Por qué está aumentando tanto el precio de los alimentos en todo el mundo (y qué se puede hacer para enfrentar su impacto).

El Día Mundial de la Alimentación se celebra el 16 de octubre en medio de una advertencia de Naciones Unidas sobre el nivel “catastrófico y sin precedentes” de inseguridad alimentaria y el temor a un mayor aumento del precio de la comida a nivel mundial.

Si deseas conocer más sobre el tema; por favor cliquea en donde esté escrito en “negrita”. Muchas gracias.

“Cerca de medio millón de personas están experimentando condiciones de hambruna en Etiopía, Madagascar, Sudán del Sur y Yemen. En los últimos meses, las poblaciones vulnerables en Burkina Faso y Nigeria también han sido sometidas a estas mismas condiciones”, dijo la ONU en un comunicado.

El organismo llamó a destinar inmediatamente fondos para ayudar a 41 millones de personas en varios países en peligro de una hambruna.

Según la organización benéfica con sede en el Reino Unido The Hunger Project, 690 millones de personas en todo el mundo viven con hambre crónica, 850 millones están en riesgo de pobreza debido a covid-19.

De esos 690 millones, el 60% son mujeres.

Aquí analizamos lo que el alza en el precio de los alimentos significa para todos y qué alternativas se están considerando para ayudar a reducir la pobreza alimentaria.

Pero antes que nada, te explicamos el porqué de ese incremento.

¿Por qué suben los precios?

alimentos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La pandemia ha incrementado el precio de los alimentos.

El gigante internacional de alimentos Kraft Heinz advirtió esta semana que la gente tendrá que “acostumbrarse a precios más altos de los alimentos” como resultado de la inflación “generalizada” posterior a la pandemia.

La doctora Sarika Kulkarni, fundadora y fideicomisaria de Raah Foundation, con sede en Bombay, India, está de acuerdo con la opinión de Miguel Patricio, el jefe de Kraft Heinz, de que los precios de los alimentos se mantendrán altos.

Durante la pandemia, muchos países vieron caer la producción de materias primas, desde cultivos hasta aceites vegetales.

Las medidas para controlar el virus y la enfermedad limitaron la producción y distribución.

A medida que se ha ido recuperando la oferta, muchas economías no han podido ajustarla a la demanda, lo que ha llevado a un alza de los precios.

El aumento de los costos salariales y energéticos se han sumado a la carga a la que se enfrentan los fabricantes.

“Los precios son una correlación directa de la demanda y la oferta”, explica Kulkarni, experta en alivio de la pobreza.

“Mientras que la población aumenta y la demanda de alimentos se incrementa continuamente, la cantidad de hectáreas bajo cultivo está disminuyendo debido a múltiples desafíos y problemas que incluyen la disponibilidad de agua, el deterioro del suelo y su calidad, el cambio climático y el aumento de casos de variaciones climáticas extremas, el desinterés de las nuevas generaciones en la agricultura como ocupación, etc.”.

“Los agricultores enfrentan diversos retos que se reflejan en el precio de los alimentos, que continúa aumentando”, agrega.

“Sexo a cambio de comida”

manos con alimentos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Según el subsecretario general de Asuntos Humanitarios de la ONU, Martin Griffiths, “cuando finalmente se abre la puerta a la hambruna, se vuelve viral de una manera en la que otras amenazas quizás no lo hacen”.

Las mujeres y las niñas son particularmente vulnerables como resultado del aumento de la pobreza y el aumento de los precios de los alimentos.

“Las mujeres nos hablan de las medidas desesperadas que deben tomar para encontrar con qué alimentar a sus familias, incluido el intercambio de sexo por comida, el recurrir a matrimonios precoces e infantiles, como escuché hace poco cuando estuve en Siria”, recordó.

Algunos de los que más inseguridad alimentaria sufren a nivel mundial son los pequeños agricultores, dice Karen Hampson, gerente de Desarrollo de Programas en Farm Radio International.

