Yacimiento musulmán Calatalifa: El nuevo Bien de Interés Cultural de la Comunidad de Madrid.

El yacimiento musulmán Calatalifa, en Villaviciosa de Odón, ha sido declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona de Interés Arquelógico de la Comunidad de Madrid.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor donde se encuentre escrito con “azul”. Muchas gracias.

Por si no lo sabías, un Bien de Interés Cultural es una figura jurídica de protección del Patrimonio Histórico español, tanto mueble como inmueble. En España hay cerca de 30.400 bienes de interés cultural y ahora la Comunidad de Madrid tiene uno más.

El Consejo de Gobierno ha declarado este 1 de febrero Bien de Interés Cultural, en la categoría de Zona de Interés Arqueológico, el yacimiento musulmán Calatalifa, en Villaviciosa de Odón, que constituye un valioso testimonio material de la cultura islámica de la Comunidad de Madrid.

Tal y como informa la página oficial de la Comunidad de Madrid, se trata de uno de los asentamientos andalusíes más importantes de la región, cuya ocupación se extiende desde el siglo IX hasta la conquista castellana, siendo abandonado durante la baja Edad Media. No obstante, las excavaciones arqueológicas han revelado un pasado emiral e incluso anterior.

Su nombre significa Castillo del Califa y contaba con una fortaleza vinculada a un importante eje fluvial y de comunicaciones, como era el valle del Guadarrama en la época. Sin embargo, por su extensión y hallazgos, sería más que un lugar de vigía o castillo, y su población de carácter militar se ocupaba también de una agricultura eminentemente hortícola, junto con una ganadería fundamentalmente ovina y caprina, y pesca en el contiguo río Guadarrama.

A día de hoy, es una de las escasas ciudades andalusíes de la Comunidad de Madrid localizadas y fosilizadas en el tiempo. En la zona superior se ubica el recinto amurallado, documentándose en su interior restos de poblamiento, así como estructuras de almacenamiento hidráulico.

En el entorno podrían existir un arrabal de gran extensión y, siguiendo otros modelos de medina, una necrópolis. No solo son importantes las partes constructivas in situ, como los aljibes y el tramo de la muralla, sino que destaca también el numeroso material localizado, sobre todo, cerámico.

Imagen de portada: Yacimiento musulmán Calatalifa SantiElecktrus / Wikipedia Creative Commons CC BY-SA 4.0

FUENTE RESPONSABLE: Viajestic. Por Irene Picazo. 2 de febrero 2023.

Sociedad y Cultura/Patrimonio/Historia/Comuna de Madrid; España/ Bienes.

La foto de Ana Frank del Bernabéu activa la alerta antisemita presente en otros estadios de Europa.

LA POLICÍA BUSCA A LOS AUTORES

Hinchas del Tottenham, Ajax o Cracovia asumen la simbología judía en respuesta a sus rivales, que les atacan imitando el sonido de las cámaras de gas. Las fotos de la menor exterminada ya causaron rechazo en Italia.

No es la primera vez que un grupo de aficionados trata de ridiculizar a un rival usando la imagen de Ana Frank. 

No al menos en las gradas europeas, donde es un recurso habitual de seguidores que profesan ideologías de extrema derecha. La bandera de la niña judía exterminada por los nazis que mostraron aficionados madridistas en los aledaños del Santiago Bernabéu llega a España con varios años de retraso con respecto a otros estadios donde el antisemitismo no es novedad. 

Banderas como esa o incluso tribunas enteras que imitan el sonido de las cámaras de gas ya activaron las alertas de las instituciones comunitarias e israelíes. «Ana Frank es del Atleti». Ese era el mensaje que acompañaba la foto de la menor asesinada en 1945 en el campo de concentración alemán de Bergen-Belsen. 

Se vio en la calle de Marceliano Santamaría, el histórico punto de reunión de los Ultras Sur antes de los partidos

El Real Madrid alega que hace años los expulsó de sus gradas, pero su presencia sigue ejerciendo un poder de atracción para cientos de hinchas merengues en las previas de los partidos importantes. 

Los tifos ya no los despliegan en el Fondo Sur, ahora los hacen en la vía pública. Les rodea una masa de gente que comparte cánticos, coreografías y atmósfera con ellos y después sí accede al estadio.

La Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía de Madrid investiga la autoría de esa imagen con el rostro de Ana Frank. Fue en el marco de un derbi madrileño contra el Atlético disputado el 26 de enero. La capital amaneció en los días previos con otras pancartas, en este caso de autoría rojiblanca, dirigidos a su eterno rival. 

Una de ellas también ha merecido la atención de la policía porque iba acompañada de un muñeco colgado de un puente con la camiseta del jugador madridista Vinícius. Esa tradición de intercambiar mensajes desafiantes en la calle también es habitual en otras latitudes antes de los partidos de máxima rivalidad entre vecinos de una ciudad, especialmente en Italia.

El precedente de Italia

También fue en el país transalpino donde se popularizó la imagen de Ana Frank como insulto antisemita. 

Fue en octubre de 2017, durante la disputa de un encuentro entre la Lazio y el Cagliari. Antes lo habían usado otros equipos, pero aquella vez uno de los fondos del estadio Olímpico de Roma apareció plagado de pegatinas con un fotomontaje idéntico al que se vio en los alrededores del Bernabéu. 

En este caso, la joven judía aparecía presentada con la camiseta de la AS Roma, el eterno rival de los laziales. Se da la circunstancia de que los ultras de la Lazio, los Irriducibili (Irreductibles), mantienen desde hace décadas un hermanamiento con Ultras Sur. 

En contraposición, los ultras del Atleti lo tienen con los de la Roma.El líder histórico de los Irriducibili se llamaba Fabrizio Piscitelli, aunque en el mundo de las gradas todos le conocían por el nombre de Diabolik. 

Murió en extrañas circunstancias el verano de 2019 a los 53 años de edad. Fue hallado sin vida en un parque de Roma con un disparo en la cabeza. Grupos de media Europa le despidieron con honores, incluidos algunos de sus más acérrimos rivales. 

En la calle Marceliano Santamaría, en Madrid, Ultras Sur se sumó a los homenajes. «Diablo, presente», rezaba su mensaje. Los Irriducibili ya había mostrado en el pasado su antisemitismo. 

Un ejemplo fue lo que sucedió al inicio de la temporada 1992-1993. Aquel año la Lazio fichó al holandés Aron Winter, un jugador de raza negra y procedente del Ajax, club vinculado a la comunidad judía. 

Los radicales le recibieron con pintadas de «judío y negro» o «Winter Raus» (Winter fuera, en alemán). La pintada iba acompañada de una esvástica nazi. Las pegatinas con la cara de Ana Frank y la camiseta de la Roma generaron una reacción de rechazo en la clase política italiana y en los máximos responsables del fútbol nacional. El presidente, Sergio Mattarella, lo describió como “inhumano» y «alarmante para todo el país”.

Información en un periódico italiano sobre el recibimiento que se le dedicó a Winter.

Los dirigentes de la Lazio anunciaron su deseo de fomentar visitas para niños al campo de concentración de Auschwitz, en Polonia. La jornada siguiente se guardó un minuto de silencio en todos los estadios italianos y se leyeron extractos del diario de la menor, que pasó encerrada en un ático de Ámsterdam entre 1942 y 1944 junto a su familia para evitar que los nazis les encontrasen. 

Los propios jugadores de la Lazio saltaron al campo en su siguiente partido con una camiseta que rendía tributo a Ana Frank. Fue una reacción a nivel Estado. ‘Los 50’ es un grupo de aficionados del Atlético de Madrid que en el pasado han impulsado iniciativas destinadas a recuperar la historia colchonera. 

Este jueves difundieron un texto en el que reivindicaban la lucha de Ana Frank y venían a relacionar su legado con los valores del Atlético: «Guardemos la reveladora foto de esa sonrisa luminosa en la cara, llena de adioses y de esperanzas, de una luchadora de 15 años y que nos acompañe en cada partido. Porque es verdad: ¡Ana Frank es del Atleti!». 

No sería la primera vez que una afición termina acogiendo la herencia y la simbología hebrea con orgullo en respuesta a los ataques antisemitas de sus rivales. Y el pueblo judío ha puesto reparos a esa asimilación a pesar de sus buenas intenciones.

La ‘Yid Army’ de los Spurs

A la hinchada del Tottenham Hotspur de Londres se la conoce con el sobrenombre de la Yid Army (Ejército Yiddish). Es muy habitual ver ese nombre en las banderas que engalanan sus gradas junto a la estrella de David. 

Ramón Usall es autor de un libro llamado Futbolítica (Altamarea) y, según dice, las estimaciones más generosas actuales cifran en apenas un cinco por ciento a los aficionados del club que profesan la religión judía. Sin embargo, sostiene que los Spurs «es un equipo judío». Se refiere al proceso de adopción de la identidad hebrea que experimentó su afición en respuesta a los ataques antisemitas de sus rivales, principalmente del Chelsea.

La Yid Army en Madrid antes de la final de la copa de Europa de 2019 (Foto: Alejandro Requeijo)

El motivo no viene tanto del hecho de que sus presidentes desde 1982 sean judíos, sino que se remonta a las primeras décadas del siglo XX. Muchos judíos que huían de las persecuciones en Europa del Este se asentaron en el norte de la capital inglesa donde se ubica el barrio de Tottenham. 

Esos inmigrantes eran de clase trabajadora y entonces los estadios todavía eran recintos de empoderamiento de las clases populares. En 1935, los aficionados judíos representaban un tercio del estadio de White Hart Lane, la casa de los Spurs hasta 2017, según Usall. 

El antisemitismo hacia ellos vivió su mayor auge en los setenta y los ochenta, cuando las aficiones rivales les dedicaban saludos nazis o imitaban el ruido de las cámaras de gas: «Ssssshhhhhhhh».

Usall cuenta en su libro cómo la policía y la Federación inglesa llegaron a prohibir en 2013 el término Yid, incluso a los propios hinchas del Tottenham porque lo consideraban vejatorio. 

El Congreso Mundial Judío considera la palabra Yid despectiva y antisemita y la directiva del club trata de erradicar su presencia en las gradas. Cada vez se ve menos. El debate llegó hasta Downing Street, donde el primer ministro David Cameron defendió el uso del término. 

Las banderas de Israel también eran algo habitual entre los aficionados del Ajax de Ámsterdam. Su anterior estadio, De Meer, se construyó en la década de los treinta del siglo pasado en pleno barrio judío de la ciudad, ya de por sí con fuertes vínculos con el judaísmo. Eso sentó los cimientos de una identidad semita. 

