Fantasia 

Como si fueras una fantasía representada
ante mí en aquella figura tuya de aquel año,
en qué pequeñita te reflejabas en mis manos
cuando nos amábamos creando sueños
que construyeran nuestra propia historia.

Cuanto te ame, mejor dicho cuanto te amo
al volver a recordar aquel tiempo único,
perdurable en mi memoria hasta que mi tiempo
me murmuré suavemente que debo partir.

No importa, mis recuerdos quedaran en otro
que los replicara en una nueva vida,
y en el momento exacto como aquel que fuera
te tomara en sus brazos y te abrazara con fuerza
como si fuera yo, diciéndote “te amo”…

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Dejame ser…

De repente soltaste mi mano
en un ademán más que brusco,
¡zas! -me dije, otra escena de celos.

Tus cejas transformadas en una
y la frente que pusiste en forma altiva,
fue el preámbulo del torrente de tu enojo
-porque miras a otra, estando conmigo?-

Me detuve sonreí y te dije lo de siempre
-los ojos nos fueron dados para ver la belleza.
tanto de una hermosa mujer como de un paisaje.-

Furiosa como una leona herida te ibas,
pero no te detuve y te sujete de la cintura
y te susurre al oído ya agotado lo siempre
“sabes, no me ahogues, dejame ser…”.

Y proseguí “hubieras preferido a
que como a hurtadillas lo hiciera
en algún momento en que te distraias”.

O tú no lo haces con algún hombre
bien plantado con quien te cruzas,
amar es no ser propiedad de nadie
ni tú ni yo somos el objeto del otro.

¿Si lo nuestro tendrá futuro quién lo sabe?
vive el hoy deja atrás lo que hayas pasado,
disfruta nuestros besos, nuestras caricias
cuando dejamos impregnados nuestros cuerpos
en esas sábanas de mil hilos que sueles estrenar.

Dejame ser e intentalo tú también…

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Mi luz…mi guia…

Eres alba y noche cada día en el que vivo
iluminas mi vida con mi corazón en tus manos,
me proteges de la oscuridad de lo indeseado
eres mi fuerza y mi debilidad al mismo tiempo.

Como no amarte con ardiente pasión
y pretender vivir contigo esta ilusión,
deseando que sea un sueño inacabable
porque tú sin saberlo me enseñaste
a dejar de ser un vagabundo errante,
cuando ya creía que la magia del amor
por el tiempo ya vivido, era algo inalcanzable.

Dejaste de ser un deseo, una ilusión
para convertirte en mi hermosa compañera,
la que con su luz hizo que volviera a creer
por favor te ruego que no la apagues nunca,
porque sin ti mi vida no tendría más mañanas.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest. Reeditado

Esperame…

Que difícil
se hace
vivir sin vos,
que tortuoso
es pretender
salirme
de este ahogo,
que atenaza
cada noche
y cada dia
mi alma toda.

Me contento
sacando
del arcón
las viejas fotos,
en que nos vemos
jóvenes, felices
como siempre
lo fuimos
hasta que
partiste.

Que penoso
es sobrevivir,
ante la ausencia
del ser amado,
todo lugar,
cada cuarto
se hace inmenso
e inútil,
al escuchar
solo
mis pasos
una y otra vez,
dejando
transcurrir
el tiempo,
para
reencontrarme
contigo.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Antigua Roma. La sexualidad romana. Parte 2/2

¿Qué diferencia había entre una mujer casada y una concubina en el mundo romano?

Para tenerlo claro debemos seguir al jurista romano Paulo que lo definió de la siguiente forma “una concubina se diferencia de una esposa solamente en la consideración social en la que se la tiene”, lo que nos viene a decir es que una concubina no era considerada socialmente igual a su hombre como lo era la esposa. La ley romana decía que un hombre no podía tener una concubina al mismo tiempo que una esposa.

A pesar de estar clara la ley romana, los primeros que la incumplieron fueron los propios emperadores como fue el caso de Augusto, Marco Aurelio y Vespasiano.

f10

Jurídicamente las concubinas estaban muy desamparadas por las leyes romanas. 

Estas dependían de lo que los hombres le otorgaran. Las leyes romanas tenían claro que debían diferenciar claramente entre lo que es una esposa y una concubina. Si seguimos al jurista Numa Pompilio decía “Una concubina no tocará el altar de Juno. Si lo hace, le ofrecerá sacrifico con una oveja teniendo el pelo suelto”.