“El aumento actual del precio de los alimentos es un arma de doble filo para ellos”, le apuntó a la BBC.

“Por un lado, las familias campesinas necesitan comprar los alimentos que no pueden cultivar, por lo que sus costos aumentan o su acceso a los alimentos disminuye, lo que genera hambre y desnutrición”, explicó.

Y “por otro, al menos en teoría, el alza del precio de los alimentos debería significar más ingresos por los productos que venden”.

“Sin embargo, en la mayoría de los casos, el aumento de los precios de los alimentos no parece traducirse en más ingresos para los agricultores, especialmente para los de pequeña escala en África”.

Como señala la doctora Kulkarni, la pobreza es directamente proporcional a los precios; a medida que la pobreza aumenta, desafortunadamente los precios también aumentan, destruyendo los pequeños presupuestos que tenían.

“El alza del precio de los alimentos está causando desnutrición, hambre y muchos otros desafíos relacionados con la salud para las comunidades más pobres. Las está atrapando en un círculo vicioso de hambre, mala salud y pobreza”.

Development Initiatives es una organización global que aprovecha el poder de los datos y la evidencia para tratar de acabar con la pobreza, reducir la desigualdad y aumentar la resiliencia, y su director ejecutivo, Harpinder Collacott, está de acuerdo con Kulkarni.

“La pobreza extrema en particular se calcula sobre la base de los ingresos necesarios para satisfacer las necesidades básicas, y la comida es una proporción significativa de eso”, explica.

“Si el costo de estos alimentos aumenta, cada vez más gente no puede satisfacer sus necesidades básicas, lo que significa que es empujada a la pobreza extrema o por debajo de la línea de pobreza extrema”, agrega.

¿Qué se puede hacer?

Para hacer frente al impacto del alza del precio de los alimentos, los habitantes de los países desarrollados pueden optar por evitar los artículos de lujo, pasar menos vacaciones en el extranjero o incluso administrar cuidadosamente su presupuesto.

En los países subdesarrollados, como se mencionó anteriormente, no todos tienen esas alternativas y hay quienes están desesperadas que a menudo se ven obligados a comerciar sexo por comida, tal como ya mencionamos.

La ONU, los organismos regionales y los gobiernos respectivos pueden adoptar enfoques convencionales para sacar a las personas de la pobreza, para enfrentar el desafío del aumento de los precios de los alimentos. Y muchas organizaciones benéficas de todo el mundo se están centrando en métodos innovadores.

“La asistencia alimentaria y de medios de subsistencia debe prestarse en conjunto”, dice el director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, Que Dongyu.

“Apoyar los sistemas agroalimentarios y brindar asistencia a largo plazo allana el camino hacia la recuperación más allá de la supervivencia y aumenta la resiliencia. No hay tiempo que perder”, dijo.

Maria Mchele y agricultores en Tanzania

FUENTE DE LA IMAGEN – SUSUMA SUSUMA

Los programas de radio ayudan a educar para sacar mejor provecho de la tierra y los recursos naturales.

Pero Collacott le dijo a la BBC que la pobreza alimentaria no se resolverá solo con más dinero.

“Necesitamos una reforma radical de los sistemas y estructuras que mantienen a la gente en la pobreza”, señala.

“Necesitamos un esfuerzo global, de todos los gobiernos, instituciones, empresas y ONG, que coloque a las personas más pobres en el centro de su enfoque para cambiar el status quo y cree un sistema global que no deje a las personas atrás”.

Según Kulkarni, lo que se necesita es impulsar la agricultura climáticamente inteligente, aumentar la adaptabilidad al cambio climático como la mejora de la capacidad de recolección y almacenamiento de agua de lluvia, bajar el precio de las semillas y otras materias primas relacionadas con la agricultura, alentar a los agricultores a que reserven lo que necesitan para el autoconsumo y obtengan ingresos vendiendo el resto.

En los últimos siete años, la Fundación Raah les ha garantizado agua a 105 aldeas, por lo que más de 30.000 habitantes han tenido acceso a ella durante todo el año.

