La nueva parte del cuerpo hallada por un grupo de científicos (y para qué sirve).

Pon tus dedos en la parte posterior de tus mejillas y aprieta los dientes. Notarás que un músculo se tensa en relieve.

Ese es el músculo masetero, el más prominente de los músculos de la mandíbula.

Los libros de anatomía tradicionalmente han descrito al masetero como un músculo compuesto por dos capas: una superficial y otra profunda.

Pero ahora, un grupo de investigadores en Suiza dice haber descubierto una sección de los músculos de la mandíbula que hasta ahora había pasado desapercibida.

Su hallazgo consiste en que describieron una tercera capa aún más profunda del músculo masetero.

El músculo masetero es el más prominente de los músculos de la mandíbula.

«Aunque generalmente se asume que la investigación anatómica en los últimos 100 años no ha dejado piedra sin remover, nuestro hallazgo es casi como si los zoólogos descubrieran una nueva especie de vertebrado», dijo en un comunicado Jens Christoph Türp, coautor del estudio y profesor en el Centro Universitario de Medicina Dental de Basel.

Capa profunda

Para lograr este descubrimiento, los investigadores estudiaron la estructura de la musculatura de la mandíbula, imágenes tomográficas, secciones de tejido de personas muertas que donaron sus cuerpos a la ciencia y datos de resonancia magnética de una persona viva.

La S corresponde a la capa superficial del masetero. La D a la capa profunda. Y la C a la coronoide, la tercera capa aún más profunda recién descubierta.

De esta manera, identificaron esta tercera capa profunda, asociada al proceso muscular de la mandíbula inferior.

A ese proceso muscular se le llama «coronoide», por eso los autores de la investigación proponen que a esta nueva capa se le llame Musculus masseter pars coronoidea.

Szilvia Mezey, coautora del estudio, explica que aunque anteriormente ya se había descrito al músculo masetero con tres capas, la literatura existente no es clara y a veces es contradictoria.

El masetero a veces se describe con una sola capa, a veces con dos y cuando se ha descrito con tres capas, se ha visto como una variación particular, dice la experta.

Mujer

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

«Queríamos ver a qué se debía esa inconsistencia», le dice a BBC Mundo Mezey, quien trabaja en el Departamento de Biomedicina en la Universidad de Basel.

«Con nuestra investigación nos dimos cuenta de que no era solo una variación, sino que era consistente, estaba constantemente ahí».

 

¿Qué función tiene?

Según Mezey, esta nueva capa tiene una función claramente distinta a las otras dos capas del masetero.

Odontóloga

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

La primera capa se encarga de elevar la mandíbula, la segunda ayuda a que no se se vaya ni hacia atrás ni hacia adelante; y la tercera ayuda a retractar la mandíbula, estabilizarla y cerrarla.

Para la experta, este hallazgo resulta importante para odontólogos y cirujanos, ya que indica que el masetero está formado y se comporta de una manera distinta a lo que hasta ahora se había pensado.

Además, dice la especialista, su investigación demuestra que no tenemos el cuerpo humano completamente mapeado y que nos falta mucho por conocer.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021

Cuerpo humano/Ciencia/Investigación médica/Salud

Ómicron: 5 buenas noticias para acabar el año.

La pandemia no ha terminado, y no sabemos cómo ni cuándo terminará. El nivel de incertidumbre sigue siendo muy alto.

Todavía hay muchas cosas que no sabemos de ómicron y predecir cómo evolucionará el virus es muy arriesgado.

No podemos descartar que incluso la situación empeore, pero también podemos encontrar algunas buenas noticias que nos permiten seguir siendo moderadamente optimistas.

1. La infección por ómicron supone un menor riesgo individual de hospitalización y fallecimiento.

Cada vez hay más evidencias de que la infección por esta variante supone un menor riesgo de hospitalización. Los primeros análisis que llegan de Sudáfrica sugieren un riesgo reducido de hospitalización entre las personas infectadas con ómicron en comparación con las infectadas con otras variantes, en el mismo período de tiempo.

Además, una vez hospitalizadas, las personas infectadas con ómicron tenían un riesgo reducido de enfermedad grave en comparación con las personas infectadas por delta. Es probable que parte de esta reducción se deba a una alta inmunidad de la población.

En otros países empieza también a ser ilustrativo el desacoplamiento entre infectados por ómicron y el número de pacientes que entran en UCI y fallecen por covid-19, aunque todavía sea difícil determinar si la nueva variante es menos virulenta o si es efecto de la inmunidad de la población (infecciones previas y vacunación), o por ambas cosas a la vez. En Sudáfrica se notifica un 65 % menos de hospitalizaciones; en Escocia, un 60 %; y en Inglaterra, un 40 %.

Un reciente informe del Imperial College de Londres concluye que las personas que contraen ómicron tienen una menor probabilidad de necesitar atención hospitalaria en comparación con la variante delta.

La Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, en su informe de evaluación de riesgos para la variante, ya califica de «riesgo relativo moderado» la posibilidad de hospitalización por ómicron, comparado con delta (aunque admite que todavía no hay datos sobre la gravedad una vez en el hospital o la mortalidad).

2. En algunos países los casos caen en picada.

En Noruega, Holanda, Bélgica, Alemania, Sudáfrica o Austria ya ha comenzado a disminuir el número de casos. Es posible que en varios de estos países se mezclen el efecto de delta y ómicron. Algunos, además, llevaban varias semanas con restricciones.

Variantes del coronavirus

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Pero si nos fijamos en Sudáfrica, donde el efecto de ómicron parece más evidente, el aumento ha sido explosivo y exponencial y la caída también parece ser muy rápida. Algunos sugieren unas cuatro-cinco semanas de subida hasta llegar al máximo y otro tanto de bajada.

Quizá esta sea la mejor noticia. Aunque la posibilidad individual de hospitalización sea menor, un muro vertical de casos es tremendamente peligroso para el sistema sanitario y lo puede llevar al colapso. Por eso, la caída en picado de casos es una muy buena noticia.

3. Las vacunas protegen frente a ómicron.

Las personas con dos dosis permanecen protegidas frente a la hospitalización, aunque hayan perdido parte de la protección frente a la infección.

Probablemente esto es debido a que la mayoría de las vacunas proporcionan una respuesta celular que no se ve afectada por esta variante. También hay datos que demuestran que una tercera dosis de las vacunas ARN mensajero tienen una potente capacidad neutralizante contra ómicron.

Además, ya se están desarrollando nuevas vacunas universales frente al SARS-CoV-2 y todas sus variantes, incluida ómicron.

Vacuna

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

4. Hay fármacos eficaces contra ómicron. 

La revista Science presenta en su portada al medicamento Paxlovid, un nuevo antiviral oral, inhibidor de la proteasa viral, con una capacidad de disminuir el riesgo de covid-19 grave en más de un 90 %. Este antiviral ya ha sido aprobado por la FDA.

El Paxlovid es un inhibidor de una de las proteasas del SARS-CoV-2, la denominada 3CL. El tratamiento se combina con otro inhibidor de las proteasas, el ritonavir, que ha sido empleado contra el VIH.

Como la variante ómicron no presenta mutaciones en esas proteínas que son la diana de Paxlovid, es muy probable que este fármaco sea igualmente eficaz con la nueva variante en la vida real. Al menos, según ha informado la empresa Pfizer, los ensayos in vitro así lo demuestran.

Pero todavía hay más. El anticuerpo monoclonal Sotrovimab, de la empresa GSK, también parece que es eficaz contra ómicron. Se trata de un anticuerpo que se une a una zona concreta (epítopo) en el SARS-CoV-2 compartida con el SARS-CoV-1 (el virus que causa el SARS), lo que indica que ese epítopo está muy conservado. Esto dificulta que se desarrollen resistencias en las nuevas variantes.

Laboratorio

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

El Remdesivir, un inhibidor de la ARN polimerasa viral, es otro antiviral que en pacientes no hospitalizados con síntomas covid-19 resultó en un 87 % menos de riesgo de hospitalización o muerte que el placebo. 

Gilead, el fabricante de Remdesivir, ha llevado a cabo un análisis de la información genética de ómicron y no ha encontrado mutaciones que afecten a la diana de este fármaco, por lo que es muy probable que este antiviral siga siendo activo contra esta variante.

Hasta la fecha, la actividad antiviral de Remdesivir ha sido confirmada in vitro contra todas las otras variantes del SARS-CoV-2, incluyendo alfa, beta, gamma, delta y épsilon.

5. Ómicron infecta menos las células pulmonares.

Al menos en modelos celulares y en hámsteres. Es verdad que no tenemos el dato en humanos, pero existen varios trabajos preliminares que sugieren que la variante ómicron se multiplica peor en células pulmonares, lo cual podría ser indicativo de su menor virulencia (aunque habría que comprobar qué ocurre en otros órganos).

Trabajadoras de la salud.