De nuevo sus rivales lo usaron como insulto y hubo hinchas del club que dejaron de asistir al estadio para no soportar las humillaciones. En esta tendencia también ha habido escenarios en los que el odio a los judíos y el rechazo a lo que representa Israel ha venido de parte de aficiones con grupos radicales de extrema izquierda que acuden al semitismo como vía para apoyar la causa palestina.

Otro hincha de los Spurs muestra un martillo hinchable con la estrella de David en la plaza de Colón. (Alejandro Requeijo)

La directiva del Ajax lleva años tratando de limitar esta simbología para evitar ese escenario, especialmente en sus enfrentamientos con el Feyenoord, su eterno rival. «Hamás, Hamás, judíos al gas», es un ejemplo de las consignas que se podían escuchar en las gradas neerlandesas. 

En este frente judío también cabe el Cracovia (no confundir con el Wisla). Es otro club que reivindica una personalidad judía. Sus hooligans más conocidos se hacen llamar Jude Gang. Guardan buenas relaciones con sus homólogos del Ajax mientras que sus archienemigos del Wisla tienen amistad con los Irriducibili de la Lazio. Otra vez la Lazio. 

Es por eso que el que fuera presidente del Comité Directivo del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén alertó acerca de cómo «el antisemitismo en los estadios ha permitido que las canciones de odio se filtren gradualmente en la sociedad en general». 

La Liga Antidifamación es una institución con más cien años de historia que dice trabajar en favor del pueblo judío. Apoyan «un Estado de Israel seguro, judío y democrático, que viva en paz y seguridad con sus vecinos». 

«Trabajamos para educar y participar en los desafíos y complejidades que enfrenta Israel en casa y en todo el mundo», afirman. En 2021 publicó un informe bajo el título «Aumenta el antisemitismo en el fútbol europeo». 

En él se advertía que «los líderes políticos de Europa también han notado este aumento reciente en los incidentes. Margaritis Schinas, vicepresidenta del poder ejecutivo de la Unión Europea, reafirmó esta semana que en el fútbol europeo no hay lugar para el antisemitismo».

Imagen de portada: Imagen antisemita mostrada en los aledaños del estadio del Real Madrid.

FUENTE RESPONSABLE: El Confidencial. Por Alejandro Requeijo. 4 de febrero 2023.

Sociedad y Cultura/España/Real Madrid/Israel/Santiago Bernabéu/ Vinicius Junior.

Los siete pueblos que absorbió la Barcelona contemporánea.

La capital catalana multiplicó su superficie por cinco entre los siglos XIX y XX

Barcelona, una de las ciudades más importantes de España, ha crecido de manera exponencial en los últimos siglos. Durante el siglo XIX y XX, la ciudad absorbía a los pueblos vecinos para ampliar sus fronteras y mejorar su economía. Barcelona, se anexionó siete municipios contiguos a ella, multiplicando por cinco su territorio, pasando de los 15,5 km2 hasta los 77,8 km2.

Sants (1896)

El barrio de Sants estuvo compuesto por dos núcleos principales: Sants, el principal, y la Marina de Sants alrededor del antiguo puerto barcelonés. Sants surgió a lo largo del Camino Real, que a partir de finales del siglo XVIII, se convirtió en la base para construir la carretera que conectaba con Barcelona desde la zona del río Llobregat. Durante la primera mitad del siglo XIX, Sants prosperó al establecerse numerosos comercios que evadían los impuestos de Barcelona, lo que también atrajo a industrias que formaron un municipio mayoritariamente obrero.

Gràcia (1896)

El barrio de Gracia surgió en torno al Convento de Nuestra Señora de Gracia, construido por las carmelitas descalzas en 1626. En la misma zona ya había dos conventos más, el Convento de Jesús de los franciscanos y el de los Capuchinos viejos. Gracia contaba con una economía basada en la agricultura y el artesanado. Durante el siglo XVIII, comenzaron a construirse residencias de verano en las faldas de la sierra para la burguesía barcelonesa. Sin embargo, también recibió alguna industria textil durante el siglo XIX, lo que cambió la base social de Gracia a mayoritariamente obrera y protagonizó momentos de conflictividad.

Sant Gervasi (1896)

Sant Gervasi se encontraba en las faldas de la Sierra de Collserola y fue un área de construcción de masías y casas solariegas. Sin embargo, debido a la topografía accidentada causada por la presencia de muchos arroyos, la zona no llegó a formar un núcleo urbano central. Inicialmente, Sant Gervasi estaba incluido en el municipio de Sarrià, pero en 1714 alcanzó el estatus de municipio independiente. Durante el siglo XIX, la alta burguesía barcelonesa descubrió Sant Gervasi y comenzó a construir sus torres de verano allí. El pequeño municipio rural se transformó en una zona residencial para la alta burguesía. La parte baja del municipio (Galvany) comenzó a urbanizarse en 1866 con la llegada del tren de Sarrià.

San Martí de Provençals (1896)

Un asentamiento surgió en la intersección del perímetro de la zona militar y la ruta que conectaba Barcelona y Francia. Con el tiempo, esta localidad, conocida como El Clot, adquirió una cierta importancia. San Martí constaba de cinco asentamientos, cuatro de los cuales estaban conectados por un camino paralelo a la delimitación militar que recorría la llanura desde Camp del Arp hasta La Llacuna y el Poble Nou, pasando por El Clot, el núcleo principal. La Sagrera, ubicada cerca del Clot y en continuidad con la vía férrea, se convirtió en el eje principal de la zona. Cuando se planteó el Eixample, San Martí era poco más que unos pocos núcleos en un vasto territorio vacío, pero con el tiempo se convirtió en el lugar principal para la ubicación de las industrias de Barcelona, por lo que llegó a ser conocido como el “Manchester español”.

Sant Andreu del Palomar (1896)

Este municipio existió desde finales del siglo X, siendo un núcleo con intensa agricultura de riego que aprovechaba el agua de la acequia del Rec Comtal en el camino entre Montcada y Barcelona, además de ser una zona de molinos. La antigua calzada romana fue el eje principal que estructuró el municipio, que creció a partir de ella. A finales del siglo XIX, comenzó una intensa industrialización con la implantación de industrias que requerían grandes extensiones de superficie, como Fabra i Coats y La Maquinista.

Horta (1904)

Este municipio cuenta con una historia antigua, ocupando el valle entre las laderas del Collserola al norte y la Montaña Pelada al sur. Contaba con dos núcleos de población, Sant Genís dels Agudells y Sant Joan d’Horta, y un poblamiento disperso de masías y cultivos. El valle, conocido hoy como Vall d’Hebron, prosperó gracias a la existencia del antiguo Monasterio de Sant Jeroni de la Vall d’Hebron y su abundancia de agua.

Sarrià (1904)

Este fue el último de los municipios absorbidos por Barcelona y tuvo una historia complicada, sufriendo la escisión de Les Corts en 1836 y anexionándose el municipio de Vallvidrera en 1890. Sarrià comenzó a asentarse en los siglos XII y XIV como una localidad rural, pero evolucionó hacia un carácter más urbano con la llegada de artesanos y menestrales.

Les Corts de Sarrià (1896)

Les Corts se separó de Sarrià en 1836 y existió como municipio independiente durante 60 años antes de ser anexado. En el momento de su anexión, Les Corts era un municipio agrícola con muchas masías.

Imagen de portada: Mapa de Barcelona previo al Eixample FOTO: LA RAZÓN (CUSTOM CREDIT)

FUENTE RESPONSABLE: La Razón. España. Por David Fernández. 3 de febrero 2023.

Sociedad y Cultura/España/Barcelona;Cataluña/Historia

Concepción Arenal, una feminista en el siglo XIX.

Efemérides de la Historia.

El 31 de enero de 1820 nació Concepción Arenal, escritora, periodista, experta en derecho y pionera del feminismo en España. 

Para llevar a cabo su sueño de estudiar en la universidad tuvo que disfrazarse de hombre. Cuando se descubrió su identidad tuvo que hacer un examen, que aprobó y le permitió continuar con su carrera.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

¿Quién fue Concepción Arenal?

Heredera de las ideas liberales y del sentido de la justicia de su padre, desde muy joven fue una ferviente defensora de los derechos de las mujeres. Con su ejemplo permitió romper con tabúes y luchar contra los convencionalismos que impedían acceder a las mujeres a la educación y la cultura. 

Su ideario político estuvo cercano a Karl Krause y Francisco Giner de los Ríos. Sus primeras obras las escribió para denunciar la vida carcelaria. De entre todas las frases famosas de Concepción Arenal destacó: «Abrid escuelas y se cerrarán cárceles». 

Como seguidora de las ideas de Pedro Dorado Montero, ella defendía aplicar la educación al sistema penal para conseguir reformar al delincuente en lugar de limitarse a castigarlo. Arenal comprobó cómo era la vida en las cárceles españolas cuando trabajó como visitadora de prisiones de mujeres.

Aunque se convirtió en una figura pública destacada por sus acciones y sus obras, su vida privada siempre quedó en un segundo plano por decisión propia. 

Arenal llegó a negarse a suministrar una nota biográfica a sus editores para acompañar sus libros. Además de por los derechos de las mujeres y los presos, Concepción Arenal también luchó por los marginados de la sociedad y los mendigos —siempre desde posiciones cercanas a un catolicismo social—, y propuso una política de beneficencia estatal muy adelantada para su tiempo. 

Destacó por su extensa obra de no ficción, pero también publicó piezas literarias y colaboró en numerosos periódicos. 

Su obra más conocida fue La mujer del porvenir, un valioso documento en el que Arenal rebatió las teorías que se apoyaban en razones biológicas para defender la inferioridad de la mujer.

Imagen de portada: Concepción Arenal

FUENTE RESPONSABLE: Zenda. Apuntes, Libros y Cía. Por Paca Pérez. Editor: Arturo Pérez-Reverte. 31 de enero 2023.

Sociedad y Cultura/Historia/España/Feminismo/Mujeres pioneras/En memoria/Efemérides de la Historia.

Los humedales de España ya no son húmedos.

Sólo el 12% de los ecosistemas húmedos está bien conservado​ y entre 1970 y 2015 han reducido su tamaño en un 35%.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

España es un territorio rico en biodiversidad. La joya ambiental del país es, sin duda, su red de humedales, resquicios de agua en mitad de la tierra. Son ecosistemas ricos, donde las especies acuden para beber y refrescarse, bien lo evidencian los flamencos que mojan sus plumas en Doñana. Durante el siglo XX, pese a su valor ecológico, fueron reconvertidos y reaprovechados para usos agrícolas lo que provocó una crisis de la que el país sigue sin salir.

