La «América profunda» de Rodolfo Kusch renace en ciclos y libros.

Más allá de las recientes jornadas realizadas en Jujuy o en el CCK sobre su obra, en el centenario del natalicio del filósofo y escritor Rodolfo Kusch su pensamiento cobra vigencia en el libro «El teatrar de Rodolfo Kusch» desde una dimensión poco abordada de su quehacer, la de su dramaturgia, donde al igual que en su producción ensayística buscar dar cuenta de una América profunda, desechando la idea de un teatro burgués al que critica por reproducir modelos ajenos y darle la espalda a lo identitario.

Filósofo, antropólogo y dramaturgo, y uno de los olvidados por la academia durante bastante tiempo, Günter Rodolfo Kusch (1922-1979) es considerado uno de los fundadores de la Filosofía de la Liberación y un anticipador de la corriente intercultural de la filosofía y las ciencias sociales contemporáneas a partir de sus investigaciones y ensayos sobre la cultura popular, ideas que condensó en textos como «La seducción de la barbarie» (1953) o «América profunda» (1962).

Con una obra situada en el pensamiento popular e indígena americano, dedicó gran parte de sus 57 años de vida a describir esa América profunda, como él la llamaba, una obsesión que lo llevó a realizar trabajos de campo en el noroeste argentino, en Bolivia y Perú, lugares donde también se desempeñó como profesor de filosofía y antropología. Su decir lúcido pero indócil provocó que en 1976 le revocaran sus cargos en la Universidad Nacional de Salta, por lo que decidió mudarse a Maimará (Jujuy), un pequeño pueblo en el corazón de la Quebrada de Humahuaca, desde donde continuó trabajando y escribiendo.

A cien años de su nacimiento, su pensamiento fue retomado recientemente en dos ciclos -uno realizado en el CCK y otro en Maimará (Jujuy)- pero además junio, mes de su fallecimiento, fue declarado por la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA, de donde egresó en 1948, como el «Mes de Rodolfo Kusch».

La revalidación de sus aportes se prolonga ahora en «El teatrar de Rodolfo Kusch», texto publicado por el Centro Cultural de la Cooperación «Floreal Gorini» (CCC) y realizado por Jorge Dubatti y Juan Pablo Pérez, que se presenta como un homenaje al pensamiento del filósofo argentino, que incluye textos de ambos investigadores y prólogo del dramaturgo Mauricio Kartún.

«Hacer arte supone una revelación, porque implica sacar a relucir la verdad, que yace en lo más profundo del país, para llevarla a la escena, al papel o al cuadro. Pero hacer eso entre nosotros significa crearlo todo de nuevo», dice Kusch en «Traición o cultura» (1960), mientras plantea la necesidad de una «revolución cultural», como parte de sus reflexiones críticas que mantienen su vigencia en esa búsqueda de la esencia geográfica, humana, en eterna disputa.

Y si bien con el tiempo nuevos conceptos se trasladan al habla cotidiana y las expresiones artísticas, tal vez, podría imaginarse al autor disertando sobre la deconstrucción de Jacques Derrida, el pensamiento situado, el compost y el residuo (Donna Haraway), o bien la tan en boga «cancelación» cultural. Una actualidad que también se soslaya en esa crítica a la clase media y la academia acomodaticia que lo hace hablar del «blanco descastado de los suburbios, el mestizo y el indio».

El flamante libro rescata el Manifiesto Arte de América de 1959, «un texto que invita a repensar la historia del teatro argentino» como dice Dubatti, y que pone en palabras el quehacer del grupo fundado en 1957 del cual Kusch es su voz, a través de sus doce propósitos.

Además, incluye prefacios de las obras de teatro «Tango», «Credo rante» y «La muerte del Chacho» o textos como «El sentido de lo trágico en el arte indígena», donde contrapone la concepción trágica griega y occidental que sanciona, a ese otro «teatro sin sanción», y revela una naturaleza ante la cual hay respuestas comunitarias que distan de la idea de dominio que predomina en economías y políticas.

Y como antecedente, este teatrar que evade lo formal, tiene en «Arte, Estética, Literatura y Teatro en Rodolfo Kusch», reeditado en pandemia y coordinado por el investigador José Tasat y Pérez, textos sobre esa obra temprana del autor que nunca abandonó, pero que fue eclipsada por la filosófica.

El libro surgió como un «repensar un repertorio de trabajo y producción de Kusch que arranca tempranamente con la literatura y la estética en los años 40 y 50 y que tiene continuidad hasta principios de los 70», en paralelo a su trabajo filosófico, cuenta Pérez en diálogo con Télam. Y prosigue: «Nunca dejó de lado la reflexión y los modos de producir y pensar en distintos lenguajes y disciplinas, la condición de lo artístico para pensar lo americano».

«El fútbol es hoy un deporte de élite en cuanto a su recepción, consumo, participación. Ha dejado, bastante más allá de lo masivo, de ser popular en los términos en que lo plantea Kusch»

Juan Pablo Pérez

«Entre 1956 y 1960 escribe sus cuatro obras de teatro, pensándolas desde lo popular, lo americano con cierto cruce de la historia con la memoria oral», a la que se suma «una pieza tardía, ‘Cafetín’ (1965), su última obra que nunca publicó y que de algún modo estaba dialogando con las experiencia de finales de los 60 y principios de los 70 que después se transformaron en los audiovisuales a los que llama ‘puchometrajes'», señala.

La propuesta del libro responde a adentrarse «en esa producción y reflexión teatral, en otros modos de hacer y de pensar el lenguaje de lo americano», desde el teatro y las artes visuales.

Es así que a través del teatro como disparador se concentraron «en la segunda mitad de los años 50 que llevó a Kusch a posicionarse como dramaturgo, como una de las facetas del intelectual que no sólo debe pensar la realidad desde la filosofía o la literatura, sino también desde la dramaturgia», explica Pérez.

¿Cómo se repiensa el concepto de teatralidad que se inscribe en el título del libro? «El término es de Mauricio Kartún y el propósito era jugar con esa idea de que el teatro ‘teatra’, entonces el teatrar en Rodolfo Kusch también aborda en su concepto otra dramaturgia en torno a a pensar un arte americano y popular, que el autor plantea en algunos pasajes y en algunos aforismos del Manifiesto colectivo de Arte de América que no firma, por lo cual no fue recopilado en las obras completas».

Sin embargo, ese texto tiene la impronta de su escritura, «su mirada crítica de pensar que el teatro o el arte o la estética pueden estar a la misma altura de pensar las experiencias, las vivencias y las prácticas asociadas a la vida cotidiana, al fútbol o como dice él, a un mensaje inscripto en la letrina de un baño público», explica Pérez.

«El concepto de teatralidad, del teatrar como el de estética, está desbordando la noción de arte occidental y esa es su preocupación, querer dar cuenta de una búsqueda de otra formalidad de pensar, de un canon que no sea occidental -indica el investigador-. Kusch habla de un arte monstruoso, pero más allá de esas categorías, está el recorrido que va del contenido a la forma», a través del contenido el encontrar una forma que pueda expresar otros modos desde la literatura o el teatro, en este caso, del hacer colectivo, comunitario, que pueda dar cuenta de lo popular en América, esa sería un poco la idea», explica.

Pérez indica que en la idea de Kusch de “maltratar al teatro” se resume un gesto vanguardista al querer implosionar todo, porque “es preciso buscar una forma americana”, y ya no ese teatro burgués al que se debe poner en debate y discusión. Un teatro al que el pensador critica por reproducir modelos ajenos y darle la espalda a lo “autóctono”.

Pérez imagina que «esta suerte de implosionarlo todo, de revolucionar las prácticas teatrales» que conlleva ese «teatrar colectivo, comunitario sobre su propia práctica como dramaturgo y trabajo colectivo a través del grupo Arte de América» implicaba en Kush el ensayo de un «teatro comunitario» compuesto por «artistas quizás no profesionales, que daban cuenta de sus propias historias. Un teatro hecho por la propia comunidad, el propio pueblo que cuenta su historia, y de algún modo, ese teatro pensado itinerante, pudiera recorrer distintos lugares amplificando en el territorio las propias historias de vida».

«Kush está indagando, buscando otros modos del hacer teatral, pero sobre todo quiere derribar los preconceptos de lo popular, lo americano y sus modos de representación a través del teatro burgués», indica Pérez como una posible respuesta de la propuesta dramatúrgica.

«Para un arte grande se necesita al pueblo» decía Kush, para quien las expresiones subversivas están en la baguala, el tango, el sainete o el fútbol. Pero a la distancia ¿cuáles serían las expresiones actuales de esa fealdad y hediondez de las que habla el pensador? ¿cómo pensarlas contemporáneamente? «El fútbol es hoy un deporte de élite en cuanto a su recepción, consumo, participación. Ha dejado, bastante más allá de lo masivo, de ser popular en los términos en que lo plantea Kusch», apunta.

«Algo que está presente en el prólogo de Kartún, algo que está en lo periférico, lo marginal, en las movilizaciones sociales, los acampes, pensando sobre todo desde la crisis del 2001 en adelante. Tiene que ver con lo comunitario, lo colectivo, con lo que desborda esas lógicas normativas de la pulcritud que impone el sistema constantemente. Entonces habría que indagar en otros espacios y ámbitos para poder pensar esa teatralidad de las que nos hablaba Kush a la hora de imaginar y de construir algún sentido de lo popular», concluye Pérez.

¿POR QUÉ LEER A RODOLFO KUSCH?

Autor de ensayos filosóficos como «América profunda» y de obras de teatro que rescatan las prácticas populares, entre otros textos y ensayos, Rodolfo Kusch es uno de esos autores indispensables para pensar desde el presente las «condiciones de lo americano», como plantea el investigador Juan Pablo Pérez.

¿Por qué el Papa recomienda su lectura y por qué se vuelve tan urgente recuperar el pensamiento de Rodolfo Kusch? «Esta mención tiene que ver con esa línea de formación de los filósofos de la filosofía de la liberación, en la que inicialmente estaban juntos y después cada uno siguió su camino».

«Kusch fue un poco el mentor asociado al pensamiento más de la religión y la liberación de los jesuitas y en algunos casos de los curas de la opción por los pobres o del tercer mundo. Un universo del que formaba parte en su momento el actual Papa y que tenía como referentes a Kusch, Enrique Dussel y Carlos Cullen», en ese contexto de principios de los años 1970, plantea Pérez.

