Ómicron: elevan nivel de alerta de covid en Reino Unido ante la propagación de la nueva variante.

Reino Unido se enfrenta a una «emergencia ómicron».

Así lo afirmó el primer ministro Boris Johnson este domingo en una declaración televisada horas después de que las autoridades sanitarias elevaran de tres a cuatro el nivel de alerta ante la propagación de la variante ómicron del coronavirus.

«Me temo que ahora nos enfrentamos a una emergencia en nuestra lucha contra la nueva variante ómicron», dijo Johnson en un mensaje transmitido por el canal BBC One, en el que además instó a la población a recibir las vacunas de refuerzo.

Boris Johnson

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Ahora está claro que dos dosis de la vacuna simplemente no son suficientes para dar el nivel de protección que todos necesitamos. Pero la buena noticia es que nuestros científicos confían en que con una tercera dosis, una dosis de refuerzo, todos podremos volver a aumentar nuestro nivel de protección», detalló.

La última vez que Reino Unido estuvo en el nivel cuatro fue en mayo pasado.

Previamente, las autoridades sanitarias de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte recomendaron la elevación del nivel de alerta debido a que el virus se está extendiendo de una forma acelerada.

People passing by the NHS covid-19 vaccination Centre direction sign in Westfield Shopping Centre.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los riesgos de contagio se miden mediante un sistema de cinco niveles codificados por colores: el cuarto, pintado de naranja, es un nivel alto o creciente de transmisión.

Este sistema es independiente de cualquier decisión gubernamental sobre el endurecimiento de las normas.

La preocupación de las autoridades sanitarias tiene base en que los primeros datos muestran que ómicron se está extendiendo mucho más rápido que Delta y que la protección de la vacuna contra la enfermedad sintomática de esa nueva variante es reducida.

Las personas se preparan para la Navidad en medio del incremento de casos de covid con la variante Ómicron

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Los datos sobre la gravedad se aclararán en las próximas semanas, pero las hospitalizaciones por ómicron ya se están produciendo y es probable que aumenten rápidamente. El Servicio Nacional de Salud está actualmente bajo presión por los casos de no-covid», indicaron las autoridades.

«Pero, con una variante que se está extendiendo con una mayor transmisibilidad y una menor eficacia de la vacuna, es probable que esa presión crezca pronto».

Los responsables de salud pública instaron a la población a vacunarse y a recibir una dosis de refuerzo a quienes ya lo están. Señalaron que la gente debe mantener las habitaciones ventiladas, llevar mascarillas, hacerse pruebas periódicas y autoaislarse cuando presente síntomas.

Multitudes en las calles de Londres

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La recomendación se basa en que los primeros datos muestran que la administración de una tercera dosis de refuerzo evita que alrededor del 75% de las personas presente algún síntoma de covid por ómicron.

Los mayores de 30 años en Inglaterra y Escocia podrán programar sus dosis de refuerzo a partir del lunes, y en Escocia el rango entre 18 y 29 años a mediados de esta semana.

Gales, al igual que Inglaterra y Escocia, tiene como objetivo aplicar las vacunas de refuerzo a todos los adultos a más tardar a finales de enero, mientras que Irlanda del Norte ya lo está haciendo para mayores de 30 años y sin cita previa.

Gillian Patterson from Gateshead closes her eyes as a nurse prepares to give her her Covid-19 booster on December 08, 2021 in Newcastle upon Tyne, England.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En Reino Unido se administraron el sábado más 500.000 vacunas de refuerzo, en el segundo día desde que comenzó el despliegue de la aplicación de terceras dosis.

También se han vuelto a actualizar las normas de autoaislamiento en Inglaterra.

A partir del martes, las personas totalmente vacunadas que entren en contacto con alguien contagiado con covid no tendrán que autoaislarse automáticamente, sino que se someterán a pruebas diarias durante siete días.

Se trata del último cambio en la normativa después de que el gobierno de introdujera nuevas medidas del Plan B, entre las que se incluyen los pasaportes covid para algunos eventos multitudinarios y el regreso al trabajo remoto desde casa.

Un comprador usando gorro navideño

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Por su parte, Gales y Escocia han dicho que las nuevas normas podrían llegar en las próximas semanas.

Anteriormente, el Secretario de Educación, Nadhim Zahawi, dijo que hay personas hospitalizadas con ómicron y que la variante representa un tercio de los casos en Londres.

Cuando se le preguntó si podía garantizar que todas las escuelas estarían abiertas en enero, Zahawi dijo que haría «todo lo posible», pero no lo aseguró.

Los científicos han afirmado que, sin más restricciones, Reino Unido se enfrenta a una importante oleada de ómicron en enero y que para abril el número de muertes por la variante podría oscilar entre 25.000 y 75.000, dependiendo de la eficacia de las vacunas.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News por Francesca Gillett. Diciembre 2021

Salud/Ciencia/Pandemia de coronavirus/Variante Omicron/Reino Unido/ Vacunas

Covid: por qué es importante la tercera dosis contra la contagiosa variante ómicron.

La muy mutada variante ómicron ha propinado un golpe serio a la habilidad de las vacunas para protegernos del contagio del virus que produce covid.

Dos dosis de algunas vacunas no ofrecen casi ninguna protección contra una infección de ómicron, aunque todavía reducen considerablemente el riesgo de que te enfermes de gravedad y tengas que recibir asistencia hospitalaria.

Todas las vacunas se desarrollaron para combatir la primera versión del virus que surgió hace dos años.

¿Puede entonces una tercera vacuna o dosis de refuerzo de esas mismas vacunas originales marcar el cambio, o será que ómicron ya burló la protección que nos pueden dar?

Afortunadamente para nosotros, aunque que el contenido de las jeringas puede ser idéntico, una dosis de refuerzo no es simplemente más de lo mismo para el sistema inmune.

La protección que te da una tercera dosis es mayor, más amplia y con más memoria que la que tenías antes.

Escuela de covid

El sistema inmune tiene que aprender cómo se combate el coronavirus.

Una opción es que descubra cómo hacerlo sobre la marcha, cuando realmente te encuentras con el virus. Sin embargo, existe el riesgo de que se equivoque y termines seriamente grave.

Las vacunas funcionan más como asistir a la escuela: un entorno seguro donde tu sistema inmune puede aprender más sobre covid.

La primera dosis es la educación de escuela primaria que te da las bases fundamentales.

La segunda y tercera dosis son comparables a enviar tu sistema inmune a la escuela secundaria y a la universidad para profundizar dramáticamente su conocimiento. No es que se esté simplemente repitiendo la escuela primaria una y otra vez.

«El sistema inmune queda con un conocimiento y entendimiento más profundo del virus», explicó el profesor Jonathan Ball, un virólogo de la Universidad de Nottingham, Inglaterra.

Dijo que a pesar de todo lo que se habla de los viles trucos de ómicron, un sistema inmune altamente entrenado presenta «un ambiente increíblemente difícil y hostil» para el virus y sus variantes.

Una clase de universidad

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Una dosis de refuerzo es como enviar al sistema inmune a educarse en la universidad.

Los anticuerpos son los principales beneficiarios de esta educación.

