China quiere adelantarse a los EE.UU. en la nueva carrera espacial. Su plan: traer muestras de Marte.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor donde se encuentra escrito en azul. Muchas gracias.

La nueva carrera espacial sigue avanzando y, como ya ocurriera en la primera Estados Unidos puede perder sus primeras etapas. China ha anunciado que espera traer muestras de suelo marciano a la Tierra en 2031, dos años antes de lo que se espera que la misión conjunta euro-estadounidense logre traer las muestras recogidas por el rover Perseverance.

La misión Tianwen-3. China ha concretado algunos detalles de la que será la tercera misión Tianwen, según ha anunciado el portal Space News. La misión Tianwen-3 partirá de la Tierra con dos lanzamientos, al menos uno de ellos a finales de 2028. El objetivo es que traer muestras de vuelta en julio de 2031.

La misión cuenta con cuatro elementos fundamentales que serán cargados de dos en dos (vehículos de descenso y ascenso por un lado, y orbitador y módulo de retorno por el otro) en cohetes Larga marcha 5 y 3B. Esta combinación implica un cambio con respecto al plan inicial de enviar el equipo completo a bordo de un Larga Marcha 9, el vehículo superpesado de la agencia espacial china, CNSA.

El aterrizaje en Marte llegaría hacia otoño del año siguiente. Empezaría ahí la misión de recogida de muestras, que contaría con un año hasta la fecha programada de salida, a finales de octubre de 2030. El viaje de regreso culminaría con la llegada a la Tierra de las muestras en Julio de 2031, unos dos años antes que el resto de misiones semejantes programadas.

Las misiones que la precedieron: Tianwen-1 y 2. Tianwen-3 será la segunda misión Tianwen a Marte, puesto que Tianwen-2 tiene como (primer) objetivo el un objeto cercano a la Tierra. Esta misión está programada para 2025 y se prolongará por unos 10 años. La sonda se dirigirá al asteroide Kamo’oalewa. Kamo’oalewa es un asteroide interesante. Es un cuasi satélite de la Tierra que se sospecha origina de la Luna de donde habría salido despedido tras un impacto. Mide unos 40 metros y tan solo fue descubierto en 2016.

Tras su viaje a Kamo’oalewa, Tianwen-2 depositará muestras en la Tierra y emprenderá camino a la segunda parte de su misión. 311P/PANSTARRS es otro objetivo de gran interés, un “asteroide activo”, esto es, un asteroide que comparte algunas características con los cometas.

Tianwen-1 sí alcanzó la superficie marciana. La primera misión interplanetaria china fue un rotundo éxito. Su combinación de rover y orbitador explora el planeta rojo desde mayo del año pasado y nos ha dejado interesantes imágenes.

EE UU, Europa y la carrera espacial. Todo esto mientras los planes estadounidenses acumulan retrasos. El rover Perseverance lleva ya más de un año explorando la superficie marciana y preparando sus muestras con mayor o menor grado de éxito, pero la misión para recoger estas muestras parece estar más bien en pañales.

El plan original pretendía que las muestras llegaran a través de una misión combinada de la ESA y NASA en 2031. Los estadounidenses serían quienes se encargaran del vehículo encargado de recoger las muestras dejadas por Perseverance y ponerlas en la órbita marciana, donde una sonda europea las recogería para traerlas a la Tierra.

El plan inicial requería el lanzamiento de las sondas para 2026, pero tras una revisión independiente la NASA parece dispuesta a optar por desdoblar su parte de la misión para ganar en seguridad. Esto retrasará uno o dos años el lanzamiento y por tanto deja en manos de la misión china ser la primera en traer muestras marcianas a la Tierra.

Otros avances recientes.

El programa espacial chino sigue dando noticias de manera casi continua. La semana pasada anunciaban nuevas pruebas de la presencia de agua en la Luna obtenidas por la misión Chang´e 5. Si la misión encontrado evidencias in situ, esta vez ha sido en las muestras traídas a la Tierra donde se ha realizado el análisis.

Más cerca nuestro, la potencia asiática también avanza en la construcción de su propia estación espacial. Tiangong nos maravilló recientemente con su interior y todo indica que su construcción avanza según los planes de Beijing. A esto hay que añadir los planes conjuntos junto a Rusia para construir una estación lunar internacional.

También la semana pasada, China anunció un proyecto para capturar energía solar desde una planta situada en órbita. Se trata de un proyecto faraónico con vistas a desarrollarse en menos de 20 años. 

Imagen de portada: Misión Tianwen-1, Steve Jurvetson/The Red Planet

FUENTE RESPONSABLE: Xataka. Por Pablo Martínez- Juarez. Junio 2022

Espacio/NASA/China/Marte/ESA/Perseverance Rover

Encuentran las ruinas de Sanxingdui, una civilización sin precedentes en China.

En el sitio de Sanxingdui, los arqueólogos han descubierto miles de artefactos de bronce, jade y oro en los últimos dos años.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor donde se encuentra escrito en azul. Muchas gracias.

Sanxingdui es un sitio arqueológico en el municipio de Guanghan, en la región central de China. Los arqueólogos empezaron a explorarlo hace más de tres décadas y desde entonces no han dejado de sorprenderse con los hallazgos de este lugar. El nuevo descubrimiento ocurrió en los pozos 7 y 8 de la zona.

La excavación contenía reliquias y artefactos cuyas formas nunca antes habían sido atestiguadas: altares de bronce, figuras de criaturas míticas y distintos tipos de efigies arrodilladas. Otro objeto que resalta en el descubrimiento es una caja con tapa en forma de tortuga y asas con cabezas de dragón.

De manufactura fina y diseño ingenioso

El arqueólogo en la universidad de Sichuan, Li Haichao, dice que el uso de la vasija es desconocida, pero que se puede asumir que las personas lo atesoraban por cómo fue encontrado. Sobre la pieza, explica lo siguiente:

“No sería exagerado decir que la vasija es un ejemplar único, dada su forma peculiar, su manufactura fina y diseño ingenioso.”

He Xiaoge, expresa en un video compartido por Xinhua, un noticiero local, que “(Las piezas) brindan información de la cultura Sanxingdui, que nos presenta nuevas perspectivas sobre esta civilización.” Xiaoge es parte del equipo arqueológico del sitio y se refiere a los pozos sacrificiales de las Ruinas de Sanxingdui como un descubrimiento sin precedentes.

En 1929, un campesino descubrió piezas de jade mientras dragaba una zanja de riego. Dichas piezas fueron el primer indicio de la cultura Sanxingdui y fueron adquiridas por colecciones privadas. Fue hasta la década de los 80 cuando se empezó a investigar y excavar sistemáticamente la zona. Los descubrimientos y estudios demostraron que las piezas no se parecían al arte de ninguna otra civilización china o del mundo, un estilo artístico único y hasta entonces desconocido.

Sobre la cultura Sanxingdui

Zhang Lang/China News Service via Getty Images

La cultura Sanxingdui floreció aproximadamente entre el 1,700 y el 1,150 a.C. y probablemente formaba parte del reino de Shu. Esta cultura era reconocida por sus trabajos de metalurgia, que milenios después siguen asombrando a los espectadores que visitan el Museo de Sanxingdui, donde se exponen algunas de las piezas que se han encontrado en las excavaciones.

No se sabe a ciencia cierta lo que ocurrió con la cultura Sanxingdui. La historia es que se esfumó misteriosamente hace 3 mil años, en un momento de gran esplendor. Durante mucho tiempo se ha creído que desapareció a causa de una guerra o inundación, pero estudios recientes sugieren que fue debido a un terremoto que cambió el cauce del río Min Jiang, del que abrevaban ésta y otras ciudades.

Imagen de portada:ZHANG LANG/CHINA NEWS SERVICE VIA GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: National Geographic en Español. Por Lydia Leija. Junio 2022

Sociedad y Cultura/China/Arqueología/Asia/Historia/Yacimientos.

China construye una torre para recibir energía solar de satélites en el espacio durante todo el día.

La nueva torre nos acerca a la futurista tecnología de energía solar espacial.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor donde se encuentra escrito en azul. Muchas gracias.

Investigadores de la Universidad de Xidian en China dicen haber completado las pruebas y la inspección de una antena terrestre que podría allanar el camino hacia la energía solar espacial, un concepto ideado hace mucho tiempo como una posible solución a nuestros problemas energéticos.

Los investigadores realizaron una prueba exitosa de la “primera planta de energía solar de enlace y sistema completo del mundo” el 5 de junio, según una declaración publicada hoy por la universidad. La planta es una estructura de acero de 75 metros de altura ubicada en el campus sur de la Universidad de Xidian, y está equipada con cinco subsistemas diferentes destinados a fomentar el desarrollo de paneles de energía solar ​​en el espacio.

En teoría, los satélites podrían recolectar continuamente fotones del Sol, convertirlos en electricidad utilizando células fotovoltaicas y transmitir de forma inalámbrica esa electricidad en forma de microondas a los receptores en la superficie de la Tierra, como el de la Universidad de Xidian. Si bien la idea suena como un problema de ingeniería descabellado para nuestros descendientes, en realidad fue propuesta ya en la década de 1960 por el científico Peter Glaser. La energía solar espacial podría eludir algunos de los problemas fundamentales de la recolección de energía solar aquí en la Tierra: no hay necesidad de esperar a la luz del día o al tiempo despejado para recolectar la energía entrante. Pero como en la mayoría de las soluciones basadas en el espacio, los principales problemas serían el coste de lanzar estos satélites y construir los colectores solares espaciales, además de algunos obstáculos tecnológicos y de seguridad arriesgados.

La estación terrestre recién construida es parte de un proyecto de energía solar basado en el espacio llamado OMEGA, que significa Orb-Shape Membrane Energy Gathering Array. Una vez construido y estacionado en órbita geoestacionaria, OMEGA recolectará energía del Sol, la convertirá en energía eléctrica y la transmitirá a la Tierra en forma de microondas a través de una antena.

OMEGA fue propuesto en 2014 por Duan Baoyan de la Escuela de Ingeniería Electromecánica de la Universidad de Xidian y sus colegas. Dos años antes, la NASA anunció el concepto similar SPS-ALPHA (Solar Power Satellite via Arbitrarily Large Phased Array), con un solo satélite en el espacio compuesto por varios elementos más pequeños que podrían transmitir energía a la Tierra. Baoyan es uno de los investigadores principales de la matriz terrestre de China, que se utilizará para probar posibles subsistemas OMEGA, incluida la conversión de la luz solar en energía y la transmisión inalámbrica de la misma.

Uno de los resultados más notables de OMEGA hasta el momento es que los investigadores lograron transmitir energía de manera inalámbrica en forma de microondas durante una prueba a una distancia de aproximadamente 55 metros. Esta capacidad para transmitir energía inalámbrica a una estación receptora representa un elemento de importancia crítica para una futura infraestructura de energía solar basada en el espacio. La prueba exitosa a principios de este mes pone a los investigadores tres años por delante de la cronología del proyecto, según el comunicado de prensa.

