Nuestro bendito país…

Nuestro país…tan maravilloso y tan dividido; con niños hambrientos, padres buscando en contenedores o cartoneando, agresión en aumento, oposición destructiva, oficialismo inmovilizado, justicia inexistente, políticos corruptos, payasos mediáticos que son patrocinados por la derecha ora la izquierda ora la voracidad de afuera y de adentro -empresarios apátridas y transnacionales sedientos de expoliación aún mayor a las ya obtenidas… dócil pueblo de ovejas que como rebaños hasta el cuesta tener valor para todos juntos -algo irrisorio de pedir- cantar nuestra canción patria con el final a pleno “O juremos con gloria, morir…” Como podemos hablar de gloria; sin moral…sin orgullo…sin honestidad…sin ser lo suficientemente críticos de nuestros actos cívicos y más de los que pensamos con ese dejo de soberbia; pensando estúpidamente que somos “los mejores …simplemente de la nada”.

Para todos ellos, vaya esto. Parece que no se hubieran enterado de la realidad bien “argenta”. Perdónanos Señor; no sabemos desde siempre lo que hacemos…

Sí deseas profundizar sobre este artículo; cliquea por favor en lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

La encuesta

Se “prometió” pero no se “realizó”

Una de las claves a dilucidar sobre el porqué de la derrota del oficialismo en las PASO, derrota apalancada fundamentalmente en la no concurrencia a las urnas masivamente como forma de protesta, es observar el peso de diversos factores de preocupación en la decisión de voto, incluida la no concurrencia.

Estas son las preocupaciones dominantes de los electores que permanecieron indecisos hasta último momento, la mayoría votantes del FTD en 2019 y buenas imágenes del Presidente, La Vicepresidenta y el Gobernador bonaerense.

Como se observa, los temas socioeconómicos dominan ampliamente la agenda de preocupaciones de estos electores claves en el resultado de la elección a punto de que casi el 60% de los temas que preocupan son desempleo, bajos salarios y precios. A contrario sensu el tema coronavirus ocupa apenas el 1,4% de las preocupaciones, señal de la exitosa campaña de vacunación bonaerense que literalmente borró el tema sanitario de la agenda de problemas.

No hay duda alguna que las socioeconómicas fueron las causas de la derrota electoral del oficialismo, efecto de una política económica que no satisfizo las expectativas de sus propios votantes del año 2019 que optaron por ausentarse de la elección antes que darle el voto a la oposición neoliberal por la memoria reciente del daño que en los cuatro años de gobierno de Macri debieron soportar.

Estos electores ausentes apelaron para no concurrir a votar, incluso a manifestar síntomas de Covid.

Los ausentes son fundamentalmente segmentos medios y medios bajos que representan al 40% de la población ubicada entre el tercer y sexto decil de ingresos de la pirámide de estratificación social.

Son sectores que se apropian del 24% del ingreso total mientras que el 10% más rico toma hoy el 32% del ingreso total.

Segmentos muy castigados por la caída en el poder adquisitivo del salario que, junto a jubilaciones y pensiones, representa la modalidad dominante de ingresos de su grupo familiar junto a complementos de changas y cuentapropismo precario.

Son segmentos alejados de los salarios por sobre el promedio general de la economía – que hoy es de $86.000 – e integrantes de los hogares cuyo jefe forma parte de los dos millones de trabajadores formales que reciben salarios por debajo de la línea de pobreza de su hogar.

Electores que están muy lejos de ser impactados por la suba del piso de ganancias a $175 mil y sin beneficiarse tampoco de la saga de subsidios del Gobierno ni su trama clientelar. Estos segmentos medios y medios bajos ausentes en las PASO, descansan su ingreso básicamente en jubilaciones, pensiones y salario mínimo complementados por changas y son los más refractarios a ingresar en la polarización creciente y habitual que signa el comportamiento electoral en las últimas décadas.

En este universo de votantes indecisos primero y ausentes después votantes mayoritariamente al FDT en el año 2019 las fronteras de los diferentes relatos son líquidas y define su voto según las condiciones socioeconómicas que transitan y su memoria reciente del proceso de deterioro.

No es casual que estos segmentos, luego de permanecer indecisos finalmente no concurrieran a emitir su voto, puesto que sobre estos sectores medios y medios bajos opera aún la memoria reciente del descalabro macrista, tras cuatro años de gran daño social, eslabonado con la insatisfacción socioeconómica actual frente a una mejora prometida que no termina de llegar. Se “promete”, pero aún no se “realiza”.

De cómo definen estos segmentos claves su voto y concurrencia, dependerá el resultado final de la elección de medio mandato definitiva, en particular será decisivo para marcar la distancia que el oficialismo actual obtenga sobre la coalición opositora, porque como se observa en este relevamiento de la estratégica Provincia de Buenos Aires, el triunfo del Frente de Todos sobre Juntos por el Cambio parece a priori muy complejo, aun faltando bastante tiempo relativo para las elecciones de noviembre y las intenciones de reversión por parte del oficialismo.

GP.

Artemio López

*Director de Consultora Equis.

Producción periodística: Silvina L. Márquez. Encuesta

El mundo tiembla ante los problemas del gigante inmobiliario chino Evergrande.

