«Me costó 32 años, pero finalmente encontré a mi hijo que fue secuestrado y vendido».

Li Jingzhi pasó más de tres décadas buscando a su hijo, Mao Yin, que fue secuestrado en 1988 y vendido. Estaba a punto de darse por vencida de poder encontrarlo, pero en mayo finalmente recibió la llamada que había estado esperando.

Los fines de semana, Jingzhi y su esposo llevaban al pequeño Mao Yin al zoológico o a uno de los muchos parques de su ciudad, Xian, capital de la provincia de Shaanxi, en el centro de China. Siempre recordó especialmente una de esas salidas familiares en particular.

«Tenía como un año y medio en esa época. Lo llevamos al zoológico de Xian. Vio un gusano en el piso. Era un chico muy curioso y señaló el gusano diciendo: ‘Mamá, ¡un gusano!’. Cuando lo cargué a la salida del zoológico, tenía el gusano en la mano y lo acercó a mi cara», cuenta Jinqzhi.

Mao Yin

Mao Yin cuando era apenas un bebé.

Mao Yin era hijo único. La política de un hijo de China estaba en completa vigencia, así que no había posibilidad de tener más. Ella quería que fuera un estudiante aplicado y exitoso, así que lo apodó Jia Jia, que significa «grande».

«Jia Jia era un niño muy juicioso, inteligente, obediente y sensible. No le gustaba llorar. Era muy animado y adorable. La clase de niño que simpatizaba con todo el que lo vea», dice Jingzhi.

Ella y su esposo lo dejaban en un jardín infantil en las mañanas y lo recogían después del trabajo.

«Todos los días, después de trabajar, jugaba con mi hijo», afirma Jingzhi. «Era feliz».

Li Jingzhi con su hijo Mao Yin (Jia Jia)

Jingzhi trabajaba en una empresa exportadora de grano y durante la época de cosecha tenía que salir de la ciudad por varios días a visitar a los proveedores en el campo. 

Jia Jia se quedaba en casa con su papá. En uno de esos viajes, recibió un mensaje de sus empleadores llamándola urgentemente de vuelta.

«En ese entonces, las telecomunicaciones no estaban muy avanzadas», explica Jingzhi. «Así que todo lo que recibí fue un telegrama con seis palabras: ‘Emergencia en casa; regresa ahora mismo’. No sabía qué había ocurrido».

Se devolvió de prisa a Xian, donde un gerente le dio la devastadora noticia.

«Nuestro jefe dijo una frase: ‘Su hijo está desaparecido'», recuerda Jingzhi. «Mi mente se nubló. Pensé que tal vez se había perdido. No se me ocurrió pensar que no sería capaz de encontrarlo».

Era octubre de 1988 y Jia Jia tenía dos años y ocho meses.

El esposo de Jingzhi explicó que había recogido a Jia Jia en el jardín infantil y había hecho una parada para conseguirle un poco de agua en un pequeño hotel que pertenecía a la familia. 

Había dejado al niño solo de uno a dos minutos mientras enfriaba el agua y cuando se dio vuelta, Jia Jia había desaparecido.

Jingzhi supuso que pronto lo encontrarían.

«Pensé que tal vez mi hijo estaba perdido y no podía encontrar el camino a casa y que gente amable lo encontraría y me lo devolvería», dice.

Pero después de una semana, cuando nadie lo había llevado a una estación de policía, se dio cuenta de que la situación era seria.

Empezó a preguntar si alguien había visto a Jia Jia en los alrededores del hotel. Imprimió 100.000 volantes con su foto y los distribuyó por todas las estaciones de tren y autobús de Xian, y colocó avisos en la sección de personas desaparecidas en los diarios locales. Todo sin éxito.

Volante con la foto de Jia Jia

«Me dolía el corazón, quería llorar. Quería gritar», reconoce Jingzhi. «Sentí como si mi corazón se hubiera vaciado».

Se echaba a llorar cuando veía la ropa de su hijo desaparecido, sus zapatitos y los juguetes con los que se divertía.

En ese momento, Jingzhi no era consciente de que el tráfico de menores era un problema en China.

La política de un hijo se estableció en 1979 como un intento de controlar la creciente población china y aliviar la pobreza. Las parejas que vivían en las ciudades sólo podían tener un hijo, pero los de las áreas rurales podían tener dos, si la primera era hija.

Las parejas que querían un hijo para conservar el nombre de la familia y tener a alguien que los cuidara cuando fueran ancianos no podían seguir intentando tener un varón; enfrentaban fuertes multas además de que a esos hijos se les negarían las prestaciones sociales.

Se cree que esa política fue responsable del aumento en los secuestros de niños, especialmente varones. Pero Jingzhi no sabía nada al respecto entonces.

«Algunas veces en la TV había anuncios de niños desaparecidos, pero nunca pensé que habían sido secuestrados y vendidos. Simplemente pensé que se habían perdido», dice.

Short presentational grey line

Al conocer la desaparición de Jia Jia, su primer instinto fue culpar a su esposo. Luego se dio cuenta de que deberían colaborar para encontrar a su hijo. Pero a medida que pasaba el tiempo, esa obsesión dio lugar a que hablaran poco de otras cosas y, cuatro años después, se divorciaron.

Sin embargo, Jingzhi nunca abandonó su búsqueda. Todos los viernes en la tarde, cuando terminaba de trabajar, tomaba el tren hasta las provincias aledañas en busca de Jia Jia y regresaba el domingo por la noche lista para trabajar el lunes en la mañana.

Cuando encontraba una pista -tal vez una noticia de un niño que se pareciera a Jia Jia- iba a investigar.

En un inusual viaje largo que hizo el mismo año de la desaparición de Jia Jia, tomó un autobús a la localidad de Shaanxi y otro hasta la campiña en búsqueda de una pareja que supuestamente había adoptado un niño de Xian que se parecía a Jia Jia.

Pero cuando los lugareños regresaron del campo, supo que la pareja había llevado al niño a Xian. Así que se devolvió rápidamente.

Estuvo horas buscando el apartamento que la pareja había arrendado, sólo para que el dueño le dijera que se habían ido hacía dos días a otro pueblo. Se dirigió rápidamente a ese lugar y al llegar, otra vez tarde en la noche, pasó horas de hotel en hotel, intentando dar con la pareja. Cuando finalmente dio con el hotel que era, la pareja ya había salido.

Aun así no se dio por vencida. Aunque ya era medianoche, viajó hasta otro pueblo en busca de los padres del esposo, pero ellos tampoco estaban allí. 

Quiso ir inmediatamente hasta el pueblo de la esposa, pero para entonces había pasado más de dos días sin dormir y sin alimentarse bien.

Después de descansar, salió otra vez y encontró a la mujer con la criatura. Para su gran desilusión, el niño no era su hijo.

«Estaba segura de que este niño era Jia Jia. Quedé muy desilusionada. Me golpeó muchísimo. Después, sólo oía la voz de mi hijo. Mi madre temió que yo tuviera un colapso mental», cuenta Jignzhi.

Su hijo era lo primero en que pensaba cuando despertaba todas las mañanas, y en la noche soñaba que gemía «¡mamá, mamá!», como lo solía hacer cada vez que se iba de su lado.

Siguiendo el consejo de un excompañero de estudios que era médico, se internó en un hospital.

«Un doctor me dijo algo que me causó un gran impacto. Dijo: ‘Puedo tratarte de tus males físicos, pero en cuanto a los males de tu corazón, eso está en tus manos’. Sus palabras me pusieron a pensar toda la noche. Pensé que no podía seguir así. Si no controlaba mis emociones, podía enloquecer. Si enloquecía, no sería capaz de salir a buscar a mi hijo y si algún día regresara y viera a su madre loca, sería una gran tristeza para él», explica Jingzhi.

Volante con la foto de Jia Jia

A partir de entonces, hizo un esfuerzo consciente para evitar alterarse y concentró toda su energía en la búsqueda.

Entretanto, la hermana de Jingzhi empacó todas las ropas y juguetes de Jia Jia en una caja, ya que verlos le causaba mucho dolor a Jingzhi.

Por esa época, Jingzhi se dio cuenta de que había muchos padres que buscaban a sus hijos desaparecidos, no solo en Xian, así que empezó a trabajar con ellos. Conformaron una red que abarcaba casi todas las provincias en China. Se enviaban mutuamente bolsas llenas de volantes para fijarlos en las provincias bajo su cargo.

La red también generó muchas más pistas, aunque tristemente ninguna acercaba más a Jia Jia. En total, Jingzhi visitó diez provincia chinas en su búsqueda.

Cuando su hijo llevaba ya 19 años desaparecido, Jingzhi empezó a trabajar de voluntaria en un sitio web dedicado a reunificar a las familias con sus hijos desaparecidos.

«Ya no me sentía sola. Había muchos voluntarios ayudándonos a buscar a nuestros hijos. Eso me llegó al corazón», expresa. También había otro beneficio: «Pensé que aún si no encontrara a mi propio hijo, podía ayudar a que otros niños regresaran a su hogar».

Luego, en 2009, el gobierno de China estableció una base de datos de ADN donde las parejas con hijos desaparecidos o personas que sospecharan que habían sido secuestradas podían registrar su ADN. Ese fue un gran avance que ha ayudado a resolver miles de casos.

La mayoría de niños desaparecidos de los que escucha Jingzhi son varones. Las parejas los compran porque no tienen hijos o porque no tienen varones, y la mayoría vive en el campo.

A través de su trabajo con la web de búsquedas y otras organizaciones durante las últimas dos décadas, Jingzhi ha ayudado a conectar a 29 niños con sus padres. Manifiesta lo difícil que fue describir sus sentimientos cuando vio esas reunificaciones.

«Me preguntaba: ‘¿Por qué no podía ser éste mi hijo?’. Pero cuando veía a los otros padres abrazando a su criatura, me sentía feliz por ellos. También pensé que si ellos podían tener ese día, yo también lo podría tener. Me dio esperanza. Al ver un hijo recuperado para ellos me dio esperanza que un día mi hijo regresaría a mi lado», dice Jingzhi.

No obstante, hubo momentos en los que casi abandona toda esperanza.

«Cada vez que una pista resultaba en nada, me sentía muy desilusionada», dice. «Pero no quería sentirme desilusionada. Si hubiera seguido sintiéndome desilusionada, habría sido muy difícil continuar viviendo. Así que mantuve la esperanza para seguir viviendo».

Su madre anciana también le sirvió como recordatorio para seguir buscando a su hijo.

«Mi mamá murió en 2015 a los 94 años, pero antes de fallecer todavía echaba mucho de menos a Jia Jia. Una vez mi madre me contó que había soñado que Jia Jia había regresado. Dijo: ‘Han pasado casi 30 años, debe estar por regresar'», relata Jingzhi.

Cuando su madre perdió la consciencia poco antes de su muerte, Jingzhi se imaginó que estaba pensando en su nieto.

