Ponen a prueba teoría de Stephen Hawking sobre los agujeros negros y la materia oscura.

Una reciente investigación intenta comprobar si los agujeros negros se originaron tras el Big Bang y si estos están conformados por materia negra, una sustancia que se encuentra en el espacio y de la que poco se conoce.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Un modelo alternativo de cómo se formó el Universo propone que los agujeros negros se pudieron crear inmediatamente tras el Big Bang, lo que podría explicar qué es la materia oscura y cómo surgieron los agujeros negros supermasivos, idea sugerida inicialmente por el reconocido científico británico Stephen Hawking y su colega Bernard Carr en la década de 1970.

Una reciente investigación, dada a conocer este viernes (17.12.2021) por la revista especializada The Astrophysical Journal, sugiere que los agujeros negros primordiales, que habrían existido desde el inicio del universo, podrían formar a su vez la materia oscura, que es aún desconocida y de la que solo se conocen algunas propiedades.

La investigación demuestra que, «sin introducir nuevas partículas o nueva física, podemos resolver misterios de la cosmología moderna, desde la naturaleza de la materia oscura hasta el origen de los agujeros negros supermasivos», señaló uno de los autores, Nico Cappelluti, de la Universidad de Miami (Estados Unidos).

El misterio del tamaño de los agujeros negros

En teoría, si la mayoría de los agujeros negros se formaron inmediatamente después del Big Bang, podrían haber empezado a fusionarse en el Universo primitivo, formando agujeros negros cada vez más masivos con el tiempo.

«Los agujeros negros de distintos tamaños siguen siendo un misterio. No entendemos cómo los de tipo supermasivo han podido crecer tanto en el tiempo relativamente corto desde que existe el Universo», destacó Günther Hasinger, Director científico de la Agencia Espacial Europea (ESA) y también autor del estudio.

En el otro extremo de la escala, también podría haber agujeros negros muy pequeños, como sugieren las observaciones de la misión Gaia de la ESA, y si existen, son demasiado pequeños para haberse formado a partir de estrellas moribundas.

¿Cómo podrían haberse formado el resto de los agujeros negros?

Según este modelo, el Universo estaría lleno de agujeros negros por todas partes y las estrellas comenzarían a formarse alrededor de estos cúmulos de «materia oscura», creando sistemas solares y galaxias a lo largo de miles de millones de años.

Si las primeras estrellas se formaron realmente alrededor de los agujeros negros primordiales, esto significa es estos «existirían antes en el Universo de lo que espera el modelo estándar».

«Los agujeros negros primordiales, si es que existen, bien podrían ser las semillas a partir de las cuales se forman todos los agujeros negros, incluido el que se encuentra en el centro de la Vía Láctea», afirmó otro de los autores, Priyamvada Natarajan, de la Universidad de Yale.

Nuevas tecnologías para saber más sobre el origen.

La misión Euclid de la ESA, que explorará el Universo oscuro con más detalle que nunca, podría desempeñar un papel importante en la búsqueda de agujeros negros primordiales como candidatos a materia oscura.

Además, el nuevo telescopio espacial James Webb, una «máquina del tiempo cósmica» que se remontará a más de 13.000 millones de años, arrojará más luz sobre este misterio.

Si las primeras estrellas y galaxias ya se formaron en la llamada «edad oscura», el James Webb, que está previsto que se lance antes de que termine este año, debería ser capaz de ver pruebas de ellas, añadió Günther.

Imagen de portada: Imagen de un agujero negro dada a conocer el 25 de marzo de este año por el Instituto de Astronomía y Ciencias del Espacio de Corea del Sur.

FUENTE RESPONSABLE: Made for Minds. Diciembre 2021

Astronomía/Ciencia/Investigación/Teoría/Astrofísica/Materia negra/Big Bang/Universo

 

Astrónomos detectan misteriosas estructuras colosales al borde de la Vía Láctea.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Una de las principales hipótesis es que serían restos de brazos de marea del disco de la Vía Láctea, expulsados por varios satélites en el pasado.

Un grupo internacional de astrónomos han creado un nuevo mapa del disco exterior de la Vía Láctea, el cual reveló la existencia de estructuras colosales al borde de la galaxia.

Según Chervin Laporte, principal autor de la investigación, esta parte no se había explorado en profundidad debido a la presencia de polvo que «oscurece severamente la mayor parte del plano medio galáctico». «Si bien el polvo afecta la luminosidad de una estrella, su movimiento no se ve afectado. Como resultado, se puede utilizar su trayecto para realizar una tomografía de las regiones ultraperiféricas de la galaxia”,

De esta manera, se identificaron filamentos giratorios masivos de procedencia poco clara. Los expertos plantearon la hipótesis de que son restos de brazos de marea del disco de la Vía Láctea, expulsados por varios satélites en el pasado. 

«Otra posibilidad sería que no todas estas estructuras sean realmente auténticas subestructuras de disco, sino que formen en él las crestas de ondas de densidad vertical que se ven en proyección formando una ilusión óptica de que el disco está altamente subestructurado”, agregó Laporte.

El hallazgo se produjo gracias al observatorio espacial Gaia de la Agencia Espacial Europea, un proyecto que busca mapear la Vía Láctea en tres dimensiones.

Imagen de portada: ESA/Hubble / www.globallookpress.com

FUENTE RESPONSABLE: RT en vivo. Ciencia.

Astronomía/Descubrimientos/Curiosidades/Espacio/Investigación

El experimento que puso a prueba la técnica de sueño de Salvador Dalí para ser más creativo (y su fascinante resultado).

El artista catalán Salvador Dalí se esforzaba mucho para ser excéntrico… hasta a la hora de dormir.

Y se aseguraba de que el mundo se enterara.

Por eso sabemos, por ejemplo, que «su método para ir a trabajar no es el de un mortal común», según explicaba el pie de foto original de la imagen de 1942 que ven arriba.

«Se acuesta en un sofá perfumado en su estudio con un puñado de lápices. Luego se le deja caer perfume en los párpados para influir en el carácter de sus sueños, porque los sueños son la materia de la que está hecho el surrealismo».

Aunque a veces no eran los sueños sino la interrupción del sueño mismo lo que para él era clave.

