Por qué Corea del Sur destronó a Alemania como el país más innovador del mundo (y qué hizo que EE.UU. saliera del top 10).

Corea del Sur retomó el liderazgo que lo ha convertido en el país más innovador del mundo.

¿Qué hace que un país sea innovador?

¿Tiene que ver con el desarrollo de tecnología de punta, el registro de patentes y la inversión en investigación y desarrollo? Sí.

¿Y la calidad de su educación superior, de sus científicos y de su ecosistema emprendedor? También.

Son decenas los indicadores que hacen que un país sea más innovador que otro. Y la carrera avanza a toda velocidad, incluso ahora que la economía global está en una de las peores crisis de las últimas décadas.

El combate contra la pandemia de covid-19 ha acelerado la innovación en distintos frentes, que van desde el desarrollo y la masificación de tecnologías para contener el virus, hasta la competencia en el mercado de las vacunas o el incremento del uso de herramientas de comunicación a distancia.

En el último Índice de Innovación de Bloomberg, Corea del Sur volvió a ubicarse en el primer lugar del ranking, destronando a Alemania, que cayó al cuarto puesto.

El país asiático retomó el liderazgo que lo ha convertido en el país más innovador del mundo durante siete de los últimos nueve años.

Singapur y Suiza subieron un lugar cada uno para ocupar el segundo y el tercer lugar, mientras que en América Latina la lista fue liderada por Brasil (en la posición 46), seguido por Argentina, Chile y Uruguay.

Corea del Sur se convirtió en el país más innovador del mundo por el aumento en su registro de patentes, además de su desempeño en áreas como investigación y desarrollo (I+D) y manufactura.

Algo que está lejos de ser casual, tras décadas de una estrategia de desarrollo que ha llevado al país a potenciar al máximo su I+D.

Se trata de una estrategia que impulsa el trabajo creativo de manera sistemática para generar nuevos conocimientos, innovación tecnológica y el desarrollo de nuevos procesos.

Robot en Corea del Sur

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Corea del Sur se convirtió en el país más innovador del mundo por el aumento en su registro de patentes, además de su desempeño en áreas como investigación y desarrollo (I+D) y manufactura.

Alemania, aunque sigue entre los países más innovadores, fue destronado de su liderazgo mundial al mostrar un retroceso en la cantidad de trabajadores calificados y la falta de una estrategia para el desarrollo de tecnología de próxima generación.

Otra nación que superó a Alemania fue Singapur, el país más pequeño del sudeste asiático, que ha invertido fuertemente para que sus trabajadores y empresas transiten hacia una economía digital.

Singapur consiguió una puntuación muy alta en manufactura y se ubicó en el primer lugar en educación superior por la excelencia de sus universidades.

Suiza, que ocupa el tercer lugar del ranking, aparece posicionado como líder en las áreas de tecnología financiera y biotecnología.

¿Qué le pasó a Estados Unidos?

Cuando Bloomberg publicó por primera vez su índice de innovación en 2013, EE.UU. ocupó el primer lugar.

Este año salió del “top ten” cayendo al lugar 11, después de retroceder dos lugares en relación al año anterior.

Estudiantes caminando

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Estados Unidos cayó al lugar 11 del ranking. Una de las causas fue su desempeño en el área de educación superior.

Sus resultados no fueron competitivos en el área de educación superior, a pesar de que las universidades estadounidenses tienen fama mundial.

“Estados Unidos fue el líder indiscutible en ciencia e ingeniería. Ahora estamos desempeñando un papel menos dominante”, señala un informe de la Junta Nacional de Ciencias de ese país.

Los más innovadores del mundo. .  .

Algunos expertos dicen que uno de los motivos de la pérdida de liderazgo puede tener relación con que muchas innovaciones estadounidenses provienen de empresas pequeñas y tardan más tiempo en llegar a los consumidores como productos finales.

Una de las promesas del presidente Joe Biden es mejorar el sector de manufactura con una inversión de US$300.000 millones en investigación y desarrollo, y tecnologías de vanguardia, una política que, de llevarse a cabo, podría mejorar la competitividad de la mayor economía del mundo.

Imagen de portada: Gentileza de

FUENTE RESPONSABLE: BBC New Mundo Redacción

Bahietan (CHINA) es la presa de arco más grande del mundo y un monstruo energético para abastecer a 500.000 habitantes durante un año.

Las necesidades energéticas del ser humano están lejos de disminuir con un creciente número de población mundial y con cada vez más dispositivos y vehículos eléctricos en nuestras vidas, y esto se junta con los intentos por recurrir a fuentes de energía renovables. Y en un intento por aprovechar la energía mecánica del agua, y de paso aspirar a otro récord mundial, se pensó en el gran proyecto de la presa de Baihetan.

Como quizás hayas intuido, se trata de otra megaconstrucción de China. Y de los creadores del puente más largo del mundo y del puente de cristal mas largo del mundo, llega ahora la presa que aspira a ser la planta hidroeléctrica más grande del mundo. La otra.

Si deseas conocer mas sobre el tema; cliquea por favor en lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Un momento: esto nos suena

El proyecto de la presa de Baihetan completa, a su vez, el gran proyecto hidroeléctrico del país asiático que se inició con algo que quizás nos suene al hablar de presas enormes: la presa de las Tres Gargantas. Una estructura que, por ahora, tiene el título de la planta energética más grande del mundo.

Baihetan se empezó a construir en 2017, situándose en el río Jinsha (en el suroeste de China, un tramo superior del Yangtsé, el río más largo del país y del continente asiático). Según dijo Xi Jinping, presidente de la República de China, “Baihetan es el mayor y más complejo proyecto de energía hidroeléctrica que está actualmente en construcción del mundo”, con lo que en teoría quedaría por encima de las Tres Gargantas, aunque los cálculos la ponen por debajo en varios aspectos.

16.000 MW, 500.000 habitantes, 1 año

Imagen: China Thre Gorges Corp.

Se trata de una presa de arco de doble curvatura que llega a los 277 metros de altura, con lo que sí será al menos más alta que su monstruosa predecesora (185 metros). La elevación de cresta es de 827 metros y la longitud del arco central es de 709 metros, con un ancho de 72 metros en la base y de 13 metros en la cresta, considerándose la presa de arco más grande del mundo (con el permiso de la de Xiaowan.

Los 16.000 MW prometidos darían para dará para satisfacer la demanda energética de hasta 500.000 personas durante un año, según calculan

El objetivo es que llegue a la generación de más de 10 gigavatios, como el resto de presas del “megaproyecto” que comentábamos antes. Baihe Tan tirará de sus 16 turbinas para llegar a generar 16.000 MW, con lo que prometen que dará para satisfacer la demanda energética de hasta 500.000 personas durante un año.