FUENTE DE LA IMAGEN – GETTY

Todavía la situación es muy delicada, sobre todo por el explosivo aumento de casos que están llevando al sistema sanitario al colapso. Si antes 1 de cada 100 casos acababa en el hospital, ahora, gracias a las vacunas, son 1 de cada 1.000, pero si aumenta de manera exponencial el número de casos, las hospitalizaciones también aumentarán y colapsará el sistema, como ya estamos viendo. Por eso tenemos que ser muy cautos.

De todas formas, estas noticias, aunque preliminares, son buenas noticias y nos permiten seguir siendo optimistas. 2020 fue el año del virus, 2021 el de las vacunas de ARN mensajero y ojalá 2022 el comienzo del fin de la pandemia.

*Ignacio López-Goñi es catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra, España.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: THE CONVERSATION. Por Ignacio López-Goñi. Diciembre 2021.

Pandemia de coronavirus/Ciencia/Salud/Variante Ómicron/Vacunas contra el coronavirus.

 

 

 

Que es y que riesgos implica el «Glaciar del Juicio Final», que está en la Antártida.

Las grietas y fisuras avivan los temores de una ruptura que podría llevar a un aumento de mas de medio metro en el nivel global del mar.

Hace veinte años, un área de hielo que se pensaba pesaba casi 500 mil millones de toneladas se separó dramáticamente del continente antártico y se rompió en miles de icebergs en el mar de Weddell.

Se sabía que la plataforma de hielo Larsen B de 3250 km2 se estaba derritiendo rápidamente, pero nadie había predicho que tomaría solo un mes para que el gigante de 200 metros de espesor se desintegre por completo.

Esta semana, los científicos del hielo reunidos en Nueva Orleans advirtieron que algo aún más alarmante se estaba gestando en la capa de hielo de la Antártida occidental, una vasta cuenca de hielo en la península antártica.

Años de investigación por equipos de investigadores británicos y estadounidenses demostraron que se habían abierto grandes grietas y fisuras tanto en la parte superior como debajo del glaciar Thwaites, uno de los más grandes del mundo, y se temía que partes de él también pudieran fracturarse. y colapsar posiblemente dentro de cinco años o menos.

Thwaites hace que Larsen B parezca un cubito. Es aproximadamente 100 veces más grande, aproximadamente del tamaño de Gran Bretaña, y contiene suficiente agua por sí sola para elevar el nivel del mar en todo el mundo en más de medio metro. Contribuye con alrededor del 4% del aumento anual del nivel del mar en todo el mundo y ha sido llamado el glaciar más importante del mundo, incluso el glaciar del “día del juicio final”. Los estudios satelitales muestran que se está derritiendo mucho más rápido que en la década de 1990.

Thwaites es preocupante, pero hay muchos otros grandes glaciares en la Antártida que también retroceden, adelgazan y se derriten a medida que el Océano Austral se calienta. Muchos están siendo retenidos porque Thwaites actúa como un corcho, bloqueando su salida al mar. Si Thwaites se derrumbara, los científicos creen que los demás se acelerarían, lo que provocaría el colapso de toda la capa de hielo y un catastrófico aumento global del nivel del mar de varios metros.

Si pueden colapsar y con qué rapidez son algunas de las preguntas más importantes de la época. Los niveles del mar están aumentando rápidamente: la tasa anual de aumento se duplicó con creces de 1,4 mm a 3,6 mm entre 2006 y 2015 , y se aceleró. Unos pocos milímetros al año no suenan mucho, pero la pérdida de incluso una pequeña parte de Thwaites no solo ayudaría a acelerar esto aún más, sino que probablemente aumentaría la severidad de las marejadas ciclónicas.

Si todos los glaciares de la Antártida Occidental colapsaran alguna vez, no hay ciudad costera en el mundo que, con el tiempo, no se vea inundada con un costo ruinoso para la vida y la economía.

Imagen de portada: Gentileza de Continental. Argentina.

FUENTE RESPONSABLE: Continental. Actualidad.

Ciencia/Sociedad/Cambio Climático/Glaciares/

 

El innovador saco de dormir para tratar el síndrome de los «ojos aplastados» asociado a los viajes espaciales.

Los sacos espaciales ayudan a que los fluidos no se queden en la cabeza y se muevan hacia los pies.

Un grupo de científicos desarrolló un saco de dormir de alta tecnología que podría prevenir los problemas de visión que experimentan algunos astronautas mientras viven en el espacio.

En gravedad cero, los fluidos flotan en la cabeza y aplastan el globo ocular con el tiempo.

Este es uno de los problemas que más riesgo genera para los astronautas, y algunos expertos están preocupados porque podría comprometer las misiones a Marte.

Los sacos tienen una tecnología que succiona el líquido de la cabeza hacia los pies.

El responsable de su desarrollo es Benjamín Levine, un profesor de medicina interna del Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas, y quien busca que el dispositivo se utilice en la Estación Espacial Internacional (EEI).

La NASA documentó problemas de visión en más de la mitad de los astronautas que sirven en la EEI. Algunos generaron hipermetropía, tenían dificultades para leer y, en ocasiones, necesitaban apoyo de otros miembros de la misma tripulación para completar tareas de experimentación.

«No sabemos qué tan graves podrían ser los efectos en un vuelo más largo, como una operación a Marte de dos años», dijo el profesor Levine, quien también es director del Instituto de Medicina para el Ambiente y Ejercicio, un programa del Southwestern Medical Center en conjunto con el hospital Texas Health Presbyterian de Dallas.

El científico Benjamin Levine, creador de los sacos espaciales

FUENTE DE LA IMAGEN – DAVID GRESHAM

El científico Benjamin Levine, creador de los sacos espaciales.

¨Sería un desastre mayor que los astronautas tuvieran una discapacidad tan grave que no fueran capaces de ver lo que están haciendo, eso comprometería la misión¨, agregó.

En 2005, el astronauta John Phillips se lanzó a la EEI con una visión de 20/20 y regresó seis meses después con una visión de 20/100. Otros experimentan una versión menos grave de la afección.

En la Tierra, cuando una persona se levanta de la cama la gravedad hace que los fluidos pasen al interior del cuerpo, algo que se conoce como «descarga». En el espacio, no obstante, la baja gravedad permite que casi dos litros de fluidos corporales se acumulen en la cabeza, lo que ejerce presión en el globo ocular.

La situación en el espacio puede causar una enfermedad llamada síndrome neuro-ocular asociado a vuelos espaciales (SANS, en inglés), que causa un aplanamiento progresivo en la parte posterior del ojo, inflamación del nervio óptico y deterioro de la visión.

¿Cómo funciona el saco de dormir?

Aunque en la Tierra la presión cerebral de una persona acostada es ligeramente más alta que en alguien que está en el espacio, cuando se pone de pie se suaviza, algo que nunca sucede con los astronautas en la gravedad cero.

El saco para dormir, desarrollado junto a la manufacturera de equipo de exteriores REI, se ajusta a la cintura de la persona, y encierra la parte inferior de su cuerpo en un marco sólido.

La astronauta Serena Auñón revisa sus ojos en la Estación Espacial Internacional

FUENTE DE LA IMAGEN – NASA

La astronauta Serena Auñón revisa sus ojos en la Estación Espacial Internacional.

Es entonces cuando un dispositivo de succión, que funciona bajo el mismo principio que una aspiradora, crea una diferencia de presión que atrae el líquido hacia los pies. Esto evita que se acumule en el cerebro y genere una presión dañina al ojo.

Antes de que esta nueva tecnología se utilice de forma rutinaria es necesario investigar el tiempo que los astronautas deben pasar con el saco de dormir.

«¿Todo el mundo necesita hacer esto o son solo las personas que están en riesgo de desarrollar SANS? ¿Necesitan hacerlo tan pronto como lleguen al espacio, o pueden esperar y ver si su visión cambia?», se preguntó el doctor Levine.

Pese a estas interrogantes, el científico se mostró optimista de que el SANS no sea un riesgo para la salud cuando la NASA comience las expediciones a Marte.

¿Cómo probaron la tecnología?

Doce personas sobrevivientes de cáncer ayudaron a clarificar las causas de esta afección. Los voluntarios que participaron en el estudio tenían puertos en sus cabezas para recibir quimioterapia y permitieron que los expertos midieron su presión cerebral mientras volaban en viajes parabólicos que simulan la gravedad cero durante varios segundos.

De esta forma, los científicos tomaron medidas mientras estaban acostados, con o sin el saco de dormir. Los investigadores encontraron que, si bien a solo tres días de estar acostados tuvieron una presión que alteró ligeramente la forma del globo ocular, no se produjo tal cambio cuando se utilizó la tecnología de succión.

La tecnología de los sacos también podría ayudar a mejorar una condición que se llama fibrilación auricular provocada por la microgravedad y que hace que el corazón se encoja en el espacio, por lo que late de manera irregular.

El trabajo ha sido reseñado por la revista JAMA Ophthalmology.