Dicho esto, Baoyan reconoció que la transmisión generalizada de energía solar desde el espacio aún podría estar a generaciones de distancia.

La idea de la energía solar espacial es prometedora y podría ayudarnos a dejar de depender globalmente de los combustibles fósiles. Construir un sistema tan complejo presenta un gran desafío, pero tiene el potencial de revolucionar la forma en que recolectamos energía. Y aunque la investigación de la Universidad de Xidian ofrece una prueba de concepto impresionante, es solo un paso hacia un futuro más sostenible.

Imagen de portada: Universidad de Xidian

FUENTE RESPONSABLE: Gizmodo en español. Por Kevin Hurler. 17 de Junio 2022

Espacio/Ciencia/Tecnología/Energía Solar Espacial/China

Can Xue, la china favorita al Nobel: «Los europeos tienen muchos conceptos falsos sobre mi país».

ENTREVISTA

La escritora llega a nuestro país con la novela ‘La frontera’ y el libro de relatos ‘Hojas rojas’. Es una de las autoras más importantes del panorama literario mundial.

Si deseas profundizar sobre esta entrada; cliquea por favor donde se encuentra escrito en azul. Muchas gracias.

Desde hace años, Can Xue -pseudónimo de Deng Xiaohua (Changsha, Hunan, China, 1953)- siempre aparece como favorita en la quiniela de los Nobel de Literatura. 

Y aunque esta lista cada vez tiene menos sentido -nadie acertó el del tanzano Abdulrazak Gurnah, por ejemplo-, lo cierto es que esta escritora tiene notables valedores en todo el mundo. 

Desde Susan Sontag, la primera en señalar que sería una gran merecedora del galardón, hasta sus múltiples lectores a lo largo de todo el planeta, puesto que ya está traducida a centenares de idiomas. 

En los últimos meses ha llegado al español, primero con la novela, ‘La frontera’ (Ediciones Hermida), y hace solo unas semanas con el libro de relatos ‘Hojas rojas’ (Aristas Martínez), excelentemente traducido por Belén Cuadra Mora. Una gran oportunidad para leer a la que quizá es la próxima premio Nobel. Porque es verdad que es una enorme escritora. “Cada día que pasa me agosto. Mis hojas viejas se arrastran y he perdido el interés en echarlas nuevas. Mi corteza seca, resquebrajada, se ha vuelto rojiza. Anteayer amarillearon en mi copa otras cinco hojas (…) He dejado de ser indispensable”. 

Así comienza el relato ‘Confesiones de un sauce’, que sumerge al lector en el sufrimiento de un árbol que observa cómo día tras día su jardinero le deja de regar. Una tortura insoportable que Can Xue transmite con un vocabulario lleno de texturas. Estas breves líneas son un buen resumen de su literatura: evocativas imágenes de la naturaleza, del mundo tal y como es, con su belleza, su rudeza y dolor. A veces resulta un mundo inquietante, oscuro.

'Hojas rojas', de Can Xue ‘Hojas rojas’, de Can Xue

“Mi escritura es para fusionarse con la naturaleza. Siempre he creído que la naturaleza me eligió a mí para defenderla”, contesta a El Confidencial a través de un cuestionario. Siempre hay algo de espiritualidad en sus textos. De alguna manera huye del realismo, un estilo en el que no se siente cómoda.

“El realismo es rígido en muchos aspectos. No es la forma en la que puede expresar libremente lo que quiero expresar”, asegura. De ahí que se haya sentido atraída por escritores como Borges, Kafka, Dante, Calvino, Tolstoi, Gogol y otros. También Lu Xun y Cao Xuequin, de su país, mucho menos conocidos por aquí. “Y me gusta mucho Cervantes”, añade.

Azote del régimen de Mao

Es posible que este alejamiento del realismo y su interés por lo doloroso (por lo infernal) tenga que ver con la vida que llevó hasta que llegó a la edad adulta.

Le tocó el zarpazo del régimen de Mao. Cuando solo tenía cinco años su padre, que trabajaba en el periódico ‘New Hunan Daily’, fue denunciado por derechista y enviado a un campo de trabajo. Toda la familia fue desalojada de la vivienda y Can Xue vivió con su abuela, ya que su madre y dos de sus hermanos fueron enviados a un campo de reeducación. Durante mucho tiempo vivió en condiciones de pobreza, en habitaciones insalubres. Eso lo cuenta ella en sus memorias «A Summer Day in the Beautiful South».

 «Mi escritura es para fusionarse con la naturaleza. Siempre he creído que la naturaleza me eligió a mí para defenderla» 

Acabó trabajando en una fábrica como metalúrgica, pero el pinchazo de la literatura ya lo tenía desde niña. Estaba la miseria, pero también los libros. “Sí, me encanta la literatura desde que era una niña, pero no tuve oportunidad de mostrar mi talento hasta los treinta años”, afirma. Al tener su primer hijo abandonó la fábrica y montó una sastrería con su marido. 

En 1983 fue cuando escribió su primer libro de relatos. Y le fue bien. Lo firmó como Can Xue, que apela a esa nieve sucia que queda cuando casi toda se derrite. Otra vez esa parte de la vida más estomagante. Aunque también hace referencia a la nieve más pura que queda encima de la montaña. 

Según señalaba un reportaje ‘The New Yorker’, el pseudónimo era una forma de criticar a la industria editorial china, puesto que «no brinda apoyo a la originalidad, que a veces incluso se suprime”. Por otra parte le permitía no desvelar quién era ni su género. Hoy se recuerda cómo incluso muchos se molestaron cuando descubrieron que era una mujer. La escritora no ha querido contestar si su infancia y adolescencia le han llevado a practicar ese tipo de literatura. Tampoco por qué su mundo literario es tan crudo, sin alharacas. Ha preferido centrarse en cómo escribe y para quién.

Can Xue

Y, desde luego, no piensa mucho en sus lectores. De hecho, ni siquiera piensa mucho en lo que escribe. “Mi forma de escribir es la escritura automática por lo que no puedo pensar en ellos. Aunque cuando termino un libro realmente me preocupa cómo van a reaccionar”, sostiene. 

Su forma de trabajo es sencilla: se sienta “todos los días durante una hora a las siete de la tarde” y sale el texto a borbotones. Lo que salga. Largo o corto. 

Ahora nos han llegado relatos y novelas, pero afirma sentirse bien con todos los géneros literarios. “Disfruto escribiendo relatos tanto como escribiendo novelas. He escrito diez novelas largas. Una de ellas es particularmente larga y yo diría que es mi mejor obra. Cinco de ellas se han traducido al inglés y otros idiomas. Mis relatos son cuentos poéticos con implicaciones filosóficas”, describe. En ‘Hojas rojas’ son ocho relatos. 

En el último ‘Conviviendo con humanos’ se transforma en una urraca. “Soy una urraca macho de mediana edad y vivo aquí, en la ciudad”. Se plantea interesante cómo se le ocurrió, así sin más, esta primera frase. No quiere, no obstante, que su obra se vea como surrealista (ellos también intentaron lo de la escritura automática). “No creo que mi obra pueda clasificarse como surrealista. La llamaría esencialmente literatura. El surrealismo insiste en representar el mundo espiritual mientras que mi escritura se centra más en mostrar la belleza física, la belleza de la vida real. Creo que es porque soy china, pero estoy influida por la cultura occidental. La carne que retrato es tan sublime como el espíritu, pero más diversa”, asegura. 

«Mi forma de escribir es la escritura automática lo que significa que no puedo escribir bajo presión. Siempre estoy relajada» 

Solo se atiene a contestar sobre su país cuando se le pregunta por la visión que tenemos desde fuera. No es que sepamos mucho. Tampoco es que China se muestre demasiado y , con la pandemia, cada vez menos. Al contrario de otros autores chinos que publican en Occidente, ella vive en China. Medio año en Pekín y en verano se va a Yunan, la provincia sureña frontera con Vietnam.“Los europeos tienen muchos conceptos erróneos sobre China, lo cual es inevitable”, manifiesta. Pero también sostiene que no es algo que le preocupe. “Mientras tanto nos conoceremos cada vez mejor y esa es la buena dirección. Por ejemplo, yo tengo la voluntad de abrirme y dejar que los europeos sepan más sobre mí”, añade. Finalmente le pregunto si le presiona que sea una de las favoritas al Nobel a la hora de escribir. Aquí sí que entra. “Mi forma de escribir es la escritura automática lo que significa que no puedo escribir bajo presión. Siempre estoy relajada y escribo casi cada día. Soy una escritora prolífica”. Se sienta en su mesa y lo que salga (que suele ser, al menos lo publicado, bastante bueno).

Imagen de portada: La escritora china Can Xue (CEDIDA POR LA EDITORIAL).

FUENTE RESPONSABLE: El Confidencial. Por Paula Corroto. Junio 2022

Sociedad y Cultura/Literatura/China/Entrevista

 

«Soy un monstruo negro y tengo un coeficiente intelectual bajo»: los polémicos videos racistas que youtubers chinos graban en África para ganar dinero.

«¡Soy un monstruo negro! ¡Tengo un coeficiente intelectual bajo!»

En febrero de 2020, en las redes sociales en China apareció un denigrante video en el que se veía a un grupo de niños en situación de pobreza en distintos sitios de África repitiendo en mandarín los insultos racistas que les dictaba un camarógrafo anónimo.

El formato de la grabación es uno de los que se ha vuelto popular en los últimos años en China: videos de felicitaciones personalizadas, en los que personas en algún lugar de África, muchas de ellas negras y menores de edad, envían saludos en un idioma que ellas mismas muchas veces no entienden.

Todo esto mientras bailan y «se divierten» alrededor de una pizarra negra, en la que el mensaje de felicitación está escrito con tizas de distintos colores.

Los reporteros Runako Celina y Henry Mhango, del equipo de BBC Africa Eye, decidieron investigar el video con contenido racista de 2020 para intentar revelar la historia detrás de su grabación.

«Luego de que la controversia se desvaneció en las redes, yo no podía olvidarme de él. Como mujer negra viviendo en China, el video se había quedado grabado en mi cabeza. ¿Dónde fue grabado? ¿Por qué se hizo? ¿Quién es esa persona que tomó a un grupo de niños felices y emocionados y les hizo gritar algo tan denigrante?», se pregunta Runako.

Luego de meses de arduas investigaciones y videoanálisis forenses, nuestro equipo de BBC Africa Eye logró encontrar algunas respuestas.

El video

Un video en el que niños gritan "soy un monstruo negro"

Pie de foto,»Soy un monstruo negro», se les oye decir a los niños.

El «video del coeficiente intelectual», como se refieren a él Runako y Henry, es solo uno de una multitud de videos racistas que se encuentran en las redes sociales en China.

Pero para Runako, este video tuvo un impacto distinto. Uno de los factores que más polémica generó cuando se hizo público en 2020, fue el uso de un término que los niños repiten durante la grabación.

«La palabra que los niños están usando [en el video] es ‘heigui'», explica Runako, que se podría traducir como «monstruo negro» o «demonio negro».

