Pasional

Crepúsculo rojizo
color sangre
acompañando
mi pecho amante,
el que te busca
en todo momento
por ese perpetuo
sentimiento,
amor primigenio
que nubla todo sentido,
obligándome a pensar
que no habrá otro.

Tus pupilas
asienten al mirarme,
como diciendo
que te sucede lo mismo,
tus manos me acarician
al abrazarme,
fluyendo
de los cuerpos
la pasión
mas desenfrenada
para fundirnos
en un solo cuerpo
obnubilados,
por esa sensación
que nos altera,
junto a la compañía
de la humedad
de nuestros labios
que se buscan
y finalmente
se encuentran,
para devorarse
ciegamente.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Pasión de amor

Anudados entre sabanas blancas
despertamos juntos cada mañana,
recorren las palmas de mis manos
desde tu cintura hasta llegar a tu boca,
despiertas suavemente con una sonrisa,
me miras con esos ojos color almendra
tan luminosos que son los que me guían
a abrazarte acariciando cada rincón
de tu cuerpo en donde el éxtasis pleno
hace que te entregues al amor, encendida.

Pierdo los sentidos, no digo nada
solo continuo al ritmo que te agrada,
imagino mil cosas pero callado
dejo que me lleves adonde quieres,
al finalizar nos miramos a los ojos
jadeando unidos en cuerpo y alma,
va amaneciendo y nos negamos
a que ello suceda simplemente,
por qué nuestros corazones negándose
nos dicen, entonces te levantas
y en puntas de pie corres las cortinas,
nuevamente creemos que noche sigue.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Reencuentro

Cruzamos el puente de la Mujer
en Puerto Madero ya anocheciendo,
mirábamos extasiados esa luna
enorme, luminosa que era testigo
de nuestro andar pausado como
deseando que llegar al restaurante
demorara mucho más tiempo,
estábamos tan felices de estar juntos
después de tan prolongado tiempo.

Nuestras palabras acallaban todo,
aún el viento que se hacia escuchar
bajo ese cielo único y estrellado,
noche era pero ambos veíamos
las que parecían ser mariposas
acompañándonos en silencio,
ellas tan coloridas y brillantes,
sabían de nuestro amor inconcluso.

Un lustro sin vernos, por que la vida
nos llevó a lejanos puntos del globo,
sin embargo gracias a la virtualidad
continuamos como si nos tuviéramos
tan cerca como ahora, ora Instagram
ora WhatsApp o todo lo que nos acercara.

Dos días ya de nuestro reencuentro,
y necesitamos mas que doscientos
para prometernos el amor latente
que supimos mantener a lo lejos,
ahora caricias, abrazos y besos,
al mirar el cielo las estrellas
parecen titilantes, divertidas,
al vernos plenos ya sabiendo
que nuestras almas sellaran
para siempre un amor eterno.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Ven…quedate.

Bien sabes de mis sueños
que cuan demonios
aguardan para vividos
visitarme cada madrugada.

Pero anoche sucedió
algo más que extraño,
paseaba bajo la noche oscura
junto a vos sonriendo,
acariciaba tus manos
ponía en ellas ramos
de jazmines blancos,
sí esos que tanto
te gustan por su perfume
penetrante y salvaje.

Sentía al rozar tu piel
con mis dedos la suavidad
de tu cuerpo invitandome
a acariciarte sin detenerme,
me emborrache con tu fragancia
bebiendo toda la miel de tus labios.

Y ahora estas frente a mi
despertándome 
de tan guionado sueño,
ven ahora quedate conmigo
cometamos la locura
que ambos deseamos
hace ya mucho tiempo.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Etérea

El sol se escondía,
la luna se asomaba y yo soñaba…
Despierto,
con mil fantasías construyendote
junto a mi etérea y resplandeciente.


En un lecho de calor
en que abunda el placer
autentico y profundo
de dos que se tienen
muy adentro de sus almas.

Ingreso en una neblina espesa,
peligrosamente vi como
tu imagen se esfuma,
presentí aquello
como bien decía Calderón
“ los sueños, sueños son”,
y así simplemente te perdí.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Te sueño

Solo recuerdo que con vos
sentí la magia del alma plena,
me trajiste una nueva esperanza
cambiando de mi, penas arcanas
por llameantes luces de alegrías.

