¿Cómo mide nuestras emociones la neurociencia?

¿Por qué una obra de arte nos puede sobrecoger? ¿Qué se esconde detrás de las fobias? ¿Podríamos controlar nuestras emociones? Estas y otras muchas preguntas están siendo investigadas en el campo de la neurociencia para poder entender el procesamiento de las emociones.

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Cuando el cerebro procesa una determinada información pone en marcha un entramado de redes neuronales para clasificar el tipo de emoción a la que nos enfrentamos y generar nuestra respuesta emocional o corporal.

¿Por qué nos empeñamos en estudiar la mente humana?

Las emociones, presentes en nuestras vidas desde antes de nacer, juegan un papel fundamental en la construcción de nuestra personalidad y en nuestra interacción social. Además, son el principal motor de las decisiones que adoptamos diariamente. Es decir, las emociones son las que nos permiten adaptarnos al medio que nos rodea.

Conocer las emociones nos aporta una perspectiva amplia sobre el funcionamiento de los aspectos más personales y ocultos de la mente. Al mismo tiempo, nos ayuda a entender qué puede andar mal cuando este aspecto mental falla y aparecen ciertas enfermedades.

Si conociésemos todo sobre las emociones, podríamos conseguir una interacción entre nuestro cerebro y un ordenador y que este pudiese conocer nuestras emociones en tiempo real. También podríamos comunicarnos con personas discapacitadas que tienen muchas dificultades para comunicar sus propias emociones. Incluso, podríamos obtener estudios objetivos, por ejemplo, en el entorno del neuromarketing.

Primer reto: identificar cada emoción.

El primer paso para poder estudiar las emociones es su identificación. Están descritas centenares de emociones, desde la alegría, la aceptación o la empatía hasta la tristeza, el asco y la amargura.

Para el estudio de las emociones es necesario simplificarlas en dos grandes grupos: emociones positivas y emociones negativas, es decir, de aproximación y de rechazo. Estas emociones básicas (también primarias o fundamentales) son las que producen, entre otras manifestaciones, una expresión facial feature y una disposición típica de afrontamiento. Se pueden observar desde que somos bebés y no requieren un procesamiento cerebral complejo.

Las emociones, al ser procesadas por el cerebro, generan una serie de cambios fisiológicos en nosotros. Si somos capaces de identificar estos cambios en nuestro, seremos capaces de clasificar el estímulo causante.

Este proceso es lo que el psicólogo experimental, científico cognitivo y lingüista Steven Pinker denomina “ingeniería a la inversa”. Tenemos el producto y queremos saber cómo funciona. Por eso, desmenuzamos el cerebro con la esperanza de ver qué pretendía la evolución al poner en marcha este mecanismo.

Cómo la neurociencia puede saber lo que sentimos.

Para ello existen diferentes métodos que dependen de la tecnología utilizada. Por ejemplo, la pupilometría se encarga de medir los cambios en el tamaño de la pupila; el electrocardiograma mide las variaciones en los latidos cardíacos; los medidores de impedancias en la piel, que también se pueden utilizar con estas multas, permitir identificar cambios en la sudoración del individuo; la electromiografía, que consiste en registrar microexpresiones del individuo, también nos ayuda a clasificar las emociones asociadas a una expresión facial determinada.

Todas estas técnicas se centran en observar y valorar las respuestas fisiológicas que se producen de manera espontánea una vez que el cerebro ha procesado la información. Pero existe un desfase temporal importante desde que la emoción se presenta hasta que el cuerpo responde.

Técnicas de estudio del cerebro.

Si nos vamos al origen de las emociones, al cerebro, podemos encontrar diferentes técnicas de análisis. La primera de ellas es la resonancia magnética funcional , que mide cambios en la oxigenación de la sangre. Este sistema aporta valiosos datos de localización, pero, como contrapartida, su resolución temporal es baja.

Por otro lado, la magnetoencefalografía mide los campos magnéticos que producen la actividad neuronal en el cerebro. Con este método se obtiene una buena señal cerebral, pero es una técnica muy costosa al alcance de unos pocos afortunados.

