en el sur de la isla de Hainan y un popular destino de surf, llegan durante la temporada alta de turismo.

Los servicios esenciales como supermercados y farmacias permanecen abiertos, pero los lugares de entretenimiento están cerrados desde la semana pasada, informa la agencia de noticias AFP.

Las autoridades han pedido que pedirán a los hoteles que ofrezcan un descuento del 50% hasta que se levanten las restricciones.

Sanya no es la única ciudad que se ha cerrado en los últimos meses.

Un trabajado vistiendo equipo protector durante el confinamiento en Shanghái el pasado 30 de mayo.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Shanghái estuvo confinada durante más de dos meses.

Alrededor de un millón de personas en un suburbio de Wuhan, la ciudad en el centro de China donde se registró por primera vez el covid-19, enfrentaron nuevas restricciones el mes pasado después de que se confirmaron cuatro casos asintomáticos.

Mientras tanto, en junio, los 25 millones de residentes de Shanghái finalmente salieron de un estricto bloqueo de dos meses.

El importante eje financiero del país venía luchando contra una ola de nuevas infecciones de coronavirus durante más de un mes cuando las autoridades decidieron imponer un duro confinamiento.

La medida se tomó después de que los casos subieron a más de 13.000 por día, pese a que comparado con otras situaciones internacionales, las cifras no eran tan altas.

Imagen de portada: Sanya. China

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Hace 4 horas.

Sociedad y Cultura/China/Pandemia de coronavirus/Turismo

Un cohete chino caerá en la Tierra y no descartan que sea en Santa Fe, Argentina.

Ocurriría el sábado.

El cohete Long March 5B tenía por misión llevar un módulo que se iba a acoplar a la estación espacial china Tiangong, lo cual fue realizado con éxito el 24 de julio pasado.

Por tercera vez, los restos de un cohete chino impactarían en la Tierra y existe la posibilidad de que caiga en algún sitio de la Argentina.

Según un informe proporcionado por el Comando Espacial de Estados Unidos, los desechos de la nave espacial caerán durante la próxima semana -posiblemente el 1° de agosto- entre las latitudes 41° Norte y 41° Sur. Esto quiere decir que es posible que caigan en alguna zona de la Argentina.

El cohete Long March 5B tenía por misión llevar un módulo que se iba a acoplar a la estación espacial china Tiangong, lo cual fue realizado con éxito el 24 de julio pasado, pero la etapa central del cohete, de 21 toneladas métricas, orbita la Tierra y desciende gradualmente hacia un «reingreso descontrolado», informó el portal Aerospace.

El objeto de 20 toneladas se desintegrará al tocar la atmósfera terrestre aunque los fragmentos se dispersarán en un área no determinada, por ahora. 

Los especialistas señalan que podrá saberse con exactitud el lugar del impacto una hora después que suceda el reingreso del cohete en el espacio terrestre.

Santa Fe, posible lugar de impacto

Otros especialistas auguran que el cohete caiga el sábado 30 de julio a las 21.24 (hora argentina), sin embargo advierten que el margen de error es de 16 horas antes o 16 horas después. De caer un poco antes de lo previsto, Santa Fe es una de las provincias en las que podrían impactar sus partes.

«Si el cohete cae a las 21.24 horas, como está previsto, caerá sobre Irak, en el norte de la península arábica. Pero como el margen de error es de 16 horas antes o después, puede caer entre el sábado 30 a las 5.20 de la mañana, o el domingo 31 a las 13.24 horas», dijo el experto argentino en vuelos espaciales, Diego Córdova, al sitio Aire. 

En este sentido, advirtió que si las partes del cohete caen antes de las 21.24 horas del sábado 30, es decir, a las 19 o 20 horas, «nos van a caer a nosotros», en relación a la provincia de Santa Fe. 

El experto aclaró que la posibilidad sigue siendo mínima, pero real. «Tenemos que tener en cuenta que la Tierra tiene un 70% de agua, lo que achica la posibilidad, además hay muchos lugares desérticos, por lo que la posibilidad de que caiga en la cabeza de alguien es mínima», dijo Córdova.

La palabra de los especialistas y la respuesta de China

Numerosos especialistas vienen denunciando que la acumulación de desechos espaciales hacen que el riesgo de que caigan sobre la tierra e impacten en alguna zona poblada crezca día a día. Un riesgo evitable ya que es posible provocar «reingresos» controlados.

