Los diluvios volverán a la Tierra, según un estudio en ‘Nature’.

Según la revista científica, cambiará el ciclo hidrológico y las precipitaciones pasarían de ser estables a ser cortas pero muy intensas, separadas por periodos secos de días.

Si deseas conocer mas este tema; cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.  

La prestigiosa revista ‘Nature’ acaba de publicar un estudio sobre cómo serán en el futuro las lluvias. Cómo serán en los próximos años, ya que el cambio climático está aumentando el calor en los océanos y aumenta también la probabilidad de que las tormentas se intensifiquen con más frecuencia y rapidez.

Este nuevo fenómeno está siendo investigado por los científicos de la NASA, quienes han creado una misión especial para 2027 llamada INCUS (Investigation of Convective Updrafts) para estudiar las tormentas extremas y su relación con el calentamiento global, formando parte del Programa Earth Venture.

Qué va a buscar la misión

«Cada una de nuestras misiones científicas de la Tierra se elige cuidadosamente para agregar a una sólida cartera de investigaciones sobre el planeta en el que vivimos», dijo Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la agencia en Washington. «INCUS llena un nicho importante para ayudarnos a comprender el clima extremo y su impacto en los modelos climáticos, todo lo cual sirve para proporcionar información crucial necesaria para mitigar los efectos del clima en nuestras comunidades».

Qué son las tormentas convectivas

INCUS tiene como objetivo abordar directamente por qué las tormentas convectivas, las fuertes precipitaciones y las nubes ocurren exactamente cuándo y dónde se forman. Las tormentas comienzan con un rápido aumento de vapor de agua y aire que crean nubes altísimas preparadas para producir lluvia, granizo e iluminación.

Cuanto mayor es la masa de vapor de agua y aire que se transporta hacia arriba en la atmósfera, mayor es el riesgo de condiciones meteorológicas extremas. Este transporte vertical de aire y vapor de agua, conocido como flujo de masa convectivo (CMF), sigue siendo una de las grandes incógnitas en el tiempo y el clima.

Así, se pasaría de unas lluvias estables a ser cortas pero de mayor intensidad, generando » flujos de precipitación locales fuertemente mejorados, un aumento sustancial de la cobertura de nubes y un parámetro de retroalimentación climática transitoriamente positivo». Esto es, varios días sin lluvias para después, casi de repente, producirse lluvias masivas o diluvios que arrojarían grandes cantidades de agua.

Las mediciones sistemáticas de CMF en toda la gama de condiciones mejorarían la representación de la intensidad de las tormentas y limitarían la retroalimentación de nubes altas, que pueden agregar incertidumbre, en los modelos meteorológicos y climáticos.

La investigadora principal de INCUS es Susan van den Heever de la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins. La misión contará con el apoyo de varios centros de la NASA, incluido el Laboratorio de propulsión a chorro en el sur de California, el Centro de vuelo espacial Goddard en Greenbelt, Maryland, el Centro de vuelo espacial Marshall en Huntsville, Alabama, con componentes clave del sistema satelital que proporcionará Blue Canyon Technologies, y Tendeg LLC, ambos en Colorado. La misión costará aproximadamente 177 millones de dólares, sin incluir los costos de lanzamiento. La NASA seleccionará un proveedor de lanzamiento en el futuro.

Imagen de portada: Gentileza de AS Actualidad

FUENTE RESPONSABLE: AS Actualidad. Por Laura Martín Sanjuan

Nature/Lluvias torrenciales/Ciencia/NASA/Agencias espaciales/

Desastres maturales/Astronáutica/Meterología/Sucesos/Medios 

de comunicación

La erupción del volcán de La Palma a vista de dron.

Gracias a los drones los investigadores (y el público en general) pueden contemplar de manera única uno de los espectáculos naturales más fascinantes (y desgraciadamente destructivos) del mundo, las erupciones volcánicas. En este caso los científicos del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC) y el Instituto Geográfico Nacional (IGN) , pertenecientes al CSIC, han grabado el delta formado por el volcán de Cumbre Vieja durante los primeros días de octubre.

La lava del volcán de Cumbre Vieja ha arrasado más de 500 viviendas a su paso y ha terminado entrando en contacto con el mar, donde ha formado un delta de 500 metros de ancho. Repasamos el día a día de la erupción y la convivencia con el volcán a través de las fotografías.

https://www.google.com/url?q=https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/sigue-erupcion-volcan-palma-a-vista-dron_17410%23&sa=D&source=docs&ust=1635440168740000&usg=AOvVaw1zU4hry4t43beD4be4gxC0

Fisuras en la montaña

La erupción se produce tras un enjambre sísmico que sacude la zona durante la última semana, produciendo que la montaña se resquebraje y surjan fisuras por las que emana la lava.

Foto: Cordon Press

Avance sin oposición

La lava proveniente del volcán cruza una de las carreteras cercanas a Los Llanos el 20 de septiembre, un día después de que tuviese lugar la erupción en la zona de Cabeza de Vaca. La colada de casi 12 metros de altura surge de la confluencia de la lava surgida en las dos fisuras de la montaña a través de las cuales comenzó a surgir el magma.

 Foto: Kike RIncón / Cordon Press

Los latidos del planeta

Tras capturar esta explosión con piroclastos al llegar la noche, Eduardo siguió notando la dicotomía entre normalidad y tragedia: «la lava del volcán se desplazaba ladera abajo y sumergía bajo sus candentes materiales decenas de casas, cuyos habitantes tuvieron que abandonar rápidamente provocando un drama social. Por otro lado, la mayoría del resto de los habitantes de La Palma y los turistas que se encontraban allí continuaban con su vida, contemplando el desarrollo del volcán como parte de su agenda diaria».

Foto: Eduardo Blanco Mendizábal

Las dos vidas del volcán

«El volcán parece tener dos vidas extrañamente diferentes. De día es un enorme elemento gris, que arroja grandes piedras entre la humareda y cuyo rugido queda eclipsado por los sonidos de la actividad humana, mientras que por la noche su alma parece transformarse al ser visible el rojo incandescente de su lava y piroclastos que vuelan cientos de metros, a la vez que sus explosiones son las protagonistas del sonido ambiente», afirma Eduardo Blanco.

Foto: Eduardo Blanco Mendizábal

Contrastes fluyendo

Surgiendo desde el interior de la cámara magmática a temperaturas superiores a los 1.000 grados, la lava fluye colina abajo luciendo un color rojo incandescente que contrasta con el paisaje volcánico.

Foto: Robin Feliciano Gutjahr

El desenlace inevitable

La lava fluye en lo alto de un acantilado mientras prosigue su imparable avance hacia el océano 9 días después del inicio de la erupción. Las previsiones indican que una vez la lava entre en contacto con el agua, el contraste térmico provocará una nube de vapor de agua y ceniza.

Foto: Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana

La lava gana terreno al mar

 Los científicos del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC) y el Instituto Geográfico Nacional (IGN), pertenecientes al CSIC, han grabado el delta formado por el volcán de Cumbre Vieja durante los primeros días de octubre.

Foto: ICMAN / CSIC

Imagen de portada: Gentileza de Robin Feliciano Gutjahr

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC