La causalidad se disipa en el mundo cuántico

El orden temporal del mundo no siempre se cumple en el universo cuántico, sugiriendo que el futuro puede influir en el pasado y que el tiempo y el espacio son subproductos de fenómenos naturales todavía incomprendidos.

Durante poco más de una década, los físicos han estado estudiando un extraño fenómeno en el mundo cuántico. En una escala muy pequeña, es posible que el orden temporal entre diferentes eventos no siempre esté bien definido.

La física cuántica describe el mundo microscópico con una precisión impresionante. Sus predicciones nunca han sido contradichas por la experiencia. Pero también es famoso por sus rarezas.

De hecho, los objetos microscópicos se comportan de forma contraria a la intuición. Primero, sus propiedades (como su posición y velocidad) a veces solo pueden tomar ciertos valores muy precisos.

Para hacer una analogía con nuestro mundo macroscópico, todo sucede como si, cuando nos movemos en línea recta, solo pudiéramos movernos a «saltos» de un metro, sin que nunca pudiéramos tener una posición intermedia.

En segundo lugar, dos entidades pueden influir entre sí estando separadas por grandes distancias, a velocidades superiores a las de la luz.

En tercer lugar, algunos objetos tienen propiedades (como su posición o velocidad) que se encuentran en «superposiciones cuánticas» de varios valores.

¿Qué significa, para un objeto, estar en una «superposición» de varias posiciones? ¿El objeto no está en ninguna parte? ¿En todas partes al mismo tiempo? Estas preguntas han animado a físicos y filósofos durante décadas.

Una extrañeza más en el mundo cuántico

Sin embargo, en la última década han surgido nuevos descubrimientos que llevan la complejidad del problema al siguiente nivel.

El trabajo de físicos dispersos por todo el mundo indica que, cuando ocurren dos eventos en el mundo cuántico, el orden temporal de estos eventos a veces es indefinido.

En nuestra escala, siempre es posible saber si una persona estornudó primero antes de disculparse, o al revés. Sin embargo, la física cuántica parece indicar que, a pequeña escala, podría ser que, a veces, ninguna de estas dos posibilidades es la correcta.

Lo cierto es que el orden temporal entre diferentes eventos está fuertemente ligado a relaciones causales. De hecho, una causa siempre debe preceder a su efecto. Por lo tanto, si el orden temporal entre diferentes eventos no está definido, también podría pasar lo mismo con su orden causal.

¿Cómo dar sentido a un mundo en el que las cosas no se desarrollan en un orden bien definido? Esta pregunta es un desafío para los filósofos de la ciencia. Sin duda, se ofrecerán respuestas audaces, y hasta es posible que tengamos que aceptar un cuestionamiento profundo de nuestra visión del mundo físico.

Una experiencia inquietante

Podemos observar órdenes causales indefinidos en el laboratorio, por ejemplo gracias al ” interruptor cuántico”, una disposición experimental muy particular que se ha llevado a cabo en varias ocasiones.

Detallamos uno de estos logros experimentales, en el que cada uno de dos investigadores realiza una acción sobre la misma partícula de luz, llamada fotón. Estas manipulaciones consisten, por ejemplo, en modificar una propiedad de este fotón, lo que se denomina “modo espacial”.

El orden en el que ocurren las dos operaciones está determinado, no por los propios científicos, sino por el valor de otra propiedad del fotón, llamada «polarización».

Cuando la polarización del fotón está en una «superposición cuántica» de dos valores distintos, y después de que un tercer experimentador haya medido esta polarización al final del experimento, no se puede describir lo que ha pasado.

¿La gota se eleva de nuevo antes de aterrizar? Elias Kaufhof / Unsplash , CC BY

Orden incierto

Es imposible describirlo, ni poniendo en primer lugar la manipulación del fotón antes de ser enviada al segundo investigador, ni cambiando el orden causal al revés.

Esta intrigante investigación se encuentra todavía en sus primeras etapas. Permitirá estudiar el comportamiento de las relaciones temporales o causales a muy pequeña escala, en el mundo cuántico.

Es importante dar sentido a la ausencia de un orden temporal o causal entre eventos. De hecho, el orden de los eventos a través del tiempo (y el espacio) forma la base sobre la cual los humanos construyen su comprensión de todo.

Por ejemplo, cuando un objeto se rompe después de una caída, lo explicamos por su impacto con el suelo, después de haber seguido un camino específico en el aire.

Asimismo, la historia de la humanidad se cuenta mediante el desarrollo de una sucesión continua de hechos que han ocurrido en diversas partes del mundo, en momentos muy concretos.

Futuro y pasado

Para mantener nuestros métodos de razonamiento clásicos, por lo tanto, debemos comprender qué sucede con las nociones de tiempo y espacio en el mundo cuántico. También debemos dar sentido a su posible ausencia.

Para responder a estas preguntas, ciertos filósofos y físicos consideran, por ejemplo, que el futuro puede influir en el pasado. Otros contemplan la idea de que el tiempo y el espacio sólo pueden ser el «subproducto» de fenómenos más fundamentales, cuya naturaleza aún no se ha comprendido.

Finalmente, el descubrimiento del «interruptor cuántico» y los órdenes causales indefinidos bien podrían resultar útiles en el campo de la informática cuántica y para el desarrollo de futuras «computadoras cuánticas» de nuevo tipo.

De hecho, la existencia de estos fenómenos podría aprovecharse para realizar nuevos desarrollos. También podrían hacer posible realizar ciertos cálculos de manera más eficiente que con más computadoras cuánticas estándar. Así, la investigación reciente en física cuántica promete posibles revoluciones, tanto filosóficas como tecnológicas.

FUENTE: (*Laurie Letertre es estudiante de doctorado en filosofía de la física en la Universidad Grenoble Alpes (UGA). Este artículo se publicó originalmente en The Conversation. Se reproduce con autorización.

Imagen superior: Stan Bonnar, Flickr.

Excavaban para construir una obra y descubrieron la piedra de zafiro más grande del mundo

La piedra valuada en más de u$s100 millones en el mercado internacional, fue hallada por obreros que trabajaban en el pozo de una casa en Sri Lanka.

El descubrimiento de un inesperado tesoro sorprendió a las autoridades de Sri Lanka, se trata de la piedra de zafiro más grande del mundo y fue hallada por accidente en el patio trasero de una vivienda común en obra.

Pesa alrededor de 510 kilogramos o 2,5 millones de quilates y fue nombrada como “Zafiro de la Serendipia”. Está valuada en u$s100 millones en el mercado internacional.

El propietario es, casualmente, un comerciante de gemas que vive en la ciudad de Ratnapura. El hombre fue notificado sobre una extraña roca de color azul claro que fue hallada por los trabajadores, que hacían algunos arreglos en la infraestructura de su terreno y tenían que cavar un pozo.

“La persona que estaba cavando nos alertó sobre algunas piedras raras. Más tarde nos topamos con este enorme espécimen”, dijo a la BBC Gamage, como se hizo llamar el propietario de la piedra para proteger su identidad.

El inusual hallazgo se produjo hace más de un año pero fue informado ahora.

Gamage, cuya familia comercializó gemas durante tres generaciones, demoró más de un año en limpiar la piedra de barro y otras impurezas antes de que las autoridades del país pudieran analizarla y certificarla. Aún no ha sido examinada por expertos internacionales.

Durante el proceso de limpieza, Gamage dijo que algunas piedras se cayeron del racimo y se descubrió que eran zafiros estrella de alta calidad. Sin embargo, los expertos también señalan que, aunque el espécimen tiene un valor en quilates alto, es posible que todas las piedras dentro del racimo no sean de alta calidad.

“Nunca antes había visto un espécimen tan grande. Probablemente se formó hace unos 400 millones de años”, dijo a la BBC el Dr. Gamini Zoysa, un renombrado gemólogo.

Ratnapura, que significa ciudad de las gemas en dialecto cingalés, es conocida como la capital de las gemas del país del sur de Asia. El año pasado, Sri Lanka ganó alrededor de 500 millones de dólares a través de la exportación de gemas, diamantes cortados y joyas.

Como todas las naciones, el país asiático ha visto afectado sus ingresos por la pandemia de Covid 19 y espera que el “Zafiro de la Serendipia” ahora atraiga a compradores y expertos internacionales.

“Es un espécimen especial de zafiro estrella, probablemente el más grande del mundo. Dado el tamaño y su valor, creemos que interesará a coleccionistas privados o museos“, declaró Thilak Weerasinghe, presidente de la Autoridad Nacional de Joyas y Gemas de Sri Lanka.