Desde China rechazan las acusaciones que se les realizan desde Occidente, al señalar que «exageran los temores» y acusan a los científicos de la NASA de actuar «en contra de su conciencia», a causa de presiones políticas.

Imagen de portada: Télam

FUENTE RESPONSABLE: Página 12. Argentina. 29 de julio 2022

Argentina/Provincia de Santa Fe/China/Cohete/NASA

La masacre de Nankín durante la segunda guerra mundial.

Japón desató toda su ira contra la población china en Nankín en 1937, en el contexto de la guerra de expansión territorial que el Imperio del Sol naciente estaba llevando a cabo en China. Fueron 42 días de horror, en los que se cometieron enormes atrocidades, que Japón intentó silenciar.

Por favor; si te interesa esta entrada cliquea donde se encuentre escrito en “azul”. Muchas gracias.

Las órdenes fueron claras: «Matad a todos los prisioneros». Con esta simple frase, el 13 de diciembre de 1937, el ejército imperial japonés masacró la ciudad china de Nankín. Ese ataque sucedió en el marco de una larga contienda que se estaba llevando a cabo en Asia –y que finalizó el 9 de septiembre de 1945–, que se conoce como segunda guerra sino-japonesa, la cual se inició dos años antes que la Segunda Guerra Mundial. El horror fue tal que se ha llegado a decir que si se unieran las manos de los asesinados en esa masacre se podría recorrer la distancia que separa Nankín de la ciudad de Hangzhou (a 200 kilómetros de distancia), que sus cuerpos podrían llenar 2.500 vagones de tren, que apilados podrían alcanzar la altura de un edificio de 74 plantas y que su sangre pesaría 1.200 toneladas.

LA CASA IMPERIAL, ¿CULPABLE DE LA MASACRE?

Los crímenes contra la humanidad acostumbran a asociarse al Tercer Reich, autor del Holocausto, pero la masacre cometida por el ejercito imperial japonés en Nankín es un episodio oscuro y controvertido que costó la vida a entre 100.000 y 3000.000 personas. Al grito de banzai, la actuación japonesa nos resulta escalofriante incluso para unos años en los que la humanidad descubriría los horrores de Auschwitz y del frente ruso. Sin embargo, ésta es una tragedia por la cual los libros de historia han pasado de puntillas y el gobierno japonés nunca ha pedido perdón por ello.

Se ha culpado a la Casa Imperial japonesa de tener responsabilidad en la masacre. De hecho, aunque el ejército japonés disponía de autonomía para tomar decisiones, el emperador Hirohito era el jefe supremo de las fuerzas armadas. Por otra parte, era el ejército el que mantenía en el poder al emperador y tal vez éste prefirió mirar hacía otro lado y no involucrarse. Otras fuentes apuntan a que el silencio imperial podría deberse a la aquiescencia de la Casa Imperial con la estrategia militar japonesa en China. Sea como fuere, la masacre de Nankín se enmarcó dentro de las políticas con tintes racistas de expansión que Japón impulsó para justificar su imperialismo, algo habitual entre las potencias coloniales. Así, se presentaban a la población china como una «raza inferior» que debía ser gobernada por Japón, y también se inculcaba entre la población nipona la idea de que lo más noble que podía hacerse era morir por el emperador. Así, si la vida de un soldado japonés valía poco, podríamos preguntarnos entonces qué valor tendría la vida de un enemigo al que se consideraba infrahumano.

Se presentaban a la población china como una «raza inferior» que debía ser gobernada por Japón, y también se inculcaba entre la población nipona la idea de que lo más noble era morir por el emperador.

Foto: CC

ASEDIO A UNA POBLACIÓN INDEFENSA

De hecho, la ciudad de Nankín no supo que estaba en guerra con Japón hasta el 21 de septiembre de 1937, cuando la aviación japonesa decidió bombardear la ciudad aprovechando que el general Chiang Kai-Shek dirigía las operaciones militares desde allí. Entre los dias 21 y 25 de ese mes, la ciudad sufrió continuos bombardeos en los que perdieron la vida 600 personas y multitud de edificios fueron derribados, entre ellos un hospital lleno de pacientes. Por si fuera poco, un campo de refugiados que se encontraba cerca de Nankín también fue bombardeado y murieron 100 personas.