Según las estimaciones del Ministerio para la Transición Ecológica, entre 1970 y 2015, los humedales se han reducido aproximadamente un 35%, tres veces más de la tasa de pérdida de masas boscosas. Además, en la primera mitad del siglo XX se habría consumado la desaparición de hasta el 60% de los ecosistemas húmedos originales del país. La situación actual no es halagüeña, pues apenas espacios de este tipo que no estén amenazados, con sólo un 12% catalogado como «bien conservado», según los datos divulgativos del propio Gobierno español. El 24% se encuentra en un «estado pobre» y el 30% en «estado muy pobre». 

En la lista de espacios naturales que se sitúan al borde de entrar en la UCI aparecen nombres conocidos, como las Tablas de Daimiel, el Mar Menor o el parque natural de El Fondo, en Elche. También aparecen otros entornos que son emblemas del país, pero cuya mala conservación ha llevado a Europa a abrir procesos judiciales contra España: Doñana y el Delta del Ebro. 

Las principales amenazas de estos ecosistemas están vinculadas a actividades humanas. La mala gestión del agua, según el último informe Ramsar de la Sociedad Española de Ornitología (SEOBirdLife), afecta al 60% de estos espacios naturales y la agricultura en zonas colindantes –con extracción de agua para regadío– supone un problema para la salud del 38% de los ecosistemas húmedos. 

El caso más paradigmático es el del Mar Menor, que se enfrenta a la contaminación difusa provocada por la agricultura del Campo de Cartagena y por los vertidos de aguas residuales y domésticas. No muy lejos de allí, en la Albufera de València, aparecen otros problemas como la sobreexplotación de los acuíferos para regadío, lo cual se extiende en otras zonas del país como Tablas de Daimiel o Doñana, donde el riego ilegal y los pozos clandestinos se han convertido en un quebradero de cabeza para el Gobierno central.

Falta de compromiso

En este declive de los ecosistemas más ricos del país, las comunidades autónomas tienen mucho que decir. Hace más de diez años las diferentes administraciones se comprometieron a actualizar el Inventario Nacional de Zonas Húmedas, pero sólo ocho comunidades autónomas han aportado sus datos.

«En la actualidad, el inventario recopila 764 sitios que ocupan una superficie de algo más de 235.000 hectáreas, pero hay que completarlo para poder identificar humedales desecados o degradados, y avanzar así en su recuperación y restauración, tal y como promueve el Convenio Ramsar», sostienen desde SEO BirdLife.

Desde Ecologistas en Acción, por su parte, señalan al menos hay un 30% de zonas incluidas en el Convenio Ramsar (el tratado internacional sobre humedales), que no se han incluido todavía en el inventario de zonas húmedas. Desde la organización denuncian la falta de compromiso y dejadez de las instituciones par proteger estos entornos y ponen el foco sobre cómo las políticas de gestión hídrica siguen siendo potenciando el consumo y las extracciones de agua. 

Imagen de portada: Vista general del humedal del Parque Nacional de Las Tablas del Daimiel, en Ciudad Real, Castilla-La Mancha. España. Por Patricia Galiana/EUROPA PRESS.

FUENTE RESPONSABLE: Público. Por Alejandro Tena. 1 de febrero 2023.

Sociedad/España/Biodiversidad/Ecosistemas/Humedales/Declive.

Antonio Corbí: «El arte, en cuanto expresión o manifestación de la belleza, está vinculado a lo más profundo del ser»

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

El pasado 8 de noviembre, los responsables de la iglesia de San Nicolás y San Pedro de Valencia presentaron los trabajos de restauración en abierto de dos tablas pintadas por Yáñez de la Almedina, un discípulo español de Leonardo. La reparación de ambas piezas, que pertenecieron a un políptico hoy perdido, es un hito más en el proceso de «vuelta a la vida» de uno de los templos más apreciado por los valencianos. El evento estuvo a cargo de los restauradores y del párroco, que cedió la palabra a los técnicos tras una pequeña introducción que sorprendió a los presentes por su claridad y erudición. 

Antonio Corbí [Carcaixent, 1962] es el párroco de esta iglesia desde el año 2013 y habla como un auténtico experto en rehabilitación. Sus palabras, más allá de lo puramente artístico, descubrieron a un emprendedor hombre de negocios cuando se refirió a los aspectos terrenales, a un pastor de sus rebaños en el sentido evangélico del término y a un ser humano comprometido con los más necesitados. Las tres vertientes de su discurso guardaron un equilibrio perfecto sin otorgar a ninguna de ellas un peso específico mayor que las restantes: San Nicolás constituye, en el siglo XXI, una fórmula de gestión ejemplar en la que se conjugan lo artístico, lo religioso y lo social en esta popular parroquia de la capital del Turia.

Quedamos con Antonio para el 2 de diciembre, justo el día en el que se publicaba el estudio de InterNations que ha colocado a Valencia en primer lugar en el Expat City Ranking 2022 como la mejor ciudad para vivir. Mientras tomamos un café antes de acomodarnos en la sala capitular donde va a tener lugar la entrevista, me cuenta que su familia paterna es originaria de Salinas, una población del valle del Vinalopó, en Alicante, famosa por los depósitos de sal que dejaba una laguna de surgencia que ya no existe y que proveía de salmuera a las más famosas salinas de Torrevieja: es el cambio climático, apostilla con cierta nostalgia de aquellos días en los que visitaba a su bisabuelo, labrador y salinero.

Hábleme de usted y de su formación. Por la manera en la que se expresa parece licenciado en Historia del Arte.

No, no, cursé la carrera de Derecho en la Universidad de Valencia [1980-1985] y posteriormente me licencié en Filosofía y Teología en la Universidad de Navarra [1985-1991]. En 1992 me enviaron a Roma para hacer la tesis doctoral en el Tribunal de la Rota y completar mi formación jurídica.

¿Sobre qué versó?

Sobre derecho procesal canónico en un estudio comparativo sobre el ministerio público en el ordenamiento civil y el ordenamiento canónico.

¿Se quedó en Roma una vez defendida la tesis?

No, en 1994, Agustín García-Gasco, al que no conocía, me llamó para ofrecerme la secretaría del arzobispado porque se había propuesto renovar muchas instituciones eclesiales y quería contar conmigo para ello; fui su secretario durante diecisiete años, hasta que él enfermó y murió en 2011. Durante esos años en el arzobispado se acometieron reformas en el ámbito educativo, se actualizaron los estatutos de los sesenta y cuatro colegios diocesanos que se agruparon en una fundación y se constituyó la Universidad Católica de Valencia, se crearon centros de formación y se estableció la fundación de La Luz de las Imágenes para la que redacté los estatutos en mi condición de letrado.

También se reformaron en esa época las estructuras de gobierno eclesiástico, se puso en marcha la primera agencia de noticias de una diócesis española [emisora de radio y televisión], se organizó la participación en iniciativas pastorales y en las jornadas internacionales en torno al año 2000, el del Jubileo. Había mucho trabajo por hacer y en muy diferentes frentes.

¿Desde cuándo es el responsable de San Nicolás? 

Llegué en septiembre de 2013. Nunca imaginé que podía ser párroco de San Nicolás. El arzobispo me llamó y me ofreció esa posibilidad, que acepté.

He leído que tomó el relevo de Julián Magro, el arquitecto-sacerdote con quien se iniciaron los trabajos de restauración.

Es una historia curiosa que conozco de primera mano porque yo en aquellos momentos era el secretario de Agustín García-Gasco. Hubo tres personajes clave cuya trayectoria fue paralela: Vicente Martínez, médico radiólogo del Hospital de la Fe y profesor de la Facultad de Medicina, Vicente Pons Alós, profesor titular del departamento de Historia Medieval de la Facultad de Geografía e Historia y Julián Magro, arquitecto y profesor de la Escuela Politécnica de Valencia. Los tres tenían historias parecidas, querían profesar como sacerdotes, llegó el momento, se prepararon los tres y se ordenaron.

¿Eran vocaciones tardías?

Pues, sus años tenían, pero yo creo que las vocaciones nunca son tardías [ríe]. Los tres tienen una historia parecida y, una vez ordenados, Agustín envió aquí a Julián Magro porque, conociendo la situación en la que se encontraba el templo le dijo: Julián, tú te vas a ir a San Nicolás a ver qué puedes hacer allí.  Y lo nombró, además, arquitecto de la catedral. Se produjo entonces uno de esos momentos [mágicos] en la historia del arte y de los artistas y es que en la catedral se descubrieron los famosos ángeles renacentistas debajo de la bóveda barroca, que era de primer orden y la había hecho el mismo arquitecto que hizo la decoración arquitectónica barroca del templo, porque aquí, en San Nicolás, el templo era gótico y se revistió de barroco con una singularidad enorme.

¿Qué encontró cuando llegó?

Desde hacía unos años habían confluido una serie de circunstancias afortunadas para la revitalización de la parroquia más allá de su dedicación religiosa, aunque no existía, por falta de recursos económicos, una programación previa de la totalidad de un proceso que se inició con la reparación de algunos elementos arquitectónicos, siguió con la limpieza y reconstitución de los frescos de las bóvedas y ahora se ocupa de objetos de menor tamaño, aunque no de menor importancia. 

Los arreglos se fueron previendo según las necesidades más inmediatas, pero las ayudas se han ido encadenando y el resultado, aun sin pretenderlo, parece sujeto a un plan providencial bien estructurado de antemano.

¿No existía un plan integral previo de restauración de todo el conjunto?

No, no existía. Como te he dicho, bajo la dirección del anterior párroco se hizo una primera intervención para solucionar los graves problemas que había en los ventanales de la bóveda. En aquellos años se hizo también una modesta intervención en la capilla mayor. Se hicieron también los primeros estudios para intervenir en la bóveda y proceder a la restauración pictórica para completar otras intervenciones que en un primer momento no estaban previstas [pavimentos, capillas laterales, instalaciones eléctricas, etcétera].

Fue fundamental la voluntad de la Fundación Hortensia Herrero que asumió y aceptó el programa que se le propuso que incluía otras partes del edificio. Aceptó también restaurar la capilla de la comunión [un anexo barroco] y, finalmente, la parte de la cabecera del templo. En 2014, obtenidas todas las autorizaciones, comenzaron las obras y con ellas se fue tomando conciencia de que era necesario ampliar el plan; han sido nueve años divididos en tres grandes fases. 

Y terminado eso, lógicamente había que continuar porque el patrimonio que tiene esta parroquia en elementos muebles es de extraordinario valor y estaban en una situación muy complicada. Y todo ello manteniendo el templo abierto al culto. En 2016 terminaron las obras de la bóveda, en 2019 las de la capilla de la comunión y en 2022 las de la cabecera. Hemos empezado un proceso y nos queda mucho por recorrer.

