Descubren en Egipto un templo del sol de hace 4.500 años.

Los investigadores lo hallaron mientras excavaban un templo construido por el faraón Nyuserra. Es uno de los seis templos del sol construidos.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Egipto es uno de los países con una mayor riqueza arqueológica del mundo. Los descubrimientos en suelo egipcio se han repetido a lo largo de los años y el último de ellos es de los importantes: un templo dedicado al sol que había estado perdido durante los últimos 4.500 años. 

Un hallazgo que se ha dado a conocer en el último programa Lost Treasures of Egypt (Tesoros perdidos de Egipto), de National Geographic.

Los arqueólogos lo encontraron los restos enterrados en el desierto de Abu Gorab, al norte de la localidad arqueológica de Abusir, y se cataloga como uno de los más importantes hallazgos en varias décadas. De acuerdo con Telegraph, es uno de los únicos seis templos solares que se cree que se construyeron. Y de ellos, solos se han encontrado dos. Estos templos fueron construidos cuando los faraones de la Quinta Dinastía estaban vivos.

Su construcción se hacía para otorgar a los gobernantes el estatus de dioses, en contrapunto con las pirámides, que les garantizaban dicha condición también en la otra vida. 

Tras excavar los restos del templo solar construido por Nyuserra Ini, faraón que gobernó entre 24 y 35 años a finales del siglo XXV a.C. en la Quinta Dinastía, se halló una base todavía más antigua. Esta base estaba hecha de ladrillo de barro, lo que indicaba la existencia de un edificio previo en el mismo lugar.

Estructura original «impresionante»

Tras este hallazgo, los expertos descubrieron una base de 60 centímetros de profundidad de un pilar de piedra caliza blanca. Las dimensiones de estos restos sugieren que la estructura original que estaba construida era «bastante impresionante. Ahora nuestros hallazgos demuestran que este era un edificio completamente diferente, construido antes de Nyuserra», dijo Massimiliano Nuzzolo, profesor asistente de Egiptología en la Academia de Ciencias de Varsovia, a Telegraph.

Lo que encontraron más tarde no hizo sino refrendar las sospechas que tenían en relación al descubrimiento: unas jarras de cerveza llenas de barro, la prueba final de que se trataba de un antiguo templo, pues se considera una ofrenda en estos lugares sagrados. «Ahora tengo muchas pruebas de que lo que estamos excavando aquí es uno de los templos del sol perdidos», explica Nuzzolo.

La construcción, un misterio

A pesar de estos descubrimientos, todavía no se conoce para quién se hizo ni cuándo, aunque se cree que fue para un gobernante del momento. Los faraones de la conocida como Quinta Dinastía reinaron durante cerca de 150 años a comienzos del siglo XXV a.C. hasta mediados del siglo XXIV a.C., y solo algunos gobernantes había creado estos templos en nombre del dios sol Ra, en la orilla del Nilo. La construcción fue diseñada una generación o dos antes de que viviera Nyuserra.

Entre los hallazgos se encuentran sellos grabados con los nombres de los reyes que reinaron antes de Nyuserra, usados en algún momento como tapones de jarras. El monumento, de acuerdo con CNN, fue posteriormente destruido por Nyuserra para construir su propio templo solar. Aunque estaban dedicados al dios sol Ra, el rey legitimó su poder de esta forma y se presentó como el único hijo del dios sol en la Tierra. 

El edificio inicial de adobe no habría sido construido por Nyuserra, puesto que no hay constancia de que reyes egipcios hayan construido templos con ladrillo para luego reconstruirlos con piedra. «Suele ocurrir que cuando un rey por alguna razón tiene prisa construye el monumento en ladrillos de barro con elementos clave en piedra», destaca Nuzzolo.

Imagen de portada: Gentileza de National Geographic

FUENTE RESPONSABLE:  AS Actualidad. Por Raúl Izquierdo P. Noviembre 2021 Arqueología/Antiguo Egipto/Templo del Sol/ Descubrimiento/ Investigación/Sociedad y Cultura

 

 

Hallaron en Marte un material vinculado al origen de la tierra.

El reconocido robot halló cristal de olivino, material empleado en joyería vinculado al origen de la vida en la Tierra y además se puede encontrar en volcanes terrestres.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Perseverance, robot de la NASA, encontró cristal de olivino en Marte, material empleado en joyería vinculado al origen de la vida en la Tierra y además se puede encontrar en volcanes terrestres.

Cristal de olivino en Marte

Los miembros del equipo de Perseverance escribieron en las redes sociales que “otro pedacito de Marte para llevar conmigo. Mi última muestra es de una roca cargada con el mineral verdoso olivino, y hay varias ideas entre mi equipo científico sobre cómo llegó allí. ¡Las hipótesis están volando! Reglas científicas”.

El cristal de olivino se trata de una piedra semipreciosa, en Marte es el principal componente del manto superior, y es un material raro (aunque presente) en la Tierra. El olivino también es un componente de los meteoritos en donde los científicos vinculan a ese material con el origen de la vida terrestre.

La presencia de cristal de olivino en el planeta rojo será analizada para estudiar los detalles de la formación geológica de Marte. Perseverance ha trabajado en el cráter Jezero, donde se estima que existió un lago de agua hace millones de años, y recientemente investiga una zona rocosa en la región Seítah.

Volcanes terrestres

Según estudios y análisis realizados por el Instituto Volcanológico de Canarias, la lava del volcán contiene, entre otros materiales, un mineral que se considera una piedra semipreciosa y que es utilizado en la fabricación de joyas.

Suele ser casi siempre de color verde oliva, pero también puede tener colores amarillos verdosos brillantes y tonos pardos, como parece el encontrado en Marte. El cristal de olivino tiende a cristalizar a grandes profundidades y también es un indicador de temperatura; en puede llegar a cristalizar a 900 grados centígrados.

Además de en las Islas Canarias es posible encontrar rocas de peridotita (por lo general formadas de olivino) en Estados Unidos, Australia, China, Noruega, Egipto, Etiopía, Myanmar y Pakistán, entre otros sitios.