«Le susurré al oído: ‘Mami, no te preocupes, seguro que voy a encontrar a Jia Jia», cuenta.

«No fue solo para satisfacer mi propio deseo, quise satisfacer el deseo de mi madre de encontrar a Jia Jia. Mi madre murió el 15 de enero de 2015, ese es el cumpleaños de Jia Jia. Sentí que era la manera en que Dios me recordaba no olvidar a la madre que me dio vida ni al hijo que parí. El mismo día en que una falleció el otro nació».

Fue entonces que el 10 de mayo de este año -el Día de la Madre- recibió una llamada de la Oficina de Seguridad Pública de Xian con la increíble noticia: «Han encontrado a Mao Yin».

«No me atrevía a imaginar que era cierto», admite Jingzhi.

En abril, alguien le había dado una pista sobre un hombre que había sido tomado en Xian hacía muchos años. Esa persona le dio una foto de ese niño ya adulto. Jingzhi llevó la foto a la policía, que utilizó tecnología de reconocimiento facial para identificarlo como un hombre que vivía en la ciudad de Chengdú, en la vecina provincia de Sichuan, a unos 700 kilómetros.

La policía lo convenció de que se hiciera una prueba de ADN. Eso fue el 10 de mayo y el resultado coincidió.

La semana siguiente, la policía tomó muestras de sangre para realizar otra ronda de pruebas de ADN y los resultados comprobaron que sin duda alguna eran madre e hijo.

«Fue cuando recibí los resultados del ADN cuando realmente creí que había encontrado a mi hijo», afirma Jingzhi.

Después de 32 años y de más de 300 pistas falsas, la búsqueda había llegado a su fin.

Short presentational grey line

El lunes 19 de mayo fue elegido como el día de la reunificación. Jingzhi estaba nerviosa. No se sentía segura de cómo reaccionaría su hijo. Ya era un adulto, casado y a cargo de su propia empresa de decoración interior.

«Antes de la reunión tuve muchas preocupaciones. Tal vez no me reconocería o no me aceptaría, y quizás en su corazón me habría olvidado. Tuve mucho miedo de que cuando lo fuera a abrazar, mi hijo rechazara el abrazo. Sentí que me dolería mucho que el hijo que había buscado durante 32 años no aceptara mi amor y mi abrazo», confiesa Jingzhi.

Debido a sus frecuentes apariciones en televisión para hablar del problema de los hijos desaparecidos, su caso se había vuelto famoso y los medios estaban entusiasmados de reportar la noticia.

El día de la reunión, la Televisión Central de China (CCTV) emitió en vivo cómo Jia Jia entraba en el salón de ceremonias de la Oficina de Seguridad Pública de Xian y gritaba «¡Madre!» mientras corría a abrazarla.

Madre, hijo y padre se echaron a llorar.

La reunificación de Li Jingzhi con su hijo y el padre de este

FUENTE DE LA IMAGEN – CCTV

El momento en que Li Jingzhi vio a su hijo por primera vez después de 32 años.

«Exactamente así corría detrás de mi cuando era niño», dice Jingzhi.

Jingzhi se enteró después de que Jia Jia había sido vendido a una pareja que no tenía hijos en la provincia de Sichuan por 6.000 yuan (US$840 de hoy) un años después de su secuestro. Sus padres adoptivos lo nombraron Gu Ningning y lo criaron como hijo único.

Asistió a la escuela primaria, secundaria y universidad en la ciudad de Chengdú. Irónicamente, había visto a Jingzhi en la televisión hacía unos años y la percibió como una persona cálida. También pensó que la foto que ella mostraba de su hijo se parecía a él de niño. Pero no hizo la conexión.

La persona que le dio a Jingzhin la pista del paradero de su hijo prefiere mantener el anonimato.

La familia reunificada: padre, hijo y madre

FUENTE DE LA IMAGEN – CCTV

La familia reunificada

Después de la reunificación, Jia Jia estuvo un mes en Xian a turnos con su madre y su padre biológicos.

Durante ese tiempo, madre e hijo pasaron el tiempo mirando fotos viejas, con la esperanza de que estimularan los recuerdos infantiles de Jia Jia antes de que desapareciera.

Tristemente, Jia Jia no recuerda nada de lo que le sucedió antes de los 4 años, cuando fue a vivir con sus padres adoptivos.

«Eso es algo que me descorazona», dice Jingzhi. «Después de regresar, mi hijo también quiso buscar una imagen o recuerdo de la vida que tuvo cuando estaba conmigo, pero todavía no la ha encontrado».

Li Jingzhi y su hijo Mao Yin (Jia Jia) ya adulto

Li Jingzhi y su hijo Mao Yin (Jia Jia) ya adulto

Jingzhi también se percató de la imposibilidad de revivir el pasado durante una visita a un lugar panorámico en Xian.

«Ese día que subimos a las montañas le dije, ‘Jia Jia, deja que mami te cargue’. Pero me di cuenta de que no podía hacerlo. Era ya demasiado grande».

«Pensé que si podía regresar a mi lado, podríamos empezar de nuevo como cuando era pequeño, podríamos llenar este vacío de 32 años. Le pregunté a mi hijo: ‘Jia Jia, ¿podrías achicarte y ser como eras antes? Tu empiezas a la edad de 2 años y 8 meses y mamá empieza a la edad de 28, revivamos nuestras vidas'».

Pero Jingzhi bien sabe que eso es imposible.

Jia Jia continúa viviendo en Chengdú mientras Jingzhi lo hace en Xian. Muchos le han sugerido que lo convenza para regresar a su lado, pero aunque le encantaría, sabe que no quiere hacerle la vida más complicada.

«Él es un adulto. Tiene su propia manera de pensar. Su propia vida. Jia Jia está casado y con su propia familia. Sólo le puedo desear lo mejor a la distancia. Sé dónde está mi hijo. Sé que sigue vivo. Eso es suficiente».

De todas formas pueden comunicarse a diario a través de la popular aplicación de redes sociales china WeChat.

Li Jingzhi y su hijo Mao Yin (Jia Jia)

«Nuestras personalidades son muy similares. El piensa mucho en mí y yo hago lo mismo», asegura Jingzhi. «Después de todos estos años, el sigue siendo muy cariñoso. Me siento como si nunca nos hubiéramos separado. Somos muy cercanos».

Jia Jia prefiere no ser entrevistado y la policía no ha revelado información de sus padres adoptivos.

En cuanto a quién secuestró a Jia Jia hace 32 años y cómo lo hizo, Jingzhi dice esperar que la policía lo resuelva. Quiere ver que los culpables sean castigados por los 32 años de angustia que le causaron y cómo cambiaron su vida y la de Jia Jia.

Por ahora se ocupa de crear nuevos recuerdos con su hijo, reencontrado después de todo este tiempo. Se han tomado muchas fotos juntos desde la reunificación.

Su foto favorita es la que se tomaron el día después del reencuentro, cuando estuvieron a solas en un parque.

Li Jingzhi y su hijo Mao Yin (Jia Jia)

En la foto, madre e hijo están unidos, como réplicas exactas, felices finalmente de estar juntos otra vez.

Jingzhi indica que en los últimos años, gracias a los esfuerzos del gobierno chino y los medios chinos, que han publicitado el problema, el número de secuestros infantiles ha caído.

Pero todavía hay muchas familias buscando a sus hijos desaparecidos y muchos hijos adultos buscando a sus padres biológicos. Eso significa que Jingzhi tiene aún trabajo por hacer.

«Continuaré ayudando a las personas a encontrar a sus familias», afirma.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Servicio Mundial de la BBC. Por Cindy Sui. Agosto 2020.

Sociedad y Cultura/China/Abuso infantil/Infancia

 

Los volcanes que acabaron con las dinastías chinas.

Según un estudio de la Universidad de Rutgers (Nueva Jersey, EEUU), las erupciones volcánicas contribuyeron al colapso de las dinastías en China en los últimos 2000 años, al enfriar temporalmente el clima y afectar a la agricultura. La caída de una dinastía se describe a menudo en términos de “colapso”, según el estudio.

Si deseas saber más sobre este tema; cliquea por favor donde esta escrito en «negrita». Muchas gracias.

Está comprobado que las grandes erupciones pueden crear nubes con el potencial de bloquear parte de la luz solar durante uno o dos años. Este tipo de situaciones reducen el calentamiento estival de la tierra en Asia, por lo que habrán monzones más débiles con menos lluvias y, por ende, una reducción en las cosechas. Alan Robock, profesor del Departamento de Ciencias Ambientales en la Escuela de Ciencias ambientales y biológicas afirma: 

“Hemos confirmado por primera vez que el colapso de las dinastías en China durante los últimos 2000 años son más probables en los años posteriores a las erupciones volcánicas”. Pero existen otras variables que hacen que el estudio sea complejo, “porque si hay guerras y conflictos, las dinastías son más susceptibles al colapso”. Sin embargo nos encontramos con una posible retroalimentación, pues “el impacto de un clima frío en los cultivos puede hacer que los conflictos se den con más probabilidad”.

Naturaleza, laboratorio y biblioteca

ChinaMapa

El equipo de Rutgers ha analizado 156 erupciones volcánicas explosivas desde el año 1 d. C. hasta el año 1915. Ha encontrado niveles elevados de sulfato en los testigos de hielo extraídos de Groenlandia y la Antártida. 

Pero no se quedaron en el estudio de campo y laboratorio: investigaron la documentación histórica de China sobre 68 dinastías y las guerras ocurridas entre 850 y 1911. Tomaron erupciones volcánicas importantes y vieron en una ventana de aproximación de entre -10 y 2 años si había ocurrido algún colapso. 

Ocurrió en 62 de los 68 casos. Como bien sabemos, correlación no implica causalidad, sin embargo, tanto datos como causas son, al menos, verosímiles. Mediante el método de Montecarlo generaron erupciones volcánicas aleatorias y, efectivamente, el número promedio de erupciones ocurridas en la realidad en la ventana temporal elegida era superior a la esperada por el azar, con un intervalo de confianza del 99,95 %, mientras que el promedio en ventanas adyacentes era uniformemente menor. 

Es realmente complicado demostrar una correlación directa entre erupciones volcánicas y cambios de regímenes gubernamentales, pues la cantidad de variables es enorme. 

Más cuando hablamos de personas. Incluso con creencias religiosas o sobrenaturales. El “mandato del cielo” fue un concepto muy usado en la filosofía china tradicional que sirvió para mantener la estabilidad entre tanta ida y venida de gobernantes, contribuyendo a que existiese cierta continuidad entre las dinastías. Tanto las élites como los plebeyos aceptaban mejor una cambio de situación si la orden era de origen extraterrenal que si se producía mediante una toma violenta de poder. 

Algunos de los colapsos ocurrieron con cierta rapidez, en el contexto de un conflicto intenso, con una disrupción socioeconómica significativa y con pérdida de población. 

