Una monstruosa multiturbina flotante.

Así quiere revolucionar la obtención de energía eólica en alta mar una empresa noruega.

Si deseas profundizar sobre el tema tan controversial de la energía, cliquea por favor en aquello que observes subrayado o “en negrita”. Muchas gracias.

Mientras el debate en torno a las centrales nucleares se aviva (especialmente en España), la carrera hacia la “transición verde” sigue y las empresas y especialistas en la producción de energía a partir de fuentes renovables continúan intentando evolucionar soluciones ya muy extendidas como la energía eólica. En este ámbito, resulta bastante llamativo el proyecto de multiturbina flotante que busca elevar la producción de energía considerablemente con respecto a las turbinas tradicionales.

Se trata de un proyecto de la compañía noruega Wind Catching Systems, cuyo nombre es toda una declaración de intenciones considerando que las actuales turbinas son algo del pasado. Al menos en el factor forma en la que abundan tanto en tierra firme como en mar, según el CEO de esta empresa.

Rediseñar lo que ha demostrado ser competente.

Según dónde viváis, puede que tengáis cerca una de las actuales instalaciones eólicas en alta mar, o que quizás como quien os escribe las hayáis visto con una mezcla de curiosidad y fascinación al volar por áreas como la costa danesa, donde se observan las turbinas que se ven habitualmente en colinas asomar por el mar. Es decir, la idea de la energía eólica en turbinas en el mar no es nueva ni mucho menos, y hay países que planean recurrir a ella a lo bestia, como Reino Unido.

Hablando de turbinas eólicas flotantes, la idea no es estrictamente nueva. Aquí, por ejemplo, vimos la aproximación de X1 Wind, desarrollada en Barcelona, o la estrictamente flotante (en el aire) de Altaeros Energies. Y la idea de los noruegos es algo distinta, aunque no menos ambiciosa.

Se trata de unificar más de 100 turbinas de 1 MW para conseguir una eficiencia de hasta cinco veces la de la turbina actual más grande, según comunicaban en Wind Catching Systems. Su fundamento, según explican, es que con una turbina convencional se limita la producción de energía sobre un viento de 11-12 metros/segundo porque las aspas empiezan a cabecear, y que la multiturbina es capaz de aprovechar esas mayores velocidades al tener aspas más cortas.

Un render para tener una idea de la altura de las multiturbinas.

De ahí que calculen una producción de energía anual de 2,5 veces la de una turbina normal, aunque éstas sean de unos 15 MW (y las de la multiturbina de 1 MW). El cálculo que hacen es el de que cinco multiturbinas flotantes podrán producir la misma electricidad que 25 turbinas convencionales.

Con ello, la promesa es de que cada multiturbina flotante dé suficiente energía como para abastecer a 80.000 hogares en un año. También que, pese a estar en pleno océano, soportando esos fuertes vientos, oleajes y tormentas, aguantarían hasta 50 años y tendrán un coste menor de mantenimiento que los sistemas flotantes actuales.

Las multiturbinas medirán unos 305 metros de altura, más o menos tres veces la altura de una turbina actual estándar, y se situarán sobre plataformas flotantes ancladas al suelo marino. La ventaja de flotar y de no requerir instalación, más allá de los teóricos costes, es que su instalación y mantenimiento no requiere que se construyan como mucho a unos 30 kilómetros de la costa, de manera que así se aprovecharán los vientos oceánicos más potentes (alejados de la costa).

Apuntaba Ole Heggheim, CEO de Wind Catching Systems, que la instalación proyectada por su compañía es menos costosa de construir, un 80% menos, que las actuales plataformas flotantes eólicas. Ronny Karlsen, CFO, explicaba que el diseño incorpora un sistema de ascensores para el mantenimiento y que está pensado para que si hay que cambiar o reparar alguna aspa, sólo tenga que pararse una turbina, no las 126 de una instalación.

La idea es que los materiales se puedan reutilizar, por ejemplo, al retirar una multiturbina. O bien reciclar aspas, dado que se recurrirá al aluminio y no a la fibra de vidrio y carbono como en las turbinas actuales (lo cual es un problema en cuanto a la gestión de residuos), y el CEO habla en FastCompany de algo tan sencillo como fundir las viejas para crear nuevas.

Heggheim apunta a 2022 o 2023 para ver funcionar a la multiturbina flotante, con lo cual lograrían haber tardado en construirla menos tiempo que lo que según el CEO se tarda en poner en marcha una plataforma eólica flotante de las actuales. Evidentemente, todo lo expuesto por los datos de la empresa es favorable, pero habrá que ver si en la realidad todo resulta tan ventajoso una vez se ponga en marcha.

Como decíamos, hay precedentes como Hywind, en Escocia. La primera instalación eólica flotante que ha ido auto superando su récord de producción, llegando a dar según sus datos hasta 80.00-100.000 MW en condiciones muy favorables, por lo que si la estructura de la multiturbina cumple quizás llegue a la meta prometida.

Otro aspecto es el de la promesa de un mantenimiento menos costoso, en esfuerzo y en inversión. Por una parte se evita la costosa instalación en el mar de una turbina estándar al ser flotante, pero por otra están esos fuertes vientos que se quieren aprovechar, que también son un handicap ante cualquier posible reparación. Estaremos pendientes de su puesta en marcha, sobre todo si acaba siendo una alternativa más conveniente para obtener energía a nivel de eficiencia e impacto ambiental.

Imagen de portada: Gentileza de XALAKA

FUENTE: XALAKA – Por Anna Martinelli/Ciencia/Energías renovables/ Medio Ambiente/Ecología sustentable.

CONTAMINACIÓN AMBIENTAL – “El nuevo oro blanco” (I)

Con tanta demanda de litio para las baterías de coches eléctricos estamos a las puertas de un nuevo problema de contaminación.

A menudo, el litio se encuentra en ecosistemas frágiles. Es verdad que hay grandes depósitos en Chile, en el desierto de Atacama, y en el salar de Uyuni, en Bolivia, así como en la provincia de Salta, Argentina (que es ya el tercer productor mundial). En estos casos, la extracción es bastante sencilla y a priori con bajo impacto en una zona ya de por sí árida. Y sin embargo, se necesitan unos dos millones de litros de agua para producir una tonelada de litio.

En el desierto de Atacama o el salar de Uyuni, se necesitan unos dos millones de litros de agua para producir una sola tonelada de litio.

