Cambio climático: los árboles urbanos no están preparados.

Años atrás, la elección del arbolado de las ciudades emergentes fue cuidadosamente pensada y elegida para obtener beneficios de la vegetación. Hoy, muchos de ellos se encuentran amenazados por el rápido aumento de temperatura y los cambios en las lluvias.

Más del 56% de los árboles de ciudades están expuestos a condiciones poco saludables para ellos.

El cambio climático amenaza la salud y la supervivencia de los árboles urbanos. El aumento sostenido de las temperaturas y los cambios en los patrones de las lluvias provocan que muchas de las especies que fueron elegidas hace años para brindar sombra y cobijo en las calles de las ciudades no estén adaptados a las nuevas condiciones climáticas.

Los investigadores utilizaron el Inventario Global de Árboles Urbanos, una base de datos que registra más de 4000 árboles y arbustos diferentes plantados en 164 ciudades en 78 países, para evaluar el impacto probable del calentamiento global en los árboles plantados a lo largo de las calles y parques. Más de la mitad de las especies de árboles ya están en riesgo en algunas ciudades debido al aumento de las temperaturas y los cambios en las precipitaciones. Y para 2050, se prevé que esta proporción aumente hasta alcanzar entre el 70% y el 80%.

No quiere decir que esas especies vayan a morir. Podrían estar experimentando condiciones climáticas estresantes que pueden afectar su salud y desempeño, lo que pone en riesgo la provisión de los múltiples beneficios y servicios que proveen los bosques urbanos.

Los árboles no solo brindan sombra, también pueden mejorar la salud física y mental, son importantes en la integración social y pueden mitigar los efectos del aumento de la temperatura. En otras palabras, hacen a las ciudades mucho más habitables, pero hoy hay más de 1.000 especies que están en riesgo de desaparecer. La investigación detalló que el 56% de las especies experimentan condiciones climáticas que superan sus márgenes de seguridad de temperatura y el 65% lo hace por las precipitaciones.

El autor principal del estudio, Manuel Esperón-Rodríguez, de la Universidad de Sydney Occidental (Australia) precisó que “no quiere decir que esas especies vayan a morir”. Lo que pronostica el estudio es que “podrían estar experimentando condiciones climáticas estresantes que pueden afectar su salud y desempeño, lo que pone en riesgo la provisión de los múltiples beneficios y servicios que proveen los bosques urbanos”.

En todo el mundo

El estudio también detalla que las especies comunes de ciruelos, robles, arces, álamos, olmos, pinos, tilos, zarzos, eucaliptos y castaños se encuentran entre las especies que han sido señaladas en riesgo debido al cambio climático en la mayoría de las ciudades. Y los árboles en ciudades de regiones tropicales y en países vulnerables como India, Níger, Nigeria y Togo son los más afectados.

La selección de especies se ha basado en el clima pasado y actual y, por lo general, no tiene en cuenta el cambio climático futuro

En promedio, las ciudades hacia el ecuador estarán expuestas a mayores disminuciones en precipitación y se ve “una tendencia a que el riesgo promedio aumente hacia el ecuador donde los recursos económicos para mitigar el cambio climático son generalmente más limitados, lo que incluye varias ciudades de Latinoamérica”, indica Esperón-Rodríguez.

No quieren decir que las especies de árboles que hay en las ciudades se hayan elegido mal, sino que probablemente el cambio climático de los últimos años ha sido muy rápido.

Estos resultados no quieren decir que las especies de árboles que hay en las ciudades se hayan elegido mal, sino que probablemente el cambio climático de los últimos años ha sido muy rápido. En la actualidad, la selección de especies se ha basado en el clima pasado y actual y, por lo general, no tiene en cuenta el cambio climático futuro, que puede no reflejar el clima pasado.

El investigador dice que hay que proteger los árboles y arbustos de las ciudades, “pensar dos veces antes de cortar más, ya que están brindando muchos beneficios”, y seguir plantando, “lo que ayuda a mantener las temperaturas de la ciudad cómodas para ellos y para nosotros”.

Imagen de portada: Gentileza de Meteored.

FUENTE RESPONSABLE: Meteored. Por Cindy Fernández. 24 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Cambio climático/Medio Ambiente/Naturaleza.

 

 

 

 

 

 

 

Lo que los arquitectos modernos están aprendiendo del Taj Mahal para refrescar los edificios sin aire acondicionado.

La referencia arquitectónica al Taj Mahal es inmediatamente perceptible al entrar en la oficina de Microsoft en Noida, al norte de la India.

Bañado en blanco marfil y salpicado de hermosos arcos y «jaali» (pantallas de celosía perforada), la oficina es tanto una oda visual a la grandeza del Taj Mahal como un lugar de trabajo de última generación.

Rayos de luz perforan las intrincadas pantallas jaali, creando un efecto sublime de iluminación y profundidad.

Junto con las luces de bajo consumo, esta característica arquitectónica ayuda a mantener baja la huella de carbono del edificio y es una de las razones por las que la oficina tiene una calificación de platino Leed (Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental), la certificación de sostenibilidad más alta del Consejo de Construcción Ecológica de EE.UU.

El término jaali, que significa red, se usa en Asia Central y del Sur.

Cortado en mármol o piedra arenisca roja en patrones ornamentales, el jaali fue una característica arquitectónica distintiva en India entre los siglos XVI y XVIII.

Los jaalis exquisitamente tallados del Taj Mahal, hechos en la ciudad de Agra a mediados del siglo XVII, crean una mezcla rítmica de sólidos y vacíos, cóncavos y convexos, líneas y curvas, luces y sombras.

El Hawa Mahal, o «Palacio del Viento», construido en 1799 por los gobernantes Rajput en Jaipur, tiene 953 ventanas con celosías diseñadas para dejar entrar una suave brisa.

Además de agregar un toque artístico a los edificios, estas pantallas de celosía «permiten que circule el aire, protegen [los edificios] de la luz solar y brindan una cortina para la privacidad», dice Yatin Pandya, arquitecto especializado en conservación del patrimonio y autor de varios libros sobre diseño sostenible.

Ahora, en su búsqueda de soluciones de refrigeración sostenibles, los arquitectos están reviviendo este diseño antiguo para construir edificios cómodos y bajos en carbono.

El gran problema

Jaali, en marmol con figuras de estrellas y círculos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Cortado en mármol o piedra arenisca roja en patrones ornamentales, el jaali fue una característica arquitectónica distintiva en India entre los siglos XVI y XVIII.

El sector de la construcción tiene un gran problema climático.

Las emisiones de los edificios alcanzaron su nivel más alto en 2019, lo que representa el 38% de las emisiones globales de CO2.

La refrigeración de edificios puede consumir mucha energía, y se espera que la cantidad de unidades de aire acondicionado se triplique con creces en todo el mundo para 2050, consumiendo tanta electricidad como toda India y China en la actualidad.

Al mismo tiempo, las olas de calor son cada vez más largas e intensas en todo el mundo.

Ante este desafío, algunos arquitectos se están inspirando en soluciones anteriores, incluido el tradicional jaali.

«[Sirve] como una respuesta ecológica a los problemas de refrigeración y ventilación sostenibles», dice Sachin Rastogi, arquitecto y director fundador de ZED Lab en Delhi, que se especializa en edificios net-zero.

Las técnicas de refrigeración pasiva y las envolventes de los edificios (que ayudan a separar el interior del edificio del entorno exterior) proporcionan un confort térmico significativo al reducir la temperatura interior, eliminando la necesidad de aire acondicionado, lo que puede generar un ahorro energético de hasta un 70%.

Jaali

Edificio con jaali

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. En su búsqueda de soluciones de refrigeración sostenibles, los arquitectos están reviviendo el diseño jaali, que data del siglo XVI.

Jaali corta el calor directo que entra en un edificio dividiendo los metros cuadrados totales de una ventana típica en una serie de pequeños agujeros.

En el jaali tradicional, los agujeros son casi exactamente del mismo tamaño que el grosor del mármol o la piedra arenisca, dice Pandya.

«Este grosor funciona para reducir el resplandor directo de la luz solar al tiempo que permite una iluminación difusa», añade.

La función de enfriamiento de jaali se basa en el efecto Venturi de manera similar a una unidad de aire acondicionado.

«Cuando el aire pasa a través de los agujeros, adquiere velocidad y penetra lejos. Debido a las pequeñas aberturas, el aire se comprime y al liberarse se enfría», explica el arquitecto.

El auge de las modernas técnicas de enfriamiento restringió el uso de jaali, pero «las preocupaciones sobre el calentamiento global están cambiando el enfoque hacia su reactivación», señala.

«Las formas arquitectónicas tradicionales han demostrado su rendimiento en la lucha contra las condiciones ambientales».