Esas son unas proteínas pegajosas que se adhieren al exterior del coronavirus. Los anticuerpos neutralizantes pueden entorpecer el virus para que no pueda invadir tus células. Otros permanecen allí como el equivalente de una señal de luz intermitente de neón que anuncia: «maten este virus».

Una serie de estudios de laboratorio y datos del mundo real mostraron que los anticuerpos neutralizantes que tienes después de recibir dos dosis de una vacuna de covid eran menos efectivos contra la variante ómicron.

El profesor Danny Altmann, un inmunólogo del Imperial College en Londres, dijo que quedabas con «absolutamente nada» y eras «presa fácil para una infección».

Así que, hay que regresar a las clases.

Cada dosis de la vacuna desata otra ola de evolución de anticuerpos en el sistema inmune. Va en busca de mejores anticuerpos que puedan adherirse más firmemente al virus. Es un proceso llamado maduración de la afinidad.

«Tus anticuerpos adquieren mejor forma a medida que pasa el tiempo, se vuelven más refinados y más sofisticados», comentó el profesor Altmann.

Si estos anticuerpos pueden adherirse más fuertemente al coronavirus, les quedaría más difícil a las mutaciones de ómicron ayudarle a liberarse. Y aunque la nueva variante ha mutado considerablemente, sigue siendo el mismo virus fundamental y tiene partes que no han cambiado nada.

Dosis adicionales de la vacuna también hacen que el sistema inmune amplíe su repertorio de anticuerpos a medida que encuentra nuevas maneras de atacar el virus.

Varios países han acelerado sus programas de vacunación contra la covid, ofreciendo en particular las dosis de refuerzo.

Cuestión de números

No se trata únicamente de la calidad de los anticuerpos, también aumenta la cantidad con las dosis de refuerzo.

«Tienes más (anticuerpos), su concentración en la sangre aumenta y no sabemos por cuánto tiempo, pero entre más veces te vacunes la memoria inmune perdura más», señaló el profesor Charles Bangham de Imperial College.

El impacto de todo esto está claro en los mismos estudios que demostraron que dos dosis eran más débiles contra ómicron. La protección contra los síntomas de covid aumentó casi al 75% después de la tercera dosis.

En otras áreas del sistema inmune, la dosis de refuerzo también les están dando a nuestro cuerpo la delantera contra futuras variantes.

Las células B son la parte del cuerpo que produce anticuerpos en masa. Después de la dosis de refuerzo, algunas se desarrollan para producir esos anticuerpos súper pegajosos y altamente refinados. Otros pueden detectar el coronavirus, pero se mantienen sin madurar y flexibles.

«Estos pueden salir en diferentes direcciones y cuando proliferan empiezan a perseguir la nueva variante», dijo el profesor Ball.

Y luego vienen las células T que, una vez más, se vuelven más abundantes y mejor preparadas para atacar los virus de la covid en respuesta a la dosis de refuerzo.

Ilustración de anticuerpos atacando un coronavirus

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las células T usan un truco diferente para detectar el virus y patrullar nuestro cuerpo en busca de cualquier señal de que las células están siendo infectadas de covid. Las células T reconocen parte del coronavirus que el mismo virus encuentra más difícil de mutar.

Así que, mientras ómicron se escabulle de nuestro sistema inmune, cada dosis de vacuna y, en efecto, cada infección, nos están dando a las defensas de nuestro cuerpo más herramientas para darle caza.

Todo esto es un buen augurio para las vacunas que nos protegen de enfermarnos gravemente.

«La inmunidad contra un virus casi nunca es absoluta -casi siempre te puedes volver a re infectarte y lo que quieres es que esa infección sea tan trivial que ni sabrás que la tienes o es muy leve», concluyó el profesor Bangham.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC James Gallagher Corresponsal de Ciencia y Salud. Diciembre 2021.

Salud/Ciencia/Pandemia de coronavirus/Variante Omicron/Vacunas contra el coronavirus.

 

 

 

 

Covid: cómo se determina el final de una pandemia.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; por favor cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”.

Cómo se determina el final de una pandemia | BBC Mundo

Es quizás el deseo más anhelado en el mundo desde que los primeros casos se propagaron por todos los continentes: el fin de la pandemia del covid-19.

¿Pero qué debe ocurrir para que finalmente se decrete su extinción?

Lograr detener la transmisión global del virus del SARS-Cov-2 (que causa la enfermedad del covid-19), requiere de una serie de condiciones con respecto a la inmunidad de la población que deben alcanzarse.

Aunque las nuevas variantes y la desigualdad en las campañas de vacunación son obstáculos para el fin pronto de esta emergencia sanitaria, los expertos auguran que al igual que las epidemias del pasado, el covid-19 llegará a su final.

En este video te explicamos los escenarios que deben materializarse para que las autoridades puedan determinar el fin de la pandemia.

Presentación y guion: Ana María Roura. Edición de video: Agustina Latourrette. Editora: Natalia Pianzola, Mar Pichel.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo

Salud/Pandemia de Coronavirus/Vacunas contra el coronavirus.

Covid: qué ha pasado con la inmunidad de rebaño a 2 años del inicio de la pandemia (y cómo afectan las nuevas variantes).

En 2020, durante los primeros meses de la pandemia, se popularizó un concepto que sonaba esperanzador: la inmunidad de rebaño.

El término se refiere a que cuando una gran parte de la población se vuelve inmune a una enfermedad, en este caso la covid-19, es poco probable que esa enfermedad se siga transmitiendo.

De esa manera, toda la población queda protegida, incluso los que no son inmunes a la enfermedad.

La inmunidad de rebaño se puede lograr luego de que suficiente cantidad de personas hayan tenido la enfermedad y desarrollen anticuerpos, o que gran porcentaje de la población se haya vacunado.

Tras dos años de pandemia, sin embargo, la complejidad del SARS-CoV-2 ha impedido que ocurra alguno de esos dos escenarios.

Según expertos consultados por BBC Mundo, hay varios factores que hacen que sea poco probable que se logre una inmunidad de rebaño contra la covid-19, y que por eso, los esfuerzos deben encaminarse hacia mantener la pandemia bajo control, no necesariamente eliminarla.

El comportamiento de las vacunas y su distribución desigual, y la aparición de nuevas variantes, son algunas de las principales razones que hacen ver la inmunidad de rebaño como una meta poco realista.

Existe, sin embargo, la posibilidad de lograr una «inmunidad de rebaño en la práctica», que podría ofrecer ciertos niveles de normalidad en la vida diaria.

Más allá de cual sea el escenario futuro, los expertos insisten en que la vacunación y las medidas de cuidado siguen siendo herramientas poderosas para avanzar en la lucha contra la covid-19.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; por favor cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”.

vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN, – GETTY

La evolución del virus

En los dos años de pandemia el SARS-CoV-2 ha evolucionado en variantes que, en algunos casos, le han permitido ser más contagioso y ser un poco más resistente al efecto de las vacunas.

El ejemplo más claro es la variante delta, que ha mostrado ser al menos dos veces más transmisible que el virus original.

Y en cuanto a ómicron, los primeros estudios sugieren que parece tener mayor capacidad de escapar la inmunización.

No obstante, las vacunas contra la covid-19 han demostrado ser efectivas para reducir significativamente el riesgo de desarrollar una enfermedad grave o morir.

vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Las personas vacunadas, sin embargo, pueden contagiarse y contagiar a otros, aunque en menor medida que los no vacunados.

