Para quedarse boquiabierto con “Muchacha leyendo una carta”.

La Galería de los Maestros Antiguos de Dresde exhibe por primera vez ‘Muchacha leyendo una carta’ tras destapar el Cupido que se escondía en el cuadro del pintor holandés

Una exhaustiva investigación en torno a La chica de la perla, una de las pinturas más fascinantes y cautivadoras de Johannes Vermeer (1657-59),  revelaba meses atrás que la joven poseía delicadas pestañas y que la perla que luce a modo de pendiente no era tal, sino que se  trata de una ilusión óptica, de un punto focal en la pintura. 

Sin embargo, las grandes preguntas continúan sin respuesta: ¿Quién es ella? ¿En qué estaba pensando? ¿Cuál era su relación con el pintor? Nada se sabe tampoco de la protagonista de Muchacha leyendo una carta (1657-59), pero la aparición de un Cupido oculto durante siglos bajo una gruesa capa de pintura ha cambiado significativamente la comprensión de la escena.

La joven rubia que lee una carta frente una ventana abierta por la que se cuela la luz, símbolo del mundo exterior, no es la representación sombría de una muchacha que anhela “ampliar su esfera doméstica”, como habían interpretado historiadores como Norbert Schneider, sino de una escena amorosa. La joven lee una carta de amor. 

Y no de un amor cualquiera, sino de un amor prohibido, a juzgar por otros elementos que el pintor habría dejado a modo de pistas. Para algunos especialistas en la obra del pintor holandés,  la bandeja con fruta derramada que descansa sobre una mesa cubierta por una alfombra, no deja lugar a dudas.

El hallazgo de la figura de Cupido cambia significativamente la comprensión de la escena

“La bandeja con frutas (…) es un símbolo de la relación extramatrimonial que infringe el mandamiento de la fidelidad. Las manzanas y melocotones recuerdan el pecado de Eva, aludiendo así a la relación amorosa que se inicia con la lectura de la carta, o bien se continúa en secreto”, concluyó al tener conocimiento de la existencia del Cupido el propio Schneider, para quien  el visillo ligeramente descorrido  puede entenderse también como el desvelamiento de un secreto.  

Prohibido o no, de lo que no hay duda es que que se trata de de un amor sincero puesto que el dios rubio del deseo amoroso aparece pisando las máscaras del engaño y la hipocresía. En todo caso, ahora sabemos que la obra “es una declaración fundamental sobre la naturaleza del amor”, asegura Stephan Koja, director de la Galería de los Maestros Antiguos de Dresde donde a partir de este jueves Muchacha leyendo una carta se exhibirá por primera vez tal como lo concibió Vermeer.

‘Muchacha leyendo una carta’ tal como se conocía hasta ahora ‘ Wolfgang Kreische; © Gemäldegalerie Alte Meister, Staatliche Kunstsammlungen Dresden

El cuadro tras eliminar la capa de pintura que ocultaba la figura de Cupido  Wolfgang Kreische; © Gemäldegalerie Alte Meister, Staatliche Kunstsammlungen Dresden

La existencia de una figura que acompañaba a la joven lectora era conocida desde 1979, cuando los rayos X revelaron en la pared del fondo un Cupido desnudo y parcialmente protegido por una cortina de un verde sedoso. Se trataba de un cuadro dentro del cuadro, un sello distintivo de las representaciones del pintor, que en 2009 volvió a constatarse mediante reflectografía infrarroja. Pero hasta muy recientemente los expertos creían que había sido el propio Vermeer quien había hecho desaparecer la figura. Lo que se conoce como un arrepentimiento. 

Fue en 2017, mientras se llevaba a cabo un proceso de restauración, cuando unas nuevas  pruebas de laboratorio llevaron a un  hallazgo sorprendente: entre  la imagen de Cupido y la pintura que lo ocultaba había una espesa capa de suciedad, por lo que entre la aplicación de una y otra tendrían que haber pasado varias décadas y por tanto quien lo borró tuvo que ser por fuerza otra persona.

Hasta muy recientemente los expertos creían que había sido el propio Vermeer quien había hecho desaparecer la figura

Muchacha leyendo una carta fue atribuida inicialmente a Rembrandt y más tarde a Pieter de Hooch, hasta que en 1880 el crítico de arte francés Théophile Thoré-Bürger lo incluyó en su breve catálogo. Vermeer, quien trabajó toda su vida en Delft, cuenta con una producción conocida de tan solo 36 obras y dejó a su familia en la indigencia cuando murió en 1675 a los 43 años, probablemente de un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular inducido por el estrés.  Fue olvidado durante dos siglos hasta que los críticos lo redescubrieron en el siglo XIX y aún hoy permanece rodeado de misterio. 

Completada su restauración, Muchacha leyendo una carta se mostrará por primera vez tal como salió del estudio del pintor a partir de este jueves 10 de septiembre, en La Galería de los Maestros Antiguos de Dresde, en el marco de la exposición  Johannes Vermeer. Sobre el reflejo, que incluye otros nueve cuadros del pintor, entre ellos Mujer tocando un virginal de pie, de la National Gallery de Londres, y Mujer de azul leyendo una carta del Rijksmuseum de Amsterdam. La muestra incluye otras cincuenta obras de artistas como Pieter de Hooch, Frans van Mieris, Gerard Ter Borch, Gabriel Metsu, Gerard Dou, Emanuel de Witte y Jan Steen, con las que se quiere ilustrar el entorno en el que Vermeer trabajó y con el que estuvo en estrecho contacto.

La joven de la perla’ revela todos sus secretos

 ESTUDIO CIENTÍFICO

La perla no es tal sino una ilusión óptica, según el estudio científico liderado por el Mauritshuis de La Haya

La joven de la perla , el famoso cuadro pintado por Johannes Vermeer en 1665, es una de las pinturas más investigadas y documentadas del mundo. Pero también una de las más fascinantes y misteriosas. De ahí, gran parte de su atractivo. Y de su popularidad. ¿Quién era ella? ¿En qué estaba pensando? ¿Cuál era su relación con Vermeer?

Si deseas conocer mas, ingresa donde está escrito en “negrita”. Muchas gracias.

No hay rayos X fluorescentes, tomografías ópticas y microscopios digitales capaces de dar respuestas a esas preguntas, sin embargo un examen científico llevado a cabo por un equipo interdisciplinar en la Mauritshuis de La Haya bajo el título La joven en el punto de mira , ha logrado desvelar algunos secretos de la prodigiosa técnica de pintura de Vermeer.

la joven de la perla, estudio

La joven de la perla, estudio Mauritshuis

También llamada La Mona Lisa del Norte , la obra de Vermeer fue sometida en el 2018 a un exhaustivo ante la mirada del público, y este martes el equipo encabezado por la conservadora jefe de pintura de la pinacoteca holandesa, Abbie Vandivere, dio a conocer sus descubrimientos a través de su página web. Los hallazgos tal vez no den para grandes titulares de prensa, pero según los investigadores “ofrece una visión de una pintura mucho más ‘personal’ de lo que se pensaba anteriormente”.

Estudio de La joven de la perla

El estudio de ‘La joven de la perla’ se llevó a cabo en el museo ante la vista del público.

Uno de los descubrimientos más sorprendentes ha sido comprobar que el fondo de la pintura no es simplemente un espacio oscuro vacío como que se pensaba, sino que Vermeer pintó a la joven delante de una cortina verde. “Las técnicas de imagen visualizan líneas diagonales y variaciones de color que sugieren tela doblada en la esquina superior derecha de la pintura”, sostienen. 

La cortina habría desaparecido a lo largo de los siglos como resultado de cambios físicos y químicos en la pintura verde translúcida. Asimismo, el escaneo de fluorescencia de rayos X macro y el examen microscópico han revelado que pese a que la joven parece no tener pestañas, el artista sí pintó pequeños pelos alrededor de ambos ojos.

La joven tiene pestañas aunque apenas son perceptibles

El objetivo de la investigación, en la que se han involucrado numerosas instituciones, como el Rijksmuseum de Ámsterdam, la National Gallery de Washington y las Universidades de Maastricht y Amberes, no era conocer la identidad de la joven, cosa imposible, sino los pasos que dio Vermeer para llegar a esta pintura, las técnicas aplicó para crear sus sutiles efectos ópticos, los materiales que usó y de dónde proceden y, en fin, cómo se veía originalmente la pintura y qué cambios sufrió a lo largo de los siglos.

Las imágenes infrarrojas han revelado que Vermeer comenzó a componer la pintura en varios tonos de marrón y negro, y que pintó los contornos de la figura con finas líneas negras. También realizó cambios en la composición durante el proceso de pintura: la posición de la oreja, la parte superior del pañuelo y la parte posterior del cuello se desplazaron.

