San Miguel de Allende, la joya turística mundial en el estado con más asesinatos de México.

Entre las pintorescas calles de San Miguel de Allende, a uno le toca ir esquivando a los cientos de turistas que se retratan a golpe de ‘selfie’ frente a los hermosos rincones coloniales de este municipio en el centro de México.

Las avenidas empedradas, sus galerías de arte, coquetos restaurantes y coloridas viviendas han hecho de este lugar el paraíso de cualquier instagrammer.

También el de miles de extranjeros, sobre todo jubilados estadounidenses, que han convertido este municipio en su segundo o incluso primer hogar, atraídos por un agradable clima y precios mucho menores a los de su país.

Porque la fama de San Miguel ha trascendido fronteras. El año pasado, fue distinguida como la mejor ciudad del mundo por la revista Travel + Leisure y los lectores del medio turístico Condé Nast Traveler.

Sin embargo, llama la atención que a no muchos kilómetros de distancia y en el mismo estado de Guanajuato se encuentren algunos de los municipios considerados más violentos de México. Esta es, de hecho, la entidad del país donde se registraron más homicidios el año pasado.

¿Cómo logra escapar este paraíso para el turismo a la ola de violencia que azota a algunas zonas vecinas?

Extranjeros y seguridad

Sentado en un restaurante en la plaza central de San Miguel de Allende, el estadounidense Malcolm Halliday degusta algo tan mexicano como una sopa azteca.

Frente a él, un grupo de turistas fotografía la llamativa catedral de estilo neogótico que se ha convertido en el símbolo de la ciudad. «Es como el castillo de Disney», dice un niño boquiabierto.

Catedral de San Miguel.

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Halliday llegó hace casi cinco años a San Miguel atraído por la vida cultural. «Me encanta la ciudad y el ambiente. En EE.UU. también tenemos violencia en algunas ciudades, pero la verdad que aquí no tenemos mucho problema», le dice a BBC Mundo en un correcto español.

Louise Gilliam, también estadounidense y habitante de San Miguel, coincide. «En todo mi tiempo aquí, nunca he vivido nada de violencia. Viví en Chicago, en Nueva York, en Los Angeles… Y tenía cuidado de no ir a las zonas peligrosas. A donde quiera que vayas, encontrarás crimen si no andas con cuidado», asegura en inglés.

Sí reconocen que sus familiares y amigos se inquietaron cuando supieron de su intención de establecerse en el centro de México.

Estados de México con más homicidios dolosos (2021). .  .

«Muchos extranjeros se sorprenden. Creen que al oscurecer, acá no pueden salir. Es un paradigma que traen, y después ven la realidad. Es como darles la confianza de que sí somos parte de México, pero no al mismo tiempo», le dice a BBC Mundo Tania Castillo, directora de Turismo de San Miguel de Allende.

Pero el municipio, que en su día fue uno de los escenarios clave de la Guerra de Independencia de México y que acogió algunas de las reuniones de conspiración en la lucha contra los españoles, no siempre ha sido un atractivo para turistas.

A principios del siglo XX, de hecho, estuvo a punto de convertirse en un pueblo fantasma por los diversos conflictos bélicos que azotaron la región. Fue en los años 30 y 40 que comenzaron a llegar artistas y promotores que fundaron escuelas de arte y galerías que fueron atrayendo a estudiantes y expatriados estadounidenses.

San Miguel de Allende

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Según la responsable de turismo de San Miguel, lo que hoy lo hace uno de los mejores destinos del mundo es su arquitectura y multitud de templos, su oferta gastronómica, artística, de viñedos y hoteles de lujo, unido al estilo de vida que «mezcla lo cosmopolita con la vida de los pequeños pueblos mexicanos», asegura.

«Una isla» en Guanajuato

En una patrulla realizada por el municipio junto a la policía para conocer la situación de seguridad, el agente local Esteban López cuenta que la mayoría de sus actuaciones son «reportes menores» para atender casos de personas que discuten o beben alcohol en la calle.

«Imaginémonos que somos como una isla. Entonces, todo lo malo sucede alrededor», le resume a BBC Mundo.

Esteban López

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Esteban López, policía de San Miguel de Allende, asegura que sus actuaciones suelen ser por reportes menores.

En efecto, a escasos 50 km de distancia de San Miguel, se encuentra alguno de los 50 municipios más violentos de México, donde el gobierno desplegó una estrategia para reducir el número de homicidios, como es el caso de Celaya o León, y cuyas cifras de asesinatos son hasta 20 veces superiores.

Municipios de México con más homicidios dolosos vs. San Miguel de Allende (2021). (en rojo los del estado de Guanajuato).  .

Pero la principal razón por la que San Miguel escapa al proceso de violencia de Guanajuato es por no estar ubicado en el corredor de extracción de hidrocarburos que atraviesa parte del estado.

«La ordeña de estos ductos es lo que genera la violencia por el control de este mercado ilegal. San Miguel está cerca, pero no pasa por ahí», apunta el experto en seguridad Víctor Sánchez.

Esta diagonal, también conocida como «Triángulo de las Bermudas», está conformada por una quincena de municipios por donde pasan los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) que transportan el combustible a lo largo del país.

