Los científicos que creen que el universo no tiene un principio (y desafían la noción del espacio-tiempo).

Si te preguntan cuál fue el principio del universo, el Big Bang es la primera respuesta que seguro te viene a la mente.

Hay científicos, sin embargo, que cuestionan que ese haya sido el comienzo.

Ahora un joven investigador va más allá y afirma que quizás ni siquiera hubo un comienzo.

Se trata de Bruno Bento, investigador del Departamento de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Liverpool, en Reino Unido.

Bento es coautor de un artículo académico titulado «Si el tiempo no tuviera un comienzo», que aún está bajo revisión por parte de otros expertos.

El Big Bang es la visión tradicional que tenemos sobre el origen del universo.

Su teoría difiere del concepto tradicional que tenemos sobre el paso del tiempo, plantea un pasado infinito y ve al Big Bang como un evento más en un cosmos que siempre ha existido.

¿En qué consiste la propuesta de Bento y cómo desafía lo que sabemos sobre la evolución del universo?

Más allá de la singularidad

La física moderna tiene dos teorías que nos ayudan a explicar el universo.

La singularidad es el límite donde la relatividad ya no alcanza para explicar lo que ahí ocurre.

Por un lado está la mecánica cuántica, que describe las interacciones y partículas subatómicas.

Y por el otro lado está la relatividad general, que funciona muy bien para explicar la gravedad que rige lo que ocurre en el mundo macroscópico.

La teoría de la relatividad general nos lleva hasta 13.800 millones de años atrás, a los instantes inmediatamente posteriores al Big Bang, cuando todo existía a escalas diminutas.

Esa teoría de Einstein, sin embargo, se queda corta al momento de explicar qué pasó en el momento mismo del Big Bang, o qué pasó antes.

A eso es lo que los expertos llaman la «singularidad», es decir, el punto en el que la teoría de la relatividad ya no sirve para explicar lo que está ocurriendo.

En esa singularidad, la materia está tan comprimida que la gravedad se vuelve tremendamente fuerte a escalas subatómicas.

Entonces, lo que se necesitaría para explicar lo que ocurrió durante y antes de esa singularidad es una teoría que unifique la mecánica cuántica y la relatividad general.

A esto es lo que los expertos llaman una teoría cuántica de la gravedad, en la que la gravedad se pueda explicar a nivel cuántico y ayude a describir lo que ocurre a esas escalas.

Y aquí es donde entra en juego la propuesta de Bento.

espacio-tiempo.

GETTY IMAGES

Bento desafía la idea tradicional del espacio-tiempo.

Átomos de espacio-tiempo

En su artículo, Bento recurre a la teoría de los conjuntos causales, un enfoque de la gravedad cuántica que sostiene que el espacio-tiempo está formado por unos bloques de construcción, «átomos de espacio-tiempo», que van formando elementos.

De esa manera, la teoría de conjuntos causales resuelve el problema de la singularidad, porque según su visión no puede haber nada más pequeño que un átomo de espacio-tiempo.

universo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La teoría de conjuntos causales se base en el concepto de «átomos de espacio-tiempo».

«Según la teoría de conjuntos causales, lo que sentimos como el paso del tiempo corresponde al nacimiento de nuevos elementos del conjunto causal», le dice Bento a BBC Mundo.

«Lo que llamamos ‘ahora’ es el nacimiento de un nuevo elemento».

No tenemos un comienzo

El trabajo de Bento parte de esa idea para proponer que los conjuntos causales se han ido formando infinitamente, por lo cual el Big Bang no sería el comienzo del universo.

Big Bang

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Para Bento siempre hay algo antes, es decir, los conjuntos causales serían infinitos en el pasado y el Big Bang sería solo un momento particular en la evolución del universo.

«Nuestro trabajo dice que si los conjuntos causales son la respuesta, nosotros no tenemos necesariamente un comienzo», dice Bento.

El reto que Bento propone es desprenderse de la idea de «secuencia» en la que un elemento da lugar otro.

universo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«No tenemos necesariamente un comienzo», dice Bento.

En vez de eso, sugiere pensar en un «devenir asincrónico» en que los elementos nacen de forma parcial y no total.

En su artículo, el investigador reconoce que esta idea del «devenir asincrónico» suena como un «acertijo fantasioso» y que es «necesario un nuevo tipo de matemáticas para entender el «devenir asincrónico» y sus consecuencias en la naturaleza del tiempo».

universo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El trabajo de Bento «ofrece los primeros pasos para establecer una comprensión matemática del Big Bang y su posible prehistoria», según le dice a BBC Mundo el astrofísico Niayesh Afshordi, investigador en el Instituto Perímetro de Física Teórica en Canadá, quien no estuvo involucrado en este trabajo.

Bento espera que en futuros experimentos se puedan probar las consecuencias de modelos como los que él propone.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Carlos Serrano. Diciembre 2021.

Espacio/Fisica/Astronomia/Ciencia/Sociedad y Cultura

Informe de EE. UU. sobre ovnis va hasta donde nadie ha llegado antes.

CIENCIA Y ECOLOGÍA

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Son varios relacionados entre sí. Muchas gracias.

INFORME SOBRE OVNIS DE EE. UU.: ¿HAY VIDA EN OTROS PLANETAS?

Datos sobre fenómenos de vuelo inusuales serán compartidos con el Congreso. Pero un experto alemán con décadas de investigación en su haber no cree que los extraterrestres hayan estado alguna vez en la Tierra.

Si tiene interés en los ovnis (objetos voladores no identificados, para los no iniciados) y siempre se ha preguntado qué saben exactamente el gobierno y los servicios de inteligencia de Estados Unidos sobre ellos, junio puede ser un gran mes para usted.

El grupo de trabajo de fenómenos aéreos no identificados (UAP), un grupo dentro del Departamento de Defensa de Estados Unidos, presentará un informe no clasificado al Congreso este mes sobre el conocimiento que los funcionarios del Pentágono han recopilado sobre los UAP y cómo están manejando los datos que han logrado recolectar.