El concubinato es una figura que aparece rápidamente en el mundo romano y ya existía esta figura en la época de la monarquía romana, pero las concubinas tenían prohibido la adoración a la diosa Juno que era la diosa del matrimonio. El jurista Ulpiano decía “solamente esas mujeres con las que se tienen relaciones lícitas pueden ser concubinas sin temor a cometer un crimen”.

LA PROSTITUCIÓN

La prostitución en la historia de Roma fue evolucionando. De esta forma, en la antigua Roma, la prostitución era un símbolo de vergüenza. En la República Tardía en los inicios del Principado, la falta de reputación estaba reflejada en la ley y calificaba a sus practicantes como infames.

La primera documentación, que hace referencia a la prostitución romana lo encontramos en el Cuerpo de Derecho Civil que tiene su origen en los inicios del siglo VI a. C.

f7

Moneda romana sprintia

Todas las personas que se dedicaban a la prostitución no podían expresarse en la Corte, ni realizar acusaciones y no podían presentarse en candidaturas para la Magistratura.

Toda persona que ejerciera la prostitución debía estar registrada legalmente. La ley romana estipulaba la infamia y decía “no solamente una mujer que practica la prostitución, pero también quien lo ha hecho aunque haya cesado la práctica; la desgracia no es eliminada aunque se discontinúe la actividad”.

La infamia era la pérdida formal de una buena reputación y en el mundo romano era una gran herramienta cultural para la consecución del buen comportamiento de todos sus ciudadanos.

Esta pérdida de la buena fama debido a un comportamiento vergonzoso, como era la prostitución, representaba un estigma social y legal muy importante.

 Significaba la pérdida a los ciudadanos de muchos de sus privilegios.

El miedo a la vergüenza a los ojos de la comunidad, suponía un buen antídoto y era un modo de controlar socialmente el comportamiento decoroso de la ciudadanía.

f9

La famosa Copa Warren, se encuentra en el Museo Británico

La literatura romana da muestras de cómo eran utilizada estas formas de comportamiento y se trabaja sobre el comportamiento de estos dos tipos de mujeres: la bien educada que era virgen y puede esposarse y la prostituta que está por debajo del nivel social de los ciudadanos.

La literatura romana muestra de una forma muy sugerente el papel de la prostituta. Muchas veces se recurría a la prostitución como una metáfora.

 Eran vestidas y reconocidas por su vestimenta, con ropas chillonas hechas de seda transparente. Además, se distinguían por el uso de las togas, que eran ropas que solían usar los hombres romanos.

Los escritores romanos presentaban la prostitución de forma muy degradante para la mujer y la representaban como signo de impureza. La prostitución era asociada a la suciedad, lo que todavía le daba un rango social menor.

f5

Figura 1. Escenas de sexo en representaciones artísticas romanas: A) Detalle de mosaico (termas de Caracalla, Roma). B) Fragmento de vidrio (Metropolitan Museum, Nueva York). C) Pintura estucada (casa del Centenario, Pompeya)

Los proxenetas romanos también eran representados de forma infame. Estos eran mirados con desdén y estaban estigmatizados dentro de la sociedad romana. La ley decía “la ocupación de un proxeneta no es menos degradante que la práctica de la prostitución y el crimen por ello es incluido en las leges Juliae, como una pena preservada contra el marido que tenga ganancias monetarias por el adulterio de su esposa”.

Debemos saber, que los romanos vivían con marcados tabúes morales y sexuales. Todos aquellos aspectos de la práctica sexual que estaban socialmente reconocidos se desarrollaban dentro del matrimonio romano.

Dentro de la sexualidad romana los genitales femeninos y la menstruación eran vistos de manera negativa. No se permitía que se produjera alteración de los roles establecidos, así era muy mal visto que una mujer pudiera ejercer un rol dominante sobre el hombre.

Ser penetrado un hombre o hacer sexo oral a la mujer era considerado sexualmente como un rol pasivo. El sexo oral hacia la mujer era muy controvertido. Hay muy pocos datos sobre el lesbianismo entre romanas, pero parece claro que era un tabú más fuerte, que si lo realizaban dos hombres.