Un templo gótico que más tarde fue reconvertido en barroco.

En la tradición, las iglesias góticas se transformaban en barrocas construyendo una bóveda de medio punto debajo de los arcos apuntados, pero, en el caso de San Nicolás, como no era muy alta, si se construía la bóveda desaparecían las ventanas. La singularidad de la que te hablaba consistió en que se rellenó el espacio entre los nervios que sostenían los plementos góticos para conseguir superficies lisas, pero manteniendo la entrada de luz natural y de ventilación. Si te fijas, se siegue viendo la estructura gótica, aunque adaptada para que se pudiera pintar sobre ella; pero eso hace que tenga una complejidad añadida porque se generan muchos rincones y las perspectivas, los ángulos, son mucho más difíciles de resolver; no tienen la sencillez de una superficie lisa.

Y el trabajo pictórico se encarga a Antonio Palomino, pintor de cámara del rey Carlos II.

Precisamente que fuera Antonio Palomino [1655-1726] el que hizo el diseño era muy oportuno porque era matemático, y también se ordenó sacerdote después de enviudar; toda su formación artística fue en el juego de las perspectivas, hizo una aplicación de sus estudios matemáticos a la pintura y cuando hace el planteamiento yo creo que tiene muy en cuenta ese bagaje profesional para poder diseñar el esquema iconográfico de la bóveda con su complejidad que, por otro lado, es todo un adelanto del mundo ilustrado del siglo XVIII.

Sí, porque no es solo la complejidad matemática sino el programa evangélico que Palomino diseña con un conocimiento extraordinario de las Sagradas Escrituras y de las hagiografías de los santos titulares [San Nicolás de Bari y San Pedro de Verona].

En efecto, demuestra un gran conocimiento teológico, escriturístico y luego toda su formación que es la de un auténtico maestro; y el discípulo, Dionís Vidal, que es el que ejecuta de modo directo y principal todo el proyecto, también demuestra que sabe seguir de cerca al maestro. Aquí se ve que hay algunas obras de arte en las que el discípulo, si no supera, sí llega a igualar al maestro. 

Sin embargo, al leer la historia de esta iglesia a lo que se da importancia es a la programación de Palomino, sin que parezca tener mucha relevancia la obra del auténtico ejecutor, Dionís Vidal.

Así es, pero es indudable que hay una simbiosis entre uno y otro y que Vidal aportó también sus puntos de vista. Era un verdadero artista.

Cuando se habla de esta iglesia siempre se la nombra como la «Capilla Sixtina» de Valencia, aunque no pertenecen a la misma época, sus planteamientos son diferentes y aquí la complejidad de la temática es mayor que en la Capilla Sixtina.

Bueno, aquí la analogía, porque es una analogía y no una comparación, la hizo Gianluigi Colalucci [director de la restauración de la Capilla Sixtina] al que conocía Pilar Roig, la directora del Instituto de Restauración y de nuestro equipo, desde años atrás, y cuando comenzó la restauración, le propuso como una alta dirección y un asesoramiento para los trabajos que se iban a realizar aquí. La verdad es que la bóveda estaba muy deteriorada y no se sabía muy bien qué íbamos a encontrar, aunque se habían hecho unos estudios previos que habían determinado las patologías, pero, claro, una cosa es el diagnóstico previo y otra empezar a tratar al paciente y encontrarse con lo que uno no espera.

Colalucci vino aquí, conocía la situación porque había seguido de cerca los trabajos de diagnosis y cuando empezó la restauración estuvo siguiendo la evolución de las obras y él mismo quedó sorprendido de la belleza, el colorido y la calidad de los frescos que iban apareciendo; eso recuerda que cuando se hizo la restauración de la Capilla Sixtina hubo una gran polémica porque Colalucci les devolvió una luz y un colorido que eran desconocidos para los que la contemplaban. 

Yo creo que él evocaba de algún modo aquella luminosidad que había devuelto a la bóveda de la Sixtina y que era comparable a la luz con la que se estaba devolviendo el esplendor a una bóveda muy oscurecida y deteriorada. Él hizo entonces esa afirmación, con cierto humor, de que esto iba a ser la Capilla Sixtina de España y esa es una frase que hizo enorme fortuna, es una frase-marketing y creo que la restauración ha tenido ese eslogan. 

Pero, indudablemente, son autores distintos, épocas distintas, estilos diversos, no es comparable ni tan siquiera la superficie porque la Capilla Sixtina tiene ochocientos metros cuadrados y aquí hay mil ochocientos, aunque la referencia como analogatum princeps es obligada, porque la Sixtina es un monumento emblemático de la historia del arte, una referencia obligada.

En cierto modo también han corrido paralelos los dos templos, el Vaticano y San Nicolás en sus grandes momentos constructivos. Da la impresión de que todo responde a un plan bien organizado y que se ha ido de lo general [arquitectura, frescos] a lo particular [tablas, música, orfebrería, vestiduras talares, etcétera].

No creas, eso tiene su historia también. La primera idea que tuvieron los mecenas fue restaurar la bóveda.

El impulso de la restauración, ¿fue de los mecenas o de la propia iglesia?

Convergen, hay una convergencia que, en este caso hay que atribuir a la Providencia [ríe] porque no se conocían; Julián no conocía a la familia Roig y estos no conocían al párroco-arquitecto, pero sí que había algo de base que era la devoción a San Nicolás presente en la sociedad valenciana y Hortensia Herrero frecuentaba esta iglesia. Ella es madre de cuatro hijas, dos de las cuales han celebrado aquí sus matrimonios y, gracias a este hecho, se interesó por los frescos de los que conocía bien su deterioro; quiso intervenir financiando la restauración a través de la fundación sin reparar en gastos.

Por otra parte, el volumen de lo que había que hacer superaba toda posibilidad y la única confianza era que la administración pública asumiera un proyecto de restauración, pero eso era difícil y eran años de dificultades porque hablamos de los años de crisis económica, bien entrada la década del 2000.

El mecenazgo privado es fundamental. La pretensión de que la administración se ocupe y sea la protagonista de todo no conduce a resultados eficaces ni deseables. Si la restauración de San Nicolás la hubiese hecho la administración pública habría costado tres veces más y no se habría terminado aún. A la administración le corresponde establecer un marco de garantías y debería centrar sus esfuerzos en fomentar el mecenazgo privado. Pensar que para que algo sea bueno o funcione bien tiene que pertenecer o ser gestionado por alguna administración del Estado es una necedad. Por mi formación estoy plenamente convencido del principio de subsidiaridad: el Estado ha de ser subsidiario. La protagonista debe ser la sociedad civil. En el caso de San Nicolás, las instituciones públicas han otorgado los permisos oportunos en tiempo razonable, han seguido con interés los trabajos, han cumplido sus deberes de inspección y nos han reconocido oficialmente como museo.

De la mano de la Fundación Hortensia Herrero llegó entonces la propuesta de restauración pictórica. 

Sí, llega la primera propuesta que fue la de la restauración pictórica, pero Julián se opone, con buen criterio porque no se podía acometer tal trabajo sin reparar antes los daños arquitectónicos. Él reconduce el tema y consigue que se reparen en primer lugar las ventanas —algunas estaban tapiadas—, así que el primer trabajo fue ese para garantizar la ventilación y evitar las inundaciones que se producían cada vez que llovía.

Él estuvo aquí hasta que enfermó y falleció en el momento justo en el que ya se estaban llevando a cabo las propuestas para la intervención pictórica pero no existía ni se planteó como un plan integral de restauración del edificio, solo existía el deseo de reparar las cubiertas y ventanas y recuperar las pinturas.

En esa situación es cuando llego yo; en el 2013 me llamó el nuevo arzobispo para ofrecerme ser el párroco de San Nicolás y acepté el cargo a sabiendas de que era mucho más que un trabajo pastoral. Era un reto muy bonito, conocía a Pilar Roig porque durante mi etapa como secretario del arzobispado se habían acometido restauraciones muy importantes, entre ellas la de la cúpula de la basílica de la Virgen de los Desamparados, y cuando me encontré el proyecto en manos de Pilar yo ya sabía que iba a ser de una gran importancia.

Esta iglesia cuenta con un departamento propio de conservación y restauración, lo que da idea del trabajo que se realiza.

En el desarrollo de la obra ha habido un trabajo en equipo y una participación conjunta: por una parte, la Fundación Hortensia Herrero, mecenas del proyecto, que ha seguido muy de cerca los estudios y la ejecución de la obra, y desde el lado técnico, la participación del arquitecto-director del proyecto, Carlos Campos, y del Instituto de Restauración de la UPV, bajo la dirección de Pilar Roig, así como la empresa constructora EMR [Estudios y Métodos de Restauración]. 

Y, por supuesto, la propia parroquia porque no se puede olvidar el conocimiento de los usos del edificio a la hora de llevar adelante un proyecto así. En buena medida, lo que se celebra en su interior configura el propio edificio: sus dimensiones, orientación, ventilación, iluminación, etc. Por otra parte, la restauración de la obra artística no puede olvidar el mensaje que trasmite; ese mensaje ilumina la comprensión de la obra misma.

Creo que ha sido un trabajo en equipo, todos hemos aportado criterios y conocimientos, cada uno desde su perspectiva y competencia.

¿Qué les queda por hacer?

Un edificio de estas características se encuentra siempre en permanente restauración, pero es cierto que la gran obra de restauración del inmueble se ha realizado en estos últimos diez años y podemos darla casi por concluida. 

El Departamento de Conservación de San Nicolás se puso en marcha el año pasado. Después de la restauración arquitectónica y pictórica de estos años, hemos observado también la necesidad de ocuparnos de la colección artística del templo, que está integrada por numerosos elementos de diversa naturaleza, que forman parte de este Monumento Histórico Nacional. Para esto impulsé un Departamento de Conservación y Restauración formado por profesionales que se ocupan del cuidado, recuperación y puesta en valor de los fondos de la parroquia.

¿A qué fondos se refiere?

Aquí hay bienes pictóricos, orfebres, cerámicos, escultóricos, textiles y de arte en vidrio.

Tenemos una de las colecciones de textiles más importantes de la Comunidad Valenciana, hay ornamentos desde el siglo XVI hasta nuestros días que estaban guardados y ni tan siquiera inventariados; hemos documentado todos esos fondos. Y contamos también con una colección de orfebrería muy importante solo en parte inventariada.