Y en ese sentido, recuperar ese horizonte liberador que planteaba la filosofía de la liberación y que tenía como antecedente inmediato el pensamiento filosófico del autor responde a un momento de pensar más concreta y orgánicamente la realidad y la coyuntura política de finales de los 60 y principios de los 70, que a finales de los 90 con la globalización, el neoliberalismo, la puesta en tensión, en disputa de las identidades culturales, vuelve a pensar una idea de dimensión humana anticoloníal», señala Pérez, al tiempo que recuerda lo dicho por Kush en 1975: «se trata de descubrir un nuevo horizonte humano, menos colonial, más auténtico y más americano», reflexiona.

Y argumenta: «En esta relación de lo neoliberal con la discusión de la visión de la clase media, de la que es consciente y que constantemente en su escritura va operando sobre repensar lo popular no como estereotipo si no desde su raíz más profunda en sus modos de hacer y de producir, a la vez, pensamiento, él interpela a la clase media y a los intelectuales que responden a esa misma dinámica. Y juega constantemente algo de la imposibilidad de comprender ciertos gestos, sentidos, prácticas, que responden a ese pensar popular en el cual se incluye como intelectual, filósofo y universitario».

«Es un gran interpelador del campo científico, universitario, teórico, y también es muy crítico de la idea de concientización teórica de las izquierdas en el contexto de esos años 60 y 70», acota Pérez.

«Pero nuestro arte es un arte sin pueblo. Estamos a horcajadas sobre un pueblo deformado vitalmente, frustrado por las experiencias y la soberbia de unos pocos que creen ser el país», escribe Kusch rescatado en el libro «El teatrar en Rodolfo Kush» y esta afirmación es tan actual que cabe el interrogante; ¿cómo se contrarresta desde lo cultural?.

La clave, tal vez, está en la frase «empezar todo de nuevo», muy usada por Kusch y a la que Pérez relaciona con la pregunta sobre «¿qué mundo deseamos o construimos para todes» que tiene que ver con «barajar y dar de nuevo, inventar el mundo de nuevo, crearlo», una frase a la que el investigador caracteriza como «muy potente, muy crítica y a la vez muy esperanzadora».

Imagen de portada: «El teatrar de Rodolfo Kusch», texto publicado por el Centro Cultural de la Cooperación «Floreal Gorini» (CCC) y realizado por Jorge Dubatti y Juan Pablo Pérez/ Foto Jorge Aloy

FUENTE RESPONSABLE: Télam. Argentina. Por Marina Sepúlveda. 15 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/América Latina/Günter Rodolfo Kusch/Filosofía/ Libros.

 

La historia detrás de la imagen del lago verde de Guatemala que ganó el «Oscar de fotografía de vida silvestre».

El fotógrafo guatemalteco Daniel Núñez dice que se sintió como una estrella de cine cuando el Museo de Historia Natural de Londres reconoció su fotografía del lago de Amatitlán como una de las mejores fotografías de vida silvestre en 2022.

«Creo que para todo fotógrafo de vida silvestre es como un sueño llegar ahí», le cuenta a BBC Mundo. «Es, como por decirte, los Oscar o los Grammy de la fotografía de vida silvestre».

Sin embargo, Daniel dice que, de todas las razones que lo inspiraron a participar en el concurso Wildlife Photographer of the Year, la fama nunca fue la más importante.

«Te voy a ser honesto», empieza, con la frescura que le dan sus 24 años de edad.

«Esa no fue una foto que yo tenía planeada. Yo estaba volando mi dron y cuando vi ese momento, dije: ‘Yo tengo que capturar esto porque es una manera de mostrar el mal estado en el que está el lago de Amatitlán».

El Amatitlán es un emblemático lago que se encuentra en las cercanías de su natal Ciudad de Guatemala.

La imagen muestra cómo una microalga que crece de manera descontrolada en el lago por la contaminación tiñe el agua de un espectral verde fosforescente durante los meses de más calor.

«Lo que hace que esta imagen funcione es el elemento sorpresa», dijo la fotógrafa de National Geographic Jen Guyton, jueza del concurso, sobre la foto de Daniel.

«A primer vistazo, la parte derecha de la imagen pareciera ser un campo pastoso», agrega, «pero después te das cuenta de que es agua, e inmediatamente entiendes que hay algo que está seriamente mal en esta foto: es un ecosistema dañado y hay que hacer algo para arreglarlo».

En BBC Mundo, te contamos por qué se ha llegado a este punto y qué se está haciendo para evitar que la situación del lago se siga deteriorando.

El lago de Amatitlán.

FUENTE DE LA IMAGEN -GETTY IMAGES

El alga microcystis

Al lago de Amatitlán lo surte el río Villalobos, el cual recibe las aguas de otros ríos menores que nacen en los cerros occidentales de Ciudad de Guatemala.

El agua que estos ríos menores arrojan al Villalobos -y que, posteriormente, este deposita en el lago de Amatitlán- contiene los residuos sólidos y las aguas negras de al menos 14 municipalidades del área metropolitana de la ciudad capital.

De todas las poblaciones de la zona, apenas una está en capacidad de tratar las aguas residuales que van al río, explica a BBC Mundo Evelyn Rodas, directora científica de Ibagua ONG, una fundación que busca soluciones a la contaminación del lago.

«La orina tiene urea, la urea tiene nitrógeno. Lo mismo pasa con la materia fecal que no se descompone: genera nitrógeno. Y, junto al fósforo de los detergentes, son los nutrientes que alimentan a la microcystis», dice.

Esta alga microscópica -la doctora Rodas cuenta que cada alga es una célula individual- de un característico color verde azuloso emite unas toxinas que eliminan otro tipo de algas que ayudarían a su limpieza.

«Además, al ser fotosintética, durante las noches la microcystis absorbe el oxígeno que hay en el agua y mata a todos los peces».

Este proceso lleva a una muerte generalizada en el lago de Amatitlán -incluida la microcystis misma- lo cual, a su vez, genera sedimentación, reduciendo a velocidades agigantadas la profundidad del cuerpo de agua.

Como si fuera poco, y entendiendo el papel tan importante que juega el nitrógeno en todo este proceso, la doctora Rodas dice que existen unas 40 industrias que descargan sus desechos al lago.

«Lo que hacen es que, digamos, se les hace control de sus aguas y, si pasan los niveles de nitrógeno, pagan una multa».

Un lago dividido en dos

Jóvenes en el lago Amatitlán.

FUENTE DE LA IMAGEN – LUIS SÁNCHEZ. A pesar de las condiciones del agua, los residentes de las zonas aledañas siguen dependiendo del lago en sus vidas diarias.

El lago de Amatitlán, además, tiene una particularidad topográfica.

«El lago está dividido en dos», le explica a BBC Mundo Manolo Ralda, director de la ONG LocosXAmati, iniciativa privada de un empresario local.

«A mediados de 1800 se construyó el ferrocarril de Guatemala. Como no había la tecnología o el dinero para construir un puente que cruzara la parte más angosta del lago, construyeron un dique y dejaron comunicación a través de un canal de seis metros de ancho», agrega.

Esto hace que la mayoría de la contaminación se mantenga aislada en la parte norte del lago.

«Este lado del lago [el costado sur] no tiene poblaciones grandes que lo contaminen con heces fecales. No hay industria. Lo que tenemos son fincas, fundos, haciendas de caña y de café a los alrededores», explica Ralda.

Aunque la doctora Rodas advierte que del lado sur llega también nitrógeno, en forma de los pesticidas que llegan a Amatitlán cuando la lluvia escurre a través de las cosechas.

Aun así, la distribución del lago es un simbolismo inusitado de la inequidad que vive el país: mientras en la parte sur del lago se mantienen las actividades deportivas, la pesca y las casas de fin de semana de algunas familias adineradas de la ciudad, en la parte norte las poblaciones sufren los embates de los malos olores, los problemas en la piel y las afectaciones económicas.

Responsabilidad incierta

Basura flotando en el lago de Amatitlán

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. El lago recibe toneladas de residuos sólidos, especialmente en las épocas de lluvia.

Mynor Morales, alcalde de uno de los municipios a orillas del lago, San Miguel Petapa, le contó a BBC Mundo que recuerda cuando la contaminación del lago no había llegado a los niveles que tiene hoy.

«Antes era un sitio donde había club de pesca, había muchos vecinos que se dedicaban al tema. Hoy ha ido mermando», dice con nostalgia.

Con la industrialización del área metropolitana de Ciudad de Guatemala, el río y, como consecuencia, el lago se convirtieron en el vertedero de los más de 5 millones de residentes que hoy viven en la zona.

Para finales de los 90 cuando nació Daniel, el fotógrafo, el lago ya estaba completamente contaminado.

En 2006 se aprobó una ley que buscaba controlar los niveles de nitrógeno en el lago, pero desde entonces los municipios aledaños al lago les han pedido a las autoridades que prorroguen la entrada en vigor de las sanciones por incumplimiento.

Alegan que no tienen el presupuesto para construir las plantas de tratamiento de aguas que les exige la norma.

Pero cuando el director de la autoridad ambiental de la cuenca y del lago de Amatitlán, AMSA, Héctor Zambrano, habló con BBC Mundo, dijo que el presupuesto había estado ahí por casi 15 años, desde que él estuvo por primera vez a cargo de la institución.

Según Zambrano, el tema no es que no haya presupuesto para las plantas de tratamiento sino que las administraciones locales usan el dinero destinado para las plantas para otro tipo de proyectos.

«Si tú vas a ver los proyectos que ellos están priorizando son estadios para jugar fútbol, parques: cosas que no benefician en sí», indica Zambrano.

Fuentes en el Viceministerio de Aguas le confirmaron a BBC Mundo que la legislación actualizada de aguas exige que para 2031, el 100% de las aguas residuales que lleguen al río Villalobos sean tratadas previamente.

Lo que no está claro es si el lago podrá sobrevivir hasta entonces.

¿Una luz al final del túnel?

Redes recolectando la basura del lago Amatitlán, en Guatemala

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. En algunos puntos de la desembocadura del río se usan redes para recoger los sólidos del agua.

La doctora Rodas dice que, si el proceso de sedimentación del lago de Amatitlán continúa a la velocidad que avanza actualmente, podría ser un pantano en menos de 20 años.

Además, dice que las tecnologías que se usan actualmente para el tratamiento del lago son anticuadas y demoradas.

Por eso, luego de hablar con expertos a nivel mundial, cree haber llegado a una solución que acaba de ser reconocida con el premio nacional a la innovación en pro de la salud que otorga la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología de Guatemala.