Las prácticas sexuales dentro del mundo femenino también variaban en función de la clase social a la que pertenecían. Las mujeres de clase baja, las extranjeras y las esclavas, tenían mucha más libertad sexual que las de clase alta, las matronas.

f12

Lo que sí era igual era el uso de afrodisiacos o las llamadas pociones del amor, utilizadas tanto por mujeres como por hombres. El sexo con mujeres embarazadas era socialmente muy aceptado. Hay textos donde se relata que Julia, hija del emperador Augusto aprovechaba su embarazo para tener relaciones sexuales con otros hombres, que no fuera su marido.

Hay un aspecto muy llamativo dentro de la sexualidad romana y es que en la época de la Roma imperial la violación era una práctica muy normal, muy diferente a la de otras culturas antiguas, que era muy castigado. Sin embargo, durante la monarquía la violación era considerada un delito y estaba penada con la pena de muerte o debía partir para el exilio el violador y se le confiscaban todos sus bienes.

Lo que se pretendía era preservar el valor de la castidad en las mujeres, el honor del padre si era virgen y el honor del esposo de la mujer casada. No podemos hablar de un atentado a la libertad sexual, porque las mujeres no podían decidir con quién mantener relaciones sexuales.

Las mujeres no tenían libertad en sus relaciones con los hombres. Estos consideraban el lesbianismo como algo excitante y morboso, pero estaba muy oculto en la sociedad, ya que la mujer de entonces sólo tenía la misión reproductora y no del disfrute de su sexualidad ni como elegir la forma del disfrute carnal. Una mujer que quería ser la pareja activa en una relación se le llamaba tribade, algo no consentido socialmente y penalizado.

La sexualidad romana era de total dominio del hombre que actuaba como un amo respecto a su esposa y esclavos, es decir, esta relación estaba basada en el sometimiento total al hombre.

f6

Relieve que muestra una pareja practicando sexo

El placer femenino era totalmente ignorado. La moral sexual romana se basaba en el binomio someter y ser sometido. 

Someter era un honor, mientras que ser sometido era absolutamente vergonzoso y más si este era un varón adulto libre. Sin embargo, si era un esclavo o una mujer se consideraba de lo más natural.

f3

Uno de los aspectos que llaman mucho la atención es que los romanos no practicaban el beso en la calle. Sin embargo, la ley dice que el esposo tiene el derecho al beso, es decir una mujer romana estaba obligada a besar cada día al marido en la boca.

Esto que nos resulta sorprendente ahora era una vieja costumbre romana y tenía la finalidad de controlar que la mujer no bebiera. Había una ley que prohibía beber vino a las mujeres, porque se decía que si una mujer bebía podía perder el control, porque podía favorecer y dar facilidades al adulterio por los efectos desinhibidores que produce el alcohol.

Habrá una segunda parte donde tocaré temas como el aborto, el infanticidio, las bacanales, las fiestas de las prostitutas, las monedas sexuales y las termas. Espero que les guste y no se pierdan la segunda parte.

Imagen de portada: Los frescos de Pompeya demuestran la importancia del sexo en la época.

FUENTE RESPONSABLE: nuevatribuna.es Por Edmundo Fayanás. Mayo 2017.

Antigua Roma/La sexualidad romana/Amor/Libertad sexual/

Mujer/Sometimiento/ Desigualdad/Sociedad y Cultura.

Te amo tanto…

 

No puedo

estar sereno,

estoy ansioso

solo pensando

que solo

en dos horas

me reuniré

contigo,

en nuestro

bar de San Telmo.

Hace

dos meses ya,

que dejamos

de vernos,

con la

incrédula

excusa,

de que ambos

necesitabamos

tiempo.

Hemos sufrido

y asi lo

hemos dicho

lo que nunca

suponíamos

que esta 

insufrible

distancia,

podía 

producirnos.

No mas pruebas,

cuando nuestro amor

es aquel 

que nos pide

a gritos

que volvamos

a ser

quienes fuimos,

entrelazando

nuestras almas

y fortaleciendo

la necesidad

de tenernos

cada vez mas juntos….

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Una maravillosa historia…

La recibí ayer; y no me interesó realmente hurgar sobre la veracidad de la misma; pero con la proximidad de Noche Buena uno está un poco más sensible de lo acostumbrado y me permito en compartirlo con tod@s ustedes; mis amig@s virtuales.

Anoche leí una historia muy hermosa, que se hizo canción, lo que me obligo a buscar la música, la que resultó ser muy conocida y decidí compartir con mis amig@s por este medio. Es la historia (verídica) de un niño pobre, un estadounidense, del Estado de Búfalo, que gana una beca para la Universidad de Columbia.