El mejor

Desde el complejo Times I-City en Foshan, China, hasta el hotel Nakâra en Cap d’Agde, Francia, pasando por el Hospital de Córdoba en España, las fachadas de celosía se han desplegado en edificios modernos para modular la luz natural, optimizar el consumo de energía y proporcionar confort.

«Las fachadas perforadas se están volviendo populares a nivel mundial entre los arquitectos que se centran en envolventes sostenibles», dice Ayesha Batool, investigadora en diseño de edificios sostenibles de la Universidad de Nottingham en Reino Unido.

Una evaluación de 2018 realizada por Batool de los sistemas de sombreado de tres pantallas encontró que el jaali superó tanto a las fachadas completamente acristaladas como a las fachadas de brise-soleil, que desvían la luz solar.

«Las pantallas jaali mejoran la comodidad térmica y visual de los ocupantes dentro del edificio», dice Batool.

«Es importante aprender de los métodos arquitectónicos tradicionales sin generalizar demasiado ni idealizar su desempeño».

Tradicional + moderno

Edificios con fachadas de jaali

FUENTE DE LA IMAGEN – ALAMY. Las torres Al-Bahr en Abu Dhabi tienen una fachada cinética jaali, que está inspirada en la textura de la piel humana.

La sede del periódico Punjab Kesari en Nueva Delhi fusiona la arquitectura tradicional india jaali con características de diseño contemporáneo.

El edificio está envuelto en una fachada de hormigón blanco perforado reforzado con vidrio que evoca la tradicional pantalla jaali, para optimizar la iluminación natural, reducir el calor y aumentar la ventilación cruzada, dice Britta Knobel Gupta, cofundadora del galardonado Studio Symbiosis que lo diseñó.

«La pantalla doble jaali reduce la temperatura del aire exterior frente al vidrio para que el aire más frío ingrese, actuando como una chimenea», dice Knobel Gupta. «Esto reduce la carga en el acondicionador de aire».

El proyecto utilizó simulaciones digitales para generar diferentes patrones de porosidad para cada pared, dependiendo de la cantidad de luz solar que reciba.

La fachada orientada al norte, por ejemplo, tiene una opacidad del 81%, en comparación con el 27% de opacidad en el lado sur.

El jaali también ayuda al edificio a alcanzar el nivel de iluminación necesario de forma natural, agrega, asegurando que no se requieran luces artificiales durante el día.

Edificio con jaali

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Otros países también están tomando nota de los beneficios de jaali.

El Centro de Control de Satélites Hispasat en Madrid, España, fue diseñado con el objetivo de controlar la radiación solar y aumentar el confort interior.

Su celosía ofrece tres densidades diferentes de aberturas, que ayudan a filtrar la luz y reducir el resplandor del sol, comenta Juan Herreros, arquitecto y socio fundador de Estudio Herreros, firma que diseñó el edificio.

«[El] grado de perforación varía según las necesidades de iluminación para el confort y la necesidad de disipar la radiación del sol».

Un espacio de un metro entre el edificio y la celosía produce un efecto de cámara sombreada y ventilada, agrega. «El espacio entre las dos pieles actúa como una vía de ventilación».

Piel humana

Los avances tecnológicos han hecho que el jaali sea cada vez más dinámico.

A partir de la biomimética, la ciencia del desarrollo de sistemas no biológicos inspirados en la naturaleza, las fachadas dinámicas de jaali pretenden imitar los métodos de adaptación térmica que se encuentran en la naturaleza.

Inspiradas en la textura de la piel humana, estas fachadas ayudan a que los edificios respiren a través de miles de poros.

Las Torres Al-Bahr, diseñadas por Aedas Architects, se alzan bajo el intenso sol del desierto de Abu Dhabi con una fachada «inteligente» receptiva que se abre y se cierra según la temperatura.

El diseño se inspira en jaali y su versión en el mundo árabe, mashrabiya, que generalmente usa madera.

«La mashrabiya reduce la cantidad de luz solar directa sobre el edificio en aproximadamente un 20%», dice John Lyle, exdirector de la consultora de ingeniería Arup, quien asesoró sobre el mecanismo de apertura.

«Las mashrabiyas motorizadas se abren y cierran en respuesta al movimiento del Sol para permitir la entrada de luz natural indirecta en el edificio».

La pantalla dinámica se coloca a dos metros del edificio y se programa para responder al movimiento del sol a fin de reducir el resplandor y mejorar la penetración de la luz del día. A medida que el Sol se mueve, todo el mashrabi ya se mueve con él para brindar sombra.

El diseño ha resultado en un ahorro del 40% en las emisiones de carbono, según Arup.

Los problemas de la solución

Hotel Mandarin Oriental

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. La fachada del hotel Mandarin Oriental en Doha Qatar está inspirada en las celosías mashrabiya, la contraparte árabe de jaali.

Aunque el jaali está experimentando un renacimiento, hay preocupaciones acerca de si los agujeros en las fachadas protegen a los ocupantes de plagas e insectos.

Además, las fachadas móviles o cinéticas a menudo implican procesos de diseño y fabricación que requieren mucho tiempo y son costosas.

El uso de materiales de construcción tradicionales, como el mármol, para la construcción moderna puede no ser viable o rentable, y es posible que un material no se adapte a todos los climas.

La mayoría de los jaalis de hoy en día están hechos de tableros de fibra de densidad media, hormigón, ladrillos, madera, piedra, PVC o yeso.

Los jaalis también difieren en su rendimiento en diferentes climas, lo que significa que el diseño de la pantalla deben basarse en las condiciones climáticas: no existe una solución única para todos.

A pesar de estas limitaciones, el jaali ayuda a crear edificios energéticamente eficientes al proporcionar iluminación y ventilación naturales, dice Rastogi.

«La técnica tradicional jaali es la clave para crear una arquitectura ambiental y económicamente viable», asegura.

«La sostenibilidad debería ser un añadido sino una forma de vida».

* Este es un artículo de BBC Future. Lee la nota original aquí.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Feza Tabassum Azmi; BBC Future. 24 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Cambio climático/Calor extremo/Construcción/Refrigeración.

 

 

 

 

¿A cuántas personas puede albergar la Tierra?

La Organizaciones de Naciones Unidas (ONU) predice que en la fecha asombrosamente específica del 15 de noviembre de 2022 habrá 8.000 millones de humanos vivos al mismo tiempo.

Con la expansión de la población ha llegado una gran división. Algunos ven nuestros números crecientes como una historia de éxito sin precedentes.

De hecho, hay una escuela de pensamiento emergente que defiende que en realidad necesitamos más personas.

En 2018, el multimillonario tecnológico Jeff Bezos predijo un futuro en el que nuestra población alcanzará un nuevo hito decimal, en la forma de un billón de humanos dispersos por nuestro Sistema Solar, y anunció que está planeando formas de lograrlo.

Mientras tanto, otros, incluido el locutor británico e historiador natural Sir David Attenborough, han etiquetado a nuestro masivo enjambre humano una «plaga para la Tierra».

Desde este punto de vista, casi todos los problemas ambientales que enfrentamos actualmente, desde el cambio climático hasta la pérdida de biodiversidad, el estrés hídrico y los conflictos por la tierra, se remontan a nuestra reproducción desenfrenada durante los últimos siglos.

Allá por 1994, cuando la población mundial era de «apenas» 5.500 millones, un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford, en California, calculó que el tamaño ideal de nuestra especie estaría entre 1.500 y 2.000 millones de personas.

Entonces, ¿está sobrepoblado actualmente el mundo? ¿Y qué podría deparar el futuro para el dominio global de la humanidad?

Una preocupación ancestral

En la obra magna de Platón, «La República», escrita alrededor del año 375 a.C., el filósofo describe dos ciudades-estado imaginarias. Una es saludable y la otra es «lujosa» y «febril».

En esta última, la población gasta y devora en exceso, entregándose al consumismo hasta «sobrepasar el límite de sus necesidades».

Imagen de Platon

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. En la Antigua Grecia, el filósofo Platón abogó por el control de la población y del consumo.

Esta ciudad-estado moralmente decrépita finalmente recurre a apoderarse de las tierras vecinas, lo que naturalmente desemboca en una guerra: simplemente no puede mantener a su gran población codiciosa sin recursos adicionales.

Platón se había topado con un debate que todavía está vivo hoy: ¿el problema es la población humana o son los recursos que consume?

En su famoso trabajo, «Un ensayo sobre el principio de la población», publicado en 1798, Thomas Malthus, un clérigo inglés con una inclinación por el pesimismo, comenzó con dos observaciones importantes: que todas las personas necesitan comer y que les gusta tener relaciones sexuales.

Cuando se lleva a su conclusión lógica, explicó, estos simples hechos conducen a que las demandas de la humanidad superen los suministros del planeta.