La perla no es tal, sino una ilusión óptica, un punto focal en la pintura

Y, en fin, que la perla seguramente no era tal sino una ilusión (toques translúcidos y opacos de pintura blanca), ya que ni siquiera tiene un gancho para colgar de la oreja. En un blog que fue publicando a medida que avanzaban los estudios, Vandivere ya había avanzado que “quizás Vermeer lo exageró un poco para convertirlo en un punto focal de la pintura ..” Y que los especialistas en vestuario y joyería del museo siempre han creído que es demasiado grande para ser real”.

La joven de la perla, estudio

La joven de la perla, estudio Mauritshuis

Ya en 2014, el astrónomo y artista holandés, Vincent Icke, publicó un estudio en la revista New Scientist, según el cual lo que cuelga en el pendiente de la joven de Vermeer no es una perla, sino una lámina de plata pulida o una esfera de cristal. De hecho antes de ser conocido por el título actual, el cuadro aparece en el primer inventario de 1767 como Un retrato al estilo turco , y luego pasó a denominarse Joven con turbante y Cabeza de joven, hasta 1995 cuando aparece con el título actual.Vermeer firmó su obra en la esquina superior izquierda con IVMeer.

La joven de la perla, estudio

La investigación ha estudiado a fondo la composición y las capas de pintira Mauritshuis

La investigación también realizó un preciso mapeo de la paleta de colores de Vermeer: rojo (bermellón y lago rojo hecho de cochinilla), varios tonos de amarillo y marrón (pigmentos de tierra, plomo-estaño amarillo y lago amarillo), azul ( ultramarino e índigo), tonos de negro (carbón y hueso negro) y blanco (dos tipos de plomo blanco). Al parecer, Vermeer seleccionó cuidadosamente dos pigmentos blancos de plomo con diferentes propiedades ópticas para lograr una transparencia sutil y una transición perfecta de la luz a la sombra en la piel de la niña.

Abbie Vandivere, jefe de conservación de la Mauritshuis, como la joven de la perla

Abbie Vandivere, jefe de conservación de la Mauritshuis, como La joven de la perla Mauritshuis.

“Nuestro examen científico nos ha acercado más que nunca a Vermeer y a la joven. La combinación y comparación de diferentes tecnologías científicas ha proporcionado mucha más información de la que una sola tecnología hubiera hecho por sí sola. La joven de la perla es una imagen más personal de lo que se pensaba anteriormente”, concluye Vandivere .

Imagen de portada: Gentileza de La Vanguardia – Barcelona – España

FUENTE: La Vanguardia – Barcelona – España/ Por Teresa Sesé

4 libros de Agatha Christie para aguzar la mente.

La más vendida del mundo

El 15 de septiembre de 1890 nacía la gran dama del misterio. Tiene un récord Guinness por ser la escritora más vendida, con más de 2 millones de ejemplares. 130 años después, sus novelas siguen fascinando.

El 15 de septiembre de 1890 nacía Agatha Christie, la gran dama del misterio, en el seno de una familia acomodada del sureste de Inglaterra. 

Fue una de las autoras más reconocidas del género misterio, lo que le valió el récord Guinness por ser la escritora más vendida, con más de 2 millones de ejemplares. 

130 años después, sus intrigantes novelas siguen alimentando adaptaciones cinematográficas y televisivas. 

¿Qué es lo que encanta de esta célebre autora? Es la precursora del prototipo de historia de misterio en el cual casi todos los personajes tienen perfectas razones para ser los culpables. Depende entonces de la agudeza y el ingenio del detective (y del lector) unir los puntos y estar atento a cada detalle del relato.

El asesinato de Roger Ackroyd

Es considerado una de las obras cumbre de la gran dama del misterio. En esta obra, la autora rompió todas las reglas de la novela policíaca conocidas hasta entonces. Por ese motivo, fue el título que catapultó a Christie a la fama. 

Además, fue elegida en 2013 como la mejor novela de crimen de todos los tiempos por los miembros de la Asociación de Escritores de Crimen. 

La novela trata de un triángulo amoroso, en el cual una de las partes, Ackroyd, es asesinado tras enterarse que su amante es extorsionada. 

Muerte en la Vicaría

Agatha Christie publicó esta obra en 1930. Es la primera novela en la que aparece el personaje de Miss Marple y al pueblo de St. Mary Mead, dos figuras icónicas de la literatura de Christie que antes solo habían aparecido en cuentos publicados en revistas.

El coronel Lucius Protheroe, la persona más desagradable de la villa, aparece asesinado. Pero el caso está rodeado de pistas falsas y hay numerosos sospechosos, por lo que las dotes detectivescas de Miss Marple serán puestas a prueba.

El misterio en esta historia tiene muchos matices, y no caben dudas de que Poirot, el detective, descubre el desenlace antes que el lector. Una lectura para disfrutar y aguzar la inteligencia. 

Diez negritos

Es la novela más vendida de Agatha Christie, con 100 millones de ejemplares. 

El título trajo polémica en Francia, donde terminó llamándose “Eran diez”, por la connotación racista del término.

“Diez negritos” dio a su autora una fama excepcional y cuenta con numerosas adaptaciones teatrales y audiovisuales.

Diez personas sin relación alguna entre sí son reunidas en un misterioso islote de la costa inglesa por un tal Mr. Owen, propietario de una lujosa mansión a la par que perfecto desconocido para todos sus invitados. 

Tras la primera cena, y sin haber conocido aún a su anfitrión, los diez comensales son acusados mediante una grabación de haber cometido un crimen en el pasado.

Uno por uno, a partir de ese momento, son asesinados sin explicación.

“Diez negritos se fueron a cenar. Uno de ellos se asfixió y quedaron nueve. Nueve negritos trasnocharon mucho. Uno de ellos no se pudo despertar y quedaron ocho…”, reza la canción.

Asesinato en el Orient Express

Cuenta la leyenda que, siendo enfermera durante la Primera Guerra Mundial, una joven Agatha Christie leyó “El misterio del cuarto amarillo” y empezó a dar forma a Hércules Poirot, a quien haría debutar en 1920 con “El misterioso caso de Styles”.

Esa historia alcanzó la popularidad 14 años después, en 1934, con “Asesinato en el Orient Express”

En el libro, Poirot se enfrenta a uno de sus casos más complejos cuando Samuel E. Ratchett, un millonario que viaja en el tren en un camarote contiguo al del detective belga, muere asesinado en el amanecer. 

Doce cuchilladas y doce posibles sospechosos entre los cuales hay una altiva princesa rusa y una institutriz inglesa.

Imagen de portada: Gentileza de Entre Líneas

FUENTE: Entre Líneas – Cultura/Literatura/Aghata Christie/Misterio

Científicos descubren un pato que habla.

Un científico neerlandés ha descubierto antiguas grabaciones de un pato almizclero imitando la frase “You bloody fool!” (“¡Maldito tonto!”), aprendida cuando fue criado por humanos en un parque de aves australiano.

El científico de la Universidad de Leiden, Carel Ten Cate, dijo que lo interesante de la expresión vocal del ave acuática, apodada “Ripper”, no era tanto el mensaje, sino el hecho que pudiera imitar a los humanos.

“Definitivamente se basa en la voz humana, aunque la pronunciación es un poco extraña, que podría ser el acento australiano, no lo sé”, dijo Ten Cate, que publicó sus hallazgos en la revista de investigación biológica Philosophical Transactions of the Royal Society.

Dijo que al principio se había preguntado si las grabaciones, realizadas en la década de 1980, podrían ser un engaño, pero fueron realizadas por el ornitólogo Peter Fullagar, coautor del artículo. 

Las grabaciones se habían guardado en un archivo de sonido y se habían consultado ocasionalmente hasta que Ten Cate las redescubrió en el curso de su investigación sobre el aprendizaje vocal en las aves.

Ten Cate dijo que Ripper tenía algo más en su repertorio: también podía hacer un ruido como el de una puerta que se cierra y su pestillo haciendo clic.

Algunas especies de animales, sobre todo aves como los loros y los pájaros cantores, son capaces de imitar el habla humana. Pero el fenómeno es raro, aunque algo más común en animales criados por humanos.

“Encontrar una especie ajena a estos grupos (…) en un pato, es bastante extraordinario. Se trata de un hecho evolutivo independiente de la capacidad de aprendizaje vocal, lo cual es muy especial”, afirma Ten Cate.

