El Punto Nemo: el lugar más inaccesible de la Tierra donde los humanos más cercanos son los astronautas.

Si deseas profundizar sobre este tema; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Una versión anterior de este artículo se publicó en 2016.

Pese a su aparente dominio de los mares y las tierras, el ser humano  tiende a vivir cada vez más concentrado. En rigor, ocupamos un  porcentaje diminuto del territorio total del planeta Tierra,  aunque consumamos sus recursos de forma generalizada e intensa. De modo  que hay un montón de lugares en el mundo, ya sean terrestres,  habitados, deshabitados o marítimos, a los que tenemos un limitado o casi inexistente acceso.

El fenómeno es fascinante y se puede agrupar bajo la categoría «polos de inaccesibilidad«  de la Tierra, lugares tan remotos cuya mera existencia torna en  imaginación para la mayoría de los seres humanos que han habitado jamás  el planeta. Pero de entre todos ellos, algunos célebres y bien  documentados, destaca uno por encima de los demás: el Punto Nemo, un lugar tan lejos de todo que los seres humanos más cercanos a él son los tripulantes de la Estación Espacial Internacional cuando eventualmente lo orbitan.

No es una exageración: mientras la ISS se pasea por la superficie  terrestre a 400 kilómetros de altura, el Punto Nemo está a más de 2.600 kilómetros del punto terrestre más cercano. Es una nada gigantesca repleta de  agua. Pero el dato sobre los astronautas tiene cierto truco: muchos de  los polos también cuentan a astronautas entre sus viajeros más  regulares, dado que sobre plano, en la superficie, están a miles de  kilómetros del punto más habitado.

Un cementerio espacial y el hogar de Chtulhu

¿Es relevante? No demasiado. Medido en distancia, el espacio no está tan lejos. Como acuñó célebremente el astrónomo Fred Hoyle, el espacio no es tan remoto: sólo son un par de horas al volante de un coche.

Eso sí, el Punto Nemo sí tiene una relación especial con los objetos  espaciales: dado que está de espaldas a la civilización y nadie suele  tener el más mínimo interés en circular por allí, se utiliza como  cementerio espacial, y muchos de los satélites de las agencias  espaciales, especialmente de la NASA, terminan sus días hábiles sumergidos en sus profundidades marinas.

La Tierra, aunque no lo parezca.

Dejando a un lado el espacio (la cuestión no es cómo de lejos está  sino cuánto tiempo puedes quedarte allí y, ante todo, cómo llegar allí),  lo cierto es que el Punto Nemo es el absoluto vacío del planeta.  Situado sobre la Antártida, en aisladísimo punto del Pacífico Sur, el  Punto Nemo ha sido hollado en algunas ocasiones por aventureros a lomos  de alguna embarcación por el mero placer de contar el reto. Porque ninguna ruta comercial o turística cruza el punto.

Una imagen vale más que mil palabras. Esto que vemos debajo de estas  líneas es, aunque no lo parezca, nuestro planeta. En concreto, el vasto  Océano Pacífico, la masa de agua continua más grande que existe. El  Punto Nemo se halla marcado en rojo. Yup, es abrumador.

Tierra punto

Está tan lejos, es tan misterioso que H. P. Lovecraft utilizó una  localización muy aproximada para imaginar el hogar de Chtulhu, R’lyeh.

(No) hay vida más allá del océano

Los océanos están repletos de lugares tan lejanos de cualquier costa  que requerirían días e incluso semanas (quince días se pierden en el  calendario para llegar al Punto Nemo, y ese es el récord más veloz),  pero también los continentes. Cada uno tiene el suyo. El de Eurasia,  por ejemplo, está en China, cerca de la frontera de Kazajistán (una  frase que es una fiesta de gozo y alegría en sí misma). En África, está  en la República Centroafricana, cerca de Sudán del Sur.

Pero ambos son lugares comunes para los seres humanos. Están  habitados, tienen pueblos o ciudades cerca. Sólo son remotos en los  mapas, nada más, pero se puede llegar a ellos de forma razonable y breve.

Tierra.

¿Qué hay de los lugares realmente alejados del resto de almas humanas  a los que llegar se antoja una odisea alucinante? El más espectacular  de todos los habitados también está en medio del océano. En concreto, en  el Atlántico, y se llama Tristan da Cunha, una diminuta isla aún englobada bajo los territorios de ultramar del Reino Unido y disfrutada en su virginidad por apenas 300 habitantes. Su vecino más cercano, a 2.000 kilómetros, es la isla de Santa Elena (la de Napoleón), que a su vez está a 1.950 kilómetros de Namibia.

Es, literalmente, el culo del mundo.

Del mundo conocido y disfrutado por el ser humano. Hay numerosas  islas semejantes repartidas por los océanos, pero casi todas son  relativamente accesibles. La peculiaridad de Tristan da Cunha reside en  que no tiene aeropuerto y en que sólo se puede llegar a través de una  línea comercial marítima cuya frecuencia es de una decena de veces al año. Es decir, si llegas, ten claro que es para no salir en mucho (mucho) tiempo.

La isla Bouvet.

La isla Bouvet, vista a 200 kilómetros de altura. La nada le rodea: es el punto de tierra firme, habitado o sin habitar, más aislado y remoto del mundo (y de Noruega).

Europa.

Algo de perspectiva: esto es Europa a 200 kilómetros de altura, exactamente la altura a la que ha sido capturada la imagen anterior de la isla Bouvet.

¿Pero qué hay de esos otros lugares del mundo en los que podemos  poner pie y que están lejos de cualquier ser humano? Si quisiéramos  buscar un lugar donde montar una cabaña para estar en la más absoluta de  las soledades, tendríamos que trasladarnos hasta la isla Bouvet, un peñasco cubierto de nieve y hielo diminuto e imperceptible y reclamado, en pleno Atlántico Sur, por la simpática nación de Noruega (primera en llegar al Polo Sur).

La isla Bouvet está a 2.400 kilómetros del continente africano y a 1.700 por encima de la Antártida. Tendrías que navegar la distancia  equivalente entre Madrid y Londres para llegar al continente más  deshabitado de todos, y la distancia que separa a Barcelona de Varsovia  para llegar… A Tristan da Cunha, a su vez el lugar habitado más remoto  e inaccesible del mundo, cuyo aeropuerto más cercano está a 7 días en  barco (privado) y su costa continental más accesible a un incierta línea  de ridícula frecuencia en dirección Sudáfrica.

Visita a Lenin en lo más remoto de la Antártida

Pero en términos continentales, parece razonable plantearse que sea en la Antártida donde se encuentre el punto terrestre y no rodeado enteramente por agua  donde podamos vivir en paz, por fin, lejos de toda humanidad. Pues  bien, malas noticias: no es el Polo Sur. Allí se llegó a principios del  siglo XX y decidimos quedarnos. Hay gente viviendo de forma permanente,  de modo que tendríamos que andar toda la absoluta nada antártica para  encontrarnos con el punto de inaccesibilidad del Polo Sur: una estatua  de Lenin.

La más absoluta de las nadas: el punto de inaccesibilidad de la Antártida.

La más absoluta de las nadas: el punto de inaccesibilidad de la Antártida.

Sí, hay un busto de Lenin ahí.

Sí, hay un busto de Lenin ahí.

Los soviéticos también se animaron a explorar el continente helado en los cincuenta, y fueron los primeros en llegar al punto más alejado del mar dentro de la Antártida. Está a unos 800 kilómetros del Polo Sur y hay un refugio, ya cubierto por la nieve,  sobre el que sobresale un busto de Lenin, colocado allí para rememorar  la hazaña. Desde entonces, sólo un puñado de expediciones más han vuelto  al lugar de los hechos (la última en 2011), contándose entre ellas una impresionante aventura polar española en 2005.

Por último, merece la pena hablar del Ártico, el que parece el océano  más pequeño. Al fin y al cabo las costas de dos continentes están  cercas, ¿verdad? Sólo en los deformes mapas: la realidad es que en medio del océano se puede llegar a estar a más de 1.000 kilómetros (de hielo, de vacío existencial y físico) de la costa más cercana). Y se cree que nunca, nadie, lo ha pisado jamás.

Imagen de portada: Gentileza de MAGNET

FUENTE RESPONSABLE: Magnet. Por M.Ohorte. Noviembre 2021

Un mundo fascinante/Viajes/Mundo/Antartida/Punto Nemo

No es ciencia ficción: científicos crearon «robots vivientes» capaces de reproducirse.

Los investigadores dicen que la nueva investigación puede ser beneficiosa en términos de aplicaciones en el campo médico. Los detalles

Un grupo de científicos de Estados Unidos creó los primeros xenobots a partir de células vivas de embriones de rana y recientemente descubrieron que son capaces de autorreproducirse.

Los investigadores de las universidades de Vermont, Tufts y el Instituto Wyss de Ingeniería de Inspiración Biológica de la Universidad de Harvard aseguraron que se trata de una forma completamente nueva de reproducción biológica diferente de cualquiera que la ciencia tenga constancia en organismos animales o vegetales. «La gente ha pensado durante bastante tiempo que hemos descubierto todas las formas en que la vida puede reproducirse o replicarse. Pero esto es algo que nunca se había observado antes», señaló el biólogo Douglas Blackiston.

En un comunicado los especialistas revelaron que los biorobots logran encontrar células individuales, reunirlas en su ‘boca’ y tras unos días, obtener nuevos xeno bots idénticos a ellos, que una vez se liberan, también repiten el proceso. «Con el diseño correcto, se replicarán espontáneamente», dijo el científico Joshua Bongard.

Por su parte, Sam Kriegman, el autor principal del nuevo estudio, explicó que inicialmente se crearon los xenobots padres con forma de Pac-Man, que a su vez «generaron hijos, quienes generaron nietos, quienes crearon bisnietos, quienes generaron tataranietos». «Tenemos el genoma de la rana completo e inalterado», agregó el biólogo Michael Levin, «pero no dio indicios de que estas células puedan trabajar juntas en esta nueva tarea» de reunir células separadas y convertirlas en autocopias funcionales.