FUENTE: Ámbito – Noticias del mundo.

Medicina. Avances cientificos. Parte I

Hallado el denominador común para todos los cánceres

Científicos del Sinai Health han encontrado que todos los cánceres se dividen en solo dos categorías. Los hallazgos podrían proporcionar una nueva estrategia para tratar las formas más agresivas de la enfermedad.

En una nueva investigación publicada este mes en la revista especializada Cancer Cell, científicos del Instituto de Investigación Lunenfeld-Tanenbaum -LTRI-, parte de Sinai Health, han conseguido dividir todos los tipos de cáncer en dos grupos según la presencia o ausencia de una proteína asociada a estos a la que han bautizado como Yes-Associated Protein, o sencillamente YAP.

Rod Bremmer, científico principal deL TRI, explica que lo que han descubierto es que todos los cánceres tienen como denominador común la llamada proteína YAP, ya se encuentre o no desactivada en el tumor, y que este estado de activación o latencia, es lo que condiciona que los distintos cánceres presentan diferentes sensibilidades o resistencias a los diferentes medicamentos o tratamientos. “YAP juega un papel importante en la formación de tumores malignos porque es un importante regulador de la vía de señalización del hipotálamo”, declara el científico.

Un interruptor tumoral

YAP no sólo se encuentra activado o desactivado, sino que presenta efectos opuestos a favor o en contra del cáncer en ambos contextos“, apunta Bremner. “Por lo tanto, los cánceres YAP-on -en los que la proteína se encuentra activada- necesitan a YAP para crecer y sobrevivir. Por el contrario, los cánceres YAP-off dejan de crecer cuando activamos YAP”.

De hecho, muchos cánceres YAP-off son muy letales. En su nueva investigación, la cual se publica bajo el título Binary pan-cancer classes with distinct vulnerabilities defined by pro-or anti-cancer YAP/TEAD activity. Bremner y sus colegas del Roswell Park Comprehensive Cancer Center de Buffalo, en Nueva York, muestran que algunos cánceres como el de próstata o pulmón pueden saltar de un estado YAP-on a un estado YAP-off para resistir los tratamientos.

La proteína YAP condiciona que los distintos cánceres presentan diferentes sensibilidades o resistencias a los diferentes medicamentos o tratamientos.

Así, cuando las células cancerosas se cultivan en una placa de un laboratorio, flotan o se adhieren. El equipo de investigadores descubrió que YAP es el regulador maestro de la flotabilidad de una célula, donde todas las células flotantes son YAP-off y todas las células pegajosas son YAP-on. “Es bien sabido que los cambios en el comportamiento adhesivo de un tumor están asociados con la resistencia a los medicamentos, por lo que nuestros hallazgos sitúan a YAP en el centro de este comportamiento”, detalla el científico.

“Las terapias que abordan estos cánceres podrían tener un efecto profundo en la supervivencia del paciente” añade Joel Pearson, becario postdoctoral en el Laboratorio de Bremner y coautor del artículo. “Esta regla binaria y simple que descubrimos podría exponer diversas estrategias para tratar muchos tipos de cáncer que caen en las superclases YAP-off o YAP-on”, continúa. “Además, dado que los cánceres saltan entre estos 2 estados para evadir la terapia, tener formas de tratar los estados YAP-off y YAP-on podría convertirse en un enfoque general para evitar que el cáncer cambié para resistir los tratamientos farmacológicos”, sentencia con la esperanza de que al deducir las vulnerabilidades comunes para estos tipos de cáncer, sea posible desarrollar nuevos enfoques terapéuticos.

Radón, el gas doméstico invisible que provoca cáncer

La exposición a este gas incoloro es un factor clave en la aparición de cáncer de pulmón. Buena parte de las viviendas del oeste peninsular están expuestas a este gas, del que la OMS ha establecido que es el segundo factor de riesgo de cáncer de pulmón en fumadores y el más importante entre los nunca fumadores.

El gas radón es un gas radioactivo que procede de la descomposición del Radio 226 – Foto: iStock

Por Alberto Ruano / *The Conversation -14 de abril de 2021

A Carmen le diagnosticaron un cáncer pulmonar hace dos años, cuando acababa de cumplir 63. Recibió sorprendida el diagnóstico, pues ni ella ni su marido Pepe habían fumado nunca.

Indagando acerca de las posibles causas encontró que en la zona donde vivía, en la sierra de Guadarrama, había elevadas concentraciones de un gas denominado radón, incoloro, inodoro e insípido. Encargó una medición a un Laboratorio Acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación(ENAC) y descubrió sorprendida que en su vivienda había una concentración de 1.200 becquerelios por metro cúbico (Bq/m3). Aquello supera en cuatro veces la concentración máxima establecida por una Directiva Europea publicafda en el año 2014.

Carmen se quedó más impactada si cabe cuando se enteró de que el Gobierno de España no ha traspuesto esa directiva 3 años después de que haya vencido el plazo obligatorio para ello. Rápidamente, contactó con una empresa especializada que logró disminuir la concentración de radón de forma significativa, a 150 Bq/m3.

Un gas carcinógeno peligroso

El gas radón, un gran desconocido para la población, es un gas radioactivo que procede de la descomposición del Radio 226 que está presente en todas las rocas de la corteza terrestre. Este gas penetra en las viviendas por grietas, fisuras o juntas mal selladas y puede alcanzar concentraciones peligrosas en viviendas y lugares de trabajo situados en zonas de riesgo.

En España, esas zonas son fundamentalmente graníticas, ya que el granito contiene mucho Uranio y Radio –del que procede el radón–. Las zonas de España con mayor riesgo las ha caracterizado adecuadamente el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) en un Mapa con 12.000 mediciones en viviendas, en el que participó el Laboratorio de Radón de Galicia de la Universidad de Santiago de Compostela. Según el CSN, que es la autoridad nacional en protección radiológica, el 70% de Galicia, el 47% de Extremadura y el 36% de Madrid, tienen alta probabilidad de presentar concentraciones elevadas de gas radón.

Mapa del potencial de radón en España.

Mapa del potencial de radón en España.

Foto: Consejo de Seguridad Nuclear

El gas radón fue declarado carcinógeno humano en 1988 por la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer y la OMS ha establecido que es el segundo factor de riesgo de cáncer de pulmón en fumadores y el más importante entre los nunca fumadores.

¿Cuándo es peligroso?

En 2009 se publicó un informe de la Organización Mundial de Salud (OMS) que concluía que idealmente no se deben superar los 100 Bq/m3 y en ningún caso los 300 Bq/m3. Esta recomendación se basa en evidencia científica sólida publicada en el estudio más citado sobre eadón y cáncer de pulmon que incluyó más de 21.000 participantes, observando un riesgo lineal entre la exposición a radón y riesgo de cáncer de pulmón.

Llegados a este punto, es importante también subrayar que existe una importante interacción entre el radón y el consumo de tabaco. Concretamente, los fumadores expuestos a concentraciones elevadas de gas radón multiplican las posibilidades de desarrollar este cáncer.

Buscando al enemigo invisible

En 2014, la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer indicaba en el Código Europeo Contra el Cáncer que la medición de gas radón en las viviendas debería promoverse para reducir la probabilidad de desarrollar cáncer de pulmón en un futuro. La medición es sencilla y barata, y debe hacerla un Laboratorio Acreditado.

Por otro lado, existen fuertes evidencias científicas obtenidas en diferentes estudios realizados por grupos de investigación con la colaboración de numerosos hospitales sobre el riesgo de cáncer de pulmón en los sujetos expuestos a gas radón en España, tanto en fumadores como en nunca fumadores. El último de ellos, publicado en 2020, incluía más de 3.700 participantes de varias Comunidades Autónomas.

Del mismo modo que el radón puede concentrarse en las viviendas, también se acumula en puestos de trabajo ubicados en zonas de riesgo y se ha llegado a registrar hasta 7.000 Bq/m3 en lugares de trabajo. Un estudio realizado en colaboración con ISTAS, el mayor publicado en España en este ámbito, calculó que el 27% de los puestos de trabajo superan los 300 Bq/m3, la cifra límite marcada por la OMS.

Porcentaje de medidas de más de 200Bq/m3 por municipio en Galicia

Porcentaje de medidas de más de 200Bq/m3 por municipio en Galicia

Foto: Radon.gal

Paleontólogo encontró 70 huevos de dinosaurios.