UAP es el término que militares e investigadores que no quieren asociarse con la expresión «ovnis» usan cuando se habla de objetos en el cielo que vuelan sin ninguna forma visible de propulsión, en patrones que desafían nuestro conocimiento de la física. Entonces sí: el Departamento de Defensa de Estados Unidos les dirá a los representantes y senadores del país lo que han aprendido sobre los objetos voladores no identificados en el espacio aéreo estadounidense.

Y el público lo escuchará todo (aunque podría haber una demora entre la presentación en el Congreso y la publicación del informe completo). No hay conversaciones silenciosas sobre sitios militares secretos, que los teóricos de la conspiración están seguros que han estado teniendo lugar desde que un ovni supuestamente se estrelló en Roswell, Nuevo México, en el verano de 1947, sino un sencillo informe.

«Evidencia documentada recopilada por los militares»

Avi Loeb, profesor de ciencia en la Universidad de Harvard y director del Instituto de Teoría y Computación dentro del Centro Smithsoniano de Astrofísica, le dijo a DW qué hace que esta sea una ocasión tan trascendental.

«Este nuevo informe es diferente de las discusiones anteriores sobre ovnis o  UAP, en el sentido en que incluye evidencia documentada recopilada por personal militar basada en la detección por múltiples instrumentos (radar, cámaras infrarrojas, cámaras ópticas)», escribió Loeb en un correo electrónico.

Es probable que la información presentada en el informe indique «la posible existencia de objetos que se comportan de formas que no pueden ser explicadas por las tecnologías que poseemos».

Roswell, Nuevo México, se ha convertido en una meca para los entusiastas de los ovnis después de que los extraterrestres supuestamente se estrellaran allí en 1947

El 95% de los casos tiene una explicación mundana

Una encuesta de Gallup de 2019 mostró que un tercio de los adultos estadounidenses creían que al menos en algunos casos los avistamientos de ovnis involucraban naves espaciales alienígenas reales.

Hans-Werner Peiniger se interesó por los ovnis cuando tenía 15 años y los ha investigado durante casi medio siglo. El director de la Sociedad para la Investigación del Fenómeno Ovni (GEP) en Alemania dice que la abrumadora mayoría de los avistamientos, sin embargo, tienen explicaciones naturales o artificiales.

«Desde 1972, hemos investigado aproximadamente 4.500 avistamientos» reportados al GEP por testigos, contó Peiniger a DW. «Para solo alrededor del 5% no pudimos encontrar una explicación comprensible», revela.

El resto, continúa Peiniger, son a menudo globos de helio como los que se ven en las ferias, insectos en vuelo que pueden parecerse a un platillo volador en las fotos, fenómenos meteorológicos o satélites. ¿Y el otro 5%? «Quizás son fenómenos naturales que simplemente no podemos explicar todavía», señala.

¿Por qué llega el informe justo ahora?

No es una coincidencia que los miembros del Congreso obtengan más información sobre los UAP este mes. Un informe detallado del grupo de trabajo era un requisito en el paquete de gastos de 2.300 millones de dólares (1.800 millones de euros) que el Congreso aprobó en diciembre de 2020.

El lirbo de Loeb Extraterrestre: la primera señal de vida inteligente más allá de la Tierra ha sido publicado en 25 idiomas

El libro de Loeb «Extraterrestre: la primera señal de vida inteligente más allá de la Tierra» ha sido publicado en 25 idiomas.

En seis meses, según estipula la legislación, el Departamento de Defensa y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional tendrían que presentar un «análisis detallado de datos e inteligencia de fenómenos aéreos no identificados».

Demócratas y republicanos que solicitan un informe sobre objetos voladores no identificados, un tema que hasta no hace mucho tiempo se limitaba al ámbito de los fanáticos de las películas de ciencia ficción, teóricos de la conspiración y entusiastas de los extraterrestres, muestra que la posibilidad de inteligencia extraterrestre es mucho menos absurda para los funcionarios estadounidenses de alto nivel ahora de lo que solía ser.

La medida se produjo al final de un año con varios desarrollos significativos sobre los UAP. En abril de 2020, el Departamento de Defensa publicó oficialmente tres videos tomados por pilotos de la Marina que se habían filtrado años antes. Las grabaciones mostraron objetos que zumbaban por el cielo de una manera lo suficientemente extraña como para atraer la atención de los pilotos.

El Departamento de Defensa confirmó la autenticidad de los videos años después de que los entusiastas de los ovnis ya habían analizado hasta el último segundo de las imágenes en línea «para aclarar cualquier concepto erróneo del público sobre si las imágenes que han estado circulando eran reales o si había algo más allá de los videos», según un comunicado de prensa del Pentágono. «Los fenómenos aéreos observados en los videos siguen caracterizados como ‘no identificados».

Los satélites SpaceX, como los que se envían al espacio en esta imagen de 2017, a menudo se confunden con ovnis, dice Peiniger

Los satélites SpaceX, como los que se envían al espacio en esta imagen de 2017, a menudo se confunden con ovnis, dice Peiniger

No hay puntos en común entre los ovnis reportados.

Menos de cuatro meses después, se formó el grupo de trabajo y ahora sus investigadores presentarán sus hallazgos al Congreso. Loeb, que a principios de este año publicó el libro Extraterrestre: la primera señal de vida inteligente más allá de la Tierra, dice que no es suficiente que la Marina vuelva a publicar videos antiguos y que los funcionarios deberían buscar activamente pruebas ahora.

«En lugar de desclasificar documentos que reflejan tecnologías antiguas utilizadas por testigos sin experiencia científica, sería mucho mejor desplegar dispositivos de grabación de última generación en los sitios de donde provienen los informes y buscar señales inusuales», indicó el profesor de Harvard a DW en su correo electrónico .

Por su parte, Peiniger dice que después de los muchos casos que ha investigado es muy escéptico de que cualquier avistamiento de UAP sea una nave espacial alienígena.