En su libro «50 secretos mágicos para pintar» de 1951, recomendó las «microsiestas» como motor de arranque para la creatividad.

Su método, que llamó «dormir con una llave», constaba de 5 pasos:

  • Siéntate erguido en un sillón con apoyabrazos.
  • Sostén una llave de metal pesado en tu mano.
  • Coloca un plato de metal boca abajo debajo de la mano que sostiene la llave.
  • Permítete irte a dormir. Cuando eso suceda, soltarás las llaves, que golpearán el plato y producirán un gran ¡CLANG!
  • Despierta y felicitate por haber logrado una microsiesta.

Aseguraba que así el artista se sentiría revitalizado física y psíquicamente.

La fórmula no era del todo original.

Sin los brazos de Morfeo.

Aristóteles fue uno de los primeros en ensalzar las virtudes de este tipo de siestas, llamadas hipnagógicas, palabra que describe ese momento de tránsito entre la vigilia y el sueño.

Creía que tenían el poder de despertar la inspiración y la genialidad pues «a menudo, cuando uno ya está dormido, hay algo en la conciencia que declara que lo que entonces se presenta no es más que un sueño».

Thomas Edison durmiendo bajo un árbol

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Se dice que Thomas Edison duerme solo cuatro horas por noche», decía la leyenda publicada con esta foto en 1921. «Eso puede ser cierto, pero ahora sabemos que también duerme durante el día».

Por su parte, Thomas Edison, quien cambió para siempre la forma en que dormimos al inventar la bombilla eléctrica, pensaba que dormir era el enemigo de la productividad, una pérdida de tiempo y «una herencia de nuestros días de cueva».

No obstante, tomaba en secreto microsiestas, como atestiguan varias fotos, y señalaba también que en ese estado semi lúcido su mente se inundaba de imágenes.

Y varios grandes pensadores han practicado la siesta hipnagógica, entre ellos Albert Einstein quien, a pesar de que dormía al menos 10 horas por la noche, también tomaba siestas durante el día.

Algunas eran microsiestas y para asegurarse de que lo fueran, varias fuentes afirman que se valía del mismo truco que más tarde usaría Dalí, sólo que en vez de una llave, sostenía un lápiz o una cuchara para que su ruido al caer lo obligara a abandonar abruptamente los brazos de Morfeo.

Ahora, dado que el punto no es tanto descansar sino despertar la genialidad, la pregunta es…

¿Funcionan?

Albert Einstein dormido

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«El famoso físico alemán durmiendo la siesta en su patio de Berlín, a pesar de la amenaza nazi, en octubre de 1933» fue el comentario que acompañó esta foto.

Eso es lo que intrigó a un equipo de investigadores del Instituto del Cerebro de París, así que diseñaron un experimento para poner a las microsiestas a prueba.

Reclutaron a 103 participantes saludables, capaces de quedarse dormidos fácilmente, y les pidieron que evitaran los estimulantes y que durmieran un poco menos la noche anterior al experimento.

Ese día, les presentaron 10 problemas matemáticos: eran cadenas de 8 dígitos pero a la última le faltaba el último dígito. Para descubrir cuál era, les dieron dos reglas que debían aplicar paso a paso.

Lo que no les dijeron fue que había una tercera regla oculta; si la descubrían podían solucionar los problemas muchísimo más rápido.

El secreto era que ese octavo dígito faltante era siempre el mismo que el resultado del segundo paso en la secuencia.

Dibujo de hombre con cabeza abierta y muchas cosas bonitas saliendo de ella

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Como la creatividad implica originalidad y utilidad en el contexto, si descubrían esa regla oculta estaban siendo creativos pues sin recibir instrucciones para resolver el problema de esa manera, habrían encontrado una estrategia novedosa y útil.

Pero lo que realmente le interesaba a los investigadores era lo que ocurriría después de un descanso de 20 minutos en el que les pidieron que se relajaran o incluso se durmieran.

Los sentaron en sillas cómodas semi reclinadas, con los ojos cerrados, en una habitación oscura.

Para aislar el estado de hipnagogia o N1, que dura apenas unos minutos antes de que la persona se duerma más profundamente, les pidieron que sostuvieran un vaso en la mano y que si este se les caía, reportaran en voz alta su flujo de pensamientos justo antes de que se les cayera.

Además, los investigadores monitorizaron las ondas cerebrales para distinguir las diferentes etapas del sueño según los patrones.

Después del recreo.

Cuando los participantes regresaron del reposo, les esperaban más problemas matemáticos del mismo tipo.

Fue entonces cuando los científicos pudieron comprobar si había habido algún aumento en la «percepción», que se manifestaba o en un aumento notorio en la rapidez para resolver los problemas con las dos reglas o en el descubrimiento de la regla oculta.

Resulta que los participantes que pasaron al menos 15 segundos en la etapa N1 triplicaron la posibilidad de descubrir la regla oculta (83% versus 30% cuando los participantes permanecían despiertos), y que este efecto desaparecía si los sujetos alcanzaban un sueño más profundo.

Mujer profundamente dormida

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Si te quedas profundamente dormido, el efecto se evapora, según el estudio.

«Probamos que hay un momento fugaz y propicio para pensamientos perspicaces dentro del período de inicio del sueño», dice el estudio publicado en la revista Science Advances.

«Mostramos que la actividad cerebral común a la zona de penumbra entre el sueño y la vigilia (etapa 1 o N1 del sueño con movimientos oculares no rápidos) enciende chispas creativas».

Sólo el principio.

Aunque esta investigación agrega evidencia clave de la importancia de una etapa del sueño que no ha sido muy estudiada, aún quedan varios interrogantes por resolver.

Entre ellos, ¿por qué entrar y salir rápidamente de ese estado semi lúcido desbloquea los pensamientos creativos?

O, ¿hay algún vínculo entre los pensamientos que se tienen justo antes de recobrar la consciencia y el aumento de percepción?

Aunque los investigadores recogieron los informes dados por los participantes sobre lo que les pasó por la mente antes de que se les cayera el vaso, no pudieron establecer conexiones, pero eso no significa que no las haya.