Mapa triángulo Bermudas Guanajuato

Si bien en el pasado fueron dominados principalmente por el cartel de Santa Rosa de Lima, la detención de su líder, «el Marro», en 2020 hizo que perdiera fuerza en la mayoría de municipios que ahora se disputa con células del cartel de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación (CJNG) o Nueva Plaza.

Aunque, además de su ubicación geográfica, hay algunas particularidades de la infraestructura de San Miguel que podrían hacerla menos atractiva para los grupos criminales.

«Sus características arquitectónicas impiden que sea una ciudad con determinados planes de desarrollo. Cuando un municipio no tiene autopistas, no tiene una central de abastos y no es un centro de acopio de materiales que tiene que estar recibiendo camiones, no tiene la infraestructura necesaria para distribución de cosas prohibidas», dice su alcalde, Mauricio Trejo.

«Somos una burbuja dentro del estado», dice con orgullo.

San Miguel de Allende

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Sin disputas entre carteles

Según Sánchez, otro factor clave para explicar la ausencia de violencia es que «no hay una disputa abierta entre varias organizaciones criminales, como sí vemos en otros municipios. La región del centro hacia el norte (de Guanajuato), donde está San Miguel, es una zona controlada completamente por el CJNG».

Y de acuerdo con el experto, esto lleva a dos hipótesis. La primera: que como en tantos corredores turísticos, los grupos criminales llevan a cabo venta de productos ilegales como drogas a pequeña escala aprovechando la presencia de turistas y residentes extranjeros.

«A la organización criminal le interesa no ahuyentar a esos compradores con alto poder adquisitivo. Si empieza a haber violencia en la zona, los turistas dejarán de llegar», subraya.

La segunda hipótesis, ligada a la anterior, es que «como hay un importante flujo monetario, negocios como hoteles o restaurantes con operaciones en efectivo se pueden prestar a ser puntos de lavado de dinero para la organización que controla el municipio y, por ende, también se quiere mantener de manera pacífica para no llamar la atención de autoridades».

San Miguel de Allende

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

El alcalde, sin embargo, niega la presencia del CJNG ni de ninguna otra organización en San Miguel de Allende.

«No tenemos detectada injerencia de ningún grupo delictivo. No hemos sido ni presionados ni amenazados por ningún grupo», afirma tajante.

«Sin embargo, los temas de narcomenudeo que se pueden dar en el municipio son atacados por la Policía Municipal y programas de denuncia y prevención de drogadicción», reconoce. «Pero el perfil de los turistas que tenemos es otro, aquí vienen buscando cultura».

Algunos de esos turistas, como Aarón González de Ciudad de México, cree que todo se debe «a acuerdos entre las autoridades y los grupos, porque obviamente no pueden tener todo el control, y el gobierno tampoco los puede controlar. O tal vez sí puede, pero no le interesa porque hay intereses y prefieren tener sus arreglos», opina sentado en una banca del parque central y disfrutando de la música de mariachis junto a su esposa cuando cae la noche.

San Miguel de Allende

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Varios vecinos que quisieron mantener su nombre en el anonimato le mencionaron a BBC Mundo la existencia de prácticas de extorsión, presiones o «cobro de piso» hacia comerciantes del municipio.

«Yo tenía una amiga con un negocito, pero se le ocurrió vender [droga] allí, y hoy ya no tiene negocio, ni está ella. Le dijeron que o pagaba su plaza o nada. Ellos te dan dinero si le entras al negocio, pero luego tienes que pagar de vuelta. No pagó, y así le hicieron», cuenta Paula Colunga desde su puesto de raspados [hielo con jarabe de sabores] frente a la catedral.

Pero el alcalde asegura que ningún comerciante le ha informado de que sufran extorsión en la actualidad. «Puede ser que todavía sientan esa ofensa de cuando sí les cobraban, aunque cuando entramos [al gobierno municipal] detectamos que la mayoría no se debían a grupos delictivos sino a autoridades corruptas, que ya han sido corridos [despedidos] o están bajo investigación», le dice a BBC Mundo.

Estrategia de seguridad

Para el alcalde Trejo, es su estrategia de seguridad municipal la que explica que San Miguel de Allende esquive la violencia que permea en buena parte de Guanajuato.

Entre otros factores, destaca el contar con un avanzado centro de vigilancia C4, así como la capacitación y compensación de la policía local, «la mejor pagada del estado y de las mejores remuneradas de todo el país», asegura.

«También nos ayudamos con municipios cercanos para evitar que surja el ‘efecto cucaracha’ y que, cada vez que hay algún operativo en una ciudad cercana, se nos dejen venir los delincuentes a San Miguel a refugiarse», explica.

sa

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Para el analista de seguridad Víctor Sánchez, sin embargo, «sería difícil atribuir un caso de éxito en San Miguel a la acción de las autoridades, porque si de ello dependiera, se habría buscado cómo replicarlo en ciudades vecinas donde la seguridad es un fracaso importante».

En su lugar, insiste en que los verdaderos motivos yacen en cuestiones ajenas a la función del ayuntamiento, como la inexistencia de grupos criminales rivales en el municipio, su mera ubicación geográfica o que, debido a la alta concentración de extranjeros y turistas, «funciona mejor si está pacificado».

