Preocupación por el pronóstico chino que alerta de “10 años sombríos de la historia de la humanidad”.    

Una nota interna filtrada de Ren Zhengfei, fundador de Huawei, ha levantado la preocupación de los medios sociales chinos, ya que su sombría visión de la economía mundial ha tocado la fibra sensible de los sectores empresarial y tecnológico del país.

La nota describe un panorama sombrío de un mundo que se adentra en la recesión económica. En él se pedía a los empleados que se centraran en la supervivencia de la empresa y abandonaran las ilusiones.

Huawei no quiso confirmar ni desmentir la nota, pero algunas fuentes dijeron al Post que el texto, que ha sido ampliamente difundido a nivel local y compartido en Internet, es auténtico.

“Los próximos 10 años serán un período doloroso en la historia, ya que la economía mundial entra en recesión… Huawei necesita moderar cualquier previsión demasiado optimista y hacer de la supervivencia su credo más importante en los próximos tres años”, escribió Ren.

Las nuevas advertencias de Ren se producen en medio de nuevos desafíos, puesto que Pekín continúa con los draconianos controles de Covid-19, a pesar de que la economía china está en su peor momento en décadas.

El producto interior bruto de China solo creció un 0,4% en el segundo trimestre, el peor desde el primer trimestre de 2020, cuando el coronavirus dejó fuera de servicio a amplias zonas del país, haciendo caer el PIB un 6,8%.

“La recesión económica ha impuesto un reto sin precedentes a la mayoría de la gente corriente y a las empresas privadas de China”, decía uno de los comentarios más populares en Weibo. “Cuando un gigante como Huawei plantea esta cuestión, dice mucho de la gravedad del problema”.

En medio de las crecientes tensiones entre China y Estados Unidos, así como del endurecimiento de la política monetaria por parte de los bancos centrales mundiales y de la depreciación del yuan, los mercados bursátiles continentales se desplomaron el miércoles, con el índice compuesto de referencia de Shanghái cayendo un 1,86% y el índice de componentes de Shenzhen perdiendo un 2,88%.

Imagen de portada: Xi Jinping

FUENTE RESPONSABLE: Escenario Mundial. Redacción. 25 de agosto 2022.

El Mundo/Comercio/Economía/Empleo/Finanzas.

 

Cómo funcionan los métodos «avalancha» y «bola de nieve» para pagar tus deudas.

Hipoteca, automóvil, electrodomésticos, tarjetas de crédito… las deudas se acumulan y, sin saber cómo, nos vemos con el agua al cuello.

Esto le ocurre cada vez a más gente en todo el mundo.

La deuda privada mundial se incrementó en un 13% del PIB global en 2020, la mayor subida de las últimas dos décadas, informó este mes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En algunos países de Latinoamérica la mayoría de la población debe dinero a las entidades financieras, como es el caso de Perú, donde más de 7 de cada 10 personas aseguraron estar endeudadas en una encuesta reciente de la consultora Datum.

Y en Estados Unidos la deuda de las tarjetas de crédito alcanzó este mes la cifra récord de US$890.000 millones tras crecer en US$100.000 millones en un solo año, según el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

GETTY IMAGES

Cuando los compromisos de pago se acumulan, muchos deudores adoptan estrategias para cumplir con sus obligaciones de la forma más inteligente posible.

Dos de los métodos más recomendados por los expertos son los conocidos como «avalancha» y «bola de nieve».

Te explicamos en qué consisten.

La avalancha

Si eres una persona equilibrada, paciente y calculadora, tu estrategia es la avalancha.

Primero, tienes que elaborar un listado con tus diferentes deudas y ordenarlas de mayor a menor tasa de interés.

Tu objetivo es pagar los mínimos requeridos de todas ellas.

Y a la que te genere mayores intereses, dedícale todo el dinero extra que puedas cada mes hasta saldarla.

Por ejemplo, si tu hipoteca tiene una tasa del 8%, la letra del televisor que compraste es del 12%, la de tu automóvil del 15% y la deuda de tu tarjeta de crédito está al 25%, aporta todos los recursos que puedas a saldar esta última, siempre cumpliendo con los pagos mínimos de las otras.

Pareja mirando facturas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Cuando hayas dejado a cero el saldo pendiente de la tarjeta, utiliza tu presupuesto extra de cada mes para cubrir el pago del automóvil, después el televisor y finalmente la hipoteca.

La eficacia de la avalancha radica en las tasas de interés, que en la mayoría de los préstamos suponen una parte importante de los pagos mensuales.

Cuanto más alta es la tasa, mayor es la cantidad de dinero que se dedica a cubrir los costos del interés y menor la que corresponde al capital o al importe en sí del producto.

Con este método ahorrarás dinero al evitar que las cuentas con los intereses más altos sigan engrosando tu deuda indefinidamente. Las matemáticas no engañan.

La bola de nieve

Pero las matemáticas no lo son todo.

Una situación de endeudamiento puede provocar altos niveles de estrés, de modo que la psicología es un factor a tener muy en cuenta.

Ver cómo las deudas se alargan en el tiempo puede ser desmotivador y minar tus esfuerzos para conseguir el ansiado saldo cero.

Pongamos el caso anterior: tienes una hipoteca de US$100.000, acabas de comprar el televisor por US$1.000, te quedan US$5.000 por pagar de tu vehículo y debes US$10.000 en tarjetas de crédito.

Si tu primer objetivo es saldar la deuda de las tarjetas, pero tus ingresos son ajustados te puede llevar años lograrlo y, sin una férrea disciplina, quizá tires la toalla a mitad de camino.

Entonces puedes optar por la estrategia de la bola de nieve.

Bola de nieve

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Lo primero, haz la lista de tus deudas igual que en el caso anterior, pero no las ordenes por tasa de interés sino por importe.

Por supuesto, haz los pagos mínimos de todas, pero dedica todo el dinero adicional que puedas a cubrir aquella con un menor importe hasta saldarla.

En el caso que nos ocupa, tendrías que esforzarte lo más posible por pagar primero el televisor.

Un objetivo alcanzable, ¿verdad?

Al lograr la primera meta verías pronto los resultados de tus esfuerzos, lo que te motivaría aún más para seguir saldando las deudas del vehículo, las tarjetas de crédito y la hipoteca, en este orden.

Aunque desde un punto de vista puramente matemático la bola de nieve sea menos eficiente que la avalancha, según expertos puede alcanzar los mismos o mejores resultados.

También existe la posibilidad de combinar ambas: primero pagas la deuda más pequeña y, con la motivación del primer éxito, pasas a la estrategia de la avalancha para afrontar el resto de tus deudas.

Lo importante: gestionar bien tus deudas

Para el académico y experto en finanzas mexicano Norman J. Wolf las dos estrategias pueden ser válidas, siempre que se disponga de unos ingresos estables.

Y, en caso de que se haya acumulado un monto demasiado alto, «otra opción razonable es consolidar la deuda con un solo banco», asegura.

Entrevistado por BBC Mundo, este profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México aporta algunos consejos para gestionar nuestras deudas de la forma más inteligente posible.

Hucha

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Lo primero es saber qué estamos firmando cuando compramos algo. Que nos den nuestra tabla de amortización y, si no la entendemos, pedir a un experto que nos la explique».

En esa tabla figuran todos los pagos a realizar en el préstamo, como cuánto hay que pagar de capital, de intereses y cuál es la deuda pendiente en cada período.

«En plazos largos lo que buscamos primero es pagar el capital: poder hacer pagos grandes que salden el capital y que el interés vaya así disminuyendo», indica Wolf.

El experto asegura que, en un momento inflacionario como el actual, lo mejor es «dar prioridad a aquellas amortizaciones en las que primero se pague más capital y dejen los intereses al final», datos que deben figurar en la tabla de amortización.

Y, en caso de tener que elegir entre bola de nieve o avalancha, se inclina más por la segunda.

«Puedes considerar cuál es la tasa de interés más agresiva, y yo diría: primero pagar las deudas con la tasa más fuerte y luego las que tengan la tasa más pequeña».

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Atahualpa Amerise; BBC News Mundo. Hace 10 horas.

Economía/Sociedad/Finanzas personales/Finanzas

Yang Huiyan, la mujer más rica de Asia que ha perdido la mitad de su fortuna en un año (y qué dice de la economía de China).

Su fortuna ha sido durante años el centro de titulares, comentarios y cálculos más allá de China.

Y es que Yang Huiyan, de solo 41 años, no es solo la mujer con mayor fortuna de ese país, sino también la más rica de toda Asia.

Desde que heredó un imperio inmobiliario de su padre hace más de una década, su riqueza no había dejado de aumentar. Pero las cosas han cambiado en 2022: en el último año, ha sufrido una verdadera debacle.

Según cálculos del índice Bloomberg de multimillonarios, Yang vio caer su patrimonio neto en más de un 52% en el último año.

En 2021, Bloomberg estimaba la fortuna de la empresaria en unos US$33.900 millones, que cayeron a unos US$16.100 millones en las estimaciones de julio pasado.

Los analistas económicos lo han visto no solo como una señal poco halagüeña del estado del mercado de bienes raíces en China, sino también como una alerta importante sobre el futuro de la segunda economía más grande del mundo.