Imagen de portada: Gentileza de Southwestern Medical Center.

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC news Mundo. Diciembre 2021

Espacio/NASA/Ciencia/Medicina.

Covid de larga duración: «Tengo que elegir entre caminar y hablar»

Jasmine Hayer ha sido contactada por cientos de pacientes después de iniciar un blog en el que aborda el covid prolongado.

Son miles los afectados, pero no hay certeza de por qué algunas personas desarrollan el llamado covid de larga duración y otras no.

Tampoco se comprenden en su totalidad los mecanismos por los cuales una infección del coronavirus conducen al covid prolongado.

Ese contexto hace difícil calcular cuántos casos existen en todo el mundo.

«Las estimaciones varían sobre cuán frecuente es el Covid prolongado, pero aproximadamente una cuarta parte de las personas con Covid-19 tienen síntomas persistentes 4 a 5 semanas después de dar positivo en la prueba, con alrededor 1 de cada 10 experimentando síntomas después de 12 semanas», señala un informe* de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Salud.

La periodista de la BBC Charlie Jones obtuvo algunos testimonios desgarradores en Reino Unido, donde se estima que más de un millón de personas lo padecen.

Y es que muchos pacientes dicen que solo tuvieron una infección inicial leve, pero que terminó arruinando su salud, su vida social y sus finanzas.

Raya

Jasmine Hayer, de 32 años, vivía en Londres y se estaba preparando para ser profesora de yoga cuando contrajo el coronavirus en marzo pasado.

A veces se siente como si fuera una persona diferente, dice, hablando lenta y cuidadosamente desde la casa de sus padres en Bedfordshire, en el este de Inglaterra.

Se mudó allí el verano pasado cuando se dio cuenta de que ni siquiera podía hacer la cama sin perder el aliento.

«Esta enfermedad es tan desconcertante y nadie sabe realmente cómo tratarla. Honestamente, no sé si alguna vez recuperaré por completo mi salud, pero nunca dejaré de intentarlo», indica.

Actualmente se encuentra de licencia pagada por enfermedad, pero está desesperada por volver a trabajar.

Siente como si le hubiesen arrebatado su vida, lo mismo que experimentan «tantos otros con covid de larga duración», dice. «Hemos tenido una gran crisis de identidad».

Jasmine Hayer

FUENTE DE LA IMAGEN – JASMINE HAYER

Jasmine se estaba preparando para ser profesora de yoga antes de que contrajera el virus.

«Necesito reinventarme. Ni siquiera puedo levantar el brazo izquierdo, mucho menos ser profesora de yoga, lo cual es desgarrador».

Durante nueve meses, los médicos dijeron que la ansiedad era la causa de sus síntomas, que incluían presión en el pecho, dolor en el corazón, dificultad para respirar, fatiga y palpitaciones.

Pero sabía que estaban equivocados y desarrolló su propio rastreador de síntomas que la ayudó a darse cuenta de que sus desencadenantes eran: inclinarse, caminar y hablar, con un impacto retardado en sus pulmones.

Su salud sólo comenzó a mejorar cuando comenzó un tratamiento en una clínica para 130 pacientes con covid prolongado severo, en el Hospital Royal Brompton, en Londres.

Los médicos encontraron múltiples problemas de salud. Una prueba de transferencia de gas mostró que los niveles de oxígeno en sus pulmones eran del 53%, lo mismo que un paciente con una enfermedad pulmonar, y le diagnosticaron inflamación cardíaca que le dijeron que no habían visto antes.

También encontraron pequeños coágulos de sangre en sus pulmones, que solo aparecieron en un examen especializado llamado gammagrafía pulmonar de ventilación/perfusión.

Desde que comenzó a tomar medicamentos anticoagulantes, los coágulos han desaparecido, pero todavía tiene un flujo anormal de sangre y oxígeno hacia sus pulmones.

Jasmine Hayer

FUENTE DE LA IMAGEN – JASMINE HAYER

Jasmine se sintió desesperadamente sola después de que los doctores le dijeran que lo que estaba experimentando era ansiedad.

«Un medicamento antiinflamatorio llamado colchicina cambió significativamente mi recuperación, pero desgraciadamente volví a recaer. Ahora puedo caminar lentamente por cinco minutos una vez a la semana si tengo suerte, pero después me duele el pecho. Tengo que elegir entre usar mi voz y mover mi cuerpo. No puedo hacer ambas cosas en un día».

«Los médicos no saben por qué si tengo buenos niveles de oxígeno en mi cuerpo, no llega a mis pulmones, lo que podría ser un problema con mis vasos sanguíneos. Pero mis escáneres muestran que son normales, nunca antes habían visto esto».

Desde que comenzó un blog en el que cuenta su caso, ha sido contactada por cientos de personas con covid de larga duración que están desesperadas por ayuda.

«Muchos pacientes están siendo despachados porque sus médicos de cabecera y especialistas no han recibido suficiente orientación. No saben que los pacientes pueden tener micro coágulos de sangre, aunque los resultados de sus escáneres y análisis de sangre sean normales, como me pasa a mí».

Jasmine está siguiendo de cerca un estudio puesto en marcha en Alemania que encontró coágulos de sangre microscópicos en pacientes con covid de larga duración, lo que estaría privando de oxígeno a los tejidos.

Una técnica que limpia la sangre al eliminar las proteínas que forma la enfermedad ha ayudado a algunos pacientes allí.

jasmine Hayer

FUENTE DE LA IMAGEN – JASMINE HAYER

Jasmine todavía tiene un flujo anormal de sangre y oxígeno hacia sus pulmones.

También es asesora de pacientes en el estudio de covid de larga duración más extenso del mundo hasta la fecha, cuyo objetivo es mejorar el diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad.

Amitava Banerjee, profesor de Ciencia de Datos Clínicos de la University College London, está dirigiendo STIMULATE-ICP, un estudio de dos años en el que participarán 4.500 pacientes de seis clínicas de covid de larga duración.

Se probarán medicamentos existentes para determinar su eficacia, incluidos los antihistamínicos, como el tratamiento para la fiebre del heno, la loratadina. También se podrán a prueba fármacos anticoagulantes como rivaroxaban y el fármaco antiinflamatorio colchicina.

A Banerjee le preocupa que el número actual de infecciones provoque que más personas sufran de covid prolongado.

Muchos pacientes lo desarrollaron después de una infección leve, explica, por lo que no está seguro de que la variante ómicron pueda producir una enfermedad inicial menos grave.

«Sabemos que las personas que no fueron hospitalizadas con covid grave han seguido con sus vidas y se han visto más deterioradas y eso debería preocuparnos», dice.

Jasmine Hayer

FUENTE DE LA IMAGEN – JASMINE HAYER

A menudo le cuesta concentrarse porque su dolor en el pecho y en el corazón desencadena su trastorno de estrés postraumático.

Sin lugar a dudas, las vacunas ayudan a prevenir la muerte y la manifestación severa de la enfermedad, pero los científicos aún no saben si protegen contra el covid prolongado, indica.

Muchos jóvenes con covid prolongado no han podido regresar al trabajo, agrega, y esto ha tenido un impacto importante en su salud, bienestar y economía.

El cardiólogo considera que la mejor manera de prevenirlo es «en primer lugar, evitar infectarse y mantener baja la tasa de infección», lo que no se logrará con un enfoque exclusivo de vacunas, explica.

«Me encantaría ver más consideración, debate y reconocimiento del covid de larga duración por parte de quienes hacen nuestras políticas públicas», dice.

«Si solo se hacen mediciones de las muertes, se deja por fuera el impacto en las vidas de las personas. Deberíamos saberlo».

Se solicitó al Departamento de Salud y Asistencia Social de Reino Unido una respuesta a los comentarios del profesor Banerjee.

«Al final de mis clases, me siento borracha»

Para Emily Miller, el covid de larga duración sigue siendo una experiencia aterradora y solitaria, sin el aporte de especialistas médicos que la apoyen.

Emily Miller

FUENTE DE LA IMAGEN – EMILY MILLER

Emily Miller contrajo covid-19 en octubre.

La joven de 21 años había regresado a la ciudad de Oxford cuando, en octubre, contrajo el coronavirus.

Había estado estudiando Industria de la Música en la ciudad de Brighton.

Miller creció en Oxford y se acostumbró a caminar a todas partes y disfrutar de los paseos al teatro.

Ahora sólo sale de casa para citas médicas y sus estudios.

«Al final de mis clases, me siento borracha y no puedo recordar lo que se ha dicho».

«No veo a mis amigos ni tengo una vida social. Mi vida ha cambiado por completo y también mi trayectoria profesional».

Después de una infección leve inicial, comenzó a experimentar migrañas, tinnitus, entumecimiento, dificultad para respirar, mareos, hemorragias nasales, dolor de pecho y náuseas.

Un análisis de sangre mostró que tenía un recuento bajo de glóbulos blancos y fue remitida a una clínica de covid de larga duración, que la ayudó con el manejo de la fatiga. Luego fue enviada a un neurólogo.