​Con estos datos, en términos de capacidad de generación, sería la segunda central hidroeléctrica con mayor capacidad del mundo, precisamente después de la presa de las Tres Gargantas (22.500 MW). Quedaría por encima de la de Xiluodu (13,86 GW) y la de Wandong (aún en construcción, en teoría alcanzará los 10,2 GW).

Tras instalarse la primera de sus 16 turbinas en 2019, su construcción se dio por finalizada en junio de 2021, lo cual no es ni mucho menos mucho tiempo para una estructura así, al parecer por cierta urgencia de Xi ante el objetivo de la neutralidad de carbono en 2060. Fue dos días después, el 28 de junio, cuando empezó a generar energía (con dos de las turbinas) y se espera que en 2022 esté completamente operativa.

Y mientras tanto, el debate con las presas

Imagen: China Three Gorges Corp. vía NS

Como ocurrió con la construcción de la de las Tres Gargantas, la de Baihetan también fue criticada por los grupos de defensa medioambiental del país. El motivo: el evidente impacto ambiental en los hábitats y también en la agricultura de la zona. 

Además, hay que tener en cuenta que aunque se consideren una alternativa “más verde” a las centrales de gas y carbón, se calcula que las presas son responsables del 1,3% de las emisiones de gases invernadero que generamos la humanidad.

La prueba de que esto no frenó la envergadura del proyecto es la propia presa, que como decimos ya está acabada de construir. De hecho, aquí ya hemos visto que las viejas presas son un peligro al poder verse sobrepasadas debido (en parte) al cambio climático, y esto es algo que tampoco ha frenado el desarrollo de las grandes presas. Veremos qué ocurre en el futuro y, en cuanto a Baihetan, si cumple con sus objetivos energéticos.

Imagen de portada: Gentileza de Spanish China.org 

FUENTE: XALAKA – Por Anna Martinelli

 

Crean minicerebros en laboratorio con la enfermedad de Parkinson.

Científicos de Singapur han creado por primera vez minicerebros en un plato que imitan las principales características patológicas de la enfermedad de Parkinson, una nueva forma de estudiar cómo progresa la enfermedad degenerativa del cerebro y explorar posibles nuevos tratamientos.

Un grupo de especialistas de diferentes centros académicos y de investigación de Singapur han desarrollado minicerebros in vitro que son capaces de reproducir las condiciones y el deterioro que genera la enfermedad de Parkinson en un cerebro humano real. Los organoides podrían transformarse en una fantástica herramienta para diseñar nuevas terapias y tratamientos para una de las patologías neurodegenerativas con mayor impacto mundial.

De acuerdo a una nota de prensa de la Escuela de Medicina Duke-NUS, una de las instituciones del país asiático que formó parte de la investigación, es la primera vez que los llamados cuerpos de Lewy, depósitos anormales de proteína que son un sello distintivo de la enfermedad de Parkinson en el cerebro de los pacientes, logran producirse en el laboratorio. Esto ofrece a los científicos una inmejorable oportunidad para adquirir nuevos conocimientos sobre la enfermedad.

Un deterioro progresivo

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurodegenerativo directamente relacionado con los efectos del envejecimiento: dentro de este tipo de patologías neurológicas, que son la principal causa de discapacidad a nivel global, el Parkinson es la variedad de más rápido crecimiento. Afecta entre un 1% a un 2% de la población mundial sobre los 60 años de edad, pero la incidencia puede trepar hasta un 5% de la población cuando se superan los 65 años.

El Parkinson aumenta su gravedad con el paso del tiempo, principalmente como consecuencia de la destrucción progresiva de las neuronas pigmentadas de la sustancia negra, una porción del mesencéfalo o cerebro medio que cumple un papel vital en aspectos relacionados con el aprendizaje y otras funciones cerebrales. Hasta el momento, se desconocen las causas profundas que generan este progresivo deterioro neurológico.

Un nuevo modelo para buscar mejores tratamientos

Ahora, los organoides desarrollados en el laboratorio por los científicos asiáticos podrían aportar una nueva mirada con respecto a la enfermedad, al reproducir sus condiciones y poder estudiar al detalle cada uno de los procesos implicados. El nuevo estudio fue publicado recientemente en Annals Of Neurology.

Los minicerebros podrían facilitar innovadores tratamientos, porque los modelos de la enfermedad de Parkinson en cerebros animales que se han empleado tradicionalmente no ofrecen las mismas posibilidades. Su principal limitación es que no muestran la pérdida progresiva y selectiva de neuronas que produce el neurotransmisor dopamina, una característica importante de la enfermedad de Parkinson que solamente puede advertirse en el cerebro humano.

Los organoides desarrollados in vitro replican las características del cerebro medio humano o mesencéfalo: son estructuras multicelulares y de forma tridimensional, creadas a partir de células madre humanas modificadas genéticamente. En el caso específico de estos minicerebros, presentan una mutación genética en el gen GBA, que puede advertirse en muchos ejemplos de personas afectadas por el Parkinson.

Quizás el gran avance relacionado con estos organoides o microcerebros, que van en línea con otros estudios e investigaciones que se desarrollan en distintas partes del mundo, es que permitirán la creación de un nuevo modelo de la patología, facilitando a los científicos una alternativa certera para rastrear cómo se desarrolla la enfermedad y cómo podría ralentizarse o incluso detenerse en algún momento.

Referencia:

Clickea en los links, si deseas conocer más…Gracias.

Lewy Body-like Inclusions in Human Midbrain Organoids Carrying Glucocerebrosidase and α-Synuclein Mutations. Jo, J., Yang, L., Tran, H., Yu, W., Sun, A., Chang, Y. et al. Annals Of Neurology (2021).DOI:https://doi.org/10.1002/ana.26166

Imagen de portada: pequeños organoides similares al mesencéfalo humano del tamaño de un guisante, que son esencialmente construcciones de tejido in vitro, multicelulares y tridimensionales que imitan el cerebro medio humano, se cultivan a partir de células madre humanas para permitir a los científicos estudiar cómo se desarrolla y se comunica el cerebro humano. Además, permiten explorar nuevos esquemas de terapias y tratamientos contra distintas enfermedades neurológicas, como en este caso el Parkinson. Crédito: Hyunsoo Shawn Je / Duke-NUS.

FUENTE: Tendencias – Minicerebros/organoides/Parkinson – Por Pablo Javier Piacente 

Los reyes de la Prehistoria… y del negocio: la ciudad china que ha hecho más por los dinosaurios que ‘Jurassic Park’.