Pero otros se dieron como transiciones menos disruptivas, con una continuidad considerable desde el punto de vista burocrático y económico. Estos periodos se sitúan en los “ciclos dinásticos”, en los que hay una época de esplendor, seguida de un declive y un colapso final, atribuido tradicionalmente a la inmoralidad o corrupción de la familia gobernante. Aunque controvertido, las tensiones climáticas han comenzado a tomar un papel importante en el estudio histórico. 

Los colapsos de las dinastías Tang (907), Yuan (1368) y Ming (1644) están vinculadas a periodos de sequía y frío. El vulcanismo explosivo se propone como un elemento reforzador asociado a colapsos individuales específicos. Los impactos de fío y sequía producidos por las erupciones volcánicas pueden, a su vez, derivar a la muerte del ganado, la degradación acelerada de la tierra y el daño adicional a los cultivos debido a la supervivencia de las plagas agrícolas.

El beneficio del cambio

Volcan China

Volcán en Ulan Hada, Mongolia Interior (China)

Este original trabajo ha sido recientemente publicado en la revista Communications Earth & Environment, bajo el título Volcanic climate impacts can act as ultimate and proximate causes of Chinese dynastic collapse. El hallazgo histórico-científico presentado hace especial énfasis en la necesidad de que exista una buena preparación para futuras erupciones. 

Especialmente en regiones con poblaciones económicamente vulnerables, como las dinastías Ming y Tang, o con una mala gestión de recursos. Las erupciones de los siglo XX y XXI han sido menores que las históricas en la China Imperial. 

Sin embargo, las erupciones moderadas también pueden haber afectado de alguna manera a las sequías de Sahel en las décadas de los 70 y 90 del siglo pasado, contribuyendo a la muerte de 250.000 personas y el desplazamiento de diez millones de refugiados. En bastante posible que el cambio climático unido a erupciones importantes afecten dramáticamente a las regiones más pobladas y marginadas del planeta.

Sin embargo, en el artículo no solo se mencionan los efectos directos de las erupciones volcánicas, sino también los ocurridos sobre los ciudadanos. 

Las dinastías podrían haber aprovechado cualquier tipo de fenómeno natural para ampararse en el “mandato del cielo”. Y lo cierto es que el cambio de gobierno algunas veces han sido beneficiosos, tal como se discute en el propio artículo:

“De hecho, en lugar de ser un fracaso de la sociedad, el colapso en este contexto podría entenderse más como una adaptación a tensiones ambientales, políticas y de otro tipo de situaciones amenazantes, como consecuencia de una concepción cultural (socioecológica) profundamente arraigada a la naturaleza del gobierno, legitimidad dinástica y cambio”.

 

Artículo

Este artículo ha sido adaptado de: Volcanic eruptions contributed to collapse of China dynasties y del artículo original.

Imagen de portada: Gentileza de TÉLAM Los guerreros de terracota

FUENTE RESPONSABLE:  MUY INTERESANTE

China/Sociedad/Cultura/Volcanes/Ciencia/Hallazgos/Investigación

 

 

Coronavirus: por qué China mantiene su objetivo de no registrar ninguna infección de covid-19.

China ha mantenido su estrategia de «cero-covid» con pruebas masivas, mientras otros países se enfrentan a la convivencia con el virus.

En todo el mundo la gente se está acostumbrando a la vida después del encierro, con vacunas que hacen el trabajo pesado contra la covid y el levantamiento progresivo de las restricciones. Sin embargo, en China, donde comenzó la pandemia, sigue habiendo una dura política de eliminación del virus.

Una persona entra en un hotel de cinco estrellas para preguntar brevemente por una dirección y acaba en cuarentena durante dos semanas porque un huésped allí tuvo contacto con el coronavirus.

Un miembro de la tripulación de un tren de alta velocidad tiene una relación estrecha con alguien infectado y los vagones llenos de pasajeros son puestos en cuarentena para realizar pruebas masivas. En Disneyland de Shanghái 33.863 visitantes tienen que someterse continuamente a pruebas masivas porque un visitante del día anterior resultó positivo.

Bienvenidos a la vida del país que tiene como único objetivo volver a los tiempos de cero covid.

China fue el primer país en imponer restricciones para combatir esta pandemia y será uno de los últimos en suavizarlas.

Cuando hablas con los chinos de a pie compruebas que a muchos no parece importarles las continuas y estrictas medidas anti-covid, siempre que se mantengan a salvo.

Estación Chaoyang Railway de Pekín

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Le pregunté a una mujer si China debería abrirse más rápido y me dijo que sería mejor esperar hasta que la pandemia se resuelva adecuadamente «porque la seguridad es lo primero».

Otra, que se dirigía a su casa desde el trabajo, me dijo que por el bien de la estabilidad social sería mejor mantener los cierres, pues el virus no ha sido entendido del todo y probablemente las vacunas mejoren.

Hasta hace poco, otros países como Australia, Nueva Zelanda y Singapur también reaccionaban a cada brote de coronavirus como algo que había que erradicar por completo en la comunidad, ordenando el cierre de ciudades enteras hasta que el virus dejará de propagarse.

El objetivo era llegar a cero transmisiones locales.

No obstante, dos cosas cambiaron este enfoque: una fue la aparición de la variante Delta, mucho más difícil de controlar; y, la segunda y más importante, fue alcanzar altos niveles de vacunación.

Las altas tasas de vacunación significan que la gente puede seguir contrayendo la covid-19, pero sin tener que ir al hospital.

Como resultado, las fronteras de otros países se están abriendo a los viajes internacionales, mientras que en el gigante asiático los visados para extranjeros siguen siendo difíciles de conseguir y a los chinos todavía no se les renueva el pasaporte una vez caducado.

Pruebas de covid en China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En otros lugares, la gente también «vive con el virus». En China no, pues el país está concentrado en eliminar otro brote de Delta con el mismo celo que antes de la vacuna.

Si las cifras oficiales son exactas, se han registrado más de 1.000 transmisiones locales desde octubre.

Y aunque el número no es tan alto, la propagación es significativa y se extiende a 21 provincias. Esto es importante porque incluso un par de casos en China desencadenarán las mismas medidas estrictas que cientos o miles de nuevas infecciones.

Ni una sola infección es aceptable

Las autoridades no han mostrado ninguna intención de cambiar ese enfoque, a pesar de que algunos científicos chinos instan a un replanteamiento del mismo.

Uno de ellos fue el profesor Guan Yi, virólogo de la Universidad de Hong Kong y asesor del gobierno, quien pidió que se pase de las pruebas masivas de ácido nucleico (que detectan las infecciones) a las pruebas masivas de anticuerpos (que podrían ayudar a los científicos a comprender la eficacia de las vacunas).

En una entrevista concedida a Phoenix TV, el científico afirmó que, a largo plazo, no hay ninguna posibilidad de que la estrategia de «cero covid» funcione en términos de lograr una eliminación completa.

«El virus es permanente ahora», dijo. «Es lo mismo que la gripe, que circulará entre los humanos durante mucho tiempo».

Disneyland Shanghai

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

33.863 visitantes de Shanghai Disneyland se sometieron a pruebas masivas porque un visitante del día anterior se había infectado.

Este concepto no sorprenderá a los habitantes de otros países, mientras que en China el gobierno ha mantenido su objetivo de volver a cero casos con cada nueva oleada del virus.

Lo cierto es que cambiar este mensaje será difícil.

A la pregunta de cuánta protección podrían ofrecer las vacunas chinas contra las variantes del coronavirus, el profesor Guan dijo que la respuesta la deberían dar los productores de las vacunas.

Otro cuestionamiento sobre la dirección de Pekín la planteó el doctor Haung Yanzhong, del Consejo de Relaciones Exteriores con sede en Nueva York, quien afirmó que un problema clave es que las vacunas no pueden lograr lo que el gobierno chino desea y por eso Pekín desconfía.

«No confían en la eficacia de las vacunas, en su capacidad para prevenir las infecciones», declaró Haung a la BBC. «Porque en realidad ni siquiera las mejores vacunas pueden prevenir las infecciones, pero la estrategia de tolerancia cero dice que no podemos aceptar ni una sola infección», agrega.

Mujer vacunada en China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El doctor añadió que el gobierno chino está en aprietos políticos e ideológicos cada vez que intenta pregonar «sus éxitos» al pueblo, pues está lejos de controlar completamente las transmisiones.

«La estrategia de tolerancia cero también forma parte de la narrativa oficial para reivindicar el éxito del modelo chino en respuesta a la pandemia, pero también la superioridad del sistema político chino. Así que si se abandona esa estrategia y luego se ve que los casos aumentan significativamente, se sabe que eso llevaría a la gente a cuestionar el modelo», advierte.

«Un millón de razones»

A todo lo anterior se suma el gran deseo entre los funcionarios chinos de celebrar los grandes eventos que se avecinan en un entorno libre de cualquier brote de covid.

Lo más inmediato son los Juegos Olímpicos de Invierno en febrero. Las entradas no se han puesto a la venta, pero el objetivo es tener espectadores en las gradas.

En octubre de 2022 será el Congreso quinquenal del Partido Comunista, en el que se espera que Xi Jinping inicie un histórico tercer mandato.

Por supuesto, siempre habrá algo en el horizonte.

Una mujer camina por las afueras del National Indoor Stadium

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los brotes esporádicos de Covid-19 en China hacen dudar de la capacidad del país para mantener los casos de Covid cero antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022.

Otra interpretación -bastante oscura- sobre por qué el gobierno mantiene la medida de eliminación, es que Xi Jinping y su administración están a gusto con la idea de reducir la influencia extranjera en China y la pandemia les ha proporcionado una excelente excusa para avanzar en esta dirección.

En las redes sociales, algunos mensajes de los nacionalistas han denunciado la influencia internacional en la forma de hacer las cosas «de China».

Sin duda, el énfasis de la gobernanza aquí ha pasado de una filosofía de «reforma y apertura» a otra que sitúa al Partido Comunista en el centro de todo y a su líder Xi Jinping en su núcleo.

Dado que otros países han abierto sus fronteras, la BBC le preguntó al portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Wang Wenbin, sobre cuándo podría hacer lo mismo en su país.

Ministro de Asuntos Exteriores chino, Asuntos Exteriores, Wang Wenbin

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Según él, China ha estado observando la experiencia de otros países y está enfocado en seguir lo que diga la ciencia para tomar sus decisiones a la luz de las nuevas variantes que surjan.

En cualquier caso, los expertos cercanos a los gobernantes de este país no señalan el fin inminente de los contagios. De hecho, es todo lo contrario.

Un costo «demasiado alto»

El doctor Zhong Nanshan es considerado una especie de héroe médico en China. Como especialista en medicina respiratoria saltó a la fama mundial en 2003 por refutar la línea oficial que minimizaba la gravedad del Sars.

Hoy en día, la gente y los funcionarios escuchan lo que él tiene para decir.

En una entrevista reciente, Zhong afirmó que las estrictas medidas para superar la covid en China se mantendrían durante «bastante tiempo».