Pero la presencia de extranjeros de más de 60 nacionalidades -en torno al 10% de sus 180.000 habitantes- también ha tenido otro efecto en San Miguel de Allende, como en tantas ciudades que viven esta realidad: el encarecimiento de rentas y de muchos servicios como bares y restaurantes.

«Para muchas personas no es un problema económico, pero quizá para quienes vivían originalmente aquí es desafiante porque se está subiendo el precio de todo. Vamos a ver… yo no puedo curar todos los problemas, estoy aprovechando la vida aquí», dice alzando los hombros el estadounidense Malcolm Halliday.

Malcolm Halliday

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Malcolm Halliday, estadounidense, reconoce que la presencia de extranjeros encareció los precios para la población local.

Aunque como es habitual, esta llegada de personas con más poder adquisitivo también tiene ventajas. Como reconoce Paula, la vendedora de raspados, los mexicanos que trabajan para los extranjeros del municipio suelen recibir mejores salarios. «Está mal que yo lo diga, pero es así. Los mexicanos, en cambio, entre menos paguemos a la gente, mejor».

Otro San Miguel

Los miles de extranjeros que viven en San Miguel de Allende también dejan otra huella en el municipio. Ellos son los fundadores de decenas de ONG que acercan desde educación hasta salud dental a los vecinos con más necesidades económicas.

Porque, lejos de la bella arquitectura y hoteles de lujo frecuentados por los turistas, San Miguel esconde una realidad muy distinta en cuanto uno se aleja unos minutos del centro histórico hacia barrios más rurales.

Jubilados estadounidenses en San Miguel de Allende

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

San Miguel se ha convertido en un importante punto de atracción para jubilados estadounidenses.

Según datos de la Secretaría mexicana de Bienestar, más del 44% de los sanmiguelenses viven en condiciones de «pobreza moderada». Otro 4% lo hace en pobreza extrema. Casi dos de cada diez viviendas no tiene drenaje.

Jazmín Yanet Ramírez muestra a BBC Mundo con orgullo la casa que estrenó a inicios de este año en la comunidad de San Miguel Viejo, una zona de calles sin asfaltar en donde a los turistas no se les ha perdido nada.

«La gente que llega al centro de San Miguel no se da cuenta de que en los alrededores estamos nosotros, que, la verdad, hace mucho que no vamos a esa zona porque hay muchos turistas… Es una lástima, porque no todos podemos disfrutarlo igual», lamenta.

Terraza en San Miguel de Allende

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Hay otro San Miguel más allá de los «rooftops» frecuentados por extranjeros.

Dice que su marido y ella ya no tienen que dormir en la misma habitación que sus tres hijos como antes. Que ya no se mojan cuando llueve ni tienen miedo a que el tejado se vuele con el viento. Ante la ausencia de drenaje, su nuevo hogar cuenta con una pequeña fosa séptica y un sistema de recogida de agua de lluvia.

Su casa fue construida por Casita Linda, una ONG financiada por estadounidenses residentes en San Miguel que en las últimas dos décadas ayudó a 130 familias del pueblo.

Louise Gilliam, de Casita Linda, frente a la casa construida para Jazmín Yanet Ramírez.

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ / BBC

Louise Gilliam, de Casita Linda, frente a la casa construida para Jazmín Yanet Ramírez y su familia.

«Es un cliché decir que quieres devolver algo al municipio que te acoge, pero es una manera muy honesta de decirlo. Es una manera de ayudar a la gente», le dice a BBC Mundo Louise Gilliam, presidenta de la organización con casi 20 años de vida en San Miguel.

«La vida acá es buena. El tiempo es perfecto, es menos caro vivir aquí… A mis hijos que están en Texas les digo que vendan su casa y vengan aquí», responde cuando se le pregunta por cómo influye la inseguridad en su vida.

«Nunca volveré a Estados Unidos», termina convencida.

Imagen de portada:MARCOS GONZÁLEZ / BBC

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. San Miguel de Allende, México. Por Marcos González Díaz. Mayo 2022

Sociedad y Cultura/Turismo/México/Violencia/América Latina

 

 

 

Los miradores de Granada con las mejores vistas para aprovechar el buen tiempo.

  • Las vistas son espectaculares desde estos puntos de la ciudad.
  • La Alhambra, Sierra Nevada, el Albaicín o el Sacromonte pueden observarse desde estos enclaves. 

Por favor cliquea aquellos link´s, identificados en “negrita” para ver la enorme belleza  en 3D de Granada. España.

Granada es una ciudad en la que contemplar no es una opción, sino una obligación. Desde la Carrera del Daro, posiblemente la calle más bonita del mundo, hasta las terrazas con mejores vistas a la ciudad, Granada ofrece una gran lista de posibilidades para contemplar sus fantásticas vistas, y, por supuesto, no pueden faltar los fantásticos miradores que permiten apreciar la belleza de la ciudad al completo. Aquí una lista de los miradores imprescindibles en caso de visitar (o habitar) Granada, más ahora que el buen tiempo ha hecho acto de presencia.

