Rescatan en Venezuela a una cría de ajolote mexicano (en peligro crítico de extinción) que fue abandonada en una iglesia.

Una veterinaria venezolana ha decidido proteger al animal y darle los debidos cuidados dentro de una Fundación que rescata animales silvestres.

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Un bebé de ajolote mexicano fue encontrado por una familia cuando visitaban una iglesia en Venezuela. La cría del anfibio —amenazado en peligro crítico de extinción— estaba dentro de una pequeña bolsa que abandonaron debajo de una imagen de la Virgen del Carmen, reconocida dentro de la creencia católica como la patrona del mar y de los marineros.

Tras el hallazgo de esta especie, única en sus características físicas y genéticas, la familia llamó a la médico veterinario, artista plástico y directora de la Fundación Plumas y Colas en Libertad, Grecia Marquís, quien sostuvo una conversación con RT para explicar cómo fue el rescate del animal.

Rostro del ajolote resguardado en Caracas Grecia Marquis / Fundación Plumas y Colas en Libertad

Marquís, que tiene 20 años de experiencia de trabajo con animales y fauna silvestre, añade que el ajolote «es uno de los animales más impresionantes, maravillosos y extraños del planeta», porque es un anfibio que no hace metamorfosis, como ocurre con la Salamandra; y es capaz de regenerar partes y tejidos de su cuerpo.

«Es impresionante cómo puede regenerar su cuerpo, lo que lo convierte en el único vertebrado capaz de regenerar sus extremidades y tejidos de sus pulmones, corazón, ojos, ovarios, médula espinal y cerebro. Esto lo hace gracias a su carga genética, a su genoma, que es diez veces mayor a la del humano, de allí sus increíbles capacidades».

Otras características

Marquís resalta que el ajolote, cuyo nombre científico es Ambystoma mexicanum, es uno de los animales más estudiados por los científicos, pues sus características regenerativas podrían ser claves para encontrar la cura contra el cáncer.

El ajolote es un animal longevo, que puede vivir en su hábitat natural unos 10 años y en cautiverio hasta 20. Además puede llegar a medir 25 centímetros y se alimenta principalmente de moluscos, gusanos, larvas de insectos, crustáceos y algunos peces pequeños.

Son ovíparos y capaces de reproducirse una vez al año con dos métodos: uno sexual y otro asexual. Las hembras pueden poner entre 100 a 300 huevos, pero no todos eclosionan. Para nacer tardan entre 10 y 14 días.

El ajolote ya tiene su museo en México

El ajolote ya tiene su museo en México

La Comisión Nacional Forestal de México indica que esta especie heredó su nombre del náhuatl Axolotl, que significa monstruo de agua, y vive entre los bosques de Oyamel y en los humedales de Xochimilco, donde puede encontrarse en arroyos y ríos. Su presencia indica además que hay agua limpia y un ecosistema sano.

La conservación del ajolote va más allá del ámbito científico y biológico. También existe un vínculo cultural ancestral con esta especie al ser considerada, según explica la Fundación UNAM, como la hermana gemela de Quetzalcóatl, el Dios bueno, de la vida hermosa y feliz, que representaba la unión del plano terrenal con el espiritual para los pueblos prehispánicos de Mesoamérica.

En el pasado, los ajolotes tenían un hábitat que se extendía a los lagos de Texcoco, Xochimilco, Zumpango y Xaltocan, en el Valle de México, pero la presencia del ser humano, la destrucción de sus hogares y su extracción para tenerlos como mascotas, han generado la amenaza de extinción que presentan en la actualidad.

¿Cuál es la principal amenaza del ajolote?

Para la doctora Marquís, la presencia de este animal en Venezuela deja ver que existe al menos una persona que se dedica a reproducirlo en cautiverio. «Su historia es muy curiosa, alguien lo dejó allí por alguna razón, y al ver que es un animalito que está en peligro de extinción decidí quedarme con él».

«La reproducción en cautiverio ha logrado frenar los números rojos sobre su extinción», agrega la veterinaria y señala que una de las principales amenazas para este anfibio es la destrucción de su hábitat por la presencia del humano.