Por ejemplo, en una isla de Egipto se encontró la olivina más grande, de 319 quilates, que actualmente se encuentra en el Instituto Smithsoniano de Washington, en Estados Unidos.

Orígenes en Marte

El objetivo de la misión de la NASA es encontrar fósiles que sirvan como evidencia de la existencia de vida biológica en aquel escenario. Recientemente, un informe de investigadores británicos alertó acerca de la presencia de pseudo-fósiles en Marte que podrían alimentar falsas esperanzas sobre vida extraterrestre allí.

Uno de los expertos explicó que “en algún momento, es casi seguro que un rover en Marte encuentre algo que se parezca mucho a un fósil, por lo que es vital poder distinguirlos con seguridad de las estructuras y sustancias producidas por reacciones químicas”.

Y agregó que “para cada tipo de fósil que existe, hay al menos un proceso no biológico que crea cosas muy similares, por lo que existe una necesidad real de mejorar nuestra comprensión de cómo se forman”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Imagen de portada: Gentileza de Twitter ilustración

FUENTE RESPONSABLE: Todo Jujuy.com

Marte/Cristal/Olivino/Descubrimiento/Investigación

Científicos identifican un nuevo factor. 

Podría haber contribuido a la mayor extinción de los últimos 500 millones de años.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

La extinción masiva del Pérmico-Triásico eliminó entre el 80 al 90 % de las especies terrestres y marinas que habitaban la Tierra en ese momento.

Un equipo de científicos descubrió que posiblemente un ‘invierno volcánico’ contribuyó a un evento de extinción masiva hace 250 millones de años, según comunicó la Universidad de Nueva York. 

La investigación publicada en la revista Science Advances analizó la extinción masiva del Pérmico-Triásico, que fue el evento de extinción más grave en los últimos 500 millones de años, eliminando del 80 al 90 % de las especies terrestres y marinas. 

Este hecho fue analizado durante décadas por la comunidad científica, que intentó identificar sus causas. Muchos investigadores apuntaron, como principal causa, a la propagación de vastas inundaciones de lava a través de lo que se conoce como las Trampas Siberianas, una gran región de roca volcánica en Siberia, Rusia. Estas erupciones causaron tensiones ambientales, incluido un gran calentamiento global provocado por las emisiones volcánicas de dióxido de carbono, y en consecuencia la reducción de la oxigenación de las aguas del océano, lo que ocasionó la asfixia de la vida marina. 

Un nuevo factor como responsable de la catástrofe ecológica

En contraste, el análisis de minerales en el sur de China efectuado por el grupo de los científicos arroja que las erupciones volcánicas podrían haber ocasionado un ‘invierno volcánico’ que redujo drásticamente las temperaturas de la Tierra, un cambio que se sumó a los efectos ambientales resultantes de otros fenómenos en ese momento.

Identifican una extinción masiva de especies de hace 30 millones de años, que acabó con el 63 % de los mamíferos en África y la península arábiga

Identifican una extinción masiva de especies de hace 30 millones de años, que acabó con el 63 % de los mamíferos en África y la península arábiga

Los investigadores encontraron depósitos minerales en la tierra, en la región del sur de China, en particular cobre y mercurio, cuya edad concuerda con la extinción masiva del Pérmico-Triásico en localidades no marinas. Específicamente, estos depósitos presentaban anomalías en su composición, probablemente debido a emisiones ricas en azufre de erupciones volcánicas cercanas y estaban cubiertos por capas de ceniza volcánica.

El estudio sugiere que un período de invierno volcánico habría bajado drásticamente las temperaturas en todo el mundo, posiblemente adelantándose al período más largo de calentamiento que seguiría. 

«Los aerosoles atmosféricos de ácido sulfúrico producidos por las erupciones pueden haber sido la causa de un enfriamiento global rápido de varios grados, antes del gran calentamiento observado en el intervalo de extinción masiva del Pérmico-Triásico», explicó uno de los autores del trabajo, Michael Rampino.

Los resultados del equipo arrojaron que las erupciones de las trampas siberianas no fueron la única causa de la extinción masiva del Pérmico-Triásico, y que los efectos ambientales de las erupciones volcánicas en el sur de China y en otros lugares podrían haber jugado un papel vital en la desaparición de varias especies.

Imagen de portada: Sergio Perez/ REUTERS

FUENTE RESPONSABLE: RT en vivo. Noviembre 2021

Biología/Ciencia/Descubrimientos/Curiosidades/Investigación

Nuevas mediciones sugieren que la colosal Corriente de Magallanes. 

Podría estar 5 veces más cerca de la Tierra de lo que se creía.

«La distancia revisada cambia nuestra comprensión de la corriente», señaló Andrew Fox, coautor del estudio y astrónomo del Space Telescope Science Institute.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Un grupo de científicos publicó recientemente en la revista The Astrophysical Journal Letters un estudio en el que concluyen que la inmensa Corriente de Magallanes podría hallarse mucho más cerca de la Vía Láctea de lo que inicialmente se pensaba.

«El origen de la Corriente magallánica ha sido un gran misterio durante los últimos 50 años», dijo Scott Lucchini, coautor del estudio y físico de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.).

Descubierta por los astrónomos en 1972, la Corriente magallánica consiste en un flujo de hidrógeno neutro que, según la teoría más aceptada, está formado por la interacción gravitacional de la Vía Láctea y las nubes de Magallanes, dos galaxias enanas cercanas a la nuestra.

Un astrónomo aficionado descubre una nueva galaxia enana a más de 3 millones de años luz de la Tierra

Un astrónomo aficionado descubre una nueva galaxia enana a más de 3 millones de años luz de la Tierra

En una investigación publicada el año pasado por el mismo equipo de científicos, se estimaba que este flujo circulaba alrededor de gran parte de la Vía Láctea y que se hallaba a una distancia de la Tierra de entre 325.000 y 650.000 años luz.

No obstante, en su reciente estudio los investigadores realizaron nuevas mediciones para modelar la formación y evolución del fenómeno durante los últimos 3.500 millones de años agregando un factor clave a sus variables: la existencia de una corona de gas caliente que, según el equipo, debería rodear a la corriente.

