Qué nos enseña la neurociencia sobre el placer (y por qué podemos desear algo que no nos gusta).

Como buen científico, Kent Berridge ha descubierto que algunas de sus ideas sobre el cerebro estaban equivocadas y eso lo ha hecho feliz.

«He aprendido que muchas de esas decepciones pueden ser muy gratificantes cuando el cerebro susurra sus secretos y nos sorprende».

Profesor de psicología y neurociencia en la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, lleva décadas investigando cómo se genera el placer en el cerebro, cuáles son las bases neuronales del deseo y el gusto, o qué causa las adicciones.

Esas investigaciones han permitido entender mucho mejor y tratar condiciones como el parkinson, algunos tipos de esquizofrenia y la depresión.

Uno de los focos de sus estudios más recientes sobre el placer ha sido la sorpresiva diferencia que existe en el cerebro entre gustar y desear.

Berridge se interesó en este campo un día que estaba en la escuela secundaria y leyó un libro que tuvo un profundo impacto en su vida: «El Imperativo Territorial» de Rebert Ardrey.

De ahí surgió su curiosidad por entender la relación entre la psicología, el cerebro y la evolución humana, que finalmente lo llevó a especializarse en los misteriosos recovecos de nuestra especie.

En esta entrevista nos cuenta qué nos enseña el cerebro sobre el placer.

¿Cómo se genera el placer en nuestro cerebro y qué tan determinante es en la manera en que experimentamos el placer?

El placer de una experiencia siempre se origina en el cerebro. Hay ciertas llaves que abren la cerradura del placer, como el sabor de lo dulce, que es algo placentero para muchas personas desde el momento que nacen.

Pero también es posible crear un aprendizaje relacionado con una aversión a esa experiencia, si nos hace sentir náuseas y nos parece que lo dulce es repulsivo.

De la misma manera, el sabor amargo suele ser naturalmente poco placentero, pero es posible aprender a disfrutarlo. La gente aprende a abrir estos bloqueos de placer en el cerebro.

¿Cuánto es biológico y cuánto es aprendido socialmente?

En el caso de los placeres sensoriales claramente se originan en el cerebro. Sabemos que hay ciertos puntos en el cerebro que son generadores de placer.

Se trata de una media docena de pequeñas áreas en el cerebro que cuando se interconectan, actúan como un solo grupo para activar placeres intensos.

Kent Berridge

FUENTE DE LA IMAGEN – SCOTT C. SODERBERG. Kent Berridge ha descubierto que el deseo y el gusto son diferentes.

Y estos puntos del cerebro que generan placer utilizan ciertos neuroquímicos naturales como opioides o versiones naturales de la heroína o la marihuana para estimular el cerebro y generar esos placeres intensos. Los llamamos los puntos calientes hedónicos.

Para otros tipos de placeres, como el placer de ver a alguien que queremos o experimentar placer con el arte o al escuchar música es distinto.

Si me lo hubieras preguntado hace 20 años, te habría dicho que esos placeres culturales aprendidos funcionan con un sistema cerebral completamente distinto comparado con los placeres sensoriales.

La evidencia nos ha mostrado que son las mismas zonas del cerebro las que generan placeres sensoriales o placeres aprendidos culturalmente.

¿Cómo estudia este tipo de conexiones cerebrales en su laboratorio?

Hacemos experimentos con neuroimágenes para medir la activación de determinadas zonas en el cerebro humano.

Eso nos ha permitido entender que se activan las mismas zonas, aunque sean distintos tipos de placeres.

Escáneres cerebrales

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Y para estudiar los generadores del placer en sí mismos, manipulamos los sistemas cerebrales de animales de manera ética y sin dolor.

Suprimimos la dopamina en ratones con medicamentos capaces de bloquear los receptores de dopamina en el cerebro y descubrimos que no disminuyó el placer que experimentaban con el sabor dulce.

Es decir, el gusto por el dulce, aún bloqueando toda la dopamina, seguía existiendo.

Desde hace unos 20 años hacemos experimentos con humanos, manipulando los niveles de dopamina en el cerebro, observando el placer y el deseo, y la diferencia entre desear y gustar.

¿Cuál es la diferencia entre gustar y desear?

Esa es la pregunta crucial. Yo pensaba que no había diferencia. Que el circuito cerebral de recompensa era el mismo, pero lo cierto es que se pueden separar.

Aunque queremos las cosas que nos gustan y nos gustan las cosas que queremos, no siempre es así.

Está el caso, por ejemplo, de una persona que quiere intensamente algo, pero no le gusta.

Mujer consumiendo cocaína

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Con mis colegas hemos propuesto una teoría para las adicciones: en algunos individuos sus sistemas cerebrales de dopamina son vulnerables a la neuro sensibilización.

Eso significa que se vuelven hiperreactivos a ciertas drogas. Esa hiperreactividad a los sistemas de dopamina los hace querer intensamente ciertos estímulos, independiente de si les gustan o no les gustan.

Se han hecho experimentos con consumo de cocaína o con pacientes con parkinson y hemos descubierto que la dopamina está relacionada con querer algo, con el deseo, más que con el gusto.

¿Cuál es la relación entre la inhabilidad de experimentar placer, conocida como anhedonia, y las enfermedades mentales?

La anhedonia puede ser un síntoma de algunas formas de esquizofrenia o depresión mayor.

Tal como ocurre con los pacientes con parkinson, se observa una falta de querer experimentar placer, pero no desaparece el placer en sí mismo.

Frasco de medicamento que dice dopamina

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En muchos casos de esquizofrenia no se trata de la pérdida del placer, es la pérdida de la motivación por querer esas cosas. Pero el placer, el gusto, parece intacto.

En el caso de la depresión, se pueden perder las dos cosas: el deseo y el gusto.

¿Hay individuos más proclives a buscar placer que otros?

Sí, hay escalas de impulsividad y reacciones de recompensa. Algunos tienen esa especie de sello es sus personalidades y eso es un factor de vulnerabilidad para desarrollar cosas como las adicciones.

Ellos tienen un sistema cerebral que reacciona más a las señales que activan sistemas de recompensa. Eso puede ser algo bueno para encontrar motivaciones y placer en la vida, pero también puede llevarnos a una excesiva búsqueda de recompensas, de placer.

¿Qué aplicaciones tiene su investigación?

Ha habido aplicaciones en el campo de las adicciones al entender que éstas tienen más que ver con el deseo que con el gusto.

Es decir, las hiper reacciones a las sustancias adictivas pueden ser independientes del gusto por ellas. En ese sentido, la adicción no es solo la búsqueda de placer.

Persona con jeringa en la mano y un vaso de alcohol

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

También se pueden aplicar los resultados de nuestras investigaciones para tratar algunas condiciones mentales para ayudar a las personas a lidiar mejor con eso.

Usted escribió que al comprender los mecanismos cerebrales del placer, se puede entender mejor la naturaleza humana…

Habitualmente pensamos que los placeres y los deseos van siempre juntos.

Cuando vemos a un adicto podemos pensar que es adicto porque busca placer. Pero si comprendemos la esencia de las adicciones, podemos entender que puede existir un intenso nivel de deseo, un intenso nivel de tentación, que el resto de nosotros no experimentamos en nuestras vidas.

En 10 o 20 años, ¿que le gustaría haber logrado con sus investigaciones?

Mi experiencia ha sido una serie de sorpresas. A veces estas sorpresas son decepcionantes porque a menudo nuestras teorías están equivocadas.