“Hemos estado alentando a los jóvenes a que se dediquen a la agricultura como una ocupación de tiempo completo, proporcionándoles los incentivos necesarios y creando corredores agrícolas para garantizar que la agricultura enfocada genera mejores rendimientos y, por lo tanto, ingresos”, dice Kulkarni.

Según Hampson, una de las causas de la pobreza alimentaria es que los hogares rurales de los países en desarrollo no tienen un acceso adecuado a información sobre precios en diferentes mercados, por lo que no pueden negociar muy bien con distribuidores y mayoristas; o sobre prácticas mejoradas o clima localizado.

Farm Radio International, una ONG canadiense, utiliza la radio interactiva para responder a las necesidades de comunicación e información de los pequeños agricultores del África subsahariana.

“Los programas de radio agrícolas pueden cambiar eso ofreciendo consejos sobre cómo obtener mejores precios por sus productos u otra información precisa y oportuna”, le dijo Hampson a la BBC.

“Por ejemplo, en un proyecto reciente sobre servicios climáticos en Tanzania, el 58% de los oyentes calificaron su conocimiento de cómo usar información meteorológica para mejorar su agricultura como ‘mejor’ después de escuchar los programas de radio, y el 73% informó que habían mejorado sus prácticas de deshierbar después de escuchar los programas de radio “, agregó.

¿Ahora que?

mujeres tomando notas

FUENTE DE LA IMAGEN – SUSUMA SUSUMA

Si bien es posible que personas de todo el mundo, tanto en los países desarrollados como en desarrollo, se pregunten cómo enfrentar el aumento del precio de los alimentos, los activistas expresan su esperanza de que se pueda evitar una crisis, siempre que los líderes del mundo adopten medidas rápidas y mesuradas.

“Personalmente, diría que siempre hay esperanza”, dice Hampson.

Pero solo si “escuchamos a mujeres, hombres y jóvenes agricultores, les dejamos liderar y escuchar sus preocupaciones, los incluimos en los diálogos de políticas y apoyamos sus esfuerzos, ya sea a través de cooperativas, grupos de agricultores y de mujeres o la innovación”.

Agrega que hay que “centrarse en la respuesta al cambio climático y apoyar especialmente a los grupos marginados y responder a sus necesidades: igualdad de acceso a los mercados, acceso al crédito, acceso a la información “.

La doctora Kulkarni expresa una opinión similar: “Tenemos esperanza, ya que todavía hay tiempo para abordar las brechas tal como se conocen e identifican”.

Pero advierte: “Si las seguimos ignorando, podríamos tener un problema y la esperanza podría desvanecerse”.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Servicio Mundial de la BBC

Economía/Sociedad/Hambruna/Alimentación

Qué es la teoría del cisne negro y cómo nos puede ayudar a prevenir grandes crisis en el futuro.

¿Qué tienen en común el surgimiento de internet, los atentados del 11 de septiembre de 2001 y la crisis económica de 2008?

Fueron hechos extremadamente raros, sorpresivos y que causaron un impacto severo en la historia.

A este tipo de eventos se las suele llamar “cisnes negros”.

Algunos sostienen que la reciente pandemia de covid-19 también podría ser considerada uno de ellos, pero no todos están de acuerdo.

La “teoría del cisne negro” fue desarrollada por el profesor, escritor y exoperador de bolsa libanés-estadounidense Nassim Taleb en 2007.

Y tiene tres componentes, según explicó el propio Taleb en un artículo de The New York Times ese mismo año:

  • Primero es algo atípico, ya que se encuentra fuera del ámbito de las expectativas habituales, porque nada en el pasado puede apuntar de manera convincente a su posibilidad.
  • En segundo lugar, tiene un impacto extremo.
  • En tercer lugar, a pesar de su estatus atípico, la naturaleza humana nos hace inventar explicaciones para su ocurrencia después del hecho, haciéndolo explicable y predecible.