«La alternativa es la nanoburbuja», una tecnología que Rodas lleva ocho meses impulsando tras encontrar que daba excelentes resultados en Japón.

«El dispositivo genera unas burbujas ultramicroscópicas con oxígeno puro -100 veces más pequeñas que las microalgas- y rompe la membrana de la célula», explica.

Rodas espera que si se instalan varias de estás máquinas que generan nanoburbujas en el lago y en la desembocadura del río Villalobos, el lago pueda empezar a recuperarse en semanas.

La experta presentará nuevamente su proyecto a las autoridades ambientales para recibir la financiación que necesita.

Los que siguen la pelea

Una mujer con una pancarta durante una protesta.

FUENTE DE LA IMAGEN – DANNY HERNÁNDEZ. El saneamiento del lago es algo que mueve a todos los que viven a sus alrededores.

¿De dónde sale la pasión de estos guatemaltecos que buscan salvar al lago de Amatitlán?

«Se me salen las lágrimas cada vez que recuerdo por qué estoy haciendo esto», dice Rodas entre sollozos. Ella le ha dedicado los últimos 7 años de su vida a encontrarle soluciones al tema de Amatitlán.

«En todos los monitoreos del lago en los que estuve vi a niños bañándose en esas aguas. Y lavando sus platitos, y pescando peces miniatura y comiendo eso.

«Realmente es muy triste y no sé cómo nadie puede entenderlo», enfatiza Rodas.

De igual manera, Manolo Ralda, de LocosXAmati, cierra su conversación con BBC Mundo diciendo que el saneamiento del lago puede representar algo mucho más grande que una victoria ambiental:

«Salvar el lago puede convertirse en un símbolo para los guatemaltecos de que cualquier cosa se puede lograr».

Y para Daniel, el fotógrafo, haber logrado visibilizar la problemática de Amatitlán es un gran motivo de orgullo: «La fotografía tiene ese poder. Imagínate que gente de otras partes del mundo se haya impactado por la contaminación del lago».

«Creo que es muy importante porque estamos viendo los efectos que el humano está causando y tal vez es una forma para que las instituciones de mi país aceleren los procesos. Creo que también es una forma como de meter un poco de presión, ¿me entiendes?».

De lo que no hay duda es que el tema ya está uniendo a algunos guatemaltecos que ven en el lago un símbolo de la lucha que hay que dar por su país.

Imagen de portada: DANIEL NÚÑEZ. En la foto ganadora del premio del Museo de Historia Natural de Londres se logra ver claramente los efectos de la Microcystis, un alga producto de la contaminación y los cambios en temperaturas.

FUENTE RESPONSABLE: Rafael Abuchaibe -@RafaelAbuchaibe-. BBC News Mundo. 14 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Guatemala/América Latina/Contaminación/Medio Ambiente/Agua/Ciencia

 

A qué niveles llegan la pobreza, la desigualdad y la corrupción en Estados Unidos y cómo se comparan con América Latina.

Todos sabemos el impacto que las preocupaciones sobre pobreza y corrupción tienen en las elecciones latinoamericanas.

Pero, ¿qué tan influyentes son estos dos factores en la política de Estados Unidos, que llega al momento crucial de las elecciones de mitad de período este martes 8 de noviembre?

Para responder esta pregunta, puede resultar útil primero establecer qué tan serio es el problema en Estados Unidos, comparado con lo que ocurre en América Latina.

Por lo general, los problemas de pobreza son de distinta magnitud en los países latinoamericanos, comparado con lo que se experimenta en Estados Unidos.

También es cierto que la percepción general de corrupción institucional es más seria en muchos de los países latinoamericanos, comparado con lo que ocurre en la nación norteamericana.

Pero, como le dicen varios expertos a BBC Mundo, esto no quiere decir que la ansiedad por la pobreza y la corrupción no estén influyendo también en elecciones en Estados Unidos.

Una persona mira su billetera con un dólar

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Ambos son vistos como problemas recurrentes que, en muchos casos, convencen a los estadounidenses a votar en un sentido o en el otro.

Órdenes de magnitud distintos

Es por supuesto complejo comparar la pobreza en Estados Unidos, la nación mas poderosa de la tierra, con la que se ve en los países latinoamericanos.

No es lo mismo ser considerado pobre en Estados Unidos que en otros lados.

De acuerdo con la Oficina del Censo de Estados Unidos, en ese país una familia de dos adultos y dos niños es clasificada como pobre si el ingreso familiar no pasa de los US$26.000 anuales. Aproximadamente un 12% de la población estadounidense entra en esa calificación.

Sin embargo, a manera de ejemplo, una familia colombiana que ganara ese mismo monto de dinero, equivalente a unos 10 millones de pesos colombianos al mes, sería considerada holgadamente como parte de la clase media en esa nación sudamericana.

Una persona duerme en la calle entre unas mantas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Al intentar medir la pobreza estadounidense frente a la de los países latinoamericanos, los constantes cambios de valor de sus respectivas monedas, las diferencias en el costo de vida, la disponibilidad de ayudas estatales y otros factores socioeconómicos hacen que el solo monto salarial no sea la única variable a considerar.

El Banco Mundial ha intentado crear un índice que toma en cuenta algunas de estas diferencias en costo de vida y valor de las monedas para estimar qué porcentaje de la población vive con menos de US$2,15 al día, ajustados al poder adquisitivo de las distintas divisas.

Llegan de esa manera a una estimación del numero de gente enfrentando las dificultades de extrema pobreza en cada país.

Medido así, un 1% de la población estadounidense está en esa condición de pobreza absoluta.

Tienda en barrio pobre

AFP

Pobreza en Estados Unidos

  • 12%
  • Población en Estados Unidos viviendo en condiciones de pobreza

Fuente: Oficina del Censo

Según este método, hay menos pobres extremos en Chile, donde esta población vulnerable es el 0,7% del total.

En cambio, según el Banco Mundial, en México llegan al 3,1%, Guatemala al 9%, Colombia al 10,8%, Honduras al 12,7% y Haití al 29%.

Naciones Unidas tiene otro mecanismo, el del Índice de Desarrollo Humano, que, más allá del salario, examina qué tanto acceso tiene el grueso de la población a condiciones materiales de bienestar.

Una mujer camina frente a una tienda en Nueva York

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En un índice de 0 a 1, donde el 1 refleja a las comunidades con mayor desarrollo humano, Chile, con un puntaje de 0.855, está muy cerca del 0.92 que obtiene Estados Unidos.

México, Brasil y Colombia obtienen 0.75. Mientras que Bolivia solo llega a 0.6 y Haití apenas alcanza 0.53.

Finalmente, está el prisma de la pobreza relativa y la desigualdad.

En muchos países, el impacto político de la pobreza está magnificado por la sensación de desigualdad.

Si los pobres consideran que los ricos tienen demasiado, es posible que aumente su sensación de indignación con el sistema.

El índice Gini mide el grado de desigualdad en una sociedad. Mientras más bajo sea el número, menos desigualdad hay.

De acuerdo con información del Banco Mundial, este índice llega a 41.5 para Estados Unidos. El mismo índice califica con 40.2 a Uruguay, una sociedad que, en esa medición, resulta más igualitaria.

En cambio, el índice Gini sube a 48.9 para Brasil, y a un 54.2 para Colombia, uno de los países peor librados en el mundo en ese sentido.

Un hombre participa de las elecciones de medio término en EE.UU.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

De modo que al hacer la comparación de pobreza y desigualdad entre América Latina y Estados Unidos, la primera aclaración que hay que hacer es: qué país en América Latina, una región de enormes diferencias internas en los resultados de la lucha contra la pobreza.

Los efectos en la política de EE.UU.

En cualquier caso, los expertos indican que la pobreza estadounidense, aunque muchas veces sustancialmente menor que en América Latina, tiene efectos importantes en la política.

Eso cree Shailly Barnes, directora de políticas en el Kairos Center, un centro de pensamiento basado en Nueva York que busca soluciones a la pobreza en Estados Unidos.

«La narrativa común que se maneja sobre los pobres en Estados Unidos es que no participan en las elecciones y no les interesa la política. Hemos encontrado que eso no es cierto. En 2020 un número cercano a 60 millones de personas de bajos ingresos votaron en las elecciones presidenciales», asegura Barnes en conversación con BBC Mundo.

Barnes usa el ejemplo de lo que ocurrió en las pasadas elecciones de 2020 en el estado de Florida para mostrar la relevancia del tema de la pobreza en el mundo político estadounidense.

Un hombre reparte comida en Texas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Señala que fue un estado donde ganaron los republicanos, un partido cuyas políticas están tradicionalmente asociadas con más apoyo a los grandes empresarios.

Pero, recuerda Barnes, «ese mismo electorado de Florida aprobó en un referendo una medida que subía el salario mínimo vigente en el estado».

Sin embargo, a la experta le preocupa que muchas veces «nuestra política no responde a las necesidades o apremios de estas personas».

Advierte que al igual que pasa en muchos otros países, la ansiedad que puede estar generando la preocupación sobre la pobreza alimenta en Estados Unidos otros fenómenos políticos como el populismo.

«Hemos visto eso es la ultima década», explica Barnes, indicando, por ejemplo, el «uso de discursos racistas» por algunos políticos como respuesta a un electorado preocupado por el deterioro en sus niveles de bienestar material.

Las preocupaciones sobre la corrupción

Aparte de la pobreza, otro tema recurrente de discusión en la política latinoamericana contemporánea es la corrupción.

En general, pero no siempre, las mediciones sobre percepción de corrupción dejan mejor libradas a las instituciones de Estados Unidos que a las de los países latinos.

Pero nadie niega que es también un tema extremadamente del momento en la política del país norteamericano.

Una mujer lava la ropa en el campamento Necocli en Colombia.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Transparencia Internacional es uno de los organismos que intenta calificar y comparar con un índice la percepción pública acerca del grado de corrupción prevalente en muchos países.

La más reciente versión del índice señala que Dinamarca es la nación con menor percepción de corrupción, con un puntaje de 88 sobre 100.

Estados Unidos alcanza la posición 27, con 67 puntos, un resultado que lo pone al mismo nivel de Chile, y superado por Uruguay, ubicado en el puesto 18 con 73 puntos.

En cambio, Colombia sale en el puesto 87 con 33 puntos. Argentina ocupa el puesto 96 junto con Brasil, Guatemala el 150 y Venezuela el 177, apenas superando en esta tabla a tres países: Somalia, Siria y Sudan del Sur.