Añadió que una tasa global de mortalidad por covid-19 del 2% era demasiado alta para que China la aceptara, incluso con las vacunas puestas en marcha. El coste de una apertura demasiado rápida no merecía la pena, dijo, y añadió que China observaría la experiencia de otros países con sus planes de «vivir con covid».

También es importante tener en cuenta que los funcionarios chinos pueden ser bastante conservadores en su enfoque. Es posible que planean «reabrir» el país de nuevo y simplemente no tengan mucha prisa para hacerlo.

Decenas hacen filas a diario para pruebas PCR

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Esperar es lo que muchos que quieren entrar o salir de China tendrán que hacer irremediablemente.

Mientras que las personas de clase media y alta lamentan la falta de libertad para moverse internacionalmente, muchos ciudadanos chinos de a pie parecen contentos de permitir que el gobierno gestione la situación si de esa forma se mantienen sanos.

Entretanto, las pruebas masivas, la cuarentena centralizada, los controles de transporte, la vigilancia de alto nivel, el seguimiento y la localización, así como los cierres estrictos y localizados, seguirán siendo una parte importante de la vida en China.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC News, Pekín. Por Stephen McDonnel noviembre de 2021.

Sociedad/Cultura/Salud/Prevención/Pandemia de Coronavirus.

Branko Milanovic: «Los más ricos en Chile ganan como los más ricos de Alemania y los más pobres como en Mongolia». Parte 2/2

¿Y qué otro tipo de consecuencias dejará esta pandemia a nivel político y económico?

Vamos a estar peor. Vamos a perder vidas, ingresos, un retroceso en la globalización, más tensiones en las relaciones políticas entre países, malestar social.

No veo qué puede mejorar. Es un desastre gigantesco. No hay voluntad de cooperación entre Estados Unidos y China y otros líderes nacionalistas como Vladimir Putin en Rusia, como Narendra Modi en India o Jair Bolsonaro en Brasil. Los países más grandes tienen líderes que no están interesados en colaborar. Eso me deja bastante pesimista sobre lo que viene después de la pandemia.

¿Ve algún efecto positivo de la pandemia?

No veo ninguno. Lo único que podría ser de alguna manera positivo, es que reconsideremos nuestro enfoque hacia el sistema de salud, especialmente en los países ricos porque en los países ricos el sistema de salud ha sido un gigantesco fracaso, basta con mirar Estados Unidos.

¿Qué es lo que más le preocupa sobre las políticas que ha llevado adelante el gobierno de Donald Trump en estos años en la Casa Blanca, cuál será su mayor legado?

Uno de sus legados será la relación entre EE. UU. y China. Esa relación no va a regresar a lo que era antes, incluso si Trump perdiera las elecciones en noviembre.

La relación entre EE. UU. y China ha sido envenenada y eso va más allá de Trump y del Partido Republicano.

En su último libro «Capitalism, Alone: The Future of the System That Rules the World», usted se refiere al «capitalismo de la gente», ¿de qué se trata exactamente?

Hay distintos tipos de capitalismo. Uno es el que conocemos como capitalismo liberal meritocrático, donde el ejemplo es EE. UU. y el otro es el capitalismo político, donde el ejemplo es China. En el caso de China el concepto es bastante similar a lo que otros llaman capitalismo de Estado.

En los sistemas capitalistas hay una gran concentración de los ingresos provenientes del capital. Y los que concentran el capital tienden a dominar el proceso político.

Branko Milanovic

FUENTE DE LA IMAGEN – MICHAEL SPILOTRO

Milanovic es partidario de avanzar hacia el «capitalismo de la gente».

Una de las maneras de desconcentrar es permitir a los inversionistas más pequeños un mayor acceso a las ventajas que tienen actualmente frente a los grandes inversionistas. Por ejemplo, que los trabajadores tengan participación accionaria.

Tenemos el concepto de «property owning democracy» (democracia de propietarios), que se podría llamar «capitalismo de la gente».

Es el capitalismo donde gran parte del capital pertenece a muchas personas, es decir, menos concentración del capital que la que tenemos ahora.

Y en ese contexto, ¿cómo ve el futuro del capitalismo?

Creo que deberíamos movernos hacia ese tipo de capitalismo. Y ese tipo de capitalismo requiere seguir varios pasos, como mejorar el sistema impositivo, especialmente el impuesto a la herencia para nivelar la cancha de juego, para que sea más pareja.

Lo otro es la educación. Si tienes buenas escuelas públicas y la educación es gratuita para todos, también creas igualdad de oportunidades. Y lo otro es el financiamiento público de las campañas electorales.

Sabemos que las cosas no son blanco o negro. Pero si tuviera que definirse políticamente en los términos que existen actualmente, ¿dónde se ubicaría?

Como usted dice no es blanco o negro y además la terminología es engañosa. Si realmente me tuviera que definir, diría que soy un socialdemócrata.

Ahora bien, los socialdemócratas aceptan el capitalismo, pero plantean que si no se hacen correcciones, llegaríamos a niveles insostenibles de desigualdad. Pero incluso esto de la socialdemocracia es una simplificación.

Si miramos la evolución de la desigualdad de ingresos en las últimas décadas a nivel global, ¿ha aumentado o ha disminuido?

En el último par de décadas la desigualdad ha caído, principalmente por el ascenso de países más pobres como China, India, Vietnam, Indonesia y otros.

Este fuerte impulso en la nivelación del ingreso se explica simplemente porque países grandes como China e India han crecido más. Eso provee una gran fuerza compensatoria.

¿No es eso una señal de que el capitalismo puede funcionar?

Sí, es una señal. Podemos decir que sin globalización China e India no habrían sido capaces de crecer al nivel que lo han hecho.

Esa reducción en la desigualdad global es, hasta cierto punto, compensada con el aumento de la desigualdad al interior de esos países.

Xi Jinping y Donald Trump

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Milanovic dice que hay una masiva convergencia de ingresos entre Asia y Occidente y un aumento de la desigualdad dentro de los países.

Tienes dos fuerzas que se enfrentan. La masiva convergencia de ingresos entre Asia y Occidente, y por el otro lado, el aumento de la desigualdad dentro de los países.

Pero esta fuerza compensatoria no es lo suficientemente grande para afectar la convergencia. Por eso la desigualdad global ha disminuido.

Algunos economistas dicen que si en general una persona promedio dice que vive mejor que sus padres, eso es suficiente para demostrar que el sistema funciona bien. Es decir, no es tan importante reducir la desigualdad, si finalmente con el paso del tiempo vas a progresar respecto a tu origen…

Ciertamente la gente en China está mejor ahora que hace 20 o 40 años atrás. Eso no significa que la desigualdad no sea importante. Quienes utilizan esos argumentos no ven los efectos negativos de la desigualdad.

Si tienes alta desigualdad por un tiempo largo, estratificas la sociedad entre los que tienen acceso a ciertas cosas y los que no. Eso va contra la igualdad de oportunidades.

Incluso si miras China, que ha crecido tanto, aún tienes problemas de desigualdad muy profundos.

Sobre la movilidad social en Estados Unidos, ¿qué ha pasado con el «sueño americano»?, ¿aún sigue vivo?

Una posibilidad es que, técnicamente hablando, el sueño americano nunca existió.

El sueño americano se sustenta en la idea de que no importa donde hayas nacido, tendrás las mismas oportunidades que el resto.

Un hombre sostiene un cartel

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«Una posibilidad es que, técnicamente hablando, el sueño americano nunca existió», dice Milanovic.

Lo cierto es que nunca hemos tenido datos empíricos del siglo XIX o de principios del siglo XX. No estoy seguro si empíricamente ese sueño fue alguna vez real, aunque se aceptó como si fuera real.

Ahora que tenemos acceso a datos, podemos comparar el perfil de los padres en relación al de sus hijos, en cuanto a educación e ingresos. Lo que encontramos es que en EE. UU. hay una relativa pequeña movilidad social.

Hay movilidad, obviamente, pero es mucho menor que en los países socialdemócratas del norte de Europa.

Creo que la idea del «sueño americano» es una percepción sobre algo que ocurrió en el pasado, que puede o no puede ser verdad. No lo sabemos.

Imagen de portada: Branko Milanovic

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. junio 2020

Economía/Pobreza/Pandemia de Coronavirus/Política/América Latina/

EE.UU./Negocios/Protestas en Chile/Finanzas/China/Muerte de George

Floyd.

Branko Milanovic: «Los más ricos en Chile ganan como los más ricos de Alemania y los más pobres como en Mongolia». Parte 1/2

Branko Milanovic tiene una extensa trayectoria analizando la desigualdad económica y el desarrollo en el mundo.

Fue economista líder del Departamento de Investigación del Banco Mundial por casi 20 años, además de analista y académico en centros de estudio y universidades en EE. UU. y Europa.

A sus 66 años, el serbio-estadounidense es profesor en la City University of New York (CUNY) e investigador senior del Stone Center on Socio-economic Inequality.

Entre sus libros más recientes están «Global Inequality: A New Approach for the Age of Globalization» y «Capitalism, Alone: The Future of the System That Rules the World», publicado a fines del año pasado.

En diálogo con BBC Mundo analiza los efectos de la pandemia de coronavirus, la evolución del capitalismo, el estallido social en Chile, el «sueño americano» y la muerte de George Floyd.

Esta entrevista fue editada con fines de concisión y claridad.

Línea

¿Cuál es su análisis sobre el estallido social en Chile a fines del año pasado?, ¿qué revela sobre el país sudamericano?

Chile ha tenido un éxito indiscutible en su tasa de crecimiento económico. En las últimas décadas se ha vuelto más rico, ingresó a la OCDE y es percibido internacionalmente como un país más eficiente, menos corrupto que otros y con una sociedad moderna, al punto de ser considerado el «poster boy» del éxito del neoliberalismo.

Incluso se le reconoce por su democracia, después de que dejara atrás la mala época del gobierno militar de Augusto Pinochet.

Protestas.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La crisis en Chile se desató después de que el gobierno anunciara el alza de los precios del pasaje de metro en octubre de 2019.

Sin embargo, de lo que no se escribe tanto en el exterior, es que muchas de las características sistémicas del país quedaron establecidas en la Constitución aprobada en la época de Pinochet.

Muchos servicios sociales fueron privatizados, como por ejemplo, el sistema de pensiones. Al principio fue considerado un gran éxito, hasta que la gente se dio cuenta de que los resultados no eran lo que se esperaba. Esa es una de las razones que explica por qué la gente está tan molesta.

Lo mismo pasa con la educación, la salud y los extremadamente altos niveles de desigualdad que hay en el país. Chile es uno de los países más desiguales en América Latina.

Y además de la desigualdad de ingresos, tiene una alta desigualdad en la distribución de la riqueza. Entonces con las protestas apareció la cara oculta del país.

