En qué consiste el problema de las colegialas de Kirkman que por 172 años ha seducido a los matemáticos.

Imagina que el aumento de sueldo que llevas años esperando depende de que hagas una sola cosa.

Tu jefa está organizando un congreso y ha confirmado a siete grandes expertos para que debatan entre sí en mesas redondas y te pide que cada una tenga únicamente tres panelistas.

Hasta ahora todo bien ¿no? ¿Ya estás visualizando tu cuenta bancaria?

Pero hay un detalle que descubres cuando hablas con cada panelista: además de ser los mejores en sus campos, no se llevan nada bien entre sí y cada uno, a su manera, te pone una condición:

«Puedo participar en las mesas que necesiten, pero solo quiero coincidir con cada uno de los otros seis invitados una sola vez, ni una más, pero ni una menos».

¡No te estreses!

Lo que te está pidiendo tu jefa es muy parecido a lo que se planteó el matemático británico Thomas Kirkman en 1850 y que se conoce como el problema de las colegialas.

Aquí, con la guía de Raúl Ibáñez, profesor de matemáticas en la Universidad del País Vasco, te contamos de qué se trata.

«El problema de las estudiantes lleva fascinando mucho tiempo. Parece un rompecabezas, un acertijo, pero detrás tiene aspectos muy profundos», indica el divulgador científico y autor de varios artículos y libros sobre matemáticas.

De hecho, en uno de ellos, le dedicó un capítulo entero a este problema.

«Pareciera fácil, pero es muy complicado en sí mismo y la resolución no siempre es sencilla».

Teoría de grupos

Kirkman nació en Manchester, Inglaterra, en 1806.

Aunque su maestro en la escuela vio su potencial para ser aceptado en la Universidad de Cambridge, su padre tenía otros planes.

Ilustración del histórico Trinity College en Dublín

FUENTE DE LA IMAGEN – UNIVERSAL IMAGES GROUP VIA GETTY IMAGES. Esta ilustración del histórico Trinity College en Dublín, Irlanda, apareció en la revista The Illustrated London News en 1873.

«Thomas se vio obligado a dejar la escuela a la edad de 14 años» y se fue a trabajar en la oficina de su papá», cuentan en una breve biografía los profesores John Joshep O’Connor y Edmund Frederick Robertson, de la Universidad St. Andrews, en Reino Unido.

«Después de nueve años trabajando en la oficina, Thomas fue en contra de los deseos de su padre e ingresó al Trinity College de Dublín para estudiar matemáticas, filosofía, clásicos y ciencias para una licenciatura».

En 1835, Kirkman regresó a Inglaterra y cuatro años después, se hizo vicario de una parroquia de la Iglesia de Inglaterra, posición que desempeñó por 52 años. Se casó y tuvo tres hijos.

Como indicó Robin Wilson, profesor emérito de matemáticas puras de la Open University, de Reino Unido, en el artículo The Early History of Block Designs (La historia temprana de los diseños de bloques), los deberes parroquiales de Kirkman «ocupaban poco de su tiempo».

Así que el reverendo «concentraba mucho esfuerzo en sus investigaciones matemáticas, especialmente en temas algebraicos y combinatorios».

Sistemas de triples

En 1846, presentó su primer artículo, que tituló: On a problem in combinations (Sobre un problema de combinaciones) y que salió publicado en 1847 en la revista Cambridge and Dublin Mathematical Journal.

Se le considera un texto pionero porque resolvió el problema de los «triples de Steiner», varios años antes de que el mismo Jakob Steiner, considerado uno de los geómetras más destacados del siglo XIX, lo propusiera.

Jakob Steiner

FUENTE DE LA IMAGEN – UNIVERSAL IMAGES GROUP VIA GETTY IMAGES. El matemático suizo Jakob Steiner nació en 1796 y murió en 1863.

«Aunque estos triples deberían haberse llamado, quizás, de Kirkman, ya que él los publicó primero», dice Ibañez.

A lo largo de su carrera, el matemático ahondó sobre la teoría de grupos e hizo importantes contribuciones a la combinatoria.

Matemáticas recreativas

Kirkman publicó el problema de las colegialas en The Lady’s and Gentleman’s Diary, revista dedicada a cuestiones matemáticas, acertijos y poesía.

Arthur Cayley

FUENTE DE LA IMAGEN – SSPL/GETTY IMAGES. El matemático inglés Arthur Cayley es considerado el líder de la escuela británica de matemáticas puras que emergió en el siglo XIX.

Se trató de un juego de ingenio, una recreación matemática, que propuso así:

«Quince jóvenes estudiantes salen de paseo todos los días de la semana, de lunes a domingo, de forma ordenada, formando cinco filas de tres estudiantes cada una, ¿cómo organizarlas todos los días de la semana para que ningún par de alumnas compartan fila más de un día?»

El planteamiento llamó la atención de varios reconocidos matemáticos, entre ellos el británico Arthur Cayley, quien publicó rápidamente una solución.

Kirkman también presentaría una y, a partir de entonces, vendrían más resoluciones.

El problema de las colegialas se le ocurrió precisamente cuando escribía su artículo sobre los sistemas triples.

«Tenemos n elementos, 1, 2, 3 hasta n, y la idea era crear colecciones de tres números de este conjunto, que se llaman bloques, de forma que cada par de elementos aparezca exactamente en un trío», explica Ibáñez.

Lo que Kirkman con su problema nos está pidiendo es que para 15 personas o elementos, desarrollemos un sistema de triples, separados en siete grupos (uno para cada día de la semana), de manera que en cada uno de ellos estén todas las estudiantes, o elementos.

Los cuadrados de ‘room’

Cayley es considerado uno de los fundadores de la escuela británica de matemáticas puras, que surgió en el siglo XIX.

En 1850, decidió prestarle atención a las 15 colegialas y llegó a una solución a través de lo que se conoce como los cuadrados de room.

En un cuadrado de room, explica el docente, tenemos n+1 símbolos.

Imagina 8 números, desde el 1 hasta el 8.

Como escogimos 8 símbolos, hacemos una tabla 7 x 7: siete filas y siete columnas.

Pero, tienes que cumplir con tres condiciones para hacerlo:

  • Cada casilla o está vacía o tiene una pareja de números. Por ejemplo, una casilla puede tener el 35, otra puede tener el 86, otra el 13 o no tener nada.
  • Cada símbolo aparece una sola vez en cada fila y en cada columna. Por ejemplo, si vemos una fila, el 1 aparecerá en alguna de las casillas, el 2 en otra, y así hasta 8, y en las columnas lo mismo, pero aparecerán formando una pareja de número.
  • Cada pareja no ordenada de símbolos aparece en una sola entrada. Por ejemplo, la pareja 12 aparece una sola vez en toda la tabla, la 13 una vez, así hasta el final, hasta la pareja 78.

Un ejemplo sería:

Cuadro de room

FUENTE DE LA IMAGEN – CORTESÍA: RAÚL IBÁÑEZ

Lo que hizo Cayley fue utilizar este tipo de cuadrado de room y combinarlo con los sistemas de triples, que ya estaba estudiando Kirkman, para llegar a una solución al problema de las colegialas.

Cayley distribuyó las 15 alumnas de la siguiente manera: a las 7 primeras las denominó con letras, de la «a» a la «g», y las otras 8 con números, del 1 al 8.

Los números son para hacer un cuadrado de room, como el de arriba, y las letras las utilizó para hacer sistemas triples de orden siete, como este:

FUENTE DE LA IMAGEN – CORTESÍA: RAÚL IBÁÑEZ

Esos triples los ponemos a la izquierda del cuadrado de room y quedaría así:

Cuadrado de room con números y letras

FUENTE DE LA IMAGEN – CORTESÍA: RAÚL IBÁÑEZ

¡Una solución!

A partir de esa estructura, sale una solución.

Traduzcamos ese cuadro a las 15 colegialas y los siete días que salen de paseo.

Pero primero, pongámosle nombres a las letras y a los números de la tabla Cayley:

  • a=Ana
  • b=Bea
  • c=Carol
  • d=Diana
  • e=Emma
  • f=Fanny
  • g=Gina
  • 1=María
  • 2=Katy
  • 3=Yeny
  • 4=Lola
  • 5=Sofía
  • 6=Gabi
  • 7=Pili
  • 8=Yoli

La solución viene por el cuadrado de letras y números de más arriba.

Cada fila, en el mismo, nos da los grupos de tres estudiantes de cada uno de los siete días de la semana.

Así el lunes es abc, d35, e17, f82, g64. La solución, con nuestras estudiantes, sería entonces:

El arte de la combinatoria

Tanto el reverendo Kirkman como Cayley «sabían que había algo profundo detrás de ese problema, por eso se dedicaron a él», dice Ibáñez.

Ilustración con un rostro, un bombillo, diferentes elementos de ciencias

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

«La combinatoria es el arte de seleccionar, u ordenar, los elementos de un cierto conjunto» y eso es precisamente lo que Cayley nos muestra con su solución: el problema de las colegialas es uno de organización.

«Las estudiantes y cómo se agrupan para asistir al colegio cada día son una metáfora de una estructura matemática, de hecho, combinatoria, que puede ser utilizada en muchos otros aspectos de nuestra vida».

«Este es el motivo por el cual las matemáticas son abstractas, para que sean herramientas que puedan ser utilizadas en contextos muy diferentes, como física, biología, química o medicina».

De acuerdo con el experto, las matemáticas que intervienen en el problema de las colegialas son parte de toda una rama que es fundamental en teoría de códigos y criptografía, planificación, geometría, diseño de experimentos estadísticos, teoría de la computación, redes de la comunicación.

«Todo esto que surge del intento de resolver un problema de ingenio, acabó convirtiéndose en dos teorías matemáticas: los sistemas triples de Steiner y la teoría de diseños de bloques, ambas con muchas aplicaciones prácticas».

Y es que las matemáticas «no se contentan» con solucionar un problema.

«En ocasiones, como en este caso, también miran a ver de cuántas formas distintas se puede resolver. Y para el problema de las estudiantes de Kirkman se demostró, a principios del siglo XX, que había 80 soluciones distintas».

El problema que da para más

Las colegialas también dieron pie a que surgieran nuevos problemas.

Martin Gardner

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Martin Gardner, considerado un maestro de las matemáticas recreacionales, popularizó el problema de los 9 prisioneros, que ideó Henry Ernest Dudeney con la esencia de las colegialas de Kirkman.

«Otra práctica habitual en la ciencia de Pitágoras es plantear el problema de forma más general. Así se propuso el problema de las estudiantes para grupos con otras cantidades de estudiantes.

La resolución para todos los casos no llegó hasta 1968 cuando Ray-Chaudhuri y R. M. Wilson publicaron la «solución completa al caso general».

Aún así, el problema sigue muy abierto porque los sistemas triples de Steiner o, en forma más general, el diseño de bloques son una rama de las matemáticas «muy activa».

«Un problema de ingenio como este que era, a priori, una cuestión pequeña, se ha convertido en una teoría con cientos de problemas abiertos, investigaciones, artículos, libros».

Al intentar resolverlo, muchos matemáticos han utilizado y desarrollado técnicas diferentes.

Por ejemplo, el matemático estadounidense Martin Gardner publicó en Scientific American una solución geométrica al problema de las estudiantes: un círculo que -con números y triángulos sobre él- ofrece una respuesta distinta con solo rotarlo.

Volviendo al problema que te podría dar el anhelado aumento de sueldo, la respuesta es que a cada uno de tus invitados le asignes un número y crees un sistema de triples, lo cual te llevará, por ejemplo, a siete mesas:

Mesas

FUENTE DE LA IMAGEN – CORTESÍA: RAÚL IBÁÑEZ

Y si le quieres agradecer a alguien por tu merecido aumento, sin duda la persona es Kirkman y, claro, el profesor Ibáñez.

*Gráficos: Manuella Bonomi y Ana Lucía González

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Margarita Rodriguez* BBC News Mundo. 19 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Ciencia.