Tenemos una colección musical muy importante también; hemos encontrado documentos que hablan del órgano de San Nicolás desde el año 1468, entre ellos, el encargo que se hace al pintor Pedro Cabanes para que pinte las puertas y unos años más tarde, a mediados del XVI, hay otro encargo semejante que se hace al organero Pedro Serrano para que se redecoren esas mismas puertas. Es decir, San Nicolás ha tenido un órgano desde el siglo XV y guardamos como tesoro los cantorales del siglo XVII, también necesitados de tratamiento. Hoy en día, el encargado de su mantenimiento es Albert Blancafort, que continúa la saga familiar iniciada por su padre, Gabriel Blancafort i París.

De todo lo anterior ya tenemos algo expuesto y el resultado de este trabajo está siendo espectacular porque con él hemos puesto de relieve, de forma global, que el templo atesora una rica y variada colección de obras de arte ocultas —de algún modo— hasta ahora, a la mirada y contemplación de sus visitantes.

¿Tienen un espacio expositivo para ello? 

Sí, arriba [de la sala capitular] pero hay que hacer los muebles, restaurar los libros, colocarlos, etc. es todo un trabajo que se ve menos, pero es muy importante. Y del archivo musical, la mayor parte se perdió en la guerra civil, pero otra parte se conservó y es lo que tenemos. De él se están sacando piezas musicales, por ejemplo, el lunes próximo se va a estrenar una pieza inédita del archivo compuesta para la víspera de la solemnidad de san Nicolás, que es el 5 de diciembre. Se va a interpretar con el coro de la parroquia y el órgano.

[San Nicolás tiene un coro propio, Studium Vocale, fundado en 1998 y dirigido desde el año 2000 por Daniel Rubio Navarro, que ofrece a menudo conciertos en esta iglesia que ha conservado su acústica primitiva a lo largo del tiempo].

Al poner tanto el foco en lo artístico, ¿se pierde un poco el sentido pastoral?

No, en absoluto, no se pierde el sentido pastoral. Al contrario: se abre un campo nuevo de evangelización. Desde la restauración y la puesta en marcha del proyecto cultural han pasado por San Nicolás cientos de miles de personas. Al contemplar las obras de arte no solo reciben una información artística, fría o descarnada; las obras, con el lenguaje propio del arte, expresan las verdades del Evangelio y permiten a muchos conocer aspectos fundamentales de la fe. Eso es también sentido pastoral. Y las obras de arte tienen ese sentido en sí mismas.

Esto enlaza con «los lunes de San Nicolás».

San Nicolás es un santuario de fe. Es una tradición multisecular que arranca en la Edad Media y que permanece muy viva; en Valencia es vivida por muchas familias. Los lunes se peregrina a San Nicolás y se pide por los hijos y por las necesidades económicas de la familia y por aquí pasan todos los lunes entre tres mil y cuatro mil personas, se celebran nueve misas y se atiende a los fieles espiritualmente, la religiosidad popular se vive en el templo con mucha intensidad.

La gente viene, participa en la eucaristía, en la misa, y luego van a la reliquia, encienden una vela, le presentan sus peticiones; la tradición dice que la gente viene andando y en silencio desde su casa, ese es el sentido penitencial de una peregrinación, guardar el silencio para encontrarse con Dios. Se forma una cola enorme para tocar la reliquia.

Esta cercanía de los fieles hace que este sea también un lugar querido para bautizar a los hijos, para contraer matrimonio, celebrar funerales, etc. Somos una iglesia viva, no un museo inerte. Esta es, lógicamente, la columna vertebral y el corazón de nuestras actividades.

Tengo anécdotas muy bonitas, por ejemplo, lo que ocurrió este año en Fallas: se hizo, como siempre, una instalación eléctrica provisional y terminadas las fallas, la instalación se incendió en la fachada de la parroquia y hubo que llamar a los bomberos que enseguida lo solucionaron. Me acerqué al jefe del destacamento para darle las gracias, pero él me contestó que estaba muy contento de haber hecho el trabajo porque había venido muchos años de la mano de su madre «a la que le he dado muchos disgustos»; le contesté que la cosa no había ido mal si ese chaval era ahora el jefe de los bomberos y me dijo que iba a coger a sus hijos y traerlos a San Nicolás porque «no sabe usted los problemas que me están dando». Hay muchas historias insólitas.

El 6 de diciembre es el día de San Nicolás. ¿Hay alguna celebración especial ahora que ya no tenemos las restricciones de la pandemia?

Se celebrarán el día 5 unas vísperas solemnes con el coro y lo que van a cantar está extraído del archivo musical. Es una pieza inédita de la que ha hecho la transcripción la directora musical, Atsuko Takano, que ha ensayado con el coro de la parroquia.

¿Cómo ha llegado una japonesa a convertirse en la organista y directora musical?

Pues porque se encontró con un valenciano en Ámsterdam estudiando el ciclo superior de órgano; se conocieron, se casaron y hoy él es el organista de la catedral y ella la organista de San Nicolás. Ella profesionalmente es organista e investigadora, estudió en Japón, pero se especializó en Ámsterdam donde conoció al que sería su marido. Es una gran organista y es, además, la titular de la orquesta de RTVE.

Da la impresión de que en esta parroquia son todo casualidades.

Es que San Nicolás es mucho San Nicolás [ríe].

Vayamos al aspecto social que usted mencionaba en la presentación del pasado día 8 de noviembre y que parece el objetivo último de toda esta organización.

Como ya he dicho anteriormente, si no hay vida, no se puede dar vida. En San Nicolás, toda la vitalización del aspecto cultural, del aspecto pastoral redunda también en la capacidad de poder ayudar y esa, para nosotros, es una misión fundamental.

Tenemos asumidos tres proyectos que no gestionamos directamente y que son, en primer lugar, el comedor social de un colegio diocesano en el barrio de Nazaret, cercano al puerto, donde hay mucha pobreza y muchas familias desestructuradas. Para entenderlo de una manera rápida: si los niños no desayunan, comen o meriendan en el colegio no lo hacen en sus casas. Y además es un colegio que está incentivando mucho el estudio a través del deporte; se ha creado un programa y los chavales que estudian pueden participar en las competiciones deportivas y los que no, tienen más difícil el acceso. El comedor también es social, pero es deficitario y nosotros nos encargamos de ese déficit para que se puedan desarrollar esas actividades.

Hay otra obra muy importante en Valencia que se llama La ciudad de la esperanza que acoge a personas sin techo y se preocupa de darles tratamientos médicos si lo necesitan e incluso formación para que puedan desempeñar algún trabajo; depende del arzobispado y tiene una fundación propia que se llama «Ciudad de la Esperanza».

Y, por último, una realidad que nos hizo presente Cáritas que nosotros atendimos y que es muy actual: se trata de los famosos menores no acompañados que llegan a la península y se quedan en una situación de vulnerabilidad extrema; se les da tratamiento médico porque muchos llegan con enfermedades, se les da formación profesional y se procura que obtengan un puesto de trabajo. Cubrimos ese ámbito ayudando en el hogar de acogida que se creó.

Los feligreses saben que sus donativos y sus limosnas tienen un fin social y los turistas que pagan por sus entradas lo saben también.

¿Todo bajo su dirección? Son tres aspectos diferentes en la gestión tanto el cultural como el pastoral y el social.

Bueno, contamos con un equipo de profesionales; aquí hay trabajando más de treinta personas y eso es todo un mundo. Hay una empresa con la que co gestionamos todas las cosas que es el Grupo Menta. Hay una unidad, esto es una orquesta, es un trabajo coral.

Cambiando un poco de tercio, yo pensé que usted era licenciado en Historia del Arte por la forma en la que se expresó en la rueda de prensa en la que se refirió a San Nicolás como «santuario de fe y de creatividad humana». Más allá del sentido pedagógico que se le atribuye al arte, ¿cree que la belleza acerca a los humanos al mundo espiritual?

Indudablemente la belleza es uno de los transcendentales del ser. Cuando se estudia metafísica, se estudia el ser que se manifiesta a través de transcendentales que son el bien, la verdad y la belleza, como decía santo Tomás de Aquino. Además, dice santo Tomás que la belleza, la verdad y el bien son convertunturas, es decir, son como realidades inseparables que van de la mano porque una lleva a la otra.  Entonces el arte, en cuanto expresión o manifestación de la belleza, está vinculado a lo más profundo del ser. 

El ser, en su dimensión transcendente, alcanza su plenitud y Dios es la plenitud del ser. Dios, en el Antiguo Testamento, cuando le pregunta Moisés: ¿Y quién digo yo al pueblo que me envía? Dios dice: Yo soy. El ser tiene esa dimensión.

Toda la bóveda, que podemos ver majestuosa desde la puerta principal hasta el altar mayor, recuerda que nuestra historia es movimiento y ascensión, es tensión hacia la plenitud, hacia la felicidad última, hacia un horizonte que siempre supera el presente mientras lo cruza y llega a la gloria de los santos. Pero, con su dramatismo, los frescos de esta bóveda también nos ponen a la vista las dificultades y riesgos de la vida humana cuando nos dejamos seducir por las fuerzas del mal, de la violencia y del error.

Antonio Palomino y Dionís Vidal nos invitan en esta bóveda a recorrer con alegría, valentía y esperanza el itinerario de la vida. Estas pinturas, con sus colores y sus formas se hacen anuncio de esperanza. La belleza, como la verdad, es lo que pone la alegría en el corazón de los hombres; es el fruto precioso que resiste a la usura del tiempo, que une a las generaciones y las hace comunicarse en la admiración. La experiencia de la belleza libera la vida diaria de la oscuridad y la transfigura: la belleza hace la vida de cada día más luminosa y alegre.

La belleza impresiona, pero precisamente así recuerda al ser humano su destino último, lo pone de nuevo en marcha, lo llena de nueva esperanza, le da la valentía para vivir a fondo el don único de la existencia. La belleza auténtica abre el corazón humano al deseo profundo de conocer, de amar, de ir hacia el más allá. San Juan Pablo II, en la carta a los artistas dijo: «La belleza sirve para entusiasmar en el trabajo, y el trabajo, para resurgir»

Sí, pero usted me habla desde esa concepción religiosa y yo quería verlo desde la perspectiva del mundo laico.

Bueno, es el mundo real. 

San Nicolás de Bari y san Pedro mártir tienen en común la protección de la infancia y las obras de caridad. ¿Qué sentido tiene la fe en los santos en nuestros días?

Los santos no son una casta de elegidos, sino una multitud sin número hacia la cual siempre podemos levantar la mirada. En esa multitud no solo están representados los santos oficialmente reconocidos, sino los bautizados de todas las épocas y naciones que han intentado cumplir con amor y fidelidad la voluntad divina. Al papa Francisco le gusta emplear la expresión de «los santos de la puerta de al lado». El luminoso ejemplo de los santos despierta en nosotros el deseo de ser como ellos, felices de vivir junto a Dios, en su luz, en la gran familia de los amigos de Dios.