Imagen de portada: Gentileza de Ámbito

FUENTE: Ámbito – Información General – Noticias del Mundo

El viaje en Metro – Parte III

Los sigo; pero cada minuto que pasa camino con mayor dificultad, por esta prótesis de “mierda” en mi rodilla izquierda sumado a la derecha que me tiene a mal traer, por la que me niego seguir las indicaciones del traumatólogo, que quiere realizar también su reemplazo. ¡Mierda! Para los especialistas; no hay problema, es tan fácil. Igual el que va al quirófano, soy yo. Me digo a mi mismo -no te distraigas boludo, que esto no es broma-. 

Además se que la tensión me puede jugar una mala pasada. Estoy sudando y no por andar algo ligero; es el temor que tengo  de tener que enfrentarme a estos tipos, no solo porque son dos también porque ni les interesa lo que yo puedo hacer, me ven como un viejo curioso e “hincha pelotas” que los continúa siguiendo desde el Metro y no se detiene.

Ahora y en este preciso momento; deseo que no me agarre un ataque de pánico como aquellos que tenía, antes que me lo diagnosticaron. Necesito estar plenamente lúcido y con la repentización bien aceitada. Estoy viviendo una situación nueva y muy extraña para mí; me preguntó de dónde saqué el coraje para intentar proteger, a quien ni siquiera conozco.

Pero pienso en Roberto; que no vive lejos. Tomo el celular y me comunico con el;

-Hola-

-¡Hola, Roberto! Mira estoy teniendo una situación medio rara; ¿te podrás acercar a donde estoy, aquí en el barrio de Caballito?-

-Escuchame Jose Luis; -¿te paso algo? ¿te caiste? ¿Algún problema de salud repentino?-

-No Roberto, no. Vengo siguiendo a dos tipos que ya estaban jodiendo a una chica desde el metro, acosándola. Ahora la están siguiendo de cerca. No se que pasará.-

-Pero escuchame, ¿sos boludo vos? ¿Por qué no llamaste a algún policía? ¿Que sos un héroe de Marvel?-

-No me jodas, Roberto. Vi a un policía en las esquinas de Rivadavia y Moreno, pero ahora estoy a 3 cuadras de ahí y no veo ninguno.-

-Pero no entiendo; llama entonces al 911. ¿Qué te pasa? ¿Te agarró el viejazo?-

-Tienes razón, no lo pensé. Será por el cagazo que tengo. Voy a llamar; espero que el móvil se acerca rápido. Estos tipos, no creo que demoren en hacerle algo a la piba-

-Decime, Jose Luis ¿En Moreno y que otra estas?-

-Llegando a Juan Bautista Alberdi, en la esquina veo que hay una estación de servicio-

-Bueno, Jose Luis. Trata de llamar al 911, que yo salgo para ahí. Por favor, cuidate y no te mandes ninguna macana, que en cinco estoy.-

-Gracias, amigo. Te espero. Venite lo más rápido que puedas.-

Sigo caminando y cada vez con mayor dificultad. Cruzaron Alberdi y los sigo. ¡Carajo! Los perdí de vista a los tres, doblaron la esquina. Creo que esa es Valle. Vamos José, aguanta. ¡Apura el paso! me dije.

Doy vuelta por Valle y a mitad de cuadra, veo que los tipos la tienen a la joven contra la pared. No puede ser…me acerco; “los dos jodidos” me ven y el que tenía la faca lo veo venir hacia mi…

Continuará…

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Glosario:

Boludo: Coloquial/que hace o dice tonterías/estupido

Mierda: excremento

Hincha pelotas: Coloquial/persona insistente/fastidiosa/que molesta.

Viejazo: Envejecer de pronto.

Cagazo: argentinismo/temor/miedo.

Macana: Error/exageración.

Jodidos: Persona mala,difícil/poco amistosa.

Las cuevas de Longyou, el misterio arqueológico de 2000 años que nadie logró resolver.

Descubiertas en 1992, poco se sabe aún sobre este yacimiento de 30.000 metros cuadrados ubicado en el extremo sudoriental de China.

Imagen de portada: Grabados en la entrada de una de las 24 cuevas de Longyou – Facebook Siente China

Ubicadas en la provincia china de Zhejiang, las cuevas de Longyou son uno de los misterios que desvelan a los arqueólogos. 

Este yacimiento artificial de más 30.000 metros cuadrados fue descubierto gracias a la curiosidad de los habitantes de la zona. A casi tres décadas de ese hallazgo fortuito, su origen y su construcción continúan siendo un gran interrogante.

Las cuevas de Longyou han sido un lugar poco frecuentado de esa parte sudoriental de China. Pero no por la escasa afluencia la obra arquitectónica es menos interesante.

Independientemente de la baja afluencia de personas, existe un gran enigma en torno a estas gigantescas estructuras subterráneas: ¿Quiénes las construyeron y por qué?

No son muchas las personas que se acercan hasta las cuevas de Longyou, en el extremo sudoriental de China, pero su origen es un  misterio que desvela a multitudes

No son muchas las personas que se acercan hasta las cuevas de Longyou, en el extremo sudoriental de China, pero su origen es un misterio que desvela a multitudes – Magnet

Para conocer la historia del descubrimiento de las cuevas de Longyou debemos remontarnos a 1992. Wu Anai, un poblador de la aldea Shiyan Beicun decidió reunir dinero junto con otros vecinos para dilucidar algo que los intrigaba: cuán profundo era el estanque donde solían bañarse o ir a pescar.

Valiéndose de una poderosa bomba extractora, los vecinos trabajaron durante días en ese espejo de agua. Así, luego de tres semanas de drenaje, se descubrió que lo que llamaban estanque en realidad se trataba de una cueva. Esa fue la primera de las 24 estructuras descubiertas hasta la actualidad.

Casi sin proponérselo, los aldeanos dieron con un yacimiento de limolita del que nadie había oído hablar. Conocidas también como las cámaras de piedra de Xiaonanhai, los investigadores han concluido que, lejos de ser un yacimiento de origen natural, se trata de una obra artificial.

Si se consulta Google Maps, uno de los servicios cartográficos más utilizados a nivel mundial, las cuevas de Longyou son fácilmente localizables. En dicha herramienta web se las describe como un conjunto de cuevas hechas por el hombre. Pero no faltaron quienes se alejaron de la versión oficial y las vincularon a civilizaciones extraterrestres.

Y para formular tal especulación, los expertos toman en cuenta distintos elementos de las cuevas de Longyou. Uno de ellos es la superficie. El área total mide 30.000 metros cuadrados, con una altura máxima de 30 metros. Para realizar todo el complejo hubiese sido necesario extraer casi 1.000.000 de metros cúbicos de roca.

Más allá de cualquier cálculo científico basado en el tamaño de las cuevas de Longyou, nada se sabe acerca de qué destino tuvo el material rocoso extraído del lugar. Tampoco existen precisiones sobre el tiempo ni la mano de obra empleados en la construcción: se calcula que habrían sido construidas alrededor de 2000 años atrás.

Un grupo de turistas visita una de las cuevas de Longyou, en el extremo sudoriental de China

Un grupo de turistas visita una de las cuevas de Longyou, en el extremo sudoriental de China – Facebook Siente China

Jia Gang, profesor de la Universidad de Tongji especializado en ingeniería civil, se mostró desconcertado cuando conoció las cuevas. El experto sumó otro interrogante al dilema y planteó la necesidad de un elemento indispensable para la construcción del complejo subterráneo. 

“Debería haber lámparas, porque la boca de la cueva es muy pequeña y la luz del sol solo puede ingresar en la cueva en un cierto ángulo, durante un cierto período de tiempo. A medida que uno avanza en la cueva, la luz se vuelve más tenue. En el fondo de la cueva, a una docena de metros de la boca, apenas se podía ver”, estimó.

En 2017, un experto multidisciplinario del Instituto de Arqueología de la Academia China de Ciencias Sociales sostuvo que toda la construcción debió haber estado planificada. 

“En el fondo de cada cueva, los constructores no podrían ver lo que estaban haciendo los demás en la siguiente gruta. Pero el interior de cada cueva tenía que ser paralelo al de la otra, de lo contrario, la pared quedaría perforada. Por tanto, el aparato de medición debía ser muy avanzado. De antemano, debe haber habido algún diseño sobre los tamaños, ubicaciones y distancias entre las cuevas”, enumeró Yang Hongxun.

Las columnas, paredes y techos de las cuevas de Longyou presentan marcas sorprendentemente uniformes

Las columnas, paredes y techos de las cuevas de Longyou presentan marcas sorprendentemente uniformes – YouTube

En paralelo a su extensión, el elemento más llamativo son las marcas regulares en las columnas, paredes y techos de piedra de todas las cuevas de Longyou. Se trata de una serie de estrías paralelas cinceladas con un ángulo de 60 grados. A su vez, cada una de las paredes que separan una cueva de la otra poseen un grosor de 50 centímetros.