Pero he aprendido que muchas de esas decepciones pueden ser muy gratificantes cuando el cerebro susurra sus secretos y nos sorprende.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Cecilia Barría; BBC News Mundo. 10 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Salud Mental/Ciencia/Medicina/Adicciones.

 

 

«El día que empecé a sentirme bien», cuatro testimonios de superación en la salud mental.

El despertar a la vida, crecer y hacernos conscientes de lo que sucede dentro y fuera de nosotros, a veces, es un proceso doloroso.

Cuando estamos rotos por dentro, creemos que esa grieta nos pertenece exclusivamente a nosotros, pero cuando la abrazamos y hablamos sobre ella, nos damos cuenta de que no estamos solos y que ese dolor teje una red invisible que nos une, que nos hace humanos. En ese momento, empieza a colarse la luz, esa onda electromagnética capaz de ser percibida por el ojo y corazón humano para dar paso a la esperanza.

Yoryi.

Puede ser un día en concreto, una llamada, una sesión con nuestro psicólogo, un abrazo interminable, un llanto desconsolado, una conversación a pecho abierto, las ganas de alzar el vuelo, de seguir dando “estirones” hacia el infinito. 

Pero hay un momento en el que empezamos a sentirnos mejor, a salir de la oscuridad de lo más profundo del mar para alcanzar la orilla. Sobre cómo visibilizar y curar esas lesiones que sacuden nuestras almas trata la campaña “Brave Together”, la plataforma lanzada por Maybelline New York para visibilizar y normalizar los problemas de salud mental.

Guti.

Brave Together: “Estamos juntas en esto”, es es el primer proyecto social de la marca de maquillaje en España, que contará con el apoyo de la psicóloga Bárbara Tovar para dar visibilidad a la salud mental y educar en ello, identificando los síntomas de la ansiedad y ofreciendo herramientas para afrontarla.

Una acción global que tiene como objetivo dar visibilidad, educar y dar apoyo a las personas que sufren problemas de salud mental, como la ansiedad y la depresión, además de ofrecerles un lugar seguro en el que poder expresarse sin miedo y confirmar que no están solos. 

María.

Este año, con motivo del Mes de la Salud Mental, han dado un paso más allá, centrándose en el poder de la resiliencia: “El día que empecé a sentirme bien”.

Desde Cultura Inquieta hemos salido a la calle a buscar miradas y voces que nos regalen, a través de su experiencia, esos rayos de luz después de las tinieblas. Con sus testimonios íntimos sobre salud mental, nos hemos emocionado, hemos aprendido y hemos empatizado con cada uno de sus procesos. 

Antonio.

Yoryi,Guti, María y Antonio son cuatro jóvenes rebosantes de vida, de talento y de valor. Los cuatro tienen en común el don de la resiliencia, de la generosidad y de la valentía; son el reflejo de una sociedad cada vez más concienciada con la importancia de cuidar la salud mental, esa que nos sacude de cabeza a pies, como un tsunami que arrasa con todo.

Sus mensajes y sus voces son un regalo que nos hablan de dolor, de esperanza y de amor por la vida.

Maybelline colaborará estrechamente con la ONG local El Teléfono de la Esperanza, ayudando a los jóvenes a través de atención y asesoramiento telefónico gratuito disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Todo aquel que lo necesite, podrán llamar al teléfono 660 100 300 o escribir un correo a:

bravetogether@telefonodelaesperanza.org y hablar con expertos que podrán asesorarnos y darnos apoyo directo, luz y calor. 

maybelline brave together testimonios salud mental 5 copia 3

“- Porque si decidiéramos irnos a algún lugar juntos me da miedo que un día, hoy no quizás, quizás, quizás mañana tampoco; pero un día de repente puede que empiece a llorar y llorar y llore tanto que nada ni nadie pueda pararme y que las lágrimas llenen la habitación y que me falte el aire y que te arrastre conmigo y que nos ahoguemos los dos.

– Aprenderé a nadar, Hannah.” 

 Frase de “La vida secreta de las palabras”, de Isabel Coixet.

Gracias a Maybellyne New York por visibilizar la importancia de pedir ayuda y de aprender a nadar para alcanzar la orilla. Descubre más sobre Brave Together: https://www.maybelline.es/

Imagen de portada: Gentileza de Maybelline.

FUENTE RESPONSABLE: Cultura Inquieta. Por Silvia Garcia. 3 de octubre 2022.

Sociedad y Cultura/Estilo de vida/Salud Mental/Ansiedad/Depresión/ Jóvenes/Maybelline.

 

Desde repetir palabras en voz alta hasta escribir con la mano no dominante: cinco consejos para ser más inteligente.

Deseado por muchos y concretado por pocos. La inteligencia es una habilidad que para algunos viene de nacimiento mientras que para otros es adquirida con el paso de los años y dependiendo de las circunstancias, es el resultado del esfuerzo.

La pregunta del millón es: ¿se puede adquirir inteligencia por cuenta propia? Según los profesionales de la Universidad de Harvard, sí. Si bien es imposible saber todo y dominar todos los temas, para los profesionales existen hábitos, comportamientos, decisiones y actitudes que ayudan a trabajar la inteligencia.

En su libro Make it stick: The Science of Successful Learning (‘La ciencia del aprendizaje exitoso’), los profesionales Peter C. Brown, Henry L. Roediger III y Mark A. McDaniel de la prestigiosa universidad norteamericana dan recomendaciones para mejorar la capacidad cerebral, la agilidad, la memoria y como consecuencia de estas, ser más inteligente.

Escuchar palabras en voz alta hace más probable que se recuerden y especialmente funciona cuando toca aprender algo nuevo SHUTTERST – Shutterstock

Recomendaciones para tener en cuenta

La buena enseñanza debe adaptarse creativamente a los distintos estilos de aprendizaje que tienen todas las personas, nadie aprende de la misma manera ni maneja el mismo tipo de inteligencia. Por eso, la publicación de Harvard se basa en descubrimientos recientes en psicología cognitiva y otras disciplinas, para ayudar a que las personas puedan desarrollar aún más sus capacidades. Estas son:

1. Aprender algo nuevo para estimular la mente

Entrenar el cerebro es como ir al gimnasio, se trabaja como si fuese un músculo que hay que entrenar diariamente. Para eso, la mente se debe acostumbrar a adquirir nuevos conocimientos o habilidades, de esta manera se estimulan las neuronas y la comunicación que hay entre ellas. Ya sea leyendo un libro, siguiendo un manual o cocinando, cualquier actividad que requiera hacer algo desconocido.

2. Repetir palabras en voz alta

Escuchar palabras en voz alta hace más probable que se recuerden y especialmente funciona cuando toca aprender algo nuevo. Si se conoce a alguien nuevo y uno pronuncia su nombre varias veces en la primera conversación que mantienen, seguramente se le pueda vincular su cara con su nombre más fácilmente.

3. Escribir y comer con la mano no dominante

Hacer actividades tan simples como agarrar una pelota o un utensilio con la mano contraria a la dominante sirve para que la mente tenga que hacer diferentes conexiones neuronales y se agilice así el funcionamiento cerebral.

4. Involucrar los sentidos

Un estudio de la misma universidad, implementó una muestra en la que los grupos de ensayo fueron expuestos a una serie de imágenes emocionalmente neutras, cada una de las cuales se presentaba también con un olor. Luego, se les mostró otras, pero sin los aromas y se les pidió que señalaran cuáles habían visto antes.