Este enorme consumo de agua no sólo afecta a los ecosistemas circundantes, sino que también tiene un enorme impacto en los agricultores locales. Según la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (Extracción de Litio en Argentina” 2019), que entrevistó a las diez comunidades que viven cerca de dos salinas, Sales de Jujuy y Minera Exar, los detractores de la mina dicen estar preocupados por el impacto a largo plazo del litio en el medio ambiente, empezando por el descenso de la capa freática, afirmando que el ganado de la región ya ha empezado a morir.

Producción de litioLas consecuencias de la minería sobre el ecosistema también se han podido ver en otras regiones del mundo. En mayo de 2016, cientos de manifestantes arrojaron peces muertos a las calles de Tagong, una ciudad situada en el extremo oriental de la meseta tibetana.

Los habían sacado de las aguas del río Liqi, donde una fuga química tóxica de la mina de litio de Ganzhou Rongda había causado estragos en el ecosistema local. 

Y podría ir más allá, una investigación realizada en Nevada, donde también se extrae litio, descubrió impactos en los peces hasta 240 km aguas abajo de una operación de procesamiento de litio.

Minas de litio: del círculo polar ártico a Extremadura

Proyecto de mina de litio en Extremadura

Ahora, toda la industria cuenta con nuevos yacimientos en el interior del círculo polar ártico. La empresa minera estatal rusa Rosatom (que de paso también extrae litio para armamento nuclear) está estudiando la posibilidad de abrir una mina en la península de Kola para 2030.

Este yacimiento, llamado Kolmo Zero, se encuentra dentro del círculo polar ártico. Además, también en el círculo polar ártico, la empresa sueca Artic Minerals AB ha reservado otros terrenos explotables.

Según Jari Natunen, experto en minería de la Asociación Finlandesa para la Conservación de la Naturaleza, la minería en el Ártico sería catastrófica. Dice que la difícil extracción de litio de la tierra helada generaría 50.000 toneladas de residuos tóxicos para 1.000 toneladas de litio producido.

Mina ArticoEl Círculo Polar Ártico ya ha soportado gran parte del coste de los materiales para los vehículos eléctricos, ya que la mina de níquel Norilsk -el lugar más contaminado del mundo- proporciona el material que está sustituyendo al problemático cobalto y no ha hecho más que generar un nuevo problema.

Pero no solamente está el círculo polar ártico en peligro. Más al sur en Europa también se quieren poner en marcha proyectos de minería. En España, el proyecto de Ph4Tech de una giga factoría en Extremadura (donde está el segundo yacimiento de litio más grande de Europa) incluye la extracción de litio en la mina de Las Navas (Cáceres) así como la extracción de níquel, oro y cobalto. Si bien la fábrica es vista con buenos ojos, no tanto la explotación minera .

NickelBloque de níquel sin procesar

El ayuntamiento cacereño y parte de la ciudadanía se oponen manifestando, entre otros argumentos, que no quieren un expolio «que sacrifique el desarrollo de la ciudad» para fomentar «el crecimiento industrial de otras zonas del país» donde se trabaje el material aquí extraído.

Además, como recuerda Santiago Márquez, coportavoz de la plataforma Salvemos la Montaña de Cáceres, la mina  “está a 800 metros del casco urbano y Cáceres es una ciudad patrimonio mundial de la UNESCO”.

En el Reino Unido, está el proyecto, todavía en fase preliminar, de Cornish Lithium en Cornualles. Su plan es extraer de allí grandes depósitos de litio para baterías en el sur del Reino Unido. El proceso previsto implica la extracción de mica de granito y su voladura con agua.

Imagen de portada: Gentileza Motorpasión

FUENTE: MOTOR PASIÓN – Por Daniel Murias – Coches eléctricos/Futuro en movimiento/Industria Futuro/Contaminacion Ambiental/Riesgos.

“Origins”: poderosas fotografías muestran cómo el planeta lucha por su preservación.

Hoy en día, no saber o no ser conscientes de las problemáticas que sufre nuestro planeta, es un acto totalmente voluntario porque todo se documenta y todo queda reflejado en imágenes que valen más que mil palabras.

Además, es fácil acceder a todos esos testimonios mudos que nos invitan a recapacitar y a tomar las riendas de una situación que hemos provocado y empeorado nosotros a través de pequeños y grandes actos.

Bubblegum” de Cristina Mittermeier

En esta serie de espectaculares y poderosas imágenes que componen la exposición titulada ‘Origins’ expuesta en el Hilton Asmus Contemporary de Chicago, los protagonistas son desde los gélidos aguaceros del archipiélago noruego de Svalbard hasta los retratos íntimos de la gente de Papúa en Nueva Guinea.

‘Origins’ estará disponible hasta el 2 de octubre, tanto de forma virtual como presencial.

Estas capturas no son otra cosa que un mensaje sutil y bello de los temas sobre los que giran los esfuerzos de conservación de hoy. La serie reúne el trabajo de artistas y biólogos marinos como Cristina Mittermeier y Paul Nicklen, que combinan sus prácticas creativas con su trabajo en la organización sin ánimo de lucro Sea Legacy.

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 2

“Megaptera” de Paul Nicklen

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 3

“Ice Waterfall” de Paul Nicklen

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 4

“Adrift” de Cristina Mittermeier

Cofundada por Mittermeier y Nicklen en 2014, la organización se dedica a preservar los océanos utilizando sus imágenes inspiradoras para convertir la apatía en acción e impulsar poderosas victorias de conservación en todo el mundo.

Como prueba de los paisajes y de los ecosistemas que vale la pena preservar, en los impresionantes trabajos expuestos, se muestran las crisis globales o momentos tiernos de personas y culturas de todo el mundo.

Una mujer Lisu en la provincia china de Yunnan que lleva a su pato mascota encima de la cabeza o los desmoronados icebergs de la Antártida, en cada una de las capturas se lanza un mensaje sobre esta belleza por la que es necesario seguir luchando para que siempre siga viva y no solo en nuestras retinas.

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 5

“Lady with the Goose II” de Cristina Mittermeierorigins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 6

“Frozen Highway” de Paul Nicklen

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 7

“Leap Of Faith” de Cristina Mittermeier

origins cristina mittermeier paul nicklen naturaleza fotografia silvestre medio ambiente 8

“Alone Together” de Cristina Mittermeier

FUENTE: CULTURA INQUIETA

  • CULTURA
  • ARTE – FOTOGRAFÍA /PLANETA TIERRA/PRESERVACION

Ida Tarbell, la mujer que enfrentó a Rockefeller y le puso freno al titán del petróleo. Parte I

“Ni una palabra”, le dijo John D. Rockefeller Sr. a sus subordinados. “Ni una palabra sobre esa mujer descarriada”.