Otro de los elementos curiosos son los pilares de las cuevas. Dichas columnas de roca, que también presentan el mismo tallado, han sido dispuestas en línea y evitan que toda la estructura colapse. Llama la atención que no exista registro de semejante obra en una cultura milenaria que ha documentado sus avances a lo largo de los siglos.

¿Encargadas por una dinastía?

En el interior de la cueva de Longyou se han encontrado representaciones de aves, caballos, peces y dragones. Algunos tienden a creer que se trata de la representación de los cuatro elementos: agua, aire, fuego y tierra. Pero estas imágenes podrían ser un indicador de la época en la que se habrían construido.

Se estima que las cuevas de Longyou fueron construidas hace 2000 años, pero no hay registro de la obra

Se estima que las cuevas de Longyou fueron construidas hace 2000 años, pero no hay registro de la obra – Hughes News Today

Como publica el sitio MAGNET, las pinturas presentes en las paredes hacen suponer que todo el yacimiento fue ordenado por un emperador. De hecho, las ilustraciones de los pájaros que se repiten en las distintas cuevas sugieren una relación con la dinastía Dongyi. Para esta civilización, que gobernó en la zona de la China oriental entre 1500 y 1900 años atrás, las aves eran todo un símbolo.

La poca concurrencia a las cuevas de Longyou ha sido aún diezmada por la pandemia de coronavirus. Sin embargo, quien lo desee puede visitar por menos de 10 dólares esta magnífica y misteriosa obra arquitectónica bajo tierra.

FUENTE: LA NACIÓN – El Mundo – Por Diego Cioccio

Isla Oak: la leyenda del tesoro que ya se cobró seis víctimas y cientos de frustraciones. Final

En 1893, Frederick Blair y S.C. Fraser creó la Oak Island Treasure Company en Maine, Estados Unidos. Gracias a un contrato de explotación 30.000 dólares, la firma se aseguró los derechos exclusivos de todos los tesoros descubiertos por un período de tres años. Pero, pese a sus esfuerzos, no lograron encontrar nada.

Cuatro años más tarde, más precisamente el 26 de marzo de 1897, la isla se cobró otra víctima mortal: un hombre llamado Maynard Kaiser, que se encontraba trabajando en una de las perforaciones de la zona.

Tres meses más tarde, otro grupo de excavadores probó suerte. En esta ocasión, el taladro atraviesa capas de piedra blanda, roble y algo que parecían piezas sueltas de metal. Pero, al continuar descendiendo, chocaron con una barrera de hierro y debieron interrumpir las tareas.

Cuando el taladro volvió a la superficie y el equipo examinó las perforaciones extraídas del pozo, la emoción rápidamente se desvaneció. Pese a que se pensaba que la capa era de metal suelto, los hombres solo encontraron trozos de fibra de coco -utilizado en esa época para empacar-, astillas de roble y más escombros sueltos.

El papiro con la inscripción 'VI' encontrado en una de las excavaciones cuya autenticidad fue confirmada por expertos de la Universidad de Harvard

El papiro con la inscripción ‘VI’ encontrado en una de las excavaciones cuya autenticidad fue confirmada por expertos de la Universidad de Harvard – OakIslandMoneyPit.Com

Parte de los escombros extraídos en la isla Oak fueron trasladados a Amherst. Allí, el Dr. A.E. Porter hizo un estudio minucioso de los materiales desenterrados. Entre la tierra y los escombros, encontró un pergamino inconfundible con lo que parecían ser las letras ‘VI’ escritas en uno de los lados del material, que fue inspeccionado por especialistas de la Universidad de Harvard que verificaron su autenticidad.

Roosevelt y la búsqueda en el siglo XX

En 1909, a la edad de 27 años, Franklin Delano Roosevelt se unió a las filas de la Old Gold Salvage and Wrecking Company. De excelente posición económica y formado en Harvard, pasó ese verano frente a las costas de Nueva Escocia.

Roosevelt, el tercero desde la derecha

Roosevelt, el tercero desde la derecha – Daily Choices

De la misma manera que cualquier otro buscador de tesoros, Roosevelt estaba muy esperanzado de encontrarlo. Como consigna Oak Island Money Pit, en una carta dirigida a una amigo personal se interesó por el misterio de la isla y tenía intenciones de regresar a la Bahía Mahone.

Motivado por lo que había visto en 1897, Chappell regresó a Canadá desde Australia y junto con Frederick Blair, que había conservado el contrato de arrendamiento, se involucró en la búsqueda. Sus primeras excavaciones arrojaron hallazgos: un hacha, un ancla y una púa, elementos que los llevaron a creer que podían ser restos de alguna antigua civilización.

Blair, Chappel, su hermano Renerick, su hijo Melbourne y su sobrino Claude, comenzaron a trabajar en 1931. Como ya había ocurrido, el grupo se topó con más dificultades que soluciones. Buscaron el “pozo del dinero” pero, para ese entonces, el sitio había sufrido casi 140 años de excavaciones y la superficie de la isla lucía confusa. No sabían por dónde empezar.

Tras haber leído sobre el tema en un artículo en el New York Times de 1928, un hombre llamado Gilbert Hedden se interesó en el Pozo del dinero y la isla Oak. Ese interés devino en obsesión y tras comprar parte de la isla y negociar con Blair, consiguió los medios necesarios comenzó a trabajar en la zona en 1936.

En los primeros meses, el equipo de Hedden no tuvo mayores descubrimientos, pero en 1937 todo cambió. Al excavar en uno de los muchos túneles auxiliares que marcan la isla, el equipo tropezó con una serie de elementos fascinantes. A 20 metros de profundidad dieron con una lámpara minera y dinamita sin explotar. A 30 metros desenterraron masilla de arcilla nunca antes vista en la isla.

Si bien su interés por el tesoro de la isla Oak nunca disminuyó, en 1938 Hedden cambió de planes y decidió abocarse a los asuntos comerciales de la industria del acero.

La tragedia de los Restall 

Desde el mismísimo primer intento de los tres intrépidos muchachos de 1795, un gran número de creencias fantásticas se tejieron en torno a al destino de la isla Oak. Algunas profecías presagiaban que para desenterrar el tesoro debían morir al menos siete personas. Y la familia Restall no hizo más que agrandar la leyenda.

Robert Restall llegó a la isla en 1959 después de firmar un contrato con uno de los terratenientes. Se instaló con Bobbie, su hijo mayor de 18 años, en una cabaña sin agua potable, pero con la creencia firme de que lograrían encontrar el elusivo tesoro.

Robert Restall y su familia en el sitio denominado Pozo del dinero

Robert Restall y su familia en el sitio denominado Pozo del dinero – BeautifulTrendsToday.Com

La mañana del 17 de agosto de 1965, Robert se encontraba sobre el borde de una de las perforaciones cuando aspiró el gas que emanaba de una máquina perforadora. Se desmayó y cayó al pozo. Al ver lo que sucedía con su padre, Bobby se acercó para tratar de ayudarlo y corrió la misma suerte.

Al ver que padre e hijo Restall habían caído, los operarios Karl Graeser y Cyril Hiltz intentaron ayudarlos, pero también sucumbieron. Al término de la jornada, cuatro personas habían muerto.

Una placa inaugurada en el segundo centenario de la primera excavación recuerda a las seis personas que murieron mientras buscaban el supuesto tesoro

Una placa inaugurada en el segundo centenario de la primera excavación recuerda a las seis personas que murieron mientras buscaban el supuesto tesoro – OakIslandMoneyPit.Com

Tras la muerte de los Restall y los obreros, el inversor y geólogo Robert Dunfield se hizo cargo de la exploración de la isla. Los primeros trabajos se llevaron a cabo ese mismo año y tras un breve descanso se retomaron el mismísimo día de Año Nuevo de 1966.

Sin mayor éxito más que haber encontrado fragmentos de porcelana similares a los de expedicionarios anteriores y la incursión de Fred Nolan Dunfield puso fin a su proyecto. Tras haber invertido miles de dólares regresó a California con las manos vacías.

Después de haber hecho trabajo de campo en el área y una tregua con los demás buscadores de tesoros, en 1969 Daniel C. Blankenship y David Tobias conformaron la Triton Alliance Limited. Al explorar la zona de Old Smith Cove, el equipo descubrió una formación de troncos en forma de U, tijeras de hierro forjado, un trineo de madera y otros artefactos de hierro, como clavos y púas.

Según reportes de la época, el equipo sumergió una cámara y en la superficie analizaron lo que parecía ser una mano, un fragmento de un cadáver y varios cofres. Esto motivó a que se realizarán 10 inspecciones con buzos, pero todas fueron infructuosas: no se extrajo ningún tesoro como resultado de esa investigaciones.