Zigong es el escenario de uno de los hallazgos más importantes de la paleontología y la ciudad que ha puesto a los dinosaurios en el centro de los negocios y de la difusión cultural. rn

Si deseas profundizar sobre el presente artículo; por favor cliquea en donde está escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Uno de los primeros libros que le regalaron a Zeng Jacky cuando era pequeño era una historia de dinosaurios. Sus padres le contaban que en su ciudad vivían antiguamente muchos de ellos y que por eso cada año acuden miles de personas a visitarla. Para Zeng, vivir rodeado de fósiles de dinosaurio y de continuas referencias a los saurópsidos era algo normal. Por lo tanto, no resulta tan extraño que haya acabado centrando su vida en ellos. Pero esta historia puede no ser tan especial si la ubicamos en Zigong, una ciudad china en la provincia de Sichuan y conocida como el “Mundo de los Dinosaurios”. Los hallazgos de fósiles de los que habitaron el planeta hace millones de años han ayudado a que esta zona del gigante asiático centre su oferta cultural y empresarial en los protagonistas de la saga de Jurassic Park. Si hay un lugar que te pueda transportar hasta la Isla Nublar, ese es Zigong.

Al igual que para Zeng, para el resto de habitantes de esta ciudad no es nada extraño que los dinosaurios formen parte de su rutina, así como sus museos y parques temáticos. Jurassic Park, desde las primeras películas hasta la serie Jurassic World: Campamento Cretácico que se estrena el 18 de septiembre en Netflix es para ellos más que una película; es la versión de ciencia ficción de muchos aspectos de su vida diaria. “En Zigong los dinosaurios despiertan el entusiasmo de los niños por la exploración. Aprendemos de ellos al mismo tiempo que sabemos que hay más cosas en la tierra que desconocemos”, explicó Zeng a Hipertextual.

La ciudad se ha convertido en uno de los epicentros de la historia de los dinosaurios desde los años 70, cuando un grupo de trabajadores de una empresa de gas encontraron por accidente a pocos kilómetros de Zigong 8.000 piezas fósiles de dinosaurios. El hallazgo de la “Formación Dashanpu se ha convertido en uno de los más importantes para la paleontología y dio pie a que la ciudad se convirtiera en un archivo histórico de los saurópsidos. Pocos años después de que se descubrieron, se inauguró el Museo de Dinosaurios de Zigong, el primer museo de dinosaurios especializado en Asia.

Los dinosaurios como forma de vida

Este hallazgo y todo lo que vino después en términos culturales y sociales caló muy hondo en Zeng Jacky y acabó abriendo las puertas de su empresa: Dinosaurs World Science & Technology. La vida laboral de Zeng había pasado antes por varios sectores en otras ciudades como Shanghai. Pero, finalmente, los sueños de centrar su vida en los dinosaurios lograron dar carpetazo a sus antiguos empleos. “Quiero mucho a los dinosaurios y da igual cuanto tiempo haya trabajado en otro campo (…). No puedo olvidar la profunda huella que estas criaturas prehistóricas dejaron en mi corazón”, dice Zeng en la página web de la empresa.

Su decisión de volver a su ciudad natal se ha convertido hoy en un gran factor para que Zigong tenga más de un punto en común con la Isla Nublar. El fundador de Dinosaurs World sabe perfectamente que “el Tiranosaurio tiene una boca enorme y el Estegosaurio tiene una espina en la cola”. O que el “Diplodocus es el dinosaurio más grande del mundo y puede medir más de 26 metros de largo”. Estos conocimientos son los indispensables para intentar reproducir a estos animales prehistóricos en una parte de la realidad. La empresa se centra en la fabricación de criaturas robotizadas, de todos los tamaños y tipos. Los modelos están diseñados al milímetro para que sean una copia lo más veraz posible de los habitantes de la era Mesozoica. Desde la altura, hasta la boca, los ojos y la piel de los diferentes tipos de dinosaurios. En los últimos años, la tecnología hizo el resto para que estas maquetas fueran lo más reales posible. Zeng explicó a Hipertextual a través de un documento de la empresa:

“La cabeza del dinosaurio puede moverse de arriba hacia abajo y pueden parpadear y mantener contacto visual. Pueden respirar, mover la cola y las piernas. También tienen la inteligencia de un niño de 4 años y mantienen conversaciones sencillas con turistas”.

Actualmente, Dinosaurs World Science & Technology tiene unas instalaciones de más de 6.000 metros cuadrados y un equipo de 55 ingenieros. La mayoría de los clientes son dueños de parques de atracciones, museos o centros de juego o educativos para niños que compran los dinosaurios animatrónicos para sus instalaciones.

Dinosaurios

Dinosaurs World Science & Technology

Jurassic Park, el espejo en el que mirarse.

Es una de las sagas más reconocidas desde que se estrenó la primera película en 1993 y también una de las más taquilleras. A pesar de que en ese momento Zigong ya era uno de los lugares más reconocidos dentro de la paleontología, las películas fueron una inspiración para Zeng cuando creó Dinosaurs World. Y también lo han sido las últimas entregas. “Jurassic World” nos permitió comenzar a producir productos de dinosaurios. como huevo de dinosaurio, nido de dinosaurio, bebé de dinosaurio, etc”, señaló.

La fama de los dinosaurios empezó antes de 1993. “Desde su definición como Dinosauria por Richard Owen en 1842, los dinosaurios siempre han sido muy populares y han desatado la imaginación del público”, subrayó para Hipertextual Angelica Torices, directora académica de la Cátedra de Paleontología de la Universidad de La Rioja. Sin embargo, continuó, películas como Jurassic Park los han traído de nuevo a la primera página de los medios y de la popularidad.

“Las películas de Jurassic Park han traído de nuevo a la primera página de los medios y de popularidad a los dinosaurios y eso es, sin duda, muy positivo para nuestro campo puesto que atrae al público a los museos, conferencias y eventos de divulgación generando nuevas vocaciones”.

A pesar de que es difícil cuantificar si la saga ha motivado a más estudiantes a estudiar paleontología, la experta subrayó que muchos de ellos son fans de las películas y que estas les han influenciado a la hora de escoger su carrera profesional. Puede parecer que Jurassic Park muestra una cara poco realista acerca de la paleontología pero, más allá de la ciencia ficción, la producción se sustenta en descubrimientos reales.

“La primera película mostraba muchos de los descubrimientos que se habían hecho durante los años ’80 y ’90 como que algunos dinosaurios vivían en manadas y el resto de las películas de la saga cuenta con asesores paleontólogos de primer nivel y muestran detalles anatómicos muy precisos y acertados. También hay elementos de ficción como el sacar sangre de un mosquito preservado en ámbar y otras incorrecciones”, indicó Torices.

‘Jurassic Park’ dio un empujón a la difusión de los estudios de paleontología

Lo más importante, continuó, es que la saga ha conseguido poner a los dinosaurios en un primer plano. Y va a seguir haciéndolo si las próximas producciones siguen teniendo el mismo éxito que las últimas de Jurassic World. Pero detrás hay mucho más que un rodaje y un logro taquillero. Después del estreno de las primeras películas en los años 90 se creó la Jurassic Foundation, cuya exposición sobre dinosaurios logró recaudar fondos para investigaciones paleontológicas.