Pero los indicadores sociales han mejorado en las últimas décadas. El país, por ejemplo, ha reducido la pobreza y mejorado levemente la desigualdad…

Chile ha experimentado una reducción de la desigualdad en los últimos años, eso es así. Pero la desigualdad en Chile está lejos de los niveles que tienen países más desarrollados.

Los países de la OCDE tienen un promedio un Índice de Gini -que mide la desigualdad- cercano al 35. Chile tiene un Gini mayor que el de Estados Unidos, Uruguay o Argentina.

Las protestas han mostrado que mucha gente fue dejada fuera del desarrollo, incluyendo a la población indígena.

Los más ricos de Chile ganan como los más ricos de Alemania y los más pobres como en Mongolia.

No niego que el crecimiento económico ha sido alto, pero a veces nos olvidamos que el crecimiento económico es un número promedio y eso no significa que los problemas han desaparecido.

Durante las protestas en Chile hubo denuncias sobre abuso policial. Hoy vemos una ola de protestas en Estados Unidos por la muerte del afroamericano George Floyd cuando estaba bajo custodia policial. ¿Qué dice este hecho sobre el país?

Dice muchas cosas negativas que ya conocíamos sobre el racismo sistemático en este país. Pero creo que va más allá porque estamos muy sumergidos en el presente.

Desde que comenzó el movimiento por los derechos civiles, hace más de medio siglo, hemos tenido muy pocas transformaciones en cuanto al ingreso de los afroamericanos.

Manifestación por la muerte de George Floyd.

FUENTE DE LA IMAGEN – REUTERS

Las protestas tras la muerte de Floyd se extendieron a cerca de 50 ciudades en EE. UU. y en algunas capitales europeas.

Es un fracaso sustancial que en todo este tiempo no hubiera ninguna mejora. Eso no significa que no haya cada vez más afroamericanos en distintas posiciones, pero es lo que el filósofo Cornel West llama «black faces in high places»(caras negras en lugares destacados).

Figuras como Martin Luther King y más tarde Jesse Jackson tuvieron que ser tomados en cuenta, para conseguir votos. Pero ahora no veo eso. No hay una institución política que esté al nivel de lo que existía antes.

Esto hace que la voz de los afroamericanos sea más débil. La voz de un individuo, dos o tres, no es la voz de una asociación política.

Esta ola de protestas que ha recorrido el país y se ha expandido incluso fuera de Estados Unidos es algo que no habíamos visto en mucho tiempo…

Es verdad, pero creo que la razón de eso se relaciona con la insatisfacción de mucha gente con Donald Trump, primero con su cortejo hacia los supremacistas blancos y luego por esta muerte bajo custodia policial.

Las razones que están detrás de este estallido en particular se relacionan con los efectos de la pandemia, el alto desempleo, la comprensión de que a la clase media y a los más jóvenes no les ha ido tan bien.

Lo que vemos es la punta del iceberg que precipitó el descontento y los disturbios. Las razones son más profundas y se remontan a varias décadas.

Sobre la pandemia de covid-19, ¿qué efectos puede tener sobre la globalización?

Creo que la pandemia está afectando la globalización de manera negativa. Provocará cambios en la cadenas globales de producción, dado que la gente ha tomado más conciencia sobre los efectos de un shock, que en este caso fue un shock de salud, pero que también puede ser un shock político, como hemos visto el deterioro de las relaciones entre EE. UU. y China. Si tienes inversiones, tienes un problema.

Manifestantes protestan frente a un camión de los carabineros.

FUENTE DE LA IMAGEN – EPA

Con piedras y palos, los manifestantes se enfrentaron a los carabineros.

Imagen de portada: Branko Milanovic

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. Por Cecilia Barría. junio 2020

Economía/Pobreza/Pandemia de Coronavirus/Política/América Latina/

EE.UU./Negocios/Protestas en Chile/Finanzas/China/Muerte de George

Floyd.

«La escasez que vivimos es solo un aviso de lo que vendrá si no conseguimos cambiar el modelo económico».

Se acerca el Black Friday, la jornada de descuentos y compras en las que millones de personas desbordan las tiendas en Estados Unidos y otros países, y sobre la fecha se cierne la sombra de la escasez. Lo mismo ocurre con las Navidades.

Las estanterías, físicas o virtuales, podrían no estar tan abastecidas como otros años o los tiempos de espera podrían ser más largos de lo habitual, advierten los expertos.

Para Alicia Valero, profesora titular en el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Zaragoza y jefa del grupo de ecología industrial del Instituto CIRCE, la voracidad humana por las materias primas es en parte culpable de todo esto.

La crisis energética, los atascos en las cadenas de suministro y el cierre de fábricas durante la pandemia tienen para ella un denominador común: no hay recursos suficientes y esto va a crear serios problemas de abastecimiento en un futuro no muy lejano.

«Desde los años 70 hemos entrado en un gasto de déficit ecológico. En una generación consumiremos el doble que hoy y en 25 años habremos consumido tanto como en toda la historia del ser humano», dice esta experta en eficiencia energética y ecología industrial.

Y como ejemplo pone que la falta de un solo componente está parando la producción de fábricas enteras de autos o de electrodomésticos.

En esta entrevista nos explica qué está pasando.

Línea
Playa abarrotada de gente

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La población aumenta con una tasa del 1% anual y la falta de recursos se acentúa en torno a un 3% cada año. ¿Estamos abocados a una escasez permanente?

El problema está en que no podemos seguir basando la economía en el concepto del usar y tirar. Si seguimos por este ritmo de consumo exponencial, sí que estamos abocados a una escasez continua.

Si la población aumenta más o menos el 1% anual, pero las aspiraciones de cada individuo son la de consumir el triple, más o menos, estamos agotando los recursos a una tasa muy alta.

La forma en que extraemos los recursos desde principios del siglo XX nos lleva a pensar que hay bastantes materias primas que dentro de no muchos años tendrán un gran problema de suministro.

Hasta que no frenemos drásticamente esa curva de crecimiento continuo, vamos a seguir teniendo problemas de desabastecimiento de absolutamente todo.

Para revertir esta situación, hay que repensar el modelo. Para empezar, los productos tienen que utilizarse durante mucho más tiempo y tienen que estar pensados para ser recuperados al final de su vida útil.

Mujer en supermercado de Buenos Aires, Argentina, el 15 de marzo de 2020.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Entonces, ¿el periodo de escasez en las tiendas que atravesamos ha llegado para quedarse? ¿Debemos acostumbrarnos a no encontrar lo que buscamos?

El coronavirus ha acentuado los problemas. Mientras estábamos confinados, nos dio por comprar muchos aparatos electrónicos para estar entretenidos y conectados. Pero muchas fábricas tuvieron que cerrar debido a problemas de contagios, lo que redujo la oferta.

A esto se ha sumado los cuellos de botella en la cadena de suministro. Estamos viendo cómo los barcos han sufrido colapsos y quizás también un poco de desorganización. Por lo tanto también hay problemas con las mercancías.

Todo esto unido al alto precio de la de los combustibles fósiles y de la electricidad ha provocado que hoy por hoy tengamos probablemente que renunciar a determinados electrodomésticos, consolas, muebles o textiles.

Pero esto es solo la punta del iceberg.

Explosión en una mina

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Por qué?

Porque si sigues investigando esos problemas puntuales, te das cuenta que realmente el problema de raíz es el desabastecimiento de las materias primas y así llevamos meses viéndolo por ejemplo, con los microchips de los vehículos.

Pero no solo de los vehículos eléctricos, sino de todos. Muy pocas fábricas son capaces de suministrar esos microchips, pero empezamos a oír que ni ellas pueden producirlos porque les falta suministros. Hay un desabastecimiento de materias primas.

La transición energética mundial en la que sustituimos los combustibles fósiles por energías renovables ha llevado a una menor inversión en el descubrimiento y explotación de nuevos yacimientos y esto se ha traducido en un aumento de los precios del gas y del diésel.

Y eso influye también, por ejemplo, en la producción de materias primas para la construcción.

Entonces está todo absolutamente relacionado con todo.

Hay que entender que a medida que agotamos los yacimientos, lo que ocurre es que se va encareciendo el proceso de producción: cuesta mucha más energía, mucha más agua, las empresas causan mucho más daño ambiental para extraer la siguiente unidad de producto.

Los recursos naturales tienen que ser muchísimo más caros.

Ahora mismo vemos cómo los precios han subido. Están por las nubes, pero es que deberían estarlo incluso mucho más porque son recursos escasos.

Paneles fotovoltáicos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Crees que la sociedad está concientizada de que la Tierra tiene límites, de que los materiales pueden agotarse?

Está claro que hasta ahora no había conciencia. Parecía que todo era abundante y que comprábamos un artículo por internet y al día siguiente lo teníamos en casa.

De momento parece que todo sigue así, aunque empezamos ya a detectar que las cosas no son infinitas.

Como dice mi padre, vivimos en un planeta finito, con deseos infinitos y esto no es sostenible. No ha habido conciencia en el pasado, pero poco a poco estamos viendo las orejas al lobo.

Los yacimientos son los que son y si seguimos extrayendo minerales a este ritmo, pues habrá problemas de desabastecimiento más pronto que tarde.

Minería de cobre en Chile.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Cuáles son las predicciones?

Hemos detectado que para las estimaciones más optimistas de recursos minerales, los picos de gran parte de los elementos de la tabla periódica se alcanzarán antes de que acabe este siglo. Eso parece que son muchos años, pero qué son 60-70 años en la historia de la humanidad.

El problema es que si consideramos las reservas, es decir los yacimientos que existen y que podemos extraer de forma económicamente viable, los picos máximos se alcanzarán unos lustros antes.

¿Significa eso que vamos a agotar todas las minas?

No, no, porque seguir extrayendo será tan caro que se encontrarán minas sí, pero es probable que no sean económicamente viables con la tecnología de la que disponemos actualmente.

Un hombre juega con una xbox

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Qué cosas nos van a faltar en el futuro?

Te puedo decir cuáles son los elementos que nosotros hemos detectado que pueden estar en riesgo de no poderse suministrar al ritmo que se que se necesita hoy en día.

Dentro de estos materiales, encontramos elementos que son tan comunes como por ejemplo el cobre, que es fundamental para la electrificación, pero también otros elementos comunes, como por ejemplo el plomo.

También faltarán elementos que son muy importantes para las baterías y que por supuesto van a ser fundamentales para los coches eléctricos. Hablamos del litio, del cobalto, del manganeso o del níquel.

Faltarán elementos muy importantes para el despliegue de las energías renovables, como por ejemplo el teluro o el cadmio, que son fundamentales para los paneles fotovoltaicos, al menos para los más eficientes de última generación.

Hay elementos como el tántalo o el estaño que son fundamentales para la electrónica, para los microchips que están dentro de los condensadores, y ¿quién no tiene algo electrónico? Todos tenemos un teléfono móvil en el bolsillo. Para fabricarlos se necesitan estos dos elementos.