El asedio a Nankín empezó el 7 de diciembre de 1937, cuando 240.000 soldados japoneses del X ejército del general Heisuke Yanagawa y del Cuerpo Expedicionario de Shángai del general HisaoTani se enfrentaron al ejército chino que sólo contaba con 80.000 efectivos. Ambos militares se hallaban bajo el mando del príncipe Yasuhiko Asaka, tío abuelo del emperador Hirohito y que sustituía al general Iwane Matsui, el cual había dejado claro que se debían respetar las vidas de los civiles, una orden que desgraciadamente no se cumplió. El ejército japonés propuso una tregua de 24 horas en la que se ofrecía a los militares chinos lo que los nipones consideraban un trato «aceptable y justo» a cambio de su rendición, pero el general Chiang Kai-Shek se negó en redondo y llamó a su ejército a una resistencia ultranza, con lo que condenó a Nankín a sufrir las consecuencias en caso de producirse una victoria japonesa.

Con fuerzas desiguales, el ejército chino al mando del general Chiang Kai-Shek no aceptó las condiciones para la rendición impuestas por los generales japoneses y Nankin quedó así condenada.

Un prisionero de guerra chino a punto de ser decapitado por un oficial japonés.

Foto: CC

EL INFIERNO EN LA TIERRA

Finalmente, el 13 de diciembre cesó cualquier tipo de resistencia organizada y el ejercito japonés entró en Nankín, desatando 42 días de auténtico infierno. El catálogo de horrores empezó cuando el ejército recibió la siguiente orden: «Todos los prisioneros de guerra han de ser ejecutados. Método de ejecución: dividir a los prisioneros en grupos de doce. Disparar a matar por separado». 

El ejército japonés acampaba a sus anchas por las calles, entrando en las casas, en los bancos, en los comercios… y disparaban al azar sin ningún miramiento: por la espalda, de frente, directo al corazón..

Quemar, masacrar, todo valía para llevar a cabo «las órdenes» recibidas. Durante ese tiempo, la crueldad alcanzó unas cotas difíciles de superar: se hicieron competiciones de decapitaciones o se enterraba a los prisioneros hasta la cintura para que fueran devorados por los perros. 

El río Yang-Tsé fue unos de los puntos donde la barbarie llegó a extremos inimaginables. Hasta sus orillas fueron conducidos varios miles de cautivos con las manos atadas a la espalda para ser tiroteados y que sus cadáveres cayeran al agua. A otros, para ahorrar munición, simplemente se los asesinaba atándolos a un árbol y clavándoles una espada o una bayoneta. Cerca de 12.000 prisioneros perdieron la vida en el conocido como «reguero de los diez mil cadáveres», una inmensa fosa de 300 metros de largo por cinco de ancho donde fueron asesinados y arrojados sus cuerpos; otros fueron ejecutados en la puerta de Taiping.

Durante 42 días la población china sufrió todo tipo de atrocidades a manos del ejército japonés y en particular las mujeres, a las cuales sometieron a violaciones en masa.

La población civil, y en particular la mujeres, fue quien más sufrió. Se considera que en el ataque a Nankín se llevó a cabo una de las mayores violaciones colectivas de la historia. Se calcula que entre 20.000 y 80.000 mujeres fueron violadas por el ejército japonés.

Después, eran asesinadas de las formas más brutales. En medio de todo este horror, un grupo de europeos y norteamericanos arriesgaron sus vidas para crear un corredor de seguridad, una zona natural para dar asilo a los ciudadanos chinos que huían de la barbarie. 

Dicha zona estaba liderada por John Rabe que, paradójicamente en representación de la Alemania Nacionalsocialista, era por aquel entonces el responsable del Comité Internacional en la Zona de Seguridad. Gracias a su actuación humanitaria fue considerado por la población china como «el Buda viviente de Nankín».

Foto: Cordon Press

UN ESCÁNDALO NEGADO POR JAPÓN

Al amanecer del 17 de diciembre de 1937, llegó a Nankín el general Iwane Matsui para relevar del mando al príncipe Yasuhiko Asaka y poner orden ante lo que ya la prensa empezaba a calificar como un escándalo internacional. 

Cuando Matsui entró en la ciudad y descubrió lo que había sucedido, sintió tal espanto y horror que no tuvo reparo en denunciar a 300 de los oficiales que habían participado en las matanzas. Abrió una causa judicial, pero ésta jamás se llevó a término porque sus superiores le trasladaron de inmediato a otro destino en un intento de tapar los crímenes, siguiendo las directrices del Estado Mayor en Tokio.

Cuando el general Iwane Matsui llegó a Nankín y comprobó las atrocidades cometidas denunció a 300 oficiales y abrió una causa judicial, aunque ésta nunca se llevó a término y el militar fue trasladado a otro destino de inmediato.