A comienzos de los 1980, Blankenship y Tobias le dieron un giro comercial a su empresa: comenzaron a explotar la veta turística de la isla Oak. De manera casi exclusiva comenzaron a recibir a visitantes interesados tanto en la geografía como en los hallazgos y las historias contadas a lo largo de los siglos.

Sobre el final de la década de 1990, Tobias decidió vender sus acciones de la propiedad. La Sociedad de Turismo de la isla Oak le solicitó fervientemente al gobierno de Canadá que comprara el terreno y lo abriera al público, pero la iniciativa no prosperó.

Marty (izquierda) y Rick (derecha) Lagina, los hermanos que encabeza el reality show de History Channel

Marty (izquierda) y Rick (derecha) Lagina, los hermanos que encabeza el reality show de History Channel – YouTube

Pese a los pedidos de la organización, en 2006 la mayor parte de la isla fue vendida a los hermanos Marty y Rick Lagina de Kingsford, Michigan.

A comienzos de 2014, History Channel estrenó el reality show, The curse of Oak Island en el que, a través del uso de tecnología moderna, los hermanos buscan descubrir artefactos históricos enterrados en Oak.

Hasta ahora, los intentos de los Lagina por dar con el tesoro tampoco rindieron frutos. Sí encontraron una fuente de riqueza inesperada en el programa, que ya lleva ocho temporadas al aire.

Imagen de portada: Gentileza de La Nación – La leyenda de la isla Oak está ligada a las palabras “botín” y “tesoro” y, por ende, a los piratas (foto ilustrativa) –

FUENTE: LA NACIÓN – Mundo – Por Diego Cioccio 

Una historia que entrecruza figuras como Franklin, Napoleón, Beethoven y Poe. -FINAL-

El Autómata llega a América

Una historia nunca confirmada señala que dos años más tarde, en Milán, el príncipe Eugène de Beauharnais le compró el Tuco a Maelzel y que éste se lo recuperó en 1815 para instalarse en París, donde el aparato fue manejado por Hyacinthe Henri Boncourt, uno de los mejores jugadores de Francia. 

En 1818 fue a Londres y realizó una gira por toda Gran Bretaña. William Lewis era el jugador escondido en su interior. En una partida reconoció por el estilo la identidad de su rival, Peter Unger Williams, a quien recomendó como su sucesor.

Para entonces, el Turco ofrecía ventajas a sus rivales, a modo de crear mayor expectativa. Así, jugaba con un peón de menos. 

Pese a ello, la gira de 50 partidas deparó apenas tres derrotas y dos empates. El éxito fue tan grande que Maelzel decidió probar suerte al otro lado del Atlántico. Así, fue con el Turco a Estados Unidos en 1826. 

El ajedrecista escondido se llamaba William Schlumberger. El Autómata disputó partidas en Nueva York, Boston, Filadelfia y Baltimore.

Un corte del Turco que permite ver su interior y el compartimento desde donde se lo manejaba. 

En esta última ciudad se produjo la derrota ante Charles Carroll, uno de los firmantes de la Declaración de la Independencia. Y fue en Baltimore donde Maelzel se enteró que tenía competencia en dos hermanos de apellido Walker, que habían diseñado un artefacto similar. Ambos aparatos convivieron como atracciones y nunca se enfrentaron. Sin embargo, el original mantuvo mayor popularidad.

Poe descubre al Turco

En los años siguientes, el éxito del Turco se expandió hacia el Oeste y hacia Canadá. La gira de 1836 lo llevó a Richmond, Virginia. Un escritor de 27 años, que se ganaba la vida en el Southern Literary Messenger, vio en acción al artefacto y publicó un ensayo en el periódico. 

El texto se titula El jugador de ajedrez de Maelzel; en él, su autor, Edgar Allan Poe, se propuso demostrar que era un fraude. Describió la experiencia de ver jugar al Turco y narró el origen de la máquina y las peripecias de Kempelen.

“El primer intento de una explicación escrita del secreto, al menos el primer intento del que nosotros mismos tenemos algún conocimiento, se realizó en un gran folleto impreso en París en 1785. La hipótesis del autor se reducía a que un enano accionaba la máquina (…) Toda esta hipótesis era demasiado obviamente absurda como para requerir comentario o refutación y, en consecuencia, encontramos que atrajo muy poca atención”, dice Poe en su ensayo. Luego cuenta que en 1789 se publicó un libro de M. I. F. Freyhere que postula que adentró había un niño. “Esta idea, aunque más tonta que la del autor parisino, tuvo mejor acogida, y en cierta medida se creyó que era la verdadera solución de la maravilla, hasta que el inventor puso fin a la discusión al hacerse un examen detenido de la parte superior de la caja”.

Más adelante, apunta que “el Autómata no siempre gana el juego” y que “si la máquina fuera una máquina pura, y este no sería el caso, siempre ganaría”, y que cuando se le pregunta a Maelzel si no hay ningún truco, “su respuesta es invariablemente la misma: ‘No diré nada al respecto’”. 

El autor de El cuervo resalta que “es interés del propietario representarlo como una máquina pura. ¿Y qué método más obvio y eficaz podría haber para impresionar a los espectadores con esta idea deseada que una declaración positiva y explícita en ese sentido? Por otro lado, ¿qué método más obvio y eficaz podría haber para despertar la incredulidad en el hecho de que el autómata sea una máquina pura, que retener una declaración tan explícita?”. El escritor arriesga la respuesta: “A Maelzel le interesa representar esta cosa como una máquina pura; se niega a hacerlo, directamente, con palabras, aunque no tiene escrúpulos”, y por lo tanto “la inferencia es que la conciencia de que no es una máquina pura es la razón de su silencio”. 

El ensayo de Poe se acerca a la verdad del truco en este pasaje: “Hay seis velas en el tablero del Autómata durante la exhibición. Surge naturalmente la pregunta. ¿Por qué se emplean tantas, cuando una sola vela o, en el mejor de los casos, dos, habría sido suficiente para ofrecer a los espectadores una vista clara del tablero? La primera y más obvia inferencia es que se requiere una luz tan fuerte para que el hombre que está dentro pueda ver a través del material transparente (probablemente una fina gasa) del que se compone el pecho del Turco”.

Edgar Allan Poe le dedicó un texto al Turco en 1836. 

Poe también pone el acento en otra cuestión: que el Turco fuese zurdo. “El Autómata juega con el brazo izquierdo, porque bajo ninguna otra circunstancia el hombre que está dentro puede jugar con el derecho”. Señala que si fuera diestro, “para alcanzar la maquinaria que mueve el brazo, y que antes explicamos que se encuentra justo debajo del hombro, sería necesario que el hombre que se encuentra dentro use su brazo derecho en una posición extremadamente dolorosa e incómoda (es decir, acercándose a su cuerpo y apretadamente comprimido entre él y el costado del Autómata,) o bien para usar su brazo izquierdo atravesado sobre su pecho. En ningún caso pudo actuar con la facilidad o precisión requeridas. Por el contrario, al jugar el Autómata, como ocurre con el brazo izquierdo, todas las dificultades se desvanecen. El brazo derecho del hombre que está dentro se lleva a través de su pecho, y sus dedos derechos actúan, sin ninguna restricción, sobre la maquinaria de los azulejos en el hombro de la figura”.

El fin del Autómata

El secreto, pese a las elucubraciones de Poe y otros, se mantuvo. Dos años después, en abril de 1838 Maelzel arribó con el Turco a La Habana. Allí, Schlumberger contrajo fiebre amarilla y murió. Maelzel se quedó sin nadie que operará el artefacto y decidió volver a Europa. Murió en el puerto venezolano de La Guaira, el 21 de julio de 1838.

Entonces, los caminos del Turco y Poe se volvieron a cruzar, aunque de manera indirecta. John Kearsley Mitchell, médico personal del escritor, compró el Autómata al empresario que heredó los bienes de Maelzel. Instalado en Filadelfia, y tras una etapa de reparaciones, el Turco jugó algunas partidas. Mitchell lo donó al Museo Chino de la ciudad. El edificio se incendió el 5 de julio de 1854. El ya octogenario Autómata sucumbió a las llamas. La leyenda dice que, mientras el fuego lo devoraba, el Turco pronunció una palabra: jaque. 

FUENTE: PÁGINA 12 – CULTURA – Ajedrez – Por Juan Pablo Csipka

PEQUEÑAS GRANDES POTENCIAS – PARTE II

Las repúblicas marítimas, señoras del mediterráneo en la edad media.