Los sujetos recordaron muy bien todas las imágenes asociadas con aromas, sobre todo las que tenían olores agradables. Las imágenes cerebrales mostraron que el córtex piriforme (la principal región del cerebro dedicada al procesamiento de los sentidos) comenzaba a activarse cuando las personas veían cosas vinculadas con olores.

5. Relacionar recuerdos con información nueva

Esta técnica funciona para fortalecer la mente. Cuanto más vinculados estén los estímulos entre sí, mayor poder de relacionamiento cognitivo se adquiere. Conectar información nueva con pasada que sea importante para que uno tenga mejor capacidad de análisis e integración de conceptos.

Las imágenes cerebrales del estudio mostraron que la principal región del cerebro dedicada al procesamiento de los sentidos comenzaba a activarse cuando las personas veían cosas vinculadas con olores

Las imágenes cerebrales del estudio mostraron que la principal región del cerebro dedicada al procesamiento de los sentidos comenzaba a activarse cuando las personas veían cosas vinculadas con olores.

Por otro lado, la experta en aprendizaje Shari Tishman y sus colegas de Project Zero -proyecto de la Harvard Graduate School of Education que busca perfeccionar teorías y difundir orientación tangible sobre cómo ayudar a los niños a reconsiderar la idea de ser “inteligentes”- han destacado siete tipos de mentalidad que son claves para aprender y pensar de manera efectiva en el mundo actual:

Ser amplio y aventurero

Preguntarse, encontrar problemas e investigar

Construir explicaciones y entendimientos

Hacer planes y ser estratégico

Ser intelectualmente cuidadoso

Buscar y evaluar razones

Ser metacognitivo

Cabe añadir que existen teorías como la de las Inteligencias Múltiples del psicólogo Howard Gardner que reconoce la diversidad de habilidades y capacidades y describió la existencia de ocho tipos de inteligencia que revolucionaron la manera de pensar la educación. Las denominó:

Inteligencia Visual-Espacial

Habilidad que permite observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas. Las personas con este tipo de inteligencia tienen gran capacidad para presentar ideas en forma visual, crear imágenes mentales, percibir detalles visuales, dibujar y confeccionar bocetos.

Inteligencia Lingüístico-Verbal

Relacionada a la capacidad de dominar el lenguaje y poder comunicarse con los demás. No solo hace referencia a la habilidad para la comunicación oral, sino a otras formas como la escritura y la gestualidad.

Inteligencia Lógico-Matemática

Durante décadas fue considerada como el estándar para medir la inteligencia en una persona. Como su nombre indica, este tipo de inteligencia se vincula a la capacidad para el razonamiento lógico y la resolución de problemas matemáticos.

Inteligencia Corporal-Cinestésica

Compuesta por las habilidades corporales y motrices que se requieren para manejar herramientas o para expresar ciertas emociones. Quienes tienen esta inteligencia cuentan con una mayor facilidad para realizar actividades que requieren fuerza, rapidez, flexibilidad, coordinación óculo-manual y equilibrio.

Inteligencia Musical

Es una habilidad natural y una percepción auditiva innata en la primera infancia hasta que existe la habilidad de interactuar con instrumentos y aprender sus sonidos, su naturaleza y sus capacidades. Entre sus habilidades se encuentran la capacidad para escuchar, cantar, tocar instrumentos así como analizar sonido en general y crear música.

Inteligencia Interpersonal

Advierte cosas de las otras personas más allá de lo que los sentidos logran captar. Se trata de una inteligencia que permite interpretar las palabras o gestos, o los objetivos y metas de cada discurso. Básicamente evalúa la capacidad para empatizar con las personas.

Inteligencia Intrapersonal

Permite comprender y controlar el ámbito interno de uno mismo en lo que se refiere a la regulación de las emociones y del foco atencional. Quienes tienen esta inteligencia son capaces de acceder a sus sentimientos y emociones y reflexionar sobre estos elementos.

Inteligencia Naturalista

Permite detectar, diferenciar y categorizar los aspectos vinculados al entorno, como por ejemplo las especies animales y vegetales o fenómenos relacionados con el clima, la geografía o los fenómenos de la naturaleza. Un dato interesante es que fue añadida posteriormente al estudio original sobre las Inteligencias Múltiples, concretamente en 1995. Howard Gardner consideró necesario incluir esta categoría por tratarse de una de las inteligencias esenciales para la supervivencia del ser humano. 

Imagen de portada: Según los profesionales de Harvard existen hábitos, comportamientos, decisiones y actitudes que ayudan a trabajar la inteligencia.

FUENTE RESPONSABLE: Contexto. 2 de octubre 2022.

Sociedad y Cultura/Cerebro/Memoría/Ejercicios/Salud Mental

Qué son los psico bióticos y cómo estos microorganismos influyen en nuestro estado de ánimo.

-Doctor, no me siento bien desde hace meses, tengo ansiedad, me cuesta concentrarme.

-¿Y cómo se siente su intestino?

-Disculpe, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

-Mucho, déjeme que le cuente…

Quizá haya escuchado alguna vez que nuestro cerebro y nuestro intestino están conectados. El eje intestino-cerebro describe un concepto fisiológico que integra todas las señales neuronales, endocrinas, nutricionales e inmunológicas entre un sistema y otro.

Ya sabemos la importancia del microbioma para que el aparato digestivo funcione correctamente.

Sin embargo, es ahora cuando comenzamos a descubrir las relaciones entre el sistema nervioso central y el gastrointestinal.

Ciertas enfermedades neurológicas y del comportamiento se han asociado a un aumento de la permeabilidad intestinal y al paso de compuestos inflamatorios (llamados citoquinas) y neuromoduladores al torrente sanguíneo, y de ahí a nuestro cerebro.

De hecho, algunas bacterias son capaces de producir dopamina, serotonina o norepinefrina, claves en procesos fisiológicos, de memoria, aprendizaje y comportamiento.

Así pues, la alteración de la microbiota intestinal puede modificar nuestra conducta y se ha asociado a trastornos nerviosos centrales, como el autismo, la depresión o los comportamientos de ansiedad.

¿Qué son y cómo actúan?

El término psico biótico fue acuñado en 2013 por un grupo de investigadores del Centro Farmacéutico Alimentario de Cork (Irlanda).

Lo definieron como «un organismo vivo que, cuando se ingiere en cantidades adecuadas, produce un beneficio para la salud de los pacientes que padecen enfermedades psiquiátricas».

Diagrama de la conexión entre el cerebro y el intestino.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los autores sostienen que la alteración de la microbiota intestinal puede modificar nuestra conducta y se ha asociado a trastornos como el autismo, la depresión o la ansiedad.

Por lo tanto, los psico bióticos se diferencian de los probióticos en que, debido a sus propiedades, los primeros influirían directamente en esa comunicación bidireccional entre el cerebro y el intestino.

Hoy en día es un término controvertido ya que, según algunos autores, debería ampliarse a cualquier intervención que tenga un efecto psicológico a través de cambios en el microbioma intestinal, como el deporte o la dieta.

¿Cómo mandarían estos microorganismos mensajes al cerebro? Se postulan tres grandes líneas de acción.