También se utiliza la tomografía de emisión de positrones, que mide cambios en el metabolismo de la glucosa del cerebro. Pero este método es muy invasivo porque es necesario administrar una inyección al individuo y, además, es una técnica costosa.

Por último, pero no menos importante, una de las técnicas más utilizadas en los últimos estudios es la electroencefalografía. Dicha técnica consiste en el registro y evaluación de los potenciales eléctricos generados por el cerebro.

Los datos se obtienen a través de electrodos situados sobre la superficie del cuero cabelludo. Pero los registros pueden tener signos muy complejos, difíciles de analizar y pueden variar mucho entre individuos , pues cada cerebro posee un gran número de interconexiones entre las neuronas y las estructuras del encéfalo no son uniformes.

Aunque como ventaja hay que señalar que se trata de un sistema barato, fácil de utilizar, no invasivo, que en experimentos controlados es capaz de dar buenos resultados.

¿Podremos controlar nuestras emociones?

El desarrollo tecnológico del electroencefalograma, combinado con el desarrollo del análisis de datos, permite subsanar cada vez más las deficiencias.

No obstante, el sistema ideal de registro de emociones sería una combinación de los anteriormente expuestos, de tal manera que todos ellos se complementan entre sí.

Estamos más cerca de descubrir dónde y cuándo nuestro celebro clasifica la emoción. Aunque el camino es aún largo para poder generalizar y obtener resultados universales.

Las tecnologías siguen avanzando a pasos agigantados. No cabe duda de que llegará un día que, ante una decisión dudosa como la elección del color de nuestra vivienda, será nuestro cerebro quien nos dé la información. Podremos elegir aquel que nos provoquen más emociones positivas aun no siendo nosotros conscientes de ello.

Imagen de portada: Gentileza de The Conversation

FUENTE RESPONSABLE: The Conversation. Por María Dolores Grima Murcia.Investigadora y Técnico de Innovación Anatómica, Universidad Miguel Hernández. Diciembre 2021

Sociedad y Cultura/Cerebro/Neurociencia/Emociones/Neurología/

Sentimientos

Neurociencia en el negocio: cómo lograr un buen mensaje y una comunicación efectiva.

Según los expertos, la región del cerebro más involucrada en la toma de una decisión de compra es la relacionada con las emociones y la intuición. ¿Cómo llego a mis clientes dejando de lado lo racional?

Desde hace algunos años, las empresas han visto en la neurociencia una oportunidad, una forma de conocer a sus potenciales clientes a través de las exploración del cerebro humano y conocer así sus gustos, deseos, necesidades y motivaciones de compra.

La neurociencia, primero que todo, según explica Gabriel Narvaja, director del diplomado en Neuro Liderazgo y Equipos para Alto Desempeño de la Universidad Andrés Bello (UNAB), es el conjunto de disciplinas que estudian la estructura y el funcionamiento del sistema nervioso humano y cómo se relacionan entre sí sus diferentes elementos para crear y constituir la base biológica de la cognición, las emociones y la conducta.

“Las ramas de la neurociencia nos iluminan día a día en un mayor entendimiento del cerebro y de nuestras capacidades de pensamiento, creatividad, innovación, y de nuestra inteligencia emocional y relacional. Estos descubrimientos nos ayudan a comprender el funcionamiento del cerebro y su impacto en la toma de decisiones, en la gestión y el management”, dice Narvaja.

Ahora, una de las metodologías más utilizadas de este campo de la ciencia es el neuromarketing, el cual está dejando atrás otras técnicas como los focus group, las encuestas o los test de productos. Este estudia los efectos que la publicidad y otras estrategias tienen en el cerebro con la intención de llegar a predecir la conducta del consumidor. Y es que, según dicen los expertos, la región del cerebro más involucrada en la toma de una decisión de compra es la relacionada con las emociones y la intuición.