Marquís explica que la destrucción de los ambientes naturales se han convertido en un problema mundial que afecta a todas las especies. Por ejemplo, dice, en Venezuela hay en la actualidad una tala indiscriminada de árboles que está destruyendo el hábitat natural de muchas especies que pone en riesgo la biodiversidad y el ecosistema.

«En Caracas y en todo el país hay una tala masiva que afecta directamente la vida de todos. Al cortarse un árbol, las aves rapaces pierden sus lugares de anidación y la oportunidad de alimentarse. Además, con la tala de cada árbol se elimina un pequeño mundo de biodiversidad muy valioso, que acaba con la vida de colonias de insectos, invertebrados, nidos de aves y de mamíferos como ardillas, rabipelados, perezosos, puercoespines, entro otros».

¿Qué hace la Fundación Plumas y Colas en Libertad?

Marquis, que cuenta con una maestría en Gestión Ambiental, explica que desde la Fundación con la que trabaja desde hace 15 años, además de velar por las distintas especies que llegan heridas tras ser rescatadas por activistas, realizan una campaña para sensibilizar sobre el tráfico de animales silvestres, la importancia de que vivan en libertad y la conservación de sus hábitats.

La campaña, llamada ‘Mascota o prisionero’, busca generar empatía con animales como aves, tortugas, iguanas, monos, culebras, entre otros, que suelen se vendidos por traficantes en las carreteras del país. «Lo que queremos es que las personas sientan lo que puede vivir un animal enjaulado o encadenado, cuando debe vivir en libertad. Una mascota te recibe alegre, moviéndote la cola, corriendo por la casa, pero no un animalito encerrado o con una cadena en el cuello como pasa con los monos».

Aunque en Venezuela hay leyes que condenan el tráfico y tenencia de animales silvestres, Marquis considera que pese al trabajo de las autoridades en los últimos años, todavía queda mucho por hacer. «Los entes que regulan y que vigilan, como Guardería Ambiental (de la Guardia Nacional Bolivariana), que tiene una gran participación, deben tener más presencia en las carreteras para enfrentar a los traficantes de animales. No es solamente hacer campañas educativas para que la gente no compre animales silvestres, el tráfico de fauna tiene que ser penado. Debe haber castigo y vigilancia».

Marquís señala que cuando las autoridades decomisan animales a traficantes, deberían también procurar devolverlos a sus hábitats naturales y no encerrarlos en un zoológico, donde se les priva de libertad de por vida. «Desde mi experiencia, cuando recibo a estos animales que una vez fueron libres, evalúo cómo puedo ayudarlos para que vuelvan a la libertad y no queden en cautiverio. Por eso las experiencias más bonitas que tengo son las liberaciones».

La doctora resalta que las personas pueden llegar a tener como mascotas especies sumamente extrañas. «Una vez me llevaron a consulta privada un inmenso cangrejo azul y un escorpión gigante de EE.UU». También ha atendido halcones, búhos, gavilanes, guacamayas, roedores, entre otros.

«Nos han llegado búhos pequeños que se caen de sus nidos y nos toca enseñarlos como si fuéramos sus padres porque quedan huérfanos. Los entrenamos para que puedan vivir en libertad y puedan sobrevivir, porque los depredadores como ellos, las rapaces, están en lo más alto de la pirámide alimenticia y cumplen una función muy importante en el ecosistema».

¿Cómo financia su trabajo?

La Fundación que dirige Marquis trabaja a través de la autogestión, pues no cuenta con apoyo financiero privado o gubernamental.

Los pocos recursos que maneja para atender a los animales que rescatan se obtienen a través de donaciones y de la venta de pinturas y otras piezas de arte que ella misma realiza.

«La situación económica actual ha puesto un poco difícil la venta de arte, pero igual lo sigo haciendo. También hago llamados para que las personas aporten lo que puedan, porque todas las donaciones son valiosas».

La fundación a cargo de la doctora Marquís se encuentra ubicada en La Trinidad, en el estado Miranda, cerca del llamado Bosque del Volcán, entre los municipios Baruta y El Hatillo, un lugar que —advierte— está siendo dañado por la recurrente actividad humana que ha venido en aumento para realizar actividades turísticas y deportivas.