Eso es un primer factor de complicación.

«Con las vacunas que tenemos, aunque reduzcan la transmisión, el concepto de inmunidad de rebaño no tiene sentido», le dice a BBC Mundo Salvador Peiró, médico especialista en salud pública e investigador en farmacoepidemiología de FISABIO, una fundación de investigación biomédica dependiente de la Generalitat Valenciana, en España.

Y añade que con las tasas de transmisión que se están viendo con ómicron probablemente tenga aún menos sentido.

Entonces, aunque las vacunas salven vidas, no pueden evitar que el virus siga avanzando.

Personas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Y el hecho de que el virus siga circulando genera una segunda complicación, y es que mientras el virus se siga transmitiendo, existe la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes que sean más contagiosas, produzcan síntomas más severos o evadan el efecto de las vacunas.

«Cualquier parte con grandes números de infecciones, ya sea en vacunados o no vacunados, es una potencial fuente de nuevas variantes», le dice a BBC Mundo Caroline Colijn, investigadora en epidemiología y evolución de patógenos en la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Canadá.

Y Colijn añade otro elemento, y es que el SARS-CoV-2 también contagia a los animales, con lo cual otras especies pueden actuar como una «reserva» del virus desde la cual puede volver a introducirse en los humanos.

Gente

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Protección menguante

Un tercer factor es que la inmunidad que logra una persona luego de vacunarse o tras recuperarse de la covid-19 puede disminuir con el tiempo, como lo indican los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos.

Según Shabir A. Madhi, decano de la facultad de Ciencias de la Salud y profesor de vacunación en la Universidad de Witwatersrand, Sudáfrica, la respuesta inmunitaria tras la infección o la vacuna dura aproximadamente entre seis a nueve meses.

Pero eso puede cambiar frente a la aparición de nuevas variantes, por lo que ya se están aplicando dosis de refuerzo que aumentan y fortalecen los anticuerpos tras varios meses de haber recibido la vacuna o haber padecido la enfermedad.

Vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Vacunación desigual

Un cuarto factor es la distribución inequitativa de las vacunas.

En países como Estados Unidos y Reino Unido, cerca del 70% de la población ya está vacunada con dos dosis.

Pero a nivel mundial, poco más de la mitad de la población ha recibido al menos una dosis.

Y en los países de más bajos ingresos solo el 6,3% ha recibido una dosis, según datos de Our World in Data.

Eso hace que en muchas partes del mundo aumente el riesgo de que el virus se siga propagando y que surjan nuevas variantes potencialmente peligrosas.

mapa

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

«No vamos a ganar esto vacunando a los países ricos cada 6 meses», dice Colijn.

«Es de extrema importancia tener una mirada global y asegurarse de que las vacunas estén disponibles y se usen en todas partes del mundo».

En esencia, de nada sirve que un país esté completamente protegido mientras otras regiones del mundo sigan siendo vulnerables, porque el virus no conoce fronteras.

Utopía

«La inmunidad de rebaño para covid-19 es una utopía», le dice a BBC Mundo el doctor Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y vocero de la comisión de dicho centro para temas relacionados con el coronavirus.

mujer

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Según Rodríguez, la inmunidad de rebaño aplica muy bien para grupos pequeños o delimitados.

«El problema con el covid es que tiene presencia en todos los grupos de edad, en todas las poblaciones, en todos lados, todo el tiempo», dice el experto.

«Es prácticamente imposible lograr la inmunidad de rebaño con el covid».

Personas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Rodríguez indica que quizás a lo que se puede aspirar es lograr la inmunidad en ciertos grupos, como las personas mayores de 60 años o que tengan alguna condición que las haga más vulnerables ante el virus.

¿Cuál es la salida?

Según los expertos consultados por BBC Mundo, en vez de aspirar a suprimir el virus por completo, los esfuerzos deben encaminarse a acostumbrarnos a vivir con el virus, pero sin que represente una grave amenaza para la humanidad.

La meta es que se vuelva un virus endémico, es decir, que sigue circulando entre la población pero a un nivel manejable.

Llegar a ese punto es a lo que Peiró llama «tener un control funcional de la pandemia».

«No se trata de eliminar todos los casos, lo que esperamos es tener una situación inmunitaria con muy pocos casos graves», dice el experto.

Personas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

«No es que la gente no se infecte, es que no se nos llenen los hospitales de casos graves».

Peiró sostiene que la idea es que la covid se parezca cada vez más a un resfriado.

«El éxito de la pandemia es ver a los hospitales vacíos de casos de covid», dice.

Inmunidad en la práctica

Colijn sostiene que es poco probable lograr una inmunidad de rebaño, pero que sí es posible lograr una «inmunidad de rebaño en la práctica».

oficina

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Eso significa que si se aplican las vacunas de manera masiva y equitativa se pueden lograr niveles casi normales de actividad, sin necesidad de medidas más radicales como los confinamientos.

«Tenemos que pensar en qué medidas estamos dispuestos a mantener por siempre, quizás algunas de esas medidas son el uso de mascarillas, o los tests rápidos»; dice la experta.

«Dejar de ver a nuestros amigos o familiares probablemente no sea una de esas medidas, no podemos hacer eso por siempre».

Para lograr esa «inmunidad de rebaño en la práctica» y el «control funcional de la pandemia», los expertos coinciden en que es importante priorizar a los grupos más vulnerables en las campañas de vacunación.

test de covid

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

La idea es lograr que la mayor cantidad de gente esté protegida contra la enfermedad grave.

«Las vacunas han logrado que podamos combatir la pandemia casi sin restricciones», dice Peiró.

«En otras circunstancias estaríamos todos encerrados, con más muertos y más hospitalizados, pero hemos tratado a delta con todo abierto, esto es gracias a las vacunas».

Ese escenario, en el que la combinación de la vacunación masiva e igualitaria, junto con medidas de cuidado se parece más a la etapa en la que estamos entrando.

«Estamos en una etapa de transición, pasando de una etapa de emergencia para luego estar en una etapa de endemia, que es cuando ya el virus va a estar circulando de forma más regular», dice Rodríguez.

«No hay que asustarse, tenemos que aprender a vivir con el virus», concluye el experto.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Carlos Serrano. Diciembre 2021.

Sociedad/Salud/Pandemia de coronavirus/Ciencia/Variante Omicron/ Vacunas contra el coronavirus

Enfermedad de Alzheimer: la deficiencia de vitamina que se encuentra en el 70% de los pacientes: señales para detectar.

SALUD MENTAL

 

Las tasas de enfermedad de Alzheimer están resultando difíciles de controlar, pero hay muchas herramientas a nuestra disposición para reducir el riesgo. Ciertos nutrientes son clave para proteger el cerebro.

El Alzheimer,  la causa más común de demencia, es una condición devastadora caracterizada por la pérdida gradual de la memoria y las funciones cognitivas.

Hay múltiples patologías en juego con la demencia, pero una característica general es la pérdida de conexiones sinápticas en el cerebro. Algunos estudios han advertido que una deficiencia de vitaminas podría alimentar estos mecanismos.

Uno, en particular, es «muy común» en todo el mundo, según Healthline.

Los casos de demencia se triplicarán a mediados de siglo, intensificando las llamadas para mejorar los tratamientos y las medidas preventivas antes del aumento esperado.