Y es que el sector inmobiliario del país ha presentado serios problemas con la caída de los precios de la vivienda, la disminución de la demanda de compradores y una crisis de incumplimiento de la deuda que ha afectado a algunos grandes desarrolladores desde el 2020.

La situación ha llegado a tal punto que incluso algunos bancos se han quedado sin efectivo, lo que ha provocado protestas en algunas ciudades del país asiático.

Y si bien Yang sigue siendo la mujer más rica de Asia, su posición ha comenzado a tambalearse.

Según Bloomberg, es seguida por la empresaria de fibras químicas Fan Hongwei, quien tiene un patrimonio valorado también en cerca de US$16.000 millones.

Pero ¿quién es Yang Huiyan y cómo logró una de las mayores fortunas del mundo?

La heredera

Nacida en 1981 en Shun Tak, un distrito de la ciudad de Foshan, en la provincia de Cantón, en el sur de China, Yang es hija del que fuera uno de los hombres más ricos del país asiático: Yang Guoqiang.

Criada dentro de una de las familias más poderosas de China, tuvo educación de excelencia y fue enviada a Estados Unidos durante su juventud. Se graduó en 2003 de una licenciatura en Artes y Ciencias en la Universidad Estatal de Ohio.

Tras su regreso a China, heredó de su padre en 2007 la mayoría de las acciones de Country Garden Holdings, el desarrollador inmobiliario más grande por ventas de China.

Fundada en 1992 en Cantón, Country Garden Holdings se volvió un éxito tras su salida a bolsa en Hong Kong y recaudó alrededor de US$1.600 millones, casi lo mismo que Google tras su entrada en bolsa en 2004 en Estados Unidos.

Country Garden Holdings, el desarrollador inmobiliario más grande por ventas de China.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Country Garden Holdings es el desarrollador inmobiliario más grande por ventas de China.

Aunque es conocida por estar fuera del ojo público y llevar una vida discreta, Yang es el centro de numerosos titulares, tanto dentro como fuera de China.

Uno de los casos más sonados ocurrió en 2018, cuando la filtración de unos documentos legales conocidos como «Los papeles de Chipre», mostraron que había obtenido la ciudadanía chipriota en 2018, pese a que China no reconoce la doble nacionalidad.

Los problemas

Estudiosos del mercado chino han descrito a Yang como una mujer creativa y con ojo para los negocios.

En junio del año pasado, el International Hospitality Institute la reconoció en su ranking de las personas más poderosas en el sector mundial de la hostelería.

Sin embargo, su negocio ya comenzaba a mostrar para entonces síntomas de debilidad.

Y es que la situación del mercado de bienes raíces en el país se ha tornado más complicada desde 2020 , no solo por la pandemia de coronavirus, sino también porque las autoridades chinas trataron de poner freno al endeudamiento excesivo en el sector inmobiliario.

china

FUENTE DE LA IMAGEN – AFP. China vive una crisis en el mercado de bienes raíces.

Esto dejó a grandes constructoras expuestas a una batalla por hacer los pagos y las obligó a renegociar con sus acreedores.

La crisis se agravó cuando Evergrande, la empresa inmobiliaria más endeudada de China, dejó de pagar sus bonos en dólares a finales de 2021 tras meses de problemas de liquidez.

A raíz de eso y en lo que va de año, varios otros desarrolladores importantes, incluidos Kaisa y Shimao Group, también han buscado protección de los acreedores.

La crisis se complicó en las últimas semanas, luego de que se reportara una «huelga de compradores», luego de que miles de personas dejaran de pagar sus hipotecas por adelantado por las demoras que han tenido los comienzos de los obras para la construcción de las viviendas.

Todo esto ha llevado a que Country Garden, que se mantuvo a flote en los primeros tiempos de pandemia, enfrente también problema de liquidez, al punto que en julio pasado tuvo que vender acciones con un descuento de casi el 13% para recaudar fondos.

Y la situación a largo plazo no parece prometedora para Yang, su fortuna y la firma que representa.

En un informe en julio pasado, la agencia de calificación de riesgo S & P estimó que las ventas de propiedades en China podrían caer en un tercio este año debido a las huelgas hipotecarias.

Mientras, Capital Economics, una empresa de investigación económica independiente con sede en Londres, pronosticó que «sin ventas, muchos más desarrolladores colapsarán, lo que es una amenaza financiera y económica» para China.

Imagen de portada:ALAMY. Yang Huiyan (en el centro) es la mujer más rica de Asia.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Hace 4 horas.

Sociedad/China/Finanzas Personales/Mujeres/Economía

 

«La maldición de los recursos naturales”: por qué el actual boom de las materias primas puede no beneficiar a América Latina como en ocasiones anteriores.

Tras el inicio de la guerra en Ucrania a finales de febrero, el precio de las materias primas aumentó frenéticamente.

En medio de la incertidumbre, productos como el petróleo, los metales, la gasolina, el gas natural, el trigo, el maíz o la soja, se dispararon y en pocos días comenzó un nuevo boom de los commodities.

La invasión rusa y las sanciones aplicadas por las naciones occidentales a Moscú iniciaron históricos aumentos de los precios mundiales de los alimentos y los combustibles e impulsaron a las empresas a buscar fuentes alternativas de suministro.

«Tienes un shock en el que careces de productos básicos, alimentos y energía y también metales, hay un problema de seguridad alimentaria y [América Latina] se ve como la que nos ayudará a superar los problemas», declaró en abril Ilan Goldfajn, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Latinoamérica, agregó, ha sido vista por inversores como una región que puede «ser parte de la solución», pero advirtió que para aprovechar al máximo este contexto, los gobiernos tendrían que impulsar reformas para aumentar la productividad y la competencia, mejorar la educación, cambiar los sistemas tributarios y disminuir la desigualdad.

La maldición de los recursos naturales

Así también lo han planteado algunos análisis económicos que ven lo que está pasando como una oportunidad para la región, ante la disminución de la oferta de productos energéticos y cereales por el conflicto en Ucrania.

Traajador con soja en Brasil

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Desde esa perspectiva, la posibilidad de que la región pueda exportar más recursos naturales es considerada como una «buena noticia», luego que la pandemia de covid-19 dejara profundas cicatrices en las economías latinoamericanas.

Aunque, desde un punto de vista histórico, basar el crecimiento de un país principalmente en la exportación de recursos naturales, -incluso en un contexto de crisis- es considerado muy mala idea.

Es lo que se suele llamar la «maldición de los recursos naturales» o la «paradoja de la abundancia», que afecta a los países que, pese a ser ricos en materias primas, tienden a seguir atrapados en un bajo nivel de desarrollo porque exportan productos sin valor agregado, como petróleo, minerales o granos.

Al mismo tiempo, se ven obligados a importar productos manufacturados, lo que en el actual contexto de alta inflación, hace que tanto las finanzas públicas como las de los hogares se vean golpeadas.

Entre las incógnitas de este boom de precios de materias primas, persisten las dudas sobre qué sectores seguirán subiendo, cuáles pasarán por curvas de alzas y caídas o por cuánto tiempo podrían extenderse los precios altos.

En las últimas semanas, por ejemplo, el precio de los metales ha caído cerca de 20% desde su máximo en marzo y dentro de ese grupo, el cobre, ha sufrido un golpe aún mayor.

Pero el resto de los commodities siguen en la parte alta de la curva.

Por ahora, no está muy claro si los mayores precios de las materias primas en los mercados internacionales van a generar más ventajas que desventajas para los países latinoamericanos debido a un factor clave: la inflación rampante que recorre el mundo.

La inflación pone en duda los beneficios

«El aumento de la inflación tiene un impacto que probablemente ensombrece las ganancias del punto de vista comercial», dice Elijah Oliveros-Rosen, economista senior de la división Latin America Global Economics & Research, de la consultora S & P Global Ratings.

No hay una fórmula matemática para calcular con exactitud cuánto gana un país por ingresos de commodities y cuánto pierde por el impacto de la inflación, explica en conversación con BBC Mundo, porque determinar el efecto neto depende de muchísimos factores.

Trabajadores en mercado

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

De todos modos, a la hora de mirar quién gana y quién pierde en el actual contexto económico, el analista propone mirar el asunto desde dos ángulos: cómo afecta a los productores de las materias primas y cómo afecta a los consumidores de un determinado país.

Sin duda las empresas productoras de commodities, dice Oliveros-Rosen, se beneficiarán de los precios más altos, especialmente en países como Brasil, que es exportador de productos como petróleo, acero, o alimentos.

Pero los consumidores están pagando precios mucho más altos debido a la gigantesca ola inflacionaria que ha llevado a muchos países a subir las tasas de interés a toda velocidad.

Al final, la inflación energética y la inflación alimentaria, están golpeando durísimo los bolsillos de las familias.

A eso se suma que el crédito se encarece y la economía se recupera más lentamente, afectando el rumbo económico, precisamente cuando las voces que anticipan una recesión en Estados Unidos y Europa están ganando terreno.

Tampoco ayuda la desaceleración de China en el panorama económico global, el segundo socio comercial de América Latina después de Estados Unidos.

«Una inflación tan alta te puede quitar todos los beneficios del alto precio de los commodities», apunta el economista.

¿Más positivo o más negativo?