La tesis de Taleb está generalmente asociada a la economía, pero se aplica a cualquier área.

Y como las consecuencias suelen ser catastróficas, es importante asumir que la aparición de un evento “cisne negro” es posible, por lo que hay que tener un plan para hacerle frente.

En resumen, el “cisne negro” representa una metáfora de algo impredecible y muy extraño, pero no imposible.

¿Por qué se los llama así?

A finales del siglo XVII, barcos europeos se lanzaron a la aventura de explorar Australia.

En 1697, mientras navegaba por las aguas de un río desconocido del suroeste de Australia Occidental, el capitán holandés Willem de Vlamingh avistó varios cisnes negros, siendo posiblemente el primer europeo en observarlos.

Como consecuencia, Vlamingh bautizó el río como Zwaanenrivier (río de los Cisnes, en holandés) por el gran número de cisnes negros que había allí.

Se trató de un hecho inesperado, novedoso. Hasta ese momento la ciencia sólo había registrado cisnes blancos.

Muchos cisnes negros

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La primera referencia que se conoce sobre el término “cisne negro” asociado al significado de rareza surge de una frase del poeta romano Décimo Junio Juvenal (60-128).

Desesperado por encontrar una esposa con todas las “cualidades adecuadas” de ese entonces, escribió en latín que esa mujer es rara avis in terris, nigroque simillima cygno (“un ave rara en estas tierras, como un cisne negro”), detalla el diccionario de Oxford.

Porque en esa época y hasta unos 1.600 años después, para los europeos los cisnes negros no existían.

Predecir los “cisnes negros”

Un grupo de científicos de la Universidad de Stanford, Estados Unidos, está trabajando para predecir lo impredecible.

Es decir, para anticiparse a los “cisnes negros”. No a las aves, sino a esos extraños acontecimientos que suceden en la historia.

Si bien su análisis primario se basó en tres entornos distintos de la naturaleza, el método computacional que crearon podría aplicarse a cualquier área, incluso a la economía y la política.

“Al analizar datos a largo plazo de tres ecosistemas, pudimos demostrar que las fluctuaciones que ocurren en diferentes especies biológicas son estadísticamente iguales en distintos ecosistemas”, aseguró Samuel Bray, asistente de investigación en el laboratorio de Bo Wang, profesor de bioingeniería en la Universidad de Stanford.

“Esto sugiere que existen ciertos procesos universales que podemos aprovechar para pronosticar este tipo de comportamiento extremo”, agregó Bray según publicó la universidad en su sitio web.

Torres Gemelas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

El atentado a las Torres Gemelas ocurrió el 11 de septiembre de 2001.

Para desarrollar el método de pronóstico, los investigadores buscaron sistemas biológicos que experimentaron eventos de “cisne negro” y cómo fueron los contextos en donde ocurrieron.

Se basan entonces en ecosistemas monitoreados de cerca durante muchos años.

Los ejemplos incluyen: un estudio de 8 años del plancton del mar Báltico con niveles de especies medidos dos veces por semana; mediciones de carbono neto de un bosque de la Universidad de Harvard que fueron recopiladas cada 30 minutos desde 1991; y mediciones de percebes (mariscos), algas y mejillones en la costa de Nueva Zelanda, tomadas mensualmente durante más de 20 años, detalla el estudio publicado en la revista científica Plos Computational Biology.

Los investigadores aplicaron a estas bases de datos la teoría física detrás de avalanchas y terremotos que, como los “cisnes negros”, muestran un comportamiento extremo, repentino y a corto plazo.

A partir de este análisis, los expertos desarrollaron un método para predecir eventos de “cisne negro” que fuera flexible entre especies y períodos de tiempo y también fuera capaz de trabajar con datos que son mucho menos detallados y más complejos.

Posteriormente pudieron pronosticar con precisión eventos extremos que ocurrieron en esos sistemas.

Un hombre con las manos rezando en la bolsa de Nueva York.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En 2008 ocurrió una crisis financiera de dimensiones mundiales.