Algunos alimentos se consideran antídotos para la preservación de las funciones cognitivas. Es decir, alimentos ricos en omega-3 y flavonoides.

Otros nutrientes, como la vitamina D, a menudo se pasan por alto por sus beneficios para la salud del cerebro.

La vitamina D es bien conocida por su papel en el metabolismo óseo y sus efectos protectores contra enfermedades respiratorias.

Una deficiencia generalmente causa estreñimiento, debilidad y falta de apetito, entre otros síntomas. 

Se obtiene principalmente a través de la exposición al sol, ya que se produce en la piel a través de la acción de la luz solar.

En las zonas geográficas donde la luz solar directa es escasa, es importante obtener el nutriente de pescados grasos, aves e hígado, y huevos cuando sea posible.

En un estudio publicado en la revista Neurology, resultó que la falta de la llamada «vitamina del sol» estaba presente en un número significativo de casos.

Para su estudio, los investigadores analizaron muestras de sangre de 1.658 personas para determinar los niveles de vitamina D reflejados por la dieta, la exposición al sol y los suplementos.

Todos los participantes del estudio tenían alrededor de 65 años y ninguno tenía demencia al comienzo de la investigación.

Después del período de seguimiento de seis años, un total de 171 participantes habían desarrollado demencia y 102 tenían la enfermedad de Alzheimer.

Los hallazgos revelaron que los odiosos con niveles bajos de vitamina D tenían un 53 por ciento más de riesgo de desarrollar demencia.

Aquellos con una deficiencia más grave tenían un 125 por ciento más de riesgo de desarrollar demencia en comparación con los participantes con niveles normales de vitamina D.

En términos de riesgo de enfermedad de Alzheimer, las personas con niveles más bajos de vitamina D tenían casi un 70 por ciento más de probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Aquellos con una deficiencia severa, por otro lado, tenían un 120 por ciento más de probabilidades de desarrollar demencia.

Los resultados se mantuvieron constantes después de ajustar por otros factores predisponentes conocidos.

El estudio, David Llewellyn, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter en Inglaterra, dijo: «Esperábamos encontrar una asociación entre los niveles bajos de vitamina D y el riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer, pero las resistencias fueron sorprendentes. La asociación fue dos veces más fuerte de lo que anticipamos.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; por favor cliquea donde se encuentra escrito en “negrita”.

Continuó: “Se necesitan ensayos clínicos […] para establecer si comer alimentos como pescado azul o tomar suplementos de vitamina D puede retrasar o incluso prevenir la aparición de la enfermedad de Alzheimer y la demencia.

“Debemos ser cautelosos en esta etapa inicial y nuestros […] resultados no demuestran que los niveles bajos de vitamina D causen demencia.

Dicho esto, nuestros hallazgos son muy alentadores, e incluso si un pequeño número de personas pudiera beneficiarse, esto podría tener enormes implicaciones para la salud pública dada la naturaleza devastadora y costosa de la demencia”.

Su papel en la salud neurológica sigue siendo un misterio, pero algunas investigaciones sugieren que el nutriente puede activar y desactivar enzimas en el cerebro y el líquido cefalorraquídeo que participan en la síntesis de neurotransmisores y el crecimiento nervioso.

Imagen de portada: Gentileza de Redacción Terra

FUENTE RESPONSABLE: Redacción Terra

Salud Mental/Sociedad/Alzheimer/Demencia/Falta de Vitamina D/Prevención.

Covid: «Muchos de los que ingresan contagiados están sin vacunar y piden una dosis, pero ya es muy tarde».

Un número sin precedentes de enfermos con covid-19 y otras afecciones marca el comienzo del que podría ser el invierno más duro en los últimos 70 años en uno de los hospitales más grandes de Inglaterra.

En el Royal Victoria Infirmary (RVI) de Newcastle hay decenas de pacientes que esperan atención en los pasillos con infartos, fracturas, resfriados comunes y por supuesto, con covid-19.

Así lo comprobó el periodista de la BBC Jim Reed, quien visitó el centro sanitario la noche del 2 de diciembre y la mañana del día 3.

La enfermera jefe Jenny Cain entró en el RVI hace 17 años como practicante. Durante la mayor parte de la pandemia fue responsable de una de las salas covid del hospital, pese a que su marido es clínicamente vulnerable y está a la espera de un trasplante de órganos.

Para evitar complicaciones, decidieron dividir la casa de la familia por la mitad y mantener la distancia durante meses.

«Hubo muchas muertes en las salas covid, fue emocionalmente agotador», dice al reconocer que el personal está «muy cansado».

«La adrenalina nos hizo seguir adelante durante mucho tiempo y luego, cuando se ha calmado, todo el mundo ha decaído».

Aunque el número de pacientes con el virus en el RVI bajó de 70 a 40 en el último mes, gracias a la «diferencia enorme» que empiezan a marcar los refuerzos de las vacunas, Jenny reconoce que muchos de los ingresados no están vacunados y a menudo piden que se les aplique alguna dosis «cuando ya es muy tarde».

Este 12 de diciembre, las autoridades sanitarias británicas elevaran de tres a cuatro el nivel de alerta ante la propagación de la variante ómicron del coronavirus.

En una declaración televisada horas después, el primer ministro, Boris Johnson, instó a la población a recibir las vacunas de refuerzo.

«Ahora está claro que dos dosis de la vacuna simplemente no son suficientes para dar el nivel de protección que todos necesitamos. Pero la buena noticia es que nuestros científicos confían en que con una tercera dosis, una dosis de refuerzo, todos podremos volver a aumentar nuestro nivel de protección», dijo.

La enfermera jefe Jenny Caín con sus colegas en una de las salas de medicina general.

La situación actual preocupa al personal sanitario porque va más allá del virus.

«No es lo ideal», dice el doctor Jim Connelly, médico especialista que dirige el departamento de emergencias. «Nadie quiere que los pacientes sean tratados en un pasillo», agrega.

El panorama es mucho más difícil este invierno boreal. El rendimiento de los hospitales en Inglaterra se encuentra en su peor nivel registrado, con tiempos de espera de entre tres y 13 horas en urgencias, algo nunca antes visto.

«En los últimos meses, el volumen [de pacientes] ha sido mayor que nunca», afirma el doctor, quien reconoce que aunque el personal «quiere dar lo mejor que puede, a veces no es posible porque el volumen es demasiado grande».

Doctor Jim Connelly

El doctor Jim Connelly reconoce que la atención está desbordada.

El retraso en la atención de adultos mayores y pacientes con enfermedades graves durante las cuarentenas, ha generado una acumulación de citas pendientes para intervenciones quirúrgicas y tratamientos vitales.

Por estos días en el RVI la ocupación de camas está alrededor del 90%.

Por esa razón Jenny no para de hablar por teléfono: intenta encontrar camas para los pacientes, resolver los problemas de personal y liberar espacio para que los que aún esperan en urgencias puedan ser trasladados a una sala.

People waiting in corridors in A&E

En los momentos de mayor afluencia, algunos pacientes en espera de tratamiento son retenidos en camillas en los pasillos.