Esa es una preocupación compartida por centros de análisis que intentan descifrar el impacto que el nuevo contexto económico puede tener en la región.

«Las expectativas de crecimiento para este año se mantienen moderadas», dice Daniel Zaga, jefe de Análisis Económico de la firma consultora Deloitte México.

Poniendo gasolina en auto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El salto en el precio de las materias primas, agrega, ha generado presiones sobre la inflación, pero además ha tenido un efecto en las balanzas comerciales y fiscales de los países de la región.

Efectos muy distintos para cada economía, porque la subida de las materias primas y las dificultades por las que atraviesan los países latinoamericanos, no son homogéneas.

Zaga explica que, por ejemplo, en Argentina, donde el efecto comercial y fiscal podría ser ligeramente positivo este año, el impacto negativo a través de la inflación podría ser mayor.

Actualmente el aumento del costo de la vida supera el 60%, y analistas proyectan que probablemente seguirá escalando.

En otros países como Colombia, que ha tenido la inflación controlada en las últimas décadas, «el efecto positivo vía comercio y finanzas públicas será mayor que el efecto negativo de inflación», comenta el economista.

Mientras, en economías como la mexicana, «el efecto es negativo en todos los ámbitos: comercio, finanzas públicas e inflación».

De todos modos, habrá que esperar la evolución del año para evaluar con mayor precisión el impacto que en cada país tendrá la subida de las materias primas.

«Sin embargo, en términos generales, y tomando en cuenta el crecimiento económico, la mayoría de las economías latinoamericanas no se verán afectadas por el conflicto en Ucrania», apunta Zaga.

El giro de las últimas semanas

El escenario económico se ha complicado en las últimas semanas.

Un indicador clave de las materias primas, el Índice Bloomberg Commodity Spot, que sigue la evolución de contratos en mercados energéticos, de metales y cultivos, ha bajado cerca de un 20% después del récord alcanzado a comienzos de junio, en la medida que crecen los temores de que se aproxima una recesión.

Transporte de acero

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los mercados están dando señales de que la Reserva Federal de Estados Unidos (equivalente al Banco Central de otros países), no podrá controlar una inflación, que ha alcanzado su nivel más alto en cuatro décadas, sin elevar el precio del dinero aún más, llevando a la economía a una recesión.

Tampoco luce bien el panorama en Europa, donde las tasas de interés acaban de experimentar su mayor subida en dos décadas, mientras que la desaceleración económica en China le agrega más leña al fuego.

Eso hace que los inversores se anticipen a un futuro adverso y tomen decisiones que hacen bajar los precios de las commodities, poniendo una pausa al increíble repunte que habían experimentado.

¿Seguirán bajando los precios?, ¿volverán a subir?, ¿caerán solo los metales, mientras el precio de la comida continuará escalando?, ¿cuánto más subirán las tasas de interés en EE.UU.?, ¿Qué países entrarán en recesión?, ¿Dejará Rusia de venderle gas a Europa?

Producción de soja en Brasil

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Con un nivel de incertidumbre tan elevado, los grandes capitales han preferido evitar el riesgo y buscar refugio en inversiones más seguras.

Mientras sigue la tormenta internacional, América Latina intenta controlar la ola inflacionaria que está asfixiando a los hogares y lidiar con complicados panoramas políticos que, por cierto, tienen también profundas repercusiones económicas.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE; Cecilia Barría. BBC News Mundo. 25 de julio de 2022.

Sociedad y Cultura/Economía/América Latina/Negocios/Finanzas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cómo los banqueros de Londres ayudaron a los mega ricos y a los criminales a ocultar su riqueza.

Cuando Rusia invadió Ucrania, atrajo la atención del mundo hacia algo sobre lo que he estado escribiendo durante casi una década: el papel de Reino Unido como lavandería del dinero sucio del Kremlin.

Es un problema enorme. Ha ayudado a financiar la creación de una autocracia agresiva que ahora está matando a miles y expulsado a millones de sus hogares.

Pero eso es apenas una parte de algo mucho más grande.

No solo se lava la riqueza rusa, sino que se le quitan las manchas a dinero de todo el mundo, en cantidades fabulosas.

Cada año, un billón de dólares es robado de las naciones en desarrollo del mundo (¡un millón de millones de dólares!), y una cantidad significativa de ellos se mueve a través de Londres o sus paraísos fiscales satélites.

Es «lavado offshore».

Pero, ¿qué significa realmente?

Puede parecer desconcertante pero, en el fondo, es una idea simple. Fue inventada en la City de Londres, el equivalente de Wall Street de Nueva York.

Y es quizás la contribución más importante de Reino Unido a la historia reciente. Sin el ‘offshore’ el mundo sería un lugar muy distinto.

Para no repetir errores

En 1944, los Aliados, que pronto serían victoriosos, estaban planeando la posguerra.

Querían construir un sistema financiero global mejor que el que había terminado en depresión de la década de 1930 y catástrofe de la Segunda Guerra Mundial.

Su creación tomó el nombre del pequeño complejo estadounidense donde lo negociaron: Bretton Woods.

Hotel Mount Washington en Bretton Woods, New Hampshire, EE.UU.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Delegados de 44 países se reunieron en el apartado Hotel Mount Washington en Bretton Woods, New Hampshire, EE.UU.

«Ese sistema estableció reglas que dificultaron la transferencia de fondos a través de las fronteras», explica Vanessa Ogle, historiadora de la Universidad de California, Berkeley.

«Cualquier salida o entrada importante de fondos podía tener un impacto desestabilizador -algo que había ocurrido en entreguerras-, así que estaba destinado a ayudar a los países a mantener alejados los flujos excesivos de dinero no deseados y permitirles estabilizar sus monedas y proteger sus economías».

Los financieros británicos aceptaron la necesidad de un sistema financiero menos abierto y más protector, para darle al mundo la oportunidad de reconstruirse, incluso si eso significaba un rol disminuido para la City de Londres.

10 años después…

La City, sin embargo, no olvidaba los días en que era el corazón palpitante de un vasto imperio.

En la segunda mitad de la década de 1950, los banqueros comenzaron a inquietarse.

Un destacado financieron dijo que era «como conducir un automóvil poderoso a 20 kilómetros por hora».

La City de Londres, sector financiero.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. La City, el sector financiero de Londres.

«Las cosas estaban mejorando. La economía alemana estaba mostrando signos de una fuerte recuperación y crecimiento», dice Ogle.

«Impacientes con las medidas que se tomaron inicialmente, hubo intentos deliberados de los banqueros de crear dispositivos legales que les permitieran negociar de maneras más irrestrictas que quizás no violaban las reglas de Bretton Woods, pero sí su espíritu».

Un pequeño banco

Uno de los bancos en la City era el Midland. Era pequeño y quería crecer, pero las reglas impedían que los bancos compitieran entre sí por los clientes.

Necesitaba más dinero.

En 1955, el Midland tuvo una idea brillante que dependía del hecho de que no muy lejos había otro banco con el problema opuesto.

El Moscow Narodny tenía su sede en la City pero era propiedad de la Unión Soviética, y su bóveda estaba repleta de dólares.

«Temían la expropiación y la incautación de fondos si los colocaban en Estados Unidos, dado el creciente antagonismo de la Guerra Fría, por eso los fondos terminaron en Londres», explica Ogle.

Entonces, había un banco que tenía muy poco dinero y otro que tenía demasiado dinero… ¡si tan solo pudieran encontrar la forma de sortear las regulaciones!

Un vagabundo afuera del banco Midland en 1955.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Un vagabundo afuera del banco Midland en 1955.

Alguien en el Midland se dio cuenta de que no necesitaba comprar los dólares; simplemente podía pedirlos prestados, evitando las restricciones británicas sobre la compra de moneda extranjera.

Con esos dólares, podía comprar libras esterlinas, para prestar con rendimientos.

El Narodny de Moscú, por su parte, no sólo ponía su efectivo fuera del alcance del Tío Sam, sino que obtenía ganancias.

Los detalles son increíblemente complejos pero, en esencia, todo era muy simple: el acuerdo permitió que el banco Narodny ganara dinero esquivando las restricciones de EE.UU. y que el banco Midland ganara dinero esquivando las restricciones británicas.

Todo podría haberse quedado en eso, de no ser por una impactante noticia de Medio Oriente.

Un negocio colosal

En 1956, Egipto nacionalizó el Canal de Suez, que hasta entonces era controlado por los británicos y los franceses.

Londres y París enviaron tropas, EE.UU. se opuso, y todo terminó en una vergonzosa farsa.

El poderoso Imperio británico había caído muy bajo.

Pero, de las cenizas del desastre brotó la oportunidad de negocio verdaderamente colosal.

Fenix dibujado en las cenizas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«El Banco de Inglaterra y el Tesoro trataron de contraer el uso internacional de la libra esterlina, lo que hizo al dólar más atractivo porque estaba fuera de esos controles», relata Catherine Shank, historiadora de la Universidad de Oxford.

Los bancos de la City habían dependido previamente de la libra esterlina para financiar el comercio. Con el acceso a esa moneda cada vez más restringido, buscaron una nueva fuente de fondos.

¿Recuerdas esa pequeña jugarreta del banco Midland?