Entre las técnicas del neuromarketing una de las más conocidas es el eye tracking, que mide los movimientos de los ojos y su punto de foco para extraer información sobre el objeto principal de la atención de una persona. También se utiliza mucho la electroencefalografía (EEG), que consiste en instalación de electrodos sobre el cuero cabelludo de los sujetos para medir corrientes eléctricas que determinarán, en tiempo real, dónde se está produciendo la mayor actividad cerebral, y la resonancia magnética funcional, la cual logra identificar la zona del cerebro con mayor actividad en función de los niveles de oxígeno en la sangre. Sin embargo, esta última requiere más tiempo para obtener las imágenes (5-8 segundos) a diferencia de la velocidad de reacción de la EEG.

Pese a las virtudes y fortalezas de esta metodología, tiene una gran barrera para las empresas: los elevados costos. Sin embargo, sin tener acceso a estas tecnologías, una empresa puede aplicar técnicas de neurociencia básicas:

Asociar tu producto o servicio a las emociones y experiencias sensoriales: activa los sentidos de tu potencial cliente. Si es el tacto, menciona texturas; si es el olfato, preocúpate de que tu tienda o espacio en el que atiendes tenga un aroma distintivo que los estimule; si es el oído, puedes utilizar la “técnica del eco”, es decir, repetir las tres o cuatro últimas palabras dichas por el cliente y a través de esto se sienta escuchado, o puedes poner música representativa en tu espacio, y finalmente, si es el gusto, puedes probar técnicas súper conocidas como ofrecer pequeñas pruebas de un producto a tu cliente y así se dejen llevar.

Empatía como elemento importante: muestra, por ejemplo, a otras personas en interacción con tu producto o servicio.

Cuidado con los elementos visuales: es importante que, para comunicar bien tu mensaje, no distraigas a las personas de lo importante. Además de jerarquizar la información, no utilices demasiados elementos o datos como números, por ejemplo. Buscar la manera más visual de llegar.

Conocer a tu audiencia: es importante saber a quiénes llegas y a quiénes quieres llegar y dividirlos (mujeres, hombres, niñas, niños, adultos y adultos mayores, etc.) para enviar tu mensaje de manera eficiente.

Simple: sé sencillo, claro y preciso. No compliques ni confundas a tu consumidor.

Imagen de portada: Gentileza Ilustración: Álex Toledo.

FUENTE RESPONSABLE: LA TERCERA. Por Maria Ignacia

Pentz .Noviembre 2021

Negocios/Cerebro/Toma de decisiones/Emociones

/Engaños/ Consumidor

5 temas de los que los hombres deberían hablar más (y por qué es preocupante que no lo hagan).

Cada 40 segundos, una persona se suicida en el mundo.

Con frecuencia, son más hombres que mujeres quienes se quitan la vida, en parte, porque son menos proclives a hablar de sus problemas o buscar ayuda.

Entonces, ¿de qué temas deberían hablar más los hombres para sufrir menos?

1. De la diferencia entre redes sociales y realidad

Las redes sociales pueden tener un efecto profundo en la salud mental.

Un estudio de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos llegó a la conclusión de que cuanto más tiempo pasamos en las redes, más posibilidades tenemos de sentirnos solos y deprimidos.

Pero el efecto, dicen, es reversible.

Pareja posando para un selfie

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las redes sociales muestran una imagen muy distinta a la realidad.

«Usar menos las redes de lo que harías normalmente lleva a una disminución significativa de la depresión y la soledad», dice Melissa Hunt, psicóloga y autora del estudio.

«Estos efectos fueron particularmente pronunciados en personas que estaban más deprimidas cuando se hizo el estudio».

¿Pero qué tienen las redes sociales para ser tan dañinas?

Lo que pasa en las redes sociales es raramente un reflejo veraz de la vida real y, aún así, no podemos evitar hacer comparaciones, dice Oscar Ybarra, profesor de psicología de la Universidad de Michigan, en EE.UU.

«La gente no tiene que ser superconsciente de que eso está pasando, pero pasa. Entras al sitio, y generalmente debes lidiar con contenido que está muy curado», dice.

Cuando más usas las plataformas, más tendencia tienen a hacer comparaciones, y eso se vincula a cómo te sientes luego, añade.

