El prestigioso científico francés que tuvo que disculparse por presentar una estrella que en realidad era un trozo de chorizo.

Un planeta rojizo, de nebulosas blancas y naranjas sobre fondo negro. Esa era la foto de la estrella más cercana al Sol, captada por el telescopio James Webb, que dos semanas antes había hecho los retratos más detallados que conocemos del Universo.

Étienne Klein, un científico francés que dirige el departamento de investigación en la Comisión Francesa de Energía Atómica, publicó la imagen en su cuenta de Twitter, que tiene 92.000 seguidores.

Hilo

Ver Tweets nuevos

Conversación

Etienne KLEIN

@EtienneKlein

Photo de Proxima du Centaure, l’étoile la plus proche du Soleil, située à 4,2 année-lumière de nous. Elle a été prise par le JWST. Ce niveau de détails… Un nouveau monde se dévoile jour après jour.

Traducir Tweet

Imagen

12:33 p. m. · 31 jul. 2022·Twitter for iPhone

2.784 Retweets

2.128 Tweets citados

17,4 mil Me gusta

El tuit original, compartido aquí arriba, decía:

«Foto de Próxima Centauro, la estrella más cercana al Sol, ubicada a 4,2 años luz de nosotros. Fue captada por el JWST. Este nivel de detalle… Un nuevo mundo se revela día tras día».

La publicación obtuvo más de 14.000 me gusta y 2.000 retuits. Alcanzó tanta efervescencia en las redes sociales que Klein se sintió obligado a confesar la verdad.

En realidad, era la foto de un trozo de chorizo.

Aquella broma, por la que el científico se disculpó, era una forma de cuestionar la credibilidad que los internautas atribuyen a las voces expertas y la frágil verificación de los contenidos en las redes sociales.

«En vista de algunos comentarios, me siento obligado a aclarar que este tuit que muestra una supuesta instantánea de Próxima Centauro fue una forma de diversión. Aprendamos a desconfiar tanto de los argumentos de autoridad como de la elocuencia espontánea de ciertas imágenes….», publicó.

«Bueno, a la hora del aperitivo, los sesgos cognitivos parecen estar de moda… Así que ojo con ellos. Según la cosmología contemporánea, no existe ningún objeto perteneciente a la charcutería española sino en la Tierra», añadió.

Objetivo pedagógico

Klein, físico y filósofo de la ciencia, aclaró al portal francés Le Point cuál había sido la intención de su publicación: «Esta es la primera vez que hago una broma cuando estoy en esta red como una figura de autoridad científica. La buena noticia es que algunos entendieron enseguida el engaño, aunque también hicieron falta dos tuits para aclararlo».

Como si se tratara de un experimento, aseguró que la reacción «ilustra el hecho de que en este tipo de redes sociales, las noticias falsas siempre tienen más éxito que las noticias reales».

El científico opinó que si no hubiera relacionado la imagen del chorizo con el telescopio James-Webb, «no habría tenido tanto éxito».

La primera imagen del espacio profundo tomada por el telescopio James Webb

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS

El telescopio espacial James Webb fue lanzado el 25 de diciembre de 2021 y es considerado como el sucesor del famoso telescopio espacial Hubble.

Se espera que haga todo tipo de observaciones del cielo, pero debe cumplir dos objetivos principales: tomar fotos de las primeras estrellas que brillaron en el Universo hace más de 13.500 millones de años, y detectar planetas lejanos para ver si podrían ser habitables.

Imagen de portada:ÉTIENNE KLEIN. Imagen de un chorizo, que el científico francés publicó en broma como si fuera una estrella captada por el telescopio James Webb.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 6 de agosto 2022

Telescopio Espacial James Webb/Redes sociales/Ciencia

 

 

La desinformación «brutal» sobre la nueva Constitución propuesta para Chile (y algunas de las confusiones más difundidas).

«Brutal»: ese es el término que emplea el investigador Sebastián Valenzuela para describir y comparar la desinformación en torno al texto que Chile deberá aprobar o rechazar en un referendo de voto obligatorio el próximo 4 de septiembre.