Esfuerzos como este son los que también han ayudado a innovar dentro del sector de la exploración. Angélica Torices explicó a Hipertextual que las nuevas tecnologías han ayudado recientemente a elaborar modelos 3D para examinar la estructura interna de los fósiles. “También la aplicación de técnicas biomédicas como la inmunofluorescencia ha permitido determinar la presencia de melanosomas preservados en plumas fosilizadas de dinosaurios y deducir su color”.

El Tiranosaurus Rex da miedo, y dinero

Jurassic World’

Zigong es la ciudad natal de Zeng y también en la que empezó su negocio. Pero la reputación del llamado “Mundo de los dinosaurios” ha ido mucho más allá de los locales. Para Don Lessem seguramente fue un paso natural llegar a este lugar cerca de Sichuan. El ex periodista se enamoró de los dinosaurios en 1988, cuando estaba escribiendo un artículo para The Boston Globe, según explicó a Blooloop. A partir de ahí, se convirtió en uno de los divulgadores científicos sobre dinosaurios más conocidos y es el autor de una gran colección de libros infantiles.

Jurassic Park también tiene mucho que decir en la historia de Lessem. Durante el rodaje de la primera película de la saga, Lessem fue uno de los asesores de dinosaurios. Su trabajo consistía en dotar del mayor realismo posible los saurópsidos que aparecían en Isla Nublar. Y sí, conoció a Steven Spielberg. La relación fue tan estrecha con la producción que, después de su estreno, Lessem pidió que le donaran algunas de las maquetas utilizadas en la película. Con ellas, organizó una exposición para explicar las inexactitudes de Jurassic Park porque, según Lessem, sus consejos no fueron siempre escuchados.

“La exhibición recorrió el mundo durante muchos años y los museos más importantes. Ganamos dos millones de dólares para la investigación (de dinosaurios) y en ese momento me di cuenta de que eso me gustaba mucho más que informar”, explicó al medio estadounidense.

Cada vez más, los dinosaurios ocupaban una parte mayor de su vida y, después de los libros para niños y las exposiciones, llegaron las excavaciones y la divulgación. El próximo paso ha sido abrir una empresa como la de Zeng Jacky para que podamos hacernos una idea lo más realista posible de cómo sería estar delante de un dinosaurio.

La inspiración para crear llegó en Zigong, aunque Dino Don, la compañía de Lessem creada el año pasado, tiene ahora su sede en Pensilvania. Un equipo de seis empleados se encarga de analizar los fósiles para crear los dinosaurios animatrónicos y, hasta ahora, la empresa ha recaudado cerca de 5 millones de dólares. Para 2021, se prevé que lleguen a los 15 millones de dólares y a más de 40 clientes, entre ellos el zoológico del famoso barrio del Bronx en Nueva York.

Imagen de portada: Gentileza de Hipertextual

FUENTE: HIPERTEXTUAL – Por Mónica Redondo. Dinosaurios/ Tecnología/ Zigong/Jurasic World.

EMPLEO. Cuanto más avanzan los robots sobre nuestros trabajos y que puestos seran los mas afectados.

El 16,3% de las ocupaciones existentes tiene alto riesgo de automatización en la Argentina, según un reciente estudio; los sectores de ingresos más bajos se verían más perjudicados, aunque con los avances de la inteligencia artificial esa tendencia está bajo revisión.

“Decime, papá, ¿existe el año que viene?”, le pregunta la inquieta y siempre vigente Mafalda a su padre, que, con un gesto serio, no disimula su desconcierto por lo que acaba de escuchar. “¡El año que viene! ¿Existe realmente? ¿O será una de las tantas cosas que se dice que vienen y luego no vienen? ¿Eh?”, insiste la niña en la escena familiar que muestra una tira de la historieta de Quino.

Las preguntas sobre el futuro son una constante de la humanidad. Y hay momentos en los que, de manera especial, surgen inquietudes centradas en el mundo del trabajo. Desde hace un tiempo, se extienden las investigaciones que intentan cuantificar el efecto que, a una o dos décadas de distancia (quizá más, quizá menos), tendrán las crecientes y cada vez más aceleradas innovaciones tecnológicas en la cantidad de empleos. ¿Deberán resignarse cada vez más puestos a causa de las transformaciones? ¿En qué medida otras nuevas ocupaciones laborales compensarán esa pérdida? ¿Se está previendo una preparación adecuada para las oportunidades que llegarán, o para un trabajo en convergencia con las máquinas?

Una de las conclusiones de no pocos analistas es que más relevante que quedarse con pronósticos numéricos, cuyo nivel de acierto depende de una serie amplia e incluso cambiante de factores, resulta analizar el impacto que la transformación deja en la estructura del mercado de trabajo (por los cambios en el tipo de perfiles requeridos) y en la distribución del ingreso de una sociedad. Aclaración: se trata del impacto que habrá y del que ya hay: suele decirse que muchos empleos del mañana hoy ni siquiera existen, pero es también cierto que, en buena medida, las actividades implicadas en los trabajos actuales no eran siquiera imaginables cuando muchos de quienes las hacen eran chicos y, eventualmente, estaban en el sistema educativo.

“La automatización será probablemente una amenaza mayor para la igualdad social que para el empleo en general”, concluye, entre otros puntos, un trabajo reciente del Centro de Estudios Distributivos, Laborales y Sociales (Cedlas), de la Universidad de La Plata.

El estudio titulado “El riesgo de la automatización en América Latina”, se propuso identificar el grado de riesgo de las ocupaciones en seis países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

Se llegó a dos conclusiones, porque se trabajó con dos metodologías: una de ellas es que el 16,7% de los empleos existentes tiene alto riesgo de ser reemplazado por máquinas (16,3% es el dato para la Argentina); en la otra hipótesis, el 62% de las ocupaciones (59,9% en el caso de nuestro país) tienen elementos que las harían altamente susceptibles de ser automatizadas, un índice que es mucho más elevado para posiciones como las de personal de ventas (78,5%), atención al cliente (71,6%) o asistencia en la cocina (86%).

¿Por qué la diferencia entre ambas conclusiones? En el caso de la segunda alternativa citada, el trabajo se basó en el método usado por los investigadores Carl Frey y Michael Osborne, de la Universidad de Oxford, en 2013. 

En su momento, la conclusión de este estudio, respecto de que el 47% de los empleos de los Estados Unidos tenía alto riesgo de ser reemplazado en un horizonte de quizá una o dos décadas, tuvo bastante difusión, pero también, con el tiempo, hubo varias críticas, como la que advierte que la automatización de determinadas tareas atribuibles a una ocupación no es motivo suficiente para indicar que un puesto podría quedar eliminado, tal como sugería el estudio.