Significa que se necesitan más estudios y muchas más microsiestas para llegar a entender bien ese mundo vago en el umbral de los sueños.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021

Sociedad y Cultura/Ciencia/Dormir/Investigación/Microsiestas

Un destello azul en el espacio conocido como ‘La vaca’ puede haber sido el nacimiento de un agujero negro.

Sea lo que sea La vaca, está acumulando una gran cantidad de masa en un área diminuta.

Si deseas profundizar en esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Hace dos años, la evidencia de un gran estallido cósmico llegó a la Tierra en forma de un destello azul brillante. Apodada “la vaca”, parecía una supernova, la dramática muerte de una estrella, pero sucedió incluso más rápido que las muertes de estrellas conocidas. Ahora, un equipo de astrónomos cree haber reducido la lista de sospechosos cósmicos a solo dos: la radiación de rayos X fue emitida por un pequeño agujero negro o una estrella de neutrones. Los resultados del equipo se publican en Nature Astronomy.

“La cantidad de energía era órdenes de magnitud más que la típica supernova de colapso del núcleo”, dijo Dheeraj Pasham, astrónomo del MIT y autor principal del nuevo artículo, en un comunicado del MIT. “La pregunta era, ¿qué podría producir esta fuente adicional de energía?”

Primero, el equipo simuló el ruido del objeto unas 50.000 veces, le dijo Pasham a Gizmodo en un correo electrónico. Determinaron que solo había alrededor de un 0.02% de probabilidad de que la señal que estaban viendo fuera una pista falsa. Los pulsos provinieron de un objeto conocido como AT2018cow (la Vaca para abreviar) ubicado a 200 millones de años luz de la Tierra. Ese apodo fue solo una casualidad de la denominación astronómica; hay un objeto similar llamado Koala. Ambos objetos son FBOT, una clase rara de objetos conocidos por parecerse a supernovas mientras son más fugaces y 100 veces más brillantes.

Si bien se desconoce la identidad de la vaca, el equipo de investigación que estudió el objeto supuso que era un agujero negro o una estrella de neutrones, según la frecuencia de sus pulsos de rayos X, que se producían cada 4,4 milisegundos durante un período de 60 días.

La posible ubicación de La Vaca, en una galaxia de la constelación de Hércules. Imagen: Wikimedia Commons (Other)

La frecuencia de los pulsos les dio a los investigadores una idea de su tamaño: no más de 620 millas de ancho, con una masa de no más de 850 soles. Pero dado que el diámetro del Sol es de alrededor de 865.000 millas de ancho, hace que la vaca sea extremadamente compacta.

Los agujeros negros y las estrellas de neutrones son los objetos más densos conocidos en el universo y ambos ocurren al final del ciclo de vida estelar. Los agujeros negros son esos objetos enigmáticos con campos gravitacionales tan intensos que ni siquiera la luz puede escapar de ellos, mientras que las estrellas de neutrones son estrellas muertas con una gravedad tan intensa que los electrones colapsan sobre los protones, haciendo efectivamente una estrella completamente compuesta de neutrones.

Pasham le dijo a Gizmodo que el objeto giraba alrededor de 224 veces por segundo. (La vaca es un púlsar, lo que significa que emite una señal periódicamente que solo se puede ver en la Tierra cuando apunta en nuestra dirección. Dado que la frecuencia de explosión de rayos X de la vaca era de 224 Hz, los investigadores saben que estaba girando tan rápido).

Si los investigadores pudieran determinar exactamente qué tan vertiginosamente rápido estaba girando el objeto, podrían establecer de qué se trataba con certeza. “Creo que la vaca es solo el comienzo de lo que está por venir”, dijo Pasham. “Más objetos de este tipo proporcionarían una nueva ventana a estas explosiones extremas”.

Cualquiera que sea el objeto, los astrónomos pudieron ver su nacimiento en 2018. A medida que analizan más datos de la Vaca y objetos similares, sus identidades pueden volverse menos misteriosas.

Imagen de Portada: La vaca (que no se muestra aquí) podría ser un agujero negro o una estrella de neutrones como la que está en el centro del remanente de supernova RCW 103 (mostrada)Imagen: X-ray: NASA/CXC/University of Amsterdam/N.Rea et al; Optical: DSS (Other).

FUENTE RESPONSABLE: GIZMODO Ciencia

Universo/Espacio/Investigación/Astronomía

 

8 curiosidades que probablemente no sabías sobre los dinosaurios.

A pesar de la fascinación que despiertan los dinosaurios, lo cierto es que aún desconocemos muchas cosas sobre ellos, y entre las que conocemos hay algunas que pueden resultar curiosas o que el gran público suele pasar por alto.

1 / 8

Una historia muy larga

Entre la aparición de los primeros dinosaurios y su extinción pasó más tiempo -en concreto, casi el triple- del que ha pasado entre dicha extinción y nosotros. 

El animal más antiguo conocido con características de dinosaurio es el Nyasasaurus parringtoni, que vivió hace unos 243 millones de años; mientras que los últimos dinosaurios se extinguieron hace alrededor de 66 o 65 millones de años. 

Aunque tendamos a verlos como un conjunto uniforme, la verdad es que estos animales vivieron en condiciones climáticas y ecosistemas muy diversos, lo que explica su gran diversidad de formas y características.

Foto: iStock/estt

2 / 8 – Brazos diminutos, grandes colas

En realidad, estas extremidades diminutas -que podemos ver en muchos dinosaurios gigantes- lo son por una buena razón: reducir el peso en la parte delantera del cuerpo. 

Estos animales caminaban encorvados a dos patas y, en consecuencia, cargaban una gran parte de su peso en la mitad anterior de sus cuerpos. 

Por la misma razón, tenían colas largas y gruesas que hacían de contrapeso cuando trotaban y corrían, impidiendo que cayeran de bruces.

Foto: iStock

3 / 8

No sabemos cómo se reproducían los dinosaurios.

Bueno, no exactamente: sí sabemos que eran ovíparos, lo que desconocemos es cómo se apareaban. 

Han pasado casi dos siglos desde que se acuñó el término dinosaurio y la biología reproductiva de estos animales es todavía un misterio: la razón es que los genitales carecen de estructuras que dejen un rastro fósil, como huesos o queratina. 