Nankín tardó meses en recuperar la normalidad. Los millares de cadáveres abandonados por las calles, los edificios humeantes y en ruinas nunca fueron grabados por la prensa internacional porque el gobierno japonés negó cualquier permiso para informar hasta que todo rastro de la barbarie hubiera sido eliminado. Cuando la ciudad fue reabierta, la administración fue puesta en manos de un gobierno títere liderado por Zihi Weiyuanhui.

Foto: Cordon Press

DAR LUZ AL DRAMA

A día de hoy, la tristemente conocida como Violación de Nankín sigue siendo un holocausto olvidado. Mientras que todo el mundo conoce el cruel destino de Ana Frank y el horror del Holocausto nazi, lo que ocurrió en Nankín sigue oculto entre las sombras. 

Unas sombras que la autora Iris Chang en su obra La violación de Nankín. El holocausto olvidado de la Segunda Guerra Mundial (editado en España por Capitán Swing Libros) desvela a través de tres historias: la de los soldados nipones, la de los civiles chinos y la de un grupo de europeos y norteamericanos que se negaron a abandonar la ciudad y lograron crear una pequeña zona de seguridad para salvar vidas. 

Es una buena oportunidad de conocer de primera mano esta historia escrita por una autora cuyo final también esta marcado por la tragedia: hay voces que dicen que Iris Chang se suicidó tras no superar una depresión, y otras apuntan al asesinato…

Imagen de portada: C.C.

FUENTE RESPONSABLE: Historia National Geographic.

Segunda Guerra Mundial/Japón/China/Masacre/Guerras

Lamu: ejecutan al asesino de la popular bloguera china, quien murió tras ser rociada con gasolina en directo por su exmarido.

Un hombre chino ha sido ejecutado por asesinar a su exesposa rociándola con gasolina y prendiéndole fuego mientras transmitía el crimen en directo.

La víctima, conocida como Lamu, era una personalidad de la red social Doujin, la versión china de Tik Tok.

Cientos de miles de sus fans la seguían por sus videos donde compartía su vida en las montañas de la provincia de Sichuan, en el suroeste de China.

El trágico caso puso de relieve la violencia contra las mujeres en China. Una encuesta sugiere que una cuarta parte de todas las mujeres en el gigante asiático han sufrido abuso doméstico.

Se reportó que Lamu, quien dejó huérfanos a sus dos hijos, contactó a la policía para denunciar la violencia que recibía de su esposo cuando estaban casados, pero le dijeron que era un asunto familiar.

La personalidad de las redes sociales atrajo a casi 800.000 seguidores por sus publicaciones optimistas sobre el estilo simple de la vida rural que compartía en la plataforma Doujin.

Sus videos la mostraban buscando comida en las montañas, cocinando y haciendo divertidas parodias de canciones vestida con ropa tradicional tibetana.

Sus publicaciones llegaron a acumular más de 6,3 millones de «me gusta».

Video de Lamu en Douyin

FUENTE DE LA IMAGEN – DOUJIN/LAMU

«Extremadamente cruel»

Cuando su exmarido, Tang Lu, fue condenado a muerte, el tribunal de la prefectura de Aba, una zona rural remota en el suroeste de la provincia de Sichuan donde vive un gran número de tibetanos étnicos, concluyó que su crimen había sido «extremadamente cruel» y que el impacto social había sido «extremadamente malo».

En junio de 2020, Lamu se divorció de Tang, quien, según el tribunal, tenía antecedentes de violencia contra ella.

Unos tres meses después, la roció con gasolina en la casa de su padre y le prendió fuego.

Lamu sufrió quemaduras en el 90% de su cuerpo y murió dos semanas después.

El caso causó indignación en todo el país y abrió un renovado debate sobre la violencia contra las mujeres.

Miles de seguidores de Lamu publicaron mensajes en su perfil en Doujin, mientras que millones de usuarios de la plataforma de microblogging Weibo pidieron justicia utilizando hashtags que luego fueron censurados.

China tipificó como delito la violencia doméstica en 2016, pero sigue siendo común, especialmente en zonas rurales.

Algunos activistas temen que un período de «enfriamiento» obligatorio de 30 días introducido recientemente para las parejas que desean divorciarse haga más difícil que las mujeres escapen de relaciones abusivas.

Videos de Lamu en Douyin

FUENTE DE LA IMAGEN – DOUJIN/LAMU

Imagen de portada: DOUJIN. Lamu era muy popular en la plataforma Doujin.

