Científicos de China encuentran cientos de bacterias desconocidas en los glaciares que se funden en el Tíbet.

Las bacterias podrían provocar diferentes enfermedades.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en azul. Muchas gracias.

Científicos de la Academia China de Ciencias encontraron casi 1.000 tipos diferentes de bacterias en el agua de los glaciares que se están fundiendo en el Tíbet, la región más alta de la Tierra, en Asia.

Los investigadores estudiaron estas aguas, producto del calentamiento global. Con exactitud, hallaron 968 bacterias diferentes, pero lo que más generó sorpresa entre los expertos es que el 82 por ciento son completamente nuevas.

El estudio fue publicado en Nature Biotechnology y citado en el sitio web de Gizmodo. En la investigación, los especialistas creen que los resultados obtenidos son desfavorables para las humanos, ya que los ríos de hielo que cubren el 10% de la superficie del planeta son una cápsula del tiempo que alberga miles de microorganismos.

El calentamiento global está abriendo esa cápsula y nadie sabe a ciencia cierta lo que puede salir de ella, como por ejemplo, epidemias y pandemias.

Las altas temperaturas en la planicie tibetana están obligando a reubicar el campamento base del que parten las expediciones al Everest y están liberando al ecosistema miles de microorganismos que llevaban cientos o miles de años hibernando en el hielo.

Los autores encienden las alarmas

En el estudio, los autores del estudio trataron de enviar un mensaje al mundo que invitan a la reflexión: “Los microbios, tanto nuevos como antiguos, atrapados en el hielo pueden dar lugar a epidemias locales o incluso pandemias”.

Bacterias (Unsplash)

“Se tratan de microorganismos que pueden introducir en el ecosistema nuevos factores infecciosos tanto para las plantas como para los animales o los seres humanos”, aseguran.

A los investigadores les preocupa una transmisión horizontal de esos microorganismos a través de su material genético: “La interacción entre el agua de esos glaciares y los modernos microorganismos es particularmente peligrosa y sus potenciales riesgos para la salud deben ser evaluados”.

Esta situación no solo afecta a montañeros, sino a los residentes de áreas cercanas a los ríos Yangtzé o Ganges, debido a que el agua de los glaciares nutre a esos torrentes.

Imagen de portada: Bacterias (Unsplash)

FUENTE RESPONSABLE: FayerWayer. Por Guy Acorero. 3 de julio 2022.

Sociedad/China/Ciencia/Investigación/Bacterias/Estudios/Salud.

Encuentran cientos de bacterias desconocidas para la ciencia en los glaciares que se funden en el Tíbet.

Los investigadores expresan su preocupación por la posible virulencia de los patógenos atrapados en el hielo.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor adonde se encuentre escrito en azul. Muchas gracias.

Un equipo de investigadores de la Academia China de Ciencias se dedicó a recoger muestras de agua de los glaciares que se están fundiendo en Tíbet como resultado del calentamiento global. En esas muestras han encontrado 968 tipos diferentes de bacterias. El 82% son completamente nuevas.

Los resultados de ese estudio acaban de publicarse en Nature Biotechnology, y no auguran nada bueno para nuestra especie. Hasta ahora se pensaba que el hielo de los glaciares era un entorno demasiado extremo como para albergar vida, pero la realidad es bastante diferente. Resulta que los ríos de hielo que cubren el 10% de la superficie del planeta son una cápsula del tiempo que alberga miles de microorganismos. El calentamiento global está abriendo esa cápsula y nadie sabe a ciencia cierta lo que puede salir de ella.

Las altas temperaturas en la planicie tibetana no solo están obligando a reubicar el campamento base del que parten las expediciones al Everest. Además están liberando al ecosistema miles de microorganismos que llevaban cientos o miles de años hibernando en el hielo. “Los microbios, tanto nuevos como antiguos, atrapados en el hielo pueden dar lugar a epidemias locales o incluso pandemias”, alertan los autores del estudio. “Se trata de microorganismo que pueden introducir en el ecosistema nuevos factores infecciosos tanto para las plantas como para los animales o los seres humanos”.

La principal preocupación de los investigadores es la posible transmisión horizontal de esos microorganismos a través de su material genético. “Los factores virulentos de esa comunidad microbiana puede transmitirse horizontalmente a través de factores genéticos. La interacción entre el agua de esos glaciares y los modernos microorganismos es particularmente peligrosa y sus potenciales riesgos para la salud deben ser evaluados”.