Cuando los bancos mercantiles siguieron su ejemplo y comenzaron a pedir prestados dólares para financiar sus negocios cotidianos, todo cambió.

«Esos dólares tenían una especie de estatus extraterritorial porque no estaban sujetos a las regulaciones del Banco de la Reserva Federal. Eso le dio a los banqueros de la City la forma de hacer con cosas impedidas el sistema de Bretton Woods y las regulaciones nacionales vigentes».

La City había inventado una de las herramientas financieras más importantes del siglo XX.

Euro$ en altamar

Lo llamaron eurodólar, que era y no era un dólar, dependiendo de lo que fuera más rentable en el momento.

Los banqueros se convirtieron en piratas con sombrero de bombín que navegaban por un océano de efectivo líquido, obteniendo ganancias de su capacidad de ignorar las reglas que todos los demás habían seguido.

Mar de dólares

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Pero, ¿cómo iban a llamar a ese vacío legal que habían creado?

Tomaron prestado un término del derecho marítimo para describir lo que sucede cuando estás en alta mar, donde no se rigen las leyes terrestres: «offshore».

«Se convirtió muy rápidamente en un mercado interbancario offshore, desconectado de cualquier organismo regulador nacional», señala Schenk.

Nadie en el gobierno británico parecía haberse dado cuenta de lo que estaba sucediendo.

Pero los líderes del Banco de Inglaterra lo sabían, y les encantó. Por fin, después del tortuoso viaje de la posguerra, el poderoso motor de la City de Londres comenzaba a acelerarse.

Los bancos extranjeros se apresuraron a abrir sucursales en Londres para aprovechar las ganancias disponibles de un mercado no regulado.

Durante las siguientes dos décadas, el dinero que fluyó por la City barrió con todas las restricciones del sistema de Bretton Woods, y los intentos de controlar los flujos de capital para proteger la estabilidad y defender los niveles de vida pasaron a ser pintorescos.

Un paraíso

Fue así como se puso en marcha la primera herramienta crucial necesaria para lavar dinero, ese mercado offshore, que liberó la riqueza del escrutinio externo.

Dólares secándose

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Sin la ayuda de la City para escapar del control gubernamental, el lavado de dinero no sería lo que es, pues no se puede mover dinero criminal si no se puede mover dinero.

Pero Londres no era el lugar perfecto para esconder el efectivo, debido principalmente al gran enemigo de todas las fortunas: los impuestos.

Si los financieros británicos realmente iban a ayudar a sus clientes, necesitaban más que un resquicio legal; necesitaban lugares donde esos botines estuvieran en paz.

Afortunadamente, no tuvieron que buscar mucho para encontrarlos.

Ahí cerca, en el Canal de la Mancha, estaba Jersey, una isla que, durante casi mil años, había sido más o menos británica: es gobernada por el monarca británico, pero no es parte de Reino Unido; usa la libra esterlina, pero fija sus propios impuestos.

Esa era potencialmente una combinación altamente rentable.

«Hasta finales de la década de 1950, en la constitución había una cláusula que restringía los pagos de intereses y, en general, limitaba el uso de la isla como paraíso fiscal a las personas que realmente vivían allí», cuenta John Christensen, quien fue una figura de alto rango en la administración de Jersey y luego se convirtió en un destacado activista contra los paraísos fiscales.

Las ganancias podían ser enormes, si la isla estaba dispuesta a ser un poco menos exigente. Y así fue: los políticos jerseyeses eliminaron los incómodos obstáculos.

Castillo de Gorey en Jersey

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Mover dinero por Jersey lo hacía mucho más difícil de rastrear. (Castillo de Gorey en Jersey).

Los banqueros ya estaban esquivando las restricciones estadounidenses mediante el comercio de dólares a través de la City de Londres.

Mover su dinero a través de las provechosamente opacas cuentas bancarias de Jersey les permitió esquivar las restricciones británicas.

Mejor aún, la jugada redujo a más de la mitad los impuestos que tenían que pagar sobre sus ganancias.

«En la década de 1970, el impuesto de sociedades de Reino Unido era más del 50% y en Jersey era del 20%.

«Además Jersey era geográficamente perfecto pues podían organizar una reunión desde Londres en Jersey, volar durante el día y luego volar a casa por la noche.

«Poco a poco, Jersey pasó a ser un satélite muy cercano a la City de Londres», señala Christensen.

Bancos de América del Norte y Europa continental también abrieron sucursales en la isla.

Y Jersey fue solo el comienzo.

Más paraísos

A medida que más y más colonias británicas se independizaron, la vasta extensión del Imperio ocupó cada vez menos espacio en el mapa.

Los remanentes -Bermudas, las Islas Caimán, las Islas Vírgenes Británicas, Gibraltar, Anguila- eran lugares demasiado pobres o remotos para independizarse.

Pero tenían un recurso natural para explotar: su conexión con Reino Unido.

Así como en Jersey, sus políticos felizmente crearon lagunas legales para cortar las restricciones que otros países ponían sobre el dinero.

Se convirtieron también en paraísos fiscales, ofreciendo impuestos bajos y confidencialidad a los clientes reacios al escrutinio.

Paraíso fiscal

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Por qué fueron específicamente las jurisdicciones británicas las que lo hicieron?

«Una ventaja eran las doctrinas compartidas de derecho consuetudinario dentro del Imperio británico, que facilitaba mucho las negociaciones», señala Ogle.

«Y había británicos locales en esos territorios así que si por ejemplo un abogado estadounidense quería establecer un negocio de registro de empresas en las Islas Caimán, debido a la ausencia de impuestos, podía apuntar a un grupo reducido de funcionarios y así capturar el liderazgo local prometiéndoles formar parte del negocio del paraíso fiscal».

Pero, ¿cuánto del dinero que llegaba era para evitar impuestos, y cuánto fruto de algo más oscuro, como el tráfico humano, de drogas, de armas, la corrupción o el robo?

«Llegaban con maletas de dinero»

No hay muchos datos, especialmente de antes de la década de 1980, sobre lo que los ultrarricos de cualquier calaña ocultaban en los paraísos, pero de vez en cuando, una puerta se abre y se vislumbra su interior.

«En un par de ocasiones, en las décadas de 1960 y 70, tras grandes crisis, se revelaron vínculos con el crimen organizado, en particular con el lavado de dinero.

«Pero son casos raros en los que, después del hecho, hay una investigación y queda claro que eso siempre ha sido parte de lo que hizo florecer las jurisdicciones offshore», dice Ogle.

«Es extremadamente difícil ser preciso porque el secreto y el anonimato es el principal activo que venden estas jurisdicciones».

«Todo tipo de dinero fluía hacia Jersey», recuerda Christensen.

«Había gente que volaba en aviones privados con maletas literalmente llenas de dinero en efectivo».

Maleta repleta de dinero

FUENTE DE LA IMAGEN- GETTY IMAGES

Y Christiansen lo vio con sus propios ojos.

«Trabajé en una de las principales firmas de contabilidad en el departamento de administración de confianza, y cuando comencé a ver qué clientes tenía en mi lista particular, me encontré con todo tipo de actividades.

«No sólo había evasión de impuestos, sino también evasión de acreedores, financiamiento ilegal de partidos, financiamiento ilegal con otras actividades, y una enorme cantidad del dinero que fluía a través de Jersey provenía de algunos regímenes muy despóticos.

«Venían de todas partes del mundo, depositaban dinero en Jersey y creaban estructuras offshore que involucraban fideicomisos legales y compañías».

Pero, ¿cómo Jersey y los otros paraísos se entrelazaban con los servicios financieros en Reino Unido?

Secreto impenetrable

En términos de lavado de dinero, se habla de «laddering» (escalonar): usar un destino tras otro para hacer que sea extremadamente difícil penetrar en el secreto, explica Christensen.

«Londres es la parte superior en la escalera. Entonces, no era raro que, digamos, un cleptócrata tuviera cinco o seis peldaños en esa escalera, que conduce a Londres.

«Así, si las autoridades londinenses quisieran averiguar cuál es la fuente de esa riqueza, tendrían que hacer consultas en Jersey, donde descubrirán que hay un fideicomiso, y nadie revelaría quién es el beneficiario, porque los beneficiarios no se revelan en ningún lugar de ningún registro.

«Y luego descubres que el fideicomiso posee una gran cantidad de compañías en las Islas Vírgenes Británicas o donde sea».

Empresa de papel

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Empresas de papel que hacen que investigar la fuente de los fondos sea una tarea infernal.

Esas compañías a las que se refiere Christensen son las llamadas «shell companies», que en español se conoce como empresas de papel, de pantalla, fantasma o ficticia.

Pero, ¿qué son?

La 3ª pieza de la lavadora

«Es una empresa sin propósito comercial», explica Graham Barrow, experto en el turbio mundo de las empresas de papel.

«Es un contenedor de activos -no siempre ilegítimos-, que no tiene empleados, ni oficinas, ni vende algo, pero se puede usar de muchas maneras y no tiene otra razón de ser que existir».

¿Por qué precisamente los británicos son tan útiles para el blanqueo de capitales?

«Reino Unido es considerado casi universalmente como una jurisdicción de bajo riesgo en términos de criminalidad».