Hasta ahora, “los métodos se basaban en lo que hemos visto para predecir lo que podría suceder en el futuro y es por eso que no suelen identificar los eventos del ‘cisne negro'”, aseguró Wang.

Pero este nuevo mecanismo es diferente, afirmó el profesor de Stanford, “porque asume que solo estamos viendo una parte del mundo. Extrapola un poco de lo que nos falta y ayuda enormemente en términos de predicción”, añadió.

Entonces, ¿podrían detectarse “cisnes negros” en otras áreas como las finanzas o la economía?

“Hemos aplicado nuestro método a las fluctuaciones del mercado de valores y funcionó bastante bien”, le dijo a BBC Mundo Wang en un correo electrónico.

Los investigadores analizaron los índices bursátiles Nasdaq, Dow Jones Industrial Average y S & P 500.

“Si bien la tendencia principal en el mercado es el crecimiento exponencial a largo plazo, las fluctuaciones en torno a esa tendencia siguen las mismas trayectorias y escalas promedio que hemos visto en los sistemas ecológicos”, afirmó.

Pero “aunque las similitudes entre las variaciones bursátiles y ecológicas son interesantes, nuestro método de pronóstico es más útil en los casos en que los datos son escasos y las fluctuaciones a menudo van más allá de los registros históricos (que no es el caso del mercado de valores)”, señaló Wang.

Así que ahora, habrá que estar atentos a si el próximo “cisne negro” nos toma por sorpresa… o tal vez no.

Imagen de portada: Gentileza de BBC News Mundo

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo por Analía LLorente 

Economía/Historia/Ciencia/Tecnología/Inteligencia Artificial

Silicon Valley: 3 grandes problemas que enfrenta la capital de la tecnología por haberse convertido en el lugar más rico del mundo después de Qatar.

Por primera vez los asiáticos son el grupo racial dominante.

Silicon Valley en realidad no existe.

No está en ningún mapa. No es una ciudad, ni una región o un condado.

Pero aunque no tiene fronteras claramente definidas, sabemos que es la casa de empresas como Facebook, Apple, Google o Netflix y que el dinero corre por las calles como el agua cuando llueve.

Si fuera un país, sería el país más rico del mundo después de Qatar, con un Producto Interno Bruto (PIB) per cápita anual de US$128.647 (considerando exclusivamente el Área Metropolitana de San José-Sunnyvale-Santa Clara, en el norte de California).

Y si le ponemos otros límites (algunos incluso le agregan San Francisco), los números pueden subir o bajar un poco.

Lo cierto es que es una zona inmensamente rica.

Países más ricos del mundo. Valores en dólares.  PIB per cápita en PPP (paridad del poder adquisitivo, 2017)..

Tan rica, que una casa promedio (no estamos hablando de las mansiones) cuesta más de US$1 millón y la renta mensual de un departamento común y corriente es de US$3.000.

“Es una región que está en riesgo por la creciente desigualdad”, le dice a BBC Mundo Russell Hancock, presidente y director ejecutivo del centro de estudios Joint Venture Silicon Valley.

“El costo de la vivienda es el más alto de Estados Unidos y un tercio de la población no puede sostenerse sin ayuda”.

San José, California

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

San José, en California, ha sido uno de los epicentros de la innovación tecnológica.

Hancock y un equipo de investigadores publican anualmente el Silicon Valley Index, un análisis que muestra cómo ha evolucionado la zona.

Aunque el estudio destaca que la economía de la región sigue creciendo, que tiene full empleo y que los capitalistas de riesgo invierten cada vez más (especialmente en inteligencia artificial, realidad aumentada e inmunoterapias contra el cáncer), también muestra la otra cara de la moneda.

Con datos extraídos del Silicon Valley Index y otras fuentes consultadas por BBC Mundo, estos son algunos de los problemas que existen en el paraíso tecnológico:

1. Crece la desigualdad

Por décadas, Silicon Valley fue históricamente una comunidad de clase media, pero en los últimos 20 años comenzó a cambiar gradualmente, al mismo tiempo que la brecha salarial fue creciendo.