Aunque la campaña electoral comienza el 5 de agosto, el debate sobre la eventual nueva Constitución, y los efectos de un triunfo del «apruebo» o el «rechazo» se han tomado el debate en medios y redes chilenas, junto a preocupaciones ciudadanas como la seguridad o la inflación.

La desinformación encuentra espacio en el marcado interés por el nuevo texto y en la profunda diferencia entre los modelos que representan la Constitución vigente y la nueva propuesta.

En ese contexto, las distintas interpretaciones, y las opiniones y posturas a favor o en contra de su contenido conviven con las «noticias falsas» y otras formas de «contaminación informativa», como las denomina el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Entre esta «contaminación informativa» se incluye la propagación de información errónea; de contenido falso creado en forma deliberada para causar daño (desinformación) y de información maliciosa (basada en hechos reales, pero manipulados).

El aspecto más problemático del fenómeno, plantea Valenzuela, profesor de la Universidad Católica de Chile, es que la desinformación se usa no sólo para generar confusión sobre la propuesta sino como herramienta de ataque.

«Cuando se dice que no hay protección a la propiedad privada en el texto de la Convención, no se espera que la gente lo crea, porque es cosa de ir a mirar el texto. Eso se promueve para generar una reacción emocional, para que quien reciba el mensaje diga: ‘¿Viste?, no protegen el derecho a la propiedad, te van a quitar tus cosas’. 

Estamos en un momento muy crispado en el que la desinformación se usa para crispar mucho más», describe a BBC Mundo Valenzuela, quien ha analizado la desinformación en Chile frente al estallido social del 2019, la pandemia y las distintas etapas de la Convención Constitucional.

«Es la desinformación como medio para aumentar la animadversión, la polarización, la sensación visceral contra alguien o contra algo», advierte.

Que permitirá «el aborto hasta los nueve meses de embarazo», que arriesga el derecho a la propiedad, o que se está inscribiendo a inmigrantes para votar «apruebo» son algunos de los mensajes desmentidos por instituciones, autoridades, la academia, medios y sitios dedicados a chequear información.

Sí hay derecho a propiedad

El académico Carlos Peña, columnista y rector de la Universidad Diego Portales ha sido una de las voces que ha llamado a la ciudadanía a analizar el texto por sí misma y a aclarar lo que describe como «interpretaciones tendenciosas».

Sobre el aborto, por ejemplo, el texto a votar establece el derecho a interrumpir el embarazo, precisando que se regulará por ley. Peña distingue entre la autonomía de la decisión y «el lapso en que esa autonomía puede ejercerse».

La propuesta no impide que la ley genere un sistema de plazos que proteja a la madre «o al nasciturus», dice el académico, «que es, por lo demás, lo que habitualmente ocurre en el derecho comparado».

Manifestantes rechazan la nueva Consstitución

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. No es cierto tampoco que se elimine la educación privada en el país.

La propuesta define un Sistema Nacional de Educación que incluye instituciones creadas «o reconocidas» por el Estado. Peña precisa que, si bien «privilegia la educación provista por el Estado», la educación privada puede derivar de otros derechos fundamentales, como la autonomía o la libertad religiosa, que resguarda también la objeción de conciencia.

La propiedad sí es un derecho en la Constitución recién escrita: «Toda persona, natural o jurídica tiene derecho de propiedad» se lee, de lo que solo quedan fuera bienes que «la naturaleza ha hecho comunes a todas las personas» (como glaciares, humedales o alta montaña) o se declaren «inapropiables» (como agua, aire, mar territorial o playas).

El escrito expresa que nadie puede ser privado de una propiedad, a menos que una ley ordene una expropiación «con base fundada» que deberá ser indemnizada «a precio justo», con la opción de reclamar ante tribunales.

El «precio justo» no es una expresión inventada en este texto, sino un concepto de larga data incluido en el Código Civil chileno. Tampoco la opción de expropiación, que también está presente en la Constitución de 1980, «por causa de utilidad pública o de interés nacional». La posibilidad de expropiación sí plantea un desafío ante otro mandato constitucional: la restitución de la propiedad de tierras indígenas.