Si se establecen muchas empresas y muchas cuentas bancarias para esas empresas en diferentes jurisdicciones flexibles, se puede mover a través de ellas el dinero.

Y, si son empresas británicas con directores británicos, todo aparenta ser legítimo para el próximo país de destino.

«Esas empresas son fáciles de crear: puedes pagar £12 desde una computadora en cualquier parte del mundo, decir que eres Darth Vader y vives en la Luna, y crear una empresa con esa información».

«Tendrás una entidad que puede ser conducto para cientos de millones de dólares sin decir realmente quién eres, escondiéndote detrás de otros, pues no hay sistemas para verificar lo que afirmas».

Avalancha de papel

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La incapacidad de procesar apropiadamente el registro de compañías llevó a la creación del 3° aspecto crucial de la lavandería de efectivo de Reino Unido.

Falsificar deliberadamente información de una empresa es ilegal, pero es un delito de bajo riesgo.

Quienes quieren esconder sus botines y moverlos a su gusto no han tenido obstáculos al usar las estructuras corporativas de Reino Unido para disfrazar sus identidades.

«Te asombraría cuántos casos hay en Companies House en los que la compañía A es propiedad de la compañía B que a su vez es propiedad de la compañía A… ¡te puedes enloquecer investigando!», exclama Barrow.

Companies House -el registrador de empresas de Reino Unido- se enfrenta diariamente a una avalancha de nuevas incorporaciones, y carece de los poderes o recursos para verificar la información proporcionada.

«La mayoría de los días, unas 3.500 empresas se agregan para registrarse, y cada una proporcionan unos 15-20 puntos de datos separados. Así que a diario eso es unos 100.000 datos.

«¿Cómo se puede monitorear todo eso con recursos limitados y TI anticuados?

«Es imposible, y los delincuentes lo saben».

linea

Sucesivos gobiernos han intentado, con mayor o menor brío, limpiar el sistema financiero.

Jersey, por ejemplo, ha hecho esfuerzos significativos.

«Fue el gobierno de Tony Blair (1997-2007) el que realmente comenzó a presionar seriamente no sólo a Jersey, las Islas del Canal y los territorios de ultramar», señala Christiansen.

«Ha habido muchas mejoras, pero habiendo dicho eso, queda una gran cola de lo que se conoce como clientes heredados, que se establecieron en Jersey en las décadas de 1970 y 80 que, en muchos casos, siguen al acecho, como fantasmas del pasado».

En la City misma, no sólo falta mucho por hacer, sino también mucha voluntad de hacerlo.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Banco de Inglaterra y la Bolsa de Valores de Londres en la City de Londres.

FUENTE RESPONSABLE: Serie “How to Steal a Trillion”, BBC Radio 4. Por Oliver Bullough. 2 de julio 2022.* Este artículo es una adaptación de parte de la serie del autor y periodista Oliver Bullough «How to Steal a Trillion», producida por Phil Tinline de BBC Radio 4.

Economía/Negocios/Finanzas/Capitalismo salvaje.

China: 4 razones que explican por qué los inversores extranjeros están huyendo del país asiático.

La inversión extranjera fue uno de los pilares del «milagro económico» de China, un país que en cuatro décadas sacó de la pobreza a 850 millones de personas.

Tras la muerte de Mao Zedong en 1976 el comunismo más ortodoxo dio paso a un enfoque pragmático para el desarrollo económico y tres años después el país abrió sus puertas a la inversión extranjera.

En las siguientes décadas la entrada de capitales fue creciendo de forma exponencial, a medida que el PIB chino se expandía a un ritmo promedio de más del 9% anual.

Pero ahora esa larga tendencia ha comenzado a revertirse.

Las inversiones extranjeras en China se han desplomado desde el comienzo de este año, especialmente a partir de la invasión rusa a Ucrania.

Solo entre enero y marzo los inversores foráneos retiraron unos US$150.000 millones en activos financieros en yuanes, principalmente bonos.

«Aunque China registró entradas (de capitales) en enero, las salidas en febrero y marzo fueron tan grandes como para hacer del primer trimestre el peor desde que hay registros. La fuga de acciones continuó en abril», indica el informe de mayo del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

Variación mensual de la tenencia extranjera de bonos chinos . .  100 CNY = US$ 14,74.

Esta entidad con sede en Washington pronostica para este año una salida de activos de China de US$300.000 millones, más del doble de los US$129.000 millones en 2021.

Analizamos cuáles son las 4 principales causas de esta tendencia, si ha llegado para quedarse, qué consecuencias tendrá y qué están haciendo las autoridades chinas para combatirla.

1. La estrategia «covid cero»

«Las políticas de ‘covid cero’ están abocando a China a una contracción similar a la de la primera ola de la pandemia», indica a BBC el economista, académico y escritor español Juan Ramón Rallo.

Más de dos años después del inicio de la pandemia la mayoría de los países han levantado las restricciones por covid, pero no es el caso de China.

Medidas anticovid en Shanghai

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las draconianas restricciones anti-covid en Shanghai, que incluyeron el vallado de manzanas enteras, no solo provocaron la ira de los residentes sino también una fuerte reducción de la actividad económica.

Pekín, que antes siempre había priorizado por encima de todo lo demás el crecimiento económico, lo dejó esta vez a un lado para prevenir una posible emergencia sanitaria, pese a que la mayoría de su población está vacunada.

El gobierno impuso estrictos confinamientos en Shanghái -que acapara el 5% del PIB nacional- y en otras ciudades endureció las medidas anti-covid, reduciendo la actividad empresarial.

Así, el desempleo en las ciudades superó el 6%, su economía se contrajo un 0,68% en abril y pocos creen que China logre el objetivo de crecimiento para este año del 5,5%, cifra ya de inicio discreta en comparación con las de años anteriores.

«Muchas empresas todavía ven a China como un mercado importante, pero hoy es difícil mantener ese optimismo mientras el resto del mundo se abre y China permanece cerrada», explica a BBC Mundo Nick Marro, analista principal en Hong Kong de Economist Intelligence Unit (EIU).

Marro cree que la estrategia de «cero covid» no invita a los capitalistas a apostar por China «ya que las reglas pueden cambiar repentinamente, sin previo aviso, lo que dificulta la planificación y aún más las decisiones sobre futuras inversiones».

«La gran pregunta es si los inversores extranjeros ven el ‘covid cero’ como un problema temporal que pueden tolerar. Cuanto más tiempo continúe esta política, mayor será esta intolerancia».

2. La crisis inmobiliaria

Un pueblo entero abandonado a medio construir en Huangshan, provincia de Anhui, en el este de China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El estallido de la burbuja inmobiliaria en China dejó imágenes como esta: un pueblo entero abandonado a medio construir en Huangshan, provincia de Anhui, en el este del país.

La construcción de viviendas ha sido uno de los motores de crecimiento de la economía china en las últimas décadas.

Sin embargo, se encuentra en crisis desde el año pasado por el fuerte endeudamiento de los gigantes locales del sector, con Evergrande a la cabeza.

Aunque la crisis inmobiliaria de China viene de antes, sí son más recientes los temores de los inversores extranjeros sobre sus consecuencias en la salud económica del país en combinación con los efectos de «covid cero» y otros factores.

«En los últimos 10 años China ha crecido sobre la base del crédito barato y la burbuja inmobiliaria», recuerda el profesor Rallo.

Tras el pinchazo de esta burbuja, explica, el país está inmerso en un cambio de modelo productivo que califica como «complicado».

«La digestión de una burbuja inmobiliaria de tal magnitud es un proceso lento y doloroso, y más si no se deja que se ajuste rápido, como parece que esté haciendo el Partido Comunista Chino».

Billetes de yuanes chinos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Conscientes de ese problema, las autoridades chinas han tomado algunas medidas para revitalizar el mercado inmobiliario, entre ellas varios recortes de los tipos de interés de las hipotecas a golpe de decreto del banco central del país.

Esto sitúa a China como uno de los pocos países que van a contracorriente: mientras el Banco Central Europeo y la Reserva Federal anuncian subidas de tipos para combatir la inflación, Pekín recurre a los estímulos para aliviar su crisis inmobiliaria y revitalizar su economía, una apuesta que muchos consideran arriesgada en plena escalada de precios a nivel global.

3. Rusia, tensiones geopolíticas y derechos humanos

La invasión a Ucrania ha costado a Rusia el aislamiento económico de Occidente con sanciones cuya magnitud nadie habría imaginado para un país de tal relevancia.

La guerra ha llevado a muchos inversores a plantearse qué ocurriría con sus activos en China si Xi Jinping emprende una operación militar en Taiwán, sofoca por la fuerza un levantamiento popular en Hong Kong o decide resolver por las armas las disputas territoriales que mantiene abiertas con 5 de sus vecinos.

Y la postura de China en el conflicto ucraniano, más cercana a Rusia, tampoco ayuda.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Pese a sus diferencias, Vladimir Putin y Xi Jinping mantienen fuertes vínculos como contrapeso al bloque Europa-Estados Unidos.

«Los mercados están preocupados por los lazos de China con Rusia: eso está asustando a los inversores y la aversión al riesgo se manifiesta desde el comienzo de la invasión», afirmó Stephen Innes, socio gerente del servicio de inversiones SPI Asset Management, en una reciente entrevista con Bloomberg.