 

 

 

 

Qué no decirle a una persona diagnosticada con cáncer y otros consejos de una sobreviviente de dos variantes simultáneas de la enfermedad.

Recibir un diagnóstico de cáncer es difícil. Nadie sabe realmente cómo va a reaccionar ante la noticia y el tratamiento subsiguiente es un camino largo y lleno de incertidumbres. La situación también es complicada para familiares y amigos: ¿qué hacer o qué decir cuando te enteras de que un ser querido tiene esta devastadora enfermedad?

En un libro recientemente publicado, una paciente relata en detalle su propia historia en forma directa, clara y hasta humorística, ofreciendo una serie de consejos con los que espera fomentar un mejor entendimiento entre todos los que entran en contacto con el cáncer.

En enero de 2012, Sarah McDonald, una alta jefa de personal en Silicon Valley, fue diagnosticada con una poco común forma de cáncer llamada carcinoma adenoide quístico -básicamente cáncer de las glándulas salivales-. La enfermedad es tan rara que el médico que la diagnosticó le confesó su ignorancia al respecto.

No se había repuesto del impacto, cuando en marzo del mismo año tuvo un segundo diagnóstico: esta vez de carcinoma ductal invasivo, mejor conocido como cáncer de mama. Se encontraba en la etapa 3, lo que significaba que la enfermedad se había diseminado más allá del tumor.

A los 44 años de edad, Sarah había estado en terapia de fertilidad porque quería tener hijos, pero ahora enfrentaba un largo, doloroso y doble tratamiento de cáncer que implicaba sesiones tanto de radiación como de quimioterapia. Sus perspectivas de supervivencia no eran muy buenas.

Sin embargo, con la misma energía, determinación y organización que usaba en su exigente trabajo, Sarah coordinó a sus médicos, se zambulló en los tratamientos más agresivos -incluyendo los alternativos- y planeó en detalle cómo sacarle lo mejor a lo poco que pensaba que le quedaba de vida.

Diez años más tarde, Sarah McDonald no manifiesta evidencia de la enfermedad, tiene una hija de 6 años y acaba de escribir un libro sobre sus experiencias, The Cancer Channel, que espera pueda servir como una guía no solo para las personas que son diagnosticadas con cáncer, sino para su círculo más cercano.

«Quise describir la montaña rusa que es el cáncer», le contó Sarah a BBC News Mundo. «Describir los muy intensos momentos de desesperación al recibir el diagnóstico».

El libro Cancer Channel de Sarah McDonald

FUENTE DE LA IMAGEN – SARAH MCDONALD. En el libro, Sarah comparte sus experiencias y ofrece una serie de recomendaciones para las personas diagnosticadas con cáncer y su círculo de familiares y amigos.

El cáncer produce un profundo sentido de soledad, dice, y quiere que los pacientes que lean el libro «se sientan menos solos, más reconocidos, que hay otras personas que se sienten así».

También busca darle una perspectiva a las personas que tienen un ser querido con cáncer. Cómo relacionarse con ellos, qué hacer por ellos, qué decir y, más importante, qué no decirle a un paciente con la enfermedad.

Pero además de abordar el terror del diagnóstico y la consecuente incertidumbre, sus observaciones también incluyen «los momentos ridículos, graciosos y hasta indignos por los que se pasa», expresó.

«Es difícil no verle el humor de estar sentada en el sótano de un centro médico, con el pecho desnudo, mientras dos doctores te inyectan en el pezón una sustancia radiactiva», explicó.

«Cuando estás en el momento, se siente horroroso, pero con un poco de tiempo y espacio puedes encontrar el humor. Es increíble, pero es la absoluta verdad».

Sarah McDonald recibiendo tratamiento de radiación

FUENTE DE LA IMAGEN – SARAH MCDONALD

«Una historia loca»

Uno de los consejos que Sarah resalta en su conversación con BBC Mundo, citando su propia experiencia, es no dejar absolutamente todo en manos de los médicos.

La primera vez que sintió un bulto en la base de la boca, fue al dentista porque pensaba que se trataba de una infección. El odontólogo le explicó que podría ser una gama de condiciones, la más grave una forma rara de cáncer que se apresuró a descartar.

Después de consultar con varios especialistas y de someterse a una resonancia magnética y una biopsia, el diagnóstico fue, en efecto, carcinoma adenoide quístico, un cáncer de las glándulas salivares.

Cuando le preguntó al doctor que le explicara más, este le dijo: «Realmente no sé. Lo he estado googleando, pero tú eres un chica lista, tú lo resolverás».

En su caso, ella tuvo que investigar por sí sola, pero por ser una enfermedad tan rara, no había mucha información al respecto, ni siquiera sobre la expectativa de vida. «Fue un momento muy oscuro», dice.

Ahí no terminó todo. Seis meses antes, había sentido un bulto en el seno que, tras una mamografía y un par de biopsias, le dijeron que probablemente solo era un quiste. Pero, ahora, teniendo en cuenta su anterior diagnóstico de cáncer de glándula salivar, pensó que tal vez era un carcinoma metastásico.

Los médicos le aseguraron que así no se comportaba ese cáncer, que si hacía metástasis era más posible que fuera en los pulmones o el cerebro y, además, eso no se veía mucho en alguien tan joven. Sin embargo, le dijeron que podían realizar más pruebas «si eso la hacía sentir mejor».

Así lo hizo y resultó ser cáncer de mama, etapa 3.

«En ambos casos, fui yo quien descubrió los bultos y en ambos casos yo era la que presionó a los doctores para que me hicieran las pruebas que determinaron lo que era», comenta.

Sarah McDonald

FUENTE DE LA IMAGEN – SARAH MCDONALD. Sarah tuvo que presionar a sus médicos para lograr los diagnósticos precisos e investigar a fondo la naturaleza de sus cánceres.

Ambos diagnósticos la dejaron entumecida, sintiéndose sola, entrando en pánico, pensando que no llegaría al final de ese año.

Una vez se repuso del shock y aceptó su suerte, pensó: «Si solo tengo un año de vida, ¿cómo lo quiero vivir?, ¿cómo puedo morir de la manera más digna?»

Se lanzó a leer todo lo que pudo sobre la enfermedad incluyendo los complejos textos en la biblioteca de la Universidad de Stanford, California.

Decidió con sus médicos seguir los métodos más agresivos que ofrecía la medicina occidental, lo que incluyó tratamientos simultáneos de radiación para el cáncer de glándula salivar y quimioterapia para el cáncer del seno.

Puso en práctica sus habilidades administrativas para coordinar los diferentes grupos de médicos que trataban ambos cánceres y que un tratamiento no interfiriera o anulara al otro.

Curiosamente, su oncóloga de cáncer de mama le comentó que no había mejor momento para tener esa enfermedad gracias a la cantidad de dinero que se ha vertido en la investigación y todos los nuevos tratamientos que hay.

Pero con el cáncer de glándula salivar la situación es diferente. No hay muchos datos sobre las tasas de supervivencia. Lo único que se sabe por ahora es que es incurable, señaló Sarah.

Fueron nueve meses de tratamientos con efectos devastadores. Cuando la quimioterapia se administra al mismo tiempo que la radiación, esta última se intensifica. «Como consecuencia, mi boca era un lugar muy tóxico», explica Sarah. «Conté hasta 21 llagas en mi boca, sentía como si estuviera quemada».

Sarah McDonald

FUENTE DE LA IMAGEN – SARAH MCDONALD. Los efectos del tratamiento de radiación se intensifican si tambien se está recibiendo quimioterapia.

Hubo un período de tres semanas en las que no podía pasar bocado y la quimio también la podía dejar exhausta.

«Una historia loca», es como lo resume. «Estaba pasando por tratamientos de fertilidad, recibí dos diagnósticos de cáncer, el cáncer de mi padre regresó, tuvimos tratamientos simultáneos, yo sobreviví, él no. Esa es mis historia».

Aunque en su libro describe en detalle todas estas sensaciones, dolencias y complicaciones, también las salpica con anécdotas graciosas y da recomendaciones prácticas de como sobrellevar momentos complicados o embarazosos.

Unos ejemplos son en torno a la caída del cabello, algo común con los pacientes que reciben quimioterapia.

Sarah comenta sobre las miradas de los otros al ver a una mujer completamente calva, sin cejas ni pestañas. Recomienda cubrirse la cabeza con pañoletas de lana, «las pañoletas de seda se deslizan».

También revela, con cierta gracia, que la quimioterapia te deja la cara reluciente. «Es uno de los mejores defoliantes de piel. [El proceso] también mata las células de la piel y estas van cambiando rápidamente».

Sarah McDonald antes de cortarse el pelo

FUENTE DE LA IMAGEN – SARAH MCDONALD. La caída gradual del cabello es una de las consecuencias de la quimioterapia. Aquí Sarah se prepara para que le rapen la cabeza cuando su alopecia se vuelve muy evidente.

Línea

Algunas recomendaciones de Sarah para los pacientes diagnosticados con cáncer.

  • Nadie está preparado para el cáncer, ni nadie en tu entorno. Prepárate para las diferentes reacciones de parte de ellos. Algunos tendrán palabras o acciones hermosas, otros se alejarán porque estarán aterrorizados con tu diagnóstico, pero eso no es responsabilidad tuya.
  • Infórmate lo más que puedas sobre tu cáncer antes de comunicarles la noticia a familia, amigos y colegas, así podrás contestar mejor todas las preguntas que te van a llover.
  • Dile adiós a las manicuras, pedicuras y jacuzzis. Son posibles fuentes de infección. Los pacientes en quimioterapia tienen el sistema inmune debilitado por lo que le es más difícil combatir un virus o bacteria potencial.
  • Piensa dos veces antes de prepararle la comida a otra persona. Los pacientes en quimioterapia pueden perder el gusto y reportan tener un sabor metálico en la boca. Suelen echarle demasiada sal a sus platos.
Línea

«Calla y escucha»

Sarah también mezcló sus tratamientos médicos con otras terapias alternativas, como yoga y meditación, lo que le ayudó con el estrés mental, a estar más calmada, recuperar energías y fortalecer su voluntad para seguir adelante.

Tomó un licencia de un año de su exigente trabajo para conocer mejor su ciudad, San Francisco, y sus alrededores y aprovechar todo lo que ofrecía, como los museos, las galerías, los conciertos y las caminatas al aire libre por las playas, bosques y montañas.

A pesar de que debía conducir una larga distancia para ir a sus tratamientos, se metió a un gimnasio, hizo pesas y salía a correr. Administró su tiempo cuidadosamente para estar con su esposo y no olvidarse de incluir poder tomar un café con alguna amistad.

El contacto con lo que llama su «círculo cercano» es algo que también aborda en su libro, porque el cáncer es una enfermedad que no solo afecta a quien lo sufre, sino a sus parientes y amigos.

Sarah McDonald caminando por San Francisco con su esposo

FUENTE DE LA IMAGEN – SARAH MCDONALD. Sarah se dedicó a conocer más a su ciudad, San Francisco, y a tomar largas caminatas.

«Una de las cosas que los amigos hacen con la mejor intención es preguntar ‘¿Qué puedo hacer por ti?'», indica Sarah. «Pero para una persona con cáncer eso es como decirle ‘dame una tarea’ y uno piensa ‘¡Dios mío, además de todas mis cosas que tengo que administrar, ahora tengo que administrar a otra persona!’. Eso te puede abrumar».

Sugiere, en cambio, que la persona proponga directamente lo que se ofrece a hacer: «Me gustaría pasar a dejarte un helado» o «Quiero sacar a tu perro a caminar», «¿te queda bien a las 2 pm?»

Toda esa comunicación se hace más fácil gracias a internet. Sarah recomienda usar los sitios online para pacientes donde pueden publicar blogs adelantando cómo van los tratamientos o cómo está su agenda, así los interesados pueden leer y ya estar informados de cómo pueden ayudar.