«Pero en realidad» agrega, «es el equivalente chino de la palabra que comienza con N en inglés y que es uno de los peores insultos raciales», cuenta.

Como punto de partida de su búsqueda, Runako decidió contactar con expertos en videoanálisis forense para intentar buscar detalles que ayudaran a identificar el lugar de la grabación.

A través de elementos geográficos, topográficos y de señalización, los expertos lograron identificar que el video del coeficiente intelectual había sido grabado en una pequeña población rural de Malaui, en el sureste africano.

Investigación en el terreno

Entendiendo que necesitaría de alguien que conociera bien terreno, Runako decidió aliarse con Henry Mhango, un reportero investigativo local que ha trabajado con BBC Africa Eye destapando casos de abusos de los derechos humanos, corrupción y crímenes violentos en Malaui.

El periodista de Malawi, Henry Mhango

El periodista de Malawi, Henry Mhango.

«Cuando [Runako] me mostró el video del coeficiente intelectual, quedé en shock: los niños que gritaban esas frases denigrantes eran de Malaui. Había ocurrido debajo de nuestras narices, escondido a simple vista», explica Henry.

Armado con nada más que unas coordenadas geográficas, Henry se dirigió al sitio donde la evidencia señalaba que había sido grabado el video.

«La población está situada en un área perfecta para hacer negocios de manera discreta. Está escondida en la zona rural y solo se conecta con las autopistas a través de carreteras profundas».

Fue ahí donde, por primera vez, Henry escuchó un nombre. O más bien, un apodo: «Susu», que significa «tío» en mandarín.

Una grabación secreta

Grabación secreta de «Susu».

El periodista descubrió que Susu había llegado a vivir al área hacía algunos años y había grabado cientos de videos con la población local. Según contaron algunas personas del pueblo, lo habían recibido creyendo que venía a enseñarles a los pequeños a hablar mandarín.

Además, cuentan los reporteros, no es raro ver a personas de nacionalidad china en Malaui hoy en día: debido al creciente impulso de Pekín para expandir su influencia en África -a través de inversiones en infraestructura y la presencia de empresas y tecnología china- los pobladores locales se han empezado a acostumbrar a la presencia de extranjeros en el país.

Eso también hizo que algunos residentes creyeran que, a través de los videos, Susu iba a lograr conseguir traer ayuda económica de China para mejorar las condiciones de la empobrecida población.

El engaño

Los pobladores a los que entrevistó el equipo de BBC Africa Eye contaron que, a pesar de las horas que los niños pasaban con Susu, nunca aprendieron mandarín. Sabían decir algunas palabras, porque las aprendían mientras grababan los videos, pero nunca aprendieron qué significado tenía lo que estaban diciendo.

Lo que es aún peor, según contaron los pobladores locales, muchos de los niños que grababan videos con Susu habían dejado de ir a la escuela.

Un hombre ofrece papas a la francesa a unos niños en África

Muchos de los videos de Susu tenían contenido denigrante, burlándose de la pobreza de las personas en África.

«En vez de convertirse en los líderes del mañana, van a crecer sin educación. Terminarán pidiendo dinero o robando», aseguró una madre a los periodistas de la BBC.

Pero aunque Runako y Henry sabían que se estaban acercando a Susu, aún no tenían una imagen clara de qué aspecto tenía el hombre en realidad.

«Selfies y blogs nos dieron una primera imagen de quien podría ser el dueño [de los videos], un veinteañero. Entre las publicaciones, encontramos una única foto de una tarjeta de identificación nacional y finalmente tuvimos un nombre: Lu Ke», explicó Runako.

«Pero, ¿es este hombre Susu, el mismo que he estado siguiendo en la web? Y más importante, ¿es él quien hizo el video del coeficiente intelectual?».

Xiao Gulah, la imagen de los videos

Bright es un pequeño de 6 años que vive en la pequeña población rural de Kamwendo, en el occidente de Malaui, cerca de la frontera con Namibia.

Bright, un pequeño de 6 años

A sus 4 años, fue uno de los sujetos preferidos por Susu para sus videos.

Pero no solo era el sujeto preferido de Susu, sino que también lo era de la audiencia: Bright se volvió viral en las redes sociales en China, y llegó a ser una especie de «imagen no oficial» para este tipo de contenidos.

En estos ámbitos, a Bright lo conocen como Xiao Gulah.

En las páginas web que ofrecen estos videos, es común ver contenido acompañado de una foto en la que Bright aparece con los pulgares hacia arriba, como un gesto de aprobación.

Un video promocionado con la imagen de Bright

La imagen de Bright se viralizó en China.

Lo que Runako y Henry descubrieron detrás de la imagen dulce e inocente del pequeño en su rol de Xiao Gulah, fue una triste y vergonzosa historia de maltrato infantil.

«[Susu] nos pellizcaba cuando cometíamos un error y cuando hacíamos algo mal, nos golpeaba con un palo», les dijo el pequeño a nuestros periodistas, mientras su madre miraba con tristeza.

«Cuando yo trataba de llevármelo, el hombre volvía y se lo llevaba. Es muy doloroso para mi corazón. Nunca le vimos ningún beneficio», explicó la mujer.

Susu, el racista

Nuestros periodistas tenían cada vez más información sobre los videos, pero había un punto clave por aclarar: ¿había sido Susu quien había grabado el video del coeficiente intelectual?

Para poder averiguarlo, el equipo de BBC Africa Eye contactó a un periodista chino para que se hiciera pasar por un empresario que buscaba contratar los servicios de Lu Ke. Llevaría consigo una cámara escondida.

En una de varias conversaciones que sostuvieron, Susu empezó a hablar de su trabajo con las personas negras en África.

«No los trates como si fueran tus amigos», le dijo el hombre al periodista. 

«Nunca les tengas lástima, tienes que recordar eso. Nunca les tengas lástima. No importa su situación familiar, nunca les tengas lástima. Así es como debes tratar a la gente negra», se le escucha decir a Lu Ke en uno de los videos.

Una imagen de Susu en la cámara escondida

«No los trates como si fueran tus amigos», le dijo el hombre al periodista.

Con frases tan explícitas como las que quedaron registradas en video, los reporteros de BBC Africa Eye decidieron que había llegado la hora de buscar respuestas sobre el video del coeficiente intelectual.

Citaron nuevamente a Lu Ke para el mostrárselo y preguntarle si era de él.

«Sí, ese es mío», se ve al hombre responder con naturalidad.

Pero después de unos segundos, como si se hubiera acordado de algo, Susu se retractó: «No, espera, ese video no es mío. Lo hizo mi amigo […] te sugiero que no tengas ese video en tu teléfono. No dejes que la gente negra vea eso»

Susu rodeado de niños

Algunos videos muestran a Susu como el centro de atención de los chicos.

Según Runako, parecía que Susu hubiera dejado escapar un secreto, idea que se afianzó unos segundos después cuando el hombre mencionó la polémica que se había generado con la publicación original del video.

Haciéndose rico

Nuestro equipo descubrió que Susu estaba haciendo grandes cantidades de dinero con sus videos.

En una de las conversaciones grabadas a escondidas, se le ve ufanándose de grabar más de 380 videos en un solo día, algo que representaría ganancias de por lo menos US$11.000 en menos de 24 horas.

Cuando Runako le preguntó a la madre de Bright si había recibido algún tipo de ganancia por el trabajo de su hijo, la mujer dijo que no.

Fausika y Bright

«Es tan doloroso para mí, porque mi hijo ha sufrido mucho. Lo hacía gritar hasta que le salieran las venas [del cuello] durante tres días seguidos y al cuarto, volvía enfermo. Al cuarto día, el hombre chino llegaba con un pedazo de pollo, lo compartía con él y se lo llevaba a trabajar otra vez».

Los familiares de otros niños que aparecieron en el video, también reaccionaron con dolor.

La abuela de uno de los chicos, casi en lágrimas, dijo que Susu había «hecho ganancias con la gente pobre».

Familiares de niños que aparecen enlos videos de Susu

La confrontación

Luego de meses de investigaciones, y cargados con evidencia en su contra, los periodistas finalmente decidieron confrontar al Lu Ke en su casa.

Runako, acompañada por Henry, y ante la mirada curiosa de los locales, se acercó con decisión.

«Todos los chicos locales te llaman Susu, ¿verdad?», preguntó Runako.

Runako confronta a Susu

«Sí, sí»

«¿Cuál es la razón para hacer estos videos?»

«Quiero esparcir la cultura, la música y la danza de China. Incluso las palabras chinas, el lenguaje chino».

«Nuestras fuentes dicen que usted golpea a los chicos»

«No lo hice»

«Vimos el video en el que los hace decir ‘soy el diablo negro’. ¿Lo hizo?»

«Yo no hice ese video»

«Esto se considera explotación, ¿usted sabía eso?»

«Yo no los exploté»

Susu durante la confrontación

El hombre se defendió.

La investigación de la BBC mereció un comentario de la ministra de seguridad interior de Malawi, Jean Muonaowauza Sendeza, quien aseguró que Susu había violado leyes de protección de menores, y tendría que responder ante las autoridades.

Según le dijo la ministra al periodista Henry Mhango: «Se ha violado el acta de protección y justicia infantil y usaremos esta acta para que este individuo enfrente la ley. No permitiremos que extranjeros insulten a nuestros hijos, a nuestros ciudadanos».

La policía del país africano también anunció el inicio de una investigación.

Una investigación agridulce

Runako y Henry

Cansados de una conversación infructuosa, en la que Susu negó todo lo que el equipo de BBC Africa Eye había logrado comprobar, Runako y Henry abandonaron la población con una sensación «agridulce».

«Pasé tanto tiempo revisando los videos de Susu, preocupándome por lo que pasaba detrás de escena. Ahora, sabía la verdad», dice Runako.

«Pero mientras me preparaba para dejar a Henry, este descubrimiento se sintió agridulce: dulce porque junto a Henry habíamos logrado descubrir uno de los peores ejemplos del racismo al que todas [las personas de raza negra] nos enfrentamos, tanto en el continente como en la diáspora.»

Runako

«Pero amargo, porque ambos sabíamos que esto era más grande que Susu: sí, habíamos irrumpido la actividad de un hombre. Pero esta industria sigue en crecimiento, con la explotación diaria de niños de verdad, como Bright, para entretener a personas en sitios muy, muy lejanos…»

Henry está de acuerdo.

«Cuando miro mi país, pienso en todas las personas que aún se enfrentan a la pobreza […] Susu se aprovechó de su buena fé. Vino a Malaui y traicionó a nuestros niños…»

Esta historia es una adaptación del documental Racism for Sale de BBC Africa Eye. Puedes verlo completo (en inglés) aquí.

Imagen de portada: Gentileza de BBC News Mundo

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo.17 junio 2022, 04:06 GMT.

Sociedad y Cultura/Pobreza/Abuso infantil/Malaui/África/Infancia/ China

 

 

 

 

 

 

China: 4 razones que explican por qué los inversores extranjeros están huyendo del país asiático.