De esta forma, determinaron que las nubes de Magallanes han estado orbitando entre sí durante apenas 3.000 millones de años y que, además, lo hacían en dirección opuesta a lo que pensaban los astrónomos.

Por lo tanto, cuando la Corriente de Magallanes comenzó a separarse de las dos galaxias enanas, se movió hacia la Vía Láctea en vez de alejarse de esta.  

Esto significa que podría hallarse a solo 65.000 años luz de distancia de la Tierra, unas 5 veces más cerca de lo que se había estimado en un principio.

«La distancia revisada cambia nuestra comprensión de la corriente», señaló Andrew Fox, coautor del estudio y astrónomo del Space Telescope Science Institute. «Significa que nuestras estimaciones de muchas de las propiedades de la corriente, como la masa y la densidad, deberán revisarse», añadió.

Por ejemplo, los científicos ahora indican que es probable que el gas de la Corriente de Magallanes comience a impactar contra la Vía Láctea antes de lo que se creía. Esto generará choques que harán que el gas se aglomere para formar nuevas estrellas, un fenómeno que, según los cálculos del equipo, comenzará a ocurrir en solo 50 millones de años, un período muy breve en términos cósmicos.

Nueva búsqueda de estrellas

Asimismo, los recientes hallazgos indican que la comunidad científica ha estado buscando en el lugar equivocado las estrellas de la Corriente de Magallanes, unos astros que habrían sido arrancados de sus galaxias progenitoras por el flujo.

«Está cambiando el paradigma de la corriente», concluyó Lucchini. «Algunos han pensado que las estrellas son demasiado débiles para verlas porque están demasiado lejos. Pero ahora vemos que la corriente está básicamente en la parte exterior del disco de la Vía Láctea».

Futuras observaciones de esa región cósmica podrían detectar las estrellas, lo que, a su vez, confirmaría los hallazgos del equipo.

Imagen de portada: Gentileza de NASA

FUENTE RESPONSABLE: RT en vivo – Noviembre 2021

Astronomía/Descubrimientos/Espacio

 

 

Hallaron en México una canoa prehispánica y otras reliquias mayas.

Se cree que la embarcación podría haberse empleado para la extracción de agua del cenote o para el depósito de ofrendas durante los rituales.

Arqueólogos mexicanos hallaron una canoa maya prehispánica y otros vestigios arqueológicos en la zona donde se construye el Tren Maya en el sureste del país, informó este viernes el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En un comunicado, el organismo señaló que el objeto, que ha sido asociado al periodo Clásico Terminal (830-950 después de cristo), fue hallado “en buen estado de conservación” durante la prospección del Tramo IV de la obra, una de las más emblemáticas del Gobierno mexicano, que va de Izamal, Yucatán, a Cancún, Quintana Roo en el sitio arqueológico de San Andrés.

La embarcación mide 1,60 metros de largo, por 80 centímetros de ancho y 40 centímetros de alto y se cree que podría haberse empleado para la extracción de agua del cenote o para el depósito de ofrendas durante los rituales. 

EFE/ INHA

Helena Barba Meinecke, responsable de la Oficina Península de Yucatán de la Subdirección de Arqueología Subacuática del INAH, señaló que el hallazgo se dio mientras los arqueólogos acudían a la exploración y registro de un cenote, un pozo y una rejoyada por donde pasa esta obra de infraestructura.

La relevancia radica en que es la primera canoa de este tipo que se encuentra completa y tan bien conservada en el área maya, habiendo también fragmentos de estas embarcaciones y remos en Quintana Roo, Guatemala y Belice”, dijo Barba Meinecke.

Más descubrimientos

Además, las autoridades informaron que en los otros dos cuerpos de agua que examinaron encontraron también elementos arqueológicos como una osamenta humana y cerámica. También una pintura mural, un incensario, un cuchillo ritual, más de 40 vasijas, entre otros vestigios.

Los elementos fueron trasladados a un campamento arqueológico de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá para su resguardo. El sitio, en tanto, fue resguardado y quedará bajo la protección del INAH.

Imagen de portada: Gentileza de INAH

FUENTE RESPONSABLE: INAH

Civilización Maya/Descubrimientos/Investigación/Cultura

Arqueólogos descubren en Alemania la tumba de una «creadora de tendencias» de la época medieval.

El hallazgo de piezas preciosas de orígenes lejanos evidencian las amplias relaciones comerciales internacionales que existían en la zona durante la Alta Edad Media, señalan los investigadores.

Si deseas profundizar; por favor cliquea en donde se enuentre escrito en «negrita».Muchas gracias.

Arqueólogos desenterraron quince tumbas en una necrópolis de la época medieval temprana en las cercanías de Múnich, en el sur de Alemania, donde encontraron numerosas joyas hechas de ámbar, plata, oro y granate, así como diversas armas «representativas».

Las piezas, ya limpiadas, se conservan ahora en la Oficina Estatal de Baviera para la Preservación de Monumentos, detalla la institución en un comunicado.

Las joyas de una joven que murió con poco más de 20 años a finales del siglo VI son particularmente valiosas. El inventario de su sepulcro incluye una gran cantidad de joyas de oro y piedras preciosas, perlas y colgantes, así como un disco de broche de oro puro con piedras de granate.

Bayerisches Landesamt für Denkmalpflege

Este disco de broche era usado por la mujer para abrochar la capa en la zona del pecho, un estilo que, según los investigadores, llegó a la región desde el Mediterráneo, mientras que las piedras de granate que la decoran provenían probablemente de la India. Tales hallazgos no solo evidencian el elevado estatus social de la joven, sino también son prueba de las amplias relaciones comerciales internacionales que existían en la Alta Edad Media.

«La tumba de la joven se puede clasificar como una de las más ricas de su tiempo en el sur de Baviera. Sus costosas joyas sugieren que alguna vez pudo haber sido una consciente creadora de tendencias de moda», sugiere Mathias Pfeil, jefe de la Oficina Estatal de Baviera para la Preservación de Monumentos.

Bayerisches Landesamt für Denkmalpflege

La manera de llevar portar esa y otras joyas «marcó un nuevo estilo de vestir con carácter mediterráneo que continuó hasta bien entrado el siglo VII», apunta el comunicado.