2. De la soledad

Un estudio de la BBC y la Wellcome Collection (una entidad encargada de difundir el conocimiento sobre las ciencias médicas y la historia de la medicina) encontró que los jóvenes entre 16 y 24 años son los que se sienten más solos.

Un estudio de 2017 de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, halló que para los hombres es particularmente difícil combatir la soledad.

Joven mirando la puesta de sol

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

A los hombres les cuesta más que a las mujeres combatir la soledad.

«Lo que determinó la supervivencia de la amistad entre mujeres es si hacían o no el esfuerzo de hablar más por teléfono entre ellas», dice Robin Dunbar, líder del estudio.

«Lo que permitió mantener la amistad entre los hombres fue el hacer cosas juntos (ir a ver un partido de fútbol, ir al pub, o hacer algún deporte juntos). Es una diferencia de género muy sorprendente».

Cuando la soledad se torna una condición crónica puede tener un impacto serio tanto en la salud mental como física.

Estudios vinculan la soledad al aumento en el riesgo de demencia, enfermedades crónicas y comportamientos riesgosos para la salud.

3. De sus sentimientos

Numerosos estudios indican que llorar no solo nos proporciona alivio, sino que también promueve la empatía y ayuda a crear vínculos sociales.

Aún así, el concepto de que «los hombres no lloran» está muy arraigado en la sociedad.

Hombre angustiado

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Llorar ayuda a generar empatía en los demás.

Según un estudio en Reino Unido, 55% de los hombres entre 18 y 24 años sienten que llorar los hace menos masculinos.

Este sentimiento es compartido en muchos otros países.

«Condicionamos a los hombres desde una edad muy temprana a no expresar sus emociones, porque expresarlas es ser ‘débil'», dice Colman O’Driscoll, exdirector ejecutivo de operaciones y desarrollo en Lifeline, una organización sin fines de lucro australiana dedicada a prevenir el suicidio.

4. Sobre ser «el sostén de la casa»

En muchas sociedades, los hombres heterosexuales en una relación de pareja creen que deben ganar más que ellas.

Olumide Durojaiye es uno de ellos.

Olumide Durojaiye

FUENTE DE LA IMAGEN – BBC SPORT

Olumide Durojaiye es mediocampista del equipo de fútbol británico Woking

«Yo veía cómo mi papá era el principal sostén (de la familia), y trabajaba día y noche viajando por todo el país. Yo necesitaba ser igual», dice Durojaiye.

«Necesitaba ganar dinero porque quería ser ese tipo de hombre que pensaba que mi pareja necesitaba».

Pero sentir el peso de la responsabilidad financiera puede exacerbar los problemas de salud mental.

Un estudio de 2015 descubrió que por cada aumento de 1% en la tasa de desempleo, hay un 0,79% de aumento en el índice de suicidios.

«Nos crían toda la vida para juzgarnos en comparación con nuestros pares y pare ser económicamente exitosos», dice Simon Gunning, director ejecutivo de Campaign Against Living Miserably (Calm), una ONG británica dedicada a evitar el suicidio en los hombres.

«Cuando hay factores económicos que no podemos controlar, se torna muy difícil».

5. De su imagen corporal

Josh Denzel ganó cierta fama en Reino Unido el año pasado cuando salió tercero en un reality de TV llamado «Love Island».

«Vivía (metafóricamente) en el gimnasio antes de ir al programa e incluso así, recuerdo mirarme al espejo y, aunque estaba en forma, no quería ir», confiesa.

Josh Denzel

FUENTE DE LA IMAGEN – BBC SPORT

Los reality shows han sido criticados por crear ansiedad sobre la imagen corporal en los jóvenes,

«Todavía hoy siento que no hay nada peor que estar en la playa y ver pasar a un hombre con unos abdominales increíbles y mirarte a ti mismo y sentirte menos hombre».

Si tú o alguien de tu entorno se encuentra deprimido o en problemas, busca ayuda. Puedes encontrar aquí recursos de apoyo según tu región.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo – Mayo 2019

Sociedad/Salud/Salud Mental/Depresión

Viajando por la Argentina en fotografías.