Mirador de San Nicolás

El más famosos y concurrido se ha ganado con honores ser el primero de la lista. La humilde e inconfundible iglesia de San Nicolás, construida en el siglo XVI, da nombre a este mirador y plaza situada en el corazón del Albaicín. Y es que si las vistas de espaldas al mirador son atractivas tan solo es necesario darse la vuelta para admirar la vista más ansiada de la ciudad: vistas panorámicas de la Alhambra y el Generalife con un fondo inmejorable para completar la postal, Sierra Nevada.

Solo los más madrugadores o quienes pasean de noche pueden apreciar este lugar sin la constante visita de turistas que, acompañada de los músicos y locales que habitan el espacio conforman una estampa representativa de la ciudad. 

Un selfie en el mirador de San Nicolás

Un selfie en el mirador de San Nicolás

Un selfie en el mirador de San Nicolás

Mirador de San Miguel Alto

Si antes hemos retratado el mirador más concurrido, San Miguel alto es el más elevado de los fantásticos miradores granadinos. La ermita homónima, cuya construcción data del 1671 sobre la antigua torre del Aceituno, da nombre a uno de los lugares más bonitos de la ciudad. 

No sólo por las vistas que ofrece, sino también por el gran espacio comprendido entre el mirador y las faldas del Sacromonte en las que los jóvenes posan sus toallas para pasar una tarde de tranquilidad en compañía de sus amigos y, lo más importante, de la Alhambra y la ciudad. La panorámica llega a tener tal alcance que se puede apreciar el Albaicín, Sacromonte, Sierra Nevada y vistas de la Vega de Granada con la presencia de Sierra Elvira.

Vistas desde San Miguel Alto

Vistas desde San Miguel Alto

La Alhambra y la Alcazaba

Está claro que las vistas a la Alhambra son un privilegio, pero es que las postales que ofrece situarse en la emblemática ciudadela tampoco tienen punto de comparación. Situada en lo alto de la colina al-Sabika, los paradores de la Alhambra ofrecen una visual vista hoy con amabilidad, pero que en su día tuvieron la función de vigilancia ante ataques exteriores.

Dentro del recinto monumental existen balcones y pasajes en los que admirar el Albaicín y el Sacromonte (por supuesto, se pueden localizar el mirador de San Nicolás y el mirador de San Miguel Alto). Pero sin duda, la mejor opción es adentrarse hasta la Alcazaba, la parte más antigua y alta del monumento. Desde este privilegiado emplazamiento se puede admirar la ciudad hasta donde la vista nos permita. Sierra Nevada, la salida hacia la costa de Granada, Sierra Elvira, una experiencia de mirador que abarca un campo de visión de 360 grados.

Vistas desde la Alcazaba

Vistas desde la Alcazaba

Mirador de San Cristóbal

Uno de los miradores más pequeños y situados en un lugar privilegiado. Desde el mirador de San Cristóbal se puede admirar la fantástica muralla zirí de la ciudad, el palacio de Dal al Horra, la catedral o la iglesia de San Cristóbal son algunos de los monumentos que destacan en este mirador. También se aprecia la Alhambra, omnipresente en las vistas granadinas.

De difícil acceso, se puede hacer a pie desde la Puerta de Elvira subiendo la prominente cuesta de San Cristóbal. También se puede subir desde el autobús, pero en ningún caso en coche, puesto que el estacionamiento cercano es prácticamente imposible.

Mirador de San Cristóbal

Mirador de San Cristóbal

Albaicín bajo

Situado junto a la cuesta de San Gregorio, donde solo llegan los turistas más experimentados, se encuentra el mirador de la placeta Carvajales. También se puede explorar las vistas desde el Carmen de la Victoria, situado en la cuesta del Chapiz, sobre el paseo de los tristes, este precioso emplazamiento está rodeado de jardines en los que hacer las mejores fotos para recordar un viaje de ensueño a la ciudad, o una tarde de paseo de los granadinos que quieran disfrutar de las privilegiadas vistas a la Alhambra. Estos miradores ofrecen una vista contrapicada de la Alhambra siendo los más cercanos a la ciudadela. Una nueva perspectiva de la que disfrutar de Granada y sus fantásticas panorámicas.

Vistas desde Carvajales

Vistas desde Carvajales

Imagen de portada: Gentileza de GranadaHoy

FUENTE RESPONSABLE: GranadaHoy. Por Tomás Serrano. Abril 2022

Granada/Sociedad y Cultura/España/Mejores miradores/Turismo

 

 

Cambio climático: expertos advierten que Argentina podría perder el 40% de sus playas.

Por favor profundiza esta entrada; cliqueando donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El informe fue publicado por Nature Climate Change. Se estima que unos 4.000 kilómetros de costa podrían desaparecer en los próximos 80 años.

Un informe internacional advirtió que para el año 2100, Argentina podría perder hasta el 40% de sus playas, como consecuencia del cambio climático. El impacto negativo de la contaminación afectaría de forma severa a varios lugares que son claves para el turismo, especialmente en vacaciones de verano.

El informe, publicado en la revista científica “Nature Climate Change”, reveló cuáles son los efectos del cambio climático. Llegó a varias conclusiones: una de ellas, estima que para el año 2100, varios países podrían perder hasta el 40% de sus playas.

En ese grupo de naciones que corren peligro de padecer una merma en sus costas se encuentra Argentina, ubicada dentro del top 10 de los países más afectados. También advirtió que en los próximos 30 años, las playas de nuestro país perderían 100 metros de arena.