La orden la dio en los primeros años del siglo XX, cuando ya era un hombre inconcebiblemente rico, quizás el más rico que haya existido jamás -aunque eso es difícil de establecer-, e indudablemente uno de los héroes de un país cuya leyenda sostenía que hasta aquellos de orígenes modestos tenían el triunfo al alcance de sus manos.

Hijo de un padre semipresente, estafador y bígamo y una madre baptista devota, desde muy joven Rockefeller tuvo una férrea determinación de ganar dinero.

Era también uno de los “barones ladrones”, una etiqueta que surgió de una furiosa editorial del diario The New York Times de 1859 criticando a Cornelius Vanderbilt por los métodos de los que se valió para controlar la lucrativa ruta marítima a California a través de América Central.

Si deseas ampliar tus conocimientos: por favor cliquea en los párrafos escritos en “negrita”. Muchas gracias.

Lo que para el diario era condenable, para un puñado de la siguiente generación de empresarios, como Rockefeller, Andrew Carnegie (acero) y William Randolph Hearst (prensa), era más bien un ejemplo de lo que se podía hacer si se ignoraban las viejas reglas y se creaban unas propias, como explica el historiador Adam I.P. Smith en el artículo “The rise of the Robber Barons” de BBC History.

Tras la abolición de la esclavitud después de la Guerra Civil estadounidense, los llamados barones ladrones se beneficiaron de una de las revoluciones más profundas en la experiencia humana: la transición de una sociedad en la que la mayoría de la gente trabajaba por cuenta propia o en alguna forma de trabajo no libre, a una en la que la mayoría trabajaba por un salario.

Algo que todos tenían en común era que ganaban dinero con la implacable lógica de las economías de escala. Al expulsar a la competencia, controlar las cadenas de suministro y distribución y mantener los salarios lo más bajos posible, los barones ladrones redujeron los costos sin piedad.

Caricatura política contra los barones ladrones Cyrus Field, Jay Gould, Cornelius Vanderbilt y Russell Sage, 1883. Los trabajadores luchan para sostener las industrias de la madera, el papel y el lino con trabajos de bajo salario.

FUENTE DE LA IMAGEN –  GETTY IMAGES

Caricatura política contra 4 barones ladrones, 1883. Los trabajadores luchan para sostener las industrias de la madera, el papel y el lino con trabajos de bajo salario.

Eran los explotadores, no los inventores: tomaban operaciones a pequeña escala y las ampliaban y luego las volvían a agrandar.

El tamaño lo era todo, algo de lo que se dio cuenta Rockefeller: una gran refinería de petróleo era mucho más eficiente que 20 pequeñas.

Esa molesta sustancia

El negocio que hizo fabulosamente rico a Rockefeller era relativamente nuevo.

Por mucho tiempo, el petróleo había sido una sustancia molesta y maloliente con la que se topaban quienes perforaban los suelos en busca de agua salada para producir sal.

Hasta deshacerse de ella era difícil pues se encendía con facilidad, algo que sabían muy bien los primeros exploradores del noroeste de Pensilvania quienes hallaron manantiales y arroyos cubiertos de ese aceite espeso que ardía ferozmente.

El único uso que tenía era como medicina: los indígenas creían que tenía propiedades curativas y algunos de los que llegaron a sus tierras empezaron a embotellarlo; a mediados del siglo XIX se vendía como la panacea para todo tipo de dolencias.

Y se vendía bien… muy bien.

"Petrolina: el gran ungüento curativo de la naturaleza, vendido por boticarios".

FUENTE DE LA IMAGEN –  GETTY IMAGES

“Petrolina: el gran ungüento curativo de la naturaleza, vendido por boticarios”. 

Otros remedios de petróleo no se untaban… se tomaban.

No obstante, hubo quienes intuyeron que su potencial era mayor. Se sabía que a veces se utilizaba como lubricante y que podía reemplazar el aceite de ballena en las lámparas, pero su uso extendido se veía impedido por las impurezas, que lo hacían peligroso.

De poder superar ese obstáculo, las ventas se multiplicarán exponencialmente… pero para satisfacerlas había que hallar fuentes abundantes de petróleo.

Así que mientras los laboratorios encontraban formas de refinarlo, en 1958, un hombre llamado Edwin Drake fue contratado por la recién formada compañía Seneca Oil para buscar la cada vez más preciada sustancia.

En un bosque de Pensilvania, a las afueras de un pequeño pueblo llamado Titusville, Drake instaló una turbina de vapor y comenzó a perforar un agujero.

Tras un año de intentarlo, finalmente encontró lo que llegaría a llamarse oro negro, y desató un frenesí, transformando una zona que hasta entonces había sido pasada por alto por las grandes olas de migraciones por ser demasiado accidentada y hostil.

Golpe a la prosperidad

Cuando Rockefeller diseñó su estrategia para tomar por asalto la industria del petróleo, “esa mujer” tenía 15 años.

Drake Well, Pensilvania. Edwin Laurentine 'Coronel' Drake (1819-1880) el primero en perforar en busca de petróleo, con sombrero de copa en el centro de la imagen.

FUENTE DE LA IMAGEN –  GETTY IMAGES

Drake Well, Pensilvania. Edwin Laurentine ‘Coronel’ Drake (1819-1880) el primero en perforar en busca de petróleo, con sombrero de copa en el centro de la imagen.

Se llamaba Ida Minerva Tarbell y había nacido en la misma región que el flamante negocio.

Su padre, Frank, había pasado años construyendo tanques de almacenamiento de petróleo, pero comenzó a prosperar cuando se cambió a la producción y refinación de petróleo.

La familia empezó a disfrutar de “lujos de los que nunca habíamos oído hablar”, escribió más tarde, y Titusville, así como las áreas circundantes en Oil Creek Valley “se habían convertido en una industria organizada” a la que se le auguraba “un futuro espléndido”.