«Si realmente hubo inteligencia extraterrestre que vino a visitarnos, debería haber algunas cosas que sus ovnis tenían en común», explica, la forma de las supuestas naves espaciales o los patrones de vuelo, por ejemplo. «Pero no encontramos nada de eso en los casos que investigamos», agrega.

«No quiero descartarlo por completo», sostuvo Peiniger, «pero supongo que actualmente no estamos siendo visitados por extraterrestres».(rr/lgc)

Imagen de portada: Roswell, Nuevo México, se ha convertido en una meca para los entusiastas de los ovnis después de que los extraterrestres supuestamente se estrellaran allí en 1947.

FUENTE RESPONSABLE: DW Made for minds.

OVNIS/UAP/Inteligencia extraterrestre/EE.UU./Alienigenas/Congreso/

Departamento de Defensa

 

Renombrado físico advierte que el contacto con extraterrestres podría «acabar con la vida en la Tierra».

CIENCIA Y ECOLOGÍA

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

«La búsqueda de extraterrestres ha alcanzado un grado de sofisticación tecnológica y de riesgo asociado que necesita una regulación estricta a nivel nacional e internacional», escribió Mark Buchanan.

Buchanan argumentó que cualquier alienígena con el que nos encontremos será probablemente mucho más avanzado tecnológicamente que nosotros. «Por una sencilla razón: la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia son mucho más antiguas que el Sol». 

En los últimos meses, ha aparecido una serie de encuentros de pilotos de la Marina con ovnis que aparentemente cruzaron el cielo a velocidades hipersónicas y desafiaron las leyes de la física. La teoría de que los extraterrestres podrían estar detrás del avistamiento –y no adversarios de EE. UU. como China o Rusia, como han sugerido algunos exfuncionarios militares estadounidenses– ha ganado un amplio reconocimiento, aunque aún no se haya esclarecido la naturaleza de los sucesos.

No obstante, el físico Mark Buchanan, antiguo editor de la revista científica Nature y de la revista New Scientist, escribió un artículo en el Washington Post que hace referencia a los videos del Departamento de Defensa de Estados Unidos, incluido uno que mostraba a los aviones de la Armada encontrando «fenómenos aéreos no identificados». 

En su artículo, argumentó que lo más probable es que todos debamos estar agradecidos de no tener todavía ninguna prueba de contacto con civilizaciones extraterrestres. «Intentar comunicarse con los extraterrestres, si es que existen, podría ser extremadamente peligroso para nosotros». «Tenemos que averiguar si es prudente -o seguro– y cómo manejar esos intentos de forma organizada», añadió. 

Screenshot Youtube | UFO-Untersuchung

Avistamientos como este han sido confirmados por el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Regulación estricta a nivel nacional e internacional 

«La búsqueda de extraterrestres ha alcanzado un nivel de sofisticación tecnológica y de riesgo asociado que necesita una regulación estricta a nivel nacional e internacional. Sin supervisión, incluso una persona –con acceso a una poderosa tecnología de transmisión– podría tomar medidas que afecten al futuro de todo el planeta», escribió. 

Buchanan argumentó que esto se debe a que cualquier alienígena con el que nos encontremos en última instancia será probablemente mucho más avanzado tecnológicamente que nosotros. «Por una sencilla razón: la mayoría de las estrellas de nuestra galaxia son mucho más antiguas que el Sol». 

Civilizaciones millones de años más avanzadas que la nuestra. 

«Si las civilizaciones surgen con bastante frecuencia en algunos planetas, entonces debería haber muchas civilizaciones en nuestra galaxia millones de años más avanzadas que la nuestra. Muchas de ellas probablemente habrían dado pasos significativos para comenzar a explorar y posiblemente colonizar la galaxia». 

Dados los posibles riesgos de establecer el primer contacto, podría ser «más prudente esperar», escribió el físico, argumentando que necesitamos decidir colectivamente cómo abordar esta discusión y llegar a «desarrollar una regulación sensata». «Debería ocurrir ahora. O pronto», concluyó. «Antes de que sea demasiado tarde». 

Imagen de portada: Gentileza de DW Made for minds.

FUENTE RESPONSABLE: DW Made for minds. Por Mark Buchanan. Junio 2021

Extraterrestres/Aliens/Ovnis/Contacto/Espacio/Vida/Peligro.

Científicos advierten de invasiones «alienígenas» y de la necesidad de una bioseguridad planetaria.

BACTERIA EXTRATERRESTRE

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Investigadores piden que la «ciencia de la invasión» detecte los virus foráneos y garantice la bioseguridad mundial.

Los científicos han advertido de una posible «invasión alienígena», y no como todos pensaríamos: el riesgo no proviene de los extraterrestres que llegan en sus naves espaciales, sino de la contaminación microbiológica de la Tierra procedente de entornos extraterrestres y viceversa.

Así, Anthony Ricciardi, de la Universidad McGill, y sus colegas han descrito en BioScience los peligros que plantean nuestra creciente actividad más allá de los límites de la atmósfera terrestre que conlleva el peligro de la contaminación microbacteriana y destacan la necesidad de adoptar medidas de bioseguridad para limitar la amenaza.

Resistencia extrema de cepas bacterianas

El equipo señala que, a pesar de la considerable precaución microbiana de las agencias espaciales, se han descubierto «cepas bacterianas que muestran una resistencia extrema a la radiación ionizante, la desecación y los desinfectantes» en las salas blancas de la NASA utilizadas para el montaje de las naves espaciales.

Los autores advierten así que la contaminación biológica pone en peligro tanto los ecosistemas como el bienestar humano. «Debido a sus enormes costes para los sectores de recursos y la salud humana, las invasiones biológicas son un problema de bioseguridad mundial que requiere soluciones transfronterizas rigurosas», afirmaron en un comunicado de prensa del American Institute of Biological Sciences.

Y la advertencia no es nueva: en 2013 científicos ya habían observado los microorganismos extremadamente resistentes a la radiación que pueden sobrevivir a las condiciones extremas del espacio podrían poner en peligro las misiones de retorno de muestras, e incluso podrían arruinar nuestra oportunidad de detectar vida en otros lugares del sistema solar, según informa Newsweek.