FUENTE RESPONSABLE: Michael Bristow y Patrick Jackson. BBC News. 23 de julio 2022.

Sociedad y Cultura/China/Internet/Mujeres/Violencia de genero/ Femicidio

 

 

Los años en los que China declaró la guerra a los gorriones (y cómo ello contribuyó a la hambruna que mató a millones de personas).

«Entre 1958 y 1962 China descendió al infierno».

Con esta contundente frase comienza su libro «La gran hambruna en la China de Mao» el historiador holandés Frank Dikötter.

Diköter describe el período conocido como «el Gran Salto Adelante», en el que Mao Zedong, el hombre que instauró el comunismo en China, lanzó a todo el país a una carrera para alcanzar a las naciones más desarrolladas del mundo, por medio de la colectivización de la tierra y de una industrialización vertiginosa.

Los historiadores no se ponen de acuerdo sobre la cantidad de gente que murió en la gran hambruna que siguió a este «salto adelante». Las estimaciones, antes de Dikötter, oscilaban entre 15 y 32 millones, pero el historiador holandés considera que «por lo menos 45 millones de personas murieron innecesariamente entre 1958 y 1962».

Uno de los episodios más absurdos de aquellos años de horror sería la campaña de las «cuatro plagas», como le explica a BBC Mundo Kim Todd:

«Parte del Gran Salto Adelante de Mao se orientó en contra de los animales que él pensaba que eran un obstáculo para el desarrollo chino, de una forma o de otra; entonces hubo cuatro pestes declaradas: las ratas, los mosquitos, las moscas y los gorriones, y él usó todo el poder del pueblo chino para intentar deshacerse de ellos».

Los primeros tres animales fueron exterminados en nombre de la higiene y la salud de la población, pero los últimos habían cometido otro tipo de pecado:

«Los gorriones estaban en esta lista porque comen muchos granos. Y Mao quería que estos granos fueran exclusivamente para la gente», añade Todd, escritora de Historia Natural y autora del libro «Gorrión».

Pero la matanza de millones de gorriones tendría un precio muy alto y muy pronto el país se vería obligado no sólo a retirar estas aves de la lista roja, sino también a importarlas.

Al borde de la extinción

«La historia está plagada de catástrofes medioambientales, pero pocas se comparan con la que se desencadenó en 1958 en China. Ese fue el año en que Mao Zedong, el padre fundador de la República Popular China, decidió que su país podía prescindir de plagas como los gorriones. El impacto de esta decisión mal concebida -junto con otras muchas políticas que puso en marcha- provocó un efecto dominó de destrucción».

Así describe lo ocurrido en estos años John Platt, periodista ambiental y editor de la publicación The Revelator.

En diálogo con BBC Mundo desde Portland, Estados Unidos, Platt recuerda cuáles fueron los métodos para acabar con esta «peste».

«Les dispararon, la gente destrozó nidos y huevos, pero el más extraño método de exterminio fue perseguirlos y hacer mucho ruido hasta que cayeran muertos.

Los gorriones necesitan descansar en sus nidos. Ser un ave es algo muy intenso en términos de consumo de energía. Volar por los alrededores buscando comida es muy desgastante para estos animales tan pequeños».

Según Platt, la gente mató tantos gorriones que hay historias de la época describiendo a personas recogiendo gorriones muertos con sus palas «y en dos años, una de las especies más extendidas casi se extinguió».

Hombre cazando gorriones en su red

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Todos los métodos eran aceptables con tal de cazar gorriones.

Todd añade que los métodos utilizados contra los gorriones no eran tan precisos como para que solo afectaran a esta especie.

«Masas de gente destrozaban los nidos y mataban a las crías, y en ciudades como Pekín la gente hacía mucho estruendo para evitar que los gorriones dejaran de volar despavoridos, lo que provocaba que estas aves murieran por cansancio. Y esto no terminó afectando no sólo a los gorriones sino también a otras aves».

Como escribió años atrás la periodista y activista ambiental china Dai Qing, «Mao no sabía nada de animales. No quiso discutir su plan ni escuchar a los expertos. Simplemente decidió que había que matar a las ‘cuatro plagas'».

Pero ¿qué pasó para que ratas, moscas y mosquitos siguieran siendo perseguidos y los gorriones no?

El tiempo de las langostas

«Lo que ocurrió después de la campaña es que hubo una plaga de insectos. Y la gente interpretó esta plaga como resultado de la campaña en contra de los gorriones. Y finalmente los gorriones salieron de esta lista de pestes y fueron reemplazados por las chinches», explica Todd.