«Todo el mundo se puso a vender bonos de China, así que nosotros estamos contentos de no haber comprado ninguno», declaró al portal económico.

El profesor Rallo, por su parte, destaca la tendencia a la regionalización del comercio global con dos zonas principales de influencia: Europa-Estados Unidos por un lado, y por el otro China-Rusia.

Así, para las empresas occidentales «tener parte de su cadena de valor en el otro bloque se puede convertir en una desventaja», por lo que parte de ellas optarían por renunciar a esos mercados.

El analista Nick Marro también destaca «el cisma cada vez más profundo entre China y Occidente en asuntos como la competencia económica y estratégica, y también los valores democráticos y los derechos humanos».

Buen ejemplo de esto último es el de Norges Bank Investment Management de Noruega, el mayor fondo soberano del mundo al gestionar un patrimonio de 1,3 billones de dólares, que en marzo excluyó las acciones de la empresa china de ropa deportiva Li Ning por el «riesgo inaceptable» de que «contribuya a graves violaciones a los derechos humanos».

4. La ofensiva contra el sector privado

Jack Ma

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El cofundador de Alibaba, Jack Ma, perdió miles de millones de dólares después de que las autoridades intensificaran el escrutinio de su compañía y otros grandes conglomerados tecnológicos.

Tanto el «milagro económico» chino como la avalancha de flujos de capital que en gran medida lo hicieron posible vinieron de la mano de reformas orientadas al libre mercado y al desarrollo de las empresas privadas.

Sin embargo, apunta Nick Marro, «gran parte de la agenda de reformas que podría beneficiar tanto a empresas extranjeras como privadas locales se ha estancado».

La reciente tendencia al proteccionismo y la intervención se observan en varios sectores, aunque especialmente en el de la tecnología, «donde las preocupaciones de seguridad nacional se imponen sobre todo lo demás», afirma.

El ejemplo más claro esla ofensiva iniciada en 2021 contra las grandes tecnológicas chinas, que los críticos atribuyen a la voluntad del Estado de controlar el sector, y que despojó de gran parte de su valor a compañías de referencia mundial, entre ellas Alibaba.

La corporación del multimillonario Jack Ma fue una de las más afectadas por la campaña reguladora de Pekín, que en abril del año pasado le impuso la mayor multa antimonopolio de la historia del país, por valor de unos US$2.800 millones.

Según el analista, el gobierno chino está dando cada vez más poder a las entidades estatales, lo que podría jugar en contra de su objetivo de reactivar el crecimiento económico.

En las últimas semanas la agencia Reuters y Bloomberg citaron fuentes del sector al divulgar que, consciente de los efectos adversos de esta política, Pekín planea corregir su política de mano dura con las tecnológicas, si bien el gobierno no lo ha confirmado oficialmente.

La cara y la cruz

Los índices bursátiles chinos tampoco han venido dando buenos réditos a los inversores en los pasados meses.

El CSI300 de Shanghái tocó fondo a finales de abril y desde entonces ha rebotado ligeramente, aunque se encuentra lejos de sus cotas de principios de año.

Bolsa de Shanghai

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La bolsa de Shanghái registró fuertes caídas en los primeros meses de 2021. 

Como curiosidad, en China, al igual que en otros países de la región como Corea del Sur, el color verde indica pérdidas y el rojo ganancias.

La moneda local, el yuan, se cotizaba en mayo en sus niveles más bajos en dos años frente al dólar .

En la otra cara de la moneda, se puede afirmar que la curva descendente en los índices chinos no es mucho más pronunciada que las de sus equivalentes en EE.UU. y Europa, también depreciados desde inicios de año tras alcanzar máximos en 2021.

Y el superávit comercial de China superó los US$200.000 millones en el primer trimestre. Aunque en parte se debe a la caída de las importaciones, es un estimable colchón que le ayuda a capear mejor las retiradas de inversiones extranjeras.

En este contexto, describe el IIF en su informe, las salidas de flujos de capitales de China no están poniendo en peligro la solvencia del país, al que no le faltan divisas para hacer frente a sus obligaciones externas.

Esta institución también considera que la ola de desinversión en el gigante asiático tiene límites.

«Aunque vemos que empresas de alto perfil anuncian planes de abandonar el mercado, no debemos malinterpretar esto como un éxodo. Muchas de estas empresas han estado en China durante décadas y no será una decisión fácil ni rápida para ellas abandonar su mercado», expone.

En un editorial reciente The Economist señala el próximo Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), previsto para octubre, como el punto de inflexión que podría dar un nuevo enfoque a la economía china y presentar un panorama diferente para los inversores extranjeros.

«La perspectiva optimista es que este período oscuro de ideología, errores políticos y crecimiento lento es parte de la preparación para el congreso del partido. Cuando este pase, los pragmáticos tendrán un mayor control de la política, terminará el ‘covid cero’ y volverá el apoyo a la economía y las tecnológicas».

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Atahualpa Amerise. Junio 2022.

China/Mercados financieros/Economía/Finanzas/Conflicto Rusia- Ucrania.

 

 

Riqueza extrema: Chile, el país donde los ultra ricos tienen el patrimonio más grande de América Latina.

Chile fue el país de América Latina que en 2021 concentró el mayor nivel de patrimonio entre los ultrarricos en relación al tamaño de su economía.

El patrimonio conjunto de los chilenos más ricos fue equivalente a un 16,1% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, según calculó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), utilizando datos de la revista Forbes.

Estos cálculos solo consideran a los llamados «milmillonarios», es decir, aquellas personas que tienen un patrimonio de al menos US$1.000 millones.

A nivel global hay 2.755 personas que pertenecen a esa categoría, en un listado liderado por Jeff Bezos (con US$177.000 millones), seguido de Elon Musk y Bernard Arnault.

En América Latina existen 104 ultrarricos de los cuales nueve son chilenos, con un patrimonio de estos últimos que a fines de 2021 estaba compuesto, según la revista Forbes, de la siguiente manera:

  • Iris Fontbona y familia Luksic: US$23.300 millones
  • Julio Ponce Lerou: US$4.100 millones
  • Horst Paulmann y familia: US$3.300 millones
  • Sebastián Piñera y familia: US$2.900 millones
  • Jean Salata*: US$2.400 millones
  • Roberto Angelini: US$2.000 millones
  • Alvaro Saeih: US$1.800 millones
  • Patricia Angelini: US$1.600 millones
  • Luis Enrique Yarur: US$1.300 millones

(*Vive y trabaja en Hong Kong desde 1989).

En qué sectores está el patrimonio del club de los más ricos.

Piñera y su esposa

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Sebastián Piñera se encuentra entre los «superricos» de Chile.

Según la lista Forbes de los milmillonarios de Chile, las fortunas de estos están concentradas principalmente en los sectores de las finanzas, minería, forestal y retail.

  • Finanzas: Sebastián Piñera, Alvaro Saieh, Luis Enrique Yarur
  • Minería: Iris Fontbona y Julio Ponce Lerou
  • Minería y forestal: Roberto Angelini, Patricia Angelini
  • Retail: Horst Paulmann
Jean-Paul Luksic,

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La familia de Iris Fontbona, de la cual forma parte Jean-Paul Luksic, es una de las más ricas del país.

La concentración del patrimonio en estas familias es un reflejo de la desigualdad que existe en la sociedad chilena.

Según el informe World Inequality Report de 2022, el 1% más rico de Chile concentra el 49,6% de la riqueza total del país, mientras que en Brasil controla el 48,9%, en México el 46,9% y en Estados Unidos el 34,9%.

¿Por qué la riqueza está tan concentrada en Chile?

Los historiadores suelen explicar el origen de la brecha social remontándose a los tiempos de las colonia, en los que la mayor parte de las tierras fueron repartidas entre los españoles y sus descendientes.

En esa época surgió la hacienda, en la que la sociedad quedó dividida entre patrones, empleados, inquilinos y peones.

Desde aquella desigualdad agraria, la concentración de la riqueza fue expandiéndose a otros sectores económicos de explotación de recursos naturales como, por ejemplo, la minería, que ha convertido a Chile en el mayor exportador de cobre del mundo.

Augusto Pinochet

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Durante el régimen de Augusto Pinochet se llevaron a cabo una serie de privatizaciones de empresas públicas.

En la historia más reciente, la brecha social se expandió en las décadas de los 70 y los 80 durante el régimen de Augusto Pinochet con la creación de un modelo económico con poca regulación que permitió el surgimiento de grandes fortunas familiares.

Según escribió el economista Osvaldo Larrañaga en «La desigualdad a lo largo de la historia de Chile», la brecha aumentó con Pinochet a través de mecanismos como «la privatización de las empresas públicas, que pasan a ser propiedad de un número pequeño de grupos económicos, la supresión y represión de los sindicatos, y la conversión del estado benefactor en uno de carácter residual», entre otras medidas.

En el grupo de los ultra ricos del Chile actual hallamos el caso de Julio Ponce Lerou, el exyerno de Pinochet que se convirtió en el mayor accionista de la empresa SQM (Soquimich), una de las mayores productoras de fertilizantes, yodo y litio a nivel global, tras la privatización de la firma.