Buen miercoles; Bo mércores; Boa quarta feira; Buon mercoledi;

Bon dimecres; Good wednesday; Bon mercredi

¿Me acompañan? Les mostraré algunas bellezas del Litoral Argentino. Siempre con los mismos deseos de buena salud y de armonía en vuestra vida. Muchas gracias. Saludos totales.

Bañado la Estrella. Provincia de Formosa. Argentina

Cataratas del Iguazú.Provincia de Misiones. Argentina

Costanera de Corrientes. Provincia de Corrientes. Argentina

Ciudad de Formosa. Provincia de Formosa. Argentina

Isla San Martín. Provincia de Misiones. Argentina

Corrientes. Provincia de Corrientes. Argentina

Paisaje correntino. Provincia de Corrientes. Argentina

Paisaje entrerriano. Provincia de Entre Ríos. Argentina

Palacio Santa Candida. Provincia de Entre Ríos. Argentina

Río Paraná. Provincia de Entre Ríos. Argentina

Palacio San José. Provincia de Entre Ríos. Argentina

Reitero lo de siempre; hay tantas fotos para subir. Pero sería muy monótono. Todavía debemos recorrer la Zona de Cuyo y Centro; para luego dirigirnos a la pampa argentina, para seguir viaje hasta el fin del mundo. Saludos totales. Disfruten el día!!

Imagen de portada: Delta del río Paraná. Provincia de Entre Ríos. Gentile de Pinterest en la totalidad de las fotografías.

Hoy los invito a un viaje imaginario por mi país.

Buona giornata

Good morning

Bonjour

Bom día

Bo día

Uno de los hermosos lugares de interés turístico de mi Argentina. Les deseo un maravilloso martes. Un cálido saludo.

No es la soledad…es la vida.

Soledad infinita
que ya pesa
un poco más
que ayer
y menos
que mañana,
sobre
las espaldas
exhaustas
por haber vivido
de pie
equivocado
o no,
pero jamás
de rodillas.

Orgullo, no
no es orgullo,
es lo que uno
mamo de chico,
ejemplos de vidas
sin dobleces
ni trampa alguna.

No conseguiré
el cielo fácilmente
porque me equivoqué
fiero algunas veces,
he pedido perdón
a aquellos que lastime
por esos impulsos
que uno no los sujeta.
 
Pero no me quejo
vida bien vivida,
con momentos
únicos e
inolvidables,
mi único amor,
mis hijos, mis nietos
y también
de los otros
las pérdidas
algunas que aún
duelen en el Alma,
y que uno guarda
para cuando
se acerque
el camino
del reencuentro.

Como cantaba
la «negra» Sosa,
gracias a la vida
que me ha dado tanto.

Mascotas: Así es como piensan los perros.

Los perros siguen siendo los verdaderos protagonistas en la mayoría de los hogares.

Una mascota de compañía ideal que para muchos ha pasado a convertirse en un miembro más de la familia, pero de la que cada día conocemos algo nuevo.

Pero, lo cierto es que tanto sus sentidos como sus pensamientos siguen siendo un auténtico misterio para los humanos.

Puede que te preguntes por ejemplo ¿cómo ven los perros?, ¿porque ladran a la nada?, cómo pueden saber cuando estamos deprimidos o enfermos o simplemente: ¿cómo piensan?

Pero para responder a esta última pregunta, es necesario dedicar a nuestro peludo horas y horas de observación y tener claro que los perros son animales capaces de razonar y de sentir.

Por lo que, nadie mejor que nosotros, además de los etólogos y educadores caninos, para entenderlos y reconocer su lenguaje corporal y verbal y para acercarnos en definitiva un poco más a sus pensamientos.

La psicología canina versus la humana

Se ha demostrado científicamente que, al igual que los humanos somos capaces de reaccionar de diferente forma ante diferentes olores, los perros cuentan con una capacidad de reconocer sus preferencias parecida a la nuestra.

Todo esto ocurre en la región cerebral denominada núcleo caudado y es la que les ayuda a distinguir entre las emociones positivas y las negativas en su día a día. Por lo que, no solo está demostrado que los perros piensan, sino que además sienten y eligen sus preferencias de un modo muy similar al de los humanos.