Imagen de portada: Gentileza de Arno Burgi 

/ http://www.globallookpress.com

FUENTE RESPONSABLE: RT En vivo. Por Orlando Rangel Y.

Animales/Deforestación/Medio Ambiente/México/Venezuela/

América Latina/Curiosidades/Medicina

La poderosa influencia de las Canarias en el español caribeño (y qué hace que los canarios suenen como cubanos o venezolanos).

En la isla de La Palma, cada año se festeja el retorno de los emigrantes canarios desde Cuba. La fiesta se conoce como el Carnaval de los Indianos.

En Canarias no se toma el autobús, como en buena parte de España, se toma la guagua. No se come cacahuete, se come maní. La basura no se tira, se bota.

Un viaje por cualquiera de sus islas y el acento y vocabulario pueden desorientar a un despistado, que puede pensar que ha llegado a Cuba o a Venezuela. Incluso a ambos países a la vez.

Las coincidencias no son casualidad.

Desde el siglo XVI hasta nuestros días, Canarias y América Latina, en particular el Caribe, han mantenido una relación muy estrecha.

Es por ello que los lingüistas no dudan en afirmar que «no hay español más europeo que el del Caribe y no hay español más latinoamericano que el de Canarias».

Pero, ¿por qué entre los mismos canarios algunos nos recuerdan el acento de venezolanos y otros de cubanos?

Colonizaciones simultáneas

La lengua española llegó a Canarias y a América Latina prácticamente al mismo tiempo.

Lanzarote, Fuerteventura, El Hierro y La Gomera fueron conquistadas en la primera mitad del siglo XV, y en 1496, la corona de Castilla culminó su conquista sobre el resto de islas, Gran Canaria, Tenerife y La Palma.

Es decir, solo cuatro años después de que Cristóbal Colón llegara a América.

Antes de la llegada de los europeos, en Canarias existían distintas comunidades aborígenes que hablaban lenguas de origen bereber.

Desembarco de Cristóbal Colón en América en 1492.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El español de Canarias y América Latina es muy parecido porque ambas regiones tuvieron procesos de colonización paralelos.

«Canarias fue el primer gran experimento del español fuera de España y esto influyó mucho en cómo se terminó hablando en América Latina», afirma el historiador Manuel Hernández, de la Universidad de La Laguna en Canarias.

El español que llegó a Canarias ya tenía ciertas particularidades que lo hacían diferente al que se hablaba en Castilla.

Estaba muy influido por el andaluz, dado que muchos de los conquistadores procedían de Andalucía occidental, en el sur de España, y Extremadura, en el suroeste.

De ahí que en general, los canarios sesean y en la práctica generalmente no distingan entre la C, la Z y la S.

Sí, como también sucede en América Latina.

Además de este seseo, los expertos también observan como rasgo común la debilidad a la hora de pronunciar consonantes al final de cada sílaba.

Luego, en cuanto al vocabulario, hubo gran influencia de los portugueses, que llegaron a Canarias muy poco después de la conquista y fueron protagonistas de los sectores primarios de la economía, como la agricultura, la pesca o la producción del vino y el azúcar.

«Los portugueses manejan un vocabulario atlántico que nutrió al español de Canarias. Los castellanos eran de tierra adentro y algunos andaluces conocían el Mediterráneo, pero la nueva realidad necesitó palabras nuevas que no existían», indica Marcial Morera, miembro de la Academia Canaria de la Lengua.

Vista aérea de una costa en Lanzarote, Islas Canarias.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La geografía y climatología de Canarias, muy distinta a la peninsular española, fomenta la adaptación de un español distinto que luego se transmitió en América.

Así, muchas palabras canarias son adaptaciones del portugués al español, lo que se conoce como portuguesismos.

Ejemplos hay varios en el español que usamos a diario en muchos países de América Latina. Amarrar en lugar de atar, botar en vez de echar, gavetas en lugar de cajón o fósforo en vez de cerilla.