«Los hallazgos de este tipo eran verdaderos símbolos de estatus y hoy dan testimonio de una cadena de procesamiento y comercio internacional que a veces funcionaba perfectamente en la Edad Media», señala el arqueólogo Jochen Haberstroh.

Además, los arqueólogos encontraron en la necrópolis la tumba de un hombre que calcula fue enterrado entre 510 y 520. 

La investigación antropológica determinó que vivió entre 30 y 60 años. Su tumba estaba intacta y contenía una ‘spatha’ (espada larga de origen romano) hecha de acero de Damasco (que tampoco se fabricaba en Europa), un hacha arrojadiza y un escudo de hierro, hallazgos que lo identifican como un guerrero. Asimismo, otros objetos como una hebilla de cinturón tallada en cristal de roca con un alfiler de plata también indican que pertenecía a una clase social alta.

Imagen de Portada: Gentileza de Bayerisches Landesamt für Denkmalpflege

FUENTE RESPONSABLE: RT En vivo

Alemania/Arqueología/Historia/Descubrimientos

Turquía desvela los espectaculares restos descubiertos en Karahantepe.

La Universidad de Estambul acaba de revelar al mundo las magníficas piezas encontradas en este yacimiento del sureste de Turquía. Aunque las excavaciones empezaron en 2019 tras la desescalada del conflicto sirio, no ha sido hasta este año que el equipo del profesor Karul Necmi ha alcanzado el nivel de los templos y desenterrado centenares de pilares y esculturas.

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esté escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Los inicios del Neolítico fueron una época en la que surgieron numerosos asentamientos en Anatolia y Mesopotamia. Cerca de la actual Sanliurfa se construyeron a mediados del siglo X a.C. un conjunto de templos en Göbekli Tepe, lugar que se convirtió en el epicentro de una cultura en la que destacan los templos circulares de piedra decorados con columnas antropomorfas talladas con todo tipo de imágenes animales.

Fue en esa época cuando en la colina de Karahan (o Karahantepe), a solo 32 kilómetros, se fundó otro poblado que para muchos científicos es el primer poblado de la historia al contar con residencias fechadas en torno al 9400 a.C y articuladas en torno a un santuario.

El agua era esencial en los rituales celebrados en Karahantepe, en la imagen piscina ritual decorada con pilares tallados con forma de hombres y animales.

EL AGUA ERA ESENCIAL EN LOS RITUALES CELEBRADOS EN KARAHANTEPE, EN LA IMAGEN PISCINA RITUAL DECORADA CON PILARES TALLADOS CON FORMA DE HOMBRES Y ANIMALES. Foto: Ministerio de Cultura de Turquía

UN DESCUBRIMIENTO RECIENTE

Aunque este lugar ya se conocía desde 1997, no ha sido hasta tiempos recientes que el Ministerio de Cultura turco ha empezado a excavar el sitio sacando a la luz un extenso complejo sagrado que rivaliza con el famoso Göbekli Tepe.

Iniciados en 2019 los trabajos han continuado hasta el presente. Si bien las primeras capas no fueron muy prometedoras las últimas campañas han desenterrado más de 300 estelas y pilares junto con muchísimas esculturas de todo tipo talladas en piedra caliza.

Todos estos objetos no se encontraron de cualquier manera sino que los habitantes los enterraron de manera cuidadosa cuando cubrieron ritualmente el lugar en el momento de su abandono. Así las estatuas humanas fueron decapitadas, se les cortó la nariz y sus cabezas fueron puestas del revés, mirando hacia las paredes.

Al tratarse de una representación de un ser humano al completo esta escultura es una de las obras más revolucionarias del yacimiento, al ser una evolución de los pilares antropomorfos todavía imita la postura tradicional con las manos en el bajo vientre.

AL TRATARSE DE UNA REPRESENTACIÓN DE UN SER HUMANO AL COMPLETO ESTA ESCULTURA ES UNA DE LAS OBRAS MÁS REVOLUCIONARIAS DEL YACIMIENTO, AL SER UNA EVOLUCIÓN DE LOS PILARES ANTROPOMORFOS TODAVÍA IMITA LA POSTURA TRADICIONAL CON LAS MANOS EN EL BAJO VIENTRE. Foto: Francesc Cervera.

Curiosa estatuilla con dos cabezas de la que se conserva la parte superior. Presenta algunas innovaciones artísticas como una banda que le sujeta el pelo o el hecho de que sus cabellos hayan sido tallados con forma de estrías cerebrales. Al tener dos caras podría representar a alguna dualidad (joven-viejo, hombre-mujer, bueno-malo).

CURIOSA ESTATUILLA CON DOS CABEZAS DE LA QUE SE CONSERVA LA PARTE SUPERIOR. PRESENTA ALGUNAS INNOVACIONES ARTÍSTICAS COMO UNA BANDA QUE LE SUJETA EL PELO O EL HECHO DE QUE SUS CABELLOS HAYAN SIDO TALLADOS CON FORMA DE ESTRÍAS CEREBRALES. AL TENER DOS CARAS PODRÍA REPRESENTAR A ALGUNA DUALIDAD (JOVEN-VIEJO, HOMBRE-MUJER, BUENO-MALO). Foto: Francesc Cervera.

UN SANTUARIO COMPLEJO

En el centro de la área excavada se erige una gran sala circular de 23 metros de diámetro. Al igual que las de Göbekli Tepe el peso de su techo de madera lo sostenían dos grandes pilares con forma de T hoy caídos y rotos por la presión del sedimento. Según los investigadores, en las paredes se dispusieron unos pilares algo más pequeños separados por bancos tallados en la roca o construidos con losas.

Al fondo de este gran recinto había un podio decorado con estelas y tótems en el que se levantaba un trono desde el que el líder del poblado o la divinidad presidía las reuniones de su comunidad.

Junto a esta estancia los antiguos pobladores del lugar tallaron dos piscinas en la roca alimentadas por canalizaciones que recogían el agua de la lluvia. 

