Cree en ti…

Como convertir
tu desasosiego
de ansiedad
y desconfianza,
al saber haberte
dado en cuerpo y alma,
sin que alguien,
te reconociera
como tal
te mostraste espontánea,
sin dejar de buscar
jamás un sosias,
un igual a quien eres
solo alguien que te amara,
y su ser devuelto en tu reflejo.

Como hacer
para detenerte mujer,
y ayudar a detenerte
en ese tonto desenfreno
al creer en tu tormento
de no ser amada,
como bien lo deseas
sin mentiras, sin engaños
sin darte cuenta
de lo que vales,
en cuerpo y alma,
como ninguna otra.

Como hacer
que las lágrimas
esas que mojan
tu almohada
cada noche,
se conviertan
en la entereza
que te de la luz
y el saber
que tesoro guardas
en tu alma, inacabable.

No se si estaré

No sé si
estaré mañana,
pero no renegare
en forma alguna,
de toda aquellas alegrías
que me acompañaron
día tras día.

Tampoco de las tristezas
que me fortalecieron
desde la adversidad,
a enseñarme que nada
es para siempre,
ayudándome a ponerme
de pie y andar nuevamente.

Seré igual de feliz
al llevarte en mi alma,
como lo más maravilloso
que sucedió conmoviendo
mi alma y cuerpo,
en aquel lejano momento
cuando nos descubrimos.

Por eso aguardo
en paz y con plenitud
cuando suceda,
sin temer porque se
que la vida me ha sido generosa.

Una sonrisa

Eres pequeña,
pero pasional
como nunca
a nadie conocí,
no tienes tabú
que te detenga,
no te interesa
lo que piensen,
eres autentica
hasta la médula.

No te importa
lo que digan,
si tiene ganas
de vociferar una puteada,
explotas hacia afuera
sin misericordia.

Pero eres un cascabel
que sabe arrancarme
una sonrisa, aun
en tiempos de pandemia.

Desaire

Amor y demonio a la vez
resultas en esta vida mía,
amanecer brillante un día
mantilla de luto, al siguiente.

Me enloqueces y arrebatas
como si ya no fuera demasiado,
lidiar con mis recuerdos rotos
vagando por la inmensidad
de un pasado al que ya no volveré.

Me besas, me abrazas
y luego, como si fueras
una imagen fantasmal
te alejas por un tiempo.

Deja de jugar conmigo
tu triste muñeco de trapo,
que utilizas solo cuando
no encuentras tu camino.

Portada: Pinterest

¿Amistad?

Insiste una y otra vez
no comprendo su porque,
si en pareja feliz dice estar
ya en su joven madurez.

Solo quiero tu amistad
me dice recurrente,
cuando hubo intensidad
de lo nuestro hace años,
en que nos daba por igual
hacerlo sobre una mesa,
un sofá, un piso, en un baño,
sexo desenfrenado, aun dormidos.

Me dice 
quiero saber de ti,
mientras se acuesta 
con el otro,
en pos de una amistad 
de corto plazo,
y si de algo 
estoy convencido,
es que la amistad 
entre un hombre y una mujer,
más temprano 
que tarde
terminará en una cama.

Sé que muchos 
dirán que no,
en estos tiempos 
que vivimos,
pero vengo de un modelo
que no es el 
de los millenium´s de hoy.

Mi modelo era aquel
en que la sensibilidad
por una mujer me perdía
en cada milímetro de su piel.

Otra vez…

Habrá otra vez para mí 
para que la ausencia,
se transforme en volver
a ser un suspiro tan deseado,
sé que es mucho el amor perdido
pero posible de ser sustituido,
aunque no me jures lo eterno
ya que todo es tan efímero.

La magia de encontrarte
sin que sigan pasando las horas,
amor y deseo a la vez
en nueva adorable sensación,
que tengo para darte
esas únicas caricias deslizadas
sobre tu piel que la traspasen,
haciéndote feliz como nunca antes
hasta comerte el alma, 
y tu llenándome de placer pleno
cubriendo este, mi doloroso vacío.

Apresúrate, que quiero
seguir viviendo, solo amándote.

Te perdí

Sé que es ya recuerdo
pero no he podido
alejarla de ese rincón,
donde cada uno atesora
aquellas cosas del corazón.

No habrá para mí, otra vez
ya que cada vez que intento,
no puedo evitar compararla
porque ha sido ella el amor
y la mujer de toda mi vida.

Hubo otras si, pero ninguna
que me completara como ella.

Es fácil decir soltar o dejar ir,
pero cuando alejo a mis demonios
que sin cesar golpean la razón,
vuelve la imagen de ella
acompañando cada momento.

Me he preguntado tantas veces,
desgarrándome por dentro
como alguien que fue lo mejor
de toda mi vida, es ya recuerdo.

Juntos llegamos a tocar el cielo
juntos también, alcanzamos el infierno.

Yo

Para dejar la soledad
no solo es el hecho 
de llenar un vacío,
traicionando a una
mujer burlando 
su confianza,
es no haber sabido 
construir puentes,
para no perderme
en esta maraña
de desencuentros,
con el agridulce sabor
de esta contrariedad
que altera mi razón.

No se derribar recuerdos. 
Y pierdo por ello, lo más bello.
Volver a creer…en mi.

Eterno

Hemos de tener varios amores 
en la vida, pero será solo uno 
el que nos marcara para siempre 
y jamás lograremos olvidar.

El amor de una vida, 
único y omnipresente
podrá no ser el definitivo 
atado a nuestra finitud,
habrá sido aquel otro, 
el que nos despertó
a la felicidad y al dolor,
casi en el mismo momento.

Muy pocas veces, 
ese amor primero
irreemplazable,
nos acompañara
en todo nuestro andar,
su reemplazo por otro 
será amor pero bien distinto, 
siempre aquel primero 
renacerá en nuestro recuerdo. 

Como un puzzle…

Como sacarte de este rincón
en donde cada uno guarda
para sí, los mejores momentos
remembranzas de aquel pasado,
en que para ambos sin dudarlo
el sentido de la vida era tenernos.

No será posible reemplazarte, dejare
que la soledad a los recuerdos se aferre,
sé que no lograre olvidarte ya inalcanzable,
único y cierto amor de una vida turbulenta.

Siendo tú recuerdo demasiado fuerte,
difícil será que pueda reemplazarte,
sería como encontrar esa última pieza
para construir nuevamente mi alma rota,
a sabiendas que en la inmensa obscuridad
de tu recuerdo, jamás intentare hallarla.