«La población, cuando no se controla, aumenta en una proporción geométrica. La subsistencia aumenta solo en una proporción aritmética. Un ligero conocimiento de los números mostrará la inmensidad del primer poder en comparación con el segundo», escribió Malthus.

En otras palabras, un gran número de personas conduce a un número aún mayor de descendientes, en una especie de circuito de retroalimentación positiva, pero nuestra capacidad para producir alimentos no necesariamente se acelera de la misma manera.

Estas simples palabras tuvieron un efecto inmediato, encendiendo un miedo apasionado en algunos y la ira en otros, lo que continuaría reverberando en la sociedad durante décadas.

El primero grupo pensó que había que hacer algo para evitar que nuestros números se descontrolaran. El segundo, que limitar el número de personas era absurdo o poco ético, y en su lugar se debería hacer todo lo posible para aumentar el suministro de alimentos.

Cuando se publicó el ensayo de Malthus, había 800 millones de personas en el planeta.

Sin embargo, no fue sino hasta 1968 que surgieron las preocupaciones modernas sobre la sobrepoblación global, cuando un profesor de la Universidad de Stanford, Paul Ehrlich, y su esposa, Anne Ehrlich, escribieron «La bomba demográfica».

Portada de "La bomba demográfica" de Paul Ehrlich

FUENTE DE LA IMAGEN – SIERRA CLUB/BALLANTINE BOOKS. Este libro dio pie a la preocupación actual por la sobrepoblación.

Se inspiró en la ciudad india de Nueva Delhi. La pareja regresaba a su hotel en un taxi una noche y atravesó un barrio pobre, donde se vieron abrumados por la cantidad de actividad humana en las calles.

Escribieron sobre la experiencia de una manera que ha sido muy criticada, especialmente porque la población de Londres en ese momento era más del doble de la de Nueva Delhi.

La pareja publicó su libro debido a la preocupación por la hambruna masiva que creían que se avecinaba, particularmente en los países en desarrollo, pero también en lugares como Estados Unidos, donde la gente comenzaba a notar el impacto que estaba teniendo sobre el medio ambiente.

El trabajo ha sido ampliamente acreditado con (o acusado de, según el punto de vista) desencadenar muchas de las ansiedades actuales sobre la sobrepoblación.

Visiones encontradas

Las estimaciones varían, pero se espera que alcancemos el «punto más alto humano» entre los años 2070 y 2080, momento en el que habrá entre 9.400 y 10.400 millones de personas en el planeta.

Puede que sea un proceso lento: si llegamos a los 10.400 millones, la ONU espera que la población se mantenga en ese nivel durante dos décadas, pero finalmente, después de esto, se prevé que la población disminuya.

Esto ha generado visiones encontradas sobre nuestro futuro.

En un extremo del espectro se encuentran aquellos que ven como una crisis las tasas de fertilidad más bajas en algunas áreas.

Un demógrafo está tan preocupado por la caída en la tasa de natalidad en Reino Unido que ha sugerido gravar a las personas sin hijos.

En 2019, en el país nacían en promedio 1,65 niños por mujer. Esto está por debajo del nivel de reemplazo (la cantidad de nacimientos necesarios para mantener el mismo tamaño de población) de 2,075, aunque la población siguió creciendo debido a la inmigración.

Una muchedumbre de gente en un concierto

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Algunos están preocupados por la sobrepoblación mientras que otros advierten que la natalidad está cayendo en casi todo el mundo, lo que podría traer problemas.

El punto de vista opuesto es que desacelerar y eventualmente detener el crecimiento de la población mundial no solo es eminentemente manejable y deseable, sino que puede lograrse a través de medios totalmente voluntarios, métodos como simplemente proporcionar anticonceptivos a quienes los deseen y educar a las mujeres.

De esta manera, los defensores de esta posición creen que no solo podríamos beneficiar al planeta, sino también mejorar la calidad de vida que experimentan los ciudadanos más pobres del mundo.

Por otro lado, otros abogan por desviar el enfoque de ajustar el número de personas en el mundo, sin importar cuán suave o indirectamente se logre, a nuestras actividades.

Argumentan que la cantidad de recursos que utiliza cada persona tiene un mayor impacto en nuestra influencia colectiva, y señalan que el consumo es significativamente mayor en los países más ricos con tasas de natalidad más bajas.

Reducir nuestras demandas individuales sobre el planeta podría reducir la huella de la humanidad sin sofocar el crecimiento en los países más pobres.

De hecho, el interés occidental en reducir el crecimiento de la población en las partes menos desarrolladas del mundo ha sido acusado de tener matices racistas, cuando Europa y América del Norte están más densamente pobladas en general.

El impacto ambiental

Más allá de este debate, las estadísticas sobre el impacto que hemos tenido sobre la Tierra son alarmantes.

Según el organismo de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el 38% de la superficie terrestre del planeta se utiliza para cultivar alimentos y otros productos (como combustible) para los seres humanos o su ganado: cinco mil millones de hectáreas en total.

Y aunque nuestros antepasados vivían entre gigantes, cazando mamuts, mega-vombátidos y pájaros elefantes de 450 kg, hoy somos la especie vertebrada dominante en la Tierra.

En peso, los humanos representamos el 32% de los vertebrados terrestres, mientras que los animales salvajes representan solo el 1% del total. El ganado representa el resto.

Animales migrando

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las migraciones naturales de muchos animales salvajes ahora son imposibles de hacer sin deambular por asentamientos humanos o infraestructura humana.

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en inglés) descubrió que las poblaciones de vida silvestre disminuyeron en dos tercios entre 1970 y 2020; durante el mismo período, la población mundial se duplicó con creces.

De hecho, a medida que aumenta nuestro dominio, se han producido muchos cambios ambientales en paralelo, y varios ambientalistas prominentes, desde la primatóloga Jane Goodall, famosa por su estudio de los chimpancés, hasta el naturalista y presentador de televisión Chris Packham, han expresado su preocupación.

En 2013, Attenborough explicó su punto de vista a la revista Radio Times: «Todos nuestros problemas ambientales se vuelven más fáciles de resolver con menos personas, y más difíciles y en última instancia imposibles de resolver con cada vez más personas».

A algunos la alarma por la huella ambiental de la humanidad los ha llevado a decidir tener menos o ningún hijo, incluidos el duque y la duquesa de Sussex, Harry y Meghan, quienes anunciaron en 2019 que no tendrían más de dos por el bien del planeta.

En el mismo año, Miley Cyrus también declaró que aún no tendría hijos porque la Tierra está «enojada».

Un número creciente de mujeres se están uniendo al movimiento antinatalista y han declarado una «huelga de natalidad» (Birth Strike), hasta que se aborde la emergencia climática actual y la crisis de extinción.

La tendencia se vio impulsada por una investigación de 2017, que calculó que el simple hecho de tener un hijo menos por mujer en el mundo desarrollado podría reducir las emisiones anuales de carbono de una persona en 58,6 toneladas de «CO2 equivalente» o CO2e, más de 24 veces el ahorro de no tener un auto.

Hoy en día, se acepta ampliamente que las personas están ejerciendo una presión insostenible sobre los recursos finitos del mundo, un fenómeno que se destaca en el «Día del exceso de la Tierra», la fecha de cada año en la que se estima que la humanidad ha agotado todos los recursos biológicos que el planeta puede brindar de manera sostenible.

En 2010 cayó el 8 de agosto. Este año fue el 28 de julio.

Conmemoración del "Día del exceso de la Tierra" en Berlín, en 2018.

FUENTE DE LA IMAGEN -GETTY IMAGES. Conmemoración del «Día del exceso de la Tierra» en Berlín.

Ya sea que el problema sean demasiados humanos, los recursos que usamos o ambos, «no puedo siquiera imaginar cómo más humanos podrían ser mejores para el medio ambiente», dice la académica Jennifer Sciubba, autora del libro «8.000 millones y contando: cómo el sexo, la muerte y la migración dan forma a nuestro mundo».

Sin embargo, Sciubba señala que la idea de una inminente «bomba demográfica» que viene a destruir el planeta -como sugiere el libro de los Ehrlich- está desactualizada.

«Cuando lo escribieron creo que había 127 países en el mundo donde las mujeres en promedio tenían cinco o más hijos en su vida», dice.

En esa era, las tendencias de la población realmente parecían exponenciales, y ella sugiere que esto infundió pánico sobre el nivel de población en ciertas generaciones que aún están vivas hoy.

«Pero hoy solo hay ocho [países con tasas de fertilidad superiores a cinco hijos por mujer]», expone Sciubba. «Así que creo que es importante que nos demos cuenta de que esas tendencias cambiaron».

Un futuro más feliz

La demografía no solo influye en el medio ambiente y la economía: también es una poderosa fuerza oculta que da forma a la calidad de vida de las personas en todo el mundo.

Según Alex Ezeh, profesor de Salud Global en la Universidad de Drexel, Pensilvania, el número absoluto de personas en un país no es el factor más importante.