«Muchas son palabras sobre todo derivadas del lenguaje marinero de los portugueses», explica Morera.

Al igual que en Canarias, la mayoría de conquistadores que llegaron a América procedían de Extremadura y Andalucía.

Esto nos lleva a la pregunta de por qué es el modo de hablar canario el que acaba imponiéndose en el Caribe.

Migración constante y familiar

Una razón puede encontrarse en el tipo de migrantes.

A diferencia de los procedentes de Andalucía, Extremadura y Castilla, en su mayoría varones, cuando los canarios buscaron oportunidades en el «nuevo mundo», lo hicieron desplazándose en familia y con gran presencia femenina, incluso desde barrios y municipios enteros.

«Esa migración familiar y comunitaria permitió la transformación del habla. En Cuba, Venezuela, Puerto Rico y República Dominicana hay pueblos enteros que fueron fundados por familias canarias», cuenta Hernández.

Puerto de La Habana en Cuba.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Grabado del puerto de La Habana, en Cuba.

También influyó en la rápida absorción del canario en las Antillas -a diferencia de en otras regiones de América Latina-, lo diezmada que quedó la población autóctona tras las primeras décadas de conquista.

«En 1650, en Cuba apenas había 20.000 habitantes. Las Canarias, mucho más pequeñas en territorio, tenían más de 100.000», dice el experto.

Eso propició que el acento y vocabulario de Las Canarias se impusieran sobre otros acentos.

Grabado sobre corte de caña de azúcar en la Cuba colonial.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La industria azucarera cubana atrajo miles de migrantes canarios por más de 300 años.

Viajes de ida y vuelta

El caso de Cuba es especialmente notorio porque el flujo migratorio se mantuvo durante siglos.

«Emigraban una y otra vez para trabajar en la industria azucarera y tabacalera. Allí había oportunidades laborales que no encontraban en Canarias», comenta Hernández.

«El parecido del canario con el cubano es evidente y es quizás donde se encuentren las mayores similitudes. Algo lógico, porque la presencia canaria en la conformación cubana de los siglos XVI, XVII Y XVIII es enorme», completa Morera.

Todavía en el siglo XIX y comienzos del XX, los canarios seguían buscando fortuna en Cuba.

Aunque el profesor Francisco Jesús Moreno, del Centro Heidelberg para estudios Iberoamericanos, advierte que entonces se daba un tipo de migración diferente.

Refinería de petróleo en Venezuela.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El auge del petróleo en Venezuela fue reclamo migratorio de muchos rincones del mundo, incluyendo las Islas Canarias.

«Ya no solo emigraban para vivir por siempre. Muchos iban, trabajaban de sol a sol durante dos o tres años, y regresaban a Canarias para comprarse allí un terreno».

La migración a Cuba empezó a disminuir a partir del crac de 1929 y prácticamente terminó en 1959, con la llegada de Fidel Castro al poder.

La revolución comunista hizo que muchos emigrados canarios, de primera y otras generaciones, apresuraron su regreso a sus islas tras la expropiación de negocios y propiedades.

«Regresaron con una mano delante y otra detrás», afirma Morera.

Esto, a su vez, hizo que los nuevos emigrados influyeran en el español canario.

El boom de Venezuela

En ese contexto, Venezuela, que a mitad de siglo XX ofrecía grandes oportunidades económicas gracias a la industria petrolera, se convirtió en el destino preferido de los canarios.

Marcial Morera también vincula el impulso migratorio a Venezuela al idioma y la similitud del acento.

«El español venezolano se conforma a partir del español del Caribe en el que, como comentamos, Canarias participó de forma importante», dice.

Edificios modernos en Caracas en 1970.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La modernización y auge económico de Venezuela atrajo mucha más migración canaria, especialmente tras la llegada del comunismo a Cuba.

Si bien los canarios comenzaron a asentarse en este país también desde tiempos de la conquista, la mayor oleada se produjo entre los 40 y los 70 del siglo pasado.

Emigraron algo más de 100.000 personas desde Canarias, especialmente desde las islas occidentales como El Hierro, Tenerife y en menor medida Gran Canaria.