Es perfectamente normal que alguien tenga curiosidad por el estado de una amistad o pariente con cáncer, pero algunas veces sus preguntas pueden ser desatinadas.

«‘¿Cuánto de te queda de vida?’ definitivamente no es algo que quieras oír a pesar de que es en lo que piensas mucho y es la realidad», dice Sarah.

«Tal vez, lo mejor que puedes hacer es callar y escuchar. Así aprenderás qué temas abordar, inclusive los más sensibles, cuándo abordarlos y qué hacer».

Sarah abrió un sitio internet (thecancerchannelbook.com) donde publica sus listas de qué hacer y qué decir para pacientes y sus allegados.

Línea

Cosas que no le debes decir a alguien con cáncer

  • «Déjame saber qué puedo hacer por ti». Eso es injusto porque la persona con cáncer ya tiene mucho con qué lidiar y ahora tendrá que buscar una tarea que puedas cumplir.
  • «Nunca podría pasar por lo que tú estás pasando». Puede sonar como un cumplido, pero nadie escoge tener cáncer ni se vuelve un héroe al tenerlo, simplemente hace lo mejor que puede para mantenerse con vida y tú también lo harías.
  • «Me encanta tu actitud». En realidad me da ira tener cáncer, pero temo que si expreso cómo me siento los que me rodean no se van a sentir muy bien conmigo. Así que pretendo tener una buena actitud.
  • «Tengo una tía que tuvo cáncer». Todos los cánceres son diferentes y sus tratamientos y protocolos cambian día a día. La experiencia de tu tía va a ser muy diferente a la mía.
Línea

El libro The Cancer Channel surgió del impulso de querer describir su experiencia, con altibajos emocionales y físicos, para que otras personas recién diagnosticadas se pudieran identificar, no sentirse tan solas y lo que pueden esperar.

Los médicos pueden hablar desde el punto de vista científico, el tratamiento, los medicamentos y demás, pero Sarah quería compartir su historia desde el día a día, las cosas prácticas, las curiosidades y ridiculeces «como si le estuviera explicando a mi mejor amiga qué esperar si estuviera pasando por lo mismo que yo pasé».

Cuando estaba en pleno tratamiento y había perdido el pelo y tenía que dibujar sus cejas a lápiz, Sarah cuenta que una mujer se le acercó en una tienda. «Me dijo, ‘hace cinco años salí del tratamiento y solo quería hacerle ver que aquí estoy, con vida, y que hay algo que le espera al otro lado'».

«Fue increíble escuchar a alguien que ha tenido cáncer y que me dejara saber que no tiene necesariamente que ser una sentencia de muerte. Se lo agradecí tanto», dijo Sarah.

Diez años después de su doble diagnóstico, se encuentra en un estado al que refieren como «ninguna evidencia de la enfermedad».

Sarah McDonald con su hija y esposo

FUENTE DE LA IMAGEN – SARAH MCDONALD. Sarah suspendió su tratamiento de fármacos inhibidores de hormonas para poder quedar embarazada y dar a luz a su hija, Rory.

Naturalmente, tiene que estar monitoreando continuamente su estado, particularmente el del cáncer de glándula salivar, y seguir tomando medicamentos.

Sin embargo, unos años después de terminar la radiación y quimioterapia y de empezar con el tratamiento de fármacos inhibidores de hormonas, Sarah contemplaba tener un hijo mediante una madre subrogada. Pero se enteró de que un estudio en Europa hablaba de mujeres que habían interrumpido sus fármacos, logrado quedar embarazadas y, luego de dar a luz, regresar al régimen farmacológico.

¿En el tiempo que te queda, en tu corta pero preciosa vida, qué quieres hacer?'», se preguntó. La respuesta le llegó en la forma de su hija Rory, que ahora tiene 6 años.

«Después de un diagnóstico de cáncer todo se reduce a una sola cosa: vivir. El resto es ruido», afirma.

«Priorizo mi hija, mi esposo, mis amistades por encima de todo. Al final la medida se toma por cómo hemos amado y a quienes hemos amado».

Imagen de portada:SARA MCDONALD. Sarah McDonald fue diagnosticada con dos cánceres simultáneos y se sometió a tratamientos de nueve meses para ambos.

FUENTE RESPONSABLE: William Márquez. BBC News Mundo. 17 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Ciencia/Salud/Salud de la Mujer/Cáncer.

 

 

 

 

Quién es el niño genio que tiene un coeficiente intelectual superior al de Stephen Hawking y Albert Einstein.

Con sólo 11 años superó a las personas más inteligentes de la historia.

Luego de realizar un famoso test que mide el IQ de las personas, un niño británico llamado  Yusuf Shah, de 11 años, logró superar las marcas de Albert Einstein y Stephen Hawking.

El niño obtuvo como resultado una puntuación de coeficiente intelectual de 162 en la prueba Mensa, mientras que Hawking había obtenido una marca de 160. Po su parte, Einstein, quien no hizo la prueba oficialmente, rondaba la misma puntuación. “Todos en la escuela piensan que soy muy inteligente y siempre quise saber si pasaría esta prueba“, dijo el niño después de conocer los resultados.

Shah manifestó que quiere estudiar matemáticas en Cambridge u Oxford, y afirma que le encanta realizar cualquier actividad que estimule su cerebro.

Algunos de sus hobbies favoritos son los sudokus o resolver cubos de Rubik.

¿De qué se trata el test de Mensa?

Los tests de Mensa son pruebas estandarizadas de medición de inteligencia realizadas por Mensa, una empresa fundada en Oxford, Gran Bretaña, en 1946, con el objetivo de identificar y conectar a personas con un cociente de inteligencia muy alto. 

Ser miembro está al alcance de personas que hayan obtenido una puntuación dentro del 2% superior de la población general en un test de inteligencia debidamente administrado y supervisado. 

En la actualidad, existen aproximadamente 200 grupos formados por miembros que comparten los mismos intereses intelectuales. Los hay más o menos esperados: ciencia, aeronáutica, economía, y otros sorprendentes: poker, rock duro, buceo, espiritualidad. Se admiten socios a partir de los 14 años de edad.

Imagen de portada: Yusuf Shah

FUENTE RESPONSABLE: La Gaceta. 15 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Ciencia/Coeficiente Intelectual/Albert Einstein/ Stephen Hawking

 

 

 

La «herejía de Kepler»: las matemáticas que llevaron a cuestionar a Dios como arquitecto del universo.

La misión de Johannes Kepler, matemático, astrónomo, astrólogo al servicio del emperador Rodolfo II de Habsburgo, era desvelar las leyes que sirvieron al Creador para dar forma al universo.

Pero Kepler se enfrentó al juicio de una incongruencia, una pieza que no encaja con la lógica y que cuestionaba la omnipotencia de Dios.

Esa incongruencia es la figura geométrica del heptágono.

Euclides renunció a ella por su extravagante naturaleza, y que Kepler aseveró: «No ha podido ser construida conscientemente por una mente».

«La Geometría es uno de los eternos reflejos de la mente de Dios», escribía Johannes Kepler en Mysterium Cosmigraphicum (1659)

«Yo me propongo demostrar que Dios, al crear el universo y al establecer el orden del cosmos, tuvo ante sus ojos los cinco sólidos regulares de la geometría conocidos desde los días de Pitágoras y Platón, y que Él ha fijado de acuerdo con sus dimensiones el número de los astros, sus proporciones y las relaciones de sus movimientos».

Pintura de dios

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES ¿Creó Dios el universo?

El esqueleto del universo según Kepler

Según Kepler, el Cosmos estaba ordenado dentro de una gran esfera y había sido construido con la expansión de los poliedros regulares.

Sólo existen cinco poliedros regulares: tetraedro, cubo, octaedro, dodecaedro e icosaedro.

Dentro de la órbita o esfera de Saturno, Kepler inscribió un cubo; y dentro de este la esfera de Júpiter circunscrita a un tetraedro.

Sobre el tetraedro situó la esfera de Marte.

Entre las esferas de Marte y la Tierra encajaba el dodecaedro.

Entre la Tierra y Venus el icosaedro; entre Venus y Mercurio el octaedro.

Y en el centro de todo el sistema, el astro rey, el Sol.

Kepler había construido el esqueleto de la Armonía de las esferas ensamblando poliedros.

El cosmos de Kepler

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES Y SCIENCE PHOTO LIBRARY. El modelo de Kepler del Sistema Solar, partiendo como base de los sólidos platónicos.

El heptágono no encajaba

Para dar forma a la Armonía de las esferas, Kepler despliega en su obra Harmonices mundi el desarrollo geométrico de los polígonos, y entre ellos el heptágono, una singularidad que rompía la armonía.

En su obra, Kepler afirma que esta figura no ha podido ser construida conscientemente, y tampoco es posible darle forma con los métodos utilizados por Durero, Cardano, Clavio o Bürgi.

Kepler duda si verdaderamente lo pudieron hacer, o si lo lograron de manera fortuita.

Kepler basaba su argumentación científica en la imposibilidad geométrica de la construcción del heptágono con escuadra y compás.

La construcción de esta figura tampoco se explica en los Elementos de Euclides, ni en el Almagesto de Ptolomeo.

Puente de San Carlos

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Al caerle los copos de nieve sobre el puente de Carlos en Praga, Kepler tuvo su «momento eureka» particular.

Kepler llegó a afirmar que la máquina celeste no fue creada como un «animal divino, sino como un reloj regido por una fuerza que puede expresarse matemáticamente».

El Dios Geómetra, de gran popularidad en la Edad Media, estaba siendo cuestionado.

Las órbitas elípticas de los planetas

En el ilusionismo del movimiento circular de los planetas había más cosas que no encajaban.

Kepler no podía explicar matemáticamente por qué a principios de noviembre el atardecer del día cae rápidamente y el amanecer se adelanta velozmente a medianos de febrero.

Convencido de que todo el cosmos y sus circunstancias podían explicarse con matemáticas, encontró cómo resolver el enigma.

Johannes Kepler

FUENTE DE LA IMAGEN – SCIENCE PHOTO LIBRARY. Hijo de un mercenario y una madre acusada de ser bruja, Kepler miró al cielo y descubrió que el Sol estaba en el centro del Sistema Solar.

Tras estudiar durante cinco años las observaciones exhaustivas y meticulosas de los planetas hechas por Tycho Brahe, tratando de ajustar el viaje de Marte a varias curvas, en 1609 publicó las dos primeras de sus tres leyes del movimiento planetario.

La primera ley establece: «La órbita de todos los planetas es una elipse con el Sol en uno de sus focos».

Aquel hallazgo fue fundamental para la comprensión del universo.

Sin embargo, también suponía zozobra en los intereses de Kepler.

¡Cómo era posible que el creador eligiera una elipse, y no un círculo perfecto!

En la mente de Kepler nunca hubo intención de cuestionar al divino Arquitecto del cosmos.

Sin embargo, al otro lado del mundo, en Filipinas, un misionero dominico estudió al detalle la obra de Kepler y señaló la herejía: la opinión que Kepler había manifestado sobre el heptágono cuestionaba al Creador.

Kepler-90

FUENTE DE LA IMAGEN – NASA.Los planetas del Sistema Solar

La herejía de Kepler

Fray Ignacio Muñoz Pinciano (1608-1685) escribió el Manifiesto geométrico (1684), en el que describe un método de trazado del heptágono, frente al desarrollado en la proposición de la figura determinada por Kepler.

Esto significaba, para el fraile, que Kepler no solo estaba equivocado, sino que, además, su obra era una herejía.

El fraile cree conseguir construir la figura a través del triángulo isósceles (9,4,9) refutando a Kepler por considerarla como imposible simpliciter.

El dominico termina la obra apuntando que, pese a que Kepler ya está denunciado por la Inquisición, el Harmonices mundi no lo estaba, y, debido a sus tesis sobre esta figura, también habría de ser condenada.

Según el dominico, la obra de Kepler conduce a pensar que la Sabiduría eterna de Dios no es suficiente para construir la figura del heptágono, y por tanto carecería de cognoscibilidad científica.