1. A través de la producción de neurotransmisores (o sus precursores), que viajarían desde el intestino hasta el cerebro a través del nervio vago. Curiosamente, casi la mitad de la dopamina del cuerpo humano (conocida como la hormona del placer) está producida por los microorganismos que habitan en nuestro intestino.

2. Mediante la modulación del principal sistema de respuesta neuroendocrina al estrés: el eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal (HPA). Su desregulación e inflamación es patente en personas con depresión, esquizofrenia o bipolaridad. El estrés crónico, por ejemplo, activa este eje, y, en el caso de una hiperactividad prolongada, podría generar daños cerebrales debido a una inflamación crónica. Los psico bióticos, a través de mediadores y el refuerzo de la barrera intestinal, ayudarían a atenuar el HPA y disminuir la neuroinflamación. Estudios en ratones con estrés crónico confirman esta hipótesis.

3. Finalmente, los psicobióticos podrían interactuar directamente con nuestro sistema inmunitario, produciendo ácidos grasos de cadena corta. Estos compuestos regulan la función de unos centinelas cerebrales (la microglía), que actúa frente a infecciones y daños en el tejido nervioso. Sin embargo, su disfunción debida a estrés crónico, dieta o sueño inadecuado puede desencadenar neuroinflamación, aumentando la susceptibilidad a futuras enfermedades neurodegenerativas.

¿Y hasta qué punto son eficaces?

Pues depende de cuál escojamos y del problema a tratar. Sería un error pensar que si me tomo cualquier psico biótico me va a ayudar a disminuir el estrés, dormir mejor o mejorar el estado de ánimo.

Un gráfico de la bacteria Lactococcus.

FUENTE DE LA IMAGEN- GETTY IMAGES

El uso de bacterias como la Lactococcus han probado servir para combatir la ansiedad, mejorar la calidad del sueño, y reducir el estrés o la depresión.

Cada psico biótico (al igual que un probiótico) tiene nombre y apellidos que le otorgan unas características concretas, un código de números y letras (a la que llamamos cepa) que lo diferencia de otros organismos pertenecientes a la misma especie.

Por hacer un símil, todos los perros pertenecen a la misma especie (Canis familiaris), pero existen múltiples razas (cepas en nuestro caso) con características muy dispares.

Por lo tanto, no es de extrañar que encontremos en la literatura científica resultados contradictorios en cuanto a la eficacia de los psico bióticos en estudios clínicos.

Las cepas psico bióticas más relacionadas con la salud mental son las pertenecientes al género Lactobacillus, Bifidobacterium, Lactococcus y Streptococcus. Su uso ha demostrado, en general, resultados satisfactorios en ansiedad, calidad del sueño, estrés y depresión.

Sin embargo, recientes revisiones y metanálisis han mostrado que sus efectos son más notables cuanto mayor nivel de ansiedad o depresión haya inicialmente. De hecho, diversos estudios muestran que ciertas cepas no producen efectos cuando se administran a una población sana.

También es importante destacar que es erróneo relacionar una mayor eficacia con tomar una mayor cantidad o una amplia combinación de cepas. Esto no solamente pasa en patologías como la ansiedad o la depresión, sino que también se ha visto en otras tan distintas como la dermatitis atópica, el síndrome del intestino irritable o la enterocolitis necrotizante.

Un hombre con insomnio viendo tu teléfono celular.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los autores afirman que los psico bióticos, así como los probióticos, pueden ayudar a combatir determinadas dolencias o afecciones, pero jamás pueden sustituir una vida saludable o las visitas al médico.

Por ello, la elección de un probiótico o psicobiótico debería basarse principalmente en su evidencia clínica antes que en la carga de producto que nos ofrezcan. 

¿Qué nos depara el futuro en el campo de los psicobióticos?

Afortunadamente comenzamos a dilucidar el mecanismo de acción de los psico bióticos.

Los estudios sobre su eficacia clínica ya comienzan a analizar el porqué de su efecto y su relación con el eje intestino-cerebro.

Estamos viviendo una época de auge en este campo y como consumidores buscamos activamente alternativas naturales para mantener nuestra salud mental, sobre todo tras los trastornos emocionales y conductuales derivados de la covid-19.

La búsqueda en internet de probióticos que puedan mejorar la ansiedad y estrés se ha disparado en los últimos años, pero debemos ser cautos. Estos productos pueden ayudar, pero nunca reemplazar un estilo de vida saludable o el control por parte de un profesional sanitario.

Como hemos comentado anteriormente, la efectividad de los psicobióticos depende de sus características, y estas deben ponerse a prueba en estudios clínicos. Solamente así podremos afirmar si tienen o no un efecto significativo en determinadas poblaciones y comprender su mecanismo de acción.

*Vicente Andreu Fernández y Elisabet Navarro Tapia son director del Director del Instituto de Investigación Biosanitaria y coordinadora del Máster de Epidemiología y Salud Pública de la Universidad Internacional de Valencia (España), respectivamente.

*Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido aquí bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí si quieres leer la versión original.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Vicente Andreu Fernández y Elisabet Navarro Tapia. The Conversation* 3 de octubre 2022.

Sociedad y Cultura/Salud/Salud Mental/Sistema digestivo/Relación cerebro-intestino.

 

Un nuevo fármaco que saldrá en 2023 reduce un 27% el deterioro del Alzheimer.

«Estamos en un momento de cambio en su historia», ha señalado la neuróloga y directora médica del equipo que ha realizado los ensayos

Las farmacéuticas Eisai y Biogen han anunciado los resultados de su anticuerpo monoclonal Lecanemab, un fármaco dirigido al depósito de amiloide en el cerebro que en los ensayos reduce un 27% el deterioro cognitivo en las etapas iniciales de Alzheimer.

Según ha informado en un comunicado el equipo de Ace Alzheimer Center Barcelona (ACE), que ha participado en los ensayos del nuevo fármaco, el medicamento podría salir a la venta a lo largo del próximo año 2023.

El ACE ha participado en el ensayo clínico del fármaco, incluyendo al 20% de pacientes de los doce centros que participaron en España.

«Es una gran noticia para el mundo Alzheimer: estamos en un momento de cambio en su historia. Podríamos tener un fármaco con eficacia clínica en el 2023″, ha afirmado la neuróloga y directora médica de Ace Alzheimer Center Barcelona, Mercè Boada.

«La participación en este ensayo consolida a nuestro equipo de ensayos clínicos como un grupo experto para la prescripción y administración de Lecanemab en personas con deterioro cognitivo leve o Alzheimer en fase leve», ha destacado Boada.

La directora de ACE ha confiado en que en la próxima conferencia internacional sobre ensayos clínicos (CTAD), que tendrá lugar en noviembre, se obtenga «información más pormenorizada sobre los resultados de Lecanemab».

Imagen de portada: Unsplash

FUENTE RESPONSABLE: The Objective. 28 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Salud Mental/Alzhéimer/Medicamentos

«Hice un duelo por mi papá el mismo día que me dijeron que tenía alzhéimer»: la pena anticipada que enfrentan algunos familiares de los enfermos.

A Marcelo Salomone le gusta hablar del tiempo y las anécdotas.

Este argentino, de 50 años, es el hijo mayor de Roberto, a quien hace un par de años le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer.

Actualmente, más de 55 millones de personas viven con demencia en todo el mundo y hay casi 10 millones de casos nuevos cada año, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

El alzhéimer es la forma más común de demencia, con entre el 60% y el 70% de los casos atribuidos a esta enfermedad.