La inversión extranjera fue uno de los pilares del «milagro económico» de China, un país que en cuatro décadas sacó de la pobreza a 850 millones de personas.

Tras la muerte de Mao Zedong en 1976 el comunismo más ortodoxo dio paso a un enfoque pragmático para el desarrollo económico y tres años después el país abrió sus puertas a la inversión extranjera.

En las siguientes décadas la entrada de capitales fue creciendo de forma exponencial, a medida que el PIB chino se expandía a un ritmo promedio de más del 9% anual.

Pero ahora esa larga tendencia ha comenzado a revertirse.

Las inversiones extranjeras en China se han desplomado desde el comienzo de este año, especialmente a partir de la invasión rusa a Ucrania.

Solo entre enero y marzo los inversores foráneos retiraron unos US$150.000 millones en activos financieros en yuanes, principalmente bonos.

«Aunque China registró entradas (de capitales) en enero, las salidas en febrero y marzo fueron tan grandes como para hacer del primer trimestre el peor desde que hay registros. La fuga de acciones continuó en abril», indica el informe de mayo del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

Variación mensual de la tenencia extranjera de bonos chinos . .  100 CNY = US$ 14,74.

Esta entidad con sede en Washington pronostica para este año una salida de activos de China de US$300.000 millones, más del doble de los US$129.000 millones en 2021.

Analizamos cuáles son las 4 principales causas de esta tendencia, si ha llegado para quedarse, qué consecuencias tendrá y qué están haciendo las autoridades chinas para combatirla.

1. La estrategia «covid cero»

«Las políticas de ‘covid cero’ están abocando a China a una contracción similar a la de la primera ola de la pandemia», indica a BBC el economista, académico y escritor español Juan Ramón Rallo.

Más de dos años después del inicio de la pandemia la mayoría de los países han levantado las restricciones por covid, pero no es el caso de China.

Medidas anticovid en Shanghai

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Las draconianas restricciones anti-covid en Shanghai, que incluyeron el vallado de manzanas enteras, no solo provocaron la ira de los residentes sino también una fuerte reducción de la actividad económica.

Pekín, que antes siempre había priorizado por encima de todo lo demás el crecimiento económico, lo dejó esta vez a un lado para prevenir una posible emergencia sanitaria, pese a que la mayoría de su población está vacunada.

El gobierno impuso estrictos confinamientos en Shanghái -que acapara el 5% del PIB nacional- y en otras ciudades endureció las medidas anti-covid, reduciendo la actividad empresarial.

Así, el desempleo en las ciudades superó el 6%, su economía se contrajo un 0,68% en abril y pocos creen que China logre el objetivo de crecimiento para este año del 5,5%, cifra ya de inicio discreta en comparación con las de años anteriores.

«Muchas empresas todavía ven a China como un mercado importante, pero hoy es difícil mantener ese optimismo mientras el resto del mundo se abre y China permanece cerrada», explica a BBC Mundo Nick Marro, analista principal en Hong Kong de Economist Intelligence Unit (EIU).

Marro cree que la estrategia de «cero covid» no invita a los capitalistas a apostar por China «ya que las reglas pueden cambiar repentinamente, sin previo aviso, lo que dificulta la planificación y aún más las decisiones sobre futuras inversiones».

«La gran pregunta es si los inversores extranjeros ven el ‘covid cero’ como un problema temporal que pueden tolerar. Cuanto más tiempo continúe esta política, mayor será esta intolerancia».

2. La crisis inmobiliaria

Un pueblo entero abandonado a medio construir en Huangshan, provincia de Anhui, en el este de China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El estallido de la burbuja inmobiliaria en China dejó imágenes como esta: un pueblo entero abandonado a medio construir en Huangshan, provincia de Anhui, en el este del país.

La construcción de viviendas ha sido uno de los motores de crecimiento de la economía china en las últimas décadas.

Sin embargo, se encuentra en crisis desde el año pasado por el fuerte endeudamiento de los gigantes locales del sector, con Evergrande a la cabeza.

Aunque la crisis inmobiliaria de China viene de antes, sí son más recientes los temores de los inversores extranjeros sobre sus consecuencias en la salud económica del país en combinación con los efectos de «covid cero» y otros factores.

«En los últimos 10 años China ha crecido sobre la base del crédito barato y la burbuja inmobiliaria», recuerda el profesor Rallo.

Tras el pinchazo de esta burbuja, explica, el país está inmerso en un cambio de modelo productivo que califica como «complicado».

«La digestión de una burbuja inmobiliaria de tal magnitud es un proceso lento y doloroso, y más si no se deja que se ajuste rápido, como parece que esté haciendo el Partido Comunista Chino».

Billetes de yuanes chinos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Conscientes de ese problema, las autoridades chinas han tomado algunas medidas para revitalizar el mercado inmobiliario, entre ellas varios recortes de los tipos de interés de las hipotecas a golpe de decreto del banco central del país.

Esto sitúa a China como uno de los pocos países que van a contracorriente: mientras el Banco Central Europeo y la Reserva Federal anuncian subidas de tipos para combatir la inflación, Pekín recurre a los estímulos para aliviar su crisis inmobiliaria y revitalizar su economía, una apuesta que muchos consideran arriesgada en plena escalada de precios a nivel global.

3. Rusia, tensiones geopolíticas y derechos humanos

La invasión a Ucrania ha costado a Rusia el aislamiento económico de Occidente con sanciones cuya magnitud nadie habría imaginado para un país de tal relevancia.

La guerra ha llevado a muchos inversores a plantearse qué ocurriría con sus activos en China si Xi Jinping emprende una operación militar en Taiwán, sofoca por la fuerza un levantamiento popular en Hong Kong o decide resolver por las armas las disputas territoriales que mantiene abiertas con 5 de sus vecinos.

Y la postura de China en el conflicto ucraniano, más cercana a Rusia, tampoco ayuda.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Pese a sus diferencias, Vladimir Putin y Xi Jinping mantienen fuertes vínculos como contrapeso al bloque Europa-Estados Unidos.

«Los mercados están preocupados por los lazos de China con Rusia: eso está asustando a los inversores y la aversión al riesgo se manifiesta desde el comienzo de la invasión», afirmó Stephen Innes, socio gerente del servicio de inversiones SPI Asset Management, en una reciente entrevista con Bloomberg.

«Todo el mundo se puso a vender bonos de China, así que nosotros estamos contentos de no haber comprado ninguno», declaró al portal económico.

El profesor Rallo, por su parte, destaca la tendencia a la regionalización del comercio global con dos zonas principales de influencia: Europa-Estados Unidos por un lado, y por el otro China-Rusia.

Así, para las empresas occidentales «tener parte de su cadena de valor en el otro bloque se puede convertir en una desventaja», por lo que parte de ellas optarían por renunciar a esos mercados.

El analista Nick Marro también destaca «el cisma cada vez más profundo entre China y Occidente en asuntos como la competencia económica y estratégica, y también los valores democráticos y los derechos humanos».

Buen ejemplo de esto último es el de Norges Bank Investment Management de Noruega, el mayor fondo soberano del mundo al gestionar un patrimonio de 1,3 billones de dólares, que en marzo excluyó las acciones de la empresa china de ropa deportiva Li Ning por el «riesgo inaceptable» de que «contribuya a graves violaciones a los derechos humanos».

4. La ofensiva contra el sector privado

Jack Ma

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El cofundador de Alibaba, Jack Ma, perdió miles de millones de dólares después de que las autoridades intensificaran el escrutinio de su compañía y otros grandes conglomerados tecnológicos.

Tanto el «milagro económico» chino como la avalancha de flujos de capital que en gran medida lo hicieron posible vinieron de la mano de reformas orientadas al libre mercado y al desarrollo de las empresas privadas.

Sin embargo, apunta Nick Marro, «gran parte de la agenda de reformas que podría beneficiar tanto a empresas extranjeras como privadas locales se ha estancado».

La reciente tendencia al proteccionismo y la intervención se observan en varios sectores, aunque especialmente en el de la tecnología, «donde las preocupaciones de seguridad nacional se imponen sobre todo lo demás», afirma.

El ejemplo más claro esla ofensiva iniciada en 2021 contra las grandes tecnológicas chinas, que los críticos atribuyen a la voluntad del Estado de controlar el sector, y que despojó de gran parte de su valor a compañías de referencia mundial, entre ellas Alibaba.

La corporación del multimillonario Jack Ma fue una de las más afectadas por la campaña reguladora de Pekín, que en abril del año pasado le impuso la mayor multa antimonopolio de la historia del país, por valor de unos US$2.800 millones.

Según el analista, el gobierno chino está dando cada vez más poder a las entidades estatales, lo que podría jugar en contra de su objetivo de reactivar el crecimiento económico.

En las últimas semanas la agencia Reuters y Bloomberg citaron fuentes del sector al divulgar que, consciente de los efectos adversos de esta política, Pekín planea corregir su política de mano dura con las tecnológicas, si bien el gobierno no lo ha confirmado oficialmente.

La cara y la cruz

Los índices bursátiles chinos tampoco han venido dando buenos réditos a los inversores en los pasados meses.

El CSI300 de Shanghái tocó fondo a finales de abril y desde entonces ha rebotado ligeramente, aunque se encuentra lejos de sus cotas de principios de año.

Bolsa de Shanghai

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La bolsa de Shanghái registró fuertes caídas en los primeros meses de 2021. 

Como curiosidad, en China, al igual que en otros países de la región como Corea del Sur, el color verde indica pérdidas y el rojo ganancias.

La moneda local, el yuan, se cotizaba en mayo en sus niveles más bajos en dos años frente al dólar .

En la otra cara de la moneda, se puede afirmar que la curva descendente en los índices chinos no es mucho más pronunciada que las de sus equivalentes en EE.UU. y Europa, también depreciados desde inicios de año tras alcanzar máximos en 2021.

Y el superávit comercial de China superó los US$200.000 millones en el primer trimestre. Aunque en parte se debe a la caída de las importaciones, es un estimable colchón que le ayuda a capear mejor las retiradas de inversiones extranjeras.

En este contexto, describe el IIF en su informe, las salidas de flujos de capitales de China no están poniendo en peligro la solvencia del país, al que no le faltan divisas para hacer frente a sus obligaciones externas.

Esta institución también considera que la ola de desinversión en el gigante asiático tiene límites.

«Aunque vemos que empresas de alto perfil anuncian planes de abandonar el mercado, no debemos malinterpretar esto como un éxodo. Muchas de estas empresas han estado en China durante décadas y no será una decisión fácil ni rápida para ellas abandonar su mercado», expone.

En un editorial reciente The Economist señala el próximo Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), previsto para octubre, como el punto de inflexión que podría dar un nuevo enfoque a la economía china y presentar un panorama diferente para los inversores extranjeros.

«La perspectiva optimista es que este período oscuro de ideología, errores políticos y crecimiento lento es parte de la preparación para el congreso del partido. Cuando este pase, los pragmáticos tendrán un mayor control de la política, terminará el ‘covid cero’ y volverá el apoyo a la economía y las tecnológicas».