Fray Ignacio razonaba basándose en el principio de las Escuelas Metafísicas, donde lo que no tiene entidad, ni esencia, ni condiciones, ni propiedades, no puede existir.

El Manifiesto Geométrico fue una apología contra la incognoscibilidad del heptágono por ser una figura infinita, y de aquí el principio herético de Kepler.

En el Génesis, la Creación es finita, los seis famosos días y un séptimo de descanso, y en la creencia de lo indeterminado parte el arrebato inquisidor del dominico.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Así era el modelo del universo de Kepler.

FUENTE RESPONSABLE: BBC News Mundo. *The Conversation. Por Cinta Lluís y Josep Lluis. *Este artículo fue publicado en The Conversation y reproducido bajo la licencia Creative Commons. Haz clic aquí para leer la versión original. Josep Lluis i Ginovart es Catedrático Intervención Patrimonio Arquitectónico de la Universitat Internacional de Catalunya. Cinta Lluis Teruel es ayudante de Investigación Júnior de la Universitat Internacional de Catalunya.17 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Religión/Astronomía/Ciencia.

 

 

COP27: qué significa el concepto “pérdidas y daños” por el clima extremo que enfrenta a los países ricos y pobres.

Dos de las grandes palabras de moda en la conferencia climática de esta semana en Egipto probablemente sean «pérdidas y daños». Pero, ¿qué significan y por qué causan discusiones?

Las negociaciones se han centrado, hasta ahora, en la cuestión de cómo reducir los gases de efecto invernadero y cómo hacer frente a los impactos del cambio climático.

En la COP 27 podría dominar un tercer tema: si los países altamente industrializados, que más contribuyeron a causar el problema, deberían hacer pagos a los países que experimentan los impactos de forma directa.

Desastres como inundaciones, sequías, huracanes, deslizamientos e incendios forestales son cada vez más frecuentes e intensos como consecuencia del cambio climático y los países más afectados llevan años pidiendo ayuda financiera para hacer frente a las consecuencias.

Esto es lo que significan las palabras «pérdidas y daños». El término cubre tanto las pérdidas económicas (viviendas, tierras, granjas o negocios) como las no económicas (la muerte de personas, sitios culturales o la biodiversidad).

Luego de intensas negociaciones durante dos días y una noche antes de la apertura de la COP 27, los delegados acordaron incluir el tema en la agenda oficial.

El dinero que exigen los países más pobres se suma a los US$100.000 millones anuales en financiación climática que las naciones más ricas han acordado transferir a los países más pobres para ayudarlos a:

  • reducir los gases de efecto invernadero, conocido como «mitigación» en las conversaciones sobre el clima
  • tomar medidas para hacer frente a los impactos del cambio climático, lo que se conoce como «adaptación»

«La gente sufre pérdidas y daños causados por tormentas sobrealimentadas, inundaciones devastadoras y glaciares que se derriten, y los países en desarrollo tienen poco acceso a apoyo oportuno para reconstruir y recuperarse antes de que ocurra el próximo desastre», afirma Harjeet Singh, jefe de estrategia política global en la ONG Climate Action Network International.

«Son las comunidades que menos han contribuido a causar la crisis las que ahora están en la primera línea de los peores impactos», agrega.

¿Qué tan grande es la factura por pérdidas y daños?

Un informe publicado por Loss and Damage Collaboration, un grupo de más de 100 investigadores y formuladores de políticas de todo el mundo, revela que 55 de las economías más vulnerables al clima sufrieron pérdidas económicas de más de US$500.000 millones entre 2000 y 2020. Y eso podría aumentar en otros US$500.000 millones en la próxima década.

«Cada fracción de calentamiento que aumente significa más impactos climáticos, con pérdidas en los países en desarrollo calculadas entre US$290.000 millones y US$580.000 millones para 2030», aseguran los autores.

El documento señala que los niveles del mar en América Latina han seguido incrementándose a un ritmo más rápido que enel resto del mundo, en especial a lo largo de la costa atlántica de América del Sur, el Atlántico norte subtropical y el Golfo de México.»La mega sequía de Chile Central lleva 13 años. Esta constituye la sequía más larga en esta región en al menos 1.000 años, exacerbando una tendencia mortal y poniendo a Chile al frente de la crisis hídrica».

Luz Valdebenito abre un grifo después de que un camión cisterna le distribuyera agua en Til Til, Chile.

FUENTE DE LA IMAGEN – MARTIN BERNETTI. Chile sufre una crisis hídrica por la falta de lluvia y por la presencia de empresas mineras que explotan los pozos subterráneos.

El año pasado también marcó el tercero con el mayor número de tormentas con nombre registradas. Hubo 21, entre ellas siete huracanes durante la temporada del Atlántico de 2021.

Los funcionarios del Banco Mundial aseguran que entre 150.000 y 2,1 millones de personas cada año se ven empujadas a la pobreza extrema en América Latina debido a los desastres, incluidos los causados ​​por el cambio climático.

«La seguridad alimentaria y nutricional podría verse gravemente afectada, con una reducción proyectada de alrededor de 20% de los rendimientos de los cultivos de frijol y maíz», dicen.

El Banco Mundial calcula que alrededor de 1,7% del PIB se pierde cada año debido a los desastres relacionados con el clima.»Varios países están experimentando sequías más profundas y prolongadas y tormentas e inundaciones más intensas que están interrumpiendo las actividades económicas y afectando los medios de vida», revela la agencia multilateral.»En Uruguay, por ejemplo, los impactos relacionados con el clima se han vuelto más frecuentes e intensos. Las sequías de 2017-18 y las pérdidas de cultivos y ganado relacionadas costaron alrededor de 0,8 % del PIB solo en 2018″.

El mundo ha visto un aumento de la temperatura global promedio de 1,1oC en comparación con el período preindustrial.

Los países más pobres y menos industrializados alegan que el impacto del clima extremo socava cualquier progreso que logren en términos de desarrollo económico. Algunos apuntan que se han cargado de deudas, ya que necesitan pedir prestado para reconstruir lo que se ha dañado y perdido.

¿Desde cuándo se vienen discutiendo los pagos por pérdidas y daños?

Hace siete años, el innovador Acuerdo de París reconoció la importancia de «evitar, minimizar y abordar las pérdidas y daños asociados con los efectos adversos del cambio climático». Pero cómo hacer esto nunca se ha decidido.

«Las pérdidas y los daños siguieron siendo un tema bastante tóxico y hemos tenido debates muy, muy acalorados entre países desarrollados y en desarrollo», afirma Jochan Flasbarth, secretario de estado del Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania.

«Había preocupaciones en los países desarrollados de que pudiera convertirse en una obligación legal para los grandes emisores. Esta siempre ha sido una línea roja para la mayoría de los países desarrollados».

Rescatistas y residentes buscan entre los escombros de casas destruidas víctimas o sobrevivientes de un deslizamiento de tierra durante fuertes lluvias en Las Tejerias, estado de Aragua, Venezuela, el 9 de octubre de 2022.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Los países pobres aseguran que el cambio climático ha disminuido su ritmo de desarrollo.

Los negociadores en la COP 27 en Egipto dijeron que los países ricos querían dejar en claro que no aceptaban responsabilidad ni ninguna obligación de pagar compensación por pérdidas y daños.

Los países en desarrollo se opusieron a eso, pero ahora se acordó que la responsabilidad y la compensación no se discutirán. El acuerdo alcanzado señala que la financiación de pérdidas y daños se planteará en la COP 27 con el objetivo de tener una decisión provisional en la COP del próximo año en Abu Dhabi y una concluyente para 2024.

«Hemos estado exigiendo financiamiento regular, predecible y sostenible para hacer frente a las crisis que uno u otro país en desarrollo sufren casi todos los días», asegura Alpha Oumar Kaloga, negociador principal sobre el clima del Grupo Africano en las reuniones climáticas de la ONU.

«Este acuerdo representa un progreso, pero habrá que ver cómo van las conversaciones».

Singh, de la Red de Acción Climática, asevera que el acuerdo fue un compromiso. «De hecho, es una traición a la confianza la forma en que los países ricos arrinconaron a los países en desarrollo para aceptar un lenguaje que mantiene a los contaminadores históricos a salvo de compensación y responsabilidad, sin ofrecer ningún compromiso concreto de apoyo a las personas y países vulnerables».

¿Cuáles son los principales desacuerdos sobre pérdidas y daños?

Puede ser difícil para los países acordar qué organización manejará los pagos por pérdidas y daños.

Los países desarrollados apuntan que existen mecanismos tanto dentro del aparato establecido por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) como fuera de él, que podrían asumir la responsabilidad.

Los países en desarrollo argumentan que ninguna agencia existente es apropiada.

«¿Dónde estaban estos cuerpos cuando, por ejemplo, Pakistán fue devastado por las recientes inundaciones, incluso cuando le pasó a Nigeria o el reciente huracán Ian que azotó el Caribe?», pregunta Michai Robertson, negociador principal de financiación climática de la Alianza de Pequeños Estados Insulares (Aosis), un grupo de 39 pequeños países insulares que participa como bloque en las reuniones climáticas de la ONU.

«No se ocupan de las pérdidas y los daños», agrega.

Tanto Aosis como el Grupo Africano están presionando por un nuevo mecanismo financiero vinculado al sistema de la CMNUCC, pero bastante separado de las agencias financieras climáticas existentes. Sin embargo, Flasbarth admite que esta idea de un ente independiente podría no obtener apoyo.

¿Ha habido algún progreso en el período previo a la COP 27?

Durante la COP 26, Escocia prometió un poco más de US$1 millón en fondos para pérdidas y daños. El mes pasado, Dinamarca anunció que contribuiría con US$13 millones.

Y la semana pasada, el Parlamento Europeo adoptó una resolución que pide centrarse en la financiación de los países en desarrollo y priorizar las subvenciones sobre los préstamos, para «evitar, minimizar y abordar» las pérdidas y los daños.

Una mujer afectada por las inundaciones camina fuera de su casa dañada en la aldea de Jindi en el distrito de Charsadda de Khyber Pakhtunkhwa el 1 de septiembre de 2022.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Cómo proporcionar dinero para reclamos de pérdidas y daños es un tema polémico.

Además, el G7 y el V20, un grupo de 55 países vulnerables, acordaron hace poco lanzar una iniciativa llamada Escudo Global contra los Desastres Climáticos, que proporcionaría financiación para pérdidas y daños, en parte a través de un sistema de seguro.

Aosis alega que esto no puede ser legítimo, porque el V20 ni siquiera tiene la mitad de miembros que Aosis.

«El G7 debería hablar con todos nosotros y no solo con los países que ha seleccionado», dice el principal negociador de financiamiento climático del grupo, Michai Robertson.

¿Pueden los países pobres absorber aún más fondos financieros para el clima?

Ha habido problemas en el pasado tanto con las instituciones financieras que liberan financiamiento climático como con los países que lo reciben.

La burocracia de las agencias financieras internacionales hace que los fondos tarden mucho tiempo en estar disponibles. Y en algunos de los países receptores existen problemas de mala gobernabilidad y corrupción.

Sin embargo, las naciones más pobres no considerarán esto como una justificación para dejar de lado las pérdidas y los daños.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. 55 de las economías más vulnerables al clima sufrieron pérdidas económicas de más de US$500.000 millones entre 2000 y 2020.

FUENTE RESPONSABLE: Navin Singh Khadka; Corresponsal de Medio Ambiente, BBC World Service.

Sociedad y Cultura/Cambio climático/Ciencia/Medio ambiente.

 

 

 

 

3 de los efectos más raros del calentamiento global.

El canto de los pájaros, las flores y las picaduras de mosquitos no son cosas que se asocien con noviembre en el norte de Inglaterra.

Pero estos son solo algunos de los efectos secundarios más leves del calentamiento del planeta.

Además de provocar inundaciones y sequías mortales, el aumento de las temperaturas es la causa de las explosiones espontáneas del permafrost siberiano, la escasez de mostaza y el oscurecimiento del planeta.