Ilustración de un hombre tomándose la cabeza.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Marcelo cuenta que su padre siempre fue un distraído, un «despelotado» como dicen en Argentina, por eso la familia no se dio cuenta en un principio de que algo andaba mal.

Hasta que un día Roberto se perdió mientras conducía y terminó frente a la casa que compartía de joven con su esposa Susana y sus cuatro hijos pequeños, en Martínez, en el norte de Buenos Aires.

Luego vino la preocupación, los estudios médicos y el diagnóstico.

Marcelo asegura que el día que se enteró de que su papá tenía alzhéimer hizo un duelo anticipado. Desde entonces trata de disfrutar el tiempo con su padre como si fuese el último día.

En el marco del Día mundial del alzhéimer, este 21 de septiembre, Marcelo cuenta en BBC Mundo su experiencia con el duelo anticipado.

Línea

Tengo cuatro hijos, tres hermanos y a papá y mamá vivos. Papá, que se llama Roberto tiene… a partir de los de los 70 ya no estoy tan encima de cuántos años tiene. Perdí la cuenta y creo que es a propósito, porque lo congelo en el tiempo.

Siempre cuento la anécdota de cuando le descubrí las primeras canas nadando juntos en la pileta. Y dije: ‘Papá se está poniendo viejo’. Él tenía 40 años. Y cuando yo me vi mis primeras canas en el pecho, dije: ‘Guau, ya llegué a ese momento’.

A mi papá le diagnosticaron alzhéimer hace dos años. Según los doctores, él está en un proceso de inicio lo cual es bueno para la medicina porque atacan a la enfermedad con distintos medicamentos, ejercicios, etc.

Uno nunca se imagina -o no quiere imaginarse- que puede llegar a ser eso. Papá siempre fue muy distraído, siempre tuvo problemas de memoria. Por ejemplo dejaba un café calentándose y se olvidaba. Esas cosas se iban acentuando cada vez más.

Ilustración de una mujer en soledad.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La que se daba más cuenta era mamá, que vive con él. Después empezó con algunos síntomas que son característicos de la enfermedad como, por ejemplo, a guardar plata que mi mamá luego encontraba en algún lugar extraño.

El indicio que nos llevó a buscar un especialista fue cuando papá se perdió un día con el auto y apareció en Martínez, en la casa donde vivimos cuando éramos chicos.

Yo creo que si papá no hubiera tenido esa cualidad de la falta de memoria y estas distracciones recurrentes, nos hubiera llamado la atención mucho antes.

Desde que nos comunicaron que tiene alzhéimer, hubo distintas fases. Él se dio cuenta que nosotros lo empezamos a acompañar al doctor, que se olvidaba de las cosas. Cuando perdió la orientación del tiempo y espacio, le preocupó porque no lo pudo dominar.

Eso hizo que empezara a estar un poco deprimido. Papá siempre fue todo lo contrario, una persona divertida, traviesa. No parece que tuviera la edad que tiene. Siempre se comportó como un niño y lo sigue haciendo.

Hay otra anécdota hermosa. Hicimos una especie de baby shower porque mi hermana está embarazada y llenamos la casa de globos. Llegaron mis papás y cuando voy a abrir la puerta, mi viejo me dice: ‘¡Feliz cumpleaños!’ Lo miro sorprendido y él se empieza a reír. ‘¡Pa! Nunca pierdas ese sentido del humor’, le dije. Él se lo toma así. Ese es mi papá.

«Mi papá ya no sería igual»

El día que me dijeron que tenía alzhéimer supe que mi papá ya no sería igual. Necesité la confirmación de un profesional. Ese fue un quiebre.

Hice un duelo por mi papá el mismo día que nos dijeron que tenía alzhéimer. Hice el duelo porque tenía que entender que a partir de ese instante, salvo en los momentos de las bromas, papá ya no iba a ser el mismo papá que era, porque tiene estos lapsos donde se apaga.

Lo más importante es entender que está enfermo y acompañarlo. Ser más sensible, tener más paciencia y ser más positivo.

Creo que hay distintos duelos y el duelo positivo y constructivo es ese. Mi hija Milagros me regaló una frase que la escuchó de un actor: ‘El duelo es la perseverancia del amor’.

Así que lo lloré todo lo que tenía que llorarlo. Eso no quiere decir que hoy no me emocione o llore cuando hablo sobre él. Pero el duelo fuerte lo hice antes porque ahora hay que acompañar y hacerlo sentir que sigue siendo el mismo.

Ilustración de un hombre pensando.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Hay que entender que a veces la vida es así. Yo creo que más allá de cualquier religión o creencia, todavía el ser humano no procesa que estamos de paso. Con eso sería todo mucho más fácil.

El duelo que no construye ya lo hice. La pregunta ‘¿por qué me pasa esto a mí?’ es ese llanto egoísta que trato de evitar. Voy a llorar todo lo que tengo que llorar, pero voy a enfrentar lo que tenga que enfrentar y creo que eso permite que la relación con papá sea más franca, más sincera, que haya más amor.

De este modo no estás en un sentimiento ni de bronca ni de lástima, sino que estás acompañando para no perderte nada de tu viejo.

Una vez leí un libro -soy malo para la memoria, eso también lo saqué de mi viejo- que habla de una tribu que creía que al día siguiente amanecería muerta.

Lo que te enseña es que todos los problemas que tenía algún integrante de la tribu con otro lo arreglaba, porque al otro día amanecían todos muertos.

Así se terminan palabras como rencor, venganza, orgullo y se vive de otra manera. Eso me marcó mucho. Trato de pertenecer imaginariamente a esta tribu que mañana va amanecer sin vida.

«Acompañar»

Él se enteró mucho tiempo después de que tiene alzhéimer. El médico dijo que era una elección de la familia decirle lo que tenía. Mamá creyó que era lo mejor, que no quería mentirle.

También el médico nos había dicho que la persona más afectada, más allá del enfermo, es quien convive diariamente con él. Nos recomendó que tuviéramos mucho cuidado con la salud de mi mamá y que estuviéramos todos más presentes en la vida familiar.

Ilustración de una mujer preocupada o triste.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Entonces trato de hacerme el tiempo para las cosas importantes, las que te hacen feliz o las que pueden hacer feliz al otro, en este caso a mi papá. Lo acompaño las veces que puedo al médico, nos tomamos un café y hablamos de la enfermedad cara a cara, cuando no se siente deprimido.

Y acá es muy importante el tema de la compañía. Mamá dice que a él lo ve super bien los días previos, el mismo día y los días posteriores al que todos estamos juntos.

Tratamos de recrear esos momentos la mayor cantidad de veces y ahí él bromea como en el día del baby shower. Yo me quiero quedar con eso. Ese es mi viejo.

Por mi profesión [periodista] he leído todo sobre el alzhéimer, entonces sé que son etapas y hay que ir acompañando. Entonces decidí en esa primera etapa hacer mi duelo personal.

Nunca pierdo la esperanza de que surja algún medicamento o alguna terapia y se pueda frenar definitivamente. Eso no lo voy a perder nunca.

Pero trato de resaltar la importancia del tiempo. Cada persona tiene su tiempo. Mi duelo, apenas me enteré de la enfermedad de mi papá, no es un ejemplo. Fue mi tiempo. Pero, a la vez, trato de no perderlo [al tiempo] para poder acompañar a mi papá.