No desaparece la salud privada

Aunque la Convención que redactó la propuesta ya se disolvió, también ha sido complejo distinguir en el debate entre las distintas mociones que fueron planteadas y discutidas, y las que efectivamente fueron incluidas en el texto ya que contaron con los votos necesarios para ello.

Manifestantes promueven el voto a favor de la nueva Constitución

FUENTE DE LA IMAGEN – EPA

Es el caso de la propiedad de los fondos de pensiones reunidos en las aseguradoras privadas, llamadas AFP en Chile. Sí es efectivo que durante la discusión convencional se descartó una iniciativa popular que planteaba el carácter «inalienable» de esos ahorros, pero eso no implica que el nuevo texto consagra la pérdida de esos fondos. El texto plantea que toda persona tiene derecho a la seguridad social, que el Estado define la política que la norma, y que la ley establecerá un sistema de seguridad social público.

Sobre las aseguradoras privadas de salud, llamadas Isapres en el país, éstas no desaparecen con el nuevo texto: aunque perderán la opción de recibir las cotizaciones de salud obligatorias de la ciudadanía (pues ellas sólo se pueden destinar por ley a un fondo solidario) el texto dice que se creará un Sistema Nacional de Salud «que podrá estar integrado por prestadores públicos y privados».

No sólo el texto: también el plebiscito

El clima de desinformación a pocas semanas del plebiscito ha sido advertido tanto por el Presidente Gabriel Boric como por el Servicio Electoral (Servel), órgano autónomo que fiscaliza las elecciones en Chile, entre otras instituciones.

El Servel por ejemplo, cuenta con un archivo de mensajes falsos y sus desmentidos.

En el repositorio se leen posteos que aseguran que en el plebiscito votarían personas recién llegadas al país procedentes de Venezuela o Haití, suponiendo que sus votos serán por el «apruebo»: el Servel precisa que se requieren 5 años de residencia para participar en una elección en Chile, además de 18 años cumplidos y ninguna condena a pena aflictiva.

El presidente Boric recibe el borrador de nueva Constitución

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. El presidente Gabriel Boric al recibir el borrador de nueva Constitución.

Según los últimos datos electorales, más de 15 millones de personas están habilitadas para votar en el plebiscito constitucional. Entre ellas, la comunidad migrante con mayor número de votantes proviene de Perú (más de 167.000). La segunda es originaria de Colombia y llega a poco más de 68.000.

En otro de los posteos desmentidos se sostiene que no habrá multas para mayores de 60 años que no voten en el plebiscito, para desincentivar su participación, suponiendo que la mayoría de esa población está por el «rechazo»: el Servel precisa que el sufragio en el referendo es obligatorio para quienes tengan domicilio electoral en Chile, sin límite de edad.

El alcance de la desinformación

Una investigación desarrollada entre enero de 2016 a diciembre del 2018 en Estados Unidos y publicada el 2020 en la revista Science Advances concluye que «si bien la circulación deliberada de información falsa con el objetivo de crear confusión y discordia es intolerable en principio», el consumo de noticias en Estados Unidos está dominado por los medios informativos, ya sea online o en televisión, y las «fake news» apenas suman un 1% del consumo total de noticias en el país.

La investigación abre una interrogante sobre el alcance real de la desinformación y sus efectos.

«El volumen de exposición a desinformación en Chile es mucho más alto que el de Estados Unidos», dice Valenzuela a partir de los estudios que realizaron usando la misma metodología empleada en Norteamérica para analizar la elección de Trump.

«En Chile la desinformación se cuela por todas partes», sostiene Valenzuela a partir de los estudios hechos en el país.

Una mujer sostiene un ejemplar del proyecto de nueva Constitución

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS. Ejemplares de la Constitución se pueden encontrar en las calles de las ciudades chilenas.

«En Estados Unidos y en Europa occidental hay muchos sitios que puedes definir como de «fake news», que imitan el formato periodístico sin pretensión de objetividad. Yo he estudiado el caso de México y Chile y no hay sitios como esos, o son muy pocos. No existen productores claros de «fake news». Esa es una particularidad del país».