«Y para restablecer cierto equilibrio natural tuvieron que importar cientos de miles de gorriones de Rusia», añade Platt.

Para el periodista de la BBC Tim Luard, experto en el este de Asia, el problema fue la afición de los gorriones por la langostas:

«Al no haber gorriones que se las comieran, se produjo una plaga de langostas, las cosechas se arruinaron y millones de personas murieron en la hambruna que siguió».

Pero para Todd, es difícil decir que hay una correlación directa entre la matanza de gorriones, la plaga de insectos y la hambruna:

«Lo que más hacen los gorriones es comer granos. Hay un determinado período en donde buscan insectos para alimentar a sus crías. Y si uno piensa en una enorme cantidad de gorriones que ya no hacen eso, entonces puede pensar que eso tendrá un efecto en la población de insectos.

Y además hay que decir que esta campaña no afectó sólo a gorriones sino a muchas aves, algunas de ellas aún más consumidoras de insectos que los gorriones».

Cuadro de gorriones

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Los gorriones habían sido, en el pasado, inspiración para varios artistas chinos.

Platt, por su parte, considera que «no es equivocado decir que la campaña contra los gorriones contribuyó a esta hambruna masiva, pero hay factores que lo empeoraron todo».

El principal factor, para el periodista, fue la sequía que se produjo en 1960, así como el autoritarismo que le impidió al gobierno chino asumir los errores de sus campañas por doblegar a la naturaleza con el empuje de la masa de su población.

Entre estos errores, Platt apunta contra las prácticas de producción agrícola que resultarían un total fracaso.

Otros autores han destacado también que, empujados por la obsesión oficial por el incremento de la producción siderúrgica, muchos campesinos abandonaron el campo para trabajar en fábricas y, por lo tanto, la cantidad de productos del campo en aquellos años no pudo hacer frente a la hambruna.

La guerra en la otra orilla

Platt destaca que toda esa combinación de factores no parecen hoy en día un tema del pasado, sino que hay varios elementos que se repiten en la actualidad.

«Yo encuentro paralelismos con el presente: tenemos el resurgimiento de autoritarismos en todo el mundo, tenemos gente tomando decisiones que no están basadas en la ciencia, tenemos sequías y olas de calor, y muchos casos en los que la naturaleza ha perdido su equilibrio», dice el periodista.

Curiosamente, añade Todd, esta no fue la única vez en la historia de la humanidad que estas aves fueron perseguidas.

«En EE.UU. también tuvimos lo que se denominó ‘guerra contra los gorriones’, aunque fue diferente a lo ocurrido en China», le dice la escritora a BBC Mundo.

La historia se ubica a mediados del siglo XIX, cuando muchos estadounidenses decidieron que era una buena idea importar gorriones, entre otros motivos, para que comieran insectos.

«Y mucha gente los importó, en Brooklyn, en Oregon, en Cincinnati, por todo el territorio estadounidense. Y muy rápido, en un par de décadas, la población de gorriones explotó. Y pueden ser agresivos con otras especies. Entonces hubo gente, sobre todo ornitólogos, que empezó a notar que ciertas especies de aves nativas habían desaparecido de determinados entornos, que ahora estaban ocupados por gorriones», dice Todd.

Entonces hubo una suerte de guerra entre ornitólogos que proponían deshacerse de algunos de estos gorriones y la gente que quería conservarlos.

Aunque este debate no tuvo las mismas consecuencias que en China.

«Y creo que ningún lado logró imponer sus argumentos al otro, pero los gorriones definitivamente fueron los grandes ganadores, porque mientras doy esta entrevista a la BBC los escucho a través de mi ventana, y estoy en Minneapolis, en el centro de EE.UU. Así que se sienten en casa aquí», concluye Todd.

Imagen de portada:GETTY IMAGES. Masas de personas se lanzaron a matar gorriones.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 23 de julio 2022

Sociedad y Cultura/Hambruna/China/Historia

 

 

 

 

China se prepara para desviar un meteorito con misiles de largo alcance.

La agencia espacial china se prepara para, en 2026, poner en órbita un cohete que se estrellará contra un asteroide de tamaño medio. China quiere que sus cohetes Long March sean de respuesta rápida.

Si deseas profundizar esta entrada; cliquea por favor donde se encuentre escrito en “azul”. Muchas gracias.