Duelo anticipado

Por Mónica Moreno, Directora de Atención y Apoyo de Alzheimer’s Association.

El duelo anticipado es muy común entre las personas que acompañan a pacientes con demencia. En esencia, las familias experimentan el declive gradual de alguien a quien aman.

Las personas que viven con la enfermedad de Alzheimer y otras demencias viven de 4 a 8 años, en promedio, después de un diagnóstico.

A medida que la enfermedad avanza, los miembros de la familia atraviesan múltiples pérdidas: la incapacidad de la persona para vivir de forma independiente, la incapacidad de la persona para recordar los nombres de familiares cercanos o eventos familiares importantes.

Finalmente, en las últimas etapas de la enfermedad, la persona pierde la capacidad de comunicarse.

El duelo por estas pérdidas dramáticas durante un período prolongado de tiempo puede ser abrumador y ejercer una presión increíble sobre las familias.

Ilustración de un hombre en la palma de la mano de un gigante.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Los cuidadores deben entender que es completamente normal llorar estas pérdidas. Los sentimientos de ira, culpa y tristeza son comunes durante este momento difícil.

Sin embargo, es importante que los cuidadores sepan que hay ayuda disponible. Alzheimer’s Association ofrece una línea de ayuda.

También hay grupos de apoyo donde conocen a otras familias que están pasando por una situación similar. Compartir la experiencia con la demencia puede ser muy beneficioso.

Ser un cuidador informado es uno de los mejores regalos para una persona que vive con alzhéimer y otras demencias.

Cuanto más sepa sobre la enfermedad, su progresión y qué esperar, mejor preparado estará para afrontar sus desafíos y la amplia variedad de emociones que acompañan a estos cambios.

Imagen de portada: GENTILEZA Marcelo Salomone

FUENTE RESPONSABLE: Analia Llorente; BBC News Mundo. 21 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Demencia/OMS/Salud Mental/Salud.

 

 

Qué es la «dictadura de la felicidad» y cómo podemos liberarnos de ella.

Fue en uno de esos momentos oscuros en que las cosas parecen no ir nada bien, cuando el psicólogo español, David Salinas, pensó en que estaba cansado de la imposición social de tener que estar siempre bien, especialmente cuando gran parte de su trabajo se relaciona con el bienestar de las personas.

Y de ahí surgió la idea de escribir el libro «La dictadura de la felicidad», que lo llevó a decir: «¡Soy infeliz… y me alegro!».

A primera vista, uno podría descartar de plano leerse un libro que defiende la tesis de que es bueno «alegrarse de ser un infeliz», o de estar contento por tener una vida desgraciada.

Claramente, advierte el autor, el libro no va de eso. Lo que critica es la «imposición» de tener que «ser felices» a como dé lugar, en el contexto de una creciente industria de la felicidad que se ha potenciado a través de una avalancha de libros de autoayuda con recetas para alcanzar ese supuesto bienestar permanente.

Harto de tener que «ser feliz», una construcción mental que, a su juicio, es falsa, dado que la felicidad no es un objetivo a alcanzar, sino más bien, un estado impermanente, Salinas, de 42 años, recorre en esta entrevista lo que ha sido su experiencia trabajando en su consulta en Málaga, España, y aborda los principales mitos sobre la idea de felicidad.

Y sí, él cree que desbancando esos mitos, es posible gozar más de la vida.

Línea

Usted es un profesional que trabaja en la vertiente de la terapia cognitivo-conductual. ¿Por qué tomó ese camino y no eligió otra de las escuelas que existen dentro de la psicología para tratar a sus pacientes?

Porque es un tipo de terapia que se centra más en el pasado, como podría ser el psicoanálisis. Yo intento ser ecléctico y me parece que lo que hacen otras escuelas de terapia también es muy valioso.

Pero a veces las personas vienen a terapia buscando recursos, soluciones, ayuda a través de herramientas que le permitan enfrentar mejor el día a día.

Con ese enfoque terapéutico también ha escrito su libro, «La dictadura de la felicidad». ¿Qué es esa dictadura?

Cada uno puede entender la dictadura de la felicidad como una cosa distinta. Yo la entiendo como una imposición social, cultural, a través de la cual, parece que siempre hay que estar bien y que no se les permite a las personas estar mal.

Mujer sonriendo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Y no es solo eso, no solo se trata de que hay que estar bien siempre, sino que siempre hay que estar buscando la felicidad, y junto con eso, siempre hay que estar buscando un estímulo que nos de felicidad.

Entonces, las personas se sienten muy presionadas y, paradójicamente, cuando una persona se siente presionada, no se siente feliz. Parece que vivimos en un mundo donde no está permitido sentirse mal. Si te sientes mal, parece que has fracasado como individuo.

Pero si lo miramos desde otro lado, hay una necesidad constante de las personas por sentirse mejor, como una aspiración humana casi universal, es decir, no solo responde a una imposición externa. De hecho antes de hacer esta entrevista un colega me decía: ¡Oh no, otro autor que me va a decir que está bien ser infeliz, basta ya, yo sí quiero ser feliz!

Sí, he recibido críticas como esa, pero sobre todo me ha pasado lo opuesto. Personas que dicen, «deja ya de decirme lo que tengo que hacer para sentirme feliz».

Vivimos un hartazgo de mensajes positivos, de literatura que te dice qué hay que hacer para sentirse feliz. Y lo que se ha logrado con esto es que las personas pongan demasiado el foco en sí mismas y en la búsqueda de su bienestar.

Pero al poner el foco en ti misma, también te vas dando cuenta de tus carencias, de tus limitaciones, de tus complejos, de tus traumas, y es que no podemos ser perfectos. Es normal tener todo eso. Por supuesto que yo también quiero ser feliz, pero quiero ser feliz desde la consciencia de que no voy a alcanzar una felicidad absoluta, ni una felicidad que sea permanente porque eso no existe.

Nos han vendido el mensaje de que sigues un determinado guión de vida, si sigues mis consejos, vas a alcanzar una felicidad que va a ser eterna.

Usted dice que nos imponen esta idea de la felicidad. ¿Quiénes nos la impone?

La felicidad se ha convertido en un negocio. Libros, conferencias, congresos, que ven la felicidad como un negocio. Y creo que no está del todo mal que pase eso porque igual que se venden otras cosas menos importantes, ¿por qué no vender felicidad?.

El punto es que no hay que engañar a la gente, no hay que venderle a las personas un modelo de vida idealista que sea irreal. Le puedes decir a las personas que está bien hacer cosas para sentirse bien y para aprender a crecer personalmente, pero no todo se basa en la felicidad.

David Salinas

FUENTE DE LA IMAGEN – DAVID SALINAS. «Yo estoy convencido que para ser felices, tenemos que aprender a ser infelices», dice Salinas.

Yo estoy convencido que para ser felices, tenemos que aprender a ser infelices, tenemos que aprender a movernos en los pantanos de la infelicidad. No todo es bonito ni tan sencillo, pero no pasa nada.

Si te permites estar mal, si te permites la frustración, si te permites la incertidumbre, vas a poder transitar por esos pantanos de la infelicidad y alcanzar estados de felicidad. Es que la felicidad es eso, es un estado.

Usted dice que hay momentos en que se alegra de ser infeliz. Esa frase podría parecer un contrasentido…

Eso se me vino a la cabeza en un momento de crisis en mi vida, porque los psicólogos también tenemos nuestras crisis como todo el mundo, en un momento en que no lo estaba pasando bien.