Si se le pregunta al personal cómo se siente, a menudo aparecen palabras como cansado, agotado, quemado. Sin embargo, tras casi dos años de pandemia, sigue habiendo una sensación de determinación y resistencia, incluso ante la amenaza inminente de otra ola de covid.

«Ha sido una auténtica montaña rusa emocional», reitera la enfermera Jenny.

«Ha habido de todo: orgullo y recompensa, disgusto y cansancio. Pero el trabajo en equipo y el personal han sido fantásticos. Fantástico. No iría a ningún otro sitio».

Imagen de portada: Gentileza de BBC News Mundo

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021

Pandemia de coronavirus/Sociedad y Cultura/Reino Unido/Salud/Vacunas contra el coronavirus

Los superalimentos que ayudan a aliviar la migraña crónica.

Un informe realizado por diferentes médicos destaca el consumo de un grupo de superalimentos como tratamiento para reducir la migraña crónica

La migraña crónica es una afección de salud que se caracteriza por la presencia de 15 o más cefaleas al mes y que se presenta mediante síntomas de dolor de cabeza, náuseas, pérdida de apetito, visión borrosa, fatiga o palpitaciones en la cabeza, entre otros. Así, existen algunos superalimentos que ayudan a aliviar los mencionados síntomas.

Un estudio publicado en la revista online ‘BMJ Case Reports‘ destaca una serie de alimentos claves para aliviar los síntomas de migraña crónica, como las verduras de hoja verde oscura, las cuales pueden considerarse un superalimento por su alto valor nutricional.

Esta recomendación surge de un grupo de médicos tras observar los efectos beneficios de estos alimentos en un hombre que llevaba más de 12 años soportando fuertes migrañas sin aura.

Durante estos 12 años, los médicos habían utilizado medicamentos recetados, como zolmitriptán y topiramato, además de ‘eliminar’ medicamentos potencialmente desencadenantes de la migraña, como el queso, chocolate, queso o la cafeína.

Características de la migraña

La migraña es una afección de salud común con la que conviven más de mil millones de personas en todo el mundo. Como indicábamos anteriormente, es una enfermedad que se caracteriza por dolores de cabeza unilaterales y pulsátiles que duran entre 4 y 72 horas. Además, otros síntomas habituales son la sensibilidad al ruido y a la luz.

Otro aspecto clave de esta patología es que son episódicas, con menos de 15 días al mes; o crónicas, que se suceden 15 o más días durante el mes.

Así, los especialistas médicos consideran un éxito en el tratamiento de la migraña aquellos que ayudan a reducir a la mitad la frecuencia durante el mes y la duración de los ataques; además de una mejora en los síntomas.

Así, según el estudio publicado en ‘BMJ Case Reports‘ un grupo de superalimentos constituyen un tratamiento idóneo frente a la migraña crónica.

Superalimentos para la migrañas

Los médicos que afirman estos beneficios sobre las verduras de hoja verde oscura se basan en la situación específica de un paciente que presentaba migraña crónica.

Verdura

Verdura de hoja verde

Las migrañas de este paciente se presentaban entre 18 y 24 veces al mes.

Los síntomas que manifestaban comenzaban con un dolor repentino e intenso en la frente y el lado izquierdo de la cabeza, con una duración aproximada de unas 72 horas.

Además de estos dolores de cabeza, también sentía una importante sensibilidad al sonido y a la luz, acompañado de náuseas y vómitos. Los dolores descritos eran intensos en el paciente.

Así, los análisis de sangre realizados al paciente mostraron que no presentaba niveles altos de inflamación sistémica y que mostraba un nivel normal de betacarotenos (53 microgr/dl).

Con todo ello, los autores de este revelador informe recomendaron al paciente seguir la dieta LIFE (Low Inflammatory Foods Everyday). Dicha dieta se basa en alimentos integrales y en densos nutrientes, principalmente a través de plantas.

En concreto, la dieta LIFE está compuesta por una ingesta diaria de al menos 140 gramos de verduras de hoja verde oscura crudas o cocidas; además del consumo de un batido verde LIFE de 900 gramos al día. También supone una limitación del consumo de cereales integrales, verduras con almidón, aceites y proteínas animales, principalmente carne roja y lácteos.

Resultados efectivos

Tras dos meses siguiendo la dieta LIFE, el paciente señaló que la frecuencia de sus ataques de migraña se habían reducido a únicamente un día al mes y que la duración e intensidad de los síntomas también habían rebajado.

En este contexto, los nuevos análisis de sangre comprobaron un aumento considerable de los niveles de betacaroteno, de de 53 a 92 microgr/dl.

Este paciente dejó de tomar todos los medicamentos para la migraña mientras seguía la dieta LIFE. Y además, después de tres meses, los ataques de migraña cesaron por completo, no volviendo a aparecer en 7,5 años.

Uno de los principales autores de este estudio, explica que «este informe sugiere que una dieta integral basada en plantas puede ofrecer un tratamiento seguro, eficaz y permanente para revertir la migraña crónica. Aunque este informe describe a un paciente muy adherente que tuvo una respuesta notable, la dieta LIFE ha reducido la frecuencia de la migraña en 3 meses en varios pacientes adicionales».

Imagen de portada: Gentileza de Todo Disca

FUENTE RESPONSABLE; Todo Disca. Salud. Por Alejandro Perdigones.Noviembre 2021

Sociedad/Salud/Migraña crónica/Superalimento

Qué es el teorema de Bayes, el potente método para generar conocimiento que nació cuando trataban de demostrar un milagro.

De acuerdo, no es la manera más común ni, por supuesto, la más clara de empezar un artículo pero resulta que es de eso que vamos a hablar, algo que, como dice el título, tiene que ver con conocimiento y con milagros.

Se trata del teorema de Bayes y, aunque muchos de nosotros no hemos oído hablar de él, las estadísticas bayesianas han permeado todo, desde la física -con interpretaciones bayesianas de la mecánica cuántica y defensas bayesianas de las teorías de cuerdas y multiverso- hasta la investigación del cáncer y el covid, pasando por la ecología, la filosofía, la neurología, la psicología, además de la informática.

Hay hasta científicos cognitivos que han conjeturado que nuestros cerebros incorporan algoritmos bayesianos al percibir, deliberar y decidir, y fanáticos del teorema que señalan que si adoptáramos el razonamiento bayesiano consciente (más allá del procesamiento bayesiano inconsciente que supuestamente emplea nuestro cerebro), el mundo sería mejor.

Ante todo eso, vale la pena saber un poco sobre esa fórmula con la que empezamos y su autor.

Él

«Thomas Bayes fue un ministro presbiteriano en el siglo XVIII», empezó contándole a la BBC Sharon Bertsch McGrayne, autora del libro «La teoría que nunca murió».

Firma de Bayes

De Bayes no hay retratos, pero tenemos su firma.

«Fue parte de una generación que no pudo asistir a la universidad en Oxford o Cambridge, las principales universidades inglesas en ese momento, porque no era la Iglesia de Inglaterra.

«Esto fue una suerte para Bayes porque se fue al norte a Escocia, que era presbiteriana y tenía una universidad mucho mejor en Edimburgo en ese momento, y allí estudió teología, como su padre, y matemáticas, que era su verdadero interés, y se convirtió en un matemático aficionado».

Bayes logró mezclar sus dos intereses, escribió al menos un libro sobre matemáticas y pasó gran parte de su tiempo estudiando las obras de otros matemáticos y teólogos.