Aunque el riesgo parecería insignificante, en vista de que no hemos descubierto vida extraterrestre, ni siquiera bacteriana, los investigadores han descubierto en el espacio cepas de bacterias completamente desconocidas en la Tierra. Estas, según el medio, han evolucionado a partir de bacterias terrestres en la Estación Espacial Internacional, un entorno único y aislado.

La «ciencia de la invasión»

El artículo esboza un posible enfoque para solucionar el potencial problema basándose el campo emergente de la «ciencia de la invasión», en el que los profesionales estudian las causas y consecuencias de la introducción de organismos.

«La investigación en la ciencia de las invasiones ha aportado nuevos conocimientos sobre la epidemiología, la evolución rápida, la relación entre la biodiversidad y la estabilidad de las comunidades, y la dinámica de las interacciones depredador-presa y parásito-huésped, entre otros muchos conceptos», afirman Ricciardi y sus colegas. 

Además, explican que «los protocolos de detección precoz, evaluación del peligro, respuesta rápida y procedimientos de contención que se emplean actualmente para las especies invasoras en la Tierra podrían adaptarse para hacer frente a posibles contaminantes extraterrestres».

Imagen de portada: Gentileza de DW Made for Minds.Los investigadores han advertido de los peligros que plantean nuestra creciente actividad más allá de los límites de la atmósfera terrestre que conlleva el peligro de la contaminación microbacteriana.

FUENTE RESPONSABLE: DW Made for Minds.Editado por Felipe Espinosa Wang.

Alienigenas/Bioseguridad planetaria/Contaminación/Microbacteriana/ 

Bacterias/Espacio. 

Las supernovas más espectaculares del universo.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Cada explosión de una estrella es increíblemente brillante. Aunque suponga la muerte estelar, es un fenómeno inigualable como observadores.

¿Qué es una supernova? A diferencia de cuando un incendio agota su combustible, las estrellas sí que resuelven su final de una forma tremendamente espectacular. 

Una vez que una estrella acaba con todo su combustible y no es capaz de soportar su propia gravedad, todo lo que sucede a partir de aquí representa la explosión más colosal y espectacular de las etapas de una estrella. La gravedad de la estrella intenta comprimirla en una esfera compacta y el combustible crear una enorme presión hacia el exterior. Pero, ¿y cuándo el equilibrio se rompe? 

En esta fase moribunda el astro se apaga con una detonación que solo podemos calificar de fantástica.

¿Y si se acaba la mesura?

Porque cuando el equilibrio entre quemar ingentes cantidades de combustible nuclear en el núcleo y producir toneladas de energía cuya presión evita que la estrella colapse, desaparece, la gravedad gana y sucede exactamente esto: la fuerte presión hacia el exterior hace que la estrella estalle repentinamente, dejando tras de sí un núcleo muy denso, junto con una nube en expansión de gas caliente llamada nebulosa. Es el fin de las dos fuerzas opuestas.

Tenemos la supernova, que no es otra cosa que parte de la vida de un astro. 

Lo que queda, ya no emite luz gracias a la fusión, como la mayoría de las estrellas. En cambio, sí que emite radiación térmica que puede ser visible para los científicos.

Hoy contemplaremos algunas de las supernovas más hermosas que han captado los astrónomos gracias a sus potentes telescopios repartidos por todo el mundo. Eso sí, en nuestra galaxia, la Vía Láctea, nos cuesta un poco más contemplarlas, porque el polvo cósmico bloquea nuestra vista.

Una de las supernovas más famosas observadas por los humanos es la Nebulosa del Cangrejo. Hizo su primera aparición en el cielo en 1054, cuando astrónomos chinos observaron una explosión en el cielo. Inicialmente fue denominada SN 1054 y fue visible durante más de dos años antes de desvanecerse en lo que ahora conocemos como la Nebulosa del Cangrejo. Tiene un radio de 5,5 años luz y se encuentra a 6.523 años luz de distancia de nuestro planeta.

Supernova SN 1006

Esta espectacular imagen que vemos fue creada a partir de fotografías obtenidas por diferentes telescopios en el espacio y en la tierra para obtener una instantánea del remanente de la supernova SN 1006, vista en ondas de radio (rojo), rayos X (azul) y luz visible (amarillo). 

Fue el 30 de Abril del año 1006 cuando una luz iluminó la noche del firmamento como si se tratara de una segunda Luna. Las descripciones históricas de astrónomos chinos y árabes no dejan duda de lo fantástico que tuvo que ser contemplar este fenómeno que se cree que era originariamente una estrella binaria, que, cuando el gas proveniente de una de ella hizo que la enana blanca superara el límite de Chandrasekhar, explotó. Probablemente podemos describirla como la supernova más brillante de la historia. El remanente está a unos 7.200 años luz de distancia de la Tierra.

Crédito: Radio: NRAO/AUI/NSF/GBT/VLA/Dyer, Maddalena & Cornwell, X-ray: Chandra X-ray Observatory; NASA/CXC/Rutgers/G. Cassam-Chenaï, J. Hughes et al., Visible light: 0.9-metre Curtis Schmidt optical telescope; NOAO/AURA/NSF/CTIO/Middlebury College/F. Winkler and Digitized Sky Survey.

Supernova en NGC 1288

Supernova en NGC 1288

En esta imagen realizada por el astrónomo Henri Boffin del Observatorio Europeo del Sur (ESO) nos muestra una imagen compuesta en color de la supernova SN 2006 dr de Tipo Ia en la galaxia espiral NGC 1288, observada con el Very Large Telescope (VLT) de ESO. La supernova es el objeto brillante visible a la izquierda del centro de esta galaxia.

Supernova SN 1054

De nuevo otra supernova histórica. Según astrónomos chinos y árabes, esta supernova pudo contemplarse en los cielos del año 1054 durante 653 noches desde el 5 de julio de ese año. Posiblemente se trató de una supernova tipo II y actualmente el remanente lo conocemos como nebulosa del Cangrejo. Está a 6.500 años luz de distancia y, aunque es probablemente la nebulosa más famosa, no es la más brillante.