Según publicó RT, los investigadores comentaron que la replicación cinemática, a pesar de ser bien conocida a nivel de moléculas, nunca antes se había observado en células u organismos completos. Sin embargo, aseguraron que a pesar de que el hallazgo pueda generar preocupación, o incluso terror en ciertas personas, en realidad no debería de verse como una amenaza.

«Lo que representa un riesgo es la próxima pandemia; acelerar el daño al ecosistema causado por la contaminación; intensificando las amenazas del cambio climático», señaló Bongard. «Este es un sistema ideal para estudiar sistemas autorreplicantes. Tenemos un imperativo moral de entender las condiciones bajo las cuales podemos controlarlo, dirigirlo, apagarlo, exagerarlo», dijo.

Imagen de portada: Revelaron que los biorobots logran encontrar células individuales. (Captura de video)

FUENTE RESPONSABLE: ROSARIO 3. Noviembre 2021

Ciencia/Investigación/Mundo/Sociedad y Cultura

El río Támesis, «biológicamente muerto», ahora es el hogar de tiburones.

Aunque algunas partes del río fueron declaradas “biológicamente muertas” en 1957, el río que atraviesa Londres es ahora el hogar de tres tipos de tiburones: el cazón, la musola dentada y el tiburón spurdo.

Hoy en día, el río es un ecosistema próspero “hogar de una miríada de vida silvestre tan diversa como el propio Londres”, dijo la ZSL en su reporte State of the Thames | BLOOMBERG.

Hay tiburones en el río Támesis. Aunque algunas partes del río fueron declaradas “biológicamente muertas” en 1957, el Támesis es ahora el hogar de tres tipos de tiburones: el cazón, la musola dentuda y el tiburón spurdo, según la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL, por sus siglas en inglés).

Hoy en día, el río es un ecosistema próspero “hogar de una miríada de vida silvestre tan diversa como el propio Londres”, dijo la ZSL en su reporte State of the Thames, una mirada completa a la vía fluvial desde la década de 1950 hasta la actualidad. El río de 346 kilómetros ahora alberga 115 especies de peces y vida silvestre, desde caballitos de mar hasta focas.

Si bien el Támesis ya no está “biológicamente muerto”, el cambio climático amenaza el ecosistema y los animales que dependen de él. La ZSL, una organización benéfica dedicada a la conservación mundial de los animales, lanzó en 2020 el Greater Thames Shark Project con el fin de recopilar datos sobre las especies de tiburones en peligro de extinción que habitan en el estuario exterior.

El proyecto anima a las personas que pescan en el río y que capturan un tiburón con una etiqueta amarilla en la aleta a registrar detalles sobre el animal en línea.Los tiburones tipo cazón pueden crecer hasta 2 metros de largo y pueden vivir más de 50 años.

La especie está clasificada como en peligro crítico en todo el mundo, según la Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN.

Las otras dos especies de tiburones que se encuentran en el Támesis son más pequeñas y también están en peligro. Los tiburones musola estrellados han sido designados recientemente como casi amenazados. El spurdo se ha vuelto vulnerable a la extinción debido a la sobrepesca.

Imagen de portada: Gentileza de Bloomberg

FUENTE RESPONSABLE: Editorial Perfil (BLOOMBERG)  Por Norah Mulinda

Cambio Climático/Contaminación Ambiental/Sociedad/Mundo

Alarma mundial: este será “el genocidio del siglo XXI” según especialistas.

Un grupo de expertos está trabajando para que el Estatuto de Roma, de la Corte Penal Internacional (CPI), sea modificado e incluya entre sus crímenes al ecocidio.

Si deseas profundizar sobre esta información cliquea por favor en donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Matar el propio hogar. Esa es la definición de la palabra greco latina “ecocidio”, que hoy está adquiriendo cada vez más notoriedad en el mundo debido a la emergencia climática.

La pesca industrial que conlleva a la pérdida de múltiples especies; los vertidos de petróleo; la ganadería intensiva que causa deforestación en zonas como la Amazonía; y la contaminación por plástico que termina colapsando algunas áreas del océano, son algunos de los ejemplos de estos actos que causan graves daños medioambientales.

Ante esta situación, científicos, académicos y líderes ambientalistas de distintos países han alertado sobre la necesidad de convertir el ecocidio en un crimen internacional que penalice la destrucción generalizada del mundo natural.

"El ecocidio va a ser el genocidio del siglo XXI"

«El ecocidio va a ser el genocidio del siglo XXI» – Getty Images

Algo que en la actualidad no existe. Por eso, un grupo de connotados expertos —reunidos bajo la campaña “Stop Ecocidio”— está trabajando para que el Estatuto de Roma, de la Corte Penal Internacional (CPI), sea modificado e incluya entre sus crímenes al ecocidio.

El abogado chileno radicado en España y experto en derecho penal internacional Rodrigo Lledó forma parte de este grupo.

En entrevista con BBC Mundo, realizada en el marco del Hay Festival Arequipa, el académico analiza por qué es importante responsabilizar penalmente la destrucción medioambiental, por qué aún hay países que se resisten a esta idea y qué tan cerca estamos realmente de que el ecocidio sea incluido en el Estatuto de Roma.

¿Qué es y cómo se definió el ecocidio?

Es cualquier acto ilícito o arbitrario perpetrado a sabiendas de que existe una posibilidad sustancial de que cause daños graves al medio ambiente, o de que estos sean intensos o duraderos.

No es un término nuevo, contrariamente a lo que se piensa. Se viene hablando de ecocidio desde la guerra de Vietnam, cuando Estados Unidos roció con agente naranja y otros químicos la selva vietnamita.

Con el ecocidio, la idea es responsabilizar penalmente e individualmente a quienes hagan daño. Tiene que haber medidas de prevención para que esto no ocurra y, si es que ocurre, te tienes que ir a la cárcel.

La deforestación podría convertirse en un crimen internacional si es que el ecocidio se incluye en el Estatuto de Roma.

La deforestación podría convertirse en un crimen internacional si es que el ecocidio se incluye en el Estatuto de Roma.Getty Images

Desde una perspectiva histórica, ¿cree que el ecocidio será uno de los crímenes más importantes en el futuro?

Probablemente.

En 1948, en el Tribunal de Núremberg, hablamos de los crímenes de guerra, de lesa humanidad y de genocidio porque eran los problemas que la humanidad enfrentaba en ese momento. Se acababa de terminar la segunda guerra mundial.

Pero hoy día, la humanidad enfrenta otros problemas y por lo tanto necesitamos que el derecho penal internacional se adecúe y dé respuesta a esos problemas. Y el mayor problema es, precisamente, el cambio climático.

Entonces, tal como miramos hacia atrás al genocidio o a los crímenes de lesa humanidad, al final el ecocidio va a ser como el genocidio del siglo XXI.

Y ¿cuán cerca estamos de que el ecocidio sea un crimen internacional?

Va a depender de los Estados miembros de la Corte Penal Internacional.

En 2019, antes de la pandemia, hubo dos Estados que estuvieron de acuerdo en tipificar el ecocidio como un delito: Vanuatu y las Islas Maldivas. ¿Qué particularidad tienen? Son países insulares, que en cosa de 10 o 15 años se van a quedar bajo el agua. De hecho, ya tienen invasiones marinas y, por lo tanto, serios daños a sus cultivos y otras cosas tremendas.

Lo que queda ahora es que los Estados digan: sí, queremos que esto sea un crimen de competencia de la Corte. Así que hay que convencerlos…

Pero para modificar el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional se necesita la aprobación de dos tercios de los Estados parte. Por lo tanto, es probable que tardemos varios años.

¿Qué razones usan los Estados para no aceptar la tipificación del ecocidio como delito internacional?

Razones que se centran en no molestar a las empresas. Porque hay empresas altamente contaminantes que van a tener que modificar su sistema productivo.

Por esa razón, se ha pensado en la posibilidad de que exista un período de transición; darles un plazo para que se adecúen. La idea no es criminalizar a las empresas porque sí, sino por el riesgo que entrañan.

Lo que hay que hacer es que esas mismas empresas desarrollen su actividad pero tomando medidas para no dañar al medioambiente. Porque hoy día dañar al medioambiente sale gratis y depende de que un Estado lo regule o no. Y ¿qué pasa con los Estados fallidos? ¿O en altamar, donde es tierra de nadie?

Expertos buscan que el daño medioambiental sea un crimen a nivel internacional.

Expertos buscan que el daño medioambiental sea un crimen a nivel internacional.Getty Images.

Esta resistencia también tiene que ver con que muchas personas y países aún no son conscientes de lo que está pasando, ¿no?

Sí, por supuesto. Durante mucho tiempo ha habido falta de conciencia. Pero también hubo mucha desinformación para poder seguir produciendo petróleo, etc… Ha habido intereses.

Y si te fijas en la actitud de los Estados, la pregunta que se hacen es: ¿cuánto más podemos calentar el planeta? Y en realidad no lo sabemos. Estamos jugando con fuego. Pero de que nos acercamos a un desastre, claro que sí y cada vez más. Es una irresponsabilidad.

Y no se trata de ser catastrofista y de decir que nos vamos a extinguir. Pero lo vamos a pasar mal. Nuestros hijos y nietos lo van a pasar muy mal. Será complejo cultivar, va a ser muy caro. Las zonas cultivables se van a reducir al igual que las zonas habitables.

¿Qué países de América Latina podrían beneficiarse más si es que se logra tipificar el ecocidio como crimen?

Creo que sobre todo los países que son frontera con la Amazonía como Ecuador, Colombia o Brasil. Dependemos de la Amazonía, es el pulmón del mundo.

Con el ecocidio, la idea es responsabilizar penalmente e individualmente a quienes hagan daño. Tiene que haber medidas de prevención para que esto no ocurra y, si es que ocurre, te tienes que ir a la cárcel.

Con el ecocidio, la idea es responsabilizar penalmente e individualmente a quienes hagan daño. Tiene que haber medidas de prevención para que esto no ocurra y, si es que ocurre, te tienes que ir a la cárcel.Getty Images.

Y ¿qué pasa con las empresas que, a pesar de que hacen un daño al medioambiente, proporcionan grandes beneficios a sus comunidades?

En la definición de ecocidio se tiene en cuenta la desproporción entre el beneficio esperado versus el daño que se va a provocar. Es decir, yo puedo provocar un daño al medio ambiente si es que hay un beneficio enorme para la humanidad.

Por ejemplo, una represa que va a generar electricidad de manera limpia para miles de personas.

Porque si transformamos el medio ambiente, si lo dañamos, tiene que haber una proporción, tiene que ser sustentable, que beneficie y nos permita seguir viviendo como humanidad. Si no, lo que estamos haciendo es realmente un suicidio.

Por ejemplo, la producción de aguacate en Chile tiene seca a toda la zona de Petorca, ¿para qué? Para el beneficio económico de un señor que es el dueño de esos aguacates. Ahí hay una desproporción enorme entre el daño que provocas y el beneficio social. Entonces eso sí sería un caso de ecocidio.

¿Usted cree que el ecocidio puede realmente ayudar a terminar con el problema medioambiental?

Es un paso importante pero claramente no resuelve todos los problemas.

Yo apostaría a que otras iniciativas que son de más largo aliento, como un tribunal medioambiental o una convención internacional vinculante, fueran realidad también.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: La Nación (BBC News Mundo)

Contaminación Ambiental/Deforestación/Mundo/Sociedad

 

 

12 de octubre: cómo era realmente América antes de la llegada de Cristóbal Colón. PARTE III

Recuerda que si deseas profundizar más sobre este artículo; debes cliquear sobre lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

SUDAMÉRICA

En 1492, Sudamérica acogía alrededor de 25 millones de personas, organizadas en muchos pueblos y muy distintos.

Desde los grandes imperios andinos como el inca o el chimú, hasta los pueblos en el sur conocidos por resistir la conquista y dibujar la frontera del imperio español.

Las sociedades menos conocidas hasta hoy son las amazónicas, cuyo encuentro con los europeos, en muchos caos, no ocurrió hasta el siglo XVI.

De hecho, durante mucho tiempo se pensó que solo grupos pequeños e itinerantes podían vivir en un ambiente tan complejo.

Ahora los expertos creen que entre 8 y 10 millones de personas vivían en la Amazonía , hablaban cerca de 300 idiomas distintos y estaban establecidos en grandes aldeas.

“No podemos decir que tenían ciudades como las de los incas o los mayas. Eran espacios con valor político y religioso, se mezclaban con el bosque y estaban súper conectados por un sistema de carreteras”, dice a BBC Mundo Eduardo Góes Neves, del Museo de Arqueología y Etnología de la Universidad de Sao Paulo (MAE-USP).

La selva amazónica tampoco era virgen, como se pensó durante mucho tiempo, sino que estos pueblos la transformaron, la plantaron y la mejoraron, haciéndola más resistente a eventualidades climáticas.

Por otro lado, la costa atlántica albergaba una gran variedad de pueblos, como los charrúa, los tupinambás o los guaranís, pero el colonialismo y la construcción de ciudades borraron gran parte de las evidencias materiales de estas sociedades precolombinas.

SUDAMÉRICA

Imperio inca

El imperio inca se convirtió a finales del siglo XV en el más grande del mundo, una expansión sólo comparable hasta ese momento con la del imperio romano.

El líder Pachacútec rediseñó Cusco, la capital, para que tuviera la forma de puma (una de las deidades principales de los Andes).

Grabado del inca Pachacútec con Tupac Inca Yupanqui.

El inca Pachacútec (a la derecha) fue el principal líder expansionista del imperio. Imagen de Getty.

Donde irían sus órganos genitales quedaba el Coricancha, o templo del Sol, el más importante del imperio.

“Era el Vaticano de los Andes”, dice a BBC Mundo la arqueóloga y antropóloga Sonia Alconini, de la Universidad de Virginia, en Estados Unidos.

El imperio abarcaba cerca de 3 millones de km2, desde el actual norte de Ecuador hasta la región central de Chile, y se dividía en cuatro grandes distritos, cada uno con diversas provincias.

Todo se conectaba por un sistema vial impresionante, bien construido y empedrado. “Había infraestructura por todos lados: puentes, escalones para subir las montañas con llamas. Muchas de esas carreteras se siguen utilizando”, afirma Alconini.

Mapa de la extensión del imperio inca

Por las carreteras del imperio circulaban las conchas de spondylus, muy valiosas como adornos, plumas de aves tropicales, ayahuasca, hojas de coca, ají, cobre y maderas desde la Amazonía.

El oro y la plata, que cubrían las paredes de templos en Cusco, tenían una importancia más ritual que comercial: el oro representaba el sol y la plata, la luna. Por eso, solo lo podían usar las élites, consideradas divinas.

Pero para llegar a dominar una zona tan grande del continente, los incas tuvieron que someter a todos los pueblos de la región, y estimularlos a trabajar en obras públicas.

Sin moneda y sin mercado, ¿qué mecanismos económicos hicieron que este imperio tan grande fuera viable?

La respuesta, según Alconini, yace en la sofisticada administración y distribución de recursos de los incas y en sus estrategias de “soft power”.

“Cuando los incas llegaban a un centro ritual importante, como el oráculo de Pachacamac, construían ahí otros templos e incorporan a esa deidad en su panteón imperial. Incluso se la llevaban a Cusco y la ponían en el Coricancha. Imagínate para las comunidades locales el efecto que eso tenía”, explica la antropóloga.

Al mismo tiempo, uno de los aspectos más importantes de la conquista inca era la organización de la economía de la nueva provincia. Para eso,hacían censos de todas las personas por edad, género y recursos, algo que permitía determinar el tributo que cada uno tenía que pagar al Estado en forma de labores.

Grabado que muestra un señor con unos quipus.

Los quipus servían para guardar información de los censos de todas las provincias imperiales. Imagen de Getty.

En la capital había bibliotecas de quipus que guardaban tanto los datos administrativos de todo el imperio como los linajes imperiales de los incas. Los diferentes tipos de información se organizaban según el tipo de nudo, su posición, su grosor, el color o la extensión del quipu.

Una vez hecho el censo de una nueva provincia, todos los recursos disponibles y producidos a partir de ese momento eran divididos en tres partes: un tercio era para el Estado, otro para el soberano y la familia imperial y el último tercio para las propias comunidades.

Era el sistema de la mita.

El tercio dedicado al Estado funcionaba como un mecanismo de seguridad para la población ya que en períodos de sequía, por ejemplo, venía de ahí la ayuda.

La mita también fue esencial para mantener las obras y el movimiento de tropas por toda la red de caminos del imperio. El Estado ponía comida, textiles o sandalias en las callancas – almacenes construidos en las carreteras a un día caminando de distancia – para que los soldados, por ejemplo, pudiesen viajar livianos en sus campañas militares.

Fotografía de una callanca en un camino inca.

Los viajeros en misión oficial podían abastecerse en callancas como esta que encontraban en los caminos inca. Imagen de Getty

En algunas regiones, las excavaciones arqueológicas sugieren que la conquista inca y su sistema de redistribución sirvió como un mecanismo nivelador entre las élites y el pueblo común, según Alconini.

Pero eso no quiere decir que a todos les gustara la dominación inca que exigía, entre otras cosas, que se hablara el idioma del imperio, el quechua. Si los pueblos colaboraban, recibían como compensación las mejores tierras, pero si se rebelaban las trasladaban a otra parte.

“Los incas llevaron a Bolivia gente que venía de la región de Ecuador. Lo mismo ocurre en Chile. Eso muestra la enorme capacidad que tenían de mover, organizar y planificar la sociedad”, dice la investigadora.

La mano de obra de los pueblos conquistados también sirvió para expandir la frontera agrícola del imperio. Gracias a la técnica de las terrazas, construidas en las laderas del desafiante terreno andino, lograron cultivar maíz y papas, entre otros.

Fotografía de una terraza escalonada en las laderas y las regaban por canales

Ese sistema, cuyos detalles siguen impresionando a los arqueólogos, permitió a los incas una expansión impresionante, pero no impidió las crisis políticas provocadas por la sucesión de soberanos. Una de ellas causó la división que culminó en la caída del imperio ante los españoles.

Imperio chimú

Hasta aproximadamente los 1470, el imperio chimú — que se extendía por cerca de 500 km desde el sur del actual Ecuador hasta la costa norte de Perú, quizás hasta Lima, según algunos investigadores — era uno de los más poderosos de los Andes.

Mapa que muestra el mapa del imperio chimú junto al imperio inca.

De hecho, la capital Chan Chan era una de las ciudades más grandes y más espléndidas de toda América.

“Fue tan grande como Tenochtitlan o hasta más grande. Tuvo 24 kilómetros cuadrados de construcción y en su época de mayor apogeo y contando todas las comunidades satelitales creo que puede haber llegado a los 100.000 habitantes”, dice Gabriel Prieto, de la Universidad de Florida a BBC Mundo.

Dentro de la ciudad había enormes palacios reales con paredes de barro de unos 15 metros de altura decoradas con motivos marinos.

Su relación con el océano era muy especial: no solo era donde establecen intercambios comerciales con otros pueblos de la costa andina, también lo consideraban como su lugar de origen.

Fotografía de una pared de Chan Chan con un detalle de ave marina.

Los chimú decoraban sus palacios con peces y aves marinas porque creían que venían de un hombre salido del océano. Imagen de Getty.

Pese a que se consideraban gente del mar, la principal inversión del imperio chimú fue en la tierra.

Tenían un impresionante sistema de irrigación de zonas desérticas, con canales hechos de piedra y barro que son considerados hazañas de la ingeniería.

“Esta gente logró, sin las herramientas que ahora son básicas para la ingeniería civil, mantener la variación en sus canales de menos de un metro por cada kilómetro, algo esencial para que un canal funcione”, dice Gabriel Prieto.

La capital se construyó en un valle artificial creado con este sistema: un canal principal traía agua desde un río a 80 kilómetros de distancia mientras que otros canales venían desde las montañas.

En las zonas residenciales de Chan Chan se han encontrado rastros de una gran cantidad de talleres de textiles, alfarería y metalurgia. Esta última fue una de sus grandes aportaciones a la región, ya que se extendió entre la gente común en los Andes.

“Eran básicamente una máquina industrial de procesar objetos de metal, sobre todo objetos de cobre y bronce arsenical (aleación de cobre y arsénico que puede ocurrir naturalmente o ser producida) ”, explica Prieto.

Fotografía de una langosta hecha de metal

Los inca se llevaron a los orfebres y metalúrgicos chimú a Cusco para que les enseñaran sus técnicas. Imagen de Getty.

El oro y la plata representaban la dualidad complementaria del mundo y abundaban en los palacios y mausoleos chimú, donde los señores más poderosos eran enterrados con extravagantes adornos.

La orfebrería chimú tenía tanto prestigio que los incas adoptaron su estilo y los españoles contabilizaron cantidades impresionantes de estos metales preciosos después de la conquista.

Este imperio perdió fuerza hacia finales del siglo XV cuando entraron en conflicto con los incas, creen los investigadores.

“Esta pelea define la suerte de la zona andina porque los incas nunca se habían enfrentado a una organización política tan poderosa como los chimú, pero estos no tenían el aparato militar que tenían los incas. Al final los incas ganan y conquistan todo este territorio norte”, afirma Prieto.

Pueblos amazónicos

Culturas de los Llanos de Mojos

En la actual Bolivia, los arqueólogos han encontrado indicios de una cultura que desafía todo lo que se pensaba sobre quienes vivían en la Amazonía hasta 1492.

«En esta zona había muchas obras monumentales, algo que no se esperaba y ni se dice de la Amazonía. Siempre esperamos encontrar monumentos de piedra, pero la monumentalidad aquí es de tierra”, explica a BBC Mundo la antropóloga y arqueóloga Carla Jaimes Betancourt, de la Universidad de Bonn, en Alemania.

Mapa situando las culturas de los Llanos de Mojo en la actual Bolivia.

Se trata de distintas estructuras arquitectónicas que pertenecían a los pueblos de la zona de bosque húmedo de los Llanos de Mojos, llamados “cultura casarabe”.

Un tipo de esas estructuras eran montículos en forma piramidal que llegaban a medir hasta 20 metros de altura y se conectaban por canales y terraplenes. Se usaban como residencias, cementerios, cultivos y las más grandes como centros ceremoniales o casas de la élite.

Un ejemplo es la red de 500 montículos que se encontraron en la cuenca del río Madera.

En total se estima que en el actual departamento del Beni se llegaron a construir hasta 20.000 montículos.

“Parece que marcaban el paisaje para mostrar hegemonía política y religiosa. Algunos sitios son más grandes y se interconectan con montículos menores, lo que nos hace pensar en áreas de influencia, como una capital y sus satélites”, dice Betancourt.

Otras estructuras que nos muestran cómo vivían esos pueblos de los Llanos de Mojos son plataformas elevadas de cultivo de distintos tamaños, algunas de hasta 30 metros de ancho y centenares de largo, donde se cosechaba maíz, mandioca, chile y calabazas.

Cerca de la actual frontera con Brasil están las huellas de otra sociedad, especializada en la construcción de zanjas o geoglifos. No eran simplemente dibujos en el suelo, sino que servían para proteger a las aldeas, pero no se sabe de qué ni de quién.

“Son aldeas impresionantes por su tamaño. Encontramos zanjas circulares delimitando áreas gigantescas de 240 hectáreas.Había una aldea al lado de la otra separada por sistemas de zanjas. […] Como en la región vivían culturas distintas es posible que hubiera tensión entre ellas, pero no sabemos qué fenómenos ocurrían ahí”, explica la arqueóloga.

Imagen aérea de las zanjas.

Las zanjas funcionaban como trincheras para proteger las aldeas y tenían hasta cuatro metros de profundidad. Imagen de Carla Jaimes Betancourt.

Pero lo más importante es que crear todas estas estructuras requería mucha mano de obra, lo que muestra que las sociedades del Beni eran más complejas y mucho más grandes de lo que se imaginaba.

“Para llevar a cabo esas construcciones se necesitaba una organización social y política estable y mucha gente. Estimamos que hoy en día la población del departamento del Beni (cerca de 500.000 personas) es un 20% de la que era antes de la llegada de los europeos”, afirma Carla Betancourt.

A pesar de la gran cantidad de gente que vivió y cambió el paisaje durante miles de años, supieron preservar el medio ambiente y dejar un territorio rico en biodiversidad. “Y eso comparado con lo que hoy estamos haciendo en la Amazonía, como el monocultivo y la deforestación, es impresionante”, concluye Betancourt.

Pueblos amazónicos

Pueblo del Xingu

El complejo de Kuhikugu es uno de los sitios arqueológicos más impresionantes de la Amazonía.

Se trata de 20 aldeas dispersas en un área de unos 20.000 kilómetros cuadrados en la región del Alto de Xingu, en el centro de Brasil, descubiertas por el arqueólogo Michael Heckenberger de la Universidad de Florida.

alt

Las aldeas probablemente fueron construidas por los antepasados del pueblo indígena kuikuro, que actualmente vive en la región.

“Donde hoy hay una aldea kuikuro había 20 hace 500 años, y la mayor de todas era unas 15 o 20 veces más grande que la actual. Estimamos que unas 50.000 personas vivían ahí”, dice Heckenberger a BBC News Mundo.

Lo más sorprendente era su organización.

Kuhikugu, una de las mayores, tiene un asentamiento central de más de 50 hectáreas, posiblemente destinado a ceremonias, con una enorme plaza y una zanja a su alrededor.

Recreación de Kuhikugu, con una plaza central y distintas carreteras que salen de su centro

En esta recreación de Kuhikugu se ve la plaza principal, las zonas residenciales mezcladas con el bosque y las carreteras que la conectaban al complejo de aldeas. Imagen de Luigi Marini.

Hay otros sitios residenciales parecidos en sus cercanías.Entre todas esas aldeas, había un sistema de carreteras con hasta 50 metros de ancho, cuatro pistas e incluso aceras.

“Creemos que toda la región del Xingú estaba conectada por esta red. Algo así no se veía ni en la Grecia antigua ni en la Europa medieval, donde había grandes ciudades pero no estaban conectadas con otras comunidades de una manera tan precisa.”

Lo que se encontró en la Amazonía brasileña, afirma Heckenberger, es un urbanismo distinto y único en el mundo.

“Los indígenas descubrieron hace 800 años que la naturaleza podía ser incorporada a las ciudades. Se mezclaban y alternaban las zonas de ocupación humana con el bosque y los huertos.”

De hecho, durante muchos años los investigadores asumieron que en la Amazonía precolombina las tribus eran nómadas cazadoras-recolectoras, pero descubrimientos como el de Kuhikugu muestran que aún hay mucho por entender.

Representación es del siglo XIX de miembros del pueblo Xingu.

La gente del Xingu sufrió una caída de población tras entrar en contacto con los europeos. Esta representación es del siglo XIX. Imagen de Getty.

“El hecho de no encontrar algo como una gran ciudad maya en la Amazonía no significa que la población no estuviera en un proceso de urbanización y que no se estuvieran administrando los recursos naturales de manera sofisticada”, dice Heckenberger.

“Kuhikugu tiene una trinchera doble a su alrededor que se extiende por dos kilómetros, tiene 15 metros de ancho y 5 metros de profundidad. Estas eran construcciones enormes. Sería más obvio para nosotros si fuera una pirámide, pero una zanja como esta requería la misma movilización de mano de obra.”, añade.

Ese trabajo también se destina a modificar la selva de forma respetuosa: elegían la forma y el lugar más conveniente para que crecieran determinadas especies, según muestran las evidencias.

En los últimos años, nuevas excavaciones e investigaciones mostraron que había sociedades complejas, densas y establecidas — como la encontrada en el Xingú— en las principales cuencas de ríos amazónicos, según Heckenberger.

“A través de esas carreteras, esos pueblos probablemente se conectaban. No lo vemos hoy porque el colonialismo tiró una bomba nuclear en toda la sociedad que existía ahí”, afirma.

Pueblos amazónicos

Aisuaris

Décadas después de la llegada de los europeos a América, muchos pueblos de la Amazonía central seguían sin contacto con ellos y, en algunos casos, protegidos de las enfermedades que azotaban otras comunidades en el continente.

Es lo que parece haber ocurrido con los aisuaris.

Según las crónicas de los primeros religiosos españoles que entraron en contacto con ellos, (Gaspar de Carvajal en 1540 y Cristóbal de Acuña en 1639), este pueblo vivía en una zona densamente poblada — con al menos 30 aldeas — en la orilla del río Amazonas, cerca de lo que hoy es la ciudad de Tefé, en Brasil.

Mapa situando a los aisuaris sobre el actual mapa de Brasil

Los religiosos los describieron como enormes pueblos con miles de guerreros, con “caminos buenos y largos que salían hacia las aldeas del interior” y que tenían animales como la taricaya (un tipo de tortuga).

Durante mucho tiempo se creyó que eran exageraciones, pero en los últimos años, arqueólogos brasileños empezaron a comprobar que no era así.

“Las crónicas decían que los aisuaris tenían aldeas lineares en los márgenes de los ríos. Nosotros encontramos sitios así, de hasta 1 kilómetro de extensión, en un asentamiento que ocupaba un total de 18 hectáreas. Este lugar ya estaba bastante degradado, lo que nos hace pensar que la aldea debía ser mucho más grande”, cuenta a BBC Mundo Rafael Lopes, investigador del Instituto de Desarrollo Sustentable Mamirauá.

Es más, el antropólogo brasileño Antonio Porro, un experto en los pueblos de la Amazonía central, estima que la comunidad aisuaris podía haber sido de hasta 60.000 personas a finales del siglo XV.

La ilustración de los alemanes Spix y Martius muestra una aldea en la orilla del río Japura en el siglo XIX.

El grabado de los alemanes Spix y Martius muestra una aldea en la orilla del río Japura en el siglo XIX. Imagen de Getty.

Los restos arqueológicos también parecen confirmar que este pueblo domesticaba tortugas algo que, una vez más, desmonta la idea de que las civilizaciones amazónicas eran simplemente cazadoras-recolectoras.

“Eso les garantizaba proteína en la dieta, pero es importante mencionar que, aunque tuvieran muchas bocas que alimentar, separaban una cantidad de tortugas y liberaban al resto. Eso es gestión de los recursos naturales”, dice Eduardo Neves, de la USP.

Otra prueba de esa gestión se puede encontrar en el bosque amazónico, donde los aisuaris plantaban. Hallazgos recientes, como un castañal de entre 400 y 500 años que se expande casi hasta el río, son prueba de que este pueblo lo creó y lo mantuvo.

Según las crónicas de los curas españoles, cada 15 kilómetros había refugios rodeados de plantaciones para abastecer a la gente que estaba en expediciones comerciales — un concepto semejante al de las callancas incas. Estos detalles aún no pudieron ser confirmados.

Las cerámicas encontradas en las aldeas aisuari confirman que este pueblo estaba muy conectado a una red de intercambio comercial y cultural.

Montaje con fotografias de urnas funerarias.

Estas impresionantes urnas funerarias de cerámica muestran que era un ritual religioso complejo y claramente importante. Imágenes de Erêndira Oliveira y GP Arqueología del IDSM.

También nos permite saber sobre su visión del mundo y su conexión con el territorio.

Por ejemplo, el hecho que las urnas fueran pequeñas muestra que no enterraban todo el cuerpo, sino que esperaban a que el cuerpo se descompusiera para poner los huesos, a veces junto a huesos de animales.

A finales del XVII, el jesuita Samuel Fritz dice que solo encontró unas pocas aldeas donde antes habían docenas. Parece que los aisuaris entraron en declive tras su contacto con los colonizadores, como muchos otros pueblos de la región.

Pueblos amazónicos

Cultura santarém

Los márgenes del río Amazonas, donde hoy queda la ciudad de Santarém, al norte de Brasil, acogieron a una civilización cuyo arte era tan valorado que llegó hasta el Caribe por las redes de intercambio de la región.

Se trata de la cultura santarém, como la llaman los investigadores, y tuvo su apogeo entre los años 1200 y 1400.

Su centro era una gran urbe, de al menos 400 hectáreas, con secciones casi como barrios, con hileras de casas ordenadas y construidas sobre montículos.

Ahí encontraron ejemplares de un tipo de cerámica y adornos únicos en las Américas:entre ellas había vasijas o urnas, esculturas humanas, puntas de lanzas y “muiraquitãs”, unos amuletos zoomórficos que se dispersaron por otras regiones del Amazonas.

alt

Los “muiraquitãs”eran tallados en piedra verde amazónica y se usaban como colgantes.Imagen del Departamento de Arqueología del Museo Nacional/UFRJ.

Los santareños también tenían un “culto de cremación”.

“Momificaban los cuerpos, los mantenían, los sacaban a la calle y los vestían, los consideraban como seres vivos. Pero las momias se deterioraban, así que la cremación era probablemente la etapa final. Ponían las cenizas en vasijas especiales y hacían un tipo de té que la gente bebía”, explica a BBC Mundo la arqueóloga y antropóloga Anna Roosevelt, de la Universidad de Illinois en Chicago (EE.UU.).

“Es un ritual común en la Amazonía y significa reverencia. Estás bebiendo el alma, el poder y el estatus de la persona.”, añade.

Más allá de la práctica mística, estas cenizas junto a los restos orgánicos de la ceremonia tuvieron un rol vital en la fertilidad del suelo amazónico. Los indígenas transportaban esta “tierra negra” donde querían cultivar, pero no la producían específicamente para eso, era una forma de dar salida a estos abundantes residuos.

“Básicamente era basura orgánica se convertía en abono y abundaba ya que debían ser poblaciones grandes”, afirma Roosevelt.

Mapa situando Santarém, en el actual estado de Pará, al norte de Brasil.

De hecho, esta tierra negra es hoy una de las principales pistas de que, al contrario de lo que se pensaba, la Amazonía estaba muy poblada.

Los primeros europeos en llegar a la zona fueron curas europeos en 1542 que tuvieron contacto con el pueblo tapajó, el cual se extinguió producto del encuentro con los colonizadores.

Aunque no hay evidencia arqueológica de que este pueblo fuera parte de la cultura santarém, Roosevelt opina que se puede suponer que eran sus descendientes.

“La continuidad de las culturas en los pueblos de la Amazonía es impresionante. La mayoría de ellas siguen vivas hasta hoy. Hay pueblos que mantienen los mismos símbolos, ceremonias y arte de los que vivían en la región hace miles de años”, afirma.

Pueblo mapuche

Cuando los españoles llegaron al sur de lo que hoy es Chile y Argentina, cerca de Patagonia, a principios de 1540, se encontraron con una organización social tan sofisticada que nunca pudieron dominarla.

Tanto es así que los mapuche resistieron más que cualquier otro pueblo de América. Fue el único pueblo con el que España tuvo que firmar un tratado de paz para garantizar que respetarían los límites de su territorio.

alt

Antes de eso, los mapuche ya se habían enfrentado de forma sangrienta a los incas, que habían dominado parte de su territorio en el norte.

“Los españoles estimaron el número de mapuches basándose en las batallas. Hoy sabemos que su cifra es exagerada y calculamos que había probablemente entre 1,2 y 1,3 millones en el territorio de la época”, dice a BBC News Mundo Tom Dillehay, de la Universidad Vanderbilt, en EE.UU. y de la Universidad Austral de Chile.

Grabado de incas luchando contra mapuches.

Los incas lograron conquistar una parte del territorio mapuche, pero no pudieron avanzar más hacia el sur. Imagen de Felipe Guaman Poma de Ayala/Wikimedia Commons.

Eran comunidades confederadas, semejantes a los pueblos norteamericanos, unidas sólo ideológicamente y con fines militares.

Pero hay aspectos únicos de la organización mapuche que, según el experto, fueron esenciales para que pudieran resistir por tanto tiempo a la conquista.

“Estaban muy bien organizados en base a una estructura de parentesco que yo llamo ‘telescópica’. Los grupos familiares relacionados a un antepasado masculino común formaban un «lof» y esos «lofs», en tiempos de guerra, se reunían en otros grupos bajo jefes militares llamados toquis. Regiones distintas mandaban sus toquis a ceremonias públicas para que se pusieran de acuerdo sobre las estrategias para enfrentar guerras o invasiones”, dice el arqueólogo.

Grabado de mujeres mapuche cocinando.

Durante los siglos de resistencia a la conquista, los mapuches expandieron su territorio hasta el actual Uruguay. El grabado muestra mujeres en una aldea en Argentina en el siglo XIX. Imagen de Getty.

En tiempos de conflicto se centraban en las distintas necesidades del pueblo: unos eran responsables de la comida, otros de recibir las familias desplazadas, otros de abastecer a los guerreros, etc.

“Otra de sus ventajas era la utilización de tácticas de guerrilla. Atacaban en grupos pequeños y en áreas planeadas, de donde podían salir rápidamente. La guerra móvil era su punto fuerte”, afirma el experto.

La resistencia de los mapuche duró hasta el siglo XIX. Hoy en día, algunos descendientes de este pueblo siguen movilizados políticamente, especialmente en Chile.

Imagen de portada: Gentileza de

FUENTE RESPONSABLE: Equipo de Periodismo Visual de BBC News Mundo/América Latina/12 de octubre

Por qué Corea del Sur destronó a Alemania como el país más innovador del mundo (y qué hizo que EE.UU. saliera del top 10).

Corea del Sur retomó el liderazgo que lo ha convertido en el país más innovador del mundo.

¿Qué hace que un país sea innovador?

¿Tiene que ver con el desarrollo de tecnología de punta, el registro de patentes y la inversión en investigación y desarrollo? Sí.

¿Y la calidad de su educación superior, de sus científicos y de su ecosistema emprendedor? También.

Son decenas los indicadores que hacen que un país sea más innovador que otro. Y la carrera avanza a toda velocidad, incluso ahora que la economía global está en una de las peores crisis de las últimas décadas.

El combate contra la pandemia de covid-19 ha acelerado la innovación en distintos frentes, que van desde el desarrollo y la masificación de tecnologías para contener el virus, hasta la competencia en el mercado de las vacunas o el incremento del uso de herramientas de comunicación a distancia.

En el último Índice de Innovación de Bloomberg, Corea del Sur volvió a ubicarse en el primer lugar del ranking, destronando a Alemania, que cayó al cuarto puesto.

El país asiático retomó el liderazgo que lo ha convertido en el país más innovador del mundo durante siete de los últimos nueve años.

Singapur y Suiza subieron un lugar cada uno para ocupar el segundo y el tercer lugar, mientras que en América Latina la lista fue liderada por Brasil (en la posición 46), seguido por Argentina, Chile y Uruguay.

Corea del Sur se convirtió en el país más innovador del mundo por el aumento en su registro de patentes, además de su desempeño en áreas como investigación y desarrollo (I+D) y manufactura.

Algo que está lejos de ser casual, tras décadas de una estrategia de desarrollo que ha llevado al país a potenciar al máximo su I+D.

Se trata de una estrategia que impulsa el trabajo creativo de manera sistemática para generar nuevos conocimientos, innovación tecnológica y el desarrollo de nuevos procesos.

Robot en Corea del Sur

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Corea del Sur se convirtió en el país más innovador del mundo por el aumento en su registro de patentes, además de su desempeño en áreas como investigación y desarrollo (I+D) y manufactura.

Alemania, aunque sigue entre los países más innovadores, fue destronado de su liderazgo mundial al mostrar un retroceso en la cantidad de trabajadores calificados y la falta de una estrategia para el desarrollo de tecnología de próxima generación.

Otra nación que superó a Alemania fue Singapur, el país más pequeño del sudeste asiático, que ha invertido fuertemente para que sus trabajadores y empresas transiten hacia una economía digital.

Singapur consiguió una puntuación muy alta en manufactura y se ubicó en el primer lugar en educación superior por la excelencia de sus universidades.

Suiza, que ocupa el tercer lugar del ranking, aparece posicionado como líder en las áreas de tecnología financiera y biotecnología.

¿Qué le pasó a Estados Unidos?

Cuando Bloomberg publicó por primera vez su índice de innovación en 2013, EE.UU. ocupó el primer lugar.

Este año salió del «top ten» cayendo al lugar 11, después de retroceder dos lugares en relación al año anterior.

Estudiantes caminando

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Estados Unidos cayó al lugar 11 del ranking. Una de las causas fue su desempeño en el área de educación superior.

Sus resultados no fueron competitivos en el área de educación superior, a pesar de que las universidades estadounidenses tienen fama mundial.

«Estados Unidos fue el líder indiscutible en ciencia e ingeniería. Ahora estamos desempeñando un papel menos dominante», señala un informe de la Junta Nacional de Ciencias de ese país.

Los más innovadores del mundo. .  .

Algunos expertos dicen que uno de los motivos de la pérdida de liderazgo puede tener relación con que muchas innovaciones estadounidenses provienen de empresas pequeñas y tardan más tiempo en llegar a los consumidores como productos finales.

Una de las promesas del presidente Joe Biden es mejorar el sector de manufactura con una inversión de US$300.000 millones en investigación y desarrollo, y tecnologías de vanguardia, una política que, de llevarse a cabo, podría mejorar la competitividad de la mayor economía del mundo.

Imagen de portada: Gentileza de

FUENTE RESPONSABLE: BBC New Mundo Redacción

El pontífice denunció que dentro del Vaticano planificaban el cónclave después de su operación de colon.

El pontífice denunció que dentro del Vaticano planificaban el cónclave después de su operación de colon.

Papa Francisco: «Algunos me querían muerto»

Se refirió a quienes lo tildan de «comunista» por hablar «siempre de la cuestión social» y aseguró: «Yo sigo adelante, no porque quiera hacer la revolución. Hago lo que siento que debo hacer».

Si deseas profundizar mas sobre este tema; por favor cliquea sobre lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El papa Francisco denunció que algunas personas dentro del Vaticano lo «querían muerto» después de la operación de colon a la que se sometió a principios de julio, e incluso aseguró que hubo encuentros para preparar el cónclave para elegir a su sucesor. Francisco también le respondió a quienes lo tildan de «comunista» por hablar «siempre de la cuestión social». Sus declaraciones fueron publicadas este martes por la revista La Civiltà Cattolica, que reporta los encuentros que el Papa mantiene con miembros de la orden religiosa en sus viajes fuera de Italia.

 

«Todavía estoy vivo, aunque algunos me querían muerto», sostuvo Francisco en un diálogo con jesuitas la semana pasada durante su viaje a Eslovaquia. «Incluso hubo encuentros entre prelados que pensaban que el pontífice estaba más grave de lo que se dijo. Preparaban el cónclave. ¡Paciencia! Gracias a Dios, estoy bien», comentó.

Francisco se refirió de esa forma a los movimientos dentro de la Curia romana tras la operación de colón a la que se sometió el cuatro de julio en el hospital Gemelli de Roma, en la que le extrajeron 33 centímetros de intestino para tratar una estenosis diverticular. El Papa estuvo internado diez días en el hospital antes de volver a su residencia en Santa Marta, momento en el que circularon rumores de una posible renuncia.

Francisco destacó sorprendido que las internas del Vaticano llegaron hasta los medios de comunicación. «Hay una gran cadena de televisión católica que habla continuamente mal del Papa sin ningún problema. Puede que yo personalmente me merezca estos ataques e insultos, porque soy un pecador, pero la Iglesia no se merece esto: es obra del diablo», sostuvo al respecto.

«También hay clérigos que hacen comentarios desagradables sobre mí. A veces pierdo la paciencia, especialmente cuando emiten juicios sin entrar en un diálogo verdadero. Ahí no puedo hacer nada», manifestó Jorge Bergoglio.

En otro tramo de su diálogo con los jesuitas eslovacos, Francisco se refirió a las críticas a su pontificado por centrar la atención en los temas sociales. «Algunos me acusan de no hablar de la santidad. Dicen que hablo siempre de la cuestión social y que soy un comunista. Y sin embargo escribí una Exhortación Apostólica completa sobre la santidad», respondió y agregó: «Yo sigo adelante, no porque quiera hacer la revolución. Hago lo que siento que debo hacer».

Imagen de portada: Gentileza ATP

FUENTE RESPONSABLE: Página 12

VATICANO/Papa Francisco/Noticias/Mundo

El viaje de Jeanne Baret, la primera mujer que circunnavegó el mundo (en secreto).

En abril de 1768, dos barcos franceses, el Boudeuse y el Étoile, anclaron frente a la costa de Tahití.

Hasta ese momento, Francia desconocía la existencia de la isla volcánica de la Polinesia que luego se ganó la reputación de ser un paraíso terrenal, pero los 330 oficiales y hombres que pusieron sus pies en tierra por primera vez en casi un año apreciaron su belleza natural y humana.

Los dos barcos eran los vehículos de una expedición, bajo el mando de Louis-Antoine de Bougainville, para hacer la primera circunnavegación francesa del globo y encontrar recursos naturales útiles para una potencia imperial.

El relato publicado por Bougainville sobre el viaje contrasta la timidez francesa frente a la libertad sexual de Tahití: mirar con deseo en lugar de actuar en consecuencia.

Sin embargo, una mujer vio peligro en las miradas de los tahitianos que la observaban y pidió auxilio a sus compatriotas para que la salvaran. Para asombro de los franceses, esa mujer no era una isleña, sino una de su propia tripulación.

Como relata posteriormente Bougainville: «Descubrieron que el sirviente de Monsieur Commerson, el doctor, es una chica que hasta ahora había sido tomada por un chico».

Ese sirviente del naturalista de la expedición era Jeanne Baret. Y según Bougainville, nadie a bordo de los barcos atestados lo notó durante más de un año, hasta que tocó tierra en Tahití, donde los marineros franceses fueron rodeados por tahitianas y Baret, por tahitianos.

«Los botánicos»

En diciembre de 1766, cuando tenía 26 años, Jeanne Baret se disfrazó con ropa de hombre y esperó en el muelle del puerto de Rochefort en el suroeste de Francia.

Retrato imaginado de Jeanne Baret vestida de marinero hecho postumamente, en 1817.

Retrato imaginado de Jeanne Baret vestida de marinero hecho postumamente, en 1817.

Allí le ofreció sus servicios a Philibert Commerson, un médico de formación pero para entonces naturalista designado por la realeza en el primer intento de circunnavegación francés, que se anticipaba duraría al menos tres años.

El anticipo salarial de Commerson incluía dinero para contratar a un asistente, pero no había podido encontrar uno de su agrado y rápidamente llegó a un acuerdo con el joven que se había presentado a sí mismo como Jean Baret.

Ese, al menos, fue el relato de los eventos de Commerson.

En realidad, Baret, 12 años menor que él, una mujer quien a pesar de su humilde origen sabía leer y escribir, había vivido con el científico desde 1764 y le había dado un hijo, que murió.

Cuando nombraron a Commerson para la expedición de Bougainville, Baret era la opción obvia para ser su asistente, de no haber sido mujer: una ordenanza real prohibía las mujeres en los barcos de la armada francesa. Así que la pareja ideó un plan para que Baret se disfrazara de hombre.

La decisión, al parecer, no se basó únicamente en el compañerismo. El testamento de Commerson especificaba que, en caso de su muerte y la supervivencia de Baret, se le debería dar un año en su apartamento compartido en París para organizar sus colecciones de historia natural, incluidas las gavillas de especímenes de plantas prensadas que había estado reuniendo desde que era un adolescente.

El hecho de que él le confiara tal tarea indica que ella tenía conocimientos botánicos y la habilidad suficiente para no necesitar su dirección constante. De hecho, en su diario Bougainville se refirió a Baret y Commerson como «los botánicos».

Bougainville

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Bougainville, aparentemente, no sospechaba nada: permitir que una mujer se uniera a su expedición violaba la ley.

Al abordar el Étoile en Rochefort, el disfraz de Baret podría haberse descubierto pronto si no fuera por el hecho de que a Commerson se le asignó la cabina del capitán para acomodar su equipo de campo. Tenía un inodoro privado, lo que le permitía a Baret hacer sus necesidades en privado en lugar de con los otros marineros.

El 1 de febrero de 1767, después de seis semanas de preparación y aprovisionamiento, el Étoile navegó hacia el sudoeste para encontrarse con Bougainville en Río de Janeiro, donde había estado involucrado en asuntos diplomáticos a bordo de su propio barco, el Boudeuse.

Mentes sospechosas

Además de Bougainville, otros tres miembros de la expedición mantuvieron diarios que mencionan a Baret.

El del cirujano del Étoile, François Vivès, deja claro que la tripulación empezó a sospechar que Baret era una mujer a los pocos días de zarpar. Y el diario que Commerson mantuvo junto con otro miembro de la tripulación a bordo del Étoile revela cuándo aparentemente se puso más allá de toda duda la verdadera identidad de Baret.

Como dictaba la tradición marítima, cuando el Étoile cruzó el ecuador el 22 de marzo de 1767, todos los ‘vírgenes ecuatoriales’ tuvieron que desnudarse para ser bautizados por el padre Neptuno y sus seguidores.

Caricatura del rito de 1825

El rito de iniciación al cruzar la línea ecuatorial es de larga data y sigue vivo.

Commerson describe la inusualmente brutal ceremonia como «una mascarada de demonios», aunque, siendo un caballero, su ‘bautismo’ no fue más que un baño con un balde de agua. Los marineros ordinarios se desnudaron para sumergirse en un estanque fétido y fueron golpeados con remos por los «acólitos de Neptuno» y pintados de verde.

Baret fue el único novato ecuatoriano que permaneció completamente vestido, un hecho que notó la tripulación.

Exuberancia

El Étoile llegó a Río a mediados de junio y, mientras esperaban la llegada de Boudeuse, Baret y Commerson se fueron a explorar la botánica del lugar, aunque las recurrentes úlceras varicosas de Commerson limitaron sus movimientos.

De hecho, su salud era tan mala que el cirujano recomendó la amputación de la pierna afectada. Por tanto, es probable que fue Baret quien coleccionó la vistosa enredadera tropical que luego fue nombrada en honor a su comandante: Bougainvillea.

buganvilla o bugambilia

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La buganvilla o bugambilia es nativa de Sudamérica.

A mediados de julio, ambos barcos navegaron hacia el sur, entre ballenas jorobadas incrustadas de percebes que rompían las olas del Atlántico sur.

Pero una fuga en la bodega del Étoile requirió reparaciones frente a Montevideo, donde Baret y Commerson desembarcaron.

Entre sus objetivos se encontraban especímenes de cochinilla del carmín, recolectados de las almohadillas espinosas de la tuna, por la gran demanda del tinte rojo producido a partir de su caparazón: las empresas que lo producían cotizaban en las bolsas de valores de Londres y Ámsterdam.

En noviembre de 1767, terminadas las reparaciones al Étoile, la expedición zarpó del Río de la Plata y atravesó la bioluminiscencia marina que se encuentra a menudo en esas aguas: una neblina lechosa en la superficie del océano que lo ilumina hasta el horizonte.

El diario de Bougainville registró focas, pingüinos y ballenas, mientras albatros y petreles volaban sobre sus cabezas.

Para Baret, hija de jornaleros que generalmente nunca viajaban más allá de su mercado local, la experiencia debe haber sido milagrosa.

Ilustración de mexicano recolectando cochinilla de carmín

La cochinilla del carmín es nativa de América.

El 4 de diciembre, los barcos llegaron al extremo sur del continente sudamericano y giraron hacia el oeste en el Estrecho de Magallanes. Una quinta parte del diario de Bougainville está dedicada a esta etapa del viaje, en la que los barcos avanzan poco a poco por este canal, tratando de evitar la morrena glaciar sumergida (lomas de material de glaciar) que podría desgarrar los cascos.

Baret y Commerson fueron desembarcados en la costa, con personal adicional para ayudarlos, y Bougainville registra a los nativos patagónicos siguiendo el ejemplo de los botánicos y ayudando en una búsqueda de plantas.

Acompañando la expedición en el estrecho había delfines blancos y negros que Commerson creía que eran nuevos para la ciencia europea; egoístamente, nombró a la especie delfín con su apellido: Cephalorhynchus commersonii.

En la costa, la expedición vio colonias de pingüinos de Magallanes y enormes elefantes marinos del sur, entre otras maravillas naturales que quizás le proporcionaron alguna compensación a Baret por el intenso frío que debió haber soportado durante las excursiones en tierra.

Suspicacia

A finales de enero de 1768, la expedición finalmente emergió al Pacífico, trazando un rumbo noroeste con la esperanza de llegar a las Islas de las Especias (o Molucas, ahora Maluku, en Indonesia), que estaban estrechamente custodiadas por los gobernantes coloniales holandeses.

Entre los productos que allí se obtenían, el más apreciado era la nuez moscada.

Fue camino allá que, a principios de abril de 1768, los barcos se toparon con Tahití, donde Baret y Commerson debieron haber estudiado el fruto del pan, más tarde el objetivo de la desafortunada expedición Bounty del capitán Bligh; ciertamente, Commerson bosquejó la planta en su cuaderno.

Ilustración de Louis Antoine de Bougainville en Tahití hecha por el artista Gilbert en 1898.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Ilustración de Louis Antoine de Bougainville en Tahití hecha por el artista Gilbert en 1898.

También fue allá, según el relato de Bougainville, donde se produjo el descubrimiento de «la chica». Los primeros lectores de sus informes no vieron nada extraño en la aparente capacidad de los tahitianos para reconocer a Baret.

Pero los del siglo XXI tienen razones para dudar: Bougainville no escribió sobre la revelación durante la estadía de la expedición en la isla; no fue hasta el 28-29 de mayo de 1768 que su diario planteó el tema de Baret por primera y última vez, atribuyendo el descubrimiento a los tahitianos.

Y no fue porque a finales de mayo no tuviera mucho que contar. Para entonces, los barcos tenían tan poca comida y agua que los oficiales habían comenzado a comer ratas, y a los marineros ordinarios se les daba cuero hervido para roer.

Además, los barcos se habían encontrado con isleños melanesios armados del archipiélago de Vanuatu y se sintieron obligados a disparar contra ellos. En medio de la abundancia tropical, Boudeuse y Étoile no pudieron encontrar ningún lugar seguro para tocar tierra.

Violación

El 5 de junio de 1768, el Boudeuse hizo disparos de advertencia para alertar al Étoile del peligro en el agua: la expedición se había topado con la Gran Barrera de Coral.

Las tripulaciones miraron sin comprender lo que el capitán James Cook describió más tarde como «una pared de roca de coral que se eleva perpendicularmente desde el océano insondable«. Hoy, un afloramiento de coral a unos 190 kilómetros al este del continente australiano se llama Arrecife Bougainville en honor a ese momento.

Los barcos giraron hacia el norte y, el 10 de junio, la expedición estaba frente a la costa sureste de Nueva Guinea; las corrientes marinas y las tormentas tropicales impidieron tocar tierra así que lo tuvo que hacer, a principios de julio, en Nueva Irlanda, al noreste de Nueva Guinea.

Los diarios de otros tres hombres de la expedición informan que algo significativo le sucedió a Baret aquí.

Portada del libro

Ridley, la autora de este artículo y del libro «El descubrimiento de Jeanne Baret», a diferencia de otros no pasa por alto lo que le ocurrió a Baret.

El de François Vivès es el más explícito de los tres: sus metáforas de la placa de bloqueo de una pistola que se retira y del hallazgo de una caracola indican que Baret fue desnudada y asaltada a la fuerza.

Aunque esta versión de los hechos fue corroborada por otros, los cronistas modernos suelen preferir confiar en el relato de Bougainville.

En busca de especias

Commerson y Baret no salieron de su cabina durante un mes después de lo ocurrido en Nueva Irlanda.

La expedición, entre tanto, intentó acercarse a la costa norte de Nueva Guinea, pero fue obstaculizada por tormentas eléctricas y fuertes vientos en contra.

Bougainville decidió navegar hacia el oeste y atracar en las Islas de las Especias.

Sin embargo, los holandeses habían regulado durante mucho tiempo la producción y disponibilidad de cartas de navegación de estas islas, por lo que los barcos no holandeses navegaban a ciegas en el mar de Ceram.

Mapa mostrando el viaje alrededor del mundo de la expedición

FUENTE DE LA IMAGEN – JEFFDELONGE

Cuando Baret y Commerson finalmente desembarcaron, la isla elegida no producía especias. A principios de septiembre, el Étoile y el Boudeuse anclaron frente a la isla de plantación holandesa de Boero (actual Buru) y, después de registrar los barcos, el gobernador alimentó a Bougainville y sus oficiales y les dio algunos suministros.

Ahora bajo vigilancia holandesa, Bougainville no vio otra opción que navegar directamente al oeste a través del mar de las Molucas, hacia un puerto importante.

Más tarde ese mes, la expedición llegó cojeando a Batavia (actual Yakarta), donde se trasladó antes de navegar hacia la Isla de Francia controlada por Francia (ahora Mauricio).

Allí, Baret, Commerson y el astrónomo Pierre-Antoine Véron fueron invitados a alojarse en la casa del director de los jardines botánicos, Pierre Poivre. En los jardines, Poivre supervisaba cultivos de prueba de plantas tropicales que podrían ser útiles para alimentar y vestir a Francia y su imperio.

Las habilidades de los botánicos estaban en demanda y, cuando Bougainville zarpó en diciembre de 1768, ellos y Véron se quedaron con Poivre.

Honores

Cuando la expedición regresó a Francia en marzo de 1769, Bougainville fue festejado como un héroe.

Imagen con planta y detalles

Baret fue honrada en 2012 nombrando a una planta de Perú y Ecuador Solanum baretiae Tepe.

Desde su base en Mauricio, Baret y Commerson exploraron Madagascar antes de que él muriera en 1773; ella consiguió un pasaje de regreso a Francia, llegando en algún momento de 1774 o principios de 1775.

Cuando pisó suelo francés, unos 8 años después de partir, no había nadie para festejar su regreso. Sin embargo, alguien, probablemente el comandante Bougainville, le solicitó al Ministère de la Marine (Ministerio de Marina) el reconocimiento de esta extraordinaria mujer.

Desde el 1 de enero de 1785, recibió una pensión estatal por su participación en la expedición. Jeanne Baret fue la primera mujer en dar la vuelta al mundo y la primera en recibir una pensión del gobierno por su contribución a una expedición científica.

Barnet y Commerson recolectaron más de 6.000 especímenes de plantas, animales y minerales, todos los cuales fueron posteriormente absorbidos por las colecciones del Museo Nacional de Historia Natural de París.