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Atahualpa Amerise. Junio 2022.

China/Mercados financieros/Economía/Finanzas/Conflicto Rusia- Ucrania.

 

 

Chalcobamba, la montaña rica en cobre que enfrenta a una gran minera china con unos jóvenes peruanos.

Sentado en el cerro Chalcobamba, a casi 4.700 metros de altura en los Andes peruanos, Romualdo Ochoa, líder de la comunidad indígena de Huancuire, proclama: «Hemos venido con nuestros animales para recuperar nuestras tierras».

Desde aquí arriba, donde los pocos forasteros que llegan suelen sucumbir al mal de altura, Ochoa divisa el estrecho valle en la región Apurímac en que su comunidad ha vivido durante siglos dedicada a las tareas del campo.

El líder indígena, como otros hombres del lugar, pasa últimamente más tiempo subido a las alturas de Chalcobamba que en los campos donde se recogen las papas y pastan las ovejas.

Le cuesta expresarse en español, idioma que aprendió con 21 años, pero su mensaje está claro. Chalcobamba les pertenece a los indígenas de Huancuire. Es «el legado de sus ancestros».

El problema es que una gigantesca multinacional china de la minería, MMG, también dice que Chalcobamba es suyo.

Pero ni los documentos que esgrime la minera, ni el permiso que le concedió el Ministerio de Energía y Minas para empezar a explotar las riquezas minerales que esconde esta montaña rocosa son argumentos suficientes para los indígenas de Huancuire, que permanecen acampados aquí, combatiendo las gélidas temperaturas de la noche en las alturas andinas a base de mucho abrigo y caldo de cordero.

Armados con sus warakas, la tradicional honda indígena, se dicen resueltos a repeler cualquier intento de arrebatarles una montaña que consideran suya desde tiempo inmemorial.

Han colocado en la cima una bandera de Perú y desde ahí hacen guardia día y noche.

Indígena en campamento de vigilancia sobre Chalcobamba.

FUENTE DE LA IMAGEN – FLOR RUIZ. Indígena en campamento de vigilancia sobre Chalcobamba.

El litigio comenzó en 2013, cuando la compañía china y los líderes de la comunidad huancuire firmaron un contrato por el que MMG adquirió los terrenos de Chalcobamba, pero las nuevas generaciones de indígenas aseguran que la compañía engañó a sus mayores en las negociaciones aprovechándose de su ignorancia.

«No sabían leer y escribir, no sabían castellano, y fueron engañados para apropiarse de nuestras tierras», dice su líder actual.

A cientos de kilómetros de allí, en Lima, donde se ubica la sede de MMG en Perú, su gerente de asuntos legales, Claudio Cáceres, le dio a BBC Mundo una versión diferente.

«Pagamos por la compraventa 122 millones de soles (unos US$ 32,2 millones al cambio actual) en 2013. En 2017 la comunidad pretendió desconocer esa compraventa y firmamos una transacción judicial para cerrar cualquier controversia por la que pagamos 100 millones (de soles)».

Los indígenas niegan haber recibido estas cantidades.

Comuneros hacen guardia y cocinan en la montaña.

FUENTE DE LA IMAGEN – FLOR RUIZ. Los comuneros hacen guardia día y noche para evitar que la minera recupere los terrenos.

Las diferencias se mantienen y ya ha habido enfrentamientos.

El último el pasado 31 de mayo, cuando personal de la compañía trató de acceder a Chalcobamba escoltado por la policía. Según los comuneros, uno de ellos resultó herido por un perdigón lanzado por la policía. La minera habló en un comunicado de «algunos heridos y contusos en los efectivos de la PNP (Policía Nacional de Perú) y personal de mantenimiento».

No era la primera vez que se producían episodios de violencia en la zona, en la que el gobierno de Pedro Castillo decretó el estado de emergencia el pasado abril para encauzar la situación.

Pero, ¿por qué es tan importante este paraje montañoso y aislado?

La respuesta está al otro lado de la montaña, en la gigantesca mina Las Bambas, propiedad de MMG, un descomunal mordisco a la cordillera andina cuya vista domina el paisaje.

Los datos dan una idea de la magnitud de Las Bambas.

Es una de las minas de cobre más grandes del mundo y según MMG, cuyo principal accionista es una compañía estatal china, se trata de la mayor inversión que Pekín ha hecho nunca en una mina en el extranjero.

Solo el año pasado produjo 290.000 toneladas de cobre y en sus primero cinco años de actividad sumó dos millones de toneladas. Las reservas se calculan en unos 5.630 millones de toneladas, a explotar durante los 18 años de vida útil de la mina.

«Las Bambas es la segunda empresa minera más importante de América Latina y está llegando al 2% del Producto Interno Bruto de Perú», explicó Roberto Sánchez Palomino, ministro de Comercio Exterior de Perú.

Pero la producción en los últimos años ha comenzado a decaer. Por eso MMG quiere abrir cuanto antes un segundo tajo de explotación en Chalcobamba.

Troy Hey, gerente general de MMG, le dijo a BBC Mundo que «Chalcobamba es crítico para mantener los niveles de producción de Las Bambas».

Troy Hey.

FUENTE DE LA IMAGEN – FLOR RUIZ

Troy Hey, directivo de la compañía, asegura que MMG pierde dinero cada día que no puede acceder a Chalcobamba.

El directivo lamenta que el proyecto se ha visto retrasado por la demora en la concesión de los permisos necesarios. Ahora que todo está listo y que el precio del cobre alcanza niveles récord en los mercados internacionales, solo la resistencia de los alrededor de 400 indígenas de Huancuire impide llevarlo a cabo.

El pasado 9 de junio, la compañía y los indígenas firmaron una tregua de 30 días para negociar, pero MMG se comprometió a no iniciar la explotación del cerro de la discordia en ese plazo.

«Si no obtenemos acceso a esa mina y no podemos desarrollar las operaciones, perdemos dinero cada día», se queja Hey.

El potencial de Chalcobamba se percibe a simple vista. El tono rojizo del cobre se aprecia en las rocas y los indígenas ya han comenzado a hacer allí a escala artesanal lo que MMG lleva años haciendo a escala industrial en Las Bambas: sacarlo y venderlo.

En un mundo cada vez más dependiente de los dispositivos electrónicos y al que el calentamiento global empuja hacia alternativas a los combustibles fósiles, el cobre se ha convertido en uno de los artículos más demandados.

El shock en los mercados energéticos provocado por la guerra de Ucrania no ha hecho sino acentuar la tendencia.

Y Perú, segundo productor mundial del mineral después de Chile, se ha convertido en el escenario de cada vez más conflictos entre las multinacionales que lo extraen y comunidades locales que creen que el trato recibido no es justo, en medio de reproches al presidente Pedro Castillo y su aparente incapacidad para encauzar un problema cuyo precio ya paga la economía nacional.

Un informe de la Defensoría del Pueblo publicado el 7 de junio señala que 86 de los 130 conflictos sociales en curso en Perú están relacionados con la acción de compañías mineras y otro estudio del Banco de Crédito del Perú arrojó que la producción minera nacional cayó un 0,5% el pasado marzo.

Tajo principal de Las Bambas.

FUENTE DE LA IMAGEN – FLOR RUIZ. Las Bambas está paralizada, pero no es la primera vez.

Para el ministro Sánchez Palomina, «el país está perdiendo una oportunidad» al no beneficiarse todo lo que podría de los altos precios de las materias primas.

Pero las divergencias en torno a Las Bambas no son nada nuevo.

La mina ha visto paralizada su producción cerca de 400 días desde que comenzó a operar en 2016. En 2015 tres personas murieron en enfrentamientos con la policía en una protesta contra su entrada en funcionamiento.

Map

Además de Huancuire, otras comunidades vecinas como Chila, Fuerabamba, Choaquere, Purmamarca y Chuicuni están en pie de lucha contra Las Bambas y han bloqueado los accesos a la mina para impedirle producir. Cada una tiene su propia lista de quejas, en la que destacan el incumplimiento de la promesa de darles trabajo en la instalación y supuestos daños al medio ambiente.

El pulso en torno a Las Bambas y la negativa de la comunidad de Huancuire a cumplir el contrato que sus mayores firmaron sobre Chalcobamba se ha convertido en un problema nacional y el envío de sucesivas comitivas de ministros y cada vez más agentes de policía a la zona no han servido hasta ahora para solucionarlo.

Cuando el pasado 19 de mayo el primer Ministro, Aníbal Torres, viajó a la zona para reunirse con los comuneros, fue recibido con gritos de protesta y se marchó sin que se llegara a ningún acuerdo, como pudo presenciar BBC Mundo.

Se trata de un asunto incómodo para Castillo, que prometió en la campaña una nueva relación con las compañías extranjeras para que su actividad redunde en beneficio de los peruanos y que fue candidato de un partido, Perú Libre, que aboga por la nacionalización de los recursos naturales.

Baltazar Lantarón, gobernador de Apurímac, tiene claro que la mina parada no es un buen negocio. Según sus cálculos, Las Bambas aporta un 70% del PIB de la región. «Aparte de generar ingresos, genera trabajos también», indica en conversación con BBC Mundo.

Los más preocupados son quienes dependen de la mina para comer. Según cálculos sindicales son aproximadamente 9.000 los empleos directos e indirectos en peligro por la paralización de la mina. Uno de los que se ha quedado de momento sin trabajo es Eyner Arredondo.

«Sin poder trabajar nos sentimos en la calle, en la nada. En Apurímac prácticamente todo el pueblo apoyó a este gobierno. Pero nos hemos sentido defraudados».

Einer Arredondo, en su casa.

FUENTE DE LA IMAGEN – FLOR RUIZ. Eyner Arredondo es uno de los muchos empleados de la mina que teme por su futuro.

El ministro Sánchez Palomino, que ha viajado varias veces a la zona para desbloquear el conflicto, recuerda que Castillo lleva menos de un año en el gobierno y para un problema tan complejo, no existen «soluciones de un día a otro».

Tensión en la mina

En su última paralización forzada, la tensión se palpa en la mina. Un fuerte dispositivo de seguridad custodia unas instalaciones, en las que impera una extraña calma lejos de la febril actividad de otras épocas.

Un nutrido contingente de policías equipados con material antidisturbios recibe a los reporteros, sobre los que vuela alguna pedrada intimidatoria del grupo de comuneros apostados a la entrada.

Al otro lado de la valla de acceso, media docena de autos carbonizados. Según el personal de seguridad de la compañía, los comuneros los quemaron en sus ataques a las instalaciones.

En un alto sobre el tajo principal, los vehículos de acarreo, gigantescos camiones encargados de transportar el mineral en bruto, llevan semanas estacionados. La única maquinaria en funcionamiento es la que se encarga de asegurar su mantenimiento.

Los trabajadores respiraron aliviados con la tregua temporal que ha permitido el reinicio de las operaciones de la mina, pero temen que la falta de una solución de fondo provoque nuevos bloqueos y les deje otra vez en la calle.

Pero en Huancuire las cosas se ven de manera radicalmente diferente.