Supernova DEM L249

Esta imagen del Hubble muestra DEM L249, un remanente de la supernova ubicado a unos 160.000 años luz de distancia en la constelación de Mensa. El objeto reside en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de la Vía Láctea y se cree que es el remanente de una supernova de Tipo Ia.

Crédito de la imagen: NASA / ESA / Hubble / Y. Chou, Instituto de Astronomía y Astrofísica, Academia Sinica / Gladys Kober, NASA y Universidad Católica de América.

Supernova SN 1181

De tipo desconocido, esta supernova fue visible en el cielo nocturno durante 185 días, estrenándose en los cielos de la Tierra entre el 4 de agosto y el 6 de agosto de 1181. 

Aparece en diversos textos tanto de astrónomos chinos como japoneses quien registraron la explosión estelar como una de las ocho supernovas pertenecientes a la Vía Láctea, pues sus restos se encuentran a más de 8 kiloparsec. Un reciente estudio publicado en 2021 ha determinado que una nube (o nebulosa) débil y de rápida expansión, llamada Pa30, que rodea a una de las estrellas más calientes de la Vía Láctea, conocida como Estrella de Parker, podría ajustarse a la supernova SN 1181. «Los informes históricos colocan a la estrella invitada entre dos constelaciones chinas, Chuanshe y Huagai. 

La estrella de Parker encaja bien en la posición. Eso significa que tanto la edad como la ubicación encajan con los eventos de 1181″, dijeron los expertos. «La combinación de toda esta información, como la edad, la ubicación, el brillo del evento y la duración histórica de 185 días, indica que la estrella de Parker y Pa30 son las contrapartes de SN 1181. 

Esta es la única supernova de tipo Iax donde se han realizado estudios detallados de la estrella remanente y la nebulosa son posibles. Es bueno poder resolver un misterio histórico y astronómico «, explica el profesor de Astrofísica en la Universidad de Manchester, Albert Zijlstra.

Supernova SN 1572

Observada por primera vez por el astrónomo danés Tycho Brahe el 11 de noviembre de 1572, esta supernova en la constelación de Casiopea, es de las pocas que se han podido ver a simple vista. De ahí que se conozca como supernova de Tycho. Su remanente está situado a unos 2.500 pársecs y fue descubierto como radiofuente en 1952.

Supernova SN 1604

También conocida como supernova de Kepler o estrella de Kepler, fue visible por primera vez el 9 de octubre de 1604, siendo la última supernova observada en la Vía Láctea hasta la fecha. Esos días, a simple vista, fue más brillante que cualquier otra estrella del firmamento nocturno (alcanzó una magnitud aparente de -2,5). Incluso de día, fue visible durante unas tres semanas. Cuando la supernova disminuyó, produjo una nueva estrella a principios del siglo XVII. Se trataba de una supernova de tipo Ia: la explosión termonuclear de una enana blanca. Su distancia respecto al Sol: 20.000 años luz.

Imagen de portada: Gentileza de Muy Interesante

FUENTE RESPONSABLE: Muy Interesante. Por Sarah Romero. Noviembre 2021

Astronomía/Ciencia/Supernovas/Clasificación/Formación/Espacio/Constelaciones.

Nuevas mediciones sugieren que la colosal Corriente de Magallanes. 

Podría estar 5 veces más cerca de la Tierra de lo que se creía.

«La distancia revisada cambia nuestra comprensión de la corriente», señaló Andrew Fox, coautor del estudio y astrónomo del Space Telescope Science Institute.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Un grupo de científicos publicó recientemente en la revista The Astrophysical Journal Letters un estudio en el que concluyen que la inmensa Corriente de Magallanes podría hallarse mucho más cerca de la Vía Láctea de lo que inicialmente se pensaba.

«El origen de la Corriente magallánica ha sido un gran misterio durante los últimos 50 años», dijo Scott Lucchini, coautor del estudio y físico de la Universidad de Wisconsin (EE.UU.).

Descubierta por los astrónomos en 1972, la Corriente magallánica consiste en un flujo de hidrógeno neutro que, según la teoría más aceptada, está formado por la interacción gravitacional de la Vía Láctea y las nubes de Magallanes, dos galaxias enanas cercanas a la nuestra.

Un astrónomo aficionado descubre una nueva galaxia enana a más de 3 millones de años luz de la Tierra

Un astrónomo aficionado descubre una nueva galaxia enana a más de 3 millones de años luz de la Tierra

En una investigación publicada el año pasado por el mismo equipo de científicos, se estimaba que este flujo circulaba alrededor de gran parte de la Vía Láctea y que se hallaba a una distancia de la Tierra de entre 325.000 y 650.000 años luz.

No obstante, en su reciente estudio los investigadores realizaron nuevas mediciones para modelar la formación y evolución del fenómeno durante los últimos 3.500 millones de años agregando un factor clave a sus variables: la existencia de una corona de gas caliente que, según el equipo, debería rodear a la corriente.

De esta forma, determinaron que las nubes de Magallanes han estado orbitando entre sí durante apenas 3.000 millones de años y que, además, lo hacían en dirección opuesta a lo que pensaban los astrónomos.

Por lo tanto, cuando la Corriente de Magallanes comenzó a separarse de las dos galaxias enanas, se movió hacia la Vía Láctea en vez de alejarse de esta.  

Esto significa que podría hallarse a solo 65.000 años luz de distancia de la Tierra, unas 5 veces más cerca de lo que se había estimado en un principio.

«La distancia revisada cambia nuestra comprensión de la corriente», señaló Andrew Fox, coautor del estudio y astrónomo del Space Telescope Science Institute. «Significa que nuestras estimaciones de muchas de las propiedades de la corriente, como la masa y la densidad, deberán revisarse», añadió.

Por ejemplo, los científicos ahora indican que es probable que el gas de la Corriente de Magallanes comience a impactar contra la Vía Láctea antes de lo que se creía. Esto generará choques que harán que el gas se aglomere para formar nuevas estrellas, un fenómeno que, según los cálculos del equipo, comenzará a ocurrir en solo 50 millones de años, un período muy breve en términos cósmicos.