Emily cuenta que un médico de cabecera le dijo que los síntomas se debían a la ansiedad y que debía «ir a casa y ponerme en orden».

«Se me estaban acabando las opciones»

Emily todavía toma analgésicos y sufre de fatiga, espasmos musculares y problemas gastrointestinales. Su médico de cabecera sugirió recientemente que se trataba de un síndrome del intestino irritable relacionado con la ansiedad.

Emily Miller

FUENTE DE LA IMAGEN – EMILY MILLER

Emily todavía toma analgésicos y sufre de fatiga, espasmos musculares y problemas gastrointestinales.

«Me encantaría tener más exámenes e investigaciones para ver qué está causando esto, pero sigo chocando contra una pared de ladrillos», dice.

Además de su salud, sus mayores preocupaciones son financieras; tener con qué pagar la renta cada mes es una de ellas.

«Solicité un subsidio para estudiantes discapacitados, pero no reconocen el covid de larga duración como una discapacidad. Realmente espero que algún día se cuente», señala.

Siente que sus perspectivas laborales cuando se gradúe el próximo año son sombrías, y su sueño de trabajar para un sello discográfico está en suspenso.

Decidió crear una página de recaudación de fondos para mantenerse y costear sus intentos por conseguir una cura a través de tratamientos experimentales como la oxigenoterapia.

«No me gusta pedirle a otras personas que me apoyen (económicamente), pero sentí que se me estaban acabando las opciones».

Pérdida de peso, diabetes e hipertensión.

En una situación similar se encuentra Antony Loveless, quien recientemente tuvo que pedirle a su madre que le prestara unos US$1.300 para pagar su hipoteca.

Antony y Claire

FUENTE DE LA IMAGEN – ANTONY LOVELESS

Antony y su compañera Claire perdieron sus trabajos y pasaron la mayor parte de este año en la cama.

Tiene 54 años y se infectó con SARS Cov-2 en enero mientras trabajaba como investigador principal en el puerto de London Gateway.

Su compañera, Claire Hooper, de 52 años, que trabajaba como enfermera, también lo contrajo y, como él, sufre de covid prolongado.

Han pasado la mayor parte de este año en cama con dolor y fatiga incapacitantes, y ambos han sido despedidos de sus empleos.

Antony ha perdido 25 kilos, camina con un bastón y conduce un automóvil con placa de discapacidad.

Le han diagnosticado pérdida de glóbulos blancos y un trastorno autonómico llamado síndrome de taquicardia ortostática postural, que afecta su capacidad para regular la presión arterial.

Claire ha perdido 38 kilos y ahora tiene diabetes e hipertensión.

Ambos han sido dados de alta de una clínica de covid de larga duración, ya que les dijeron que estaban demasiado enfermos para comenzar la rehabilitación.

Usaron más de US$13.000 de sus ahorros solo para pagar su hipoteca y facturas. Recientemente, calificaron para ser cobijados por los beneficios del Estado.

«Teníamos un estilo de vida bueno, de clase media», dice Antony. «Pasamos de ganar alrededor de US$6.000 al mes a vivir con lo mínimo».

«¿Y nosotros?»

El ex fotógrafo de guerra y autor tiene que configurar recordatorios en su teléfono para ir a la cocina a comer, pero luego no puede recordar por qué está allí.

Antony Loveless

FUENTE DE LA IMAGEN – ANTONY LOVELESS

Antony Loveless trabajó como fotógrafo de guerra y autor.

«No había fumado en 37 años y olvidé que no fumaba y compré un paquete de cigarrillos el otro día», dice.

Se siente frustrado porque se recopilan estadísticas sobre personas con covid-19 que viven y mueren, pero «no de las personas en el medio».

«El gobierno nunca habla de covid de larga duración. O mueres o te recuperas, pero ¿y nosotros?»

Dice que las cosas se pusieron tan mal hace unos meses que junto a Claire consideraron terminar con sus vidas.

«Llegamos a un punto en el que no podíamos seguir con el dolor y la falta de calidad de vida. Nos habíamos quedado sin dinero y sin opciones y estábamos acostados en la cama, sin ni siquiera poder seguir una trama en la televisión».

Antony dice que se sienten como si los hubieran dejado flotando en el aire.

«Seguiremos viviendo y esperando mejorar, eso es todo lo que podemos hacer», asegura.

Raya

¿Qué es el covid de larga duración?

  • El covid prolongado cubre una amplia gama de síntomas que incluyen fatiga, tos, dolores de cabeza y musculares.
  • La mayoría de las personas que contraen el coronavirus se sienten mejor en unos pocos días o semanas, pero los síntomas pueden durar más, incluso después de una infección leve.
  • «Existe una creciente evidencia de que el virus puede causar daño directo a los órganos, pero también desencadenar una respuesta anormal, aumentando la coagulación de la sangre y la liberación de sustancias inflamatorias», señala el informe de la OMS y del Observatorio Europeo: *»In the wake of the pandemic. Preparing for Long COVID» (Como consecuencia de la pandemia: prepararse para un COVID prolongado).

Imagen de portada: Gentileza de Jasmine Hayer

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021

Sociedad/Ciencia/Salud/Variante Ómicron

Científicos descubrieron que un medicamento en desarrollo para tratar Alzheimer es también eficaz para la ELA.

Por favor profundiza esta entrada; cliqueando donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

El fármaco desarrollado por una universidad japonesa ya demostró ser eficaz contra un tipo de esclerosis lateral amiotrófica. Investigadores buscan avanzar hacia las pruebas humanas.

La Universidad Yamagata, ubicada en Japón, anunció este viernes que sus investigadores descubrieron que un medicamento desarrollado para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer también es eficaz para tratar la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), más comúnmente conocida como enfermedad de Lou Gehrig.

Según informó la institución, el fármaco identificado sería capaz de frenar la aglomeración anormal de proteínas que causa la enfermedad neurodegenerativa progresiva. Con un tratamiento efectivo, la debilitación de músculos que deja a los pacientes con ELA sin la capacidad de caminar, hablar, comer y, finalmente, respirar, podría evitarse.

Mientras existen medicamentos ideados para ralentizar el avance de la enfermedad, aún no se conoce de ninguno que trabaje en detenerla. De acuerdo con el director del centro de investigación sobre ELA del Hospital Nacional de Yamagata, Takeo Kato, el nuevo medicamento en desarrollo será el primero de su tipo en trabajar sobre la proteína acumulada en el cerebro y la médula espinal para detener de manera definitiva la ELA.

La enfermedad mortal se caracteriza por la agregación de proteínas ubiquitinadas en las neuronas motoras afectadas, acción que deriva en la debilitación de la musculatura de los pacientes. Bajo el nuevo medicamento, el equipo de investigación japonés ya logró frenar la agregación de proteínas en ratones con ELA cultivada en laboratorio al administrar el fármaco candidato.

La universidad proyecta comenzar con pruebas humanas en 2024.

Mientras los resultados preliminares son significantes, la investigación recién comienza. Los ratones utilizados en el ensayo padecían de ELA familiar o hereditaria, el tipo menos común. Por ende, el siguiente paso en el desarrollo del medicamento será llevar a cabo experimentos en ratones con la ELA esporádica o no hereditaria, la más frecuente. El equipo de investigación tiene como objetivo iniciar ensayos clínicos con pacientes humanos en 2024.

Los investigadores continuarán trabajando en el medicamento que, esperan, podrá asistir a las aproximadamente 10,000 personas en Japón que sufren de ELA. Según Mitsubishi Tanabe Pharma Corp, cada año se diagnostican entre 1,000 y 2,000 personas con la enfermedad en el país asiático, mientras que la enfermedad afecta a 5 de cada 100.000 personas en todo el mundo.

Se cree que la enfermedad de Alzheimer, la causa más común de demencia, es causada por depósitos de un fragmento de proteína llamado beta-amiloide y fibras retorcidas de otra proteína llamada tau que se acumulan en el cerebro, según la Asociación de Alzheimer. Gracias a sus similitudes, los científicos de la institución japonesa esperan poder aplicar lo aprendido en el medicamento para ELA en futuras investigaciones sobre el Alzheimer.

Imagen de portada: Gentileza de Crónica

FUENTE RESPONSABLE: Crónica. Argentina.

Sociedad/Salud/Salud Mental/Alzheimer/ELA/Ciencia/Japón

 

 

 

18 descubrimientos astronómicos que nos han sorprendido en 2021.

Por favor profundiza esta entrada; cliqueando donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

Agujeros negros superlativos, lunas en formación, indicios de agua en los confines del Cosmos o varios planetas que orbitan su estrella al mismo compás; el Universo es fascinante. Acompáñanos en este repaso de los descubrimientos astronómicos más importantes de 2021

Una hormiga pasea sobre tu taza de café durante una mañana cualquiera mientras desayunas en el jardín. Es seguro que esa hormiga puede ver tu taza, detectarla con sus antenas, sentirla bajo sus patas e incluso acercarse a inspeccionar que alberga en su interior. Sin embargo, lo que esta hormiga difícilmente jamás llegará a entender es para qué sirve esa taza, por qué tiene esa forma, de qué material fue fabricada y por qué, o cuán diferente puede saber ese café un domingo o un lunes por la mañana.