A principios de 2021 se encontró la cloaca excepcionalmente bien preservada de un Psittacosaurus, lo que puede ayudar a reconstruir la anatomía y el comportamiento reproductivo de los dinosaurios.

Foto: © Zhao Chuang

4 / 8

No se conocen carnívoros de tamaño mediano

Una cuestión que durante mucho tiempo ha llamado la atención de los paleontólogos es que la mayoría de dinosaurios carnívoros que se conocen eran o muy grandes -más de una tonelada- o relativamente pequeños -de menos de cien kilos-, al contrario de lo que pasa en los carnívoros modernos, que presentan una escala de tamaño mucho más regular. 

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

La razón puede estar en que los grandes carnívoros tenían un ritmo de crecimiento muy rápido, por lo que los ejemplares juveniles ocupaban los nichos ecológicos que habrían correspondido a los cazadores de tamaño medio. 

En la actualidad existe una escala mucho más regular de tamaño porque no hay cazadores gigantes: el carnívoro terrestre más grande que existe es el oso polar.

Foto: iStock

5 / 8

Y apenas se conocen omnívoros

La gran mayoría de los dinosaurios conocidos eran herbívoros, pero en cambio se han identificado con certeza muy pocos omnívoros, alrededor de un 2% de las especies conocidas. 

Tres grupos de dinosaurios en particular parecen haber sido omnívoros: los ornitomimosaurios, los ovirraptorosaurios y los troodóntidos. 

La mayoría de estos tenían una dieta parcialmente vegetariana e insectívora, que podían complementar con peces o animales pequeños. En la era mesozoica esto podía suponer una ventaja importante, puesto que los modelos climáticos reflejan una tendencia a los fenómenos extremos, como sequías intensas o largas lluvias estacionales, que podían modificar mucho un hábitat y, por lo tanto, la disponibilidad de diversos tipos de comida en diferentes épocas.

Foto: Marcin Polak

6 / 8

Ni sangre fría ni caliente

Uno de los debates históricos en el campo de los dinosaurios ha sido si eran de sangre fría o caliente. 

La respuesta, según las investigaciones más recientes, puede hallarse en un punto intermedio: los dinosaurios habrían sido capaces de mantener su temperatura interna estable, pero no poseían todos los mecanismos que tienen los animales de sangre caliente para regular su temperatura corporal en condiciones de temperatura extrema. 

La respuesta tiene más importancia de la que podría parecer, ya que los animales de sangre caliente necesitan consumir mucha más comida que los de sangre fría: esto implica que los dinosaurios carnívoros cazaban más y, por lo tanto, que debía haber una mayor abundancia de presas.

Original painting by Todd Marshall

7 / 8

No eran tan tontos como se pensaba

Durante mucho tiempo se creyó que la mayoría de los dinosaurios eran animales primitivos, lentos, torpes y estúpidos. 

Dicha suposición se debe a que el tamaño de sus cerebros era muy pequeño en relación a su cuerpo: el del estegosaurio, por ejemplo, habría sido del tamaño de una nuez. 

Sin embargo, estudios recientes sugieren que podían tener comportamientos igual de complejos que algunos mamíferos actuales: por ejemplo, se ha afirmado que los tiranosaurios podrían haber sido carnívoros sociales que cazaban en manada, como las orcas o los lobos.

Foto: iStock

8 / 8

Eran de colores vivos y variados

Los métodos de análisis de fósiles han avanzado mucho y hoy en día se pueden detectar en ellos unos orgánulos llamados melanosomas, que contienen la melanina responsable del color de los tejidos. 

Esto es una pista de que los dinosaurios podían haber exhibido colores vivos y patrones en la piel, que tendrían diversas funciones: como reclamo para las hembras, colores de camuflaje, o para intimidar a los depredadores. 

Algunos van más lejos, como el paleobiólogo Jakob Vinther, quien sugiere que “tal vez un día descubramos que tenían plumaje estacional, como patrones coloridos para la época de apareamiento o un plumón blanco durante las nevadas invernales”, lo que abriría la ventana a un nuevo mundo de investigación en lo referente al comportamiento de los dinosaurios.

Foto: Luis V. Rey

Imagen de portada: Gentileza de iStock/estt

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC España.Por Abel de Medici. Septiembre 2021.

Dinosaurios/Paleontología/Investigación/Actualidad

Extraño incidente: la NASA reveló que un cohete de SpaceX casi choca con un OVNI.

La agencia espacial norteamericana aseguró que la tripulación del cohete recibió la advertencia de una posible colisión con un objeto desconocido.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, más conocida como NASA, informó que los astronautas a bordo de la nave SpaceX tuvieron un encuentro con un objeto volador no identificado (ovni).

La agencia espacial norteamericana aseguró que la tripulación a bordo del cohete espacial recibió la advertencia de una posible colisión con un objeto desconocido después de su lanzamiento en órbita el viernes pasado.

La NASA reveló que un cohete de SpaceX casi choca con un ovni.

Si te interesa profundizar sobre esta entrada; cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

“Los equipos de la NASA y de SpaceX fueron informados del posible choque por parte del Comando Espacial de Estados Unidos”, explicó Kelly Humphries, vocera de la agencia espacial. Por este motivo, se aconsejó a los astronautas que debían colocarse sus trajes presurizados en caso de una colisión.

El incidente ocurrió cuando el cohete de SpaceX, propiedad de Elon Musk, viajaba hacia la Estación Espacial Internacional (EEI). Según comunicó la NASA, los tripulantes no tenían tiempo para poder hacer una maniobra de evasión efectiva aunque a último momento pudieron esquivarlo.

“No hubo tiempo para calcular y ejecutar una maniobra de evasión de escombros con confianza, por lo que el equipo de SpaceX eligió que la tripulación se pusiera sus trajes presurizados por precaución“, indicó Humphries.

Luego del extraño acontecimiento, se supo que el ovni se encontraba a una distancia de 45 kilómetros de la nave espacial por lo que no había peligro de ser embestidos. Por suerte, la nave SpaceX logró llegar a la EEI el sábado sin ningún tipo de problema. Igualmente, el Pentágono está investigando el caso.