Pero, de repente, “esta ciudad alegre y próspera recibió un golpe”, que llegó en la forma de una corporación cuyo nombre prometía bondades -La compañía del mejoramiento del Sur (South Improvement Company)-, pero que provocó sinsabores que se llevaron apelativos menos favorables, como “la guerra del petróleo” y la Masacre de Cleveland.

Sucedió en 1872, cuando Rockefeller ya era empresario exitoso, aunque poco conocido, de Cleveland, que se había convertido en el centro de refinación de petróleo de Estados Unidos. Standard Oil, su corporación, controlaba el 10% de la capacidad de refinación del país.

Rockefeller a los 35 años.

FUENTE DE LA IMAGEN –  GETTY IMAGES – Rockefeller a los 35 años.

Desde que había brotado petróleo del pozo de Drake, tantos se habían metido en el negocio que la industria del crudo adolece de desorden e ineficacia.

Pero él creía tener el remedio.

La guerra

La Compañía de Mejoramiento del Sur había sido creada por las grandes ferroviarias que transportaban el petróleo y que estaban ansiosas por ponerle fin a la guerra de tarifas que se había desatado por su feroz competencia.

Como el otro objetivo era limitar la producción de petróleo refinado, pues el país tenía ya una capacidad de refinación dos veces y media más grande que el mercado, incluyeron compañías petroleras.

La idea era que cada empresa de ferrocarriles recibiera envíos regulares de petróleo en una proporción garantizada.

Las casas de comercio de Nueva York también comprarían el petróleo a tarifas fijas, lo que les daría estabilidad y ganancias consistentes en las ventas de la Costa Este y en el extranjero.

Las refinerías participantes recibirían reembolsos en sus envíos de petróleo a cambio de un volumen garantizado (lo que implicaba que las otras tendrían que pagar más por el transporte).

Todos (los que formaban parte del pacto) se beneficiarían…

Mapa del noroeste de Pensilvania, que muestra la región petrolera con los ferrocarriles en 1859, cuando se 'descubrió' petróleo, y las líneas construidas entre 1860 y 1872.

Mapa del noroeste de Pensilvania, que muestra la región petrolera con los ferrocarriles en 1859, cuando se ‘descubrió’ petróleo, y las líneas construidas entre 1860 y 1872.

La furia se desató. Hubo disturbios en los campos petrolíferos, miles de personas enardecidas se tomaron la Ópera de Titusville, saboteadores asaltaron envíos de Standard Oil y destruyeron vías de ferrocarril, los tachados de traidores fueron asaltados por las turbas y golpeados, Rockefeller fue amenazado.

A los pocos meses de fundada, el estado de Pensilvania revocó el estatuto de la Compañía de Mejoramiento del Sur.

Pero Rockefeller no estaba derrotado.

Imagen de portada: Gentileza de BBC News Extra

FUENTE:BBC News Extra

La visión de Asimov es más que ciencia ficción.

Los países se deberían comprometer a una colaboración tecnológica y a revisar las reglas sobre la participación fuera de la Tierra para desarrollar una energía solar basada en el espacio.

En su cuento corto “Razón”, publicado en 1941, el escritor de ciencia ficción Isaac Asimov describió un universo en el que los humanos recolectaban energía solar en el espacio para sostener la vida en la Tierra.

Ochenta años después, y en la encrucijada de una emergencia climática global, la idea de capturar la energía del sol con una vastedad de paneles solares en el espacio y transmitirla de vuelta al planeta a través de microondas podría convertirse en realidad.

China, los Estados Unidos, Europa y Japón están desarrollando proyectos. Beijing, incluso, planea tener un sistema en funcionamiento para 2030, de acuerdo con lo publicado en informes de medios basados en ese país.

Este mes, el Gobierno británico dará señales de que también quiere explorar el potencial de esta tecnología. Publicará hallazgos de un nuevo estudio, que examinó cómo la energía solar del espacio podría ayudar a Gran Bretaña a alcanzar una economía de emisión neta cero para 2050.

El informe, preparado por los consultores Frazer-Nash, con asistencia de empresas europeas como Airbus y Thales Alenia Space, concluye en que la energía solar basada en el espacio no sólo es tecnológicamente posible. También, argumenta que el costo de tiempo de vida por megawatt/hora podría ser la mitad del de la energía nuclear.

Con sólo una sola estación de energía en el Reino Unido (Hinkley Point C), configurada para acumular costos por 23.000 millones de libras (más de u$s 31.800 millones), la estimación del reporte, de 16.000 millones de libras (más de u$s 22.100 millones), para desarrollar la tecnología y lanzar un satélite solar operativo de 2 gigawatts (GW) parece una ganga. Satélites subsecuentes, de 3600 millones de libras (unos u$s 5000 millones), hacen a la propuesta más atractiva.

Por otra parte, si el sector privado va a ayudar a pagar la factura, los países también tendrán que revisar el marco legal que rige actualmente el uso del espacio exterior.

El tratado sobre el espacio ultraterrestre de 1967 es lamentablemente inadecuado para las oportunidades comerciales que están surgiendo rápidamente.

Los países individuales, ahora, están empezando a llenar el vacío con sus propias normas sobre derechos y responsabilidades comerciales. Esto podría ser una receta para el caos, advierte Rachel O’Grady, socia espacial del estudio de abogados Mayer Brown.

Por supuesto, para la mayoría de los países, sería difícil emprender este esfuerzo por sí solos. Dado que la tecnología podría cambiar las reglas del juego para la crisis climática global, este proyecto ofrece un caso sólido para el desarrollo dentro de una asociación internacional.

Evidentemente, es más barato construir granjas solares en la Tierra. Pero la energía solar basada en el espacio, a diferencia de su contraparte terrestre intermitente, puede entregarse las 24 horas del día a cualquier punto del planeta. Puede proporcionar una carga base de capacidad de generación en la que las opciones ecológicas confiables son limitadas.

Hasta hace poco, resultaba demasiado caro instalar esa infraestructura en el espacio. Pero el cohete Falcon parcialmente reutilizable que desarrolló Elon Musk y los satélites más pequeños cambiaron la ecuación.

Un estudio de la NASA, de 2018, estimó que el costo típico de lanzamiento se redujo en un factor de 20 durante la década anterior.

Otras tecnologías que habilitarán este desarrollo también avanzaron. Una empresa de Nueva Zelanda ya está probando la transferencia inalámbrica de electricidad a lo largo de varios kilómetros.

Las órbitas sobre la Tierra están mucho más lejos, admite Martin Soltau, jefe de espacio en Frazer-Nash. Pero la física subyacente del proyecto se comprende bien.