En cambio, es la tasa de crecimiento o disminución de su población lo que es clave para las perspectivas futuras de un país: esto determina qué tan rápido están cambiando las cosas.

Tomemos África, donde Ezeh explica que actualmente se están produciendo tasas de crecimiento de la población radicalmente diferentes, dependiendo de dónde se mire.

«En varios países, particularmente en el sur de África, las tasas de fertilidad realmente han disminuido y el uso de anticonceptivos ha aumentado: la tasa de crecimiento de la población se está desacelerando, lo que en cierto modo son buenas noticias», dice Ezeh.

Al mismo tiempo, algunos países de África Central todavía tienen altas tasas de crecimiento demográfico, como resultado de la alta fecundidad y la esperanza de vida más larga.

En algunos lugares está muy por encima del 2,5% anual, «lo cual es enorme», dice Ezeh. «La población se duplicará cada más de 20 años en varios países».

Personas en un mercado de alimentos

FUENTE DE LA IMAGEN -GETTY IMAGES

Hoy usamos el 38% de la superficie terrestre para cultivar alimentos u otros productos para los humanos.

«Creo que la conversación sobre el tamaño y los números está fuera de lugar», dice Ezeh.

«Piensa en una ciudad que se duplica cada 10 años -como varias ciudades en África. ¿Qué gobierno realmente tiene los recursos para mejorar cada infraestructura que existe actualmente cada 10 años, a fin de mantener el nivel correcto de cobertura de esos servicios?

«Los economistas piensan que una gran población es excelente para muchos resultados diferentes, pero ¿se logra esa gran población en 10 años, 100 años o 1000 años? Cuanto más se tarde en llegar, se pueden establecer las estructuras correctas en el sistema que sostendrá a esa población», añade Ezeh.

Una presencia en expansión

Aunque aún no se ha decidido el grado en que la humanidad continuará expandiéndose por el planeta, ya se han establecido algunas trayectorias.

Y una es que es probable que la población humana continúe creciendo durante algún tiempo, independientemente de cualquier posible esfuerzo por disminuirla.

Un estudio publicado en 2014 encontró que, incluso en el caso de una gran tragedia global como una pandemia mortal o una guerra mundial catastrófica, o una política draconiana del hijo único implementada en todos los países del planeta -nada de lo cual nadie espera, por supuesto- nuestra población aún crecerá hasta 10.000 millones de personas para 2100.

Con la humanidad lista para volverse aún más dominante en los próximos años, encontrar una manera de vivir juntos y proteger el medio ambiente podría ser el mayor desafío de nuestra especie hasta el momento.

Imagen de portada: ALAMY.Este año la población mundial alcanzará un nuevo hito.

FUENTE RESPONSABLE:Zaria Gorvett; BBC Future. 18 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Demografía/Naturaleza/Cambio climático/Medio ambiente.

 

 

 

 

 

 

 

Cambio climático: 6 puntos de «no retorno» que probablemente se traspasen, según un nuevo estudio.

Las tasas actuales de calentamiento pondrán a la Tierra en riesgo de cruzar seis «peligrosos» puntos de no retorno climáticos, según un nuevo análisis.

Traspasar estos límites afectaría los sistemas del planeta, dando paso al colapso de las capas de hielo y la pérdida de los arrecifes de coral.

Comentaristas científicos han dicho anteriormente que llegar a ese punto sería alcanzar una «emergencia climática».

Los investigadores analizaron evidencia de puntos de no retorno en 200 investigaciones recientes.

Tuvieron en cuenta:

  • A qué temperaturas se alcanzarían los puntos de no retorno.
  • Qué impactos tendrían en los otros sistemas de la Tierra.
  • En qué escalas de tiempo se sentirían los impactos.

Las investigaciones, basadas en datos publicados desde 2008, encontraron que ya existe un riesgo de que los niveles actuales de calentamiento global alcancen seis puntos climáticos de no retorno, y los riesgos incrementan con cada décima de grado de calentamiento.

El Rastreador de Acción Climática estima que incluso bajo un escenario optimista en el que los objetivos climáticos globales actuales se alcancen, el mundo verá un calentamiento promedio de 1,8 ºC.

Los puntos de «no retorno»

La idea de «puntos climáticos de no retorno» fue expuesta por primera vez por el grupo de ciencia climática de Naciones Unidas, el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), hace dos décadas.

Si se cruzan, podrían desencadenar un cambio significativo en la manera como operan los sistemas de la Tierra, afectando océanos, el clima y los procesos químicos, algunos de los cuales podrían ser «irreversibles», según Naciones Unidas.

Una vez se cruza un punto, la ruptura del sistema es autosostenible, así que continuará aunque no haya más calentamiento.

Es autoperpetuante: un poco como cuando una pelota empieza a rodar por una colina sin poder parar.

Icebergs en Groenlandia

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. La capa de hielo de Groenlandia es la principal contribuyente al aumento en los niveles del mar.

En ese momento se creía que los puntos solo se cruzarían si las temperaturas globales subían más de 5 ºC.

Pero desde entonces, se ha recopilado cada vez más evidencia que muestra cómo estos límites pueden traspasarse mucho antes.

Cuáles son los puntos

Los seis puntos que «probablemente» se crucen, según las investigaciones publicadas en la revista Science, son:

  • El colapso de la capa de hielo de Groenlandia.
  • El colapso de la capa de hielo de la Antártida Occidental.
  • El colapso de la circulación oceánica en la región polar del Atlántico Norte.
  • Extinción de arrecifes de corales en latitudes bajas.
  • Derretimiento repentino del permafrost (capa de suelo permanentemente congelado) en las regiones del norte.
  • Pérdida abrupta de hielo marino en el mar de Barents.

El autor principal del estudio, David Armstrong McKay, del Centro de Resiliencia de Estocolmo, la Universidad de Exeter y la Comisión de la Tierra, dijo que ya se están viendo señales de desestabilización en las regiones polares, y que este es el paso que precede al colapso de sistema.

Groenlandia y Antártida pierden actualmente hielo seis veces más rápidamente de lo que lo hacían hace 30 años, y la capa de hielo de Groenlandia se ha reducido de manera continua durante los últimos 25 años debido al cambio climático, según Naciones Unidas.

Y aunque no se espera que algunos de los otros puntos de no retorno, como una mortandad en el Amazonas, lleguen a ocurrir salvo que las temperaturas globales aumenten en al menos 3.5 ºC, todos estos sistemas están conectados.

Así que a medida que un sistema empieza a fallar, podría incrementar las posibilidades de que otros colapsen.

Varios puntos de no retorno

La coautora Ricarda Winkelmann, investigadora en el Instituto de Postdam para la investigación de impacto climático y miembro de la Comisión de la Tierra, dijo: «Muchos de los elementos en los sistemas de la Tierra están interconectados, haciendo que los puntos de no retorno en cascada sean una seria preocupación adicional».

Por ejemplo, si hay capas de hielo más pequeñas o menos capas y menos hielo marino, entonces se refleja menos la energía del sol, lo que lleva a un mayor calentamiento global.

Rio que se ha formado debido al calentamiento en el permafrost en Groenlandia.

FUENTE DE LA IMAGEN – LWIMAGES AB. 

El equipo sugirió que además de identificar estos riesgos, la lista de los puntos de no retorno podría aumentar hasta 16.

El equipo trabajó con datos paleoclimáticos (condiciones climáticas de hace miles de años), observaciones actuales y los resultados de modelos climáticos para hacer estas nuevas identificaciones.

Pero algunos de los puntos de no retorno anteriores, como El Niño-Oscilación del Sur, se han eliminado de la lista por falta de evidencia.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Los corales no sobreviven si la temperatura del agua es demasiado cálida.

FUENTE RESPONSABLE: Esme Stallard. BBC News, reportera de Ciencia y Clima. 10 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/ONU/Naturaleza/Cambio climático/Ciencia.

Una Mesa de la Sequía «decepcionante» antes de un otoño «con temperaturas más altas y menos lluvias».

FALTA DE AGUA

La consejera andaluza de Agricultura critica que el encuentro solo haya servido para analizar las medidas iniciadas en marzo, y los agricultores piden acciones contundentes ya.

La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha señalado que el encuentro de la comisión técnica de la Mesa Nacional de la Sequía, celebrada este lunes, ha «defraudado» las expectativas de la Junta de Andalucía, que ha demandado al Ejecutivo central «compromiso» en el actual contexto, que requiere de «nuevas medidas» a nivel político.

En unas declaraciones en Dúrcal (Granada), donde ha visitado unas obras de conservación, mantenimiento y restauración en el cauce del río, Carmen Crespo ha lamentado que la reunión haya sido del «grupo técnico» de la Mesa de la Sequía para hacer un seguimiento de las medidas «adoptadas en marzo».

