Mi regalo

Buen y maravilloso viernes a mis amigos de esta plataforma; a quienes les deseo lo mejor en esta vida nuestra. Dejar el pasado atrás y no pensar tanto en el futuro -que es tan incierto, ya que solo es un deseo- vivir el HOY ES LO IMPORTANTE. Siempre digo que cada nuevo amanecer…es una nueva vida que comienza. 

Y para mi; hoy es diferente porque he vuelto a nacer, ya que es mi cumpleaños y he decidido publicar la letra de una canción muy nuestra -a pesar de que su compositora es la excelsa Violeta Parra Sandoval- que ha sido conocida en el mundo a través de la maravillosa voz de la “Negra” Mercedes Sosa y otros/as artistas.

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me dio dos luceros que cuando los abro

Perfecto distingo lo negro del blanco

Y en el alto cielo su fondo estrellado

Y en las multitudes a la mujer que yo amo

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado el oído que en todo su ancho

Cada noche y días

Grillos y canarios, martillos, turbinas

Ladridos, chubascos

Y la voz tan tierna de mi bien amada

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado el sonido y el abecedario

Con él las palabras que pienso y declaro

Madre, amigo, hermano y luz alumbrando

La ruta del alma del que estoy amando

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la marcha de mis pies cansados

Con ellos anduve ciudades y charcos

Playas y desiertos, montañas y llanos

Y la casa tuya, tu calle y tu patio

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me dio el corazón que agita su marco

Cuando miro el fruto del cerebro humano

Cuando miro el bueno tan lejos del malo

Cuando miro el fondo de tus ojos claros

Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto

Así yo distingo dicha de quebranto

Los dos materiales que forman mi canto

Y el canto de ustedes que es el mismo canto

Y el canto de todos que es mi propio canto

Gracias a la vida

Fuente: LyricFind

Compositores: Violeta Parra Sandoval

“Escribir jugando *

Invitación de “La Buhardilla de Tristán” – propuesta por Lidia Castro; a quienes agradezco. Un cordial saludo.

Palabra: “Mundo”        Cantidad: 100

“Cambalache” (Fragmento) Compositor: Enrique Santos Discépolo

Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sé

En el 510 y en el 2000 también

Que siempre ha habido chorros, maquiavelos y estafa’os

Contentos y amarga’os, valores y doblé

Pero que el siglo 20 es un despliegue

De maldad insolente, ya no hay quien lo niegue

Vivimos revolca’os en un merengue

Y, en el mismo lodo, todos manosea’os

Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor

Ignorante, sabio o chorro, pretencioso estafador

Todo es igual, nada es mejor

Lo mismo un burro que un gran profesor 98

No hay…

Una palabra por 30 días

Palabras: Todas las anteriores  Cantidad: 500 palabras

Ha sido más que épico; seguirle la huella al colega Javier, a veces ficcionando con la realidad, pero siempre tratando de dejar un sabor dulce desde que salimos de casa y tomamos el avión, que les daría a los chicos en plena infancia, no solo el placer de volar por primera vez en la caída del atardecer, como también poder estar en contacto con la naturaleza como cuando luego de llegar a Tucumán, al bajar en su aeropuerto, Sofía miraba sorprendida con su vestido rojo, que al igual que sus hermanos Juan y Manuel, lucía unas zapatillas mas que comodas color limón. Y al llegar a la ciudad capital, se dieron cuenta porque razón le decían el Jardín de la República. Por donde mirábamos nos encontrábamos con hermosos ramilletes como anidados en cada rama de flores no solo del Lapacho Rosado, sino de otras gramíneas típicas de invierno. Pudimos saber; camino al hotel que en la región tucumano boliviana se extrae la madera del lapacho o Ipé, que se utiliza tanto para revestimientos, suelos, deck e inclusive puertas.


Comprobamos que cada peña folclórica era una verdadera fiesta; según el lugar que visitamos y tal es así, que al encontrarnos en el Anfiteatro Natural camino a Cafayate, éramos doce personas que pudimos disfrutar de una acústica sorprendente. No todo fue maravilloso, el suceso del ascensor en que se lastimó Manuel, es algo que nunca olvidaré. Pero fuera de ese lamentable momento; Manuel pudo disfrutar en su cuerpo el agua templada de la piscina de uno de los hoteles, donde nos habíamos alojado. En cada lugar que visitamos, nos encontrábamos con un retrato alegórico. Las vueltas en bicicleta que dieron nuestros hijos en un circuito para niños, fue una de las tantas aventuras que ellos disfrutaron.


La sorpresa de ver saltar en el agua a un pez en el Lago de Tafí del Valle; nos permitió conocer la existencia de truchas y bagres, lo que atraía a numerosos fanáticos de la pesca.