No es solo una cuestión que afecte a los montañeros que se aventuran por esas regiones. El agua proveniente de esos glaciares es el lugar de nacimiento de varios ríos que abastecen áreas muy pobladas, entre ellos el Yangtzé o el Ganges. Un patógeno desconocido hasta ahora podría perfectamente trasladarse desde Tíbet a estas regiones simplemente siguiendo el curso del agua. [Nature Biotechnology vía IFL Science].

Imagen de portada: La rotura de un glaciar del Himalaya en 2021 provocó un desprendimiento que se saldó con decenas de muertos y heridos. Ahora la amenaza es otra.Foto: AP Images (AP)

FUENTE RESPONSABLE: Gizmodo en Español. Por Carlos Zahumenszky

Sociedad/Ciencia/Descubrimientos/Bacterias

Científicos advierten de invasiones «alienígenas» y de la necesidad de una bioseguridad planetaria.

BACTERIA EXTRATERRESTRE

Si deseas conocer mas sobre este tema, cliquea por favor donde se encuentra escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Investigadores piden que la «ciencia de la invasión» detecte los virus foráneos y garantice la bioseguridad mundial.

Los científicos han advertido de una posible «invasión alienígena», y no como todos pensaríamos: el riesgo no proviene de los extraterrestres que llegan en sus naves espaciales, sino de la contaminación microbiológica de la Tierra procedente de entornos extraterrestres y viceversa.

Así, Anthony Ricciardi, de la Universidad McGill, y sus colegas han descrito en BioScience los peligros que plantean nuestra creciente actividad más allá de los límites de la atmósfera terrestre que conlleva el peligro de la contaminación microbacteriana y destacan la necesidad de adoptar medidas de bioseguridad para limitar la amenaza.

Resistencia extrema de cepas bacterianas

El equipo señala que, a pesar de la considerable precaución microbiana de las agencias espaciales, se han descubierto «cepas bacterianas que muestran una resistencia extrema a la radiación ionizante, la desecación y los desinfectantes» en las salas blancas de la NASA utilizadas para el montaje de las naves espaciales.

Los autores advierten así que la contaminación biológica pone en peligro tanto los ecosistemas como el bienestar humano. «Debido a sus enormes costes para los sectores de recursos y la salud humana, las invasiones biológicas son un problema de bioseguridad mundial que requiere soluciones transfronterizas rigurosas», afirmaron en un comunicado de prensa del American Institute of Biological Sciences.

Y la advertencia no es nueva: en 2013 científicos ya habían observado los microorganismos extremadamente resistentes a la radiación que pueden sobrevivir a las condiciones extremas del espacio podrían poner en peligro las misiones de retorno de muestras, e incluso podrían arruinar nuestra oportunidad de detectar vida en otros lugares del sistema solar, según informa Newsweek.

Aunque el riesgo parecería insignificante, en vista de que no hemos descubierto vida extraterrestre, ni siquiera bacteriana, los investigadores han descubierto en el espacio cepas de bacterias completamente desconocidas en la Tierra. Estas, según el medio, han evolucionado a partir de bacterias terrestres en la Estación Espacial Internacional, un entorno único y aislado.

La «ciencia de la invasión»

El artículo esboza un posible enfoque para solucionar el potencial problema basándose el campo emergente de la «ciencia de la invasión», en el que los profesionales estudian las causas y consecuencias de la introducción de organismos.

«La investigación en la ciencia de las invasiones ha aportado nuevos conocimientos sobre la epidemiología, la evolución rápida, la relación entre la biodiversidad y la estabilidad de las comunidades, y la dinámica de las interacciones depredador-presa y parásito-huésped, entre otros muchos conceptos», afirman Ricciardi y sus colegas. 

Además, explican que «los protocolos de detección precoz, evaluación del peligro, respuesta rápida y procedimientos de contención que se emplean actualmente para las especies invasoras en la Tierra podrían adaptarse para hacer frente a posibles contaminantes extraterrestres».

Imagen de portada: Gentileza de DW Made for Minds.Los investigadores han advertido de los peligros que plantean nuestra creciente actividad más allá de los límites de la atmósfera terrestre que conlleva el peligro de la contaminación microbacteriana.

FUENTE RESPONSABLE: DW Made for Minds.Editado por Felipe Espinosa Wang.

Alienigenas/Bioseguridad planetaria/Contaminación/Microbacteriana/ 

Bacterias/Espacio.