Medidas «en vigor»

Por su parte, desde el Ministerio de Agricultura han destacado que en el encuentro han participado representantes de los ministerios para la Transición Ecológica y Reto Demográfico y de Agricultura, Pesca y Alimentación, además de comunidades autónomas, organizaciones profesionales agrarias, cooperativas agroalimentarias, comunidades de regantes.

El departamento que dirige Luis Planas ha vuelto a destacar las medidas de apoyo puestas en marcha por el Gobierno central «y que están plenamente en vigor», como el aumento de la aportación estatal a los seguros agrarios o el aplazamiento del pago de las cuotas a la Seguridad Social.

Tres meses con temperaturas altas y menos lluvias

Andrés Góngora, portavoz de la Ejecutiva de COAG, ha contado con más detalle el transcurso de la reunión, asegurando que «no se han sacado conclusiones que valgan».

«La situación es muy grave, las previsiones de la AEMET dicen que los tres próximos meses habrá temperaturas más altas de lo normal y menos precipitaciones», ha asegurado.

Además, el agua embalsada ya está en algunas zonas por debajo del 20%, por lo que «las restricciones al regadío ya están puestas encima de la mesa».

«Esta grave situación requiere que el ministro Planas, directamente, aborde una batería de medidas contundentes, necesitamos más líneas de financiación y, sobre todo, ayudas directas a determinados sectores que lo están pasando muy mal», ha afirmado Góngora.

Embalse andaluz / Junta de Andalucía

Medidas en Andalucía

Por su parte, la titular andaluza de Agricultura ha resaltado que la Junta ha activado dos decretos de sequía con medidas por «un importe de 141 millones de euros» para el 33 por ciento de las cuencas, que son de su competencia, si bien necesita del «auxilio del Gobierno de España» para la zona que depende de su gestión, un 67 por ciento del total.

Sobre las medidas implementadas por el Ejecutivo central, ha criticado que el decreto relativo a la cuenca del Guadalquivir conlleve un importe de 9,6 millones de euros, en un momento en que los embalses de Andalucía tienen una media de «26 por ciento en estos momentos» de su capacidad.

Las peticiones de la Junta en este contexto pasan por la doble tarifa eléctrica para el regante, la bonificación del agua desalada, la bajada de los impuestos a los agricultores, y la reprogramación de los fondos Next Generation, pues, de lo contrario, está «en desventaja gran parte de España» y sobre todo «la parte del sur del sur más seca».

Infraestructuras de interés

Ha incidido asimismo en su petición de que se comience o se dote de un ritmo más ágil a infraestructuras de interés del Estado en la comunidad pendientes como las canalizaciones del sistema de Rules, en la costa de Granada, que son «vitales para la situación de sequía», en la línea además de lo analizado con las organizaciones agrarias en la mesa de interlocución.

«Estamos dispuestos a trabajar hombro con hombro» por el interés general de los ciudadanos, ha señalado Crespo, que ha apostado por juntar «las manos» con el resto de administraciones, de cara a un momento en que, ha proseguido, «la situación perniciosa de la sequía y de los altos costes de producción« suponen un «lastre» para la economía del sector agrícola y del mundo rural en su conjunto.

La Junta además colabora con la administración local, que en estos momentos «no puede» afrontar esta situación, en casos de que no pueda disponer de agua más que para «solo 120 días», ha finalizado Crespo, que ha mostrado su agradecimiento al presidente del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno, y al conjunto del Consejo de Gobierno por ampliar la dotación de recursos económicos a la Secretaría General del Agua frente a la sequía.

Las peticiones de los regantes

Por su parte, desde la Federación Nacional de Comunidades de Regantes, Fencore, han demandado más fondos a la modernización de regadíos por parte de las comunidades autónomas que tienen competencias en agricultura. Otra de las medidas propuestas ha sido la aprobación de decretos de sequía para esta campaña de riegos ampliados a todas las cuencas y a las que tengan menos del 50% de la dotación normal.

Fenacore también ha abogado por medidas fiscales de bonificaciones en la estimación objetiva y estimación directa y apoyos a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo solicitados por las comunidades de regantes, así como un IVA reducido para el suministro de energía al regadío. Igualmente, ha insistido en la necesidad de un cambio de potencia de la tarifa durante el año para las comunidades de regantes, una medida que ya está aprobada por ley y que requiere el desarrollo reglamentario por parte del Gobierno.

Imagen de portada: Olivares afectados por la sequía.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción Agrónoma.es España. 6 de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/España/Andalucía/Cambio climático/Sequía/Calor extremo

 

La intrigante imagen de un chimpancé con una cría de mangosta en brazos que opta a un premio de fotos de vida silvestre.

¿Un momento tierno o algo más siniestro?

La imagen parece mostrar a un bonobo abrazando a una pequeña mangosta como si fuera una mascota querida.

O tal vez el primate se llevó a la mangosta bebé para cenar después de haber matado a su madre.

Pero eso sería inusual: los bonobos comen principalmente frutas y solo cazan ocasionalmente.

Este intrigante comportamiento fue fotografiado por Christian Ziegler en la República Democrática del Congo.

La fascinante fotografía fue seleccionada en la categoría de imagen Muy Elogiada en la 58ª edición del concurso de Fotógrafo de Vida Silvestre del Año (WPY) del Museo de Historia Natural de Londres (NHM).

La lista de finalistas fue revelada el jueves y los ganadores serán anunciados por el NHM en octubre.

Christian había estado rastreando al grupo de bonobos «sumergido hasta el pecho a través del bosque inundado» en el Parque Nacional de Salonga durante días cuando vio al joven macho sosteniendo una mangosta juvenil en la mano.

«Me sorprendió mucho ver cómo transportaba la mangosta con tanto cuidado. Inmediatamente comencé a seguirlo y documentarlo», le dijo a la BBC.

El chimpancé sostuvo y acarició a la pequeña mangosta durante más de una hora, contó.

Pero puede que haya estado planeando comérsela.

Comportamiento de los bonobos

Cuando los bonobos atrapan a una presa, no la matan de inmediato, sino que comienzan a comerla cuando aún está viva, según la doctora Barbara Fruth, directora del Proyecto LuiKotale Bonobo, que ha estado observando a estos animales durante más de 20 años.

Pero ocasionalmente, si la cena es demasiado grande y el chimpancé se llena, tratará a las presas vivas sobrantes como mascotas. Por lo general, estos animales son ingeridos más tarde.

La doctora Fruth cree que esto es quizás lo que estaba sucediendo en la imagen.

Fruth destaca que los bonobos son conocidos por su naturaleza amable, empática y pacífica.

«Sabemos por el cautiverio que los bonobos se preocupan por individuos que no son de su propia especie», explica.

En la naturaleza es poco probable que un bonobo se haga cargo de otra especie como mascota a largo plazo, añade.

Pero la experta no descarta la idea de que los simios tengan otros animales como accesorios para atraer el interés de otros miembros del grupo y así mejorar su estatus.

Al final, esta mangosta tuvo un final feliz: el bonobo finalmente liberó a su «mascota», que luego salió ilesa.

El misterio detrás de la imagen es parte de su atractivo para los jueces del concurso del Museo de Historia Natural.

La investigadora principal del NHM, la doctora Natalie Cooper, eligió entre cerca de 40.000 entradas repartidas en 20 categorías con los otros jueces.

«Estamos buscando imágenes realmente brillantes técnicamente, las que ves una vez y por la mañana te despiertas todavía pensando en ellas», dice.

El concurso WPY se ha convertido en una de las competiciones más prestigiosas de su tipo. Para el evento de este año se recibieron entradas de 93 países.

Los ganadores de las categorías y del Gran Premio se anunciarán en una ceremonia el 11 de octubre. Posteriormente el museo inaugurará su exposición anual de las mejores fotografías.

Estas son algunas de las otras imágenes.

La mirada directa por Richard Robinson, Nueva Zelanda

Ballena mirando a la cámara

FUENTE DE LA IMAGEN – RICHARD ROBINSON

En la imagen de Richard Robinson, él y su cámara se convirtieron en el objeto de fascinación de esta joven ballena franca austral.

El encuentro duró 30 minutos, con la ballena rodeándolo, nadando y luego regresando para echar otro vistazo.

Las ballenas fueron cazadas hasta casi la extinción en los siglos XIX y XX, pero la población de ballenas francas australes, conocidas como ‘tohorā’ en maorí, ahora se está recuperando después de que se prohibió su caza.

Categoría – Retratos de Animales

Presentational grey line

El país de las maravillas submarino por Tiina Törmänen, Finlandia

banco de percas con algas blancas

FUENTE DE LA IMAGEN – TIINA TÖRMÄNEN

Un banco de percas curiosas se encontró con la fotógrafa Tiina Törmänen en su lago de snorkel en Posio, Laponia.