“Tenemos 50 multimillonarios y 10.000 millonarios, pero muchos de los empleados no pueden vivir aquí”, explica Hancock.

Homeless

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La brecha social se ha expandido en los últimos años.

“Nuestros profesores, nuestros bomberos, nuestros policías no tienen cómo asumir el costo de vida porque los precios son astronómicos”.

Aunque el promedio de salario anual en Silicon Valley llegó a US$140.000 en 2018 (más del doble del promedio nacional), lo cierto es que el ingreso está muy polarizado.

“La disparidad de ingresos ha aumentado entre los profesionales vinculados a la tecnología y el resto de las personas”, dice Cary McClelland, autor de Silicon City: San Francisco in the Long Shadow of the Valley, en conversación con BBC Mundo.

2. Sube el costo de la vivienda

Como el costo promedio de la renta mensual de un departamento es de US$3.000, muchos profesionales están arrendando en la periferia.

Marck Zuckerberg

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Marck Zuckerberg es uno de los 50 multimillonarios que viven en Silicon Valley.

Y entre los trabajadores con menos ingresos, muchos han tenido que buscar soluciones como arrendar una cama dentro de una van o incluso dormir en el auto.

Aunque se siguen construyendo nuevas viviendas, en los últimos dos años solo el 15% de esas viviendas son accesibles a residentes cuyos ingresos son bajos o moderados.

“El costo de la vivienda se ha disparado y han aumentado los desalojos”, agrega McClelland.

Al mismo tiempo ha subido el costo de servicios esenciales, como por ejemplo, el cuidado de los niños. Y el transporte sigue siendo un dolor de cabeza.

3. La gente se tiene que ir

Muchos de los residentes han sido desplazados por el alto costo de vida a otros lugares de Estados Unidos como la región de Sacramento, San Joaquín, Austin o Seattle.

Pero, como los trabajadores que no quieren perder su empleo, se van a vivir a zonas circundantes y viajan en promedio cerca de 3 horas al día para llegar a su trabajo.

Ciclistas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Familias de clase media y de bajos ingresos han tenido que marcharse de la región por el gigantesco costo de vida.

A eso se suma un sistema de transporte deficiente que dificulta aún más la entrada y salida del paraíso tecnológico.

“Incluso hay abogados y médicos que han tenido que irse”, apunta McClelland.

Los que llegan

En 2018, por primera vez los asiáticos desplazaron a los blancos y a los hispanos, como mayoría poblacional en Silicon Valley.

Y en el caso de las ocupaciones de alta especialización tecnológica, el 40% de los empleados provienen de China o India.

Esta nueva oleada está cambiando el panorama poblacional, con menos personas de raza negra y latinos de bajos ingresos y más asiáticos que vienen a sumarse a la revolución tecnológica que está cambiando al mundo.

¿Quién se hace responsable de mejorar las condiciones de vida de las personas con menos recursos en el área?

San Jose

FUENTE DE LA IMAGEN -GETTY IMAGES

Silicon Valley es más rico que Luxemburgo, Singapur y Brunei.

Como Silicon Valley no tiene una autoridad, según como se definan sus límites, esta puede incluir dos, cuatro o hasta nueve condados, donde cada gobierno local tiene sus propios asuntos que resolver.

Pero como Silicon Valley no existe en el mapa, los efectos del boom tecnológico suelen traspasar las barreras de un lugar a otro y provocar migraciones sociales que transforman el norte de California.

Por lo pronto, no solo se están moviendo personas, sino también las startups más pequeñas que se van a buscar capital semilla a otras regiones de Estados Unidos.

Por eso también están creciendo otros polos tecnológicos en Estados Unidos que buscan ser una alternativa a Silicon Valley.

Imagen de Portada: Gentileza de BBC News Mundo

FUENTE: BBC News Mundo por Cecilia Barría

Economía/Negocios/Tecnología/Sociedad