Al ser humano le pasa algo parecido con el Universo. Mientras nuestras antenas apuntan hacia el espacio, nuestros satélites orbitan la Tierra o nuestras naves se dirigen a rincones cada vez más remotos del Cosmos, apenas alcanzamos a vislumbrar una respuesta para gran parte de los procesos que tienen lugar en el vasto Universo, al que nos asomamos como una pequeña hormiga puede hacerlo a la mesa de nuestro jardín en busca de unas cuantas migajas que devolver a su colonia para pasar otro invierno.

La única diferencia, quizá, es que nosotros, aún conscientes de nuestra insignificancia, no cejamos en nuestro empeño de mirar al cielo en busca de una contestación. Y si es muy probable que aún estemos muy lejos de encontrar las respuestas, bien es cierto que, en esa búsqueda no podemos sino maravillarnos con cada pequeño secreto que aparece revelado ante nuestro humilde ingenio.

En esta galería fotográfica hacemos un repaso de los descubrimientos más destacados de este año en el campo de la astronomía. Puede que no resuelvan ninguna de las grandes cuestiones que muchos nos hacemos cuando miramos a las estrellas. Sin embargo, nunca está de más maravillarse con la inmensidad del Cosmos y, de vez en cuando, mirar al mundo con humildad y sentirse como una hormiga. Con cada uno de ellos, tal vez, estemos un poco más cerca de resolver los enigmas que nos rodean. 

6 exoplanetas con órbitas rítmicas que desconciertan a los científicos

1 / 18 – 6 exoplanetas con órbitas rítmicas que desconciertan a los científicos

Se trata de un sistema de seis exoplanetas donde todos menos el más cercano a la estrella están acompasados en una danza rítmica mientras se desplazan en sus órbitas; en otras palabras, están en resonancia. Esto significa que a medida que dichos planetas giran alrededor de la estrella repiten patrones en los cuales varios de ellos se alinean cada pocas orbitas. El fenómeno no es del todo nuevo, ya que podemos observar una resonancia similar entre las órbitas de Io, Europa y Ganímedes, tres de las mayores lunas de Júpiter. En este caso Ío, el satélite más cercano de los tres al gigante gaseoso, completa cuatro órbitas alrededor de Júpiter por cada una que realiza Ganímedes, la más lejana, y por cada dos de Europa.

Los cinco exoplanetas externos del sistema TOI-178, no obstante, siguen una cadena de resonancia mucho más compleja; de hecho una de las más largas descubiertas hasta ahora en un sistema planetario. Mientras que las tres lunas de Júpiter están en una resonancia de 4: 2: 1, los cinco planetas exteriores en el sistema TOI-178 siguen un patrón de 18: 9: 6: 4: 3.Puede resultar una simple curiosidad orbital, pero más allá de lo peculiar del sistema, la danza resonante de planetas alrededor de TOI-178 proporciona algunas pistas sobre el pasado del sistema.

Descubren cómo se alimenta un agujero negro

Foto: ESO/L. Calçada – 2 / 18 – Descubren cómo se alimenta un agujero negro

Las imágenes combinadas de los telescopios ALMA, VLT y Hubble revelan unas estructuras en el seno de los agujeros negros intergalácticos que los envuelven y alimentan.

Detectar el momento en que un agujero negro inicia este proceso de captura, por lo poco frecuente de la coyuntura, no suele ser algo habitual. Ahora no obstante, el equipo liderado por la investigadora del Instituto de Astrofísica de Canarias -IAC-, Almudena Prieto, ha descubierto la existencia de unos largos y estrechos filamentos de polvo que envuelven y alimentan los agujeros negros de los centros galácticos y especulan que estas estructuras podrían ser la causa natural del oscurecimiento del centro de muchas galaxias cuando sus agujeros negros están activos.

Un sistema estelar casi imposible

Foto: iStock – 3 /18 – Un sistema estelar casi imposible

Ubicado aproximadamente a 325 años luz de distancia en la constelación del Centauro, el sistema binario b Centauri tiene al menos seis veces la masa del Sol, lo que lo convierte, con mucha diferencia en el sistema más masivo alrededor del cual se ha confirmado la existencia de un planeta.

El planeta descubierto, llamado b Centauri b, también es extremo. Es 10 veces más masivo que Júpiter, lo que lo convierte en uno de los planetas más masivos jamás encontrados. Además, se mueve alrededor del sistema estelar en una de las órbitas más amplias descubiertas hasta ahora, a una distancia asombrosamente 100 veces mayor que la distancia de Júpiter al Sol. Esta gran distancia del par central de estrellas podría ser clave de la supervivencia del planeta.

Una anomalía en uno de los brazos de la Vía Láctea

4 / 18 -Foto: ESO/Janson et al.Una anomalía en uno de los brazos de la Vía Láctea

Gracias a los datos obtenidos por el telescopio Spitzer de la NASA, un equipo de científicos del Instituto Tecnológico de California -Caltech- han descubierto una característica de nuestra galaxia que hasta el momento había pasado desapercibida: un contingente de estrellas jóvenes y nubes de gas formadoras de estrellas que, con una extensión de 3.000 años luz sobresale de uno de los brazos espirales de la Vía Láctea como lo hace una astilla en una tabla de madera. Se trata de la primera estructura importante identificada con una orientación muy diferente a la del brazo en que se encuentra.

Agua primigenia

5 / 18 Foto:NASA/JPL-Caltech/R. Hurt (SSC/Caltech) – Agua primigenia

Este 2021 también se han detectado indicios de la presencia de agua en la galaxia más masiva del Universo primitivo. SPT 0311-58, el lugar del hallazgo, son en realidad dos galaxias situadas a unos 12.880 millones de años luz de la Tierra, y su formación se remonta a un momento en que el Universo tenía apenas unos 780 millones de años, o cerca de un 5 % de su edad actual, y en el cual estaban naciendo las primeras estrellas y galaxias: es lo que se conoce como la Era de la Reionización.

Los planetas rocosos de nuestra Sistema Solar son más extraños de lo que pensábamos

6 / 18 – Foto: ALMA / ESO/NAOJ/NRAO /S. Dagnello (NRAO) -Los planetas rocosos de nuestra Sistema Solar son más extraños de lo que pensábamos.

La Tierra es el único planeta del que hasta ahora sabemos que hay agua suficiente en estado líquido como para dar soporte a la vida tal y como la conocemos. Podría decirse que el agua hace de nuestro mundo un lugar especial. Sin embargo parece que la Tierra, así como los demás planetas de nuestro Sistema Solar podrían ser verdaderamente peculiares. Al menos así lo sugiere una reciente investigación que informa de que la mayoría de los exoplanetas rocosos cercanos no se parecen a nada de lo que conocemos en nuestro Sistema Solar, lo que hace de la propia Tierra una excepción aún más extraña.

El nuevo objeto más distante del Sistema Solar

7 / 18 – Foto: NOIRLab/NSF/AURA/J. da Silva – El nuevo objeto más distante del Sistema Solar

Recién reconocido por la Unión Astronómica Internacional, «Farfarout» o «Muy Muy Lejano», situado a 132 veces la distancia del Sol a la Tierra, es el objeto más distante encontrado hasta ahora en nuestro Sistema Solar. Sus descubridores sabían que el objeto estaba realmente muy lejos, sin embargo no estaban seguros de la distancia exacta a la que se encontraba, por lo que para determinar su órbita pasarían dos años estudiando.

A modo de comparación, diremos que en promedio Plutón está a 39 ua del Sol. Farfarout es incluso más remoto que el anterior poseedor del récord de distancia del Sistema Solar, que fue descubierto por el mismo equipo y apodado «Farout» o “muy lejano”, y está ubicado a 124 ua del Sol. Tarda un milenio en dar una vuelta al Sol y el equipo estima que puede tener unos 400 kilómetros de ancho, lo que lo sitúa cerca de ser considerado un planeta enano por la Unión Astronómica Internacional,

Un pedazo errante de nuestra Luna

8 / 18 – Foto: NOIRLab/NSF/AURA/J. da Silva – Un pedazo errante de nuestra Luna

Poco se sabe sobre los cuasisatélites de la Tierra, una especie de pequeños cuerpos del Sistema Solar cercanos a nuestro planeta y que orbitan alrededor del Sol pero permanecen cerca de la Tierra. Sin embargo una investigación de este 2021 en el que se analiza tanto su composición como su trayectoria sugiere que uno de ellos, el llamado Kamo’oalewa, podría estar compuesto de material similar a la Luna y que su formación podría deberse a un antiguo impacto de un objeto con nuestro satélite.