La misión fue integrada por el francés Thomas Pesquet, el japonés Akikho Hoshide, y los estadounidenses Megan McArthur y Shane Kimbrough. Los astronautas despegaron el viernes pasado antes del amanecer desde el Centro Espacial Kennedy, ubicado en el estado de Florida, y se sumaron a la misión Crew-2.

Imagen de portada: El cohete SpaceX estuvo a punto de chocar con un objeto volador no identificado – Aubrey Gemignani – NASA

FUENTE RESPONSABLE: La Nación. Ciencia.

Ciencia/Astronomía/NASA/Espacio/OVNI/SpaceX/Investigación

Planeta 9: el misterioso “mundo escondido” que desconcierta a los científicos.

Varios científicos a proclamaron la existencia de un mundo que todavía no fue visto por ningún telescopio terrestre.

Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno son los ocho planetas que orbitan alrededor del Sol. Sin embargo, desde hace algunos años la comunidad científica reconoce la posible existencia de un noveno planeta en nuestro Sistema Solar.

El 20 de enero de 2016, dos astrónomos del Instituto Tecnológico de California (Caltech) publicaron un estudio en el que postularon la existencia de un enorme planeta helado en los confines del Sistema Solar. 

La existencia de este mundo oculto, que desde entonces pasó a conocerse como Planeta 9, fue deducida a partir de los extraños movimientos de un grupo de planetas enanos.

Las órbitas de seis de los objetos más distantes en el cinturón de Kuiper sugieren la presencia del Planeta 9 cuyo efecto gravitatorio explicaría sus inusuales órbitas

Las órbitas de seis de los objetos más distantes en el cinturón de Kuiper sugieren la presencia del Planeta 9 cuyo efecto gravitatorio explicaría sus inusuales órbitas- Caltech

Si te interesa profundizar sobre esta entrada; cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Michael Brown y Konstantin Batygin anunciaron los resultados de la investigación en la prestigiosa revista científica The Astronomical Journal. Allí expusieron el estudio que los llevó a concluir la presencia del hipotético “Planeta 9″ mucho más allá de Plutón y del cinturón de Kuiper, el lejano sitio que contiene cientos de miles de objetos de un tamaño superior a 100 kilómetros y hasta un billón de cometas.

El problema principal de la afirmación planteada por Brown y Batygin es que ningún telescopio pudo captar todavía al misterioso Planeta 9. Entonces, ¿cómo es posible que los dos astrónomos estén tan seguros de su existencia en el Sistema Solar exterior?

La presencia de este mundo oculto en los límites del Sistema Solar puede argumentarse por el comportamiento de un grupo de objetos transneptunianos. Según el estudio de Brown y Batygin, el misterioso Planeta 9 podría ser el quinto gigante gaseoso, que habría sido expulsado del Sistema Solar interior. Y su existencia, confirmada mediante cálculos matemáticos, explicaría las órbitas peculiares de varios planetas enanos más allá de Neptuno.

Los detalles de la investigación.

Para explicar el estudio publicado por Brown y Batygin es necesario remontarse hasta el año 1992, cuando dos astrónomos que habían estudiado el cielo durante años en busca de objetos tenues ubicados después de Neptuno, descubrieron el cinturón de Kuiper, hogar del “desperdicio” resultante del momento en el cual se formó el Sistema Solar.

Los objetos dentro del cinturón de Kuiper se denominan colectivamente objetos transneptunianos y Plutón es su miembro más grande y masivo. Pero en 2016, Plutón que era considerado un planeta fue reclasificado como planeta enano. El propio Brown fue uno de los responsables de su degradación en el estatus cósmico y desde entonces es conocido como el hombre que mató a Plutón”.

Comparación de tamaños entre los objetos del cinturón de Kuiper (Plutón, Sedna y Quaoar) con la Tierra y la Luna

Comparación de tamaños entre los objetos del cinturón de Kuiper (Plutón, Sedna y Quaoar) con la Tierra y la Luna.

Otros planetas enanos dentro del cinturón de Kuiper son: Sedna -que cuenta con un 40% del tamaño de Plutón-; Quaoar -aproximadamente la mitad del tamaño- y Eris -casi del mismo tamaño-.

El descubrimiento de estos objetos transneptunianos expuso una pista fundamental en la búsqueda del Planeta 9 porque Sedna no se desplazaba de la manera lógica en la que los astrónomos esperaban que lo hiciera, esto quiere decir, trazando elipses alrededor del Sol desde el interior del cinturón de Kuiper.

Por el contrario, Sedna transita una ruta inesperada al hacer un movimiento de péndulo a una distancia 75 veces superior a la que separa la Tierra del Sol. La órbita de este planeta enano es tan errante que le lleva cerca de 11.000 años completar la vuelta al astro rey. Por eso, los astrónomos concluyeron que “algo” tiraba de Sedna y lo arrastraba alejándolo.

La teoría propuesta en 2016 por Brown y Batygin de la existencia de un enorme planeta, de entre cinco y diez veces el tamaño de la Tierra, surgió de la constatación de que Sedna no era el único objeto que estaba fuera de su lugar, ya que había otros seis planetas enanos que eran arrastrados en la misma dirección, una situación tan poco probable que solo puede explicarse por la presencia de un astro como el Planeta 9.

Un análisis más detallado de los datos demostró que los seis objetos transneptunianos (Sedna, 2012 VP, 2007 TG, 2004 VN, 2013 RF, y 2010 GB), trazan órbitas elípticas que están alineadas casi en la misma dirección en el espacio físico y en el mismo plano. Según las estimaciones efectuadas por Brown y Batygin, esto solo ocurriría por azar con una probabilidad del 0,007 %.

Así, los dos astrónomos sugirieron la hipótesis de que el Planeta 9 había dejado una huella fantasmal en los confines del Sistema Solar exterior, distorsionando las órbitas de los objetos a su alrededor con su atracción gravitatoria. En la actualidad, el número de objetos transneptunianos que muestran ese patrón orbital excéntrico y esa inclinación, aumentaron hasta llegar a 19 en total.

Aunque todavía nadie pudo observar al hipotético planeta oculto desde algún telescopio terrestre, es mucho lo que se pude deducir de él. La órbita del Planeta 9 es tan excéntrica que se cree que su punto más distante se halla dos veces más lejos que el más cercano y tiene un período orbital de entre 10.000 y 20.000 años terrestres.