Había dejado de pensar
en volver a enamorarme,
pero fue sencillo al verte
y seguirte con la mirada
mientras caminabas
por el sendero del bosque
poco después del alba.

Y como el alba, brillabas
haciendo sentir tu presencia,
llevabas contigo la musica
del viento junto a tu canto.

Tan cerca estuve
que te detuve
y te tome de la mano
trayéndote hacia mi,
al acercarme a tu boca
te desvaneciste
tal eras un sueño.

Aguardo esta noche,
esperando volver
a escuchar esa melodía
que me guíe
a tu encuentro
y se produzca la magia.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Nada te detendrá

Se han marchado todas las hojas de los árboles
solo me queda un puñado de palabras ciegas,
en este gélido y sombrío invierno que se esfuma
para intentar detenerte en tu huida hacia el vacío.

Deviene tu mirada en una sombra inescrutable
como un monolítico portal que deseas cerrado,
el rencor te ciega sesgando toda posibilidad
de volver atrás sin pedir perdón a quien te ama.

Hoy cuando partas, partirán contigo todas las calles
así como los más largos crepúsculos compartidos,
se perderá tu nombre que fue nombre del invierno
quedando la tenue flama de la hoguera, la misma
que supo acompañarnos noche a noche en encuentros
únicos que se transformaran en caballos de silencio.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Has venido…

Regalo inmenso me has hecho
con esta visita tan inesperada,
he de preguntarte si has vuelto
para quedarte nuevamente a mi lado
o solo es para despedirte al haberte
enterado de este mal que me aqueja.

Si es lo último lo que ha provocado
el volver a verte, por favor date la vuelta
déjame solo recordar aquellos días
en que fui feliz al jugar entre mis dedos
con tus cabellos tan rubios como trigal
transformado en un manto impenetrable
protector de miles de sueños compartidos.

No me regales una sola lágrima
no…no la merezco porque se que solo yo
he sido el imbécil que ha sabido perderte.

Déjame recordarnos imperturbables
caminando entre curvas de calles adoquinadas
llegando a “lo de Fidel” para bebernos dos raspa´o
entre las gentes que cantaban y bailaban alrededor

que para nosotros eran solo un rumor
casi invisible y molesto
para esos besos profundos que nos dábamos
después de cada sorbo
junto a ese palpitar
de corazones desenfrenados que deseaban
que nuestros cuerpos se penetraran
sin miramientos para toda la eternidad.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Cartagena y esa niña mujer…

Cartagena
calles
angostas
y empedradas,
portones
que recuerdan
al gran Gabo,
con mayoría
de casas
pintadas
de color
blanco nieve,
como si
pretendieran
ser los lienzos
en que
se plasman
los mas bellos
colores
de las Santa Rita.

Estas las
que desde
los patios de
la planta baja,
se adueñan
de todo
elevando
sus gruesos
brazos
para abrazar
cada balcón,
aguardando
a la niña
de la casa,
bella mujer
trigueña
que suele
asomarse
cada día,
mostrándose
a los ojos
de quienes
elevan
su mirada,
quedando
inevitablemente
prisioneros
de su sonrisa,
y luego
no hacen
otra cosa
que lanzarle
toda frase,
que se
convierte
en una oda
a su belleza.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Inmortales

Si te dijera
que la vida
es un viaje
de ida
y vuelta,
que una
y otra vez
por siglos
de los siglos,
nos esperan
otros mundos
desconocidos,
pero cada vez
más bellos,
¿té atreverías
a contradecirme?

¿No, verdad?
Porque vivir
como
lo hacemos
nosotros,
respirando
el aire
perfumado
y límpido
que emana
de nuestros
cuerpos
ávidos por
adorarse
cada día,
felices
de tenernos,
de acariciarnos,
de sonreírnos
cada mañana
de esta vida
nuestra,
construyendo
solo
para nosotros,
egoístas sÍ,
para que
negarlo,
nuestra propia
eternidad.