EL ÚLTIMO RUGIDO DEL LEÓN

El 30 de abril Napoleón se encontraba en Marghera; solo un brazo de la laguna lo separaba de Venecia. El general mandó un ultimátum a la ciudad, con dos exigencias simples e innegociables: una alianza militar con Francia y la transformación de las instituciones para terminar con el gobierno de los aristócratas. 

Sin embargo, se trataba de un pretexto ya que, a pesar de la respuesta favorable de la Señoría veneciana, dos días más tarde declaró la guerra.

El gobierno veneciano se encontraba ante dos alternativas: rendir la ciudad sin ofrecer resistencia o retirarse con la flota a Dalmacia -última posesión veneciana en el Adriático junto con la península de Istria- y organizar desde allí una reconquista de la ciudad. Finalmente se optó por la primera opción pues, aunque la resistencia era factible, pesaba el temor a eventuales revueltas populares que fueran sofocadas violentamente por el ejército de Bonaparte. 

Así pues, para proteger a la población, el anciano doge Lodovico Manin, jefe de estado de la República de Venecia, dio la orden a las tropas de la ciudad de rendirse y entregar sus insignias, para satisfacción de algunos miembros del Consejo Mayor sospechosos de tener simpatías jacobinas.

La reacción fue exactamente la que había temido el doge. “A escondidas y cabizbajos, los protagonistas de la abdicación se dispusieron a volver a casa. La multitud, que no entendía qué sucedía, callaba y esperaba”, escribió el historiador Giacomo Lombroso. 

“Entonces el viejo general Salimbeni (a quien los rumores señalaban como jacobino), informado de lo acontecido, creyó dar inicio a las aclamaciones gritando: ‘¡Viva la libertad!’. Le respondió un tenebroso silencio, cargado de tempestad. 

Perturbado, el general se refugió en el viejo grito que había resonado bajo las murallas de San Juan de Acre y de Constantinopla, que había agitado a las multitudes de campesinos en la época de Cambrai, que había llevado a patricios y plebeyos al contraataque bajo las murallas de la asediada Candia.

 Pero a su ‘¡Viva San Marcos!’ le respondió un grito de la multitud: ‘¡Viva la República!’. Fue la señal de un estallido de cólera violentísimo, de un tumulto como Venecia no veía desde hacía siglos. De todas partes salieron banderas con el león de San Marcos, se alzaron los estandartes en las astas de la Plaza: El grito de ‘¡Viva San Marcos!’ resonaba una y otra vez”.

A pesar de los intentos por evitarlo Venecia fue saqueada por las tropas de Napoleón, algo que dejaría una huella muy honda en el recuerdo de los venecianos.

Temiendo que las tropas de Napoleón entraran en la ciudad al tener noticia de la revuelta, fueron los propios magistrados venecianos quienes ordenaron sofocar los disturbios a golpe de artillería e instaron a los sublevados a reconocer a los líderes jacobinos como gobierno provisional de la ciudad. 

Aun así los disturbios continuaron y desembocaron en una feroz persecución de las autoridades francesas contra el más mínimo acto de oposición.

A ello se sumó el saqueo de los tesoros de la ciudad por parte de las tropas napoleónicas, a pesar de los esfuerzos de los magistrados venecianos por evitarlo: los palacios e iglesias fueron despojados de sus obras de arte, incluyendo los icónicos caballos de bronce de la Basílica de San Marcos, que a su vez los venecianos habían tomado del saqueo de Constantinopla en 1204 y que fueron llevados a París. 

La humillación final fue la destrucción de la emblemática nave almirante de la República, el Bucintoro, considerado un tesoro nacional y un símbolo de Venecia, para apropiarse del oro con el que estaba recubierta. El saqueo de la ciudad dejaría una huella muy honda en el recuerdo de los venecianos.

El Bucintoro en el muelle el día de la Ascensión

EL BUCINTORO EN EL MUELLE EL DÍA DE LA ASCENSIÓNEl cuadro de Canaletto “El Bucintoro en el muelle el día de la Ascensión” retrata una de las fiestas más importantes de Venecia: los Esponsales del Mar.Imagen: Antonio Canal (Canaletto) / CC

Desde el Bucintoro (cuyo nombre significaba “barco de oro”), el doge lanzaba un anillo a la laguna como símbolo del dominio de Venecia sobre el mar. La destrucción de esta nave no fue solo un acto de saqueo sino una manera de escenificar el final del poder de Venecia, una humillación que la ciudad nunca olvidaría.

EL OCASO DE LA SERENÍSIMA REPÚBLICA

Como sucedería tantas otras veces en la meteórica carrera de Napoleón, Venecia se convirtió en una pieza de cambio para las ambiciones del general. Cuando la necesidad lo empujó a negociar la paz con Austria, el Véneto fue ofrecido como compensación y se convirtió en una provincia del Imperio Austríaco. Aquella humillación no fue olvidada y motivaría, décadas después, la voluntad del nacionalismo italiano de expulsar a las potencias extranjeras de la península.

William Wordsworth, uno de los grandes poetas del Romanticismo inglés, fue testigo del ocaso de la que había sido una de las mayores potencias marítimas de Europa y dejó constancia de ello en su poema La extinción de la República Veneciana:

“Una vez tuvo de Oriente la suntuosidad;

Y fue también baluarte de Occidente:

Su valor nunca cayó desde naciente,

Venecia, la hija mayor de la Libertad.

Era una ciudad brillante, libre y doncella;

Ninguna astucia ni fuerza la sometió a ella;

Y cuando tuvo que tomar pareja,

Eligió con el Mar eterno desposarse.

Y si hubiera visto sus glorias difuminarse,

Títulos y gloria decaer al volverse vieja;

Algún tributo de arrepentimiento habrá que pagar

Cuando su larga vida llegue al día final:

Hombres somos, y le debemos luto fatal

Cuando la sombra de su grandeza se deba marchar”.

Napoleón en italia, la batalla de marengo

Tras tomar el poder mediante un golpe de Estado, Napoleón Bonaparte atravesó los Alpes para enfrentarse a los austríacos en Italia; su gran victoria en Marengo fue la primera en su carrera por el dominio de Europa

A finales de mayo de 1800, llegó a París un boletín militar que provocó una instantánea oleada de emoción. 

Era el primer informe que se recibía sobre la marcha de la expedición militar del general Bonaparte al norte de Italia, de donde quería expulsar al ejército del emperador de Austria. Hacía apenas seis meses que el militar corso había dado un golpe de Estado y se había convertido en el hombre fuerte de la República francesa con el título de primer cónsul.

369045

El Palacio de Schönbrunn, residencia de verano del monarca austríaco Francisco II, Napoleón se instalaría allí durante las campañas de 1805 y 1809. A partir de 1814, su hijo, el rey de Roma, se crió en el palacio.- Foto: Rainer Mira / Look – Foto / Gtres

Su campaña en Italia era la primera que llevaba a cabo desde su nuevo cargo y todos estaban pendientes del resultado. El boletín informaba de la primera etapa de la expedición, la travesía de los Alpes

Emulando la gesta del cartaginés Aníbal al pasar la cordillera con sus elefantes y lanzarse a la conquista de Roma, Bonaparte había llevado a su ejército de 50.000 hombres por la ruta más directa, pero también la más difícil, a través del paso del Gran San Bernardo. 

El paisaje grandioso era el marco ideal para lo que el boletín presentaba como una gesta heroica:”El primer cónsul ha descendido de lo alto del San Bernardo arrastrándose sobre la nieve, atravesando precipicios y deslizándose sobre los torrentes”.

Lo cierto es que el puerto, en plena primavera, seguía nevado y las tropas avanzaron con dificultad. Más tarde, la leyenda recordará la imagen pintada por David de un Bonaparte franqueando el paso montado en un caballo encabritado, aunque en realidad subió la cuesta a lomos de una mula, y a veces incluso a pie. 

Ya del otro lado de la montaña, el ejército atravesó Aosta sin encontrar más dificultades que la de sortear el fuerte de Bard, donde los austríacos habían emplazado una poderosa artillería.

¿DÓNDE ESTÁN LOS AUSTRÍACOS?

La maniobra francesa consiguió sorprender a los austríacos. Tras unas cuantas escaramuzas, el primer cónsul llegó el 2 de junio a Milán. Su propósito era atacar desde allí, por la retaguardia, al ejército austríaco del general Melas. Bonaparte contaba con la ayuda de otro cuerpo del ejército francés presente en Italia, concretamente en Génova, al mando del general Masséna. 

Pero justo entonces éste decidió rendirse ante los austríacos, que mantenían sitiada la ciudad, con lo que el ejército austríaco al mando del general Ott pudo reunirse con los otros contingentes para hacer frente a Bonaparte. 