Vapor de agua en Ganímedes

9 / 18 – Foto: NASA/JPL-Caltech – Vapor de agua en Ganímedes

La presencia de agua en la atmósfera de Ganímedes, el satélite más grande de Júpiter y del sistema solar, fue revelada gracias a una revisión de los datos del Telescopio Espacial Hubble, y según los científicos se habría formado como resultado del escape térmico de vapor de agua desde la superficie helada de la luna.

Este satélite joviano contiene más agua que todos los océanos de la Tierra, sin embargo, las temperaturas en él son tan frías que el agua en la superficie se congela situando sus océanos a aproximadamente unos 160 kilómetros por debajo de su corteza helada.

La temperatura de la superficie de Ganímedes varía mucho a lo largo del día y lo que los científicos ahora han descubierto es que alrededor del mediodía, cerca del ecuador, la temperatura puede aumentar tanto y tan bruscamente como para que la superficie de esta luna libere pequeñas cantidades de agua en un proceso físico conocido como sublimación, por el cual una sustancia cambia de estado sólido a gaseoso sin pasar por el estado líquido.

Observan la formación de una luna en torno a un exoplaneta

10 / 18 – Foto: Foto: ESA/Hubble, M. Garlick, B. Jónsson – Observan la formación de una luna en torno a un exoplaneta

Estas inéditas imágenes del telescopio ALMA muestran sin ambigüedades un disco circumplanetario en torno al exoplaneta PDS 70c, uno de los dos planetas gigantes similares a Júpiter que orbitan la estrella V1032 Centauri, la cual está situada a casi 400 años luz de distancia de la Tierra en la constelación del Centauro. Los astrónomos ya habían encontrado indicios de un disco formador de una luna alrededor de este exoplaneta en 2019, pero dado que no podían distinguir claramente el disco de su entorno circundante, no han podido confirmar su detección hasta este momento.

Agujeros negros superlativos

11 / 18 – Foto: Foto: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/Benisty et al. – Agujeros negros superlativos

Un nuevo estudio sugiere la existencia de SLABS, Agujeros Negros Tremendamente Grandes, que superarían en tamaño a los llamados Agujeros Negros Supermasivos (SMBH) que ocupan los centros galácticos.

El planeta que sobrevivió a su estrella

12 / 18- Foto: NASA, ESA, and D. Coe, J. Anderson, and R. van der Marel (STScI) – El planeta que sobrevivió a su estrella

El descubrimiento este sistema formado por una enana blanca y un planeta similar a Júpiter permite vislumbrar el futuro del Sistema Solar tras la muerte del Sol. Y es que las imágenes del Observatorio W. M. Keck, situado cerca de la cima del volcán Mauna Kea, en Hawái, revelan que orbitando una enana blanca con aproximadamente el 60% de la masa del Sol recién descubierta, sobrevive un mundo gaseoso gigante con una masa un 40% mayor que la de Júpiter. El hallazgo confirma que los planetas que orbitan a una distancia suficientemente grande pueden seguir existiendo después de la muerte de su estrella.

Un planeta que orbita 3 estrellas

13 / 18 – Foto: Foto: W. M. Keck Observatory / Adam Makarenko – Un planeta que orbita 3 estrellas.

Todavía debe confirmarse, pero el sistema estelar GW Ori, situado a unos 1.300 años luz, sería el primero conocido que albergaría un planeta circuntriple. El hallazgo podría significar que la formación de planetas es mucho más activa de lo que pensamos.

Récord de velocidad en el Sistema Solar

14 / 18 – Foto: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), ESO/Exeter/Kraus et al. – Récord de velocidad en el Sistema Solar

Récord de velocidad en la categoría asteroides, eso si, ya que con cerca de un kilómetro de ancho, la roca espacial 2021 PH27 es el segundo objeto más rápido en completar una vuelta alrededor del Sol después del planeta Mercurio.

2021 PH27 posee un período orbital -tiempo que tarda en dar una vuelta alrededor del Sol- de 113 días, y una órbita alargada que se cruza con las órbitas de Mercurio y Venus. Según los científicos, es posible que el asteroide proceda del cinturón de asteroides principal situado entre Marte y Júpiter, y que haya sido expulsado de este por perturbaciones gravitacionales de los planetas interiores que lo acercaron al Sol. Sin embargo, su alta inclinación orbital, de 32 grados, también sugiere que podría ser un antiguo cometa procedente de la parte más externa del Sistema Solar, y que fue capturado al pasar cerca de uno de los planetas rocosos.

Flúor en los confines del Universo

15 / 18 – Foto: Foto: CTIO/NOIRLab/NSF/AURA/J. da Silva – Flúor en los confines del Universo

El descubrimiento en NGP-190387 marca una de las primeras detecciones de flúor más allá de la Vía Láctea y sus galaxias vecinas. Los astrónomos ya habían detectado previamente este elemento en cuásares distantes, objetos brillantes alimentados por agujeros negros supermasivos en el centro de algunas galaxias, sin embargo, tras 20 años rastreando este elemento, nunca antes se había observado en una galaxia de formación de estrellas tan temprana en la historia del Universo, cuya luz ha tardado en llegar a nosotros más de 12.000 años.

Caníbales galácticos

16 / 18 – Foto: ESO / M. Kornmesser – Caníbales galácticos

El Centro Internacional de Investigación en Radioastronomía informó en un estudio de principios de año que las galaxias más grandes «roban» de sus galaxias satélite vecinas más pequeñas el gas molecular para la formación de estrellas. Los astrónomos han descubierto que estas pequeñas galaxias satélite también contienen menos gas molecular en sus centros.

Para entender la diferencia, cabe decir que las nubes de gas molecular son extensas regiones generalmente ubicadas en el interior de las galaxias en las que la densidad de materia es tan alta y la temperatura es tan baja como para que exista dihidrógeno, es decir, hidrógeno en su estado molecular (H2). Este hidrógeno molecular es el último responsable de la formación de nuevas estrellas, por lo que según se desprende del estudio, las galaxias más grandes estarían robando el material que sus contrapartes más pequeñas necesitan para formar nuevos astros.

La pareja de agujeros negros supermasivos más cercanos a la Tierra

17 / 18 – Foto: ICRAR, NASA, ESA, the Hubble Heritage Team (STScI/AURA) -La pareja de agujeros negros supermasivos más cercanos a la Tierra

Los dos objetos, detectados gracias a las observaciones realizadas con el Very Large Telescope -VLT- del Observatorio Europeo Austral, se encuentran ubicados en la galaxia NGC 7727, en la constelación de Acuario, y situados a unos 89 millones de años luz de nuestro planeta se trata del par de agujeros negros más cercanos a la Tierra detectados hasta el momento.

De hecho, el par hallado en NGC 7727, también ha batido el récord de separación mínima entre dos agujeros negros supermasivos, ya que se según las observaciones solo distan unos 1600 años luz entre sí.

Un mapa de estrellas vecinas del Sistema Solar

18 / 18 – Foto: NOIRLab/NSF/AURA/J. da Silva- Un mapa de estrellas vecinas del Sistema Solar

Astrónomos y científicos ciudadanos han elaborado el mapa en 3 dimensiones más completo de enanas marrones frías en el vecindario cósmico de nuestro Sistema Solar. El trabajo cartográfico contempla hasta 525 estrellas del tipo enana marrón e incluye a 38 nuevas estrellas de las que se informa por primera vez. Los resultados confirman que la vecindad del Sol es sorprendentemente diversa en relación con otras partes de la galaxia.

Imagen de portada: NASA

FUENTE RESPONSABLE: NATIONAL GEOGRAPHIC. Por Hector Rodriguez. Editor y periodista especializado en ciencia y naturaleza. Diciembre 2021.

Astronomía/Universo/Espacio/Descubrimientos

 

 

 

Cinco extraordinarios descubrimientos sobre los dinosaurios que nos dejó el 2021.

Por favor profundiza esta entrada; cliqueando donde se encuentre escrito en “negrita”. Muchas gracias.

En lo que respecta a descubrimientos sobre dinosaurios, el 2021 no decepcionó. Como cada año, los investigadores han descrito nuevas especies, precisado sus apariencias y especificado sus hábitats. No obstante, de todo un sinfín de hallazgos, hay algunos que destacan.

Sputnik ha recopilado cinco descubrimientos que no revolucionaron nuestro conocimiento, pero si nos han hecho reconsiderar lo que pensábamos sobre estas criaturas.

1. El primer ano de dinosaurio encontrado y descrito en perfectas condiciones.

Durante el último siglo, los paleontólogos han encontrado todo tipo de fósiles de dinosaurios —desde huesos y dientes hasta impresiones de su piel y plumaje— pero nunca un ano… hasta el 2021. Aparentemente era utilizada por el Psittacosaurus para defecar, orinar, reproducirse y poner huevos, lo que la diferencia de los órganos similares de otros animales.