La discusión sobre corrupción, en cualquier caso, sacude la política estadounidense tanto o más que a muchos países latinoamericanos.

Basta recordar que uno de los gritos de batalla de Donald Trump en su victoriosa campaña presidencial de 2016 fue su promesa de «secar el pantano», como el entonces candidato se refería a la corrupción en Washington, ciudad creada sobre un pantano.

En este año, la discusión se ha centrado muchas veces en temas de supuesta corrupción electoral, le dice a BBC Mundo Gabriel Sanchez, experto asociado al centro de investigación Brookings Institute de Washington y catedrático de la Universidad de Nuevo Mexico.

La polémica alrededor de las elecciones presidenciales de 2020 y la derrota de Trump ha marcado la percepción del público estadounidense sobre corrupción, pese a que nunca se han encontrado evidencias de fraude en dichas elecciones.

El barrio Petare en Caracas, Venezuela.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Estamos viendo niveles récord de información imprecisa dirigida a los latinos en este ciclo electoral, principalmente a los latinos hispanohablantes. Buena parte de ese contenido se enfoca en las continuas aseveraciones de Trump sobre el supuesto robo de las elecciones de 2020, lo que está ayudando a generar percepciones de corrupción entre algunos latinos», asegura Sanchez.

El experto identifica repercusiones de esta discusión en los comicios de mitad de período de este martes.

«Es evidente en sitios como Arizona, donde hay varios candidatos que se han aferrado al mensaje de campaña de Trump en el 2020 sobre corrupción electoral. Si ahora ocurre otra elección apretada, podría tomar varios días calcular los resultados, lo que podría alimentar las acusaciones de fraude electoral y generar mayor preocupación sobre la corrupción».

En un mundo interconectado e interdependiente, los discursos políticos de distintas partes del mundo se han vuelto más parecidos, incluso entre regiones tan distintas como Estados Unidos y América Latina.

Y pese a mostrar indicadores tan distintos en asuntos como la corrupción y la pobreza, la indignación ciudadana en torno a estos temas ayuda a explicar por lo menos algunos de los resultados electorales en ambos lugares.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Luis Fajardo; BBC Monitoring. 8 de noviembre 2022.

Sociedad/Economía/Pobreza/Política/América Latina/EE.UU.

“Con el litio, América Latina está en riesgo de repetir la película del extractivismo de sus minerales a cambio de unas pocas monedas”.

Tres países de América Latina están desde hace unos años en el punto de mira de empresas y gobiernos de todo el mundo. Tienen algo escaso y muy valioso para el futuro de la energía.

Igual que el oro y la plata, el litio agita sueños de riqueza y prosperidad en todo el continente.

Oro blanco en los desiertos y salares de Argentina, Chile y Bolivia.

Con el más liviano de los metales -tanto que puede flotar en el agua- se fabrican las baterías de litio de los coches eléctricos y de casi cualquier dispositivo electrónico.

«Estos 3 países concentran entre el 60% y el 80% de las reservas mundiales de este mineral. Aunque en cada uno de ellos la historia es muy diferente», dice en esta entrevista con BBC Mundo Ernesto Picco, docente e investigador de tiempo completo en la Universidad Nacional de Santiago del Estero (UNSE), en Argentina.

Ernesto Picco es autor de «Crónicas del litio: Sudamérica en disputa por el futuro de la energía global».

Para conocer qué transformación está teniendo lugar, Picco se embarcó en un viaje a las entrañas del desierto y lo cuenta en su libro «Crónicas del litio: Sudamérica en disputa por el futuro de la energía global».

«El precio del litio a nivel mundial se multiplicó por 18 en los últimos 10 años», afirma respaldando el interés mundial por su extracción.

Precisamente por su precio y lo barato que es extraerlo en América Latina gracias al bajo coste de la mano de obra, la baja fiscalidad para las empresa y la relajación de las leyes medioambientales, muchas compañías de Estados Unidos, Australia, Canadá o Corea del Sur ya operan en los salares latinoamericanos.

Pero existe un riesgo, dice Picco, y no es otro que el de «asistir a una película que ya hemos visto en el pasado» y a repetir los mismos errores, dice refiriéndose al extractivismo de recursos naturales en América Latina que alimentaron el crecimiento de las economías del hemisferio norte dejando escasos beneficios en el sur.

Portada del libro escrito por Ernesto Picco

FUENTE DE LA IMAGEN – ERNESTO PICCO

Estos modelos de desarrollo en los países latinoamericanos basados en la explotación y exportación de materias primas, sin valor agregado, tiene repercusiones en la política y la sociedad, pero también en los ecosistemas y las comunidades que viven alrededor.

«El verdadero potencial de este mineral que hasta hace poco se extraía del desierto sin mucha pompa se destapó en el siglo XXI. Pero ya hay científicos y organizaciones sociales que advierten que esta transformación económica es una fantasía. O, en el peor de los casos, que puede ser verdad a costa de un desastre ambiental y social», explica.

El periodista e investigador argentino conversó con BBC Mundo en el marco del Hay Festival Arequipa.

Habitantes del desierto de Atacama

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Qué es el «triángulo del litio»?

Es una forma de nombrar la región que comprende el norte de Argentina, el norte de Chile y el sur de Bolivia.

Más allá de los límites políticos, es una zona muy parecida en términos geográficos, demográficos y culturales.

No hay mucha diferencia entre los atacameños del norte de Argentina y del norte de Chile, por ejemplo.

Son todas poblaciones que están, dicen ellos, desde hace 4.000 años viviendo allí.

Son zonas con una geografía fundamentalmente desértica, donde las familias viven muy aisladas unas de otras y subsisten a través del pastoreo.

Algunas viven de la sal o de la cría de animales.

Hablamos de lugares donde están empezando a llegar grandes empresas y plantas de extracción del litio.

Batería eléctrica de auto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. El litio es uno de los elementos clave para fabricar baterías eléctricas.

¿Qué procesos químicos se usan para extraer el litio?

Lo que hacen las empresas es perforar la costra de los salares, bombear la salmuera -que es el agua subterránea- y volcarla en unas piletas que tienen kilómetros cuadrados de superficie.

Eso se deja evaporar al sol y, una vez que se evapora, queda en el sedimento una serie de minerales y metales que son procesados en las plantas químicas.

De ahí se extrae el carbonato de litio u otra de sus variantes.

¿Qué te encontraste al llegar allí?

Una de las cosas que más me sorprendió es que las plantas están llegando a lugares muy aislados, donde no se ven.

Son lugares remotos, poco accesibles, donde es fácil es que pase desapercibido lo que está ocurriendo.

Una excavadora recogiendo montañas de litio blanco.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Y qué está ocurriendo?

Las comunidades están denunciando un problema de vegas (terrenos fértiles) que se están secando, de ríos contaminados…

Por ejemplo, no se sabe cuál es el impacto en el aire o en el suelo de los residuos que quedan acumulados al costado de las plantas de extracción.

Hay en Chile estudios sobre cómo esto ha impactado en la fauna.

Todo indica que el impacto ambiental es fuerte y en la medida en que empiecen a multiplicarse la cantidad de empresas que llegan, que es lo que aparentemente va a pasar en los próximos cinco o seis años, el impacto seguramente va a ser mucho mayor frente a un beneficio económico que habrá que ver si se justifica.

Un salar en Argentina

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Qué es lo que lo que más te llamó la atención en tu viaje?

La manera diferente en que los tres países -Argentina, Bolivia y Chile- han gestionado la situación de encontrarse con un recurso natural estratégico a nivel global.

Bolivia ha intentado avanzar con un una estrategia de nacionalización.

El modelo de Argentina está mucho más ligado al marco legal de los 90, donde las provincias y los estados federales se disputan entre sí la llegada de empresas ofreciendo mejores beneficios y facilidades.

Y Chile con una cosa más pendular.

Empezó con una etapa más privatista con un sentido del negocio puro y duro y ahora -con el nuevo gobierno de Gabriel Boric- está tratando de crear una empresa estatal.

O sea el marco es muy diferente en estos en los tres países, donde la geografía es muy similar, las culturas son muy similares, pero la política tiene muchos matices.

Zonas de extracción del litio.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Crees que hay una opción mejor que la otra?

Eso en realidad lo vamos a saber con el tiempo y depende de la perspectiva desde la que lo veamos.

Si uno piensa en la posibilidad de industrializar y de ascender en la cadena de valor, la apuesta de Bolivia es una apuesta a largo plazo que evidentemente no ha dado resultado en lo inmediato.

Porque el nivel de producción ha sido menor y ha tenido más dificultades para avanzar, pero quizás en un futuro se encuentre con un control soberano de sus recursos y con beneficios que sean para el país de manera más general.

En el caso Argentina, venimos desde la década del 90, por lo menos con un esquema extractivista puro y duro, que deja beneficios muy magros al país.

Ahora empieza a cambiar la situación.

Una señora alza una pancarta que dice "defendamos el litio"

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Cómo?

Ente el final del año pasado y principios de este se empezó a conformar en lo que se llamó la Mesa Nacional de Litio, donde las tres provincias articuladas con el gobierno de la nación, están empezando a unirse -en vez de estar compitiendo entre sí- para para generar mayores beneficios y progresos estratégicos.

Creo que en América Latina se está empezando un proceso diferente para subir en la cadena de valor.

Por ejemplo fabricando las baterías.

Eso implica ya por lo menos un posicionamiento y deja ver que queremos ser algo más que meros exportadores de recursos naturales porque a medida que uno va avanzando la ganancia se multiplica y el país obtiene mayores beneficios.

Un trabajador de la empresa chilena que exporta litio

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En tu libro afirmas que lo que se extrae por ejemplo en el Salar del Hombre Muerto en Argentina se procesa en plantas de Estados Unidos o China. 

¿América Latina ha vuelto a caer en la trampa de vender sus riquezas minerales sin participar mucho en la cadena de valor, que es lo que más dinero deja?

Ese es el gran riesgo.

El aumento de la demanda va a atraer empresas de Estados Unidos, de China, de Canadá, de Australia o de Corea del Sur.

Por un lado vas a tener un impacto ambiental tremendo y por el otro vas a tener un aumento de la situación de extractivismo.

Si Argentina no hubiera decidido dejar de ser solamente un proveedor de recursos naturales y empezar a industrializarlos, claramente estaríamos asistiendo en primera fila a una vieja película repetida.