El tamaño del satélite presenta el mayor desafío, que en el escenario de Frazer-Nash se extiende a un ancho sin precedentes de 1,7 kilómetros. Tal escala asegura una transmisión eficiente de energía a la Tierra.

Esto puede parecer imposible. Pero John Mankins, un ex físico de la NASA, ideó el concepto SPS-Alpha utilizando el enfoque del sistema de sistemas. Un satélite podría comprender miles de pequeñas unidades de energía solar, ensambladas en el espacio por robots, para las cuales la tecnología también está evolucionando rápidamente.

Sin duda, surgirán dudas sobre la vulnerabilidad del sistema, su mantenimiento y su contribución a la creciente crisis de los derechos espaciales. Estas y otras cuestiones requerirán un estudio más a fondo.

Tampoco existe garantía de que la energía solar basada en el espacio sea económicamente viable. Sin embargo, incluso si los costos se disparan, cualquier innovación en áreas como la transmisión de energía y la robótica podrían dar sus frutos, aun cuando los satélites solares no lo hagan.

En noviembre, el Reino Unido acogerá en Glasgow la COP 26, la cumbre climática mundial. El tema de la colaboración merece un debate. Las industrias de la energía y del espacio también deberán participar. Empresas como BP, Shell y EDF, aparentemente, han expresado interés. La energía solar basada en el espacio no tiene por qué seguir siendo ciencia ficción más de lo que alguna vez lo fueron los viajes espaciales comerciales.

Sí, existe el riesgo de que tecnologías prometedoras, como la energía solar basada en el espacio, no funcionen. Y, si no se llega a un acuerdo internacional sobre un marco legal eficaz, el espacio podría volverse hostil, no sólo para la vida humana; también, para la prosperidad de la especie. Pero, con el estímulo y la planificación adecuados, esta fuente de energía renovable puede funcionar durante nuestro ciclo de vida.

Imagen de portada: Gentileza de Apertura

FUENTE: APERTURA – Por Peggy Hollinger Energía sustentable/de la ficción a la realidad/Medio Ambiente/Ecología/Espacio ultraterrestre.

La mayoría de los jóvenes temen por el futuro debido al cambio climático.

Una nueva encuesta internacional ilustra la profundidad de la ansiedad que sienten muchos jóvenes ante el cambio climático.

Casi el 60% de los jóvenes encuestados dijeron que se sentían muy preocupados o extremadamente preocupados.

Más del 45% señaló que los sentimientos sobre el clima afectan su vida diaria.

Y tres cuartas partes de los consultados pensaban que el futuro era aterrador. Más de la mitad (56%) señaló que cree que la humanidad está condenada.

Dos tercios de los jóvenes dijeron sentirse tristes, asustados y ansiosos. Cuatro de cada diez dudan si tener hijos.

“Para los jóvenes es diferente; para nosotros, la destrucción del planeta es personal”, señaló un joven de 16 años.

La encuesta consultó a 10.000 personas de entre 16 y 25 años en 10 países: Reino Unido, Finlandia, Francia, Estados Unidos, Australia, Portugal, Brasil, India, Filipinas y Nigeria.

La investigación fue financiada por la plataforma Avaaz y dirigida por la Universidad de Bath en Inglaterra, en colaboración con otras cinco universidades, incluyendo el Centro para la Innovación en Salud Global de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford y la Universidad de Helsinki. El estudio está disponible en forma preliminar en una plataforma abierta y será publicado en la revista Lancet Planetary Health.

Dos tercios de los jóvenes dijeron sentirse tristes, asustados y ansiosos.

Si deseas profundizar sobre el informe de la ONU; sobre el cambio climático cliquea en el siguiente párrafp. Muchas gracias.

“Se sienten traicionados por los gobiernos”

El informe dice que, a nivel global, los jóvenes se ven especialmente afectados por los temores climáticos porque se están desarrollando psicológica, social y físicamente.

“Esto muestra que la ansiedad ecológica no es solo por la destrucción del medio ambiente, sino que está indisolublemente ligada a la inacción de los gobiernos ante el cambio climático. Los jóvenes se sienten abandonados y traicionados por los gobiernos”, afirmó Caroline Hickman, investigadora de la Universidad de Bath y autora principal del estudio.

Una encuesta global de jóvenes reveló temor ante el cambio climático

Participaron jóvenes de entre 16 y 25 años de 10 países (Brasil, Reino Unido, Finlandia, Francia, EE.UU., Australia, Portugal, India, Filipinas y Nigeria). De ellos…

  • 75%dijo que el futuro es aterrador
  • 65%dijo que sus gobiernos están fallando a los jóvenes al no actuar ante el cambio climático
  • 83%dijo que las personas fallaron en cuidar el planeta
  • 55%dijo que tendrán menos oportunidades que sus padres
  • 39%dijo que duda si tener hijos

Fuente: Lancet, Young People’s Voices on Climate Anxiety, Government Betrayal and Moral Injury

Tom Burke, del centro de análisis E3G, dijo a la BBC: “Es racional que los jóvenes estén ansiosos. No sólo están leyendo sobre el cambio climático en los medios, sino que lo están viendo desarrollarse frente a sus propios ojos”.

Los autores creen que el fracaso de los gobiernos sobre el cambio climático puede definirse como un “acto de crueldad” según la legislación de derechos humanos. Seis jóvenes en Portugal ya están llevando al gobierno a los tribunales para argumentar este caso.

“Los jóvenes están viendo el cambio climático desarrollarse frente a sus ojos”.

Los investigadores dijeron sentirse conmovidos por la magnitud de la angustia entre los jóvenes a nivel global.

Se preguntó a los jóvenes su opinión sobre las siguientes declaraciones, entre otras:

• Las personas no han cuidado el planeta: el 83% estuvo de acuerdo a nivel mundial

• El futuro es aterrador: 75%

• Los gobiernos están fallando a los jóvenes: 65%

• Se puede confiar en los gobiernos: 31%

Un joven señaló: “No quiero morir, pero no quiero vivir en un mundo que no se preocupa por los niños y los animales”.

Mayor ansiedad en Brasil

Entre los 10 países estudiados, las tasas de ansiedad y preocupación tienden a ser más altas entre los jóvenes de países en desarrollo, como Brasil, Nigeria y Filipinas, o los del hemisferio sur, como Australia.