Nueva búsqueda de estrellas

Asimismo, los recientes hallazgos indican que la comunidad científica ha estado buscando en el lugar equivocado las estrellas de la Corriente de Magallanes, unos astros que habrían sido arrancados de sus galaxias progenitoras por el flujo.

«Está cambiando el paradigma de la corriente», concluyó Lucchini. «Algunos han pensado que las estrellas son demasiado débiles para verlas porque están demasiado lejos. Pero ahora vemos que la corriente está básicamente en la parte exterior del disco de la Vía Láctea».

Futuras observaciones de esa región cósmica podrían detectar las estrellas, lo que, a su vez, confirmaría los hallazgos del equipo.

Imagen de portada: Gentileza de NASA

FUENTE RESPONSABLE: RT en vivo – Noviembre 2021

Astronomía/Descubrimientos/Espacio

 

 

Bezos comparte su visión sobre el futuro de la humanidad: «Muchas personas nacerán en el espacio».

El empresario estadounidense considera indispensable el desarrollo de naves espaciales reutilizables antes de poder vivir en colonias espaciales.

El fundador de Amazon y Blue Origin, Jeff Bezos, sostiene que «con el paso de los siglos, muchas personas nacerán en el espacio», dejando la Tierra de ser la cuna de toda la humanidad, ya que muchos ‘vendrán al mundo’ en asentamientos espaciales.

«Van a nacer en estas colonias, van a vivir en estas colonias, podrían visitar la Tierra como ustedes visitarían el parque nacional de Yellowstone«, declaró este miércoles el empresario durante una conversación sobre el espacio en el 2021 Ignatius Forum en Washington D. C.

Hablando sobre los futuros asentamientos espaciales, Bezos señaló que «no serán como las estaciones espaciales internacionales», sino que consistirán en verdaderos espacios de naturaleza, con ríos, bosques y vida silvestre, «lugares donde se puede utilizar mucha energía y no estar perjudicando este frágil planeta».

Sin embargo, para que estas expectativas se hagan realidad, es preciso desarrollar antes naves espaciales reutilizables, subrayó el multimillonario. «Sin no las tienes, no puedes hacer nada de eso, y luego las próximas generaciones resolverán los siguientes pasos», indicó. Según estima Bezos, con el tiempo «millones de personas se trasladarán al espacio».

El magnate también ha respondido a la pregunta de si cree en la existencia de la vida más allá de la Tierra. «¿Cómo podría no haberla?«, contestó. «Hay tantas estrellas tan solo en esta galaxia y hay tantas galaxias que las probabilidades de que seamos la única vida inteligente en el universo me parecen minúsculas«, confesó Bezos.

«Si me preguntan si hemos sido visitados por estas inteligencias extrasolares, lo dudo mucho, creo que lo sabríamos en el caso de que así fuera, pero ¿si están ahí fuera? Probablemente«, concluyó el multimillonario.

Imagen de portada: Gentileza de Jeff BezosReed Saxon / AP

FUENTE RESPONSABLE: RT en vivo

Espacio/Personalidades/Sociedad

La sutil influencia de la Luna en el clima de la Tierra (y por qué nuestro satélite cada año se aleja un poco). Final.

¿Qué pasaría sin mareas?

Un mundo sin mareas tendría sistemas climáticos muy diferentes. Las mareas son un factor que influye en el movimiento de las corrientes oceánicas, que mueven agua caliente o fría alrededor de la Tierra.

Las corrientes oceánicas cálidas traen un clima más cálido y húmedo, mientras que las corrientes oceánicas frías traen un clima más frío y seco.

Uno de los fenómenos meteorológicos más importantes de la Tierra también puede verse afectado por el ciclo nodal lunar.

Marea alta en California

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La Luna genera corrientes de marea y olas tanto en la superficie como en las profundidades del océano.

Por lo general, los fuertes vientos a lo largo del ecuador soplan el agua superficial cálida en dirección oeste desde América del Sur hacia Indonesia y en su lugar se levantan aguas profundas más frías.

Durante el evento conocido como El Niño, estos vientos alisios se debilitan o incluso se invierten, lo que afecta el clima en todo el mundo. El agua superficial cálida se acumula cerca de la costa oeste de América del Sur y el agua fría permanece en las profundidades del océano.

Por lo general, las regiones húmedas pueden verse sumidas en la sequía, mientras que las regiones secas pueden inundarse por la lluvia, lo que incluso hace que los desiertos florezcan.

La Niña, por otro lado, tiene el efecto opuesto de El Niño. Los vientos alisios son más fuertes de lo habitual, ya que empujan más agua caliente hacia Asia.

Las aguas frías que brotan de la costa de las Américas empujan la corriente en chorro hacia el norte.

El resultado son temperaturas invernales más cálidas de lo habitual en el sur y más frías de lo normal en el norte.

Juntos, los fenómenos de El Niño y La Niña hacen parte de un ciclo llamado El Niño-Oscilación del Sur, Enos. La parte «Oscilación del Sur» se refiere al cambio en la presión del aire al nivel del mar sobre el Océano Pacífico ecuatorial.

Científicos de la Universidad Estatal de Ohio han sugerido que el cambio entre El Niño y La Niña puede estar influenciado por una ola oceánica subterránea impulsada por la fuerza gravitacional de la marea lunar. 

Investigadores de la Universidad de Tokio sostienen que Enos puede predecirse observando el ciclo nodal de 18,6 años de la Luna.

«Ciertamente existe un efecto nodal lunar conocido sobre las temperaturas de la superficie del mar», dice Phil Woodworth, científico del nivel del mar y miembro emérito del Centro Nacional de Oceanografía de Reino Unido.

La atracción gravitacional de la Luna influye en las corrientes de las mareas y, por lo tanto, en el movimiento y la mezcla de las capas superiores del agua del océano, dice Woodworth. «Esto se aplica especialmente al Pacífico Norte».