Sin embargo, «a diferencia de lo que ocurrió con el estallido o con el covid, la desinformación sobre el texto constitucional ha sido una producción a nivel de élites, de personas con posiciones de poder económico, político, intelectual. Eso explica por qué ahora se discute tanto el tema: porque esta vez ha sido más claro identificar a sus fuentes», plantea el académico.

«Pero una cosa es que yo vea desinformación, y otra cosa es que yo crea lo que estoy viendo», refina.

«En el caso de Chile, la cifra de gente que cree en la desinformación es bastante baja. Las personas son muy escépticas y eso compensa un poco el riesgo. Por supuesto, siempre se puede hacer el punto de que, mientras más ves algo, te ves expuesto, se te hace más difícil contrarrestarlo. Pero al menos la foto que nosotros tomamos es que, aunque hay mucha desinformación dando vuelta, hay también mucha desconfianza sobre ella», concluye.

En este panorama, una de las principales dudas de la opinión pública chilena a esta hora se remite a qué dice y qué no dice la propuesta de nueva Constitución. Pero al menos una porción de la ciudadanía ha optado por ir a la fuente directa: el libro «Propuesta definitiva de una nueva Constitución», de 178 páginas y que también se puede consultar online, se cuenta entre los libros de no ficción más vendidos en el país a principios de julio, por sobre best sellers internacionales como «Hábitos Atómicos» o «Astrofísica para gente apurada» de Neil Degrasse Tyson.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Paula Molina. Chile, especial para BBC News Mundo. 21 de julio 2022.

Chile/Gabriel Boric/Redes sociales/Política/América Latina/Plebiscito Constitucional de Salida en Chile.

 

 

 

 

El Mars rover de la NASA detecta una pieza “inesperada” de una nave espacial en el planeta rojo.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor donde se encuentra escrito en azul. Muchas gracias.

La manta térmica probablemente ha viajado sobre la superficie, detalló la agencia espacial.

El Mars Rover de la NASA detectó una pieza inesperada de nave espacial en la superficie del planeta rojo.

El módulo de aterrizaje Perseverance detectó “algo inesperado”, detalló la agencia; lo que parece ser una pieza de metal que estaba metida entre las rocas marcianas.

El equipo de la NASA que controla el módulo de aterrizaje cree que es un trozo de manta térmica que quizá cayó del Perseverance durante su aterrizaje en la superficie.

Probablemente fue parte de la etapa de descenso, dijo la NASA. Se refiere al “jetpack propulsado por cohetes” que bajó el rover al planeta cuando llegó el año pasado.

La NASA no sabe cómo habría llegado la manta a ese lugar específico de Marte. Y es probable que se sume a las preocupaciones sobre el impacto de la humanidad en el espacio, después de las advertencias de que desechamos piezas viejas de cohetes y naves espaciales en órbita y en otros planetas.

El hallazgo lo anunció la cuenta de Twitter de Perseverance, la cual publica en la voz del módulo de aterrizaje.

El equipo también compartió imágenes de las mantas térmicas en la Tierra, que se parecen muchísimo al objeto visto en Marte.

La NASA y otras agencias espaciales toman grandes precauciones para evitar la contaminación de otros planetas, lo que incluye la limpieza concentrada de los módulos de aterrizaje antes de que abandonen la Tierra. Perseverance y otros rovers en Marte buscan signos de vida extraterrestre, y esa búsqueda podría verse arruinada por cualquier organismo que se trajera de la Tierra.

EE.UU. y otros países también están comprometidos a no perturbar la naturaleza intacta de otros planetas. Sin embargo, eso ha estado en duda, ya que algunos países eludieron los acuerdos internacionales para dejar desechos potencialmente peligrosos en órbita.

Imagen de portada: La pieza de metal parece ser una pieza del módulo de aterrizaje del Perseverance (NASA

FUENTE RESPONSABLE: Independent en Español. Junio 2022

Espacio/Marte/EE.UU./NASA/Redes Sociales/Twitter

 

Twitter: qué puede cambiar en la red social tras la compra de Elon Musk (y las dudas que genera).

Es oficial. La red social Twitter llegó a un acuerdo para vender la empresa al multimillonario Elon Musk por un valor de $44.000 millones.