Por eso, según explica a LA NACIÓN Leonardo Gasparini, director del Cedlas y uno de los autores del trabajo, otra metodología desarrollada por Melanie Arntz, del Centro Leibniz de Investigación Económica Europea, se ocupó luego de hacer un trabajo más fino para identificar qué tareas hay realmente en cada puesto. “Hay empleos que aparecían como completamente automatizables en la metodología de Frey y Osborne, que en esta otra metodología sólo lo son parcialmente”, agrega el economista.

El informe del Cedlas señala que, por la estructura del mercado laboral en América Latina, el porcentaje de puestos con elevado riesgo de automatización que se obtiene sobre la base de la metodología de Arntz, es bastante más alto que el que arrojó una estimación hecha para países desarrollados (9%). 

Y eso se explica porque en nuestra región (para la cual se tomó información de los institutos oficiales de estadística y se la trabajó con una base de datos desarrollada por el Cedlas y el Banco Mundial) los empleos de ingresos bajos y medios tienen más peso que en las economías industrializadas. Hay que tener en cuenta también que las estimaciones incluyen tanto el trabajo formal como el informal, este último de incidencia muy significativa en los países latinoamericanos y en la Argentina en particular.

En este punto está una de las más fuertes luces de alerta: la mayor vulnerabilidad ante la automatización de tareas se da entre quienes están peor ubicados en la pirámide socioeconómica y, también, entre quienes tienen menos años de estudios. 

En cuanto a sectores, el riesgo es mayor en el comercio, los restaurantes y hoteles, el transporte, las comunicaciones y el servicio doméstico (frente al promedio general de 16,7%, en esos sectores el índice llega hasta el 25%). Bastante más bajo resulta el índice en tareas de enseñanza (4,4%), o en servicios sociales y de salud (7,1%).

El impacto en los ingresos

¿Qué puede implicar una mayor automatización de tareas y un mayor uso de la inteligencia artificial en materia de ingresos de una población? 

En primer lugar, hay una cuestión sobre la cual advierte el informe mencionado y que hace a las dificultades para establecer pronósticos: el hecho de que un puesto o varias tareas de un puesto puedan ser hechas por máquinas no quiere decir que ello vaya a pasar realmente y, en todo caso, podría ocurrir en uno o en otro plazo según el lugar que se mire (dependerá de muchos factores y de decisiones de política pública y de gestión privada).

Y, por otra parte, el desplazamiento de un trabajador de su puesto puede llevar a una de varias situaciones: que la persona vaya a la desocupación o a la inactividad, que sea reubicado en la misma empresa, en función de que se crearían nuevas oportunidades, o que encuentre otra ocupación que, probablemente, estaría en el sector informal y le aportaría ingresos más bajo e incluso más inestables. Una predominancia de la primera y de la última de las opciones llevará a un incremento de la desigualdad.

Operarios ensamblan un robot que esculpe en mármol en una empresa italiana

Operarios ensamblan un robot que esculpe en mármol en una empresa italiana – AlessAndro GrAssAni /nyt – NYTNS

El economista Eduardo Levy Yeyati, decano de la Escuela de Gobierno de la Universidad Torcuato Di Tella y estudioso de estos temas, aclara que tiende a ser pesimista y expresa: “La incidencia en los salarios tiene que ver con qué tan sustitutiva o complementaria es la automatización respecto de lo que hace la persona; si se reemplaza a alguien por una máquina, entonces habrá una sobreoferta para esa función, porque el trabajador competirá con sus pares y con la máquina, y entonces sí habrá un efecto negativo en el salario; si se trata de gente que trabaja con una máquina y eso hace que aumente la productividad laboral, posiblemente habrá menos demanda ahí, porque se necesitarán menos trabajadores para producir lo mismo que antes; pero, a la vez, como el puesto es más productivo, los salarios deberían subir, si es que el mercado paga la productividad marginal de los factores”.

Todo ello está cruzado por otras cuestiones, advierte, como el hecho de que hay firmas tecnológicas, por ejemplo en la economía de plataformas, que se desarrollan en un marco de escasa competencia que les sea significativa y que contratan a trabajadores no sindicalizados, lo cual aporta un elemento para pensar en salarios que tienden a reducirse y en desigualdades sociales que corren el riesgo de ampliarse.

En su reciente libro Dinosaurios y Marmotas, Levy Yeyati dice que el debate sobre estos temas se profundizó en los últimos años con la aceleración de la robotización industrial y las aplicaciones de la inteligencia artificial. “Reemplazan no ya nuestro trabajo manual rutinario, sino nuestros cerebros”, plantea.

El riesgo de la automatización es más alto en trabajos de baja y media calificación que implican tareas rutinarias

El riesgo de la automatización es más alto en trabajos de baja y media calificación que implican tareas rutinarias

“Los nuevos artefactos inteligentes compiten hoy con el analista financiero y con el ingeniero petroquímico. En la medida en que los robots ganan flexibilidad y capacidad de aprendizaje también podrán sustituir a empleos hoy protegidos: el auto sin conductor reemplazaría al chofer; el robot, al personal de limpieza”, ejemplifica. Sobre el último punto, ya se vieron imágenes en los últimos meses de una barredora autónoma recorriendo calles finlandesas.

Requerirán que quienes los ocupen reciban una preparación especial, eso sí, pero los analistas también señalan que las propias innovaciones generarán empleos que hoy no existen, en una dinámica emparentada con las de otras épocas de cambios. 

Empleos que van desde los vinculados al mantenimiento de las máquinas, hasta los que implican controlar los procesos de inteligencia artificial, como los que el informe de 2019 de la Comisión Mundial sobre el Trabajo del Futuro por el centenario de la OIT señaló que deberían existir, si se pretende que el ser humano maneje al algoritmo y no el algoritmo al ser humano.

El tipo de sustitución a la que lleva la inteligencia artificial, afirma Levy Yeyati, produce lo que llama un “ahuecamiento” en la oferta de empleos de remuneraciones medias, para los cuales habría menos posibilidad de crecimiento que para los de bajos y altos ingresos, con el consecuente efecto en el deterioro de la distribución del ingreso.

Ese efecto, denominado de “polarización” por algunas investigaciones, no se demuestra en particular para el caso de América Latina, según destaca el estudio del Cedlas, que señala que en la región el riesgo sigue siendo considerablemente más alto para trabajos de baja y media calificación que implican tareas rutinarias.

Recalcular en tiempos de coronavirus

Y la pandemia y las cuarentenas, ¿cómo inciden en todo esto? “Aceleran el proceso de automatización -responde Gasparini-, porque, en el mundo, las empresas que tenían un grado de robotización avanzado son, naturalmente, las que han sufrido menos el impacto de las medidas de aislamiento, y eso incentivó a más firmas a incorporar más tecnología”.