China planea desviar el asteroide con un enorme cohete. En Vandal Random, ya os explicamos el programa espacial chino de detección y destrucción de asteroides hace unos años, comentando cómo sería su avance y progreso en el futuro. 

Ahora Long Leaho, diseñador jefe de la serie de cohetes Long March, ha confiado que las agencias gubernamentales china ya trabajaban para desviar el 2020 PN1, una roca del tamaño de un autobús escolar, en una compleja misión que se espera comience en 2026 (vía SpaceNews).

No es un asteroide peligroso pero sí es una misión arriesgada y crucial.

Primero hay que aclarar, que como ya explicó la NASA en su día, estas misiones no buscan destruir por completo asteroides potencialmente peligrosos para la vida humana o en riesgo de colisión con la Tierra. 

El 2020 PN 1, según las simulaciones, orbita alrededor del Sol a una distancia de unos 500.000 kilómetros de la Tierra en su punto más cercano, por lo que no hay riesgo de impacto directo contra la superficie del planeta. 

Sin embargo, la misión sí es fundamental de cara a la protección del planeta, ya que como otras soluciones y programas más imaginativos, se pretende probar la capacidad que se tiene para desviar la trayectoria de este tipo de cuerpos en casos de tremenda necesidad.

China Long March

Como ya hemos abordado en el pasado, la idea de este programa espacial no es otra que alterar la ruta de estos cuerpos celestes, no destrozarlos en pedazos, porque en el caso de que el asteroide en cuestión sea grande, esos pedazos podrían ser potencialmente peligrosos y causar la misma destrucción por todo el planeta. Lo que se busca con los Long March es que, una vez ejecutado el plan y se haya impactado de forma correcta, la amenaza pase de largo y continúe su trayectoria por el espacio.

Los cohetes tienen un impactador cinético capaz de desviar la trayectoria del cuerpo celeste.

La clave del programa Long March y de los cohetes 3B está en el impactador cinético ensamblado (AKI), un módulo que permite conseguir a cada cohete una mayor capacidad de impulso, velocidad e impacto, incrementando la masa total del misil y permitiendo una mayor fuerza en el espacio. 

Básicamente, hablamos de un híbrido entre la misión Dart, de la NASA, y Hera, de la Agencia Espacial Europea (ESA), que presentan soluciones similares con tecnología parecida pero en distintas escalas.

La Administración Nacional del Espacio de China (CNSA) también ha explicado durante meses que establecerá un sistema de alerta temprana y desarrollará un software para simular operaciones contra los objetos cercanos a la Tierra y probará y verificará los procedimientos básicos, viendo qué soluciones son las más óptimas para desviar las trayectorias de estos meteoritos. Porque, como hemos visto en el pasado, no estamos preparados para un impacto.

Imagen de portada: Ilustración de Alberto González

FUENTE RESPONSABLE: Vandal Random. Por Alberto González. 19 de julio 2022.

Asteroide/China/Espacio/Long March/Misil

 

Zheng Yi Sao, la joven china que se volvió la pirata más temida de la historia.

Si te preguntaran sobre quién podría ser el pirata más famoso, exitoso y temible de todos los tiempos, ¿quién vendría a tu mente? ¿Los corsarios británicos Henry Morgan y Francis Drake, el aventurero Barbanegra o el turco Jeireddín Barbarroja?

Pues, piénsalo otra vez. No es ninguno de ellos.

Fue una mujer china, ex prostituta, llamada Zheng Yi Sao, que a principios del siglo XIX se convirtió en la «Reina de los Piratas», aterrorizó el mar de la China Meridional y hubiera arrasado con todos los mencionados homólogos.

Nació alrededor de 1775 bajo el nombre de Shih Yang en la región costera de Guangdong, durante una época de agitación social y desigualdad económica.

Muchas familias pobres de Guangdong aprovechaban su familiaridad con la región costera para dedicarse parcialmente al contrabando y sobrellevar los momentos difíciles. Era lo que se podría llamar piratería de medio tiempo.

Shih Yang era probablemente una tanka -un grupo étnico que tradicionalmente vive en embarcaciones frente a las costas de Guangdong. Para 1801, se ganaba la vida como trabajadora sexual en un burdel flotante, donde atendía a clientes ricos.

Con un verdadero instinto empresarial, aprovechó su relación con estos ricachones lenguaraces para sacarles sus secretos y empezar a traficar con esa información para ganar dinero e influencia.

Ilustración de prostitutas tanka navegando en juncos hasta sus clientes

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Las prostitutas tanka ofrecían sus servicios «flotantes» en juncos.