Juan Porfiri, de General Acha, intervino activamente en el hallazgo. Los 73 ejemplares encontrados son de ave y con una antigüedad de 85 millones de años del período cretácico.

Un “Sitio de Nidificación” con más de 70 huevos de dinosaurios fue hallado dentro del campus de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), en Neuquén, durante un monitoreo realizado por el Museo de Ciencias Naturales debido a la futura construcción de nuevos edificios en ese lugar.

huevos dino 2

Así lo confirmaron especialistas de esa casa de estudios y señalaron que los huevos fueron rescatados en un área protegida de la universidad por ser considerado un “sitio único” en el mundo por la riqueza paleontológica que contiene.

El paleontólogo Juan Porfiri, pampeano, explicó que decidieron “realizar un monitoreo de un sector del campus de la universidad dónde se van a ejecutar nuevas construcciones en un yacimiento de fósiles muy rico donde hemos encontrados serpientes y cocodrilos y donde creemos que hay mucho más por rescatar”.

huevos dino 1

“Nosotros propusimos antes de que comenzaran las obras, al haber riesgo paleontológico, hacer el monitoreo en ese sector donde años anteriores habíamos trabajado y encontrado fósiles”, indicó Porfiri, oriundo de General Acha.

También explicó que “cuando limpiaron el lugar se encontraron con un área de nidificación que tiene muchos huevos de los cuales hemos rescatado hasta el momento 73 y siguen apareciendo”.

Porfiri precisó a la agencia oficial Télam que lo que hallaron “es un sitio de nidificación que tiene 12 metros de largo por 5 de ancho”.

Sobre la base de antecedentes de este tipo de huevos que se han estudiado, el científico explicó que los hallados en la universidad son de ave y con una antigüedad de 85 millones de años del período cretácico.

El paleontólogo especificó que “tienen aproximadamente 5 centímetros de punta a punta en forma elíptica, con una cáscara sumamente lisa a diferencia de otros huevos de dinosaurios que han aparecido en la ciudad de Neuquén que son rugosos, redondos y de mayor tamaño”.

La formación geológica del hallazgo se denomina “Bajo de la Carpa” y “hace 85 millones de años era un lugar con dunas y pequeñas lagunas con un clima semiárido”, detalló Porfiri.

En las próximas semanas continuarán las tareas de rescate, aunque muchos de los materiales encontrados están en el sitio y otros se han colectado y ya fueron incorporados a la colección del Museo.

Porfiri destacó que “hay varios estudios hechos sobre estos huevos de aves, pero siempre hay nuevos aportes a través de estudios tafonómicos que se están haciendo para conocer bien por qué están depositados, qué forma de depositación tienen y, a su vez, avanzar en algún otro tipo de investigaciones”.

“El yacimiento paleontológico de todo el campus universitario es sumamente importante porque siempre aparecen materiales fósiles, incluso muchos de los que han aparecido son nuevas especies de cocodrilos, reptiles, aves y que han sido los primeros grupos de nuevas familias de dinosaurios que se han encontrado en el mundo”, explicó.

Puso como ejemplo fósiles hallados de cocodrilos “Notosuquios”, o los “Alvarezsauridos”, una familia de dinosaurios que aparecen en el campus de la universidad por primera vez y después empiezan a aparecer parientes de estos en Mongolia, en Canadá y en otras partes del mundo”.

“El campus de la universidad es conocido mundialmente y justamente por la riqueza paleontológica que tiene, lo transforma en algo único, y por eso es tan importante seguir poniendo en valor todo esto”.

“Quienes trabajan en paleontología de cualquier lugar del mundo, conocen a la universidad por su riqueza”, dijo.

Del proyecto de investigación participan estudiantes de la carrera de Geología de la UNCo que han formado parte de otras iniciativas con el Museo de Ciencias Naturales y la Secretaría de Políticas Universitarias.

“Son voluntariados universitarios con especialización en paleontología y hoy se ven ante esta oportunidad de trabajar en este proyecto”, comentó Porfiri.

El equipo de trabajo lo coordinan los paleontólogos Juan Porfiri y Domenica dos Santos y lo integran los estudiantes avanzados de geología de la universidad, Darío López, Macarena Martínez, Martín Gasparini y Santiago Sánchez.

FUENTE: El Diario de la Pampa- Provincia de la Pampa – República Argentina –

 

La tribu del Amazonas que esconde el secreto para retrasar el envejecimiento.

Un grupo de investigadores descubrió que los indígenas tsimane envejecen de una manera muy particular.

Un equipo de investigadores descubrió que los indígenas tsimane, habitantes del Amazonas boliviano, experimentan menos atrofia cerebral que los ciudadanos norteamericanos y europeos. Sus volúmenes cerebrales disminuyen con la edad un 70% más lento que en las poblaciones occidentales.

En el estudio publicado en la revista científica Journal of Gerontology, los expertos hallaron que, a pesar de que los habitantes de las naciones industrializadas tienen un mejor acceso a la atención médica moderna, son más sedentarios y llevan una dieta más rica en grasas saturadas. En cambio, los tsimane, quienes carecen de llegada a los cuidados terapéuticos, son muy activos físicamente y consumen una dieta más rica en fibra que incluye verduras, pescado y carne magra.

Los tsimane son muy activos físicamente y consumen una dieta más rica en fibra que incluye verduras, pescado y carne magra

Los tsimane son muy activos físicamente y consumen una dieta más rica en fibra que incluye verduras, pescado y carne magra

Tsimane Health and Life History Project Team

“Los tsimane nos proporcionaron un experimento natural asombroso sobre los efectos perjudiciales en nuestra salud de los estilos de vida modernos”, aseguró Andrei Irimia, profesor en la Escuela de Gerontología Leonard Davis de la Universidad del Sur de California y autor principal del estudio.

“Estos hallazgos sugieren que la atrofia cerebral puede reducirse de forma sustancial por los mismos factores de estilo de vida asociados con un riesgo muy bajo de enfermedad cardíaca”, indicó Irimia.

Los investigadores estudiaron los cerebros de 746 individuos adultos de la tribu tsimane, de entre 40 y 94 años, mediante tomografías computarizadas. 

Para ello, tuvieron que trasladar a los indígenas desde sus remotas aldeas hasta la ciudad más cercana, llamada Trinidad, en un viaje que duró hasta dos días completos a través de ríos y carreteras.

Los escaneos cerebrales ayudaron a los científicos a calcular los volúmenes de materia gris, que luego asociaron con cada una de las edades de los tsimanes. Y a continuación, compararon estos resultados con los estudios de las poblaciones industrializadas de Estados Unidos y Europa.

Los investigadores tuvieron que trasladar a los indígenas desde sus remotas aldeas hasta la ciudad más cercana en un viaje que duró hasta dos días completos a través de ríos y carreteras

Los investigadores tuvieron que trasladar a los indígenas desde sus remotas aldeas hasta la ciudad más cercana en un viaje que duró hasta dos días completos a través de ríos y carreteras

Tsimane Health and Life History Project Team

De esta manera, los científicos encontraron que la diferencia en los volúmenes cerebrales entre la mediana edad y la vejez era un 70% menor en los tsimanes que en las poblaciones occidentales. Esto sugiere que los cerebros de los indígenas experimentan mucha menos atrofia que los cerebros de los occidentales a medida que envejecen. Esta atrofia se relaciona con el riesgo de deterioro cognitivo y funcional, y también con la demencia.

En el estudio, los investigadores señalaron que estos indígenas poseen altos niveles de inflamación, que en los occidentales están asociados con la atrofia cerebral. Pero la investigación sugirió que esta alta inflamación no tiene un efecto pronunciado sobre los cerebros de tsimanes.

Según los expertos, los bajos riesgos cardiovasculares de los tsimane pueden compensar su riesgo inflamatorio provocado por las infecciones, lo que genera nuevos interrogantes sobre las causas de la demencia. La razón más aceptable para los investigadores es que, en los cerebros de los occidentales, la inflamación está asociada con la obesidad y con causas metabólicas. Mientras que en los tsimanes, está impulsada por infecciones respiratorias, gastrointestinales y parasitarias.

Las enfermedades infecciosas son la principal causa de muerte entre los indígenas. “Nuestro estilo de vida sedentario y una dieta más rica en azúcares y grasas pueden estar acelerando la pérdida del tejido cerebral con la edad y haciéndonos más vulnerables a enfermedades como el Alzheimer”, aseguró Hillard Kaplan, profesor de la Universidad de Chapman y coautor del estudio.

Los científicos compararon los resultados con los estudios de las poblaciones industrializadas de Estados Unidos y Europa

Los científicos compararon los resultados con los estudios de las poblaciones industrializadas de Estados Unidos y Europa

Tsimane Health and Life History Project Team

Los indígenas tsimane captaron la atención de los científicos y del mundo, cuando un estudio anterior descubrió que tenían corazones extraordinariamente sanos en la vejez. Ese estudio publicado en 2017, detalló cómo los tsimanes tienen la prevalencia más baja de aterosclerosis coronaria de cualquier población conocida por la ciencia y que tienen pocos factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. La prevalencia es la proporción de personas que sufren una enfermedad con respecto al total de la población en estudio.

Es muy probable que esta muy baja tasa de enfermedades cardíacas entre los alrededor de 16.000 tsimanes, esté relacionada con su estilo de vida de subsistencia preindustrial de caza, recolección, pesca y agricultura.

“Este estudio demuestra que los tsimane se destacan no solo en términos de salud cardíaca sino también en términos de salud mental. Los hallazgos sugieren que existen amplias oportunidades de intervención para mejorar la salud cerebral, incluso en poblaciones con altos niveles de inflamación”, concluyó Kaplan.

FUENTE: LA NACIÓN – Ciencia

¿Un continente perdido?

Islandia podría albergar un nuevo continente debajo del mar

Los científicos lo han llamado “secreto geológico” debido a que el océano lo ha cubierto por completo.

En Islandia estaría un nuevo continente debajo del mar cuya extensión podría ser más grande que toda Europa. En Islandia habría un continente prehistórico que no se había encontrado antes por lo que serían los restos de una formación rocosa masiva que había sido cubierta por las olas.

Los científicos lo han llamado “secreto geológico” debido a que el océano lo ha cubierto por completo. Como parte de los estudios esperan que revele algunos secretos de Pangea, el gran continente que existió hace millones de años.

Pixabay

Pixabay

El nuevo continente en Islandia

Pangea era el supercontinente que concentraba todas las tierras del planeta pero fue destruida por los movimientos tectónicos hace millones de años.

El continente se ha nombrado “Icelandia” por la referencia al país donde fue encontrado. El equipo de geólogos cree que puede abarcar hasta un millón de kilómetros cuadrados.

De ser así se demostraría que Pangea no se destruyó por completo al final de la era Paleozoica, hace 50 millones de años. Gillian Foulger, profesora de geofísica en el Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Durham, dijo para National Geographic que según sus estimaciones podría estar pasando lo mismo en otras partes del mundo.

El nuevo continente encontrado en Islandia ha sido catalogado como Patrimonio de la Humanidad y podría revelar varios secretos sobre la formación del planeta.

FUENTE: El Heraldo USA – Tendencias –

¿Demasiados interrogantes? – Parte II

Así se veían los denisovanos, el extraño grupo de homínidos que se cruzó con nuestros antepasados hace 50.000 años.

GENTILEZA: MAAYAN HAREL

Se cree que los denisovanos se extinguieron hace 50.000 años.

Su rostro ha vuelto a tomar forma después de 50.000 años.

Un equipo de investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén realizó la primera reconstrucción facial de un grupo de homínidos que fue descubierto hace poco más de una década y que es conocido como los denisovanos.

Desde que los primeros restos de este grupo que se cruzó con nuestros antepasados fue descubierto en 2008, una de las grandes preguntas que intrigaron a los expertos era cómo era su apariencia física.

Ahora, tras realizar un estudio genético del grupo, los investigadores pudieron determinar algunas características anatómicas de nuestros parientes y realizar un diseño de su cabeza y cara mediante programas informáticos.

¿Quiénes eran los denisovanos?

Hace unos 100.000 años había varios grupos diferentes de humanos, incluidos los humanos modernos, los neandertales y los denisovanos.

GETTY IMAGES – Hace 100.000 años convivieron diferentes grupos de humanos.

“En muchos sentidos, los denisovanos se parecían a los neandertales, pero en algunos rasgos se parecían a nosotros y en otros eran únicos”, cuenta el profesor Liran Carmel, investigador de la Universidad Hebrea de Jerusalén.

Se cree que los denisovanos se asentaron en Siberia y en el este de Asia.

Los científicos han encontrado evidencia de que vivían a gran altura en el Tíbet, transmitiendo un gen que ayuda a las personas modernas a hacer frente a elevaciones similares.

Todavía no se sabe por qué desaparecieron.

GENTILEZA: MAAYAN HAREL

Los denisovanos tienen rasgos comunes con los humanos modernos y los neandertales.

Solo llamaron la atención del mundo después de que los arqueólogos investigaron algunos restos en una cueva en Siberia hace poco más de una década.

Hasta ahora, los únicos restos de denisovanos descubiertos son tres dientes, un hueso meñique y una mandíbula inferior.

Según los estudios, alrededor del 5% de los ancestros de las personas de Oceanía pueden remontarse hasta los denisovanos.

¿Qué nos dicen las nuevas reconstrucciones?

Las reconstrucciones, basadas en complejos análisis de ADN de denisovanos, neandertales, chimpancés y humanos, muestran que el cráneo de este homínido era probablemente más ancho que el nuestro o el de los neandertales.

También parece que no tenían mentón.

Los expertos estiman que muchos rasgos de los denisovanos son similares a los de los neandertales, incluida la frente inclinada, la cara larga y la pelvis grande.

También otras características que son únicas entre los humanos, como un gran arco dental.

El profesor Carmel le dijo a la BBC que estaba encantado de descubrir que algunas de sus predicciones habían sido confirmadas por el descubrimiento de una mandíbula de denisovano.

“Cuando se reportó el hallazgo del hueso de la mandíbula estábamos muy emocionados de ver cómo coincidía. Fue una especie de confirmación independiente de nuestro método”, afirmó.

Las reconstrucciones fueron solo el comienzo de la investigación sobre los denisovanos, adelantó el profesor Carmel.

“Eran humanos muy similares a nosotros, por lo que señalar las diferencias entre nosotros es fundamental para comprender qué nos hace humanos y qué pudo habernos llevado a la forma en que nos adaptamos al mundo”, dijo.

El curioso hallazgo de la primera humana fruto del encuentro sexual entre dos especies distintas: una neandertal y un denisovano.

B VIOLA, MPI-EVA

Cueva denisova en Siberia: la escena de un antiguo encuentro.

Hace mucho tiempo, dos humanos de diferentes especies se conocieron en una cueva en Rusia.

Y cerca de 50.000 años después, un grupo de científicos descubrió a la hija que tuvieron juntos.

Por medio del ADN extraído de los fragmentos de hueso hallados en la cueva, se logró determinar que la niña era hija de una madre neandertal y un padre denisovano.

El hallazgo, publicado en la revista Nature, ofrece una nueva perspectiva sobre las vidas de nuestros parientes humanos más cercanos.

Los neandertales y los denisovanos eran humanos como nosotros, pero pertenecían a distintas especies.

“Sabíamos de estudios anteriores que los neandertales y los denisovanos debieron tener hijos en ocasiones”, dijo Viviane Slon, investigadora del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva (MPI-EVA) de Leipzig, en Alemania.

“Pero nunca imaginé que seríamos tan afortunados como para encontrar a un descendiente de ambos grupos”.

¿Todos somos parte neandertal?

En la actualidad, los humanos que no son africanos tienen en su ADN una pequeña porción que proviene de los neandertales.

Algunas otras poblaciones no africanas, dependiendo de en dónde viven, también tienen en su ADN una fracción que proviene de un grupo originario de Asia conocido como denisovanos.

Excavaciones en la cueva.

GENTILEZA: B VIOLA, MPI-EVA

Estudios anteriores demuestran que los neandertales y los denisovanos debieron tener hijos en ocasiones. Esta excavación encontró evidencia fósil de uno.

El hecho de que los genes se pasan a las siguientes generaciones demuestra que el cruce entre especies debió presentarse.

Sin embargo, el único lugar conocido en el que se ha encontrado evidencia fósil de los denisovanos y los neandertales ha sido en una cueva denisova en las montañas Altai de Siberia.

Y a menos de 20 humanos conocidos como arcaicos (aquellos pertenecientes a especies diferentes a la nuestra, Homo sapiens) se les ha secuenciado su genoma.

“De este número bastante reducido, podemos llegar a encontrar un individuo de ascendencia mixta, mitad y mitad”, comentó la doctora Slon a BBC News.

Cuando se toman en cuenta otros estudios, “empiezas a tener la imagen completa de que en toda nuestra historia evolutiva siempre se han dado cruzamientos entre los humanos”.

¿En dónde y cuándo vivieron los denisovanos y los neandertales?

Se sabe que los neandertales y los denisovanos coincidieron en la misma época en Eurasia.

Ambos grupos vivieron hasta hace 40.000 años. Los neandertales en el oeste y los denisovanos en el este.

Conforme los neandertales migraron hacia el este, se pudieron haber encontrado en ocasiones con los denisovanos y con algunos de los primeros humanos modernos.

“Puede que los neandertales y los denisovanos no tuvieran muchas oportunidades de encuentro”, comentó Svante Pääbo, director del MPI-EVA.

“Pero en las ocasiones que coincidieron, debieron haberse apareado con frecuencia, mucho más de lo que pensábamos en un inicio”.

¿Qué sabemos de la niña y su familia?

La historia de la niña se ha ido esclareciendo a partir de un fragmento de hueso que arqueólogos rusos encontraron hace varios años en la cueva denisova.

El fósil se trasladó a Leipzig para hacerle análisis genéticos.

Cueva denisova.

GENTILEZA: B. VIOLA, MPI-EVA

La cueva es el único lugar en el que se han encontrado fósiles de los neandertales y los denisovanos.

“El fragmento es parte de un hueso largo y podemos estimar que el individuo (al que pertenecía) tenía al menos 13 años de edad”, dijo Bence Viola, de la Universidad de Toronto.

Los investigadores dedujeron que la madre de la niña era más cercana genéticamente a los neandertales que vivieron en Europa occidental que a algún individuo neandertal que haya vivido antes en la cueva denisova.

Esto demuestra que los neandertales migraron entre Asia y Europa occidental y oriental, decenas de miles de años antes de que perecieran.

Los estudios genéticos también revelaron que el padre denisovano tuvo al menos un ancestro neandertal en su árbol familiar.

Quiénes eran los misteriosos homínidos de Denisova y por qué importan sus encuentros sexuales con los humanos modernos.

GETTY IMAGES

En Papúa Nueva Guinea hay pobladores cuyo ADN proviene en un 5% de ancestros denisovanos.

No se sabe qué aspecto tenían, qué comían o si poseían tecnología. De hecho, hasta hace una década ni siquiera se sabía que los denisovanos habían existido alguna vez.

Lo que es seguro es que esta especie de homínidos antiguos tuvo sexo con los humanos modernos.

De acuerdo con un estudio publicado esta semana en la revista Cell, nuestros antepasados se cruzaron y tuvieron hijos con los denisovanos en al menos dos oportunidades.

Utilizando innovadoras técnicas, investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, detectaron rastros de ADN de los homínidos de Denisova en personas que hoy en día viven en el este de Asia y en Oceanía, y descubrieron que eran distintos entre sí.

“Me sorprendió que hubiera dos grupos muy diferentes de denisovanos que aportaran ADN a los humanos modernos; no era algo que esperaba ver”, dijo Sharon Browning, autora principal del estudio y genetista de la Universidad de Washington, al sitio de noticias Live Science.

Y es que cada nuevo descubrimiento sobre estos misteriosos homínidos tiene el potencial de reescribir la historia.

¿Quiénes eran los denisovanos?

En 2008 un equipo de antropólogos descubrió un diente adulto y huesos del meñique de una niña en Denisova, una cueva en el sur de Siberia.

Este diente es uno de los pocos restos fósiles de denisovanos que se han encontrado hasta la fecha. (Foto: David Reich/Nature)

Los restos fósiles tenían 40.000 años de antigüedad y, si bien los estudios genéticos demostraron que tenían vínculos con los neandertales, tampoco se trataba de la misma especie.

Tras establecer que tenían tantas diferencias con los neandertales como con los homo sapiens, la nueva especie fue bautizada en honor al lugar de aquel primer hallazgo.

En estos 10 años apenas se encontró otro diente y restos fósiles de un dedo del pie en la misma cueva.

Pero el descubrimiento en sí ya obligó a reescribir los libros de la evolución y de las migraciones de los seres humanos.

Hasta entonces, por ejemplo, se pensaba que los neandertales y humanos modernos habían sido los únicos homínidos viviendo en Europa y Asia durante el Pleistoceno tardío.

Una figura de neandertal siendo fotografiado.

GENTILEZA: AFP

Los humanos modernos tuvieron al menos un episodio sexual con neandertales y dos con denisovanos.

No obstante, así como nuestros ancestros migraron de África por primera vez hace 60.000 años, los neandertales y denisovanos habían hecho lo propio hace entre 300.000 y 400.000 años.

“En lugar de la historia clara que solíamos utilizar para explicar la migración desde África de los humanos modernos y el reemplazo de los neandertales, ahora tenemos estas líneas entrecruzadas con más participantes y más interacciones de lo que previamente conocíamos”, dijo en su momento Richard Green, de la Universidad de California, en Santa Cruz, quien participó en el histórico descubrimiento.

Por otra parte se sabe que la rama de los denisovanos se separó de los neandertales hace unos 400.000 años y que ambos grupos lo hicieron de los homo sapiens hace 600.000 años.

Pero eso no les impidió tener encuentros sexuales entre ellos.

En tres instancias

En un comunicado de la Universidad de Washington, Browning dijo sobre su estudio: “Este hallazgo nos ofrece una comprensión más matizada de la mezcla de humanos modernos y poblaciones antiguas que ocurrió cuando los humanos emigraron de África”.

Para mí esto sugiere que los humanos modernos no eran tan diferentes de los neandertales y los denisovanos”

Sharon Browning, genetista de la Universidad de Washington, a Live Science

“Gracias al análisis de ADN, sabíamos que había al menos dos eventos de cruces: uno con neandertales y uno con denisovanos”, agregó.

Ahora los investigadores confirmaron al menos un encuentro sexual más entre humanos y denisovanos.

Los rastros de ADN denisovano del evento sucedido en Oceanía se registran sobre todo en el genoma de pobladores de Papúa Nueva Guinea, que contienen hasta 5% de estos ancestros.

El otro episodio, el que ocurrió en el este asiático, pudo observarse sobre todo en el ADN de chinos Han y Dai, además de japoneses.

Browning dijo a Live Science: “Para mí esto sugiere que los humanos modernos no eran tan diferentes de los neandertales y los denisovanos”.

FUENTE: BBC News

  • Ella Al-Shamahi
  • BBC Science Focus

Continuará….

¿Demasiados interrogantes? – Parte I

5 preguntas sobre los denisovanos, los extraños parientes extintos de los humanos modernos que habitaron el planeta hace 50.000 años.

Los denisovanos tienen rasgos comunes con los humanos modernos y los neandertales.

Desde que fueron descubiertos los primeros restos de este extraño grupo de homínidos en 2008, los científicos no han descansado intentando conseguir más información sobre ellos.

La tarea, sin embargo, no ha sido fácil pues hasta el momento sólo se han descubierto unos pequeños fósiles de los llamados denisovanos.

Pero gracias a una nueva y compleja técnica que analiza la actividad del ADN, investigadores han logrado hacerse una mejor idea de su apariencia y de cómo vivían.

A continuación, te respondemos 5 preguntas clave con todo lo que hay que saber sobre esta especie extinta que vivió en Siberia y el Este de Asia.

1. ¿Quiénes eran los denisovanos?

En resumen: ni siquiera los científicos están seguros. Pero, según investigaciones, los denisovanos son un pariente extinto de los humanos modernos que vivieron en Siberia y el Este de Asia.

Algunos expertos han argumentado que los denisovanos son una especie completamente nueva de nuestro género, pero otros piensan que son simplemente neandertales orientales.

Desafortunadamente, es difícil saber el período exacto en el que caminaron por nuestro planeta, ya que se han descubierto muy pocos fósiles de los denisovanos.

GETTY IMAGES – Cueva de Denisova, en el sur de Siberia.

Sin embargo, los fósiles indican que habitaron la cueva de Denisova, en el sur de Siberia (de ahí la palabra “denisovanos”), entre 50.000 a 200.000 años atrás. Además, una mandíbula de un denisovano descubierta en una cueva en la meseta tibetana indica que se pudieron encontrar en la región hace al menos 160.000 años.

Estos hallazgos sugieren que los denisovanos eran contemporáneos de los neandertales e incluso del Homo Sapiens (que surgió por primera vez hace unos 300.000 años). De hecho, la evidencia de ADN indica que tanto los neandertales como los denisovanos vivían en la cueva de Denisova, aunque probablemente no al mismo tiempo.

2. ¿Cómo fueron descubiertos los denisovanos?

Los denisovanos fueron el primer grupo de humanos que se descubrió basándose únicamente en su ADN.

Sin embargo, esto fue en gran parte por accidente.

En 2010, un genetista alemán, el profesor Johannes Krause (entonces estudiante de doctorado), estaba extrayendo ADN mitocondrial de lo que pensó que era un hueso de dedo de un neandertal encontrado en la cueva de Denisova.

Pero no era un neandertal. En cambio, Krause se había topado con un nuevo linaje: los denisovanos.

GETTY IMAGES – Con solo pequeños fragmentos de hueso, los científicos lograron tener secuenciado todo el genoma de un denisovano.

Este hallazgo dejó a los investigadores en una posición extraña y sin precedentes: tener secuenciado todo el genoma de un denisovano sin tener un solo fósil significativo, además de algunos pequeños fragmentos de hueso y dientes.

Luego, en 2019, se analizó la mitad derecha de una mandíbula encontrada durante la década de 1980 en la cueva kárstica de Baishiya, de la meseta tibetana. Si bien no se le pudo extraer el ADN, los análisis de proteínas indicaron que pertenecía a un denisovano.

Muchos sospechan que varios fósiles de homínidos del Este de Asia también son de denisovanos y se han clasificado erróneamente como otras especies. Pero sin análisis exitosos de ADN o proteínas, y pocos fósiles denisovanos con los que compararlos, simplemente no lo sabemos.

3. ¿Qué aspecto tenían los denisovanos?

Incluso con cientos de fósiles, todavía tenemos muchas preguntas sobre cómo eran los neandertales. Y es que es muy difícil imaginar cómo es una especie descubierta en 2010 sin siquiera tener un cráneo parcial a su nombre.

GETTY IMAGES – Hace 100.000 años convivieron diferentes grupos de humanos.

Pero aunque determinar cómo eran los denisovanos es increíblemente difícil, hay algunas pistas. Los pocos fósiles que existen sugieren que tenían dientes y una mandíbula grande, y posiblemente un neurocráneo aplanado y ancho.

Sorprendentemente, su apariencia se puede recrear en parte mediante una nueva técnica que utiliza la metilación del ADN. Es decir, en lugar de examinar el ADN en sí, se analiza la actividad del ADN y cómo se expresa.

Usando este método los científicos predicen que los denisovanos tenían una pelvis ancha, una caja torácica grande, una frente baja y un cráneo más ancho.

4. ¿Se aparearon alguna vez con los neandertales?

¡Sí! De hecho, un pequeño fragmento de hueso de 2,5 cm encontrado en la cueva de Denisova en 2012 dio pistas de aquello.

  • El sexo entre los humanos modernos primitivos y los neandertales no era un evento raro.
  • Sus ojos se encontraron a través del accidentado paisaje montañoso de la Rumania prehistórica.
  • Era un neandertal y estaba casi al desnudo. Tenía buena postura y piel pálida, quizás ligeramente enrojecida por las quemaduras solares. Alrededor de uno de sus gruesos y musculosos bíceps llevaba un brazalete de garras de águila.
  • Ella era una humana moderna primitiva, vestida con un abrigo de piel de animal con un ribete de piel de lobo. Tenía la piel oscura, piernas largas y su cabello estaba recogido en trenzas.
  • Él se aclaró la garganta, la miró de arriba abajo y, con una voz nasal absurdamente aguda, hizo su mejor presentación. Ella le devolvió la mirada sin comprender. Por suerte para él, no hablaban el mismo idioma. Se rieron incómodamente y, bueno, todos podemos adivinar lo que pasó después.
  • Por supuesto, eso podría haber sido mucho menos parecido a una escena de una apasionante novela romántica. Quizás la mujer era en realidad neandertal y el hombre pertenecía a nuestra propia especie. Tal vez su relación era de tipo informal y pragmática, porque simplemente no había mucha gente alrededor en ese momento. Incluso se ha sugerido, también, que tales conexiones no fueron consensuadas.
  • Si bien nunca sabremos qué sucedió realmente en este encuentro, o en otros similares, de lo que podemos estar seguros es que se dio la unión de esa pareja. 

Al principio, no fue reconocido y estuvo escondido junto a miles de fragmentos de huesos de animales durante cuatro años. Sin embargo, después de ser identificado como un hueso de homínido por investigadores de la Universidad de Oxford, fue enviado al Instituto Max Planck para su posterior análisis.

GETTY IMAGES – El sexo entre los humanos modernos primitivos y los neandertales no era un evento raro.

5 – ¿Por qué murieron los denisovanos?

No estamos exactamente seguros de cómo se extinguieron los denisovanos. Ciertamente es posible que el Homo Sapiens haya superado a los denisovanos, pero, de nuevo, no hay pruebas de ello.

Ni siquiera estamos seguros de cuándo se extinguieron. Hay pruebas de ADN limitadas que incluso sugieren que pueden haber sobrevivido en Nueva Guinea o en las islas circundantes hasta hace 15.000 o 30.000 años.

Sin embargo, sabemos que el Homo Sapiens se apareó con los denisovanos en numerosas ocasiones, y que este mestizaje benefició a los humanos de hoy.

Por ejemplo, la variante del gen EPAS1 que los tibetanos y sherpas modernos heredaron de los denisovanos los hace adaptarse mejor a altitudes elevadas, protegiendolos de la hipoxia (una condición en la que los tejidos del cuerpo se ven privados de oxígeno).

De manera similar, los científicos incluso han descubierto que algunas poblaciones modernas en Oceanía tienen un sistema inmunológico que está parcialmente codificado (y reforzado) por el ADN adquirido de los denisovanos.

FUENTE: BBC News

  • Ella Al-Shamahi
  • BBC Science Focus

Continuará…

Una amnesia imperdonable.

Los exploradores españoles olvidados por la historia

Líderes naturales que dejaron huellas de grandeza en su momento, pues en ellos deberíamos de mirarnos antes de acabar siendo un pueblo irreconocible.

Pedro Páez. Jesuita español y misionero en Etiopía

Por Á. Van den Brule A.

  •  

Los pueblos que olvidan su historia, están condenados a repetirla. Avellaneda. Con los tiempos que corren por estos y aquellos pagos del Señor (que debe de estar sesteando a lo grande), creo que al artículo de hoy debería de incorporar una reflexión previa.

Parece que nos ha mirado un tuerto y que además ha sido el chico malo de la Odisea, el Cíclope Polifemo.

La historia de hoy pienso que no es otra cosa que la reivindicación del esplendor que fue ese interludio del tiempo que nos ha sido adjudicado a este pueblo de héroes y villanos. Por ello y dada la fuga de “capitales” tan preocupante en lo que parece una amnesia galopante por el deterioro de la educación en nuestro país, quería darle un repaso al presente antes de aterrizar en algunos de los referentes que pusieron a nuestra nación en el mapa.

Foto: El duque de Lerma, por Juan Pantoja de la Cruz

El Duque de Lerma, el primer especulador inmobiliario

Á. Van den Brule A.

La libertad, es una especie en vías de extinción que cada día está más intervenida por diferentes agentes, entre ellos, el estado y las ideologías radicales que pretenden revestirse de un poder ficticio frente a la dura realidad de cada día más incisivo, penetrante e invasivo desalojo de nuestra intimidad.

Pero yo añadiría, que la libertad es algo más, no es algo que se compra en un todo a 100.

Es un curro con guardias de 24 horas y alerta permanente. Es libre solo aquel que tiene capacidad autocrítica porque es consciente de sus limitaciones y de su ignorancia permanente; por ello, la libertad es un ejercicio de convicción que no existiría sin antes tener identificado un asiento fundamental, tal que es la educación y la continua necesidad de ella durante el trayecto que hollamos este desquiciado planeta.

Una formación ecléctica y no sesgada, con un horizonte inasible pero referente y motivador, es el aliento y el estímulo para crecer constantemente. Siempre habrá algo que leer o un viaje que hacer. Y esto viene a colación, porque como pueblo sanguíneo y pasional, deberíamos saber que lo que puede ser una activo también puede ser una debilidad; por ello, en estos momentos tan delicados para las democracias, demos la espalda a los aviesos que discuten intentando meter goles por detrás de la portería, a los que tienen apellidos con reminiscencias sacras y a los que se pelean por temas banales que solo conducen a la distracción y distorsionan objetivos que requieren una solución perentoria y sin demoras, pues el tiempo apremia.