Casi la mitad (48%) de los brasileños entrevistados dijeron que el cambio climático les hace dudar sobre tener hijos. Esta proporción estaba muy por encima del promedio mundial (39%) y fue el porcentaje más alto registrado en los diez países encuestados.

La ansiedad de los jóvenes “está indisolublemente ligada a la inacción de los gobiernos”, según los investigadores.

En Reino Unido, por ejemplo, el porcentaje de jóvenes que dudan en tener hijos debido al cambio climático es del 38%. En Estados Unidos es del 36% y en Australia del 42%.

La mayoría de los jóvenes entrevistados en Brasil sienten que el gobierno les está fallando (79%), mientras que la tasa es del 65% entre los jóvenes británicos y del 67% entre los australianos.

El 92% de los jóvenes brasileños consultados también cree que la humanidad falló en cuidar el planeta y piensa que el futuro es aterrador.

Solo el 18% de los jóvenes brasileños entrevistados cree que el gobierno los está protegiendo a ellos, al planeta y a las generaciones futuras, una tasa incluso más baja que el promedio mundial para este criterio, que es del 31%.

Entre los 10 países estudiados, las tasas de ansiedad y preocupación tienden a ser más altas entre los jóvenes de países en desarrollo.

Impacto grave en América del Sur

Las preocupaciones de los jóvenes brasileños no están desconectadas de la realidad.

El último informe del IPCC (Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático) mostró que el cambio climático se está intensificando y confirmó nuevamente que esto es resultado de acciones humanas.

Si deseas profundizar más; sobre los fenomenos climáticos en América Latina, cliquea en el siguiente párrafo. Muchas gracias-

El informe muestra que Brasil se verá fuertemente afectado: América del Sur tendrá un aumento de temperatura mayor que el promedio mundial.

En Brasil y en otras partes de América del Sur y Central, “es probable que las temperaturas promedio hayan aumentado y seguirán aumentando a un ritmo mayor que el promedio mundial”, dice el informe del IPCC.

Deforestación para plantaciones de soya en Brasil. 

El país podría dejar de ser una potencia agrícola mundial debido al cambio climático, según el científico Carlos Nobre.

El sureste del continente tendrá mayores precipitaciones, lo que incluye la región sur de Brasil y parte del sureste, donde se encuentran São Paulo y Río de Janeiro.

Las consecuencias para Brasil son graves, y podrían hacer que el país deje de ser una potencia agrícola mundial, en la evaluación del científico Carlos Nobre, investigador del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Sao Paulo y experto en la Amazonía, quien trabajó durante 35 años en el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE).

Nobre señala que en los próximos años el país experimentará sequías cada vez más prolongadas, temperaturas más cálidas y climas extremos que tendrán un impacto profundo en la producción de energía y alimentos.

Imagen de la portada: Gentileza de BBC News

FUENTE: BBC News Mundo

LA COLABORACIÓN CIUDADANA, CLAVE

Convertir las especies invasoras en dinero ya es posible (en EEUU).

Tanto el ‘pez león’ como la ‘carpa asiática’, están poniendo en peligro multitud de ecosistemas del país norteamericano. Diversas iniciativas (desde comida para perros como nuevos restaurantes) están ayudando a luchar contra ellas

 

Cuando una especie invasora entra de lleno en un nuevo ecosistema, puede provocar el caos. 

 

Es eso lo que está pasando en muchos lagos y ríos de Estados Unidos con la carpa asiática (aunque en realidad son dos especies diferentes, ‘Catla catla’ y ‘Cirrhinus cirrhosus), procedentes del subcontinente indio. En EEUU su expansión parece imparable, lo que pone en serio peligro el desarrollo y supervivencia de otras especies autóctonas de peces de agua dulce como el salmón. 

 

Además, si sumamos la amenaza de la introducción de estas nuevas especies, los salmones presentes en Norteamérica también están en peligro por otros factores como la pérdida de hábitats naturales a raíz de las acciones del ser humano, el aumento de la temperatura de los océanos y la sobreexplotación pesquera. 

 

Las motivaciones económicas en EEUU han conseguido aumentar la lucha contra las especies exóticas invasoras Debido a que la perca asiática tiene en estos nuevos ecosistemas una superioridad evolutiva con respecto a las especies autóctonas, su expansión está descontrolada y se están buscando soluciones que permitan reducir el problema. 

 

Y parece que se ha conseguido una más que satisfactoria: utilizarlas para elaborar piensos para perros. Esa es la iniciativa que ha puesto en marcha la empresa “Chippin”, una gran productora de piensos para mascotas en Estados Unidos, que ha empezado a usar las carpas plateadas y asiáticas, ambas invasoras, para producir sus nuevas gamas de piensos para perros. 

 

Aunque tanto en Asia como en Europa la carpa es uno de los peces de río más consumidos por el ser humano, en Estados Unidos no es nada conocida ni consumida.

Esto hace que su explotación en el país norteamericano sea prácticamente nula, por lo que establecer una industria alrededor de su explotación pesquera y alimentaria está fuera de la ecuación (lo que a su vez provoca que su expansión esté descontrolada).

Pesca deportiva con arco y flecha de carpa asiática en EEUU. Reuters

Pesca deportiva con arco y flecha de carpa asiática en EEUU. Reuters

Pero los estadounidenses son menos selectivos a la hora de alimentar a sus mascotas y, como explican desde Chippin, no les importa que sus perros se alimenten a base de carpas invasoras. Esto permite que esta nueva industria se aproveche unos precios extraordinariamente bajos (dado que la oferta de estos peces de agua dulce es enorme, y su demanda prácticamente nula) y, al mismo tiempo ayuda a poner remedio a un problema que amenaza con destruir muchos de los ecosistemas del continente americano.

Otros aprovechamientos de especies invasoras

Similar es el caso del pez león (del género ‘Pterois’) que, aunque originario de las costas del Índico y del pacífico, consiguió introducirse en el atlántico. 

De forma similar a las carpas, sus ventajas evolutivas han conseguido que sufra una expansión sin precedentes en los arrecifes de la costa este de EEUU y también en el mar Caribe. La ausencia de depredadores, su sistema de defensa (se trata de peces con multitud de aletas punzantes venenosas) y su rápido ciclo de reproducción han conseguido que sean capaces de expulsar de su hábitat a multitud de especies autóctonas de la costa de Florida.