Ser santo significa vivir en la cercanía de Dios, vivir en su familia. El ejemplo de los santos es para nosotros un aliento a seguir los mismos pasos y a experimentar la alegría de quien se fía de Dios, pues la única causa de tristeza y de infelicidad para el hombre se debe al hecho de vivir lejos de Él, pero toda forma de santidad, si bien sigue caminos diferentes, siempre pasa por el camino de la cruz, el camino de la renuncia a sí mismo.

Las biografías de los santos describen a hombres y mujeres que, siendo dóciles a los designios divinos, afrontaron en ocasiones pruebas y sufrimientos inenarrables, persecuciones y martirios.

Cuando se entra a una iglesia casi todo lo que se ve es gente mayor. 

¿Cómo puede la belleza en su aspecto transcendente atraer a la gente en una sociedad tan secularizada?

Yo creo que atrae. Estos días estamos celebrando la novena de la Inmaculada y vienen más de cien jóvenes. El sábado próximo tendremos la misa del corredor con la bendición de dorsales de los que van a correr la maratón. El domingo pasado teníamos la parroquia llena de niños.

Es verdad, vivimos en un mundo de fuerte secularismo y de crisis en la trasmisión de la fe, parece que no somos capaces de trasmitir la fe a los jóvenes. Eso se nota en la gente joven pero también la gente joven percibe el sentido religioso y trascendente de la vida y se queda admirada con el arte, incluso los niños se quedan impresionados con el arte y con la música, el órgano, el coro y la polifonía.

Y, por otro lado, es lógico que la gente mayor sea la que más frecuenta la iglesia porque va llegando a la madurez de la vida. Lo triste sería y lo triste es que haya gente mayor que no se acerque.

Yo puedo entender que desde el vitalismo de un joven se vean las cosas como un poco más lejanas. Una persona con determinados años es natural que empiece a considerar la vida desde otras perspectivas y se acerque más a lo trascendente.

¿Es ese el sentido último de un proyecto cultural como este?

El sentido pastoral o de transmisión de la fe no es unívoco. No se trata solo de que la gente pueda venir a misa; para que nos entendamos, se trata de transmitir unos valores, unos principios, una visión del mundo y de la vida y eso lo transmite sencillamente lo que hay aquí. Contando sencillamente lo que hay, se está transmitiendo.

El Evangelio está expresado en el arte de este edificio, entonces basta con contemplarlo para percibir el mensaje.

Es una concepción que tiene mucho de neoplatonismo.

Platón, en la lejana Grecia, nos recordó que la función de la verdadera belleza consiste en dar al ser humano una saludable «sacudida» que lo hace salir de sí mismo, lo arranca de la resignación, del acomodamiento del día a día e incluso lo hace sufrir, como un dardo que lo hiere, pero precisamente de este modo lo «despierta» y le vuelve a abrir los ojos del corazón y de la mente, dándole alas e impulsándolo hacia lo alto: el mundo de las Ideas, el mundo de la Belleza.

Me gustaría recordar una cita atrevida y paradójica del gran Dostoievski que nos invita a reflexionar: «La humanidad puede vivir sin la ciencia, puede vivir sin pan, pero nunca podría vivir sin la belleza porque ya no habría motivo para estar en el mundo. Todo el secreto está aquí, toda la historia está aquí».

Es también el sentido histórico que ha tenido el arte cuando lo han utilizado los papas y todas las jerarquías eclesiásticas, sobre todo a partir del siglo XV.

Y sigue siéndolo, no hay contradicción ni separación.

Piensa que por aquí han pasado, no a misa ni a los lunes de San Nicolás, cientos de miles de personas a contemplar el arte que hay en este templo y hay mucha gente que manifiesta que sale emocionada porque ha descubierto algo que no conocía.

Hay muchas historias curiosas.

Sin renovación de creyentes, ¿quedarán las iglesias reducidas a simples monumentos visitables?

En algunos lugares es cierto que algunas iglesias quedan reducidas a simples monumentos visitables, como dices, vacías de su vida religiosa. Muchos edificios religiosos son difíciles de mantener y las circunstancias obligan a tomar decisiones tristes. Es importante entonces buscar recursos para restaurar y mantener esos edificios, por eso el mecenazgo es tan importante y debería ser reconocido y fomentado desde los poderes públicos. Es necesario hacer un esfuerzo de imaginación, contar con la colaboración de profesionales competentes y trabajar con ilusión. Hablando de una iglesia con valor patrimonial y artístico, el hecho de que sea un monumento visitable se convierte también en un factor para recuperar la vuelta a la vida del templo. Una vez más la cultura y la fe van de la mano.

Por último, me gustaría que me contara cómo se ha conseguido la vinculación con el ICOM, lo que supone la proyección internacional de todo este proyecto.

Hicimos un proyecto museográfico que presentamos a la Generalitat Valenciana y la Consellería de Cultura nos otorgó el reconocimiento formal de museo.

Como un paso más, la organización internacional de museos —ICOM— nos parecía un organismo fundamental y eso nos lleva a un campo que vamos a abrir que es el de la cooperación con otros museos de ámbito nacional e internacional, préstamos de obras, etc. y sobre todo tratar de que la nuestra sea una iglesia viva y un museo vivo. 

Es muy ecuménico en el sentido etimológico griego de universal.

Es una simbiosis. Nos están ayudando mucho con las nuevas tecnologías, por ejemplo, para que puedan visitar san Nicolás personas ciegas, y eso lo tienen pocos museos en España. Es una cosa difícil, pero hay técnicas actualmente.

En concreto, en lo primero que se va a experimentar es esta tabla de Juan de Juanes que representa La última cena.

[Se refiere a una pequeña joya que el pintor valenciano del siglo XVI pintó hacia 1562, de dimensiones reducidas, que cuelga de la pared de la sala en la que nos encontramos. Recuerda mucho en su composición y en el tratamiento de la luz y los colores a la que se encuentra en al Museo del Prado y a las que se exhiben en el Museo de Arte Sacro de Bocairent, otro de los ejemplos en los que el empeño de un párroco consiguió reunir una colección importantísima de obras de arte que van desde el siglo XIV al XIX].

La restauración en abierto de las dos tablas de Yáñez de la Almedina ¿se inscribe en ese proyecto de apertura a las nuevas corrientes en el mundo del arte? 

Lo propuso el equipo propio de conservación de San Nicolás, son trabajadores de aquí, no dependen de la Universidad de Valencia. Ellos prepararon los estudios, los presentaron a la Generalitat que dio su aprobación y los permisos oportunos y hemos empezado.

¿Sigue habiendo esa convergencia de instituciones públicas y privadas para la financiación de estos proyectos? ¿Sigue presente la Fundación Hortensia Herrero?

No, no. La Fundación Hortensia Herrero ya no participa, financiaron la restauración de las pinturas y ahí acabó su intervención. Ahora se hace todo con fondos propios y si obtenemos alguna ayuda pública pues, mejor que mejor.

¿Busca usted la financiación o la financiación viene a usted? Da la impresión de que este proyecto crece cuando se va conociendo y que es un sendero de ida y vuelta.

Las cosas nos salen al encuentro. Por ejemplo, estás sentada ante un San José que es de Vergara [se refiere a Ignacio Vergara Gimeno, un escultor-imaginero tardobarroco español que trabajó en la segunda mitad del siglo XVIII] que es regalo de una familia.

Es una talla de madera donada a la parroquia por la madre que prefería que estuviera aquí antes de que los hijos la vendieran o quedara en el ámbito privado. Otras personas hacen donaciones de este tipo que se van a colocar en los espacios expositivos de los que hablábamos al principio.

Tenemos también otra figura de San Nicolás, de Vicente Ferrero, un escultor de Banyeres de Mariola, que seguramente se utilizará para reproducirla y ponerla a la venta como una forma de recaudación de fondos con los que avanzar en nuestros proyectos.

¿Qué proyectos tienen para el futuro?

Lo que yo no quería es que se restaurara el edificio y que, por supuesto, estuviera todo el día cerrado, que se abriera unas horas de culto y ya está. Pero, bueno, el espacio es el que es y hay que compatibilizar; cuando entra un turista o entra alguien a rezar hay que hacer que todos se sientan cómodos.

Al que está rezando le pueden molestar los que visitan el templo, sus cámaras de fotos, etc. y no digamos si lo que vienen son grupos. Había que organizar el espacio cultural y el ámbito religioso haciéndolos compatibles y tampoco quería subarrendar el templo, es decir, yo lo utilizo para uso religioso de ocho a dos y después lo subarriendo a una empresa y que me paguen y hagan lo que quieran. El templo no se subarrienda. 

Nuestra originalidad está en el modelo de gestión que integra ambos ámbitos y que es exportable a otros templos.

Imagen de portada: Antonio Corbí ( Por Daniel Duart)

FUENTE RESPONSABLE: Jot Down. Por Laura Mínguez.

Sociedad y Cultura/Arquitectura/Arte/Antonio Corbi/Iglesia Católica/Valencia; España/Religión/Entrevista

El santuario de las grullas que ayudó a frenar un cementerio nuclear lucha por sobrevivir.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

Son zonas híbridas nacidas entre el agua y la tierra. Mayoritariamente planas, se inundan de manera permanente o intermitente y dan lugar a ecosistemas húmedos y únicos donde la biodiversidad de especies vegetales y animales se convierte en un auténtico tesoro. Y pese a esa relación directa con la humedad, en la España seca, en el paisaje tradicional manchego, hay muchos y muy importantes debido a las características del suelo y su orografía.

En Castilla-La Mancha se encuentra uno de los más peculiares y relevantes de España: la laguna de El Hito, con casi un millar de hectáreas, en la provincia de Cuenca. Hace cuatro años esta zona protegida se convirtió en el escudo del Ejecutivo regional para combatir la implantación del basurero nuclear en el término municipal de Villar de Cañas, próximo a la zona. Esta posibilidad ya no existe tras decidir el Gobierno central no construir finalmente ese almacén de residuos radiactivos, y ahora El Hito se encuentra inmerso en un proceso de conservación y restauración único en el país.

 Sus zonas esteparias y su humedal salino son un oasis de “extraordinaria biodiversidad”, según apuntan desde la Fundación Global Nature, que gestiona junto a la Diputación de Cuenca el programa LIFE de la Unión Europea para su conservación. El objetivo es preservar sus valiosos endemismos y formaciones vegetales que hoy en día se encuentran muy amenazadas. No en vano, es la segunda zona de invernada de grullas más relevante de España (solo por detrás de la Laguna de Gallocanta, en Aragón) llegando a albergar más de 10.000 ejemplares en los años lluviosos.