Muchos de los impactos del cambio climático son devastadores, pero hay otros que son muy extraños.

Explosión de la tundra y de la «luz de la tierra»

Algunos científicos rusos atribuyen la aparición de cráteres gigantes en el permafrost siberiano al proceso de descongelación, el cual ha aumentado la temperatura del suelo y provocado la explosión espontánea de bolsas de gas subterráneas.

GETTY IMAGES

Científicos consideran que el cambio climático está provocando que la Tierra brille menos, porque reduce la cantidad de nubes que reflejan la luz solar.

El permafrost es la tierra que ha estado congelada continuamente durante más de 2 años.

Esta hipótesis explicaría la aparición de cráteres gigantes en el paisaje del Ártico.

Una investigación reciente también ha demostrado que esta zona del planeta se está calentando incluso más rápido de lo que se pensaba: 4 veces más que el resto del mundo.

Pero además de abrir agujeros en la Tierra, el cambio climático también podría estar atenuando el «brillo» del planeta, según los científicos del Observatorio Solar Big Bear de Nueva Jersey.

Midiendo la luz solar reflejada desde el planeta hacia la parte oscura de la Luna por la noche, los científicos midieron lo que llaman «brillo terrestre» o albedo, básicamente la capacidad de reflexión de la Tierra.

Los estudios sugirieron que la cantidad de nubes bajas sobre el océano Pacífico oriental se está reduciendo debido al calentamiento de las temperaturas oceánicas.

Como estas nubes actúan como un espejo, reflejando la luz del Sol hacia el espacio, sin ellas ese reflejo disminuye. Así que, según estos científicos, podríamos estar quitándole brillo a nuestro pequeño punto azul.

Reptiles que cambian de sexo y otros efectos en los animales.

Si bien es posible que seamos los causantes del calentamiento global, no somos la única especie que lo experimenta. Algunas criaturas se ven afectadas de forma realmente sorprendente.

Un hombre sujeta en su mano varios polluelos de aves.

Los polluelos de algunas especies de pájaros están naciendo antes de lo previsto por culpa de los cambios de temperatura que está sufriendo el planeta.

El sexo de las crías de algunos reptiles viene determinado en parte por la temperatura a la que se incuban los huevos.

Así los dragones barbudos -una especie de lagarto que se encuentra en Australia- pasan de ser machos a hembras cuando se incuban a una determinada temperatura.

A los científicos les preocupa que los machos sean cada vez más escasos a medida que el mundo se calienta, poniendo a la especie en peligro de extinción.

En el océano, el aumento de los niveles de dióxido de carbono, un gas de efecto invernadero, podría hacer que los peces pierdan el sentido del olfato.

El cambio climático también está alterando la sincronía estacional. En el bosque de Wytham, el más estudiado científicamente de Reino Unido, las crías de herrerillo salieron de sus huevos hasta 3 semanas antes de lo que lo habrían hecho en la década de 1940.

Unos pájaros

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Algunas especies de aves se han dejado ver en determinadas áreas en temporadas fuera de lo habitual, lo cual indicaría que sus migraciones se han visto trastocadas.

Toda la cadena alimenticia de la primavera ha cambiado con el calentamiento: las orugas que comen los pájaros, las hojas de roble que comen las orugas, todo alcanza su punto máximo semanas antes de lo que lo hacía antes de que calentáramos el mundo.

Mientras las estaciones cambian, muchas aves se adaptan, o simplemente se mudan. Este año, los polluelos de abejarucos han nacido en una cantera de Norfolk, cuando habitualmente se encuentran en el sur del Mediterráneo y el norte de África.

Incluso el paisaje sonoro está cambiando. Londres es ahora un punto caliente de canto de pájaros fuera de temporada.

Un estudio ha sugerido incluso que los pájaros de los bosques se desplazan hacia lo alto de los árboles para cantar, posiblemente para evitar que sus cantos queden amortiguados por el follaje anterior.

Escasez de sabor

El clima extremo también está dificultando el cultivo de alimentos. Productos básicos como el trigo, el maíz y el café ya se están viendo afectados. Y este año ha habido una notable escasez de condimentos.

Frascos de mostaza

FUENTE DE LA IMAGEN – ALAMY. La producción de la popular mostaza Dijon se ha visto afectada por escasez de la materia prima.

En abril, Huy Fong Foods, una empresa californiana que produce unos 20 millones de botellas de salsa de chile Sriracha al año, envió una carta a sus clientes advirtiendo de una «grave escasez» de chiles.

En verano, los supermercados de Francia empezaron a quedarse sin mostaza de Dijon, un problema provocado por el mal tiempo en las praderas canadienses, donde se cultiva la mayor parte de las semillas de mostaza del mundo.

Y la realidad del cambio climático está dificultando incluso los esfuerzos por liberarse del carbono. En agosto, la empresa energética EDF tuvo que reducir la producción de las centrales nucleares en Francia, porque no había suficiente agua fría en los ríos del país europeo.

La respuesta, que está siendo debatida por 200 países en la cumbre del clima de la Naciones Unidas que estos días celebra en Egipto, es una reducción drástica de los gases que calientan el planeta.

Pero ya hemos transformado al mundo al calentarlo, y es probable que en el futuro se produzcan muchas más consecuencias inesperadas y sorprendentes.

Imagen de portada: GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Victoria Gill y Ella Hambly. BBC News. 15 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Naturaleza/Australia/Reino Unido/

Cambio Climático/Medio Ambiente/Ciencia/Rusia/Francia. 

 

Científicos de la NASA concluyen que es muy posible que nos extingamos.

Investigadores de la NASA explican que el ‘gran filtro’, el evento de extinción que puede acabar con las civilización, es casi inevitable para la humanidad y todos los seres sintientes.

Sí deseas profundizar en esta entrada lee por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

La teoría del ‘Gran Filtro’ dice que la razón por la que no hemos tenido contacto con otras civilizaciones es porque todas se extinguieron antes de tener la oportunidad de entrar en contacto con nosotros. Ahora un grupo de investigadores de la NASA ha revisitado esa teoría y ha estudiado cuáles son esas causas de extinción y qué puede hacer nuestra civilización para evitarlas.

El famoso físico italiano, y uno de los pioneros de la energía nuclear, Federico Fermi, se hizo en 1950 una pregunta a propósito de la existencia de otras civilizaciones extraterrestres que todavía resuena más de siete décadas después: “¿Dónde está todo el mundo?”. Si es cierto que hay unos miles de billones de estrellas en el Universo y trillones de planetas que pueden albergar vida, es raro que no haya habido una civilización extraterrestre capaz de progresar tanto como para pasarse a saludar por la Tierra.

Pincha el siguiente link para ver el vídeo. Muchas gracias.

Control Z: seis futuros desastrosos que todavía podemos deshacer | Trailer

Aunque los astrónomos han planteado varias respuestas a esa pregunta, una de las más populares sigue siendo la teoría del ‘Gran Filtro’, propuesta originalmente en 1996 por Robin Hanson, economista de la Universidad George Mason. Ahora, un grupo de investigadores del ‘Jet Propulsion Laboratory’ (JPL) de la NASA, en California, EEUU, ha publicado un artículo en el que indagan no solo en las causas de esos eventos de extinción, sino también en qué podemos hacer nosotros para que no nos pase lo mismo. «La clave para que la humanidad atraviese con éxito ese filtro universal es… identificar esos atributos en nosotros mismos y neutralizarlos de antemano», escriben en su artículo.

Afortunadamente, no todos los astrofísicos están de acuerdo con esta teoría. «Parece excesivamente determinista, como si el ‘Gran Filtro’ fuera una ley física o una fuerza única que se enfrenta a toda civilización tecnológica en ascenso», explica Wade Roush, profesor de ciencias y autor de Extraterrestres, a The Daily Beast. «No tenemos pruebas directas de tal fuerza».

Cuáles son esos filtros

Para descubrir esos potenciales ‘grandes filtros’, los investigadores han estudiado a la única civilización conocida, la nuestra. Su razonamiento es que lo que parece más probable que nos mate a nosotros también puede suponer una amenaza existencial para la vida inteligente en otros planetas.

Enrico Fermi recibió el Premio Nobel de Física de 1938 por identificar nuevos elementos y descubrir reacciones nucleares.

Enrico Fermi recibió el Premio Nobel de Física de 1938 por identificar nuevos elementos y descubrir reacciones nucleares.

Con esto en mente elaboraron una lista de las mayores amenazas que acechan a la especie humana y, como era de esperar, todos los elementos de esa lista menos uno son culpa nuestra. 

El equipo del JPL cree que la guerra nuclear, una pandemia, el cambio climático o una inteligencia artificial fuera de control son los eventos más probables que acabarán con nuestra civilización. Frente a estos hay un evento que no es de origen antrópico y que es difícil que podamos evitar: el impacto de un asteroide contra nuestro planeta. El equipo atribuye estos riesgos existenciales a lo que describe como una disfunción propia de los seres inteligentes como los humanos. «La disfunción puede convertirse rápidamente en el Gran Filtro», escriben.

Cómo los evitamos

Aunque desvíar un asteroide ‘asesino’ parezca imposible a estas alturas de nuestra civilización, parar las guerras, prevenir las pandemias o llegar a acuerdos internacionales para controlar el desarrollo de la inteligencia artificial todavía parece más difícil. De hecho, los investigadores aseguran en su publicación que «los cimientos de muchos de nuestros posibles filtros tienen sus raíces en la inmadurez».

Avi Loeb. (REUTERS)

A pesar de esto, los investigadores del JPL son optimistas. Aseguran que los cambios necesarios para evitar estos ‘filtros’ requieren que la humanidad trabaje junta. «La historia ha demostrado que la competencia intraespecífica y, sobre todo, la colaboración, nos han llevado a las cimas más altas de la invención. Y sin embargo, prolongamos nociones que parecen ser la antítesis del crecimiento sostenible a largo plazo. Racismo, genocidio, desigualdad, sabotaje… la lista se extiende». 

Nuestro Avi Loeb sostenía algo similar en una de sus últimas columnas publicadas en Novaceno: “Recientemente, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha intensificado la retórica nuclear, afirmando que utilizará ‘todos los medios disponibles’ para defender el territorio ruso. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió que el mundo corre el riesgo de un ‘armagedón’ nuclear. Una escalada de la guerra en Ucrania a un conflicto mundial podría suponer un riesgo existencial para la humanidad. Puede proporcionar una respuesta a la pregunta de Fermi al demostrar que especies tecnológicas como la nuestra pueden no ser lo suficientemente inteligentes como para evitar el uso de armas nucleares”.

Imagen de portada: Dos galaxias colisionando — un objeto denominado IC 1623 — una de las últimas imágenes del James Webb. (NASA).

FUENTE RESPONSABLE: El Confidencial. Por Omar Kardoudi. 15 de noviembre 2022.

Sociedad/Investigación/Espacio/Tendencias de futuro.

 

Para ser más eficientes, las inteligencias artificiales necesitan algo sospechosamente humano: dormir.

¿Sueñan las inteligencias artificiales con ovejas eléctricas? Todos los seres vivos necesitan dormir: los perros lo hacen, los pájaros también, los delfines más de lo mismo. Incluso los piojos tal vez lo hagan. Sin sueño, los humanos nos volveríamos olvidadizos, alucinaríamos y tendríamos problemas físicos y psicológicos. 

Sí deseas profundizar en esta entrada lee por favor adonde se encuentre escrito en color “azul”. Muchas gracias.

Ahora, los científicos creen que las inteligencias artificiales también pueden necesitar dormir de vez en cuando. Incluso soñar.

En realidad, la mayoría de IAs solo pueden dominar un conjunto de tareas bien definidas: no pueden adquirir conocimientos adicionales extras sin perder lo que habían aprendido previamente. El problema surge si se quiere desarrollar sistemas que sean capaces de realizar el llamado “aprendizaje permanente”. Esta es la forma en que nosotros los humanos acumulamos conocimientos para adaptarnos y resolver problemas futuros.