Confederación de piratas

Más tarde, ese mismo año, Shih Yang se casó con un famoso pirata llamado Zheng Yi. Ahí fue como empezó a conocerse como Zheng Yi Sao, que quiere decir «esposa de Zheng», y los dos se convirtieron en una poderosa pareja.

Zheng Yi Sao y su esposo tomaron control de todas esas embarcaciones que contrabandeaban y crearon una confederación pirata unida, con una flota de 400 juncos y unos 70.000 hombres bajo su mando.

También tomaron un aprendiz, llamado Zhang Bao Zai, que adoptaron como su propio hijo.

Pero en 1807, Zheng murió cuando cayó por la borda durante una tormenta y Zheng Yi Sao asumió el total mando de la confederación de piratas de Guangdong.

Para fortalecer su base de poder, Zheng Yi Sao aseguró el apoyo de dos jefes de banda de Zheng Yi y asignó a su hijo adoptivo Zhang Bao Zai a líder del antiguo escuadrón de su esposo, la Flota de Bandera Roja.

Para asegurar aún más su lealtad, Zheng Yi Sao se casó con Zhang Bao Zai, que en ese momento estaba en su veintena.

Batalla entre la marina imperial de China y piratas en juncos en el siglo XIX

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La confederación pirata de Guangdong dominó las costas del mar de la China Meridional.

Su siguiente paso fue idearse una gama de maneras para mantener su inmensa pandilla de piratas en orden.

Así que impuso un código de leyes implacables bajo las cuales los miembros podían ser ejecutados por cobardía, desobediencia o por robar más de lo que les correspondía de un botín.

También se les podría cortar las orejas por estar ausentes sin autorización u otras infracciones menores.

Control marino

Después, Zheng Yi Sao enfocó su mira en el lucrativo comercio de sal de Guangdong.

Su piratas lanzaron ataques a las flotas de sal con tanto éxito que, en un momento dado, de un total de 270 barcos de sal del gobierno, solo cuatro no estaban bajo su control.

Y para desgracia de los comerciantes, no paró ahí. Creó un sistema de pasaportes, mediante el cual los comerciantes de sal tenían que pagar por un salvoconducto para que los piratas no los atacaran.

El sistema pronto se amplió para incluir todo tipo de comerciantes y embarcaciones de pesca, no solo las de la dinastía china Qing, sino los barcos británicos y portugueses. Hasta estableció una oficina de impuestos para recaudar las tarifas.

Barco británico atacado por piratas chinos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Ninguna embarcación estaba eximida de los ataques de piratas chinos.

Como los piratas dependían de las aldeas locales para sus suministros, Zheng Yi Sao trató de mantener una alianza con estas.

De manera que, si alguno de los piratas atacaba a una embarcación que hubiese pagado por un salvoconducto, se le obligaba a entregar una alta indemnización.

No obstante, sus métodos eran temibles para quien se atravesaba en su camino.

Los piratas usaban un gran arcabuz de unos dos y medio metros de largo que necesitaba tres personas para operarlo. También intimidaban las embarcaciones nadando hacia ellas con largas varas que en la punta tenían afilados machetes.

Tregua y jubilación

Para 1809, el dominio militar y económico de Zheng Yi Sao fue tal que el gobierno de China solicitó a las fuerzas navales de Gran Bretaña y Portugal que los ayudaran a controlar la piratería.

Sin embargo, después de varias batallas marinas, los piratas pudieron ser derrotados.

Pero llegado 1910, Zheng Yi Sao y su grupo de bandidos decidieron llegar a un acuerdo con las autoridades de la dinastía Qing, con lo que pudieron suspender sus actividades a cambio de una jugosa pensión proporcionada por el gobierno.

La premier de la película "Piratas del Caribe - En el fin del mundo"

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Zheng Yi Sao inspiró varios personajes ficticios como los de la película «Piratas del Caribe – En el fin del mundo».

No se sabe mucho de Zheng Yi Sao, después de eso, con la excepción que, tras la muerte de Zhang Bao Zai, en 1822, ella regresó a Guangdong para criar al hijo de los dos.

Tras vivir en una aparente jubilación de lujo, Zheng Yi Sao murió a los 69 años.

Pero su imagen, como la más poderosa pirata en la historia, fue tan cautivante que inspiró varios personajes ficticios como los de los de la serie de películas Piratas del Caribe.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Zheng Yi Sao fue el terror del mar de la China Meridional.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 16 de julio 2022.

Sociedad y Cultura/China/Historia