Allí, se hace amigo de un chico que terminó convirtiendose en su gran amigo y en su compañero de pieza o cuarto.

Pero en el primer año de universidad, viendo un partido de béisbol, de repente, de la nada, se quedó ciego.

El médico dijo que era conjuntivitis y que pasaría. Pero, no desapareció, fue una catarata que le había arruinado los nervios ópticos.

El chico se quedó ciego, se deprimió, abandono la universidad y regreso a su tierra natal.

Este amigo, compañero de cuarto fue allí, hasta su casa y lo convenció de que regresara a la Universidad. El amigo le digo: la oscuridad te acompañará  y yo seré tu oscuridad.

El amigo comenzó a ayudarlo en todo, y un poco mas de lo que podía, le leyó los exámenes, los libros, todo.

Este ciego terminó con una licenciatura de Derecho y luego una maestría de Harvard y un doctorado en Oxford.

Al poco tiempo, se convirtio en un abogado de gran prestigio y se convirtio en consejero de la Casa Blanca.

Trabajó asesorando a presidentes estadounidenses como Gerald Ford y Jimmy Carter.

Esta hermosa historia de superación, de dificultades extremas, muestra la calidad de la persona y el valor de una verdadera amistad.

Es la vida de Sandy Greemberg.

Pero retrocediendo en el tiempo, en 1964, el compañero de cuarto que lo ayudo a graduarse le pidio prestado 400 dolares a Sandy.

Necesitaba el dinero para lanzar un disco. Así fue que Sandy le prestó el dinero.

El disco fue lanzado en 1964, pero no tuvo mucho éxito.

Aún así, una de las canciones se convirtio en la mas escuchada del año.

Era la canción que escribio el compañero de cuarto, Arthur Itra Garfunkel, conocido como Art Garfunkel, en honor a su amigo Sandy Greenberg, una canción que todos conocen, pero creo que como yo, nadie conocía la historia detrás de la letra.

Escuchar música conociendo la historia tiene otro significado. Esta versión, cantada por Art en dui con Paul Frederic Simon, conocido como el duo Simon & Garfunkel. 

Les ruego que la escuchen. Gracias totales.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest – Art Garfunkel

FUENTE RESPONSABLE: Anónima

“Amigos con derechos”

Eramos tan jovenes

tu mas que yo,

y en aquel tiempo

te encontrabas

tan enojada con 

el mundo

que te rodeaba,

no solo

por haber

perdido a tu madre,

sino porque

a tu padre,

le duró la nada

elaborar el duelo,

que toda tu eras

un verdadero caos.

Lazos sanguíneos

lejanos

ni mi negativa,

te impidieron

llevarme a

tu lecho,

e iniciamos así

una relación

sin destino.

Nos abrazamos 

a la transgresión

en esa época,

sexo en todas

sus formas

conocidas,

amigos hoy

decimos riéndonos

que se le dice

“amigos con derechos”…

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

¿Porque te alejas?

Tu…si tu, ven aqui.

¿que deseo

me preguntas?

No te resulta

tan obvio,

cuando

mis miradas

sobre

tu cuerpo

se inflaman,

como 

si fueran

pequeñas 

chispas,

de este rebelde

corazón,

que se resiste

a creer

que parecieras

alejarte mas

cada día.

Me dirás

que aun

tus dudas

te acompañan.

que no estas

preparada,

que tus dolores

del pasado

no los olvidas,

mientras yo

seguire

llorando

por un amor

no correspondido.

O crees

por aquel mandato

de que los hombres

no deben llorar,

si así lo fuera

¿crees que habria

poesía?

No te has

dado cuenta,

que cada día

vivo un tormento

inacabable,

por ese desden

que siento

de ti y mas aún

cuando me dices

como murmullos

que aguarde,

que existen

luces de esperanzas…

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest

Te presentaste…

Esplendida llegaste
e inmediatamente
pensé en cuanta
distancia nos separa.

Belleza mediterránea
regada en tu persona,
por la gracia de
tu propia sangre
y esencia,
como no amarte
sutilmente
en místico silencio.

Sonrisa perfecta,
autentica
que muestra
una personalidad
avasallante
propia de tus raíces,
gente de luchas,
de esfuerzo,
de unidad,
donde la familia
siempre primera.

Que momento
al verte, tan feliz
me has dejado,
pensare en ti
esta noche
y todas las
que vendrán
en esta vida mía
.

Imagen de portada: Gentileza de Pinterest