Si bien las redes neuronales artificiales son incansables y más precisas que los humanos, cuando se trata de aprendizaje secuencial, o aprender una cosa nueva tras otra, se vuelven olvidadizas. Una vez capacitadas, es muy difícil enseñarles tareas completamente nuevas. Y si logras entrenar la nueva tarea, terminas dañando la vieja memoria.

Esa actividad se llama «olvido catastrófico». Y, según explican varios expertos, es un problema que solo se puede resolver con algo llamado «consolidación de la memoria», un proceso en los humanos que ayuda a transformar los recuerdos recientes en recuerdos a largo plazo, a menudo durante el sueño REM.

De esta manera, la inteligencia artificial puede aprender y recordar cómo realizar múltiples tareas al imitar la forma en que el sueño nos ayuda a consolidar lo que aprendimos durante las horas de vigilia.

De hecho, existe una gran tendencia a estudiar algunas ideas de la neurociencia y la biología para mejorar el aprendizaje automático, y el sueño es una de ellas.

Los investigadores de la Universidad de California en San Diego quisieron estudiar el fenómeno más a fondo y han entrenado una red conectada de neuronas artificiales que se asemejan a la estructura del cerebro humano, para aprender dos tareas diferentes sin sobrescribir las conexiones aprendidas de la primera tarea.

El equipo primero intentó entrenar la red neuronal en la primera tarea, seguida de la segunda y finalmente agregar un período de sueño al final. Pero se dieron cuenta de que esta secuencia aún borraba las conexiones aprendidas en la primera tarea. 

En cambio, los experimentos mostraron que era importante tener sesiones de entrenamiento y sueño alternos mientras la IA aprendía la segunda tarea. Esto ayudó a consolidar las conexiones de la primera tarea que de otro modo se habrían olvidado.

¿Qué sueñan las inteligencias artificiales?

En otra investigación publicada en Scientific American, los investigadores del Laboratorio Nacional de Los Álamos descubrieron que la inteligencia artificial puede necesitar dormir para funcionar correctamente. Cuando expusieron las redes a estados que son análogos a las ondas que experimentan los cerebros vivos durante el sueño, se restauró la estabilidad. Como si las redes neuronales estuvieran pegándose una siesta.

Kenyon y su equipo hicieron su descubrimiento mientras trabajaban en el entrenamiento de redes neuronales para ver objetos de una manera similar a como lo hacen los humanos. 

Las redes recibieron instrucciones de clasificar objetos sin tener ningún ejemplo para compararlos y comenzaron a generar espontáneamente imágenes que eran análogas a las alucinaciones. Una vez que a las redes se les permitió el equivalente electrónico del sueño, las alucinaciones cesaron.

El físico Stephen L. Thaler, presidente de la empresa de inteligencia artificial Imagination Engines, advierte que no se debe tomar el término «dormir» literalmente cuando se aplica a la IA. Cuando hablamos de dormir nos referimos a un ciclo entre el «caos» y la «calma».

La IA no solo necesita dormir, sino que también puede soñar. Es posible que una IA llegue a nuevas respuestas soñando, explicaba John Suit, director de tecnología asesor de la empresa de robótica KODA en este artículo de Lifewire. 

«Así es como funcionan los humanos. Se nos presentan problemas o desafíos, los superamos y aprendemos. Si no aprendemos de la mejor manera, nos enfrentamos a nuevos desafíos muy similares hasta que llegamos a la mejor respuesta. Un estado de sueño puede ser la clave para lograr esto en las IAs».

¿Y qué pasa si se drogan?

Es posible que el sueño ni siquiera sea necesario para que la IA altere su conciencia. Según un artículo reciente publicado en la revista Neuroscience of Consciousness, las drogas también podrían funcionar. 

En el estudio, los investigadores discutieron cómo las drogas psicodélicas como DMT, LSD y psilocibina podrían alterar la función de los receptores de serotonina en el sistema nervioso. Intentaron dar versiones virtuales de drogas a algoritmos de redes neuronales para ver qué pasaba al investigar este fenómeno.

¿El resultado? La IA puede equivocarse, al parecer. Los resultados fotorrealistas de las redes se convirtieron en borrones distorsionados, de forma similar a cómo la gente ha descrito sus viajes bajo el efecto de las drogas. Es decir, el proceso de generación de imágenes con redes neuronales se puede perturbar de manera visualmente similar y puede ofrecer conocimientos sobre su contraparte biológica, además de ofrecer una herramienta para ilustrar experiencias psicodélicas.

Sí, el campo de la inteligencia artificial se está acelerando rápidamente y aún no ha demostrado ser práctico para un uso generalizado porque es difícil de entrenar. Sin embargo, los próximos grandes pasos con estos métodos podrían suponer un gran avance en las redes neuronales artificiales, que son, como la ciencia ha comprobado, más energéticamente eficientes que otras redes neuronales.

Imagen de portada: Pexels/Unsplash

FUENTE RESPONSABLE: Magnet. Por Albert Sanchis. 15 de noviembre 2022.

Sociedad/Ciencia/Inteligencia Artificial/Un mundo fascinante.

 

La historia detrás de la imagen del lago verde de Guatemala que ganó el «Oscar de fotografía de vida silvestre».

El fotógrafo guatemalteco Daniel Núñez dice que se sintió como una estrella de cine cuando el Museo de Historia Natural de Londres reconoció su fotografía del lago de Amatitlán como una de las mejores fotografías de vida silvestre en 2022.

«Creo que para todo fotógrafo de vida silvestre es como un sueño llegar ahí», le cuenta a BBC Mundo. «Es, como por decirte, los Oscar o los Grammy de la fotografía de vida silvestre».

Sin embargo, Daniel dice que, de todas las razones que lo inspiraron a participar en el concurso Wildlife Photographer of the Year, la fama nunca fue la más importante.

«Te voy a ser honesto», empieza, con la frescura que le dan sus 24 años de edad.

«Esa no fue una foto que yo tenía planeada. Yo estaba volando mi dron y cuando vi ese momento, dije: ‘Yo tengo que capturar esto porque es una manera de mostrar el mal estado en el que está el lago de Amatitlán».

El Amatitlán es un emblemático lago que se encuentra en las cercanías de su natal Ciudad de Guatemala.

La imagen muestra cómo una microalga que crece de manera descontrolada en el lago por la contaminación tiñe el agua de un espectral verde fosforescente durante los meses de más calor.

«Lo que hace que esta imagen funcione es el elemento sorpresa», dijo la fotógrafa de National Geographic Jen Guyton, jueza del concurso, sobre la foto de Daniel.

«A primer vistazo, la parte derecha de la imagen pareciera ser un campo pastoso», agrega, «pero después te das cuenta de que es agua, e inmediatamente entiendes que hay algo que está seriamente mal en esta foto: es un ecosistema dañado y hay que hacer algo para arreglarlo».

En BBC Mundo, te contamos por qué se ha llegado a este punto y qué se está haciendo para evitar que la situación del lago se siga deteriorando.

El lago de Amatitlán.

FUENTE DE LA IMAGEN -GETTY IMAGES

El alga microcystis

Al lago de Amatitlán lo surte el río Villalobos, el cual recibe las aguas de otros ríos menores que nacen en los cerros occidentales de Ciudad de Guatemala.

El agua que estos ríos menores arrojan al Villalobos -y que, posteriormente, este deposita en el lago de Amatitlán- contiene los residuos sólidos y las aguas negras de al menos 14 municipalidades del área metropolitana de la ciudad capital.

De todas las poblaciones de la zona, apenas una está en capacidad de tratar las aguas residuales que van al río, explica a BBC Mundo Evelyn Rodas, directora científica de Ibagua ONG, una fundación que busca soluciones a la contaminación del lago.

«La orina tiene urea, la urea tiene nitrógeno. Lo mismo pasa con la materia fecal que no se descompone: genera nitrógeno. Y, junto al fósforo de los detergentes, son los nutrientes que alimentan a la microcystis», dice.

Esta alga microscópica -la doctora Rodas cuenta que cada alga es una célula individual- de un característico color verde azuloso emite unas toxinas que eliminan otro tipo de algas que ayudarían a su limpieza.

«Además, al ser fotosintética, durante las noches la microcystis absorbe el oxígeno que hay en el agua y mata a todos los peces».

Este proceso lleva a una muerte generalizada en el lago de Amatitlán -incluida la microcystis misma- lo cual, a su vez, genera sedimentación, reduciendo a velocidades agigantadas la profundidad del cuerpo de agua.

Como si fuera poco, y entendiendo el papel tan importante que juega el nitrógeno en todo este proceso, la doctora Rodas dice que existen unas 40 industrias que descargan sus desechos al lago.

«Lo que hacen es que, digamos, se les hace control de sus aguas y, si pasan los niveles de nitrógeno, pagan una multa».

Un lago dividido en dos

Jóvenes en el lago Amatitlán.

FUENTE DE LA IMAGEN – LUIS SÁNCHEZ. A pesar de las condiciones del agua, los residentes de las zonas aledañas siguen dependiendo del lago en sus vidas diarias.

El lago de Amatitlán, además, tiene una particularidad topográfica.

«El lago está dividido en dos», le explica a BBC Mundo Manolo Ralda, director de la ONG LocosXAmati, iniciativa privada de un empresario local.

«A mediados de 1800 se construyó el ferrocarril de Guatemala. Como no había la tecnología o el dinero para construir un puente que cruzara la parte más angosta del lago, construyeron un dique y dejaron comunicación a través de un canal de seis metros de ancho», agrega.

Esto hace que la mayoría de la contaminación se mantenga aislada en la parte norte del lago.

«Este lado del lago [el costado sur] no tiene poblaciones grandes que lo contaminen con heces fecales. No hay industria. Lo que tenemos son fincas, fundos, haciendas de caña y de café a los alrededores», explica Ralda.

Aunque la doctora Rodas advierte que del lado sur llega también nitrógeno, en forma de los pesticidas que llegan a Amatitlán cuando la lluvia escurre a través de las cosechas.

Aun así, la distribución del lago es un simbolismo inusitado de la inequidad que vive el país: mientras en la parte sur del lago se mantienen las actividades deportivas, la pesca y las casas de fin de semana de algunas familias adineradas de la ciudad, en la parte norte las poblaciones sufren los embates de los malos olores, los problemas en la piel y las afectaciones económicas.

Responsabilidad incierta

Basura flotando en el lago de Amatitlán

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. El lago recibe toneladas de residuos sólidos, especialmente en las épocas de lluvia.

Mynor Morales, alcalde de uno de los municipios a orillas del lago, San Miguel Petapa, le contó a BBC Mundo que recuerda cuando la contaminación del lago no había llegado a los niveles que tiene hoy.

«Antes era un sitio donde había club de pesca, había muchos vecinos que se dedicaban al tema. Hoy ha ido mermando», dice con nostalgia.

Con la industrialización del área metropolitana de Ciudad de Guatemala, el río y, como consecuencia, el lago se convirtieron en el vertedero de los más de 5 millones de residentes que hoy viven en la zona.

Para finales de los 90 cuando nació Daniel, el fotógrafo, el lago ya estaba completamente contaminado.

En 2006 se aprobó una ley que buscaba controlar los niveles de nitrógeno en el lago, pero desde entonces los municipios aledaños al lago les han pedido a las autoridades que prorroguen la entrada en vigor de las sanciones por incumplimiento.

Alegan que no tienen el presupuesto para construir las plantas de tratamiento de aguas que les exige la norma.

Pero cuando el director de la autoridad ambiental de la cuenca y del lago de Amatitlán, AMSA, Héctor Zambrano, habló con BBC Mundo, dijo que el presupuesto había estado ahí por casi 15 años, desde que él estuvo por primera vez a cargo de la institución.

Según Zambrano, el tema no es que no haya presupuesto para las plantas de tratamiento sino que las administraciones locales usan el dinero destinado para las plantas para otro tipo de proyectos.