Mujer y niño en campo de papas.

FUENTE DE LA IMAGEN – FLOR RUIZ. La mayoría en Huancuire se dedican a trabajar la papa y otros cultivos.

Familias enteras pasan el día dedicadas a recolectar papas. Montañas de ellas se agrupan junto a los sembrados. Al mediodía, hacen una pausa y cocinan algunas bajo la tierra para comerlas con algo de queso casero mientras conversan animadamente en quechua.

«El Estado nunca pisó aquí»

Una de las más jóvenes es Ruth Candia Ochoa. A sus 25 años, el suyo es un caso poco frecuente en la comunidad. Marchó a Arequipa a formarse y ahora de vuelta es una de sus dirigentes y completa sus estudios de Administración de Empresas.

Pese a su juventud, dice recordar la época en la que sus mayores rendían ofrendas rituales a Chalcobamba y otros cerros, a los que veían como montañas sagradas. Por eso lamenta especialmente la cesión de Chalcobamba.

«A medida que han pasado los años, la gente se ha dado cuenta de que no hubo ningún progreso en la comunidad», afirma.

«Nosotros necesitamos espacio para la ganadería y para la agricultura, y los ancianos se dan cuenta de que cedieron la mitad del territorio a cambio de nada. Por eso los jóvenes estamos en pie de lucha».

Ruth Candia Ochoa, en primer plano.

FUENTE DE LA IMAGEN – FLOR RUIZ. Ruth Candia Ochoa es una de las jóvenes de Huancuire que ha decidido rebelarse contra el acuerdo firmado por sus mayores.

Candia asegura que tienen la lección aprendida y esta vez no cederán ni ante la compañía ni ante el Estado, que según ella nunca antes se interesó por ellos.

«Ni un alcalde pisó nunca aquí antes de que apareciera la minería».

Ruth, como otros jóvenes de la comunidad, se siente dolida por cómo se ve el conflicto desde otros lugares de Perú. «Nos critican en las redes sociales, diciendo que queremos plata y más plata, que no somos capaces de pensar en otras personas. En nosotros nunca ha pensado nadie».

«Si la empresa se va después de explotar todos estos recursos, ¿quién se acordará de nosotros?»

Imagen de portada:

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo en Perú. Por Guillermo D. Olmo, corresponsal de la BBC. Junio 2022

América Latina/Perú/Economía/Pueblos indígenas del Perú/China

 

 

Covid en Corea del Norte: «Habrá un número de muertes mayor al habitual, pero sus ciudadanos no van a iniciar una rebelión porque están desorganizados, aterrorizados y aislados».

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, se enfrenta a su mayor reto desde que asumió el poder hace una década.

Tras dos años sin reportar un solo caso, la covid-19 se propaga sin control con más de 3,5 millones de contagios y 70 muertes reportadas, aunque expertos estiman la cifra real en miles.

Con el país en emergencia sanitaria, Kim ha intensificado sus lanzamientos de misiles: 17 este año y tres recientemente, entre ellos uno intercontinental que pone a Estados Unidos al alcance de un ataque nuclear.

Y la tensión con Corea del Sur se ha elevado en los últimos meses, en los que Pyongyang ha amenazado a su vecino con un ataque nuclear preventivo.

Corea del Norte, un país comunista con armas atómicas cuyo gasto militar es de un tercio del PIB, donde el servicio militar dura 10 años, acusado de tener una brigada de hackers dedicada a robar activos y criptomonedas, donde es obligatorio lucir un pin con el retrato de los Kim y criticar al líder se paga con la vida según relatan los que logran salir, nunca deja de estar en el foco ni de despertar un fuerte interés, curiosidad o fascinación.

Pero es tan hermético que muy pocos saben qué ocurre dentro o, al menos, poseen conocimiento, medios y fuentes privilegiadas para asomarse a su realidad e interpretarla.

Uno de ellos es el académico ruso Andrei Lankov, profesor de Estudios Coreanos de la Universidad Kookmin en Seúl y director del medio especializado NK News.

Lankov, que en la década de 1980 estudió en la Universidad Kim Il-sung de Pyongyang, ha escrito ocho libros sobre Corea del Norte y muchos lo consideran el mayor experto en este país.

En esta entrevista telefónica nos ofrece importantes claves sobre la actualidad norcoreana, sus retos e intenciones en un momento crucial en su historia.

Kim Jong-un en un desfile

FUENTE DE LA IMAGEN . KCNA

¿Cómo cree que pudo Corea del Norte contener la covid-19 hasta hace poco?

Con el aislamiento total. Ningún otro país se aisló tanto del mundo exterior. Desde la primavera de 2020 nadie pudo ingresar a Corea del Norte y solo se permitió salir a un pequeño número de diplomáticos extranjeros y expatriados. El comercio se redujo al mínimo y cerraron las conexiones de tren con China y Rusia.

Su estrategia era mantener ese aislamiento durante algunos años hasta que acabara la pandemia en el mundo, luego obtener vacunas gratuitas para los 25 millones de norcoreanos y que el asunto quedara solucionado.

¿Qué fue lo que falló?

En algún lugar, de alguna manera, alguien con covid logró pasar. Probablemente nunca sabremos quién fue el «paciente cero». ¿Un contrabandista? ¿Un espía de regreso de una misión? ¿Un trabajador ferroviario que visitó China? La cosa es que alguien trajo la infección y comenzó a extenderse como la pólvora entre una población desnutrida y no vacunada.

¿Quién es culpable de la situación actual?

En realidad, nadie. Los altos mandos de Corea del Norte hicieron una apuesta. Sabían que podían permitirse un nivel de autoaislamiento que sería inaceptable en cualquier otro país y trataron de aprovechar esta ventaja. Podrían haber tenido éxito, pero no fue así.

Pero Kim Jong-un culpó a trabajadores «irresponsables», entre otros.

Si eres un político, necesitas chivos expiatorios, ¿verdad? Especialmente si diriges un régimen autoritario. Si hay alguien a quien culpar sería al propio Kim y sus asesores cercanos, pero yo no los culparía, ya que su estrategia no necesariamente parecía incorrecta. Apostaron al todo o nada y perdieron.

Kim Jong-un

FUENTE DE LA IMAGEN – KCNA

A Kim Jong-un le funcionó su estrategia de aislamiento total por dos años.

¿Por qué nadie está vacunado en Corea del Norte?

Tengo firmes sospechas de que el 0,01% de la élite sí se ha vacunado.

Pero, en general, su lógica es clara: no querían invitar a extranjeros para que no trajeran la enfermedad, ni siquiera de países aliados, y sin extranjeros no es posible realizar campañas de vacunación a gran escala. Y tampoco tienen capital, equipos ni experiencia para desarrollar una vacuna propia.

¿Cuán grave cree que es la situación real de la covid en Corea del Norte?

Creo que las cifras reportadas por los medios estatales son correctas, con una excepción importante: subestiman las muertes. Si la tasa de mortalidad normal de ómicron se estima en el 0,015% deberían tener miles de muertes, y más teniendo en cuenta el lamentable estado de salud de la población.

¿En qué condiciones se encuentra el sistema de salud norcoreano?

Si comparas a Corea del Norte con otros países con el mismo nivel de ingreso per cápita, está bastante bien. El problema es que hablamos de países muy pobres.

Corea del Norte tiene muchos médicos pero carece de suministros y equipos. Sus hospitales rurales funcionan esencialmente con tecnología de principios del siglo XX. Esto significa que si surge un brote, como es el caso, casi no hay acceso a recursos como ventiladores pulmonares.

Hospital norcoreano en 2002

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Aunque esta foto de un hospital de Sinuiju (norte del país) es de 2002, el académico asegura que las condiciones en los centros de salud de las zonas rurales no han cambiado mucho desde entonces.

¿De qué modo la pandemia ha cambiado Corea del Norte?

Corea del Norte ha sufrido el doble impacto de pandemia y sanciones. En 2017 le impusieron sanciones inusualmente duras que dificultan o imposibilitan la mayoría de transacciones con el exterior.

Cuando llegó la pandemia su comercio exterior se había reducido casi a la mitad del nivel normal. La pandemia fue un golpe adicional, por lo que hoy prácticamente no tiene intercambios económicos con el mundo exterior.

¿Y cómo afecta esto a los norcoreanos de a pie?

A menudo se pasa por alto o se subestima que los primeros 6 años de Kim Jong-un (2012-2017) fueron bastante exitosos y la economía creció rápido.

Esta mejora cesó por las sanciones y luego la pandemia. Ha bajado el nivel de vida. Si no hay una hambruna generalizada es porque China está decidida a mantener a flote a Corea del Norte: le envía cereales, fertilizantes y combustible, en pequeñas cantidades pero suficientes para evitar un desastre humanitario grave.

¿Por qué China hace eso?

Pekín tiene sus diferencias con Corea del Norte y no ve con buenos ojos su desarrollo de armas nucleares. Sin embargo, la ve como un colchón que mantiene a las fuerzas estadounidenses alejadas de las fronteras chinas.

Y ahora que China mantiene una confrontación abierta con EE. UU., el valor estratégico de Corea del Norte se ha incrementado drásticamente.

misil intercontinental Hwasongpho-17

FUENTE DE LA IMAGEN – KCNA

Corea del Norte asegura que en su lanzamiento de prueba el nuevo misil intercontinental Hwasong Pho-17 recorrió más de 6.000 kilómetros.

Además de China, ¿cuáles han sido las principales fuentes de ingresos de Corea del Norte en los últimos dos años?

Su gobierno está involucrado en todo tipo de actividades ilegales. Tenemos informes recientes sobre operaciones de crimen cibernético dirigidas a los principales bancos y empresas de todo el mundo.

¿Qué evidencias apuntan al gobierno de Corea del Norte como autor de estas operaciones de ciberdelincuencia?

La piratería es conocida por los problemas a la hora de rastrear a los autores. Sin embargo, creo en los informes de los expertos en seguridad informática. Tal vez influya que mis propias computadoras sufran frecuentes ataques de piratería organizados por algunas personas que hablan mal inglés pero que están muy, muy, interesadas en robar datos relacionados con Corea del Norte.

¿Es el cibercrimen una fuente de ingresos importante para Pyongyang?

Es una contribución significativa pero nadie, excepto un pequeño grupo de personas en el gobierno de Corea del Norte, puede decir cuánto ganan con estas actividades.

Hemos sabido de atracos masivos, como el robo al banco central de Bangladesh o recientemente a una empresa vietnamita de juegos online. Sin embargo, es difícil lavar y usar ese dinero. Que yo sepa, no han logrado acceder a la mayor parte del dinero que han robado.

¿Qué sabe sobre esos dos ataques cibernéticos en específico y la implicación del gobierno de Corea del Norte?

Nada, aparte de lo que leo en periódicos y en los informes de acceso libre.

Kim Jong-un describió el brote de covid-19 como la mayor convulsión en 70 años. ¿Cree que podría conducir a cambios políticos o de otro tipo en Corea del Norte?

Corea del Norte tiene una gran cantidad de población vulnerable y habrá un número de muertes mayor al habitual.