Pez león frito, una nueva receta cada vez más popular en las costas de Florida.

Pez león frito, una nueva receta cada vez más popular en las costas de Florida.

Es por esto que en la ciudad costera de Pensacola, en el estado de Florida, durante los últimos 15 años se ha llevado a cabo una gran campaña para conseguir popularizar la carne de pez león, que, unida a una gran permisividad en cuanto a la pesca amateur de estas especies ha conseguido su objetivo. 

Actualmente, son muy comunes en toda la costa del estado americano los restaurantes especializados en la venta de la carne de este pez, lo que a su vez ha motivado una expansión tanto del turismo pesquero como de la industria especializada en la comercialización de este producto, consiguiendo por primera vez en 2020 que algunas especies autóctonas regresen a las costas de Pensacola.

La lucha contra las especies invasoras es muy difícil, pero si, como hacen los estadounidenses, somos capaces de encontrar motivaciones económicas para cuidar del medio ambiente y proteger nuestros ecosistemas, tendremos mayor probabilidad de éxito.

Imagen: Gentileza El Confidencial

FUENTE: El Confidencial – Medio Ambiente – Sociedad – Empresas – Por Álvaro Hermida

Cómo acabamos con el ave más abundante (y volveremos a hacerlo).

Les robaron la Luna…ahora las aves…que mas les van a quitar a las/os poetisas/poetas?

La fulminante extinción de la paloma migratoria muestra la capacidad de exterminio del ser humano. Un potencial aniquilador del que ninguna especie está a salvo.

Gorriones, golondrinas, lechuzas. Cuando los ornitólogos alertan de la caída en picado de nuestras aves más comunes, son pocos los que atienden a su requerimiento. 

Con todas las que se ven —piensan— ¿cómo pueden llegar a extinguirse? Eso es otra exageración de los ecologistas. Pero no, no lo es en absoluto. 

Porque lo cierto es que, si siguen con su tendencia a desaparecer, no solo es posible que acabemos con los pájaros antaño más abundantes, sino que no sería la primera vez que un ave a la que veíamos hasta en la sopa se extingue por la acción directa del hombre. 

Cuando cruzaban el cielo en sus pasos migratorios llegaban a ocultar el sol durante largo tiempo.

Uno de los casos de extinción más espectaculares que se han dado en el mundo de las aves es el de la paloma migratoria o pasajera (‘Ectopistes migratorius’), una columbiforme que habitaba hasta hace apenas un siglo las praderas y los campos de la mayor parte de Norteamérica. 

Era una paloma semejante a las que hoy en día revolotean por las calles y plazas de nuestros pueblos y ciudades, solo que con el pecho bellamente anaranjado y mucho, muchísimo más abundante que cualquier otro columbiforme del mundo.

Había tantas migraciones desplazándose por los cielos, que en el siglo XIX llegó a ser considerada como el ave más numerosa del planeta. 

Algunas estimaciones señalan que sus poblaciones llegaron a superar los cinco mil millones de ejemplares. Las bandadas de pasajeras eran tan nutridas (se desplazaban formando grupos de centenares de millones de pájaros) que cuando cruzaban el cielo en sus pasos migratorios llegaban a ocultar el sol durante largo tiempo. 

Pero un día, los granjeros estadounidenses descubrieron que capturadas y pasadas por el horno, aquellas abundantes aves estaban buenísimas, y decidieron convertirlas en plato casero.

Ejemplar disecado de paloma migratoria. (NYS Museum)

Ejemplar disecado de paloma migratoria. (NYS Museum)

La carne de paloma migratoria se convirtió en el primer acceso a la proteína para las clases populares y los proveedores de los mercados no daban abasto. Las señales de alarma se dispararon al poco de comenzar las batidas de caza. 

Se capturaban mediante todo tipo de métodos: desde redes gigantescas hasta batidas masivas. Cuando la demanda de su carne se derivó a la elaboración de piensos ganaderos aquello se convirtió en un proceso casi industrial, por lo que la presión cinegética se hizo insostenible para la especie. A mediados del siglo XIX las señales de su declive se hicieron evidentes, ya era demasiado tarde para la especie.

Hembra y macho de paloma migratoria.

Hembra y macho de paloma migratoria.

Fueron tantas las que se llegaron a cazar, que a principios del siglo XX la paloma migratoria, el ave que probablemente haya poblado en mayor número los cielos de Norteamérica, se dio por extinguida para siempre. 

El último ejemplar murió en 1914. El recuerdo de ‘Ectopistes migratorius’ se reduce hoy a la triste estampa de los ejemplares naturalizados en los museos de ciencias naturales, y a las láminas y grabados de los viejos tratados de biología. 

Nos bastó apenas un siglo para acabar con una de las aves más abundantes de la Tierra. Y lo peor es que llevamos camino de repetir la ‘hazaña’ con algunas de las que lo son hoy en día.

FUENTE: El Confidencial – Por José Luis Gallego

COVID-19, oportunidad para razonar sobre la importancia de la biodiversidad.

«El confinamiento muestra cómo responde la biodiversidad cuando no hay tránsito de gente». Esta es una oportunidad para razonar sobre su importancia.

El distanciamiento social provocado por la COVID-19 ha ocasionado mejoría en el ambiente y ha generado conciencia sobre la necesidad de aprovechar la naturaleza de manera sustentable y compartirla con las más de dos millones de especies que viven en el planeta, afirmó Alejandra Alvarado Zink. 

Él es responsable de Educación y comunicación ambiental, en la Dirección General de Divulgación de la Ciencia (DGDC). Hay que preservar la biodiversidad.

En el marco del Día Internacional de la Diversidad Biológica, que se conmemora el 22 de mayo, consideró que las condiciones de aislamiento también deben propiciar una reflexión profunda sobre lo estresante que resulta para diversas especies de aves, peces y mamíferos estar encerrados.

COVID-19 biodiversidad animales

Foto: Cortesía de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP)

Debemos razonar la situación actual y tener mayor respeto hacia cualquier especie. Ya que, en los territorios que ahora habitamos, antes existieron ecosistemas que se transformaron para que viviéramos de acuerdo con nuestras necesidades.

“Hubo bosques o selvas tropicales que fueron arrasados para dar lugar a campos agrícolas o para ganado”, dijo.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la pérdida de la diversidad podría incrementar los casos de zoonosis (enfermedades transmitidas de los animales a los humanos), pero sí se conservan, podrían ser una herramienta en la lucha contra pandemias como las causadas por los coronavirus, precisó.