Una de ellas, presidida por un misterioso rostro masculino y profusamente decorada con estelas, conectaba con el salón por una pequeña ventana por la que, según el profesor Necmi, los creyentes descendían para darse un baño purificador tras el que ascendían a la luz por una escalera tallada en la roca.

Este aplanado rostro era la parte superior de una estela en sustitución de los animales. Tras la cara se puede ver un agujero por el que quizás colgaba del techo. Este tipo de piezas son habituales en el lugar.

ESTE APLANADO ROSTRO ERA LA PARTE SUPERIOR DE UNA ESTELA EN SUSTITUCIÓN DE LOS ANIMALES. TRAS LA CARA SE PUEDE VER UN AGUJERO POR EL QUE QUIZÁS COLGABA DEL TECHO. ESTE TIPO DE PIEZAS SON HABITUALES EN EL LUGAR. Foto: Francesc Cervera.

Diversas cabezas de animales (leopardo, zorro,...) halladas en el yacimiento y que, al encontrarse cortadas por el cuello, los arqueólogos creen que eran parte de estelas y tótems antes de ser decapitadas y enterradas. Primera fase de ocupación.

DIVERSAS CABEZAS DE ANIMALES (LEOPARDO, ZORRO,…) HALLADAS EN EL YACIMIENTO Y QUE, AL ENCONTRARSE CORTADAS POR EL CUELLO, LOS ARQUEÓLOGOS CREEN QUE ERAN PARTE DE ESTELAS Y TÓTEMS ANTES DE SER DECAPITADAS Y ENTERRADAS. PRIMERA FASE DE OCUPACIÓN. Foto: Francesc Cervera.

EL HOMBRE Y LA BESTIA

Al igual que sucede en el resto de yacimientos contemporáneos las primeras producciones artísticas del poblado se centraron en los animales, algo típico para una cultura seminómada basada en la caza de gacelas y la recolección de frutos y cereales silvestres.

De este modo las esculturas de los inicios de Karahantepe combinan a hombres con depredadores, como se puede ver en los numerosos tótems encontrados en el lugar. Estas representaciones se situaban a veces mirando hacia la entrada de la habitación, para espantar con su fiero aspecto todo lo que quisiera entrar sin permiso en las vidas de los locales, desde catástrofes naturales a malos espíritus.

Este gran tótem leopardo es la pieza más espectacular encontrada en el yacimiento. Milagrosamente intacta fue hallada en actitud de guardián mirando hacia la puerta. Como es habitual en este tipo de piezas representa a un hombre cargando a cuestas con un leopardo, un animal muy representado en Karahantepe que podría considerarse su espíritu protector o símbolo.

ESTE GRAN TÓTEM LEOPARDO ES LA PIEZA MÁS ESPECTACULAR ENCONTRADA EN EL YACIMIENTO. MILAGROSAMENTE INTACTA FUE HALLADA EN ACTITUD DE GUARDIÁN MIRANDO HACIA LA PUERTA. COMO ES HABITUAL EN ESTE TIPO DE PIEZAS REPRESENTA A UN HOMBRE CARGANDO A CUESTAS CON UN LEOPARDO, UN ANIMAL MUY REPRESENTADO EN KARAHANTEPE QUE PODRÍA CONSIDERARSE SU ESPÍRITU PROTECTOR O SÍMBOLO.Foto: Francesc Cervera.

Sin embargo, con el tiempo la extensión de la agricultura separó al hombre de sus raíces nómadas, con lo que los animales fueron desapareciendo de la iconografía religiosa en favor de una visión más antropocéntrica. Máscaras y retratos humanos suplantaron pues a los depredadores, cuya influencia sobre las vidas de los habitantes iba disminuyendo conforme se dominaba la tierra.

Así pues, los recientes descubrimientos realizados en los últimos dos años han desvelado al mundo un yacimiento de suma importancia. Tan relevante como lo fue Göbekli Tepe en los años noventa, el conjunto de santuarios de Karahantepe permitirán a los investigadores comprender mejor esta curiosa cultura surgida hace más de 11.000 años en la parte más septentrional del Creciente Fértil.

Imagen de Portada: Gentileza de National Geographic Por Francesc Cervera

FUENTE RESPONSABLE. NATIONAL GEOGRAPHIC

Descubrimientos/Arqueología/Turquía/Civilizaciones.

Científicos descubren que la Tierra brilla menos que hace 20 años.

El análisis de los datos de aproximadamente 800 noches entre 1998 y 2017 mostró una disminución pequeña, pero significativa, en el brillo de la Tierra.

El estudio fue publicado en Geophysical Research Letters.

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Nueva Jersey comprobaron que se produjo una reducción de las nubes bajas brillantes y reflectantes sobre el océano Pacífico oriental en los últimos años y fueron señaladas como las responsables de opacar el brillo de la tierra.

Utilizaron décadas de mediciones de la luz terrestre, la luz reflejada por la Tierra que ilumina la superficie de la Luna y también mediciones por satélite para descubrir que fue lo que provocó el descenso de la reflectancia.

El estudio fue publicado en Geophysical Research Letters. Por su parte, el análisis de los datos de aproximadamente 800 noches entre 1998 y 2017 mostró una disminución pequeña, pero significativa, en el brillo de la Tierra.

«La caída del albedo (la energía que llega a ella y hace que esté luminosa) nos sorprendió mucho cuando analizamos los últimos 3 años de datos después de 17 años de reflectancia casi plana», dijo el investigador Philip Goode.

«Es bastante preocupante», afirmó la semana pasada Edward Schwieterman, científico de la Universidad de California en Riverside, quien no ha participado en el estudio. Durante algún tiempo, muchos científicos habían esperado que una Tierra más cálida podría dar lugar a más nubes y a un mayor albedo, lo que ayudaría a moderar el calentamiento y a equilibrar el sistema climático, «pero esto demuestra lo contrario«, agregó.

Imagen de portada: Gentileza de Ámbito

FUENTE RESPONSABLE: Ámbito.

Astronomía/Ciencia/Descubrimiento/Universo

¿Seguiríamos viéndonos a nosotros mismos como ‘humanos’ si otras especies de homínidos como los neandertales no se hubieran extinguido? Final.