De todas formas, esas decisiones dependen de muchos factores. Y en la Argentina, advierte el sociólogo Agustín Salvia, coordinador de la Encuesta de la Deuda Social de la UCA (Universidad Católica Argentina), “están la crisis de la actividad y los problemas como la alta carga tributaria y la falta de inversiones”.

Sí existe un grado importante de digitalización, dice, en sectores como el agropecuario, que ocupan poca mano de obra.

Salvia considera que “el Estado va por detrás”, en cuanto a las acciones necesarias de cara a los desafíos planteados, pero “los fenómenos de transformación de los procesos de producción ocurren en una u otra medida en la práctica, independientemente de lo que hagan las políticas”.

Algo que se verificó en pandemia y sobre todo en las cuarentenas, según un análisis hecho por la economista Roxana Maurizio, es que, así como las empresas con mayor desarrollo tecnológico son las que más pudieron seguir operando pese a las restricciones, fueron los trabajadores con más formación y con mejores ingresos los que mayormente siguieron con sus tareas. 

“Los asalariados formales, de mayor nivel educativo, adultos, y que realizan tareas profesionales, técnicas, gerenciales y administrativas” son quienes han podido hacer un mayor uso de la modalidad del teletrabajo, cuenta Maurizio, investigadora del IIEP (UBA-Conicet), respecto de las conclusiones del estudio, publicado recientemente por la OIT, que incluyó a la Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Perú y Uruguay.

Los asalariados formales de mayor nivel educativo son quienes han podido hacer un mayor uso de la modalidad del teletrabajo en pandemia

Los asalariados formales de mayor nivel educativo son quienes han podido hacer un mayor uso de la modalidad del teletrabajo en pandemia – Shutterstock.

Concretamente, en el segundo y el tercer trimestre de 2020, entre el 40 y el 60% de los asalariados con nivel educativo universitario trabajó desde sus casas, mientras que entre quienes no completaron el nivel primario los valores fueron inferiores al 4%, según consigna el informe.

Más allá de acelerar ciertos cambios tecnológicos, con limitaciones según el país y el contexto, la pandemia bien puede estar acrecentando las desigualdades sociales. 

No solo por los efectos heterogéneos sobre el empleo, sino también por las consecuencias en la población en edad escolar, dada la mayor incidencia que las dificultades de la falta de presencialidad tuvieron en los sectores con menores recursos. Ese impacto no tendría una reversión más o menos cercana como la de las fuentes laborales, sino que sería más persistente.

El vínculo entre años de educación y riesgo de automatización de tareas laborales aparece abordado en el trabajo del Cedlas: “La proporción de trabajos con alto riesgo es más alta para quienes tienen ciclo secundario incompleto”, se concluye, a la vez que se advierte que más de un tercio de los trabajadores en América Latina se encuentra en este grupo de baja calificación. 

El riesgo alto de automatización alcanza su punto máximo a los 11 años de educación. Y para quienes cuentan con 17 o más años de formación, la tasa es de alrededor de 3%.

La educación, el desafío central

Es hacia la educación y hacia el enfoque de los planes de estudios donde los especialistas apuntan en primer lugar, a la hora de analizar qué hacer frente a las transformaciones del mundo del trabajo.

“No hay que pensar en la educación como más de lo mismo, más presupuesto, más computadoras, más horas en el aula o estudiando en casa -señala Levy Yeyati en su libro-. 

La formación requerida por las nuevas tecnologías es mucho más específica; exige una actualización de programas y formatos y, sobre todo, de los educadores”. Y agrega que, más allá de que siempre se debaten temas vinculados a los ciclos primario y secundario como herramientas para la inclusión y la movilidad social, desde el punto de vista del desarrollo económico la reforma educativa debe involucrar “fundamentalmente a la educación terciaria, sobre la que el Estado suele tener una incidencia menor”.

Gasparini aporta: “En teoría, aún hay tiempo para que muchos niños y jóvenes adquieran capacidades que les permitan en el futuro conseguir empleos en sectores más intensivos en capital humano”. 

Pero también señala que educar con foco en lo que viene “es una tarea inmensamente difícil, que en la Argentina no viene teniendo éxito”.

Cuando la pobreza afecta a casi la mitad de la población y cuando uno de cada dos trabajadores es informal, como ocurre en nuestro país, la vía educativa no parece una respuesta suficiente. Levy Yeyati desafía: “¿Debemos condicionar el modelo de desarrollo a los déficits de oferta laboral presente, por ejemplo, resistiendo la tercerización para preservar puestos de mala calidad y remuneración, o debemos aggiornar la oferta laboral con una reforma educativa y un mejor entrenamiento de los trabajadores activos para elevar la productividad y el salario real?” 

Y se responde: “Probablemente, un poco de ambas cosas”, lo que implicaría proteger el trabajo existente y, al mismo tiempo, preparar a las personas para lo que se demanda y se demandará, y estimular actividades de alta calificación.

El cuidado de personas mayores no puede ser reemplazado por máquinas y es una ocupación que tiende a crecer

El cuidado de personas mayores no puede ser reemplazado por máquinas y es una ocupación que tiende a crecer – RICARDO PRISTUPLUK – LA NACION

Entre las capacidades más valoradas, pensando en el futuro, ganan relevancia algunas que no están referidas a los conocimientos duros. “Las tecnologías de la información y la comunicación eran los trabajos del futuro hace 20 años; ahora son los del presente y en el futuro pueden ser reemplazados; por eso se pone el énfasis en las competencias blandas” vinculadas con puestos “que son, en promedio, de calificación medio baja y que sufren la paradoja de ser demandadas pero mal remuneradas”, dice Levy Yeyati.

La empatía, la capacidad de escucha y de diálogo son, por ejemplo, centrales para las tareas de cuidado de personas, relacionadas con la mayor expectativa de vida y con la necesidad de que entren en juego esas cosas que, al menos por ahora, solo están en quienes tienen un corazón que late y que siente.

FUENTE: LA NACIÓN – IA – Automatización – Empleo – Sociedad – Por Silvia Stang

Científicos descubren nueva utilidad de un invento “no comprendido completamente” de Nikola Tesla de hace 100 años

Un invento de Tesla de hace 100 años es realmente útil en formas que los científicos no habían previsto, según una nueva investigación.


Retrato de Nikola Tesla (1857-1943) en su laboratorio.


Tesla obtuvo una patente por el dispositivo que creó en 1920, uno de los muchos inventos innovadores creados por el ingeniero y futurista.


Nikola Tesla ha sido reconocido durante mucho tiempo por su trabajo científico y sus inventos, entre otros, por sus contribuciones al diseño del moderno sistema de suministro de electricidad de corriente alterna.