Según los cálculos de Brown y Batygin, la órbita del Planeta 9 tendría un semieje mayor de aproximadamente 700 UA, unas veinte veces la distancia de Neptuno al Sol, aunque podría aproximarse hasta las 200 UA (30.000 millones de kilómetros). La alta excentricidad de la órbita del gigante helado podría alejarlo del Sol hasta unas 1200 UA en su afelio. La unidad astronómica (abreviada UA) es una unidad de longitud que equivale a la distancia media entre la Tierra y el Sol. Así, teniendo en cuenta esta medida, se puede calcular la distancia que separa a un planeta del centro del sistema solar.

Los investigadores también conjeturaron cuál podría ser la apariencia del Planeta 9 y llegaron a la conclusión de que se trata de un cuerpo helado con un núcleo sólido, como Urano o Neptuno, que tiene de dos a cuatro veces el diámetro de la Tierra.

¿Cómo se habría formado el Planeta 9?

Existen tres teorías principales sobre la formación de este misterioso cuerpo celeste. La primera establece que el planeta se formó en el mismo lugar en el que ahora se esconde. Batygin consideró esta hipótesis como relativamente improbable porque requeriría que el Sistema Solar se hubiera estirado tanto como su refugio lejano.

La segunda teoría es más intrigante y plantea que el Planeta 9 es en realidad un impostor alienígena, un objeto robado de otra estrella hace mucho tiempo atrás cuando el Sol todavía estaba en el grupo estelar en el que nació. Batygin también se mostró reacio ante esta suposición porque “el problema con esta historia es que existen las mismas probabilidades de que el planeta se hubiera perdido en el siguiente encuentro”.

Correlaciones orbitales entre los ocho planetas que orbitan alrededor del Sol

Correlaciones orbitales entre los ocho planetas que orbitan alrededor del Sol -Caltech

Y la tercera, la teoría preferida de Batygin, que propone que el Planeta 9 se habría formado mucho más cerca del Sol, en una fase temprana del desarrollo del Sistema Solar, cuando los planetas estaban empezando a posicionarse fuera del gas y el polvo circundantes. Y, de alguna manera, estuvo alrededor de la región de su formación antes de ser dispersado por Júpiter o Saturno, y posteriormente tuvo su órbita modificada por las estrellas que pasaban.

¿Por qué nadie vio al Planeta 9?

Los astrónomos no buscan un determinado tipo de objeto en un lugar del cosmos en particular sino que inspeccionan un espacio lo bastante amplio como para tener alguna probabilidad de encontrar algo. Por eso, cazar un objeto estelar como el Planeta 9 es un ejercicio muy complicado porque solo una diminuta porción del Sistema Solar puede albergarlo.

Otro factor es más pragmático está en el desafío de reservar el telescopio adecuado a la hora adecuada. “En este momento, la única opción disponible para encontrar el Planeta 9 es el telescopio Subaru”, indicó Batygin. Este gigantesco instrumento tiene un espejo de 8,2 metros y está ubicado en lo alto de un volcán durmiente en Maunakea, en Hawái.

El telescopio Subaru es capaz de captar la luz más débil de remotos cuerpos celestes y, por esa razón, es la herramienta adecuada para la búsqueda del Planeta 9

El telescopio Subaru es capaz de captar la luz más débil de remotos cuerpos celestes y, por esa razón, es la herramienta adecuada para la búsqueda del Planeta 9 – Subaru

El telescopio Subaru es capaz de captar la luz más débil de remotos cuerpos celestes y, por esa razón, es la herramienta adecuada para la búsqueda del Planeta 9 porque se encontraría tan lejos del Sol, que es improbable que refleje mucho su resplandor.

“Solo hay una máquina que nos sirva, y la tenemos quizás tres noches al año”, lamentó Batygin. “La buena noticia es que el telescopio Vera Rubin va a poder utilizarse en menos de dos años y probablemente van a encontrarlo”, aseguró.

El telescopio Vera Rubin es de última generación y se encuentra en construcción en el norte de Chile. Contará con un espejo primario de 8,4 metros que será capaz de fotografiar la totalidad del cielo disponible cada pocas noches debido a su amplio campo de visión. Se espera que esté terminado y en funcionamiento para el año 2022. Su nombre se debe a la astrónoma estadounidense Vera Rubin, quien fue pionera en medir la rotación de las estrellas dentro de una galaxia.

¿Y si nunca aparece?

Hay un escenario que resultaría irritante para toda la comunidad científica pero que es posible que suceda: que el Planeta 9 nunca aparezca. Porque según un grupo de astrónomos, podría no tratarse de un planeta sino de un agujero negro.

“Todas las evidencias de que ahí hay un objeto son gravitatorias”, manifestó James Unwin, profesor de Física en la Universidad de Illinois en Chicago, quien fue el primer investigador en defender la idea del agujero negro junto a Jakub Scholtz, un físico de Aunque Batygin reconoció el punto de vista de los escépticos, descartó la posibilidad de que el Planeta 9 sea en realidad un agujero negro. “Es una idea original y no podemos descartar ninguna composición ni siquiera para su fracción más pequeña. Quizá sea mi propio sesgo de profesor de astronomía planetaria, pero los planetas son un poquito más frecuentes”, indicó.

Y para finalizar con las suspicacias, fue contundente en la defensa de su teoría. “Si decidieras eliminar nuestra interpretación e imaginar que el Planeta 9 no existe, entonces se generarían más problemas de los que se resolverían. De repente, tendríamos muchos acertijos diferentes y no habría una explicación racional para demostrar el comportamiento peculiar de las órbitas de los planetas enanos”, concluyó.

Si en un futuro cercano, los científicos logran encontrar el legendario planeta oculto, habrán ayudado a cambiar el conocimiento establecido por la ciencia de lo que ocurre en nuestro Sistema Solar, y habrán abierto una ventana hacia los nuevos hallazgos que nos esperan en otros lugares recónditos de la galaxia.