“Se van a perder 4.000 kilómetros de costa en 78 años”, estimó el biólogo Fabricio Ballarini, quien profundizó sobre los detalles del informe hecho por la publicación científica Nature Climate Change.

En la Costa Atlántica bonaerense, una de las zonas más afectadas del país, se pierden hasta dos metros de playa por año. No obstante, los expertos en materia climática también advierten en el informe que el impacto puede golpear de lleno a distintos puntos de la provincia de Entre Ríos, por donde transcurren los ríos Ibicuy y el Paraná.

“La playa funciona como una especie de barrera de contención de tormentas y de la embestida del mar, mientras más extenso el terreno con arena menor será el impacto”, Ballarini consideró sobre los efectos de este fenómeno impulsado por el cambio climático.

El trabajo publicado por Nature Climate Change, reunió décadas de datos obtenidos por expertos de Estados Unidos y China. Las conclusiones han permitido a los científicos comprobar, por primera vez, que la Corriente Circumpolar Antártica (CCA) está sufriendo esa aceleración.

Para el estudio se usaron mediciones por satélite de la altura de la superficie del mar y datos recogidos por la red mundial de boyas oceánicas Argo (en pleno funcionamiento desde 2007), para detectar una tendencia en la velocidad de la capa superior del océano Antártico que había permanecido oculta para los científicos hasta ahora.

Imagen de portada: Playas del Atlántico. República Argentina.

FUENTE RESPONSABLE: Ámbito. Diciembre 2021

Cambio climático/Argentina/Turismo/Costa Atlántica.

Santa Teresa, el pueblo paradisíaco de Costa Rica que atrae a cientos de argentinos.

Santa Teresa, en Costa Rica, es un paraíso para los surfistas y amantes de bellos atardeceres.

Durante un atardecer en la playa costarricense de Santa Teresa, jóvenes venden alfajores caseros, empanadas y happy brownies entre la gente reunida frente al mar para disfrutar de unos colores de ensueño.

Quienes están en el agua apuran las últimas olas del día para surfear. En la arena, se ven varios treintañeros con el pelo rubio y la piel quemados por el sol bebiendo mate.

Tanta seña de identidad argentina no es casualidad: este paradisíaco rincón en la península de Nicoya de Costa Rica se ha convertido en un gran punto de atracción para cientos de ciudadanos del país sudamericano.

«Santa Teresa es como una pequeña Argentina, literal. Acá se encuentra un argentino cada cinco o 10 metros», resume Daniel Sánchez, un masajista tico que trabaja en el pueblo.

La manera más rápida de llegar hasta aquí es en ferry o avioneta desde San José, a menos de 200 km.

Una carretera es la columna vertebral del pueblo por donde transitan decenas de cuatrimotos. A un lado, empinadas cuestas conectan con verdes montañas. 

Al otro, una zona selvática de grandes árboles da entrada a una playa sin fin de furiosas olas.

En ambos lados de la vía abundan las combinaciones. De hoteles «boutique» con hostales de mochileros. De parrillas argentinas con fondas tradicionales donde degustar un gallo pinto costarricense.

Carretera principal de Santa Teresa

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Una carretera repleta de negocios es la vía principal (y casi única) del pequeño pueblo de Santa Teresa.

Surf y naturaleza

Las autoridades de Cóbano, distrito al que pertenece Santa Teresa, no cuentan con una cifra exacta de los argentinos que viven aquí pero todos coinciden en que no dejó de aumentar en la última década junto a la de israelíes o estadounidenses.

«Es la conexión de mar, arena y selva lo que nos atrae. No es como en Argentina, que vas a la playa y tienes sombrillas y gente amontonada. La verdad que acá se vive como en ningún lado», dice Juan Aragona, un joven de Buenos Aires que llegó a Santa Teresa hace 10 años.

Playa de Santa Teresa

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Matías Etchenique, quien coordina a los guardavidas voluntarios en la playa, llegó al pueblo en 2005 atraído por las olas. «En Argentina hay muchos surfistas pero no tenemos clima tropical ni océano Pacífico. Yo vine para surfear, pero después me di cuenta de que no quería esto solo de vacaciones, sino todo el tiempo», recuerda.

Muchos jóvenes argentinos llegan solo por los meses de temporada alta para trabajar en restaurantes o vendiendo productos artesanales, pero otros se establecieron aquí para siempre.

Matías Etchenique

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Matías Etchenique llegó atraído por las olas y nunca se fue de Santa Teresa.

Alejandro Morales es uno de los argentinos veteranos en Santa Teresa y por eso es conocido como «el ché». Cuenta que de niño fue «alcanzapelotas de Maradona» y que la crisis de 2001 le hizo abandonar su país.

Fue entonces cuando dejó su trabajo en una empresa de tecnología con «traje de marca, maletín, anteojos de sol y peinado para atrás» para dedicarse en Santa Teresa a vender pan con su bicicleta y a fabricar productos con plástico reciclado en LECO Project, su verdadera pasión.