Se espera que la transacción, aprobada el lunes 25 de abril por los accionistas y los organismos reguladores, se complete este año. La empresa debe ahora cerrar su capital, dejando de tener acciones negociadas en la bolsa.

Ahora se espera que vengan cambios en la red social. Musk, el hombre más rico del mundo según Forbes y fundador de la empresa de tecnología aeroespacial SpaceX y del fabricante de vehículos eléctricos Tesla, ha estado abogando por una serie de modificaciones en la plataforma.

Se esperan cambios en la forma en que se modera el contenido, nuevas vías de monetización, restricciones a los bots, y una mayor transparencia acerca del algoritmo utilizado por la plataforma.

Los expertos advierten, sin embargo, que no se trata de cambios banales y, según cómo se realicen, pueden interferir en la formación de la opinión pública y de la propia democracia.

1. Moderación de contenido

«Invertí en Twitter porque creo en su potencial para ser la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo, y creo que la libertad de expresión es un imperativo social para una democracia que funcione», escribió Musk en un mensaje a la junta directiva de Twitter cuando presentó su propuesta el 14 de abril.

La adquisición por parte de Musk genera gran expectativa de que se puedan aflojar los mecanismos de moderación de contenido por parte de la plataforma. 

Los críticos creen que esto podría dar lugar a la proliferación de discursos de odio y contenido extremista prohibido por las reglas de la red social.

Musk

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Musk, la persona más rica del planeta según Forbes, ha mostrado gran interés en Twitter.

«La lógica de Musk es que los discursos deben ser libres para ser moderados en el mercado de las ideas», le comentó Christian Perrone, coordinador de derecho y tecnología del Instituto de Tecnología y Sociedad en Río de Janeiro, a la periodista Thais Carrança de BBC Brasil.

«Existe incertidumbre sobre cómo quedará la moderación de contenidos tras la adquisición. Se pueden abrir espacios para la desinformación y discursos más polarizados», observa el experto.

Sergio Amadeu, profesor de la Universidad Federal del ABC de Brasil e investigador de redes digitales, está preocupado por los posibles cambios.

 «Twitter publicó el año pasado una encuesta en su blog que muestra, por ejemplo, que en siete países, con millones de tuits evaluados, los discursos de derecha estaban más difundidos o promocionados que los de izquierda», recuerda Amadeu.

«Entonces sabemos que estas plataformas no son neutrales, interfieren con la atención que la gente tiene sobre los contenidos y, por tanto, con la democracia y la formación de la opinión pública. Eso me preocupa mucho», dice el profesor.

2. Mayor monetización

Un segundo cambio esperado es una mayor monetización del contenido, por ejemplo, con un mayor impulso para las publicaciones de pago por uso.

Dado el entusiasmo del multimillonario sudafricano por las criptomonedas, los analistas estiman que también puede potenciarlas en la red social.

«Con el avance de la monetización, gana quien tiene más dinero. Es lo que está pasando, por ejemplo, en Facebook y YouTube», observa Amadeu.

«O lo que pasó en Brasil en 2018. Se suele decir que la campaña de Bolsonaro fue barata, pero no lo fue. Fue una campaña distribuida, con mucho dinero y mucho uso de plataformas de mensajería como WhatsApp. Se gastó dinero», dice el profesor citando un ejemplo brasileño de dinamización de contenidos con fines políticos.

Criptomonedas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Musk es un entusiasta de las criptomonedas.

3. Abriendo el algoritmo

Musk ha prometido abrir el algoritmo de Twitter, dando transparencia a la tecnología utilizada para personalizar el contenido que se muestra para cada usuario.

«Una de las cosas que creo que Twitter debería hacer es abrir su algoritmo de código abierto, y (si) hacen algún cambio en los tuits de las personas, ya sea que estén potenciados o no, esa acción debería ser evidente para que todos la vean, qué acción fue tomada, para que no haya manipulación tras bastidores, ya sea algorítmicamente o manualmente», defendió el empresario.