Así, comenzó a desarrollar una idea.

La idea

«Fue durante una gran controversia religiosa de si se podía usar la evidencia del mundo natural para demostrar que Dios existe».

Uno de los que participó en el debate fue el filósofo David Hume quien publicó, en 1748, el hasta hoy influyente libro «Investigación sobre el entendimiento humano», cuestionando, entre otras cosas, la existencia de milagros.

David Hume, 1711-1776. Historidor y filósofo, pintado por Allan Ramsay en 1754.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

David Hume, 1711-1776. Historiador y filósofo, pintado por Allan Ramsay en 1754.

Según Hume, la probabilidad de que las personas afirmaran incorrectamente que habían visto la resurrección de Jesús superaba con creces la probabilidad de que el evento hubiera ocurrido en primer lugar.

«Un milagro es una violación de las leyes de la naturaleza; y como una experiencia firme e inalterable ha establecido estas leyes, la prueba contra un milagro, por la naturaleza misma del hecho, es tan completa como se pueda imaginar que cualquier argumento basado en la experiencia lo sea», escribió el filósofo.

Esto no le cayó bien al reverendo y, queriendo demostrar que Hume estaba equivocado, empezó a tratar de cuantificar la probabilidad de un evento imaginándose situaciones como la siguiente:

Imagínate que estás en una habitación y a tus espaldas está una mesa.

Alguien lanza una pelota que aterriza en esa mesa pero, sin mirar, no tienes forma de saber dónde.

Entonces, le pides a esa persona que lance otra pelota y te diga si cayó a la derecha o a la izquierda de la primera. Si aterrizó hacia la derecha es más probable que la primera esté en el lado izquierdo de la mesa, pues supones que hay más espacio a ese lado para que caiga la segunda bola.

Con cada nueva pelota que se lance, puedes actualizar tu conjetura e ir precisando la ubicación de la original.

De manera similar, pensó Bayes, los diversos testimonios de la resurrección de Cristo indicaban que el evento no podía descartarse de la forma en que Hume afirmó.

"La resurrección", pintada circa 1475, por el artista español Bartolomé Bermejo (ca 1440-ca 1498).

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«La resurrección», pintada circa 1475, por el artista español Bartolomé Bermejo (ca 1440-ca 1498).

«Se le ocurrió un teorema de una línea realmente simple que sirve para trabajar con datos incompletos y dijo que está bien comenzar con una idea a medias sobre una situación, siempre y cuando modifiques implacablemente tus ideas iniciales cada vez que aparezca nueva información», señaló McGrayne.

«Nos dio un razonamiento matemático para situaciones altamente inciertas».

El rechazo

Bayes no publicó su teorema pero un amigo suyo, Richard Price, un matemático aficionado, lo desarrolló y, en 1767, publicó «Sobre la importancia del cristianismo, sus evidencias y las objeciones que se le han hecho», en el que usó las ideas de Bayes para desafiar el argumento de Hume.

«El punto probabilístico básico» de Price, dice el historiador y estadístico Stephen Stigler en su artículo «El verdadero título del ensayo de Bayer», «fue que Hume subestimó el impacto de que hubiera varios testigos independientes de un milagro, y que los resultados de Bayes mostraron cómo la multiplicación de incluso evidencia falible podría abrumar la gran improbabilidad de un evento y establecerlo como un hecho».

Quizás ni siquiera así Price logró probar la existencia de los milagros, pero sí sacó a la luz pública algo que de otra forma se habría quedado oculto entre los papeles del para entonces ya difunto Bayes.

No obstante, el teorema cayó en la oscuridad hasta que el ilustre matemático francés Pierre Simon Laplace formalizó la visión de Bayes y mostró claramente cómo se podía aplicar a principios del siglo XIX.

Retrato de Pierre-Simon Laplace (Beaumont-en-Auge, 1749-París, 1827), marqués de Laplace, matemático y astrónomo francés.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Pierre-Simon Laplace (Beaumont-en-Auge, 1749-París, 1827), marqués de Laplace, matemático y astrónomo francés, fue quien le dio prominencia al trabajo de Bayes.

A partir de entonces, entró y pasó de moda, se aplicó en una ciencia tras otra sólo para luego ser condenado por ser vago, subjetivo o poco científico, y se convirtió en la manzana de la discordia entre campos rivales de matemáticos antes de disfrutar de un renacimiento en los últimos años.

¿Por qué?

Recuerda que el enfoque bayesiano dice que puedes comenzar con una estimación subjetiva de una probabilidad, cualquier probabilidad, independientemente de si hay algún dato.

¿Cuán probable es que Dios exista? ¿Mutará el nuevo coronavirus para inutilizar las vacunas? ¿Cuál es la posibilidad de una guerra nuclear antes del 1 de enero de 2030?

Habiendo comenzado con lo que es poco más que una suposición, usamos la regla de Bayes para revisar nuestra opinión a medida que llegan nuevos datos.

John Stuart Mill, el filósofo y economista político británico del siglo XIX, lo llamó «la ignorancia acuñada en la ciencia».

Durante mucho tiempo, el enfoque bayesiano fue tabú en las estadísticas convencionales, pero no murió, y a lo largo de las décadas personas inteligentes encontraron formas inteligentes de aplicarlo.

Enigma

Un caso sorprendente es que el teorema de Bayes fue utilizado por Alan Turing mientras trabajaba con su equipo descifrando el código Enigma utilizado por los submarinos alemanes o los U-Boot durante la Segunda Guerra Mundial.

Alan Turing

El teorema de Bayes le sirvió a Turing para salvar a millones de personas.

«En ese momento, los submarinos salían de Francia y recibían órdenes de radio de dónde ir y qué hacer, y esas órdenes eran un lenguaje codificado llamado Enigma. Y la Armada alemana lo había hecho tan complicado que nadie en Reino Unido ni en Alemania pensó que los británicos podrían descifrarlo», recuerda McGrayne.

Pero Turing estaba decidido a hacerlo, aprovechando cuanto pudieran.

«Conocían la organización general de una oración alemana. Se dieron cuenta de que usaban la palabra eins (1 en alemán) en casi todos los mensajes, así que allí tenían tres letras. Esa fue una pista. Así siguieron agregando datos una y otra y otra vez».

Turing y sus colegas crearon un sistema bayesiano para adivinar un tramo de letras en un mensaje Enigma, medir su creencia en la validez de estas conjeturas utilizando métodos bayesianos para evaluar las probabilidades y agregar más pistas a medida que llegaban.

«Eventualmente pudieron leer los mensajes».

Cuando los hechos cambian…

Así, fue utilizado por muchas otras personas y una vez que llegaron las computadoras, sencillamente explotó.

Para darte una idea de cómo funciona, responde esta pregunta: Si obtienes un resultado positivo en una prueba de covid que solo da un falso positivo una vez de cada 1.000, ¿cuál es la probabilidad de que realmente tengas coronavirus?

Gota con coronavirus

FUENTE DE LA IMAGEN – SCIENCE PHOTO LIBRARY

¿Pensaste que el 99,9%?… La respuesta correcta es que no tienes suficiente información para saberlo.