“Muchos fueron auténticos hitos huérfanos de eco y reconocimiento en un país tendente a la desmemoria y el olvido de sus grandes referencias” Todo, tiene su timing y se sedimentaron de forma natural sin forzar los acontecimientos. En nuestra peculiar y a veces surrealista andadura, los españoles, que tanta grandeza y prestigio hemos acumulado a través de los siglos, no podemos permitirnos dilapidar caudales en estériles apuestas ni fallar a nuestros grandes antepasados, gentes que contribuyeron a crear una grandeza que con su ejemplo debería de inspirarnos en los momentos de desaliento y que en tiempos pretéritos acumularon gloria y prestigio para nuestra historia; rendirnos ante las adversidades es un lujo que no podemos permitirnos .Los discurso del odio son una formidable herramienta en manos de políticos sin escrúpulos (y en ocasiones sin más oficio que el de medrar) que viven de alentar bajas pasiones en los que metemos horas y horas de sudor cada vez más mal pagado para traer unas lentejas a casa.

Caminemos en la dirección correcta por favor.

“Fueraparte” de esta filípica, el propósito del presente artículo es el de rescatar algunos de los grandes olvidados de la exploración española; líderes naturales, que dejaron huellas de grandeza en su momento pues en ellos, deberíamos de mirarnos antes de acabar siendo un pueblo irreconocible.

Muchos fueron auténticos hitos huérfanos de eco y reconocimiento en un país tendente a la desmemoria y el olvido de sus grandes referencias, un país instalado en una infancia sin resolver y por ende, dócil ante la ignorancia. La pregunta es, ¿para cuándo daremos ese salto tan necesario hacia el futuro y por lo tanto hacia la madurez como nación? La respuesta es, educación y empatía.

“¿Quién se acuerda de Clavijo salvo para hacer mofas? Pues Clavijo era un campeón” Se han obviado en este artículo deliberadamente gentes como Hernán Cortés, un icono del “Descubrimiento “, ya que hay que considerar que su periplo se ciñó a la zona Mexica y a pesar de llevarse por delante un imperio colosal, no se puede catalogar en esta galería de exploradores ya que – según este escribano – no hizo los kilómetros, e insisto, comparables a los de otros mucho más osados y no reivindicados, que es el propósito del presente texto. A Cortés, el que suscribe, le ha dedicado grandes líneas en otros momentos valorando su quehacer y poniendo de relieve el mito y su obra.

Cortes está sobrado de líneas y ha pasado a la historia por derecho propio a través de un enorme reconocimiento internacional para con su hazañas – otros son libres de pensar lo contrario -; por ende, vamos al grano a reivindicar a los olvidados.

¿Quién se acuerda de Clavijo salvo para hacer mofas? Pues Clavijo era un campeón. En 1403 Ruy González de Clavijo y el políglota dominico Alfonso Páez de Santamaría, dotados de sus correspondientes credenciales emprenden camino hacia Samarkanda como embajadores de buena voluntad ante el Gran Tamerlán; Castilla, que por aquel entonces ya iba con las largas, buscaba pactos diplomáticos con los mongoles para hacerles la pinza a los turcos.

Tras 20.000 Km de agitada excursión, el coloso asiático que derramaba sus hordas por las estepas arrasando todo lo que se ponía por delante, se reveló en todo su esplendor conforme se acercaban a la capital del imperio mongol.

El propósito del rey castellano no era otro que el de tratar de crear una tenaza comercial, militar y diplomática contra el díscolo Bayaceto; este era el ambicioso objetivo de aquella representación del rey castellano Enrique II, un visionario.

Ruy González Clavijo. Litografía de Rufino Casado en 1860. (Biblioteca Nacional de España)

Ruy González Clavijo. Litografía de Rufino Casado en 1860. (Biblioteca Nacional de España)

Disfrazados de comerciantes, el clérigo y Clavijo, atravesaron el Mar Negro desembarcando en la antigua Trebisonda para continuar por rutas terrestres hacia Uzbekistán. Confundidos como pastores entre las tribus locales, habían dado esquinazo a los perseguidores de la Sublime Puerta.

Supervivientes ya y más relajados, los castellanos celebrarían con un magro festín haberse escaqueado de las crueles garras de Bayaceto. En septiembre de 1404, el segundo embajador, esté en el siglo XV (Marco Polo el veneciano ya había hollado una ruta alternativa un siglo antes) un hábil espadachín y un tonsurado de infrecuente erudición, rendirán pleitesía ante el hombre más poderoso de la Tierra en aquel momento del tiempo, Tamerlán, que tras verles y atenderlos exquisitamente, se puso en marcha con un espectacular ejército de 250.000 hombres para arrasar- su deporte favorito – , el fabuloso imperio chino de los tempranos Ming, que un pelín disolutos y olvidadizos habían dejado de pagar impuestos al number one .

Pero esto es ya otra historia. Tamerlan moriría en campaña, y a Clavijo no le quedó más remedio que andar lo desandado.

En estos tiempos gris marengo, la inspiración y osadía de aquel rey castellano y sus valientes embajadores, nos demuestran que con la iniciativa necesaria se puede seguir buscando utopías razonables. Otro botón de muestra de lo que puede hacer que un sujeto con profundas convicciones puede lograr, es su espíritu a prueba de bombas.

Foto: La ejecución de los anarquistas de Jerez (Le Progrès Illustré - 1892)

La historia del garrote vil: el invento más cruel que imaginación puede crear

Á. Van den Brule A.

Pedro Páez era un cultísimo jesuita que arrebató a los estirados ingleses el descubrimiento de las fuentes del Nilo, descubrimiento que luego se arrogaría estos rapaces e insaciables elementos amparados siempre por las leyes de su majestad.

Este hombre de Dios, vive en la memoria de algunos que le recordamos pero el lugar donde yace está en una situación de abandono incalificable al norte del Lago Tana en Etiopía. Para hacerse una idea, es un caso similar al de Blas de Lezo que duerme con sus huesos debajo de un cine Cartagenero en Colombia donde la muchachada ve películas de Batman y Superman encima de los restos del héroe.

España. Por ahí tenemos al increíble Cabeza de Vaca que en sus crónicas – Los náufragos – habla explícitamente de cómo era la actual Norteamérica antes de que los anglosajones la arrasaran.

Este caballero era de una pieza y una clara excepción en lo tocante a la voracidad que manifestaron muchos de los conquistadores, en realidad, era un auténtico antropólogo de campo como Dios manda.

Negociador nato, adscrito a la filosofía de la no–violencia, cristiano de convicciones íntimas, aplicó con coherencia – que no con falsete – su credo con una clara idea humanista por la que daba por sentado que todos los hombres eran iguales ante el Creador y el destino sin discriminación alguna.

Dejó un legado increíble de hechos que no se han visto reflejados adecuadamente como para corresponder al respeto que inspiraba a cualquier historiador que se precie.

Desde Florida hasta el sur de EE.UU, recorrió en una epopeya indescriptible 11.000 kilómetros de azares, infortunios y actividades multidisciplinares que asombraron a los nativos por las habilidades que desplegó hasta hacerse con ellos con la seducción de su bien hacer. Su legado a este país es impresionante.

En los libros de historia de secundaria no ocupa más de media docena de líneas.

Manuel Godoy, joven Guardia de Corps, pintado por Francisco Folch de Cardona

Manuel Godoy, joven Guardia de Corps, pintado por Francisco Folch de Cardona

Cuando principiaba el siglo XIX, un pequeño jabeque procedente de Cádiz arribó al fuerte portugués de Asilah, cercano a Tánger-, era el año de la Hégira de 1218. Godoy, valido de Carlos IV, había planeado un temerario y descabellado plan de espionaje al sultanato de Marruecos, y este plan, sería llevado a cabo por un hombre orquesta con múltiples registros.

Astrónomo, políglota, matemático y arabista, el llamado Domingo Badía y Leblich, tuvo un increíble periplo por oriente en el que visitaría, Jerusalén, La Meca, el Imperio Turco, Siria y países menores. Lawrence de Arabia lo tenía como una alta referencia.

Nos desveló a los occidentales descubrimientos increíbles liberando el mundo musulmán de la impenetrabilidad que alberga. Contaba 50 años cuando partió de Damasco hacia su viaje más soñado, Extremo Oriente.

Un 31 de agosto de 1819 -y sin que se sepan a ciencia cierta las causas de su muerte-, un sol tempranero le iluminó el camino hacia la eternidad. Domingo Badía – Alí Bey, era un hombre muy elevado en busca de un viaje inabarcable.