«Venir aquí me hizo cambiar mi forma de ver todo. Yo digo que ya soy ‘argentico’. Si me alejo mucho de la playa, no me hallo. Realmente, me adapté y me adoptó», dice Morales, quien asegura haberse ido de fiesta con Matthew McConaughey durante la visita al pueblo del actor estadounidense.

Alejandro Morales

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Alejandro Morales se define ya como «argentico».

Éxito boca a boca

El «boca a boca» se encargó de popularizar este destino entre los argentinos y quienes viven hoy en Santa Teresa reciben por redes sociales decenas de mensajes de compatriotas desconocidos pidiéndoles consejos.

A través de un amigo fue que llegó hasta aquí Luciano Otabiano en 2012. Músico de profesión, regenta un negocio de algo tan típico como los «choripanes» llamado Chori Not Dead.

«Acá no necesitas más que un pantalón y una remera, y la sensación es de libertad y tranquilidad. La forma de ser del tico, sus tiempos… es de ‘llego a las 10’, pero son las 11.30 y no te estresas. En Argentina llegarías a las 10 en punto, pero aquí… pura vida», dice riendo.

Luciano Otabiano

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Luciano Otabiano no se olvida del mate ni cuando está al frente de su negocio de choripanes.

Daniel, masajista costarricense en el pueblo, opina que la relación con los argentinos es muy cordial. «El argentino es amable y el tico también, no hay choque de culturas. Quizá pensamos que no son problemáticos, que si se fuman un porrito, van a la playa, unas cervezas… todo bien», afirma.

De los ticos, Juan Aragona dice que «tienen una conexión muy fuerte con la naturaleza. Acá se come mejor y se reduce el consumo de carne, el cambio de alimentación me cambió para mejor», dice pese a ser socio propietario de una parrilla argentina.

Juan Aragona

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Juan Aragona es socio propietario de tres negocios muy argentinos en Santa Teresa: la heladería Gaucha, la pizzería Muzza y el restaurante de carnes El Facón.

Sin embargo, en internet pueden encontrarse foros y páginas a los que acuden argentinos con preguntas sobre cómo vivir en el pueblo, y donde algunos costarricenses se muestran reacios a su llegada si no lo hacen con todos los permisos en regla.

«El argentino es muy buscavidas y aprende rápido a trabajar en lo que sea. Puede haber un poco de celos o resistencia porque seamos tantos, pero no creo que se le quite empleo a la mano de obra local. Aún hay trabajo para todos», opina el guardavidas Matías.

Trabajadores informales

Para Favio López, intendente (alcalde) de Cóbano, los argentinos vienen a cubrir carencias de parte de la población local como el no dominar un segundo idioma para atender a los visitantes, pero también ve un punto negativo en su presencia.

«La mayoría de argentinos que trabajan en la zona no aportan nada al Estado, están contratados de manera informal y algunos trabajan solo por las propinas. Usan el sistema del pueblo pero no tienen permiso de trabajo ni cargas sociales», le dice a BBC Mundo.

Bar en Santa Teresa

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Es muy habitual escuchar acento argentino entre los trabajadores de bares y restaurantes de Santa Teresa.

Uno de los temores más recurrentes entre quienes viven en Santa Teresa es que, de algún modo, la zona pueda «morir de éxito» y que el entorno natural se vea perjudicado por la llegada cada vez mayor de turistas.

Durante la pandemia, por ejemplo, fueron muchos quienes aprovecharon las ventajas del teletrabajo para desplazarse a vivir por unos meses aquí, lo que encareció notablemente los precios de los alquileres.

«Es como que el pueblo creció muy de golpe y ahora tiene que resolver cosas, hacer caminos, canaletas. Algunos dicen que esto puede ser el próximo Tulum [el famoso balneario del Caribe mexicano]. Ojalá que no pase», reflexiona Luciano de Chori Not Dead.

Carretera principal de Santa Teresa

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Sobre la carretera es fácil también ver monos caminando sobre los cables.

Sin planes de regreso

El intendente reconoce que esto es una preocupación y desvela que, en el último año, promotores inmobiliarios extranjeros «muy poderosos» invirtieron en compra de terrenos por más de US$200 millones en todo el distrito.

Para equilibrar el desarrollo con la conservación de la zona, López asegura que todos los proyectos deben cumplir requisitos en cuanto a su impacto en el terreno y no sobrepasar una altura máxima de dos o tres pisos.

«Queremos seguir siendo exclusivos. El turista que llega paga entre US$200 y US$800 la noche en un hotel. Para mantener ese tipo de clientes (de nivel adquisitivo) medio-alto, lo importante es conservar la naturaleza que nos hace atractivos», expone.

Playa de Santa Teresa

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

La naturaleza junto a la playa de Santa Teresa es exhuberante.

¿Y entran los argentinos en este perfil de visitante? «En realidad, no. Personalmente los veo como migrantes de fuerza laboral que hacen un servicio, pero no vienen a gastar en tours u hospedajes medio-altos», opina el intendente.

Los argentinos con los que BBC Mundo habló durante su visita a Santa Teresa reconocen echar de menos a su familia, la comida, el fútbol o la cultura de una ciudad tan vibrante como Buenos Aires.

Sin embargo, y pese a los cambios que va viviendo el pueblo, ninguno se plantea su futuro lejos de este paradisíaco enclave en el litoral de Costa Rica.