En este vídeo cedido en exclusiva a elDiarioclm.es por la Fundación Global Nature, grabado por Rafael Abuín, pueden contemplarse y escucharse a las aves en El Hito. De fondo, las campanas de la iglesia de la localidad conquense.

Pincha el siguiente link para ver el vídeo. Muchas gracias.

Imagen de portada:  Grullas atravesando el Hito.

FUENTE RESPONSABLE: elDiario.es España. Por Alicia Avilés Pozo. 1 de enero 2023.

Sociedad y Cultura/España/Castilla-La Mancha/Santuario/Grullas.

El hilo de Twitter que retrata la precariedad laboral en España: «Ayer cumplí 34 años y jamás he tenido un sueldo de más de 1.100 euros al mes».

Lo de la precariedad laboral en España, especialmente entre los jóvenes, ya hace tiempo que dejó de ser noticia. Como tampoco es noticia que España es uno de los países con la tasa de paro juvenil más alta de toda la Unión Europea. Los datos y las estadísticas rubrican esa realidad inapelable. 

Los jóvenes la sufren a diario y cualquiera con un poco de perspicacia lo puede ver en su día a día. Sin embargo, muchas veces no te haces una idea de la realidad hasta que no te lo cuentan con detalle y con ejemplos concretos. Eso es lo que ha hecho un usuario en Twitter, @cismabrides, quien aprovechando que cumple 34 años, una edad ya importante laboralmente hablando, ha hecho balance de su vida laboral y lo ha petado. Dejamos aquí su hilo, que ya ha gustado a casi 7.500 tuiteros.

Hilo

Ver Tweets nuevos

Conversación

Paco ۞

@cismabrides

Ayer cumplí 34 años y JAMÁS he tenido un sueldo de más de 1.100€ al mes. Tengo una carrera -en la que fui segundo de la promoción-, dos másteres, idiomas y experiencia desde la docencia a la difusión patrimonial, capaz de idear cosas, de tratar con chavales y transmitir pasión.

12:04 p. m. · 30 ene. 2023·1,6 M Reproducciones

1.671 Retweets

614 Tweets citados

11,3 mil Me gusta

Puedes responderLas personas que @cismabrides sigue o haya mencionado pueden responder

Paco ۞

@cismabrides

·

30 ene.

En respuesta a @cismabrides

Por culpa de contratos precarios aun no he hecho los cuatro años cotizados -me faltan 28 días-. Vivo en un país lleno de patrimonio, historia y turismo, pero nadie es capaz de ofrecernos algo que nos dé una mínima estabilidad que garantice el bienestar del sector cultural.

2

146

1.965

218 mil

Paco ۞

@cismabrides

·

30 ene.

Si quieres trabajar en cultura tienes que elegir: o das tu vida -con sus festivos, fines de semana, etc.- por tres perras para «sentirte realizado» o vives con tus padres eternamente. Yo, como muchos otros, estoy en proceso de preparar unas oposiciones, la ÚNICA vía en España

5

138

1.610

209,2 mil

Paco ۞

@cismabrides

·

30 ene.

Para los que hicimos una carrera de humanidades. Y aquí estoy, con los apuntes por delante, pensando que no hay futuro si no consigo -antes o después- una plaza. Y nadie va a mover un dedo, nadie va a hacer nada para mejorar esto, aunque la imagen de España sea gente como yo.

16

141

1.985

206 mil

JuanF Cózar

@JFCozar

·

30 ene.

En respuesta a @cismabrides

A tu edad firmé mi primer contrato indefinido, tras estar en precario casi todo el tiempo anterior, con contratos de dos o tres meses. Te servirá de poco consuelo, pero ánimo, Paco, pronto llegarán las alegrías. Y sí, desgraciadamente la cultura importa poco a nivel laboral.

2

1

91

36,4 mil

Paco ۞

@cismabrides

·

30 ene.

En respuesta a @JFCozar

A ver cómo se porta 2023.

2

41

31,3 mil

Javi

@javithot

·

30 ene.

En respuesta a @cismabrides

Mucho ánimo, es muy injusto.

1

11

25,6 mil

Paco ۞

@cismabrides

·

30 ene.

En respuesta a @javithot

Gracias, Javi.

6

23,3 mil

La historia en violeta

@lahistenvioleta

·

30 ene.

En respuesta a @cismabrides

Yo cobro algo más de lo que dices, a cambio de sacrificar TODOS mis fines de semana y festivos. No tengo vida social. Una carrera, dos másteres, cuatro idiomas, 12 años de experiencia laboral en trabajos precarios, parte sin cotizar. Y sin poder quejarme, que al menos curro

2

17

349

102 mil

Paco ۞

@cismabrides

·

30 ene.

En respuesta a @lahistenvioleta

Ese es otro melón del mundillo: tragamos y soportamos lo indecible con tal de «trabajar de lo nuestro». Y lo saben y se aprovechan de ello. Anda que no he hecho yo cosas gratis…

3

13

315

83,7 mil

Mostrar respuestas

Roge

@Soyroge

·

30 ene.

En respuesta a @cismabrides

Muchos jóvenes empezando los 30 estamos en la misma situación, me atrevería a decir que la mayoría. Te entiendo y te acompaño. Pero lograremos estar tranquilos aunque se tarde un poco más.

1

5

40

34,6 mil

Paco ۞

@cismabrides

·

30 ene.

En respuesta a @Soyroge

Eso espero. Ánimo con todo.

Y siguen… lamentablemente.

En fin, que aquello que se suele decir sobre «la generación mejor formada de la historia», bueno, saquen sus propias conclusiones. No es oro todo lo que reluce.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest.

FUENTE RESPONSABLE: Publico. Por Tremending. 31 de enero 2023.

Sociedad y Cultura/España/Redes sociales/Temor al despido/ Desempleo/Salud /Salud Mental/Psicología

Ocho de los puentes medievales más bellos de España.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

La Edad Media fue una época convulsa y de trasiego. Ya fueran ejércitos, peregrinos, pastores, comerciantes o aventureros, todos convivían en un mundo en el que los traslados eran por tierra, siguiendo antiguas calzadas romanas, sendas religiosas, caminos reales o rutas naturales. 

Algunas se topaban con ríos insalvables, lo que llevó a ser imaginativos y salvar las aguas por pasarelas. Las antiguas civilizaciones ya habían practicado la ingeniería como germen de muchos asentamientos, pero fue a lo largo de la Edad Media cuando esta práctica se consolidó construyendo puentes de piedra más robustos, tanto que muchos han llegado a nuestros días preservando su esencia. 

España, rica en historia y monumentos, lo es en vestigios medievales, entre estos los puentes, erigidos solitarios o en el corazón de los pueblos. Excepcionalmente conservados o fotogénica mente bellos, son un atractivo fundamental de muchas escapadas.

FOTO: SHUTTERSTOCK. 1 / 8

BESALÚ (GIRONA)

El casco antiguo de Besalú tiene una entrada espectacular caminando por el puente románico que salva las aguas del río Fluvià y aún confiere al pueblo su fisonomía medieval. El original fue edificado en el siglo XI por el conde Guillem el Gras. 

El año 1315, una riada lo arrastró, y fue erigido otro nuevo gracias a un impuesto establecido por el rey Jaume II. En la Edad Media había que pagar un diner para poder cruzarlo a caballo, y un óbolo por persona a pie y por bestia cargada. A lo largo del tiempo, la portentosa pasarela de Besalú, población de la comarca de La Garrotxa, se ha reconstruido en diversas ocasiones. 

Se trata de un puente fortificado de forma angular, compuesto por siete arcos sustentados por pilares que aprovechan como base las rocas del fondo fluvial. Tiene 105 metros de longitud y una torre central de 30 metros de alto sobre el quinto pilar. Fue dinamitado durante la Guerra Civil española, aunque por suerte fallaron las cargas de su voladura. Reconstruido durante los años 1950-1960, actualmente es el emblema fotogénico del pueblo y el lugar más icónico por el que acceder a pie. El monumento está catalogado como Bien de Interés Cultural tanto a nivel de Cataluña como de España. Hoy, Besalú es una de las excursiones imprescindibles de toda escapada a Girona.

FOTO: SHUTTERSTOCK. 2 / 8

PUENTE DE SAN MARTÍN EN TOLEDO

Desde el lugar al que todos acuden para contemplar el puente medieval de San Martín, situado en el lado oeste de la ciudad de Toledo, se contempla una panorámica bellísima de esta pasarela sobre el Tajo, con el las murallas de la ciudad y el Alcázar en lo alto de la colina como telón de fondo. 

El puente se construyó en el siglo XIII en estilo mudéjar frente al terreno en el que se extendía la parroquia de San Martín, de la que tomó su nombre. Su estructura se asemeja al también medieval puente toledano de Alcántara, aunque este se hizo más ancho, debido a la mayor distancia en este punto entre las orillas. 

El gran arco central data de 1390, cuando el arzobispo Pedro Tenorio mandó restaurarlo, añadiendo las dos torres con almenas, arcos estilo mudéjar y escudos heráldicos que lo fortifican de cada lado. Está declarado Bien de Interés Cultural y es Monumento Nacional desde 1921.

FOTO: SHUTTERSTOCK. 3 / 8

PUENTE LA REINA (NAVARRA)

De igual nombre como la localidad navarra en el que se asienta, la pasarela de Puente la Reina es uno de los hitos arquitectónicos del Camino de Santiago, donde confluyen desde la Edad Media el Camino Francés y el ramal del Camino Aragonés. 

Fue levantado en el siglo XI por «una reina anónima de Navarra», aunque se cree que pudo ser o la esposa de Sancho el Mayor, doña Mayor de Castilla, o Estefanía, mujer del rey García de Nájera. Su función era facilitar a los peregrinos salvar las aguas del río Arga, favoreciendo así el florecimiento comercial del fértil valle de Ilzarbe. En su época temprana fue hito arquitectónico que, tras tantos siglos, sigue manteniéndose en pie. 

Mide 110 metros de longitud por donde discurre una calzada de 4 metros de ancho, y está sostenido por 7 arcos, uno de ellos bajo tierra, sostenidos por cinco sólidos pilares. Su silueta reflejada en el río es una de las imágenes más buscadas de la Ruta Jacobea.

FOTO: SHUTTERSTOCK. 4 / 8

CANGAS DE ONÍS (ASTURIAS)

Aunque es conocido como el puente romano de la asturiana Cangas de Onís, en realidad su construcción data de tiempos medievales, durante el reinado de Alfonso XI de Castilla. 