Y así, suma y sigue. Isabel Barreto, la primera – y única mujer almirante en la historia de España -que dirigió ella sola frente a múltiples adversidades una flota desde Perú.

Fue una mujer de vida fascinante y de carácter tremebundo. Evidentemente, para imponerse a la levantisca marinería hacía falta un ‘pelín’ de mano dura.

Isabel Barreto de Castro

Isabel Barreto de Castro

Su personalidad poliédrica y su carácter, la harían pasar a la historia obviando sus grandezas. No cabe duda de que fue alguien memorable. Murió en el altiplano andino y dejó pagadas 2.000 misas para embalsamar adecuadamente su alma.

Cuando se acabaron, quedó olvidada completamente. Podían haberle habilitado algunas más por cortesía. Por ahí anda también pululando el espíritu del vasco Iradier.

Mientras en la segunda mitad del siglo XIX, unos señores muy bien financiados por filantrópicas sociedades británicas de oscuros intereses, tales como Livingstone y Stanley cuando alteraban los ecos de la historia con increíbles descubrimientos en África, y la pesadilla colonial estaba comenzando arrollar a aquellas gentes con taparrabos y un animismo – panteísmo ejemplar, un vasquito de Vitoria se adentraba profundamente en Guinea Ecuatorial.

Con el fin de que España pudiera ejercer derechos sobre las costas de este enclave, Stanley le había aconsejado a Iradier que con sus limitados recursos fuera allá donde estos le alcanzaran.

El Tratado del Pardo de 1778, permitía a España el derecho a colonizar vastas extensiones en los territorios próximos al Golfo de Guinea. Los ingleses, siempre fieles a sus tratados y palabra dada, obviamente se olvidaron de lo firmado como es habitual en ellos.

Manuel Iradier

Manuel Iradier

Con el pretexto de luchar contra el esclavismo, instalaron en 1827 una base en lo que hoy es Bioko (antigua Fernando Poo). Hacia 1843 España retomaría el control comenzando la colonización de la isla.

De allí se pasaría a los territorios continentales y aquí es donde Iradier comenzaría su fulgurante carrera.

Hacia 1874 y acompañado de su mujer y de su cuñada, sin apoyos económicos y tirando de su propio bolsillo, se establecería en el exuberante islote de Elobey Chico, frente a la costa continental de la actual Guinea organizando su base de operaciones. Rio Muni arriba en una pequeña vaporeta.

En una exploración que duraría 834 días, recorrería cerca de 1.500 km, que no es moco de pavo en la que es probablemente la selva más poblada de África pero la tragedia de la muerte de su joven hija le haría desandar lo andado, de tal manera que en 1876 estaba de vuelta en España.

El expansionismo de Inglaterra, Francia y Alemania en esos años, hizo que España se pusiera las pilas y de aquella reflexión, el empecinado de Iradier obtendría una magra cantidad de dinero absolutamente insuficiente para emprender algo digno de una aventura pero sí como para seguir estimulando sus sueños.

Foto: Fuente: iStock

El curioso origen del ketchup y la mostaza: una historia más antigua de lo que crees.

Enrique Zamorano

La expedición de 1884 fue un éxito rotundo pues tanto los mapas levantados como la información recogida supusieron la anexión de cerca de 50.000 km2, lo cual, con las limitaciones con que se manejaba el de la txapela.

Esto sucedió tras cambiar espejitos por unos documentos muy bien apañados por los cuales los nativos cedían alegremente enormes extensiones de sus propias tierras, claro está, que no sabían leer. De haberlo sabido se habrían hecho un buen estofado con el 1.80 cm de este morrosko tan osado.

Según el Tratado de El Pardo y la posterior Conferencia de París de 1900 franceses y alemanes, se apropiaron de la mayoría del territorio, quedándose a España tan sólo 28.000 km 2.

Una España venida a menos no podía plantearse patalear ante naciones de aquella envergadura. Iradier fallecería en el año del Señor de 1911, alejado de las decepciones y desencantos – y tras un descomunal esfuerzo personal contra formidables adversidades – en medio de la formidable arboleda de Valsaín.

Atrás, quedaba la profunda selva africana con sus enigmáticos sonidos y sus extrañas presencias imaginadas o reales. Uno más y uno menos. Noam Chomsky dijo en una ocasión que “El propósito de la educación es mostrar a la gente cómo aprender por sí mismos.

El otro concepto de la educación es el adoctrinamiento”. Se viaja leyendo y se lee viajando.  P.D. A la memoria de los periodistas David Beriáin y Roberto Fraile, recientemente asesinados en Burkina Faso; adelantados que hoy nos deja más huérfanos en la búsqueda de verdades muy oscuras.

Descubren una aldea de la edad de bronce en el fondo de un lago de suiza

Un equipo de investigadores del país helvético ha encontrado los restos de una nueva aldea prehistórica sumergidos en las aguas del lago Lucerna. Este curioso hallazgo fue fruto de las obras para colocar una tubería cerca del puerto que se iniciaron en 2019

Guiomar Huguet Pané

07 de mayo de 2021 · 


Arqueología Descubrimientos Actualidad

Un buzo emerge a la superficie con uno de los pilotes encontrados en la mano. 

Foto: Philipp Schmidli, Lucerna

Desde hace décadas, un equipo de arqueólogos submarinos estaba tratando de probar la presencia de un asentamiento en las profundidades del lago. Sin embargo, debido a la acumulación de una gran cantidad de escombros arrastrados por el río durante siglos y la subida del nivel del agua a causa de la acción humana, estos habían quedado sepultados. “Es la primera vez después de 30 años de investigación que hemos podido probar que la ciudad de Lucerna tiene un asentamiento predecesor de la Edad de Bronce”, afirma Jürg Manser, Jefe de Conservación y Arqueología de Monumentos del cantón.

DESCUBRIMIENTO POR OBRAS

Hacia marzo de 2020, un equipo de arqueólogos subacuáticos de la Oficina de Desarrollo Urbano de la ciudad de Zúrich hizo los primeros descubrimientos mientras acompañaba y supervisaba los trabajos de dragado en preparación para la construcción de una tubería. Desde entonces hasta febrero de 2021, se han recogido un total de 30 postes de madera y 5 piezas de cerámica. Los arqueólogos identificaron los postes de madera como pilas modificadas a propósito para instalar viviendas sobre ellas.

Anna Kienholz, jefa del Departamento de Prehistoria y Protohistoria del Cantón de Arqueología de Lucerna, examina pilotes en el asentamiento de viviendas sobre pilotes de la Edad del Bronce.Foto: Arqueología del Cantón de Lucerna.

El análisis por radiocarbono ha datado las piezas encontradas alrededor del año 1.000 a.C., lo que confirma que la zona del lago Lucerna estuvo habitada mucho antes de lo que se pensaba hasta ahora. Según explican desde las oficinas del cantón de Lucerna, “estos hallazgos corroboran la teoría de que la cuenca del lago era un territorio con buenas condiciones de habitabilidad, cuando el agua se encontraba, al menos, 4 metros por debajo del nivel actual.”

“La cuenca del lago era un territorio con buenas condiciones de habitabilidad, cuando el agua se encontraba, al menos, 4 metros por debajo del nivel actual”

Buceador de Arqueología Submarina de Zúrich trabajando en la cuenca del lago Lucerna.Foto: Arqueología subacuática UWAD Zurich

Andreas Mäder, uno de los arqueólogos que ha participado en el descubrimiento, afirma que los postes tienen características evidentes que permiten catalogarlos como prehistóricos: “La madera es muy blanda por fuera y dura por dentro, algo muy típico de los postes prehistóricos”, ha aclarado en la Radio y Televisión de Suiza.

Aunque muy posiblemente haya huellas de otros asentamientos sumergidos, por el momento las excavaciones están sujetas al espacio que ocupan zanjas de la tubería. El proyecto está a la espera de conseguir más financiamiento para ampliar la investigación.

Pila de una vivienda sobre pilotes en estado limpio en el laboratorio de arqueología subacuática de Zúrich

Cinco pedazos de cerámica han sido desenterrados de debajo la capa de barro del lago.Foto: Philipp Schmidli Luzern

Este descubrimiento coincide con el décimo aniversario del reconocimiento de las casas sobre postes de los Alpes como Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO. Dentro de las fronteras de los países alpinos están documentados un total de 111 asentamientos similares, 56 de los cuales se encuentran en Suiza, que son de gran valor para el conocimiento y la investigación sobre las sociedades agrarias primitivas en la región.

FUENTE: NATIONAL GEOGRAPHIC