Ahora, científicos han estudiado con más detalle uno de sus inventos menos conocidos y creen que pueden haber encontrado nuevos usos para él en el mundo moderno.


Según ha descubierto un equipo de investigadores tras realizar una serie de experimentos con réplicas del diseño de principios del siglo XX, una válvula inventada por Tesla hace un siglo no solo es más funcional de lo que se creía, sino que también tiene otras aplicaciones potenciales en la actualidad.


La “válvula Tesla”


Las conclusiones del experimento, publicadas en la revista Nature Communications, sugieren que el dispositivo de Tesla, al que llamó “conducto valvular”, podría aprovechar las vibraciones de los motores y otras máquinas para bombear combustible, refrigerantes, lubricantes y otros gases y líquidos.


La válvula microfluídica de Tesla –a menudo llamada simplemente válvula Tesla– es una especie de conducto de forma extraña para fluidos en el que un canal principal está intercalado con una serie de bucles de desviación en forma de lágrima. Los bucles están orientados de tal manera que los fluidos fluyen fácilmente en una dirección, pero cuando se invierten, el flujo queda casi totalmente bloqueado.


“Es sorprendente que este invento de hace 100 años aún no se comprenda del todo y pueda ser útil en las tecnologías modernas de formas aún no consideradas”, explica Leif Ristroph, profesor asociado del Instituto Courant de Ciencias Matemáticas de la Universidad de Nueva York y autor principal del trabajo.


“Aunque Tesla es conocido como un mago de las corrientes eléctricas y los circuitos eléctricos, su trabajo menos conocido para controlar los flujos o las corrientes de fluidos estaba realmente adelantado a su tiempo”.


Para entender el funcionamiento de la válvula, los investigadores reprodujeron el diseño de la válvula Tesla y la sometieron a pruebas que medían su resistencia al paso del flujo en las dos direcciones.

La velocidad de flujo “enciende” el dispositivo

En general, según reportó EurekAlert!, citando a la Universidad de Nueva York, descubrieron que el dispositivo responde un poco como un interruptor. A bajas velocidades de flujo no hay diferencia en la resistencia para los flujos hacia delante y hacia atrás, pero a partir de una determinada velocidad de flujo el dispositivo se “enciende” bruscamente y comprueba o resiste significativamente los flujos inversos.


“Lo más importante es que este encendido se produce con la generación de flujos turbulentos en la dirección inversa, que “taponan” la tubería con vórtices y corrientes perturbadoras”, explica Ristroph. “Además, las turbulencias aparecen a velocidades de flujo muy inferiores a las que se habían observado hasta ahora en tuberías de formas más estándar: hasta 20 veces menos velocidad que las turbulencias convencionales en una tubería cilíndrica o un tubo.

Esto demuestra el poder que tiene para controlar los flujos, que podría utilizarse en muchas aplicaciones”.


Y lo que es más interesante, la válvula funciona mejor con un flujo que no es constante, sino que viene en pulsos u oscilaciones. Esto podría hacerla ideal para su uso en entornos con muchas vibraciones. “Podría utilizarse para aprovechar las vibraciones de los motores y la maquinaria para bombear combustible, refrigerante, lubricante u otros gases y líquidos”, según Ristoph.

FUENTE: FEW (Nature Communications, The Independent, EurekAlert!)

Que ratón tan útil…

El mouse de la compu cumple 40 años

El 27 de abril de 1981 se lanzó al mercado el primer ordenador que incluía, además de teclado, un mouse (llamado así, “ratón”, por su forma redondeada y su cable que se asemeja a una cola).

Había sido inventado 18 años antes, en California, por el pionero de la interacción humana con computadoras, Douglas Engelbart, junto a un grupo de investigadores.

El primer prototipo se construyó en madera y de forma artesanal; se patentó con el nombre de “Indicador de Posición X-Y” y tenía con fin permitirle al usuario de computadora manejarse en entornos gráficos.

A finales de 1968, en la ciudad de San Francisco, se presentó públicamente el primer modelo oficial, junto a un sistema operativo que utilizaba ventanas y un mecanismo para navegar por Internet y realizar videoconferencias.

La presentación estuvo a cargo de Engelbart, quien explicó su funcionamiento. Debido a lo prometedor del invento, el 17 de noviembre de 1970, Engelbart lo patentó.

El mouse se popularizó con la aparición de la Macintosh en 1984, cuya creación y diseño estuvieron a cargo de la Universidad de Stanford.

Fuente: Editorial Perfil – Buenos Aires – República Argentina.

¿Sol artificial?

Energía nuclear: cómo es el poderoso “sol artificial” con el que China busca generar energía limpia a partir de la fusión.

La energía de fusión nuclear es una promesa que durante décadas varios países han intentado hacer realidad. Ahora, China dice estar más cerca de lograrlo.

El pasado fin de semana, las autoridades de ese país anunciaron que pusieron en marcha un reactor con el que quieren avanzar en la meta de generar energía de fusión nuclear.

El dispositivo se llama HL-2M Tokamak y está ubicado en la ciudad de Chengdu, capital de la provincia de Sichuan, en el suroeste de China.

El HL-2M Tokamak es capaz de generar temperaturas de 150.000.000 de grados Celsius, por lo que sus creadores lo llaman “un sol artificial”.

Las altas temperaturas generadas por el “sol artificial” son fundamentales para lograr la fusión nuclear, un proceso que durante años se ha pregonado como una manera de producir energía limpia y prácticamente inagotable.

¿En qué consiste el logro anunciado por China y qué significa para la conquista de la anhelada energía de fusión nuclear?

Fusión nuclear

Para entenderlo, primero repasemos qué es la fusión nuclear.

Como su nombre indica, es un proceso en el que el núcleo de dos átomos ligeros se unen para formar un núcleo más pesado.

En cada reacción de fusión se liberan grandes cantidades de energía.

Así funcionan el Sol y las estrellas, donde cada segundo ocurren millones de reacciones en las que núcleos de hidrógeno, por ejemplo, se fusionan y crean núcleos de helio.

Los proyectos de energía de fusión nuclear intentan imitar lo que ocurre en el Sol.

La idea es tomar un tipo de gas de hidrógeno, calentarse a más de 100 millones de grados hasta formar una nube delgada y frágil llamada plasma, y luego controlar ese plasma mediante poderosos imanes hasta que los átomos se fusionan y liberen energía.

Este proceso libera bajas cantidades de carbono y pocos desechos, por eso la fusión nuclear se ha propuesto como una manera de proteger el medio ambiente.

Los entusiastas de la energía de fusión nuclear sostienen que podría dejar atrás el uso de combustibles fósiles, uno de los responsables del cambio climático.