Por favor; cliquea en donde está escrito en “negrita y subrayado”,  ya que encontrarás información importante sobre esta entrada. Muchas gracias.

Hay tantas cosas sobre los neandertales que no sabemos y nunca lo sabremos. Pero si eran tan parecidos a nosotros en sus esqueletos y su comportamiento, es razonable suponer que pueden haber sido como nosotros en otras formas que no dejan un registro: que cantaron y bailaron, que temieron a los espíritus y adoraron a los dioses, que se maravillaban de las estrellas, contaban historias, se reían con amigos y amaban a sus hijos. En la medida en que los neandertales eran como nosotros, debían haber sido capaces de actos de gran bondad y empatía, pero también de crueldad, violencia y engaño.

neandertal

Se sabe mucho menos sobre otras especies, como los denisovanos, el Homo rhodesiensis y los sapiens extintos, pero es razonable suponer por sus grandes cerebros y cráneos de aspecto humano que también se parecían mucho a nosotros.

Amor y guerra

Admito que esto suena especulativo, pero por un detalle. El ADN de los neandertales, denisovanos y otros homínidos se encuentra en nosotros. Los conocimos y tuvimos hijos juntos. Eso dice mucho sobre lo humanos que eran.

No es imposible que el Homo sapiens se llevará cautivas a las mujeres neandertales, o viceversa. Pero para que los genes neandertales ingresaran a nuestras poblaciones, no solo teníamos que aparearnos, sino también criar hijos con éxito, que crecieron para criar a sus propios hijos. Eso es más probable que suceda si estos emparejamientos son el resultado de matrimonios mixtos voluntarios. La mezcla de genes también requirió que sus descendientes híbridos fueran aceptados en sus grupos, para ser tratados como completamente humanos.

Estos argumentos son válidos no solo para los neandertales, diría yo, sino para otras especies con las que nos cruzamos, incluidos los denisovanos y los homínidos desconocidos en África. Lo que no quiere decir que los encuentros entre nuestra especie fueran sin prejuicios o totalmente pacíficos. Probablemente fuimos responsables de la extinción de estas especies. Pero debe haber habido ocasiones en las que miramos más allá de nuestras diferencias para encontrar una humanidad compartida.

Finalmente, es revelador que si bien reemplazamos a estos otros homínidos, esto llevó tiempo. La extinción de neandertales, denisovanos y otras especies llevó cientos de miles de años. Si los neandertales y los denisovanos fueran realmente estúpidos, brutos gruñones, carentes de lenguaje o pensamientos complejos, es imposible que hubieran podido mantener a raya a los humanos modernos tanto tiempo como lo hicieron.

El borde humano

¿Por qué, si eran tan parecidos a nosotros, los reemplazamos? No está claro, lo que sugiere que la diferencia fue algo que no deja marcas claras en fósiles o herramientas de piedra. Quizás una chispa de creatividad, una forma de hablar, un don para las herramientas, habilidades sociales, nos dio una ventaja. Cualquiera que sea la diferencia, fue sutil, o no nos habría tomado tanto tiempo ganar.

Si bien no sabemos exactamente cuáles fueron estas diferencias, nuestra forma distintiva de cráneo puede ofrecer una pista. Los neandertales tenían cráneos alargados, con enormes crestas en las cejas.

Un cráneo humano (izquierda) junto a uno de neandertal.

Los seres humanos tienen un cráneo bulboso, con forma de balón de fútbol, y carecen de arcos en las cejas. Curiosamente, la peculiar cabeza lisa y redonda del Homo sapiens adulto se ve en los neandertales jóvenes , e incluso en los monos bebés . Del mismo modo, los cráneos juvenilizados de animales salvajes se encuentran en los domesticados, como los perros domésticos: el cráneo de un perro adulto se asemeja al cráneo de un cachorro de lobo. Estas similitudes no son sólo superficiales. Los perros se comportan como lobos jóvenes: [menos agresivos] y más juguetones.

Mi sospecha, sobre todo una corazonada, es que la ventaja del Homo sapiens podría no ser necesariamente una inteligencia bruta, sino diferencias de actitud. Como los perros, podemos retener comportamientos juveniles, cosas como alegría, apertura para conocer gente nueva, menor agresividad, más creatividad y curiosidad. Esto, a su vez, podría habernos ayudado a hacer nuestras sociedades más grandes, más complejas, colaborativas, abiertas e innovadoras, que luego superaron a las de ellos.

¿Pero, qué es esto?

Hasta ahora, he esquivado una pregunta importante, posiblemente la más importante. Está muy bien discutir cómo evolucionó nuestra humanidad, pero ¿qué es la humanidad? ¿Cómo estudiarlo y reconocerlo sin definirlo?

La gente tiende a asumir que hay algo que nos diferencia fundamentalmente de otros animales. La mayoría de la gente, por ejemplo, tiende a pensar que está bien vender, cocinar o comer una vaca, pero no hacer lo mismo con el carnicero. Esto sería, bueno, inhumano. Como sociedad, toleramos exhibir chimpancés y gorilas en jaulas, pero nos sentiríamos incómodos haciéndonos esto entre nosotros. Del mismo modo, podemos ir a una tienda y comprar un cachorro o un gatito, pero no un bebé.

Las reglas son diferentes para nosotros y para ellos. Incluso los activistas acérrimos por los derechos de los animales defienden los derechos de los animales para los animales, no los derechos humanos. Nadie propone dar a los simios el derecho a votar o presentarse a cargos públicos. Inherentemente nos vemos a nosotros mismos ocupando un plano moral y espiritual diferente. Podríamos enterrar a nuestra mascota muerta, pero no esperaríamos que el fantasma del perro nos persiga o que encuentre al gato esperando en el cielo.

Y, sin embargo, es difícil encontrar pruebas de este tipo de diferencia fundamental.

Foto: AFP

La palabra humanidad implica cuidar y tener compasión por los demás, pero podría decirse que esa es una cualidad de mamíferos, no humana. Una madre gata cuida a sus gatitos y un perro ama a su amo, quizás más que cualquier humano. Las orcas y los elefantes forman lazos familiares de por vida. Las orcas lloran por sus crías muertas y se ha visto a los elefantes visitando los restos de sus compañeros muertos. Las vidas y las relaciones emocionales no son exclusivas de nosotros.