Sin embargo, sus ciudadanos no van a iniciar una rebelión porque están desorganizados, aterrorizados y aislados. Si nos ponemos en el peor de los casos morirá el 0,5% de su población, pero hace 20 años tuvieron una hambruna masiva donde murió el 2 o 3% de la población y apenas hubo impacto político.

Personas en Pyongyang

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El culto a los líderes de la dinastía Kim es casi una religión en Corea del Norte y la disidencia se paga con prisión o muerte.

Así, la amenaza no es la pandemia en sí sino una reacción extrema del gobierno: por ejemplo, si hacen como China y confinan las principales ciudades se podría paralizar lo poco que aún funciona en la economía, provocando graves dificultades económicas y tal vez descontento político.

Corea del Norte ha apoyado incondicionalmente a Rusia en la invasión de Ucrania. ¿Ve alguna motivación en particular?

La diplomacia de Corea del Norte no tiene una motivación ideológica sino muy pragmática. Quieren que Rusia, que es miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, les devuelva el favor vetando en ese órgano las resoluciones para sancionar a Corea del Norte por sus pruebas nucleares y de misiles.

¿Qué opina de la hipótesis planteada en algunos medios de que Corea del Norte refuerza sus capacidades nucleares y de misiles para invadir el Sur?

No es algo realista. Corea del Norte sueña con eso, pero no lo va a hacer en el corto plazo. Sin embargo, en el fondo, para Pyongyang la invasión de Ucrania es una buena lección: nunca, jamás, entregues tus armas atómicas.

Ucrania tenía muchos dispositivos nucleares tras el colapso de la Unión Soviética y accedió a entregarlos a cambio de promesas de seguridad e integridad territorial. Estas promesas se rompieron y nadie movió un dedo para defender a Ucrania.

Hablemos de Kim Jong-un, ¿hay algún desafío o amenaza a su liderazgo dentro del país?

Kim Jong-un

FUENTE DE LA IMAGEN – KCNA

Pienso que hoy es el líder indiscutible. La élite de Corea del Norte quizá nunca ha oído hablar de los padres fundadores de EE.UU. pero sus políticas se definen con una frase de Benjamin Franklin: «Debemos mantenernos unidos o, con toda certeza, nos ahorcarán por separado».

Los altos mandos norcoreanos entienden que han de mantenerse unidos porque la inestabilidad podría causar el colapso del régimen y el país probablemente sería absorbido por el Sur como le sucedió a Alemania Oriental. La élite de Corea del Norte entiende que está no ya en un barco, sino en un submarino, sin opción de escape.

Y, si estás en un submarino, no vas a matar a tu capitán.

Imagen de portada:Andrei Lankov, que vive en Seúl desde 2004, es considerado el mayor experto en Corea del Norte.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Atahualpa Amerise. Junio 2022.

Ciberataque/Pandemia de Coronavirus/Corea del Norte/Cibercrimen/ China/Corea del Sur/Vacunas contra el coronavirus

 

 

 

Quiénes son los uigures, la etnia que China está deteniendo en «campamentos de reeducación».

La región de Sinkiang, al noroeste de China, registra una larga historia de desencuentros entre las autoridades estatales y la minoría uigur.

Es un conflicto antiguo pero que volvió a ser noticia porque, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el gobierno chino ha detenido en masa a miembros de esta etnia para incluirlos en «campamentos de reeducación».

El Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial expresó a finales de agosto su preocupación por la situación de los uigures, ya que cree que la cifra de afectados es de, por lo menos, decenas de miles y que puede llegar hasta el millón.

Ahora las autoridades de Sinkiang legalizaron estos «centros de formación profesional», a pesar de la creciente preocupación internacional por las desapariciones a gran escala que allí se producen.

El gobierno de la región, que entonces negó los señalamientos de la ONU, asegura que los centros abordarán el extremismo a través de la «transformación del pensamiento».

El organismo de la ONU pidió la liberación de los arrestados bajo el «pretexto de contrarrestar el terrorismo», después de haber oído testimonios que hablan de lo que parece un «enorme campamento de internación que está rodeado de secreto», según publicó la agencia Reuters.

Pero, ¿quiénes son los uigures y por qué son motivo de polémica?

Una etnia musulmana

Los uigures son musulmanes y se ven a sí mismos como una etnia y cultura más cercana a las naciones de Asia Central que a China.

Viven fundamentalmente en Sinkiang, que oficialmente se denomina Región Autónoma Uigur de Sinkiang, una región autónoma de China como lo es Tíbet en el sur.

Mezquita

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los uigures son una etnia de religión musulmana.

También hay una considerable presencia uigur en los países de Asia Central limítrofes con dicha región, sobre todo en Kazajistán y Kirguizistán, además de en Uzbekistán.

Durante siglos, la economía de Sinkiang ha girado en torno a la agricultura y el comercio. Pueblos de la región, como Kashgar, se llegaron a erigir como núcleos comerciales en la famosa Ruta de la Seda.

Y a inicios del siglo XX, los uigures declararon una independencia que resultó ser efímera, ya que el área quedó bajo el completo control de la China comunista en 1949.

En ese entonces comenzó un éxodo que no se ha detenido: el Congreso Mundial Uigur con sede en Múnich (Alemania) -que representa al exilio de esta etnia y se opone al gobierno chino en Sinkiang- sostiene que en el mundo hay 20 millones de uigures, con importantes comunidades también en Estados Unidos, Suecia, Alemania y Turquía.

¿Cuáles son sus penurias?

La llegada masiva de chinos de la etnia han (la mayoritaria en todo el país) a Sinkiang ha provocado que los uigures pasen a ser una minoría en su propia región, conformando un 45% de la población total.

Y, según activistas, las políticas de Pekín también han reducido las actividades religiosas, culturales y comerciales de los uigures.

Rebiya Kadeer

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Rebiya Kadeer es una líder uigur exiliada en Estados Unidos.

Los uigures acusan además a las autoridades centrales de haber intensificado la persecución a esta etnia, primero, después de las protestas que hubo en Sinkiang en los años 90 y, luego una vez más, antes de los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008.

De hecho, muchos uigures influyentes han sido encarcelados o han tenido que buscar asilo en el extranjero tras ser acusados de terrorismo durante la última década.

Y los reportes de un repunte de esas detenciones se han multiplicado en los últimos meses.

Según muchos activistas, Pekín exagera la amenaza que suponen los uigures separatistas para poder justificar la represión que ejerce en esta zona.

¿De qué los acusa China?

El gobierno central asegura que los militantes uigures están promoviendo una campaña violenta en pos de un Estado independiente a través de conspiraciones para poner bombas, realizar sabotajes y provocando agitación social.

Desde los ataques a las Torre Gemelas en 2001 en Estados Unidos, China presenta a los uigures separatistas como ayudantes de al-Qaeda y afirma que recibieron entrenamiento en Afganistán, aunque no ha habido muchos elementos que lo prueben.

Ciudad en Sinkiang

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Algunos pueblos uigures se erigieron como núcleos comerciales en la Ruta de la Seda.

Y a inicios de mes un editorial del periódico estatal Global Times defendió las estrictas medidas de seguridad aplicadas por Pekín en Sinkiang asegurando que estas habían evitado que la región se convirtiera en «la Siria de China» o «la Libia de China».

«El cambio radical en la situación de seguridad de Sinkiang evitó una gran tragedia y salvó incontables vidas», afirmó la publicación.

¿Cuál es la situación actual en Sinkiang?

La región ha recibido grandes inversiones para ejecutar proyectos industriales y energéticos que Pekín presenta como avances.

Pero muchos uigures se quejan de que la etnia han les quita trabajo y de que sus tierras de cultivo han sido confiscadas para ser reurbanizadas.

Uigures en el campo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. La economía de la región gira desde hace siglos en torno a la agricultura y el comercio.

Las actividades de los periodistas locales y extranjeros son vigiladas de cerca por el Estado y existen pocas fuentes de información independientes en la región.

Sin embargo, hay ataques ocasionales a objetivos chinos que sugieren que el separatismo uigur todavía es una fuerza potente y potencialmente violenta.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. La etnia uigur vive desde hace siglos en el noroeste de China.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Agosto 2018

Naciones Unidas/Islamismo/China/Derechos Humanos

 

Los archivos secretos que revelan el sistema represivo de los «campos de reeducación» de uigures en China. Parte 2/2

El Dr. Zenz los compartió entonces con la BBC, y aunque pudimos contactar directamente con la fuente, esta no quiso revelar nada sobre su identidad o paradero.

Ninguno de los documentos hackeados está fechado más allá de finales de 2018, posiblemente como resultado de una directiva emitida a principios de 2019 que endurece las normas de cifrado en Xinjiang. Eso puede haber colocado cualquier archivo posterior fuera del alcance del hacker.

El Dr. Zenz ha escrito un artículo revisado por pares sobre los archivos policiales de Xinjiang para el Journal of the European Association for Chinese Studies y ha puesto en línea todas las imágenes de detenidos y algunas de las otras pruebas.

«El material no está censurado, es crudo, no está elaborado, es diverso. Lo tenemos todo», dijo a la BBC.

«Tenemos documentos confidenciales. Tenemos transcripciones de discursos en los que los líderes hablan libremente de lo que realmente piensan. Tenemos hojas de cálculo. Tenemos imágenes. Es algo completamente inédito y hace saltar por los aires el barniz propagandístico chino».

Francotiradores y ametralladoras

Los Archivos de la Policía de Xinjiang contienen otro conjunto de documentos que va más allá de las fotografías de los detenidos al exponer la naturaleza carcelaria de los campos de reeducación, pese a que China insiste en que son «escuelas de formación profesional».

Un conjunto de protocolos policiales internos describe el uso rutinario de agentes armados en todas las áreas de los campos, la colocación de ametralladoras y rifles de francotiradores en las torres de vigilancia y la existencia de una política de disparar a matar para quienes intentan escapar.

Los ojos vendados, las esposas y los grilletes son obligatorios para cualquier «estudiante» que sea trasladado entre instalaciones o incluso al hospital.

Un detenido rodeado por policías y militares armados, quienes le apuntan apuntan con sus armas.

Durante décadas, Xinjiang ha vivido un ciclo de separatismo latente, violencia esporádica y un control gubernamental cada vez más estricto.

Pero en 2013 y 2014, dos atentados mortales contra peatones y transeúntes en Pekín y en la ciudad sureña de Kunming, atribuidos por el gobierno a separatistas uigures e islamistas radicales, provocaron un cambio radical en la política del gobierno chino.

El Estado comenzó a ver la propia cultura uigur como el problema y, en pocos años, empezaron a aparecer en las fotos de satélite cientos de gigantescos campos de reeducación a los que se enviaba a los uigures sin juicio previo.

Tekes

El sistema penitenciario formal de Xinjiang también se ha ampliado masivamente como otro método de control de la identidad uigur, especialmente ante las crecientes críticas internacionales por la falta de procesos legales en los campos.