Mujer recolecta castañas de agua

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las marismas son una fuente alimenticia fundamental

Hielo, tierra y aire

Si bien el ciclo nodal lunar traerá cambios marcados en las próximas décadas, en una escala de tiempo más corta, la Luna afecta a la Tierra de algunas otras formas menos conocidas.

También se cree que la Luna afecta las temperaturas polares y contribuye a las fluctuaciones en la extensión del hielo ártico. Aunque aquí, la influencia de la Luna no es su ciclo nodal de 18,6 años, sino su variación mensual más familiar en la cantidad de luz reflejada por ella a medida que crece y decrece.

Las mediciones de satélite han demostrado que los polos son 0,55 °C más cálidos durante la luna llena.

Además, las fuerzas de las mareas actúan para romper las capas de hielo y cambiar los flujos de calor del océano, alterando la cantidad de hielo en el Océano Ártico.

La Luna genera corrientes de marea y olas tanto en la superficie como en las profundidades del océano, dice Chris Wilson, experto en física marina y clima oceánico del Centro Nacional de Oceanografía.

«Estas corrientes y olas pueden derretirse o romper el hielo marino debido al transporte y la mezcla de aguas más cálidas o a los movimientos de tensión que actúan para romper el hielo en pedazos más pequeños, que luego son más susceptibles a derretirse».

GETTY IMAGES

Las mareas alteran la cantidad de hielo en el océano Ártico.

El agua y el hielo del océano no son las únicas partes del planeta que experimentan mareas. La Luna también tiene un efecto de marea tanto en tierra firme como en la atmósfera.

Las mareas terrestres son similares a las mareas oceánicas. La tierra se deforma y se hincha al igual que el mar y se cree que desencadena actividad volcánica y terremotos.

Las mareas atmosféricas provocan flujos de energía de la atmósfera superior a la inferior y cambios en la presión atmosférica.

Los cambios en la presión del aire relacionados con la posición de la Luna se detectaron por primera vez en 1847.

Las fuerzas gravitacionales de la Luna provocan protuberancias y oscilaciones en la atmósfera de la Tierra, similares a las que se observan en el agua.

«Los cambios en la presión atmosférica están relacionados con temperaturas del aire más altas, lo que significa que las moléculas de aire pueden retener más humedad en forma de vapor de agua, reduciendo la humedad y, por lo tanto, la posibilidad de lluvia», dice Liz Bentley, directora ejecutiva de la Real Sociedad Meteorológica.

Como resultado, se sabe que una presión más baja genera un clima frío y húmedo y una presión más alta, un clima más tranquilo y agradable.

El sol, un efecto no tan sutil

Pero la influencia de la Luna en la precipitación a través de las mareas atmosféricas es pequeña, ya que otros factores como el calor del Sol tienen un efecto mucho mayor.

Investigadores de la Universidad de Washington informaron que las fuerzas lunares afectan la cantidad de lluvia, pero solo alrededor del 1%.

John Wallace, profesor de ciencias atmosféricas en la Universidad de Washington, dice: «En los momentos en que el Sol y la Luna se juntan, llueve un poquito más de lo que ocurre seis horas antes o después. Así que la atracción de la Luna no afecta la cantidad de lluvia sino cuándo llueve».

La influencia de la Luna, a veces sutil y a veces profunda, ha tenido un impacto formativo en la vida en la Tierra.

Algunos científicos sostienen que es la Luna la que hizo posible la vida en primer lugar.

Ilustración de la Tierra y la Luna en el espacio

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La Luna es el aliado más cercano de la Tierra.

La Luna estabiliza a la Tierra mientras gira sobre su eje, lo que nos ayuda a tener un clima estable. Sin ella, la Tierra se tambalearía de manera más errática. Los polos se moverían marcadamente en relación con la órbita de la Tierra. Las estaciones, los días y las noches serían muy diferentes.

Pero las mareas que pueden haber iniciado la vida en la Tierra también están alejando a nuestra luna de nosotros.

Cada año, la Luna se aleja de la Tierra casi 4 cm debido a las mareas que provoca nuestro planeta.

La Tierra gira más rápidamente que las órbitas de la Luna, por lo que el tirón gravitacional del bulto de la marea arrastra a la Luna más rápido.

A medida que la Luna acelera, tiende a lanzarse un poco hacia afuera y su órbita se agranda. Se parece a cuando te paras en la rotonda de un parque: cuanto más rápido gira, más sientes que te lanza hacia afuera desde el centro.

La Luna es nuestro aliado más cercano en la inmensidad del Universo sin el que la Tierra sería un lugar muy solitario.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC Future por Katherine Latham

Espacio/Clima extremo/Luna/Cambio Climático/

Medio Ambiente/Ciencia

La sutil influencia de la Luna en el clima de la Tierra (y por qué nuestro satélite cada año se aleja un poco). I Parte.

«Luna pálida anuncia agua, roja viento, y blanca buen tiempo». Durante generaciones, la gente ha observado la Luna para anticipar los cambios del clima. La Luna, de hecho, afecta el clima de la Tierra y los patrones climáticos de varias formas sutiles.

Hace 4.500 millones de años, dos viejos planetas chocaron y se fusionaron en uno para convertirse en la Tierra.

Durante el colosal encuentro de estos dos planetas, la proto-Tierra y Theia, una pequeña masa rocosa se desprendió para convertirse en nuestra luna. 

Este, nuestra compañera más cercana en la inmensidad del espacio está intrínsecamente ligada a nuestra propia existencia, con ritmos lunares incrustados en los ciclos de la vida en la Tierra.

Los efectos de las acciones de la Luna sobre la Tierra aún no se comprenden totalmente. El reto es desentrañar qué es mito y cuándo nuestra compañera lunar realmente tiene influencia.

Órbita fluctuante

El efecto más obvio que tiene la Luna en la Tierra se puede ver en las mareas oceánicas. A medida que la Tierra gira cada día, la gravedad de la Luna empuja el agua del lado más cercano de la Tierra hacia ella, creando un bulto.