Fue en ese momento cuando pensé: ¡Soy infeliz… y me alegro!, y la verdad es que me sentí muy bien, porque lo me estaba diciendo realmente es que mi estado de ánimo no construye mi identidad.

Tendemos a construir nuestra identidad en función de las cosas que nos pasan y de cómo nos hacen sentir. Entonces, si estoy triste, resulta que soy un desgraciado. Si fracaso, resulta que soy un perdedor. Eso es totalmente nocivo.

Ilustración de un cerebro

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Yo puedo fracasar y eso no significa que soy un fracasado y por supuesto que puedo sentirme mal, y no significa que sea un desgraciado. Simplemente son momentos o etapas de la vida y podemos pasar por ellas.

Para mí la felicidad es un estado y, como estado, es transitorio. Es un estado subjetivo de ánimo en el que la persona se siente más o menos feliz según la evaluación que está haciendo de su vida en ese momento. Por eso la felicidad no es algo inmutable y es importante tener en cuenta eso. Que yo me sienta infeliz en un momento, no me hace un desgraciado. Me hace un humano y como humano también siento infelicidad.

Pero al final del día los pacientes llegan a su consulta buscando bienestar, buscando sentirse más felices,¿qué hace usted en su consulta?

Depende de cada caso. Yo trabajo sobre todo con problemas de ansiedad y depresión, pero bueno, hay gente que me llega porque se siente mal y se quiere sentir mejor. Uno de los mantras que mejor me funciona con mis pacientes es que se permitan estar mal.

A veces tenemos problemas de estrés y le cogemos miedo al miedo, no nos permitimos sentir las emociones. Estar nervioso, por ejemplo, es normal, porque tienes que enfrentar retos en tu vida cotidiana y te pones nervioso. Lo mismo pasa con la tristeza, le cogemos mucha rabia a la tristeza, como si sentirse triste fuese algo de personas deprimidas, cuando es algo humano.

Pero cuando las personas aceptan que tienen derecho a sentirse mal y que sentirse mal es humano, no es necesariamente una patología, ¿qué tipo de recursos utilizas para que se sientan mejor?

Es que depende mucho de la persona, es muy importante, por ejemplo, el tema de estar activo, de hacer ejercicio, de moverse, porque a veces nos metemos mucho dentro de la mente y hay que salir afuera, darnos cuenta que también tenemos cuerpo y que es muy importante mover el cuerpo por el impacto que tiene sobre el sistema nervioso.

Lo otro es socializar, hablar, estar con otras personas, también es muy importante. Y dependiendo del caso, también enseño técnicas de relajación, mindfulness, a poner la atención plena en el momento presente.

Y así como es importante dejar espacio para sentirse mal, también es importante generar emociones como la alegría y buscar recursos que nos ayuden a sentirnos más alegres.

Mujer sonriendo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Yo también intento ayudar a la gente a sentirse más feliz, pero lo hago desde la perspectiva de preguntarse qué te puede ayudar a sentirte mejor y qué puedes hacer para lidiar con lo que te hace sentir peor.

Para hablar de felicidad hay que hablar de infelicidad también, es decir, qué hacemos con el lado oscuro de la vida.

Creo que al darle tanta importancia a la felicidad, al poner la felicidad en un altar, estamos generando mucha frustración y mucho sentimiento de culpa. Yo le digo a mis pacientes que se quiten de la cabeza la idea de que la felicidad es un objetivo que hay que alcanzar, porque no funciona de esa manera.

Imagen de portada: El psicólogo español, David Salinas, desafía ideas como «si estoy triste, resulta que soy un desgraciado. Si fracaso, resulta que soy un perdedor».

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. 14 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Salud/Salud Mental/Felicidad/Psicología.

 

 

Tenemos una nueva pista para rejuvenecer al cerebro en su lucha contra el Alzhéimer: el LCR

Si deseas profundizar esta entrada; cliquea por favor donde este escrito en color “azul”.

Un experimento realizado en ratones ha abierto una nueva vía de investigación en la lucha contra enfermedades como el Alzheimer. Se trata de un estudio llevado a cabo por un grupo de científicos en Europa y Estados Unidos que han logrado reavivar la memoria en ratones, y han dado cuenta de los resultados en la revista Nature. Según explican, la respuesta puede estar en una simple proteína.

El Alzheimer, mucho camino por recorrer. El Alzheimer es una enfermedad que afecta a millones de personas mayores y de la cual se sabe poco si se tiene en cuenta la atención que ha recibido de la comunidad científica. Uno de sus rasgos más distintivos es que causa estragos en la memoria de los pacientes. Por eso, este estudio ofrece una importante esperanza.

El equipo de investigadores logró mejorar la memoria en ratones mayores (ratones de 20 meses) tras inyectarles líquido cefalorraquídeo (LCR) extraído de ratones más jóvenes (10 semanas). Comprobaron que los ratones que habían recibido la trasfusión respondían mejor a los estímulos planteados.

LCR, un líquido clave para el cerebro y para su desarrollo. El LCR, también llamado líquido cerebroespinal, es el líquido en el que está “sumergido” el cerebro. Es el principal encargado (junto con la sangre) de proporcionarle los nutrientes que requiera. También influye en su desarrollo y crecimiento, si bien no está claro su rol en el envejecimiento del órgano.

Precisamente al estar relacionado con el desarrollo, la composición del LCR cambia con la edad. Determinadas proteínas relacionadas con este crecimiento y desarrollo desaparecen y son sustituidas por otras moléculas que componen el líquido.

Todo gracias a una simple proteína. Tras comprobar el efecto del LCR en los cerebros envejecidos el equipo trató de averiguar qué componente era el responsable, hallando la proteína Fgf7 (por Factor de crecimiento fibroblástico 17). Comprobaron no solo que la proteína tenía un efecto positivo sobre la activación cerebral en ratones mayores sino que su bloqueo también era perjudicial en ratones jóvenes.

La proteína Fcf17 es una de las 23 moléculas conocidas que componen la familia de los factores de crecimiento de fibroblastos (FCFs) involucradas, entre otras funciones, en el desarrollo normal de las células de los animales.

Resultados prometedores, como tantos otros, Aunque los resultados sean esperanzadores los expertos sugieren cautela, y que es habitual que descubrimientos sobre el Alzhéimer en ratones no logren ser transferidos a los humanos, como explica al diario El País el investigador Jesús Ávila. Por ahora hay multitud de vías abiertas pero seguimos sin remedio para esta enfermedad.

Imagen de portada: Vlad Sargu

FUENTE RESPONSABLE: Por Pablo Martínez-Juarez. Actualizado 13 de mayo 2022.

Sociedad/Salud/Alzhéimer/Medicina/Cerebro/Adultos mayores.

 

 

 

 

Bed Bath & Beyond: el suicidio de un alto ejecutivo de origen venezolano que puso el foco en la grave crisis que atraviesa la cadena de tiendas de EE.UU.

La trágica muerte de uno de los ejecutivos de origen latino de más alto rango en Estados Unidos, Gustavo Arnal, ha puesto de relieve la grave crisis que atraviesa una de las cadenas más famosas de ese país: Bed Bath & Beyond.

El empresario venezolano de 52 años, quien era director financiero (CFO en inglés) de la empresa de artículos para el hogar, murió el viernes en Nueva York tras caer desde el balcón de su apartamento en el piso 18 de un rascacielos en Manhattan.