Amadeu cree que una mayor transparencia del algoritmo es positiva, pero no suficiente. «Abrir el algoritmo significa que cualquier persona con habilidades técnicas, con conocimientos de ciencia de datos y estadística, podrá entender cómo funciona el algoritmo. Esto es bueno porque nos permitirá conocer el funcionamiento de manera efectiva, qué hace la plataforma con los datos que recibe. Es importante que la sociedad lo sepa», dice.

Perrone, por su parte, piensa que esto puede ser un «arma de doble filo». «Esto genera una mayor claridad sobre cómo funcionan las cosas. Entendamos qué tipo de cosas se moderan, qué intervenciones se hacen, cómo se equilibra el proceso de moderación», señala.

«Pero, de la misma manera, cuando tienes mayor claridad sobre el funcionamiento del algoritmo, puedes tener personas que aprenderán a sortearlo. Puedes entregar las reglas del juego a jugadores irresponsables, con una agenda no positiva».

4. Lucha contra los bots y verificación de perfiles

Otra bandera de Musk a la hora de comprar Twitter es reducir la actividad en la plataforma de perfiles automatizados, conocidos como bots.

Twitter

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

También propone ampliar la verificación de perfiles de personas reales. En el proceso de verificación, la red solicita documentos y datos para acreditar que una persona es ella misma, otorgando un sello azul a las páginas verificadas.

Perrone señala, sin embargo, que hay complejidades en este proceso. «En primer lugar, es muy difícil definir qué es un bot», dice.

«Un segundo punto es que no todos los bots son malos por definición, hay bots que se usan de una manera súper positiva, para enviar información que de otro modo estaría restringida a un grupo muy pequeño de personas».

Una mayor difusión del proceso de verificación de perfiles genera preocupaciones sobre la seguridad de los datos y la privacidad de los usuarios, quienes deberán entregar más información a la red social.

5. Las dudas que quedan

Una de las mayores incógnitas que deja la compra de Twitter es si la cuenta del expresidente de EE.UU. Donald Trump regresará.

La cuenta de Trump fue suspendida de forma permanente el año pasado a raíz de los disturbios del 6 de enero en el edificio del Capitolio en Washington.

Pero incluso si se revierte su prohibición de Twitter, Trump dice que no planea volver a la red social, sino que opta por usar su propia plataforma, Truth Social, tal como destacan los periodistas de negocios de la BBC Annabelle Liang y Peter Hoskins.

GETTY IMAGES – ¿Regresará Trump a Twitter?

Ming-Chi Kuo, analista de tecnología de la firma de gestión de inversiones TF International Securities, le dijo a la BBC que Trump podría decidir regresar a la plataforma si se presenta a las elecciones presidenciales estadounidenses de 2024.

«Twitter sigue siendo una mejor opción para que él tenga voz, si Twitter está dispuesto a restaurar su cuenta», dijo Kuo.

Otra duda es si la gente dejará la red social o permanecerá en ella. Musk dijo que espera que incluso sus críticos más fuertes permanezcan en la plataforma «porque eso es lo que significa la libertad de expresión».

Sin embargo, algunos usuarios han amenazado con abandonar Twitter, mientras que otros ya lo han hecho.

Dan Ives, analista de la firma de inversiones Wedbush Securities, le dijo a la BBC que espera que la mayoría de los usuarios «tomen un enfoque de esperar y ver».

«Ahora se trata de cortejar a nuevos usuarios y detener a los desertores de la plataforma», dijo Ives.

Además, Amadeu cree que la compra de Twitter por parte de Musk podría ser el inicio de un proceso de adquisiciones de otras plataformas por parte del multimillonario, para formar un conglomerado de servicios de información, como empresas como Alphabet (propietaria de Google), Meta (empresa matriz de Facebook), Microsoft y Apple.

«Con la adquisición de Twitter, quizás esté apuntando a un reacomodo en sus empresas», evalúa el analista. «No hay un gran conglomerado hoy en día que no tenga varias plataformas en su núcleo».

Imagen de portada: GETTY IMAGES. El multimillonario Elon Musk compró Twitter por US $44.000 millones.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Abril 2022

Redes Sociales/Internet/Twitter/Donald Trump/Negocios/Tecnología