Fue la época de la posguerra y los años de aislamiento español durante el franquismo, caracterizados por la precariedad económica.

«La crisis en Canarias y la última época dorada del petróleo llevó a numerosos migrantes, generalmente jóvenes, a arraigarse allí. Las mujeres supusieron más de la mitad de la emigración», comenta Hernández.

Sin embargo, con el empeoramiento de la economía venezolana desde los 90 , la transición democrática en España y el desarrollo del turismo, varias generaciones regresaron a las islas.

«Lo mismo que pasó con Cuba, pero unas décadas después. Muchos nietos de canarios han venido ahora para acá», agrega Hernández.

Acentos uniformes y diferencias

El aislamiento entre las propias islas Canarias y el resultado de cientos de años de migración y retornos ha hecho que en cada isla, incluso municipio, se hable de forma distinta.

Pan con guayaba.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Tanto en Canarias como Cuba se conoce como pan con timba al pan con guayaba.

«Las islas no tienen una forma uniforme de hablar. En Las Palmas o Lanzarote suenan más parecido a los cubanos. Luego, las canarias occidentales como Tenerife o El Hierro han tenido mucho más influencia del mundo venezolano. Más del 70% de los migrantes a Venezuela vinieron de esas islas», apunta Hernández.

«Es normal que en El Hierro, por ejemplo, se note más la similitud al venezolano. En una isla tan pequeña, el peso de los retornados ha sido más fuerte», añade.

Moreno agrega que, a pesar de las diferencias entre islas, ahora que la gente se mueve entre unas y otras, los acentos y vocabularios están más mezclados.

Foto del centro de Valverde, capital de El Hierro.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En algunas islas más pequeñas, como El Hierro, el peso de los retornados ha tenido un impacto más visible en el habla y vocabulario.

Las diferencias a veces son casi imperceptibles y dependen de la entonación y el origen de algunas palabras del vocabulario.

Aunque en el primer caso, como apunta Moreno, «se han hecho estudios en que la curva del habla entre Las Palmas de Gran Canaria y La Habana, o incluso Santo Domingo, las similitudes son idénticas».

Luego, en cuanto al vocabulario, el español de Canarias y el Caribe también fue influido por los pobladores originales

«En Canarias se usan ‘guanchismos’, palabras derivadas de los indígenas guanches, entre las que destacan ejemplos como ‘gofio’ para referirse a la harina de maíz o ‘mareta’, para nombrar un estanque de agua de lluvia», dice Moreno.

Y añade que en el Caribe se usan «indigenismos de diversas lenguas como ‘guajiro’ para sinónimo de campesino y africanismos como ‘bemba’ para los labios o ‘malanga’ para un tipo de tubérculo».

Toda esta inverosímil mezcla ha resultado en la extraordinaria vivacidad y creatividad el español caribeño.

Carnaval en Canarias

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las Islas Canarias son famosas por sus carnavales.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: HayFestivalArequipa@BBC Mundo por José Carlos Cueto

Sociedad/Cultura/Emigración/Las Islas Canarias/Cuba/Venezuela/España/Idioma

La mujer que murió dos veces: «Podía oír y ver todo, pero no podía moverme».

Rafaela Baroni tiene 82 años y vive en un pueblo de Venezuela. Estuvieron a punto de enterrarla dos veces. Los detalles.

Rafaela Baroni es una venezolana muy particular. En el pequeño pueblo de Betijoque, en el estado de Trujillo, es una celebridad, en parte por sus valiosas obras como artista plástica, casi todas apuntadas al arte religioso, pero mucho más porque «volvió dos veces de la muerte», experiencias de las que Rafaela, hoy de 82 años, cuenta vivencias con una precisión sIngular. 

La primera vez que Rafaela «murió» era una niña, tenía apenas 11 años, ya había perdido a su padre y su madre se había vuelto a casar mudándose a Mérida, donde una tarde de 1945 la encontraron inmóvil y sin signos vitales.