El mar también se hincha en el lado opuesto debido a la fuerza centrífuga causada por la rotación de la Tierra. La Tierra gira debajo de estos bultos acuosos, lo que resulta en las dos mareas altas y las dos mareas bajas que vemos cada día.

Cada 18,6 años, la órbita de la Luna «oscila» entre un máximo y un mínimo de más o menos 5 grados en relación con el ecuador de la Tierra.

Este ciclo, documentado por primera vez en 1728, se llama ciclo nodal lunar.

Marea alta en India

FUENTE DE LA IMAGEN – HINDUSTAN TIMES

El efecto más obvio que tiene la Luna en la Tierra se puede ver en las mareas oceánicas.

Cuando el plano lunar se aleja del plano ecuatorial, las mareas en la Tierra disminuyen. Cuando la órbita de la Luna está más alineada con el ecuador de la Tierra, las mareas se extienden.

Ahora la NASA dice que el aumento del nivel del mar debido al cambio climático, combinado con la influencia del ciclo nodal lunar, provocará un aumento dramático en la cantidad de inundaciones causadas por la marea alta durante la década de 2030.

Benjamin Hamlington, líder del equipo científico del Grupo de Nivel del Mar y el Hielo de la NASA, está interesado en cómo los niveles del mar responden a las acciones naturales y humanas, además de lo qué significa eso para las poblaciones costeras.

Antes de mudarse a California, Hamlington vivía en la costa de Virginia, donde las inundaciones ya eran un gran problema.

«Las inundaciones de la marea alta afectan ampliamente la vida en las comunidades costeras. Afectan su capacidad para llegar a trabajo, dificultan que las empresas permanezcan abiertas», dice.

«Ahora es sólo un inconveniente, pero será algo difícil de ignorar, difícil de vivir», asevera.

Estas inundaciones, exacerbadas por la Luna dañarán la infraestructura y cambiarán las costas, asegura Hamlington.

«Es posible que veamos cuatro veces la cantidad de inundaciones de una década a la siguiente. El ciclo nodal lunar afecta a todos los lugares de la Tierra y los niveles del mar están subiendo en todas partes. Así que veremos estos rápidos aumentos en las inundaciones de marea alta en todo el mundo», dice el investigador científico.

Una amenaza para la vida silvestre

El ciclo nodal lunar podría plantear muchos desafíos para los humanos, pero para la vida silvestre en los ecosistemas costeros podría ser una amenaza existencial.

Ilia Rochlin, profesora visitante de la Universidad de Rutgers, estudia el vínculo entre el ciclo nodal lunar y las poblaciones de mosquitos de las marismas.

«Cuando el ciclo nodal está en su punto máximo, las mareas altas inundan el hábitat de los mosquitos hacia la tierra», dice Rochlin.

En ese momento, la inundación de las mareas ocurre con más frecuencia y trae consigo killis, un grupo de unos pocos cientos de especies de peces parecidos a los pececillos que se encuentran en aguas saladas, salobres y dulces.

Estos depredadores eliminarán o reducirán las poblaciones de mosquitos que se encuentran en las etapas de desarrollo de huevo, larva o pupa, antes de que los insectos pueden volar fuera del agua donde nacieron.

Rana verde

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La Luna tiene un efecto sutil sobre la Tierra que afecta a todos los ecosistemas.

«Normalmente, hay menos mosquitos en el pico del ciclo», afirma Rochlin. «En el punto más bajo del ciclo nodal, las mareas pueden inundar el hábitat de los mosquitos con muy poca frecuencia, dándoles tiempo suficiente para emerger, aumentando así sus poblaciones».

Y no son solo los mosquitos los que se ven afectados porque su abundancia es un indicador del bienestar de muchas otras especies.

Las ciénagas carecen de grandes mamíferos herbívoros, pero tienen invertebrados como camarones, cangrejos, caracoles, saltamontes y otros insectos. Estos, a su vez, son una importante fuente de alimento para las aves playeras y los peces.

«Cuando el pico del ciclo nodal lunar se cruza con el aumento del nivel del mar, crea la posibilidad real de que las marismas se ahoguen», alerta Rochlin.

Y cuando los invertebrados de una marisma se ahogan, las aves playeras, los peces y otras especies que dependen de ellos también sufren profundamente. Eso incluye a las personas, ya que estas ciénagas son parte integral de la economía mundial y sirven como vivero de una gran cantidad de vida marina que incluye más del 75% de todas las especies pesqueras.

Las marismas también tienen una importancia ambiental significativa ya que almacenan carbono a tasas mucho mayores que muchos ecosistemas terrestres.

Los humedales de agua dulce, por su parte, contienen casi 10 veces más carbono que los sitios de agua salada de las mareas, en parte debido a su gran extensión.

Con el aumento de las inundaciones debido a la oscilación de la Luna y el aumento del nivel del mar, los humedales de agua dulce también pueden enfrentar un cambio profundo.

Kristine Hopfensperger, científica medioambiental de la Universidad de Northern Kentucky, EE.UU., estudia la salinización de los humedales de agua dulce.

«Los humedales costeros de agua dulce experimentan grandes fluctuaciones de marea a lo largo del día y son mucho más biodiversos que sus contrapartes de las marismas», dice.

«Muchas especies son especialistas, así que tan pronto como las plantas o el primer nivel de la red alimentaria comienzan a variar la composición de una comunidad diversa de plantas de agua dulce hacia una comunidad menos diversa de plantas tolerantes a la sal, los animales que dependen de estas plantas pueden comienzan a cambiar, como las aves y los insectos terrestres», explica.

«Las especies acuáticas de agua dulce también se ven muy afectadas por el aumento de la salinidad y son empujadas río arriba para permanecer en el agua dulce», acota.

«La salinización de los humedales costeros de agua dulce seguirá aumentando con el aumento del nivel del mar y cuanto más frecuentes sean las inundaciones, más se verán afectados los humedales por la salinidad».

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC Future por Katherine Latham

Espacio/Clima extremo/Luna/Cambio Climático/

Medio Ambiente/Ciencia