Pese a ello, Bonaparte decidió pasar a la ofensiva y, tomando la dirección de la ciudad de Alessandria, en el Piamonte, empezó a perseguir a Melas. El 9 de junio, Lannes, junto a la vanguardia del contingente de reserva, desbarató a los austríacos del general Ott en Montebello. Cinco días más tarde, el 14 de junio, las tropas francesas llegaron a las afueras de Marengo, un pueblecito al sureste de Alessandria, a cien kilómetros de Milán.

Marengo, un pueblecito al sureste de Alessandria, a 100 kilómetros de Milán

FUENTE: National Geographic – Historia – Por Abel de Medici

UNA HISTORIA DIGNA DE RAPUNZEL.

Las Kardashians del siglo XIX: auge y caída de las siete hermanas Sutherland.

Famosas gracias a sus largos cabellos, se convirtieron en celebridades que vivieron una vida de excesos y acabaron muriendo en la más absoluta pobreza.

Para las mujeres, el pelo es uno de sus bienes más preciados y no pocas han salido de la peluquería con lágrimas en los ojos después de un corte poco favorecedor (por mucho que tengamos constancia de que crece). 

La moda ha cambiado mucho a lo largo de la historia, y el pelo siempre ha formado parte de la misma: mientras que la ‘garçonne’ se cortaba el pelo para demostrar emancipación y rebelarse contra la tradición, la mujer victoriana de clase acomodada no se cortaba el pelo jamás para demostrar con ello su posición privilegiada. 

Y justamente de pelos largos va esta historia. Con el perdón de las Kardashians, los americanos tuvieron hace más de 100 años otro grupo de hermanas igual de famosas que las del reality, a las que algunos denominan incluso como las primeras modelos del país: las hermanas Sutherland. 

Su curiosa historia comienza en el condado de Niágara, en Nueva York, concretamente en un pequeño pueblo llamado Cambria. Aunque las siete hermanas hacían giras musicales, cosecharon éxito gracias a sus largas cabelleras, que llamaban la atención del público Las hermanas (Sarah, Victoria, Isabella, Grace, Naomi, Dora y Mary) no tuvieron una infancia especialmente feliz: descalzas y harapientas se dedicaban a cuidar pavos en la granja familiar, nacieron entre 1851 y 1865, y en un principio se interesaban por la música. 

De hecho, aprendieron a cantar y tocar varios instrumentos, y formaron un coro ambulante que cosechó cierto éxito. Sorprendentemente, no eran sus cualidades musicales lo que atraía al público (como el padre, Fletcher Sutherland, descubriría) sino sus largas cabelleras. 

Quizá eran pobres, pero no escatimaban en gastos en lo que a su pelo se refiere. La madre de las niñas había inventado un ungüento de olor nauseabundo, pero que, según aseguraba, hacía que el pelo de sus hijas creciera mucho más rápido y fuerte.  

Como explica el biógrafo Brandon Stickney, pronto, el progenitor vio un futuro potencialmente económico en los cabellos de sus hijas y explotó la imagen de las ‘Seven Sutherland Sisters’, a las que las grandes compañías itinerantes e incluso algunos circos se rifaban, al más puro estilo El hombre elefante. 

En aquella época todo lo que fuera diferente atraía al público, y el cabello a lo Rapunzel de las niñas (a las que apodaron ‘las siete maravillas’) los embelesó. 

El pelo de Victoria, la segunda hermana, que era el más largo, medía dos metros de largo y si lo dejaba suelto se arrastraba por detrás. El hecho de que fueran siete, un número bíblico, también aportaba cierto misticismo a las jóvenes, que se dedicaron a participar en vodeviles y a realizar giras. 

El padre patentó un crecepelo milagroso y en el primer año obtuvo unos 90.000 dólares de beneficio, gracias a la fama de las hermanas De hecho, llegaron a actuar en Broadway y en 1884, firmaron contrato con Barnum and Bailey S para el circo ‘El espectáculo más grande de la tierra’. 

Por aquel entonces ya eran famosas, vendían pósters y las reconocían por la calle, e incluso en varias ocasiones algunos fans intentaron cortarles el pelo o les ofrecían determinado dinero si lo hacían. Como la madre había muerto en 1867, unos años antes, y como señalamos anteriormente era la que se encargaba del extraño mejunje, el padre intentó reinventar (o, simplemente, crear) un tónico crecepelo milagroso, y, ¿qué mejores ejemplos de lo que el producto podía hacer que sus propias hijas? 

No le fue mal, por lo menos al principio. Aseguraba que el tónico era lo que le había ayudado a prevenir su propia calvicie. En el primer año obtuvo unos 90.000 dólares de beneficio, gracias a la fama de las hermanas y las ganancias ascendieron con el paso del tiempo hasta los tres millones gracias a sus tácticas de marketing: cada botella podía venderse por 50 centavos o 1,50 dólares, que podía ser el sueldo de una semana de un estadounidense en aquella época. 

Las hermanas, por su parte, siguieron cosechando fama y siendo portada de algunos periódicos de la época que iban desde ‘The New York Times’ al ‘The New Yorker’. Las hermanas seguían modelando y se convirtieron en auténticas celebridades: en 1893 construyeron una increíble mansión en Cambria. 

Durante años, las hermanas continuaron cediendo su imagen para el milagroso tónico y crearon algunos eslóganes como “el cabello de una mujer es su gloria suprema” o “recuerden señoras, es el cabello, no el sombrero, lo que las hace hermosas”. 

Eran modelos de cabello en las ventanas de las farmacias, daban consejos de belleza y seguían haciendo giras de canto. Abrieron oficinas en Nueva York, Filadelfia, Chicago, Toronto o La Habana y se convirtieron en auténticas celebridades a las que no les faltaron pretendientes, aunque Sarah, Mary, Grace y Dora jamás se casaron, quizá para poder continuar teniendo pleno control sobre su riqueza. 

Las siete hermanas comenzaron a vivir una vida de opulencia, sin escatimar en gastos, y en 1893 construyeron una increíble mansión en la zona de Cambria donde habían vivido modestamente de niñas. Contaban con 14 habitaciones, pisos de madera, candelabros de cristal, camas importadas de Europa o baños de mármol con agua corriente fría y caliente. 

Aunque de cara la galería seguían mostrando una imagen ejemplar, comenzaron a surgir rumores sobre sus fiestas y excesos, así como historias acerca de que practicaban espiritismo o tenían varios amantes. 

El cambio de siglo, la Primera Guerra Mundial y la llegada de las flappers marcaron el principio del final de la fama de las hermanas Pero nada es eterno. 

Con el advenimiento del nuevo siglo y la llegada de la Primera Guerra Mundial, las mujeres comenzaron a cortarse el cabello por pura comodidad, hasta la llegada de las flappers, que marcaría el principio del final para las Sutherland, que habían hecho del pelo largo su seña de identidad. 

Intentaron vender su historia en Hollywood, pero no lo lograron, y para entonces habían gastado prácticamente toda su fortuna y estaban arruinadas. 

En 1936 la corporación de las Sutherland cerró definitivamente y el 24 de enero de 1938 la mansión, que llevaba años abandonada, se quemó por completo. De las dos hermanas que quedaron, Mary murió internada en un asilo, y Grace (la más longeva) en la más absoluta pobreza en 1946, tenía 92 años. 

Como no había espacio en el mausoleo de sus hermanas fue enterrada en una tumba sin nombre. Un final bastante amargo para un cuento de hadas digno de la mismísima Rapunzel.

FUENTE: Alma, corazón y vida – Por A.N.

Los Illuminati

12 preguntas sobre una de las sociedades secretas más fascinantes de la historia.

Los Illuminati es un nombre que se le da tanto a una sociedad real formada hace 245 años como a una ficticia.

La ficticia ha alimentado las teorías de la conspiración durante años, con personas que afirman que es una organización mundial secreta y misteriosa cuya intención es dominar el mundo, además de estar detrás de algunas de las revoluciones y asesinatos más grandes de la historia.

Pero, ¿quiénes eran realmente los Illuminati y de verdad controlaban el mundo?

Esto es lo que sabemos sobre una de las sociedades secretas más atrayentes de la historia.

1. ¿Cuáles fueron los Illuminati originales?

La Orden de los Iluminados o los Illuminati eran una sociedad secreta formada en Baviera (ahora parte de la Alemania moderna) que existió desde 1776 hasta 1785; sus miembros originalmente se referían a sí mismos como perfectibilistas.

El grupo se inspiró en los ideales de la Ilustración y fue fundado por el profesor de derecho canónico Adam Weishaupt. Quería promover la educación de la razón y la filantropía y oponerse a la superstición y la influencia religiosa en la sociedad.