Biodiversidad es la riqueza de plantas, animales, microorganismos y ecosistemas.

Foto: Cortesía de la CONANP

La ONU indica que los recursos biológicos son los pilares que sustentan las civilizaciones:

  • Los peces proporcionan el 20% de las proteínas animales a unos 3 mil millones de personas.
  • Más del 80% de la dieta humana está compuesta por plantas.
  • Aproximadamente el 80% de las personas que viven en zonas rurales de países en desarrollo dependen de medicamentos tradicionales basados en plantas.

Mejoramiento del entorno Alvarado Zink señaló que debido al confinamiento, en el mundo se ha registrado mejoría en el ambiente; aunque ha sido relativamente poco tiempo, se ha reducido la contaminación en varias ciudades, y se ha documentado en fotos y videos que distintas especies llegan o regresan a lugares que estaban invadidos por personas.

venado ciervo UNAM

Foto: Cortesía de la CONANP

“Antes era difícil observar ballenas cerca de las costas de Acapulco o escuchar a los pájaros en nuestras casas por el ruido en las ciudades. En España se pudieron ver cerdos silvestres y cabras en las calles. Asimismo, en China se avistaron venados y en Estados Unidos a pumas», expresó.

«Esto es muestra de cómo responde la biodiversidad cuando no hay tránsito de gente”, agregó.

  • Día de diversidad biológica

Este 2020, la frase del Día Internacional de la Diversidad Biológica es “Nuestras soluciones están en la naturaleza”, un tema amplio que contempla desde la conservación de los ecosistemas hasta la alimentación.

Se pretende mostrar que la gente está interesada en conocer la biodiversidad y contribuir a su conservación. “Es una meta que puede lograrse con conocimiento; ahora las personas tienen más claro cuál es la situación y hacia dónde debemos ir”, consideró.

orquídeas UNAM COVID-19 biodiversidad plantas

Foto: Cortesía de la CONANP

Desde el año 2000 se han hecho esfuerzos para promover el conocimiento, valoración y buen manejo de la naturaleza; además, este 2020 se cumple una década de conmemorar esta efeméride internacional el 22 de mayo, pues antes se celebraba en diciembre.

Gracias a la biodiversidad podemos gozar de los distintos ecosistemas y espectáculos naturales, por ello es necesario reflexionar y aprender a convivir con otros seres vivos, reiteró Alvarado Zink.

FUENTE: National Geographic

Extraen cuatro toneladas de carpa en El Hondo de Elche para preservar el humedal

En el marco del programa de protección de la cerceta pardilla (la anátida más amenazada de Europa), durante el pasado mes de julio se realizó una campaña experimental de erradicación de especies exóticas e invasoras acuáticas en el Parque Natural de El Hondo, en Elche. En dicha actuación se ha utilizado un arte de pesca tradicional, con la finalidad de evaluar la efectividad del control de especies exóticas invasoras en el humedal. En total, se retiraron más de 4,5 toneladas de especies dañinas para el medio, sobre todo carpa común.

A lo largo de veinte días de pesca efectiva se han extraído cuatro toneladas de carpa común y carpín, según ha informado la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse), con sede en Murcia, en un comunicado.

La actividad ha sido promovida por Anse y Riegos de Levante, y ha sido desarrollada por pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar (Murcia) como refuerzo de las acciones de mejora de hábitat del LIFE Cerceta Pardilla.

Extracción de carpas en El Hondo. Foto: ANSE

«El control de especies exóticas invasoras es uno de los grandes retos en la gestión de los espacios naturales y la biodiversidad asociada», según la entidad ecologista.

Ha explicado en la nota de prensa que «la proliferación de carpa en el Parque Natural de El Hondo ha ocasionado un grave deterioro en la calidad del agua que repercute sobre varias especies de aves amenazadas, entre las que destacan la Cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris) y la Malvasía cabeciblanca (Oxyura leucocephala) por su delicado estado de conservación».

«Esto ha abocado a sus gestores incluso a vaciar los embalses más afectados, actuación que se repite ya varios veranos», según Anse.

A finales de junio, ANSE, Riegos de Levante y pescadores de la Cofradía de San Pedro del Pinatar ponían en marcha una prueba para la extracción de carpas y carpines a través de la pesca artesanal.

Para ello se han utilizado paranzas, uno de los artes de pesca tradicionales del Mar Menor. La extracción ha ido acompañada de labores de seguimiento y evaluación de capturas accesorias por parte de técnicos de Riegos de Levante y de Anse, así como por la supervisión del Parque Natural de El Hondo.

A lo largo de veinte días de pesca efectiva se han retirado cuatro toneladas de carpa y carpín, así como algunos ejemplares de cangrejo rojo (Procambarus clarkii) y de percasol (Lepomis gibbosus).

También se han extraído 500 kilos de mújol, según Anse, que ha destacado que, entre las capturas no deseadas, «únicamente se han encontrado ejemplares de anguila, que han sido liberados nuevamente tras el marcaje y toma de medidas».

La carpa y el carpín provocan importantes efectos sobre la calidad del agua, ya que, por su modo de alimentarse, aumentan la turbidez, causando la desaparición de vegetación acuática, base de la alimentación de multitud de especies autóctonas, con las que compiten, algunas de ellas amenazadas o de mayor valor comercial, y pueden depredar sobre otras, como los pollos de especies de anátidas en peligro de extinción, como la Cerceta pardilla.

La carpa común puede alcanzar grandes dimensiones. Foto: Agencias

Además, la carpa común (Cyprinus carpio) está incluida en el catálogo español de especies exóticas invasoras.

El LIFE Cerceta pardilla tiene el objetivo de mejorar el estado de conservación de 3.000 hectáreas de humedales para revertir el riesgo de extinción del pato más amenazado de Europa, en situación crítica en España.

En el proyecto, que coordina la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, participan como socios el propio Ministerio, a través de la Confederación Hidrográfica del Segura y Tragsatec; la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y la Agencia de Medio Ambiente y Agua; la Generalitat Valenciana, el Gobierno de la Región de Murcia y las organizaciones SEO/BirdLife y Anse.

Cuenta con la contribución del Programa LIFE de la Unión Europea y de la Dirección General del Agua.

FUENTE: Joan Lluis Ferrer – Ecosistema  protegidos – Especies