China está en el punto de mira de los inversores de todo el mundo por los problemas financieros de Evergrande, una de las empresas inmobiliarias más grandes del país. 

Foto: Getty Images.

Si deseas conocer más; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Las acciones mundiales han sufrido uno de sus peores días en meses. Los inversores están preocupados por los problemas del gigante inmobiliario chino Evergrande, que podrían contagiar a la economía global. 

El índice S & P 500, una de las principales referencias de la bolsa de Nueva York, cayó un 1,7% al cierre de la sesión, en la que es ya su mayor pérdida en unos cuatro meses. Algunos de los mercados bursátiles europeos más importantes sufrieron descensos del más del 2% y han tocado también mínimos de dos meses. En Asia es feriado en Japón, China y Corea del Sur, lo que no ha evitado que el índice MSCI de acciones de la zona del Pacífico perdiera un 1,7% a un mínimo no visto desde el 24 de agosto. 

Los inversores internacionales que han estado metiendo dinero en China en los últimos años se preparan ahora para un gran derrumbe a medida que los problemas del gigante inmobiliario sobreendeudado China Evergrande llegan a su punto álgido.

Los problemas de la promotora se han ido agravando desde mayo. La escasez de recursos frente a un pasivo de 2 billones de yuanes (305.000 millones de dólares) ha reducido en casi un 80% el precio de sus acciones y bonos.

Evergrande advirtió hace poco más de dos semanas que corría el riesgo de impago de su deuda si no conseguía reunir efectivo. Los analistas afirman que, si Evergrande —que tiene más de 1.300 proyectos inmobiliarios en más de 280 ciudades— cae, se disipará la idea de que algunas empresas chinas son demasiado grandes para caer.

Por supuesto, esto seguiría aplicándose a las grandes empresas vinculadas al Estado, pero también se produce después de que las medidas drásticas adoptadas por Pekín contra grandes empresas tecnológicas como Alibaba y Tencent hicieran desaparecer casi un billón de dólares de sus mercados a principios de año.

Fondos de todo el mundo afectados

Los problemas financieros de Evergrande involucran a fondos globales de renombre involucrados. Amundi, el mayor gestor de activos de Europa, era el mayor tenedor de bonos internacionales de Evergrande, aunque es probable que haya vendido al menos algunos antes de que las cosas se pusieron realmente feas.Otros fondos también expuestos a los bonos incluyen al mayor gestor de activos del mundo, BlackRock, así como docenas más como Fidelity, Goldman Sachs asset management y PIMCO.

Los analistas de la deuda esperan que el daño no sea demasiado amplio, sin embargo, otros expertos siguen desconfiando de la señal más amplia que envía el problema de insolvencia de Evergrande. 

“Esto forma parte de una dinámica que se refuerza a sí misma, en la que el aumento del riesgo de insolvencia desencadena los costes de las dificultades financieras, que a su vez aumentan el riesgo de insolvencia”, dijo en Twitter Michael Pettis, analista principal no residente del Carnegie-Tsinghua Center for Global Policy.

“Hasta que los reguladores no intervengan y aborden de forma creíble el riesgo de insolvencia en todos los ámbitos, es probable que las condiciones sólo se deterioren”

Algunos veteranos observadores de la crisis de los mercados emergentes también creen que los problemas aún tienen más recorrido.

“El desenlace ni siquiera ha comenzado”, dijo Hans Humes, del fondo Greylock Capital, especializado en deuda de mercados emergentes.

Morgan Stanley ve cada vez más posible una caída del 20% en el S&P 500

A los temores por los problemas de Evergrande se ha unido hoy un informe de los estrategas de Morgan Stanley que afirma que una caída de más del 20% en el mercado accionario estadounidense parece cada vez más probable

Si bien sigue siendo el peor de los casos, el banco dijo que la evidencia está comenzando a apuntar hacia un crecimiento más débil y una caída de la confianza del consumidor.

En una nota del lunes, los estrategas establecieron dos direcciones para los mercados de Estados Unidos, que denominaron “fuego y hielo”. En caso de fuego, la visión más optimista, la Reserva Federal retiraría el estímulo para evitar que la economía se caliente demasiado.

“El resultado típico de ‘fuego’ conduciría a una corrección modesta y saludable del 10% en el S & P 500”, escribieron.

Pero es el escenario de “hielo”, más pesimista, el que está ganando terreno, dijeron los estrategas, presentando un panorama en el que la economía se desacelera bruscamente y las ganancias quedan bajo presión.

El lunes, las acciones globales cayeron por preocupaciones de que la crisis de deuda en China Evergrande Group pueda afectar al sistema financiero en general.

Entre los estrategas de Wall Street, Morgan Stanley es más bajista que la mayoría, pero sus opiniones se hacen eco de otros bancos que sacaron proyecciones bajistas recientemente. Estrategas de Goldman Sachs Group Inc. y Citigroup Inc. también destacaron la posibilidad de impactos negativos que pondrían fin al incesante alza del mercado estadounidense.

Imagen de portada: Gentileza de Redacción Finanzas Español/

FUENTE: Redacción Finanzas Español/De Reuters y Blomberg