Otra fue la de confundir un muñeco con un bebe recién nacido en Tucuman, obra realizada por la artista Fabiana Astrada. La perla de ese recorrido por el norte de nuestro país, fue llegar a Salta y subirnos al “Tren de las Nubes”, mientras Laura les contaba a los niños un cuento sobre un duende y una princesa, para amenizar un viaje cuyo recorrido de ida y vuelta nos llevó todo el día.


No puedo dejar de mencionar nuestra visita a Jujuy y sus numerosas bellezas naturales en los pueblos de la Quebrada de Humahuaca, tales como Purmamarca, Tilcara y Humahuaca.

Otro de los principales atractivos de esta quebrada es el Pucará de Tilcara, el yacimiento arqueológico más importante de Argentina. Otro de los principales atractivos de esta quebrada es el Pucará de Tilcara, el yacimiento arqueológico más importante de Argentina.

El pucará fue una defensa y asentamiento de los habitantes precolombinos de la quebrada.

Se encuentra a 1 km. del centro del pueblo.

Me detengo, imposible no superar 500 palabras.

Una palabra por 30 días.

Hoy: Nunca       Palabras: 200

Fui corriendo y llevándolo en mis brazos; acompañado por Laura y los niños, con gran preocupación. Nunca me había sentido tan desconsolado, como en ese momento.

Como un segundo de distracción, puede llevarnos a lastimar a alguien que amamos. Al llegar; lo atendieron rápidamente, le sacaron unas radiografias y comprobaron que solo había sido un leve aplastamiento, sin fractura alguna. Solo analgesicos, además de frío para disminuir la inflamación.

Su llanto recorrió cada pasillo y rincón de esa clínica, que a su vez me fue provocando una de las grandes heridas, que en mi alma aún guardo.

De vuelta al hotel; a las pocas horas Manuel ya era el de siempre, corriendo por los pasillos y preguntando por todo aquello que le resultaba desconocido.

¿Será como dicen; que cada niño tiene la protección de su Ángel de la Guarda, que lo alienta además para su rápida recuperación? 

En la capital salteña; estaba programada una visita al Museo de Arqueología de Alta Montaña, que alberga artefactos incas y momias.

Entre estas; los niños de Llullaillaco, uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes, el cual databa de hace más de 500 años., durante el apogeo inca. 

La Doncella, la Niña del Rayo, el Niño y cada uno de estos objetos ceremoniales son resguardados en el Museo de Arqueología de Alta Montaña – Descubiertos en el año 1999, a 6.700 mts. de altura.

Una palabra por 30 días.

Al dejar Cafayate; teníamos por delante un trayecto de gran belleza natural con algunos pueblos donde el tiempo parece haberse detenido. Fueron en sus inicios parte del asentamiento de las fuerzas españolas en el Norte argentino y luego, con las misiones jesuíticas, se edificaron sus iglesias y algunas casas que aún permanecen.

Seclantás, Molinos y otros pueblos se asientan en esta ruta zigzagueante que en algunas partes es de ripio, en otras de arena o tierra. En Seclantás, bajamos unos minutos ya que allí viven las afamadas familias “teleras”, vimos hermosas prendas y tradicionales ponchos salteños en colores rojo y negro tendidos en los patios.

Continuamos en el bus y en el trayecto pudimos divisar bellezas como el Valle Encantado y la Cuesta del Obispo. Llegamos a la ciudad de Salta y nos dirigimos al Hotel Altos del Valle.

Fue allí donde se produjo el único incidente de nuestras vacaciones invernales. Subiendo por el ascensor con Manuel en brazos, al cerrar la puerta nuestro hijo puso su mano en el marco.

Oh…Dios; su grito de dolor, creo que aun me persigue. Pedimos información en la recepción sobre un servicio de urgencias; el más cercano estaba a dos cuadras.

Cuesta del Obispo – Provincia de Salta – República Argentina

Una palabra por 30 días.

Hoy: Cuerpo       Palabras: 134

Dejamos el salón comedor; no sin antes saborear el postre, que en mi caso fue “quesillo con dulce de cayote y miel de caña”. Esa; diríamos fue la gota que rebasó el vaso. Camino a las habitaciones; Laura sincera y socarronamente me dijo -si en tan poquísimos días, sigues comiendo de esta manera, no quiero imaginarme cuánto tendremos que abonar por sobrepeso en el aeropuerto al volver”….-

Reí con ganas; y solo atiné a contestarle como quien guarda su culpa -”No te preocupes Laurita, tu bien sabes que tengo un cuerpo privilegiado y un metabolismo de adolescente”- 

Tal como estaba previsto; a la mañana temprano partimos hacia Cachi, una pequeña ciudad del Valle Calchaquí, en el noroeste de Argentina, conocida por sus casas de adobe y sus blancos edificios coloniales, que se debe visitar.

Ciudad de Cachi – Provincia de Salta – República Argentina.

Una palabra por 30 días.