El telescopio Vera Rubin, que se encuentra en construcción en Chile, tiene un espejo de 8,4 metros

El telescopio Vera Rubin, que se encuentra en construcción en Chile, tiene un espejo de 8,4 metros – Howard Lester

Los agujeros negros tienden a incluir a los agujeros negros estelares, que tienen una masa que es al menos tres veces la del Sol, y los agujeros negros supermasivos, que tienen millones o miles de millones de veces la masa del Sol. Mientras que los primeros nacen de estrellas que se están muriendo, los segundos son más misteriosos y posiblemente surgieron como estrellas colosales que implosionaron, devorando todo a su alrededor, incluyendo a otros agujeros negros.

Y hay un tercer tipo que son los agujeros negros primordiales, muy diferentes a los dos anteriores. Nunca han sido observados, pero se cree que tienen su origen en una nube de materia y energía caliente que se formó en el primer segundo del Big Bang. En este ambiente inestable, algunas partes del universo podrían haberse vuelto tan densas que se comprimieron en bolsas diminutas junto a la masa de los planetas.

Unwin y Scholtz sostuvieron que el hipotético Planeta 9 podría tratarse de un agujero negro primordial, ya que se cree que estos son significativamente más pequeños. Como estos agujeros negros nacieron en las primeras fases del universo, las densas regiones que forman podrían haber sido especialmente pequeñas. 

En consecuencia, la masa contenida en este agujero negro puede ser mucho menor que una estrella y hasta pueden ser del tamaño de una piedra”, afirmó Scholtz. Esta suposición podría encajar con el cálculo de la masa que se espera que debería tener el Planeta 9 y que, según los astrónomos, podría ser 10 veces la de la Tierra.

Imagen de portada: Dos astrónomos publicaron un estudio en el que postularon la existencia de un enorme planeta helado en los confines del Sistema Solar, conocido como Planeta 9 -NASA

FUENTE RESPONSABLE: La Nación. Ciencia. Nicolás Tosi. Universidad de Turín. Italia.

Astronomía/Universo/Ciencia/Investigación/Telescopios/Planeta 9

Confirman la existencia de 301 nuevos exoplanetas gracias a métodos de aprendizaje automático.

Se cree que ninguno de los planetas recién confirmados es similar a la Tierra o se encuentra en la zona habitable de sus estrellas progenitoras.

Se encontraron más de 4.5000 planetas alrededor de otras estrellas, pero los científicos esperan que nuestra galaxia contenga millones de planetas.

Una nueva red neuronal profunda permitió agregar de una vez 301 exoplanetas al registro de mundos extrasolares validados en torno a estrellas distantes, que ya llega a los 4569 planetas. Se trata de métodos de aprendizaje automático que incorporan automáticamente una tarea cuando se les proporcionan suficientes datos.

Si te interesa profundizar sobre esta entrada; cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

ExaMiner es una nueva red neuronal profunda que aprovecha la supercomputadora de la NASA, Pléyades, y puede distinguir exoplanetas reales de diferentes tipos de impostores o “falsos positivos”. Su diseño está inspirado en varias pruebas y propiedades que los expertos humanos utilizan para confirmar nuevos exoplanetas. Y aprende mediante el uso de exoplanetas confirmados en el pasado y casos de falsos positivos.

ExaMiner complementa a las personas que son profesionales en analizar datos y descifrar qué es y qué no es un planeta. Específicamente, los datos recopilados por la nave espacial Kepler de la NASA y K2, su misión ampliada. Para misiones como Kepler, con miles de estrellas en su campo de visión, cada una con la posibilidad de albergar múltiples exoplanetas potenciales, es una tarea que requiere mucho tiempo analizar minuciosamente conjuntos de datos masivos. ExaMiner resuelve este dilema.

Más de 300 nuevos planetas validados con aprendizaje automático

“A diferencia de otros programas de aprendizaje automático de detección de exoplanetas, ExaMiner no es una caja negra; no hay ningún misterio en cuanto a por qué decide que algo es un planeta o no”, dijo en un comunicado Jon Jenkins, científico de exoplanetas en el Centro de Investigación Ames de la NASA en Silicon Valley, California. “Podemos explicar fácilmente qué características de los datos llevan a ExaMinar a rechazar o confirmar un planeta”.

¿Cuál es la diferencia entre un exoplaneta confirmado y validado? Un planeta se “confirma” cuando diferentes técnicas de observación revelan características que solo pueden ser explicadas por un planeta. Un planeta se “valida” utilizando estadísticas, es decir, cómo de probable o improbable es que sea un planeta según los datos.

Según los astrónomos, aún queda una infinidad de planetas por descubrir y validar

Según los astrónomos, aún queda una infinidad de planetas por descubrir y validar.

En un artículo publicado en el Astrophysical Journal, el equipo de Ames muestra cómo ExaMiner descubrió los 301 planetas utilizando datos del conjunto restante de planetas posibles, o candidatos, en el Archivo Kepler. Los 301 planetas validados por máquinas fueron originalmente detectados por el Centro de Operaciones Científicas de Kepler y promovidos al estado de candidatos a planetas por la Oficina de Ciencias de Kepler. Pero hasta ExaMiner, nadie pudo validarlos como planetas.

El documento también demuestra cómo ExaMiner es más preciso y consistente para descartar falsos positivos y es más capaz de revelar las firmas genuinas de los planetas que orbitan alrededor de sus estrellas madres, todo mientras brinda a los científicos la capacidad de ver en detalle lo que llevó a ExaMinar a su conclusión.

“Cuando ExaMiner dice que algo es un planeta, puede estar seguro de que es un planeta”, agregó Hamed Valizadegan, líder del proyecto ExaMiner y gerente de aprendizaje automático de la Asociación de Investigación Espacial de Universidades en Ames. “ExaMiner es altamente preciso y, de alguna manera, más confiable que los clasificadores de máquinas existentes y los expertos humanos que debe emular debido a los sesgos que acompañan al etiquetado humano”.

Se cree que ninguno de los planetas recién confirmados es similar a la Tierra o se encuentra en la zona habitable de sus estrellas progenitoras. Pero comparten características similares a la población general de exoplanetas confirmados en nuestro vecindario galáctico.

“Estos 301 descubrimientos nos ayudan a comprender mejor los planetas y los sistemas solares más allá del nuestro, y lo que hace que el nuestro sea tan único”, concluyó Jenkins.