El crecimiento excesivo de algas en forma de nube como resultado del cambio climático, y el calentamiento de las aguas, puede causar un problema para la vida acuática cuando se acaba el oxígeno y bloquea la luz solar.

Categoría – Bajo el Agua

Presentational grey line

Las inundaciones perdidas por Jasper Doest, Zambia

hombre entre dos casas con soportes

FUENTE DE LA IMAGEN – JASPER DOEST

El fotógrafo holandés Jasper Doest captó a Lubinda Lubinda, gerente de estación de la Autoridad del Río Zambezi, frente a su nueva casa (derecha) que no necesitó construir tan alta como la anterior debido a los bajos niveles de agua.

El cambio climático y la deforestación han provocado que la llanura aluvial del Zambezi experimente más sequías.

Refiriéndose a la imagen, la doctora Natalie Cooper dijo: «Podemos hablar sobre el cambio climático hasta que nos pongamos tristes, pero hasta que no ves la realidad del problema en la pantalla frente a ti, es difícil conectar con ese tema».

Presentational grey line

Marco polar por Dmitry Kokh, Rusia

oso polar asomándose por la ventana

FUENTE DE LA IMAGEN – DMITRY KOKH

Más de 20 osos polares se apoderaron de la isla de Kolyuchin, Rusia, que ha sido abandonada desde 1992, en busca de alimento.

Con la reducción del hielo marino debido al cambio climático, a los osos polares les resulta más difícil cazar y esto los empuja más cerca de los asentamientos humanos para buscar comida.

Para captar esta impactante imagen se utilizó un dron de bajo ruido.

Categoría – Retratos de Animales

Presentational grey line

Fiesta de ranas de árbol por Brandon Güell, Costa Rica

ranas colgando de hojas cubiertas de huevos

FUENTE DE LA IMAGEN – BRANDON GÜELL

Aquí, el fotógrafo se sumergió en el agua hasta el pecho para capturar un frenesí de reproducción al amanecer.

Casi se pueden escuchar las llamadas de apareamiento de las ranas de árbol machos que se deslizan mientras las hembras ponen sus huevos en las hojas de las palmeras, alrededor de 200 a la vez, que luego caen al agua como renacuajos.

Categoría – Comportamiento: Anfibios y Reptiles

Presentational grey line

Ciervo de la nieve por Joshua Cox, de 8 años, Reino Unido

ciervo bajo una nevada

FUENTE DE LA IMAGEN – JOSHUA COX

Joshua ahora tiene 8 años, pero solo tenía 6 cuando capturó este majestuoso ciervo durante una intensa nevada en el parque de Richmond, en Londres.

Comenzó a usar una cámara de juguete cuando era solo un niño pequeño y progresó a una cámara compacta poco antes de tomar esta foto.

«Casi parecía como si él estuviera teniendo una ducha de nieve», dijo Joshua.

Categoría – 10 Años y Menos

Puedes ver las fotografías Muy Elogiadas de todas las categorías del concurso en el sitio web del Museo de Historia Natural de Londres.

Imagen de portada: CHRISTIAN ZIEGLER

FUENTE RESPONSABLE: Ella Hambly; BBC News. 1° de septiembre 2022.

Sociedad y Cultura/Naturaleza/Cambio climático/Ciencia/Animales/Fotografía

Cómo Francia está utilizando fotos aéreas e inteligencia artificial para encontrar piscinas ocultas y recaudar más impuestos.

El hallazgo de miles de piscinas privadas ocultas en Francia le ha dado un inesperado empuje a los ingresos fiscales del país europeo.

Gracias a un experimento con el uso de inteligencia artificial (AI), las autoridades fiscales francesas descubrieron más de 20.000 piscinas ocultas.

Según los medios franceses, el hallazgo ha logrado recaudar unos 10 millones de euros (US$10 millones) en ingresos.

Tener piscinas en Francia puede obligar a sus propietarios a pagar un mayor impuesto sobre bienes inmuebles porque aumentan el valor de la propiedad, por eso deben declararse al fisco, según la ley francesa.

Las 20.000 piscinas fueron detectadas durante una prueba en octubre de 2021 utilizando un software desarrollado por Google y la consultora francesa Capgemini con imágenes aéreas de nueve regiones del país.

Las regiones de Alpes-Maritimes, Var, Bouches-du-Rhône, Ardèche, Rhône, Haute-Savoie, Vendée, Maine-et-Loire y Morbihan formaron parte de la prueba, pero los funcionarios fiscales aseguran que ahora puede implementarse en todo el país.

En el año 2020 ya había más de 3,2 millones de piscinas privadas en Francia, según cifras de la Federación de Profesionales de la Piscina, y las ventas ya estaban en auge antes de la pandemia de covid.

Pero con la llegada del coronavirus hubo un aumento adicional en las instalaciones de piscinas a medida que cada vez más empleados trabajaban desde casa.

Según el diario Le Parisien, por una piscina promedio de 30 metros cuadrados se debe pagar anualmente al fisco unos 200 euros (US$200).

Fallas

La Dirección General de Finanzas Públicas (DGFiP) de Francia está utilizando específicamente algoritmos que le permiten extraer a partir de tomas aéreas los contornos de piscinas y estructuras para comprobar si tienen los impuestos que, según la ley, deberían tener.

En su defecto, se invita al propietario del inmueble a regularizar su situación y pagarle lo que debe al fisco.

La piscina en los terrenos de la lujosa villa de Joan Collins en las colinas de San Tropez.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las autoridades fiscales afirman que el software también podría ser utilizado en el futuro para hallar extensiones no declaradas de casas, patios o kioskos de jardín, que también hacen que el impuesto sobre bienes inmuebles aumente.

«Tenemos como objetivo particularmente extensiones de casas, como terrazas», le dijo Antoine Magnant, subdirector de la DGFiP, a Le Parisien.

«Debemos estar seguros de que el software podrá encontrar edificios con grandes superficies y no la caseta del perro o una casita de juegos para niños», agregó.

Pero medios franceses han reportado que, por el momento, el software de Google y Capgemini configurado para identificar piscinas tiene fallas a la hora de encontrar extensiones de casas.

«¿Cómo puede estar seguro de que una mancha rectangular negra, vista desde el cielo, es una ampliación y no una lona colocada en el suelo, una carpa o incluso una terraza?», interroga Le Parisien.

¿Prohibir piscinas nuevas?

La mano dura del gobierno francés en contra de las piscinas no declaradas se produce después de que Julien Bayou, secretario general del partido ecologista Europa Ecología Los Verdes y consejero de la región Île-de-France, no descartara la prohibición de construir nuevas piscinas privadas.

En declaraciones a BFMTV, Bayou señaló que Francia necesita una «relación diferente con el agua» y que la prohibición sería un «último recurso».

«El desafío no es prohibir las piscinas, es garantizar nuestras necesidades vitales de agua», agregó.

Sus comentarios toman aún más relevancia en un momento en que Francia atraviesa la peor sequía de la que se tiene registro, en la que más de 100 municipios se han quedado sin agua potable.

En julio, Francia tuvo apenas 9,7 mm de lluvia, lo que lo convirtió en el mes más seco desde marzo de 1961, según el servicio meteorológico nacional Meteo-France.

La crisis es tan grave que en el noroeste y sureste del país se ha prohibido el riego con el objetivo de tratar de conservar el agua.

Francia es el segundo país con más piscinas per cápita en el mundo, solo por detrás de Estados Unidos, y el mercado está en pleno auge.

Solo en 2021, los franceses construyeron cerca de 244.000 piscinas, según la Federación de Profesionales de la Piscina.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Muchos en Francia ocultan sus piscinas para pagar menos impuestos.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. 31 de agosto 2022.

Sociedad y Cultura/Francia/Economía/Conservación/Cambio climático/Ciencia/Tecnología

 

 

 

De barcos de guerra a pueblos fantasma: los asombrosos hallazgos revelados por la sequía.

Huellas de dinosaurio, estatuas budistas, acorazados alemanes…la sequía que se sofocó esta temporada a Europa, Asia y Estados Unidos y sacó a la luz una variedad de ruinas, restos e incluso esqueletos que permanecían en las sombras desde tiempos inmemoriales.

Esta variadisima y estrafalaria colección de vestigios quedó a la vista tras la baja que sufrieron ríos y lagos por la escasez de agua, otra consecuencia del cambio climático que lanzó una ardiente bocanada de calor sobre las ciudades y desató una ristra de incendios rurales.

¿Quién iba a pensar que bajo las aguas yacía en España una antigua ronda de piedras al estilo de Stonehenge? ¿Cómo imaginar que un pueblo sumergido hace décadas resurgiría intacto en España? ¿Y cuántos buques de guerra seguirán reapareciendo en los menguantes ríos europeos?