Quizás sea la conciencia lo que nos distingue. Pero los perros y gatos ciertamente parecen conscientes de nosotros: nos reconocen como individuos, como nosotros los reconocemos a ellos. Nos entienden lo suficientemente bien como para saber cómo hacer que les demos comida, o dejarlos salir, o incluso cuando hemos tenido un mal día y necesitamos compañía. Si eso no es conciencia, ¿qué es?

Podríamos señalar que nuestros grandes cerebros nos distinguen, pero ¿eso nos hace humanos? Los delfines mulares tienen cerebros algo más grandes que nosotros. Los cerebros de los elefantes son tres veces más grandes que los nuestros; orcas, cuatro veces; y cachalotes, cinco veces. El tamaño del cerebro también varía en los humanos. Albert Einstein tenía un cerebro relativamente pequeño, más pequeño que el neandertal, el denisovano o el Homo rhodesiensis promedio, ¿era menos humano? Algo que no sea el tamaño del cerebro debe hacernos humanos, o tal vez haya más cosas en la mente de otros animales, incluidos los homínidos extintos, de lo que pensamos.

einstein

Podríamos definir a la humanidad en términos de capacidades cognitivas superiores: arte, matemáticas, música, lenguaje. Esto crea un problema curioso porque los humanos varían en qué tan bien hacemos todas estas cosas. Soy menos inclinado a las matemáticas que Stephen Hawking, menos literario que Jane Austen, menos inventivo que Steve Jobs, menos musical que Taylor Swift, menos articulado que Martin Luther King. En estos aspectos, ¿soy menos humano que ellos?

Si ni siquiera podemos definirlo, ¿cómo podemos realmente decir dónde comienza y dónde termina, o que somos únicos? ¿Por qué insistimos en tratar a otras especies como inherentemente inferiores, si no estamos exactamente seguros de qué nos hace ser nosotros?

Tampoco somos necesariamente el punto final lógico de la evolución humana. Éramos una de las muchas especies de homínidos, y sí, ganamos. Pero es posible imaginar otro curso evolutivo, una secuencia diferente de mutaciones y eventos históricos que lleven a los arqueólogos neandertales a estudiar nuestros extraños cráneos con forma de burbujas, preguntándose qué tan humanos éramos.

La naturaleza de la evolución significa que los seres vivos no encajan en categorías ordenadas. Las especies cambian gradualmente de una a otra, y cada individuo de una especie es ligeramente diferente, lo que hace posible el cambio evolutivo. Pero eso dificulta definir la humanidad.

Foto: Reuters

Los dos somos diferentes a otros animales debido a la selección natural, pero nos gustamos por nuestra ascendencia compartida; lo mismo, pero diferente. Y los humanos somos a la vez similares y diferentes, unidos por un ancestro común con otros Homo sapiens, diferentes debido a la evolución y la combinación única de genes que heredamos de nuestras familias o incluso de otras especies, como los neandertales y los denisovanos.

Es difícil clasificar los seres vivos en categorías estrictas, porque la evolución cambia constantemente las cosas, creando diversas especies y diversidad dentro de las especies.

Y qué diversidad es.

Es cierto que, de alguna manera, nuestra especie no es tan diversa. El Homo sapiens muestra menos diversidad genética que la cepa bacteriana promedio; nuestros cuerpos muestran menos variación en la forma que las esponjas, las rosas o los robles. Pero en nuestro comportamiento, la humanidad es tremendamente diversa. Somos cazadores, agricultores, matemáticos, soldados, exploradores, carpinteros, criminales, artistas. Hay tantas formas diferentes de ser humano, tantos aspectos diferentes de la condición humana, y cada uno de nosotros tiene que definir y descubrir qué significa ser humano. Irónicamente, esta incapacidad para definir a la humanidad es una de nuestras características más humanas.

* Nicholas R. Longrich, profesor titular de Paleontología y Biología Evolutiva, Universidad de Bath

Imagen de portada: Gentileza de The Conversation

FUENTE RESPONSABLE: The Conversation por Nicholas R. Longrich

Antropología/Evolución/Ciencia/Investigación/Descubrimientos

¿Seguiríamos viéndonos a nosotros mismos como ‘humanos’ si otras especies de homínidos como los neandertales no se hubieran extinguido? Primera parte.

Por favor; cliquea en donde está escrito en “negrita y subrayado”,  ya que encontrarás información importante sobre esta entrada. Muchas gracias.

Ahora sabemos por la ciencia evolutiva que la humanidad ha existido de una forma u otra durante alrededor de dos millones de años o más. Los homo sapiens son comparativamente nuevos en el bloque. También había muchas otras especies humanas, algunas con las que nos cruzamos. La pregunta es entonces inevitable: ¿cuándo podemos reclamar la condición de personas en la larga historia de la evolución? ¿Son personas chimpancés?

En nuestras mitologías, a menudo hay un momento singular en el que nos convertimos en “humanos”. Eva arrancó el fruto del árbol del conocimiento y ganó conciencia del bien y del mal. Prometeo creó a los hombres de arcilla y les dio fuego. Pero en la historia del origen moderno, la evolución, no hay un momento definitorio de creación. En cambio, los humanos emergieron gradualmente, generación tras generación, de especies anteriores.

Al igual que con cualquier otra adaptación compleja, el ala de un pájaro, la casualidad de una ballena, nuestros propios dedos, nuestra humanidad evolucionó paso a paso, durante millones de años. Aparecieron mutaciones en nuestro ADN, se esparcieron por la población, y nuestros antepasados poco a poco se convirtieron en algo más parecido a nosotros y, finalmente, aparecimos.

Simios extraños, pero aún simios

Las personas son animales, pero somos diferentes a los demás animales. Contamos con lenguajes complejos que nos permiten articular y comunicar ideas. Somos creativos: hacemos arte, música, herramientas. Nuestra imaginación nos permite pensar en mundos que alguna vez existieron, soñar mundos que aún podrían existir y reordenar el mundo externo de acuerdo con esos pensamientos. Nuestras vidas sociales son redes complejas de familias, amigos y tribus, unidas por un sentido de responsabilidad hacia los demás. También tenemos conciencia de nosotros mismos y de nuestro universo: sensibilidad, sapiencia, conciencia, como se llame.