La de ser los eternos entregadores de recursos naturales que siguen empobrecidos y que se siguen sacrificando los ecosistemas a costa del hemisferio norte a cambio de unas pocas monedas.

Pero en esta película hay una singularidad y es que esta vez se hace en nombre del medioambiente.

El litio se extrae en nombre de un futuro más verde para dejar atrás el uso de combustibles fósiles.

Pero parece que haya un derecho al medio ambiente en el norte, que en el hemisferio sur es sacrificable.

Desierto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Las comunidades denuncian que hay menos agua y la que hay está contaminada.

¿Quiénes controlan este negocio en América Latina?

Fundamentalmente los capitales extranjeros y sus empresas.

Hay comunidades que rechazan su llegada y otras que lo aceptan a cambio de una serie de beneficios como la construcción de caminos, de escuelas o la creación de puestos de trabajo.

¿Parece que las empresas han reemplazado las funciones del Estado?

Exactamente. Es una de las formas que tienen las empresas para entrar.

Todo lo que está pasando muestra los problemas que tiene el Estado para responder a las necesidades de las comunidades.

Las provincias del norte, por lo menos en el caso argentino, son las provincias históricamente más empobrecida del país.

Y entonces esas empresas vienen a responder a eso y a llenar el vacío que deja el Estado.

Un camión traslada una montaña de litio

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Está transformando el litio a las sociedades de América Latina?

Se están transformando. Lo que no sabemos si para bien o para mal.

Pero claramente estamos hablando de comunidades y territorios históricamente aislados y abandonados, que de pronto están en el ojo público por la existencia y por el aumento de la demanda del litio.

El precio del litio a nivel mundial se multiplicó por 18 en los últimos 10 años.

Esto implica que el aumento de la demanda hace que todas estas empresas se interesen por extraerlo.

Eso ya es una transformación.

Este artículo forma parte de la versión digital del Hay Festival Arequipa, un encuentro de escritores y pensadores que se realiza en esa ciudad peruana entre el 3 y el 6 de noviembre.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Cristina Jiménez Orgaz. HayFestivalArequipa@BBCMundo. 3 de noviembre 2022.

Economía/Chile/Argentina/Bolivia/América Latina/Negocios.

 

 

Un estudiante de México inventó un pavimento “antibaches” que se regenera automáticamente con agua.

Este pavimento “antibaches”, como es conocido, le dio al mexicano Israel Antonio Briseño el premio James Dyson – México.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; por favor cliquea adonde se encuentre escrito en “azul”.

Los baches son uno de los problemas más recurrentes en las carreteras, por la calidad del asfalto, la influencia del ambiente o la falta de mantenimiento. Pero un estudiante de México se propuso terminar con este problema, creando un pavimento que se regenera automáticamente con agua.

Israel Antonio Briseño es el nombre del inventor de 25 años de edad, que llamó a su proyecto Paflec (siglas de Pavimento Flexible Capaz de Regenerarse). El material que utilizó para crearlo es neumático de autos.

Pincha el link si deseas ver el vídeo;

Israel Briseño inventó un pavimento capaz de autorepararse

Comenzó a trabajar en él cuando era alumno de la Universidad Autónoma de Coahuila, en su tesis para graduarse de Ingeniero Civil.

Así trabaja el Paflec de Israel Antonio Briseño

Cuando el elemento y el agua se mezclan, se produce una reacción química que lo regenera, explica Briseño.

“Es un polvo, un aditivo que se agrega y mezcla en el asfalto para prevenir los baches”, señaló el inventor en una conversación con el portal mexicano El Sol de la Laguna.

Paflec Así es el pavimento autorregenerativo «antibaches»-

“Tiene la capacidad de absorber agua y regenerar fisuras. Gracias a eso, puede hacer que el pavimento tenga más años de vida útil”.

“La carpeta asfáltica se echa a perder con el agua. Entonces, ahí me inspiré, convertí el mayor agente de degradación en agente de recuperación”, cuenta Briseño.

“Originalmente el proyecto era mi tesis, pero vi que tenía el potencial de ayudar a muchas personas y decidí emprenderlo”.

El pavimento que se regenera con agua está aún a prueba en México

Briseño trabajó en su proyecto desde 2017, ganándose en 2021 el reconocimiento de Ciudadano del Año por Grupo Salinas, y el prestigioso galardón James Dyson – México.

Israel Briseño El inventor de México muestra el Paflec, el pavimento autorregenerativo.

En la actualidad, está probando su invención en las localidades de Francisco Ignacio Madero, Coahuila, y Camargo, Chihuahua.

El Paflec de Briseño busca ser aprobado definitivamente por el Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción en México. Además, lo llevaría ante la Secretaría de Comunicaciones y Transporte de su país natal.

Imagen de portada: Israel Briseño, inventor mexicano Así es el pavimento autorregenerativo «antibaches»

FUENTE RESPONSABLE: Fayer Wayer. Por Kiko Perozo. 23 de septiembre 2022.

Sociedad/América Latina/México/Ciencia/Transporte.

Cómo fue el brutal viaje de Magallanes y Elcano en el que solo sobrevivieron 18 de los 250 tripulantes.

Cuando la expedición comandada por Fernando de Magallanes partió de Sevilla el 10 de agosto de 1519, tenía un objetivo: llegar a las islas de las especias. Sin embargo, el destino convirtió este viaje en una aventura para la historia.

Las peripecias que tuvieron que pasar aquellos marineros van desde el duro invierno, con motín incluido, en la Patagonia argentina, hasta las terribles hambrunas en mitad del Pacífico sin apenas tocar tierra.

Un sinfín de dificultades que, sin embargo, no impidieron que tres años después, el 8 de septiembre de 1522, la nao Victoria se convirtiera en la primera nave en dar una vuelta completa alrededor del mundo al llegar de vuelta a Sevilla.

En este video te contamos cómo fue aquel viaje y cuáles fueron los eventos más importantes que pusieron en riesgo esta hazaña.

Pincha el siguiente link; para ver el video. Muchas gracias.

El brutal viaje de Magallanes y Elcano en el que solo sobrevivieron 18 de los 250 tripulantes

Imagen de portada: Infografía

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC Mundo. 8 de septiembre 2022.

Historia/Filipinas/España/Viajes/América Latina/Indonesia/Portugal.

 

 

 

 

 

 

 

Athos y Tango: la histórica condena de 10 años de prisión para un hombre que mató a dos perros rescatistas en México.

La muerte de Athos y Tango no ha quedado impune en México.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea donde se encuentra escrito en «azul» .

Eran dos perros adiestrados del equipo de rescates de la Cruz Roja en el estado de Querétaro, los cuales fueron envenenados y murieron en junio del año pasado.

Un hombre, identificado como Benjamín «N», de 60 años, fue declarado responsable. Enfrentó un juicio que concluyó el lunes por el delito de crueldad animal.

Se trata del primer juicio que lleva a una condena por ese delito en México.

Una jueza en Querétaro emitió este martes un fallo de 10 años de prisión, sin derecho a fianza, así como el pago por reparación de daño equivalente a unos US$125.000.

«A decir de la juez, es una pérdida irreparable, incluso para la sociedad internacional, debido a las labores que realizaban Athos y Tango como parte de la Cruz Roja», dijo al diario Reforma la abogada Mónica Huerta, quien lideró la demanda contra el acusado.

Benjamín «N» aún tiene derecho a apelar la decisión, pero por ahora será internado en una prisión del estado.

¿Qué les pasó a Athos y Tango?

Athos era un perro Border Collie entrenado para hacer labores de rescate de personas desaparecidas.

Logró localizar a siete víctimas del terremoto del 19 de septiembre de 2017 en Ciudad de México. También participó en la búsqueda de sobrevivientes de la erupción de un volcán en Guatemala en 2018.

Un cuadro de Athos en un homenaje

FUENTE DE LA IMAGEN – CRUZ ROJA QUERÉTARO

Tango, de la raza Yorkshire, era un perro adiestrado para el apoyo psicológico de niños con trastornos de ansiedad, estrés postraumático y síndrome de Down.

Ambos eran parte del equipo de la Cruz Roja de Querétaro y estaban bajo el cuidado del entrenador Édgar Muñoz, quien los resguardaba en su domicilio de esa ciudad del centro de México.

El 13 de junio de 2021, según se determinó en el juicio, Benjamín «N» arrojó salchichas envenenadas con alcaloides y organofosforados a la calle en la que solían caminar los perros.

Athos y Tango fallecieron, mientras que Balam, un hijo de Athos, fue hospitalizado y pudo salvarse.

El hombre ya había amenazado a Muñoz porque le disgustaba la presencia de los perros en la calle que compartían como vecinos.

«El señor salió y dejó las salchichas tiradas y preparadas (…) Usó una combinación de venenos para asegurar que murieran más rápido», explicó Muñoz.

Según la defensa de Benjamín «N», el entrenador no los controlaba adecuadamente.

Varios miembros del equipo canino de la Cruz Roja en Querétaro

FUENTE DE LA IMAGEN – CRUZ ROJA QUERÉTARO. Los perros eran parte del equipo canino de la Cruz Roja en Querétaro.

La detención y juicio

Benjamín «N» fue acusado de crueldad animal, un delito por el que comúnmente las partes involucradas llegan a un acuerdo reparatorio y casi nunca terminan en un juicio.

Pero este caso fue llevado hasta las últimas instancias y desembocó en la detención de Benjamín «N» en 2021 y el juicio celebrado del 16 al 22 de agosto de este año.

El hombre de 60 años fue sentenciado por la jueza Alicia Basurto García, que lo condenó a 10,5 años de prisión y a pagar un monto de casi 2,5 millones de pesos por reparación del daño.

Para defensores de los animales, este caso es un precedente importante en México para la persecución del maltrato animal en ese estado y el resto del país.

Imagen de portada: CRUZ ROJA QUERÉTARO

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 23 de agosto 2022.

Sociedad y Cultura/Derechos de los animales/México/América Latina.

 

 

Ayotzinapa: 4 preguntas para entender el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en México que fue calificado como «crimen de Estado».

En la noche del 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de la Escuela Rural Normal de Ayotzinapa desaparecieron en la ciudad mexicana de Iguala, en el estado de Guerrero, y jamás se supo de ellos.

Desde entonces han pasado ocho años y la polémica continúa retumbando ante acusaciones de impunidad, corrupción y vínculos al narcotráfico en el crimen.

A la desaparición de los 43 se le conoce como el caso Ayotzinapa y es uno de los escándalos más mediáticos en la violenta historia del país.