Otros minerales en riesgo son el galio o el indio. Ambos son fundamentales, por ejemplo, para la iluminación eficiente, los LEDs, pero también el indio, por ejemplo para que nuestros teléfonos sean táctiles y podamos movernos por las pantallas.

Si seguimos extrayendo de manera exponencial todos los elementos de la tabla periódica, tarde o temprano algo que ahora es abundante acabará siendo escaso.

Reciclaje de microondas

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿La recuperación de materiales podría ser parte de la solución para revertir está curva de gasto exponencial?

Sí, desde luego que hay que ir hacia lo que se denomina la economía circular, aunque teniendo en cuenta que los límites termodinámicos nos impiden reciclar absolutamente todo.

Generamos basura electrónica continuamente, que se está apilando y que está generando daño medioambiental.

Deberíamos hacer uso de esa basura electrónica para disminuir o al menos tratar de atenuar el volumen anual de extracción de materias primas.

¿Cómo?

Aquí viene el problema.

Como no hemos pensado en el fin de vida de las cosas, no están diseñadas para poder ser recicladas. Por ejemplo, un teléfono móvil contiene 40 elementos en cantidades de miligramos o incluso nano gramos que son imposibles de reciclar funcionalmente y por lo tanto se pierden.

No hay modularidad en el diseño, no hay estándares que permitan recuperar los materiales escasos. Y esto es un problema gravísimo, porque si hay materiales que escasean, de algún sitio hay que sacarlos.

Trabajador frente a contenedores

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

¿Para esto necesitaríamos un compromiso de las empresas, las industrias y los gobiernos?

Si, pero primero necesitamos que la ciencia investigue tecnologías de separación. Vemos constantemente avances científicos con nuevos materiales, pero no hay avances científicos en la separación de los materiales.

Después de eso hay que invertir en grandes plantas que sean capaces de, con esta ciencia y tecnología, tratar de recuperar al máximo los materiales de los aparatos electrónicos. Las empresas, quizás obligadas por los gobiernos, tienen que hacer que esos productos sean modulares, robustos, fácilmente reciclables.

Minerales raros

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Una serie de tecnologías -como las empleadas en el sector de las energías renovables- dependen de los minerales raros.

¿Qué países sufrirán más la falta de materiales y quienes serán los que menos?

Es que como estamos en un mundo globalizado, todos vamos a sufrir los problemas.

El país más preparado para hacer frente a todo esto es China. A pesar de que también va a tener dificultades. Pero el gigante asiático tiene las grandes fábricas que no hemos querido tener en Europa porque contaminaban y porque además se producía de forma barata en China y así nos ahorramos la mano de obra.

Y luego, además, China tiene multitud de yacimientos en su propio territorio. Y si no tienen los recursos, compran cantidades de terreno ingentes, con minas en Latinoamérica o en África. Y si no tiene las minas, tiene el control de lo que producen otros, porque al final refina esos elementos y luego los vende al resto del mundo.

Así que Estados Unidos ha perdido la hegemonía hace tiempo.

Ahora la hegemonía del mundo no se mide por el número de misiles que tiene un país. Se mide por el número de materias primas que controla y, sin duda, China es desde hace ya varios años o décadas el primero del mundo en este sentido.

Imagen de portada: Gentileza de Alicia Valero

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo Por Cristina J. Orgaz @cjorgaz noviembre 2021

Economía/Ciencia/Negocios/Materias primas/China/Comercio

 

 

 

Logran descifrar el ADN de momias enterradas en un desierto chino hace 4.000 años.

Los cuerpos y ropas de estas momias, que se encontraban en botes, estaban intactos a pesar de tener hasta 4.000 años cuando se encontraron en la década de 1990 en una inhóspita región desértica del noroeste de China. Hasta ahora su pasado era un misterio.

Sin embargo, un nuevo estudio realizado por investigadores chinos, europeos y estadounidenses analiza el ADN de estas 13 momias y secuencia sus genomas por primera vez. Los resultados del estudio sugieren que los restos son de un grupo local descendiente de una antigua población asiática de la Edad de Hielo.

Fueron encontradas en la cuenca del Tarim, en Xinjiang, y su aspecto occidental, sus ropas de lana tejidas, el trigo y el mijo encontrados en sus inusuales tumbas sugerían hasta ahora que eran pastores procedentes de la estepa de Asia occidental o agricultores migratorios de las montañas.

Una de las momias halladas en la región china de Xinjiang

© Foto : Wenying Li, Xinjiang Institute of Cultural Relics and Archaeology

«Encontramos pruebas sólidas de que en realidad representan a una población local muy aislada genéticamente», sostiene Christina Warinner, autora del estudio publicado en la revista Nature. Añade que, a diferencia de su aislamiento genético, «parece que adoptaron abiertamente nuevas ideas y tecnologías de sus vecinos pastores y agricultores mientras desarrollaban elementos culturales únicos que no comparten otros grupos».

Las momias eran descendientes directos de un grupo que estuvo muy extendido durante la Edad de Hielo, pero que había desaparecido mayoritariamente hace unos 10.000 años. Los rastros de estos cazadores-recolectores sobreviven hoy solo en parte, en los genomas de los indígenas de Siberia y de América, sobre todo. Otro aspecto que revelaron los resultados del estudio, es que este grupo no mezclaba sus genes con otros pueblos, y permanecía en un total aislamiento en este respecto.

A pesar del aislamiento de su genoma, su cultura era abierta. «No es necesario que la genética vaya siempre de la mano del intercambio cultural o lingüístico», explica Vagheesh Narasimhan, de la Universidad de Texas en Austin.

«La gente siempre puede adoptar nuevas técnicas, ya sea de agricultura o de trabajo del metal, de otros grupos, o cambiar sus prácticas funerarias sin que haya movimiento o rotación de la población».

Imagen de portada: Gentileza de Wenching Li

FUENTE RESPONSABLE: SPUTNIK MUNDO

Ciencia/China/Paleontología/Momias/Hallazgos

La casualidad sin la que Marco Polo no habría sido famoso. PARTE I.

«Señores emperadores, reyes, duques y marqueses, condes, hijosdalgos y burgueses y gentes que deseen conocer las diferentes generaciones humanas y las diversidades de las regiones del mundo, tomen este libro y manden que se los lean».

Desde la primera línea del prólogo, Marco Polo tenía grandes ambiciones para los lectores de su gran obra. Sí, esas palabras reflejaban cierta pompa y grandeza intencionalmente inflada, pero tenía motivos para apuntar alto.

Su libro trazó el viaje que hizo como comerciante desde Venecia a China y su retorno, que abarcó 24 años y decenas de miles de kilómetros, más su tiempo al servicio del líder de los mongoles, y describió lugares, culturas, costumbres y pueblos que, para los europeos, eran nuevos y tan exóticos que parecían increíbles.

No fue el primer europeo en viajar a tierras tan lejanas. Ni siquiera fue el primero de su familia.

Sin embargo, se aseguró de que el suyo fuera el nombre escuchado a lo largo y ancho y, en consecuencia, recordado a lo largo de la historia, escribiendo sus experiencias, recuerdos y relatos.

La oportunidad de plasmarlo todo en papel surgió por pura casualidad.

Marco Polo regresó de sus viajes a finales del siglo XIII, cuando la ciudad-estado de Venecia estaba en guerra con Génova.

Los genoveses lo capturaron, pero tuvo suerte: compartiendo su celda de prisión estaba el conocido escritor de romances Rustichello da Pisa, quien quedó cautivado por las historias que Marcó contaba para pasar el tiempo.

Juntos, con el viajero dictando sus aventuras y el escritor agregando el estilo de prosa embellecido que usó para las leyendas del Rey Arturo, escribieron «Le Divisement du Monde», o «La descripción del mundo».

Más conocido como «Los viajes de Marco Polo», el libro causó sensación cuando se publicó y fue reproducido en numerosos idiomas en todo el continente.

El ejemplar de "El libro de las maravillas del mundo" o "Los viajes de Marco Polo" traducido al latín y anotado por Cristóbal Colón.

FUENTE DE LA IMAGEN – BIBLIOTECA COLOMBINA DE LA CATEDRAL DE SEVILLA

El ejemplar de «El libro de las maravillas del mundo» o «Los viajes de Marco Polo» traducido al latín y anotado por Cristóbal Colón.

Sus vívidas descripciones de Asia ampliaron los horizontes de los europeos y desafiaron sus puntos de vista sobre pueblos distantes, llamados incivilizados. De hecho, las revelaciones eran tan fantásticas que muchos pensaron que todo era una obra de ficción.

Quizás no sorprende que tanto el libro y el hombre hayan sido objeto de debate y escrutinio desde entonces. Y no ayuda que falte una gran cantidad de información sobre su vida.

¿Quién fue Marco Polo?

Generalmente se sostiene que nació en 1254 en Venecia, aunque hasta eso es controvertido. El joven Marco probablemente recibió una educación diseñada para prepararlo para la vida como comerciante: aprender a leer y escribir, matemáticas y contabilidad.

La Venecia del siglo XIII era el centro comercial de Europa, una puerta de entrada a Medio Oriente y Asia, y quienes tenían las llaves eran los comerciantes.

Las Cruzadas habían avanzado hacia el este, mientras que el colosal imperio mongol había irrumpido en el oeste, poniendo dos mundos en contacto por primera vez, pero sólo los exploradores, misioneros y comerciantes más valientes se atrevían a cruzar la frontera.

Entre ellos, la familia Polo.

Los Polo olvidados

Niccolo y Maffeo Polo frente al emperador Kublai Kan.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Niccolo y Maffeo Polo frente al emperador Kublai Kan.

Si no fuera por su padre Niccolo y su tío Maffeo, Marco Polo no habría hecho su épico viaje a China, ni habría escrito el libro que cambió para siempre la visión europea del mundo.

Los hermanos eran comerciantes exitosos, que hicieron una fortuna en joyas, sedas y especias antes de que Marco naciera.

Comenzaron en Constantinopla (ahora Estambul), pero gracias a su astuta comprensión de la política sacaron sus negocios de la ciudad antes de que los líderes cruzados fueran derrocados en 1261.

Continuaron hacia el este hasta la corte de Berke Kan, el gobernante de la Horda Dorada, los territorios occidentales de los mongoles, y luego a China.

Es posible que hayan sido los primeros europeos honrados como invitados en la corte de Kublai Kan.

Retrato de Marco Polo por Annibale Strata

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Marco Polo no viajó sólo. (Retrato de Marco Polo por Annibale Strata).

Aunque los mongoles eran considerados bárbaros e incivilizados en Europa, el imperio era relativamente pacífico en ese momento y Kublai Kan mostró un alto grado de tolerancia hacia otras razas y religiones.

Le pidió a los hermanos Polo que le entregaran un mensaje al Papa y regresaran con 100 sacerdotes cristianos (o eruditos capaces de explicarle el cristianismo) y aceite del Santo Sepulcro en Jerusalén.