Y, sin embargo, la distinción entre nosotros y otros animales es, posiblemente, artificial. Los animales se parecen más a los seres humanos de lo que pensamos o nos gusta pensar. Casi todo el comportamiento que alguna vez considerábamos exclusivo de nosotros mismos se observa en los animales, incluso si están menos desarrollados.

Eso es especialmente cierto en el caso de los grandes simios. Los chimpancés, por ejemplo, tienen una comunicación verbal y gestual sencilla. Fabrican herramientas toscas, incluso armas, y diferentes grupos tienen diferentes conjuntos de herramientas: distintas culturas. Los chimpancés también tienen vidas sociales complejas y cooperan entre sí.

Foto: Reuters

Como señaló Darwin en Descent of Man, casi todo lo extraño del Homo sapiens (emoción, cognición, lenguaje, herramientas, sociedad) existe, en alguna forma primitiva, en otros animales. Somos diferentes, pero menos diferentes de lo que pensamos.

Y en el pasado, algunas especies se parecían mucho más a nosotros que a otros simios: Ardipithecus , Australopithecus , Homo erectus y neandertales. El Homo sapiens es el único superviviente de un grupo una vez diverso de humanos y simios similares a los humanos, los homínidos, que incluye alrededor de 20 especies conocidas y probablemente docenas de especies desconocidas.

La extinción de esos otros homínidos acabó con todas las especies intermedias entre nosotros y otros simios, creando la impresión de que un abismo inmenso e infranqueable nos separa del resto de la vida en la Tierra. Pero la división sería mucho menos clara si esas especies aún existieran. Lo que parece una línea divisoria brillante y nítida es en realidad un artefacto de extinción.

El descubrimiento de estas especies extintas ahora desdibuja esa línea nuevamente y muestra cómo se cruzó la distancia entre nosotros y otros animales, gradualmente, durante milenios.

La evolución de la humanidad

Nuestro linaje probablemente se separó de los chimpancés hace unos 6 millones de años. Sin embargo, estos primeros homínidos, miembros de la línea humana, apenas habrían parecido humanos. Durante los primeros millones de años, la evolución de los homínidos fue lenta.

El primer gran cambio fue caminar erguido, lo que permitió que los homínidos se alejaran de los bosques hacia pastizales y arbustos más abiertos. Pero si caminaban como nosotros, nada sugiere que los primeros homínidos fueran más humanos que los chimpancés o los gorilas. Ardipithecus, el homínido más antiguo conocido, tenía un cerebro ligeramente más pequeño que el de un chimpancé, y no hay evidencia de que usaran herramientas.

En el siguiente millón de años apareció Australopithecus. El Australopithecus tenía un cerebro un poco más grande, más grande que el de un chimpancé, pero aún más pequeño que el de un gorila. Fabricaba herramientas un poco más sofisticadas que los chimpancés, utilizando piedras afiladas para matar animales.

Cráneo de un Australopithecus de 3,8 millones de años. Foto: Reuters

Luego vino el Homo habilis. Por primera vez, el tamaño del cerebro de los homínidos superó al de otros simios. Las herramientas (escamas de piedra, piedras de martillo, “picadoras”) se volvieron mucho más complejas . Después de eso, hace unos dos millones de años, la evolución humana se aceleró, por razones que aún no entendemos.

Cerebros grandes

En este punto apareció el Homo erectus. Erectus era más alto, más parecido a nosotros en estatura y tenía un cerebro grande, varias veces más grande que el de un chimpancé y hasta dos tercios del nuestro. Hacían herramientas sofisticadas, como hachas de piedra. Este fue un gran avance tecnológico. Las hachas necesitaban habilidad y planificación para crear, y probablemente debieron enseñarle a hacer una. Puede haber sido una meta herramienta, utilizada para crear otras herramientas, como lanzas y palos de excavación.

Como nosotros, el Homo erectus tenía dientes pequeños. Eso sugiere un cambio de dietas basadas en plantas a comer más carne, probablemente de la caza.

Es aquí donde nuestra evolución parece acelerarse. El Erectus de cerebro grande pronto dio lugar a especies de cerebro aún más grande. Estos homínidos altamente inteligentes se extendieron por África y Eurasia, evolucionando a neandertales, denisovanos, Homo rhodesiensis y Homo sapiens arcaico. La tecnología se volvió mucho más avanzada: aparecieron lanzas con punta de piedra y la fabricación de fuego. Los objetos sin una funcionalidad clara, como las joyas y el arte , también aparecieron durante el último medio millón de años.

Reconstrucción de cómo habría lucido el rostro de una mujer neandertal.

Algunas de estas especies se parecían sorprendentemente a nosotros en sus esqueletos y en su ADN.

Los Homo neanderthalensis, los neandertales, tenían cerebros que se acercaban al nuestro en tamaño y desarrollaron cerebros aún más grandes con el tiempo hasta que los últimos neandertales tenían capacidades craneales comparables a las de un humano moderno. Podrían haber pensado por sí mismos, incluso hablado de sí mismos, como humanos.

El registro arqueológico neandertal registra un comportamiento exclusivamente humano, lo que sugiere una mente que se parece a la nuestra. Los neandertales eran cazadores hábiles y versátiles, que explotaban todo, desde conejos hasta rinocerontes y mamuts lanudos. Hacían herramientas sofisticadas, como lanzar lanzas con puntas de piedra. Hicieron joyas con conchas, dientes de animales y garras de águila, e hicieron arte rupestre. Y los oídos neandertales, como los nuestros, estaban adaptados para escuchar las sutilezas del habla. Sabemos que enterraron a sus muertos y probablemente los lloraron.

Imagen de portada: Gentileza de The Conversation

FUENTE RESPONSABLE: The Conversation por Nicholas R. Longrich

Antropología/Evolución/Ciencia/Investigación/Descubrimientos