Las últimas investigaciones lanzadas por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lo califican como «crimen de Estado» e implican a funcionarios del «más alto nivel del gobierno» en el delito.

BBC Mundo te explica el caso y sus últimas consecuencias en cuatro preguntas.

1. ¿Cómo se produjo la desaparición de los estudiantes?

El estado de Guerrero, y en particular la ciudad de Iguala, es una zona clave en el trasiego de drogas y otras actividades ilícitas. Esto ha hecho que los enfrentamientos y colusión de intereses entre grupos delictivos e instituciones hayan sido frecuentes en las últimas décadas.

La Escuela Rural Normal de Ayotzinapa, por otra parte, tiene una larga tradición de lucha social y suele albergar a estudiantes de pocos recursos de las zonas marginadas del estado de Guerrero y otras regiones del país.

Mural en memoria de los 43 estudiantes desaparecidos en la Escuela Rural Normal de Ayotzinapa.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Esta escuela fue elegida en 2014 como sede para organizar una movilización a Ciudad de México para participar en las marchas del 2 de octubre de 2014, en conmemoración de la matanza de Tlatelolco ocurrida en 1968.

La última versión del gobierno indica que el 26 de septiembre decenas de estudiantes de entre 17 y 25 años se trasladaron a Iguala para hacerse con autobuses que pudieran llevarles días después a la capital.

La policía municipal recibió reportes de supuestos secuestros de autobuses y altercados protagonizados por los estudiantes. Entonces se produjo la confrontación y agentes dispararon contra los vehículos que transportaban a los estudiantes.

En apoyo a los municipales de Iguala también acudieron policías de Cocula, Huitzuco y Tepecoacuilco.

Dos alumnos murieron esa noche y un tercero apareció también sin vida y con signos de tortura al día siguiente.

Decenas de jóvenes fueron detenidos y liberados después, pero jamás se supo qué pasó con otro grupo de 43 estudiantes.

Solo los restos de tres de ellos han sido identificados.

2. ¿Qué decía la primera versión del caso, conocida como «verdad histórica»?

Según la primera versión oficial de entonces, divulgada durante la presidencia de Enrique Peña Nieto, los desaparecidos fueron entregados aquella noche por policías municipales al grupo criminal Guerreros Unidos.

De acuerdo a esta versión, miembros de Guerreros Unidos confundieron a los jóvenes con integrantes de los Rojos, una banda rival, y los asesinaron para después incinerarlos en el basurero municipal de Cocula en Guerrero.

La investigación que llegó a estas conclusiones fue liderada por el ex procurador general de la República Jesús Murillo Karam y el jefe de investigación Tomás Zerón.

Esta versión, titulada como «verdad histórica», apuntaba que los estudiantes no habían acudido a Iguala por los autobuses, sino que su propósito era boicotear un acto de María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del entonces alcalde de la localidad José Luis Abarca Velázquez.

Abarca y Pineda se encuentran hoy en prisión y fueron acusados por el exfiscal Murillo Karam de estar detrás de la desaparición de los estudiantes y de colaborar con grupos criminales.

Sin embargo, esta «verdad histórica» fue puesta en duda desde el comienzo por familiares de víctimas, organismos nacionales e internacionales y la administración de AMLO que arrancó en 2018.

3. ¿Por qué la «verdad histórica» fue cancelada?

La versión fue desestimada por el Grupo Independiente de Expertos Internacionales (GIEI), que durante casi dos años analizó el expediente del caso y realizó su propia investigación.

Y organizaciones como Amnistía Internacional estimaron que la «verdad histórica» no había «atendido adecuadamente la línea de investigación», demostrando la existencia de «una enorme red de complicidades que involucran a autoridades en todos los niveles del Estado mexicano».

Desde el inicio de su mandato en 2018, AMLO se comprometió a «encontrar la verdad sobre la desaparición de los estudiantes» y a los pocos días anunció la creación de la Comisión de la Verdad del caso Ayotzinapa (CVAJ).

AMLO durante un reporte sobre el caso Ayotzinapa el 26 de septiembre de 2020.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En julio de 2020 la «verdad histórica» fue cancelada y el fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, solicitó la captura de 46 exfuncionarios bajo acusaciones de desaparición forzada y delincuencia organizada. Entre ellos, el jefe de la investigación Tomás Zerón, quien se encuentra fuera de México.

Contra algunas de estas personas existían elementos para presumir alguna responsabilidad en el caso Ayotzinapa, dijo entonces el fiscal Gertz.

Pero en los casi seis años de la desaparición hasta entonces, los expedientes no se habían procesado.

«Es necesario dejar muy claro que estos delitos no habían sido ni investigados ni judicializados en las diligencias que en su momento realizó la PGR», dijo el fiscal Gertz Manero.

Ya en esta nueva etapa se descartó por completo la versión de que los estudiantes fueron incinerados.

Barranca del Carnicero en Cocula, donde fueron encontrados los restos de uno de los estudiantes desaparecidos.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. De los 43 estudiantes desaparecidos solo se han podido identificar los restos de tres de ellos.

4. ¿Qué dice el nuevo informe sobre el caso?

Las conclusiones preliminares de la CVAJ fueron finalmente presentadas este jueves 18 de agosto por Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos del actual gobierno.

El informe estableció que en el crimen «concurrieron integrantes delictivos del grupo Guerreros Unidos y agentes de diversas instituciones del Estado mexicano».

«La creación de la ‘verdad histórica’ fue una acción organizada del aparato del poder, desde el más alto nivel del gobierno, que ocultó la verdad de los hechos, alteró las escenas del crimen, ocultó los vínculos de autoridades con el grupo delictivo y la participación de agentes del Estado, fuerzas de seguridad y responsables de la procuración de justicia en la desaparición de los estudiantes», dice el informe de la CVAJ.

Las primeras consecuencias no se hicieron esperar y este viernes detuvieron en México al exfiscal de la República Jesús Murillo Karam «por desaparición forzada y tortura en el caso Ayotzinapa».

Ex fiscal general de México Jesús Murillo Karam.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Murillo Karam fue detenido este viernes en México tras revelarse las conclusiones preliminares de la Comisión de la Verdad del caso Ayotzinapa.

Además, la Fiscalía anunció que se libraron otras 83 órdenes de aprehensión en el estado de Guerrero contra mandos militares y personal de tropa, policías locales y estatales y autoridades administrativas y judiciales, así como contra miembros del grupo criminal Guerreros Unidos por su presunta vinculación con el caso.

Veintiséis personas clave vinculadas han muerto por ejecución, accidente o muerte natural a lo largo de la investigación, lamentó Encinas durante la presentación del informe.

Además de concluir que la desaparición de los estudiantes constituyó «un crimen de Estado», el informe también apunta que:

  • Autoridades federales y estatales del más alto nivel fueron omisas y negligentes, existiendo elementos de presunción respecto de alterar hechos y circunstancias para establecer una conclusión ajena a la verdad de los hechos.
  •  
  • En todo momento las autoridades federales, estatales y municipales tuvieron conocimiento de la movilización de los estudiantes desde su salida de la Escuela Normal Isidro Burgos hasta su desaparición, y sus acciones, omisiones y participación permitieron la desaparición y ejecución de los estudiantes, así como el homicidio de otras seis personas.
  •  
  • El grupo delictivo actuó con un amplio número de sicarios y halcones, a partir de un mando central y al menos tres células de halcones y sicarios, con el apoyo de distintas policías municipales y agentes del Estado.
  •  
  • Existen indicios suficientes para que la FGR (fiscalía general de la República) inicie o continúe las indagatorias para el deslinde de responsabilidades en contra de integrantes de Guerreros Unidos, funcionarios municipales y funcionarios federales.
  •  
  • No hay indicio alguno que los estudiantes se encuentren con vida. Por el contrario, todos los testimonios y evidencias acreditan que éstos fueron arteramente ultimados y desaparecidos

El resto de conclusiones y más detalles del informe fueron publicados en los canales oficiales del gobierno de México.

La BBC no se hace responsable del contenido de enlaces externos.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 20 de agosto 2022.

México/Violencia/Violencia en América Latina/Narcotráfico

 

«Ciudadanos como rehenes»: el recrudecimiento de la violencia contra civiles por parte del narco en México.

Asesinatos indiscriminados de ciudadanos, quema de vehículos y de negocios con clientes en su interior, bloqueo de carreteras…

Durante varias jornadas de la pasada semana, México presenció conmocionado el caos incontrolable causado por el crimen organizado en diferentes estados del país.

Primero sucedió en Jalisco y Guanajuato, aparentemente como reacción al intento de las autoridades de capturar a un cabecilla del Cartel Jalisco Nueva Generación. Después en varias ciudades de Baja California, como la fronteriza Tijuana.

Y entre medias, el crimen campó a sus anchas por Ciudad Juárez, tras una batalla originada en prisión entre grupos locales rivales que después se extendió a la ciudad y acabó con un saldo de 11 muertos en la que la que la población civil fue el principal blanco de esta masacre. El gobierno mexicano desplegó al ejército para restablecer la seguridad.

Ante el gran impacto generado en el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó esta semana a opositores y medios de comunicación de utilizar lo ocurrido para generar incertidumbre y desestabilización entre la ciudadanía, y aseguró que con nada menos que 196 asesinatos de viernes a domingo en todo el país, el pasado «fue de los fines de semana, aunque parezca increíble, con menos homicidios».

De hecho, este tipo de actos violentos en los que el crimen organizado exhibe su poder sin tapujos tomando el control de ciudades enteras no es nuevo en México.

Lo que preocupa cada vez más es que, lejos de centrarse únicamente en enfrentamientos entre grupos rivales o con las autoridades, la población civil resulta cada vez más vulnerable al quedar prácticamente como rehén en el centro de estas disputas y ser objetivo directo de una violencia atroz e indiscriminada.

Civiles como blanco del narco

«(Es) algo que no se había presentado y ojalá no se repita, porque se agredió a la población civil inocente, como una especie de represalia. No fue sólo el enfrentamiento entre dos grupos», dijo López Obrador hace unos días para destacar lo inédito de la situación.

Sin embargo, este no fue el primer ataque indiscriminado contra ciudadanos inocentes en México. Tampoco el más sangriento.

En 2008, ocho personas murieron tras la detonación de dos granadas en pleno centro de Morelia durante la celebración del Día de la Independencia. El año pasado, el crimen organizado asesinó a sangre fría a 14 civiles en Reynosa, también en la frontera norte.