Más que eso, «la preservación de los patrones de color y el sombreado permitió una reconstrucción detallada de la apariencia física de este individuo», detalla el resumen del estudio publicado en enero del 2021 en Current Biology.

2. Algunos dinosaurios eran extremadamente rápidos, pero no el T. rex.

Los carnívoros terópodos corrían a velocidades de casi 45 km/h, según el análisis de dos huellas de dinosaurios encontradas en el norte de España, reveló un estudio publicado en diciembre en la revista Scientific Reports. Las marcas fueron dejadas por dos individuos diferentes que corrían sobre el lecho de un lago blando durante el Cretácico temprano. El descubrimiento revela que estas bestias eran tan veloces como el humano más rápido, Usain Bolt, que alcanzó brevemente los 44,3 km/h en una carrera en 2009.

No obstante, este no era el caso del Tyrannosaurus rex, el carnívoro quizá más famoso de todos. Según otro estudio, publicado en abril en la revista Royal Society Open Science, el dinosaurio rey caminaba a la par con el ser humano, a 5 km/h.

3. El Supersaurus era más largo de lo que se creía.

El dinosaurio más largo conocido es el llamado Supersaurus, que excedió los 39 metros y posiblemente incluso alcanzó los 42 metros de longitud, según una investigación inédita presentada este año en la conferencia anual de la Sociedad de Paleontología de Vertebrados.

Siempre se supo que el saurópodo, descubierto en 1972, era largo, con estimaciones anteriores de hasta 34 metros. Pero ahora, huesos recién excavados y analizados revelan cuán verdaderamente largo era este dinosaurio.

4. Los tiranosaurios se peleaban pero no se mataban.

Como era de esperar, los temibles tiranosaurios se peleaban entre ellos, mordiéndose la cara por comida, territorio o apareamiento. Sin embargo, un minucioso análisis publicado en septiembre en la revista Paleobiology revela que no buscaban matarse.

Esquema de las cicatrices faciales de tiranosaurio que muestran la densidad y orientación de los golpes. © Foto : Museo de Paleontología Royal Tyrrell

Esta comprensión del comportamiento de los dinosaurios fue posible gracias al estudio de 202 cráneos y mandíbulas de T. rex. Según se encontró, la profundidad y la localización de las huellas dejadas indican que no buscaban infringirse heridas mortales. Solo la mitad de los tiranosaurios tenían estas cicatrices, por lo que probablemente se trate de peleas entre machos por las hembras.

5. Un extraño anquilosaurio tenía una cola en forma de garrote de guerra azteca.

Hasta ahora los anquilosaurios se conocían por vivir en el hemisferio norte con sus impresionantes colas armadas con picos y garrotes. Pero ahora, el recién descrito Stegouros elengassen, encontrado en Chile, muestra que estos reptiles evolucionaron de manera muy diferente en el hemisferio sur: desarrollaron su propio tipo de cola armada que parece un macuahuitl, la reconocible espada azteca.

El anquilosaurio recién descubierto murió hace más de 70 millones de años junto a un río, posiblemente en arenas movedizas, lo que explicaría por qué el espécimen estaba tan bien conservado.

Imagen de portada: Gentileza de Pixabay

FUENTE RESPONSABLE: SPUTNIK Mundo. Diciembre 2021

Ciencia/Paleontología/Dinosaurios/Acontecimientos que dejaron huella en 2021

Qué es la teoría de la panspermia y qué dice sobre la posibilidad de que el universo esté lleno de vida.

La palabra viene del griego antiguo πᾶν (pan) ‘todo’ y σπέρμα (esperma) ‘semilla’.

Uno de los grandes interrogantes que aún no hemos resuelto, y que nadie espera que se resolverá en el corto plazo, es el del origen de la vida en la Tierra (o en cualquier otro lugar).

La ciencia han intentado comprenderlo pero, a pesar de sorprendentes progresos, quedan muchos misterios inexplicables.

¿Qué podría haber disparado aquello que hizo vida a partir de la no vida?

Pues hay una hipótesis, cuyos antecedentes se remontan al Reino Antiguo en Egipto, y también se encuentran en el hinduismo temprano, en la filosofía del filósofo presocrático griego Anaxágoras, y entre los gnósticos judíos y cristianos, que aunque ha sido descartada repetidamente, ha sobrevivido el paso del tiempo.

Se trata de la teoría de la panspermia.

Algunas de esas primeras fuentes planteaban que todo el cosmos está lleno de semillas y que la vida en la Tierra se originó a partir de ellas.

La versión moderna postula -en pocas palabras- que vida existe en todo el Universo y puede transportarse a través del espacio de un lugar a otro.

Ciertamente no está probada.

Y varios expertos señalan que, así se probara, no resolvería necesariamente la cuestión del origen de la vida.

Pese a eso, no deja de ser interesante, y varios descubrimientos le han dado cierta credibilidad.

Un equipo de científicos prominentes del MIT y Harvard, por ejemplo, «están tan suficientemente convencidos de la plausibilidad de la panspermia que han invertido más de una década, y una buena cantidad de fondos de la NASA y otros fondos», señala el blog de Astrobiología de la NASA, «para diseñar y producir un instrumento que pueda enviarse a Marte y potencialmente detectar ADN o el más primitivo ARN», y comprobar si alguna forma de vida fue llevada a Marte.

¿Será posible?

Como cuenta el físico británico Brian Cox, en un video de BBC Ideas y la Open University británica, esto es lo que sabemos:

Esta bacteria se nutre con amoníaco.

La vida es increíblemente adaptable, basta ver la forma en que nuestra propia especie ha logrado prosperar en todo el mundo.

Y los microorganismos, como las arqueas y las bacterias, a lo largo de millones de años de evolución han podido modificarse para adaptarse a una amplia gama de condiciones.

Eso significa que hoy en día existen microbios que pueden sobrevivir con una variedad de dietas -azufre, amoníaco, el metal manganeso- y en presencia o ausencia de oxígeno.

Algunos incluso sobreviven en las condiciones más extremas que ofrece la Tierra.

Pyrococcus furiosus prospera en los respiraderos hidrotermales del fondo marino. Su temperatura de crecimiento óptima es de 100 grados Celsius, un calor que acabaría con la mayoría de seres vivos. Mientras que la antártica Psychrobacter frigidicola prefiere cosas decididamente más frías.

Dibujo animado de la Psychrobacter frigidicola que crece a -18 grados celcius

FUENTE DE LA IMAGEN – BBC IDEAS

También puedes encontrar extremófilos en ácido caliente o sobreviviendo a la desecación en desiertos cubiertos de sal.

Y algunas de esas criaturas pueden incluso hacerle frente a varios extremos a la vez.

Puedes hallar Deinococcus radiodurans tanto en aguas termales como en suelo antártico, sobrevive a la desecación y es uno de los organismos más resistentes a la radiación que conocemos.

Todo eso hace que los extremófilos sean probablemente los organismos más capaces de sobrevivir y, potencialmente, colonizar los entornos hostiles de otros planetas y lunas, siempre que haya agua líquida al menos parte del tiempo.

Pero…

¿Cómo llegarían a esos otros lugares?

Pues la forma más fácil es viajar con nosotros mientras exploramos nuestro Sistema Solar y más allá.

Rocas saliendo disparadas de la Tierra

FUENTE DE LA IMAGEN – BBC IDEAS

Cuando un meteorito choca contra un planeta o luna, el impacto hace que se creen otros meteoritos.

En las naves espaciales de la NASA se han descubierto bacterias Tersicoccus phoenicis… ¿habremos introducido accidentalmente bacterias de la Tierra a la Luna y Marte?

Otra forma posible de que estos microbios se muevan por el Sistema Solar es haciendo autostop en meteoritos.

Cuando estos chocan en un planeta, salen volando rocas y escombros que generan más meteoritos.

Hasta ahora, se han encontrado 313 meteoritos marcianos en la Tierra, y también se encontró una roca terrestre en la Luna, por lo que sabemos que ha habido transferencia interplanetaria de rocas.

Pero…

¿Cómo lograrían sobrevivir en el espacio?

Una vez en el espacio, esos resistentes viajeros pueden lidiar fácilmente con el frío y la falta de oxígeno.

Criaturas viajando en meteoritos

FUENTE DE LA IMAGEN -BBC IDEAS

Es un lugar inhóspito.

Hasta las bacterias normales, en condiciones extremas, pueden entrar en un estado de letargo creando espacios seguros rodeados de paredes gruesas, que se conocen como esporas, paquetes de ADN bacteriano resistentes al calor, al frío, a la sequía, al ácido y a los rayos ultravioleta viajando por el espacio.

Sin embargo, un gran problema es que el espacio está repleto de radiación ionizante que destroza el ADN.

Pero eso no es detiene al Deinococcus. Grupos de ese pequeño individuo han sobrevivido a tres años de exposición al espacio exterior. Otros han sobrevivido hasta seis años en forma de esporas.