Sobresale por su esbelto arco central que, a pesar de mostrar un aspecto frágil, lleva siglos manteniéndose en pie frente al paso del tiempo y las subidas del río Sella asturiano. Se sitúa en el trazado de una antigua calzada romana que unía las colonias de Lucus Asturum (cerca de Oviedo) y Portus Victoriae, actual Santander. 

Actualmente, el puente tiene una entrada desde el concejo de Onís y del otro lado por el de Parres, aunque está asociado al primero. El «Puentón», como se le conoce cariñosamente en el Principado, es uno de los emblemas monumentales de Asturias

La cruz que pende de un arco en media luna invertida hace referencia a la victoria sobre los musulmanes de la batalla de Covadonga. Fue colocada en 1939 coincidiendo con el regreso de una imagen de la Virgen de Covadonga, que había sido guardada en parís durante la guerra civil española. 

Tiene una inscripción que dice «Mínima urbium, maxima sedium» (la más pequeña ciudad fue la máxima sede). A sus lados se abren dos arcadas menores que ayudan a mantener en pie la estructura. El año 1931 fue declarado Monumento Histórico Artístico.

FOTO: ISTOCK. 5 / 8

FRÍAS (BURGOS)

Burgos no es solo tierra de castillos, también lo es de puentes. El de Frías es uno de los mejores ejemplos de puentes fortificados de España. Tuvo su origen en época romana, cuando ya era un enclave comercial y estratégico, aunque fue reconstruido varias durante la Edad Media, desde su creación en el siglo XIII, en parte consecuencia de la repoblación de la zona en tiempos de Alfonso VIII. 

Formaba parte de la calzada romana relevante para el comercio entre la Meseta y la costa Cantábrica. Salvando las aguas del Ebro, su estructura de aspecto románico tiene una longitud de 143 metros, una anchura de 3,5 metros, y consta de 9 arcos con detalles de un incipiente gótico, los centrales apuntados y el resto algo rebajados. 

En los más antiguos, se abren aliviaderos con sus molduras a la altura de los salmeres, que además de aligerar el peso del puente, le dan armonía arquitectónica. Su construcción asimétrica e irregular procede de la necesidad de seguir los puntos de apoyo en la roca que asomaba por el río. Ello le confiere un perfil más alomado, que se afila en el entro donde se alza una torre de trs pisos, que tuvo funciones defensivas y aduaneras. 

Su importancia vial y comercial en la antigua Ruta de la Lana hizo de Frías la localidad más destacada del valle de Tobalina, en la hermosa comarca de Las Merindades (por aquí pasaban las mercancías camino del Cantábrico, desde donde se distribuía a los principales puertos europeos. El puente ha sido utilizado de set de rodaje en muchas ocasiones, una de las últimas para la serie el Cid en 2019. 

FOTO: SHUTTERSTOCK. 6 / 8

CAMPRODÓN (GIRONA)

El Pont Nou sobre el río Ter es una de las imágenes más reconocidas de Camprodón, en la comarca del Ripollès. Fue construido en el centro del pueblo durante el siglo XII, muy cerca de la confluencia con el río Ritort, en estilo gótico, con 66 metros de largo y con un altivo arco central de 22 metros de amplitud, con otros tres en pendiente en los laterales de refuerzo estructural. La pasarela está unida a una torre de defensa en uno de sus lados, por la que se accedía a esta villa medieval. 

A su vez, este era el paso de acceso obligado del Camí Reial al territorio histórico de La Cerdanya, una vía que conectaba el Pirineo y el litoral de Girona. Popularmente descrito como puente romano o románico, desde la Edad Media recibió el nombre de puente Nuevo para diferenciarlo del Pont Vell (el Puente Viejo que se situaba en el barrio de Can Carrera), caído por un terremoto documentado en 1428. Está declarado Bien Cultural de Interés Nacional y Monumento Histórico Artístico.

FOTO: SHUTTERSTOCK. 7 / 8

BALMASEDA (VIZCAYA)

En la localidad vizcaína de Valmaseda, (en euskera y oficialmente Balmaseda), los ojos del medieval Puente Viejo llevan tiempo contemplando el discurrir del río Cadagua y también la historia de la que fue la primera villa medieval declarada como tal en el País Vasco. Hoy se localiza en la comarca de Las Encartaciones

El cauce pasa por debajo de sus tres arcos de medio punto erigidos en este puente por lo menos documentando desde el siglo XV. En tiempos pretéritos, cuando también se conocía como el puente de La Muza, era el único paso que unía la costa vasca con los territorios de Castilla, lo que dio a Balmaseda, cierta relevancia comercial. Actualmente, esta recia pasarela en piedra de sillar enlaza los barrios históricos de El Cristo  y San Lorenzo. 

De fisonomía medieval innegable, este puente fortificado tiene junto a su gran arco central una torre adosada que era paso aduanero y de vigilancia. Durante siglos también vio pasar  a comerciantes y peregrinos que transitaban por los cercanos ramales de la Ruta Jacobea, por los que Balsameda es también rica en iglesias como la de San Severino y la de San Juan, ambas góticas.

FOTO: ISTOCK. 8 / 8

EL BARCO DE ÁVILA (ÁVILA)

En el valle del río Tormes se asiente El Barco de Ávila, una localidad abulense cuyos orígenes se remontan a los vetones, hoy cercana a la histórica Piedrahita. El pueblo, dominado por el castillo del Valdecorneja, del que conserva tramos de la muralla y la Puerta del Ahorcado, cuenta con un contundente puente medieval, que fue alzado en el lugar donde antes hubo otro por los que transitaron los romanos. 

El que hoy se contempla fue erigido en el siglo XII, cuando adquirió su estilo románico. Remodelado a lo largo del tiempo, este enclave de la provincia de Ávila mantiene su estructura de ocho arcos desiguales y anchas pilas de sillares almohadillados. De silueta alomada, cuenta con una cuesta de subida y otra de bajada, en el pueblo conocidas como «los lomos del asno». Hasta el siglo XIX tenía una torre central que fue destruida durante la guerra de Independencia por las tropas de Napoleón. 

Imagen de portada: Balmaseda; Vizcaya. Puente Viejo. España.

FUENTE RESPONSABLE: Viajes National Geographic. Por Asun Luján.Periodista redactora de Viajes National Geographic. 31 de enero 2023.

Sociedad y Cultura/España/Época medieval/Puentes/Lugares de interés/Viajes.

El pueblo de las mil bodegas subterráneas que quiere ser Patrimonio de la Humanidad.

Se trata de una villa zamorana situada junto a la frontera portuguesa.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

Un singular entramado de bodegas subterráneas, que superan el millar. Un “auténtico recorrido” bajo tierra que ha permanecido intacto durante siglos, y que han ido construyendo y dejando los distintos pobladores a lo largo de los años. Y ahora busca ser declarado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Nos estamos refiriendo a la localidad zamorana de Fermoselle, junto a la frontera portuguesa y en el corazón de los Arribes del Duero.

Fermoselle y sus cañones milenarios euroideas3

Una población de apenas unos 1.200 habitantes, que buscan con este reconocimiento, en el caso de que llegue, ser un aliciente para el turismo y convertirse un lugar de obligada visita para aquellos que se acerquen hasta la provincia zamorana.

Bodega subterránea

Bodega subterránea FOTO: AYTO. FERMOSELLE

Fermoselle, conocido también con el nombre de “El Pueblo de las 1.000 Bodegas”, desde tiempo remotos se recuerda que el vino siempre ha ido emparejado con el subsuelo, al resguardo del clima, y por eso durante años y años, sus habitantes y vecinos han ido dando forma a todo un entramado de galerías con el fin de crear un lugar idóneo para la conservación de los caldos. 

Algunos datan de a menos el siglo X, una cultura milenaria que hoy, más que nunca, continúa viva. De hecho se ofrecen visitas para conocer este entramado que no deja a nadie indiferente.

La localidad zamorana era uno de los lugares preferidos por Miguel de Unamuno. Declarada conjunto histórico-artístico desde el año 1974, la villa es un zigzagueo de quebradas y estrechas sendas con edificaciones levantadas sobre la roca granítica de la zona.

Restos del Castillo de Doña Urraca

Restos del Castillo de Doña Urraca FOTO: AYTO. FERMOSELLE

Se cree que el nacimiento de la villa data de un asentamiento prerromano de hace más de 2.000 años, siglos después sería reconquistado por el Reino de León y la primera mención que se conoce de Fermoselle es del año 1161, en el fuero de Ledesma. 

Lugares a visitar, pues empecemos por el Castillo de Doña Urraca, que vivió en estos lares, en la parte más elevada del peñón donde se asienta la localidad, y fue destruido tras la rebelión comunera -Fermoselle fue el último baluarte de las Comunidades-. Las piedras de sus castillos se pueden ver en casas, muros y bodegas de este lugar, localidad natural de Juan del Encina, considerado iniciador y patriarca del teatro español.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, de estilo románico, pero con muchas transformaciones, es un Bien de Interés Cultural desde el año 2013, al igual de que la de San Juan, que llegó a albergar a frailes franciscanos.

Pero si de algo puede presumir Fermoselle es de sus espectaculares miradores, para contemplar al Duero en su discurrir hacia Portugal y, en especial, la elegancia de los Arribes. 

El más visitado de todos es el de “Torrejón”, al ofrecer una bella panorámica del núcleo urbano, pero son varios y a cada cual más bello, como el del Castillo, el de las Escaleras, el delas Peñas, Los Barrancos y el del Terraplén.

Arribes del Duero

Arribes del Duero FOTO: AYTO. FERMOSELLE

Tierras de tradiciones, no podían faltar sus romerías, como la de San Albín, la de Santa Cruz del Lunes de Pentecostés, fiesta mayor en la localidad o la celebración de la Virgen de la Bandera, y tampoco sus encierros, conocidos desde el año 1523, todos ellos en las fiestas patronales en honor de San Agustín.

Panorámica de Fermoselle

Panorámica de Fermoselle FOTO: AYTO. FERMOSELLE

Y para rematar la visita no podía faltar la gastronomía con dos platos típicos de la zona. Por un lado, el arroz a la zamorana: Actualmente se prepara con esmero, haciendo un buen sofrito de verduras, con costillas panceta, chorizo, oreja, pata al que se le añade el arroz y el caldo del cocido.

Y el segundo, el bacalao a la tranca, típico de la zona zamorana, ya que los bacalaos en la zona portuguesa suelen prepararse con cebolla y patatas mientras que en la española suele hacerse con aceite y ajos.

Imagen de portada: Bodega subterránea en Fermoselle FOTO: AYTO. FERMOSELLE

FUENTE RESPONSABLE: La Razón. España. Por Javier Blanco. Actualización 29 de enero 2023.

Sociedad y Cultura/Fermoselle; Zamora/España/Turismo/Bodegas subterraneas.