Valparaíso, Chile

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Con el retorno de la democracia en 1990, la pobreza y la desigualdad de ingresos disminuyeron en el país, aunque la riqueza permaneció concentrada en la punta de la pirámide, lo que fue una de las principales demandas durante el estallido social que comenzó en el país en octubre de 2019.

Así fue como el tema de la brecha social se convirtió en parte fundamental del debate de la campaña electoral de las elecciones presidenciales que le dieron el triunfo al izquierdista Gabriel Boric en 2021.

De qué se trata el «impuesto a los superricos»

El 11 de marzo Boric se convertirá en el nuevo presidente de Chile con un ambicioso programa de gobierno que incluye medidas como poner fin al actual sistema de pensiones, transformar el sistema de salud y aumentar los impuestos con la idea de crear un Estado de bienestar.

Esa agenda «transformadora», que va a requerir una mayor recaudación fiscal, enfrentará una serie de obstáculos como, por ejemplo, la falta de una mayoría en el Congreso, un presupuesto limitado y un bajo crecimiento económico proyectado para 2022.

Boric.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El 11 de marzo Gabriel Boric asumirá la presidencia de Chile.

Para financiar sus planes Boric ha propuesto una reforma tributaria «con gradualidad y responsabilidad fiscal» que aspira a recaudar un 5% del PIB durante su mandato.

La reforma considera cambios en el impuesto a la renta para las grandes empresas, reducción de exenciones, impuestos verdes, royalties a las grandes mineras, medidas contra la evasión y la elusión, y un impuesto a la riqueza.

Éste último, conocido como el «impuesto a los superricos», afectaría a alrededor del 0,1% de la población.

¿Un golpe a la inversión?

La propuesta de reforma tributaria ha sido blanco de duras críticas.

Quienes se oponen a la idea aseguran que no ha servido para recaudar cantidades significativas de recursos en otras partes del mundo.

Barras de oro.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«El caso más famoso es el de Francia, donde los millonarios se fueron a vivir a Bélgica. Después se eliminó porque resultó ser inútil», dijo el economista Bernardo Fontaine.

En muchos de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) «se ha ido retirando», aseguró Fontaine.

Otro de los argumentos más citados contra la iniciativa es que desincentivará la inversión y, por lo tanto, perjudicará el crecimiento económico.

¿Por qué crear un impuesto a la riqueza?

En la mayoría de los países se gravan los ingresos de las personas y no su riqueza. Esta última incluye, además de los ingresos, activos financieros, propiedades, tierras, yates o cualquier activo que forme parte del patrimonio.

Mujeres chilenas cocinando

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«En países como Chile, Brasil y México, hemos visto que ha bajado la desigualdad de ingresos laborales, pero si agregamos las rentas del capital, la desigualdad se mantiene más constante», le dice a BBC Mundo Ignacio Flores, coordinador para América Latina del World Inequality Database de la Escuela de Economía de París e investigador de la Universidad de Nueva York.

En los mercados financieros, «mientras más dinero tienes, más rápido se reproduce», un fenómeno que hace muy difícil el movimiento de las personas hacia la punta de la pirámide.

«En Chile la movilidad social es bajísima», sostiene el economista, especialmente al llegar al 10% más rico.

Falta de competencia en los mercados

En Chile y Latinoamérica hay niveles más altos de concentración de la riqueza porque en algunos sectores son muy pocos los actores, dice Luis Felipe López-Calva, director regional para América Latina y el Caribe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

«La riqueza nos preocupa cuando viene de rentas por falta de competencia, no cuando es riqueza productiva que genera bienestar para un país», apunta en diálogo con BBC Mundo.

Santiago, Chile

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Previo a la discusión que se avecina en Chile sobre cómo aplicar un impuesto a la riqueza, los expertos han estado debatiendo sobre cuál es la mejor manera de gravar esos recursos.

Algunos aseguran que lo más efectivo es crear un impuesto a las propiedades, dado que es muy complejo identificar dónde están los fondos invertidos en los mercados financieros internacionales.

Otros consideran que es factible introducir un tributo que también incluya a los flujos de capital.

«Gran parte de la riqueza es financiera», dice Pablo Gutiérrez, investigador de la Universidad de British Columbia, en Canadá, en diálogo con BBC Mundo.

Frente al argumento de que un impuesto a la riqueza provoca una salida de capitales hacia otros países en los que los inversores pueden conseguir mejores rentabilidades, el economista señala que las personas de alto patrimonio prefieren un país estable, en vez de arriesgarse a buscar retornos en países con ventajas tributarias, pero baja calificación de riesgo.

violencia en las protestas en Chile en 2020.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El estallido social de 2019 en Chile provocó grandes cambios políticos.

«Con un impuesto a la riqueza estás controlando un poco el descontento social», dice Gutiérrez.

«Y aunque es verdad que los empresarios van a tener un retorno menor, a mediano plazo habrá una mayor estabilidad social y sus negocios van a poder crecer».

«A nadie le gusta que le cobren impuestos. A nadie. Pero si se hace de una forma gradual y consensuada, asegurando una mayor estabilidad social, no se van a ir del país».

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. Febrero 2022

Economía/Chile/América Latina/Finanzas/Negocios/Desigualdad

Branko Milanovic: «Los más ricos en Chile ganan como los más ricos de Alemania y los más pobres como en Mongolia». Parte 2/2

¿Y qué otro tipo de consecuencias dejará esta pandemia a nivel político y económico?

Vamos a estar peor. Vamos a perder vidas, ingresos, un retroceso en la globalización, más tensiones en las relaciones políticas entre países, malestar social.

No veo qué puede mejorar. Es un desastre gigantesco. No hay voluntad de cooperación entre Estados Unidos y China y otros líderes nacionalistas como Vladimir Putin en Rusia, como Narendra Modi en India o Jair Bolsonaro en Brasil. Los países más grandes tienen líderes que no están interesados en colaborar. Eso me deja bastante pesimista sobre lo que viene después de la pandemia.

¿Ve algún efecto positivo de la pandemia?

No veo ninguno. Lo único que podría ser de alguna manera positivo, es que reconsideremos nuestro enfoque hacia el sistema de salud, especialmente en los países ricos porque en los países ricos el sistema de salud ha sido un gigantesco fracaso, basta con mirar Estados Unidos.

¿Qué es lo que más le preocupa sobre las políticas que ha llevado adelante el gobierno de Donald Trump en estos años en la Casa Blanca, cuál será su mayor legado?

Uno de sus legados será la relación entre EE. UU. y China. Esa relación no va a regresar a lo que era antes, incluso si Trump perdiera las elecciones en noviembre.

La relación entre EE. UU. y China ha sido envenenada y eso va más allá de Trump y del Partido Republicano.

En su último libro «Capitalism, Alone: The Future of the System That Rules the World», usted se refiere al «capitalismo de la gente», ¿de qué se trata exactamente?

Hay distintos tipos de capitalismo. Uno es el que conocemos como capitalismo liberal meritocrático, donde el ejemplo es EE. UU. y el otro es el capitalismo político, donde el ejemplo es China. En el caso de China el concepto es bastante similar a lo que otros llaman capitalismo de Estado.

En los sistemas capitalistas hay una gran concentración de los ingresos provenientes del capital. Y los que concentran el capital tienden a dominar el proceso político.

Branko Milanovic

FUENTE DE LA IMAGEN – MICHAEL SPILOTRO

Milanovic es partidario de avanzar hacia el «capitalismo de la gente».

Una de las maneras de desconcentrar es permitir a los inversionistas más pequeños un mayor acceso a las ventajas que tienen actualmente frente a los grandes inversionistas. Por ejemplo, que los trabajadores tengan participación accionaria.

Tenemos el concepto de «property owning democracy» (democracia de propietarios), que se podría llamar «capitalismo de la gente».

Es el capitalismo donde gran parte del capital pertenece a muchas personas, es decir, menos concentración del capital que la que tenemos ahora.

Y en ese contexto, ¿cómo ve el futuro del capitalismo?

Creo que deberíamos movernos hacia ese tipo de capitalismo. Y ese tipo de capitalismo requiere seguir varios pasos, como mejorar el sistema impositivo, especialmente el impuesto a la herencia para nivelar la cancha de juego, para que sea más pareja.

Lo otro es la educación. Si tienes buenas escuelas públicas y la educación es gratuita para todos, también creas igualdad de oportunidades. Y lo otro es el financiamiento público de las campañas electorales.

Sabemos que las cosas no son blanco o negro. Pero si tuviera que definirse políticamente en los términos que existen actualmente, ¿dónde se ubicaría?

Como usted dice no es blanco o negro y además la terminología es engañosa. Si realmente me tuviera que definir, diría que soy un socialdemócrata.

Ahora bien, los socialdemócratas aceptan el capitalismo, pero plantean que si no se hacen correcciones, llegaríamos a niveles insostenibles de desigualdad. Pero incluso esto de la socialdemocracia es una simplificación.

Si miramos la evolución de la desigualdad de ingresos en las últimas décadas a nivel global, ¿ha aumentado o ha disminuido?

En el último par de décadas la desigualdad ha caído, principalmente por el ascenso de países más pobres como China, India, Vietnam, Indonesia y otros.