Otro obstáculo es el tiempo. El espacio es inmenso, por lo que viajar a cualquier lugar toma mucho tiempo.

Dicho esto, en 2020, unos científicos japoneses revivieron bacterias que habían estado inactivas en el fondo del océano durante 100 millones de años, así que tal vez las distancias extraordinarias no sean un problema para esos diminutos viajeros espaciales.

Dibujo del espacio

FUENTE DE LA IMAGEN – BBC IDEAS

El espacio es inmenso pero si pueden permanecer inactivas, esas criaturas podrían sobrevivir.

El último paso es sobrevivir al aterrizaje forzoso en su nuevo hogar.

Y se ha demostrado que las bacterias pueden hacer precisamente eso… siempre que estén alojadas en fracturas profundas en la roca cósmica.

¿Será que sí?

Entonces, es posible que la vida microbiana ya haya viajado a algún lugar como Marte.

Las condiciones allá eran notablemente similares a las de la Tierra hace 3.800 millones de años.

¿Podrían estos microbios extremófilos haber colonizado los acuíferos subterráneos de Marte?

Bichos viviendo debajo de la corteza de Marte

FUENTE DE LA IMAGEN – BBC IDEAS

¿Habrá diminutas formas de vida prosperando dentro de Marte?

Si ya están allá, ¿se habrán adaptado a su nuevo entorno?

¿O tal vez la vida en la Tierra se originó en Marte y luego viajó a nuestro planeta?

Puede que no sean pequeños extraterrestres verdes o vida inteligente como la entendemos, pero la posibilidad misma de que la vida se haya transferido a través del Sistema Solar y más allá es profundamente intrigante.

Y con el telescopio James T. Webb comenzando su búsqueda de signos reveladores de vida distante en otros planetas, ¿podríamos quizás descubrir que la vida es mucho más inevitable de lo que alguna vez pensamos?

* Gran parte de este artículo es una adaptación del video de BBC Ideas «Are we thinking about alien life all wrong?», realizado con el consultor académico Dr. Mark Fox-Powell, investigador en The Open University, y presentado por el físico Brian Cox.

Imagen de portada: BBC Ideas

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021

Espacio/Marte/Ciencia

Para qué servirá el James Webb, el telescopio espacial que podrá mirar hacia el pasado.

El telescopio fue lanzado a millones de kilómetros de la Tierra y tendrá la capacidad de detectar cualquier galaxia en el universo.

Es un observatorio espacial que puede mirar hacia el punto más remoto del pasado y es difícil exagerar la emoción que rodea a los descubrimientos a los que podría conducir.

El telescopio espacial James Webb (JWST), una misión internacional de las agencias espaciales de Estados Unidos (NASA), Europa (ESA) y Canadá (CSA), lleva varios años en construcción con un costo de miles de millones de dólares.

Sus responsables lo lanzaron el 25 de diciembre a millones de kilómetros de la Tierra y los científicos afirman que tendrá la capacidad de detectar cualquier galaxia en el universo.

Pero una pieza clave del JWST es un instrumento creado por un equipo de astrónomos e ingenieros de Edimburgo, Escocia.

Es el MIRI (Mid Infrared Instrument), una herramienta diseñada para medir el rango de longitud de onda del infrarrojo medio.

El MIRI, uno de los cuatro detectores clave del JWST, permitirá mirar hacia el pasado, a unos cientos de millones de años después del Big Bang, un momento que se cree ocurrió hace más de 13.500 millones de años.

Gráfico que muestra los componentes del Telescopio Espacial James Webb

 

¿Cómo puedes mirar hacia el pasado?

La capacidad para mirar el pasado está basada en el hecho de que incluso la luz tiene un límite de velocidad.

La luz viaja a 300.000 km/s.

Así, debido al tiempo que tarda en recorrer el espacio, cuanto más lejos está un objeto más atrás vemos en el tiempo.

Por ejemplo, como la luz del Sol tarda ocho minutos en llegar a la Tierra, en realidad los que estamos en la Tierra vemos al Sol como era hace ocho minutos.

exoplanetas

FUENTE DE LA IMAGEN – NASA

El James Webb es el instrumento perfecto para estudiar esos mundos y planetas distantes que orbitan otros soles, conocidos como exoplanetas.

Entonces, la imagen de una estrella que está a mil millones de años luz distancia tarda mil millones de años en llegar a nosotros.

Y cuando vemos esa estrella, lo que estamos viendo es cómo era hace mil millones de años.

El telescopio James Webb es el instrumento perfecto para estudiar esos mundos y planetas distantes que orbitan otros soles.

La existencia del primer exoplaneta fue confirmada en 1995. Ahora sabemos que hay más de 4.000 de ellos.

El MIRI permitirá a los astrónomos mirar esos cuerpos celestes en mayor detalle, incluida la observación de sus atmósferas para prometedores signos de vida extraterrestre.

¿Cómo funciona?

Como todos los telescopios espaciales, el JWST tiene una ventaja sobre sus contrapartes establecidos en la Tierra.

No hay una atmósfera que distorsione nuestra visión así que las estrellas no centellean en el espacio.

Todos los instrumentos del James Webb observarán la luz infrarroja, lo cual es vital para entender el universo.

Los objetos más lejanos que podemos detectar se ven con luz infrarroja porque ésta puede atravesar el polvo interestelar que bloquea la luz visible.

Además la luz visible que viaja desde una estrella lejana se distorsiona en su trayecto hacia nosotros.

JWST

FUENTE DE LA IMAGEN – NASA/CHRIS GUNN

El espejo del JWST tiene 6,5 metros y deberá viajar doblado en 18 segmentos hexagonales que se desplegarán en el espacio.

La longitud de onda se vuelve más larga, lo que significa que la luz que estaba en el rango visible para los humanos es desplazada hacia el infrarrojo del espectro electromagnético.

Este es un efecto llamado «desplazamiento hacia el rojo» y significa que si quieres ver hacia puntos más remotos del pasado debemos mirar objetos que resultan invisibles para nosotros.

Pero estos objetos «invisibles» no serán invisibles para el James Webb.

Tres de sus detectores están sintonizados hacia el infrarrojo cercano. Como el término sugiere, esos son los rojos que podemos ver en el espectro electromagnético.

Pero el cuarto detector, el MIRI, puede mirar más profundamente, hacia el infrarrojo medio. Lo que significa que podrá observar mucho más lejos y a puntos mucho más remotos.

JWST

FUENTE DE LA IMAGEN – NASA/CHRIS GUNN

El JWST cuenta con un enorme parasol diseñado para mantener su temperatura a pocos grados sobre el cero absoluto.

El profesor Alistair Galsse, principal científico del MIRI, le explicó a la BBC cómo funciona el detector.

«Este puede ver los colores de los objetos, por ejemplo, los que están a aproximadamente temperatura ambiente. Esto hace particularmente interesante el estudio de planetas que orbitan otras estrellas».

Y lo más fascinante es que el MIRI será capaz de mirar hacia casi el comienzo del universo.

«Pensamos que las primeras estrellas que se formaron eran muy grandes y comenzaron la cadena de producción de los elementos y estrellas que vemos a nuestro alrededor», le dice a la BBC la profesora Gillian Wright, principal investigadora europea del MIRI.

«No sabemos mucho sobre esta era. Sabemos cómo se veía la estructura del universo poco después del Big Bang y, por el (telescopio) Hubble y otras misiones, cómo se ven las galaxias ahora o en épocas posteriores», explica Wright.

«Pero, la pequeña porción en el medio, cómo se formaron las primeras… no sabemos mucho sobre esa era», dice la científica.

La capacidad para mirar hacia el pasado está basada en la velocidad de la luz.

Un espejo más grande que el del Hubble

El JWST es, literalmente, un enorme proyecto. Tiene el tamaño de una cancha de tenis y su espejo de 6,5 metros es varias veces más grande que el del Hubble.

En su configuración funcional es demasiado grande para cualquier cohete por lo que deberá ser doblado en 18 segmentos hexagonales que se desplegarán en el espacio.

Gráfico que comparar el espejo del Telescopio Espacial Hubble y del Telescopio Espacial James Webb

De la misma forma, el JWST cuenta con un enorme parasol diseñado para mantener su temperatura a pocos grados sobre el cero absoluto.

El parasol está compuesto de cinco delgadas capas de película de polimida que debe ser desplegado en el espacio.

El telescopio fue probado exhaustivamente en la Tierra porque irá a lugares donde nadie podrá arreglarlo si sufre una descompostura.

Operará cerca del punto de Lagrange Tierra-Sol L2, a un millón y medio de kilómetros de la órbita de la Tierra, un punto en el espacio donde pueden orbitar el Sol en sincronía con la Tierra, lo que permitirá que el telescopio permanezca a una distancia casi constante.

Imagen de portada: Gentileza de GETTY IMAGES

FUENTE RESPONSABLE: Redacción BBC News Mundo. Diciembre 2021.

Espacio/Astronomía/Ciencia.