Efecto relevante en la Argentina ante el COVID19; réplica de lo que ha sucedido y sucede en el mundo.

VENTAS ON LINE

El 30% de los compradores online debutaron durante la pandemia

El impacto de la pandemia impulsó las compras electrónicas de manera exponencial. Qué consumen los argentinos y cómo cambió.

El dato impacta: “La pandemia en tiempos de digitalización aceleró en un año lo que hubiera demorado de 5 a 10”. La sentencia le pertenece al consultor Enrique Carrier, quien sostiene que “es imposible analizar esto sin tener en cuenta el contexto”, por cuanto considera que “los comercios compensaron la pérdida de la venta presencial con las remotas”.

“Lo importante será qué sucederá cuando vuelva a la ‘normalidad’. Si bien habrá un retorno a las operaciones offline, la pandemia dejará un nuevo piso. Nos vamos a haber acostumbrado a comprar remotamente, porque es más cómodo y económico, y hubo un desarrollo de logística y plataformas e-commerce por parte de las empresas”, analiza.

Un informe de la consultora Claves Información Competitiva coincide con este diagnóstico: “El impacto de la pandemia podría llevar a duplicar la participación del e-commerce en el producto nacional y achicar la brecha que lo separa de los países desarrollados”. Asimismo, destaca que, en Argentina, el comercio online creció́ un 150% durante los últimos cinco años (en términos reales) “aunque las ventas entre consumidores (C2C), lo hicieron en menor medida (93% real). Como consecuencia, se observa que el comercio desde las empresas a consumidores (B2C) representa una porción cada vez mayor en las ventas online”. Argentina es el segundo mercado de comercio electrónico de más rápido desarrollo en el mundo con un crecimiento del 55% en 2020.

Lo que viene

“Nos dirigimos a la siguiente fase del comercio digital, que se trata de habilitar nuevas capas de valor y conveniencia para los consumidores online o en la tienda”, dijo Juan D’Antiochia, General Manager de América Latina en Worldpay from FIS. “El 30% de los compradores online realizaron su primera compra en el canal digital durante la pandemia y el 92% de ellos planea seguir operando online en el futuro”, agrega Evangelina Suárez, Directora Comercial para la Industria Retail en Google.

De acuerdo con el relevamiento de Claves, las marcas de consumo online más elegidas fueron Netflix, Coca-Cola, Grido, Guaymallen y Mc Donalds. Para Demian Niedfeld, Director y cofundador de Ukelele (agencia especializada en Marketing para e-commerce), “la pandemia eliminó del ranking de categorías compradas por primera vez al turismo y espectáculos, dando paso a las relacionadas con alimentos, acondicionamiento del hogar, cuidado personal, cursos, carreras, seminarios, entre otros”.

El comercio electrónico local registró una facturación de $905.100 millones, cifra que surge del Estudio Anual de Comercio Electrónico en la Argentina que realiza Kantar Insights para la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE). Asimismo, 9 de cada 10 argentinos realizaron una compra online y 1 de cada 10 lo hizo por primera vez durante la pandemia. 

Proyecciones

“Las expectativas para este año respecto del e-commerce son positivas, con posibilidades de incrementar su volumen y participación en el mercado. En este sentido, observamos que la gran mayoría de los puntos requeridos por los consumidores se centran fundamentalmente en la experiencia de compra”, afirma Matías Casoy, Director Ejecutivo para Rappi Cono Sur (Argentina, Chile y Uruguay). Al analizar los aspectos que más valoran de la modalidad de compra online, se destaca el ahorro de tiempo, la practicidad y la seguridad.

A partir de las búsquedas de los argentinos, Google identificó más de 10 mil temáticas que cambiaron y que dieron lugar a nuevas. “Al estar más tiempo en sus hogares, los argentinos presentaron gran atención a productos como, por ejemplo, los pijamas, que crecieron más del 220% en interés de búsqueda”, subraya Suárez. 

Gonzalo Latugaye, Brand Director en Tiendanube, detalla las categorías de productos más demandadas (datos de los últimos 25 días): 1) Indumentaria y accesorios, $ 5.780 millones; 2) Alimentos y bebidas, $ 3.940; 3) Salud y belleza, $ 3.950; 4) Casa y hogar, $ 8.507, y 5) Libros, $ 2.600. ¿Cuáles son las zonas que más crecieron?

A principios de 2020, el 40% de las tiendas de Tiendanube estaban radicadas en la CABA, en tanto que, para diciembre de 2020, la Ciudad concentró el 32%, mientras el resto de las provincias fue apareciendo más lentamente en escena. Se fortalecieron Gran Buenos Aires (30%), Buenos Aires (14%), Córdoba (7%) y Santa Fe (6%), mientras que Mendoza, Entre Ríos, Río Negro, Neuquén, Corrientes, Tucumán, Salta, Chaco y Chubut completan el universo actual de tiendas nube.

Al respecto, Antonio Rivero, Director Comercial de Napse, explica el crecimiento de la llamada “omnicanalidad”, es decir, de una integración entre los canales físico y online. “La frontera entre el retail digital y el físico desapareció en la mente de los clientes, que esperan recibir sus productos con la misma eficiencia, velocidad y calidad, sin importar el punto de contacto utilizado”.

Desde su visión, “si bien millones de personas se volcaron a las tiendas digitales, también surgen modalidades de compra que integran el comercio electrónico y el online”. Según datos de Kantar, el 66% de las personas en América Latina planea mantener los hábitos adoptados durante el distanciamiento social. “Esta es una oportunidad para reinventar los negocios, ofreciendo mejores y más eficientes experiencias en la compra online”, cierra Suárez. La dinámica de lo impensado.

Fuente: Editorial Perfil — Editor Jorge Fontevecchia – 28 abril2021