HOY: Piscina            PALABRAS: 123

Por la mañana; iríamos a recorrer cerca de la plaza del pueblo el Museo Regional y Arqueológico Rodolfo Bravo, con objetos de excavaciones locales, y la catedral de Nuestra Señora del Rosario, del siglo XIX. Consideramos junto a Laura, que la visita a una bodega o al Museo del Vino, podríamos correr el riesgo de que de la misma manera que les atrajera, les aburriera enormemente. 

Nos sorprendimos con la pregunta de Manuel; al salir del hotel; -¿”ese museo pa, tiene piscina”?-

-No; le respondí, veremos cómo vivían los habitantes de los Valles Calchaquíes, como así también utensilios que utilizaban en aquellos tiempos- 

Este museo privado posee unas colecciones de cerámicas norteñas sobresalientes. Las urnas Santamarianas y San José tienen una calidad excepcional.

Desde Cafayate en recorrido hacia Salta “la linda”. República Argentina.

Una palabra por 30 días.

HOY: Madera            PALABRAS: 150

Muy amablemente; nos llevaron a las habitaciones que tenemos asignadas comunicadas por una puerta entre ambas, para ante cualquier necesidad de los niños, poder comunicarnos sin inconveniente alguno. Luego de asearnos y con los estómagos haciendo ese “ruidito” tan peculiar; bajamos al salon comedor en donde la cena consistió en algo muy típico del lugar, “asado de cabrito” sobre una tabla de madera, acompañado con una exquisita guarnición de morrones tanto para Laura como para mi, ya que los chicos a las verduras les escapan y ellos entonces eligieron  la habitual compañía de generosas porciones de  papas fritas. Nosotros; un buen vino torrontés de la zona. Sofía, Juan y Manuel; jugos naturales de uva recién extraídos, que les parecieron sabrosisimos. 

No debo olvidarme que como entrada; comenzamos con unas exquisitas empanadas, tradicional platillo elaborado con masa de harina de trigo que se rellena con carne picada, queso u otros guisos. 

Cafayate – Provincia de Salta – República Argentina.

Una palabra por 30 días.

HOY:  RETRATO           PALABRAS: 57

Subimos al bus con destino a Cafayate; donde pasaremos la noche.  Al llegar al hotel; nos sorprendió un retrato con un hombre sujetando un gallo, el guía dispuesto a aclararnos cualquier duda se adelantó, al decirnos que se trataba de una réplica de la obra “Gallero Viejo” pintado por el artista Jorge Bermudez en el año 1914. 

Tafí del Valle – Provincia de Tucumán – República Argentina

Una palabra por 30 días.

Comencé a explicarles que cuando estuviéramos en Tafí del Valle -Amaicha del Valle- pensaran que antes de que los conquistadores españoles llegaran a América; se encontraba habitada por indígenas. 

Estos indígenas estaban fuertemente influidos por la cultura inca y se destacaban por su desarrollo. se hallaban asentados en toda la zona montañosa del oeste tucumano. Eran tejedores y alfareros, además de expertos agricultores. cultivaban el maíz, el zapallo y la quinoa. 

Las Guerras Calchaquíes fueron una sucesión de enfrentamientos bélicos entre la Confederación Diaguita y el Imperio Español entre los años 1560 y 1667. Las guerras tuvieron lugar en el noroeste del actual territorio argentino. 

Reconquistada su independencia, los pueblos de los Valles Calchaquíes dejaron de lado la autoridad de Juan Calchaquí, y esta desunión les impidió conservar el efímero control que habían logrado a algunas localidades fuera de su territorio. El gobernador de Figueroa lanzó cuatro ataques sobre los Valles, que no lograron someter a los indígenas pero desnudaron la pérdida de poder ofensivo de Calchaquíes. Fui explicándoles que hubo varias guerras; hasta que la tercera guerra duró nueve años. Al ser vencido el señorío de los quilmes en 1665, que condujo la tercera guerra, los españoles dispusieron su completo desarraigo y deportación a los pagos pampeanos, cercanos a Buenos Aires, de sus once mil miembros​ donde finalmente desaparecieron como etnia. La guerra terminó en enero de 1667 al caer el último bastión diaguita (el de los acalianes o calianos) localizado en Amaicha del Valle.

Me miraban asombrados y mostraban mucha atención de cada detalle, lo que se iban a imaginar con todo lo sucedido allí. Uno de los conductores, dio aviso al pasaje que llegamos a Tafi y nos detendriamos aproximadamente unas tres horas, por si algunos de los pasajeros deseaban visitar el Museo del Tafí o bien recorrer el lugar y permitirle a los niños, que montaran a caballos tan mansos, que ya sabían el recorrido a hacer. 

Camino a Cafayate, bajamos a “El Anfiteatro”, una cueva natural de pura roca que posee una acústica excepcional, y nos encontramos con la sorpresa de una fiesta de recepción. Ya; desde unos cien metros del lugar; se escuchaba una música folclórica excelsa y alegre en sus acordes, interpretada por guitarra, bombo y flauta. La fiesta nos esperaba, con un chocolate caliente y unos pastelitos criollos…