Weishaupt buscó cambiar la forma en que se administraban los estados en Europa, eliminando la influencia de la religión en el gobierno y brindando a la gente una nueva fuente de “iluminación”.

Se cree que la primera reunión de los Illuminati de Baviera se llevó a cabo en un bosque cerca de Ingolstadt el 1 de mayo de 1776. Ahí, cinco hombres establecieron las reglas que regirán la orden secreta.

Con el tiempo, los objetivos del grupo se centraron en influir en las decisiones políticas y alterar instituciones como la monarquía y la Iglesia.

Algunos miembros de los Illuminati se unieron a los masones para reclutar nuevos miembros.

Un pájaro conocido como el ‘búho de Minerva’ (Minerva es la antigua diosa romana de la sabiduría) eventualmente se convirtió en su símbolo principal.

GETTY IMAGES

El Athene noctua, o mochuelo europeo, era el animal sagrado de la diosa Atenea de la mitología griega, y en la cultura romana, el ave de Minerva.

2. ¿Cómo se relacionan los Illuminati con los masones?

Los masones son una orden fraternal que se desarrolló a partir de los gremios de canteros y constructores de catedrales de la Edad Media.

En algunos países, especialmente en EE.UU., ha habido históricamente cierta paranoia sobre los masones; en 1828, incluso se estableció un movimiento político de un solo tema conocido como el Partido Anti-Masónico.

Debido a que los Illuminati originalmente reclutaron masones, los dos grupos a menudo se han confundido el uno con el otro.

3. ¿Cómo podrías unirte a los Illuminati?

Para unirse a los Illuminati, tenías que contar con el pleno consentimiento de los otros miembros, poseer riqueza y tener una buena reputación dentro de una familia adecuada.

Además, había un sistema jerárquico para la membrecía Illuminati.

Después de ingresar como ‘novato’, te graduabas como un ‘minerval’ y luego, un ‘minerval iluminado’, aunque esta estructura se volvió más complicada, requiriendo 13 grados de iniciación para convertirse en miembro.

GETTY IMAGES

Una representación del siglo XIX de un ritual de iniciación Illuminati. En realidad, quedan escasos detalles sobre la verdadera naturaleza de la ceremonia.

4. ¿Los Illuminati utilizaban rituales?

Usaban rituales -aunque la mayoría siguen siendo desconocidos-, y usaban seudónimos para mantener en secreto las identidades de los miembros.

Sin embargo, gracias a documentos secretos incautados, se sabe cómo los novatos podían pasar a un nivel superior dentro de la jerarquía de los Illuminati:

  • tenían que compilar un informe sobre todos los libros que poseían,
  • escribir una lista de sus debilidades,
  • y revelar los nombres de los enemigos que tenían.

El novato entonces prometía sacrificar los intereses personales por el bien de la sociedad.

5. ¿Qué es el ojo que todo lo ve?

El “Ojo de la Providencia”, un símbolo que se asemeja a un ojo dentro de un triángulo, aparece en las iglesias de todo el mundo, así como en los edificios masónicos y el billete de un dólar estadounidense.

Además de estar asociado con la masonería, también se ha relacionado con los Illuminati como símbolo del control y vigilancia del mundo por parte del grupo.

La pirámide y el ojo que todo lo ve, símbolos utilizados en el Gran Sello de los Estados Unidos e impresos en papel moneda estadounidense.

FUENTE DE LA IMAGEN,

GETTY IMAGES

La pirámide y el ojo que todo lo ve, símbolos utilizados en el Gran Sello de los Estados Unidos e impresos en papel moneda estadounidense.

Originalmente es un emblema cristiano, “el ojo que todo lo ve” se ha utilizado en pinturas para representar la vigilancia de Dios sobre la humanidad.

En el siglo XVIII, comenzó a utilizarse de nuevas formas, por ejemplo, en La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano de Jean-Jacques-François Le Barbier, una versión ilustrada del documento de derechos humanos adoptado por la Asamblea Constituyente Nacional de Francia en 1789.

En ese caso, representa un instrumento de la razón paternalista, vigilando la nación recientemente democrática.

No existe un vínculo oficial entre el ojo que todo lo ve y los Illuminati; la conexión que se le asigna probablemente se deba al hecho de que el grupo original compartía similitudes con los masones, que usaban la imagen como símbolo de Dios.

6. ¿Lograron los Illuminati dominar el mundo?

Algunas personas creen que los Illuminati controlan el mundo de hoy, lo que supone que son tan reservados que pocos lo saben.

Como muchos miembros de la Orden de los Iluminados se infiltraron en los masones y viceversa, es difícil juzgar el éxito de los Illuminati, pero la mayoría de los historiadores creen que el grupo original solo logró tener una influencia moderada.

7. ¿Hubo algún miembro famoso Illuminati?

Para 1782, los Illuminati habían crecido a alrededor de 600 miembros, entre ellos nobles alemanes como el barón Adolph von Knigge, quien, como ex francmasón, ayudó a darle forma a la organización y expansión del grupo.

Inicialmente, los estudiantes de Weishaupt eran los únicos miembros, pero pronto se unieron médicos, abogados e intelectuales.

En 1784 había entre 2.000 y 3.000 miembros Illuminati. Algunas fuentes dicen que el renombrado escritor Johann Wolfgang von Goethe también se unió, pero esto se discute.

8. ¿Por qué desaparecieron los Illuminati?

En 1784, Karl Theodor, duque de Baviera, prohibió la creación de cualquier tipo de sociedad no autorizada previamente por la ley y al año siguiente aprobó un segundo edicto, que prohibía expresamente a los Illuminati.

Durante el arresto de presuntos miembros de los Illuminati, se encontraron documentos comprometedores (que defendían ideas como el ateísmo y el suicidio) en su poder, así como instrucciones para realizar abortos.

Eso cimentó la creencia de que el grupo era una amenaza tanto para el Estado como para la Iglesia.

Después de eso, la Orden de los Iluminados parece haber desaparecido, aunque algunos creen que continuó viva.

9. ¿Qué le pasó a Adam Weishaupt?

GETTY IMAGES

Johann Adam Weishaupt (1748-1830), filósofo alemán, fundador de la Orden de la Sociedad Secreta Illuminati.

Adam Weishaupt finalmente fue despojado de su puesto en la Universidad de Ingolstadt.

Después de ser exiliado de Baviera, pasó el resto de su vida en Gotha, Turingia, y murió en 1830.

10. ¿Por qué perduró el mito de los Illuminati?

Desde el momento en que se disolvieron, las teorías de conspiración sobre los Illuminati comenzaron a afianzarse.

En 1797, el publicista francés y sacerdote jesuita Abbé Augustin Barruel sugirió que sociedades secretas como la Orden de los Iluminados habían encabezado la Revolución Francesa.

El primer presidente de EE.UU., George Washington, escribió una carta al año siguiente en la que decía que creía que se había evitado la amenaza de los Illuminati, añadiendo más leña a la idea de que la orden todavía existía.

Más tarde aparecieron libros y sermones condenando al grupo, y el tercer presidente de Estados Unidos, Thomas Jefferson, fue acusado falsamente de ser miembro.

11. ¿Por qué la gente todavía cree en los Illuminati hoy?

La idea de un Illuminati que domine el mundo nunca ha desaparecido del todo y todavía se infiltra en la cultura popular.

En 1963, se publicó un texto llamado “Principia Discordia”, que promovía un sistema de creencias alternativo conocido como ‘Discordianismo’.

Llamando al anarquismo y la desobediencia civil perpetrando engaños, sus seguidores incluyeron al escritor Robert Anton Wilson.

Algunos seguidores del discordianismo enviaron cartas falsas a revistas afirmando que eventos como el asesinato del presidente estadounidense John F Kennedy habían sido obra de los Illuminati.

Wilson publicó más tarde un libro con Robert Shea, “The Illuminatus! Trilogy”, que se convirtió en un éxito de culto e inspiró un nuevo género de ficción conspirativa, incluida la novela de Dan Brown (y la película posterior) “Ángeles & Demonios”.

Los Illuminati también fueron conectados con el satanismo y otros ideales que estaban muy lejos de los asociados con el grupo bávaro original del siglo XVIII.

12. ¿Qué es el Nuevo Orden Mundial y cómo se conecta con los Illuminati?

Aquellos que creen en la teoría de un Nuevo Orden Mundial creen que un grupo de élite de personas está tratando de gobernar el mundo.

Además de los presidentes de Estados Unidos, varias estrellas del pop han sido acusadas de ser miembros, incluidas Beyoncé y Jay-Z. Ambos han negado las afirmaciones.

FUENTE:

  • Emma Slattery Williams
  • BBC History Revealed