En este conjunto de 452 hojas de cálculo se expone con crudeza este doble enfoque, con los nombres, direcciones y números de identificación de más de un cuarto de millón de uigures, mostrando quiénes han sido detenidos, en qué tipo de instalaciones y por qué.

Pintan un cuadro de internamiento implacable tanto en los campos como en las cárceles, con filas y filas que documentan el prejuicioso espionaje de los funcionarios chinos enviados a lo más profundo de la sociedad uigur -respaldados con herramientas de vigilancia de grandes datos- para detener arbitrariamente a su antojo.

Hay innumerables ejemplos de personas que han sido castigadas por «delitos» que tuvieron lugar hace años o incluso décadas: un hombre fue encarcelado durante 10 años en 2017 por haber «estudiado las escrituras islámicas con su abuela» durante unos días en 2010.

Se demuestra que cientos de personas han sido objeto de ataques por el uso de sus teléfonos móviles, sobre todo por escuchar «conferencias religiosas ilegales», o por tener instaladas aplicaciones encriptadas.

Otros son castigados con hasta una década de prisión por no usar lo suficiente sus dispositivos, con bastante más de un centenar de casos de «teléfonos que se han quedado sin saldo» como señal de que el usuario está tratando de evadir la constante vigilancia digital.

Las hojas de cálculo muestran cómo se investigan las vidas en busca del más mínimo pretexto, que se convierte en la más amplia de las acusaciones -«buscar pelea» o «alterar el orden social»- y luego se castigan como graves actos de terrorismo. 7 años, 10 años, 25 años… las columnas de sentencias se extienden una y otra vez.

Si el cargo de terrorismo se aplica con justicia, es imposible discernirlo entre un mar de datos que apuntan al internamiento de un pueblo no por lo que ha hecho, sino por lo que es.

En la hoja de cálculo de Tursun Kadir se enumeran algunas prédicas y estudios de las escrituras islámicas que se remontan a la década de 1980 y, en años más recientes, el delito de «dejarse la barba bajo la influencia del extremismo religioso».

Por ello, este hombre de 58 años fue condenado a 16 años y 11 meses de cárcel. Las fotografías del archivo lo muestran antes y después de que el Estado chino determinara que su expresión de la identidad uigur era ilegal.

Tursun Kadir

Tursun Kadir fue encarcelado por «dejarse la barba bajo la influencia del extremismo religioso».

Incluso para aquellos que no están en un campo o una prisión, los Archivos Policiales de Xinjiang revelan el agotador impacto de estos altos niveles de escrutinio y vigilancia.

Las imágenes muestran que los uigures que aún vivían en sus casas fueron citados en gran número para ser fotografiados, y las marcas de tiempo de las imágenes asociadas muestran a comunidades enteras -desde ancianos hasta familias con niños pequeños- citadas en las comisarías a cualquier hora, incluso en mitad de la noche.

Un sistema de denominación de archivos similar al utilizado para las fotos tomadas en los campos y prisiones sugiere un posible propósito común: una enorme base de datos de reconocimiento facial que China estaba construyendo en ese momento.

Es difícil saber si sus rostros delatan el conocimiento de los campos, en los que ya estaban desapareciendo miles de personas, pero las hojas de cálculo que las acompañan dejan muy claro el peligro.

Cinco meses después de que se tomaran sus fotos policiales en 2018, los esposos Tursun Memetimin y Ashigul Turghun fueron enviados a un centro de detención tras ser acusados de haber «escuchado una grabación de una conferencia ilegal» en el teléfono móvil de otra persona seis años antes.

Tursun Memetimin y Ashigul Turghun

Los esposos Tursun Memetimin y Ashigul Turghun fueron detenidos en 2018.

Ruzigul Turghun y Ayshem Turghun

Las hijas de la pareja: Ruzigul Turghun, de 10 años, y Ayshem Turghun, de seis.

Las fotografías de dos de sus tres hijas también figuran en los archivos pirateados: Ruzigul Turghun, quien tenía 10 años en el momento de la desaparición de sus padres, y Ayshem Turghun, quien tenía seis.

Las hojas de cálculo ofrecen pocos detalles sobre el destino de estos niños cuyos padres han sido detenidos.

Es probable que un número significativo de ellos haya sido puesto al cuidado permanente y a largo plazo de un sistema de internados estatales construidos en todo Xinjiang al mismo tiempo que los campos.

De hecho, el pelo afeitado que se ve en muchas de las imágenes de los niños es una señal, según han dicho los uigures en el extranjero a la BBC, de que a muchos se les obliga a asistir a esas escuelas al menos durante los días laborables, aunque sigan bajo el cuidado de uno o ambos padres.

Las fotografías dan un rostro humano a una política diseñada para atacar deliberadamente a las familias uigures como depósito de identidad y cultura para -en palabras de China- «romper sus raíces, romper su linaje, romper sus conexiones, romper sus orígenes».

Imagen de detenidos

Esta imagen compuesta contiene 2.884 fotografías de detenidos.

Además de exponer el funcionamiento interno del sistema de encarcelamiento chino con más claridad que nunca, los Archivos Policiales de Xinjiang proporcionan nuevas pistas sobre su magnitud.

La mayoría de las hojas de cálculo se refieren a un condado del sur de Xinjiang, conocido como Konasheher en uigur, o Shufu en chino.

Un análisis de los datos realizado por el Dr. Zenz muestra que, solo en este condado, un total de 22.762 residentes -más del 12% de la población adulta- estuvieron en un campo o en una prisión en los años 2017 y 2018.

Si se aplica al conjunto de Xinjiang, esa cifra supondría la detención de más de 1,2 millones de adultos uigures y de otras minorías túrquicas, lo que entra dentro del amplio abanico de estimaciones realizadas por los expertos en Xinjiang, que China siempre ha desestimado.

Shufu

En colaboración con un consorcio de 14 organizaciones de medios de comunicación de 11 países, la BBC ha podido autentificar elementos significativos de los Archivos Policiales de Xinjiang.

Se pidió a los uigures que viven en Europa y Estados Unidos los nombres y números de identificación de sus familiares desaparecidos en Xinjiang. Se descubrieron múltiples coincidencias en los datos de la hoja de cálculo, lo que proporcionó pruebas firmes de que la información contiene personas reales.

La BBC también pidió al profesor Hany Farid, experto en imagen forense de la Universidad de California, en Berkeley, que examinara un subconjunto de fotografías de detenidos uigures.

No encontró ningún indicio de que las imágenes hubieran sido fabricadas, sin ninguno de los habituales signos reveladores que se encuentran en las «falsificaciones profundas» sintetizadas por ordenador, ni ningún otro indicio de manipulación digital maliciosa.

Imágenes con fallas

Algunas imágenes tienen fallos en los bordes.

Un extraño efecto visible en los bordes de algunas de las imágenes -como si hubieran sido copiadas y luego giradas ligeramente- puede explicarse de una manera que también da peso a la idea de que forman parte de la enorme red de vigilancia de China en Xinjiang.

El profesor Farid cree que los fallos son probablemente el resultado de un proceso de estandarización comúnmente utilizado para las bases de datos de reconocimiento facial, en el que cualquier retrato que esté ligeramente desplazado se gira automáticamente para alinear los ojos con la horizontal.

«Se trata, por supuesto, de una manipulación completamente inocua», concluye en un informe escrito para la BBC.

Se puede realizar una autentificación adicional ordenando las imágenes según las marcas de tiempo que las acompañan y observando después los detalles comunes visibles en el fondo, que demuestran que han sido tomadas en tiempo real y en lugares reales.

«Desradicalización»

Tras dirigirse al gobierno chino para que comentara sobre los datos hackeados, con preguntas detalladas sobre las pruebas que contienen, el consorcio de medios de comunicación recibió una respuesta por escrito de la embajada china en Washington DC.

«Las cuestiones relacionadas con Xinjiang tienen que ver esencialmente con la lucha contra el terrorismo violento, la radicalización y el separatismo, y no con los derechos humanos o la religión», decía el comunicado, añadiendo que las autoridades chinas habían tomado «una serie de medidas decisivas, sólidas y eficaces de desradicalización».

«La región goza ahora de estabilidad social y armonía, así como de desarrollo económico», proseguía el comunicado, afirmando que estas cosas ofrecen «la respuesta más poderosa a todo tipo de mentiras y desinformación sobre Xinjiang».

Pero no hubo respuesta a ninguna de las pruebas específicas de estos documentos.

Los archivos de la policía de Xinjiang contienen otro conjunto de fotografías únicas que ponen aún más de relieve los niveles extremos de control físico a los que se somete a los uigures en el intento de rediseñar su identidad por la fuerza.

Muestran lo que parecen ser simulacros para someter a los reclusos -con métodos similares a los descritos en los documentos policiales de los campos-, pero esta vez en un centro de detención.

Detenidos

Los detenidos parecen ser sometidos a sesiones de adoctrinamiento.

Las imágenes por satélite de la disposición exterior de este conocido centro de detención en la ciudad de Tekes coinciden perfectamente con algunas de las fotografías, lo que deja claro que las imágenes son auténticas y da más credibilidad al conjunto de datos.

Los archivos hackeados contienen una serie de discursos de altos funcionarios del Partido Comunista Chino que permiten conocer la mentalidad que hay detrás de las políticas, así como algunas de las pruebas más claras hasta ahora de dónde reside la responsabilidad en última instancia.

En un discurso que lleva el sello de «clasificado», Zhao Kezhi, ministro de Seguridad Pública de China, en una visita a Xinjiang en junio de 2018, sugiere que al menos dos millones de personas están infectadas con el «pensamiento extremista» solo en el sur de Xinjiang.

Salpicado de referencias al presidente Xi Jinping, el discurso colma de elogios al líder chino por sus «importantes instrucciones» para la construcción de nuevas instalaciones y un aumento de la financiación de las prisiones para hacer frente a la afluencia de detenidos necesaria para alcanzar ese objetivo de dos millones.

Y si el internamiento masivo de los uigures de Xinjiang y otras minorías túrquicas se deriva realmente de las órdenes dadas por el líder chino, también hay indicios sobre el tipo de calendario que tiene en mente.

El conjunto de documentos contiene otro discurso secreto, pronunciado en 2017 por Chen Quanguo, hasta hace poco secretario del Partido Comunista de línea dura en Xinjiang.

«Para algunos, incluso cinco años de reeducación pueden no ser suficientes», dice a su audiencia de altos cuadros militares y policiales, una aparente admisión de que mientras cualquier uigur siga sintiendo una lealtad a su identidad o a su fe al menos tan fuerte como al Partido, no hay final a la vista.

«Una vez que se les deje salir, los problemas volverán a aparecer, esa es la realidad en Xinjiang», afirma.

Este reportaje ha sido redactado, producido, editado e investigado íntegramente en Bruselas, Londres, Nueva York y Suecia por el personal europeo, británico y estadounidense de la BBC.

Imagen de portada: Gentileza de BBC News

FUENTE RESPONSABLE: BBC News; por John Sudworth. Mayo 2022

Naciones Unidas/Islamismo/China/Derechos Humanos