«Si tú vas a ver los proyectos que ellos están priorizando son estadios para jugar fútbol, parques: cosas que no benefician en sí», indica Zambrano.

Fuentes en el Viceministerio de Aguas le confirmaron a BBC Mundo que la legislación actualizada de aguas exige que para 2031, el 100% de las aguas residuales que lleguen al río Villalobos sean tratadas previamente.

Lo que no está claro es si el lago podrá sobrevivir hasta entonces.

¿Una luz al final del túnel?

Redes recolectando la basura del lago Amatitlán, en Guatemala

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. En algunos puntos de la desembocadura del río se usan redes para recoger los sólidos del agua.

La doctora Rodas dice que, si el proceso de sedimentación del lago de Amatitlán continúa a la velocidad que avanza actualmente, podría ser un pantano en menos de 20 años.

Además, dice que las tecnologías que se usan actualmente para el tratamiento del lago son anticuadas y demoradas.

Por eso, luego de hablar con expertos a nivel mundial, cree haber llegado a una solución que acaba de ser reconocida con el premio nacional a la innovación en pro de la salud que otorga la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología de Guatemala.

«La alternativa es la nanoburbuja», una tecnología que Rodas lleva ocho meses impulsando tras encontrar que daba excelentes resultados en Japón.

«El dispositivo genera unas burbujas ultramicroscópicas con oxígeno puro -100 veces más pequeñas que las microalgas- y rompe la membrana de la célula», explica.

Rodas espera que si se instalan varias de estás máquinas que generan nanoburbujas en el lago y en la desembocadura del río Villalobos, el lago pueda empezar a recuperarse en semanas.

La experta presentará nuevamente su proyecto a las autoridades ambientales para recibir la financiación que necesita.

Los que siguen la pelea

Una mujer con una pancarta durante una protesta.

FUENTE DE LA IMAGEN – DANNY HERNÁNDEZ. El saneamiento del lago es algo que mueve a todos los que viven a sus alrededores.

¿De dónde sale la pasión de estos guatemaltecos que buscan salvar al lago de Amatitlán?

«Se me salen las lágrimas cada vez que recuerdo por qué estoy haciendo esto», dice Rodas entre sollozos. Ella le ha dedicado los últimos 7 años de su vida a encontrarle soluciones al tema de Amatitlán.

«En todos los monitoreos del lago en los que estuve vi a niños bañándose en esas aguas. Y lavando sus platitos, y pescando peces miniatura y comiendo eso.

«Realmente es muy triste y no sé cómo nadie puede entenderlo», enfatiza Rodas.

De igual manera, Manolo Ralda, de LocosXAmati, cierra su conversación con BBC Mundo diciendo que el saneamiento del lago puede representar algo mucho más grande que una victoria ambiental:

«Salvar el lago puede convertirse en un símbolo para los guatemaltecos de que cualquier cosa se puede lograr».

Y para Daniel, el fotógrafo, haber logrado visibilizar la problemática de Amatitlán es un gran motivo de orgullo: «La fotografía tiene ese poder. Imagínate que gente de otras partes del mundo se haya impactado por la contaminación del lago».

«Creo que es muy importante porque estamos viendo los efectos que el humano está causando y tal vez es una forma para que las instituciones de mi país aceleren los procesos. Creo que también es una forma como de meter un poco de presión, ¿me entiendes?».

De lo que no hay duda es que el tema ya está uniendo a algunos guatemaltecos que ven en el lago un símbolo de la lucha que hay que dar por su país.

Imagen de portada: DANIEL NÚÑEZ. En la foto ganadora del premio del Museo de Historia Natural de Londres se logra ver claramente los efectos de la Microcystis, un alga producto de la contaminación y los cambios en temperaturas.

FUENTE RESPONSABLE: Rafael Abuchaibe -@RafaelAbuchaibe-. BBC News Mundo. 14 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Guatemala/América Latina/Contaminación/Medio Ambiente/Agua/Ciencia

 

Qué características en común tienen los genios.

A finales de la década de los años 20, un joven de clase trabajadora apodado Ritty pasaba la mayor parte de su tiempo jugando en su «laboratorio» en la casa de sus padres en Rockaway, Nueva York.

Su laboratorio era una vieja caja de embalaje de madera, equipada con estantes que contenían una batería de almacenamiento y un circuito eléctrico de bombillas, interruptores y resistencias.

Uno de los inventos del que estaba más orgulloso era una alarma antirrobo casera que lo alertaba cada vez que sus padres entraban en su habitación.

Usaba un microscopio para estudiar el mundo natural y, a veces, sacaba su equipo de química a la calle para realizar trucos para otros niños.

El expediente académico inicial de Ritty no tenía nada especial.

Tuvo problemas con las asignaturas de Literatura y con los idiomas extranjeros, pese a que, en una prueba de coeficiente intelectual realizada cuando era niño, según los informes, obtuvo un puntaje de alrededor de 125, que está por encima del promedio pero de ninguna manera es territorio de genio.

Sin embargo, ya de adolescente, mostró un don para las matemáticas y comenzó a aprender por sí mismo a partir de libros de texto elementales.

Al final de la escuela secundaria, Ritty alcanzó el primer lugar en una competencia anual de matemáticas en todo el estado.

El resto es historia.

Es probable que conozcas a Ritty como el físico ganador del Premio Nobel Richard Feynman, cuya nueva teoría de la electrodinámica cuántica revolucionó el estudio de las partículas subatómicas.

SCIENCE PHOTO LIBRARY. Como parte del Proyecto Manhattan, Feynman logró que el equipo de computadoras humanas funcionara a un ritmo inhumano.

Otros científicos encontraron que el funcionamiento de la mente de Feynman era insondable.

Para sus compañeros, parecía tener un talento casi sobrenatural, lo que llevó al matemático polaco-estadounidense Mark Kac a declarar en su autobiografía que Feynman no era solo un genio ordinario, sino «un mago del más alto calibre».

¿Puede la psicología moderna ayudarnos a descifrar esa magia y comprender de manera más general cómo se crea un genio?

Simplemente definir el término es un dolor de cabeza: no hay un criterio objetivo obvio.

Pero la mayoría de las definiciones identifican el genio con logros excepcionales en al menos una materia, con originalidad y estilo reconocidos por otros expertos en la misma disciplina y que pueden impulsar muchos más avances.

Identificar los orígenes del genio y los mejores medios para cultivarlo ha sido una tarea aún más difícil.

¿Es producto de una alta inteligencia general? ¿Curiosidad ilimitada? ¿Agallas y determinación? ¿O es la combinación afortunada de circunstancias afortunadas que son imposibles de recrear artificialmente?

La investigación sobre la vida de personas excepcionales, incluidos los estudios de ganadores del Premio Nobel como Richard Feynman, puede proporcionar algunas pistas.

Joven se toma la cabeza mientras resuelve un examen

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Haber sacado malas calificaciones en matemática o lengua no tiene por qué determinar tu inteligencia.

Comencemos con el proyecto «Estudios Genéticos del Genio», un programa enormemente ambicioso dirigido por Lewis Terman, un psicólogo de la Escuela de Graduados en Educación de Stanford a principios del siglo XX.

Terman fue uno de los primeros pioneros de la prueba de coeficiente intelectual (CI), al traducir y adaptar una medida francesa de aptitud académica de los niños desarrollada a fines del siglo XIX.

Las preguntas analizaron una variedad de habilidades diferentes, como el vocabulario, las matemáticas y el razonamiento lógico, que, en conjunto, se asumió que representaban la capacidad de aprendizaje y el pensamiento abstracto de una persona.

Luego, Terman creó tablas de puntajes promedio para cada grupo de años, contra las cuales podía comparar los resultados de cualquier niño para identificar su edad mental.

Luego se calculó la puntuación de CI dividiendo la edad mental por la edad cronológica y multiplicando esta proporción por 100.

Una niña de 10 años que obtuvo la misma puntuación que el promedio de niños de 15 años tendría un coeficiente intelectual de 150, por ejemplo.

Un niño de 10 años que razona como un niño de nueve años tendría un coeficiente intelectual de 90.

Un examen de opciones multiples

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

Los gráficos de puntajes de CI parecían formar una «distribución normal», con forma de campana centrada en el puntaje promedio de 100 puntos, lo que significa que hay tantas personas que están por encima del promedio como por debajo, y los coeficientes intelectuales en cualquiera de los extremos son increíblemente raros.

«No hay nada en un individuo tan importante como el coeficiente intelectual», declaró Terman en un artículo sobre el tema.

También predijo que la puntuación de un niño vaticinaría grandes logros en su vida.

Las termitas

A principios de la década de los años 20, Terman comenzó a buscar en las escuelas de California alumnos con un coeficiente intelectual de al menos 140, un puntaje que consideraba el umbral de la genialidad.

Más de 1.000 niños lo tenían y él y sus colegas pasarían las siete próximas décadas estudiándolos.

Muchas de estas «termitas», como se las conocía cariñosamente, tuvieron carreras exitosas.

Estaba Shelley Smith Mydans, por ejemplo, una reportera de guerra y novelista, y Jess Oppenheimer, un productor y escritor que se hizo famoso por su trabajo con la comediante Lucille Ball. (Ella lo llamó «el cerebro» detrás de su aclamada y exitosa serie I Love Lucy).

Para el momento de la muerte de Terman a fines de la década de 1950, más de 30 «termitas» habían ingresado en Who ‘s Who in America, un libro de personas influyentes.

Y casi 80 había sido reconocido en un libro de referencia que describe a los científicos más destacados de los EE.UU., llamado American Men of Science.

(A pesar del nombre, las mujeres podían ser incluidas, aunque el nombre del libro no reflejó este hecho hasta la década de 1970).

Pintura retrato de Leonardo da Vinci.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Leonardo da Vinci es considerado el genio por excelencia.

Sin embargo, cuando observa detenidamente los datos, estas estadísticas no ofrecen un fuerte apoyo a la idea de que las personas con un coeficiente intelectual alto están destinadas a la grandeza.

Es importante controlar los posibles factores de confusión, como las circunstancias socioeconómicas de las familias de las «termitas».

Los niños con padres educados y más recursos en el hogar tienden a obtener mejores puntajes en las pruebas de coeficiente intelectual, y este privilegio podría, a su vez, facilitar el éxito en el futuro.

Una vez que se tiene esto en cuenta, las «termitas» no se desempeñaron mucho más notablemente que cualquier niño de antecedentes similares.

Otros estudios analizaron las diferencias de coeficiente intelectual dentro del grupo de Terman para ver si los que obtuvieron los puntajes más altos tenían proporcionalmente más probabilidades de tener éxito que aquellos que solo habían logrado entrar.

No fue así.

Cuando David Henry Fieldman examinó las medidas de distinción profesional, como que un abogado sea nombrado juez o que un arquitecto gane un premio prestigioso, las personas con un coeficiente intelectual de más de 180 tuvieron solo un poco más de éxito que las que obtuvieron entre 30 y 40 puntos menos.

«Un alto coeficiente intelectual no parece indicar ‘genio’ en el sentido comúnmente entendido de la palabra», concluyó.

Es revelador que el estudio inicial de Terman había rechazado a dos niños californianos, William Shockley y Walter Alvarez, que ganaron premios Nobel de Física, mientras que ninguno de los niños que habían obtenido la calificación recibiría tal galardón.

Foto en blanco y negro de William Shockley en su laboratorio

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. William Shockley fue un inventor y matemático estadounidense que ganó el Nobel de Física.

Al crecer en Nueva York, Richard Feynman nunca habría tenido la oportunidad de participar en los «Estudios Genéticos del Genio», que tuvo lugar en California.

Pero incluso si hubiera estado viviendo cerca de Stanford, donde Terman tenía su sede, su supuesto coeficiente intelectual infantil de 125 habría significado que tampoco habría calificado.

Las historias de vida de las termitas no deberían socavar la utilidad del coeficiente intelectual como herramienta científica.