Es ahí cuando entra en juego el teorema de Bayes. Su notación matemática, esa que está al principio del artículo, parece complicada. Pero es más fácil de entender con un ejemplo que descifrando el significado de todos esos símbolos.

Imagínate que te sometes a una prueba para detectar una enfermedad. La prueba es increíblemente precisa: si la persona tiene la enfermedad, lo dirá correctamente el 99% de las veces; si no, también. 

Pero la enfermedad en cuestión es muy rara; sólo una persona de cada 10.000 la tiene. Esto se conoce como su «probabilidad previa»: la tasa de fondo en la población.

Así que ahora imagina que le hacen la prueba a 1 ‘000.000 de personas. Hay 100 personas que tienen la enfermedad: la prueba identifica correctamente a 99 de ellas. Y hay 999.900 personas que no la tienen: la prueba identifica correctamente a 989,901 de ellas.

Pero eso significa que la prueba, a pesar de dar la respuesta correcta en el 99% de los casos, le ha dicho a 9.999 personas que tienen la enfermedad, cuando en realidad no es así.

Entonces, si obtienes un resultado positivo, en este caso, tu probabilidad de tener la enfermedad es de 99 en 10.098, o poco menos del 1%. Sin el enfoque bayesiano se asustaría a muchas personas y se las enviaría a procedimientos médicos intrusivos y potencialmente peligrosos por un diagnóstico erróneo.

Sin conocer la probabilidad previa, no se sabe cuán probable es que un resultado sea falso o verdadero.

Bill Gates

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Según Bill Gates, la base del éxito de Microsoft fue el uso de Bayes», cuenta McGrayne.

Este no es un problema hipotético.

En medicina, por ejemplo, una revisión de casos realizada en 2016 encontró que el 60% de las mujeres que se hicieron mamografías anuales durante 10 años tuvieron al menos un falso positivo. 

En los tribunales de justicia, una falla conocida como la «falacia del fiscal», que puede condenar a inocentes, también depende del teorema.

Y eso es sólo la punta del iceberg. Los investigadores utilizan la estadística bayesiana para abordar problemas de formidable complejidad.

El razonamiento bayesiano combinado con la potencia informática avanzada ha revolucionado la búsqueda de planetas que orbitan estrellas distantes; las estadísticas bayesianas contribuyeron a la reducción de la edad del Universo, que a fines de la década de 1990 se calculaba entre 8.000 a 15.000 millones de años y ahora se ha concluido con cierta confianza que es de 13.800 millones de años.

«Hoy en día se utiliza en la genética, para detectar diferencias sutiles en el ADN y las proteínas, así como para proteger la vida silvestre, hacer estudios cerebrales, traducir idiomas extranjeros…», enumera la autora de «La teoría que nunca murió».

«Se ha incrustado en la informática, el aprendizaje automático, la inteligencia artificial.

«Puede que no sea exactamente como lo hizo Bayes, pero se ha modernizado y es increíblemente útil… está en todas partes», señaló McGrayne en conversación con la BBC y concluyó con una cita que se le han atribuido a los economistas John Maynard Keynes y Paul Samuelson, así como al premier británico Winston Churchill y otros, para resumir la esencia del teorema de Bayes:

«Cuando los hechos cambian, yo cambio de opinión. ¿Usted qué hace?».

Imagen de portada: Gentileza de Mattbuck

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021

Matemáticas/Ciencia/Salud/Tecnología

Hospital Posadas: realizaron una operación inédita para tratar a un paciente psiquiátrico grave.

Se trató de una neurocirugía funcional, una técnica que tiene por objetivo reparar o mejor la función del sistema nervioso. Fue la primera vez que se realizó en un establecimiento público del país. 

El Hospital  Posadas se convirtió este mes en el primer centro público del país en realizar neurocirugías funcionales para tratar pacientes con padecimientos psiquiátricos graves que no respondían a otros tratamientos y cuya calidad de vida había sido sensiblemente deteriorada por esta agresividad.

Este tipo de procedimientos quirúrgicos, que tienen por objetivo la reparación o mejoría de la función del sistema nervioso afectada en un cuadro psiquiátrico grave, se realiza habitualmente en países de todo el mundo, pero en Argentina se encontraba limitado a la realización en el sector privado.

«La primera cirugía de afecciones psiquiátricas o psicocirugía (en el Posadas) se hizo hace un mes atrás y el lunes pasado ya realizamos la segunda», dijo a Télam el jefe de Sección de Neurocirugía Funcional del Posadas, Sergio Pampin.

En ambos casos se trató de «pacientes con trastornos de control de impulsos, en este caso una agresividad refractaria al tratamiento farmacológico», que se manifiesta en personas con «un trastorno de esquizofrenia o retraso madurativo».

No obstante, «la psicocirugía no sólo se aplica a ellos» y por eso en el Hospital Posadas se está trabajando también «en otros proyectos como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y la depresión mayor» que son las otras dos indicaciones para los que este tratamiento quirúrgico ha demostrado ser eficaz en el caso de afecciones psiquiátricas graves.

«Es un procedimiento de muy bajo riesgo -a pesar de ser una cirugía cerebral- y la tecnología que se aplica es exactamente igual a la que aplicamos en la operación de la enfermedad de Parkinson», dijo.

Antes de este nuevo hito, el Posadas ya realizaba «100 procedimientos por año» de otro tipo de neurocirugías, las que se aplican justamente a los trastornos del movimiento. Otras ramas de la neurocirugía son «la de epilepsia, de la espasticidad y la cirugía del dolor» que aún no se realizan en este centro asistencial.

Como ejemplos de cuadros psíquicos que podrían tratarse con cirugía de afecciones psiquiátricas o psicocirugía, Pampin mencionó el de «una persona que está recluida en una institución con un trastorno de agresividad que la mantiene atada a una cama con guantes de box porque de lo contrario se autoagrede o agrede» o de otra «con un TOC de un ritualismo tal que no pueda salir de su casa», porque necesita «bañarse 50 veces por día» o «tocar toda la madera que ve».

Por otro lado, «está en fase experimental» la aplicación de este tratamiento quirúrgico para «adicciones refractarias», como puede ser «una obesidad mórbida que no mejoró con una cirugía bariátrica».

El Hospital Posadas está ubicado en El Palomar, partido de Morón.

«Hay que aclarar que las psico cirugías no curan la enfermedad, lo que hace es tratar los síntomas y permitir al paciente reinsertarse en programas de terapia cognitivo conductuales para continuar así su tratamiento», dijo.

El desarrollo de esta opción terapéutica fue posible a nivel mundial gracias al avance de la tecnología de diagnóstico por imágenes, de la neurofisiología, y de las técnicas neuro quirúrgicas, así como de la mayor comprensión del funcionamiento de los circuitos implicados en los trastornos psiquiátricos.

El enfoque terapéutico convencional de la mayoría de las enfermedades psiquiátricas se basa en una combinación de psicoterapia, farmacoterapia y, en algunos casos, terapia electro convulsiva.

Imagen de portada: Gentileza de Crónica

FUENTE RESPONSABLE: Crónica

Sociedad y Cultura/Salud/Salud Mental/Hito médico estatal/ Neurocirugia/Argentina/Provincia de Buenos Aires

Covid: «El impacto psicológico por la pandemia y por ómicron puede ir agravándose con el tiempo»

Cuando en junio de 2020 consultamos a la psicóloga belga Elke Van Hoof, especialista en estrés y trauma, sobre el impacto de la pandemia en la salud mental, nos dijo que el confinamiento era «el mayor experimento psicológico de la historia».