Ese fue el motivo de su segunda expedición, en la que los acompañó Marco, el hijo adolescente que Niccolo sólo conoció a su regreso en 1269, cuando se enteró además de que su esposa había muerto.

Niccolo y Maffeo esperaron la conclusión de las elecciones papales en curso para poder entregarle la carta de Kublai Kan al nuevo Papa.

Pasaron dos años sin resultado, por lo que, en 1271, decidieron emprender su segundo viaje, llevándose a Marco con ellos.

Marco Polo partiendo de Venecia con su padre y su tío en 1271. "Viajes de Marco Polo", manuscrito del siglo XV.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Marco Polo partiendo de Venecia con su padre y su tío en 1271. «Viajes de Marco Polo», manuscrito del siglo XV.

Por pura coincidencia, lograron entregar su carta.

En Acre conocieron a Teobaldo Visconti, el archidiácono de Lèige, que estaba en cruzada con el futuro Eduardo I de Inglaterra. Unos días después, Visconti fue nombrado nuevo Papa, convirtiéndose en Gregorio X.

Arduo periplo

El viaje fue peligroso, por lo que los Polo mantuvieron a salvo sus valiosas joyas cosiéndolas dentro de sus abrigos.

Tuvieron que detenerse en Jerusalén para cumplir con el otro pedido de Kublai Kan, la muestra del aceite que ardía en la lámpara del Santo Sepulcro, lo que significaba caminar por desiertos áridos.

Luego, cuando sus esperanzas de encontrar un barco en condiciones de navegar a India se desvanecieron, tuvieron que viajar en caravanas a través de la implacable y lenta ruta terrestre.

«Dicen que este desierto es tan largo que se necesitaría un año para recorrerlo de un extremo a otro», dijo Marcó del Desierto de Gobi. «Consiste enteramente en montañas, arenas y valles. No hay nada para comer».

Ilustración de una caravana en la Ruta de Seda

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La Ruta de la Seda fue una arteria comercial vital, recorrida por primera vez en el siglo II a. C. Ilustración del Atlas catalán del siglo XIV.

Lentamente se abrieron paso hacia y a través de la tierra de los mongoles utilizando la Ruta de la Seda, y tuvieron que detenerse en Afganistán cuando Marco se enfermó, posiblemente de malaria.

Imagen de portada: GETTY IMAGES – Un mosaico de Marco Polo con el libro que lo hizo famoso, en el Palazzo Tursi en Génova, Italia.

FUENTE RESPONSABLE: BBC HistoryExtra por Jonny Wilkes.

Marco Polo/Sociedad y Cultura/Historia/Europa

La invención de China que más sorprendió a Marco Polo.

Marco Polo (1254-1324) partió con sus tíos de Venecia para el Lejano Oriente en 1271. Viajaron por la Ruta de la Seda y llegaron a la corte de Kublai Kan unos tres años después. Pasaron 17 años en China antes de volver a casa, en 1295.

Hace casi 750 años un joven mercader veneciano llamado Marco Polo escribió una crónica increíble sobre sus viajes por China.

Se llamó «El libro de las maravillas del mundo» y está lleno de raras costumbres extranjeras que el gran explorador aseguró haber presenciado.

Pero había una en particular que le pareció tan extraordinaria que le costó contenerse.

«No importa de qué manera lo cuente, no lograría convencerlos de que lo que digo está dentro de los límites de la verdad y la razón», escribió.

¿Qué anonadó tanto a Polo?

Fue uno de los primeros europeos que conoció un invento que sigue siendo uno de los fundamentos de la economía moderna: el papel moneda.

El tema de interés no es el papel en sí mismo. De hecho los billetes modernos no están hechos de papel sino de fibras de algodón o de plástico.

Incluso el dinero chino que tanto fascinó a Marco Polo tampoco era del todo papel.

Marco Polo

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

El concepto del papel moneda fue uno de los que más sorprendió a Marco Polo en sus viajes.

Estaba hecho de una lámina negra derivada de la corteza del moral y llevaba la firma de varios funcionarios.

También tenía un sello rojo brillante que había sido autenticado por el mismísimo emperador chino Kublai Kan, quien regía cuando Marco Polo estuvo en China.

El capítulo en el libro de Marco Polo sobre este tema llevaba un título larguísimo:

«Cómo el gran Kan hace que la corteza de los árboles, convertida en algo similar al papel, pase como dinero en todo su país»

Lo novedoso era que, más allá del material con que estaban hechos, el valor de estos billetes no venía del mismo objeto, como ocurría con las monedas de oro o plata.

El valor se lo daban las autoridades del gobierno.

El Gran Kan anunció que la corteza de árbol que llevaba la estampa oficial era dinero, ordenó «que así sea» y, así no más, se convertía en dinero.

Monedas de oro

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Hasta la invención del papel moneda, la forma de pago más habitual eran las monedas de oro y plata.

De hecho, al papel moneda a veces es llamado dinero fiat pues en latín «fiat» significa «que así sea».

Marco Polo quedó fascinado con la genialidad de este sistema que lograba que una corteza circulara como si fuera oro o plata.

¿Dónde estaba todo el oro que no estaba circulando?

Bajo el férreo cuidado del emperador.

El dinero hecho de corteza no era nuevo cuando Marco Polo se enteró sobre su existencia.

Había surgido casi tres siglos atrás, alrededor del año 1000, en Sichuan, China, una región famosa por su ardiente cocina.

Sichuan era una provincia de frontera y limitaba con estados extranjeros que a veces eran hostiles.

Los gobernantes chinos no querían que valiosas monedas de oro y plata salieran de las fronteras de Sichuan hacia tierras extranjeras.

Sichuan, China

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La provincia de Sichuan, hoy en el suroeste de China, antes era fronteriza con otros estados y allí se inventó el concepto del papel moneda.

Entonces impusieron una regla que suena un poco alocada: Sichuan tenía que usar monedas hechas de hierro.

Las monedas de hierro no son muy prácticas.

Si querías cambiar un puñado de monedas de plata -digamos unos 50 gramos- te daban una cantidad de monedas de hierro que superaban tu propio peso.

Si ibas al mercado era probable que tu bolsa pesara más a la ida, llevando las monedas, que a la vuelta, cargando todo lo que habías comprado.

Eso era un gran problema para los comerciantes de Sichuan.

Era ilegal usar monedas de oro y plata y era impráctico usar monedas de hierro.

No sorprende que buscaran una solución alternativa.

Esta alternativa se llamó jiaozi o billetes de intercambio.

Eran simplemente pagarés.

En vez de cargar toneladas de monedas de hierro, un mercader conocido y de confianza te escribía un pagaré con el que prometía pagar sus cuentas en otro momento, cuando la transacción fuera más conveniente para todos.

piezas de metal

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Hacer las compras con monedas de hierro era una tremenda carga.

La idea era muy sencilla. Pero luego ocurrió algo inesperado.

Estos jiaozi empezaron a ser comerciados libremente.

Supongamos que le vendo ciertos productos al respetable señor Zhang y él, a cambio, me da un pagaré.

Cuando luego voy de compras a tu negocio, en vez de pagar con las monedas de hierro, podía firmar un pagaré.

Pero quizás es más simple -y tú podrías incluso preferirlo- si te doy el pagaré del señor Zhang.

Después de todo, ambos sabemos que el señor Zhang es de confianza.

Así tú, el señor Zhang y yo hemos creado juntos una especie de versión primitiva del papel dinero.

Es una promesa de reembolso que tiene un valor de mercado en sí mismo y que puede ser transferido de persona en persona sin ser cobrado.

El señor Zhang, por su parte, queda contento pues, si su pagaré sigue pasando de persona en persona, él nunca va a tener que ponerse a cargar monedas de hierro.

En términos prácticos es como si disfrutara de un préstamo sin intereses durante todo el tiempo que su pagaré siga circulando.

Mejor aún, es un préstamo que quizás nunca tenga que pagar.

Yuan

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los jiaozi chinos eventualmente se convirtieron en papel moneda.

No es sorprendente que las autoridades chinas hayan querido ser las beneficiarias de este sistema, en vez de cualquier señor Zhang.

Al comienzo empezaron a regular la emisión de jiaozi e impusieron reglas sobre cómo debían manejarse esos pagarés.

Pero en poco tiempo prohibieron los jiaozi privados y se hicieron cargo de todo el negocio.

El jiaozi oficial fue todo un éxito. Circuló por varias regiones y hasta fuera del país.

Tenía aún más valor que las monedas de hierro, porque era más sencillo de transportar.

Inicialmente el jiaozi emitido por el gobierno podía ser cobrado libremente, al igual que los privados.

Se trataba de un sistema bastante lógico: asumir que los billetes de papel simplemente representaban algo de valor real.

Pero el gobierno avanzó hacia un sistema fiat, manteniendo los mismos principios pero abandonando la práctica de pagar en metal por los jiaozi.

Si llevabas un jiaozi viejo al Tesoro estatal para cobrarlo, te ibas… con otro jiaozi más nuevo.

Este fue un paso muy moderno.

Marco Polo en billete

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Apropiadamente, Marco Polo apareció en un billete de lira italiana, sucesor de lo que tanto le sorprendió en China.

El dinero que usamos hoy en todo el mundo es creado por bancos centrales y no está respaldado por mucho más que la promesa de reemplazar viejos billetes por nuevos.

Hemos pasado de la situación donde el pagaré del señor Zhang circula sin ser cobrado a la bizarra situación donde circulan los pagarés de los gobiernos a pesar de que nunca pueden ser liquidados.

Para los gobiernos el dinero fiat representa una tentación: un gobierno que tiene muchas cuentas para pagar puede simplemente imprimir más dinero.

Pero cuando hay más dinero para pagar la misma cantidad de bienes y servicios, los precios tienden a subir.

Billete de Zimbabue

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

En tiempos recientes Zimbabue ha sido el país con peor inflación del mundo, como revela este billete de 2008.

La tentación rápidamente se hizo irresistible en China.

La dinastía Song emitió demasiados jiaozi. Además, la falsificación empezó a ser un problema.

Unas décadas después de su invención, a comienzos del siglo XI, el jiaozi estaba devaluado y desacreditado, y valía apenas el 10% de su valor nominal.

A otros países les ha ido mucho peor.

Alemania Weimar y Zimbabue son dos famosos ejemplos de países que colapsaron económicamente cuando el exceso de impresión de dinero hizo que los precios ascendieran astronómicamente.

El abismal récord de hiperinflación lo tiene Hungría, donde en el año 1946 los precios se triplicaban cada día.

Si entrabas a un café en Budapest ese año te convenía pagar tu cuenta apenas llegabas más que cuando te ibas.

Estos inusuales pero atemorizantes episodios han convencido a algunos economistas radicales que el dinero fiat jamás puede ser estable.

Lingotes de oro

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Son pocos los economistas que creen que el papel dinero debería estar respaldado por oro.