Imagen de la portada: Gentileza de BBC News Mundo

Bougainville llamó la Nueva Cintera (la isla de Afrodita) a la isla que inspirará a Gaugin, y dijo que era «un paraíso para los marineros». (Fatata Te Miti o Cerca del mar del postimpresionista francés Paul Gaugin).

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo

* Glynis Ridley es profesora y directora del departamento de Inglés en la Universidad de Louisville, Kentucky, y autora de «El descubrimiento de Bare

 

 

El mundo tiembla ante los problemas del gigante inmobiliario chino Evergrande.

China está en el punto de mira de los inversores de todo el mundo por los problemas financieros de Evergrande, una de las empresas inmobiliarias más grandes del país. 

Foto: Getty Images.

Si deseas conocer más; por favor cliquea donde esta escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Las acciones mundiales han sufrido uno de sus peores días en meses. Los inversores están preocupados por los problemas del gigante inmobiliario chino Evergrande, que podrían contagiar a la economía global. 

El índice S & P 500, una de las principales referencias de la bolsa de Nueva York, cayó un 1,7% al cierre de la sesión, en la que es ya su mayor pérdida en unos cuatro meses. Algunos de los mercados bursátiles europeos más importantes sufrieron descensos del más del 2% y han tocado también mínimos de dos meses. En Asia es feriado en Japón, China y Corea del Sur, lo que no ha evitado que el índice MSCI de acciones de la zona del Pacífico perdiera un 1,7% a un mínimo no visto desde el 24 de agosto. 

Los inversores internacionales que han estado metiendo dinero en China en los últimos años se preparan ahora para un gran derrumbe a medida que los problemas del gigante inmobiliario sobreendeudado China Evergrande llegan a su punto álgido.

Los problemas de la promotora se han ido agravando desde mayo. La escasez de recursos frente a un pasivo de 2 billones de yuanes (305.000 millones de dólares) ha reducido en casi un 80% el precio de sus acciones y bonos.

Evergrande advirtió hace poco más de dos semanas que corría el riesgo de impago de su deuda si no conseguía reunir efectivo. Los analistas afirman que, si Evergrande —que tiene más de 1.300 proyectos inmobiliarios en más de 280 ciudades— cae, se disipará la idea de que algunas empresas chinas son demasiado grandes para caer.

Por supuesto, esto seguiría aplicándose a las grandes empresas vinculadas al Estado, pero también se produce después de que las medidas drásticas adoptadas por Pekín contra grandes empresas tecnológicas como Alibaba y Tencent hicieran desaparecer casi un billón de dólares de sus mercados a principios de año.

Fondos de todo el mundo afectados

Los problemas financieros de Evergrande involucran a fondos globales de renombre involucrados. Amundi, el mayor gestor de activos de Europa, era el mayor tenedor de bonos internacionales de Evergrande, aunque es probable que haya vendido al menos algunos antes de que las cosas se pusieron realmente feas.Otros fondos también expuestos a los bonos incluyen al mayor gestor de activos del mundo, BlackRock, así como docenas más como Fidelity, Goldman Sachs asset management y PIMCO.

Los analistas de la deuda esperan que el daño no sea demasiado amplio, sin embargo, otros expertos siguen desconfiando de la señal más amplia que envía el problema de insolvencia de Evergrande. 

«Esto forma parte de una dinámica que se refuerza a sí misma, en la que el aumento del riesgo de insolvencia desencadena los costes de las dificultades financieras, que a su vez aumentan el riesgo de insolvencia», dijo en Twitter Michael Pettis, analista principal no residente del Carnegie-Tsinghua Center for Global Policy.

«Hasta que los reguladores no intervengan y aborden de forma creíble el riesgo de insolvencia en todos los ámbitos, es probable que las condiciones sólo se deterioren»

Algunos veteranos observadores de la crisis de los mercados emergentes también creen que los problemas aún tienen más recorrido.

«El desenlace ni siquiera ha comenzado», dijo Hans Humes, del fondo Greylock Capital, especializado en deuda de mercados emergentes.

Morgan Stanley ve cada vez más posible una caída del 20% en el S&P 500

A los temores por los problemas de Evergrande se ha unido hoy un informe de los estrategas de Morgan Stanley que afirma que una caída de más del 20% en el mercado accionario estadounidense parece cada vez más probable

Si bien sigue siendo el peor de los casos, el banco dijo que la evidencia está comenzando a apuntar hacia un crecimiento más débil y una caída de la confianza del consumidor.

En una nota del lunes, los estrategas establecieron dos direcciones para los mercados de Estados Unidos, que denominaron “fuego y hielo”. En caso de fuego, la visión más optimista, la Reserva Federal retiraría el estímulo para evitar que la economía se caliente demasiado.

“El resultado típico de ‘fuego’ conduciría a una corrección modesta y saludable del 10% en el S & P 500”, escribieron.

Pero es el escenario de “hielo”, más pesimista, el que está ganando terreno, dijeron los estrategas, presentando un panorama en el que la economía se desacelera bruscamente y las ganancias quedan bajo presión.

El lunes, las acciones globales cayeron por preocupaciones de que la crisis de deuda en China Evergrande Group pueda afectar al sistema financiero en general.

Entre los estrategas de Wall Street, Morgan Stanley es más bajista que la mayoría, pero sus opiniones se hacen eco de otros bancos que sacaron proyecciones bajistas recientemente. Estrategas de Goldman Sachs Group Inc. y Citigroup Inc. también destacaron la posibilidad de impactos negativos que pondrían fin al incesante alza del mercado estadounidense.

Imagen de portada: Gentileza de Redacción Finanzas Español/

FUENTE: Redacción Finanzas Español/De Reuters y Blomberg

Bahietan (CHINA) es la presa de arco más grande del mundo y un monstruo energético para abastecer a 500.000 habitantes durante un año.

Las necesidades energéticas del ser humano están lejos de disminuir con un creciente número de población mundial y con cada vez más dispositivos y vehículos eléctricos en nuestras vidas, y esto se junta con los intentos por recurrir a fuentes de energía renovables. Y en un intento por aprovechar la energía mecánica del agua, y de paso aspirar a otro récord mundial, se pensó en el gran proyecto de la presa de Baihetan.

Como quizás hayas intuido, se trata de otra megaconstrucción de China. Y de los creadores del puente más largo del mundo y del puente de cristal mas largo del mundo, llega ahora la presa que aspira a ser la planta hidroeléctrica más grande del mundo. La otra.

Si deseas conocer mas sobre el tema; cliquea por favor en lo escrito en «negrita». Muchas gracias.

Un momento: esto nos suena

El proyecto de la presa de Baihetan completa, a su vez, el gran proyecto hidroeléctrico del país asiático que se inició con algo que quizás nos suene al hablar de presas enormes: la presa de las Tres Gargantas. Una estructura que, por ahora, tiene el título de la planta energética más grande del mundo.

Baihetan se empezó a construir en 2017, situándose en el río Jinsha (en el suroeste de China, un tramo superior del Yangtsé, el río más largo del país y del continente asiático). Según dijo Xi Jinping, presidente de la República de China, «Baihetan es el mayor y más complejo proyecto de energía hidroeléctrica que está actualmente en construcción del mundo», con lo que en teoría quedaría por encima de las Tres Gargantas, aunque los cálculos la ponen por debajo en varios aspectos.

16.000 MW, 500.000 habitantes, 1 año

Imagen: China Thre Gorges Corp.

Se trata de una presa de arco de doble curvatura que llega a los 277 metros de altura, con lo que sí será al menos más alta que su monstruosa predecesora (185 metros). La elevación de cresta es de 827 metros y la longitud del arco central es de 709 metros, con un ancho de 72 metros en la base y de 13 metros en la cresta, considerándose la presa de arco más grande del mundo (con el permiso de la de Xiaowan.

Los 16.000 MW prometidos darían para dará para satisfacer la demanda energética de hasta 500.000 personas durante un año, según calculan

El objetivo es que llegue a la generación de más de 10 gigavatios, como el resto de presas del «megaproyecto» que comentábamos antes. Baihe Tan tirará de sus 16 turbinas para llegar a generar 16.000 MW, con lo que prometen que dará para satisfacer la demanda energética de hasta 500.000 personas durante un año.

​Con estos datos, en términos de capacidad de generación, sería la segunda central hidroeléctrica con mayor capacidad del mundo, precisamente después de la presa de las Tres Gargantas (22.500 MW). Quedaría por encima de la de Xiluodu (13,86 GW) y la de Wandong (aún en construcción, en teoría alcanzará los 10,2 GW).

Tras instalarse la primera de sus 16 turbinas en 2019, su construcción se dio por finalizada en junio de 2021, lo cual no es ni mucho menos mucho tiempo para una estructura así, al parecer por cierta urgencia de Xi ante el objetivo de la neutralidad de carbono en 2060. Fue dos días después, el 28 de junio, cuando empezó a generar energía (con dos de las turbinas) y se espera que en 2022 esté completamente operativa.

Y mientras tanto, el debate con las presas

Imagen: China Three Gorges Corp. vía NS

Como ocurrió con la construcción de la de las Tres Gargantas, la de Baihetan también fue criticada por los grupos de defensa medioambiental del país. El motivo: el evidente impacto ambiental en los hábitats y también en la agricultura de la zona. 

Además, hay que tener en cuenta que aunque se consideren una alternativa «más verde» a las centrales de gas y carbón, se calcula que las presas son responsables del 1,3% de las emisiones de gases invernadero que generamos la humanidad.

La prueba de que esto no frenó la envergadura del proyecto es la propia presa, que como decimos ya está acabada de construir. De hecho, aquí ya hemos visto que las viejas presas son un peligro al poder verse sobrepasadas debido (en parte) al cambio climático, y esto es algo que tampoco ha frenado el desarrollo de las grandes presas. Veremos qué ocurre en el futuro y, en cuanto a Baihetan, si cumple con sus objetivos energéticos.

Imagen de portada: Gentileza de Spanish China.org 

FUENTE: XALAKA – Por Anna Martinelli