Este fuerte impulso en la nivelación del ingreso se explica simplemente porque países grandes como China e India han crecido más. Eso provee una gran fuerza compensatoria.

¿No es eso una señal de que el capitalismo puede funcionar?

Sí, es una señal. Podemos decir que sin globalización China e India no habrían sido capaces de crecer al nivel que lo han hecho.

Esa reducción en la desigualdad global es, hasta cierto punto, compensada con el aumento de la desigualdad al interior de esos países.

Xi Jinping y Donald Trump

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Milanovic dice que hay una masiva convergencia de ingresos entre Asia y Occidente y un aumento de la desigualdad dentro de los países.

Tienes dos fuerzas que se enfrentan. La masiva convergencia de ingresos entre Asia y Occidente, y por el otro lado, el aumento de la desigualdad dentro de los países.

Pero esta fuerza compensatoria no es lo suficientemente grande para afectar la convergencia. Por eso la desigualdad global ha disminuido.

Algunos economistas dicen que si en general una persona promedio dice que vive mejor que sus padres, eso es suficiente para demostrar que el sistema funciona bien. Es decir, no es tan importante reducir la desigualdad, si finalmente con el paso del tiempo vas a progresar respecto a tu origen…

Ciertamente la gente en China está mejor ahora que hace 20 o 40 años atrás. Eso no significa que la desigualdad no sea importante. Quienes utilizan esos argumentos no ven los efectos negativos de la desigualdad.

Si tienes alta desigualdad por un tiempo largo, estratificas la sociedad entre los que tienen acceso a ciertas cosas y los que no. Eso va contra la igualdad de oportunidades.

Incluso si miras China, que ha crecido tanto, aún tienes problemas de desigualdad muy profundos.

Sobre la movilidad social en Estados Unidos, ¿qué ha pasado con el «sueño americano»?, ¿aún sigue vivo?

Una posibilidad es que, técnicamente hablando, el sueño americano nunca existió.

El sueño americano se sustenta en la idea de que no importa donde hayas nacido, tendrás las mismas oportunidades que el resto.

Un hombre sostiene un cartel

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Una posibilidad es que, técnicamente hablando, el sueño americano nunca existió», dice Milanovic.

Lo cierto es que nunca hemos tenido datos empíricos del siglo XIX o de principios del siglo XX. No estoy seguro si empíricamente ese sueño fue alguna vez real, aunque se aceptó como si fuera real.

Ahora que tenemos acceso a datos, podemos comparar el perfil de los padres en relación al de sus hijos, en cuanto a educación e ingresos. Lo que encontramos es que en EE. UU. hay una relativa pequeña movilidad social.

Hay movilidad, obviamente, pero es mucho menor que en los países socialdemócratas del norte de Europa.

Creo que la idea del «sueño americano» es una percepción sobre algo que ocurrió en el pasado, que puede o no puede ser verdad. No lo sabemos.

Imagen de portada: Branko Milanovic

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. junio 2020

Economía/Pobreza/Pandemia de Coronavirus/Política/América Latina/

EE.UU./Negocios/Protestas en Chile/Finanzas/China/Muerte de George

Floyd.

Branko Milanovic: «Los más ricos en Chile ganan como los más ricos de Alemania y los más pobres como en Mongolia». Parte 1/2

Branko Milanovic tiene una extensa trayectoria analizando la desigualdad económica y el desarrollo en el mundo.

Fue economista líder del Departamento de Investigación del Banco Mundial por casi 20 años, además de analista y académico en centros de estudio y universidades en EE. UU. y Europa.

A sus 66 años, el serbio-estadounidense es profesor en la City University of New York (CUNY) e investigador senior del Stone Center on Socio-economic Inequality.

Entre sus libros más recientes están «Global Inequality: A New Approach for the Age of Globalization» y «Capitalism, Alone: The Future of the System That Rules the World», publicado a fines del año pasado.

En diálogo con BBC Mundo analiza los efectos de la pandemia de coronavirus, la evolución del capitalismo, el estallido social en Chile, el «sueño americano» y la muerte de George Floyd.

Esta entrevista fue editada con fines de concisión y claridad.

Línea

¿Cuál es su análisis sobre el estallido social en Chile a fines del año pasado?, ¿qué revela sobre el país sudamericano?

Chile ha tenido un éxito indiscutible en su tasa de crecimiento económico. En las últimas décadas se ha vuelto más rico, ingresó a la OCDE y es percibido internacionalmente como un país más eficiente, menos corrupto que otros y con una sociedad moderna, al punto de ser considerado el «poster boy» del éxito del neoliberalismo.

Incluso se le reconoce por su democracia, después de que dejara atrás la mala época del gobierno militar de Augusto Pinochet.

Protestas.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La crisis en Chile se desató después de que el gobierno anunciara el alza de los precios del pasaje de metro en octubre de 2019.

Sin embargo, de lo que no se escribe tanto en el exterior, es que muchas de las características sistémicas del país quedaron establecidas en la Constitución aprobada en la época de Pinochet.

Muchos servicios sociales fueron privatizados, como por ejemplo, el sistema de pensiones. Al principio fue considerado un gran éxito, hasta que la gente se dio cuenta de que los resultados no eran lo que se esperaba. Esa es una de las razones que explica por qué la gente está tan molesta.

Lo mismo pasa con la educación, la salud y los extremadamente altos niveles de desigualdad que hay en el país. Chile es uno de los países más desiguales en América Latina.

Y además de la desigualdad de ingresos, tiene una alta desigualdad en la distribución de la riqueza. Entonces con las protestas apareció la cara oculta del país.

Pero los indicadores sociales han mejorado en las últimas décadas. El país, por ejemplo, ha reducido la pobreza y mejorado levemente la desigualdad…

Chile ha experimentado una reducción de la desigualdad en los últimos años, eso es así. Pero la desigualdad en Chile está lejos de los niveles que tienen países más desarrollados.

Los países de la OCDE tienen un promedio un Índice de Gini -que mide la desigualdad- cercano al 35. Chile tiene un Gini mayor que el de Estados Unidos, Uruguay o Argentina.

Las protestas han mostrado que mucha gente fue dejada fuera del desarrollo, incluyendo a la población indígena.

Los más ricos de Chile ganan como los más ricos de Alemania y los más pobres como en Mongolia.

No niego que el crecimiento económico ha sido alto, pero a veces nos olvidamos que el crecimiento económico es un número promedio y eso no significa que los problemas han desaparecido.

Durante las protestas en Chile hubo denuncias sobre abuso policial. Hoy vemos una ola de protestas en Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd cuando estaba bajo custodia policial. ¿Qué dice este hecho sobre el país?

Dice muchas cosas negativas que ya conocíamos sobre el racismo sistemático en este país. Pero creo que va más allá porque estamos muy sumergidos en el presente.

Desde que comenzó el movimiento por los derechos civiles, hace más de medio siglo, hemos tenido muy pocas transformaciones en cuanto al ingreso de los afroamericanos.

Manifestación por la muerte de George Floyd.

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS

Las protestas tras la muerte de Floyd se extendieron a cerca de 50 ciudades en EE. UU. y en algunas capitales europeas.

Es un fracaso sustancial que en todo este tiempo no hubiera ninguna mejora. Eso no significa que no haya cada vez más afroamericanos en distintas posiciones, pero es lo que el filósofo Cornel West llama «black faces in high places»(caras negras en lugares destacados).

Figuras como Martin Luther King y más tarde Jesse Jackson tuvieron que ser tomados en cuenta, para conseguir votos. Pero ahora no veo eso. No hay una institución política que esté al nivel de lo que existía antes.

Esto hace que la voz de los afroamericanos sea más débil. La voz de un individuo, dos o tres, no es la voz de una asociación política.

Esta ola de protestas que ha recorrido el país y se ha expandido incluso fuera de Estados Unidos es algo que no habíamos visto en mucho tiempo…

Es verdad, pero creo que la razón de eso se relaciona con la insatisfacción de mucha gente con Donald Trump, primero con su cortejo hacia los supremacistas blancos y luego por esta muerte bajo custodia policial.

Las razones que están detrás de este estallido en particular se relacionan con los efectos de la pandemia, el alto desempleo, la comprensión de que a la clase media y a los más jóvenes no les ha ido tan bien.

Lo que vemos es la punta del iceberg que precipitó el descontento y los disturbios. Las razones son más profundas y se remontan a varias décadas.

Sobre la pandemia de covid-19, ¿qué efectos puede tener sobre la globalización?

Creo que la pandemia está afectando la globalización de manera negativa. Provocará cambios en la cadenas globales de producción, dado que la gente ha tomado más conciencia sobre los efectos de un shock, que en este caso fue un shock de salud, pero que también puede ser un shock político, como hemos visto el deterioro de las relaciones entre EE. UU. y China. Si tienes inversiones, tienes un problema.

Manifestantes protestan frente a un camión de los carabineros.

FUENTE DE LA IMAGEN – EPA

Con piedras y palos, los manifestantes se enfrentaron a los carabineros.

Imagen de portada: Branko Milanovic

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. junio 2020

Economía/Pobreza/Pandemia de Coronavirus/Política/América Latina/

EE.UU./Negocios/Protestas en Chile/Finanzas/China/Muerte de George

Floyd.