Además, un estudio realizado en la Emory University de Atlanta ha demostrado que los perros son capaces de asociar nuestras modificaciones en la entonación del habla para comprender nuestros cambios de humor.

¿Cómo piensan los perros?

Se ha comprobado que los perros responden a estímulos sociales y con la ayuda de un área concreta del cerebro que es responsable de la percepción y el aprendizaje.

De hecho, hay quienes comparan la mente de estos animales con la de un niño pequeño, ya que al igual que ellos son capaces de sentir empatía, amor, tristeza.

Todo ello unido a su capacidad para memorizar palabras y para reconocer a personas y otros compañeros peludos, así como también a otras especies.

También son capaces de recordar cientos de palabras diferentes y ejercicios o comandos que les enseñamos.

Pero si hay un sentido que interviene y mucho en su pensamiento, ese es el del olfato.

Uno de los sentidos más desarrollados que presentan, junto con el oído, y con el que estos peludos son capaces de entender el entorno que les rodea o incluso identificar nuestro estado de ánimo.

¿Cómo comunican sus pensamientos?

Aunque los perros no hablan, sí que pueden comunicarse entre sí y con nosotros a través de gestos, posturas, sonidos y olores. Esas son sus herramientas para acercarnos a su estado emocional, necesidades, deseos y status. 

Imagen de la portada: Gentileza de Mendoza Post/Estilo de vida

FUENTE RESPONSABLE: Mendoza Post/Estilo de vida

Mascotas/Perros/Emociones/Razonamiento

La espera…

Esperando
como es
habitual en mi,
es lo que hago
con alguno
de mis amores;
le pregunto a ella
si quiere
acompañarme
a un bar cercano,
me mira con
ojos encendidos,
que entiendo
como siempre
que es un si.

Es tarde
para desayunar,
temprano
para almorzar,
elijo un light
ella lo disfrutara
como yo,
si le conoceré
los gustos
a esta pícara
acompañante.

El camarero
lo trae a la mesa,
unto las tostadas
de salvado,
con distintos
cuchillos,
uno para el
queso light,
otro para
la mermelada
de durazno
también light.

El café con leche,
más café
que leche está
inmejorable,
compartimos
las tostadas
que ella come
con fruición,
llega la hora
desato la correa
de la silla
que ocupa
y salta al piso,
mi encantadora
fiel mascota,
Daysi, moviendo
su cola
como reloj
de péndulo.

Esto es vida…

Notable!!

Tony Bennett, 96 años quien padece Alzheimer y no reconoce siquiera a su familia, graba este tema con Lady Gaga que saca lo mejor de él. Y el reconoce muy bien su propósito. Para reflexionar y ver siempre el vaso medio lleno…Que tengan un maravilloso jueves. Abrazo a tod@s!

Cómo entrenar tu cerebro para mejorar tu rendimiento cognitivo.

Recuerda que si deseas profundizar este tema porque te ha interesado; por favor cliquea donde está escrito en “negrita”. Muchas gracias.

A medida que nos vamos haciendo mayores el rendimiento cognitivo, la concentración, la memoria y el aprendizaje se deterioran. Además, hay muchos factores que influyen en nuestro rendimiento cognitivo que están en nuestro día a día y no nos damos cuenta.

El cerebro es un órgano tan importante como los demás y tendemos a centrarnos demasiado en nuestro bienestar físico que nos olvidamos de nuestro bienestar mental. Por ello, te vamos a dar una serie de consejos para saber cómo entrenar tu cerebro para mejorar tu rendimiento cognitivo.

Trata de liberarte de una mala rutina.

Una mente que no sale de su zona de confort, que no explora nuevas formas de pensamientos es una mente estancada y restringida. De hecho, según un estudio, aquellas personas que se involucran en desafíos y en experiencias emocionantes tienen más probabilidad de mantener un alto rendimiento y funcionamiento cognitivo.

Sin embargo, al otro lado de la moneda hay la participación pasiva donde no creará nuevos retos y la mente no se nutrirá, por lo que no habrá un aumento en el rendimiento cognitivo, al contrario.