Ellos anhelan un regreso a los días del oro, cuando el papel moneda tenía que ser respaldado por igual valor del metal precioso.

Pero los economistas tradicionales creen que atar el dinero a las reservas de oro es una idea terrible.

La mayoría considera que una inflación baja y predecible no es un problema, incluso puede servir como lubricante de la actividad económica.

Y aunque no siempre podremos confiar que los bancos centrales imprimirán la cantidad correcta de dinero nuevo, quizás tiene más sentido que confiar en que los mineros excavaron la cantidad correcta de oro.

La posibilidad de poder imprimir mucho dinero es especialmente útil en tiempos de crisis.

Tras la debacle financiera de 2007 la Reserva Federal de Estados Unidos volcó billones de dólares en la economía sin crear inflación.

De hecho, ni siquiera tuvo que prender las máquinas impresoras: esos billones fueron dígitos ingresados por computadoras al sistema bancario global.

Plancha de dólares

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Tras la crisis de 2007 EE.UU. ni siquiera necesitó imprimir billetes sino que usó computadoras para inyectar dinero virtual al sistema bancario.

Un Marco Polo anonadado quizás lo hubiera titulado:

«Cómo el Gran Banco Central hace que dígitos ingresados por una computadora, convertidos en algo similar a una hoja de cálculo, se usan como dinero».

La tecnología ha cambiado pero lo que sirve como dinero no deja de asombrar.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: BBC, Serie “500 cosas que hicieron a la economía moderna”. Por Tim Harford

 

El juego del calamar: 6 cosas que la serie de Netflix muestra sobre la realidad de Corea del Sur.

«El juego del calamar» (Squid Game), un drama sangriento de Corea del Sur, se ha convertido en uno de los programas más populares de Netflix.

A principios de octubre fue la serie más vista en 90 países y su éxito está dando al mundo la idea de que la nación asiática cuenta con una sociedad compleja.

Pero aparte de ser una historia con mucho suspense, con concursantes que tienen problemas económicos que participan en juegos de vida o muerte a cambio de dinero, la serie se ha ganado aplausos por su descripción de las dificultades reales que afectan a los habitantes de Corea del Sur.

La serie sigue los pasos de Parasite, la célebre película que muestra el contraste en las vidas de dos familias en Seúl.

En 2020, fue la primera producción en un idioma diferente al inglés en ganar el Oscar a la mejor película.

Parasite también se llevó otros cinco premios Oscar, incluido el de mejor director.

Es posible que muchos espectadores extranjeros no hayan estado al tanto de los problemas sociales de Corea del Sur, pero con «El juego del calamar» esto estaría cambiando.

Estos son algunos de los temas clave que se destacan en la serie.

Advertencia: este artículo revela algunos detalles de la trama de la serie.

1. Misoginia

Mujeres surcoreanas protestan contra la desigualdad de género en una marcha de 2018

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los surcoreanos no obtienen buenos puntajes en las evaluaciones de igualdad de género.

Corea del Sur ocupa un modesto puesto 102 en la lista de países con mayor igualdad de género, según la edición de 2021 de la Brecha de Género Global del Foro Económico Mundial.

«El juego del calamar» refleja esta característica cultural a través de discusiones sobre la idoneidad de las mujeres en tareas asignadas a los concursantes.

Cho Sang-woo, el banquero de inversiones, más de una vez intenta impedir que las mujeres participen en tareas grupales.

Pero el programa en sí recibió críticas por su interpretación de los roles de las mujeres.

Específicamente, se generó una polémica en torno al personaje Mi-nyeo, quien se involucra en relaciones sexuales con el gánster Deok-su para ingresar a su equipo.

El escritor y director de «El juego del calamar», Hwang Dong-hyuk, rechazó las acusaciones de misoginia hechas en las redes sociales.

En una entrevista con el diario coreano Hankook Ilbo, refutó esa sugerencia y dijo que imaginó a los personajes reaccionando «cuando se encuentran en la peor situación».

2. La difícil realidad de los desertores del norte

Sae-byok interpretada por la modelo Jung Ho-yeon (derecha), una desertora norcoreana, en una escena de "El juego del calamar".

FUENTE DE LA IMAGEN – NETFLIX

Sae-byok (derecha), una de las pocas participantes femeninas en el juego, es una desertora de Corea del Norte.

«El juego del calamar» también analiza el problema de los desertores norcoreanos.

En la serie, la concursante Sae-byok (interpretada por Jung Ho-yeon) se une al grupo con la esperanza de ganar dinero para reunir a su familia, que se separó mientras huía del régimen represivo del país vecino.

Antes de la pandemia, más de 1.000 norcoreanos buscaban refugio en Corea del Sur cada año.

Si bien Seúl cuenta con una serie de planes y beneficios de adaptación, los desertores pueden sufrir malos tratos, discriminación y sospecha por parte de los surcoreanos.

«El juego del calamar» muestra algunos aspectos de este problema, que incluye un detalle sobre el lenguaje. Como muchos otros desertores en la vida real, Sae-byok oculta su acento original norcoreano y habla en el dialecto estándar de Seúl.

Solo vuelve a su acento original en una escena cuando habla con su hermano menor que está en un orfanato.

3. Pobreza

Un hombre mayor surcoreano sentado en el barrio humilde de Guryong de Seúl con nieve en el suelo.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Más del 16% de los surcoreanos viven en la pobreza, según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Cualquiera levantaría una ceja si el tema en discusión es la pobreza en Corea del Sur.

El país asiático aparece en el puesto 23 en el ranking del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, por delante de Francia, Italia y España, por ejemplo.

Pero el personaje principal de la serie, Gi-hun, fue despedido por la compañía ficticia Dragon Motors, tiene dos negocios que no funcionaron, vive con su madre enferma y no puede darse el lujo de comprarle a su hija un regalo de cumpleaños decente.

Él personifica al trabajador fracasado que no puede salir de la pobreza.

En el Índice de Gini, que mide la distribución de la riqueza nacional, Corea del Sur obtiene mejores resultados que algunos países nórdicos e incluso Estados Unidos.

Entonces, ¿por qué la pobreza es un tema en la serie?

Bueno, podría ser porque la desigualdad está en aumento en el país asiático. El 20% de los que más ganan en Corea del Sur tiene un patrimonio neto 166 veces mayor que el del 20% más pobre.

Una persona sin hogar duerme en la acera de la ciudad de Daegu.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La falta de vivienda también es un problema que afecta a los surcoreanos más pobres.

Cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) muestran que casi el 17% de los más de 51 millones de habitantes de Corea del Sur vivían en la pobreza antes de la pandemia de la covid-19.

Las viviendas pueden ser pequeñas en forma de cubículos llamados Goshitels y Goshiwon, algunos de apenas 2 metros de ancho. Varias generaciones de una familia pueden vivir juntas en estos apartamentos.

Pero incluso aquellos con mayores recursos económicos tienen problemas: la deuda de los hogares en Corea del Sur ahora vale más que el Producto Interno Bruto (PIB) del país, el nivel más alto de toda Asia.

4. Explotación de migrantes

Una trabajadora migrante tailandesa rodeada de plantas de tabaco en una granja de Corea del Sur

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Si bien las autoridades surcoreanas han aprobado leyes de protección laboral en las últimas dos décadas, las condiciones aún pueden ser nefastas para los trabajadores migrantes, según grupos de derechos humanos.

Uno de los personajes más entrañables de «El juego del calamar» es Ali, un inmigrante paquistaní que trabaja en una fábrica y que se une a los concursantes después de que su jefe surcoreano le retuviera su salario durante meses, lo que le obliga a abandonar a su esposa y su bebé.

Los paquistaníes no son el grupo de inmigrantes más grandes de Corea del Sur, pero la historia de fondo de Ali destaca una rutina de trabajo duro y de explotación que algunos trabajadores extranjeros pueden experimentar en el país.

Si bien Corea del Sur cuenta con leyes de protección laboral aprobadas en las últimas dos décadas, las condiciones aún pueden ser nefastas para los trabajadores migrantes, según grupos de derechos humanos.

5. Amiguismo corporativo y político

Park Geun-hye (izquierda) llega para una audiencia en un tribunal de Seúl en 2016.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Park Geun-hye, la primera mujer presidenta de Corea del Sur, fue destituida y encarcelada en 2016 por su participación en un escándalo de corrupción.

Uno de los personajes principales de la serie es Cho Sang-woo, un banquero de inversiones que se une al juego después de ser acusado de malversar fondos de la empresa para la que trabajaba.

En los últimos años, Corea del Sur se ha visto sacudida por escándalos que involucran a su élite empresarial y política, incluida una investigación de corrupción que en 2016 derrocó a su primera presidenta, Park Geun-hye.

6. Una relación complicada con China

Fila fuera de un comercio ambientado en "El juego del calamar" en Shanghái.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«El juego del calamar» es tan popular en China que ha generado negocios temáticos como este comercio de Shanghái que vende dulces inspirados en la serie.

«El juego del calamar» hace una única referencia a China, que es el principal aliado de Corea del Norte: la madre de Sae-byok es detenida mientras intentaba llegar a Corea del Sur a través de China continental.

Fuera de la pantalla, la serie se convirtió en otro ejemplo de las tensiones entre Seúl y Pekín. Los medios chinos informaron que los uniformes verdes usados por los concursantes del juego son similares a los trajes en la película china de 2019 «Teacher, Like».

Eso dio lugar a encendidas discusiones en las redes sociales, pero hizo poco para afectar el éxito de «El juego del calamar» en el país.

A pesar de que Netflix está bloqueado en China y no hay distribución oficial, el programa está disponible a través de servicios de transmisión ilegal.

Recibió la crítica de casi 300.000 personas en Douban, la plataforma de reseñas de libros y películas más grande de China, con una respetable puntuación de 7,6 sobre 10.

Irónicamente, sitios de comercio electrónico también ofrecen productos relacionados con «El juego del calamar», incluidos los trajes verdes. En Shanghái, incluso hay tiendas que venden dalgona, un dulce coreano que aparece en un episodio.

Seong Gi-hun, uno de los personajes principales de "El juego del calamar", sostiene una dalgona.

FUENTE DE LA IMAGEN – NETFLIX

Seong Gi-hun, uno de los personajes principales de «El juego del calamar», sostiene una dalgona.

Los concursantes tienen que tallar formas en relieve en trozos de caramelo quebradizo, hecho con bicarbonato de sodio y azúcar.

También hay un «desafío de dulces dalgona» que se extiende a través de videos en TikTok, donde los fanáticos recrean el placer mortal del programa.

«El juego del calamar» puede haber creado una imagen negativa sobre un alimento tan inocuo, pero la popularidad de la serie destaca lo que parece ser una creciente fascinación mundial por la cultura coreana.

Imagen de portada: Gentileza de

FUENTE RESPONSABLE. BBC por Fernando Duarte

Sociedad y Cultura/Netflix/Corea del Sur

Espectáculos/China/Corea del Norte.