Tienda incendiada en Ciudad Juarez

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS. Diversos negocios fueron incendiados en los ataques de la pasada semana.

«Ya hubo eventos de este tipo en el pasado, pero lo que sí estamos viendo es un recrudecimiento de la violencia contra civiles. La semana pasada fue asesinado un niño, vimos cómo incendiaban negocios con gente dentro, quemaban camiones… es innegable que esa violencia se está agudizando», le dice a BBC Mundo Javier Oliva, especialista en seguridad.

Lo realmente inédito de los últimos ataques, coinciden analistas, es que tantos episodios violentos se registraran en tan poco tiempo y sembrando el terror en diferentes estados del país.

«Llama la atención la sincronía de los acontecimientos. No digo que estén relacionados, pero sí es una capacidad de organización llamativa la de estos grupos de delincuentes», añade el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México.

«Calentar la plaza»

El objetivo o motivos de los grupos criminales para llevar a cabo estos ataques a civiles no es uno solo.

Según declaró este lunes el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía, en los acontecimientos de la semana pasada hubo «un propósito de propaganda criminal para buscar generar psicosis social».

«Las organizaciones criminales quieren sentirse fuertes y generan situaciones de violencia donde, a manera de publicidad, puedan estar mandando sus mensajes que aún son fuertes», coincidió el secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval.

Disparos en un negocio en Ciudad Juárez

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS

Los carteles saben que el impacto de un ataque contra la población es mucho mayor y lo aprovechan para crear un auténtico escenario de caos y descontrol en ocasiones en que, como la semana pasada, se sienten amenazados por un operativo contra sus líderes.

Lo mismo ocurrió en 2019 durante el conocido «Culiacanazo» por la captura del hijo de quien fuera líder del cartel de Sinaloa, Joaquín «el Chapo» Guzmán, y su posterior liberación ante los extremos niveles de violencia desatados en el municipio.

«Quieren lanzar un mensaje triple: a las autoridades de ‘a mí no me tocas, y si lo haces reaccionaré fuerte como para inhibir tu acción’; a otras organizaciones rivales y a la población para decirles que ‘aquí somos el único poder que controla la ciudad'», explica Guillermo Valdés Castellanos, exdirector del desaparecido Centro de Investigación y Seguridad Nacional de México (CISEN) que dio lugar al actual Centro Nacional de Inteligencia.

A la práctica de sembrar este caos en territorios dominados por grupos rivales se la conoce en el argot del narco como «calentar la plaza». El objetivo es atraer la atención de las autoridades para que manden más efectivos y entorpezcan así las actividades criminales de sus enemigos.

Familiares se abrazan a las afueras del penal de Ciudad Juárez donde se originó la pelea que después extendió su violencia a las calles.

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS. La batalla entre dos grupos locales encarcelados fue el origen de la masacre trasladada después a las calles de Ciudad Juárez.

«La justificación del crimen organizado hacia la sociedad para este tipo de actos es decir que si les dejan en paz, ellos no hacen nada. Pero que si el gobierno reacciona contra ellos, entonces todos sufrimos», dice Alberto Islas, experto en seguridad.

«Es su manera de hacerse las víctimas y de decir que si el Estado les deja trabajar, todo estará tranquilo. Cuando vemos realmente que la población de lugares donde hay crimen organizado sufre a diario extorsiones, pagan piso, trata de mujeres… La ‘normalidad’ para ellos es tener a ciudadanos como rehenes», agrega.

Resultados del «abrazos, no balazos»

Según el gobierno mexicano, si los grupos criminales quisieron mostrarse fuertes con estos últimos ataques fue debido a su supuesto «debilitamiento» logrado por la estrategia de seguridad que López Obrador popularizó bajo el polémico lema de ‘abrazos, no balazos’.

Esta táctica, con la que el actual mandatario pretende poner distancia de la conocida «guerra contra el narco» del expresidente Felipe Calderón, prioriza sobre la acción punitiva el mejorar las condiciones de vida de la población como forma de evitar que se integren en las filas del narco.

«Eso lleva trabajo. No es nada más el tener los elementos suficientes, las leyes severas, las amenazas de mano dura, ‘no me va a temblar la mano’, no. Es, aunque no les guste, abrazos, no balazos. Es más inteligencia que fuerza», insistió este miércoles el presidente.

Para demostrar sus resultados, López Obrador volvió a ofrecer una comparativa de los homicidios en México durante el primer y último año de gobiernos anteriores, que aumentaron en más de 192% y 59% en los mandatos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, respectivamente.

AMLO presumió de que la cifra en lo que va de año es más de 10% inferior a la que se contabilizó durante el mismo período de su primer año de gobierno en 2019. «Pero calculamos que podemos llegar a 15% a finales de año de disminución», vaticinó.

Sin embargo, lo que el presidente no subrayó es que el pasado junio se superaron en su mandato el número total de muertes violentas registradas durante todo el gobierno de Calderón. Y teniendo en cuenta que no dejará el poder hasta finales de 2024, el de AMLO se perfila como el sexenio más violento de la historia del país.

AMLO

FUENTE DE LA IMAGEN – GOBIERNO DE MÉXICO. AMLO comparó las cifras de homicidios del primer y último año de gobiernos anteriores con los de su mandato.

De hecho, radicalmente opuestos a la interpretación del gobierno, oposición y empresarios aseguraron que los últimos actos violentos demuestran precisamente el fracaso de la política gubernamental, y no lo contrario.

«No veo que se hayan debilitado los carteles principales en estos tres años y medio de gobierno. El discurso del gobierno minimiza una realidad muy compleja al querer hacer creer que su estrategia es correcta cuando estamos viendo una capacidad operativa muy clara de las organizaciones criminales», cuestiona Valdés Castellanos.

¿Cambio de estrategia del gobierno?

Algunos analistas expresaron también sus dudas ante si estos eventos pudieran ser la reacción del crimen organizado a un hipotético cambio en la estrategia de seguridad del Ejecutivo.

Este supuesto endurecimiento -no declarado oficialmente- podría ser una reacción a anuncios recientes como el plan para que la Guardia Nacional -creada en 2019 bajo un mando civil para garantizar la seguridad ciudadana- pase a formar parte de la Secretaría de Defensa, o la detención del narcotraficante Rafael Caro Quintero, uno de los hombres más buscados por Estados Unidos.

Pero el propio gobierno negó esta posibilidad de viraje en sus políticas. «La estrategia federal está dando resultados y cuando algo está dando resultados, no tiene por qué cambiarse», dijo el secretario de Gobernación, Adán Augusto López.

Negocio incendiado en Ciudad Juárez.

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS

El analista Islas coincide. «La respuesta del crimen organizado la semana pasada fue dura porque había un operativo contra un objetivo concreto, como ya ocurrió otras veces. Eso no es un cambio de tendencia de política pública».

En su opinión, la «inexistencia de políticas públicas reales» para desmantelar el crimen organizado es visible en la poca capacidad de reacción de las policías locales ante los últimos sucesos.

O como cuando la propia alcaldesa de Tijuana lanzó un mensaje al crimen organizado la semana pasada para «que cobren las facturas a quienes no les pagaron lo que les deben, no a las familias». «Es un llamado de desesperación, cuando ella tenía que estar tomando las acciones para que esto no suceda», dice Islas.

El ejército y la Guardia Nacional patrullan en Tijuana

FUENTE DE LA IMAGEN – EPA. El ejército y la Guardia Nacional patrullaron en ciudades como Tijuana tras los sucesos.

«La lógica de estas organizaciones que quieren más territorio es aterrorizar a la población y matar inocentes si es necesario. Lo que no es lógico es que el gobierno no sepa cómo reaccionar y evitarlo», cuestiona Valdés Castellano.

Para el experto, el caos visto en México la semana pasada con la población civil como víctima «es síntoma de la permisividad generada por la política de seguridad del gobierno y demuestra que las organizaciones criminales se sienten cómodas y poco presionadas ante una reacción nula o muy tardía de las autoridades».

«Ojalá no sea así, pero las condiciones están dadas para que sigan sometiendo a la población civil», concluye.

Imagen de portada: REUTERS. La población civil fue la principal víctima de los múltiples episodios violentos que el crimen organizado llevó a cabo la semana pasada en México.

FUENTE RESPONSABLE: Marcos González Díaz. Corresponsal de BBC News Mundo en México. 2 horas.

América Latina/Violencia en México/Narcotráfico

«Ahorrar gastando»: por qué en Argentina muchos consideran una mejor inversión consumir su dinero que guardarlo.

Acostumbrados a lidiar con una de las inflaciones más altas del mundo y una de las monedas más devaluadas, los argentinos están habituados a desplegar toda una serie de estrategias para hacer rendir sus ingresos mensuales.

En este país, algo tan sencillo como hacer las compras semanales requiere más tácticas que un juego de estrategia.

No es cuestión de agarrar las bolsas o el carrito e ir a la tienda más cercana a buscar lo que se necesita.

No. Acá primero se sientan a planificar qué día ir a qué supermercado para comprar qué producto y así poder aprovechar las mejores ofertas, descuentos y formas de pago que ofrecen desde supermercados y bancos hasta los principales diarios del país.

Pero la aceleración de la inflación en 2022, que ya alcanza el 64% interanual y sigue en aumento, y la rápida depreciación del peso, que perdió un cuarto de su valor contra el dólar en los primeros seis meses del año, ha hecho que los argentinos tengan que agudizar aún más su ingenio a la hora de manejar sus finanzas.

Ahora no solo tienen que pensar cuál es la forma más eficiente de gastar su dinero.

También tienen que descifrar de qué forma resguardar el valor de sus ahorros (si logran tener algún sobrante a fin de mes).

Y es que las formas tradicionales de atesoramiento hoy están limitadas o no son rentables.

Los argentinos tradicionalmente se vuelcan al dólar como moneda de reserva o colocan sus pesos en plazos fijos.

Pero fuertes controles de capital -conocidos aquí como «cepos»- han restringido muchísimo el acceso al billete verde.

Dólares con cadenas y candados alrededor

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los «cepos» limitan el acceso a los dólares, que el país necesita para producir.

Hoy no se pueden comprar dólares a su valor oficial (cercano a los 135 pesos). Para adquirir moneda estadounidense hay que pagar tasas del 65%, y lo máximo que se pueden comprar son US$200 por mes (algo solo permitido a quienes cobran en blanco y trabajan para empresas que no recibieron ayuda financiera del Estado durante la pandemia).