«Estoy bien enraizado porque incluso tengo un hijo costarricense de 4 años. En 2010 volví a Argentina pensando que era el momento y a las pocas horas me di cuenta que me había equivocado», recuerda el guardavidas Matías.

«Quise volver a lo que soy ahora porque necesitaba y necesito vivir acá».

Carretera principal de Santa Teresa

FUENTE DE LA IMAGEN – MARCOS GONZÁLEZ

Línea

Imagen de portada: Gentileza de Marcos González Díaz

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Cóbano, Costa Rica. Por Marcos González Días. Noviembre 2021

Industria turística/Turismo/Sociedad y Cultura/Costa Rica/ Argentina / América Latina

Rincones de mi país

Salto Encantado, atractivo ideal para el turismo de aventura, Provincia de Misiones.

Está en una reserva natural de 13.227 hectáreas, 140 kilómetros al norte de Posadas. Cuenta con tres senderos de distintas dificultades para hacer trekking y disfrutar de la naturaleza.

Si deseas mayor información; por favor cliquea en lo escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Al norte de la ciudad de Posadas se encuentra el Parque Salto Encantado, una reserva natural de 13.227 hectáreas que alberga diversas especies de árboles, una rica y variada fauna, innumerables especies de aves y un salto de 64 metros que le da su nombre.

Esta reserva es uno de sus exponentes más notables de Misiones, provincia que se destaca como un polo de singular atracción para el turismo ávido de naturaleza, ya que propone y facilita el contacto con las maravillas de su tierra y ofrece un abanico de alternativas para disfrutar al aire libre. Las instalaciones del parque abren sus puertas al turismo todos los días de 9 a 17.

El jefe de los guardaparques, Fabio Malosh, contó a Cadena 3 que el Salto Encantado es la principal atracción del parque. ´

«Se trata de una vertiente natural, es decir, una cascada de 60 metros de altura, que proviene del arroyo Cuña Pirú. El Salto a la Olla y la Cascada del Picaflor son otros de los lugares más concurridos dentro de la reserva», detalló. 

La permanencia en el parque es hasta las 18. En época de pandemia, las personas tienen que acatar las medidas de bioseguridad como el uso de barbijo y alcohol en gel. 

En el recorrido, el visitante necesitará sólo uno de sus sentidos para encontrar el inicio del salto: entre los trinos de las especies de pájaros que habitan esta selva virgen, podrá oír el constante ronroneo del torrente precipitándose.

Una serpenteante escalera de 375 escalones permite bajar hasta el pie de la cascada, lugar donde el sonido del alud de agua es aún más fuerte.

Matices de colores se fusionan en el parque, bañados por la bruma que emerge del salto, en esta selva que los guaraníes llaman «Ibirá Retá» (La Tierra de los Árboles).

Las imponentes guayubiras, donde anidan tucanes y carpinteros, parecen tocar el cielo, mientras helechos, musgos y hongos cubren el suelo, a manera de una heterogénea alfombra viviente.

La palmera pindó, con su fruto parecido a un caramelo, es el dulce preferido de ardillas y monos. Lapachos desperdigados a granel dejan caer sus hojas para dar lugar a ramilletes de flores fucsias y amarillas, simulando pinceladas de colores en medio del frondoso manto verde.

Bajo la sombra de estos gigantes, se encuentran especies que dan alimento a aves y mamíferos, tal el yacaratiá, con sus frutas amarillas y carnosas, y la jaboticaba. Con sus amplias hojas buscando el sol, asoma el güembé, atrayendo con su particular fruta a bulliciosos loros.

La llegada de la primavera permite ver en lo alto las flores más bellas: orquídeas, claveles, caraguatas y bromelias convocan a veloces picaflores y mariposas, sirviendo de refugio a pequeños anfibios.

A través de diferentes senderos en deck, es posible entrar en la selva para despertar los sentidos y vivir una mágica experiencia al cobijo de la frescura del monte.

El parque conforma uno de los 25 AICAS (Áreas Importantes para la Conservación de las Aves), de la provincia, ya que, gracias a su abundante vegetación, es refugio de muchas especies, entre las que se encuentran las cinco variedades de tucanes: Grande, Pico Verde, Arasarí Fajado, Arasarí Chico y Arasarí Banana.

Otros cuatro saltos y cascadas complementan la aventura, a los que se accede por senderos agrestes, algunos más largos y dificultosos, como el que conduce a Salto la Olla y a la Cascada del Picaflor; y otros más cortos que permiten llegar a saltos más pequeños pero no menos encantadores, como el Salto Escondido y el Acutí.

El parque ofrece todos los servicios para comodidad del visitante: dispone de un maxikiosco en el que se puede obtener desde agua caliente para el mate, hasta elementos de primeros auxilios; un puesto de venta de artesanías locales, y sanitarios que se destacan por su limpieza y equipamiento.

El restaurante del predio, con una espectacular vista al cañadón del Salto Encantado, brinda al turista la posibilidad de disfrutar exquisitos platos típicos, mientras disfruta del entorno selvático incomparable.

El servicio de información turística se encuentra disponible en todo momento y su personal especializado trabaja con esmero para que el visitante pueda elegir, entre los recorridos posibles, el que más se adapte a sus gustos y posibilidades, tanto físicas como de disponibilidad de tiempo.