A continuación, un muestrario de los hallazgos que dejó la baja del agua en tantos lugares del mundo, y que, a su manera, aumentaron por azar el acervo histórico de la humanidad, en todo su drama y su gloria.

Dinosaurios en Texas

La sequía dejó expuestas las huellas de un dinosaurio de 113 millones de años que yacían bajo varias capas de sedimento en un valle de Texas. Se trata de rastros de un acrocanthosaurus, en el parque Dinosaur Valley, del centro de Texas, y son de las huellas mejor conservadas del mundo.

Las huellas quedaron grabadas en el lecho de un río que quedó casi completamente seco, y fueron bautizadas como “el camino del Llanero Solitario”, en honor al héroe televisivo que cabalgaba en las praderas. Se estima que hay unas 140 huellas de este dinosaurio a lo largo de 30 metros.

Huellas de dinosaurios de hace unos 113 millones de años, descubiertas en el Parque Estatal de Texas después de una severa sequía que secó un río – Créditos: @HANDOUT

El “Stonehenge” español

El bajo nivel del embalse de Valdecañas, en la provincia central española de Cáceres, permitió que emergiera en toda su plenitud el Dolmen de Guadalperal, apodado el «Stonehenge» español, un círculo de docenas de piedras megalíticas que se cree data del 5000 antes de Cristo.

Al contrario de sus famosas primas en tierras británicas, emplazadas en tierra firme y al alcance del público, estas piedras estaban parcialmente cubiertas por las aguas. Fueron descubiertas por un arqueólogo en 1926, pero el área se inundó en un proyecto de desarrollo rural en 1963.

Turistas visitan el sitio megalítico del Dolmen de Guadalperal, ya que ahora está completamente emergido después de que las aguas en el embalse circundante de Valdecañas retrocedieran debido a la sequía que azota a España, en Peraleda de la Mata – Créditos: @PIERRE-PHILIPPE MARCOU

El Puente de Nerón

La baja del río Tíber, en Roma, reveló las ruinas de un antiguo puente que se estima construido por el emperador Nerón alrededor del año 50 d.C. Dos pilares del puente quedaron visibles cerca del puente Vittorio Emanuele, que cruza el río cerca del Vaticano.

El puente se construyó para que Nerón llegara a sus jardines cerca del Monte Janiculum, no lejos de la actual Plaza de San Pedro. Aquel esplendor se redujo a una pila de rocas cubiertas de musgo donde toman sol las gaviotas.

Las ruinas del antiguo Puente de Nerón surgen del río Tíber, en Roma. La peor sequía de Italia en 70 años ha dejado al descubierto los pilares del antiguo puente que alguna vez usaron los emperadores romanos – Créditos: @Gregorio Borgia

Estatuas budistas

El descenso del nivel de las aguas del río Yangtze dejó al descubierto una isla sumergida en la ciudad suroccidental china de Chongqing y un trío de estatuas budistas que se cree que tienen 600 años de antigüedad.

Las estatuas fueron halladas en la parte más alta del arrecife de la isla, llamada Foyeliang, y se habrían erigido durante las dinastías Ming y Qing. Una de ellas representa a un monje sentado en un pedestal de loto.

Se encontraron estatuas de 6 siglos de antigüedad por la bajante del río Yangtze por la sequía en China – Créditos: @Captura de video/Reuters

Barcos nazis en el Danubio

La drástica baja de las aguas en el poderoso río Danubio dejó al descubierto los restos de docenas de buques de guerra alemanes hundidos durante la Segunda Guerra Mundial. Muchos de ellos contienen toneladas de municiones y explosivos y suponen un peligro para la navegación.

Los restos fueron hallados cerca de Prahovo, en el este de Serbia, y formaban parte de la flota nazi del Mar Negro, hundida en 1944 por sus propios tripulantes en plena retirada ante el avance de las tropas soviéticas.

Un kayakista rema junto a los restos de un buque de guerra alemán de la Segunda Guerra Mundial en el río Danubio cerca de Prahovo, Serbia – Créditos: @Darko Vojinovic

Bombas en Italia

La Segunda Guerra Mundial también resurgió a su manera en Italia. Las autoridades declararon el estado de emergencia a finales de julio tras encontrar una bomba de 450 kilos que data de ese conflicto en las aguas bajas del río Po.

Unas 3000 personas que vivían cerca de la localidad norteña de Borgo Virgilio fueron evacuadas mientras los expertos militares retiraban el artefacto de fabricación estadounidense a principios de agosto.

Bomba de 450 kilos en el río Po – Créditos: @Captura de video/Reuters

Con el sello de la mafia

El retroceso de las aguas del Lago Mead, cerca de Las Vegas, dejó ver el esqueleto de un hombre que recibió un tiro en la cabeza y que fue lanzado al embalse dentro de un barril hace cuatro décadas, una obra con el típico sello de la mafia, según estiman los especialistas. Fue el primero de cuatro hallazgos de restos humanos.

“En realidad todos estos tipos eran asesinos a sangre fría, eran ladrones”, explicó un historiador sobre los mafiosos que dominaban la ciudad en las décadas de 1970 y 1980. “Si te cruzabas de alguna manera con la mafia, definitivamente habría consecuencias”.

Los escombros oxidados que solían estar bajo el agua se encuentran sobre el nivel del agua en el lago Mead en el Área Recreativa Nacional del Lago Mead, cerca de Boulder City, Nevada – Créditos: @John Locher

El pueblo fantasma en Galicia

La grave sequía que afectó la región de la frontera norte entre España y Portugal provocó que se vaciara un embalse en el sur de Galicia. Al retirarse el agua emergió en el lugar un pueblo fantasma, cuyas grises y misteriosas ruinas rescataron del olvido una historia de tres décadas de silencio y oscuridad.

Se trata del pequeño pueblo es Aceredo, una aldea del ayuntamiento de Lobios, a pocos kilómetros de la ciudad gallega de Orense, que fue inundado en 1992 por las aguas del río Limia para crear la represa Alto Lindoso, que se encuentra al otro lado de la frontera, en Portugal.

Partes del antiguo pueblo de Aceredo, sumergidas hace tres décadas, reapareció debajo del río Limia – Créditos: @Emilio Morenatti

Las piedras del hambre

La baja del río Rin dejó al descubierto en Alemania numerosas «piedras del hambre», como se conocen estas rocas, grabadas en otros tiempos con mensajes de temor y de esperanza como “Si me ves, llora” o “La vida volverá a florecer una vez que esta piedra desaparezca”.

Según los expertos, todas las marcas fueron grabadas durante otros periodos de sequía extrema, cuando también bajaban las aguas. De hecho, en 2018, la ONG ambiental Greenpeace tomó una de estas rocas y escribió sobre ella: “Si me ves es que la crisis climática ha llegado”.

Las «Piedras del hambre» en el río Rin – Créditos: @Michal Cizek

Imagen de portada: Un hombre camina junto a un bote anteriormente hundido que se eleva en el aire con la popa enterrada en el lodo a lo largo de la costa del lago Mead en el área recreativa nacional del lago Mead cerca de Boulder City, Nevada, el 22 de junio de 2022 – Créditos: @John Locher

FUENTE RESPONSABLE: La Nación (Yahoo noticias). 30 de agosto 2022.

Sociedad/Cambio climático/Medio ambiente/Calor extremo/Sequía.

 

Cómo la peor sequía de la historia está devastando el «jardín de Europa» y disparando los precios del aceite de oliva.

Bajo un sol abrasador, Francisco Elvira recorre su plantación de olivos, donde inspecciona los frutos resecos brotados de árboles casi desnudos.

«Míralos», dice, desesperado. «Deberían estar repletos de aceitunas ahora que se acerca la cosecha. Pero están vacíos. Y esta es la cosecha para el aceite que llegará a los supermercados el próximo año».

Las fértiles llanuras de olivares que se extienden por el sur de España han convertido a este país en el mayor productor de aceite de oliva en el mundo, con alrededor de la mitad del suministro global.

Pero, devastado por la peor sequía jamás registrada, el llamado «oro verde» de España es cada vez más escaso.

La producción de este año ya se ha reducido en aproximadamente un tercio y aún no hay señales de lluvia.

En la fábrica de Interóleo en Jaén, la provincia donde se elabora la mitad de todo el aceite español, las bombas vierten el líquido en botellas de vidrio y plástico que pasan por la cinta transportadora para recibir la etiqueta de «producto de España».

Pero esta planta, que exporta a países de todo el mundo, está sufriendo un desplome de la producción mientras los precios aumentan de forma vertiginosa, lo que agrava la crisis alimentaria mundial.

Juan Gadeo

Juan Gadeo cree que este sector de vital importancia para España está en peligro.

«Los compradores ya están pagando un tercio más que el año pasado, pero la sequía lo encarecerá aún más», afirma Juan Gadeo, director de la cooperativa, quien cree que este sector vital para España ahora está en peligro.