El simple hecho de escuchar música nueva e incluso de jugar a nuevos juegos de ordenador, por ejemplo, ya provoca una estimulación mental, por lo que es muy fácil aumentar tu desarrollo mental. Sal de tu zona de confort y encuentra algo que te apasione, ya que si estás dentro de ella es muy difícil que estés una zona donde mejores a nivel cognitivo.

Mental Healh

Trata de seguir moviéndote todos los días.

Hay infinitos estudios que respaldan que el ejercicio físico tiene un efecto increíble en la estimulación y el desarrollo mental, ya que un cuerpo sano también está estrechamente relacionado con una mente sana.

De hecho, los investigadores de la Universidad de Minnesota descubrieron, en el 2014, que una mejora en la aptitud cardiorrespiratoria se correlacionó directamente con una mejora de la capacidad cognitiva, que se mantenía en el futuro.

Además, la actividad física también tiene efectos positivos en estados emocionales alterados como la depresión y ansiedad, haciendo que las personas que realizan ejercicio físico se sientan más motivados y menos estresados que las personas que no hacen ningún deporte.

moverte

Trata de dormir lo suficiente para cubrir las horas recomendadas.

Dormir poco durante un periodo de tiempo largo tiene efectos muy nocivos para la salud, de hecho puede ralentizar tu desarrollo profesional y personal de forma drástica ya que tu capacidad de memoria, aprendizaje, captación de información y rapidez mental disminuye. Por lo que, dormir las horas necesarias es fundamental para tener un buen rendimiento cognitivo.

Un estudio que realizó la Universidad de Brown demostró que el sueño insuficiente bloquea el conocimiento adquirido al aprender nuevas tareas y disminuye el rendimiento cognitivo. Es más, la somnolencia excesiva se demostró que puede impedir que el cerebro interiorice gran parte del aprendizaje o el trabajo que ha realizado durante el día, haciendo que esa información se pierda e impidiéndote recordarla al cabo de unas horas.

La alimentación también influye en el desarrollo cognitivo.

A medida que se han hecho investigaciones al respecto se ha descubierto que hay ciertos alimentos que son perfectos para el cerebro, que son los llamados Brain Foods que son aquellos que si los ingieres de forma habitual pueden ayudarte a mejorar el rendimiento cognitivo.

Por ejemplo, los más famosos son los alimentos ricos en ácidos grasos como el omega-3, como el pescado y las nueces, son capaces de ayudar a combatir la depresión y mejorar la cognición con el tiempo.

Istock 1011232040

Por otro lado, los antioxidantes, que se encuentran principalmente en los arándanos y las bayas de acai, pueden ralentizar los efectos perjudiciales que tienen los radicales libres en el cerebro.

Además, los alimentos ricos en hierro, como la carne, los huevos y las verduras de color oscuro, pueden ser responsables de mejorar la concentración y aumentar el coeficiente intelectual. Es más, los alimentos que contienen vitamina B1, sobre todo los cereales y los panes integrales, pueden ayudar a mejorar la velocidad de los procesos mentales.

Trata de confiar en el poder de la risa.

Sonreír y reír provoca una secreción de endorfinas que influyen en el desarrollo cognitivo, ya que ayuda a reducir la influencia del cortisol frenar trastornos emocionales como es estrés y la depresión. De hecho la risa y otras formas positivas de ver las cosas pueden mejorar la capacidad para pensar de forma creativa y de ver los problemas desde una perspectiva nueva.

sonreir

Además, un estudio realizado en el 2016 demostró que la risa puede ayudar a eliminar la incidencia de epinefrina en nuestro cuerpo, mejorando los valores de hipertensión arterial y reduciendo el riesgo de padecer insuficiencia cardíaca.

Imagen de portada: Gentileza de Vitónica.iStock.

FUENTE RESPONSABLE: Vitónica. Ejercicios que benefician las capacidades cognitivas. Razones para disminuir el estrés asi como la ansiedad. Como hacer para evitarlo. Por Guille Andreu