Actualmente, la energía nuclear se produce mediante procesos de fisión, un método contrario a la fusión en el que un núcleo pesado se divide para producir otros más ligeros.

La fisión genera grandes cantidades de desechos radiactivos y despierta preocupaciones relacionadas con la proliferación de armas nucleares.

Además, a diferencia de la fusión, la fisión genera una reacción en cadena, lo cual crea el riesgo de una explosión.

Por eso, la energía de fusión se considera más segura que la de fisión.

Los tokamaks intentan emular las reacciones de fusión del Sol.

El sol artificial

El “sol artificial” que inauguró China es lo que los ingenieros llaman un tokamak, una máquina diseñada para aprovechar la energía de la fusión.

Un tokamak funciona como una cámara de vacío en forma de anillo en la que mediante calor y presión extrema el gas se convierte en plasma y se inicia la fusión.

El HL-2M es el tokamak más grande y avanzado creado por China, según informó la Corporación Nacional Nuclear de China (CNNC, por sus siglas en inglés.).

El HL-2M es el tokamak más poderoso de China.

Según sus creadores, el HL-2M puede procesar más del doble de la cantidad de plae otros dispositivos que tienen en ese país.

“Es un importante dispositivo de apoyo para lograr el avance de la energía de fusión nuclear de China”, dice un comunicado de la CNNC.

Mirando al futuro

La CNNC también destaca que el “sol artificial”, es una plataforma “indispensable con la que China puede absorber la tecnología ITER (Reactor Termonuclear Experimental Internacional)”.

El ITER, que se construye en Francia, es el mayor proyecto de fusión nuclear a nivel mundial, en el que participan la Unión Europea, Estados Unidos, India, Japón, Corea del Sur, Rusia y China.

La meta de ITER es construir un tokamak que pueda producir 500 MW de energía en 2025.

Un reactor que genere 500 MW de energía sería suficiente para dar electricidad a unos 200.000 hogares en forma simultánea.

El ITER es el mayor experimento de fusión nuclear.

El experimento ITER no podrá convertir en electricidad la energía que produzca, pero aspira a ser el primer experimento de fusión que logre generar más energía que la que consume.

La información del HL-2M “será un aporte útil para el futuro funcionamiento del ITER y permitirá a los investigadores chinos beneficiarse de los resultados del ITER”, le dice a BBC Mundo Stewart Prager, investigador del Laboratorio de Física de Plasma de la Universidad de Princeton.

Entusiasmo y escepticismo

A pesar de la emoción que despiertan los avances en la energía de fusión nuclear, algunos expertos mantienen sus reservas.

Hasta ahora, ha sido difícil lograr que la energía de fusión sea comercialmente viable, porque los científicos no han podido generar suficiente energía a partir de las reacciones.

Los tokamak que hoy existen consumen más energía de la que producen.

“No me emociona mucho”, le dice a BBC Mundo Chary Rangacharyulu, experto en física nuclear de la Universidad de Saskatchewan (Canadá), refiriéndose al anuncio del “sol artificial” de China.

Rangacharyulu menciona que el alto costo de estos proyectos y el tiempo que tardan en producir un modelo experimental hacen que “no esté convencido” de que sean la solución al problema energético mundial.

El profesor añade que en general no es “muy optimista” de la energía de fusión nuclear, porque, a diferencia de la fisión, la reacción no se puede mantener por sí sola.

“Cuando en la fisión nuclear se desata la reacción en cadena, ésta puede continuar y solo debemos controlarla”, dice el experto.

“El proceso de fusión no es una reacción en cadena, tiene que haber un suministro constante de partículas que mantengan la reacción.

Finalmente, Rangacharyulu advierte que la energía de fusión no es totalmente limpia, ya que puede producir neutrones que podrían generar radioactividad.

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés), afirma que la fusión es una de las “fuentes de energía más amigables con el medio ambiente”, pero advierte que reducir el influjo de neutrones en la estructura de un reactor “es un desafío importante para los futuros experimentos de fusión”.

En todo caso, China mantiene su entusiasmo nuclear.

Según la CNNC, el país tiene como objetivo desarrollar un reactor de fusión experimental en 2021, construir un prototipo industrial para 2035 y entrar en uso comercial a gran escala en 2050.

“Todavía faltan algunas décadas para que la fusión genere energía a una escala significativa comercialmente”, concluye el profesor Prager.

Fuente: Carlos Serrano (@carliserrano)-BBC News Mundo-7 diciembre 2020

Se inaugurará la primera rotonda submarina en el océano Atlántico.

En una construcción que tomó más de tres años, dos regiones de las Islas Feroe, un pequeño archipiélago en el Atlántico Norte que forma parte del Reino de Dinamarca, quedarán unidas por unos extensos túneles submarinos de 11 kilómetros de largo que estarán conectados por una rotonda situada a 180 metros bajo el océano Atlántico.

El parlamento de las Islas Feroe aprobó los planes para construir los túneles en 2014, con la intención de conectar la ciudad capital, Tórshavn, con dos puntos en la isla de Eysturoy: Runavik y Strendur, reduciendo drásticamente el tiempo de conducción de más de una hora a solo 16 minutos. Un segundo túnel en construcción conectará Streymoy con otra isla, Sandoy.

Aunque las obras debían completarse a principios de 2021, la construcción fue terminada antes de tiempo, por lo que su fecha de inauguración se adelantó al 19 de diciembre, siempre que el equipo técnico pase las pruebas de seguridad.

La decoración de los túneles quedó a cargo del artista feroés Tróndur Patursson, que eligió para ello una combinación de esculturas y efectos de luz azul. 

Estunlar, la empresa detrás del proyecto, describió la obra como “la mayor expansión de infraestructura jamás realizada en las Islas Feroe“, con un costo estimado de 400 millones de coronas danesas (más de 65 millones de dólares) entre 2014 y 2024.

Estos túneles, afirmó el jefe de la división de Ingeniería Civil de los contratistas NCC, Per Jonsson, representan “un hito importante en nuestro contrato en las Islas Feroe, y muestra la amplia experiencia de NCC en proyectos complejos de infraestructura y túneles”.

Según adelantaron las autoridades, aquellos que utilicen los túneles deberán pagar una tarifa de peaje que va desde 60 coronas danesas (9,77 dólares) hasta 150 coronas danesas (24,43 dólares), según el tipo de transporte.

Si llegaste hasta acá…

Es porque te interesa la información rigurosa, porque valoras tener otra mirada más allá del bombardeo cotidiano de la gran mayoría de los medios. Página/12 tiene un compromiso de más de 30 años con ella y cuenta con vos para renovarlo cada día. Defendí la otra mirada. Defendé tu voz.

El peaje costará entre 9 y 24 dólares según el transporte

Fuente: Página 12 – Sociedad – Océano Atlántico