La llevaron de urgencia a un médico que vivía en las cercanías y el médico, tras revisar, confirmó la peor noticia: «la pequeña ha muerto». Luego de tan terrible desenlace, inexplicable porque Rafaela parecía gozar de buena salud, se hizo el velatorio, y cuando estaban por sepultarla la nena empezó a moverse, sumiendo a todos en shock. Desde entonces sería «Rafaela, la que volvió de la muerte». 

Ella recuerda el tema «como si fuera hoy», dice, «recuerdo que oía todas las conversaciones, hasta veía a los asistentes, me alegré incluso cuando vi que habían venido mis abuelos, me acuerdo de mi desesperación cuando veía que me iban a enterrar y yo trataba de moverme y decirles que estaba viva…».

«El milagro de Rafaela» ganó todas las conversaciones, y le dio un aire de misticismo que la acompañaría toda su vida, señalando incluso su tarea como artista plástica. «Recuerdo que quería ayudar a todos, una vez murió una vecina de lepra y nadie quería tocarla para vestirla antes de enterrarla para no contagiarse, yo fui y me encargué de vestirla y la metía en el ataúd, lo que hizo que luego cuando alguien tenía desgracias en la familia me llamara para ‘preparar a sus muertos’, hice ese trabajo unos cuantos años…», indica con una sonrisa.

El matrimonio de Rafaela con Leopoldo Sánchez, un hombre con el que recuerda haberse casado «en contra de mi voluntad», no duró mucho y a los 31 años se volvió a casar con «el amor de mi vida, Rogelio Albornoz», hasta que en 1977, después llegaría «su segunda muerte». 

«Estuve muy enferma, pasé 19 días en coma y finalmente me dieron por muerta otra vez, llegue a estar así casi tres días, no me enterraron porque había unos papeles que faltaban, así que me llevaron a la morgue de Boconó y me dejaron en el piso hasta que aparecieran esos papeles», contó Rafaela de aquella situación,recordando que también «podía ver y escuchar todo, cuando los empleados de la Morgue vinieron finalmente a buscarme, empecé a moverme y allí casi se mueren ellos del susto. Salieron corriendo gritando que estaba viva…», apuntó.

Hoy, en Betijoque, a «la mujer que murió dos veces» la gente le lleva a familiares con diversos problemas de salud «para que los cure», sobre todo chicos. 

Gente de todas partes de Venezuela peregrina a su casa, y como anécdota Rafaela recuerda que en 1997, cuando Hugo Chávez pasó en campaña por la zona, ella le tomó las manos y vio el final que tendría: «Le dije ‘Presidente, no necesitas buscar votos, tú tienes que cuidarte porque te viene algo muy bravo'».

La foto de Rafaela con Hugo Chávez, en la campaña de 1997. «Ví lo que iba a pasar», dijo la mujer.

Esa «segunda muerte», hizo que los médicos estudiarán detenidamente su caso y fue cuando al fin le diagnosticaron «catalepsia», un estado en el que se yace sin poder moverse, incluso sin signos vitales, pero en estado de consciencia. 

Las razones por las que se puede producir son múltiples y en el caso de Rafaela nunca fue explícito. Ese segundo episodio que lleva a que la entierran viva no fue sin graves secuelas, perdió el habla durante meses. Luego llegaría un accidente de tránsito, varias circunstancias traumáticas, incluso una internación por varios meses en un hospital psiquiátrico, ceguera temporal, hasta que Rafaela cuenta que apareció en mis sueños la Virgen del Espejo, y en homenaje a ella empecé a tallar en madera, y seguirán diversas manifestaciones artísticas, todas con el tono religioso como norte.

Las pinturas y esculturas de Rafaela Baroni remiten casi siempre a motivos religiosos.

«Ya he pasado los 80 años y espero la muerte todos los días», señala, espero que me entierren en la cripta que yo misma he hecho en Paraíso de Aleafar, taparán mi cara con un blanco lienzo, me vestirán de azul como yo quiero (…) Volará mi alma no sé si al cielo o al infierno, donde Dios tiene reservado mi lugar…».

Imagen de portada: Gentileza de Editorial Perfil

FUENTE RESPONSABLE: Redacción Editorial Perfil 

Muerte/Catalepsia/Vida/Sociedad/Venezuela.