Aunque están lejos de ser perfectas, sabemos que las puntuaciones de CI están correlacionadas con el nivel educativo y los ingresos de la población.

Sin duda, ayudará a alguien a comprender conceptos abstractos que son importantes en muchas disciplinas, particularmente en matemáticas, ciencias, ingeniería o filosofía.

Pero cuando se trata de predecir los logros extraordinarios que podrían considerarse geniales, parece ser solo una pequeña parte de la imagen.

Una mente multifacética

Considere la capacidad de pensar originalmente y aportar algo de valor a su disciplina, un criterio bastante fundamental para el genio.

Las pruebas de inteligencia generalmente involucran preguntas que prueban el razonamiento verbal y no verbal y, a menudo, tienen una sola respuesta correcta.

Esto no parece captar algunos elementos importantes de la creatividad, como el pensamiento divergente, que es la capacidad de generar nuevas ideas.

Partitura de música

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. ¿Compones música?

Para medir el logro creativo general, los psicólogos han desarrollado cuestionarios detallados que preguntan a las personas con qué frecuencia se involucran en diversas actividades creativas, como escribir obras literarias, componer música, diseñar edificios o proponer teorías científicas.

De manera crucial, se les pide que enumeren el reconocimiento de estos proyectos, si, por ejemplo, su trabajo alguna vez ha recibido un premio y si han atraído la cobertura de los medios.

Miles de participantes ahora han completado estos cuestionarios para múltiples estudios, y todos muestran que el coeficiente intelectual solo se correlaciona modestamente con las puntuaciones de los participantes en estas medidas.

No solo inteligencia

Dados estos hallazgos, parece probable que la inteligencia sea una condición necesaria, pero no suficiente, para los grandes logros creativos.

Si tiene un puntaje de coeficiente intelectual más alto, entonces es más probable que tenga ideas creativas.

Pero su inteligencia superior a la media debe combinarse con una serie de otros rasgos para llegar a algo realmente original y digno de mención.

Esto ayudaría a explicar por qué la gran mayoría de las «termitas» no hicieron historia de la manera que él había predicho.

A pesar de tener una inteligencia inusualmente alta, simplemente no tenían las otras cualidades que son necesarias para ser un genio.

Nuestra comprensión de cuáles podrían ser esos otros rasgos esenciales aún está evolucionando, pero un candidato importante es la curiosidad.

Una pizarra de clase con fórmulas matemáticas escritas con tiza.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES

La curiosidad se puede medir mediante cuestionarios que examinan cuánto disfrutan las personas explorando nuevas ideas y probando nuevas experiencias, y parecen ser más creativas en tareas que implican hacer una lluvia de ideas en un laboratorio, pero también en su vida personal.

La importancia de la curiosidad para el genio creativo también se puede ver en los estudios de casos de figuras eminentes.

Si bien no siempre es posible hacer que estas personas completen cuestionarios de personalidad, los investigadores han pedido a biógrafos, familiarizados con las minucias de sus vidas, que lo hagan en su nombre.

Los biógrafos tendían a puntuar a sus sujetos inusualmente altos en rasgos relacionados con el interés intelectual y la exploración.

Por ejemplo, el músico de jazz del siglo XX, John Coltrane, estaba profundamente fascinado por las creencias religiosas, estudiando el cristianismo, el budismo, el hinduismo y el islam, muchas de cuyas influencias se pueden detectar en su música.

¿Por qué la curiosidad empujaría a alguien hacia el genio?

El hambre de conocimiento sin duda debería motivarlo a superar los límites de su propia disciplina, mientras que otros, con menos necesidad de saber más, podrían darse por vencidos.

La curiosidad también puede alentar a alguien a ampliar sus horizontes más allá de su especialidad, lo que parece traer sus propios beneficios.

Los científicos ganadores del Premio Nobel, por ejemplo, enumeran aproximadamente tres veces más pasatiempos personales que la persona promedio.

Y es particularmente probable que se dediquen a actividades creativas como la música, la pintura o escribir poesía.

Estos pasatiempos pueden entrenar al cerebro para generar y refinar ideas, alimentando ideas más originales en la disciplina principal del científico.

Dorothy Crowfoot Hodgkin

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. La pasión de la premio Nobel Dorothy Crowfoot Hodgkin por los mosaicos bizantinos le ayudo en su investigación científica.

Perseguir múltiples intereses también puede conducir a una polinización cruzada fortuita de ideas.

La química Dorothy Crowfoot Hodgkin, por ejemplo, ganó un Premio Nobel por sus avances en cristalografía de rayos X, que le permitieron descubrir la estructura de sustancias bioquímicas como la penicilina y la vitamina B12.

Sin embargo, desde la adolescencia, tuvo un gran interés en los mosaicos bizantinos.

Su conocimiento de sus simetrías y geometría aparentemente la ayudó a comprender cómo los patrones repetitivos de moléculas podían organizarse en cristales, lo que fue fundamental para su investigación científica.

Como dice Waqas Ahmed, autor de The Polymath: «Para que puedas hacer una contribución novedosa a cualquier campo determinado, debes mirar ese campo a través de la lente más amplia posible y atraer tantas fuentes de inspiración como sea posible».

El dominio de diferentes campos capacita a la persona para ver los problemas desde múltiples puntos de vista, lo que hace que sea más probable una visión original.

Maya Angelou

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Maya Angelou fue poeta, periodista, actriz, cineasta y activista de los derechos civiles. También bailarina y cantante.

Ahmed recuerda la figura de Maya Angelou, la poeta, periodista, actriz, cineasta y activista de los derechos civiles que también disfrutó trabajando como bailarina y cantante, como un ejemplo moderno de una erudita cuyos múltiples intereses ofrecían mucho más que la suma de sus partes y que juntos alimentaron su asombrosa creatividad.

La vida de Richard Feynman ciertamente se ajusta a estas tendencias.

Piense en todo ese tiempo en la infancia que pasó jugando en su laboratorio, trabajando en diferentes proyectos en múltiples disciplinas.

Y de adulto, aprendió por sí mismo a dibujar, tocar los bongóes, hablar portugués y japonés, leer jeroglíficos e incluso se embarcó en un proyecto paralelo en genética.

Un día, en la cafetería de la universidad, se dio cuenta de que un hombre tiraba platos y los agarraba.

Se dio cuenta de que se tambaleaban mientras se movían y comenzó a dibujar ecuaciones para describir su movimiento.

Pronto vio paralelismos con la actividad de los electrones en órbita alrededor del átomo, una idea que lo llevó a su trabajo ganador del Premio Nobel sobre electrodinámica cuántica.

A partir de esta evidencia científica y anecdótica, podría ser fácil concluir que la inteligencia combinada con la curiosidad es la fórmula ganadora del genio.

Pero, por supuesto, eso tampoco es cierto: hay muchas más piezas en el rompecabezas.

Cerebros creativos

FUENTE DE LA IMAGEN -GETTY IMAGES. Está la determinación, por ejemplo: una persecución obstinada de tus pasiones incluso cuando enfrentas reveses.

Cualquier genio, en cualquier disciplina, primero debe dominar una gran cantidad de conocimientos y habilidades antes de que pueda lograr su propio avance, y eso generalmente viene con años de práctica.

Angela Duckworth, profesora de psicología en la Universidad de Pensilvania, ha sido pionera en la investigación sobre la determinación y sus hallazgos sugieren que, al igual que el coeficiente intelectual y la curiosidad, contribuye a varias medidas de éxito.

Los genios también emplearán «estrategias metacognitivas», que describen todos los procesos que usamos para planificar nuestros proyectos, monitorear nuestro progreso y encontrar estrategias mejores y más eficientes para hacer lo que necesitamos hacer.

Sin esta útil reflexión sobre nuestro trabajo, podemos perder tiempo que podría haber sido mejor empleado en una práctica o exploración fructífera.

Esto puede parecer obvio, pero a algunas personas les cuesta pensar estratégicamente para poder aprovechar al máximo sus esfuerzos, y eso hará que sea mucho más difícil alcanzar un alto nivel de logro.

Finalmente, está la humildad intelectual, un rasgo descuidado pero fundamental.

Una investigación reciente realizada por Tenelle Porter en Ball State University en Indiana, muestra que la capacidad de reconocer sus defectos y limitaciones impulsa el aprendizaje, ya que lo alienta a abordar sus errores de frente y llenar los vacíos en su pensamiento.

A largo plazo, eso contribuirá a un mayor crecimiento en cualquier disciplina.

Feynman parece haber reconocido esto.

«Puedo vivir con dudas e incertidumbre y sin saber.

Creo que es mucho más interesante vivir sin saber que tener respuestas que pueden estar equivocadas», dijo en una entrevista televisiva.

Pintura de Jean-Michel Basquiat

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. Pintura de Jean-Michel Basquiat

Incluso si alguien tiene todos estos rasgos positivos, la suerte, sin duda, juega un papel importante en la determinación de quién se elevará y quién no por encima de sus compañeros.

Debe estar en el lugar correcto, en el momento correcto, rodeado de las personas adecuadas, para poder aprovechar al máximo sus talentos, e incluso las personas más prometedoras podrían perder fácilmente la oportunidad de brillar.

No es difícil imaginar a un científico brillante que fue injustamente rechazado en un puesto en un laboratorio que podría haber ofrecido el ambiente propicio para cultivar sus habilidades; o un artista que no tenía las conexiones sociales adecuadas para poder exhibir su obra de forma destacada.

Eso sin mencionar las barreras estructurales, asociadas con la raza, el género o la sexualidad, que impiden que muchas mentes brillantes alcancen su potencial y el reconocimiento que merecen.

Como señaló Virginia Woolf en A Room of One ‘s Own, los requisitos básicos para la creatividad, como el tiempo y la privacidad para trabajar, se habían negado, y aún se niegan, a grandes segmentos de la población.

El papel de la buena fortuna en los logros ofrece otra buena razón para que las personas exitosas mantengan su humildad, incluso después de haber comenzado a ganar reconocimiento por sus logros.

La actriz Nicole Kidman interpretó el personaje de Virginia Woolf en la gran pantalla.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY IMAGES. La actriz Nicole Kidman interpretó el personaje de Virginia Woolf en la gran pantalla.

El genio humilde

Lamentablemente, muchas personas tienen una visión color de rosa de su camino hacia su reconocimiento como genio.

Comienzan a creer que sus mentes excepcionales garantizan el éxito y que sus juicios son infalibles; la pérdida de la humildad a menudo empaña su reputación.

Los escritores científicos han notado durante mucho tiempo la existencia de la «enfermedad del Nobel», un término irónico que se usa para describir la tendencia de algunos ganadores del Nobel a formar teorías bastante irracionales más adelante en la vida.

Múltiples científicos que subieron al podio del Ayuntamiento de Estocolmo para aceptar el pináculo del reconocimiento en su disciplina expresaron justificaciones absurdas para el negacionismo del sida, el negacionismo climático, el negacionismo de las vacunas, el racismo científico y el respaldo de tratamientos pseudocientíficos como la homeopatía.

Sócrates, por supuesto, nos enseñó sobre esto hace milenios.

En Apología de Sócrates, Platón describe cómo su maestro deambulaba por las calles de Atenas para conocer a los poetas, artesanos y políticos más exitosos de la ciudad.

Eventualmente, reconoció que las personas más sabias eran aquellas que podían reconocer los límites de su conocimiento.

La lección es tan relevante para los aspirantes a genios hoy como lo fue hace 2.400 años.

No importa cuán grandes sean tus talentos, siempre habrá algo que no sepas.

Imagen de portada: GETTY IMAGES. Elon Musk, Virginia Woolf, Lady Gaga y Albert Einstein son ejemplos de genios del pasado y presente según el profesor Craig Wright, que enseña el «curso de genialidad» de Yale.

FUENTE RESPONSABLE: David Robson. BBC Future. 13 de noviembre 2022.

Sociedad y Cultura/Ciencia.