Acudir al mercado informal -como hasta ahora era costumbre para muchas personas de clase media o alta- tampoco es una alternativa para la mayoría, debido a la vertiginosa escalada del billete estadounidense, que ya superó la barrera de los $320, una cotización récord que lo hace inaccesible para el común de la gente.

En tanto, con intereses por debajo de la inflación, los plazos fijos resultan poco atractivos y, aunque existen algunos que se ajustan por inflación, hay muchas trabas para acceder a ellos.

Ante este escenario, quienes tienen salarios con «paritarias»(o aumentos por inflación), y pueden llegar a fin de mes con algo de dinero en sus bolsillos, optan crecientemente por hacer algo que, a primera vista, suena como un oxímoron económico: ahorrar gastando.

En vez de comprar dólares o depositar su excedente de pesos en el banco, muchos consideran una mejor inversión usarlos para adquirir productos que duran, desde latas de atún, shampoo y botellas de vino hasta bienes durables como ropa, celulares, electrodomésticos y motocicletas.

Cerdito de ahorro con los colores de la bandera argentina roto, con monedas saliendo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Pesos que «queman»

Luis, un pizzero de 35 años, analiza cuidadosamente una vidriera que está llena de máquinas para cortar el pelo en una popular calle comercial de San Fernando, un barrio de clase media en las afueras de Buenos Aires.

Le cuenta a BBC Mundo que planea comprarse una que vale $3.000.

«Prefiero comprarlo ahora antes de que valga $6.000», afirma.

«Es mejor negocio que comprar dólares», razona.

«Se lo conoce como la fuga del consumo», explica el economista Santiago Manoukian de la consultora Ecolatina.

«La gente que tiene pesos intenta sacarlos de encima porque queman, entonces los usan para consumir bienes, en especial los que tienen muchos componentes importados, y así mantienen el valor de su dinero», señaló.

Billete de 1000 pesos argentinos que se desintegra

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Por qué queman los pesos argentinos? Por un lado, por la inflación mensual, que viene oscilando entre el 5% y el 8%, y hace que pierdan valor rápidamente.

Pero también porque la suba tan pronunciada del dólar informal o «blue», que aumentó casi $100 en lo que va de julio y ya cotiza casi 140% por encima del valor del dólar oficial, aumenta las presiones para que haya una devaluación fuerte del peso, aunque las autoridades aseguran que esto no ocurrirá.

Es esa combinación de inflación acelerada y expectativa de devaluación lo que lleva a muchos, como Luis, a adelantar consumos que creen van a estar más caros en el futuro próximo.

«Ahora lo puedo comprar, capaz el mes que viene sale doble y ya no voy a poder llegar», nos dice.

Según Manoukian, «el ahorro y la inversión no son más que sacrificar consumo presente para tener mayor consumo en el futuro. Pero si vos no tenés esa percepción, si el horizonte se te acorta cada vez más, como viene pasando acá, lo más probable es que tomes una actitud de gastar ahora, no gastar después».

«Gastar ahora»

Daniel es dueño desde hace 30 años de una tienda de productos para el hogar y cuenta a BBC Mundo que la demanda, en especial de electrodomésticos, es alta.

«Hace tiempo vemos que la gente llega desesperada por sacarse de encima sus pesos, porque saben que el mes siguiente van a perder valor», señala.

Daniel afirma que la mayoría de sus consumidores no son personas de alto poder adquisitivo.

«Es gente de clase media y clase media baja, y los productos que más buscan son cocinas, lavarropas, heladeras, algún que otro televisor y celulares, bienes que hoy para muchos son prácticamente de lujo».

Pero ¿cómo hace alguien de clase media o media baja para costear el precio de estos aparatos «de lujo»?

La mayoría lo financia.

Tarjetas de crédito en una billetera

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS

«En general pagan con tarjetas de crédito, aprovechando los planes de 6, 12 o 18 cuotas que ofrece el gobierno», dice el comerciante.

Aunque los planes en cuotas tienen intereses, el monto es menor a la inflación anual, lo que los hace convenientes, explica.

Boom del consumo

La fuerte demanda, facilitada por estos planes de financiamiento, ha llevado a un verdadero auge del consumo.

El consumo privado creció 9,3% interanual en el primer trimestre del año, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

Las ventas de electrodomésticos y electrónica aumentaron un 23,6% interanual entre enero y mayo de este año, según la empresa de análisis de mercado GfK.

Otro producto popular son las motocicletas: hubo 31,2% más patentamientos en el primer semestre de 2022 en comparación con el mismo período del año pasado, según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara).

Y el índice de confianza del consumidor en la compra de bienes durables es el más elevado desde 2018, de acuerdo con el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella.

También hay quienes prefieren consumir sus ahorros en experiencias placenteras como salir a comer, ir al teatro o un recital o viajar, actividades que debieron postergar durante la larga cuarentena por el coronavirus.

Esto explica por qué, a pesar de que el país atraviesa una crisis económica, los restaurantes explotan de gente (un aumento del 126% interanual entre enero y mayo, según el Índice de Volumen en Restaurantes Tradicionales del gobierno de la ciudad de BsAs).

También hay un récord de turismo interno (20% más que en 2019, pre pandemia).

Chris Martin de Coldplay

Coldplay dará diez recitales en Buenos Aires a finales de año, un número récord para Argentina.

Y la banda británica Coldplay acaba de romper el récord de más recitales vendidos en el país: llenará diez veces el estadio Monumental de River Plate entre octubre y noviembre, dando fin a su gira mundial.

Lo bueno y lo malo

El gobierno de Alberto Fernández celebra este boom del consumo y lo considera parte de la reactivación económica que permitió a Argentina revertir en un solo año -2021- la caída de cerca del 10% del Producto Interno Bruto (PIB) que había provocado la pandemia el año anterior.

Para el mandatario, el consumo también fue clave para que el país siguiera creciendo al 6% en el primer trimestre del año.

«Argentina es un país que consume el 70% de lo que produce. Cuando uno afecta el consumo, afecta directamente a la producción. Cuando afecta a la producción, afecta al desempleo. Y cuando afecta al desempleo, genera pobreza», había dicho antes de asumir, explicando por qué una de sus principales metas sería «volver a generar consumo».

Pero a pesar de que esta estrategia ha sido exitosa para mantener la desocupación en sus niveles más bajos desde 2016 (7% en el primer trimestre del año), algunos advierten que la contracara ha sido una reducción en los ingresos y una mayor precariedad laboral.

De hecho, aunque a primera vista el alto nivel de consumo de los argentinos pareciera sugerir que hubo una mejora en el poder adquisitivo, en realidad ha ocurrido todo lo contrario.

El salario real viene cayendo desde 2018 y en los primeros cinco meses de este año fue 4,7% menor al del mismo período de 2019, previo a la llegada del coronavirus, según muestra la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

Para Manoukian se trata de una paradoja de la economía argentina.

«Lo esperable es que cuando en un país se acelera mucho la inflación y cae el salario real, cae fuerte el consumo, pero acá no está pasando porque la gente se quiere desprender de sus pesos para mantener el valor de lo que tienen, en bienes», afirma.

Otra paradoja que observa es que mientras que el Índice de confianza del consumidor muestra optimismo en la compra de bienes durables, denota pesimismo en el estado de la macroeconomía y de la situación personal.

Alberto Fernández

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS. Alberto Fernández apuesta al consumo interno para potenciar el crecimiento económico.

Muchos economistas también advierten que este festival de consumo no es equitativo.

Mientras que ha subido la venta de bienes durables, un reporte de la consultora Scentia, que mide el consumo masivo, indicó que el gasto en alimentos en mayo y junio se redujo en comparación con el año previo.

Lo que esto muestra, dicen los expertos, es que mientras un sector de la población, con salarios que aumentan a la par de la inflación, resguardan sus ahorros comprando bienes, el sector más postergado -como el casi 40% de trabajadores informales, o quienes dependen de jubilaciones o ayuda del estado- no están pudiendo cubrir sus necesidades básicas.

Para peor, quienes tienen pesos de sobra están tan desesperados por gastarlos antes de que pierdan valor que están convalidando aumentos de precios muy por encima de la inflación, lo que hace que se encarezcan para todos.

El temor es que esto haga aumentar las cifras de pobreza, hoy cercanas al 40%, según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

¿Es sostenible?

Otra preocupación es que el crecimiento económico traccionado por el consumo se frene por culpa de un mal que aqueja a Argentina cada vez que se reactiva su producción: la llamada «restricción externa» o falta de dólares.

La industria nacional es muy dependiente de maquinaria e insumos importados, por lo que, cuando aumenta la producción, también aumentan las importaciones (que se pagan con los dólares del Banco Central).

En los primeros cinco meses del año Argentina tuvo más exportaciones que importaciones. Pero a partir de junio, la balanza comercial se revirtió y empezaron a salir más dólares de los que entraron, según el Indec.

La baja en las reservas internacionales del Banco Central -que ya eran escasas y por eso tenían «cepos» para protegerlas- se hizo tan pronunciada que obligó al gobierno a limitar las importaciones.

Sin partes, muchas empresas están frenando o reduciendo su producción.

Cony Hogar, la tienda de Daniel

La tienda de Daniel ha tenido que dejar de vender electrodomésticos, por falta de reposición, a pesar de que la demanda sigue siendo alta.

Daniel, el dueño de la tienda de productos para el hogar, dice que esto ya lo está afectando.

«La gente viene a comprar y se va de mal humor porque no le podemos vender algunos electrodomésticos, ya que las fábricas suspendieron las ventas porque no les permiten importar determinados productos», explica.

También reconoce que hoy tratan de vender «lo menos posible», porque no saben «a qué precio vamos a poder reponer esos productos».

Estos problemas han llevado a todas las consultoras privadas a estimar que la actividad económica se «enfriará» en el segundo semestre del año.

Ecolatina proyecta para 2022 un crecimiento del PIB del 3,8%, 0,2% más que la proyección de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El FMI y el Banco Mundial tienen perspectivas un poco más optimistas, con un crecimiento estimado del 4% y 4.5%, respectivamente.

«Sin dudas ha habido una recuperación en la actividad económica que vino de la mano de una mejora pronunciada de las ventas internas», resume Manoukian. «Pero la pregunta es cuán sostenible es este crecimiento».

Imagen de portada: REUTERS

FUENTE RESPONSABLE: Veronica Smink. BBC News Mundo, Argentina. 28 de julio 2022.

Economía/América Latina/Argentina/Crisis económica.