La oficina del forense de la ciudad de Nueva York le dijo al canal CNBC que Arnal murió a causa de múltiples lesiones por contusión y que se quitó la vida.

Aunque Arnal no dejó una nota, muchos han vinculado su muerte con la crisis que viene atravesando la empresa a la que se sumó en 2020, en plena pandemia.

Tras conocerse la noticia de su dramático fallecimiento las acciones de Bed Bath & Beyond cayeron casi un 20%.

Días antes de que perdiera la vida su «número dos», la empresa había anunciado el cierre de 150 tiendas y el despido de cerca del 20% de sus empleados.

La cadena viene padeciendo problemas financieros causados primero por las cuarentenas generadas por el coronavirus y luego por el cambio en los hábitos de consumo debido a la inflación post pandémica.

En agosto, la empresa reportó una caída del 26% en las ventas durante el segundo trimestre.

Y las acciones de la cadena cayeron un 65% en el último año, con una volatilidad que las llevaron a ser catalogadas como «acciones meme», como se conoce a las que tienen precios basados más en rumores en redes sociales que en datos financieros de la empresa.

Logo de Bed Bath & Beyond

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Bed Bath & Beyond es una de las tiendas por departamento especializadas en productos del hogar más importantes de EE.UU.

Escándalo

Diez días antes de morir, Arnal, quien también ocupó altos cargos ejecutivos en la empresa de cosméticos Avon y el gigante de bienes de consumo Procter & Gamble, se vio involucrado en un escándalo por presunto fraude financiero.

El pasado 23 de agosto, el CFO y otros grandes accionistas de Bed Bath & Beyond, entre ellos el presidente de GameStop, Ryan Cohen, fueron acusados en una demanda colectiva de haber inflado artificialmente el precio de las acciones a través del uso de información privilegiada para luego venderlas.

Según los demandantes, que reclaman US$1.200 millones, en la primera mitad de agosto la cotización de esos títulos aumentó casi un 600%, para luego desplomarse.

Durante ese período, Arnal vendió acciones de la empresa por un importe de US$1,4 millones.

En tanto, Cohen vendió toda su participación, equivalente al 10% del total de las acciones de Bed Bath & Beyond, llevando a que la cotización se hundiera.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 7 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Economía/Negocios/Venezuela/EE.UU./Salud Mental.

La mujer que olió el Parkinson en su esposo y ayudó a los científicos a desarrollar una prueba para detectar la enfermedad.

Una mujer escocesa que descubrió que podía detectar el Parkinson con su olfato ha inspirado a los científicos a desarrollar una prueba recogiendo muestras con un hisopo que podría usarse para diagnosticarlo.

Un grupo de investigadores de Manchester aseguran que han creado un nuevo método que puede detectar la enfermedad en tres minutos.

Pero antes de que la prueba de diagnóstico pueda ser utilizada en clínicas o por médicos de cabecera, se requerirán más estudios para validar los hallazgos.

El trabajo científico se inspiró en Joy Milne, una enfermera jubilada de Perth, una ciudad en el centro de Escocia, en Reino Unido.

La mujer de 72 años supo que su esposo Les padecía de Parkinson más de 12 años antes de que le diagnosticaran la enfermedad.

Joy había notado un cambio en el olor de su esposo.

«Tenía un olor a humedad bastante desagradable, especialmente alrededor de los hombros y la parte posterior del cuello, y su piel definitivamente había cambiado», detalló.

95% de precisión

Ella sólo se dio cuenta del vínculo entre el olor y la enfermedad después de que diagnosticaron a Les y conocieron a personas que tenían el mismo olor en un grupo de apoyo para pacientes con Parkinson en Reino Unido.

Les murió en junio de 2015.

Joy Milne

Joy Milne

Ahora, un equipo de la Universidad de Manchester, en colaboración con Joy, ha desarrollado una prueba simple de frote de piel que, según afirman, tiene una precisión del 95% en condiciones de laboratorio detectando si las personas tienen Parkinson.

Los investigadores analizaron el sebo, la sustancia aceitosa de la piel, recolectado con un hisopo de algodón en la espalda de los pacientes, un área que suele lavarse con menos frecuencia.

Usando espectrometría de masas, compararon a 79 personas con Parkinson con un grupo de control de 71 personas que no tenían la enfermedad.

La investigación encontró más de 4.000 compuestos únicos en las muestras, de los cuales 500 eran diferentes entre las personas con Parkinson y el grupo que no tenía la enfermedad.

El estudio fue publicado por en el Journal of the American Chemical Society.

Una prueba «transformadora»

La profesora Perdita Barran, quien dirigió la investigación, señala que actualmente no existe una prueba química para detectar la enfermedad de Parkinson y que miles de personas están en listas de espera para una consulta neurológica.

La experta asegura que desarrollar una prueba de confirmación que podría ser utilizada por un médico de cabecera sería «transformador».

«Por el momento la hemos desarrollado en un laboratorio de investigación y ahora estamos trabajando con colegas en laboratorios analíticos de hospitales para transferirles nuestra prueba para que puedan utilizarla», agrega.

«Esperamos que dentro de dos años podamos comenzar a examinar a personas en Manchester».

La profesora Perdita Barran dijo que estaba emocionada con los resultados de la investigación.

La profesora Perdita Barran dijo que estaba emocionada con los resultados de la investigación.

El Parkinson es la condición neurológica de más rápido crecimiento en el mundo.

Estimaciones de 2019 mostraban que más de 8 millones de personas padecían esta enfermedad en el mundo, según la ONU.

No hay cura ni prueba diagnóstica definitiva, y los médicos diagnostican a los pacientes observando los síntomas.

La condición puede causar una amplia variedad de síntomas que incluyen dificultad para caminar, hablar y temblores.

Meses o años a la espera de un diagnóstico

Los científicos ahora necesitan validar sus hallazgos en un laboratorio clínico antes de que pueda usarse en pacientes.

James Jopling, el director de Parkinson ‘s UK en Escocia, dijo que el descubrimiento podría marcar una diferencia real para las personas que viven con la enfermedad.

El difunto esposo de Joy.

Joy asegura que si hubiera sabido antes que su esposo tendría Parkinson habría viajado más con él y pasado más tiempo en familia.

«Actualmente, sin una prueba definitiva, las personas tienen que esperar meses o años para ser diagnosticadas, por lo que es increíblemente importante que las personas obtengan el tratamiento y el apoyo que necesitan y que los investigadores puedan comenzar nuevos tratamientos», explicó.

Joy sabe lo que habría significado para ella y su familia un diagnóstico anterior.

«Habríamos podido pasar más tiempo con la familia», apunta.

«Habríamos viajado más. Si lo hubiéramos sabido antes, podría haberle explicado los cambios de humor y la depresión».

La noche anterior a la muerte de su esposo, él le hizo prometer que investigaría su sentido del olfato.

«Debes hacer esto porque marcará la diferencia», le dijo su difunto esposo a Joy, según cuenta la mujer de 72 años.

Ahora ella espera que su hallazgo marque la diferencia.

Imagen de portada: PA MEDIA. Joy detectó el olor a Parkinson por primera vez en su esposo, a quien le diagnosticaron la enfermedad a la edad de 45 años.

FUENTE RESPONSABLE: Elizabeth Quigley. BBC News Escocia. 7 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Salud/Salud Mental/Parkinson/Investigación