«Con la recesión es posible que tengamos que despedir a algunos trabajadores. Hay un sentimiento de depresión e incertidumbre. Otro año como este sería una auténtica catástrofe».

«Tirar dinero a la tierra»

La situación es similar en todo el sector agrícola e investigaciones recientes revelan que algunas partes de la Península Ibérica atraviesan su peor sequía en 1.200 años.

Los agricultores españoles han plantado más girasoles desde la primavera en un intento de compensar la escasez de aceite de girasol de Ucrania, el mayor productor mundial, donde la guerra ha desplomado la producción.

Pero una flor que venera al sol también necesita la bendición de la lluvia, y no la hay, lo que resulta en extensiones de cultivos marchitos que no producen semillas ni aceite.

Isabel Villegas

Los agricultores de girasoles como Isabel Villegas pasan por un difícil momento.

Mientras arranca girasoles muertos de sus campos secos, Isabel Villegas se cuestiona si intentarlo de nuevo.

«Si no llueve para fin de año, no tiene sentido plantar más», lamenta.

«Sería como tirar el dinero a la tierra sin cosecha. Y no hay pronóstico de lluvia por ahora».

Reservas de agua en mínimos

Un reciente informe del Observatorio Mundial de la Sequía concluyó que Europa está sufriendo su peor sequía en 500 años.

Varios países del continente han sufrido con incendios forestales y olas de calor, y España se ha visto particularmente afectada.

Este año se han quemado más de 270.000 hectáreas, según el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales.

El calor extremo y la falta de lluvia han reducido de forma drástica los niveles de las reservas naturales de agua de España.

El embalse de Viñuela, cerca de Málaga, está a poco más del 10% de su capacidad.

En otros lugares, pueblos costeros medievales enterrados desde hace décadas bajo ríos y pantanos han quedado expuestos al evaporarse el agua.

La reserva de Viñuela, cerca de Málaga

FUENTE DE LA IMAGEN – AFP VIA GETTY IMAGES. Las reservas de agua de Viñuela, cerca de Málaga, se encuentran en mínimos peligrosos.

Apuesta por la desalinización

El gobierno español está ampliando las plantas de desalinización y construyendo otras nuevas, aprovechando el agua de mar para aliviar la escasez.

En Campo de Dalias, cerca de la ciudad costera de Almería, visitamos la instalación cavernosa en la que se bombea y procesa el agua de mar.

Aquí se extrae la sal de la mitad del agua para producir agua dulce, mientras la otra mitad absorbe la sal adicional y luego se devuelve al océano, donde no causa daños ambientales.

La planta produce 90.000 metros cúbicos de agua dulce cada día, pero se ha programado que alcance hasta 130.000 metros cúbicos en cuatro años.

En sus alrededores los campos están cubiertos por láminas de plástico, creando invernaderos para las frutas y verduras que crecen debajo.

La mitad del agua que aporta la desaladora se utiliza para regar los cultivos de la zona.

España produce más frutas y verduras que cualquier otro país de la Unión Europea.

Eso es, según algunos científicos, parte del problema: en tiempos de grave escasez de agua este país ya no puede permitirse el lujo de ser «el jardín de Europa», como se le suele llamar.

«La superficie total de regadío en España ha ido aumentando en las últimas décadas, tanto de forma legal como ilegal», señala Julia Martínez, de la Fundación Nueva Cultura del Agua.

Julia Martinez

Julia Martínez. Martínez cree que el actual modelo de gestión del agua del país es insostenible.

«Las tierras de regadío consumen el 85% de todos los recursos hídricos. Con el 15% restante no es posible satisfacer todas las demandas de agua restantes, algunas de ellas más prioritarias».

«A menos que cambiemos el equilibrio, no podremos mejorar el estado de nuestros ríos ni adaptarnos al cambio climático».

Suelos agrietados, ríos secos, cultivos marchitos: la fértil tierra de España está extenuada por una emergencia climática provocada por el hombre.

En nuestro planeta, y en nuestros bolsillos, el costo es cada vez más alto.

Y, en las hermosas pero resecas llanuras de Andalucía, todavía no hay pronóstico de lluvia.

Imagen de portada: BBC News

FUENTE RESPONSABLE: Mark Lowen; Andalucía (España), BBC News. 29 de agosto 2022.

España/Clima extremo/Sequía/Cambio climático/Agricultura.

 

Cómo varios países construyen “nubes artificiales” para conseguir que llueva y luchar contra la sequía.

China, Estados Unidos o incluso España han utilizado este método para combatir la escasez de agua y la falta de lluvias por las altas temperaturas y el cambio climático.

Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea donde se encuentra escrito en “azul”.

El verano en el hemisferio norte está siendo más largo de lo normal. Las temperaturas son cada vez más altas en esta época del año y la escasez de agua, la falta de lluvias y la sequía está llegando a niveles sin precedentes. Muchos países buscan la manera de evadir la crisis climática, cuyas previsiones no son buenas por el deterioro del medio ambiente. Y uno de los métodos que se están utilizando es el conocido como “siembra de nubes”

Las nubes artificiales es una forma de manipulación del clima. Una práctica que existe desde hace décadas, pero este método de geoingeniería está tomando fuerza en estos últimos años. De este modo, se trata de intensificar el uso de lluvias artificiales, provocando precipitaciones para hacer que “caiga” agua del cielo.

El último territorio en unirse a esta tendencia, China. La ola de calor más larga en décadas y el agotamiento de las reservas de agua, como es el caso del río Yangtsé, que presenta sus niveles más bajos en años, ha llevado al gigante asiático a plantear este tipo de soluciones.

Según explica South China Morning Post, distintos departamentos meteorológicos de las provincias de Hubei o Hunan están utilizando “cazadores de nubes”, aviones que disparan hacia el cielo cohetes con sustancias condensadores como varillas de yoduros de plata para sembrar nubes y provocar lluvias. Las autoridades chinas quieren tener cubierto 5,5 millones de kilómetros cuadrados de estas nubes artificiales, más o menos el 60% de su territorio, con programas de este tipo para mediados de la década.

China provoca lluvia artificial en medio de la ola de calor más larga de su historia, En un video difundido este martes por South China Morning Post se explica que los especialistas están lanzando cohetes con químicos al cielo en un proceso conocido como ‘siembra de nubes’.

Imagen

Pero no es el único país en utilizarlo. En Estados Unidos, por ejemplo, estados como Colorado, California o Utah apostaron por operaciones similares a lo largo de la primavera, tras las previsiones de que el verano podría ser duro. Mientras tanto, en 2019, Emiratos Árabes Unidos atravesaba semanas duras de sequía, con temperaturas que superaban los 50ºC. Sin lluvia ni humedad, se comenzaba a sentir la escasez de agua, lo que obligó a las autoridades a desplegar un ejército de drones preparados para la siembra de nubes artificiales. Un total de 219 operaciones tuvieron lugar para combatir las sequías, y un método que se utiliza a día de hoy.

E incluso en España, también se ha podido ver este curioso método. El sistema se ha utilizado en la Comunidad de Madrid o Aragón, aunque a veces, con un objetivo distinto: evitar las granizadas que pueden destruir los cultivos.

¿Provocar la lluvia artificial es un buen método para combatir el cambio climático?

Los científicos dudan sobre si este método es el mejor. Sí es cierto que, a corto plazo, genera gotas pequeñas de agua que crecen y se fusionan entre sí, y finalmente caen como precipitación. Pero los expertos advierten que no es una solución “ni sencilla, ni mágica”, así como a largo plazo tiene, realmente, poco impacto a nivel de general más agua en el cielo.

“No es tan simple y puede que no sea tan prometedora como la gente desea”, advierte el profesor William R. Cotton, de la Universidad de Colorado, a The Conversation. El experto explica que los experimentos que producen nieve o lluvia requieren “el tipo correcto de nubes con suficiente humedad y condiciones adecuada de temperatura y viento”. “Los aumentos porcentuales son pequeños y es difícil saber cuándo la nieve o la lluvia cayeron naturalmente y cuándo se desencadenó por la siembra”, añade.

Según explica el profesor en este medio, una investigación de 2014 en las montañas de Wyoming señalaba que, a pesar de que la región era adecuada para la siembra de nubes, el aumento no pasaría del 1,5%. Por otro lado, citando un estudio de 2020, Cotton explica que apenas veinte minutos después de la siembra “se registró una nevada que dejó la décima parte de un milímetro de nieve en algo más de una hora”. “Puede no ser tan prometedor como se llegó a pensar en su día”.

Imagen de portada: Vista de un bajo nivel de agua en el río Vístula en Varsovia, Polonia FOTO: MARCIN OBARA EFE.

FUENTE RESPONSABLE: La Razón. España. Por Antonio Añover. 25 de agosto 2022.

El Mundo/Cambio climático/Calor extremo/Sequías