Las tarifas de acceso, muy económicas, están diferenciadas, comprendiendo una escala que va desde los $ 30 para los lugareños, hasta los $ 250 para extranjeros. El turista argentino abona un ingreso único de $ 150, mientras que los niños menores de seis años, personas con discapacidad y estudiantes de la provincia poseen acceso gratuito.

El parque se encuentra a 140 kilómetros al norte de Posadas, próximo a la localidad de Aristóbulo del Valle. Desde la capital misionera, se llega por la ruta nacional 12 hasta la localidad de Santa Ana, luego se toma la ruta provincial 103 hasta Oberá y, desde allí, la ruta nacional 14 hasta la ruta provincial 220, donde en el Paraje Salto Encantado se gira a la izquierda y se recorren tres kilómetros hasta el acceso al parque.

Imagen de portada: Gentileza de Cadena 3

FUENTE: Cadena 3 por Agustina Vivanco

Misiones, Salto Encantado, Parque Salto Encantado, Ministerio de Turismo

Los seis increíbles viajes en tren para ver España sin gastar mucho dinero.

De uno o varios días

Las rutas que se ofrecen a bordo de vagones, tanto nuevos como viejos, son muchas y variadas, con actividades, paisajes y entretenimiento que colorean todos los trayectos.

Los trenes turísticos son atracciones que ofrecen experiencias únicas para los turistas que valoran tanto el recorrido como el destino de sus viajes. Entre vistas espectaculares, comidas típicas o vagones históricos, las opciones para los viajeros son numerosas a lo largo de España. 

El portal informativo del Ministerio de Turismo ofrece una lista para que los interesados puedan explorar y escoger los diferentes trenes turísticos que pueden encontrar a lo largo de varias comunidades autónomas.

Tren al-Andalus

Los coches de este tren están llenos del lujo que podrían envidiar incluso algunos hoteles, con una decoración única, cuatro coches salón para disfrutar de la buena comida y animación y habitaciones en los mismos vagones en los que viajaba la monarquía británica. 

La ruta circular de siete días parte desde Sevilla y pasa por Jerez, Granada, Córdoba y los pueblos y ciudades más característicos del sur español. 

Tren transcantábrico

Tren Transcantábrico.

Tren Transcantábrico. – XURDE MARGARIDE/FEVE

La España Verde es la protagonista a lo largo del recorrido del viaje que ofrece el Transcantábrico. Por un lado, los viajeros pueden hacer un recorrido de seis días y cinco noches entre Bilbao y Gijón en el Costa Verde Express o pueden pasar ocho días y siete noches en el Transcantábrico Gran Lujo yendo entre San Sebastián y Santiago de Compostela. 

Los vagones ofrecen la máxima comodidad en sus espacios y comida, pero ver los valles y montañas a través de las ventanas y pasear por los destinos en los que para el tren son la mejor manera de aprovechar la travesía. 

Tren de la fresa

Campaña de otoño del Tren de la Fresa.

Campaña de otoño del Tren de la Fresa.

FUNDACIÓN FERROCARRILES ESPAÑOLES

Aranjuez, cuyo Paisaje Cultural  fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, es el punto de llegada de este tren, con vagones construidos entre 1914 y 1930, que sale del Museo del Ferrocarril en Madrid. 

Como indica el nombre, el trayecto está puntuado por degustaciones de las fresas que le dan fama al valle. Las diferentes rutas ofrecen visitas al Palacio Real de Aranjuez, al Jardín del Parterre, al Museo de Falúas y otros lugares famosos de la región.

Tren de Cervantes

Los fanáticos de la literatura también tienen una opción ideal entre los trenes turísticos. La ciudad de Alcalá de Henares, donde nació el legendario autor de las aventuras de Don Quijote de la Mancha, ofrece innumerables lugares con un inmenso valor cultural, como la Catedral, la Universidad y la casa de Miguel de Cervantes. También el camino contiene sus encantos, como los actores, vestidos como en la época del afamado escritor, que entretienen a los viajeros.

Trenes turísticos de Galicia

Tren turístico en Galicia.

Tren turístico en Galicia. – TURGALICIA

El paisaje gallego entra en primer plano con los diversos trenes temáticos en la región. La oferta es diversa: la Ruta de Faros y la Ruta de los Pazos y Jardines Históricos explican su atractivo con su nombre, mientras que otras ofrecen un recorrido por los sitios históricos y espacios naturales de Lugo u Ourense, como las estaciones termales en este último. Las catas de vino gallego también son populares en algunos paseos.

Tren dels Llacs panorámico.

Tren dels Llacs panorámico. – ACN / FGC

Los trenes de Cataluña no se quedan atrás, ofreciendo paisajes increíbles a bordo de trenes tanto modernos como históricos. Lleida es el escenario en el cual se desarrolla este paseo, con paradas en el Castell de Mur, el Parque Nacional d’Aigüestortes, las salinas de Gerri de la Sal y otros sitios de gran interés, como licorerías, restaurantes y una quesería artesanal.

Imagen de portada: Gentileza de La Información Noticias- España

FUENTE: La Información Noticias – España.