Imagen de portada: Gentileza de Europa Press

FUENTE RESPONSABLE: La Nación – Europa Press

Universo/Nasa; Espacio/Ciencia/Descubrimiento/Exoplanetas/Investigación

Una estrella joven, parecida al sol, puede contener advertencias sobre la vida en la Tierra.

Una estrella joven, parecida al sol, puede contener advertencias sobre la vida en la Tierra

Los astrónomos que estudian un sistema estelar situado a decenas de años luz de la Tierra han observado, por primera vez, cómo una estrella, llamada EK Draconis, expulsó un enorme estallido de energía y partículas cargadas mucho más potente que cualquier cosa que los científicos hayan visto en nuestro propio sistema solar, según publican en la revista ‘Nature Astronomy’.    El estudio e …

Leer más: https://www.europapress.es/ciencia/astronomia/noticia-observacion-enorme-estallido-estrella-similar-sol-da-pistas-puede-suceder-tierra-20211209170612.html

(c) 2021 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de este contenido sin su previo y expreso consentimiento.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

FUENTE RESPONSABLE: Europa Press. Ciencia Plus.Diciembre 2021

Ciencia/Investigación/NASA/Estrellas/Descubrimientos

Hace 100 años, Einstein ganó el Nobel de Física pero no fue por la Teoría de la Relatividad.

El 10 de diciembre de 1921, Albert Einstein ganaba el Premio Nobel de Física. Sin embargo, no fue por su revolucionaria Teoría de la Relatividad, sino por otra demostración sobre la luz.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; por favor cliquea donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

La Teoría de la Relatividad de Albert Einstein cambió la forma de concebir el Universo. Fue revolucionaria. Sin embargo, no fue por esto que el físico alemán ganó el Premio Nobel de Física el 10 de diciembre de 1921, sino por otra demostración: el efecto fotoeléctrico.

¿De qué se trata? Todo comenzó en 1887, cuando el físico alemán Heinrich Rudolf Hertz descubrió que, cuando la luz (visible o ultravioleta) incide sobre la superficie de algunos metales, el metal emite electrones. «Ahora sabemos que lo que ocurre es que los fotones de luz chocan contra los átomos en la superficie del metal y en ese choque se liberan electrones», aclaró el doctor en Física del Instituto Balseiro, Marcelo Kuperman, a AIRE. Esto es lo que se conoce como el «efecto fotoeléctrico».

Sin embargo, pensar en fotones supone pensar en que la luz no es una onda sino que está compuesta por partículas que hoy llamamos fotones. «Durante mucho tiempo coexistieron las teorías sobre la naturaleza ondulatoria y corpuscular de la luz pero, hacia fines del siglo XIX, la idea de pensar en la luz como una partícula había sido descartada», contó. 

Pero las observaciones del efecto fotoeléctrico no podían ser explicadas pensando en la luz como una onda. Tampoco alcanzaba con simplemente pensar en la luz como una partícula. Hacia falta algo más. «Hacia fines del siglo XIX, la idea de pensar en la luz como una partícula había sido descartada», contó Kuperman. «Ese algo más nace de las ideas de Max Planck que, en 1900 propuso que la energía no puede tomar valores continuos sino que está organizada en pequeños paquetitos a los que llamó cuantos. Planck ganó el premio Nobel de Física en 1918 por estos trabajos, que dieron lugar unos años más tarde a la mecánica cuántica», explicó Kuperman.

El aporte de Einstein

Albert Einstein unió la concepción de la luz como partículas, los fotones, y las ideas de Planck sobre la discretización de la energía y pudo explicar lo que se observaba con el efecto fotoeléctrico. «En ese momento las ideas de Planck no eran aceptadas por la comunidad científica, como tampoco lo fueron las ideas de Einstein sobre la Relatividad en los primeros años tras su formulación», dijo el físico.

Albert Einstein unió la concepción de la luz como partículas, los fotones, y las ideas de Planck sobre la discretización de la Energía y pudo explicar lo que se observaba con el efecto fotoeléctrico.

Albert Einstein unió la concepción de la luz como partículas, los fotones, y las ideas de Planck sobre la discretización de la Energía y pudo explicar lo que se observaba con el efecto fotoeléctrico.

Einstein unió la concepción de la luz como partículas, los fotones, y las ideas de Planck sobre la discretización de la energía y pudo explicar lo que se observaba con el efecto fotoeléctrico. «Pero Einstein estaba más allá de las convenciones y paradigmas de su época y no dudó en ensayar las ideas de Planck para explicar un fenómeno sin explicación», contó.

Llega el premio

Otro físico, llamado Robert Millikan, pasó casi diez años tratando de demostrar que la teoría de Einstein sobre el efecto fotoeléctrico no era correcta, «pero logró lo contrario, confirmarla», señaló el físico del Balseiro. Esta confirmación experimental fue lo que le permitió a Einstein recibir el Nobel en 1921 y a Millikan en 1923.

La confirmación experimental de Millikan fue lo que le permitió a Einstein recibir el Nobel en Física.

La confirmación experimental de Millikan fue lo que le permitió a Einstein recibir el Nobel en 1921 y a Millikan en 1923.

Mientras tanto, la Teoría de la Relatividad general de Einstein recibía su primera confirmación experimental con el eclipse de 1919. 

Leer más ► ¿Cómo un eclipse pudo comprobar la Teoría de la Relatividad de Einstein? 

«Tras la confirmación experimental, la Teoría de la Relatividad podría haber sido premiada con el Nobel. Entender por qué se eligió el efecto fotoeléctrico y no a la Relatividad es objeto de debate. El motivo responde más a cuestiones políticas que a cuestiones académicas», analizó Kuperman.

  • Robert Millikan y Albert Einstein. Millikan pasó casi diez años tratando de demostrar que la teoría de Einstein sobre el efecto fotoeléctrico no era correcta, pero logró lo contrario, confirmarla. 

Imagen de portada: Gentileza de Aire Digital

FUENTE RESPONSABLE: Aire Digital Por Astrid Galetti. Diciembre 2021.

Sociedad y Cultura/Genios Virtuosos/Ciencia/Investigación/Albert Einstein/Premio Nobel.