Con el paso de los meses, psicólogos, psiquiatras y trabajadores especializados en salud mental de todo el mundo empezaron a advertir sobre el aumento en consultas por trastornos de ansiedad y depresión, entre otros.

Y hubo un reclamo generalizado a los gobiernos para que abordaran el tema de la salud mental en la pandemia.

Según un reciente estudio publicado por la revista científica European Neuropsychopharmacology (Neuropsicofarmacología europea) realizado durante la pandemia sobre más de 55.000 participantes de 40 países, se registraron múltiples y amplias vulnerabilidades, «desde ansiedad hasta la probable depresión y tendencias suicidas a través de la angustia».

El informe «Resultados del estudio internacional de salud mental covid-19 para la población general (COMET-G))» dice que «se detectó depresión probable en el 17,8% y angustia en el 16,7%. Un porcentaje significativo dijo haber registrado deterioro del estado mental, la dinámica familiar y el estilo de vida cotidiano».

También se encontró que «las personas con antecedentes de trastornos mentales tenían tasas más altas de depresión (31,8% frente a 13,1%)», entre otros resultados.

Gráfico de la variante Ómicron

Sin embargo, en todo este tiempo también se empezó a hablar de resiliencia, esa capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas.

Y con el conocimiento acumulado sobre cómo cuidarse del contagio de la enfermedad, la llegada de las múltiples vacunas y la disminución de casos de covid-19 en muchos sitios, varios países comenzaron a analizar la posibilidad de volver a una «pseudo» normalidad, mientras que varias empresas planeaban formatos de trabajo «híbrido» para la vuelta a la presencialidad.

Hasta que llegó ómicron.

La nueva variante del coronavirus calificada como preocupante por la Organización Mundial de la Salud pareció echar un manto de dudas sobre los planes de retornar a una vida parecida a la pre pandemia.

En medio de todo este clima enrarecido ante la incertidumbre por ómicron ¿qué pasa con nuestra salud mental?

«Población agobiada y agotada»

Los especialistas consultados por BBC Mundo coinciden en que ómicron aparece en un momento en que los indicadores de malestar general de la sociedad están en aumento.

Ilustración de una silueta con un cerebro con una nube y lluvia.

GETTY IMAGES

Una nueva ‘ola’ de la pandemia acarrearía mayor estrés psicológico a una población agobiada y agotada»

Cristian Garay

Profesor e investigador de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires.

«No podemos saber a ciencia cierta en qué medida ómicron sea una variable que esté nublando la esperanza de salida de la pandemia y también impactando sobre todo en los síntomas depresivos» asegura Cristian Garay, profesor e investigador de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires.

Pero ciertamente «una nueva ‘ola’ de la pandemia acarrearía mayor estrés psicológico a una población agobiada y agotada», sostiene.

Del mismo modo, Hosanna Carina Rodríguez Morales, presidenta de la Federación Nacional de Salud en el Trabajo de México opina que «la variante ómicron llega en un punto álgido en el cual tenemos que evaluar que esto aún no termina (…) y que para la salud mental el impacto es aún mayor».

«Estábamos por terminar una etapa crítica, entrando a una nueva normalidad y (con ómicron) tenemos que hacer esta pausa de análisis y quizá retomar alguna medida de aislamiento. Se viene un gran reto para la salud mental que es difícil dimensionar», analiza.

Posibles síntomas

Como respuesta a esta nueva etapa de incertidumbre, los especialistas hablan de un aumento en los niveles de ansiedad y de trastornos psicológicos que pueden tener consecuencias físicas.

Una mujer con la mirada perdida mira a través de una ventana.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Las personas que no sepan manejar esta incertidumbre van a somatizar en cualquier otro tipo de patología», asegura a BBC Mundo Rodríguez que se especializa en la salud en el trabajo.

«Puede ser alguna patología gastrointestinal que sobre todo en estas fechas, con el cambio de comidas van a estar enfermas del estómago. También esperamos algunas crisis de ansiedad», añade.

Para el psicólogo Cristian Garay, el efecto de esta nueva etapa de incertidumbre dependerá de cuan afectada esté la persona por la pandemia hasta ahora.

«Supongamos que ómicron no llegue a tener (en América Latina) el impacto que haya tenido en Europa, igualmente hay un efecto que se mantiene porque muchas personas tuvieron que atravesar, por ejemplo, situaciones de duelos complicados por las dificultades en despedir a sus familiares», dice Garay.

«Muchas de esas personas tendrán el inicio de una depresión o si la tenían previamente, esa depresión se va a agravar», agrega.

Ilustración de una silueta con un cerebro con una nube y tormenta.

GETTY IMAGES

Por la incertidumbre por ómicron sobre todo esperamos crisis de ansiedad»

Hosanna Carina Rodríguez Morales

Presidenta de la Federación Nacional de Salud en el Trabajo de México

«Y después están las personas que pueden experimentar estrés postraumático por las situaciones de internación. Ese estrés postraumático puede llegar a ser crónico como les pasa a las víctimas de una guerra o quienes son combatientes o excombatientes», aclara Garay que participó del estudio global sobre salud mental durante la pandemia.

Esas secuelas psicológicas pueden durar meses o años.

«El impacto psicológico por la pandemia y por ómicron puede ir agravándose con el tiempo», resume.

Qué hacer para prevenir

No todo es negativo en esta etapa de incertidumbre.

«Las personas que ya tengan un poquito de más fortaleza podrán superar esta etapa. Y las personas que no, tendremos que trabajar con ellas para fortalecer la resiliencia», dice Rodríguez.

Sin embargo, la especialista en salud en el trabajo destaca que no todas las empresas cuentan con un sistema para brindar ayuda a aquellos trabajadores que no puedan canalizar las emociones.

También describe que es un área difícil de tratar porque «no es algo que podamos medir muy fácilmente. No podemos medir cómo un trabajar percibe sus miedos y sus ansiedades».

Una mujer en la cama iluminada con el teléfono.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Pero, existen algunos consejos para cuidar nuestra salud mental que podemos aplicar individualmente.

«Hacer algunas pausas activas. Tener algunos minutos para salir y hacer una especie de ejercicio que oxigene y que cambien tu rutina hace la diferencia», es una de las opciones, sostiene Rodríguez.

«Efectivamente reducir el sedentarismo. Eso impacta mucho en la salud general y en la salud mental», refuerza Garay.

El psicólogo destaca otro elemento al que siempre hay que prestarle atención y más en momentos de incertidumbre: el sueño.

«El sueño es fundamental para el cerebro y para la salud mental. También nos ayuda mucho a la regulación emocional», dice.

Y, por último, «también estar muy atento al consumo de sustancias estimulantes como la cafeína en todas sus formas porque favorece al estado de alerta que se retroalimenta con la incertidumbre, con el estado de preparación para el peligro y la ansiedad», concluye.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo.Por Analia Llorente. Diciembre 2021

Sociedad y Cultura/Organización Mundial de la Salud/Pandemia

de Coronavirus/Salud/Salud Mental/Variante Omicron/Vacunas